Está en la página 1de 4

Universidad Nacional Autónoma de México.

Facultad de Filosofía y Letras

Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia

SUAyED

Licenciatura en Pedagogía

Asignatura: Psicología Evolutiva I y Psicología Educativa

Asesor: Anahí García Mac Naught

Alumna: Josefina Valdés García

Unidad: 3

Actividad: Actividad de aprendizaje 1

Grupo: 9187 Semestre: 2018-1


Unidad 3. El Ser Humano y la Prolongada Infancia

Actividad de aprendizaje 2

Cuestionario sobre las relaciones afectivas y la importancia de la educación

Con base en el estudio de estos temas: El papel de las primeras relaciones afectivas
y La importancia de la educación en el cuidado materno, realiza lo siguiente como
se indica:

Responde ampliamente las siguientes preguntas:

1. ¿Qué significa el concepto de carencia materna?

Síndrome de la carencia materna o retraso del desarrollo inorgánico, es una


forma de retraso en el desarrollo causado por el descuido intencional o
involuntario de la madre o cuidadora hacia el niño en la primera infancia, produce
en el niño cierto retraso del reconocimiento de la realidad, provoca trastornos en
el crecimiento, la maduración y la adaptación psicosocial. Puede causar la
muerte del infante.

2. ¿Qué significa la “angustia del octavo mes”?

Es cuando el infante distingue claramente a la madre que es su objeto lubudinal


o amoroso de los desconocidos, da muestras de recelo y angustia propiamente
dicha, la conducta es negativa en general al estar en contacto con el
desconocido, el niño se siente burlado, cambiando su conducta habitual,
reaccionando con llanto, cubriéndose los ojos con las manos, bajar los ojos
tímidamente para defensa del “yo” que se está desarrollando y abriendo nuevos
horizontes.
3. ¿En qué se diferencia el concepto de apego de algunas conductas en las
cuales se manifiesta tal apego?

El apego es el vínculo que se crea entre el adulto y la cría para la supervivencia


y la adaptación, es la satisfacción de las necesidades más urgentes e
importantes; es el modelo de todas las relaciones afectivas posteriores.

Las manifestaciones de apego es la reacción que el infante tiene ante el estímulo


de la persona que lo cuida y son visibles.

Primera fase (0-2 meses): el niño es capaz de atender, pero no deferencia entre
una persona y otra, interactúa con balbuceos, miradas y sonrisas.

Segunda fase (2-6 meses): a los 3 meses el infante comienza a diferenciar a la


persona que lo cuida, responde con señales, comienza a moverse para
mantener contacto con la persona que lo cuida.

Tercera fase (6meses-3años): el infante comienza a tener movimiento, corre,


salta, trepar para tener contacto directo o visual, interactúa con otros e imita
gestos y movimientos.

4. ¿Por qué son tan importantes los cuidados del ser humano durante su
primera infancia?

Los cuidados en la primera infancia son de suma importancia en principio para


la supervivencia del infante, el infante necesita ser alimentado y protegido para
no morir, además que necesita tener el contacto con una persona que le
proporcione caricias y afecto, para poder desarrollar oportunamente todas sus
capacidades físicas y psicológicas, así como la madurez de los distintos órganos
vitales.
5. Describe de manera sintética los aspectos que hay que considerar en la
atención y cuidado del niño durante:

*La alimentación: El mejor alimento para el recién nacido es el pecho materno, es


un alimento sano y fresco libre de contaminante, el contado con la piel estimula
todos los sentidos del infante.

*El aseo: es primordial para evitar infecciones en la piel, y en el aparato digestivo,


además produce sensaciones de satisfacción y el autoconocimiento.

* El sueño: es muy importante para el infante, ayuda a la maduración del cerebro y


una clara influencia social.

Bibliografía.

Delval, Juan.” El desarrollo humano: El comienzo de las relaciones con la madre”, 6ª ed., Siglo XXI,
México, 1997, p. 179-207

Spitz, René.” El primer año de vida del niño.”3ªed., Ediciones Aguilar, México, 1981, pp. 99-137.

García, Madruga Juan Antonio y Lacasa, Pilar. Psicología Evolutiva. Historia, teoría, métodos y
desarrollo infantil, UNED, Madrid, 1990, pp.457-487.

También podría gustarte