Está en la página 1de 8

La información como industria 34

El rol de las bibliotecas:


un análisis de dos paradigmas sociológicos
*
Rubén Urbizagástegui Alvarado

RESUMEN
En este trabajo se hará un análisis del paradigma funcionalista en Bibliotecología y se
desarrollará un análisis dialéctico usando el concepto de “habitus” formulado por
Bourdieu. Para alcanzar este objetivo se seguirán las proposiciones paradigmáticas
básicas propuestas por Burrel & Morgan (1979), pero el modificado por Mercer
(1990), conforme a lo mostrado en la Figura 1.

ABSTRACT
In this paper an análisis will be made of the functionalist paradigm in library science
and a dialectical análisis will be developed using Bourdieu’s concept of “habitus”. To
achieve this objetive the basic paradigmatic proposals presented by Burrel & Morgan
(1979) and modified by Merecer (1990) (Fig. 1) will be followed.

INTRODUCCIÓN

Khun (1970) sugirió que la ciencia es


un emprendimiento social regulada
Pero el campo científico es también un es-
pacio en el que ocurre una lucha competi-
ridad y competencia legítima, por tanto
entran en lucha por imponer la manera le-
por una comunidad de científicos quie- tiva por el monopolio de la “autoridad gítima de ver y practicar la Ciencia de la
nes desarrollan paradigmas para guiar científica”. La autoridad científica puede Información o la Bibliotecología.
sus actividades. Esta misma proposición, ser definida como la capacidad técnica, el Sin embargo, practicar la Bibliotecolo-
pero con algunas variantes, también está poder social, y la capacidad de hablar y gía o la Ciencia de la Información, signi-
presente en los trabajos de Weber (1969) actuar legítimamente; esto es, de una ma- fica también la adopción de determinado
y Merton (1973). Sin embargo, para nera autorizada y con autoridad. Esta au- punto de vista, determinada metodología
Khun (1970), un paradigma científico es toridad es socialmente otorgada a un de abordar los problemas propios del
la estructura teórica que comparten nlos agente (un individuo o grupo de indivi- campo, determinado lenguaje y determi-
miembros de una determinada comuni- duos), como es correctamente señalado nadas categorías conceptuales. Esta
dad científica. Esta estructura incluye ex- por Bourdieu (1983) cuando indirecta- práctica bibliotecaria puede entonces ser
pectativas y convicciones, creencias, be- mente critica a Khun por postular el cam- fácilmente identificable dentro de una
neficios, apreciaciones, valores, técnicas po científico como el lugar del reino de las corriente sociológica, especialmente
y habilidades compartidas por los miem- metas, que no conoce otra ley sino aquella cuando se trata de discutir el rol de las bi-
bros de esa comunidad. También esta es- de la pura competencia por ideas “puras” bliotecas, el papel que éstas desempeñan
tructura es sistemáticamente transmitida y “verdaderas”; y por no prestar atención en una determinada sociedad.
a los recién llegados a través de manuales al hecho de que: “El universo puro de la Siguiendo las proposiciones formuladas
de enseñanza, ilustraciones de casos y el más pura ciencia es también un campo so- anteriormente en relación a la ciencia y a
aprendizaje sistemático. cial como cualquier otro, con sus relacio- las comunidades científicas, en este tra-
nes de fuerza, con sus monopolios, sus lu- bajo se hará un análisis del paragidma
En suma, un paradigma científico consis-
chas y estrategias, sus intereses y funcionalista en Bibliotecología y se de-
te en: “las suposiciones que hace una de-
beneficios, pero donde todas esas varian- sarrollará un análisis dialéctico usando el
terminada comunidad científica acerca
tes se revisten de una forma específica de concepto de “habitus” formulado por
de la naturaleza de la realidad y de la na-
competencia” (Bourdieu, 1983: 122). Bourdieu. Para alcanzar este objetivo se
turaleza de la sociedad, suposiciones que
no siempre pueden ser explícitamente es- Esto significa que la Ciencia de la Infor- seguirán las proposiciones paradigmáti-
tablecidas pero que son pasadas a cada mación y la Bibliotecología, también son cas básicas propuestas por Burrel &
nueva generación de científicos como espacios donde determinados agentes es- Morgan (1979), pero el modificado por
conocimiento tácito” (Mercer, 1990:15). tán luchando por el monopolio de la auto-

* Bibliotecario, Universidad de California, Riverside Riverside, CA 92507, USA.


35 Investigación Bibliotecológica

Mercer (1990), conforme a lo mostrado LA PERSPECTIVA


en lal Figura 1. FUNCIONALISTA
En esta tipología, los dos ejes forman Como es bien conocido, el funcionalis-
cuatro paradigmas básicos: mo está basado en una analogía con el or-
1) El paradigma Objetivista-Funciona- ganismo humano. Analiza estructuras
lista, que afirma la realidad como ob- socio-culturales en relación a sus efectos
jetiva, homogénea, e integración so- en las necesidades del sistema social en
c ia l. Es bas tante usada en la su sentido más amplio posible. Esta pro-
Academia Americana, y en Bibliote- posición proviene de la biología, donde
cología. fue notado que los varios sistemas de un
2) El paradigma Conflictivo-Objetivis- organismo biológico sirven diferentes
ta, afirma la realidad como objetiva, funciones de sobrevivencial Por ejem-
conflicto social, y herogeneidad. Es plo, el corazón bombea sangre llevando
ampliamente usada en ciencias socia- oxígeno de los pulmones a las diferentes
les pero no tiene influencia en Biblio- partes del cuerpo; otros órganos actúan
tecología o Ciencia de la Información. en la reproducción de la especie, etc.,
pero todos ellos sirven a las mismas ne-
3) El paradigma interpretativo supone cesidades de sobrevivencia. De aquí con-
la realidad como una aprehensión cluyeron que para entender a una deter-
subjetiva y centra su análisis en los minada práctica social o institución, se
mecanismos mediante los cuales los tiene que considerar de modo en que és-
individuos crean el consenso que es- tos sirven a la sobrevivencia del sistema
tructura las sociedades. No existen social como un todo. Del mismo modo
trabajos en Bibliotecología o Ciencia que diferentes partes y comportamientos El funcionalismo está
de la Información usando este para- de un organismo pueden ser entendidos basado en una analogía
digma. en términos de la función a la que sirven con el organismo humano.
4) El paradigma Interpretativo-conflic- asegurando las necesidades de sobrevi- Analiza estructuras
tivo enfatiza la realidad subjetiva y el vencia, también las prácticas e institucio- socio-culturales en
conflicto social. Este tipo de interpre- nes de una sociedad tienen que ser expli-
relación a sus efectos
tación también está ausente de la Bi- cadas en términos de la función que
desempeñan para alcanzar ciertas necesi-
en las necesidades del
bliotecología y la Ciencia de la Infor-
mación. dades de sobrevivencia social, como son sistema social en su
sentido más amplio
posible.
El rol de las bibliotecas ... 36

la adaptación y ajuste al sistema social Para complementar y apoyar esta educa- asegurar que cada miembro de la comu-
global. ción compulsiva, las sociedades nidad que tenga disposición a hacerlo,
Comte fue el primero en introducir esta desarrollan bibliotecas como una me- disgrute del derecho a ese acceso”
analogía en sociología. Él hizo un análi- moria social y como un espacio poten- (McClellan, 1973:130)
sis de correspondencia entre lo que llamó cialmente abierto a cada uno de sus ciu- Las bibliotecas existen para adquirir y al-
organismo social y organismo individual dadanos. macenar libros y materiales impresos, y
en biología. Después de Comte, fue Her- El abordaje funcionalista en Biblioteco- organizarlos de tal modo que cada uno de
bert Spencer quien transformó esta ana- logía es muy claro cuando se discute el ellos esté rápidamente disponible a los
logía en un modo explícito de análisis papel de las bibliotecas. Por ejemplo, usuarios. No hay cuestionamientos acer-
funcional. Las estructuras sociales fue- McClellan (1973:124) afirma que cual- ca de las condiciones sociales, nivel edu-
ron estudiadas en relación a las funciones quiera que use a una biblioteca asumirá cativo, raza, clase social, etcétera, de los
para alcanzar tres clases básicas de siste- que su propósito es adquirir un estoque usuarios. Los usuarios son tratados como
mas de necesidades: operación, regula- de libros para ponerlos a disposición de individuos indiferenciados que llegan a
ción y distribución. Posteriormente, las personas que los necesiten, y que por la biblioteca buscando libros e informa-
Emile Durkheim reorientó el trabajo de esa razón las bibliotecas son exactamen- ción y esta acción es caracterizada como
Comte y Spencer, poniendo énfasis en la te tan buenas como el objetivo de la so- una “necesidad de información”. De esta
integración social y los mecanismos para ciedad a la cual sirve. De aquí que las bi- manera es desarrollada la noción de “ne-
alcanzar esta integración. bliotecas son instrumentos sociales que cesidad de información”.
Durkheim analizó la manera en que los facilitan el proceso de comunicación de Una extensa lista de factores que actúan
símbolos culturales, patrones culturales todos los seres humanos en la sociedad. en la creación de esta necesidad infor-
en la formación de grupos, interdepen- Los libros constituyen un proceso de co- macional es proporcionada por algunos
dencia estructural, desempeño ritual, y municación y las bibliotecas –cuya fun- autores Vickery & Vickery (1987), por
los sistemas cognitivos de clasificación, ción es almacenarlos y ponerlos a dispo- ejemplo, señalan que el crecimiento del
integran diferentes estructuras sociales. sición de los usuarios—forman parte del comercio, la diversificación del inter-
En los Estados Unidos los más importan- sistema de comunicación total. Por su cambio y de las ocupaciones, la interre-
tes exponentes del paradigma funciona- utilidad, entonces, todas las bibliotecas lación entre seres humanos, han creado
lista fueron Talcott Parsons y Robert operan con un propósito: ellas existen necesidades de información. Ellos dicen
Merton. para facilitar el proceso de comunicación que “panadero, carniceros, carpinteros,
En el paradigma funcionalista, los roles entre autores y lectores. pescadores, amas de casa, músicos, ven-
de solidaridad y diferenciación social Un sistema de bibliotecas no solamente dedores, intérpretes y traductores, mé-
son los dos fundamentos de la vida so- ofrece la posibilidad de poder ampliar la dicos, astrónomos, párrocos y escriba-
cial y están presentes en todo tipo de so- audiencia del libro sino que también nos... necesitan información” (1987:5).
ciedad. “[El funcionalismo] enfatiza el “puede asegurar acceso irrestrictoa la Aquí nuevamente está implícita la no-
hecho de que el conocimiento humano gran diversidad de ideas y pensamientos ción de que cualquiera puede hacer uso
es el proceso de selección a través del que son estimulados por los siempre de la información de la misma manera,
cual es interpretada toda la experiencia cambiantes roblemas levantados por el surgiendo homogeneidad social. El con-
humana, e insiste en que los objetos y hombre y la naturaleza... [en] este senti- flicto social, la lucha por el monopolio
conductas no tienen significado intrín- do la amplitud de los libros disponibles y del poder simbólico y la autoridad, han
seco. El significado es creado a través de el grado de accesibilidad asegurados sido sustituidos por una búsqueda pasi-
la interacción social en el cual seres hu- para ellos, son las medidas de la eficacia va y armónica del conocimiento a través
manos desarrollan consenso acerca del social de la biblioteca” (McClellan, del libro.
significado de los objetos, conductas y 1973: 129). Esta afirmación lleva implí- Frecuentemente, los teóricos de la Cien-
eventos, y desarrollan creencias comu- cita la noción de homogeneidad social en cia de la información y la bibliotecología
nes sobre el modo en que los individuos tanto la concepción de bibliotecas impli- como Urquhart (1981) afirman que las
deberían actuar en relación a ellos mis- ca espacios públicos abiertos para todos bibliotecas son para los usuarios –lo que
mos” (Mercer, 1990). por igual es evidente—y apuntan que también lo
En sociedades modernas es necesaria En este espacio público (biblioteca), los debería ser la satisfacción del usuario. En
una estructura formal para asegurar la libros juegan un rol de integración e ins- sus propias palabras “la falla en obtener
educación de los jóvenes y que, a través trumento de apoyo educativo. Esta idea lo que ellos quieren condiciona al usua-
de esta educación, sean alcanzados los es hecha más clara cuando el autor afirma rio potencial, el futuro uso de los servi-
papeles de diferenciación y solidaridad. que “e proceso de comunicación basado cios” (1981:12) y recomienda conocer
Esta educación compulsiva facilita el en el libro no puede ser totalmente explo- “no solamente dónde viven y trabajan los
desarrollo de nuevas habilidades que la tado a menos que otros tipos de bibliote- usuarios potenciales, sino también cuá-
expansión continua de la tecnología ne- cas estén bien distribuidas dentro de la les son sus preocupaciones cotidianas”
cesita, y permite que viejos hábitos, ac- comunidad. Esos tipos de bibliotecas ne- (1981:139).
titudes, lealtades, que ya no funcionan, cesitarán colocar énfasis en dos aspectos:
sean reemplazados por otros nuevos. facilitar el acceso a toda la literatura y
37 Investigación Bibliotecológica

También los usuarios necesitan que la bi- ceso de comunicación entre autores y
blioteca les proporcione guías a los regis- usuarios, haciendo de la biblioteca una
tros, y que “las bibliotecas deben estar há- agencia en el proceso de comunicación y
biles para proporcionar acceso adecuado a de los materiales bibliotecarios los cana-
los registros que los usuarios deseen con- les para alcanzar el objetivo social. La si-
sultar” (1981:13). En esta noción tiene es- militud con el paradigma funcionalista
trecha similitud con los conceptos de la- no puede ser más claro.
tencia y acción de Parsons. La generalización del concepto de bi-
Sin embargo, donde el paradigma fun- bliotecas como una manera de mejorar la
cionalista en Bibliotecología y Ciencia formación educativa y apoyar la educa-
de la Información se muestra más clara- ción informal, implica que ellas son ac-
mente es en el punto de vista de Shera cesibles a todos los ciudadanos. Por esa
(1976:49): “como los miembros indivi- razón las bibliotecas están bajo el control
duales que conforman una sociedad, ins- del estado y a veces parcialmente o total-
trumentos sociales tales como la biblio- mente financiadas por el estado. Las ca-
teca, tienen roles que jugar, los límites de racterísticas formales de las bibliotecas
los cuales son establecidos por la cultura universitarias, especializadas y públicas,
y las instituciones de las cuales está com- comunes a las coedades, capitalistas y
puesta. El rol tradicional de las bibliote- periféricas, es que ellas son constituidas
cas como parte de un sistema de comuni- ostensiblemente como un “espacio pú-
cación es la preservación y transmisión blico” abierto a todos los individuos.
de la herencia cultural”. En esta afirma- Este hecho supone que ciudadanos igua-
ción está implícita que toda sociedad tie- les no tengan acceso a la información so-
ne una única meta común a todos los in- lamente debido a incapacidades indivi-
El concepto de acceso a la
dividuos. Shera afirma que una sociedad duales. En Este concepto el rol de las información está basada en el
es un agregado de individuos mantenidos bibliotecas, es posible encontrar las raí- desarrollo y disponibilidad de
juntos mediante un conjunto complejo de ces de la noción de “usuarios reales” y colecciones, pero desde que la
mecanismos culturales o institucionales, “usuarios potenciales” tan defendida y dificultad de los usuarios en
con las bibliotecas sirviendo como agen- machacada por algunos teóricos de la Bi- usar la información es atribuida
cias que facilitan el proceso de comuni- bliotecología y la Ciencia de la Informa-
a deficiencias o incapacidades
cación social en este agregado de indivi- ción.
duos, reafirmando el proceso de
individuales, la incapacidad
Formalmente, la biblioteca es un espacio
socialización propuesto por el funciona- abierto para todos. El concepto de acceso
individual legitimiza el no
lismo Parsioniano. a la información está basada en el desa- acceso a la información.
El acto de comunicación es la simple rrollo y disponibilidad de colecciones,
transmisión de un mensaje de un comu- pero desde que la dificultad de los usua-
nicador a un receptor. “El mensaje puede rios en usar la información es atribuida a
ser un simple signo o un amplio grupo de deficiencias o incapacidades individua-
representaciones pictóricas, orales o re- les, la incapacidad individual legitimiza
gisros simbólicos. La comunicación pue- el no acceso a la información. Este hecho
de darse dentro de un organismo indivi- legitimiza también el concepto de “bi-
dual, entre dos individuos, o entre los blioteca pública” como un espacio públi-
miembros de un agregado social, pero co abierto para todos. Sin embargo es ne-
siempre hay un lenguaje inteligible tanto cesario notar que investigaciones
como un mensajero o medio; y mientras recientes llaman la atención en el hecho
pueda haber múltiples receptores, en de que la pertenencia a una determinada
cualquier momento dado, puede haber clase social es un factor decisivo no sola-
también solamente un transmisor. De la mente para el acceso sino también para el
misma manera que en un organismo bio- uso de la información, y de esta manera, a
lógico hay un sistema de comunicación los servicios bibliotecarios. En general,
neutral, en sociedades organizadas existe la biblioteca solamente refleja pasiva-
una red de comunicación social” (Shera, mente los efectos de la desigual0clasifi-
1973: 190). En este pasaje está claro que cación social de sus individuos. Inclusive
Shera está sugiriendo que los libros, pe- debido a su organización interna la bi-
riódicos, revistas, discos, tesis y otros blioteca también reproduce esa desigual-
materiales mantenidos por una determi- dad, no meramente como reflejo sino
nada biblioteca, juegan un rol en el pro- también a través de la introducción de
El rol de las bibliotecas ... 38

una relación desigual entre bibliotecas y con datos empíricos. Para Gramsci, la ces asegurar la perpetuación de esta rela-
grupos de usuarios. De esta manera, las cultura es algo muy diferente: es organi- ción y la perpetuación del sistema.
bibliotecas legitimizan la desigualdad de zación, es disciplina de la personalidad, Para entender mejor la forma en que eso
clases. es una conciencia superior mediante la se lleva a cabo, es necesario entender la
Aparentemente, la biblioteca constituye cual es posible entender el valor histórico diferencia entre el poder del estado y los
un espacio para la transmisión del cono- de los seres humanos y sus deberes y de- aparatos del estado. Para Althusser
cimiento, espacio que recibe y trata a los rechos. Si nosotros no nos entendemos a (1974), los aparatos del estado están
usuarios como iguales, por tanto un “es- nosotros mismos no seremos capaces de constituidos de todas las fuerzas e insti-
pacio neutral”. Sin embargo, como con- entender a los otros. tuciones responsables de la imposición
secuencia de su pertenencia a clases so- Para auxiliarnos en el entendimiento de de la dominación. El poder del estado es
ciales diferentes, los usuarios están nosotros mismos, cada sociedad ha usa- la capacidad del estado para servirse a sí
desigualmente dotados de habilidades do intelectuales como un instrumento mismo a fin de lograr sus objetivos. De
para acceder al “conocimiento/informa- para imponer la supremacía de las clases este modo, la existencia del estado tiene
ción”. Esto significa que cuanto mayor es dominantes sobre las dominadas. Más sentido solamente como función para
la familiaridad cultural de los agentes so- allá de sus roles diretivos y hegemónicos, asegurar el poder del estado.
ciales con la educación cultural, mayor los intelectuales representan no solo una Althusser también sostiene la necesidad
será la probabilidad de tener acceso a bi- clase sino también una categoría orgáni- de hacer distinción entre los aparatos
bliotecas e información. Esto ocurre de- ca que tiene dos fracciones: los intelec- ideológicos del estado y los aparatos re-
bido a que la cultura educativa es tam- tuales orgánicos que cada nueva clase di- presivos del estado. Los aparatos represi-
bién la cultura de la clase dominante rigente desarrolla en su evolución vos incluyen el gobierno, la administra-
impuesta de acuerdo a patrones específi- histórica progresiva; y, los intelectuales ción pública, las cortes de justicia, la
cos a través de la escuela, y se refleja en tradicionales o intelectuales de “casta”, policía y las fuerzas armadas y la presión,
las bibliotecas como una referencia ex- formados anteriormente a la llegada de la debido a que todos ellos actúan a través
clusiva a prácticas culturales de la clase nueva cultura e igualmente desarrollados del uso de la violencia física o simbólica
dominante. en una continuidad histórica pero ante- y de una represión generalizada. El apa-
rior a la emergente. Se desarrolla enton- rato ideológico consiste de ciertas enti-
EL PARADIGMA DIALÉCTICO ces una lucha entre los intelectuales tra- dades presentes en la forma de institucio-
Este paradigma ve la realidad social dicionales y orgánicos por el monopolio nes especializadas y diferenciadas tales
como externo al individuo, como concre- de la dirección cultural, el sistema educa- como la iglesia, la escuela, la familia, el
to, medible, predecible y universal. En tivo y de todos los instrumentos asocia- sistema legislativo, los partidos políti-
este paradigma los seres humanos se di- dos con el monopolio de4 la cultura, tales cos, los sindicatos, y los sistemas de co-
ferencian uno del otro por su acceso a los como museos, archivos, teatros, bibliote- municación y cultura. Los aparatos re-
medios de producción. Postula que hay cas, etc. presivos del estado aseguran, a través de
una estrecha conexión entre teoría y Marx (1870) hizo referencia al hecho de la represión, la realización del aparato
práctica; es más, afirma que la teoría es que cada sociedad tiene que reproducir ideológico. La ideología siempre está
una consecuencia natural de la práctica. los medios de producción al mismo tiem- presente en ambos aparatos. La razón de
Gramsci (1975), por ejemplo, siempre po que reproduce los bienes de consumo. ser de estos aparatos ideológicos del es-
afirmó la unidad que debería existir entre Si la sociedad no asegura esta reproduc- tado se encuentra en la lucha de clases, en
teoría y práctica, entre conceptualización ción, no durará mucho tiempo. Nicara- la necesidad que las clases dominantes
y acción. Por esta razón, afirmaba que “la gua es el ejemplo más claro de esta afir- tienen en perpetuar su dominación. Está
práctica es una filosofía que es también mación. Esta afirmación lleva implícita implícito aquí que el sistema de educa-
una política y una política que es también también la necesidad de la reproducción ción y el sistema de comunicación tales
una filosofía”, como son dos en uno, uno de las fuerzas de trabajo y su calificación. como las bibliotecas son instrumentos de
en dos, dialéctica. Con relación a la edu- La diversificación de estas calificaciones las clases dominantes para imponer y
cación, afirmó que la crisis del sistema es una de las bases del capitalismo y es perpetuar su dominación. Para que esta
educacional, es también un aspecto y una asegurada a través del sistema educativo. dominación se realice con un máximo de
complicación de la crisis orgánica de la Sin embargo, la función del sistema edu- efectividad, sus características de clase
sociedad, así como al mismo tiempo es cativo es doble: el desarrollo de habilida- tienen que ser escondidas. Por esta razón
un problema social y político. des necesarias para la reproducción de la ideología en los sistemas de educación
La alternativa a una educación burguesa, los medios de producción, y la reproduc- en las bibliotecas tienen que ser presenta-
es entonces, el desarrollo de una forma ción del aspecto ideológico. Por esa ra- dos como un espacio neutral, en los cua-
alternativa de educación. Para lograr esta zón el estado juega aquí un papel esen- les son transmitidos solamente conoci-
forma alternativa es necesario cambiar cial. El estado representa el poder de mientos científicos o valores naturales
también el concepto de cultura entendido dominación política y económica de los comunes a todos los individuos. La ocul-
como un conocimiento enciclopédico, poseedores de los medios de producción tación es fundamental para el funciona-
donde los seres humanos son vistos sobre los no poseedores de los medios de miento regular de los aparatos ideológi-
como meros recipientes a ser llenados producción. El papel de estado es enton- cos de la educación y comunicación.
39 Investigación Bibliotecológica

Dicho esto, es entendible que las biblio- modo ser el producto de obediencia a re-
tecas sean presentadas a los usuarios glas” (Bourdiew, 1981:94). El habitus es
como espacios públicos capaces de ayu- una experiencia y una posesión, un capi-
dar a todos sin distinción de raza, reli- tal de un agente actuante, “...una cierta
gión, sexto, ideología, clase social, posi- forma de “feeling” del juego que no ne-
ción política, etc., y que enfaticen que su cesita ser calculado para encontrar su di-
objetivo principal es ayudar a encontrar rección y lugar de una manera razonable
la información que los usuarios necesi- en el espacio” (Bourdieu, 1985:14). La
tan. noción de habitus implica “un sistema de
El punto central de este fenómeno es que disposiciones adquiridas funcionando en
la cultura comunicada a través del siste- el nivel práctico, como categorías de per-
ma educativo –y apoyada con informa- cepción y evaluación o como principios
ción a través de las bibliotecas—obede- de clasificación tanto cuanto como prin-
cen a reglas de variaciones culturales cipios de organización de las acciones
anteriores que garantizan o niegan fami- constituyendo el agente social en su rol
liaridad con una matriz de disposiciones verdadero como el operador práctico de
y significaciones impuestas a través del la construcción de los objetos” (Bour-
sistema educativo. Estas variaciones cul- dieu, 1990:13).
turales anteriores y externas a la escuela A través del habitus, la estructura social
constituyen los diversos “habitus” adqui- que ha producido el habitus, gobierna la
ridos a través de lo que Bourdieu (1986) práctica. El habitus de un individuo es
llama capital cultural. responsable por todas las acciones, pen-
El capital cultural presupone “cultiva- samientos y conocimientos de ese indivi-
duo; es responsable también de la libera-
La alternativa a una educación
ción”, un proceso de incorporación de
disposiciones y significaciones conoci- ción de las acciones, i.e. de la práctica. La burguesa, es entonces, el
dos como cultura, que cuesta tiempo in- práctica es una relación dialéctica entre desarrollo de una forma
vertido individualmente por cada indivi- una determinada situación y un habitus, alternativa de educación. Para
duo, está relacionado con el cuerpo que integrando todas las experiencias pa- lograr esta forma alternativa es
(incorporación), y no es posible su dele- sadas, funciona a cada momento como necesario cambiar también el
gación. Solamente puede ser usado por una matriz de percepciones, apreciacio-
concepto de cultura entendido
quien lo posee. Es un esfuerzo que presu- nes y acciones, haciendo posible la reali-
zación de diferentes e innumerables ta-
como un conocimiento
pone un costo personal y que no puede
ser transmitido instantáneamente, pero reas. Nada escapa a la determinación del enciclopédico, donde los seres
que puede ser convertido en “habitus”, habitus. Todas las actividades de los se- humanos son vistos como meros
esto es, en precondiciones para la apro- res humanos son determinadas por las es- recipientes a ser llenados con
piación específica de objetos, o la pose- tructuras objetivas del mundo en el cual datos empíricos
sión de medios de consumo. ellos crecen. Toda la eficacia de una ac-
El habitus es un estado incorporado. Las ción está, de este modo, predispuesta, lo
estructuras que constituyen un tipo parti- que implica que el agente (actor) sola-
cular de incorporación producen habitus. mente realiza aquellas acciones que
El habitus abarca un conjunto de esque- “concretamente” puede realizar. Sin em-
mas generativos que producen prácticas bargo, la ejecución del habitus no es una
y representaciones que son consistentes operación consciente y más bien es in-
pero sin referencia a reglas explícitas y consciente. Las acciones y pensamientos
que son consistentes pero sin referencia a son generados sin que el actor sea cons-
reglas explícitas y que son dirigidos a un ciente de las operaciones responsables
objetivo sin necesidad de una selección por su pensamiento.
consciente de objetivos o métodos claves Ahora parece claro que dirferentes gru-
para lograrlos (Bourdieu, 1977:72). El pos de personas pueden gastar diferentes
habitus es un “sistema de durables y cantidades de capital-dinero en el consu-
transmitibles disposiciones de estructu- mo de diferentes bienes culturales, y de
ras estructuradas, predispuestas a funcio- ese modo adquirir diferentes niveles de
nar como estructuras estructurantes; esto “capital cultural”. También parece claro
es, como principios de generación y es- que personas pertenecientes a clases so-
tructuración de prácticas y representa- ciales diferentes, gastan diferentes canti-
ciones que pueden ser objetivamente re- dades de dinero y energía en diferentes ti-
guladas y regulares pero sin ningún pos de actividades culturales. Por
El rol de las bibliotecas ... 40

ejemplo, los profesionales leen más li- taria, especializada, etcétera, el habitus ble. Ellos implícitamente han postulado
bros que los campesinos. Tales diferen- recibido anteriormente y fuera de la es- la sociedad como un espacio común
cias no son meramente diferencias en la cuela y el habitus obtenido en y a través compartido por todos los individuos bus-
capacidad económica sino que también de la escuela. Este hecho hace de las bi- cando objetivos comunes. En esta forma
significa diferencias en las capacidades bliotecas tanto cuanto de museos, archi- de entendimiento, las bibliotecas tam-
culturales y psicológicas de diferentes vos, teatros, etcétera., “espacios abier- bién son instituciones cooperando para
clases sociales para apropiarse (enten- tos” donde los agentes más ricos en alcanzar ciertos objetivos comunes, para
der, apreciar, usar y gustar) bienes sim- capital cultural van a ejecutar sus habitus mejorar habilidades, y para cultivar acti-
bólicos. A pesar de que la herencia cultu- accediendo a la información. Este hecho tudes apropiadas para un mundo econó-
ral es teóricamente ofrecida a cada uno significa, por el contrario, “espacios pri- mico y social cambiante. En este “espa-
de los individuos en la sociedad, de he- vados” legitimizados como públicos. cio abierto” y “democrático”, todos los
cho solamente está disponible para aque- Esto significa que las bibliotecas son individuos tienen la misma oportunidad
llos que pueden “descifrar el código” en aparatos ideológicos del estado legitimi- para enriquecer su cocimiento y entendi-
el cual están embutidos. De este modo, zados como espacios públicos abiertos miento de la sociedad a través del uso de
las capacidades para adquirir capital cul- para todos, pero donde las clases domi- la información.
tural están diferentemente distribuidos nantes realizan sus habitus. Sin embargo, individuos que tienen dife-
de tal modo que aquellos grupos que ya rentes capitales culturales y habitus harán
poseen una determinada forma de capital CONCLUSIONES también diferente uso de las bibliotecas y
cultural son también los más probables a Como es bien conocido, la teoría funcio- redes de información. Po reso, si las biblio-
acumularlo más. Las capacidades para nalista está basada en una analogía con tecas son espacios (situaciones) donde el
adquirir cultura son transmitidos a través los organismos biológicos. Esta teoría habitus de un determinado agente es reali-
de la escuela formal y del habitus. analiza estructuras socioculturales en re- zado, las bibliotecas también están marca-
Por el habitus, en la vida diaria de la fa- lación a sus efectos sobre las necesida- das con posiciones de clases y pertenencia
milia y de la vida social, los individuos des, estados o requisitos del sistema glo- a clases y están más estrechamente relacio-
desarrollan gustos, intereses, habilidades bal: el sistema social. Este abordaje, que nadas a la cultura dominante, esto es, a la
interpretativas, y acciones similares que proviene de la sociología fue introducida cultura de las clases dominantes. Esto sig-
irán a dirigir su atención y permitirles en Bibliotecología en la década del 40 nifica que las bibliotecas son espacios pú-
apreciar y encajarse en ciertos tipos de pero de la manera mas ingenua e inefi- blicos donde las clases dominantes ejecu-
actividades culturales tales como la lec- caz. Los teóricos de la Bibliotecología tan sus habitus, transformándose por esta
tura de libros, la visita de bibliotecas, hasta ahora se han negado a discutir la acción, en aparatos ideológicos de la clase
museos, etc. Para cualquier persona 8a- validez de este abordaje social. Ellos dominante, y a través de esta clase domi-
gente) lo que va a marcar su entrada y se- simplemente lo han incorporado como nante, del estado.
lección a la biblioteca pública, universi- un conocimiento verdadero e indiscuti-

BIBLIOGRAFÍA

ALTHUSSER, LOUIS, Ideología y aparatos ideológicos de estado. Tucumán, Argentina:


Nueva Visión, 1974.

BOURDIEU, PIERRE. The forms of capital. In; Handbook of theory and research for the so-
ciology of education/Edited by John G. Richardson. New York: Greenwood Press, 1986.
pp. 241-258.

BOURDIEU, PIERRE. O Campo científico. In: Pierre Bourdieu: sociología. Sao Paulo, Bra-
zil: Ática, 1973, pp. 122-155.

BOURDIEU, PIERRE. Reproduction in education, society and culture. London: Sage Pub.,
1977.

BOURDIEU, PIERRE. The genesis of the concept of habitus and of field. Sociocriticism,
2:11-24, Dec. 1985.

BOURDIEU, PIERREStructures, strategies and the habitus, In: French sociology: rupture
and renewal since 1968. New York: Columbia University Press, 1981.
41 Investigación Bibliotecológica

BURRELL, GIBSON & MORGAN, GARETH. Sociological paradigms and organizational


analysis. Portsmouth, New Hamposhire: Hienemann, 1979.

FEINBERG, WALTER & SOLTIS, JONAS F. School and society. New York: Teachers Co-
llege Press, 1985.

GRAMSCI, ANTONIO. History, philosophy and culture in the young Gramsci. Saint Louis,
Missouri: Telos Press, 1975.

GRAMSCI, ANTONIO. Selections from the prison notebooks. New York: International Pu-
blisher, 1971.

KUHN, THOMASS. The structure of scientific revolutions. 2nd. Ed. Chicago: University of
Chicago Press, 1970.

MARX, KARL. A contribution to the critique of political economy. Moscow: Progress Pub.,
1970.

McCLELLAN, A. W. The reader, the library and the book: selected papers 1949-1970. Lon-
don: Clive Bingley, 1973.

MERCER, JANE R. The impact of changing paradigms of disability on mental retardation in


the year 2000. In: Rowitz, L. ed. Mental retardation in the year 2000. New York: Springer,
1992. pp. 25-38.

MERTON, Robert King. The sociology of science: Theoretical and empirical investigations.
Chicago: University of Chicago Press, 1973.

SHERA, JESSE H. Knowing books and men: Knowing computers too. Littleton, Colorado: Li-
braries Unlimites. 1973.

VICKERY, BRIAN & VICKERY, ALINA. Information science in the theory and practice.
London: Boston: Butterworths, 1987.

URQUHART, DONALD. The principles of librrianship. Great Britain: Scarecrow Press,


1981.

WEBER, MAX. The scientist and the politician. In: Basic concepts in sociology. New York:
Citadel Press, 1969.