Está en la página 1de 8

EL TESTIMONIO

Definición El Código de Notariado, en el Artículo 66 preceptúa que: Testimonio. Es la copia


fiel de la escritura matriz, actas de protocolación, razón de legalización de firmas, extendida
sellada y firmada por el Notario autorizante o por el que deba de sustituirlo, de conformidad
con la ley.

CLASIFICACIÓN DEL TESTIMONIO:

Testimonio: Es el testimonio que expide el Notario a los otorgantes; en el cual se satisfacen


las obligaciones fiscales correspondientes de conformidad con el negocio que contiene; por
ser regulado por la ley de la materia, vemos que en la práctica del Notariado, corresponde al
Notario llevar un control del número de testimonios que expide respectivos a los instrumentos
autorizados, ya que por costumbre notarial se ha denominado primer testimonio y
sucesivamente, práctica que es común entre los profesionales, aunque la ley no lo regula al
respecto.

Testimonio especial Es el testimonio que el notario expide y remite al Director del Archivo
General de Protocolos, y dentro del mismo debe cubrirse la tarifa del impuesto al timbre
notarial y fiscal, mediante estampillas, práctica que consideramos obsoleta, sería
conveniente que se habilitara una ventanilla bancaria y que sea mediante formulario de
depósito en cuenta lo relativo a cubrir la tarifa de dicho impuesto, según el acto o contrato
que contiene.

Formas de expedir el testimonio. El Código de Notariado regula que el testimonio puede


expedirse en papel sellado, lo cual ha sido suprimido y superado por el papel simple, de
conformidad con la ley del timbre fiscal y papel sellado especial para protocolos; también
puede ser compulsado mediante transcripciones manuscritas o a máquina, o bien por medio
de fotostática, o fotografía de los instrumentos, o por fotocopia, modernamente puede
efectuarse mediante el sistema de transcripción por el sistema de computadora o procesador
electrónico de datos, pudiendo se completarse la razón con una hoja adicional y se colocaran
los timbres fiscales respectivos.

1
RAZÓN DE LEGALIZACIÓN DE FIRMAS

El Código de Notariado, decreto 314, Artículo 59 no da definición alguna, simplemente


enumera los requisitos de su contenido, según la doctrina consultada, citamos: “Es la razón
que lleva a cabo el Notario, en el protocolo a su cargo, dentro de los ocho días de haber
legalizado una firma en un documento, la cual tiene como objeto llevar un control de las
mismas, en virtud de que los documentos quedan en poder de los particulares. “Esta
disposición legal, es vigente pero no positiva, ya que en la práctica del ejercicio del notariado,
no se cumple, debida a la omisión que efectúan los Notarios al no tomar la referida razón
dentro del plazo ni mucho menos dentro del protocolo, ya que se toma el criterio que dicha
omisión no anula ni se invalida el acta de la legalización de firma del documento que se
presentó en su momento. Por mandato de ley, como notarios, debemos efectuar la toma de
dicha razón por ética profesional. Mientras no exista reforma de la ley, que nos indique lo
contrario debemos acatar la literalidad de la misma.

INCUMPLIMIENTO DELA OBLIGACIÓN:

En la práctica notarial guatemalteca, la obligación de tomar razón en el protocolo de cada


acta de legalización de firmas, no siempre se cumple, debido a que dicha omisión no invalida
la legalización propiamente dicha, solamente hace incurrir al Notario en una falta, en el caso
que sea sorprendido, la cual es sancionable por el artículo 101 del Código de Notariado.
Consideramos que debemos cumplir con la obligación de tomar razón, aunque no sea una
exigencia para la validez de la auténtica, es una obligación legal que es necesario cumplir.

LA RAZON DE LEGALIZACIÓN EN OTROS PAISES:

En nuestro caso la razón se asienta en el protocolo, no así en otros países, ejemplo de ellos
la provincia de Buenos Aires, República Argentina en donde: “cada escribanía dispone de un
libro foliado que le entrega el Colegio o la Delegación en el cual, en cada folio, se asienta la
fecha del requerimiento de certificación, de quien es la firma que se certifica, dando fe de
conocerlo, y cuál es la naturaleza del documento en donde se asentará la certificación. El
requirente, firma el documento en presencia del escribano y firma el libro de certificaciones
de firmas; el escribano realiza la certificación en el documento y firma el acta del libro. Este
conjunto de requisitos le otorga a las certificaciones efectuadas en territorio de la provincia de

2
Buenos Aires un grado de seguridad muy importante, que tanto la doctrina como la
jurisprudencia no han dejado de tener en cuenta. Es una seguridad más que brinda la
actuación notarial. Como vemos en el caso de ejemplo, el signatario también debe firmar en
el libro, esto asegura que no deje de tomarse razón.

En otras legislaciones, como la española, se menciona el “Libro Indicador”, y expresa


Giménez-Arnau, que en él se anotan los testimonios de legitimidad de firmas de los
particulares. Estipula que los asientos se harán brevemente y cada uno llevará un número
diferente y correlativo, que se hará constar en el documento que lo hubiera motivado,
bastando que los asientos sean autorizados por el Notario. En este caso, la forma de
asegurar la toma de razón es con el número de asiento que se hace constar en la
legalización.

Como podemos establecer es recomendable que quede una constancia o razón de haber
efectuado una legalización de firmas, ya sea en el protocolo, como se debe hacer en
Guatemala o en un libro autorizado para el efecto. Consideremos que para hacer positiva la
norma, la razón también tendría que ser firmada por el signatario del documento, pero esto,
desde luego, implicaría una modificación legislativa.

LEGALIZACIÓN DE COPIAS DE DOCUMENTOS:

El acto jurídico de legalización de fotocopias de documentos se regulo expresamente hasta


el año de 1987, en el Decreto 28-87 del Congreso de la Republica, que reformo los artículos
54 y 55 del Código de Notariado. La legalización de fotocopias era de tanta utilidad pero no
existía la duda de cuál era la forma correcta para realizarlo.

Se utilizaron dos formas para legalizar fotocopias:

Redactando en el mismo documento o en la misma hoja de fotocopia, una razón o formula,


en la cual se expresa su autenticidad, cubriendo impuesto como si se tratara de una
legalización de firmas. Por medio de un acta notarial, haciendo constar el hecho de que el
documento se reprodujo en su presencia como Notario. En este caso se cubrían los
impuestos de toda acta y a cada hoja de fotocopia se les adhería timbres fiscales. La primera
forma anteriormente mencionada era incorrecta ya que el código de notariado facultaba
antes de la promulgación del Decreto 28-87 para legalizar firmas utilizando dicha fórmula,

3
pero no para legalizar fotocopias de documentos. La segunda es la forma correcta para
realizarlo ya que mediante un acta notarial, ya que se elabora en base al artículo 60 del
Código de Notariado, el cual establece que el notario en todos los actos que intervenga por
disposición de la ley o a requerimiento de parte, levantara actas notariales en las que hará
constar los hechos que presencie y circunstancias que le consten. Actualmente no hay
necesidad de interpretaciones ya que el código de notariado lo regula en el artículo 55.

DEFINICIÓN

El acta que redacta el notario en el mismo documento, o en hoja adicional si fuere necesario,
en la cual da fe que la misma es copia fiel de su original por haberse reproducido en su
presencia. “Esta no es un acta notarial, es un acta de legalización de copias de documentos.
También se le conoce como Testimonio por Exhibición, el cual puede consistir en una copia
escrita a mano, a máquina, mimeografiada, impresa o en fotocopia; siempre que el notario de
fe de la exactitud de la copia. En cuanto al valor probatorio de esta, en Guatemala la
fotocopia legalizada tiene validez, las leyes procesales le reconocen dicho valor, aunque para
ciertos casos se exige por la ley los documentos originales, los cuales deben de presentarse
sin que se dude de la fe del notario, pero por requisito legal se solicita el original.

REQUISITOS

El artículo 54 del Código de Notariado establece que para legalizar fotocopias, fotostáticas y
cualquier otra reproducción elaborada por procedimiento análogos, son:? Que siempre sea
procesada, copiada o reproducida del original? Que dicha reproducción se haga en presencia
del Notario.

FORMALIDADES

 EL lugar y la fecha
 Fe de que las reproducciones son autenticas
 Cuando materialmente sea imposible redactarla sobre el propio documento debe
hacerse una breve relación de los datos que consten en las hojas anteriores a aquella
en que se consigne el acta o de todo el documento legalizado.
 La firma y sello en todas las hojas anteriores a la última.
 Al final, la firma y sello del Notario precedida de las palabras POR MI Y ANTEMI.

4
 Puede darse el caso de que en la misma hoja se legaliza o autentica, se redacte el
acta o si no es posible se redacta en una hoja adicional, para lo cual se hace una
breve relación del documento que se legaliza.

IMPUESTOS

La ley de impuesto de timbres fiscales y de papel sellado especial para protocolos, grava con
cinco quetzales esta clase de actas, el cual se realiza con estampillas. No es obligatorio
adherir timbres fiscales adicionales a las hojas de fotocopia según el artículo 5 numerales 6 y
7. Con respecto a adherir timbres de cincuenta centavos por cada hoja, esto se realiza para
copias simples o copias simples legalizadas, no para auténticas. La ley de timbres notariales
tiene gravada este tipo de actas con diez quetzales en su artículo 3 numeral 2 literal “C”.

ACTAS NOTARIALES LEGISLACION Y PRÁCTICA

El acta notarial es otro instrumento público que se facciona fuera del protocolo por lo que
se le llama o denomina extra protocolar o fuera del protocolo.
La Ley Notarial de Guatemala, que norma la función notarial de los notarios establece en
su Artículo 60: El notario en los actos en intervenga por disposición de la ley o a
requerimiento de parte, levantará actas notariales, en las que hará constar los hechos
que presencie y las circunstancias que le consten. La mayoría de las actas que facciona
el notario son a requerimiento de parte son pocas las que son por disposición de la ley,
ya que debemos recordad el principio de rogación que debe prevalecer en el ejercicio de
la función notarial que desempeña el notario. El notario sólo puede redactar actas
notariales con base en lo establecido en la ley o si es requerido, solicitado por alguna
persona, por eso decimos que no puede hacerlo sin el requerimiento de parte o solicitud
de las personas.

En cuanto a las formalidades del acta notarial, las mismas se encuentran contenidas en
el Artículo 61 del Código de Notariado que determina o estipula: El notario hará constar
en el acta notarial: el lugar, fecha y hora de la diligencia; el nombre de la persona que
lo ha requerido; los nombres de las personas que además intervengan en acto; la
relación circunstanciada de la diligencia y el valor y número de orden del papel sellado en

5
que estén extendidas las hojas anteriores a la última.

Por último y en relación a las actas notariales y sus requisitos, que sí es tema central de
este trabajo y que será tratado más adelante, considero que además de los contenidos
en el Artículo 61 citado, debería de agregarse el requisito de que todos los requirentes y
las personas que intervienen en el acto que contiene el Acta Notarial deben firmar todas
las hojas anteriores a la última, al igual que lo hace el Notario. Por cuanto, actualmente
no es necesario dicho requisito que vulnera el principio de seguridad jurídica.

ACTAS DE LEGALIZACION DE FIRMAS Y FOTOCOPIAS DE DOCUMENTOS

Debo referirme en primera instancia a las actas de legalización de firmas, que es otro
instrumento público extra protocolar o fuera de protocolo, que tiene como objeto de
conformidad con el Código de Notariado Decreto 314, legalizar firmas que fueren puestas
o reconocidas en presencia del notario.

A estas actas en doctrina y algunas legislaciones le dan diferentes nombres como


auténticas, testimonios de firmas, certificaciones de firmas o legitimidad de firmas. Sin
embargo, y sin perjuicio del nombre que se le de a las mismas tiene como único objeto
o finalidad la dación de fe del notario que en su presencia fue puesta o reconocida una
firma, siendo responsabilidad notarial del notario únicamente el hecho que la firma es
auténtica por haber sido puesta o reconocida por la persona, que el notario consigne en
su acta, esto de conformidad con el Artículo 57 del Código de

Los requisitos que debe contener el Acta de Legalización de Firmas son los
documentados en el Artículo 55 literal a) del Código de Notariado, que refiere: El acta
de legalización contendrá: El lugar y la fecha; los nombres de los signatarios y su
identificación por los medios establecidos en el inciso 4º. Del Artículo 29 del Código de
Notariado, fe de que las firmas son auténticas, firmas de los signatarios y las firmas de
los testigos si los hubiere.

Las actas de legalización de firmas con respecto al pago de los impuestos satisfacen
impuesto fiscal de cinco quetzales e impuesto notarial de diez quetzales, siendo

6
impuestos tasados tanto en la ley del impuesto de timbres fiscales y papel sellado
especial para protocolos y en la ley del impuesto de timbre forense y timbre notarial.
Al referirme a las actas de legalización de copias o fotocopias de documentos, es
significativo expresar que hasta el año mil novecientos ochenta y seis y antes de la
creación del Decreto 28-87 del Congreso de la República que modificó el Artículo 55 del
Código de Notariado las fotocopias de documentos se elaboraban o se legalizaban a
través de actas notariales con el fundamento en el Artículo 60 que refiere que el notario
podrá hacer constar hechos que le consten; sin embargo, con la creación del relacionado
Decreto (28-87) y la correspondiente modificación del artículo 55 que adicionó la literal b)
el notario podrá con la ante firma Por mí y Ante mí, legalizar fotocopias de documentos
que se reproduzcan en su presencia, lo que hará constar en el acta de legalización
respectiva que deberá contener los requisitos que establece el Artículo 55 literal b) que
refiere: El acta de legalización contendrá: Cuando sea de fotocopias, fotostáticas u otras
reproducciones elaboradas por procedimientos análogos: El lugar y la fecha; fe de que
las reproducciones son auténticas y una breve relación de los datos en que consten en
las hojas anteriores a aquella en que se consigne el acta o de todo el documento
legalizado, cuando materialmente sea imposible levantarla sobre el propio documento.
Todas las hojas anteriores a la última deberán ir firmadas y selladas por el Notario.
Con respecto a las actas de legalización de copias o fotocopias de documentos y en lo
relativo al pago de los impuestos satisfacen los mismo que las acta de legalización de
firmas o sea el impuesto fiscal de cinco quetzales y el impuesto notarial de diez
quetzales, siendo impuestos tasados tanto en la ley del Impuesto de timbres fiscales y
papel sellado especial para protocolos y en la ley del impuesto de timbre forense y timbre
notarial.
CLASIFICACIÓN
Presencia: Acreditar la realidad o verdad de un hecho que le consta personalmente al
notario, por haberlo presenciado o autorizado. Ejemplo: Matrimonio, supervivencia, existencia
o sobrevivencia.

Referencia: El Notario hace constar lo que escuchó o le fue referido. Ejemplo: Declaración
de Testigos.

7
Requerimiento: Se hace constar la solicitud del cumplimiento de una obligación. Ejemplo:
Protesto de Cheque.
Notificación: Se utiliza para comunicar a una persona, una situación que deber ser de su
conocimiento, porque le favorece o le afecta. Ejemplo: Notificación de una donación,
revocatoria de un mandato o de una acción.
Notoriedad: Se utiliza cuando una persona en vida utilizó nombres o apellidos diferentes que
legalmente le corresponden. Ejemplo: Identificación de Tercero.
Protesto: Es el instrumento autorizado, a instancia de parte, por un Notario, donde se
consignan las circunstancias, manifestaciones y hechos que presencian y les constan, de los
cuales da fe y que, por su naturaleza, no sean materia de contrato.

Arresto Domiciliar: Se puede dar cuando una persona provoca lesiones a otra y se hace
cargo o comparece al órgano competente.

Sobrevivencia: Se usa para hacer valer y constar el derecho que se tiene en virtud de
garantizar una pensión por parte de una institución por el ejemplo el IGSS.

Matrimonio: Se usa en materia civil para hacer constar la unión de una pareja para contraer
de una forma recíproca los deberes y derechos que se originan.