Está en la página 1de 3

Resumen de Neuromarketing (Neurociencia)

¿Quién soy?
¿Qué es la conciencia?
Siguiendo la huella de la conciencia. En la escuela politécnica en Suiza, se está
desarrollando el proyecto de un cerebro artificial. Neurólogos, informáticos se han
juntado para ver cómo funciona nuestro cerebro en el tema de neuromarketing en
el momento de comprar. Cada vez estos científicos están profundizando más en lo
es el mecanismo del cerebro humano. Henry Markram director del proyecto tiene
una visión, es reproducir artificialmente el cerebro humano en un ordenador
potentísimo, la visión del proyecto blue Ray. Célula de nervio a célula de nervio es
lo que quiere recrear en el ordenador este hombre. Lo primero que quieren entender
es cómo trabaja la célula de nervio para saber cómo piensan las neuronas la cual
tenemos 100,000 millones en el cerebro. Lo que tratan de explicar es que en el
momento en que surge un pensamiento en el cerebro se crea una tormenta. Las
interrogantes que se crean es como saben las neuronas la información que
pertenece a un objeto en concreto, esto es uno de los grandes misterios que están
persiguiendo estos científicos.
Esto es lo que se está hablando en el congreso nacional de marketing, el tema de
la neurociencia. Ellos dicen que cuando sepamos cómo funciona nuestro cerebro
esto va ser la gran revolución. También para el marketing para el consumo de la
publicidad. Quince años llevan recolectando datos para poder aplicar esto. La
neurociencia forma la base de lo que es nuestro cerebro humano, la columna
neocortizal es la unidad más pequeña de nuestro cerebro humano, funciona como
el disco duro de un ordenador. Con estas columnas podemos ver, saber, oír,
escuchar y pensar, es la que funciona en todos nuestros sentidos. Si la entendemos
podemos saber la inteligencia y como funciona todo el cerebro humano dice el
director del proyecto.
Se trata del primer modelo correcto de nuestro cerebro, lo más importante de la
neurociencia dicen es que ya podrían simularse las enfermedades y entenderlas.
Vivimos todos en el mismo mundo, pero no lo percibimos de forma idéntica. Esto es
lo más importante para nuestro mundo publicitario, vemos lo mismo, pero no lo
percibimos de la misma forma, es nuestro cerebro el que lo decide. Están inténtenlo
conocer de antemano las intenciones del cerebro humano y los planes, lo que
quieren es leer los pensamientos, esto es importante para el marketing, el cerebro
es quien toma esas decisiones, pero quien decide que vamos a comprar, quien pasa
tomando esas decisiones que hacemos. Todas nuestras actitudes están definidas
por miles de pequeñas causas, la experiencia cuando éramos pequeños, nuestra
profesión, trabajo, cultura, los medios, todo esto influye en nuestras decisiones. Los
pensamientos son tan únicos como las huellas, son parecidos, pero no son igualas,
de tal forma que tienen mucho que ver en el mundo del marketing y la publicidad.
Resumen de la película “El lobo de Wall Street”
El mundo de las inversiones.
JORDAN BELFORT educado por dos contadores en las afueras de New York, un
joven muy ambicioso. Su afán por hacer dinero le lleva a convertirse en un
corredor destacado de Wall Street y directivo de la empresa de inversiones
bursátiles.
A la edad de 26 años se convirtió en el jefe de su propia firma de corredores de la
bolsa de New York aumentando 49 millones de dólares, ¿cómo empezó a hacer
millonario?
A la edad de 22 años empezó a trabajar como corredor en la bolsa de valores de
New York, siguiendo los concejos de su jefe el cual le decía que el objetivo del
corredor es llevar el dinero del cliente a su bolsillo y que si tiene un cliente que
compro acciones, no le permitiera retirarse, debe pensar en otras acciones para
que le incrementen sus ganancias y lo hará en otras ocasiones, el cómo corredor
se llevará dinero al bolsillo por comisión, a los seis meses siguientes aprendió los
pormenores de Wall Street y a hacer mucho dinero.
El 19 de octubre de 1987 lo llamaron el lunes negro, la bolsa de valores había
caído 5.08, la caída más grande desde 1929 lo que llevo a la quiebra a la
compañía y Jordán perdió el trabajo, empezó a buscar trabajo y encontró uno en
Long island lo cual fue contratado en una compañía en la que los corredores no
ganaban nada por el valor de las acciones que vendían. El empezó a utilizar una
estrategia para vender utilizando el poder del convencimiento en los inversores, lo
que les prometía era que él les haría ganar mucho dinero, aunque no sea cierto, lo
cual le llaman la técnica del corredor de bolsa. Jordán empezó a engañar a las
personas para vender lo que ellos querían y así fácilmente convencer al
inversionista, por lo que ganaba el 50% de comisión por el valor de las acciones.
Él quería independizarse y el primer requisito era que tenía que tener corredores
de bolsa, personas expertas en ventas, y busco a sus amigos, todos eran
vendedores, pero no profesionales, pero bastaba con que fueran hombres
ambiciosos y los volvería ricos. Las acciones de la compañía de Jordán no valían
nada, porque nadie le creería por el personal que tenía como corredores, tuvo la
idea de mostrarles como se le vendía a personas con dinero, recreo la compañía
Stratton Oakmont.
Empezaron a crear rumores por todo Wall Street, en poco tiempo una revista
prestigiosa lo llamo para una entrevista. Salió el artículo de la revista donde lo
llamaron el lobo de Wall Street. Donde decía que él era un ladrón, que le robaba el
dinero a los ricos para dárselo a sus corredores, lo que parecía ser una mala
publicidad para él, lo convirtió en una persona donde todos los corredores querían
trabajar con él, ye meses la compañía se duplico. Ganaba gran cantidad de dinero
por día utilizando un prestanombres, ponía sus acciones a su nombre, las vendía y
el dinero se lo entregaba en efectivo para evadir los impuestos. Todo eso era
ilegal.