Está en la página 1de 2

POLÍTICA PÚBLICA DE SANEAMIENTO

CONCLUSIONES

 El gobierno actual se ha propuesto lograr el 100% de cobertura de agua potable y


saneamiento al 2021. Es una meta importante, pues resulta indiscutible la mejora sustancial
en la calidad de vida de las personas una vez que acceden a este servicio. Pero también es
una meta compleja, no solo por la amplia brecha de cobertura que presenta el sector, sino
también por el nivel de articulación que requiere, dada la gran cantidad de actores y
entidades que involucra.

 Gran parte de los proyectos de agua y saneamiento se gestiona por medio de los programas
nacionales de saneamiento, uno urbano y otro rural. A través de estos programas
presupuestales, se realizan las transferencias a los gobiernos regionales y locales para que
gestionen los proyectos de agua potable y alcantarillado, principalmente. En estos
destacan dos cuellos de botella: la baja ejecución en los estudios de pre inversión –paso
previo para aprobar las transferencias– y una gran cantidad de proyectos con montos
relativamente pequeños.

 Es necesaria una acción rápida para agrupar los proyectos pequeños y empaquetarlos, a fin
de volverlos atractivos para captar inversión. (obras por impuestos , APP). Los proyectos por
montos menores atraen ejecutores de baja calidad, escenario que no mejora si los estudios
de preinversión tienen deficiencias. Para esto se ha creado el programa “Agua más”, que se
encargará de ejecutar los proyectos más pequeños y que queden en las zonas más alejadas.

RECOMENDACIONES

 Aprovechar la migración al nuevo sistema de inversión pública, Invierte. Entre los avances
dados sobre el sistema, resalta que, en lugar de hacer los estudios de viabilidad antes de
aprobar la obra, solo se tendrá que llenar una ficha para priorizar los proyectos y estos
deberán comprobar que está orientado a cerrar una brecha. Luego, facilitando que el
gobierno regional o local pueda viabilizar sus proyectos con más celeridad.

 Un problema adicional tiene que ver con la capacidad del Estado para lograr que
efectivamente se ejecuten los proyectos una vez hecha la transferencia de los recursos a los
gobiernos subnacionales. El sector Vivienda es el encargado de transferir los recursos, pero
la ejecución de la obra pública queda en manos del gobierno regional o local. por lo cual
debe fortalecerse la capacidad del gobierno central en supervisar dichas transferencias
tendrá que desentralizarse.

 En algunas ciudades donde la escasez de agua es un problema, empecemos a pensar en


otras alternativas. Permitamos más asociaciones público-privadas, pensemos en zonifi
caciones, la desalinización del agua como una alternativa.
 Adoptar un modelo de gestión para el ámbito rural, lograr el eslabonamiento desde el
Programa Nacional de Saneamiento Rural, Direcciones Regionales de Vivienda,
Construcción y Saneamiento, áreas técnicas municipales y organizaciones comunales. Como
por ejemplo Instalar soluciones sostenibles de agua y saneamiento en áreas rurales con
menos de 200 habitantes, en coordinación con otros sectores, como esquema de desarrollo
integral. Iniciar con pilotos y evaluar resultados.

También podría gustarte