Está en la página 1de 4

ANTECEDENTES

¿QUÉ ES MATRÍZ ENERGÉTICA?

La matriz energética se refiere a una representación cuantitativa de toda


la energía disponible, en un determinado territorio, región, país, o continente para ser
utilizada en los diversos procesos productivos.

El análisis de la matriz energética es fundamental para orientar la planificación


del sector energético con el fin de garantizar la producción, la seguridad energética y
el uso adecuado de la energía disponible.

En una matriz energética se establecen las diferentes fuentes de energía de las que
dispone un país, indicando la importancia de cada una de estas y el modo de que
estas se usan.

MATRIZ ENERGÉTICA DE UN PAÍS

La matriz energética de un país o de una región puede hacer referencia a que


algunas de las fuentes energéticas son obtenidas o compradas de otros países.

Un país puede ser deficitario o excedentario de las diferentes fuentes de energía. De


igual forma, se plasma en la matriz energética los distintos usos o consumo de todas
y cada una de las fuentes de energía.

Los sectores que suelen identificar prioritariamente son el sector residencial y


comercial, el sector público, el sector transporte, el sector pesquería, el sector
agropecuario y agroindustrial, el sector minero metalúrgico y el sector industrial.

La relación entre las fuentes de energía que se dispone y el uso por los distintos
sectores, indicará el grado de importancia respecto de una o varias fuentes de
energía. Por ello, la matriz energética adquiere relevancia y sirve para identificar por
sectores económicos los niveles de consumo y las reservas existentes que permitan
el desarrollo.
Tipos de fuentes de energías

 Energías primarias. Son aquellas provistas por la naturaleza de forma directa, se


utilizan en su estado natural; entre las principales fuentes de energía primarias están:
la hidroenergía, el petróleo crudo, el carbón mineral, la biomasa, energía solar y
eólica.
 Energías secundarias. Son aquellas que provienen de diferentes procesos de
transformación, como la energía eléctrica de las centrales de generación o el diesel
de las refinerías de combustibles. Tienen como principal característica su uso directo
en los diferentes sectores de consumo (industrial, comercial o domestico) o en otros
centros de transformación (como el caso del diesel que es obtenido de la refinería
para su empleo en una central térmica).

Evolución histórica y tendencias prospectivas en el uso de distintas formas de energía.

EVOLUCIÓN DE LA MATRIZ ENERGÉTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS

La matriz energética de Estados Unidos se encuentra entre las de mayor


envergadura a nivel mundial y se caracteriza por ser bastante diversificada.

Si bien es una de las que posee mayor capacidad instalada de energías renovables,
entre las que destacan la energía hidroeléctrica y la eólica, como se verá más
adelante, la producción de energía eléctrica con combustibles fósiles sobrepasó el
70% durante el 2018.

La matriz energética de EEUU posee un déficit interno de energía. Este fenómeno


comenzó a ocurrir a mediados de los 50s, y es así como el año 2018, un 26% de la
energía total consumida por el país provino de fuentes externas.

Durante 1950 se comienzo a usar energía nuclear para la producción de electricidad.


En 1988 las energías renovables, las que consideran además la energía
hidroeléctrica, superan por primera vez la energía nuclear como fuente energética.

Las energías renovables y la nuclear aportar casi en igual medida a la matriz


energética primaria de EEUU, sin embargo, ambos porcentajes se encuentran por
debajo de 10% a lo largo de la historia, siendo ampliamente superadas por la energía
de origen fósil.

Los sectores de consumo de energía primaria se pueden dividir principalmente en


cinco, estos son i) residencial, ii) comercial, iii) industrial, iv) transporte y v)
generación. La evolución muestra un consumo industrial de energías primarias con
una leve tendencia a la baja. Esto se explica principalmente porque las tecnologías
de producción de bienes han avanzado hacia un mayor consumo de electricidad. En
este sentido, se observa un crecimiento sostenido de consumo de energías primarias
en el sector generación eléctrica.

Respecto a la distribución de las fuentes de primarias energía entre las principales


áres de consumo, se observa que del carbón consumido por EEUU durante el 2008,
un 91% se utilizó sólo para la generación eléctrica. Sin embargo, del total de petróleo
consumido en EEUU durante el mismo año, un 71% se utilizó en transporte, 23% fue
utilizado en aplicaciones industriales, 5% en el sector residencial y comercial y sólo
un 1% se utilizó para generar electricidad. Respecto al gas natural, 34% fue utilizado
en el sector industrial, un 34% fue utilizado en el sector residencial y comercial, un
3% en transporte, dejando un 29% de consumo en electricidad.
Desde el punto de vista de la demanda, el sector transporte destaca por consumir en
forma mayoritaria petróleo. En el caso del sector residencial y comercial, el mayor
consumo es de gas natural.

Por último, el sector generación se encuentra mayormente diversificado, sin embargo


se caracteriza por un mayor consumo de carbón, y un bajísimo consumo de petróleo.
El siguiente gráfico ilustra el consumo porcentual de energías primarias por sector:

MATRIZ DE GENERACIÓN

La matriz eléctrica de EEUU se compone de generadores enfocados a la producción


y comercialización de energía eléctrica, como también generadores multisectoriales,
los cuales utilizan la energía en parte de sus procesos, y forman parte minoritaria de
la generación. El siguiente análisis abordará sólo el primer grupo.

La matriz eléctrica de EEUU tiene una capacidad instalada total de 965,6 GW. Esto
es más de 70 veces la capacidad instalada de Chile.