Está en la página 1de 351

CANCIONERO

DEL
EJERCITO DE SALVACION

Publicado con autorización del General

DECLARACION DE MISION

El Ejército de Salvación, como un movimiento internacional, es una parte


evangélica de la iglesia universal cristiana.
Su mensaje está basado en la Biblia.
Su ministerio está motivado por el amor a Dios.
Su misión es predicar el Evangelio de Jesucristo, y responder a las
necesidades humanas en SU NOMBRE, sin ningún tipo de
discriminación.
CANCIONERO HISPANO
Año 2003

INDICE TEMATICO DE LAS CANCIONES

DIOS EL PADRE
Su ser, su amor y sus obras 1 – 23

JESUCRISTO
Su nombre 24 – 30
Su Vida y Enseñanza 31 – 36
Su Propiciación 37 – 62
Su Resurrección 63 – 70
Su Reino 71 – 75
Su Segunda Venida 76 – 79

EL ESPIRITU SANTO 80 – 94

LA TRINIDAD 95 - 101

LA SALVACION
Invitación 101 – 150
Respuesta 151 – 164
Experiencia y Testimonio 165 – 217

LA VIDA DE SANTIDAD
Llamado a la Santidad 218 – 246
Consagración y Servicio 247 – 283
Goce de la Santidad 284 – 290

LOS MEDIOS DE GRACIA


La Oración – Comunión 291 – 307
La Oración – Intercesión 308 – 309
La Oración – Petición 310 – 332
La Biblia 333 – 336

EL ANDAR CON CRISTO


Desafío a la Evangelización 337 – 358
Fe y Confianza 359 – 408
Gozo y Victoria 409 – 428
Guerra Santa 429 – 445

EL SOLDADO SALVACIONISTA
Enrolamiento de Soldados 446 – 449
La Bandera 450 – 452

LA VIDA VENIDERA 453 - 462

NIÑEZ Y JUVENTUD 463 – 476

OCASIONES ESPECIALES
Abnegación 477
Año Nuevo 478 - 480
Bienvenida 481
Cosecha 482 - 484
Dedicaciones 485 - 489
Despedida 490
Edificios 491 – 493
Enfermeras 494
Enlaces 495 – 498
Hogar 499 – 501
Liga de Misericordia 502
Navidad 503 – 519
Promoción a la Gloria 520 – 524
DIOS EL PADRE
Su ser, su amor y sus obras

1
4 Mi bemol - NTB 17
23 Fa - NTB 42

A Dios naciones dad loor,


porque es único Señor,
a él con gozo alabad,
y sus bondades celebrad.

Es infinito su poder,
en él tenemos nuestro ser,
porque del polvo nos formó
y de la muerte nos salvó.

Universal es su bondad
como eterna su verdad;
inagotable es su amor,
cantemos siempre su loor.

2
686 La bemol - NTB 5 76

A Dios sea la gloria,


al mundo él dio
su Hijo bendito,
que por nos murió.
Expió los pecados
de quien en él cree;
abriónos la senda
hacia Dios, por la fe.

¡Gloria a Dios, gloria a Dios!


que de tal modo amó
al que lejos de él
en pecado se halló.
Venid por el Hijo,
al gran Dios Salvador,
y dadle la gloria
por tan grande amor.

La sangre de Cristo
la obra efectuó,
a todo creyente
perdón alcanzó.
Si en Cristo confía
el más vil pecador,
perdón, en el acto,
le otorga el Señor.

Inmensa la obra
de Cristo en la cruz,
enorme la culpa
se ve por su luz.
Al mundo él vino,
nos iluminó
y por nuestras culpas
el Justo murió.

3
720 Sol - NTB 721

Alma, bendice al Señor, rey potente de gloria;


de sus mercedes está viva en ti la memoria.
¡Oh, despertad!, arpa y salterio, entonad
himnos de honor y victoria.

Alma, bendice al Señor que a los mundos gobierna


y que cual águila llévate en alas eternas;
él te guardó como mejor le agradó,
¿no ves su mano paterna?

Alma, bendice al Señor por su amor infinito,


con todo el pueblo de Dios su alabanza repito.
Dios, mi salud, de todo bien plenitud,
¡seas por siempre bendito!

4
58 Mi bemol - NTB 90
85 Mi bemol - NTB 75

Al mundo impío Dios amó,


movido en compasión,
y a gran precio lo salvó
de su condenación.

¡Oh!, qué amor, ¡qué inmenso amor!,


no hay otro amor así;
Dios, desde el cielo, al Salvador
envió a morir por mí.

Y ahora es mío por la fe,


el don de Dios, Jesús;
mi redención por sangre fue,
la sangre de su cruz.

El don glorioso y la virtud,


la vida y santidad,
Jesús me da en plenitud
y santa libertad.

Aliéntate, ¡oh!, alma fiel


pues Cristo te dará
felicidad aquí, con él,
y eterna gloria allá.

5
4 Mi bemol- NTB 17
23 Fa - NTB 42

Cantad alegres al Señor,


mortales todos por doquier,
servidle siempre con fervor,
obedecedle con placer.

Con gratitud a Dios load,


al Hacedor que el ser nos dio;
su nombre santo adorad,
pues como Padre nos amó.

Su pueblo somos: cuidará


a sus ovejas el Pastor;
ninguna de ellas faltará,
si fueren fieles al Señor.

Siempre en sus atrios alabad,


su santo nombre bendecid,
eternamente es su bondad,
la buena nueva difundid.

Misericordia sin igual


nos muestra por la eternidad,
y su verdad será eternal,
a toda la posteridad.

6
SF 17 Re - NTB 640

Castillo fuerte es nuestro Dios,


defensa y buen escudo;
con su poder nos librará
en todo trance agudo.
Con furia y con afán
acósanos Satán,
por armas deja ver
astucia y gran poder.
¡Cual él no hay en la tierra!

Nuestro valor es nada aquí,


con él todo es perdido;
mas con nosotros luchará
de Dios el Escogido.
Es nuestro Rey Jesús,
el que venció en la cruz,
Señor y Salvador;
y siendo él solo Dios,
él triunfa en la batalla.

Y si demonios mil están


prontos a devorarnos,
no temeremos, porque Dios
sabrá como ampararnos.
Que muestre su vigor
Satán, y su furor;
dañarnos no podrá;
pues condenado es ya
por la Palabra Santa.

Esa palabra del Señor


que el mundo no apetece,
por el Espíritu de Dios
muy firme permanece.
Nos pueden despojar
de bienes, nombre, hogar,
el cuerpo destruir,
mas siempre ha de existir
de Dios el reino eterno.

7
142 Re - NTB 221

Con cánticos, Señor,


mi corazón y voz
te adoran con fervor,
¡oh!, trino, santo Dios.

En tu mansión yo te veré
y galardón feliz tendré.

Tu mano paternal
trazó mi senda aquí,
mis pasos, sin cesar,
guiados son por ti.

Innumerables son
tus bienes y sin par,
que, por tu compasión,
recibo sin cesar.

Tú eres, ¡oh, Señor!,


mi sumo, todo bien;
mil lenguas de tu amor
cantando siempre estén.

8
325 La bemol - NTB 519
673 Sol - NTB 522

Cuán admirable es andar con Dios,


por sendas do él dirige nuestros pies;
qué maravilla es oír su voz
diciendo: ¡No temáis, seguid con fe!

Cuán admirable es hablar con Dios,


cuando el afán nos quita toda paz,
cuán deleitoso es oír su voz
pues sus palabras siempre dan solaz.

Cuán admirable es loar a Dios,


él nos protege con solicitud;
cuán majestuoso es oír su voz
que nos inspira ánimo y virtud.

Cuán admirable es luchar por Dios,


guiar las almas hasta el manantial
que limpia del pecado tan atroz
y nos imparte vida celestial.

¡Oh!, qué placer será vivir con Dios,


en esa patria do ningún pesar
ha de afligir a los que van en pos
de Cristo, quien murió para salvar.

9
46 Re - NTB 21

Es Jehová mi fiel pastor,


jamás me faltará su amor,
en verdes prados andaré,
de las aguas de reposo beberé.

Me guía él, ¡con cuánto amor


me guía siempre mi Señor!
Al ver mi esfuerzo en serle fiel,
¡con cuánto amor me guía él!

Enseñaráme mi deber,
mi alma él hará volver
por sendas justas; el Señor
me guía, siempre, con santo amor.

Si el valle oscuro es al pasar,


y sombras de la muerte hay,
no sufriré temor jamás,
porque tú, Señor, conmigo estás.

Tu vara es mi dirección,
y tu cayado mi salvación;
gozoso siempre estoy en ti,
¡oh, Dios!, por tu gran amor a mí.

9b
Coros “Aleluya” Nro. 32

Es Jehová mi fiel pastor,


jamás me faltará su amor,
en verdes prados andaré,
tranquilas aguas beberé.
Enseñaráme mi deber,
Mi alma él hará volver
Por sendas justas; el Señor
Me guía siempre, con amor.

Me guía él, ¡con cuánto amor


me guía siempre mi Señor!
Al ver mi esfuerzo en serle fiel,
¡con cuánto amor me guía él!

Si el valle oscuro es al pasar,


y sombras de la muerte hay,
no sufriré temor jamás,
porque tú, Señor, conmigo estás.
Tu vara es mi dirección,
y tu cayado mi salvación;
gozoso siempre estoy en ti,
¡oh, Dios!, por tu gran amor a mí.

10
272 Fa - NTB 367 (Con coro)
266 Sol (sin coro) - NTB 396 (sin coro)

¡Gloria a Dios! En cada estrella,


de las mil y mil que son,
la grandeza se destella
del glorioso Creador.

¡Gloria a Dios! ¡Oh, aleluya


al glorioso Creador!
¡Gloria a Dios! ¡Oh, aleluya!
es sin límite su amor.

¡Gloria a Dios! En la estructura


de una hierba, de una flor,
se revela la hermosura
del magnífico Hacedor.

¡Gloria a Dios! En todo brilla


su infinita perfección;
un gusano es maravilla
de la inmensa creación.

¡Gloria a Dios! Por su potencia


luz al universo dio;
sin medida es su clemencia,
es sin límite su amor.

11
266 Re - NTB 396
268 Sol - NTB 384
639 Si bemol - NTB 370

¡Gloria a Dios, porque su gracia


en nosotros abundó,
y su fiel misericordia
plenamente se mostró!

¡Gloria a Dios, pues de fe pura


llena nuestro corazón,
y del Hijo, que ama tanto,
nos concede el sumo don!

¡Gloria a Dios, a quien complace


escuchar nuestra oración,
nuestros cantos de alabanza,
nuestra pura adoración!

¡Gloria a Dios, que en abundancia


bendiciones hoy nos da!
Y si esto es en la tierra,
en los cielos, ¿qué será?

12
ST 77 Sol - (con 1º coro)
(Melodía especial con 2º coro)

Jehová es mi pastor,
me apacienta con amor,
en sus pastos delicados paceré;
descansando sin temor
al abrigo del Señor,
de las aguas de reposo beberé.

(1er. coro)
El Señor me pastorea
nada aquí me faltará;
en su brazo confiaré,
junto a él caminaré,
nada del amor de Dios me apartará.

(2do. coro)
Si mi vida está en las manos del Señor,
si mi vida está en las manos del Señor,
en él siempre confiaré
y jamás dudaré,
si mi vida está en las manos del Señor.

Mi pastor me guardará,
siempre me consolará,
y por sendas de justicia me guiará;
en el tiempo de dolor
él será consolador,
en mi corazón su paz infundirá.

¡Oh, cuán fiel es mi pastor!


El me colma de su amor,
y mi copa rebosando siempre está;
cuando en valle oscuro esté,
mal ninguno temeré,
a la casa de mi Dios me llevará.

13
561 Fa - NTB 82

Jehová, mi Dios, es fiel pastor


y no me faltará;
por verdes prados de placer
él me conducirá.

Al lado de las aguas, él


haráme reposar;
y en sendas de felicidad
seguro caminar.

De muerte el valle al cruzar


no sentiré temor;
en medio de la oscuridad
me cercará su amor.

Jehová, mi Dios, cual fiel pastor


conmigo estará,
y su cayado, mi sostén
y protección será.

14
227 Re - NTB 333

Juntos cantemos sin cesar: bueno es Dios;


cielos y tierra proclamad: bueno es Dios;
almas despierten del pecar,
cambien las penas por cantar,
Cristo Jesús puede salvar, bueno es Dios.
Bueno es Dios, bueno es Dios;
juntos cantemos sin cesar: bueno es Dios.

Por todo el mundo proclamad: bueno es Dios;


Cristo nos trajo libertad: bueno es Dios;
salvos por él de todo mal,
nos da poder pentecostal,
vida perfecta, celestial, bueno es Dios.

Dicha inefable da Jesús: bueno es Dios;


él nos imparte santa luz: bueno es Dios;
él es escudo protector,
y nos ayuda con amor,
siempre cantemos su loor, bueno es Dios.

En el palacio celestial: bueno es Dios;


libre de lucha terrenal: bueno es Dios;
eternamente cantaré,
a Jesucristo ensalzaré,
me ha redimido por la fe, bueno es Dios.

15
422 Fa - NTB 752

Las gracias dad a Dios


por todas sus bondades,
portentos realizó
en todas las edades.
Cuidónos con amor,
su brazo nos guió,
de bendiciones mil
su gracia nos colmó.

Refugio habrás de ser


y nuestro compañero,
y seas para nos
en todo tú primero;
alúmbrenos tu luz
y haznos caminar
por sendas de virtud,
y libres de pecar.

Alábente, Señor,
los pueblos y naciones,
y póstrense a tus pies
contritos corazones.
Eterno y santo Rey,
acéptanos aquí,
porque es nuestra intención
servirte sólo a ti.
16
329 La bemol - NTB 531
330 La bemol - NTB 533

Load al gran Rey, su gloria ensalzad,


su amor a su grey con gracia cantad,
es nuestro escudo, baluarte y bien
el Omnipotente, por siglos, amén.

¡ Oh, Dios! , tu bondad ¿qué lengua dirá?


¡Oh!, ¿quién tu verdad jamás sondeará?
Con suma abundancia tus manos proveen
y es fiel tu promesa a los que en ti creen.

El débil mortal, aliento que va,


constante amparo en ti hallará;
tu amor y mercedes no pueden faltar
y al reino de gloria le has de llevar.

¡Tremendo poder!, ¡sin límite amor!


Divino Señor, te damos loor;
¡cuán maravillosa tu gran creación!,
mas, ¡oh, qué asombrosa es tu redención!

17
381 Fa - NTB 203
383 Sol - NTB 207
591 Do - NTB 200

Nuestra fortaleza, nuestra protección,


nuestro fiel socorro, en la tentación;
nuestro gran refugio, nuestra salvación,
es el Dios que adora nuestro corazón.

Nuestra fortaleza, nuestra protección,


es el Dios que adora nuestro corazón.

Que la tierra toda cambie de lugar,


y los montes rueden por el ancho mar,
Dios es nuestro amparo, nunca ha de mudar;
nuestra fortaleza firme habrá de estar.

Que otros en sus fuerzas quieran descansar


o en las que este mundo les promete dar,
nunca todas ellas se han de comparar
con las que podemos en Jehová hallar.

18
576 La bemol - NTB 150

¡Oh, cuán inmenso amor de Dios!,


no hay otro amor igual;
al débil eco de mi voz
da oído paternal.
Jamás podré yo escudriñar
lo inmenso de ese amor;
él guía siempre mi andar
y es mi fiel protector.

¡Inmenso amor de Dios!//


dio a su Hijo santo
quien murió en mi lagar;
¡inmenso amor de Dios!

¡Oh, cuán inmenso amor de Dios!,


velando está por mí.
Ya puedo oír su dulce voz
que me consuela aquí;
mis pasos él dirigirá
por sendas de virtud,
jamás de mí se apartará;
su paz me da quietud.

¡Oh, cuán inmenso amor de Dios!,


la noche cambia en luz;
ya vivo en grata comunión
con mi Señor Jesús;
por eso siempre estoy en paz,
confiando en su poder;
aunque la lucha sea tenaz,
por él podré vencer.

19
98 Do - NTB 127

¡Oh, Dios, mi Soberano Rey!


A ti daré loor:
tu nombre yo ensalzaré,
Santísimo Señor.

Tus obras evidencia son


de tu infinito amor,
y cantan con alegre voz
Las glorias del Señor.

Aquel que busca salvación


en Cristo, !a hallará
y a su ferviente petición
él pronto atenderá.

20
235 Si bemol - NTB 781
237 Sol - NTB 339

Santos, ¡oh!, alzad las voces, ¡loores a Dios!


huestes celestiales cantan: ¡loores a Dios!
Alabadle mientras vais
a morar con él en gloria
y cantad donde podáis, ¡loores a Dios!

Cristo ama a las naciones, ¡loores a Dios!


él nos trajo bendiciones, ¡loores a Dios!
él murió por nuestro bien,
nuestra culpa ha llevado,
nos conduce al bello Edén, ¡loores a Dios!

Vengan todos los que quieran, ¡loores a Dios!


en Jesús hay vida eterna, ¡loores a Dios!
Vengan todos sin tardar;
en la santa y pura fuente
hay perdón y bienestar, ¡loores a Dios!

Miles en Jesús creyeron, ¡loores a Dios!


salvación ya recibieron, ¡loores a Dios!
Juntos hemos de luchar,
Dios nos guía con su brazo,
cantaremos sin cesar: ¡loores a Dios!

21
ST 42 Si bemol - NTB 544

Señor, mi Dios, al contemplar los cielos,


el firmamento y las estrellas mil,
al oír tu voz en los potentes truenos,
y ver brillar al sol en su cenit:

Mi corazón entona la canción,


¡cuán grande es él!, ¡cuán grande es él!
mi corazón entona la canción,
¡ cuán grande es él!, ¡cuán grande es él!

Al recorrer los montes y los valles


y ver las bellas flores al pasar,
al escuchar el canto de las aves
y el murmurar del claro manantial:

Cuando recuerdo del amor divino


que desde el cielo al Salvador envió,
aquel Jesús, que por salvarme vino
y en una cruz sufrió y por mi murió:

Cuando el Señor me llame a su presencia,


al dulce hogar, al cielo de esplendor,
le adoraré, cantando la grandeza
de su poder y su infinito amor.

22 (a) (Versión de SAO)


ST 45 Fa - NTB 25

Si el corazón humano puede


ser tierno para dar perdón,
y si la mano humana puede
prestar ayuda en compasión:

//Más bien podrá Dios nuestro Padre


perdonar, si, perdonar. //

Si llega a ser tan generoso


que no le cuesta compartir;
si ayuda a aquel que es temeroso
confianza haciéndole sentir:

Si el hombre aprende a ser amigo


y muestra en todo lealtad;
si trata incluso a su enemigo
como a un amigo de verdad:

22 (b) (Versión de SAE)

ST 45 Fa - NTB 25

Si hay ternura en el hombre,


si siente pena y piedad,
si sabe amar, sacrificarse,
si siente honda compasión.

Aún mucho más Dios nuestro Padre,


porque es amor, perdonará,
aún mucho más Dios nuestro Padre,
lo que nos falte, suplirá.

Si a veces brinda su existencia


en bien de otros por amor,
si a veces ama al enemigo,
y ama aunque no encuentre amor.

Si a veces comparte alegrías


y cuida a su hijo con tesón.
Si puede compartir las penas
que aflige a otro corazón.

23
Coros “Aleluya” Nro. 10
Admirable, Consejero, Poderoso Dios,
Padre Eterno y Señor, Príncipe de paz.
Un niño nacerá, su Hijo nos dará.
Al pueblo en tinieblas, la luz llegó.

Hijo de Dios, Hijo de hombre,


se humanizó
Glorioso Salvador que resucitó.
Al mundo Dios amó. Su Hijo él nos dio.
No más en las tinieblas, la luz llegó.

Rey de reyes, el Señor, exaltado es.


No hay nombre como él, Soberano Rey.
Al mundo volverá y lo gobernará.
No más en las tinieblas, la luz llegó.
JESUCRISTO
Su Nombre

24
571 La bemol - NTB 139

¡Cuán grato suena al oído fiel


el nombre de Jesús!
Es paz, alivio y sumo bien,
consuelo y salud.

¡Oh!, cuánto amo a Jesús, ///


yo amo a Jesús.

Jesús, mi roca y salvación


escudo y guardador,
tesoro y eterno bien,
acepta mi loor.

Escasa y débil es mi fe,


y tibio es mi amor;
mas cuando al fin yo te veré,
te alabaré mejor.

Y hasta entonces, ¡oh!, Jesús,


tu amor anunciaré
y que tu nombre en la muerte
paz a mi alma dé.

25
449 Mi bemol - NTB 357

El Salvador está aquí,


el amoroso Cristo;
el que se entregó por mi,
¡bendito Jesucristo!

Nombre digno de honor,


nombre dulce de amor
nombre de mi Redentor,
¡Cristo, Jesucristo!

Doy gloria a mi Redentor,


Confío yo en Cristo;
Su nombre me infunde amor,
Su dulce nombre, Cristo.

Venid, cantemos a una voz


las glorias de su nombre:
cantemos hoy de corazón
a Cristo, Jesucristo.
26
68 Si bemol - NTB 106

Jesús, divino Salvador,


autor de la redención,
tu sangre es puro manantial
que limpia el corazón.

Proclamemos la santa verdad


que al mundo imparte paz
y anunciemos, con fidelidad,
que en Cristo hay salvación

Jesús, divino protector,


tu nombre por doquier
imparte luz y salvación
y es fuente de poder.

Jesús. divino y santo Rey,


modelo de virtud,
tú sólo puedes darnos paz
y celestial salud.

Jesús, mi Dios y amigo fiel,


yo creo en ti, Señor,
humilde traigo a tus pies
la ofrenda de mi amor.

27
101 Do - NTB 81

Jesús es fuente de amor,


que quita la maldad,
y de la duda y del temor
da paz y libertad.

Las alabanzas a Jesús


cantemos sin cesar,
pues dio su vida en la cruz
las almas por salvar.

El pobre esclavo de maldad,


llegándose a Jesús,
los crueles lazos rotos ve
y marcha en santa luz.

Su voz oyendo el pecador,


la vida en él tendrá,
el quebrantado corazón
la paz encontrará.
28
277 La bemol – NTB 394

¡Oh! Bondad tan infinita


hacia la humanidad,
Dios, en Cristo revelando
Su amor y su verdad.

Dulce es para mí el nombre de Jesús;


Dulce es para mí
Este nombre de amor.

Como el vasto firmamento,


Como el insondable mar,
Es la gracia infinita
Que Jesús al alma da.

Aunque sean tus pecados


Rojos como el carmesí,
En el río del Calvario
Hay limpieza para ti.

28
277 La bemol - NTB 394

¡Oh!, bondad tan infinita


hacia la humanidad,
Dios, en Cristo, revelando
su amor y su verdad.

Dulce es para mí
el nombre de Jesús;
dulce es para mi
este nombre de amor.

Como el vasto firmamento,


como el insondable mar,
es la gracia infinita
que Jesús al alma da.

Aunque sean tus pecados


rojos como el carmesí,
en el río del Calvario
hay limpieza para ti.

29
ST 1- La bemol

¿Oíste tú del nombre tan hermoso,


dádiva del Dios de amor?
No hay otro en el mundo tan glorioso
como el de mi Salvador.

Cristo, ¡oh! bendito Jesucristo,


precioso nombre sin igual;
da paz, perdón, consuelo y gran gozo
al contrito corazón.

El nombre Cristo brilla cual lucero


en la densa oscuridad,
mostrando al alma triste el sendero
a la eterna claridad.

Valor imparte al corazón tentado,


paz el santo nombre da;
castillo fuerte es del hombre justo
donde amparo encontrará.

No hay nombre en este mundo que perdure;


sólo permanecerá
el nombre Cristo, que en su refulgencia,
para siempre brillará.

30
296 Mi bemol - NTB 408
297 Si bemol - NTB 423

Todos juntos elevemos


gracias al buen Salvador,
grande ha sido su paciencia
y sin límite su amor.
¡Aleluya!, ¡Aleluya!,
proclamemos su loor.

El divino Rey eterno


nos rodea con favor,
a sus fieles santifica
y redime al pecador.
¡Aleluya!, ¡Aleluya!,
proclamemos su loor.

No perdamos la confianza,
fiel es nuestro Salvador,
y en los cielos admitidos,
cantarémosle loor.
¡Aleluya!, ¡aleluya!,
proclamemos su loor.
JESUCRISTO
Su vida y enseñanza

31
ST 2 Do

Cantaré a Cristo por su gran amor,


como vino para ser mi Salvador,
cuán humilde fue el lugar,
en el pueblo de Judá,
donde Cristo vino por amor a mí

Es sin igual en todo su amor,


pues en la cruz por mi, su vida dio allí;
yo cantaré su dulce nombre, sí;
¡oh!, Salvador eterno, loores doy a ti.

Cantaré a Cristo, quien, en humildad,


hizo siempre la divina voluntad;
los enfermos él sanó,
a los muertos levantó,
a los pobres él colmó de su bondad.

Cantaré a Cristo, quien, murió por mi,


contaré lo que él ha hecho para mí;
mis pecados él llevó,
mi perdón y paz compró,
cantaré su dulce nombre siempre, sí.

32
654 Mi bemol - NTB 458

De mi Jesús la historia
dímela toda aquí,
que en mi alma quede grabada,
es la más dulce que oí.
Dime del coro celeste
que nuevas dio de solaz:
loores a Dios en los cielos
y a los mortales la paz

De mi Jesús la historia
dímela toda aquí
que en mi alma quede grabada,
es la más dulce que oí.

El ayunó en el desierto,
cruel tentación soportó,
pero ganó la victoria,
cuando a Satán resistió.
Dime de todas las luchas
y su constante labor,
cómo buscaba al perdido
con gran paciencia y amor.

Dime del cruento madero


donde Jesús se inmoló
y cómo desde el sepulcro
con gloria resucitó.
Dime esa historia preciosa
tan rica y llena de amor,
que a mi alma inunda de gozo,
de gratitud y fervor.

33
201 Do - NTB 265

Dime la antigua historia


del celestial favor,
de Cristo y de su gloria,
de Cristo y de su amor.
Dímela con llaneza,
propia de la niñez,
cansada está mi mente
y anhela sencillez.

Dime la antigua historia,


cuéntame la victoria
háblame de la gloria
de Cristo y de su amor.

Dime esa grata historia


con lentitud, y así
conoceré la obra
que hizo Jesús por mí;
dímela con frecuencia,
pues soy dado a olvidar;
y el matinal rocío
el sol suele disipar.

Dime tan dulce historia


con tono claro y fiel;
murió Jesús, y salvo
yo quiero ser por él.
Dime esa historia siempre,
si en tiempo de aflicción
deseas a mi alma
traer consolación.

Dime la misma historia,


si crees que tal vez
me ciega de este mundo
la falsa brillantez.
Y cuando ya me alumbre
de la gloria la luz,
repíteme la historia:
"Quien te salva es Jesús".

34
226 Re - NTB 331

Oí hablar de un Salvador
//quien por mí, //
el más indigno pecador,
//sí, por mí, //
su patria celestial dejó,
forma de hombre él tomó,
y en vil cruz su vida dio,
//sí, por mí.//

Crucificado fue Jesús.


//sí, por mí, //
y abandonado de su Dios,
//fue por mí.//
Su voz me dice: Pecador,
llevado por intenso amor
por ti sufrí tanto dolor,
//sí, por ti.//

Y redimido de mi mal,
//sí, por él, //
allí en gloria celestial,
//sí, por él: //
donde feliz podré estar,
y su victoria celebrar,
Jesús prepara un hogar
//para mí.//

35
51 Si bemol - NTB 865

¡Qué bella historia de amor!,


cuéntamela otra vez;
¡qué bella historia de amor!,
cuán tierna y grata es;
ángeles miles la cantan
y los pastores la escuchan,
y miles de almas la aceptan,
¡qué bella historia de amor!

¡Oh, qué amor!, ¡Oh, qué amor!


maravillosa es esa historia de amor.

¡Qué bella historia de amor!,


Cristo llamando está;
¡qué bella historia de amor!,
vida y perdón nos da;
llámanos muy tiernamente
y de la cruz, elocuente,
se oye el mensaje potente,
¡qué bella historia de amor!

¡Qué bella historia de amor!,


Cristo reposo da;
¡qué bella historia de amor!,
él da la santidad
a los que humildes la piden
y con fervor la reciben,
y con firmeza le siguen,
¡qué bella historia de amor!

36
105 Sol - NTB 76
98 Do - NTB 127

Tú eres el camino que


conduce a la luz;
al Padre no se puede ir
sino por ti, Jesús.

También tú eres la verdad;


tú puedes ilustrar
la mente, y el corazón
de todo error librar.

La vida eres, y aquél


que cree en ti será
salvado, y en la eternidad
contigo vivirá.

Tú eres nuestro Salvador


y nuestro Dios; así,
camino, vida y verdad,
hallamos todo en ti.
JESUCRISTO
Su Propiciación

37
NTB 525 Sol

Años atrás prendieron a Jesús,


yo ayudé a llevarlo a la cruz,
hasta el Calvario tuvo que llegar,
vi los soldados sus manos atar.
Qué triste ver en esta condición
manos que sólo daban bendición.

Manos sacrosantas, manos de Jesús,


y por mi clavadas en la cruenta cruz.
Manos que aún ofrecen
gozo, paz, perdón,
infinita gracia y salvación,
y la salvación.

Manos dispuestas siempre a ayudar


y con ternura el dolor quitar,
se alzaban fuertes contra todo mal
pero abiertas para perdonar.
¡Manos de amor!, mas con incomprensión
yo las até sin tener compasión.

Manos que el Pan de Vida quieren dar,


manos que a muertos pueden levantar,
sanan y ayudan, pueden consolar
y con amor pecados perdonar.
¿Podrías tú, con ciega obstinación,
atar las manos que dan redención?

38
24 Si bemol - NTB 14

Calvario, altar do mi Señor


su vida dio y agonizó
por rescatar al pecador,
¡cuán grande amor así mostró!

Calvario, tú, testigo fiel


del gran amor de mi Jesús,
quien por salvar al mundo infiel
sufrió y murió sobre la cruz.

Divino altar de redención,


en ti el mortal podrá encontrar
la eterna paz, dicha y perdón,
que sólo Dios le puede dar.
Sagrado altar, donde encontré
la salvación y santidad;
humilde a Cristo alabaré
por toda la eternidad.

39
19 Sol - NTB 28

Colgado ved, en cruz atroz,


al Santo Rey y Redentor,
bañado en sangre y en dolor,
Hijo es de nuestro Padre Dios.

En la cruz su sangre derramó,


par salvarme su vida dio,
mas resucitó y mi pecho llenó
de paz y gozo celestial.

Mi culpa vil sufriste tú,


cargaste toda mi maldad;
movido por tu gran bondad,
me diste en cambio la salud.

Señor Jesús, jamás podré


mi inmensa deuda cancelar;
tan sólo, fiel, podré anunciar
que me salvaste por la fe.

40
431 La bemol - NTB 864

Cristo Jesús desde el cielo bajó,


¡oh, cuán inmenso amor!
y sobre la cruz mis maldades llevó,
su sangre pura por mí derramó,
mi redención así obró,
¡oh, cuán inmenso amor!

¡Oh, qué inmenso amor de Jesús!


vino del cielo a morir en la cruz,
para salvarnos a ti y a mi,
¡oh. qué inmenso amor!.

Viéndome esclavo, Jesús me libró,


¡oh, cuán inmenso amor!,
así consumada su santa misión,
subió a los cielos, triunfante ascensión,
a preparar la gran mansión,
¡oh, cuán inmenso amor!

Ven pues, hermano, a Jesús tu Señor,


fuente divina de amor,
no sigas la senda mundana, fatal,
mas busca en Cristo el perdón sin igual,
así tendrás paz celestial,
¡oh, cuán inmenso amor!

41
461 Sol- NTB 343
465 La bemol - NTB 342

Cristo, su preciosa sangre


en Calvario dio;
por nosotros, pecadores,
la vertió.

Con su sangre tan preciosa


hizo redención;
y por eso Dios nos brinda
el perdón.

Es la sangre tan preciosa


del buen Salvador,
lo que libra de pecados
y temor.

Sin su sangre es imposible


que haya remisión;
por las obras no se alcanza
salvación.

42
ST 3 Si bemol

Del costado del Señor,


corre, siempre corre,
para todo pecador,
corre, siempre corre,
una fuente de virtud
que al enfermo da salud.

Corre el agua pura de la vida,


corre, siempre llena de virtud.

Oye hoy su voz llamar,


corre, siempre corre,
tus pecados a quitar,
corre, siempre corre.
Hay limpieza para ti
en la fuente carmesí.

Fuente pura de amor,


corre, siempre corre,
la que fluye del Señor,
corre, siempre corre,
fuente que Jesús abrió
en Calvario, do murió.

43
Coros “Aleluya” Nro. 48

//Dios tanto al mundo amó


que a su hijo Cristo dio
y todo aquel que crea en él
no se perderá
mas por siempre vivirá.//

Jesús no vino aquí


Para castigar ni para condenar;
Él vino por amor,
Para perdonar, vino para salvar.
¡Y por su muerte nos redimió! ¡Nos salvó!

//Dios tanto al mundo amó


que a su hijo Cristo dio
y todo aquel que crea en él
no se perderá
mas por siempre vivirá.//

///Dios tanto al mundo amó.///

44
545 Mi bemol - NTB 16 (sin coro)
24 La - NTB 14 (con coro)

Divino emblema del amor


es el Calvario para mí,
en él sufrió mi Salvador
y el perdón obtuve allí

Calvario emblema del amor,


Del puro amor de mi Jesús,
¡oh, ¡cuánta angustia padeció
al dar su vida en la cruz!.

Sangre preciosa derramó


para salvar la humanidad;
ya salvo soy, Jesús triunfó,
el cielo es mi heredad.

¡Oh, victorioso Redentor!,


quiero vivir en tu virtud,
dame, te ruego, el poder
para obrar con rectitud.

45
255 Sol - NTB 379

¡Dulces momentos, consoladores,


los que yo paso junto a la cruz!
Allí, sufriendo crueles dolores,
miro al Cordero, Cristo Jesús.

¡Dulces momentos, ricos en dones,


de paz y gracia, de vida y luz!
Sólo hay consuelo y bendiciones
cerca de Cristo, junto a la cruz.

Veo sus brazos de amor, abiertos,


que me convidan ir hacia él;
y haciendo suyos mis desaciertos,
por mí sus labios gustan la hiel.

De sus heridas la viva fuente


de pura sangre veo manar
y, salpicando mi impura frente,
la infame culpa logra borrar.

Miro su angustia ya terminada,


hecha la ofrenda de la expiación,
su noble frente, mustia, inclinada,
y consumada mi redención.

46
442 Fa - NTB 837

El día que Cristo a un pesebre,


del cielo a la tierra bajó,
por salvar a las almas de la perdición
un ángel las nuevas contó.

El vino a salvarme, él vino a salvarme,


él vino a salvarme a mí;
en la cruz padeció por comprar mi perdón,
él vino a salvarme a mí.

Fue herido por nuestras maldades,


tristeza y dolor conoció,
agonías sufrió en Getsemaní,
y todo por mí padeció.

La tumba y la muerte vencidas,


glorioso, Jesús ascendió
a la gloria del Padre, en el cielo do está,
y a donde también iré yo.

47
13 Mi bemol - NTB 29

El gran amor de mi Jesús,


por mi muriendo en la cruz,
su santo empeño por salvar,
¿quién lo podrá jamás contar?

//¿Quién puede tal amor contar? //


El gran amor del Salvador,
¿quién lo podrá jamás contar?

La maravilla de su amor,
cruz afrentosa, cruel dolor,
que padeció en mi lugar,
¿quién lo podrá jamás contar?

¡Incomparable Salvador!
¡Oh!, cuán precioso es tu amor!,
¡oh, cuán inmenso y sin par!
¡cuán imposible de contar!

48
389 Do - NTB 354

El Salvador vino a sufrir,


por mi dejó su gloria,
sobre la cruz quiso morir,
¡oh, dad a Cristo gloria!

Dad a Cristo gloria,


proclamad la historia
de la divina redención;
¡oh, dad a Cristo gloria!

Tan sólo él puede salvar


y darnos la victoria;
su nombre ahora ensalzad,
¡oh, dad a Cristo gloria!

Proclamaré al pecador
de salvación la historia,
él es la fuente del amor,
¡oh, dad a Cristo gloria!

Jesús ofrece al pecador


la salvación y gloria,
venid, ahora, al Salvador,
¡oh, dad a Cristo gloria!
49
173 Si bemol - NTB 326

En Calvario, en la cruz,
padeció por mí, Jesús;
por la sangre que vertió
mis pecados él expió;
lavará de todo mal
ese rojo manantial,
el cual abrió por mí, Jesús,
en Calvario, en la cruz.

//Sí, fue por mí, //


sí, fue por mí, murió Jesús
en Calvario, en la cruz.

¡Oh, qué amor, qué inmenso amor,


reveló el Salvador!
La maldad que hice yo,
al suplicio le llevó;
vil, indigno como soy,
él me llama y a él voy;
mi redención obró Jesús
en Calvario, en la cruz.

De Jesús yo sólo soy,


a seguirle pronto estoy;
al bendito Redentor
serviré con firme amor;
sea mi alma su hogar
y mi corazón su altar.
Emanan vida, paz, y luz,
del Calvario, de la cruz.

50
56 Mi bemol (con coro)
566 Mi bemol (sin coro)
NTB 107 - NTB 85 (sin coro)

En mal hacer sentí placer,


vergüenza no me dio;
mas algo nuevo pude ver
que mi alma conmovió.

El Cordero que por mí


su sangre derramó,
murió, mas él resucitó
por redimirme a mi.

Pendiente del madero vi,


en sangre y en dolor,
sufrir por la humanidad
a Cristo el Salvador.

La escena esa yo jamás


la puedo olvidar,
¡Qué muerte tan atroz sufrió
por mi alma rescatar!

Llegué humilde a sus pies,


mi culpa confesé,
su amor Jesús me reveló,
perdón en él hallé.

51
49 La bemol . NTB 93
54 La bemol . NTB 138

Hay una fuente carmesí


que mi Jesús abrió,
muriendo en la cruz por mí,
do limpio quedo yo.

Yo creo sí, yo creo sí,


Jesús murió por mí;
sobre la cruz vertida fue
su sangre carmesí,

En el Calvario él expió
mi negra culpa ya,
y por la muerte que sufrió
la gloria me dará.

Después que yo su gran amor


en sus heridas vi,
en él confíe con gran fervor,
pues que murió por mí.

Por esa muerte en la cruz,


en gloria celestial,
disfrutaré con mi Jesús
la dicha perennal.

52
64 Fa - NTB 122

¡Inmensa y sin igual piedad!,


murió por mí Jesús,
y por mi culpa vil sufrió
la muerte en la cruz.

Acuérdate, Señor Jesús


acuérdate de mí,
por tu pasión recíbeme
y ten piedad de mí.

Por la maldad que hice yo


sufrió el Salvador;
¡oh, qué divina compasión!
¡oh, qué infinito amor!

Bien pudo el sol su faz cubrir


en negra confusión,
al ver morir al Redentor
por darme salvación.

Amado Cristo, no podré


jamás pagar tu amor,
mas, lo que tengo te lo doy,
acéptalo, Señor.

53
16 Mi bemol - NTB 43
545 Mi bemol (sin coro) - NTB 16 (sin coro)
ST 46 Si bemol (sin coro)

La cruz excelsa al contemplar,


do Cristo allí por mi murió,
de todo cuanto estimo aquí,
lo más precioso es su amor.

//Hay pureza en la sangre de Jesús; //


proclamemos al mundo
que hay pureza en la sangre,
en la sangre que vertió en la cruz.

No me permita, Dios, gloriar


más que en la muerte del Señor.
Lo que más pueda ambicionar
lo doy gozoso por su amor.

El mundo entero no será


entrega digna de ofrecer;
amor tan grande, sin igual,
en cambio exige todo el ser.

54
721 Si bemol - NTB 731

Levantado fue Jesús


en la vergonzosa cruz,
para darme la salud,
¡aleluya!, ¡gloria a Cristo!
Yo, culpable pecador,
Cristo, el justo Salvador,
dio su vida en mi favor,
¡aleluya!, ¡gloria a Cristo!

Por mis culpas yo me vi


en peligro de morir,
mas Jesús murió por mí,
¡aleluya!, ¡gloria a Cristo!

El rescate él pagó,
"Consumado es", declaró:
Dios por eso me aceptó,
¡aleluya!, ¡gloria a Cristo!

55
ST 5 Si bemol

Mirad al Salvador Jesús,


al príncipe benigno,
por mí muriendo en la cruz,
por mí, tan vil, indigno.

De amor la prueba, hela aquí


el Salvador murió por mí,
por mí, por mí,
Jesús murió por mí.

El sol su rostro encubrió


al ver su agonía;
la dura peña se partió
aquel terrible día.

Y yo también, al ver la cruz,


por ella soy vencido;
mi corazón te doy, Jesús,
al gran amor rendido.

56
85 Mi bemol - NTB 75
562 Sol - NTB 87

Mirad al santo Salvador


clavado en tosca cruz;
cuán grande amor nos demostró
muriendo así, Jesús.

Moriste tú, Jesús, por mí,


Cordero celestial;
tu sangre pura me salvó
del lazo mundanal.

Del templo el velo se rasgó,


la tierra retembló;
al expirar el santo Rey,
mi deuda así pagó.

Ya consumada su obra fue


y ofrécenos perdón,
la vida eterna, dicha y paz,
perenne galardón.

57
21 Fa - NTB 7
551 Do - NTB 41

Nuestro dolor, ¡oh! , buen Jesús,


lo has de saber, pues tú también
cual nos tentado fuiste aquí,
cuando el dolor ciñó tu sien.

Para salvar la humanidad


burlas sufriste y dolor;
tu muerte, vida hoy nos da,
y has conquistado nuestro amor.

Por este valle al caminar,


tú, nuestro llanto enjugarás;
de nuestro ser sabrás cuidar
y de tu amor nos colmarás.

58
228 La bemol -NTB 337
232 Sol - NTB 330

¡Oh!, mira, mira al Redentor //en la cruz,//


agonizando en dolor, //en la cruz;//
¡oh!, pecador, llamando está,
ven, pues, a él, te salvará;
con gran amor su vida da, //en la cruz.//

Crucificado le puedes ver, //en la cruz; //


inmenso fue su padecer, //en la cruz; //
la amarga copa él bebió,
tus culpas todas las cargó,
por ti su sangre derramó, //en la cruz.//

La magna obra ya consumó, //en la cruz; //


y la victoria conquistó, //en la cruz; //
sus ojos llenos de compasión,
al cielo miran en oración
y muere dando bendición, //en la cruz.//

Doquiera vaya le adoraré, //en la cruz, //


y eternamente me gloriaré, //en la cruz; //
mi tema siempre habrá de ser,
y al mundo entero anunciaré
de mi Jesús el gran poder, //en la cruz.//

59
241 Do - NTB 344
238 Si bemol - NTB 348

¿Quién del cielo descendió?


Cristo el Salvador,
¿En pobreza quién nació?
Cristo el Salvador.

Cantaremos la canción,
claro y dulce son:
él nos trajo salvación,
Cristo el Salvador.

¿En madero quién murió?


Cristo el Salvador.
¿Quién a mí me rescató?
Cristo el Salvador.

¿Quién promete perdonar?


Cristo el Salvador.
¿Por creer, quién vida da?
Cristo el Salvador.

¿Quién del cielo bajará?


Cristo el Salvador,
¿Quién allá nos llevará?
Cristo el Salvador.

60
162 Fa - NTB 314
ST 4

Rostro divino, ensangrentado,


cuerpo llagado por nuestro bien;
sufre, benigno, rudos enojos,
lloren los ojos que así te ven.

Manos benditas, tan lastimadas,


por mí clavadas en una cruz,
en este valle sean mi guía
y mi alegría, mi norte y luz.

Pobre costado, en cuya herida


halla su vida la humanidad,
fuente amorosa de un Dios clemente,
voz elocuente de caridad.

Tus pies heridos, Cristo paciente,


yo indiferente, los horadé;
y arrepentido, hoy que te adoro,
perdón imploro, ¡Señor, pequé!

Crucificado en un madero,
manso cordero, mueres por mí,
por eso el alma triste llorosa,
suspira ansiosa, Señor, por ti.

61
687 Si bemol - NTB 585

Sobre el monte yo vi levantada una cruz,


emblema de angustia y dolor;
gran amor me inspiró, pues en ella murió,
mi bendito rey, Cristo el Señor.

Yo por eso mucho amo a la cruz,


y en sus triunfos mi gloria hallaré,
hasta el día que llegue a mi hogar
con Jesús a vivir y reinar.

Esa cruz sin igual, que el mortal despreció,


sirvióme de gran atracción;
y el Cordero de Dios, que su gloria dejó,
sobre ella compró salvación.

Esa cruz tan atroz, que la sangre tiñó,


¡cuánta dicha ganó para mí!;
pues fue en esa vil cruz que murió mi Jesús,
y la vida compró para mí.

A la cruz fiel seré, aunque deba sufrir


vergüenza, angustia y dolor;
pues el día vendrá que me llame al hogar
mi bendito rey, Cristo el Señor.

62
295 La bemol - NTB 415

Voz de amor y de clemencia


en el Gólgota sonó,
y, al oírla, con violencia
el Calvario retembló,
"Consumado es, consumado",
fue la voz que Cristo dio.
Voz de escarnio y de ironía
vil, pronuncia el hombre audaz,
mientras Cristo, en su agonía,
hace al sol nublar la faz,
"Consumado es, consumado",
fue la afirmación veraz.

Entre angustias y dolores,


sin amparo se encontró
el Señor de los señores,
que al débil amparó.
"Consumado es, consumado",
y su espíritu entregó.

Ya el infierno está vencido


y la muerte es sin horror
para el hombre redimido
que confía en el Señor.
"Consumado es, consumado",
el rescate del amor.
JESUCRISTO
Su resurrección

63
NTB 681 Si bemol

Al Cristo vivo sirvo


y él en el mundo está;
aunque otros lo negaren
yo sé que él vive ya.
Su mano tierna veo,
su voz consuelo da,
y cuando yo le llamo
muy cerca está.

El vive, él vive, hoy vive el Salvador,


conmigo está y me guardará
mi amante Redentor.
El vive, él vive, imparte salvación.
Sé que él viviendo está porque
vive en mi corazón.

En todo el mundo entero


contemplo yo su amor,
y al sentirme triste
consuélame el Señor.
Seguro estoy que Cristo
mi vida guiando está,
y que otra vez al mundo
regresará.

Regocijaos, cristianos,
hoy himnos entonad,
eternas aleluyas
a Cristo el Rey cantad.
Ayuda y esperanza
es del mundo pecador,
no hay otro tan amante
como el Señor.

64
ST 189 – La bemol
Dios envió a su hijo Cristo;
Él es salud, paz y perdón.
Vivió y murió por mi pecado;
Vacía está la tumba porque él triunfó.

Porque él vive triunfaré mañana.


Porque él vive ya no hay temor;
Porque yo sé que el futuro es suyo,
La vida vale más y más sólo por él.
Grato es tener un tierno niño,
Tocar su piel gozo nos da;
Pero es mejor la dulce calma
Que Cristo el Rey nos puede dar pues vivo está.

Yo sé que un día el río cruzaré;


Con el dolor batallaré.
Y al ver la vida triunfando invicta,
Veré gloriosas luces y veré al Rey.

65
154 Do - NTB 281

El Señor resucitó, ¡Aleluya!


muerte y tumba ya venció, ¡aleluya!
con su fuerza y su virtud, ¡aleluya!
cautivó la esclavitud, ¡aleluya!

El que al polvo se humilló, ¡aleluya!


vencedor se levantó, ¡aleluya!
y a su eterna majestad, ¡aleluya!
cantará la cristiandad, ¡aleluya!

El que tanto así sufrió, ¡aleluya!


y en desolación se vio, ¡aleluya!
hoy, en gloria celestial, ¡aleluya!
reina vivo e inmortal, ¡aleluya!

Quien así su vida dio, ¡aleluya!


quien así nos redimió, ¡aleluya!
es la víctima pascual, ¡aleluya!
que remedia nuestro mal, ¡aleluya!

Cristo, nuestro Salvador, ¡aleluya!


de la muerte vencedor, ¡aleluya!
en ti hemos de esperar, aleluya!
cantaremos sin cesar, ¡aleluya! .

66
443 Do - NTB 839

En una cruz murió


mi Salvador;
¡cuán gran dolor sufrió,
mi Redentor!

¡Cristo ya resucitó!,
el poder maligno él venció;
entregó la tumba su cautivo real,
confundida está la gran legión del mal,
¡gloria a Dios, gloria a Dios!
¡el Señor resucitó!

La tumba conquistó
el Salvador,
la muerte él venció,
¡ml Redentor!

Tres días se quedó


en el sepulcro,
después resucitó,
¡mi Redentor!

67
250 Do - NTB 466

Glorioso triunfo el que Jesús


ganó al romper la tumba cruel,
pues Dios lo levantó;
su triunfo alegres hoy cantad,
su nombre todos ensalzad,
la muerte derrotó.

//Vive él, vive él,


yo sé que vive mi Señor.//

La tumba no tuvo poder,


pues Dios la prueba quiso dar
que su Hijo, el Salvador,
que al mundo vino a redimir,
la muerte puede destruir;
¡loores al Señor!

La muerte ya no da temor,
pues como Cristo la venció
los hijos del Señor
también podrán triunfar con él
y allá, en el célico vergel,
vivir sin más dolor.

68
169 La bemol - NTB 315

Cristo, quien la cruz sufrió,


con poder se levantó.
Hoy, en gloria celestial,
reina vivo e inmortal.

Cante, pues la cristiandad,


su gloriosa majestad.

Él, que al polvo se humilló,


muerte y tumba ya venció
con poder y gran virtud
cautivó la esclavitud.

A los cielos ascendió,


por su amor nos redimió.
Cristo el victorioso Rey
intercede por su grey.

69
241 Do - NTB 344

¡Oh!, hermanos, dad a Cristo,


alabanzas mil,
él la muerte ha vencido
y la tumba vil.

Cristo, por tu gran victoria


me das vida a mí;
vencedor, tú, de la muerte;
¡gloria doy a ti!

En la cruz él fue clavado


por mí, pecador;
por su muerte él se hizo
nuestro Redentor.

En la tumba sepultaron
a mi Salvador;
su presencia le ha quitado
todo el terror.

La potencia de la muerte,
Cristo derrotó;
del sepulcro tenebroso
él se levantó.

70
168 Mi bemol - NTB 450

Vuestro himno hoy cantad


de triunfante gozo;
a su pueblo Dios le dio
justo alborozo.
Canta hoy, Jerusalén,
con amor sagrado;
que Jesús, el que murió,
¡ha resucitado!

Primavera es del alma,


¡Cristo ya está libre!;
de la muerte y su terror
vida y luz brotaron.
Nuestro invierno de pecar
ya se ha terminado;
y a Jesús, quien es Señor
himnos le cantamos.

¡Aleluya! canten hoy


a Jesús bendito;
pues glorioso emergió
de la tumba invicto.
¡Aleluya! a Jesús
y a Dios el Padre;
y al Espíritu de luz
loas le complacen.
JESUCRISTO
Su reino

71
139 Mi bemol - NTB 182

A Cristo coronad, cordero inmortal;


cantad loor al Redentor, su nombre ensalzad,
porque él murió en la cruz, las almas por salvar;
a los perdidos en maldad la vida pudo dar.

A Cristo coronad, la muerte ya venció,


con gran poder la derrotó, después resucitó;
él dio su bendición el día que ascendió
y ante el padre Dios ofrece su intercesión.

A Cristo coronad, él es el rey de paz,


las luchas todas cesarán, rindióse Satanás,
el Rey de reyes hoy domina por doquier,
ninguna fuerza contra él podrá prevalecer.

A Cristo coronad, es nuestro Salvador;


nos redimió y perdonó, nos dio la libertad;
loado sea él, por su inmenso amor,
alaben todos al Señor, celebren su bondad.

72
NTB - 831 Fa

Del oeste vendrán y del este también


a sentarse en el Reino de Dios.
Ambos, ricos y pobres allí estarán,
los que penas supieron llorar.
Y nadie allí preguntará,
si blanco tu ropaje está.
Del oeste vendrán y del este también
a sentarse en el Reino de Dios.

Del oeste vendrán y del este también


a sentarse en el Reino de Dios.
Allí el Padre los bendecirá en su amor,
y con gozo los recibirá.
Si eres blanco o de color,
a nadie le interesará.
Del oeste vendrán y del este también
A sentarse en el Reino de Dios.

Del oeste vendrán y del este también


a sentarse en el Reino de Dios.
Superada por fe la gran tribulación,
entrarán en el Reino de Dios.
De cada tribu y nación,
se abrazarán en santo amor.
Del oeste vendrán y del este también
a sentarse en el Reino de Dios.

73
60 La bemol - NTB 114

Load el nombre de Jesús,


con hueste angelical;
la real diadema hoy traed
y coronadle, coronadle Rey legal.
////y coronadle Rey legal. ////

A él linajes, lenguas mil


y pueblos por igual
un homenaje fiel rendid,
y coronadle, coronadle Rey legal;
////y coronadle Rey legal.////

Vosotros, raza de Adán,


sumidos en el mal,
a Cristo id, salvados sed,
y coronadle, coronadle Rey legal;
////y coronadle Rey legal.////

Quisiera pues unir mi voz


al coro angelical,
perenne himno entonar,
y coronadle, coronadle Rey legal;
////y coronadle Rey legal.////

74
689 La bemol - NTB 245

Millares de millares,
vestidas de esplendor,
desfilan en radiante luz
las huestes del Señor.
La lucha ha terminado,
vencido fue Satán,
y victoriosas con Jesús
por siempre reinarán.

Canciones y aleluyas
se oyen por doquier,
se escucha el eco de arpas mil
y voces de placer.
El día de victoria
lograron alcanzar,
allí todo es felicidad,
el mal no puede entrar.
Jesús, ¡oh!, Rey eterno
bendito Redentor,
contigo habremos de vivir
en célico esplendor.
Ansiosos esperamos
el día sin igual,
en que podamos disfrutar
el gozo celestial.

75
272 Sol - NTB 367

Ved al Cristo, rey de gloria,


es del mundo el vencedor;
de la guerra vuelve invicto,
todos deben darle loor.

Coronadle, coronadle,
coronadle Rey de reyes,
coronadle, coronadle,
coronad al Salvador.

Exaltadle, exaltadle,
ricos triunfos trae Jesús;
entronadle en los cielos,
en la refulgente luz.

Si los malos se burlaron


coronando al Salvador,
hoy los ángeles y santos
lo proclaman su Señor.

Escuchad las alabanzas


que se elevan hacia él;
victorioso reina Cristo,
adoradle sólo a él.
JESUCRISTO
Su segunda venida

76
Himnario Bautista No 492 (1978)

Cuán hermosa será la mañana


Cuando venga Jesús el Salvador;
Las naciones unidas como hermanas,
Bienvenida darán al Señor.

No habrá necesidad, de la luz y el resplandor,


Ni el sol dará su luz, ni tampoco su calor;
Porque entonces Jesús el Rey del cielo
Para siempre será Consolador.

Esperamos la mañana gloriosa


Para dar la bienvenida al Dios de amor
Donde todo será color de rosa
En la santa fragancia del Señor.

El cristiano fiel y verdadero


Y también el obrero de valor
Y la Iglesia, esposa del Cordero
Estarán en los brazos del Señor.

77
Do - NTB 344

¡Oh!, soldados, en los cielos


ved la enseña ya;
Cristo viene, nuestro el triunfo,
no dudéis, será.

¡Firmes, firmes!, yo voy pronto,


clama el Salvador;
estaremos par su gracia
firmes, con valor.

Nada importa nos asedien


con rugiente afán,
las legiones aguerridas
que ordenó Satán.

Sin descanso ruda sigue


la furiosa lid;
¡oh!, soldados, ya cercano
ved al adalid.

Viene Cristo con potencia,


a buscar su grey;
pues, soldados, ¡aleluya!,
¡gloria a nuestro Rey!

78
296 Mi bemol - NTB 408
646 Re - NTB 422

Ved del cielo descendiendo


al triunfante Redentor;
ya en majestad tremenda
aparece el Señor
¡Aleluya!, ¡Aleluya!, en la tierra reinará!

Algún día le veremos


en sublime realidad
y, también, los que negaron
su carácter divinal.
¡Aleluya, ¡Aleluya!, el Mesías volverá!

Cristo, Rey, te adoramos


en tu santo tribunal;
gloria, honor te tributamos,
Rey de reyes eternal,
Juez divino, Juez divino, todos te adorarán.

79
142 Re - NTB 221

¡Ya viene vuestro Rey!


a Cristo coronad,
cantad su gloria, gracias dad
al Salvador.

Su nombre load,
canciones dulces entonad
a vuestro Rey.

Domina Cristo rey,


Dios de verdad y amor,
las culpas nuestras perdonó
el Salvador.

El junto al trono está


del Padre, eterno Dio,
y el cielo alabanzas da
al Salvador.

Jesús, el rey, vendrá,


los suyos a buscar;
al bello hogar los llevará
el Salvador.
EL ESPÍRITU SANTO

80
ST 6 Si bemol

Acudo, Dios, a ti, con humildad y fe,


anhelo tu poder, escúchame, Señor;
mis faltas, Salvador, a ti confesaré,
¡oh!, ven Consolador.

¡Oh!, ven, Consolador,¡oh!, ven, Consolador,


impárteme tu don divino, celestial,
¡oh!, ven y dame hoy, poder pentecostal,
¡oh!, ven, Consolador.

Ayúdame, Señor, en ti siempre a confiar,


hoy tu precioso don yo vengo aquí a buscar;
contigo andaré y nada temeré.
¡oh!, ven Consolador.

Bautízame, Señor, con fuego celestial,


envía, Salvador, poder pentecostal;
tú eres el autor de plena salvación,
¡oh!, ven Consolador.

Recibo ya tu don, Espíritu de amor,


y mi alma llena está de fuego celestial;
mi voz elevaré con cantos de loor,
al gran Consolador.

81
“Musical Salvationist – July 1985”

Al momento de las pruebas


Sin poder para luchar,
Descubriendo mi propia debilidad.
Es entonces que el Señor al ver mi desesperación,
con cariño escucha siempre mi oración.

Tu presencia, Santo Espíritu en mi.


Sea mi fuerza. Hazme agradable a Ti.
Hazme santo, hazme puro,
lléname Señor con tu poder.

Por oscuridad rodeado,


con temor y confusión.
Cuando más yo siento la desilusión.
Es entonces que el Señor al ver mi desesperación,
con cariño escucha siempre mi oración.

No hay nada en este mundo


Que podrá quitar Su paz.
Nada puede ya restarme Su poder.
Su presencia y Su amor serán mi gran consolación,
Y Su Espíritu el que oye mi oración.

82
ST 56 Sol - NTB 364

Arde, arde, Santa Llama


fuego purificador,
Satisface tú mi alma
con más celo y fervor.

Arde, oh divina llama;


ven, y mora en mi ser;
tu presencia en mi alma
llenaráme de poder.

Obra, obra muy profundo,


Santa Llama del Señor;
quita todo lo inmundo;
llena mi alma de tu amor.

Mora siempre en mi alma,


Santo Fuego divinal;
dame gozo, dame calma,
paz perfecta, celestial.

77
Arr. Esp. Re bemol

A una estaban juntos y en oración


haciendo lo que dijo el Señor;
el fuego descendió y aquel lugar llenó,
el Santo Espíritu los bautizó en la reunión.

Tu Fuego Santo hoy sentir queremos,


una vez más tu toque divinal;
ven, pues, Señor, Espíritu Divino
bautízanos con fuego celestial.

Deseamos hoy que tu presencia se haga real


para llenarnos con tu gran poder;
con fe y sinceridad y toda humildad
hoy te rogamos, manda el poder pentecostal.

Desciende ahora, llena nuestro corazón,


equípanos para poder andar
según tu voluntad hablando tu verdad,
sabiendo que tu gracia siempre nos ha de bastar.
84
105 Sol - NTB 76
561 Fa - NTB 82

Desciende, Espíritu de amor,


paloma celestial,
promesa fiel del Salvador,
de gracia manantial.

Aviva nuestra escasa fe


y danos tu salud;
¡oh!, ven y guía nuestro pie
por sendas de virtud.

Consuela nuestro corazón


y habita siempre en él,
concédele el precioso don
de serte siempre fiel.

Tus frutos dan el suave olor


al corazón: solaz,
benignidad, paciencia, amor,
bondad, templanza y paz.

¡Oh!, ven, Espíritu de Dios,


poder consolador,
a proclamar ayúdame
tu infinito amor.

85 (a)
234 Fa - NTB 335

Divina, santa llama, ven, ///¡fuego, ven!///


Sagrada fuente de mi bien, ///¡fuego, ven!///
Desciende, Espíritu, aquí,
que esperamos tu venida, sí;
bautízanos, pues, hoy aquí, ///¡fuego, ven!///

Como en aquellos grandes días, ///¡fuego; ven!,///


en que vivió el profeta Elías, ///¡fuego, ven!///
Ven, quema los restos del mal
y danos gozo celestial;
ven, fuego divino, eternal, ///¡fuego, ven!///

Tu santo fuego precisamos, ///¡fuego, ven!,///


el fuego es lo que anhelamos, ///¡fuego, ven!///
Así podremos batallar
y en todas lides triunfar,
tu santo poder ven a dar ///¡fuego, ven!///

(William Booth)
85 (b)
Coros “Aleluya” No 81

Divina, santa llama, ven, ///¡fuego, ven!///


Sagrada fuente de mi bien, ///¡fuego, ven!///
Desciende, Espíritu, aquí,
deseamos tu venida, sí;
bautízanos, pues, hoy aquí, //ven, /¡Fuego, ven!///

Como en aquellos grandes días, ///¡fuego; ven!,///


en que vivió el profeta Elías, ///¡fuego, ven!///
Ven, quema los restos del mal
y danos gozo celestial;
ven, Fuego divino, eternal, ///ven, /¡Fuego, ven!///

Tu santo fuego precisamos, ///¡fuego, ven!,///


el fuego es lo que anhelamos, ///¡fuego, ven!///
Así podremos batallar
y en todas lides triunfar,
tu santo poder ven a dar ///ven, /¡Fuego, ven!///

¡Sí, ven!

86
29 Si bemol- NTB 36

Divino Padre, vengo a ti


con humildad y contrición,
porque Jesús enseña, así,
pedir perfecta salvación.

¡Ven, Santo Poder, ven, Santo Poder!


y bautízame como en el Pentecostés,
tu voluntad anhelo hacer,
por eso me postro a tus pies.

Yo vengo, con el corazón


tan frágil, débil, como soy,
porque confío en ti, Señor,
por eso mi todo a ti te doy.

Oí tu tierna voz llamar,


y humildemente vengo a ti;
estoy, Señor, sobre tu altar,
¡oh!, santifícame aquí.
87
284 Mi bemol

En un aposento alto,
con unánime fervor,
ciento veinte esperaban
la promesa del Señor.

Santo Espíritu desciende,


llénanos de tu poder.
Santo Espíritu pedimos
mándanos tu gran poder.

Con estruendo de los cielos


descendió la gran virtud;
todos fueron bautizados
con el Santo Espíritu.

Este gran poder antiguo


es del fiel, celeste don,
prometido a los creyentes
de humilde corazón.

Dios está restituyendo


este gran Pentecostés,
y el Espíritu, sus dones
os reparte otra vez.

88
Coros “Aleluya” No 26

En tu presencia, con mi gran debilidad,


La confieso a ti.
Ven con el gozo que echa la frialdad,
Te ruego, ven a mí.

Tu Espíritu siento aquí.


Adorándote, vengo a ti.
Abre mis ojos y llena mi corazón.
//A tu presencia yo iré.//

En tu presencia, mi alma anhela


Que tú me guíes hoy.
Háblame hoy, hazme sabio en discernir,
Cual es tu plan para mía.

En tu presencia encuentro seguridad.


¡Cristo Jesús es Rey!
Reina, Señor, en mi vida con santidad.
Tu loor cantaré.
En tu presencia, con ángeles te daré
Honra y gloria a ti.
Vida abundante tendré para siempre.
¡Cristo, mi Dios es Rey!

89
491 Sol

Fuego divino, clamamos a ti,


ven de lo alto, desciende aquí,
ven y despiértanos con tu fulgor,
¡oh!, ven y avívanos con tu calor.

Baja del cielo, fuego bendito,


baja poder celestial;
baja del cielo, fuego bendito,
ven, llama pentecostal.

Baja, Espíritu consolador,


baja y llénanos de santo amor,
baja, conforme lo dijo Jesús,
ven, danos poder, vida, gracia y luz.

Arde en mi alma, ¡oh!, llama de amor,


arde en mi pecho, y dame valor;
arde, y consume los restos del mal;
¡oh!, ven, sin demora, poder celestial.

90
ST 61 Mi bemol - NTB 646

Por tu Espíritu, y acción potente


en el alma, mente y corazón;
por tu Espíritu que calma imparte
cuando el miedo trae consternación.

Te adoramos, Padre nuestro;


te damos gracias, Padre nuestro;
te alabamos, Padre nuestro,
al orar, al orar.

Por tu Espíritu que nos corrige,


al buscar el propio bienestar;
par tu dirección constante y firme,
y el valor para obedecer.

Por tu Espíritu que conmociona,


que nos busca en nuestro divagar;
por tu Espíritu tan incitante,
que nos mueve para continuar.
91
ST 62 La bemol - NTB 810

¿Qué debo hacer y quién me ayuda a obedecer? ¿Quién el


sendero me señala y
me afirma en él?
¿Quién es el que me enseña cómo hablar y qué decir?
Es el Santo, Santo Espíritu:
¡el Espíritu de Dios en mi!

//Es el Santo, Santo Espíritu:


el Espíritu de Dios en mí.//

¿Quién me da gracia y me ayuda en mi trajinar? ¿Quién llama al


sacrificio y
consuela en el dolor?
Si caigo, ¿quién me ve y me levanta vez tras vez?
Es el Santo, Santo Espíritu:
¡el Espíritu de Dios en mí!

¿Quién me conduce y me designa lo que debo hacer?


¿Quién es el que mi vida la reclama para él?
¿Quién es el que me llama a perfecta santidad?
Es el Santo, Santo Espíritu:
¡el Espíritu de Dios en mi!

92
281 La bemol - NTB 363
284 La bemol

Santo Espíritu desciende


a mi pobre corazón,
llénalo de tu presencia,
haz en él tu habitación.

Llena hoy, llena hoy,


llena hoy mi corazón;
Santo Espíritu, desciende
y haz en mí tu habitación.

De tu gracia puedes darme,


inundando el corazón;
ven, que mucho necesito,
dame hoy tu bendición.

Débil soy, ¡oh!, sí, muy débil,


y a tus pies postrado estoy,
esperando que tu gracia,
de poder me llene hoy.
93
116 Si bemol - NTB 147

Unánimes ante la cruz,


pedimos con fervor,
envía hoy, ¡oh!, buen Jesús
al gran Consolador.

Derrama el don pentecostal,


divino Salvador,
y con el fuego celestial
avívanos, Señor.

Mediante fe y oración,
el cielo abrirás,
el santo fuego harás bajar
y nos avivarás.

Cual vivo fuego o vendaval,


descienda tu poder,
y que en el alma del mortal
su templo pueda hacer.

Destruye el egoísmo, sí,


y quema todo el mal;
ven, vivifícanos aquí,
con fuego celestial.

94
ST 7 Re bemol

Ven, Espíritu Santo,


ven, en tu plenitud;
ven, promesa del Padre,
revístenos de tu virtud.
Ven, sí, ven, sí, revístenos de tu virtud.

Brilla, en tu refulgencia,
brilla, fuente de luz;
brilla y en nuestras almas
revélanos tú a Jesús.
Ven, sí, ven, sí, revélanos tú a Jesús.

Ven, Espíritu Santo,


oye nuestro clamor;
sin ti nada podemos,
bautízanos con tu fulgor.
Ven, sí, ven, sí, bautízanos con tu fulgor.
LA TRINIDAD

95
367 Mi bemol - NTB 215
368 La bemol - NTB 217

A nuestro padre Dios


demos en alta voz, loor a él;
tal fue su amor, que dio
a Cristo quien murió,
y así nos rescató, loor a él.

A nuestro Salvador
rindámosle honor, loor a él;
su sangre derramó,
con ella nos lavó,
el cielo nos abrió, loor a él.

Espíritu de Dios,
escucha nuestra voz, loor a ti;
con celestial fulgor
muéstranos el amor
de Cristo el Señor, loor a ti.

Con gozo y con amor


cantemos con fervor al trino Dios,
desde la eternidad
reina la Trinidad;
loemos, sin cesar, al trino Dios.

96
291 Mi bemol- NTB 424

Guíanos, bendito Padre,


en la senda del deber;
no permitas alejarnos
ni en la tentación caer.
//Que tu gracia nos rodee
nuestro Padre, nuestro Dios. //

Salvador, ven, fortalece


nuestro débil corazón;
alimenta nuestras almas
con tu gracia y bendición.
//Sé tú nuestro fiel amigo,
oh, bendito Redentor. //

Ven, Espíritu divino,


purifica nuestro ser;
llénanos de paz y gozo
y de celestial poder.
//Cumple ahora tus promesas,
colma nuestro corazón. //
97
265 Sol - NTB 369

No me olvides, Padre eterno,


yo humilde vengo a ti,
manifiéstame tu gracia
y bendíceme a mi.

Sí, a mí, sí, mí,


¡oh!, bendíceme a mí.

No me olvides, Cristo amado,


sin temor acudo a ti,
óyeme piadosamente,
muéstrame tu amor a mí.

No me olvides, fuego santo,


reverente vengo a ti,
ven, Consolador divino,
santifícame aquí.

98
367 Mi bemol - NTB 215
598 La bemol - NTB 216

¡Oh, Padre, eterno Dios!,


alzamos nuestra voz
con gratitud,
por cuánto tú nos das
con amor sin igual;
hallamos nuestra paz
en ti, Señor.

¡Bendito Salvador!
te damos con amor
el corazón,
y aquí nos puedes ver
que ante tu altar, Señor,
venimos a ofrecer
humilde don.

¡Espíritu de Dios!,
escucha nuestra voz,
y en tu bondad,
derrama en nuestro ser
divina claridad,
para poder vivir
en santidad.
99
Coros “Aleluya” No 15

Padre, te amamos,
Tu Nombre adoramos,
y te damos gloria por doquier;
gloria sea a ti,
gloria sea a ti,
glorifíquese tu Nombre aquí.

Cristo, te amamos,
tu Nombre adoramos,
y te damos gloria por doquier;
gloria sea a ti,
gloria sea a ti,
glorifíquese tu Nombre aquí.

Espíritu, te amamos
tu Nombre adoramos,
y te damos gloria por doquier;
gloria sea a ti,
gloria sea a ti,
glorifíquese tu Nombre aquí.

100
752 Mi bemol - NTB 748
Coros “Aleluya” No 93

¡Santo, santo, santo!, Señor omnipotente,


siempre el labio mío, loores te dará;
¡santo, santo, santo!, te adoro reverente,
Dios en tres personas, bendita Trinidad.

¡Santo, santo, santo!, en numeroso coro


santos escogidos te adoran sin cesar,
llenos de alegría, y sus coronas de oro
rinden ante el trono y el cristalino mar.

¡Santo, santo, santo!, la inmensa muchedumbre


de ángeles que cumplen tu santa voluntad,
ante ti, se postra, bañada de tu lumbre,
ante ti, que has sido, que eres y serás.

¡Santo, santo, santo!, por más que estés velado


e imposible sea tu gloria contemplar,
santo, tú eres solo, y nada hay a tu lado
en poder perfecto, pureza y caridad.

¡Santo, santo, santo!, la gloria de tu nombre


vemos en tus obras en cielo, tierra y mar.
¡Santo, santo, santo! , te adorará todo hombre,
Dios en tres personas. bendita Trinidad.
101
309 Sol - NTB 451
650 Sol - NTB 430
273 Fa

Ven, ¡oh! , Todopoderoso,


adorable creador;
Padre santo, cariñoso,
manifiesta tu amor.
A tu trono acudimos
elevando nuestra voz;
tu presencia te pedimos,
nuestro Padre, nuestro Dios.

Ven, oh, Salvador divino,


el autor de redención,
en nosotros haz morada,
vive en nuestro corazón.
Sólo tú, Jesús bendito
eres infinito amor;
óyenos, te suplicamos,
ven, bendícenos, Señor.

Ven, Espíritu divino,


danos tu precioso don;
tú, Consolador, inspira
paz en todo corazón.
De los santos la herencia
déjanos hallar en ti,
y la vida de los cielos
gozaremos ya aquí.
LA SALVACION
Invitación

102
409 Si bemol - NTB 730

A Jesucristo ven sin tardar,


entre nosotros hoy él está,
y te convida con dulce afán,
tierno, diciendo: ¡ven!

¡Oh!, cuán grata nuestra reunión,


cuando allá, en celestial mansión,
con él estemos en comunión,
gozando eterno bien.

Piensa que él solo puede colmar


tu triste pecho de gozo y paz,
y porque anhela tu bienestar,
vuelve a decirte: ¡ven!

Su voz escucha sin vacilar,


y grato, acepta lo que hoy te da;
tal vez mañana no habrá lugar,
no te detengas, ¡ven!

103
398 Sol - NTB 236

Alma, si angustiada estás,


ven al Salvador,
paz completa hallarás;
en el Buen Pastor;
él tu voz escuchará,
y consuelo te dará,
a tu lado ahora está
Cristo el Salvador.

Por amor a ti, murió


Cristo el Salvador;
el rescate así pagó
por el pecador.
Hoy te dice: Ven a mí,
yo por tí mi vida dí,
redención hay para ti,
soy tu Salvador.

Te guiará tu amigo fiel,


Cristo el Salvador;
hasta el fin serás con él
más que vencedor.
Galardón alcanzarás,
y corona ceñirás
en el cielo, donde está
Cristo el Salvador.

104
694 Fa - NTB 605

A los que gimen bajo el peso


de las angustias y el dolor,
Dios les ofrece paz, descanso,
y las riquezas de su amor.

Todas tus penas y todo afán


trae a los pies del Señor Jesús,
su paz y amor te consolarán;
un fiel amigo es Cristo.

No hay otro amigo comparable


con nuestro amigo celestial,
sólo a sus pies tendrás consuelo,
él te dará libertad del mal.

Ven sin tardar, pues hoy te llama,


no quedes lejos del Señor,
Cristo a nadie decepciona
porque es inmenso y puro su amor.

105
159 Re - NTB 277
619 La bemol - NTB 299
160 Sol (sin coro) NTB 289 (sin coro)

Al que en busca de la luz


vague ciego y con temor,
lo recibe el buen Jesús
en los brazos de su amor.

Volveremos a cantar:
Cristo acepta al pecador;
claro hagamos resonar
Cristo acepta al pecador.

A sus pies descansarás,


ejercita en él tu fe,
de tus males sanarás,
a Jesús, tu amigo, ve.

Aceptarte prometió,
date prisa en acudir;
necesitas, como yo,
vida que él te hará vivir.
Hazlo, pues así dirás:
de la pena yo escapé;
ya la ley no exige más,
en Jesús perdón hallé.

106
121 Sol – NTB 165
125 La bemol – NTB 175
126 Mi bemol – NTB 166
128 Si bemol – NTB 167 (con coro)

Cantad, cantad loor


A nuestro Padre Dios,
A Cristo, nuestro Salvador,
Con corazón y voz.

//Gloria al Señor, ¡Aleluya!//


¡Aleluya, aleluya, aleluya!
Gloria al Señor.

Al mundo proclamad
Las nuevas del perdón,
Y sin cansarnos anunciad
Que en Cristo hay salvación.

Load, load a Dios,


Sus preces hoy cantad,
Cantad, con corazón y voz
Su santo Nombre honrad.

107
701 La bemol - NTB 631

Con tierno amor, hoy Jesús te convida,


oye su voz, pecador,
no menosprecies su oferta bendita,
ven a Jesús, cual estás.

¡Oh!, ven, ¡oh!, ven,


ven a Jesús cual estás;
él hoy te llama, benigno y tierno,
ven a Jesús cual estás.

Ven a Jesús, sí, con todas tus cuitas,


él quitará tu dolor;
él prometió perdonar tus pecados,
ven, pues, al buen Salvador.

Ven a Jesús, él aguarda y anhela


tu corazón redimir;
si tú le aceptas, allá en el cielo
él te podrá recibir.

108
715 Do - NTB 700

Con voz benigna te llama Jesús,


invitación de puro amor,
¿por qué le dejas en vano llamar?,
¿sordo serás, pecador?

Te llama hoy, te llama hoy,


voz bendecida, benigna
convídate hoy.

A los cansados invita Jesús,


llámales hoy, con tierno amor;
tráele tu carga, él la llevará,
quiere ayudarte el Señor.

Siempre aguardando, contempla Jesús;


¡tanto esperar, con tanto amor!
llégate a él ten confianza en su cruz,
recibirás salvación.

109
654 Mi bemol - NTB 458

¡Cuán largo tiempo resistes


contra el amor de tu Dios!
¡Cuán largo tiempo no quieres
ir de su reino en pos!
Sientes, si bien no lo admites,
que no disfrutas de paz,
ven, pues, a Cristo, no tardes,
hoy te ofrece solaz.

Cristo buscándote está,


Cristo buscándote está,
¡oh!, no resistas, te llama,
Cristo buscándote está.

Pronto los años se pasan,


todo se acerca a su fin,
pronto vendrá ya la noche
y ha de sonar el clarín;
¿qué, pues, dirás de tu alma
cuando te llame el Señor?
¿y cuál será tu respuesta
si has despreciado su amor?
Cristo te busca, hermano,
no vagues lejos de él,
Cristo te busca, hermano,
hazle en tu alma entrar;
la llenará de su gloria,
y quitará tu maldad;
deja la vía ilusoria,
busca al Señor de verdad.

110
446 Mi bemol - NTB 641

Deberás volver a Dios


antes de bajarse el sol;
presta oído a su voz,
antes de bajarse el sol.
A Cristo clama ahora,
no prolongues tu demora,
con fervor perdón implora,
pues se baja el sol.

//Bajará, bajará el sol, //


¡oh!, ven, mortal, a Cristo,
mientras brilla el sol.

Hoy es día de salud,


no se ha bajado el sol;
ven, ahora a Jesús,
antes que se baje el sol.
Si mucho has errado
en las sendas del pecado,
de tu alma descuidado,
brilla aún el sol.

Pronto el día pasará


y se bajará el sol,
negra noche reinará
cuando se bajare el sol.
Si el don de Dios rechazas
y su luz hay menosprecias,
no hallarás al fin solaces
ya bajado el sol.

111
297 Si bemol - NTB 423
300 La bemol - NTB 414

De la cumbre del Calvario


donde el Salvador murió,
un sonido melodioso
viene a nuestro corazón:
El rescate está pagado,
ven a Cristo, pecador.

El Señor nos justifica,


pues su sangre derramó;
de condena nos liberta
si aceptamos el perdón.

Con sus llagas ha logrado


de la culpa la expiación:
¡Inconversos!, ved a Cristo
y buscad la salvación.

112
435 Sol - NTB 856

Del pecado las manchas,


no es posible ocultar,
de los ojos divinos,
que nos han de juzgar;
toda alma culpable,
al estar frente a él,
ha de oír la sentencia
de Cristo, el gran Juez.

Mientras brilla luz del cielo,


ven, confiesa tu pecado;
mientras gracia se te ofrece,
ven a él y obtén perdón.

Del pasado las puertas


no podrás más abrir,
ni las obras que hiciste
lograrás destruir;
del pecado el efecto
tu sabrás lo que es,
al oír la sentencia
de Cristo, el gran Juez.

Pecadores salvados,
que Jesús redimió,
y en su sangre preciosa
de sus culpas lavó,
con sus albos vestidos
cantarán siempre prez,
ensalzando la gloria
de Cristo, el gran Juez.

113
228 La bemol - NTB 337
Despierta, triste pecador,
oye, sí, oye, sí;
Jesús te dice con amor.
¡ven a mí, ven a mí!
A tu incesante trabajar
preparo eterno bienestar,
en donde puedas descansar;
oye, sí, ven a mí.

Los que me buscan con afán,


oye, sí, oye, sí;
jamás perdidos se verán,
ven a mí, ven a mí.
Yo soy el tierno Salvador
del afligido pecador,
admíteme por tu pastor;
oye, sí, ven a mí.

Si anhelas la felicidad,
oye, sí, oye, sí;
si buscas paz y libertad,
ven a mí, ven a mi.
Tus lágrimas enjugaré,
y tus heridas sanaré,
la vida eterna te daré,
oye, sí, ven a mí.

114
228 La bemol - NTB 337

En marcha estamos al Canaán,//¿quieres ir?;//


con Cristo vamos a morar, //¿quieres ir?;//
millones han llegado ya
de todo mal a descansar,
y para todos hay lugar, //¿quieres ir?//

Disfrutaremos sumo bien, //¿quieres ir?,//


en la sin par Jerusalén, //¿quieres ir?;//
alcanzaremos el laurel
que da Jesús al alma fiel
en el santísimo vergel, //¿quieres ir?//

Allá veremos al Señor, //¿quieres ir?//,


al cual daremos siempre loor, //¿quieres ir?;//
ni sol ni luna allí habrá
pues Cristo nos alumbrará;
tristeza y duelo no entrará, //¿quieres ir?//

La senda al cielo recta es, //¿quieres ir?;//


mas debes otra vez nacer, //¿quieres ir?;//
el Salvador te dice a ti:
Ven, con tu cruz, en pos de mí,
por ti del cielo descendí, //¿quieres ir?//

115
48 La bemol - NTB l20

Escucha, pobre pecador:


en Cristo hay perdón;
confía en él, confía en él,
en él hay salvación.

Ven a Cristo, ven a Cristo,


ven confiado, ven,
y la vida, y la vida,
hallarás en él.

Por redimirte el Salvador


su sangre derramó;
por ti, en la cruz, por ti, en la cruz,
tu redención obró.

Camino cierto es el Señor,


que lleva a la paz;
ven, pues, a él, ven, pues, a él,
descanso hallarás.

116
493 Re

Gracia, perdón y paz consigue


el pecador,
que a Jesucristo con fe pida
su compasión y amor.

No podrá el mundo entero


dar al alma paz;
sólo Jesús podrá brindarla,
ven, él te ofrece solaz.

Dulce perdón, ¡oh!, alma ingrata,


Cristo te da,
si hasta la cruz con fe sincera
te allegas con humildad.

Gracia, sin límite y libre,


Cristo te da,
y en cada tentación y prueba
su brazo te sostendrá.

Paz halla el corazón turbado


en su Señor,
y las furiosas tempestades
no le infunden temor.

117
434 Si bemol - NTB 608

¿Has hallado en Cristo a tu Salvador?,


¿salvo eres por Cristo Jesús?
Por la fe ¿descansas en el Redentor?
¿salvo eres por Cristo Jesús?

En Jesús, en Jesús,
hallarás, pecador, salvación,
pues por darte vida padeció en la cruz
y te ofrece pureza y perdón.

¿Vives siempre al lado de tu Salvador?,


¿salvo eres por Cristo Jesús?
Del pecado, ¿eres siempre vencedor?,
¿salvo eres por Cristo Jesús?

Cuando él viniere, ¿te encontrarás


ya salvado por Cristo Jesús?
Para su venida, ¿preparado estás,
ya salvado por Cristo Jesús?

Si perdón y paz deseas, pecador,


tu refugio es Cristo Jesús;
si librarte quieres de eternal dolor,
¡oh!, acude a Cristo Jesús.

118
NTB 829 Sol

Hay un mensaje, que es muy sencillo,


hay un mensaje para ti,
que Cristo salva, es poderoso,
para salvarte ahora, aquí.

El Salvador es Jesús, el Cristo,


y él oirá nuestro clamor,
él nos perdona y nos redime,
es el Señor y Salvador.

Si a él acudes, él te perdona
y tus pecados borrará,
a todo aquel que a él acuda
con tierno amor lo oirá.

Aunque has fallado y has pecado


él siente gran amor por ti.
Jesús te espera, ven sin demora,
perdón y paz tendrás así.

119
402 La bemol - NTB 860

Junto al pozo de Samaria


declaró Jesús la nueva,
que daría el agua viva
a toda alma arrepentida

El que quiera acudir,


en Jesús encuentra vida;
él promete recibir
a toda alma arrepentida.

La proclama es para todos


los que quieran aceptarla,
no es tan sólo para algunos,
mas a todo aquél que quiera.

En Jesús hay esperanza


para toda alma abatida,
y la salvación se ofrece
a toda alma arrepentida.

En Jesús hay vida eterna,


para todos los que quieran
acudir, arrepentidos,
y aceptar su santa oferta.

120
428 La bemol - NTB 650

La mujer samaritana
a sacar el agua va,
sin saber que Jesucristo
esperando está.
Viene él en busca suya
para ser su Salvador;
su miseria y su pecado,
sabe el Señor.

Oye, pues, la grata nueva;


el Señor te salvará;
es el mismo Jesucristo
que esperando está.

Escuchando la palabra
que revela su maldad,
recordando su pecado,
compungida está.
El le ofrece agua viva
y le brinda salvación,
él le da la paz completa
y le da perdón.

A su pueblo corre ella,


habla a todos de Jesús:
¿No será éste el Mesías
que nos trae la luz?
Y la gente, convencida,
va también al Salvador
y le pide que les hable
de su gran amor.

Hoy, ayer y por los siglos


es el mismo Salvador,
es el mismo Jesucristo
y el mismo amor.
Hoy te busca, hay te llama,
no le hagas esperar,
porque el tiempo es oportuno
y pronto se irá.

121
439 Sol- NTB 765

¡La voz escucha del Dios de amor,


que te llama con gran compasión!
Es Jesús quien llama, golpeando está
a la puerta de tu corazón.

¡Oh, abre, abre!,


déjale en tu alma hoy entrar,
y por siempre jamás te dará su paz,
si en tu corazón le das lugar.

Si la puerta le abres, contigo hará


una fiesta de gozo sin par,
y el divino rey en tu corazón
su gran trono podrá levantar.

En la guerra contra el poder del mal,


él tu amparo y escudo será;
sé valiente y fiel, pon en él tu fe,
de sus dones él te colmará.

122
507 Sol NTB 656
Lejos de Dios has caminado,
lejos de él tu alma está,
tu vida en mal placer gastando,
mas aún te llama con amor.

Dios te llama con dulzura,


dile, pues, tu triste historia;
cerca está, y, con ternura,
te dará pleno perdón.

Has encontrado en tu senda


amargas penas y dolor,
y ya tu corazón se cansa
del vil pecado y del error.

Consolará al quebrantado
y al contrito corazón;
su Hijo dio por los perdidos,
para ofrecerles el perdón.

No temas, dile tus tristezas,


tu fiel amigo él será;
dulce consuelo y alivio,
paz y perdón él te dará.

123
34 La bemol - NTB 10

¡Llamando a tu puerta estoy!,


contigo quiero yo morar;
mi voz escucha, pecador,
¿podré entrar, podré entrar?

¡Llamando a tu puerta estoy!


y mucho he esperado ya;
dí, alma llena de pecar,
¿podré entrar, podré entrar?

Por ti sufrí la espina cruel,


llevé la cruz sin vacilar;
dí, oprimido corazón,
¿podré entrar, podré entrar?

Acuérdate de mi dolor,
mis lágrimas y mi penar;
por redimirte, a muerte fui,
¿podré entrar, podré entrar?

Te ofrezco dicha celestial,


te brindo paz y bienestar,
¡oh!, dí, cuitado corazón,
¿podré entrar, podré entrar?
124
54 La bemol - NTB 138
115 Si bemol - NTB 158

Millones de almas gozan ya


en el celeste Edén;
con ellas tú podrás estar,
¡oh!, ven, ven tú también.

Ven pues, ven pues, conmigo ven,


Allí feliz serás;
la dicha nunca cesa allí,
con Cristo reinarás.

Al más indigno pecador


Jesús podrá librar,
como al impío malhechor
a quien logró salvar.

Lugar hay para el alma, sí,


que busca salvación,
y sabe que tan sólo en él
podrá encontrar perdón.

Seguro estoy que gozaré


en la celeste Sión;
por gracia me salvó Jesús,
será mi gran canción.

125
ST 9 Mi bemol

Mirad a Cristo, ved su faz,


su dulce faz que irradia amor;
en cruenta cruz él padeció
en bien del pecador.
Dolores mil sufrió
y angustia sin igual,
y todo para darnos
la dicha perennal.

La fuente de la salvación.
fluye aún, fluye aún;
la fuente de la salvación
fluye aún por ti.

Herido fue por nos Jesús


su sangre derramada fue;
su vida dio para salvar,
a aquel que tenga fe.
Venid al Salvador,
venid, venid a él,
él es de amor la fuente
y eterno amigo fiel.

A nadie él rechazará
que humilde busque su perdón,
la vida eterna prometió
y eterno galardón;
venid, su voz oíd,
oíd su voz de amor,
dejad el mundo vano,
seguid al Redentor.

126
440 Si bemol - NTB 788

Mira, pecador, la divina luz


que refleja de la cruz;
do murió Jesús; su sangre dio
y tu salvación obró.

Sin tardar, pecador,


ven, refúgiate en Jesús,
tu buen Salvador,
que con gran amor
dio su sangre por ti en la cruz.

En la oscuridad de Getsemaní
él sufrió dolor por ti;
y en angustia cruel levantó la voz
a su santo padre Dios.

Las heridas ve de tu Salvador


que te dice con amor:
Por salvarte a ti tuve que sufrir
y en la cruenta cruz morir.

A sus pies, ¡oh, ven!, pídele perdón


y la plena salvación;
él te quiere dar paz sin igual
y la vida perennal.

127
NTB 668 La bemol

No supongas que de ti Dios se olvidó;


no supongas que Dios su bondad dejó,
No importa tu pecar,
su amor te alcanzará;
no pienses que estás lejos de tu Dios.
Siempre igual es su amor;
¡Dios es tu creador!
No pienses que tu error lo abatirá,
pues, su gracia ha de dar,
si le has de suplicar;
te ama y con cariño te guiará.

No supongas que en su plan tú ya no estás;


no supongas que sin Dios vivir podrás;
él moldeará en ti
su vida divinal;
no pienses que Dios no te entenderá.

No supongas que el llamado costará


más que el poder que Dios te impartirá;
al que pida, él le dará,
valor concederá;
no pienses que victoria no tendrás.

128
119 La bemol - NTB 155

¡Oh!, alma que extraviada estás


de Cristo, el Salvador,
que vives en la oscuridad
sin aceptar su amor;
Jesús te quiere perdonar
y darte libertad,
él sólo te podrá librar
de toda iniquidad.

Ven, ven, al Salvador,


te llama con amor;
de tu maldad te librará
y te perdonará

Por ti su sangre derramó


Jesús, el Salvador;
en cruenta cruz él padeció
mostrando así su amor.
En tu lugar murió Jesús
y obró tu redención,
te ofrece, ahora, paz y luz
y eterna salvación.

Aunque has pecado contra Dios


por mucho tiempo ya.
si acudes a tu Salvador
perdón él te dará;
sin más tardar a Cristo ven
y encontrarás solaz;
felicidad y eterno bien
en el Señor tendrás.

129
555 Fa - NTB 47

¡ Oh!, no deseches otra vez


la voz de Cristo el Salvador;
ya que la vuelve a ofrecer:
acepta hoy la salvación.

Te ofrece hoy la salvación,


paz, pleno gozo y perdón,
acepta hoy del Salvador
su dádiva de compasión.

Cristo Jesús no alejará


de su presencia al pecador,
acude, pues, sin más tardar:
acepta hoy la salvación.

El mundo no te puede dar


lo que contenta el corazón,
mas Cristo te dará la paz:
acepta hoy la salvación.

La vida pronto acabará,


con ella pasa la ocasión;
no pierdas la oportunidad;
acepta hoy la salvación.

130
502 Re bemol NTB 723

¡Oh!, pecador, que tan triste estás,


sólo Jesús podrá darte paz;
ven, pues, a Cristo, sin tardar,
en él la dicha podrás hallar.

Ven, ¡oh!, ven pecador,


ven a tu Salvador,
pues él te espera con amor,
oh, ven a tu Salvador.

El mundo nunca te pudo dar


lo que esperabas en él hallar,
más en Jesús, tu buen Salvador,
encontrarás vida, paz y amor.

Tu salvación Jesús consiguió


cuando en la cruz su sangre vertió,
para librarte de tu maldad
y para darte la santidad.

E1 Salvador te recibirá,
de tu maldad te librará,
la vida eterna tendrás en él,
felicidad y un amigo fiel.

131
88 La bemol NTB 101

¡Oh!, ven a Cristo, pecador,


y pídele perdón;
él es tu tierno Redentor,
te ofrece salvación.

El murió por ti, él te salvará.


Si, él murió en la cruz por ti;
ven, él te salvará.

En su palabra dijo Dios:


"Mirad y salvos sed",
escucha atento, pues, su voz
y fija en él tu fe.

La tentación tú vencerás,
confiando en su poder;
la voluntad de Dios podrás
aquí en la tierra hacer.

Y cuando al fin te llame Dios


las cuentas a rendir,
salvado soy por mi Jesús,
feliz, podrás decir.

132
436 Do - NTB 737

¡Oh!, ven, pecador, pues el Salvador te invita,


la libertad te ofrece aquí, acepta su amor.
No quedes más en tu maldad,
Jesús te puede rescatar.
el perdón te quiere dar, ¡oh!, ven, pecador.

¡Oh!, ven, pecador y dejando el mal camino,


ven, ríndete a Cristo quien te colma de amor.
Tu fiel amigo él será,
jamás de ti se apartará,
siempre él te guiará, ¡oh!, ven, pecador.

¡Oh!, ven, pecador, ven al Cristo del Calvario


y pídele con fe perdón, él es todo amor.
Jesús promete salvación,
descanso, dicha y solaz,
vida y perenne paz, ¡oh!, ven, pecador.

¡Oh!, ven, pecador, pues el Salvador te espera,


él es la puerta de salud y fuente de amor.
El tiempo pronto pasará,
y la trompeta sonará
que a cuentas llamará, ¡oh!, ven, pecador.

133
291 Mi Bemol - NTB 424

¡ Oye, el Salvador te llama! :


"Ven cansado, ven a mí,
pues te ofrezco paz, descanso,
gozo te daré aquí;
//sé salvado, sé salvado,
he sufrido yo por ti".//

Ensalzado en los cielos,


do intercede hoy por ti,
amorosamente llama:
"Pecador, ¡ oh, ven a mí!,
//sé salvado, sé salvado,
he sufrido yo por ti".//

Con anhelo, aún te llama,


vida nueva te dará;
en las pruebas de este mundo
él contigo estará;
//con ternura, con ternura,
él tus pasos guiará. //

Vida eterna, don glorioso,


don gratuito, Dios te da;
ven, hermano, ten confianza,
él no te desechará;
//ven ahora, ven ahora,
Jesucristo salvará. //

134
252 Si bemol - NTB 395

Pecador, Jesús te llama


con dulzura y tierno amor,
si recibes hoy su oferta
él será tu Salvador.

Deja entrar al Rey de gloria,


abre bien tu corazón;
deja entrar al rey de gloria
¡date prisa, hay perdón!

Por placeres, por el mundo,


guardas siempre mucho amor,
¿nada por el Rey de gloria,
nada por tu Salvador?

Cristo llama, siempre llama,


ábrele tu corazón,
y no aguardes el mañana,
hoy te espera salvación.

Haz lugar, Jesús insiste,


no te quiere condenar;
pronto cesará su gracia,
¿no la quieres aceptar?

135
321 La bemol - NTB 508

Pecador, ven al dulce Jesús


y feliz para siempre serás;
si en verdad le quisieres tener,
al divino Señor hallarás.

//Ven a él, ven a él,


que te espera tu buen Salvador. //

Si cual hijo que necio pecó,


vas buscando a sus pies compasión,
salvación en Jesús hallarás,
y tendrás en sus brazos perdón.

Ovejuela que huyó del redil,


hoy te busca tu tierno Señor,
y en los hombros llevada serás
de tan dulce y amante Pastor.

136
413 La bemol - NTB 702

¿Por qué, oprimido en temores,


vives así, pecador?
Cristo Jesús padeció en la cruz
y prueba te dio de su amor.

Cristo es muy poderoso


para salvar al pecador;
Cristo es muy poderoso
para salvar y guardar.

Dices que débil te sientes,


¿temes caer otra vez?;
puede así ser. mas Jesús su poder
te da, si es que vas a sus pies.

Si tú, contrito y creyente,


buscas en él salvación,
te salvará y te perdonará,
colmándote de bendición

137
272 Fa - NTB 367
273 Sol
255 Sol - NTB 379

Preste oído el humano


a la voz del Salvador,
regocíjese, el que siente
el pecado abrumador;
ya resuena el Evangelio
de la tierra en la ancha faz,
y de gracia ofrece al hombre
el perdón, consuelo y paz.

Vengan todos los que sufren,


los que sienten hambre y sed,
los que débiles se encuentran
de este mundo a la merced;
en Jesús hay pronto auxilio,
hay hartura y bienestar,
hay salud y fortaleza,
cual ninguno puede dar.

¿Por qué en rumbo siempre incierto,


vuestra vida recorréis?;
a Jesús, venid, mortales,
que muy cerca le tenéis;
él es vida en tierra y cielo,
y los dones de su amor :
en el mundo son consuelo
del contrito pecador.

138
411 Mi bemol

¿Puede el pródigo ir a Cristo?


¿puede ir?, ¿puede ir?
¿Puede el pródigo ir a Cristo?,
¿puede ahora ir?
Sí, ¡oh!, sí, puede ahora ir,
pues el Salvador le ama,
y con tierna voz le llama,
quien salvar quisiere su alma
puede ahora ir.

¿Puede el vicioso ir a Cristo?


¿puede ir?, ¿puede ir?
¿Puede el vicioso ir a Cristo?,
¿puede ahora ir?

¿Puede el blasfemo ir a Cristo?


¿puede ir?, ¿puede ir?
¿Puede el blasfemo ir a Cristo?
¿puede ahora ir?

¿Puede el perdido ir a Cristo?,


¿puede ir?, ¿puede ir?
¿Puede el perdido ir a Cristo?,
¿puede ahora ir?

139
417 Sol - NTB 328

¿Qué me puede dar perdón?:


¡sólo de Jesús la sangre!
¿Qué me limpia el corazón?
¡sólo de Jesús la sangre!

¡Cuán puro es el raudal


que limpia todo mal!
No hay otro manantial,
¡sólo de Jesús la sangre!

¿Qué poder es eficaz?:


¡sólo de Jesús la sangre!
¿Qué da salvación y paz?
¡sólo de Jesús la sangre!

Veo para mi salud,


sólo de Jesús la sangre;
fuente pura de virtud,
¡sólo de Jesús la sangre!

140
624 Sol - NTB 312

¿Qué otra cosa pudo hacer


tu divino Salvador,
que morir por ti en la cruz,
como prueba de su amor?
¿Y por qué no aceptas hoy
esa ofrenda celestial
que liberta del error
al esclavo pecador?

Pecador, retorna a Dios


que llamando aún está,
y aunque no has querido oír,
él espera, no se va.
Con ternura sin igual,
dice a todos: ¡Oh, venid!,
el descanso y el perdón
de mis manos recibid.

De su amor ¿podrás dudar


con las pruebas que te dio?
Desde el cielo a Jesús
a morir por ti envió;
dale hoy tu corazón,
vive sólo para él,
pues el mundo es muy falaz,
pero Dios es siempre fiel.

141
317 La bemol - NTB 440

¿Sabes dónde hay una fuente


pura, de divino amor,
cuyas aguas celestiales
manan con creciente ardor?;
esa fuente inagotable,
de eficacia y de valor,
es el dulce Jesucristo,
el precioso Salvador.

Es Jesús la viva fuente


donde he apagado yo
esa sed que consumía
mi cuitado corazón.

De las fuentes mundanales,


¿has bebido, sin hallar
lo que tu alma, tan turbada,
anhelaba allí encontrar?
Pues escucha, presta oído,
Jesucristo te dirá:
El que de mis aguas beba
nunca ya mas sed tendrá.

¡Oh, recibe, pues, su oferta,


no rechaces, no, su amor!
Dile: de esas aguas dame,
y sabrás su gran valor.
Sin dinero y sin precio
se te ofrece este don:
vida eterna, paz y gozo,
de tus culpas el perdón.

135
ST 52 Fa - NTB 851 Sol

Si Cristo viene a ti, traerá gozo,


si Cristo viene a ti, traerá paz;
la gloria de su rostro
tu carga aliviará;
si Cristo, Cristo viene a ti.

Si Cristo viene a ti,


si Cristo viene a ti;
él llenará tu alma
de una gran felicidad.
Si Cristo viene a ti,
si Cristo viene a ti,
harás feliz a otros
si Cristo, Cristo viene a ti.

Si Cristo viene a ti, traerá gozo,


si Cristo viene a ti, traerá luz;
ante su hermosa gloria
huye la oscuridad;
si Cristo, Cristo viene a ti.

143
749 Si bemol - NTB 836

//Si son rojos tus pecados,


cual la nieve quedarán; //
si carmesí, Jesucristo
los limpiará.
//Si son rojos tus pecados,//
//cual la nieve quedarán. //

//Oye, pues, al que te invita,


oye la voz de tu Dios;//
muy bueno es él, compasivo
y de tierno amor.
//Oye, pues, al que te invita, //
//oye la voz de tu Dios. //

//El tus culpas las perdona,


y no las recuerda más; //
acude, pues, y dichoso
por él serás.
//El tus culpas las perdona, //
//y no las recuerda más.//

144
412 La bemol - NTB 764

Sólo un paso a Cristo,


¿por qué más vacilar,
cuando te ofrece, amante,
la paz y bienestar?

Ven, pecador, ven, pecador.


ven al Salvador;
ven, tu maldad confiesa,
cuéntale tu tristeza,
sólo un paso a Cristo,
ven, pues, sin demorar.

Sólo un paso a Cristo,


de muerte a vida real,
de la desdicha al gozo,
a luz, de oscuridad.

Sólo un paso a Cristo,


ten fe y vivirás;
con tierno amor te llama,
perdón recibirás.

145
338 Mi bemol - NTB 560

Tan cerca del Reino, ¿por qué vacilar?,


tu ida a Cristo, ¿por qué demorar?;
él quiere, amante, salvarte aquí,
y tierno te llama: ¡oh, ven, ven a mí!

Ven a Jesús, ven a Jesús,


te espera, te invita: ¡Oh, ven a la cruz!

Tan cerca que oyes a Cristo clamar;


¡oh ven, extraviado, te quiero salvar!,
por ti he sufrido, tu deuda pagué,
¡oh, pobre perdido, yo te guiaré!

Tan cerca que sientes en el corazón


ferviente deseo de hallar el perdón;
tan cerca que ves ya un rayo de luz,
precioso destello de amor de Jesús.

Tan cerca a la fuente, ¿por qué no entrar


y de tu pecado librado quedar?
No intentes, hermano, a Jesús rechazar;
no insistas, hermano, su amor rehusar.

146
470 Sol - NTB 606

¿Te sientes casi resuelto ya?,


¿te falta poco para creer?,
no debes pues decir al tierno Salvador:
hoy no te seguiré, mañana, sí.

¿Te sientes casi resuelto ya?,


decide ahora y a Cristo ven,
tiempo dispones hoy, mas tu oportunidad
pronto se pasará: ven, sin tardar.

Sabes que el casi no es de valor


en la presencia del justo Juez,
¡ay, del que al morir no tiene fe él!,
por la eternidad se perderá

147
ST 11 Mi bemol

Un hombre llegóse de noche a Jesús,


buscando la senda de vida y de luz,
y Cristo le dijo: Si a Dios quieres ver,
tendrás que renacer.

Tendrás que renacer, tendrás que renacer


de cierto, de cierto, te digo a ti,
tendrás que renacer.

Y tú, si quisieres al cielo entrar


y con los salvados allí descansar,
si vida eterna quisieres tener,
tendrás que renacer

Jamás, ¡oh, mortal!, debes tú desechar


palabras que sólo Jesús pudo hablar;
y tú, si no quieres el alma perder,
tendrás que renacer

Amigos han ido con Cristo a morar,


a quienes quisieras un día encontrar,
hoy este mensaje, pues, debes creer,
tendrás que renacer.

148
335 Do - NTB 559
685 Fa - NTB 571

¡Ven, alma que lloras, ven al Salvador!


en tus tristes horas dile tu dolor,
dile, sí, tu duelo; ven tal como estás,
habla sin recelo, y no llores más.

Tu pena y tristeza dile a tu Señor,


tu cruel desventura, engaño y error,
en su tierno seno, descanso hallarás;
ven, porque él es bueno, y no llores más.

Tú misma, al cansado enseña la luz;


guía al angustiado hacia tu Jesús:
la nueva bendita de célica paz,
a los tristes lleva, y no llores más.

149
89 La bemol – NTB 140

Ven, pródigo perdido ven,


acepta tu perdón;
escucha la benigna voz,
de amor paterno, ven.

Jesús llamando está, oh ven,


oh ven a él, ven cual estás,
si le pides perdón, con humilde corazón,
oirá tu oración:
Siempre él te oirá, siempre él te oirá,
si le pides perdón, con humilde corazón,
oirá tu oración

Ven, pródigo perdido, ven,


que Dios te escuchará,
por ti, tu Salvador, allá
aboga siempre, ven.

Ven, pródigo perdido, ven


Jesús por ti sufrió;
y por tus culpas él murió,
en nombre suyo, ven

150
430 Mi bemol

Ven, ven a Cristo, ven, ven a Cristo,


pues él te ofrece el perdón;
su trono él dejó y su sangre derramó
para darte la eterna salvación.
Sí, yo lo creo, sí, yo lo creo,
por Cristo Jesús, salvado soy;
mi alma él libró, mis pecados perdonó,
¡aleluya!, en él feliz estoy.

Ven, sin demora, ven, sin demora


a Cristo, ¿por qué no acudir?,
el día pasará y la noche llegará
¡date prisa!, ahora hay perdón.

Paz te ofrece, paz te ofrece,


la paz tan sublime del Señor;
él te recibirá, como a hijo te dará
bienvenida en sus brazos de amor.
LA SALVACION
Respuesta

151
308 Sol - NTB 433
309 Sol – NTB 451
310 Sol - NTB 443

Abismado en el pecado,
a ti clamo, ¡oh!, Señor,
mira el llanto y el quebranto
de este pobre pecador.
Dios clemente, rey potente,
líbrame de todo mal,
para amarte y alabarte
en mi vida terrenal.

Dios piadoso y amoroso,


Padre eterno de verdad,
yo anhelo y espero
salvación, por tu bondad.
Rey del cielo, mi consuelo,
mi esperanza y mi gran bien,
sé mi guía y alegría
en la senda al Edén.

152
242 Sol - NTB 478
664 Fa - NTB 476

Acudo a ti, Señor Jesús,


buscando paz y libertad;
¡socórreme, oh, Salvador,
y quita mi maldad!

¡Oh!, quita mi maldad


y dame libertad;
recíbeme y límpiame,
bendito Salvador.

Detesto el mal que en mí está,


y gimo bajo su poder,
mas, ¿quién podrá librarme de él
y yugo tal romper?

Por ti suspiro sin cesar,


ven, sobre mí tu mano pon;
tan sólo tú podrás saciar
la sed del corazón.
153
216 La bemol - NTB 499
215 La bemol - NTB 65

¿A quién, Jesús, sino a ti,


por salvación acudiré?
Moriste ya en la cruz por mí
y por tu muerte viviré.
Tú salvarás al pecador,
pues eres infinito amor.

¡Oh! Cristo, lleno de bondad,


dirijo a ti mi petición,
perdona toda mi maldad
y dame plena salvación.
Indigno soy, mas tú, Señor,
tú eres infinito amor.

Ya tú respondes a mi fe,
me das aquí felicidad,
y tu presencia gozaré
por toda la eternidad.
¡Mi Dios, mi eterno Salvador,
tu nombre es infinito amor.

154
388 Sol - NTB 329

A tus pies, Señor, estoy,


en tu sangre sólo fío;
reconozco lo que soy,
pero en ti, Jesús confío.

Sólo cifro Salvador


en ti mi esperanza,
en tu sangre, Redentor,
pongo toda mi confianza.

Triste estoy, Señor, al ver


cuántas veces te he ofendido,
mas aquí, heme a tus pies,
muy contrito, arrepentido.

Muy indigno soy de ti,


reconozco mis maldades,
mas imploro tu perdón
y me acojo a tus bondades.

En tu sangre, ¡oh!, Jesús,


pongo toda mi confianza,
por tu gracia gozaré,
de la bienaventuranza.
155
309 Sol (sin coro) - NTB 451
314 Mi bemol - NTB 439

Con el alma entristecida, vengo a ti, mi Salvador,


pues tu gran ternura siento y lo inmenso de tu amor;
heme ahora aquí a tus plantas,
¡oh, perdona mi maldad!,
no desoigas mi plegaria, sálvame por tu bondad.

Salvador, yo vengo,
con gran fe yo vengo;
oh, escucha mi clamor
y muéstrame tu amor.

Muy oscura fue la senda por la cual me encaminé,


mas tu tierno amor me atrajo y contrito me humillé;
falsa paz ofrece el mundo, sólo tú me das solaz,
¡oh, Jesús, amparo mío, fiel y pura mi alma haz!

¡Cristo mío!, veo al mundo que se aleja de su Dios,


veo al hombre despreciando tus ofertas y tu voz;
esa vía tan torcida, nunca más voy a seguir,
con tu ayuda, Cristo mío, quiero para ti vivir.

156
240 Sol - NTB 347
630 Sol - NTB 346

Cristo mío, a ti yo acudo,


príncipe de amor,
sólo en ti hay paz y vida
para el pecador.

Cristo, Cristo,
tierno Salvador,
oye, tú, mi humilde ruego,
¡sálvame!, Señor.

Paz y redención buscando,


heme ante tu cruz;
sólo en ti estoy confiando,
¡sálvame!, Jesús.

Son tus méritos la fuente


de mi salvación;
en tu sangre yo encuentro
vida y perdón.

157
400 Sol - NTB 513
471 Sol - NTB 512

Cristo, refugio para el pecador,


vengo a ti, sólo a ti.
Vengo con fe que me aceptas, Señor,
gloria a ti, sólo a ti.
Diste tu sangre preciosa por mí,
y ella me salva de lo que antes fui;
Cristo, refugio para el pecador,
vengo a ti, sólo a ti.

Cristo, refugio para el pecador,


vengo a ti, sólo a ti.
Me justificas con gracia y amor,
Gloria a ti, sólo a ti.
Dudas mil tuve, viviendo en el mal,
tú las cambiaste por fe divinal;
Cristo, refugio para el pecador,
vengo a ti, sólo a ti.

Cristo, refugio para el pecador,


vengo a ti, sólo a ti.
Tú padeciste por mí, Salvador;
gloria a ti, sólo a ti.
¡Cuánto sufriste! y todo por mí,
triste, contrito, acudo a ti;
Cristo, refugio para el pecador,
vengo a ti, sólo a ti.

158
407 Sol - NTB 675

Jesús, a ti yo traigo mi temor;


toda mi justicia es error;
quiero que me concedas tu perdón
y me des eterna salvación,
//tal cual soy acudo a tu cruz,
dame luz. //

¿Habrá misericordia para mí,


aunque soy muy indigno pecador?
E1 llorar nunca puede darme paz
ni cambiar mis angustias en solaz,
esto sólo puedes tú, Señor,
por tu amor. //

Yo por la fe te sigo, ¡oh, Jesús!,


mis pesares dejo en tu cruz;
en las tentaciones venceré
y las tempestades cruzaré;
//fuerzas en la lucha me darás
tú, Jesús. //

159
423 Sol - NTB 867

¡Oh!, cantádmelas otra vez,


bellas palabras de vida;
hallo en ellas descanso y paz,
bellas palabras de vida.
Vienen desde el cielo
y me dan consuelo.

//¡Qué bellas son!, ¡qué bellas son!,


bellas palabras de vida //

Jesucristo a todos da
bellas palabras de vida;
hoy acéptalas pecador,
bellas palabras de vida.
Por amor te salva,
y al cielo te llama.

Grato el cántico suena ya,


bellas palabras de vida,
Jesucristo perdón te da,
bellas palabras de vida,
Traen armonía,
paz y alegría.

160
338 Mi bemol - NTB 560
344 La bemol - NTB 563

¡Oh!, Cristo Jesús, yo acudo ante ti,


porque en el madero moriste por mí;
en ti hay clemencia, en ti hay perdón,
a todos ofreces tu gran salvación.

Vengo a ti, si, vengo a ti,


yo vengo porque tú moriste por mí.

Ayúdame, Cristo, en ti a confiar,


que pueda ahora el pecado dejar;
yo quiero servirte, con todo amor,
¡oh!, dame más fe, constancia y fervor.

En tiempos de prueba yo quiero, Jesús,


tenerte presente, de mi alma la luz,
pues me conseguiste gratuito perdón
y me libertaste de condenación.
Llegando el momento del juicio final,
contigo estaré, ¡oh!, Cordero inmortal;
por siglos sin fin de tu amor cantaré,
en santas mansiones de gloria estaré.

161
424 Si bemol - NTB 584

¡Oh!, Señor, a tus pies humillado me ves,


anhelante de paz y perdón;
nada bueno hay en mí, mas confío yo en ti
y en tu amor, que me da salvación.

Yo vengo, yo vengo, mi Dios, ante ti,


a pedirte perdón y obtener salvación,
sí, yo vengo, Señor, ante ti.

Alejado de Dios, desoyendo su voz,


en pecado, sin fe, yo viví;
mas ahora, Señor, aunque vil pecador,
humillado, me postro ante ti.

Tu promesa, con fe y confianza acepté,


que contigo feliz viviré;
porque tu santidad es mi gran heredad,
si tan sólo te sigo con fe.

Para el mundo falaz yo no vivo ya más,


pues morí con Jesús, mi Señor;
él su vida me dio, y mi pecho llenó
de su gozo, su paz y su amor.

162
163 Do - NTB 318
167 Si bemol - NTB 316
NTB 317

Roca de la eternidad!,
fuiste abierta para mí;
rico, limpio manantial,
en el cual lavado fui.
¡Sé mi escondedero fiel!
sólo encuentro paz en ti.

Aunque fuese siempre fiel


o llorase sin cesar,
del pecado no podré
justificación lograr;
sólo en ti poniendo fe,
deuda tal podré pagar.
Mientras haya de vivir,
y al instante de expirar,
cuando vaya a responder,
en tu magno tribunal,
¡sé mi escondedero fiel!,
roca de la eternidad.

163

31 Fa - NTB 26
245 Fa - NTB 474

Tal como soy, en mi sufrir,


no hay otro a quien yo pueda ir,
y tú me invitas a venir;
bendito Cristo, acudo a ti.

Tal como soy, sin demorar,


del mal queriéndome librar,
me puedes sólo tu salvar;
bendito Cristo, acudo a ti.

Tal como estoy, en aflicción,


expuesto a muerte y perdición,
buscando vida y perdón;
bendito Cristo, acudo a ti.

Tal como soy, tu inmenso amor


me vence, y yo con gran fervor
servirte quiero, mi Señor;
bendito Cristo, acudo a ti.

164
137 Re - NTB 169

Yo escucho, buen Jesús,


tu dulce voz de amor,
que, desde lo alto de la cruz,
invita al pecador.

Yo soy pecador,
nada hay bueno en mí;
ser objeto de tu amor
deseo y vengo a ti

Tú ofreces el perdón
de toda iniquidad,
si el llanto inunda el corazón
que acude a tu piedad.
Tú ofreces aumentar
la fe del que en ti cree,
y gracia sobre gracia dar
a aquél que tenga fe.
LA SALVACION
Experiencia y Testimonio

165
419 La bemol - NTB 617

Adiós, adiós, ¡oh!, mundo cruel, falaz,


que al alma quitas toda dicha y paz;
en vano yo busqué en ti
amor, felicidad,
tan sólo hallé dolores y ansiedad.

Prometes dar la dicha terrenal


y gozo que jamás tendrá su igual,
mas falsas tus promesas son,
tu brillo es ilusión;
jamás podrás dar gozo al corazón.

Tan sólo Cristo puede dar salud,


tan sólo en él se encuentra la virtud;
la fuente de la vida es él,
de dicha y salvación,
descanso, paz y eterna bendición.

En alas de la fe remontaré,
y de tu gracia yo disfrutaré
allá, en la mansión de luz,
contigo, mi Jesús,
pues tú me redimiste por tu cruz.

166
1 Mi bemol - NTB 5

Al Señor Jesús alabaré,


su santo nombre ensalzaré;
cantando todos siempre estén,
¡Jesús ha hecho todo bien!

Y por doquier cantando estén,


cantando estén, cantando estén,
y por doquier cantando estén;
¡Jesús ha hecho todo bien!

Su poder del mal me libertó,


la vida eterna él me dio;
al mundo miro con desdén;
¡Jesús ha hecho todo bien!

Con sus dardos el Maligno cruel


querrá vencerme, mas yo fiel,
con mi Señor voy al Edén;
¡Jesús ha hecho todo bien!

Más allá, en celestial mansión,


do santos cantan la canción,
con ellos cantaré también;
¡Jesús ha hecho todo bien!

167
475 Mi bemol - NTB 633

Cantemos del divino amor del Salvador Jesús,


quien dio su vida en la cruz comprando paz y luz;
todo el que con fervor clamare al Señor,
por él será salvado de maldad.

¡Oh!, la sangre de Jesús te salvará de pecar,


la sangre de Jesús te salvará de pecar;
en él feliz estoy, porque ya salvado soy
de todos mis pecados y maldad.

Proclamaré al pecador de Cristo la virtud,


él es el gran libertador de toda esclavitud;
la libertad me dio, perdón ya recibí,
por él salvado soy de mi maldad.

Si somos fieles a Jesús, luchando contra el mal,


con él disfrutaremos de la gloria celestial;
entonces más allá pecado no habrá,
pues estaremos lejos de maldad.

168
642 Mi bemol - NTB 381

Cantaré la maravilla
de Jesús, mi Salvador,
quien por mí dejó la gloria
y en la cruz mostró su amor.

Cantaré la maravilla
de Jesús, mi Salvador;
con los salvos en el cielo
cantaré su gran amor.

Cristo quiso rescatarme,


triste, errado, él me vio;
con su mano fiel y tierna
al camino me llevó.

Cuando estuve esclavizado


Cristo vino y me libró,
del dolor y del pecado
por su sangre me salvó.
En el día de la prueba
el Señor me guardará.
Es su amor tan fiel y fuerte,
que jamás me dejará.

169
NTB 751

Cristo tan sólo pudo amarme;


nada podrá de él separarme,
pues con su sangre me redimió:
Ahora soy de él.

Ahora soy de Cristo,


mío también es él,
puedo gozar de su amistad
por la eternidad.

Antes vivía en el pecado,


mi corazón de Dios alejado;
mas mi vergüenza él me quitó:
Ya pertenezco a él.

Mi ser rebosa de pleno gozo,


Dios me liberta, me da reposo,
pues con su sangre me redimió:
Ahora soy de él

170
392 Mi bemol - NTB 757
NTB 854 Do

Cristo me ha salvado, bien lo sé;


él me dio su paz celestial
cuando a sus pies yo me postré
con angustia sin igual;
tiernamente mi clamor oyó
y me atrajo con amor,
de mis culpas todas me libró,
él es mi Redentor.

Fue por su muerte que me salvó,


de mis pecados me libró,
por redimirme él padeció
en el cruel madero.

Triste y abatido vine a él


y le supliqué libertad,
respondiendo Cristo, siempre fiel,
me libró por su bondad.
Vivo ahora en dulce comunión
con mi Padre celestial,
me sostiene en la tentación
con brazo paternal.

El mi corazón llenó de paz,


dióme libertad y poder
contra 1os ataques de Satanás,
a quien él logró vencer;
bajo su divina protección
yo tranquilo viviré,
siempre a él unido, en oración,
y nada temeré.

171
747 Do- NTB 834

Cristo por salvarme


en la cruz murió,
al cargar mis culpas,
me llevó a Dios;
del pecado él me libra,
esto yo lo sé.

Una cosa sé ya, una cosa yo sé,


vida abundante Jesús me da,
libre de penas mi alma está;
antes fui ciego mas veo ya,
una cosa yo sé.

Cristo fiel me guarda,


¡oh, qué inmenso amor!
él es mi abogado
ante el padre Dios;
en las pruebas da victoria,
esto yo lo sé.

¡Salvador bendito!
de ti hablaré:
fuiste despreciado,
mas cual rey vendrás;
en mi senda luz irradias,
esto yo lo sé.

172
Coros “Aleluya” No 27

Cuánto ha hecho Dios por mí,


nunca podré contar;
cuánto ha hecho Dios por mí,
nunca podré contar;
Cuánto ha hecho Dios por mí,
nunca podré contar;
salvóme y me perdonó.

//Yo cantaré, ¡Aleluya!


Gritaré ¡Aleluya!
Cantaré:
¡Gloria a Dios!//

¿Has nacido otra vez?


Te llama el Salvador.
¿Has nacido otra vez?
Te llama el Salvador.
¿Has nacido otra vez?
El te perdonará,
si vienes, él te salvará.
Te llama el Salvador.

173
336 Fa – NTB 575

Del mal circundada, muy triste y cuitada


sintióse mi alma sumida en maldad;
así he vivido, del mal oprimido,
y a Cristo acudí implorando piedad.

De mi Jesús la sangre
en la cruz vertida fue,
de mi Jesús la sangre
dada fue por mí.

Allana asperezas, suaviza tristezas,


sanando los males del vil corazón;
tinieblas disuelve, perdida paz vuelve,
la fuente de amor, que nos da salvación.

Ven, trae tus temores, angustias, dolores,


Jesús hoy te invita, ven sin demorar;
la vida es incierta, acepta su oferta,
tendrás salvación, dulce paz, bienestar.

174
25 Fa - NTB 37

Día feliz cuando acepté


la salvación de mi Señor,
por eso yo me gozaré
en proclamarlo Salvador.

¡Soy feliz!, ¡soy feliz!,


y en su favor me gozaré.
En libertad y luz me vi
cuando, por fe, a Cristo fui;
mis pecados lavé
en la corriente carmesí.

Pasó el dolor, salvado fui,


de Cristo soy y mío es él;
él me salvó, yo le seguí,
su voz conoce mi alma fiel.

Reposa ya mi corazón,
cesó el antiguo claudicar;
hallé la paz, pleno perdón,
hogar feliz podré gozar.

175
KS 61 Fa - NTB 666

Día tan grande no puedo olvidar,


día de gloria sin par,
cuando en tinieblas al verme andar
vino a salvarme el Señor.
Gran compasión tuvo Cristo de mí,
de gozo y paz me llenó,
quitó las sombras, ¡oh, gloria a su nombre!
la noche en día cambió.

Dios descendió, de gloria me llenó,


cuando Jesús por gracia me salvó.
Fui ciego, me hizo ver,
y en él renacer.
Dios descendió y de gloria me llenó.

Nací de nuevo en virtud de Jesús,


a la familia de Dios;
justificado por Cristo el Señor,
gozo la gran redención.
Bendito sea mi Padre y Dios,
que cuando vine con fe,
fui adoptado por Cristo el amado,
¡loores por siempre daré!

Tengo esperanza de gloria eternal,


me regocijo en Jesús.
Me ha preparado un bello rincón
en la mansión celestial.
Siempre recuerdo con fe y gratitud,
al contemplarle en la cruz,
que sus heridas me dieron la vida,
¡alabo al bendito Jesús!

176
418 Re - NTB 743
Dios mis pecados perdonó,
Jesús ya me redimió;
mis penas él las disipó,
Jesús ya me redimió.

Jesús mis pecados borró,


él me salvó y me libertó;
su paz dióme por la fe,
pues mi alma él redimió.

Las dudas que solí tener,


Jesús por fe las quitó;
confiado estoy en su poder,
Jesús su gracia me dio.

Soy débil, pero fuerte es él;


Jesús, por su gran bondad,
me libra del pecado cruel,
me imparte su santidad.

Mis pasos Dios dirigirá


con su radiante luz,
al cielo me conducirá
do viviré con Jesús.

177
727 Fa - NTB 761

El Salvador hallóme
muy lejos del hogar;
fui ciego, mas me dio la luz
aquel día de gozo sin par.

Buscóme mi Cristo
Cuando errante vagaba yo,
Hallóme mi Cristo,
¡qué maravilla de amor!

Quitó la inmensa carga


de mal y de pecar,
y con amor me perdonó
aquel día de gozo sin par.

Las manchas de pecado


Él pudo así borrar;
llenóme de felicidad
aquel día de gozo sin par.

178
154 Do - NTB 281
148 Mi bemol (sin ¡Aleluya!) - NTB 297
El Señor me redimió, ¡Aleluya!
del pecado me salvó, ¡Aleluya!
con amor me cuidará ¡Aleluya!
y mis pasos guiará. ¡Aleluya!

Aunque en dudas mi alma esté ¡Aleluya!


a Jesús invocaré, ¡Aleluya!
cuando vengan pruebas mil, ¡Ale1uya!
me guiará a su redil, ¡Aleluya!

Quiero hacer su voluntad ¡Aleluya!


y vivir en santidad, ¡Aleluya!
El su Espíritu me da ¡Aleluya!
y en mi alma mora ya ¡Aleluya!

173
716 La bemol - NTB 701

El vivir no es carga para mí:


Cristo es mi canción y luz;
ni es la cruz agobio para mí:
Cristo es mi canción y luz.
El divino amor me guiará,
su esplendor mi senda alumbrará;
Cristo mismo me acompañará:
Cristo es mi canción y luz.

Cristo es mi luz, Cristo es mi luz,


Cristo es mi canción y luz.
Con mi vida y fuerzas serviré a él:
Cristo es mi canción y luz.

Adversarios me circundarán:
Cristo es mi canción y luz;
Satanás con trampas me atraerá:
Cristo es mi canción y luz.
Nos dirige Cristo el capitán
y en la lid valor nos mostrará.
Mi confianza siempre él será:
Cristo es mi canción y luz.

Hasta el fin de vida terrenal:


Cristo es mi canción y luz;
al portal de vida celestial:
Cristo es mi canción y luz.
Yo, por las edades cantaré
alabanzas más que ahora sé,
a Jesús, objeto de mi fe:
Cristo es mi canción y luz.
180
216 La bemol - NTB 499

En mi maldad busqué a Jesús


y él me aceptó con grande amor;
dióme perdón allá en la cruz,
vida y salud por su dolor.
Cristo me dijo: "Ven a mí
que yo mi vida di por ti".

Muy densa fue la oscuridad


que en mi pasado me cercó,
mas el Señor en su bondad,
viniendo a mí, así me habló:
"Yo soy la luz, te guiaré;
y tu camino alumbraré".

"¿Quieres la vida sin igual


que en abundancia a todos doy?
Soy pan de vida al mortal,
¡ven, sin tardar, tu vida soy! "
¡Ya vengo a ti, Señor Jesús,
dame poder y vida y luz!

181
361 La bemol

En tinieblas de maldad, lejos de mi Salvador


era preso de ciega pasión,
sin pensar que el fin del rebelde pecador,
es la muerte y la eterna perdición.

Sacóme de tinieblas a la luz,


de tinieblas a la luz;
sacóme de tinieblas mi Jesús
a plena luz de Dios

En mi alma no pensé ni en la gran eternidad,


desoía la voz de mi Dios,
y buscaba yo en vano encontrar felicidad;
hasta que dejé de ir del mundo en pos.

Ante Cristo me postré, mi pecado confesé,


y humilde pedíle perdón;
ya la noche se fue y no más tropezaré,
pues Jesús me dio completa salvación.

La tiniebla ya pasó, vivo ahora en plena luz;


disipóse la vana ilusión,
y tranquilo reposo al amparo de Jesús,
victorioso sobre toda tentación.
182
207 Mi bemol - NTB 436

Errante por un tiempo anduve


vagando en el mundo fugaz,
tras dicha que nunca obtuve
ni el mundo me la pudo dar.

¡Venid! a gozar, a gozar,


pues Cristo al cielo nos llama,
su santo amor nos inflama,
y siempre él nos guiará.

Mas Cristo es hoy mi amparo,


refugio y buen Salvador;
desprecio del mundo el halago
y aspiro a la patria mejor.

El cielo será mi morada,


si llevo mi cruz sin pesar,
siguiendo en la senda trazada,
constante y sin vacilar.

Los salvos con Cristo habitan,


gozando de dicha inmortal,
con ellos la dicha infinita
tendré en el día final.

183
ST 12 Fa

Es Jesús el mejor amigo


cuando triste y tentado estoy,
mi pesar y mi temor
él los cambia en bendición;
es Jesús el mejor amigo.

Es Jesús el mejor amigo,//


El mis ruegos oirá
y mi carga llevará;
es Jesús el mejor amigo.

En Jesús fiel amigo encuentro,


paz perfecta a mi alma da,
apoyado en él estoy,
sin temor mi ser le doy;
es Jesús el mejor amigo.

Aunque ande por vía triste,


o en sombra de muerte esté,
ningún mal me vencerá,
el Señor me amparará;
es Jesús el mejor amigo.

184
495 Mi bemol - NTB 232

Feliz el día, fue aquel, en que encontré


a Cristo, quien murió por mí;
mis culpas perdonó, su sangre me lavó,
Jesús, el que murió por mí.

Me dio su santa paz, su célico solaz,


Jesús, el que murió por mí;
por eso donde esté, yo siempre cantaré;
Jesús fue quien murió por mí.

Mis pasos guiará, jamás me dejará


Jesús, el que murió por mí;
será mi amigo fiel, mi amparo, mi broquel
Jesús, el que murió por mí.

185
746 La bemol - NTB 830

Grande gozo hay en mi alma hoy,


pues Jesús conmigo está,
y su paz, que ya gozando estoy,
por siempre durará.

¡Grande gozo, cuán hermoso!


vivo todo el tiempo con Jesús
y al ver, por fe, su dulce faz,
grande gozo siento en mi..

Hay un canto en mi alma hoy,


melodías a mi Rey;
en su amor feliz y libre estoy
y salvo por la fe.

Paz divina hay en mi alma hoy,


porque Cristo me salvó;
mis cadenas todas él rompió,
del mal me libertó.

Gratitud hay en mi alma hoy,


y alabanzas a Jesús;
por su gracia a la gloria voy,
gozándome en su luz.
186
Sol

Hay cosas que yo no comprendo,


lugares hay donde no iré,
pero sí sé y es verdad, que mi Dios
es real, porque lo siento en mi ser.

¡Oh¡ mi Dios es real, real en mí


me ha lavado con su sangre carmesí.
Su dulce amor es para mí, ¡oh! mi Dios es
real, porque lo siento en mi ser.

¡Yo no comprendo por qué me amó


y me libró de penal mil!
Pero sí sé y es verdad; que mi Dios
es real porque lo siento en mi ser.

187
322 Fa - NTB 509

He oído, y gran gozo me dio,


que Jesús, en su inmenso amor,
de los cielos la gloria dejó
por venir al país de dolor;
//¡oh!, sí, sí,
por venir al país de dolor.//

He oído que, en su compasión,


por las almas lloraba Jesús,
y salvólas de la perdición,
por su sangre vertida en la cruz;
//¡oh!, sí, sí,
por su sangre vertida en la cruz. //

He oído que, en patria mejor,


do Jesús y los suyos están,
nunca entra ni mal ni dolor
mas los salvos con él reinarán;
//¡oh!,sí, sí,
mas los salvos con él reinarán. //

¡Buen Jesús, eres mi Salvador!


¿A quién ir sino sólo a ti?
¡Te alabo, mi Rey y Señor,
en la cruz tú moriste por mí!;
//¡oh!, sí, sí,
en la cruz tú moriste por mí. //
188
S.T. 82 Do

Jesús es mi Rey soberano,


mi gozo es cantar su loor;
es Rey y me ve cual hermano,
es Rey y me imparte su amor.
Dejando su trono de gloria
me vino a sacar de la escoria,
y yo soy feliz, y yo soy feliz, por él.

Jesús es mi amigo anhelado,


y en sombras o en luz siempre va
paciente y humilde a mi lado,
y ayuda y socorro me da.
Por eso constante le sigo,
porque él es mi Rey y mi Amigo,
y yo soy feliz, y yo soy feliz, por él.

Señor, ¿qué pudiera yo darte


por tanta bondad para mí?
¿Me basta servirte y amarte?
¿En todo entregarme yo a ti?
Entonces acepta mi vida,
que a ti sólo queda rendida,
pues yo soy feliz, pues yo soy feliz por ti.

189
355 Sol - NTB 739

Jesús me salvó, su amor me impartió


y el pecado de mi alma su sangre lavó.

¡Aleluya!, la victoria obtuve en la cruz,


¡aleluya!, demos gloria a Cristo Jesús.

Con él andaré, su siervo seré


y aquí, en la tierra, por El lucharé.

En él confiaré y jamás temeré,


al demonio y al mundo por fe venceré.

Con Dios triunfaré, la corona tendré


y, por siglos, sin fin, con Jesús reinaré.

190
340 La bemol - NTB 565
342 Mi bemol - NTB 577
684 La bemol - NTB 569
Jesús, yo te amo y tuyo seré,
por ti los placeres del mundo dejé,
pues tú me redimes, me das salvación,
borrando mis culpas me diste perdón.

Primero me amaste y diste por mí


de sangre preciosa raudal carmesí,
con ella pagaste mi gran transgresión,
borrando mis culpas, me diste perdón.

En bellas mansiones celestes, sin par,


tus glorias eternas habré de cantar;
tu gracia bendita será mi canción,
borrando mis culpas, me diste perdón.

191
KS 30 Si bemol - NTB 725

Lejos de mi dulce hogar


vagaba yo sin Dios,
a través de tierra y mar,
sin esperanza y paz.
Mas el tierno Salvador,
viéndome en aflicción
por su infinito amor
me levantó.

//Su grande amor me levantó


de densa oscuridad me libertó.//

Todo entrego a mi Jesús,


siempre le seguiré;
he tomado ya la cruz
y el mundo atrás dejé.
Tan excelso y grande amor
requiere la canción,
y el servicio fiel
de cada corazón.

Ven a él, ¡oh, pecador!,


no te rechazará.
Con ternura el buen Pastor
hoy te recibirá.
Tus pecados borrará,
gozo tendrás sin par,
gracia y fuerza te dará
para triunfar.
192
404 Sol - NTB 272
611 Mi bemol - NTB 270

Lejos de mi padre Dios, por Jesús hallado,


por su gracia y por su amor sólo fui salvado.

En Jesús, mi Señor, tango vida eterna,


él me amó y me salvó por su gracia tierna.

En Jesús, mi Salvador, pongo mi confianza,


toda mi necesidad suple en abundancia.

Cerca de mi buen Pastor, vivo cada día;


toda gracia en el Señor, halla el alma mía.

193
528 La bemol – NTB 580

Me hirió el pecado, fui a Jesús,


mostréle mi dolor,
perdido, errante, vi su luz,
bendíjome en su amor.

En la cruz, en la cruz,
donde yo vi la luz
y las manchas de mi alma yo lavé.
Por la fe allí, el perdón recibí
y alegre a los cielos marcharé.

Sobre una cruz, mi buen Señor,


su sangre derramó
por este pobre pecador
a quien así salvó.

Venció la muerte con poder


y al cielo se exaltó.
Confiar en él es mi placer,
morir no temo yo.

Aunque él se fue, solo no estoy,


mandó al Consolador,
divino Espíritu que hoy
me da perfecto amor.

194
432 Sol - NTB 819

Mi amigo es Jesucristo, mi buen amigo fiel,


para mi alma es muy hermoso y sin par;
mi salvador y guía, yo encuentro sólo en él
la virtud que trae perfecto bienestar;
mis penas y mis cuitas las llevo siempre a él,
puesto que me lo ha mandado hacer así;
en el mundo no existe ningún amigo igual,
pues Jesús es vida y dicha para mí.

Es Jesús mi gran consuelo


en pruebas y dolor,
él me guarda con cariño sin igual;
él es la resplandeciente estrella del amor
que me guía a la patria celestial.

Alivia mis pesares, mi buen amigo fiel,


en la tentación su amor es mi solaz;
los ídolos del alma por él apartaré
y las faltas que me quitan toda paz;
aún cuando me dejare amigo terrenal,
y aunque Satanás probare de triunfar,
siempre quedaré constante al lado de Jesús,
y por él podré victoria alcanzar.

Si cumplo sus mandatos, viviendo por la fe,


en las pruebas o en dolor me sostendrá;
rodeado por sus brazos yo nada temeré,
con sus huestes el Señor me cuidará;
entonces a la gloria iré a disfrutar
de la dicha y los cielos heredar;
junto con los redimidos y coro angelical
cantaré sus alabanzas sin cesar.

195
13 Mi bemol - NTB 29
555 Fa- NTB 47

Muy lejos yo vagué de Dios


y del pecado esclavo fui;
tristezas sin igual sufrí
estando lejos de mi Dios.

Ya salvo soy, ya salvo soy,


Jesús mis culpas perdonó;
ya salvo soy, ya salvo soy,
tan sólo en él confío yo.

En las promesas de Jesús


eternamente confiaré,
él es la fuente de mi fe,
en él yo tengo paz y luz.

Mi vida aquí consagraré


a proclamar al pecador
el evangelio del amor,
y a Jesucristo fiel seré.

196
255 Sol - NTB 379
ST 13 - Re bemol

Nuevas alegres para decirles


tengo ahora, y éstas son:
Que Jesucristo me ha salvado
desde que le pedí el perdón.
Y que en el cielo, en patria mejor,
una morada prepara el Señor,
para aquellos que determinen
su salvación aceptar.

Goces mundanos ya he dejado,


no quiero más tan falso placer,
paz prometieron, mas me engañaron,
no me pudieron satisfacer;
mas bien estoy con mi Salvador,
al cielo voy gozando su amor,
y él me guarda, día por día,
en gozo y libertad.

No me importa lo que dijeren


los enemigos de mi Jesús,
he elegido el buen camino,
voy a la gloria, reino de luz;
luchas yo tengo siempre aquí,
pero descanso aguardo allí,
¡oh, qué consuelo para mi alma
cuando me llame el Señor!

197
346 Re - NTB 813

¡Oh!, Cristo adorado, bondadoso Salvador,


por ti he dejado la senda del error;
yo quiero servirte, pues tú me amaste a mí;
y si antes no te amaba, Señor, ahora sí.

(Coro optativo)
Y cuando llegue al cielo,
mi canto subirá;
yo era vil indigno,
más Cristo me salvó.

Te amo, pues tú me mostraste gran amor,


en poco tuviste vergüenza y cruel dolor;
corona vil de espinas llevaste tú por mí,
y si antes no te amaba, Señor, ahora sí.

En luchas y en pruebas yo siempre te amaré,


y en dulce alabanza mi voz entonaré,
porque sobre el madero moriste tú por mí;
y si antes no te amaba, Señor, ahora sí.

En santa morada, en gozo perennal,


a Cristo Jesús, el Cordero inmortal,
yo siempre cantaré, ¡cuánta dicha para mí!;
y si antes no te amaba, Señor, ahora sí.

198
334 Mi bemol
685 (sin coro) - NTB 571 (sin coro)

¡Oh!, Cristo divino, fuente de mi amor,


nada en el mundo amo más que a ti;
todos los placeres, todo el esplendor
del mundo vano, no son para mí.

Elevemos nuestras voces,


alabando al Redentor;
él murió en el madero,
por salvar al vil pecador.

Tu Espíritu Santo su luz me impartió,


guióme por la senda de la salvación;
cuando triste estuve, él me consoló,
de gozo llenó mi pobre corazón.

En grata armonía y célica unión


con Cristo disfruto de santo solaz,
él siempre escucha mi humilde oración
y llena mi alma de divina paz.

199
85 Mi bemol - NTB 75
575 Si bemol- NTB 160

Oí decir al Salvador:
"Cansado ven a mí;
si tú deseas eterna paz,
la hallarás en mí".
Tal como era, fui a él,
y me postré a sus pies,
en él hallé abrigo fiel,
y ahora soy feliz.

Oí decir al Salvador:
"Yo libremente doy
el agua viva para ti,
pues yo, la fuente soy".
A Cristo fui, por fe tomé
de él, mi Redentor;
mi sed así se apagó
y mi dolor se fue.

Oí su dulce voz decir:


"Del mundo soy la luz;
miradme a mí y salvos sed,
hay vida por mi cruz".
Mirando a Cristo luego, en él
mi norte y sol hallé,
y en esa luz de vida, yo
por siempre viviré.

200
394 La bemol

Oí que se hablaba de un gran Salvador


que su vida entregó en la cruz;
corona de espinas su frente ciñó,
mi tierno, divino Jesús.

Mis culpas Jesús perdonó,


mis culpas Jesús expió por mí
en vil cruz murió, ¡cuán sublime su amor!
mis culpas Jesús perdonó.

A los pecadores mostró compasión,


los llamaba queriendo salvar;
buscar los perdidos fue su gran misión,
las almas él vino a librar.

¿Quién puede impasible así resistir,


ya que tanto Jesús nos amó?
¿Quién, indiferente, no quiere acudir,
al ver el amor que mostró?

A todos él quiere del mal libertar,


pecador, Cristo llámate aquí;
perfecta es la paz que Jesús puede dar,
tal cual me la dio él a mí.

201
433 Si bemol - NTB 233

Perdido en el mal, me redimió Jesús,


y agua de vida él me dio;
mi alma ya sació, de gozo la llenó,
y vida plena me otorgó.

Agua de vida bebo yo


del manantial de su amor,
Jesús me redimió,
mi corazón sació,
vida infinita me impartió.

Jesús conmigo está y no me faltará,


agua de vida bebo yo;
mi fiel refugio es él, mi amparo y broquel,
de agua de vida me sació.

La lucha cesará, la gloria brillará,


y agua de vida beberé;
con mi buen Salvador, Jesús, mi fiel Pastor,
vida infinita gozaré.

202
387 Do - NTB 741

Por mí sufrió el Salvador,


¡gloria! ¡gloria a mi Jesús!
Load conmigo al Redentor,
¡gloria! ¡gloria a mi Jesús!

¡Jesús! ¡Jesús, el Salvador!


Dulce es el nombre del Señor
quien me rodea con santo amor,
¡gloria! ¡gloria a mi Jesús!

Con mis maldades él cargó,


¡gloria! ¡gloria a mi Jesús!
sobre el madero me rescató,
¡gloria! ¡gloria a mi Jesús!

Yo sé que perdonado estoy,


¡gloria! ¡gloria a mi Jesús!
y con certeza a los cielos voy,
¡gloria! ¡gloria a mi Jesús!

Y cuando cese la lucha acá,


¡gloria! ¡gloria a mi Jesús!
eternamente podré cantar
¡gloria! ¡gloria a mi Jesús!

203
Coros “Aleluya” No 23
¡Qué amor!, tan puro y divinal,
¡qué amor!, por mi maldad sufrió,
¡qué amor!, mi deuda él pagó;
oh, Cristo, ¡qué amor!

¡Qué amor!, mi ansiedad calmó,


¡qué amor!, mi corazón llenó,
¡qué amor!, su santidad me dio,
oh, Cristo, ¡qué amor!

¡Qué amor!, por la eternidad,


¡qué amor!, los siglos traspasó,
¡qué amor!, fuente de vida es,
oh, Cristo, ¡qué amor!

204
278 La bemol - NTB 406

¿Quién midió el amor de Cristo,


insondable y puro amor?
¿Quién podrá estimar lo visto
por los hijos del Señor?

En la cruz su vida dio por mi, Jesús,


¡aleluya!, ¡aleluya!;
él murió sin reprochar mi ingratitud
y su amor me reveló.

Sorprendente es la historia:
mi perdón Jesús logró,
cuando él dejó la gloria y
como humano se encarnó.

Agobiado con cadenas,


triste, errado, a él llegué,
y tornó mis muchas penas
y temor, en dulce fe.

Esperanza el iracundo
o abatido puede hallar
en Jesús, quien vino al mundo
pecadores a salvar.

205
258 La bemol-NTB 404

¿Sabes tú por qué yo amo a Cristo?


porque él primero me amó,
él dejó su trono allá en la gloria
y hasta el pobre mundo descendió.

He ahí, por qué yo amo


al bendito Salvador,
él mi alma ha redimido
y me guarda con amor.

¿Sabes tú por qué yo amo a Cristo?:


porque tantas penas padeció
y porque me siento muy indigno
del inmenso amor que me mostró.

¿Sabes tú por qué yo amo a Cristo?:


porque él mis culpas perdonó,
mis tristezas, cuitas y pesares
mi Jesús amante las quitó.

Ya que sabes por qué amo a Cristo,


¿no deseas darle el corazón?;
hoy te brinda su divina oferta,
hallarás en Cristo salvación.

206
356 Fa - NTB 595

Salvo soy, salvo soy,


pues Jesús me libró,
él logró mi perdón
cuando en vil cruz murió.

¡Aleluya, aleluya!,
¡aleluya a Jesucristo!
¡Aleluya, aleluya!,
¡aleluya, amén!

¡Oh!, qué amor, ¡oh!, qué amor,


ya su don recibí;
tengo paz en Jesús,
su palabra creí.

Me limpió, me limpió,
su pureza me dio,
su virtud celestial
aun a mí me alcanzó.

Débil fui, fuerte soy,


él me dio su poder,
contra el mal hoy podré
batallar y vencer.

207
340 La bemol - NTB 565

Sin límite océano de amor y salvación,


Jesús, desde el cielo, nos trajo redención,
su sangre preciosa él derramó por mí,
///y fluye por todos ///, y fluye por mí.

Son grandes mis faltas, mis culpas muchas son,


amargo mi llanto y dolor de corazón;
mas sólo hay limpieza en la fuente carmesí,
///que fluye por todos ///, y fluye por mí.

Mis muchas pasiones son fuertes, sin igual, dominan mi alma y la


arrastran
hacia el mal,
mas bajo tus ondas la libertad yo vi,
///que fluyen por todos ///, y fluyen por mí.

Me siento tentado y lleno de temor,


mi vida es inútil, sin gozo, sin amor,
mas sé que la dicha yo encontraré en ti,
///si sólo tus aguas ///, derramas sobre mí.

Ya escucho de Cristo la amante y tierna voz,


y aumenta mi fe en el poderoso Dios;
ya fluyen sus aguas divinas sobre mí,
///sí, fluyen sus aguas ///, sí, fluyen sobre mí.

Y ahora, ¡aleluya!, mi vida emplearé


su gloria anunciando, doquiera yo esté,
pues esa corriente de sangre carmesí
//que fluye por todos ///, fluyendo está por mí.

(William Booth)

208
241 Do- NTB 344
238 Si bemol - NTB 348

Sólo tu preciosa sangre,


Cristo Salvador,
del pecado vil redime
a este pecador.

¡Oh!, con tu preciosa sangre,


límpiame, Señor;
aun por mí la derramaste,
en tu gran amor.

Y si mi pecado fuere
como el carmesí,
puro, más que blanca nieve,
me pondrás a mí.

Sólo tu preciosa sangre


salvación me da;
haz que sin cesar me guarde
libre de pecar.

Por tu sangre salvadora


soy el vencedor
de Satán y del pecado;
¡gloria a ti, Señor!

209
257 Mi bemol - NTB 362
282 Mi bemol - NTB 375
ST 76 Mi bemol - NTB 382

Soy soldado, voy al cielo,


a la celestial mansión;
oigan todos mi historia
de gloriosa salvación.

Amo a Cristo, pues primero


él me amó con tierno amor;
sólo a él servirle quiero,
porque es mi Salvador.

Os diré lo que me indujo


la batalla a emprender;
con su amor y su ternura
Cristo hízome ceder

Cuando comencé la lucha,


"caerás", dijéronme,
mas han sido engañados,
aún estoy aquí en pie.

Soy milagro para todos,


Dios mi alma transformó;
doy a él mis alabanzas
pues mi salvación obró.

210
NTB 70

Sublime gracia del Señor


que un día me alcanzó,
perdido estaba y me encontró,
fui ciego y me sanó.

Su gracia me quitó el temor,


mis dudas ahuyentó,
preciosa gracia que mi ser
entero trasformó.
En los peligros y aflicción
que yo he tenido aquí,
su gracia siempre me bastó
y vivo en paz así.

Y cuando llegue al final


de mi vida terrenal,
en el hogar disfrutaré
su gracia eternal.

211
459 Sol - NTB 648

Tengo en la gloria, delante del gran trono,


el fiel abogado, quien cuida de mí,
mi causa en sus manos está siempre segura,
también abogado será para ti.

Ven, pues, a Jesús, ven, pues, a Jesús,


la misma ventura te ofrece a ti.

Paz plena tengo, profunda como un río,


que nace de Cristo, la fuente de amor;
compróla muriendo en el cruento calvario,
también para ti es el don del Señor.

Limpias mis ropas han sido por la sangre


que dio el herido Cordero de Dios;
de todo pecado me libra Jesucristo,
salvado serás, si de él vas en pos.

Tengo un hogar, preparado en los cielos


por Cristo Jesús, el amado Señor;
allí no habrá noche, ni llanto, ni pesares,
también lo tendrás si aceptas su amor.

212
375 La bemol - NTB 192
376 Re

Tengo un amigo fiel en mi Jesús,


sólo confío en él, quien es mi luz:
yo nada temeré, tranquilo viviré
y sólo confiaré en mi Jesús.

Los años pasarán, mas con Jesús


no me preocuparán, él es mi luz;
mis pasos guiará, mi alma saciará,
mis penas quitará mi buen Jesús.

Y al fin feliz iré con mi Jesús


al cielo, do estaré en plena luz,
en gloria celestial, en gozo perennal
y dicha sin igual, con mi Jesús.

213
S.T. 83 – La bemol

Una vez perdido vivía yo


lejos y vagando en error;
mas la voz de Cristo me alcanzó,
me llamó con tierno amor.

Hay un nombre nuevo en la gloria,


mío es, sí, mío es,
y los ángeles cantan la historia:
“Salvo es el pecador”
¡Oh, hay un nombre nuevo en la gloria!
mío es, sí, mío es.
Todos mis pecados ya son perdonados
¡Gloria al Señor!

En la Biblia dice que salvo soy


por la gracia de Jesucristo,
por la fe en su Nombre a la gloria voy,
desde que me rescató.

Cantos de alegría elevo hoy,


a mi Rey y buen Salvador;
es porque mis dones a Cristo doy
que me use por su amor.

214
S.T. 80 - Sol

Ya no es mi vida cual antes fue,


borrado el pecado está;
hoy canto feliz, ¡aleluya!,
y voy feliz al dulce hogar.

La senda es muy estrecha, mas la sigo,


la sigo, la sigo,
la senda es muy estrecha, mas la sigo,
yo la sigo por las huellas de Jesús.

Mi vida fue cruel desilusión,


ni amigo constante hallé;
mas luz y muy grato consuelo
hallé en Cristo el Salvador.

Ya no más luto ni cruel pesar,


cual nubes huyeron ya;
al cielo yo miro gozoso,
do hay gloria y gozo sin fin.

215
19O La bemol

Yo amaba mucho al mundo,


sus glorias y placer,
y nunca meditaba
en Dios ni en su poder;
perdido así vivía
del mundo en el vaivén,
sin fe, sin esperanza,
cual muchos hoy se ven.

¡Jesús es la luz del mundo!,


¡Jesús es la luz del mundo!;
si vienes hoy a él, será tu amigo fiel,
¡Jesús es la luz del mundo!

Mas Cristo me ha salvado,


me dio la libertad
y mi alma ha llenado
de real felicidad;
yo creo en sus promesas,
él oye mi oración,
su espíritu hoy habita
mi humilde corazón.

Y tú, que envuelto vives


en densa oscuridad,
¿por qué no te arrepientes
y dejas la maldad?
Acude, pues, a Cristo,
recibe su perdón,
él te dará la vida
y eterna salvación.

206
360 La bemol

Yo quisiera cantar sin cesar y honrar


a Jesús, mi amado Salvador,
quien me hizo pensar que debía abandonar
para siempre la senda del error.

¡Mi Salvador!, ¡mi Salvador!,


yo te alabo, mi Rey y Señor.

A Jesús acudí, el perdón recibí


y gozoso ahora estoy en él;
él me dijo: Ten fe, yo contigo estaré
y de toda maldad te guardaré.

Serviré a Jesús, predicando de la cruz,


y constante en sus pasos andaré;
él me da protección y gratuita salvación,
en la lucha yo firme quedaré.

217
SF 76 Sol – ST 65 Fa

Yo tengo un amigo en el Salvador,


quien es siempre mi amigo fiel;
en las tentaciones es mi defensor,
en pruebas me sostiene él;
Jesús es mi luz y mi salvación,
con él yo jamás temeré;
yo tengo alegría en mi corazón,
y al cielo por fin llegaré.

//El es mi amigo fiel,//


Jesús es siempre para mí un buen amigo fiel;
//él es mi amigo fiel,//
y si le quieres aceptar será tu amigo fiel.

Con Cristo mi amigo, no cabe acepción,


con él toda clase es igual;
a pobres y ricos, y a cada nación
él brinda su amor celestial.
Humilde busqué, y pronto encontré
solaz para mi corazón;
ahora yo quiero servirle con fe,
gozando de dicha y perdón.

Mi amigo constante me señalará


la senda que debo seguir,
su gracia abundante no me faltará,
las pruebas me hará resistir;
si sufro con él, con él reinaré,
confiando le entrego mi ser;
por Cristo, valiente, yo combatiré,
con él siempre habré de vencer.
LA VIDA DE SANTIDAD
Llamado a la Santidad

218
313 Si bemol - NTB 453
639 Si bemol - NTB 370

A la tierra prometida
de la santificación
no has entrado, alma contrita,
por tu duda y rebelión.
Esa tierra bendecida,
do hay perfecta fe y amor,
es por Cristo ofrecida
búscala con gran ardor.

Muchos otros ya han entrado


a gozar la bendición,
llevan frutos codiciados
que hay allí en profusión:
el amor, bondad, templanza,
gracia plena, gozo y paz,
y la bienaventuranza
de mirar de Dios la faz.

Busca ahora en Jesucristo


plena santificación,
deja dudas y temores,
goza su liberación.
Cree que El te santifica,
deja el mundo y su maldad,
ahora mismo trae tu vida,
y entra a la plena libertad.

219
KS 52 Mi bemol
NTB 193 Mi bemol

Ante tus pies, Señor,


postrado estoy,
reconociendo que
muy débil soy.
Sé que yo fracasé
porque te rechacé
y de ti me alejé;
perdón, Señor.

Nada puedo lograr,


Señor, sin ti.
Confiando en mi poder
todo perdí.
Contigo quiero andar,
hacer tu voluntad,
dame de tu bondad,
ven, oh, Señor.

Mis dones pocos son,


mas te los doy,
vengo a ti, Señor,
tal como soy.
Toma todo mi ser,
hazme el camino ver,
dime qué debo hacer
por ti, Señor.

220
287 La bemol - NTB 372
644 Do - NTB 403

A tus pies, humilde acudo.


buen Jesús, mi Salvador;
he gustado las dulzuras
de tu sin igual amor.

Mas ahora, mucho anhelo


tu perfecta santidad;
limpia mi alma, Cristo mío,
de los restos de maldad.

Por la sangre del Calvario


mi alma ya salvada fue;
sólo en ti, Jesús, confío,
sólo en ti yo tengo fe.

Desarraiga las tendencias


de pecado que hay en mí;
no permitas que yo vuelva
nunca a ser lo que antes fui.

221
251 Sol - NTB 467 (sin repeticiones)
247 La bemol - NTB 464

Concédeme, Jesús, poder


y gracia para comprender
//cuán dulce es amar; //
y hazme tú, con santidad,
//del cielo la felicidad
//aún aquí gozar.//

Impárteme la santa sed


de conocerte, Salvador,
//y la sin par virtud //
de tu perfecta salvación;
//y gozará mi corazón
//del amor la plenitud.//

¡Oh!, santifícame, Señor;


llena mi alma de amor;
//permíteme oír //
tu voz, tu rostro contemplar,
//tu hermosura admirar
//y en ti, Jesús vivir. //

222
280 La bemol - NTB 386
263 Sol - NTB 373

Cristo, guíame hasta el monte


do tu rostro pueda ver
y lavado en tu sangre
siempre puro habré de ser.

¡Oh!, sí, guíame hasta el monte,


do tu gloria yo he de ver,
do más paz, más esperanza
llenarán mi entero ser.

Do tu luz radiante alumbre,


lejos del pecado vil
guíame, y en esa cumbre
paz tendré en tu redil.

¡Oh! , refíname con fuego,


con el fuego celestial,
y más santo hazme y puro,
más adverso a todo mal.

223
685 Fa - NTB 571

Da tiempo a tu alma, no dejes de orar,


Cristo, quien te ama, quiere en ti morar;
sé fiel compañero del pueblo de Dios;
busca con empeño la divina unción.

Da tiempo a tu alma, el mundo en su afán


de Cristo se olvida, mas tú, vive en Dios.
Si miras a Cristo serás como él,
su fiel semejanza en ti se ha de ver.

Da tiempo a tu alma, diríjate él;


la Biblia alimente tu corazón fiel.
En sombras o en gozo sigue a tu Señor,
y así, victorioso, sé de otros guiador.
214
489 Sol - NTB 670

De mis culpas ya librado estoy,


porque obtuve salvación,
sé, también, que así al cielo voy,
por la redención de Cristo.

Dios bendito, ¡ven a mí!;


yo te doy mi ser a ti
líbrame de toda mi maldad
hazme ahora tu morada

Ven y santifícame, ¡oh!, Dios,


alma, cuerpo y voluntad;
siempre llévame de ti en pos,
quiero asemejarme a Cristo.

Dame fuerza, gracia y más valor


por Jesús, muerto por mi,
hazme ver cuán grande fue el dolor
que sufrió en el Calvario.

Paz perfecta me haces conocer,


pues oíste mi clamor;
de tu gracia llenas hoy mi ser,
ya mi alma es tu morada.

225
410 Mi bemol - NTB 858

Dime como puro quedar


ante Cristo, quien todo lo ve;
dime como mi alma sanar
o escapar del pecado que odié.
¿Cómo lograré libertad
de este lazo vil en que caí?,
¿cómo gozaré santidad
si el pecado es dueño de mi?

Hazme puro aquí, hazme puro aquí;


lávame, te ruego, Señor;
tu sangre vertiste por mí.

Cristo, ten de mi compasión,


de mi culpa, ven hoy, líbrame,
oye mi humilde oración,
con tu luz, oh, Señor, guíame.
¡Oh!, Jesús, amor sin igual,
tu limpieza no me has de negar;
dame tu poder celestial
y podré la victoria alcanzar.

Sé que tú me habrás de mostrar,


lo que ciego, yo no pude ver;
desde ahora en mí morarás,
tal cual eres, Señor, quiero ser.
Tu amistad así gozaré,
tu poder ven hoy a revelar
y tu dulce rostro veré,
en tus sendas contento al andar.

226
755 Mi bemol - NTB 857

En mi pecho hay mil anhelos,


en presencia de mi Dios;
lloro por mis desaciertos
en presencia de mi Dios.
Mas me animo y llego a ver
cual mi vida puede ser,
si reclamo más poder,
en presencia de mi Dios.

En presencia de mi Dios,
siento el Fuego descender,
El refina hoy mi ser.
purifica y da poder.

Mis pecados los confieso


en presencia de mi Dios;
todo pierde su embeleso
en presencia de mi Dios.
De este mundo el galardón,
sus promesas y atracción
son efímera ilusión
en presencia de mi Dios.

Reconozco mi vileza
en presencia de mi Dios,
y mi anhelo es la pureza
en presencia de mi Dios.
Mi alma ruégole lavar
y con Fuego refinar,
que mi cruz pueda aceptar,
en presencia de mi Dios.

227
Coros “Aleluya” No 49

Estamos delante del Señor,


ante su santidad.
Con gran reverencia ante su majestad.
En él no hay pecar,
es santo el Señor.
Estamos delante del Señor,
ante su santidad.

Ya vemos la gloria del Señor


que nos rodea aquí.
Sentimos el Fuego santo y su gran poder,
su Santo Espíritu,
inflama nuestro ser.
Ya vemos la gloria del Señor
que nos rodea aquí.

Sentimos de Dios el gran poder


que nos ayudará,
su gracia nos rodeará y nos hará vencer.
Podemos trabajar
gozosos para él.
Sentimos de Dios el gran poder
que nos ayudará.

228
ST 59 Fa

Hay un momento en que con claridad


sientes que Dios se acerca en realidad,
oyes su voz decir que debes decidir,
que veas tu responsabilidad.

Es el momento que debes enfrentar,


es la pregunta que debes contestar,
tu vida entera propósito tendrá;
paz verdadera a muchos llevará.

Dios no es el único al que tú oirás,


hay otros que buscando tu alma están,
tú debes elegir, a otros deja ir,
permite a Dios hacer su obra en ti.

Tal vez en tu alma hay mucha confusión,


ves muchas cosas que amas con pasión;
no creas que podrás vivir sin ser veraz,
jamás podrás callar tu corazón.

229
735 Sol - NTB 782

¡Oh!, Cristo, oye mi clamor,


¿a quien iré sino a ti?, tu voz oí
que amorosamente me llamó,
y con ternura me llenó el corazón.

Salvador, cerca, más cerca,


con humildad yo me postro a tus pies;
tu voluntad, ¡oh!, revela,
y con amor la cumpliré.

Sumido estuve en triste mal,


en amargura y en dolor, con gran temor,
así, sin esperanza vi
mi porvenir; tu voz oí y te seguí.

Ahora, ¡oh!, tierno Salvador,


ven cumple en mí tu voluntad, que yo de ti
reciba vida y poder,
destellos santos que me den tu plena luz.

230
132 Do - NTB 172

¡Oh!, dame, Salvador,


entera libertad,
y haz que pueda yo vivir
en plena santidad.

Blanco vestido yo vestiré


pues mi Jesús ya me salvó,
con él yo andaré.

Impárteme el poder
que trae la salvación,
y haz que pueda hacer el bien
de todo corazón.

¡Oh!, dame plenitud


de gozo y de tu paz,
y del descanso y bienestar
y celestial solaz.

Librado del poder


del Diablo y del pecar,
seguro, así, podré vivir
y con Jesús reinar.

231
105 Sol - NTB 76
566 Mi bemol - NTB 107

¡Oh! , dame un nuevo corazón


colmado de tu luz,
un corazón lavado en
tu sangre, mi Jesús.

Ven, toma tú mi corazón


por templo, Redentor;
do sólo reines, mi Jesús,
amado Salvador.

Ven, dame tú, un corazón


contrito, fiel, veraz;
que nada le impedirá
el goce de tu paz.

¡Oh!, dame un limpio corazón,


manando santo amor,
retrato de tu perfección,
divino Redentor.

Ven, graba en mi corazón


tu nombre de amor;
tu dulce nombre, Salvador,
consuela al pecador.

232
13 Mi bemol - NTB 29
39 Sol - NTB 12

¡Oh!, mírame, buen Salvador


y prueba tú mi corazón;
eres, Señor, mi Redentor,
me juzgarás con compasión.

¡Oh!, ven, Jesús, tu sello pon


ven, limpia hoy mi corazón,
así podré tu siervo ser
y almas a tus pies traer.

Detén mi lengua de pecar


al criticar con intención,
enséñame a no juzgar
sino mi propio corazón.

Mi orgullo y mi voluntad,
no sometidos aun a ti.
me manifiestan mi maldad,
Señor, ¡ten compasión de mi!

Yo busco, en ti. mi Redentor,


completa santificación,
por tu poder ser vencedor,
gozando eterna bendición.
233
264 Sol bemol - NTB 461

¡Oh!, Señor, humildemente,


heme hoy postrado a tus pies;
tú eres bueno y tan clemente,
y me invitas tiernamente
//en mi bajeza, tú me ves.//

Ven, Espíritu, revela


lo que debo abandonar;
ven, mi corazón te anhela,
por tu luz hoy se desvela,
//de tu paz deseo gozar.//

Si tu luz me trae dolores,


tú contestas mi oración
y me colmas de favores,
de tu gracia y tus amores,
//que me traen tu redención.//

Con tu sangre, tan preciosa,


que corriendo siempre está,
como fuente maravillosa
de agua pura y tan valiosa,
//dame hoy tu santidad.//

234
211 Do-NTB 480

¡Oh!, toma tú mi corazón,


con gozo lo ofrezco, Jesús;
impártele santo fervor,
//pues mi alma desea, //
desea tu luz.

Me postro, Jesús, a tus pies,


el mundo nada es para mi;
¿qué valen su gloria o placer?,
//hallé mi tesoro, //
Jesús, sólo en ti.

Confiado yo me entrego a ti
tú sólo me puedes guardar,
¡oh!, dame tu gracia y poder,
//y siempre en tus sendas, //
podré caminar.

Señor, recibí tu perdón,


tu gozo y tu paz por la fe;
contigo soy ya vencedor,
//por esto te alabo, //
te alabo, mi Rey.

235
192 Sol - NTB 267

¡Oh!, ven hasta el Calvario


do Cristo te salvó,
su sangre derramada
tu salvación obró;
murió por separarte
de toda iniquidad,
él puede conservarte
por la eternidad.

El dará la santidad,
El dará la santidad,
¿no querrás confiar
y su amor gozar?
El dará la santidad.

Yo todo a él le rindo,
haré su voluntad;
El llenará mi alma
de amor y santidad.
Yo creo que él me guía,
me da su bendición,
su espíritu ya inflama
mi entero corazón.

Su paz maravillosa
disfruto sin cesar,
su gozo y su descanso
jamás me han de faltar;
sus dones él me imparte
con celestial bondad,
y así seré dichoso
por la eternidad.

236
247 La bemol - NTB 464
251 Sol - NTB 467 (sin//)

¡Oh!, ven, Jesús, con santo ardor,


inspírame con puro amor,
//hazme tu voz oír;//
permíteme tu rostro ver,
ayúdame en ti a crecer
//y tu poder sentir.
ayúdame en ti a crecer
y tu poder sentir.

Lo malo quiero desechar,


mi voluntad crucificar,
//y en ti, Jesús, vivir;//
al mundo vil desconocer,
dejar su halago y placer
//y siempre a ti servir,//
dejar su halago y placer
y siempre a ti servir.

Contigo, Cristo, quiero estar,


la gloria de tu amor probar,
//tu rostro conocer;//
en tus senderos caminar,
tu salvación atestiguar;
//por ti, Jesús, vencer.//
tu salvación atestiguar
por ti, Jesús, vencer.

¡Oh!, limpia tú mi corazón,


impártele, Jesús, tu don,
//escúchame, Señor;//
sé tú mi guía y mi protección,
mi luz, amparo y salvación
//y no tendré temor,//
mi luz, amparo y salvación
y no tendré temor.

237
406 Sol - NTB 823

Oyeme, Señor, junto a tu cruz,


ruégote me des tu santa luz;
reconózcome indigno
de tu gran amor divino,
pero al Calvario fuiste tú,
do compraste para mí salud,
¡oh!, Señor, ven y concédeme
tu santidad.

Gracia hay que paga mi deber,


sangre hay que quita mi maldad
fuerza que me guarda en santidad,
en ti, Señor.

E1 recuerdo de mi transgresión
me oprime siempre el corazón,
perturbándome el alma,
y quitándome la calma;
mas, ¡oh! buen Jesús, sé mi Pastor,
¡ven!, omnipotente Salvador,
quiero recibir de ti, Señor,
mayor poder.

Solicito toda tu bondad,


plena y perfecta santidad;
quita todos mis temores,
cólmame de tus favores
dándome completa libertad,
revelándome tu voluntad,
hazme siempre mas que vencedor
por ti, Señor.

238
ST 15 La bemol - NTB 676

Padre de amor, tan justo y cariñoso.


tú eres la luz del alba para mí,
haz que tu faz alumbre mi camino,
líbrame hoy de lo que fui;
yo todo traigo a ti, confío sólo en ti.

Mi entero ser te quiero dar,


mi entero ser. Señor, te quiero dar.

¡Oh!, tú, de quien los cielos son emblema,


eres el sol de vida, buen Jesús,
eres estrella que la oscura noche
alumbra con radiante luz;
yo todo traigo a ti, tan sólo te amo a ti.

Sobre la cruz por mí tu vida diste,


¡cuán grande fue tu santo y puro amor!
¡Cuánto dolor por mi tú padeciste,
todo por ser mi Salvador!;
mis penas traigo a ti, y encuentro paz en ti.

239
753 La bemol - NTB 868

¿Quieres ser libre de toda maldad?:


Jesús te dará santo poder.
¿Quieres vivir y gozar santidad?:
Jesús te dará su poder.

Hay poder, sí, sin igual poder


en Jesús, quien murió;
hay poder, sí, sin igual poder
en la sangre que él vertió.

¿Quieres ser libre de orgullo y pasión?:


Jesús te dará santo poder.
¿Quieres vencer toda cruel tentación?:
Jesús te dará su poder.

¿Quieres servir a tu Rey y Señor?:


Jesús te dará santo poder.
¿Quieres vivir y cantar su loor?:
Jesús te dará su poder.

240
518 Do - NTB 719

¿Quieres tener paz con tu Señor?


¿Quieres gozar de su inmenso amor?
¿Quieres mirar el mal con horror?
Con Cristo podrás hacerlo.

¡Oh!, Salvador, impárteme luz,


para seguirte, llevando mi cruz,
libre del mundo, ¡oh, mi Jesús!,
y acepta mi fiel servicio.

¿Quieres gozar de felicidad


y ser librado de toda maldad?
¿Quieres tener amor y piedad?
Con Cristo podrás hacerlo.

¿Quieres vivir con tu Dios allá


en las mansiones celestes do está?
¿Quieres servir y honrarle acá?
Con Cristo podrás hacerlo.

241
395 Mi bemol - NTB 613

Quiero llegar a las divinas aguas


y elevo a Dios ferviente oración.
Consolador, que a mi alma paz inspiras,
contigo quiero estar en feliz comunión.

Del Calvario, sé, fluyen sin cesar


las aguas de Emanuel,
que me pueden limpiar.

Lava mis manos del mundano polvo,


del cruel temor, ¡oh! , dame libertad,
limpia las manchas en mi alma ocultas
y que tus aguas puras le den santidad.

Luz. vida, amor, se encuentran en tu fuente;


en ella renovado puedo ser.
haz que sus aguas fluyan sobre mi alma,
y cambien el desierto por célico Edén

242
400 Sol - NTB 513
471 Sol - NTB 5l2

Sangre preciosa vertiste por mí,


tierno Señor. tierno Señor;
de mis pecados ven líbrame aquí,
mi Salvador, mi Salvador;
mientras por sendas perdidas vagué
nunca la paz ni la dicha encontré,
pues tu mensaje de amor no acepté,
tierno Señor, tierno Señor.

Tú, del pecado que mi alma extravió,


líbrame hoy, líbrame hoy,
y con tu sangre, que por mí fluyó,
lávame hoy, lávame hoy.
Tu sacrificio acepto, Jesús,
por redimirme moriste en la cruz,
ruégote hoy que me impartas tu luz,
líbrame hoy, líbrame hoy.

De vil pasiones ven mi alma a librar


con tu poder, con tu poder:
que las envidias, enojo y pecar
pueda vencer, pueda vencer.
Aunque yo siento que es débil mi fe.
dame tu gracia y no temeré,
tú has prometido: "No te dejaré";
hazme vencer, hazme vencer.

De lo que diga la gente de mí,


no temeré, no temeré;
siempre oraré y hablaré yo de ti,
no temeré, no temeré.
Hazme más fuerte en tu amor y poder.
que sepa el mundo que tuyo es mi ser:
siempre podré de ese modo vencer,
no temeré, no temeré.

243
395 Mi bemol - NTB 6l3

Santo Cordero, Salvador divino,


mi alma te sigue con sincero afán,
como el sediento busca frescas aguas
que su gran sed y angustias le mitigarán.

A tus pies estoy, todo a ti te doy,


do quieras tú guiarme
a seguir listo estoy.

Cuánto dolor, ¡oh!, Cristo, te he causado,


densa tiniebla mi alma circundó;
pero yo quiero todo abandonarlo
a cambio de tu amor que mis culpas borró.

¡Oh!, ven, Señor, de tu mansión celeste,


ven a mi débil, triste corazón:
ven, haz en él, Señor, tu regio trono,
y así podré vencer toda cruel tentación.

Santo Espíritu, ven a mi alma,


quita mi orgullo, la raíz del mal,
quema los ídolos que aún conservo
y así podré vivir con poder celestial.

244
246 Fa - NTB 473 (sin coro)

Señor, yo anhelo más saber


de las dulzuras de tu amor,
para que pueda más amar
al pobre pecador.

Te ofrezco mi corazón,
en él haz tu habitación,
pues quiero servirte aquí,
ven, vive tu vida en mí.

Deseo santo y puro ser.


dame, Señor, tu clara luz,
para que pueda siempre andar
contigo, buen Jesús.

De tu presencia hazme gozar,


aunque las sombras sobre mí estén,
sé tú mi guía, mi inspiración
y mi perfecto bien.

Dame, te ruego, más de tu amor,


y aumenta en mí, Señor, la fe:
haz que tu nombre pueda honrar,
doquiera que yo esté.

245
650 Sol - NTB 430
309 Sol - NTB 45l

Sólo excelso amor divino,


gozo, ven del cielo a nos;
fija en nos tu hogar humilde,
de fe danos rico don;
Cristo, misericordioso,
puro y abundante amor,
con tu salvación visitas
al contrito corazón.

Ven, ¡oh!, Todopoderoso,


ven, a nuestro corazón,
hazlo tu sagrado templo,
tu eterna habitación;
nuestras voces alzaremos
celebrando tu bondad,
y constantes loaremos
de tu amor la inmensidad .

Terminada ya la obra
de la nueva creación,
tu presencia gozaremos
y tu santa bendición,
entre tanto esperamos
ir contigo a morar
en el cielo, donde Cristo
preparando está un hogar.

237
284 La bemol
644 Do - NTB 403

¿Tienes comunión con Cristo?


¿Sabes cuál su gracia es?
¿Te apoyas en su brazo?
¿Siempre El tu ayuda es?

Si tu alma está en contacto


con Jesús el Salvador,
si confías sólo en Cristo
vencerás al tentador.

¿Goza tu alma con aquello


que concierne a Jesús?
¿Te deleitas meditando
en la obra de la cruz?

¿Has rendido todo a Cristo?


¿No amas nada más que a El?
¿Hallas dicha en servirle?
¿Quieres serle siempre fiel?

¿Eres ya santificado?
¿Vives siempre en oración?
¿Aborreces el pecado
con sincero corazón?

¿Es Jesús tu gran Maestro,


tu modelo espiritual?
¿Su palabra es tu alimento
y tu guía celestial?
LA VIDA DE SANTIDAD
Consagración y Servicio

247
200 Fa - NTB 266
689 La bemol - NTB 245

Al mundo yo renuncio,
sus goces vanos son,
al cielo yo aspiro
de todo corazón.

Espíritu divino, desciende sobre mí,


y con tu fuego vivo bautízame aquí.

Así doy testimonio


que tengo fe en Jesús,
que yo con él he muerto
al pecado por su cruz.

En novedad de vida
con él siempre andaré,
mi Salvador y guía,
mi Redentor y Rey.

Llegando a su reino,
vencido todo mal,
tendré yo de su mano
corona celestial.

248
624 Sol - NTB 312
179 Sol - NTB 321

Ante ti, divino Rey,


nos venimos a postrar,
nuestro entero ser a ti,
te venimos a ofrendar;
todo lo que somos hoy
lo debemos, ¡oh!, Señor,
a tu grande compasión
y a lo inmenso de tu amor.

Combatiendo todo mal


lucharemos con tesón,
tú, Señor, nos sostendrás
y darás tu bendición.
A las huestes de Satán
no tendremos que temer
si nos das, ¡oh!, Salvador,
tu amor y tu poder.
Descendiste, Rey de amor,
a morir en tosca cruz,
para dar al pecador
vida eterna, paz y luz;
a tu lado siempre estar
nuestro eterno anhelo es
y por eso henos, hoy,
muy humildes a tus pies.

249
Coros “Aleluya” No 58

Ante ti vengo mi Señor,


a pedirte en oración:
Que mi vida y mi actuar,
glorifiquen tu nombre, Señor.

Te alabo a ti,
con mi vida Señor.
Te alabo a ti,
mi Señor, mi Rey y Dios.

Me has formado del barro, Señor


,para honrarte y servirte, oh Dios.
Úsame como quieras tú,
siempre te alabaré Señor.

250
679 La bemol - NTB 543
680 Mi bemol - NTB 547

Con gratitud mi vida hoy te ofrendo,


ante tu altar me postro en oración,
y sé que así, mi todo a ti trayendo,
me colmarás de eterna bendición.

Tu sacrificio me ha rescatado,
quiero vivir para anunciar tu amor,
y a los que están sumidos en pecado,
nuevas de vida he de proclamar.

Dame tu gracia, dame fortaleza,


pues sólo así podré triunfante ser;
con puro amor, constancia y entereza
he de vivir, Señor, por tu poder.

251
317 La bemol - NTB 440
309 Sol - NTB 451
790 Sol - NTB 448
ST 75 La bemol

Corazones inflamados,
puros, llenos de fervor,
que a sí mismo no se adoran,
mas emanan santo amor:
corazones que, valientes,
por vencidos no se dan,
a su Rey desean gloria
y la lucha ganarán.

Ellos alzan la bandera


do la lucha arde ya,
y no ceden al peligro
pues su Rey con ellos va.

Corazones que palpitan


fieles siempre a Jesús,
que a la humanidad proclaman
el mensaje de la cruz;
corazones abnegados
cuyo lema es amor,
todo alegres lo consagran
a la gloria del Señor.

Corazones nobles que aman


al caído y le dan luz,
no son tibios ni cobardes
sino fieles a Jesús;
corazones que, con gozo,
lo dan todo con amor,
y con Cristo participan
sufrimientos con valor.

252
644 Do - NTB 403

Cristo es digno, ¡oh!, alma mía


de tu vida y de tu amor,
él ha muerto por salvarte
del pecado abrumador.

Por la fe nos justifica


y nos da la santidad.
Cristo nunca desampara,
sin igual es su bondad.

Cristo pide que le sirva


y con gozo yo lo haré,
le consagro cuanto tengo,
nada me reservaré.
Cristo alumbra mi camino,
siempre a él he de seguir
y, con gran contentamiento,
sólo a él he de servir.

253
206 Sol - NTB 487

Cuán triste es la vida sin ti,


¡oh!, santo y bendito Jesús.
Recuerdo que así yo viví,
sin gozo, sin paz y sin luz;
mas, cuando en mi alma brilló
tu célica, diáfana luz,
el gozo mi pecho llenó,
tu gozo sin par, ¡oh!, Jesús.

Con qué, ¡oh!, con qué yo podré


pagarte, divino Señor,
la paz que a tu lado encontré,
las pruebas de tu gran amor.
Indigno y débil cual soy,
tú cuidas de mí sin cesar,
por eso las gracias te doy,
por esto te quiero ensalzar.

Anhelo servirte, Señor;


mi vida consagro hoy a ti
con todas mis fuerzas y amor,
¡oh!, Dios, tal cual heme aquí.
Tu espíritu dame y poder,
que siempre haga tu voluntad,
así muy dichoso he de ser
gozando de tu santidad.

254
397 Re - NTB 528

Dame te ruego, Señor, un corazón


limpio, lavado en tu sangre sin par,
libre de toda pasión mundanal,
cual sólo tú, ¡oh!, Jesús, puedes dar.

Un corazón limpio de mal,


lleno de amor, ¿quién me lo puede dar?
Sólo Jesús, quien por mi mal,
vino a morir sobre la cruenta cruz.

Dame te ruego, Señor, un corazón


siempre tranquilo, confiado en tu amor,
listo a seguir en tus pasos, doquier
quieras enviarme, divino Señor.

Dame te ruego, Señor, un corazón


lleno de santo, divino poder;
lleno de fuego, potente, eficaz,
lleno de fe y podré así vencer.

Dame te ruego, Señor, un corazón


apto a crecer en la gracia y el bien,
para que así como tú pueda ser,
hasta que llegue a gozar en tu edén.

255
284 La bemol

¿Debo irme tan vacío


ante Cristo, mi Señor,
sin haberle consagrado
a su gloria mi labor?

¿Debo irme solitario,


sin cosecha, sin servir,
con talentos malgastados?
¿Cómo a Cristo he de ir?

¿Debo irme tan vacío


sin presentes al altar,
con el tiempo derrochado
sin por mi Señor actuar?

¡Cuántos años, en pecado,


he pasado sin la luz!
Si volverlos yo pudiera
los daría a mi Jesús.

¡Oh, hermanos!, sed constantes


no durmáis, perseverad,
hoy es día, noche viene,
pecadores rescatad.

256
284 La bemol
313 Si bemol - NTB 453
642 Mi bemol - NTB 381

Dejo el mundo y sigo a Cristo,


porque el mundo pasará,
mas su amor, amor bendito,
por los siglos durará.

¡Oh, qué gran misericordia!,


¡oh, de amor sublime don!,
plenitud de vida eterna,
prenda viva de perdón.

Dejo el mundo y sigo a Cristo,


paz y gozo en él tendré
y, al saber que va conmigo,
siempre salvo, cantaré.

Dejo el mundo y sigo a Cristo,


aferrándome a su cruz,
para luego contemplarle
cara a cara, en plena luz.

257
Coros “Aleluya” No 24

Dios, tú sabes, te amo,


conoces mis pensamientos,
mi profunda confianza
en tu amor y poder.
Si mi fe se hace débil,
si el fervor es menor,
dame más fuerza,
que me llene tu amor.

Dios, tú sabes te amo


de todo corazón;
ven, Señor, dame tu poder;
Dios de amor, tócame,
tuyo quiero ser.

Señor, cuando yo caigo


tú sufres porque me amas,
siempre estás a mi lado,
tu ayuda fiel me das.
Que yo pueda servirte
sin volver nunca atrás,
que tu Espíritu Santo
me ayude a ser veraz.

258
494 La bemol - NTB 540

El Hijo de Dios vino al mundo a salvar


las almas que el diablo extravió;
movido Jesús por divina pasión
amor sin igual demostró.
Mas hay muchas almas que ignoran aún
que Cristo por ellas murió,
y viven sumidas en la oscuridad
que el mundo sobre ellas volcó.

Si tú no me das compasión
llenándome de tu puro amor,
jamás yo podré a las almas amar
cual tú las amaste, Señor.

Jesús hoy está entre la multitud,


y se oye su voz sin cesar,
hablándole al hombre de vida y salud,
de penas le quiere librar;
mas, ¿cómo el humano saberlo podrá
si no hay quien predique perdón?;
y ¿cómo el amor de Jesús sentirán
si él no nos da compasión?

No puede el mortal de por sí tener paz,


ni imparte reposo el saber;
al alma la mente no puede saciar
ni puede el pecado vencer.
¡Oh!, lléname tú de divina pasión,
que ansíe las almas salvar.
¡Oh!, llena mi pecho de tu santidad
y hazme las almas amar.

259
466 Mi bemol - NTB 548
386 Sol - NTB 542

Fiel he de ser, pues hay quien ésto espera,


puro seré, confiando en mi Jesús,
con la virtud que su palabra imparte
fuerte he de ser, luchando por la cruz.

Cristo es mi amigo, fuerza me da,


él es mi guía, mi vida regirá.

Noble seré, en pensamiento y obra,


un buen ejemplo siempre anhelo ser,
si tú me ayudas, ¡oh!, Jesús bendito,
tu voz podré en todo obedecer.

Con puro amor, sin distinción de razas,


la salvación de Cristo he de anunciar,
él me será amparo y fortaleza,
contra el pecado siempre he de luchar.

260
315 La bemol - NTB 445

Habla, Dios, que yo te escucho,


quiero hacer tu voluntad;
lleno estoy de mal y duda
y densa oscuridad.
Haz que el resplandor divino
me revele mi maldad;
oye mis humildes ruegos,
Señor, por tu bondad.

¡Oh!, háblame, que yo, tu siervo, oigo,


tu voluntad haré, mi ser a ti entrego.

Tu poder, Señor, demuestra,


libertándome del mal,
pues de toda mancha quiero
lavado ser por ti;
hoy del mundo yo me aparto,
de su orgullo y su placer,
sólo quiero, fiel, servirte,
conságrote mi ser.

Yo acepto sufrimientos,
cruz, tristezas y dolor;
en tus manos pongo todo,
por ti podré vencer;
aunque vengan tentaciones,
confiaré tan sólo en ti;
¡oh!, bendito Jesucristo,
todo eres para mí.

261
481 Si bemol - NTB 775

Heme aquí, Señor, toma mi vida,


cuanto poseo te entrego a ti;
tu voluntad en mí haz conocida,
¡bendíceme, te lo imploro aquí!

Fuego divino, baja del cielo,


fuego divino, ven sobre mi..

Mándame, Salvador, donde tú quieras,


desde ahora por ti viviré;
por tu amor, Jesús, ya me has vencido,
por ese amor yo tu siervo seré.

Haz en mi corazón tu regio trono;


guíenme siempre tu luz y verdad,
dame poder. Señor, y fortaleza,
jamás me aparte de tu santidad.

Toda mi vida así quiero emplearla


para servirte, bendito Señor,
siendo testigo fiel de tus mercedes
y la grandeza de tu santo amor.

262
Coros “Aleluya” No 30

Lo que yo soy y puedo ser


lo que yo tengo traigo a ti;
acéptalo, pues
quiero servirte, me rindo a ti;
toma mis dones, mi ambición,
mis sueños cambia a tu voluntad,
mi ser te doy, Dios,
y siempre fiel te seguiré.

Puedo llevarte mi pena y dolor


y mis angustias también;
hazme tan sólo en ti confiar
y darte todo, Señor.

Para servirte yo quiero vivir


haciendo tu voluntad;
pues sé que sólo tú tienes poder
y me sabrás dirigir.

253
194 Mi bemol - NTB 242
ST 73 Mi bemol

Mi espíritu, alma y cuerpo


¡oh! , Dios, mi entero ser,
cual viva, santa ofrenda,
te vengo a traer.

Mi todo a Dios consagro


en Cristo, el vivo altar;
ven, pues, fuego santo,
promesa celestial.

Soy tuyo, Jesucristo,


me diste ya el perdón;
contigo haz que ande
en plena comunión.

Espíritu divino,
de Dios supremo don,
sedienta mi alma anhela
de ti la santa unción.

264
502 Re Bemol - NTB 723
Mi Salvador ofréndome a ti,
habla, Señor, te obedeceré;
toma mi ser, sé dueño de mí,
¡oh!, dame poder, santidad y fe.

Todo por ti, Jesús,


todo por ti lo doy,
nada del mundo quiero amar.
Señor, a tus pies estoy.

Mi corazón inflama de amor


para que busque sin desmayar,
al pecador sumido en dolor.
sabiendo que tú le podrás salvar.

Con tu poder revísteme aquí,


para que todos lleguen a ver
que yo, feliz, te sirvo así,
y quieran también consagrar su ser.

Nubes tal vez encubran tu faz,


mas sin dudar en ti confiaré,
porque yo sé que siempre tú estás
muy cerca de mí, y me das más fe.

265
314 Mi bemol - NTB 439

Mucho te amo, Cristo mío,


mas tú exiges devoción.
mi alma entera consagrada,
mi completa adoración.
El vivir contigo es fácil,
en sufrir no hay aguijón,
pues las penas o pesares
traerán tu bendición.

Salvador, te amo, ven, tu amor revela;


tu favor anhela mi pobre corazón.

Mucho te amo. ven, revela


del Calvario tu pasión;
dame gracia, pues anhela
tu favor mi corazón;
haz que vea mi pecado
y el dolor que te causó,
y tu amor que al desdichado
con tu sangre redimió.

Mucho te amo, mi alegría


crece al par que das tu amor,
ese amor que día en día
limpia el mal, calma el dolor.
Vana es sin ti la vida,
vanos sus tesoros son,
vanos sin la vida eterna,
su esplendor una ilusión.

266
253 Fa- NTB 389

No soy mío, Jesucristo,


tú me redimiste a mí;
me compraste con tu sangre,
pertenezco sólo a ti.

Yo no soy dueño de mí,


pertenezco sólo a ti, tan sólo a ti;
lo que tengo y lo que espero,
tuyo, mi Jesús, será.

No soy mío, yo confío


mi alma a ti, ¡oh! , Salvador;
ya mi todo te he rendido,
constreñido por tu amor.

No soy mío, mis talentos


te los traigo, buen Jesús,
para siempre ser usados
a la gloria de mi Dios.

No soy mío, tú me aceptas


por tu gracia, Salvador,
y contigo en gloria eterna
gozaré tu santo amor.

267
160 Sol - NTB 289
147 Mi bemol - NTB 283
148 Mi bemol - NTB 297

¡Oh!, Cordero celestial,


tuyo, sólo tuyo soy;
cuerpo, alma, voluntad,
todo a ti, Jesús, te doy.

Sólo a ti deseo amar,


sólo a ti, Señor, servir,
inspirado por amor,
quiero así, Jesús, vivir.

No permitas, ¡oh!, Señor,


que me aleje del redil,
ni que vuelva otra vez,
a buscar el mundo vil.

¡Oh!, Jesús, mi Salvador,


yo no anhelo nada más
que vivir en tu amor,
disfrutando de tu paz.

268
Coros “Aleluya” No 83

Oh, deja que el Señor te envuelva


con su Espíritu de amor,
satisfaga hoy tu ama y corazón.
Entrégale lo que te pide
y su Espíritu vendrá
sobre ti y vida nueva te dará.

Cristo, oh Cristo, ven y llénanos.


Cristo, oh Cristo, llénanos de ti.

O h, ven y cántale con gozo


y alaba al Señor;
con ternura entrégale tu corazón.
Oh, dale todas tus tristezas,
y tus días de dolor,
y abundante vida nueva en él tendrás.

// Cristo, oh Cristo, ven y llénanos.


Cristo, oh Cristo, llénanos de ti.//
Llénanos de ti.

269
639 Si bemol - NTB 370
318 La bemol - NTB 449

¡Oh!, Señor, si he vacilado


en la senda de la cruz,
si he mezclado con escoria
oro puro de mi amor,
no me impidas que te sirva,
en tu obra guárdame,
tu crisol me purifique,
y así gozo te daré.

Todo lo hago para Cristo,


mi placer encuentro en él;
cuando el fuego pruebe mi obra,
¡oh!, que sea hallado fiel.
¿Trabajé de asalariado,
o mis votos por cumplir?
¿He ya todo consagrado
almas para redimir?
Todo, tú, Señor, conoces,
puedo yo pues esperar,
sin temor, el veredicto
que un día tú has de dar.

Que tu amor mi vida rija,


mis anhelos, mi ambición,
que mi espíritu sumiso
siempre imparta bendición.
Con amor y con paciencia,
con firmeza y con ardor,
en palabra, mente y alma,
me consagro a ti, Señor.

270
710 Sol bemol - NTB 685

Oí una voz decir muy suave:


"Toma tu cruz y ven tras mí";
gran tempestad mi alma cercaba,
mi cruz allí yo percibí,
y batallé por no tomarla,
mas humillado al fin cedí.

Te seguiré, Jesús bendito,


te seguiré, mártir de amor;
tuyo seré doquiera me halle,
por tu gracia, Salvador.

El mundo fue muy yermo y frío,


mi corazón triste gimió,
sus goces nunca me saciaron,
ni su favor me consoló;
cansado así y fatigado,
oí tu voz que me animó.

Oí tu voz que me decía:


"Toma tu cruz y ven tras mí",
mi corazón entero es tuyo,
Señor Jesús, yo respondí;
tu voluntad podré cumplirla,
con tu poder, confiando en ti.

271
160 Sol - NTB 289
614 Sol - NTB 282
Que mi vida entera esté
consagrada a ti, Señor;
que a mis manos pueda guiar
el impulso de tu amor.

Que mis pies tan sólo en pos


de lo santo puedan ir,
y que a ti, Señor, mi voz
se complazca en bendecir.

Que mi tiempo todo esté


consagrado a tu loor,
que mi mente y su poder
sólo anhelen darte honor.

Toma, ¡oh!, Dios, mi voluntad


y hazla tuya nada más;
toma, sí, mi corazón,
y tu trono en él tendrás.

272
S.T. 79 – Do

Quiero seguir las pisadas del Maestro


quiero ir en pos de mi Rey y Señor,
y modelando por él mi carácter
canto con gozo a mi Redentor.

¡Que hermoso es seguir


las pisadas del Maestro!
Siempre en la luz, cerca de Jesús;
¡qué hermoso es seguir
las pisadas del Maestro!
En su santa luz.

Ando más cerca de él que me guía,


cuando el maligno me quiera tentar;
siempre confiando en Cristo, mi fuerte,
debo con gozo su nombre ensalzar.

Sigo sus pasos de tierno cariño.


Misericordia, amor y lealtad;
viendo hacia él, por el don de la gracia
voy al descanso, gloriosa ciudad.

Quiero seguir las pisadas del Maestro


siempre hacia arriba con él quiero andar,
viendo a mi Rey en glorisa hermosura
con él en gloria podré descansar.
273
653 Si bemol - NTB 456

Quiero ser tu santo templo


donde tú puedas morar,
para gozar tu presencia
y tu llamado acatar.

Tuya es mi vida,
ruego la aceptes, Señor;
mi todo a ti lo consagro
con entusiasmo y amor.

Haz que refleje tu gloria.


pues quiero tu nombre honrar;
mis votos hoy los renuevo,
me pongo sobre tu altar.

Tuyos serán mis talentos,


tan sólo tuyos serán;
mi cuerpo, mente y alma
todo a tus pies quedará.

Un corazón compasivo,
dame, te ruego, Señor;
para buscar los perdidos
y anunciarles tu amor.

274
547 La bemol - NTB 22

Quiero servirte, mi Señor,


tanto has hecho tú por mí,
pobre y escasa es mi labor
mas quiero reflejarte a ti.

Ante la cruz y en oración,


vengo buscando tu santa unción,
llena mi vida de tu amor,
apto a servirte, hazme Señor.

Sordo es mi oído a tu llamar,


lentas a obrar mis manos son,
lerdos mis pies son para escalar
el monte de consagración.

Ruégote, hoy, me des poder;


la fe, Señor, aumenta en mí;
abre mis ojos, que pueda ver
como mejor servirte a ti.
275
372 Si bemol - NTB 194
375 La bemol - NTB 192

Quiero vivir, Señor,


cerca de ti,
quiero pensar y hablar
sólo de ti;
te doy mi corazón
con toda devoción,
gozar tu bendición,
anhelo aquí.

Haz de mí, Salvador,


santo fanal,
que esparza por doquier,
luz celestial,
yo quiero proclamar
que puedes tú salvar
y a todo el mundo dar
vida eternal.

Siempre te alabaré,
mi Redentor,
siempre te serviré,
¡oh!, Salvador;
dame, pues, tu poder
para que pueda hacer
fiel siempre mi deber,
con puro amor.

276
479 La bemol - NTB 680

Señor, te seguiré, guiado por tu luz,


conságrote mi ser. salvado por tu cruz.

Yo anhelo, sí, yo anhelo,


siempre oír tu voz,
servirte yo deseo, bendito Dios.

Contigo anhelo estar, Jesús, mi buen Pastor,


¿qué haré sin tu poder. sin ti mi Salvador?

Loor a ti, Jesús, por ser el Redentor;


triunfaste en la cruz, sufriendo por amor.
277
Coros “Aleluya” No. 33 - (CD 2/13)

Si una cruz
Pesada me tocara,
Para servir, servir a mi Señor.
Si oscuridad
Muy densa me cercara
Y se burlaran de mi Salvador:

//Yo fiel seré aunque deba sufrir,


Pues Cristo en la cruz murió
Por mí.//

Si alguna vez
La fuerza me faltara,
para servir, servir a mi Señor
yo confiaré
en su Santa Palabra
y la promesa de su gran amor.

Si alguna vez
Amigos me dejaran
Al desdeñar de Dios el gran amor,
Yo seguiré
Si todos se alejaran
Pues a mi lado estará el Señor.

278
ST 18 Si bemol - NTB 664

Sobre tu altar me consagro, Jesús. Salvador,


quiero servirte ¡oh!, dame tu luz, Redentor:
antes vagaba en el mundo fugaz, en dolor,
tú me salvaste y me diste la paz, con amor.

Buen Jesús, Salvador,


sobre tu altar te ofrendo mi vida hoy
con amor.

Es muy humilde mi ofrenda, Señor, bien lo sé,


pero la traigo con todo mi amor y mi fe;
ruégote ahora me des tu poder y tu luz,
para luchar y en las lides vencer, buen Jesús.

Dame, Señor, más de tu santidad y poder,


haz que ame más la justicia y verdad y el deber,
toma mi ofrenda, bendito Señor, tuya es,
yo sólo ansío vivir, Salvador, a tus pies.

279
283 Mi bemol- NTB 377

Todo a Cristo hoy le rindo


y deseo serle fiel;
para siempre quiero amarle,
agradando sólo a él.

Yo me rindo a él, ,yo me rindo a él,


todo a Cristo hoy le entrego,
quiero serle fiel.

Todo a Cristo yo le rindo,


a sus pies postrado estoy;
los placeres he dejado
y le sigo desde hoy.

Todo a Cristo hoy le rindo,


sí, mi entero corazón,
yo le entrego alma y cuerpo,
busco aquí su santa unción.

Todo a Cristo le he rendido,


siento el fuego de su amor.
¡Oh!, ¡qué gozo hay en mi alma!,
¡gloria, gloria a mi Señor!

280
SF 55 Fa - ST 63 Fa

Todo lo que soy, sí, todo te lo doy;


en mi vida haz, Señor, tu voluntad;
dirígeme en tu verdad,
te entrego todo lo que soy.

Todo lo que soy, sí, todo lo que soy:


tiempo, dones, porvenir, todo te lo doy;
todo lo que soy, sí, todo lo que soy;
yo lo traigo a tu altar, todo te lo doy.

Todo lo que soy, sí, dones, porvenir;


úsalos según tu plan de salvación.
Que pueda ser de bendición,
ocupa todo lo que soy.

Todo lo que soy, sí, todo te lo doy;


Dios bendito, acepta mi sinceridad;
por tiempo y por la eternidad,
es tuyo todo lo que soy.

281
108 Sol
Tu voz me llama a trabajar
y yo mi parte haré;
en nombre tuyo, Salvador,
yo fiel trabajaré.

Por ti yo lucharé,
por ti trabajaré,
y así feliz seré
doquiera que yo esté.

Servir a todos es mi afán,


tal cual si fuera a ti;
revísteme con tu poder,
¡oh!, vive tú en mí.

Tu ejemplo quiero imitar,


y hacer la voluntad
de Dios, mi Padre celestial,
viviendo en santidad.

Mis pasos guía tú, Señor,


sé tú mi inspiración;
alienta mi alma con tu amor
y santa devoción.

282
263 Sol - NTB 373
S T 56 Sol - NTB 364
287 La bemol – NTB 372

Ven, ¡oh!, Cristo, a tomarme,


me ofrezco a ti, Jesús;
cuerpo y alma quiero darte,
nada guardo, ¡oh!, Jesús.

Ven, Señor, a ti me entrego


para siempre tuyo ser;
hazme santo, hazme puro,
lléname con tu poder.

Toma mis debilidades,


toma todo, buen Jesús,
y mis dudas y maldades,
toma todo, buen Jesús.

Toma todos mis temores,


toma todo, buen Jesús,
mis angustias, mis dolores,
toma todo, buen Jesús.

Toma, ¡oh!, Señor, mi vida.


te doy todo, buen Jesús,
diste tú, por mí tu vida,
te doy todo, buen Jesús.

283
259 Mi bemol - NTB 378

Yo mi cruz ya he tomado,
sigo en pos de mi Jesús,
aunque el mundo me desprecie,
él será mi camino y luz.

Seguiré siempre en tus pasos,


mi divino Salvador;
me salvaste con tu sangre,
por tu gracia y tu gran amor.

Las falaces ambiciones


que celoso perseguí,
hoy las dejo por completo,
Salvador, te sigo a ti

¡Cuán precioso, cuán sublime


eres, divinal Señor!
Tú me dices: Yo te guío
y te guardo con tierno amor.
LA VIDA DE SANTIDAD
Goce de la Santidad

284
S T l9 La bemol

A mi alma viene un dulce son,


un coro celeste de paz,
lo canto con grato amor,
la paz, el don de mi Dios.

Yo tengo paz,
don tan precioso de Dios,
¡oh!, paz, maravilla de paz,
el don de amor de mi Dios

Por Cristo en la cruz tengo paz,


mi deuda su sangre pagó,
por él recibí el perdón,
la paz, el don de mi Dios.

El día que a Cristo acepté,


mi pecho de paz se llenó,
en él rico don encontré,
la paz, el don de mi Dios.

285
457 Mi bemol - NTB 695

A veces en valle de sombras debo andar,


el mal ruge cual vendaval,
mas sé que Jesús siempre me cuidará
y yo puedo decir: Tengo paz.

Tengo paz, dulce paz,


en mi alma Jesús puso paz.

Si vienen tormentas, problemas o pesar


Satán quiere hacerme dudar.
Mas sé que Jesús siempre me sostendrá,
y yo puedo decir: Tengo paz.

Jesús es mi amigo, conmigo él irá,


su amor, mi amparo será.
No tengo temor, me rodea su amor,
y yo puedo decir: Tengo paz.

Y cuando esta vida yo deba abandonar


iré con mi Dios a morar.
Allá en la luz estaré con Jesús
y por siempre diré: Tengo paz.
286
264 Sol - NTB 461

Cuán amargo es el recuerdo


del momento cuando yo,
resistiendo la ternura
de Jesús, altivo decía:
//todo yo, mas nada de ti. //

Mas me amó, y a Jesucristo


en el vil madero vi;
él oró: ¡Perdona, Padre!;
y con alma triste dije:
//algo yo y algo de ti. //

Sin cesar, su gracia tierna,


dulce, fuerte, firme, fiel,
grato bálsamo del alma,
constriñóme y dije humilde:
//menos yo y más de ti. //

Superior al alto cielo,


mas profundo que la mar,
es tu amor, Jesús bendito,
haz que humilde siempre diga:
//nada yo, mas todo de ti. //

287
695 Fa - NTB 612

¡En paz con Dios! ¡Cuán inefable


estar con él en comunión!
librado de condenación,
es mío el don inestimable.

Mi alma halló descanso y paz,


disfruto celestial solaz,
en paz con Dios!, ¡en paz con Dios!

¡En paz con Dios! El miedo huye,


pues vida eterna es mi porción;
vivo entonando mi canción,
al Cristo cuya sangre fluye.

¡En paz con Dios! Ya nada me daña.


no importa do mi senda va,
haré de Dios la voluntad,
su gracia siempre me acompaña.

¡En paz con Dios! Por mar bravío


mi embarcación segura irá,
a puerto a salvo llegará
si a su sapiencia me confío.

288
102 Sol - NTB 118
760 La bemol - NTB 86 (sin coro)

¡Oh!, Cristo en ti, si, sólo en ti


mi corazón halló
el gozo y paz que con afán
y sin cesar, buscó.

Tan sólo en ti yo hallo paz,


todo eres para mí;
luz, gozo, vida y gran felicidad,
encuentro, Cristo, en ti

Clamé por paz, felicidad,


busquélas más que a ti,
mas cuando, ¡oh!, Cristo, te encontré,
tu amor me atrajo a ti.

Cisternas rotas encontré


en mi peregrinar,
no pude así mi sed saciar
ni mi dolor calmar.

Lloré placeres que perdí


y no lloré por ti,
mas tu poder me circundó
y tu hermosura vi.

289
189 Mi bemol - NTB 246
607 Fa- NTB 260
187 La bemol - NTB 257

Soy consagrado a Cristo, él es mi Salvador,


su vida en mí acrecienta, pues es grande su amor;
del mal me ha libertado, muriendo en cruenta cruz, soy consagrado
a Cristo y sígole en la luz.

Soy consagrado a Cristo, me dio su santidad,


en mi alma él habita, haré su voluntad;
con él soy muy dichoso y siempre andaré,
con Cristo en armonía, su paz disfrutaré.

Soy consagrado a Cristo, a él seré yo fiel,


él me dará constante victoria sobre el mal;
con su poder divino aquí combatiré
y luego, allá en la gloria, con él yo reinaré.
290
254 Do - NTB 391

Yo creía ser de Cristo,


pero nunca paz logré;
siempre en penas, siempre triste, sumergido en duda fui.

¡Oh, qué paz Jesús me da!,


paz que ignoraba yo;
y mi senda alegre está
desde que la paz brotó.

Mas Jesús llamóme cerca,


las tinieblas disipó;
del pecado rescatóme.
mi alma de su paz llenó.

En Jesús confiado vivo


y su amor me bastará;
mientras él mis pasos guíe,
siempre fuerzas me dará.

Cada día él me guarda


con su brazo y su poder;
y en la lucha me anima,
en él hallo mi placer.
LOS MEDIOS DE GRACIA
La Oración: Comunión

291
Coros “Aleluya” No 94

A tu Santo Hijo enviaste aquí,


para vivir y caminar
en este mundo de pecar
mostrando así tu amor por mí.

Cordero de Dios, mi Salvador,


en ti el mortal halló el perdón.
Oh, lávame en tu sangre hoy;
Cordero de Dios, mi Señor.

Crucificaron a Jesús
para comprar mi redención.
Sufrió tormentos, maldición,
mostrando así su amor por mí.

Perdido estaba y sin Dios,


mas hoy al lado tuyo estoy.
Corrígeme, transfórmame,
cordero tuyo queiro ser.

292
157 Do- NTB 294

Cerca de ti, Salvador,


cerca de tu santa luz,
llévame tu gran amor
cerca, cerca de tu cruz.

Cerca, cerca,
llévame, ¡oh!, Salvador,
cerca de tu santa luz,
cerca, cerca de tu cruz.

Una vez dudaba yo


de tu gracia y gran poder,
hoy, de hinojos a tus pies,
quiero más en ti creer.

Cristo, eres mi gran bien,


nada anhelo más que a ti,
pues sufriste por comprar
vida eterna para mí.
293
Coros “Aleluya” No 98
NBT 329
Cristo vengo a tus pies,
toma mi necesidad.
Sólo de Jesús, es la sangre que
me puede salvar.
Cristo mira mi dolor,
tu perdón concédeme,
sólo de Jesús, es la sangre que
me puede salvar.

Nada puedo yo traer;


sólo por fe aferrándome a tu cruz, Señor Jesús.
//Sólo de Jesús, es la sangre que
me puede salvar.//

Negro mi pasado es,


en tu amor acéptame.
Sólo de Jesús, es la sangre que
me puede salvar.
Mi oración escucha Dios,
sólo así podré venir.
Sólo de Jesús, es la sangre que
me puede salvar.

Grande es mi vanidad,
nada limpio hay en mí;
Sólo de Jesús, es la sangre que
me puede salvar.
Dios me entrego sólo a ti,
de mi culpa libre soy;
sólo de Jesús, es la sangre que
me puede salvar.

Sólo de Jesús, es la sangre que


me puede salvar.

294
318 La bemol - NTB 449

De tu Espíritu en presencia,
los de limpio corazón,
hallan gracia en abundancia,
tu poder y bendición.
Ante ti de amor su ofrenda
rinde mi alma con fervor,
y tú vienes y revelas
tus secretos, mi Señor.

De tu Espíritu en presencia
escondido en tu poder,
quiero amarte y servirte,
consagrándote mi ser.

Más que labio alguno exprese,


más que pueda hacer o dar,
es mi amor profundo, ardiente,
que te ofrendo en tu altar.
Pues allí se guarda mi alma,
tierna y pura, fiel, veraz,
y me da fragancia y gozo,
cual emanan de tu faz.

En verdad anhelo verte,


luego hablar de lo que vi;
Rey supremo de la vida,
siempre seas, pues, en mí.
Pon en mi alma hoy tu sello,
yo te ofrezco el corazón;
quiero amarte y servirte,
luego verte, rey de Sión.

295
44 Re - NTB 66

Dulce oración, dulce oración,


que del cuidado terrenal
alivias siempre el corazón
e impartes gozo celestial;
¡oh!, cuántas veces tuve en ti
auxilio en ruda tentación,
y ¡cuántos bienes recibí
por tu valor, dulce oración!

Dulce oración, dulce oración,


al trono excelso de bondad
tú llevarás la petición
que elevo con sinceridad;
será mi ruego oído allí,
y la divina bendición
en abundancia sobre mí
descenderá, dulce oración.

Dulce oración, dulce oración,


que aliento y gozo al alma das,
en esta tierra de aflicción
consuelo siempre me serás,
hasta el momento en que diré
adiós al mundo pecador,
con gozo entonces llegaré
al reino de mi Salvador.
296
187 La bemol - NTB 257
189 Mi bemol - NTB 246
607 Fe - NTB 260

La comunión con Cristo, en grata oración,


mitiga nuestras penas y da consolación;
de gozo llena el alma, quitando el temor,
la comunión con Cristo impártenos su amor.

La comunión con Cristo al alma da solaz,


consuela al angustiado, concede dulce paz;
si débil me sintiese, cansado y sin valor,
la comunión con Cristo renueva mi vigor.

La comunión con Cristo nos viste de poder,


y siempre nos enseña en toda lid vencer;
da fuerzas en la prueba, suaviza el dolor,
la comunión con Cristo nos llena de fervor.

La comunión con Cristo, ¡cuán grata y suave es!;


allana asperezas y afirma nuestros pies;
alienta al abatido, inspira nueva fe;
la comunión con Cristo yo siempre buscaré.

297
Coros “Aleluya” No 89

Lo que yo sentí que valía más,


lo que el mundo y sus placeres da,
como pérdida son para mía,
comparado con tu gran amor.

Sólo tú, Cristo, sólo tú,


más grande nada hay.
Eres tú para mí, gozo y felicidad,
y te amo Dios.

Mi deseo es conocerte más,


ser tu seguidor y así vencer.
Poseer por fe tu gracia
y ser justificado sólo en ti.

Conocerte a ti y tu resurrección,
conocerte y sufrir por ti.
Ser como tú en tu muerte Señor,
y tener la vida eternal.

(último coro)
Sólo tú, Cristo, sólo tú,
más grande nada hay.
Eres tú para mí, gozo y felicidad,
y te amo Dios.
298
371 Sol - NTB 190
372 Si bemol - NTB 194

Más cerca, ¡oh!, Dios, de ti,


más cerca, sí,
aunque pesada cruz
me oprima aquí,
será mi canto así;
más cerca, ¡oh!, Dios, de ti,
más cerca, ¡oh!, Dios, de ti,
¡más cerca, sí!

Y siempre al despertar
te alabaré,
mis gracias al cantar
te rendiré;
mi corazón así
más cerca está de ti,
más cerca, ¡oh!, Dios, de ti,
¡más cerca, si!

Cuando al amanecer
del más allá,
con inmortal placer
te vea ya;
podré al fin vivir
más cerca, ¡oh!, Dios, de ti,
más cerca, ¡oh!, Dios, de ti,
¡más cerca, si!

299
357 Sol - NTB 583

Meditar en Jesús ha de ser mi afán,


quien amó con ternura al pecador:
él ganó para mi la diadema celestial
en la cruz, do murió por amor.

¡Ven, ven, buen Jesús!;


háblame, dulce bien,
en ti quiero reposar
y tu dulce mirada gozar.

Consultar a Jesús ha de ser mi afán,


y Jesús me dará su clara luz;
sin Jesús, y por mí, nada quiero practicar,
mis acciones inspire Jesús.

Predicar a Jesús ha de ser mi afán,


en Jesús fuerza y gracia buscaré;
sin Jesús y su amor es en vano trabajar,
de Jesús en la cruz hablaré.

Imitar a Jesús ha de ser mi afán,


en Jesús quiero mi modelo ver;
sin mirar a Jesús nada bueno puedo hacer,
y mirando a Jesús todo es bien.

300
732 La bemol - NTB 477

¡Oh!, Amor, que no me dejarás,


descansa mi alma siempre en ti;
es tuya y tú la guardarás,
y en el océano de tu amor
más rico al fin será.

¡Oh!, Luz, que en mi sendero vas,


mi antorcha débil rindo a ti;
mi corazón su luz apaga
seguro de encontrar en ti
más bello resplandor.

¡Oh!, Gozo, que a buscarme a mí


viniste con mortal dolor;
tras la tormenta el arco vi
y ya el mañana, yo lo sé,
sin lágrimas será.

¡Oh!, Cruz, que miro sin cesar,


mi orgullo, gloria y vanidad
al polvo dejo, por hallar
la vida que en su sangre dio
Jesús, mi Salvador.

301
309 Sol - NTB 451
650 Sol - NTB 430

¡Oh, qué amigo nos es Cristo!,


nuestras penas él sufrió,
y nos dice que llevemos
todo a Dios en oración;
¿nos sentimos agobiados
y cargados de aflicción?,
esto es porque no llevamos
todo a Dios en oración.

¿Estás débil y turbado


por cuidados y temor?,
a Jesús, refugio eterno,
dile todo en oración.
¿Te abandonan tus amigos?,
díselo en oración:
en sus brazos amorosos
paz tendrá tu corazón.

Jesucristo es nuestro amigo


y la prueba nos mostró,
pues para llevar consigo
al culpable, se humanó.
El castigo de su pueblo
en su muerte él sufrió:
Cristo es el amigo eterno,
sólo en él confío yo.

302
209 Fa - NTB 694

¡Oh! tú, de tu pueblo eterno Pastor,


mi dicha, mi bien mi solaz,
suspiro por una más plena unión
y quiero morar do estás,
anhelo llegar al seguro lugar
de los que acatan tu ley,
en tus fieles brazos guardados están
// por ti, gran Pastor de tu grey. //

¡Oh!, muéstrame tú, el lugar más feliz


de tu pueblo, patria mejor,
en que los benditos, en dicha sin fin,
contemplan su rey y Señor.
¡Oh!, dame amor para el pecador,
al cual tú deseas salvar,
y hasta el Calvario por ti yo iré.
//allí a sufrir y triunfar. //

Señor, con los corderos de tu santa grey


es donde quisiera morar
y cuando cansado o triste esté,
en tu seno fiel reclinar:
ansío por siempre quedarme allí
y nunca más solo vagar;
contigo en la gloria, por siglos sin fin,
//en tu corazón descansar. //

303
Coros “Aleluya” No 68

Quiero decir que yo te amo,


quiero hablar de tu gracia y amor,
quiero vivir sintiendo tu presencia,
ver tu rostro, buen Señor,
que el mundo sepa de tu poder,
que aún al cielo lo hace temblar.
Quiero decir que yo te amo,
mi Amigo y Salvador.

Y si tu voz tan tierna me habla,


muy atento quiero estar
para poder mirar toda tu gloria
y tu Espíritu sentir.
Aunque ande por desierto
tierra santa me será.
Mi vida entera yo la consagro
a servirte, mi Salvador.

Quiero mostrar cuanto te amo,


con un sincero corazón,
quiero que otros disfruten y sepan
de las delicias de tu amor.
Tu perdón y gracia
me permitió
ser llamado un hijo de Dios.

Quiero decir que te amo,


mi Amigo y Salvador,
mi Amigo y Salvador.

304
323 Mi bemol - NTB 517
673 Sol - NTB 522

Sólo por ti suspira el corazón,


por ti, Señor, consuelo y santa luz;
la vanidad del mundo y su ilusión
no dan descanso como tú, Jesús.

Tan sólo en ti encuentro dulce paz,


del mundo poco puedo esperar,
todo su brillo, efímero y falaz,
por breve tiempo me podrán durar.

Sólo contigo puedo hacer el bien


y logro, así. vivir en santidad;
corona eterna ceñirá mi sien
en tu morada, por la eternidad.

305
718 Sol - NTB 705
Tierno y amoroso Salvador.
fiel amigo, confiaré en ti,
tú mi vida colmas de favor:
¡Cristo, tú eres todo para mi!

//¡Cristo, tú eres todo para mi! //


Todo gozo encuentro sólo en ti,
¡Cristo, tú eres todo para mi!

Poco vale el gozo terrenal,


pues todo es fugaz y baladí;
busco tu presencia, amigo leal.
¡Cristo, tú eres todo para mí!

Heme aquí rendido a tus pies:


mi homenaje brindo sólo a ti;
pon en mi alma el sello de tu amor.
¡Cristo, tú eres todo para mí!

306
401 Sol - NTB 637

Tuyo soy, Jesús pues tu voz oí


que de amor me hablo a mí:
pero anhelo en alas de fe subir
y más cerca estar de ti.

Más cerca, cerca, cerca de tu cruz,


llévame, ¡oh!, Salvador,
más cerca, cerca, cerca de tu cruz,
do salvaste al pecador.

A seguirte sí, me consagro hoy.


constreñido por tu amor,
y mi espíritu, alma y cuerpo doy
a servirte, Salvador.

De tu amor, Jesús, nunca lograré


conocer la inmensidad,
hasta que contigo en la gloria esté
en perpetua santidad.

307
499 Mi bemol - NTB 642

Ven, ¡oh!, Dios de eterno amor,


guíame, mi buen Señor,
haz que cante tu loor,
¡oh!, atráeme a ti.
Todo objeto terrenal
pasa como vendaval,
quiero amar lo inmortal
y vivir en ti.

Dulce comunión,
dulce comunión,
quiero disfrutar ¡oh!, Dios,
de tu comunión.

Ven, ¡oh!, Dios y reina en mí,


que no sea lo que fui:
haz que viva siempre aquí
en tu comunión.
Llena mi alma de tu paz
de tu dicha y solaz,
haz que goce más y más
de tu comunión.

Si me das luz y poder,


si me guías por el bien,
viviré como en Edén,
en felicidad.
Nada me podrá turbar,
ni mis pasos descarriar,
y podré así gozar
de tu santidad.
LOS MEDIOS DE GRACIA
La Oración: Intercesión

308
140 Sol - NTB 183

Avívanos, Señor, infunde el poder


del Santo Espíritu de Dios
en todo nuestro ser.

Avívanos, Señor, con nueva bendición,


enciende el fuego de tu amor
en nuestro corazón.

Avívanos, Señor, tenemos sed de ti,


la lluvia de tu bendición
derrama ahora aquí.

Avívanos, Señor, y danos más amor;


impártenos más celo y fe
en bien del pecador.

309
513 Sol

Fieles soldados de Cristo Jesús,


sin vacilar a la lucha salid;
obedeciendo al gran adalid
el avivamiento habrá de venir.

Ha de venir, sí, ha de venir,


el avivamiento habrá de venir;
obedezcamos, tengamos fe,
el avivamiento habrá de venir.

Con bendiciones Jesús nos colmó,


nos revistió de divino poder,
él hasta aquí la victoria nos dio
y al enemigo podremos vencer.

Tú nos amaste, ¡oh!, buen Salvador,


y por salvarnos viniste a sufrir;
danos tu Espíritu Santo, Señor,
y así podremos amar y servir.

Nada del mundo queremos amar,


sólo por ti anhelamos vivir,
y si seguimos orando con fe
el avivamiento habrá de venir.
LOS MEDIOS DE GRACIA
La Oración: Petición

310
21 Fa - NTB 7
549 Mi bemol - NTB 33

Abre mis ojos, ¡oh, Señor!,


para que vea el esplendor,
que me revela clara luz,
en la persona de Jesús.

Abre mi oído, ¡oh, Señor!


para apreciar el dulce son,
que me demuestra tu amor
en la armoniosa creación.

Abre mis labios, ¡oh, Señor!,


para cantarte mi loor,
y tu mensaje proclamar
que paz al mundo puede dar.

311
170 La bemol - NTB 309

Cristo, mi piloto sé
en el tempestuoso mar,
fieras ondas mi bajel
van a hacerlo zozobrar;
carta y brújula hallo en ti,
¡Cristo, mi piloto sé!

Todo agita el huracán


con indómito furor,
mas los vientos cesarán
al mandato de tu voz;
de las aguas, el Señor,
¡mi piloto fiel será!

Cuando al fin cercano esté


de la playa celestial,
si tormenta ruge aún
entre el puerto y mi bajel,
quiero oírte a ti decir:
¡tu piloto siempre soy!

312
719 Mi bemol - NTB 713

De vida el pan. Señor, dámelo hoy,


tal como diste el pan junto a la mar,
que me lo quieres dar seguro estoy;
mi hambre, Salvador, has de saciar.

Eres de vida el pan, don celestial,


y tu palabra es guía para mi;
quiero comer el pan espiritual
y, así, podré servirte sólo a ti.

Dame, pues, Salvador, tu bendición,


cual bendijiste el pan junto a la mar,
que abunde en mi tu amor y compasión
para que tu bondad pueda anunciar.

313
129 Sol - NTB 178
140 Sol (sin coro) NTB 183

Dirígenos, Jesús,
divino Juez y Rey,
y haz que en todo obremos bien,
conforme con tu ley.

Aparta nuestros pies


de sendas de error
y líbranos de mal hacer,
¡manténnos en tu amor!

Tu santa instrucción
queremos observar,
faltar en nada a tu ley
ni contra ti pecar.

Presérvanos del mal


que nos rodea aquí,
y sea nuestro corazón
un templo para ti.

314
ST 20 Do

El amor de Cristo, insondable mar,


gracia nos concede, paz y bienestar;
al abatido corazón
el Salvador consuelo da
y lo llena de su amor.

Cual marea fuerte


ven, ¡oh', Salvador,
llena nuestras almas
con tu santo amor.

Ese mar grandioso, vasto manantial,


hunde en su seno todo nuestro mal;
las dudas que nos traen temor,
las faltas que nos dan dolor,
su amor todo cubrirá.

Poderoso océano, me entrego a ti,


lávenme tus olas, hazme puro así;
inspírame con ese amor,
enséñame, ¡oh!, Salvador,
en tus rumbos a navegar.

315
295 La bemol - NTB 415
645 Mi bemol - NTB 418

Guíame, ¡oh!, Padre eterno,


peregrino soy aquí;
hay espinas en la senda
que me lleva hacia ti;
//ten mi mano //, dado soy a tropezar.

Pruebas, dudas y temores


me persiguen sin cesar,
mas, en mis vicisitudes,
quiero siempre en ti confiar;
//Padre, dame //, fuerzas para avanzar.

Dios clemente, santo y puro,


mi bendito Redentor,
muéstrame lo que tú quieres
de mi vida, buen Señor,
//y obediente //, cumpliré tu voluntad.

316
191 Re - NTB 249
607 Fa - NTB 260
189 Mi bemol - NTB 246

Jesús, yo he prometido
servirte con amor,
concédeme tu gracia,
mi amigo y Salvador;
no temeré la lucha
si tú a mi lado estás
ni perderé el camino
si tú guiando vas.

Y si mi mente vaga,
ya incierta, ya veloz,
concédeme que escuche,
Jesús, tu clara voz;
aliéntame si temo,
inspírame también,
repréndeme si dudo
en todo hacer el bien.

Jesús, tú has prometido


a todo aquél que va
siguiendo tus pisadas
que al cielo llegará;
sosténme en el camino
y al fin, con dulce amor,
espérame en tu gloria,
mi amigo y salvador.

317
393 La bemol - NTB 510
453 Sol bemol - NTB 511

Luz celestial, entre la oscuridad


mi guía sé,
la noche es densa y busco mi hogar,
mi guía sé,
mi porvenir no pido contemplar,
un paso a la vez me bastará.

En otro tiempo rehusé pedir


tu dirección,
y preferí mis sendas elegir
con intención;
mas hoy deploro aquella ceguedad,
te pido, ¡oh!, luz, tu grata claridad.

Si tú me guías nada he de temer,


y avanzaré
por valles, montes, riscos y doquier
con firme pie,
hasta que brille aurora celestial
y llegue a salvo a mi eternal hogar.

318
653 Si bemol - NTB 456

Lluvias de bendición grandes,


es la promesa de amor,
hoy te pedimos las mandes
de tu presencia, Señor.

Las lluvias grandes,


mándanos, ¡oh!, Salvador,
haz que sintamos de nuevo
más de tu gracia y amor

Lluvias de bendición grandes


cuánta falta hacen aquí,
las gotas ya recibimos,
lluvias pedimos a ti.

Venos, rogándote estamos,


oye, pues, nuestra oración;
toda la honra te damos,
tú nos das tu bendición.

Ya vendrán las lluvias grandes,


tú las darás sin tardar,
mientras aquí te esperamos
haz que las veamos llegar.

319
ST 21 La bemol

Más de Jesús quiero aprender,


más de su gracia conocer,
más del amor con que me amó;
más de la cruz en que murió.

Más quiero amarle,


más quiero honrarle,
más de su salvación gozar,
más de su dulce amor probar.

Más de Jesús, más oración,


más cerca estar en comunión,
más su palabra meditar,
más sus promesas alcanzar.

Más de Jesús ansío ver,


más de su hermoso parecer,
más de la gloria de su faz,
más de su luz, más de su paz.

320
335 Do - NTB 559
685 Fa - NTB 571

Más santidad dame, más odio al mal,


más calma en las penas, más alto ideal,
más fe en mi Maestro, más consagración,
más celo en servirle, más grata oración.
Más prudente hazme, más sabio en él;
más firme en su causa, más fuerte más fiel,
más recto en la vida, más triste al pecar,
más humilde hijo, más pronto en amar.

Más pureza dame, más fuerza en Jesús,


más de su dominio, más paz en la cruz,
más rica esperanza, más obras aquí,
más ansia del cielo, más gozo allí.

321
726 La bemol - NTB 754

Miro hacia ti, radiante Salvador,


haz que tu luz mi senda alumbre aquí;
en tus pisadas quiero caminar,
eres poder y vida para mí,
¡Jesús de Nazaret!

¡Jesús de Nazaret!
ven, dame fuerza y fe;
cérqueme tu merced,
¡Jesús de Nazaret!

Una vez más, ¡ven, tócame Señor!,


para que pueda hacer tu voluntad;
¡oh!, sanador de penas y dolor,
fuente de amor, de vida y de bondad,
¡Jesús de Nazaret!

Sin vacilar, Señor, te seguiré,


ora en rugiente o tranquilo mar;
pues sé que aquel que cifra en ti su fe,
tu gran poder jamás le ha de faltar,
¡Jesús de Nazaret!

Confío en ti, piloto celestial,


tú, de mi nave toma el timón;
yo sé que tú la puedes conducir
hasta llegar a la celeste Sión,
¡Jesús de Nazaret!

322
240 Sol - NTB 347
630 Sol - NTB 346

No me pases, no me olvides,
tierno Salvador,
muchos gozan tus mercedes,
oye mi clamor.
Cristo, Cristo,(Cristo) oye tú mi voz;
Salvador, tu gracia dame,
oye mi clamor.

Ante el trono de tu gracia


hallo en ti solaz,
nada aquí mi alma sacia,
sólo en ti hay paz.

Fuente viva de consuelo


eres para mí;
¿a quién tengo en este suelo,
sino sólo a ti?

323
736 Fa - NTB 784

¡Oh!, benigno Pastor, ¡oye mi oración!,


yo de ti he menester, ¡oye mi oración!
El camino oscuro es, todo en él es aridez,
guía tú mis pies, ¡oye mi oración!

Cuando en cruel tempestad, ¡oye oración!,


desde la oscuridad, ¡oye mi oración!,
que a la luz del alborear pueda tu voz escuchar,
quiero en ti confiar, ¡oye mi oración!

Hazme en lides vencer, ¡oye mi oración!,


yo no tengo poder, ¡oye mi oración!
Guíame, mi buen Pastor, por la senda del amor
y hazme vencedor, ¡oye mi oración!

324
501 La bemol- NTB 812

¡Oh!, Dios de los siglos, clamamos a ti,


pues no nos faltaste jamás;
visítanos, Padre, unidos aquí,
¡revívenos otra vez!

¡Revívenos otra vez!,


¡Revívenos otra vez!,
escucha, Señor, a nuestro clamor,
¡Revívenos otra vez!

Ven, fuego divino, poder celestial,


tu obra es siempre eficaz;
ven y purifícanos de todo mal,
¡revívenos otra vez!

Tus siervos antiguos pudieron vencer,


victoria también nos darás,
pues como a ellos, ven, danos poder,
¡revívenos otra vez!

325
76 La bemol - NTB 108

Postrado a tus pies estoy,


impárteme fervor;
las almas quiero amar, ¡oh!, Dios,
con tierno y puro amor.

//Bautízame, Señor,//
con ese amor y compasión
que tuviste al pecador.

Ahonda más tu obra en mi


de gracia divinal,
y llena mi alma de tu amor
y vida espiritual.

Bautízame con tu poder,


llena tú mi corazón
de santo fuego celestial,
de célica pasión.

En este mundo quiero ser


brillante y clara luz,
que todos puedan ver que soy
tu siervo, mi Jesús.

326
Coros “Aleluya” No 5

Redentor divino, es Hijo de Dios,


de Dios el Cordero es, Cristo, Salvador.
Te agradezco, Padre,
por darnos a tu Hijo.
Mándanos tu Espíritu
para tu obra completar.

Redentor, divino, bendito Jesús,


pagó nuestras culpas, en la cruenta cruz.
Te agradezco, Padre,
por darnos a tu Hijo.
Mándanos tu Espíritu
para tu obra completar.

Cuando esté en la gloria, ahí le veré,


y por las edades, preces le daré.
Te agradezco, Padre,
por darnos a tu Hijo.
Mándanos tu Espíritu
//para tu obra completar.//

327
255 Sol - NTB 379
NTB 374

Ruégote, Señor, me escuches,


vengo a ti con humildad;
tu Espíritu envía,
muéstrame tu voluntad.

Tú, que sabes mis flaquezas,


dame más de tu poder;
cumple ahora tus promesas,
ven a mi alma a bendecir.

Ruégote, Señor eterno,


lléname de tu pasión;
dame de tu amor divino,
dame tu paz y perdón.

Ruégote, bendito Padre,


que me des más fe en ti,
fe sincera, fe triunfante,
¡oh!, contéstame aquí.

A mi alma viene ahora


tu poder que da vigor,
tu Espíritu derrama,
hazme más que vencedor.

329
323 Mi bemol - NTB 517
673 Sol - NTB 522

Señor Jesús, la luz del día se fue,


la noche cierra ya, conmigo sé;
sin otro amparo, tú, por compasión,
al desvalido da consolación.

Veloz el día nuestro huyendo va,


su gloria, sus ensueños, pasan ya;
mudanza y muerte miro en derredor,
conmigo sé, bendito Salvador.

Tu gracia en todo el día he menester,


¿quién otro al tentador podrá vencer?;
¿cuál otro amante guía encontraré?;
en sombra o sol, Señor, conmigo sé.
Que vea al fin, en mi postrer visión,
de luz la senda que me lleva a Sión,
do alegre cantaré al triunfar la fe:
Jesús conmigo en vida y muerte fue.

330
31 Fa - NTB 26
9 Sol - NTB 44
NTB 7

Sol de mi ser, mi Salvador,


contigo vivo sin temor,
no quieras esconder jamás,
de mí, la gloria de tu faz.

Conmigo queda sin cesar,


ayúdame a caminar;
cuando en la noche esté sin luz,
alúmbrame, Señor Jesús.

Al dulce sueño al entregar


mi cuerpo para descansar,
pensando en ti, recordaré,
dijiste: "Te protegeré".

Tu bendición, al despertar
dame, para que al transitar
cual peregrino a tu mansión,
alcance paz y galardón.

331
678 Sol - NTB 863

Tierno Jesús, cuánto yo necesito


que una vez más me visites, Señor;
quiero sentir ese toque divino,
tu grato y suave toque de amor.

Toca, Señor, mi corazón,


maravilloso, tierno Jesús,
toca, Señor, tócame tú
maravilloso, tierno Jesús.

Pobre mi fe muchas veces ha sido,


y por mi duda sufrí gran dolor;
llego humillado ante ti y te pido
tu grato y suave toque de amor.

Sólo tú puedes del mal libertarme,


busco poder celestial, Redentor;
la santidad sólo tú puedes darme,
tu grato y suave toque de amor.

332
37 Fa - NTB 48
549 Mi bemol - NTB 33

Yo quiero andar, Señor Jesús,


siempre en la senda de la luz,
dime el secreto del poder
para en las luchas firme ser.

De calma lléname, de paz,


de tu virtud y de solaz.
sobre lo malo triunfaré
y con amor te serviré.

La fe, Señor, aumenta en mí,


yo mi esperanza cifro en ti
para vivir en rectitud
y caminar con tu virtud.

Mi pecho llena de tu amor


y de humildad, mi Salvador;
mis pasos guía por el bien
hasta que llegue al Edén.
LOS MEDIOS DE GRACIA
La Biblia

333
605 Mi bemol - NTB 253

La voz del Evangelio por doquier resuena ya,


buenas nuevas para todos los que quieran aceptar;
Dios de tal manera amó al perdido pecador,
que del cielo dio a su Hijo, ¡oh, qué infinito amor!

¡Santa paz y perdón!, suena el eco celestial;


¡santa paz y perdón!, Dios concede al mortal.

La voz del Evangelio ya pregona por doquier:


abundancia hay para todos, si por fe quieren comer.
Acude hoy a Jesús, satisfecho quedarás,
y de tu alma tus pecados quitará, y paz tendrás.

La voz del Evangelio grata y alegre es,


el amor de Jesucristo da perdón mediante fe;
las nuevas hoy os da, de que hay un Salvador,
muy amante y poderoso, que perdona al pecador.

334
619 La bemol - NTB 299

Padre, tu palabra es
mi delicia y mi solaz,
guía siempre aquí mis pies,
y a mi pecho traiga paz.

En tu santa ley, Señor,


Luz y faro celestial,
que en perenne resplandor,
norte y guía es al mortal.

Fiel escudo es tu verdad


contra duda y tentación,
brinda luz, serenidad,
en la hora de aflicción.

Son tus dichos para mí


prendas fieles de virtud,
dame, pues, que te oiga a ti
con filial solicitud.

335
164 Sol - NTB 306
169 La bemol- NTB 315
¡Santa Biblia!, para mi,
eres un tesoro aquí;
tú contienes, con verdad,
la divina voluntad;
tú me dices lo que soy,
de quién vine y a quién voy.

Tú reprendes mi dudar,
tú me exhortas sin cesar;
eres faro que a mi pie
va guiando, por la fe,
a las fuentes del amor
del bendito Salvador.

Eres infalible voz


del Espíritu de Dios,
que vigor al alma da,
cuando en aflicción está.
Tú me enseñas a triunfar
de la muerte y el pecar.

Por tu santa letra sé


que con Cristo reinaré;
yo, que tan indigno soy,
por tu luz al cielo voy.
¡Santa Biblia!, para mi
eres un tesoro aquí.

336
255 Sol - NTB 379

Santa y bendita, Biblia preciosa,


sacro tesoro del corazón,
tú me revelas la senda eterna
que me conduce a la salvación.

Libro bendito, sacro tesoro,


santo mensaje del Salvador,
tú nos revelas y nos enseñas
que nuestro Padre es el Dios de amor.

Cuando abatido, me das consuelo,


cuando ignorante, me das saber,
eres lumbrera y en las tinieblas
tu luz yo veo resplandecer.

Eres un faro de luz divina


que al débil nauta, en undosa mar,
marca el escollo y la recta vía
por donde el barco debe pasar.
Al peregrino, que en el desierto
de esta vida perdido está,
marca la ruta, cual clara estrella,
e iluminando su senda va
EL ANDAR EN CRISTO
Desafío a la Evangelización

337
S T 22 Si bemol

¡A combatir!, resuena la guerrera voz


del Adalid que hoy llamando está;
sin desmayar, seguidle siempre con valor
y la victoria plena os dará.

A la batalla, ¡oh soldados!,


con el escudo de la cruz;
seguid luchando, que a vuestro lado
está el príncipe Jesús;
él con su gracia os mantiene
y, con potencia sin igual,
su brazo extiende y os defiende
en esta lucha contra el mal.

A combatir os llama vuestro Salvador,


salid, luchad con vuestro capitán,
en la constante lid seguid sin vacilar,
y venceréis las huestes de Satán.

338
384 Sol - NTB 841

Adelante marcharemos,
con firmeza y con valor,
para derrotar las fuerzas
enemigas del Señor;
a la tropa mandará
nuestro jefe Jesucristo,
la victoria él dará
a los que con fe le sigan.

No cedamos, más venzamos,


no abandonemos la cruz,
la victoria ganaremos con Jesús,
¡Soy vencedor!, por la sangre de Jesús,
¡si, soy vencedor!, vivo en su luz.

Adelante marcharemos,
conducidos por Jesús,
con valor desplegaremos
la bandera de la cruz;
cuando lleno de furor
nos combata el enemigo,
con la espada del Señor
siempre habremos de vencerlo.
Adelante marcharemos
los perdidos a buscar,
y a Jesús los llevaremos
quien los quiere perdonar,
esperanza hay en El
para todos los que gimen
y será amigo fiel
de las almas que le sigan.

339
462 La bemol - NTB 661

¡Adelante, vamos!, guíanos Jesús,


quien en su amor la vida dio en la cruz;
caminemos siempre en su santa luz,
¡adelante, sin temor!

¡Despertad!, ¡despertad!, ¡aclamad!, ¡aclamad!


A Jesús, a Jesús, con gran júbilo cantad.
Adelante, vamos con el Salvador
a salvar del mal a todo pecador
y divina gracia al mundo proclamar,
¡adelante, sin temor!

¡Adelante, vamos!, contra todo mal,


Jesucristo, nuestro único ideal,
preparando a todos para el día final,
¡adelante, sin temor!

¡Adelante, vamos!, hay un galardón,


al que triunfa Dios dará el divino don
de la vida eterna, en su santa Sión.
¡adelante, sin temor!

¡Adelante, vamos!, Cristo, el Capitán,


nos protegerá al paso del Jordán,
a la tierra prometida de Canaán,
¡adelante. sin temor!

340
481 Si bemol - NTB 775

Ama a tu prójimo, piensa en su alma,


dile la historia de Cristo, el Señor;
cuida del huérfano, hazte su amigo,
Cristo es su amparo y fiel Salvador.

Guía al incrédulo, cuida su alma:


Dios le aceptará, le salvará.

Dentro del corazón triste, abatido,


surge el anhelo de paz y perdón;
con tierno y dulce amor Cristo le llama,
guíale al Padre, le da salvación.

Busca a tu prójimo, Cristo te ayuda,


en tu labor Dios tu fuerza será;
a sendas de virtud trae al perdido,
dile que Cristo por todos murió.

341
468 Re - NTB 776

Con nos venid, por Jesús batallad,


el enemigo batido será;
Dios con nosotros, gloriosa unión,
¡adelante, pues, Ejército de Salvación!

Triunfarán, triunfarán,
las armas divinas la lid ganarán;
es invencible la hueste de Dios,
¡adelante, pues, Ejército de Salvación.

Con nos venid, los perdidos buscad,


Cristo a las almas las quiere salvar,
y aunque el infierno se oponga cual león,
¡adelante, pues, Ejército de Salvación!

Con nos venid, con valor a luchar,


fieles y firmes preciso es quedar;
"salvos por Cristo", es nuestra canción
¡adelante, pues, Ejército de Salvación!

Con nos venid, os invita el Señor,


no demoréis, él os brinda su amor,
siempre en la lucha seguid con tesón,
¡adelante, pues, Ejército de Salvación!

342
378 Mi bemol- NTB l99

Cristo bondadoso, me salvaste a mi,


y de mis pecados libre soy por ti;
quiero yo servirte dondequiera esté;
hasta que te vea de los reyes Rey.

Tierno Jesucristo, sólo a ti seguiré;


toma hoy mi vida, yo te serviré.

En conflictos rudos firme quedaré;


y, cual fiel soldado, pruebas sufriré;
todo por tu gloria, almas por salvar,
hazme valeroso, siempre hazme triunfar.

Cristo, tú me llamas a esparcir tu luz,


dame pues la gracia de llevar la cruz,
solo yo no puedo, dame tu poder,
pues con tu ayuda sí podré vencer.

343
ST 24 La bemol

Cual pendón hermoso, despleguemos hoy


la bandera de la cruz,
la verdad del Evangelio, el blasón
del soldado de Jesús.

¡Avanzad, ¡avanzad!,
en pos de nuestro Salvador,
nos da fuerza y fe nuestro Rey,
¡adelante con valor!

Prediquemos siempre lo que dice Dios


de la sangre de Jesús,
cómo limpia del pecado al mortal
y le brinda salvación.

En el mundo proclamemos, con fervor,


esta historia de la cruz;
alabemos sin cesar al Redentor,
quien nos trajo paz y luz.

En el cielo nuestro cántico será:


¡aleluya a Jesús!,
nuestro corazón allí rebosará
de amor y gratitud.

344
280 La bemol - NTB 386

Cuán hermoso brilla el faro,


luz del Padre, Dios de amor,
prueba de poder tan caro
en favor del pecador.

Que alumbren vuestras luces,


esparciendo sobre el mar
claridad, que marque ruta
y conduzca al hogar.

Ya en la noche tenebrosa
ruge el mar en su furor,
y las almas angustiadas
claman por un salvador.

Haz brillar tu luz, hermano,


pues en tempestuoso mar
almas en peligro anhelan
al buen puerto alcanzar.

345
420 Sol - NTB 732

¡Despertad, soldados bravos!


Suena la marcial alarma,
para Dios tomad las armas,
¡a la lid marchad!
No durmáis en la pereza,
miles yacen en tristeza
o se lanzan con presteza
a la perdición.

Proclamad al mundo
esta buena nueva:
hay perdón y salvación,
de Dios la gracia plena.
No temáis ningún peligro
ni huyáis del enemigo,
Dios es nuestro estratega,
con valor luchad.

Acudid a la proclama,
sed valientes, Dios os llama,
contra nos el diablo brama
lleno de furor.
¡No cedáis ni tengáis miedo!,
combatid con gran denuedo,
romperemos el asedio
del usurpador.

Escuchad, que ya se alegran


nuestras tropas y celebran
la victoria en que llevan
almas al Señor.
Liberados ya del grillo
y del yugo del maligno,
¡todos juntos, pues, cantemos
a Jesús loor!

346
438 Sol - NTB 655

En la guerra contra el pecado,


camaradas, salid a luchar;
estará Dios a nuestro lado
en el tiempo de padecer;
la victoria ganaremos,
confiando en su poder,
él promete protegernos
y ayudarnos a vencer.

No, nosotros nunca hemos de ceder,


¡nunca no, nunca no!
No, nosotros nunca hemos de ceder,
nos espera la corona en el cielo.

Pelearemos con fe y denuedo


contra toda la hueste del mal,
enseñando a los que no saben
que Jesús en la lucha está;
las heridas lacerantes,
las penas y el sufrir,
para Dios y por las almas
lograremos resistir.

Es Jesús nuestra fortaleza,


su poder nunca habrá de faltar,
su presencia valor inspira
y victoria nos ha de dar;
levantemos la bandera
invicta del Señor,
hasta que disfruten todos
de su gracia y de su amor.

347
183 Si bemol (sin coro) - NTB 264
198 Sol - NTB 251

¡Estad por Cristo firmes!,


soldados de la cruz;
alzad hoy la bandera
en nombre de Jesús;
es vuestra la victoria
con él por Capitán,
así serán vencidas
las huestes de Satán.

¡Estaos firmes, soldados de la cruz!,


¡alzad hoy la bandera,
en nombre, en nombre de Jesús!

¡Estad por Cristo firmes!,


hoy llama a la lid,
con él, pues, a la lucha
soldados todos id;
probad que sois guerreros
luchando contra el mal,
si es fuerte el enemigo,
¡Jesús es sin igual!

¡Estad por Cristo firmes!,


luchad sin desmayar,
muy pronto la batalla
habrá de terminar.
Y todo el que venciere
corona ceñirá,
y con el Rey de gloria
por siempre reinará.

348
363 La bemol - NTB 592

Estoy siempre listo a luchar para Cristo,


guiando las almas a nuestro Señor;
adiós digo al mundo y a toda grandeza,
es mi gran riqueza a Cristo servir.

Adiós digo al mundo y a toda grandeza,


es mi gran riqueza a Cristo servir.

Dijeron la lucha muy dura sería,


mas yo no la cambio por ningún caudal;
no son comparables con ella palacios,
diamantes, topacios, ni bien terrenal.

A todos invito a seguir esta senda,


pues sólo en ella tendrán gozo y paz
y luego en la gloria, dirán la historia
de cómo Jesús los salvó por la cruz.

349
NTB 707 La bemol

Fiel soldado que a la lucha vas,


marcha siempre con Dios.
No desmayes ni mires atrás,
marcha siempre con Dios.
Hallarás peligros por doquier
más no pienses en retroceder;
y nunca cedas, no puedes perder
si marchas siempre con Dios.

//Marcha siempre con Dios //,


no descanses en tu caminar,
sigue a Cristo, él te hará triunfar.
//Marcha siempre con Dios//,
al final te espera la corona
si tú marchas siempre con Dios.

Fiel soldado, sin desesperar


marcha siempre con Dios.
Sigue a Cristo por todo lugar,
marcha siempre con Dios.
Victorioso marcha sin temor,
que no te amedrente el dolor,
confía en Cristo, él es tu Protector
y marcha siempre con Dios.

Fiel soldado que amas al Señor,


marcha siempre con Dios.
Toma el yelmo de la salvación,
marcha siempre con Dios.
Firme y fuerte sigue en tu deber,
haz del bien tu emblema por doquier,
la tierra prometida podrás ver
si marchas siempre con Dios.

350
383 Sol - NTB 207
591 Do - NTB 200

Huestes aguerridas, nunca desmayéis,


si marcháis resueltas triunfos obtendréis;
vuestra causa es noble, vuestro rey es Dios,
¡ánimo soldados!, pregonad la voz.

Cristo vino al mundo para redimir


a los que en pecado iban a morir.

Huestes de cristianos, hoy debéis salir,


en las filas santas id a combatir;
si la lucha es ruda no hay por qué temer
y, con noble esfuerzo, proclamad doquier.

Huestes victoriosas, Cristo os ve luchar,


no debéis, por tanto, vuestra lid dejar;
renovad la lucha, triunfos conseguid
y, con vuestro jefe, victoriosos id.

351
Coros “Aleluya” Nro. 96

Lleva la llama de Dios Creador


y cuenta de su majestad y amor;
proclama a Dios y su plan para todos,
glorias del cielo esperando están.

Lleva la llama a un mundo oscuro,


lleva la llama a un mundo sin él;
diles que Cristo esperando está
y diles que hay esperanza en él.

Lleva la llama de Dios Salvador,


que el mundo perdido llevó a la cruz;
él nos ha dado vida eterna,
él nos enseña a ganar al perder.

Lleva la llama del que nos da vida


dándole al mundo su paz y amor;
donde nos guíe nosotros iremos
donde hay pecado su gracia dará.

Lleva la llama a nuestro futuro,


un fuego nueve a ellos da;
un nuevo amor, nueva dedicación
y un nuevo deseo de amar al Señor.

(Se repite el coro y se añade 2 veces “Leva la llama”)

352
Coros “Aleluya” Nro. 99

Oh Señor, en el mundo eres luz,


brilla en medio de densa oscuridad,
que tu luz nos alumbre en nuestro andar,
que nos dé paz y plena libertad.
Brilla en mí, brilla en mí.

Brilla Jesús, llena el mundo de paz y gloria,


con tu poder llena nuestro ser.
Cristo Jesús, danos más de tu fuerza y gracia
para poder reflejar tu luz.

Oh Señor, ante ti estamos hoy,


tu presencia está sin duda aquí;
que tu luz nos ayude a pesar de la oscuridad.
Brilla me mí, brilla en mí.

Que podamos siempre mirar tu faz


y hablarle al mundo de tu paz,
demostrando doquiera tu gran amor,
reflejando tu luz y bondad, Señor.
Brilla en mí, brilla en mí.

353
S T 25 Mi bemol

Pronto la noche viene,


tiempo es de trabajar;
los que seguís a Cristo
id a batallar;
cuando la vida es sueño,
gozo, vigor, salud,
y es la mañana hermosa
de la juventud.

Pronto la noche viene,


tiempo es de trabajar;
para salvar al mundo
no hay que descansar,
cuando la vida alcanza
toda su esplendidez,
cuando es el mediodía
de la madurez.

Pronto la noche viene,


tiempo es de trabajar;
si el pecador perece
idlo a rescatar,
aún a la edad longeva,
débil y sin salud,
aún a la misma tarde
de la ancianidad.

Pronto la noche viene,


vamos a trabajar;
presto, que muchas almas
hay que libertar.
¿Quién de la vida el día
puede desperdiciar?;
viene la noche cuando
nadie puede obrar.

354
464 Re - NTB 551

¿Quién está del lado del Salvador,


pronto a dedicarse hoy a su Señor,
todo abandonando, lleno de amor,
los perdidos a salvar?

¿Quién con el Señor quiere caminar?,


¿quién le ayudará el mundo a salvar?
Por su santa gracia, lleno de fervor,
seguiré a mi Señor.

Nunca ambicionando honra o poder,


firmes estaremos, prontos a vencer;
quien a Cristo mire no podrá caer,
mas constante seguirá.

Tú nos redimiste con gran amor,


no con oro o plata, ¡oh!, buen Salvador,
mas fue por tu sangre, penas y dolor,
que nos diste salvación.

La pelea dura siempre ha de ser,


fuertes enemigos hemos de tener,
mas el Rey de reyes tiene gran poder
y victoria nos dará.

355
321 La bemol - NTB 508

Somos fieles guerreros de Dios,


defensores de su santa ley,
venceremos las huestes del mal
si luchamos en nombre del Rey.

Por la fe, por la fe,


lucharemos en nombre del Rey;
por la fe, por la fe,
venceremos en nombre del Rey.

Muchos triunfos Jesús ya nos dio


y al Maligno lo hicimos huir;
lucharemos con fe y con tesón,
hasta el reino del mal abatir.

Lucharemos en nombre del Rey,


desplegando el glorioso pendón,
hasta ver derrotado a Satán
por las huestes de la salvación.

356
S.T. 81 La bemol

Soy peregrino aquí, mi hogar lejano está,


en la mansión de luz y eterna paz y amor.
Embajador yo soy del reino celestial,
en los negocios de mi Rey.

Este mensaje fiel oíd,


que dijo ya celeste voz:
“Reconciliaos ya”, dice el Señor y Rey,
“Reconciliados hoy con Dios”.

Que del pecado vil, arrepentido ya,


han de reinar con él, los que obedientes son;
este el mensaje es que debo proclamar,
en los negocios de mi Rey.

Mi hogar más bello es que el valle de Sarón,


eterno gozo y paz reinan por siempre en él,
y allí Jesús dará eterna habitación,
es el mensaje de mi Rey.

357
341 Mi bemol - NTB 557

¡Trabajad, trabajad!, somos siervos de Dios,


seguiremos la senda que Cristo trazó,
renovando las fuerzas con bienes qué él da,
el deber que nos toca cumplido será.

¡Trabajad, trabajad!, esperad y velad,


sin cesar confiad, siempre orad con fe
que Cristo pronto volverá.

¡Trabajad, trabajad!, hay que dar de comer


al que pan de la vida quisiere tener;
hay enfermos que irán a los pies del Señor
al saber que sin precio los sana su amor.

¡Trabajad, trabajad!, fortaleza pedid,


el reinado del mal con valor combatid,
conducid los cautivos al Libertador
y decid que por gracia redime su amor.

358
ST 26 La bemol

¡Valor, camaradas!, a guerra marchemos,


busquemos los seres esclavos del mal,
salvemos sus almas, son nuestros hermanos
hagámosles ver su peligro mortal.

¡Valor, camaradas!, Jesús nos protege,


él desde el cielo mirando está,
después de la lucha victoria tendremos,
con él reinaremos por siempre allá

¡Valor, camaradas!, cantemos la historia


del que por salvarnos murió en la cruz,
digamos a todos que Dios les perdona,
mediante la sangre de Cristo Jesús.

¡Valor!, ¡adelante!, victoria tendremos,


al fin de la lucha por nuestro Señor,
valor!, ¡adelante!, y no desmayemos,
laurel ganaremos por el Salvador.

Fe y Confianza
359
242 Sol - NTB 478
243 Mi bemol - NTB 479

Acudo a ti con humildad;


confianza tengo en tu bondad.
Tú me darás tu santidad
y cuidarás de mí.

Tú cuidarás de mí;
tú cuidarás de mí.
No temeré,
pues tengo fe,
que cuidarás de mí.

Acudo a ti, con fe, Señor;


deseo más de tu poder,
Yo sé, divino protector,
que cuidarás de mí.

En horas tristes, confiaré;


en grandes pruebas, paz tendré.
Tu santo nombre alabaré;
tú cuidarás de mí.

360
754 Fa - NTB 586

Al andar con Jesús en su fúlgida luz,


en la senda su gloria se ve,
y su voz he de oír, pues promete vivir
con aquél que obedezca por fe.

Obedecer y confiar en Jesús


es la regla marcada para andar en la luz.

Quien mirare a Jesús ni una sombra verá,


su presencia le iluminará:
el temor y el afán, la ansiedad y el dolor
los disipa el amante Señor.

Mas sus dones de amor nunca habréis de alcanzar


si rendidos no vais a su altar,
pues su paz y su amor sólo son para aquél
que a sus leyes divinas es fiel.

361
255 Sol - NTB 379

Al cansado peregrino,
que en el alma tiene fe,
el Señor ha prometido:
Con mi brazo te guiaré.

Con mi brazo, con mi brazo,


con mi brazo te guiaré;
el Señor ha prometido:
Con mi brazo te guiaré.

Cuando el maligno su lazo cruento


arrojare ante tu pie,
te dirá Dios, tu refugio:
Con mi brazo te guiaré.

Si tu esperanza se alejare,
como sombra de lo que fue,
oye atento la promesa:
Con mi brazo te guiaré.

Cuando la muerte a tu puerta


con afán golpeando esté,
ten consuelo en las palabras:
Con mi brazo te guiaré.

362
S T 53 Mi bemol

Al recorrer la senda do él me guía,


veo doquier su mano de amor
y mi confianza crece día en día,
siguiendo en los pasos del Señor.

Solo no estás, acepta al Salvador,


te guiará, tendrás seguridad.
Solo no estás, confiando en su amor,
nunca te dejará, te protegerá.
Tu vista alza y ve cuán cerca Dios está,
tu oración oirá, te salvará.
Solo no estás, confiando en el Señor,
su protección tendrás, rodeado de amor.

Cual peregrino sigo el camino,


aunque tortuoso o duro puede ser;
pues sé que Cristo siempre está conmigo,
me guiará hasta el fin con su poder.

Escucha tú la voz de Jesucristo;


a tu alma llama; déjale entrar.
Acéptale con corazón contrito;
confía siempre en él; te guiará.

363
113 Fa - NTB 733

A veces dudo de tu amor


y de tu gran poder,
veo tinieblas en derredor
que me hacen estremecer:
entonces puedo, mi Jesús,
tu voz divina escuchar:
Blande la espada, toma tu cruz,
te puedo salvar y guardar.

Muy poderoso es el Salvador


para salvar de todo mal;
muy poderoso es el Salvador
para salvar y guardar.

Nunca la oscuridad es tal,


ni es tan potente el mal
que de mi Cristo la potestad
pudieran desbaratar.
Ya hizo a Satanás huir
Jesús, con poder sin par;
¿cómo he podido yo vacilar
si él puede salvar y guardar?

En ti, Jesús, yo confiaré


aún sin comprender,
la cruel batalla no temeré
pues siempre podré vencer.
Deseo amarte más y más
sirviéndote sin pecar,
siempre gozando de plena paz,
¡tú puedes salvar y guardar!

364
ST 25 - Mi Bemol

Canta, ¡oh!, buen cristiano,


bueno es el cantar,
hace el camino llano
y quita el pesar;
canta en las noches tristes,
canta en el sol y luz,
almas así consuelas,
canta de Jesús.

Canta, ¡oh!, buen cristiano,


de todo corazón,
himnos te hacen sano
y del cielo son.
Lleno se encuentra el mundo
de penas y dolor;
canta el amor profundo
de tu Salvador.

Canta, ¡oh!, buen cristiano,


Dios tu ayuda es,
él sostendrá tu mano
hasta la vejez.
¿Sabes que al diablo invitas
cuando con miedo estás?
Dile al Señor tus penas,
gozarás su paz.

365
171 Mi bemol - NTB 323
174 Fa

Cariñoso Salvador,
huyo de la tempestad
y en tu seno protector
hallaré seguridad;
sálvame, Señor Jesús,
de las olas del turbión,
hasta el puerto de salud
guía, tú, mi embarcación.

Otro amparo no hallaré,


indefenso acudo a ti,
mi necesidad me trae
porque mi peligro vi;
solamente en ti, Señor,
hallaré consuelo y luz;
vengo lleno de temor
a tus pies, ¡oh!, mi Jesús.

Cristo, encuentro todo en ti


y no necesito más;
fortaleces, tú, mi fe,
débil, ánimo me das;
al enfermo das salud
y al ciego la visión,
con amor y gratitud
te prometo devoción.

366
Coros “Aleluya” Nro. 47

Como el siervo brama por las aguas,


tengo sed de ti,
eses lo que mi alma anhela
y quiero adorar.
Tú me das tu protección,
un fiel escudo en ti tendré.
Eres lo que mi alma anhela
y quiero adorar.

Eres tú mi Pastor y Amigo,


eres tú mi Rey.
Te amo más que ninguna cosa
y con mi entero ser.

Más que oro y más que plata


tú vales para mí.
Sólo tú puedes dar el gozo
que encuentro yo en ti.

367
S T 32 Do

¿Cómo podré estar triste?,


¿cómo entre sombras ir?,
¿cómo sentirme solo
y en el dolor vivir?;
pues Cristo es mi consuelo,
mi amigo siempre fiel,
// aun las aves tienen
seguro amparo en él.//

Feliz, cantando alegre,


yo vivo siempre aquí;
si él cuida de las aves
él cuidará de mi.

Nunca te desalientes,
oigo al Señor decir,
y en su palabra fiado
hago al dolor huir;
a Cristo, paso a paso,
yo sigo sin cesar
//y todas sus bondades
me da sin limitar.//

Siempre que soy tentado


o que en tristeza estoy,
más cerca de él camino
y protegido voy;
si en mí la fe desmaya
y caigo en la ansiedad,
//tan sólo él me levanta,
me da seguridad.//

368
383 Sol - NTB 207
591 Do - NTB 200

Cual la mar hermosa es la paz de Dios,


muy gloriosa y firme es eterna paz;
muy perfecta y grande, premio de la cruz,
fruto del Calvario, obra de Jesús.

Descansando en Cristo
siempre paz tendré;
en Jesús confiando
nada temeré.

En el gran refugio del amor de Dios


se disfruta dicha y perfecta paz;
si la negra duda, pena o pesar
acosaren crueles, puede Dios librar.

Toda nuestra vida cuidará Jesús,


Cristo es siempre el mismo, él es nuestra paz;
fuertes y seguros en el Salvador,
siempre moraremos en su gran amor.

¡Oh, Jesús amado!, tú nos das quietud,


de ti recibimos celestial salud;
haznos conocerte, te amaremos más,
sé tu nuestro dueño, Príncipe de Paz.

369
592 Mi bemol - NTB 202

Cuando combatido por la adversidad


creas ya perdida tu felicidad,
mira lo que el cielo para ti guardó,
cuenta las riquezas que el Señor te dio.

Cuenta las promesas de tu Dios,


mira las riquezas de su amor,
pon los ojos donde Cristo está
y tu mente guarde la divina paz.

¿Andas agobiado por algún pesar?


¿Dura te parece tu cruz de llevar?
Cuenta las promesas del Señor Jesús
y de las tinieblas nacerá la luz.

Aunque grande sea tu aflicción aquí,


no te desalientes, Dios está por ti,
cuenta las riquezas que tendrás por fe,
donde el oro es polvo que hollará tu pie.

370
333 La bemol - NTB 579

Cuando eres tentado, no cedas al mal,


pues cada victoria más fuerza dará,
lucha cual soldado y, sin desmayar,
mira siempre a Cristo, él te hará triunfar.

A Jesús pide ayuda


en sus brazos tu alma
hallará dulce calma,
él te hará triunfar.

Rehuye al pecado, procura agradar


a Dios, a quien debes por siempre ensalzar;
no manche tus labios impúdica voz,
jamás del pecado quieras ir en pos.

Amante, benigno y enérgico sé,


en Cristo ten siempre indómita fe;
jamás retrocedas, de Dios es tu ser,
corona te espera y vas a vencer.

371
370 Do

Cuando tentado esté, triste y sin paz,


cuando me dé temor de Satanás,
en Cristo confiaré, y no me dejará,
él sostendrá mi fe, me amparará.

No faltará Jesús,¡ nunca, no!,¡ nunca, no!


No faltará Jesús, ¡no, nunca, no!

Cuando la lucha es cruel y el tentador


me hace beber la hiel de mi temor,
confiado esperaré, Cristo me ayudará,
él sostendrá mi fe, me amparará.

372
216 La bemol - NTB 499

Dame la fe de mi Jesús,
que montes puede remover,
que en las tinieblas irradia luz,
la fe que siempre hará vencer;
fe de los santos galardón,
gloriosa fe, de salvación.

Dame la fe que da poder


y la victoria sobre el mal,
que fieras no podrán vencer
ni dominarla Satanás;
que pueda el fuego soportar
y eterno premio al fin ganar.

Dame la fe que da valor


y hace al débil siempre triunfar;
que todo sufre por amor
y en el dolor puede cantar;
que puede al cielo escalar
y aquí con Cristo caminar.

Dame la fe que vencerá


en todo tiempo, mi Jesús;
dame la fe que mantendrá
presente tu divina cruz,
para anunciar tu paz y amor
y hacer tu voluntad, Señor.

373
295 La bemol - NTB 415
300 La bemol - NTB 414
646 Re bemol - NTB 422

Da, Señor, a tus soldados


gracia y plena libertad;
que luchemos amparados
por tu amor y gran bondad.
//¡Aleluya, aleluya,
la victoria nos darás!//

Ya salvaste nuestras almas,


dístenos tu santa unción,
y hoy tu Espíritu derramas
impartiendo bendición.
//En tu Ejército bendito
lucharemos sin cejar.//

Tu poder y excelsa gloria


hacen al maligno huir
y tus huestes la victoria
cantan del gran Adalid.
//Por tu gloria lucharemos
sin cesar, hasta morir.//

374
Coros “Aleluya” Nro. 64
NTB 448 By the pathway of duty

Del deber en la senda


fluye el río de la gracia de mi Dios.
Del deber en la senda
hallo gracia de mi Dios.

Un camino pedregoso,
que estrecho y recto es,
es la senda que conduce
a la Patria celestial.
Si seguimos esa senda
nada aquí nos fallará,
pues el río de la gracia
cada día fluirá.

Aunque es camino santo


de gran gozo y bienestar,
es a veces doloroso,
lleno de dificultad.
Pero éste es el camino
que siguió el Señor Jesús,
el deber es el camino
que nos lleva hasta Dios.

Caminemos esta senda


cara a cara a la luz
en los pasos del Maestro
y llevando nuestra cruz,
pues el río de la gracia,
que fluyendo siempre está
obtendremos fortaleza,
grande gozo y dulce paz.

375
353 Si bemol - NTB 566

Dios nunca me deja, conmigo está,


su presencia quita todo mi temor;
él ha prometido dar fuerza y valor
y cuando le invoque su ayuda enviará.

No tengo temor, no tengo temor


Jesús prometió no dejarme,
es mi protector;
no tengo temor, no tengo temor
Jesús prometió no dejarme,
él es mi gran protector.

Fuertes tentaciones tengo por doquier


mas vivo tranquilo, confiando en Jesús;
no temas, me dice, yo tengo poder,
y su paz me imparte y su santa luz.

El cuida de mi alma y no dormirá,


si sufro deslices a él clamaré;
en toda mi vida me amparará
y yo nada temo, en él confiaré.

376
319 Mi bemol - NTB 442

¿Dónde están las negras dudas


que, cual lúgubre capuz,
mi alma entera circundaban
y privábanla de luz?;
han huido como nieblas
al salir radiante el sol,
y en mi cielo ya no hay nubes,
ni siquiera un arrebol.

Porque hay paz, placer y gozo


en tu obra, ¡oh!, Señor.

¿Qué será sin él la vida?,


no la puedo imaginar,
sin Jesús y sin su amparo
mi alma no podrá gozar;
yo por eso no me aparto
de mi tierno Salvador,
pues me siento muy dichoso
disfrutando de su amor.

Cuánta dicha da servirle


aun en medio del dolor,
y llevar hasta sus plantas
al perdido pecador;
y aunque vengan aflicciones
y me acose el Tentador,
seguiré fiel y constante,
sostenido por su amor.

377
Coros “Aleluya” Nro. 69

El que habita
al abrigo del Altísimo,
morará, morará
bajo la sombra de Dios el Padre.

El que habita
al abrigo del Altísimo,
morará, morará
bajo la sombra de Dios el Padre.

Y diré al Señor:
Es mi esperanza y fuerza, mi Dios,
//en él confiaré//
en él, en él confiaré.

378
69 Si bemol

En el camino del Señor


yo siempre andaré,
no me impidáis, amigos, no,
a Cristo seguiré.

EI que carga con la cruz


la corona obtendrá,
en la patria do Jesús
con los suyos morará.

En el peligro o el dolor,
de él yo voy en pos,
¡no me impidáis!, exclamaré,
soy siervo de mi Dios.

En los deberes que él me da


leal anhelo ser,
no me impidáis que siga así
la senda del deber.

379
510 La bemol - NTB 708
512 Re bemol - NTB 621

En Jesucristo, faro de paz,


cuando amenaza cruel tempestad
hallan las almas dulce solaz,
grato consuelo, seguridad.

Gloria cantemos al Redentor


que por nosotros quiso morir,
y que la gracia del Salvador
siempre dirija nuestro vivir.

En el peligro y en el dolor,
a cada paso su protección
infunde calma, santo vigor,
nuevos alientos al corazón.

Cuando en la lucha falte valor,


y el alma pueda desfallecer,
Cristo nos colma de puro amor,
de rica gracia, santo poder.

380
455 Sol
¿En la dura lid, os han de vencer?
¡Nunca, nunca, nunca!
¿Lucharéis con fe, sin desfallecer?
¡Sí, por siempre!

Nunca descanséis hasta no triunfar,


nunca desmayéis, no, nunca desmayéis;
mientras no triunféis no debéis cejar,
¡nunca, nunca, nunca!

¿Os arredrará la hueste infernal?


¡Nunca, nunca, nunca!
¿Siempre lucharéis contra todo mal?
¡Sí, por siempre!

¿Al Señor Jesús abandonaréis?


¡Nunca, nunca, nunca!
¿Firmes hasta el fin, fieles quedaréis?
¡Sí, por siempre!

381
396 La bemol - NTB 746

En la lucha, ¿os sentís cansados?


¿Encontráis que todo es pesado?
¿Muéstranse los cielos muy nublados?
¡no cedáis, nunca!
Apartad el miedo y sed valientes,
mantened la fe y sed constantes,
con Jesús seréis siempre triunfantes,
¡no cedáis, nunca!

¡Oh, soldados, sin temor,


vamos a luchar,
con Jesús por Capitán
hemos de triunfar;
la espada empuñad,
el pendón alzad,
¡adelante, hay victoria!

Fieles sed, seguid a Jesucristo,


a sufrir durezas siempre listos,
de las armas de la fe provistos,
¡no cedáis, nunca!
Sed gozosos, no guardéis tristezas,
soportad las pruebas con firmeza,
y si alguno a temblar empieza,
¡no cedáis, nunca!

Id a Cristo si estáis oprimidos,


recordad, por él sois redimidos;
cuando sois del mundo aborrecidos,
¡no cedáis, nunca!
Fuertes sed, luchad cual espartanos,
no temáis perder favor humano,
si vencido veis algún hermano,
¡no cedáis, nunca!

382
S T 33 Fa

En mis angustias me ayuda Jesús,


sobre mi alma derrama su luz,
todos los días consuelo me da,
cada momento conmigo él está.

Cada momento me guarda el Señor,


cada momento, en gracia y amor;
vida abundante yo tengo en él,
cada momento le quiero ser fiel.

Acudo al trono de gracia con fe,


oye mi voz y mis lágrimas ve;
Cristo Jesús, en el cielo, allí,
cada momento se acuerda de mí.

Cristo es mi Roca, mi Libertador;


es mi escudo, mi gran defensor,
en días de lucha a él miraré,
cada momento, y salvo seré.

383
291 Mi bemol - NTB 424
300 La bemol - NTB 414

Eres Cristo mi abrigo


cuando temeroso estoy,
tú me inspiras con aliento
cuando agobiado voy;
//en ti sólo, en ti sólo
// confiaré sin más dudar.//

Tiempo ha que, tan indigno,


he dudado de tu amor
y audaz no he creído
tu palabra, mi Señor;
//por tu gracia, por tu gracia,
//nunca más voy a dudar.//

Fe gloriosa la que vence


en la hora de temor,
fe preciosa que subyuga
todo mal y da vigor;
//fe triunfante, fe triunfante,
//dame esa fe Señor.//

En la lucha del pecado,


en la ruda tentación,
tu poder es mi escudo
y tu amor, mi bendición;
// victorioso, victorioso,
//soy por ti mi Salvador.//

384
ST 48 Re bemol (sin //i)
15 La bemol

Es fiel mi Padre celestial


y cuando esté en oscuridad,
sin que yo sepa a dónde ir,
//sabrá mis pesos dirigir.//

//Él sabe bien,//


si ruge el viento o brama el mar;
//él sabe bien,//
mi Padre siempre cerca está.

Es fiel mi Padre celestial,


se fija en mi perplejidad,
aun cuando es grande mi aflicción,
//sabrá cambiarla en bendición.//

Es fiel mi Padre celestial,


el diablo no podrá tentar
ni prueba alguna afligir
//más de lo que podré sufrir.//

385
640 Mi bemol - NTB 376

Es Jesús mi rey divino,


siempre fiel le seguiré;
en las pruebas de la vida
sólo en él yo confiaré.

A Jesús fiel seguiré,


sólo a él yo serviré,
y doquiera que me guíe
en sus pasos andaré.

Es mi fe pequeña y débil
mas Jesús me sostendrá,
con su brazo poderoso
siempre me protegerá.

Nada temo, Cristo mío,


mi amparo y mi solaz;
yo confiado ahora vivo,
en mi pecho reina paz.

En la patria donde moras


yo tu rostro espero ver;
con los fieles en los cielos
coronado anhelo ser.

386

697 Mi bemol - N1B 623

¿Has perdido la paz que te dio el Señor


porque el mundo te demuestra
su odio y rencor?
Si esperas en Dios tu aflicción pasará,
y en tu alma la paz del Señor reinará.

¿Has perdido la paz?, ¿es que sientes pesar


por flaquezas y faltas
que te hacen tropezar?
Mira a Cristo con fe, él perdón te dará,
y en tu alma la paz del Señor reinará.

¿Has perdido la paz?, ¿por qué sientes temor?.


Ten confianza en tu Dios,
quien es Padre de amor;
pues tu mente tranquila él así guardará,
y en tu alma la paz del Señor reinará.

365
391 La bemol - NTB 6S4

Junto a la cruz, do Jesús murió


de mis pecados pedí perdón,
¡qué maravilla, él me salvó!
¡gloria, pues, a él!

¡A su nombre gloria!,
¡a su nombre gloria!
¡qué maravilla él me salvo!,
¡gloria, pues, a él!

Junto a la cruz recibí su don


y la pureza de corazón,
ya gozo dicha y bendición,
¡gloria, pues, a él!
Junto a la cruz. en el manantial
de agua de vida espiritual,
mi sed sacié en aquel raudal,
¡gloria, pues, a él!

Ven, a la cruz trae tu dolor,


Cristo te espera con gran amor,
¡oh!, no rechaces al Salvador,
¡gloria, pues, a él!

388
741 Mi bemol - NTB 814

La cruz no será más pesada


por la gracia que él me da;
y si la tormenta me espanta,
no podrá esconder su faz.

La gracia de Dios me bastará,


su ayuda jamás me faltará;
consolado por su amor
que me libra de temor,
yo confío en mi Señor.

Mi cáliz no es tan amargo


como el de Getsemaní,
en mis días más angustiosos
no se aparta Dios de mí.

La luz de su rostro me alumbra


en el tiempo de aflicción;
y mi alma gozosa vislumbra
el palacio de mi Dios.

389
363 La bemol - NTB 592

Más gracia Dios da cuando aumentan las cargas,


imparte más fuerza al crecer la labor,
//a grandes angustias añade consuelo,
a múltiples pruebas, su paz y valor. //

Mis pobres recursos podrán agotarse


y para el camino las fuerzas faltar,
//mas cuando mi exiguo caudal ya se acaba,
apenas mi Dios ha empezado a dar. //

Su amor no termina, su gracia es sin fin,


su eterna potencia sin límite es,
//pues de su riqueza infinita en Cristo,
él dio, él da, y dará otra vez. //

390
Coros “Aleluya” Nro. 76

Mi Cristo, mi Dios,
nada se compara a ti.
Toda mi vida quiero exaltar
las maravillas de tu amor.

Mi torre, mi fuerza,
mi fortaleza eres tú.
Todo mi ser, lo que yo soy,
nunca deje de adorar.

Canta al Señor toda la creación.


Honra y poder, majestad sea al Rey.
Montes caerán y el mar rugirá
al sonar de tu Nombre.
Canto con gozo al mirar tu poder
por siempre yo te amaré y diré:
¡Incomparables promesas me das Señor!

391
679 La bemol- NTB 543

Mi mano ten Señor, pues pobre y débil,


sin ti no puedo riesgos afrontar;
tenla, Señor, mi vida el gozo llene
al verme libre así de todo azar.

Mi mano ten; permite que me animen


mi regocijo y mi esperanza en ti;
tenla Señor, y compasivo impide
que caiga en mal cual otra vez caí.

Mi mano ten; mi senda es tenebrosa


si no la alumbra tu radiante faz;
por fe alcanzo a percibir tu gloria,
¡cuán grande gozo!, ¡cuán profunda paz!

392
NTB 687

No temeré si negras nubes me rodean,


mi Padre Dios vela por mí, yo bien lo sé,
y aunque los vientos fuertes, tempestuosos sean,
no turbarán mi paz, no temeré.

En manos del Señor estoy


confiando siempre en él hallo solaz,
sin miedo ni ansiedad
contemplo el porvenir,
confío sólo en é, y vivo en paz.

Aunque no puedo ver la senda que me espera,


confiar, sí, puedo y hacer su voluntad.
Mi fe se afirma, su promesa es verdadera,
sé con seguridad, en su mano estoy.

En todo tiempo mi Señor fue suficiente


seguir yo puedo en la senda que trazó.
¿Por qué dudar, si hasta hoy constantemente
fidelidad mostró?; en su mano estoy.

393
367 Mi bemol - NTB 215
368 La bemol - NIB 217

Objeto de mi fe,
divino Salvador,
propicio sé;
Cordero de mi Dios,
libre, por tu bondad,
de toda mi maldad,
me quiero ver.

Pues, el camino sé,


de célica mansión,
luz y solaz;
bendito Salvador,
tú eres esa verdad,
vida, confianza, amor,
mi eterna paz.

La senda al recorrer,
oscura y de dolor,
tú me guiarás;
así tendré valor,
así podré vivir,
así podré morir
en dulce paz.

394
5 Mi bemol - NTB 657 Mi bemol

Oh, Dios eterno, tu misericordia


ni una de duda tendrá;
tu compasión y bondad nunca fallan
y por los siglos el mismo serás.
Oh, ¡tu fidelidad!, oh, ¡tu fidelidad!,
cada momento la veo en mí.
nada me falta, pues todo provees,
grande, Señor, es tu fidelidad.

La noche oscura, el sol y la luna,


las estaciones del año también,
unen su canto cual fieles criaturas,
porque eres bueno, por siempre eres fiel.

Tú me perdonas, me impartes el gozo,


tierno me guías por sendas de paz;
eres mi fuerza, mi fe, mi reposo,
y por los siglos mi Padre serás.

395
444 Si bemol - NTB 600

¡Oh!, soldados de la cruz, nunca cedáis;


fieles sed siempre a Jesús, nunca cedáis.

Por Jesús lucharé,


ya su sangre mis pecados quitó;
a él fiel seré
pues mi alma libertó.

Cristo nuestro amigo es, nunca cedáis;


siempre sed constantes, pues, nunca cedáis.

¡Oh!, luchemos por la fe, nunca cedáis;


él jamás vencido fue, nunca cedáis.

En la patria celestial disfrutaréis;


de la dicha eternal, nunca cedáis.

396
447 Mi bemol - NTB 806

¡Oh!, toma, tú, mi mano y guíame,


por sendas de justicia dirígeme;
sin ti ni un solo paso quisiera dar,
enséñame el camino en que he de andar.

Sostenga tu potencia mi débil ser,


y paz en tu presencia podré tener.
En humildad confieso mi poca fe,
me fío en tu clemencia, ¡mi amparo sé!

A ti sea, en el mundo, mi afán seguir,


a ti, en amor profundo, con fe servir.
¡oh! toma tú, mi mano y guíame,
por sendas de justicia dirígeme.

397
674 Do - NTB 516

¡Paz, dulce paz!, que brota de la cruz;


nos brinda paz la sangre de Jesús.

¡Paz, dulce paz!; hacer la voluntad


de Cristo, en nuestra vida, trae paz.

Paz, dulce paz!; en cuanto al porvenir


Jesús nos guía y guarda hasta morir.

¡Paz, dulce paz!; en toda condición


la paz de Cristo da consolación.

¡Paz, dulce paz!; ya volverá Jesús


y nos dará celeste paz y luz.

398
90 Mi bemol - NTB 84

¡Qué dicha inmensa, pues Jesús


me brinda su amistad!,
queriéndome al cielo guiar
salvado de maldad.

Cristo es mi amigo,
¡gloria del mortal!
¡Oh, cuán grande es mi dicha!
Cristo es mi amigo leal.

Un fiel amigo es Jesús


cuando otros falsos son,
y su presencia calma trae
en medio del turbión.

Amigo es Cristo, sin igual,


en pruebas y dolor,
y cuando llegue el día final
me sostendrá su amor.

Después de sostener con fe


la dura lid acá,
Jesús será mi amigo aún
Y gloria me dará.

399
488 Sol
Salvo navego en la nave "Salud",
gloria cantando voy a Cristo Jesús,
voy navegando al bello Edén celestial,
rápido me alejo de este mundo mortal.

Su ruta al cielo, su enseña la cruz,


ya leva el áncora la nave "Salud",
todos subid a bordo sin temor al mar,
que Jesús la manda, el mejor capitán.

Diestro el piloto, surcaré el fiero mar,


sin que la nave llegue a zozobrar;
dicha muy grande da servir a Jesús,
salvo por su sangre, navegando en su 1uz.

No más pecar; ser quiero ya del Señor,


mi guía sea su evangelio de amor;
pronto, muy pronto llegaré a Canaán,
¡gloria a Jesucristo, celestial capitán!

400
189 Mi bemol - NTB 246
689 La bemol - NTB 245

Señor, en ti yo creo
y siempre creeré,
pues brilla en mi alma
la antorcha de la fe.
La fe que al hombre anima
es tu precioso don,
es luz en las tinieblas,
alivio en la aflicción.

Si en torno miro y busco


no encuentro humano ser
que mis dolores pueda
calmar ni comprender;
¿en quién hallar la gracia
para llevar la cruz,
si al alma no inundara
de fe la santa luz?

Es grato, Cristo amado,


en horas de ansiedad,
saber que desde el cielo
nos miras con piedad;
conoces nuestras penas,
comprendes el dolor,
tú sufres con nosotros
y envías tu favor.
401
Coros “Aleluya” Nro. 62

Si solo estoy sin nadie que me escuche,


sintiendo que muy poca cosa soy,
Dios viene a mí, sus brazos me rodean,
le oigo decir: “Tus ruegos ya oí.”

Se acerca a mí
y siento su presencia,
aquieta mi alma,
y quita mi temor.
¡Cuán bendecidos son esos momentos
cuando mi Dios se acerca a mí!

Cuando me enfrento a grandes desafíos,


cuando no sé por donde empezar,
Dios viene a mí, y dice: “Sé que puedes,
confía en mí, te ayudaré a triunfar”.

Si me va bien, y el éxito me ciega,


si por orgullo pierdo toda paz,
Dios viene a mí, y siento su presencia,
le oigo decir: “Aún estoy aquí”.

402
ST 31 Sol bemol

¿Temes que en la lucha no podrás vencer,


pues con las tinieblas has de contender?
Que la hermosa luz de Dios fulgure en ti,
y serás feliz así.

//Deja penetrar la luz,//


que la hermosa luz de Dios fulgure en ti
y serás feliz así.

¿Es tu fe muy débil en la oscuridad?


¿Son tus fuerzas pocas contra la maldad?
Abre bien la puerta de tu corazón,
que entre la divina luz.

¿Quieres ir con gozo a la Sión sin par,


y sobre el pecado siempre triunfar?
Que la hermosa luz de Dios fulgure en ti,
y serás feliz así.

403
652 La bemol - NTB 437

Tenebroso es el valle
que tenemos que cruzar,
mas en medio del peligro
escuchemos a Jesús
quien nos dice con ternura:
Nada tienes que temer,
pues, si el valle es tenebroso,
en el monte brilla luz.

Santa luz, divina luz,


en el monte brilla luz;
tenebroso es el valle
mas hay en el monte luz.

Tenebroso es el valle,
mas podemos percibir
las delicias de la patria
do estaremos con Jesús,
y nos dice tiernamente,
nuestro dulce y buen Pastor:
Tenebroso es el valle,
más hay en el monte luz.

Las tinieblas de este valle


como sombras pasarán
en aquel día esplendente
que veremos a Jesús;
mientras tanto, no olvidemos
el mensaje celestial,
que si el valle es tenebroso
en el monte brilla luz.

404
750 Mi bemol - NTB 838

Tengo paz en Dios, mi Padre eterno,


en quien hallo fuerza y todo bien;
nada hay que turbe mi sosiego,
soy de él y gozo de placer.
No hay amigo tan amante y tierno
que cual él me inspire tanta fe,
todo a él dichoso me entrego,
y en su seno yo descansaré.

Cada día con amor me cuida,


es su gracia fuente de poder;
su presencia nunca me abandona
y en las lides puedo así vencer.
Tan solícita bondad me inspira,
voy con él, ya nada temeré,
del pecado el Señor me guarda
y en su amparo siempre confiaré.

¡Oh! Señor, tú eres mi refugio


por la fe descansa mi alma en ti;
cuando el mundo con furor ataque,
siempre cerca, ¡oh! Dios, te halle a ti.
Ten mi mano y guíame constante,
mientras peregrino yo aquí
y, al fin de mi terrestre vida,
me recibas para siempre allí.

405
ST 35 Si bemol - NTB 797

Todas las promesas del Señor Jesús


son apoyo poderoso de mi fe,
mientras viva aquí cercado de su luz,
siempre en sus promesas confiaré.

Grandes, fieles,
las promesas que el Señor Jesús ha dado;
grandes, fieles,
confiando en sus promesas yo estaré.

Todas las promesas para el hombre fiel,


el Señor, en sus bondades, cumplirá,
y confiado espero siempre que por él
paz eterna mi alma gozará.

Todas las promesas del Señor serán


luz y fuerza en nuestra vida terrenal,
ellas en la dura lid nos sostendrán
y triunfar podremos sobre el mal.

406
241 Do - NTB 344
632 Si bemol - NTB 349(sin coro)

Todo cambia en este mundo,


todo es ilusión,
mas Jesús no cambia nunca,
ni su salvación.

Hoy, ayer y por los siglos,


Cristo es siempre igual;
todos cambian, menos Cristo,
roca eternal.

En la roca sempiterna
yo descansaré;
aunque pruebas mil me acosen,
nada temeré.

Dios, mi amparo y fortaleza,


no me dejará,
y en las luchas que tuviere
me defenderá.

407
646 Re - NTB 422

Tú, oh!, Cristo, de mi vida


eres luz y protector;
mal no puede alcanzarme,
abrigado en ti, Señor;
esperanza, esperanza
cifro yo en tu gran amor.

En la roca de los siglos


paz perfecta hallaré;
un abrigo, sempiterno,
del temor allí tendré,
y triunfante, y triunfante,
al Señor alabaré.

Una cosa he deseado,


que tú solo puedes dar,
es que en la sagrada casa
de mi Dios llegue a morar,
do contigo, do contigo,
para siempre he de gozar.

408
Coros “Aleluya” Nro. 74
//Yo alzaré mis ojos a los montes,
al Dios creador de todo,
pues nos guiará, nunca duerme
ni adormece,
él cuidará de mí.//

//Yo vengo y voy,


sé que él me guiará.
Su cuidado estará sobre mí.
Guía y luz será
como sombra en el verano,
él cuidará de mí.//
EL ANDAR CON CRISTO
Gozo y Victoria

409
498 Mi bemol - NTB 768

¡Aleluya!, salvo soy,


con Jesús al cielo voy,
cantaré con gozo hoy, ¡aleluya!
El Señor me perdonó,
mis pecados él borró,
mi alma de su paz llenó, ¡aleluya!

¡Aleluya!, ¡aleluya!,
cantaremos con ardor
preces al buen Salvador,
¡aleluya!, ¡aleluya!,
alabemos al Señor, ¡aleluya!

Se enoja Satanás
porque no le quiero más,
ni le serviré jamás, ¡aleluya!
Dios conmigo siempre está
y jamás me dejará,
la victoria me dará, ¡aleluya'.

Ven, hermano, a la cruz,


do por ti murió Jesús;
él del mundo es la luz, ¡aleluya!
Padeció por ti dolor
el bendito Salvador,
quien te llama con amor, ¡aleluya!

410
529 La bemol - NTB 815

A veces nos sentimos rodeados maldad


a veces no podemos ver ninguna claridad,
mas nuestro gran Maestro inspíranos valor,
pues el día de victoria cerca está.

El día de victoria muy pronto llegará


en que el leal soldado la corona ceñirá
sigamos valerosos, luchemos sin cesar,
pues el día de victoria cerca está.

A veces el maligno combate con tesón,


a veces nos envuelve la sombría tentación,
mas Cristo ha prometido que no nos dejará
no temamos, la victoria cerca está.

A veces nos cansamos del arduo trabajar,


más fácil nos sería nuestra lucha abandonar,
mas siempre recordamos que hay que perseverar,
pues el día de victoria cerca está.

A veces anhelamos la patria celestial,


y allí gozar con Cristo de la dicha eternal,
mas luego comprendemos que es menester luchar,
pues el día de victoria cerca está.

411
492 La bemol - NTB 481

Cantad, ¡oh!, cantad al Señor,


con gozo inefable cantad;
vosotros, salvados por él,
las penas del mundo dejad.

//Cantad, cantad,
Cantad al Divino Jesús. //

Cantad al Señor sin cesar,


él reina supremo doquier,
en tierra, en cielo y en mar
se ve su divino poder.

Si en lides en contra del mal


teméis derrotados salir,
confiad, con poder celestial
podréis victoriosos vivir.

Si en negras tinieblas os veis,


confiad, sin temor, en Jesús,
en él vuestro amparo tenéis,
pues es de este mundo la luz.

412
358 Si bemol - NTB 587

Cuán dichosos siempre son


los de limpio corazón,
que atesoran sus riquezas allá
en la célica mansión,
do tranquilos vivirán,
donde el pecado nunca entrará.

¡Oh, cantemos aleluya!


con gran júbilo y ardor,
alabemos al Señor y cantémosle loor;
él nos colma de su gracia y de su amor.

Grande dicha y gran favor


me concede el Salvador
por la sangre que vertió en la cruz;
él me colma de poder
y me guarda de caer,
me ilumina siempre con su santa luz.

Mi Señor obedecer
y su Espíritu tener
es mi anhelo mientras viva yo acá,
y por su inmenso amor
hacia el pobre pecador
cantaré sus alabanzas más y más.

Cuán perfecta así es mi paz,


yo no anhelo nada más
en el mundo, que su luz y verdad;
con mi amado Salvador,
poseído de su amor,
¡cuán dichoso viviré en la eternidad!

413
738 La bemol - NTB 786

Cuán glorioso es el cambio operado en mi ser


morando conmigo el Señor,
hay en mi alma una paz que yo ansiaba tener,
la paz que me brinda su amor.

//El vive en mi corazón,//


soy feliz con la vida que Cristo me da,
pues vive en mi corazón.

Ya no voy por la senda que el mal me trazó,


do sólo encontré confusión:
mis errores pasados Jesús los borró,
porque vino a mi corazón.

Ni una sombra de duda oscurece su amor,


amor que me ofrece el perdón;
la esperanza que aliento la debo al Señor,
pues ya vino a mi corazón.

414
Coros “Aleluya” Nro. 55

Dad gracias de corazón,


dad gracias al Dios de amor,
porque su Hijo dio, ¡es nuestro Salvador!
Dad gracias de corazón,
dad gracias al Dios de amor,
porque su Hijo dio, ¡es nuestro Salvador!

El débil ya dice: “Fuerte soy”,


y el pobre: “Rico soy,
tanto hizo el Señor por mí”.

El débil ya dice: “Fuerte soy”,


y el pobre: “Rico soy,
tanto hizo el Señor por mí”.
Gracias dad,
gracias dad.

415
51 Mi bemol - NTB 92

Es digno nuestro Salvador


de nuestra adoración;
venid, cantemos su loor
de todo corazón.

Ensalcemos a Jesús,
aclamemos con júbilo:
¡Aleluya, aleluya, aleluya, amén!

Jesús es digno del amor


de los que redimió;
es digno de una vida fiel,
de celo y devoción.

Si somos salvos por Jesús,


debemos elevar
un cántico de gratitud
y culto sin cesar.

416
456 Re - NTB 804

¡Gloria a Jesús!, cantémosle loor,


pues con su sangre él nos redimió;
canten todos al Señor
que por nosotros murió.

Gloria eterna dad al divino Redentor,


pues con su sangre él nos redimió;
gloria eterna dad al divino Redentor,
que por nosotros murió.

Todos ensalcen al divino rey


que, por salvarnos, tanto se humilló;
vino en busca de su grey,
sobre la cruz padeció.

Todos adoren al Señor Jesús,


él es el Verbo y eterno Dios;
nos dará su santa luz,
obedezcamos su voz.

417
731 La bemol - NTB 777

Gozo hay en el cielo por la salvación


del más desdichado pecador,
y alegría reina y eternal canción
se entona a Cristo, el Salvador.

¡Gloria, ángeles, cantad a Dios!


¡Gloria, a Jesús, alzad la voz!
Redentor de toda la humanidad,
a Jesús, con júbilo cantad.

Gozo hay en el cielo; otro pecador


hoy, humilde. viene a la cruz;
salvación encuentra en el Redentor,
vida, por la sangre de Jesús.

Gozo hay en el cielo; todos a Jesús


hoy tributan honra y loor,
al Cordero manso que murió en la cruz
por salvar al pobre pecador.

418
474 La bemol - NTB 785

Llenos de alegría cantaremos otra vez,


proclamando salvación, del mundo al través,
que Jesús perdona al contrito pecador,
marchemos, pues, a la gloria.

¡Marchad!, ¡marchad!, soldados de Jesús,


¡marchad!, ¡marchad!, no más esclavitud;
con júbilo de salvación y cantos de loor,
marchemos, pues, a la gloria.

Siempre con Jesús habremos de perseverar,


lucha el enemigo para hacernos retirar;
con valor luchemos, a pesar de su furor,
marchemos, pues, a la gloria.

A la lid marchemos, combatamos para Dios,


resistamos todo mal siguiéndole en pos;
dicha perennal con Cristo hemos de gozar,
marchemos, pues, a la gloria.

419
487 Do - NTB 598

Marcharé en la luz de Dios,


marcharé, siempre marcharé;
en las huellas del buen Jesús,
siempre marcharé.

Vestido blanco yo tendré,


corona eterna ceñiré,
feliz, allí, podré gozar
en el Edén sin par,
Jesús me ha salvado de toda iniquidad
y su espíritu mi alma sacia,
ya disfruto de su amor, vivo en santidad,
y siempre gozo y triunfo por su gracia.

Marcharé contra huestes mil,


marcharé, siempre marcharé;
la victoria he de conseguir,
siempre marcharé.

Marcharé almas a buscar,


marcharé, siempre marcharé;
salvación he de proclamar,
siempre marcharé.

Marcharé, más que vencedor,


marcharé, siempre marcharé;
al hogar de mi Salvador,
siempre marcharé.

410
321 La bemol – NTB 508

Marcharemos al bello Edén,


entonando una nueva canción,
somos siervos de Dios y, también,
del Ejército de Salvación.

¡Avanzad, desplegad,
la bandera enfrente del mal!
¡Avanzad, desplegad
el rojo, amarillo y azul!

Venceremos el mal por Jesús,


quien murió por su gran compasión,
él es guía, poder y la luz
del Ejército de Salvación.

Y triunfante en las luchas acá,


por Jesús en celeste mansión,
bienvenido el soldado será
del Ejército de Salvación.

421
164 Sol - NTB 306
167 Si bemol - NTB 316
NTB 317

Por la excelsa majestad


de los cielos, tierra y mar;
por las alas de tu amor
que nos cubre sin cesar,
te ofrecemos, ¡ oh, Señor!,
alabanzas con fervor.

Por la calma nocturnal,


por la tibia luz del sol,
por el amplio cielo azul,
por el árbol, por la flor,
te ofrecemos, ¡oh, Señor!
alabanzas con fervor.

Por la mente, el corazón,


los sentidos que nos das,
que tu inmensa creación
nos permiten apreciar,
te ofrecemos, oh, Señor!,
alabanzas con fervor.

Por tu iglesia universal,


que no cesa de rendir
su tributo de oración
y de gratitud a ti,
te ofrecemos, ¡oh, Señor!,
alabanzas con fervor.

422
699 Si bemol - NTB 629

Rebosando está mi corazón de gozo


porque Dios me perdonó en su amor,
y sirviéndole a él soy muy dichoso,
voy al cielo do está mi Salvador.

Voy subiendo al cielo en áurea escalera,


voy subiendo, pues corona me espera;
voy subiendo en la luz,
voy subiendo con Jesús,
alabanzas cantaré a Dios allá.
Voy subiendo al cielo en áurea escalera,
voy subiendo, pues corona me espera;
voy subiendo en la luz,
voy subiendo con Jesús,
voy subiendo al celeste hogar.

Cada día anhelo ser fiel y constante,


cada día anhelo serle más leal,
ayudado por la gracia abundante,
que proviene de mi Padre celestial.

Mientras voy subiendo al cielo invito a todos


a que busquen en Jesús la salvación;
y ascendiendo entonemos dulces coros
al Señor, quien nos dio dicha y perdón.

423
Coros “Aleluya” Nro. 67

Santo, Santo, santo es el Señor,


santo es el Señor poderoso.
Santo, Santo, santo es el Señor,
santo es el Dios eterno.
El era, es y habrá de ser,
santo, santo, santo es el Señor.

Cristo, Cristo, Cristo es el Señor,


Cristo es el Señor, poderoso.
Cristo, Cristo, Cristo es el Señor,
Cristo es el Señor, poderoso.
El era, es y habrá de ser,
Cristo, Cristo, Cristo es el Señor.

Digno, Digno, digno es el Señor,


digno es el Señor, poderoso.
Digno, Digno, digno es el Señor,
digno es el Señor, poderoso.
El era, es y habrá de ser,
digno, digno, digno es el Señor.

Gloria, gloria, gloria al Señor,


gloria al Señor, poderoso.
Gloria, gloria, gloria al Señor,
gloria al Señor, poderoso.
El era, es y habrá de ser,
gloria, gloria, gloria al Señor.

424
385 Si bemol - NTB 794

Siervos de Jesús, hombres de verdad,


guardias del deber somos, sí;
libres de maldad, ricos en bondad,
fieles en la lid seremos, sí.

¡Firmes, fuertes!, alcen la bandera,


grande, noble, emblema del deber;
¡pronto, bravos!, pasen la consigna,
¡marchen todos, vamos a vencer!

Cuán hermosos son los que, sin temor,


listos al llamar del clarín,
luchan con valor, sufren sin ceder,
guardias del deber son hasta el fin.

Nuestro Capitán es ya vencedor,


él nos redimió por su cruz;
guardias del deber, él nos da poder
y nos guía siempre con su luz.

Invencibles son los que, con afán,


cada día dan al deber;
grande luz tendrán y recibirán
magno galardón del Redentor.

425
NTB-852 Sol

Si la gloria entra en tu corazón,


si la gloria entra en tu ser, también,
cantarás con gozo preces al Señor,
si la gloria entra en tu ser.

Si la gloria, gloria,
si la gloria, gloria,
si la gloria entra en tu ser,
cantarás con gozo preces al Señor,
si la gloria entra en tu ser.

Si la gloria toma tus manos y pies,


si la gloria rige tu hablar, también,
cantarás con gozo preces al Señor,
si la gloria entra en tu ser.

Si la gloria rige todo tu accionar,


si la gloria te hace funcionar, también,
cantarás con gozo preces al Señor,
si la gloria entra en tu ser.
426
380 Mi bemol - NTB 211

Sin temor salgamos, siervos del Señor


nada nos impida, vamos con valor;
nos dará victoria nuestro Capitán,
y derrotaremos, siempre, a Satán.

Dios la victoria nos dará,


con su poder nos sostendrá;
nada tenemos que temer,
Dios nos prometió su gran poder.

Sin temor salgamos, siervos de Jesús,


no nos acobarde el llevar la cruz;
alta la bandera de la redención,
fieles proclamemos plena salvación.

Todos bien unidos con divino amor,


vamos al combate llenos de fervor;
almas conquistemos para nuestro Rey,
que jamás se aparten de su santa ley.

427
390 Fa - NTB 706

Soy feliz, soy soldado en las filas de Cristo,


soy feliz en las filas del Señor;
¡gloria a Dios, gloria a Dios!,
sí, cantadle siempre loor;
proclamad su bondad a los hombres por doquier;
con la música dad eterno loor,
preces siempre dad al buen Redentor,
por lo inmensurable de su amor,
cantad preces por doquier.

Soy feliz, soy soldado en las filas de Cristo,


soy feliz, en las filas del Señor.

Soy feliz, soy soldado en las filas de Cristo,


soy feliz en las filas del Señor;
hay poder, hay poder en la sangre de Jesús,
el poder celestial nos hará siempre triunfar;
sólo el Fuego, sí, nos dará poder,
sólo el Fuego, sí, nos hará vencer,
este Fuego hemos de obtener
y así, con él, triunfar.

Soy feliz, soy soldado en las filas de Cristo,


soy feliz en las filas del Señor;
cantaré, cantaré cantos de felicidad;
sin cesar, sin cesar a Jesús he de ensalzar;
siempre así feliz, dondequiera esté,
su bondad yo siempre proclamaré
y, aquí, sirviéndole viviré
hasta ir al bello hogar.

428
295 La bemol - NTB 415
297 Si bemol - NTB 423

Todos juntos reunidos


te alabamos, ¡oh!, Señor;
//a tus hijos muy queridos
nos concedes este honor. //

Adorarte y alabarte
sea nuestra ocupación;
//que podamos proclamarte
Dios de nuestra salvación. //

Eres tú, Señor, benigno,


tú perdonas con amor;
//de alabanzas eres digno,
infinito bienhechor. //

En la tierra, alabado
seas por tu inmenso amor,
//y en los cielos exaltado
con grande y sin igual loor.//
EL ANDAR CON CRISTO
Guerra Santa

429
ST 16 La bemol

Anhelo trabajar por mi Señor,


confiando en su palabra y en su amor;
quiero yo cantar y orar
y ocupado siempre estar
en la viña del Señor.

Trabajar y orar
en la viña, en la viña del Señor;
si, mi anhelo es orar
y ocupado siempre estar
en la viña del Señor.

Anhelo cada día trabajar


y esclavos del pecado libertar,
conducirlos a Jesús,
nuestro guía, nuestra luz,
en la viña del Señor.

Anhelo ser obrero de valor,


confiando en el poder del Salvador,
si tú quieres trabajar
hallarás también lugar
en la viña del Señor.

430
185 Mi bemol - NTB 256
189 Mi bemol - NTB 246

De heladas cordilleras,
de playas de coral,
de etiópicas riberas,
del mar meridional,
naciones sumergidas
en densa oscuridad,
nos llaman afligidas
a darles libertad.

Nosotros, alumbrados
con celestial saber,
¿a tantos desdichados
dejamos perecer?
A todos, pues, llevemos
de Dios la salvación,
a Cristo prediquemos
que obró la redención.
Llevada por los vientos,
la historia de la cruz,
despierte sentimientos
de amor hacia Jesús;
prepare corazones,
enseñe su verdad
en todas las naciones
según su voluntad.

431
ST 58 Mi bemol - NTB 62

El buen soldado fiel de Dios


se da de lleno al Señor;
soldado leal, soldado quien
mantiene en alto su ideal.
En donde arrecia el mal está,
el reino vil a batallar,
el enemigo a destronar
y ensalzar amor y verdad.

El mundo llenaremos con un canto:


nuestra alegría ha de durar.
Con el poder del Espíritu Santo
el mundo vamos a transformar.

El buen soldado sabe bien


que a veces solo luchará,
dolor ajeno sufrirá,
labor sin gloria aceptará.
El buen soldado con valor
enfrenta siempre su deber;
millares hay en confusión,
y el plan de Dios él debe cumplir.

432
421 Do - NTB 686

En las filas de Cristo la guerra es tenaz


luchando en contra del mal,
mas, sin miedo a Satán, ataquemos con fe
a la hueste maligna infernal.

Con Cristo estoy, sólo con él,


en recia lucha seré fiel;
do va Jesús yo seguiré,
seguro permaneceré.

A los pobres esclavos que lejos de Dios


el cruel enemigo llevó,
anunciemos con fe, que el poder de Jesús
los libera de la esclavitud.

Nuestra guerra es tenaz, no podemos cejar,


Jesús nos dará su poder;
y aunque ruda es la lid, si confiamos en Dios
al maligno podremos vencer.

433
379 Mi bemol - NTB 205
591 Do - NTB 200

Firmes y adelante, huestes de la fe,


sin temor alguno que Jesús nos ve,
Jefe soberano, Cristo al frente va
y la regia enseña tremolando está.

Firmes y adelante huestes de la fe,


sin temor alguno que Jesús nos ve.

Al sagrado nombre del gran Adalid,


tiembla el enemigo y huye de la lid,
nuestra es la victoria, dad a Dios loor,
y óigalo el averno, lleno de pavor.

Muévase potente la Iglesia de Dios,


De los ya gloriosos vamos hoy en pos,
somos sólo un cuerpo y uno es el Señor,
una la esperanza y uno nuestro amor.

Tronos y coronas pueden perecer,


de Jesús la Iglesia siempre habrá de ser,
nada en contra suya prevalecerá,
porque la promesa nunca faltará.

434
184 Mi bemol - NTB 799

Guerreros fieles somos de Dios y la verdad,


queremos proclamar virtud y santidad,
servir a nuestro Salvador es nuestro noble fin,
salgamos valerosos, pues ya suena el clarín.

¡Sin vacilar marchad,


soldados de Jesús!,
y por la cruz luchad
armados de virtud,
sin descansar corred
las almas a salvar,
los perdidos en maldad
al Salvador llevad.
Las almas por millones sin Dios ni salvación,
no piensan escapar de eterna perdición;
no saben que Jesús murió y salva de. maldad,
que a todos puede rescatar y darles libertad.

Las huestes enemigas en orden ya se ven,


la tropa infernal mandada por Satán.
¡Valor, pues hemos de vencer, Jesús con nos está!
Aquel que nunca lid perdió, victoria nos dará.

435
NTB - 485 Fa

Iré, con poder del Señor,


por sendas que él me marcó,
guiado por su santa luz
yo le seguiré sin temor.
Mis pasos él dirigirá,
mi necesidad suplirá,
y hasta llegar al final
mi fe en su amor durará.

//"Iré, iré con poder,


iré con poder del Señor"//.

Iré, con poder del Señor


a donde me quiera mandar;
el gozo que él sabe dar
renueva en mí el vigor.
De males me protegerá,
mi alma de amor llenará,
confiado podré caminar,
su brazo me ayudará.

Iré, con poder del Señor


a esclavos del mal libertar;
su gracia mi escudo será
y me llenará de valor.
Por Cristo yo combatiré
y contra el mal lucharé,
yo proclamaré su verdad
y fiel a su causa seré.

436
386 Sol - NTB 542
466 Mi bemol (Coro: 2 líneas) - NTB 548

La voz oíd del cántico guerrero,


el grato son resuena por doquier,
sagrada voz, que por el mundo lleva
la salvación a todo humano ser.
Bravos soldados, siervos de Dios,
//¡siempre adelante!, seguid de Cristo en pos!//

Que sin cesar se escuche nuestro canto,


pues salvación anuncia al pecador,
y que la paz proclame y el consuelo
a los que están sumidos en dolor.

A los que van par sendas de pecado


hacedles ver su triste condición
y que, con fe y arrepentidos, busquen
la santa luz, la vida y el perdón.

Ha de venir aquel hermoso día


en que Jesús nos lleve al santo hogar,
con él, allí, felices viviremos
donde el dolor jamás podrá llegar.

437
SB - 97 Do
NTB -763 Do

Mandato es del Señor que su Evangelio


sea llevado por doquier.
Es hoy tan verdadero cual lo fuera
a proclamar el Salvador.
Vayamos, pues, a combatir el mal
doquiera muestre su poder,
a luchar por el bien, sostenidos por Jesús,
cantando su loor.

Voy marchando con sangre y fuego,


hasta el fin de la tierra iré,
cantaré de Cristo su fiel lema de amor
porque él me ama a mí.

A tierra y mar Jesús manda en busca


del perdido pecador
en tanto fluya de la cruz la sangre que
nos limpia de maldad.
Unidos marcharemos y confiados
solamente en el Señor,
lucharemos por él a la sombra protectora
de su majestad.

Estoy a vuestro lado es la promesa


siempre fiel del Salvador,
y así la lucha no podrá más hacer
temblar el corazón,
E1 mundo entero escuchará las notas
del mensaje redentor,
y el Señor ha de ser bendecido por su eterna
y grande salvación.

438
272 Sol - NTB 367
642 Mi bemol - NTB 381

Mensajeros del Maestro,


anunciad al corazón
la gloriosa buena nueva
de Jesús y su perdón.

Mensajeros del Maestro,


vuestra voz haced oír,
y los hombres que la escuchen
vida puedan recibir.

En las cimas de los montes,


en los valles y en el mar,
por doquier el Evangelio
siempre hay que proclamar.

A los antros del pecado


y en los sitios de aflicción,
las alegres nuevas vayan
a llevar consolación.

Anunciad a los cautivos


su gloriosa libertad;
al cansado y al caído
buenas nuevas proclamad.

439
235 Si bemol - NTB 781
237 Sol - NTB 339

¡Oh!, Señor, ven, salva al mundo con tu poder;


oye nuestro humilde ruego, danos poder,
haz que nada nos espante,
que luchemos con pujanza,
danos fe, perseverancia, danos poder.

En la lucha venceremos con tu poder,


ven Señor, y a tus soldados, danos poder
para proclamar las nuevas,
para dar la gran noticia
de tu amor y tu justicia, danos poder.

Miles dejan el pecado con tu poder,


pues tu espíritu divino les da poder;
ven, y nuestras almas llena
con el fuego sacrosanto,
ven, Señor, rogamos tanto, danos poder.

440
414 La bemol - NTB 802

¡Oh!, soldados de la cruz, salgamos a la guerra,


sin temor rendid loor a Cristo rey divino;
no podemos descansar, miles pereciendo están,
avanzad sin vacilar y dad a Cristo gloria.

//¡Adelante, todos a la lid, a la lid!//


Luchad con gran denuedo, por nuestro Jesucristo,
de Satán las fuerzas derrotad.
Gloria sea a nuestro Redentor,
alabanzas dad en su honor;
gloria, honra y victoria
para nuestro Salvador.

Las legiones de maldad de tretas mil se valen


para destruir el bien, pues nuestro mal desean,
¡oh!, soldados, avanzad contra la iniquidad,
pecadores rescatad y dad a Cristo gloria.

Cuando estéis en ruda lid y cedan vuestras fuerzas,


si sugiere Satanás que estáis par él vencidos,
un esfuerzo más haced, con Jesús perseverad,
sed valientes y pelead y dad a Cristo gloria.

441
698 Do - NTB 628

Por doquiera id y proclamad


gratas nuevas del amor de Dios,
a los pecadores predicad
que la salvación les da Jesús.
Pregonad que el padre Dios nos dio
de la Biblia sin igual el don;
sea vuestro santo lema:
en Cristo hay perdón.

Del Niñito santo que nació en Belén


para nuestro bien,
la sagrada historia de su gran bondad
sin cesar contad.
Con palabras y hechos siempre anunciad
que él da salvación;
a los hombres decid, sin temor repetid:
en Cristo hay perdón.

Con marciales cantos anunciad,


Cristo del maligno es vencedor,
a los hombres todos recordad
que Jesús da vida y salud.
Dadlo al mundo entero a conocer,
en el aire libre y el salón,
sea vuestro santo lema:
en Cristo hay perdón.

442
476 La bemol - NTB 753

Por Jesús, sin cesar, lucharemos


contra todas las huestes del mal
y las almas a Dios guiaremos,
quien ofrece la dicha inmortal.

Fieles soldados somos de Cristo,


fieles queremos siempre seguir;
vendrá el día en que nos podamos reunir
con nuestro divino rey, Jesucristo.

A las almas queremos llevarles


el mensaje de 1a salvación,
del pecado y la muerte librarles,
anunciándoles vida y perdón.

Aunque sea difícil la lucha,


y aunque el diablo se oponga tenaz,
por la fe seguiremos la marcha
y jamás volveremos atrás.

Cuando venga el momento solemne,


cuando llegue el gran día final,
ante Dios, victoriosos iremos
a gozar de la gloria inmortal.

443
ST 37 Mi bemol

Sal a sembrar, sembrador de paz,


sigue las huellas del buen Jesús;
muy ricos frutos tendrás si, fiel,
sigues la senda de paz y luz.

Ve, ve, ve sembrador,


ve, ve, ve a sembrar;
habla doquiera del Señor
y de su santa paz.

Vasto es el campo, sal a sembrar,


siembra el terreno que Dios te da;
si vas confiando tan sólo en Dios,
él tus esfuerzos coronará.

No desperdicies el tiempo, ve,


siembra semilla doquiera vas;
semilla eterna que dé su mies,
rica semilla que no es fugaz.

Dios lo ha mandado, sal a sembrar


nuevas de vida, de amor y paz;
tal vez te cueste dolores mil,
mas en los cielos tendrás solaz.

444
ST I7 Do
334 Mi bemol

Seguid al Maestro, no importa sufrir,


aunque haya enemigos y luchas sin fin,
si oscura es la senda, con fe avanzad,
siguiendo al Maestro, victoria alcanzad.

Proseguid, siempre adelante,


os protege vuestro Dios;
a las órdenes de Cristo,
quien os guía con su santa voz.

Seguid al Maestro por todo lugar,


lo mismo en peligros que en la oscuridad,
si estrecha es la senda, seguid sin temor,
su rostro glorioso os da resplandor.

Seguid al Maestro, sin más vacilar,


sus órdenes todas cumplid sin tardar;
estad siempre alerta, cual hijos de luz,
y grandes victorias tendréis con Jesús.

445
ST 38 Mi bemol

Sin cesar llevaré a las naciones


el mensaje de salvación,
de Cristo la historia sublime,
//historia de redención.//

Que disipa las nieblas todas,


pues imparte divina luz,
el reino santo así vendrá
de nuestro Señor Jesús.

Cantaré, cantaré a las naciones


las canciones de paz y amor,
un himno de amor sacrosanto
//que salva al pecador.//

Llevaré, llevaré a las naciones


la divina nueva de paz,
que Dios les ofrece la vida,
//eterno y feliz solaz. //

De Jesús hablaré a las naciones,


del poder que me redimió,
poder tan glorioso y divino
//que mi alma regeneró. //
EL SOLDADO SALVACIONISTA
ENro.lamiento de Soldados

446
463 La bemol - NTB 651

Cual los hombres de valor


que lucharon sin temor
hasta ganarse la corona,
quiero yo también luchar
y constante trabajar
hasta que alcance la corona.

Jamás en la lucha habré de ceder,


seré buen soldado y habré de vencer,
y que, par doquiera voy
todos sepan que yo soy
soldado fiel de Jesucristo.

Con la cota de la fe
yo mi pecho cubriré
y blandiré la santa espada;
con tesón y con ardor
lucharé por mi Señor
y por la causa tan sagrada.

Vamos todos a la lid,


con Jesús por adalid,
él nos conduce a la victoria;
su poder nos sostendrá,
nuestros pasos guiará
hasta que entremos a la gloria.

447
ST 29 La bemol

Hasta morir prometemos ser fieles,


hasta la muerte serás nuestro Rey;
bajo tu enseña, Señor, hoy nos llamas
a darlo todo luchando con fe.

Hasta morir por Cristo lucharemos,


hasta morir nuestro lema será:
"Sangre y Fuego" y no cesaremos,
hasta morir salvación proclamar.

Por ti, Jesús, es hermosa la vida,


nuestro sendero inundas de luz;
por eso el alma seguirte quisiera
hasta la muerte, llevando la cruz.
Hasta la muerte, ¡oh!, Cristo, deseamos
bajo tus leyes vivir y servir,
que por nosotros, cual manso cordero,
pronto estuviste el martirio a sufrir.

Venga tu Espíritu, pues, a animarnos,


venga su fuego el alma a inflamar;
por tu poder y tu gracia podremos
sobre la muerte victoria ganar.

448
486 NTB

Ya libre del yugo maligno,


con gracia y poder celestial,
prometo luchar cual soldado
que extiende el reino de amor.

A Cristo seré siempre fiel,


la cruz, la bandera amaré,
iré dondequiera me guíe;
por él hasta el fin lucharé.

No reina en mí ya el pecado,
Jesús es mi dueño y señor,
y junto a la cruz y a mi enseña
deseo luchar con fervor.

Señor, he de ser tu soldado,


sin miedo a sufrir o morir,
luchando con fe a tu lado
laurel inmortal ganaré.

449
54 La bemol- NTB 138
762 Re bemol - NTB 68
101 Do - NTB 81

Yo soy soldado de Jesús


y siervo del Señor,
no temeré llevar la cruz,
sufriendo por su amor.

Por mi Señor yo hablaré,


confesaré mi fe,
su espíritu me ayudará
y testificaré.

Lucharon otros por la fe,


cobarde no he de ser;
por mi Señor yo pelearé
confiando en su poder.

Es menester que sea fiel,


que nunca vuelva atrás,
que siga siempre en pos de él,
su gracia tengo ya.
EL SOLDADO SALVACIONISTA
La Bandera

450
ST 26 - ST 27

Despliegue el soldado su santa bandera


y muéstrela, ufano, del mundo a la faz;
¡soldados valientes!, el triunfo os espera,
seguid vuestra lucha constante y tenaz.

Despliegue el soldado su santa bandera


y luzca en el frente de audaz torreón;
el monte y la villa, la hermosa pradera
contemplen ondeando tan bello pendón.

Despliegue el soldado su santa bandera,


predique a los pueblos el Libro inmortal.
presente a los hombres la luz verdadera
que vierte ese claro, luciente fanal.

Despliegue el soldado su santa bandera


y muéstrese bravo, batiéndose fiel;
supere escollos, destruya barreras,
pues lucha a su lado el divino Emanuel.

451
ST 28 Mi bemol - NTB 718

La bandera tricolor anuncia


del pecado el perdón,
brilla el rojo, azul y amarillo,
símbolos de salvación.

Alzad de "Sangre y Fuego" el pabellón,


más y más, siempre más;
alzad de "Sangre y Fuego" el pabellón,
pues la salvación proclama.

Es emblema el rojo de la sangre


que Jesús por nos vertió,
cuando nuestra culpa vil llevando
en la cruz su vida dio.

El azul la santidad declara,


la cristiana perfección;
la pureza en cuerpo, mente y alma
que de Dios es libre don.

Es enseña el vivo amarillo


del poder pentecostal,
que transforma al débil en valiente,
dando celo espiritual.

Lleva estas sacrosantas señas


nuestro amado pabellón,
pues, hermanos, no temáis alzarlo
con valor y devoción.

452
581 Do - NTB 161

Me invitan otra senda a andar


y abandonar mi cruz,
mezclar escoria terrenal
con oro celestial;
jamás del mundo la ilusión
podráme persuadir,
no dejaré mi pabellón,
prefiero antes morir.

Muy dura, dicen, es la lid,


las fuerzas faltarán,
que mil contrarios yo tendré
y me dominarán;
más no podré abandonar
mi puesto sin sufrir,
no dejaré mi pabellón,
prefiero antes morir.

Cristiano, dicen, puedo ser


y bien servir a Dios,
y entrar al reino celestial
del órgano al compás;
mas la corneta y el tambor
me hacen revivir,
no dejaré mi pabellón,
prefiero antes morir.

La vida pasa muy fugaz,


no puedo esperar;
llamándome del cielo están
a donde iré a gozar;
ya se oye el canto angelical
y escúcholes decir:
no dejes, no, tu pabellón
prefiere antes morir.
LA VIDA VENIDERA

453
364 Mi bemol - NTB 593
697 Mi bemol (sin coro) - NTB 623

A la patria marchamos do moran los santos,


en gozo y gloria y honra inmortal;
y tú, que sin Dios, corres presto a la muerte,
¡oh!, di, ¿quieres ir al Edén celestial?

//¿Quieres ir?, ¿quieres ir?,//


¡oh!, dí, ¿quieres ir al Edén celestial?

En ese país, ni dolor ni gemido


jamás en sus atrios cabida tendrán;
y tú, que te sientes del mal oprimido,
¡oh!, dí, ¿quieres ir al Edén celestial?

Ven, pues, con nosotros, Jesús es la puerta


y franca la entrada a los cielos te da;
al reino de Dios, a la gloria eterna,
¡oh!, dí ¿quieres ir al Edén celestial?

454
Voces de Júbilo – pag. 28 (1954)

Aunque en esta vida no tengo riquezas,


sé que allá en la gloria tengo una mansión.
Cual alma perdida entre las pobrezas,
de mí, Jesucristo, tuvo compasión.

Más allá del sol, más allá del sol,


yo tengo un hogar, hogar, bello hogar,
más allá del sol.

Así por el mundo yo voy caminando,


de pruebas rodeado y de tentación.
Pero a mi lado viene, consolando,
mi bendito Cristo en la turbación.

A los pueblos todos del linaje humano


Cristo quiere darles plena salvación.
También una casa para cada hermano
fue a prepararles a la Santa Sión.

455
176 Sol - NTB 325
178-Sol - NTB 324
Bellas tus moradas son
en el cielo de esplendor,
cuán amables son aquí
en el mundo de dolor;
mi alma suspirando está
por tus atrios, Dios de amor,
siempre ansío allí vivir,
y servirte con fervor.

Cuán felices son, Señor,


los que junto a tu altar
gozan santa comunión,
dulce paz y amor sin par;
cual paloma que su pie
no encontró do reposar,
vuelven y hallan siempre allí
grato alivio y bienestar.

Cuánto ansío, mi Jesús,


ir al cielo donde estás;
siempre en tu presencia estar,
viendo tu gloriosa faz;
por el valle de aflicción
con tu luz me guiarás
hacia tu florido Edén,
a morar en dulce paz.

456
210 Do - NTB 484

Cantamos del mundo dichoso,


con goces que Dios brindará,
del santo país tan hermoso
que Dios, más allá, nos dará.

Cuánta dicha será


morar con los santos allá,
do Jesús es el rey
y nunca el pecado entrará.

Cantamos del día esplendente


que en ese país brillará,
de Cristo, el Cordero inocente,
que eterno allí reinará

Allá no habrá llanto ni duelo,


ninguna congoja entrará,
la dicha es perfecta en el cielo
que Dios, más allá, nos dará.
457
528 La bemol - NTB 580

Cantaré, cantaré del eterno país,


del hermoso y esplendente jardín,
donde vivirá el alma feliz
por todos los siglos sin fin.

¡Oh, la patria del alma!, ya en sueños se ven


esos muros del hogar celestial
y parece cerca el bello Edén,
radiante de luz sin igual.

Y el árbol de vida florece allá


donde corren puras aguas de amor,
pues jamás habrá en la santa ciudad
ni muerte ni amargo dolor.

¡Oh!, cuán grato será en el santo país,


terminadas nuestras luchas aquí,
el poder gozar de la vida feliz
que Cristo nos ha de dar allí.

458
429 La bemol - NTB 529

Cuando mis luchas terminen aquí


y ya en los cielos seguro esté,
cuando al Señor vea cerca de mí,
por las edades mi gloria será.

//Esa será gloria sin fin, //


cuando por gracia su faz pueda ver,
esa mi gloria sin fin ha de ser.

Cuando por gracia yo pueda alcanzar


en sus mansiones morada de paz,
y que allí pueda su rostro mirar,
por las edades mi gloria será

Gozo infinito será contemplar


seres amados que vuelvo a encontrar,
y la presencia de Cristo gozar,
por las edades mi gloria será.

459
321 La bemol - NTB 508

Hay un mundo feliz más allá,


donde cantan los santos en luz,
tributando eterno loor
al invicto, glorioso, Jesús.

//En el mundo feliz


moraremos con nuestro Señor. //

Cantaremos allí a Jesús,


al Cordero que nos rescató,
y con sangre vertida en la cruz
el camino al cielo abrió.

En aquel bello mundo feliz,


con los santos daremos honor
al invicto, glorioso, Jesús,
a Jesús, nuestro Rey y Señor.

460
205 Sol - NTB 483

Pensad en que hay un hogar,


en la margen del río de luz,
donde van para siempre a gozar
los salvos por Cristo Jesús.

Más allá, más allá,


pensad en que hay un hogar;
más allá, más allá, más allá,
al lado del río de luz.

Pensad en que amigos tenéis,


de los cuales marchamos en pos,
meditad en que al fin los veréis
allá en el palacio de Dios.

Que mora Jesús, recordad,


donde seres que amamos están,
y en la patria bendita pensad
sin penas, temores ni afán.

461
555 Fa - NTB 47

Tal vez en años que vendrán


o cuando allá con Cristo esté,
por qué pesares tuve aquí,
allí, sí, allí comprenderé.

Confío en Dios, mi guía es él,


y de su mano me asiré;
alabaré a Dios aún,
pues más allá comprenderé.
Aquello que no entendí
allá Dios me revelará,
y lo que fue misterio aquí,
allí, sí, allí comprenderé.

Por qué en el mundo yo perdí


lo que mil veces anhelé,
y mi esperanza débil fue,
allí, sí, allí comprenderé.

462
639 Si bemol - NTB 370

Yo anhelo ver tu rostro,


contemplarte en tu esplendor,
en el cielo donde moras,
¡oh!, Jesús, mi Salvador.
Vagamente ahora veo
por la fe que tú me das,
mas entonces he de verte
en la gloria donde estás.

Cara a cara nos veremos


en el reino del amor
y, en coro, cantaremos
alabanzas al Señor.

¡Oh, qué dicha tan inmensa,


será verte, mi Jesús,
y gozar de tu presencia
con los ángeles de luz!
Cara a cara, ¡ cuán glorioso
es pensar en día tal,
cuando alabarte pueda
con el coro angelical!
NIÑEZ Y JUVENTUD
463
714 La bemol - NTB 698

Brilla cual velita, con clara luz,


pues así lo manda quien la luz nos dio;
brilla cada día como el buen Jesús,
tú en tu rinconcito, en el mío yo.

Brilla para Dios en primer lugar,


él lo siente mucho si nos ve fluctuar;
desde las alturas él nos ve brillar,
tú en tu rinconcito, en el mío yo.

Si en el mundo brillas harás mermar


cuanto vil pecado allí se ve reinar,
hambre, mal y llanto; pues hay que brillar,
tú en tu rinconcito. en el mío yo.

464
620 Mi bemol - NTB 304

Cristo me ama, bien lo sé;


su palabra me hace ver
que los niños son de él,
porque es su amigo fiel.

///Cristo me ama,///
la Biblia dice así.

Cristo me ama, pues murió


y el cielo me abrió;
él mis pasos guiará
y a su hogar me llevará.

Cristo me ama, es verdad,


y me cuida en su bondad;
cuando muera, si soy fiel,
a la gloria iré con él.

465
688 Sol - NTB 350

Cristo quiere que yo brille


mientras que viva acá,
y que le complazca siempre
en clase, juego, hogar.

¡Brillando! ¡Brillando!
Cristo quiere que yo brille,
¡Brillando! ¡Brillando!
Yo brillaré para él.

Quiere que sea amable


con cuantos llegue a ver,
para que vean qué alegres
sus niños pueden ser.

Pediré a Jesucristo
un limpio corazón;
imitaré su dulzura
brillando para él.

466
ST 51 Re bemol

Cuando leo en la Biblia como llama Jesús


y bendice a los niños con amor,
yo también quisiera estar
y con ellos descansar
en los brazos de mi buen Salvador.

Ver quisiera sus manos sobre mí reposar,


cariñosos abrazos de él sentir,
su mirada disfrutar,
sus palabras escuchar,
"A los niños dejad venir a mí"

Mas aún, a su estrado puedo ir en oración


y también de su amor participar,
pues si aquí buscarle sé,
le veré y le oiré
en el reino que él fue a preparar.

Muchos hay que no saben de aquella mansión


do Jesús nos invita a vivir;
yo quisiérales mostrar
que para ellos hay lugar
en el reino do les convida a ir.

467
65 Do - 82 La bemol
NTB 96/72

Del trono santo en derredor,


los niños siempre están,
y en gloria, con el Salvador,
loores ya le dan.

Cantan: ¡gloria, gloria!,


aleluya, al Santo Dios!
¿Por qué al mundo superior.
a la ciudad sin par,
do todo es gozo, paz y amor,
han podido llegar?

Porque Jesús su vida dio,


salvándolos así:
por sangre pura que él vertió,
pudieron ir allí.

468
473 Sol - NTB 527

Gozo la Santa Palabra leer,


cosas preciosas allí puedo ver
y, sobre todo, que el gran Redentor
es de los niños el tierno pastor.

Con alegría yo cantaré,


al Redentor, tierno pastor,
que en el Calvario por mí murió,
sí, sí, por mí murió.

Cristo me ama, pues su vida dio


por mi salud, y de niños habló:
Dejad los niños que vengan a mi,
para salvarlos mi sangre vertí.

Al que pregunte que cómo lo sé,


busca a Jesús, pecador, le diré;
por su Palabra, que tienes aquí,
sabe y siente que te ama a ti.

469
703 La bemol - NTB 635

Honra al niño de valor,


pronto a obedecer
el mandato del Señor,
lo mismo que Daniel.

A Daniel imita,
y en tu niñez
muéstrate resuelto y firme,
aunque solo estés.

Muchos yacen sin valor,


que pudieran ser
héroes de su Señor
lo mismo que Daniel.
Lucha en nombre del Señor
sin desfallecer;
en la lucha vencedor
serás cual fue Daniel.

470
352 Mi bemol - NTB 578

Jesucristo ha venido en busca de joyas;


todo niño redimido su joya será.

Como estrellas que brillan


son los niños que le aman,
son tesoros que luce su Rey y Señor.

Tiene Cristo en su corona brillantes valiosos,


cada joya que le adorna con sangre compró.

El recibe por tesoros los niños amantes


y en su seno los pequeños abriga Jesús.

Tanto niños como niñas que acuden a Cristo


son las joyas elegidas, preciosas a él.

471
183 Si bemol - NTB 264

Jesús te necesita, cristiana juventud,


tu fuerza solicita, tu celo y tu virtud;
la frente, pues, levanta y empuña con valor
la enseña sacrosanta de Cristo, tu Señor.

A noble lucha llama Jesús, tu Salvador,


levántate y proclama los dones de su amor;
si siembra desalientos el mundo con su voz,
¡anímate, sé fuerte, que va contigo Dios!

472
181 Mi bemol - NTB 235
ST 64 Si bemol

Niño, en todo tu hablar,


¡dí la verdad!
Al jugar o trabajar,
¡di la verdad!
Ten por norma ser veraz,
cueste menos, cueste más,
Dios lo manda, y esto haz,
¡dí la verdad!
Si en algo has hecho mal,
dí la verdad!
Obtendrás victoria real,
¡ dí la verdad!
El hablar engañador,
suma al mal otro mayor;
sé, pues, fuerte, y sin temor,
¡dí la verdad!

473
102 Sol - NTB 118

Pequeño niño, sí, yo soy,


muy débil en poder;
¡oh!, Dios, a ti mi ser te doy;
feliz yo anhelo ser.

¡Oh!, toma tú mi corazón,


mi todo a ti te doy,
y por la fe recibo tu don,
por ti salvado soy.

Tú fuiste niño, cual yo soy,


amante y buen Jesús;
tu sangre salva, al cielo voy
a estar en santa luz.

Si muchos años tú me das


y llegue a gran edad,
ayúdame a amarte más
y hacer tu voluntad.

474
379 Mi bemol – NTB 205
381 Fa – NTB 203
383 sol – NTB 207

Si a Jesús acudo, me bendecirá


y de mi tristeza me consolará,
si a Jesús acudo, me dirá que sí,
pues tomó mis culpas y murió por mi.

Si a Jesús acudo me bendecirá,


como a todo niño que a su lado va.

Si a Jesús acudo, apoyado en él,


he de ir al santo, célico vergel;
y con vestiduras blancas como luz,
estaré por siempre ante mi Jesús.
475

200 Fa - NTB 266

Si bien soy pequeñuelo,


me mira el santo Dios,
y escucha desde el cielo
mi humilde y tierna voz.

Yo amo a Jesucristo,
servirle es mi placer,
por eso siempre quiero
su voz obedecer.

Me mira desde el cielo,


mi nombre sabe, sí,
y cuanto pienso y siento
conoce él allí.

El sabe a cada instante


lo que hago, bien o mal,
pues todo está delante
de su ojo paternal.

476
147 Mi bemol - NTB 283
612 Re- NTB 275

Tierno Salvador Jesús,


compadécete de mí,
y niñito, como soy,
¡oh!, recíbeme aquí.

A tu lado quiero estar,


es mi anhelo, buen Señor,
dame, ruégote, un lugar
en el reino de tu amor.

¡Oh!, Cordero de mi Dios,


puro, santo, todo bien,
mi modelo celestial,
fuiste niño tú también.

Como tú quisiera ser,


dame un limpio corazón,
tierno, humilde, puro y fiel,
dedicado a la oración.
OCASIONES ESPECIALES
Abnegación

477
85 Mi bemol - NTB 75
54 La bemol - NTB 138

De mí una ofrenda pides tú,


divino Salvador,
tu voluntad con gozo haré,
vencido por tu amor.

Tú no contemplas mi valer,
te doy mi corazón;
no tengo mucho que ofrecer
sino mi abnegación.

Hiciste tanto por mi bien,


¿qué puedo hacer por ti?,
trabajaré con todo amor
y abnegación aquí.

Mi parte haré, Señor Jesús,


con fe y devoción,
mi humilde ofrenda te traeré,
¡oh!, dame bendición.

En este esfuerzo yo seré


constante, fiel, leal,
pues sé que sirvo a mi Señor
y Padre celestial.
OCASIONES ESPECALES
AÑO NUEVO

478
383 Sol bemol - NTB 207
591 Do - NTB 200

Al umbral del año, Cristo, Salvador,


todos te ofrecemos cantos de amor,
por tus bendiciones recibidas ya,
¡cuántas alabanzas te debemos dar!

Oye nuestro canto, Cristo, Salvador,


gracias infinitas por tu gran amor.

Todas nuestras faltas tú conoces bien,


todos los fracasos viste, tú, también.
Redentor amante, cada corazón
limpia con tu sangre, danos tu perdón.

Salvador divino, que conoces ya


lo que nos espera en el mundo acá,
toma nuestra mano, danos tu poder
hasta que tu rostro nos permitas ver.

479
296 Mi bemol - NTB 408
650 Sol - NTB 430

¡Dios eterno!, en tu presencia


nuestros siglos horas son,
y un segundo, la existencia
de la actual generación;
mas el hombre que a tu lado
quiere ya volar, por fe,
en su curso prolongado,
lento el tiempo siempre ve.

Otro año ha fenecido,


que la vida ya acortó,
y el descanso apetecido
algo más se aproximó.
Gracias mil por tus favores
hoy tus hijos, Dios, te dan,
ya que todo tú lo puedes,
por tu amor nos sostendrás.

Tú proteges las familias,


visitando cada hogar;
¡oh, Señor!, si nos auxilias,
¿qué nos puede aquí faltar?
Por doquier que te ame el hombre
y te sirva haciendo el bien,
sea, Dios, tu santo nombre
ensalzado siempre, amén.

480
92 La bemol- NTB 143
569 La bemol - NTB 125

¡Oh, nuestro Padre!, ¡nuestro Dios!


que guías al mortal;
el año nuevo a ti, Señor,
queremos consagrar.

El cielo, el orbe, el hombre están


diciendo tu bondad;
la vida, el tiempo pasarán,
según tu voluntad.

Haznos sentir la vanidad


de cuanto existe aquí;
grandezas, bienes, potestad,
perecerán al fin.

¡Oh, Dios!, pedimos que nos des


en tu servicio ardor,
firme esperanza, viva fe
y más ardiente amor.
OCASIONES ESPECALES
BIENVENIDA

481
498 Mi bemol- NTB 768

Bienvenido hoy aquí


te decimos con fervor,
nuestras manos con amor estrechamos;
se contenta el corazón
ensanchándose de amor,
todos juntos, al Señor, gracias damos.

¡Bienvenido, bienvenido!
los soldados que hay aquí
nos gozamos en decir:
bienvenido, bienvenido,
al tenerte hoy aquí, ¡bienvenido!

Hasta aquí Dios te ayudó,


ni un momento te dejó
y a nosotros te envió,
¡bienvenido!
el Señor te acompañó,
su presencia te amparó,
del peligro te guardó, ¡bienvenido !

Con su tierna compasión,


Dios nos dio consolación,
contestó nuestra oración,
te ha traído;
esta alegre reunión,
que rebosa animación,
canta hoy el dulce son, ¡bienvenido!
OCASIONES ESPECALES
COSECHA

482
610 Si bemol - NTB 269

Aramos nuestros campos,


sembramos por doquier;
mas Dios es el que riega
y el crecimiento da;
la lluvia él envía,
que ayuda al sembrador,
el viento y el rocío,
el frío y el calor.

Cada don perfecto


proviene del Señor,
pues démosle las gracias hoy
por todo su amor.

De todo cuanto existe


es Dios el creador;
la hermosa florecilla,
la estrella y su fulgor.
Las aves alimenta,
domina el vendaval;
aún más, a los humanos
da el cotidiano pan.

¡Oh, Dios!, te agradecemos


tu gran fidelidad,
la siembra y la cosecha,
la vida y la salud;
en cambio te ofrecemos
por toda tu bondad,
de nuestros corazones
sincera lealtad.

483
454 Do - NTB 624

La semilla santa del amor sembramos,


la simiente santa del divino amor,
dondequiera vamos, dondequiera estemos,
hemos de sembrarla en nombre del Señor.

//Se cosechará, se cosechará,


lo que se sembrare se cosechará. //

Listos ved los campos para ser sembrados


de semilla santa, de luz y verdad,
Dios dará el rocío, lleno de cuidados,
dando a esos campos gran fertilidad

Pocos hay que quieren dar la vida entera


a labor tan santa, tanto trabajar,
pero el que es prudente y sembrare bienes,
grandes son las mieses que ha de cosechar.

Cuando venga el día de la gran cosecha,


cuando nuestros frutos hemos de llevar,
ante el que nos llama, y no nos desecha,
grandes galardones él nos ha de dar.

484
737 Do - NTB 795

Ved que acercándose el día está


cuando el Señor en su gloria vendrá
a recoger en su alfolí
lo que sembramos en tanto aquí;
//su fruto recogerá. //

Vamos sembrando con vivo amor,


dulces palabras de nuestro Señor;
siempre obrando con celo y fe,
para que buena cosecha nos dé.

Entre las zarzas podrá caer


cierta semilla, y no florecer;
mas el Señor a segar vendrá;
y su buen fruto recogerá;
//su fruto recogerá. //

Muy largo tiempo podrá pasar


antes de ver la semilla brotar;
mas ciertamente el Señor vendrá,
y su buen fruto recogerá;
//su fruto recogerá. //

En todo tiempo sin desmayar


vamos sembrando y orando a la par;
pues prestamente el Señor vendrá,
y su buen fruto recogerá;
//su fruto recogerá. //
OCASIONES ESPECIALES
Dedicaciones

485
325 La bemol - NTB 519
673 Sol - NTB 522

Con rebosante corazón, Señor,


nos acercamos hoy ante tu altar,
con reverencia y sincero amor
este niñito hemos de ofrendar.

Con fe sincera creemos, Salvador,


que esta vida tú recibirás
y su alma tierna siempre, por tu amor,
del mundo y de maldad la guardarás.

486
277 La bemol - NTB 394

Dios bendito, Padre eterno,


haznos tu favor sentir,
a los padres dales gracia
tu palabra para oír.

Oye pues, ¡oh!, Señor,


nuestra humilde petición;
gracia, luz, protección,
a este pequeñuelo da.

A esta madre le confiaste


la criatura que hoy te da;
este don maravilloso
nos demuestra tu bondad.

E1 tesoro que te ofrecen


tú lo aceptas, Salvador;
a los padres, pues ayuda
a vivir en tu favor.

Nuestra súplica es ferviente:


que dirijas sin cesar
a los padres y a este niño,
que tu ley puedan amar.

Dedicando a este niño,


te queremos demostrar
gratitud por tus mercedes,
¡oh, bendice este hogar!
487
266 Re - NTB 396
789 La bemol-NTB 444

¡Oh, Señor!, a nuestros hijos


cuida con tu tierno amor,
del pecado de este mundo
¡oh!, protégelos, Señor.

Haz que hallen nuestros hijos


en servirte su placer,
que no teman sacrificios
al cumplir con el deber.

Tuyos sean nuestros hijos


hoy y por la eternidad;
haz que vivan revestidos
de pureza y santidad.

488
189 Mi bemol - NTB 246

Señor Jesús, Maestro,


por cada bendición
a ti damos la gloria
con gozo y con unción.
El don de vida eterna
que Dios con gran amor
a todo el mundo ofrece
concédenos, Señor.

Familia, amigos, vida,


nos diste, oh Señor,
y este hermoso niño
es prueba de tu amor.
Ante ti lo traemos,
dale tu bendición,
humildes te rogamos
tu gracia y protección.

A sus padres inspira


paciencia y saber
y que siempre unidos
ejemplos puedan ser.
Y si el sol se oculta
o viene cruel dolor,
que en tus tiernos brazos
olviden el temor.

Señor, si cada día


tú a su lado vas,
ayudarán a otros
a conocer tu paz
Que su anhelo sea
hacer tu voluntad,
como familia unida
reflejen tu bondad.

489
9 Sol - NTB 44
549 Mi bemol - NTB 33

Te dedicamos, ¡oh, Señor!,


a este niño para ti,
y con tu gracia y tu favor,
él te podrá servir aquí.

Tu Espíritu le dé poder,
le enseñe a amar tu santa ley,
le dé virtud y pueda ser
cordero de tu santa grey.

También nosotros, nuestro Dios,


aquí queremos renovar
los votos de fidelidad
que hemos hecho ante tu altar.
OCASIONES ESPECIALES
Despedida

465
472 Re bemol - NTB 506

¡Dios os guarde en su santo amor!,


hasta el día en que lleguemos
a la patria, do veremos
los salvados por su santo amor.

En fraterno amor nos veremos


a los pies de nuestro Salvador,
para nunca más separarnos,
vinculados por el buen Pastor.

¡Dios os guarde en su santo amor!,


en la senda peligrosa
de esta vida tempestuosa
os conserve en paz y sin temor.

¡Dios os guarde en su santo amor!,


que os conduzca su bandera
y os dé, en gran manera,
los solaces de su tierno amor.
OCASIONES ESPECIALES
Edificios

491
210 Do - NTB 484

Del cielo, clemente, benigno,


supremo, divino Hacedor,
al mundo amaste al extremo
de dar a Jesús, Redentor.

Esta casa, Señor


conságrala, ¡oh, Salvador!,
a la obra inmortal
de dar tu mensaje de amor.

Al trono glorioso acudimos,


confiando nos quieras oír;
pedimos bendigas las obras
que hoy se inauguran aquí.

La casa que a ti te ofrecemos


con tierno cariño filial,
destines por siempre al trabajo
de dar la verdad celestial.

492
266 Re - NTB 396

Este templo dedicamos


a tu gloria, ¡oh, Señor! ,
para el culto que tus hijos
te tributan con amor.

De las manos es hechura,


expresión de nuestra fe,
es tributo que te ofrendan
los creyentes, Padre fiel.

Por tu gracia, Dios eterno,


gran artífice y señor,
este humilde altar bendice
con tu Espíritu de amor.

Brille siempre en este templo


el fulgor del Sinaí,
y que el alma arrepentida
nueva vida encuentre en ti.
493
4 Mi bemol - NTB 17

Hoy a tu gloria, eterno Dios,


queremos esta casa abrir;
deja en ella oír tu voz,
error y males discernir.

Para buscar tu rostro aquí


tu pueblo siempre a ti vendrá;
Dios, oye en tu mansión allí,
tu compasión nos cubrirá.

La buena nueva anunciarán


aquí heraldos de la cruz,
así los hombres creerán
que salvación hay en Jesús
OCASIONES ESPECALES
Enfermeras

494
789 La bemol

¡Oh, Señor!, como enfermera


yo te entrego mi saber;
quiero ayudar a otros
y aliviar su padecer;
da a mis manos la ternura
de tu toque sanador,
que realice mis tareas
con presteza y con valor.

¡Toca, tú, Señor mi vida!


llénala de compasión,
tus palabras en mi boca
traigan paz, consolación;
reverente y gozosa,
cuerpo y alma y mente doy
en un pacto, permanente,
por tu gracia, Salvador.

¡Oh, Señor!, que tu belleza


se refleje siempre en mí,
que de amor la medicina
lleve a otros hacia ti;
dame gracia y ternura,
y paciencia y mucho amor,
que con tu misericordia
mitigar pueda, el dolor.
OCASIONES ESPECIALES
Enlaces

495
189 Mi bemol - NTB 246
191 Re - NTB 249
607 Fa - NTB 260

Como el primer enlace que se efectuó en Edén,


ven, ¡oh! Señor, bendice las nupcias de hoy también.
Pon tu divino sello, Señor, sobre esta unión,
sus manos al unirse reciban santa unción.

Protéjanles tus alas y líbrenles del mal,


y vivan disfrutando tu gracia sin igual,
hasta el bendito día que tengan que dejar
el mundo para irse al eternal hogar.

496
296 Mi bemol - NTB 408
646 Re - NTB 422
291 Mi bemol - NTB 424

¡Oh!, bendice, Dios eterno,


lo que se consagra aquí,
que este paso represente
esperanza firme en ti;
//pon tu sello
sobre esta santa unión//.

A la esposa da tu gracia,
cólmala con tu favor,
con tus dones, por su dote,
guárdala en tu santo amor;
//muy dichosa
haz que pueda siempre ser//.

Sé, tú, guía del esposo,


a sus votos sea fiel,
y que escuche tu consejo,
hasta el fin sé tú con él;
//tu presencia
le ilumine sin cesar//.

Permanece en estas bodas,


cual lo hiciste allá en Caná;
sé, Señor, el huésped digno,
dales celestial maná;
//te pedimos
en tu amor, bendícelos//.
497
189 Mi bemol - NTB 246

¡Oh, nuestro Padre!; ahora


venimos a pedir:
bendigas a los novios
que se unen hoy aquí.
Concédeles, ¡oh, Padre!,
tu celestial favor;
haz que constantes sean
y fieles en su amor.

Y tú, Señor amante,


que fuiste a la cruz
de modo que tu iglesia
gozara eterna luz,
ayúdales, rogamos,
a preparar su hogar,
cual fuera el de Betania,
do puedas tú morar.

Espíritu divino
y fiel Consolador,
en pruebas de la vida,
en goces o aflicción,
que tengan tu potencia
con toda plenitud,
y en santidad de vida
demuestren tu virtud.

498
679 La bemol - NTB 543

Padre y eterno Dios, humildemente


nos inclinamos hoy ante este altar;
tú, que trasciendes el entendimiento,
une a estas almas con tu amor sin par.

Tú, de la vida inspirador supremo,


sella este pacto con tu bendición;
y en tus promesas y en tu compañía
vivan tus hijos sin ningún temor.

Ante las pruebas dales valentía


y aquella fe que vence al vendaval;
sea la luz de cada nuevo día
aurora plena de felicidad.

Padre, que en este hogar, que hoy se forma,


arda inefable el fuego de tu amor;
que cual altar, por ti santificado,
fiel se consagre al reino del Señor.
OCASIONES ESPECIALES
Hogar

499
505 La bemol - NTB 237

En la Liga del Hogar reina puro amor


y queremos trabajar para el Salvador,
con constancia y con tesón, con valor y abnegación,
y con fe y consagración, en adoración.

Trabajar y orar
y la Liga del Hogar
ha de prosperar.

En la Liga del Hogar hay felicidad


y queremos fomentar la fraternidad,
alegría celestial y alborozo espiritual,
y la lucha contra el mal y la oscuridad.

En la Liga del Hogar Dios nos sostendrá,


su poder nos ha de dar y nos cuidará;
en dolor o soledad, en pesar o enfermedad,
en viudez, en orfandad nos consolará.

500
ST 72

En mi hogar hay gozo y amor


pues en él siempre moras, ¡oh, Señor!;
qué gozo tan perfecto tú me das,
gozo que sólo tú lo puedes brindar.

En mi hogar, ven, quédate a morar,


pues tu presencia da tranquilidad;
tormentas, tempestad no temeré,
un gran refugio en ti siempre hallaré.

En mi hogar hay celestial solaz


si vientos contrarios soplando van;
sus manos siempre sobre mí están,
en todo tiempo protección nos das.

En mi hogar hay fe, celo y fervor,


fe en el Padre y en el Salvador,
por tanto nada hemos de temer,
Cristo nos da su gracia y poder.
501
339 Mi bemol

Hogar de mis recuerdos


a ti volver anhelo,
no hay sitio bajo el cielo
más dulce que el hogar,
viviera yo en palacios,
corriera el mundo entero,
a todo yo prefiero
mi hogar, mi dulce hogar.

¡Hogar, mi dulce hogar,


no hay sitio bajo el cielo
más dulce que el hogar!

Allí la luz del cielo


desciende más serena,
de mil delicias llena
la dicha del hogar;
allí las horas corren
más breves y gozosas,
allí todas las cosas
recuerdan sin cesar.

Más quiero que placeres


gozar en tierra extraña,
volver a la cabaña
de mi tranquilo hogar;
allí mis pajarillos
me alegran con sus cantos,
allí con mil encantos
está la luz de paz.
OCASIONES ESPECIALES
Liga de Misericordia

502
ST 78 Fa

Lleno se encuentra el mundo


de tal desesperación;
vidas cansadas y tristes,
vidas sin consolación.
Cuánto pesar y amargura
y cuánto llanto y dolor,
cuántos esperan que brille
la luz de amor.

Brilla por donde vayas,


brilla hoy por doquier,
hay tantas almas tristes
a punto de perecer.
Brilla con refulgencia,
Jesús te dará el poder;
brilla con luz divina,
¡no hay tiempo que perder!

A todos los angustiados


muéstrales consolación,
cuenta de Cristo y su gloria,
de Cristo y su compasión.
Diles que él todo lo sabe,
que él tiene tal comprensión
de su amor habla y brille
luz de salvación.
OCASIONES ESPECIALES
Navidad

503
NTB - 103 Re

¡Al mundo paz, nació Jesús!


Nació ya nuestro Rey.
//EI corazón ya tiene luz //
y paz su santa grey,
y paz su santa grey,
y paz, y paz, su santa grey.

¡Al mundo paz, el Salvador


en tierra reinará!
//Ya es feliz el pecador, //
Jesús perdón le da,
Jesús perdón le da,
Jesús, Jesús perdón le da.

Al mundo él gobernará,
con gracia y con poder.
//A las naciones probará //
su amor y su poder,
su amor y su poder,
su amor, su amor, y su poder.

504
681 Fa - NTB 553

Allá en el pesebre, do nace Jesús,


la cuna de paja irradia gran luz;
estrellas lejanas del cielo al mirar
se inclinan gozosas su lumbre a prestar.

Pastores del campo, teniendo temor,


cercados de luz y de gran resplandor,
acuden a prisa buscando a Jesús,
nacido en pesebre, del mundo la luz.

La vaca mugiendo despierta al Señor,


mas no llora el niño pues es puro amor;
¡oh, niño yo te amo!, ven, vive en mi hogar,
si moras conmigo feliz he de estar.

¡Oh, Cristo!, ven, vive conmigo desde hoy,


con alma sincera rogándote estoy;
a todos, ¡oh, Cristo!, nos muestras amor,
nosotros te amamos, también, Salvador.
505
164 Sol - NTB 306

Cual los magos, tras la luz,


de la estrella celestial,
avanzaron sin temor,
que nosotros haz también
te sigamos por la fe,
¡oh, bendita luz de amor!

Que, como ellos, con afán,


no cesaron de buscar
al Mesías celestial,
haz que con sincero amor
te busquemos, ¡oh !, Jesús,
nuestra luz espiritual.

Sus ofrendas a Jesús


ofrecieron , y a los pies
del divino Salvador
se postraron, y con fe
en el santo Niño Rey,
le adoraron con fervor.

Y nosotros, nuestro don


te venimos a traer
con humilde devoción;
¡oh!, recibe, buen Jesús,
esta ofrenda del amor
del sincero corazón.

506
ST 68 Mi bemol (con coro) - NTB 137
63 Sol (sin coro ) - NTB 144

Cuidando estaban el redil


pastores de Belén,
y un ángel del Señor bajó
a darles parabién.

//¡Campanas, repicad! //
//Nos dan placer, santo placer,
¡Oh, repicad! //

En medio de la oscuridad
brilló radiante luz,
y la noticia el ángel dio
del niño rey, Jesús.

A1 verles llenos de pavor


les dijo: No temáis,
las nuevas de gran gozo doy,
que todos hay sepáis.

En la ciudad del rey David,


el Salvador nació;
del cielo es Eterno Rey,
mas pobre aquí bajó.

Allá en Belén le encontraréis,


en un pesebre está,
el santo niño Redentor,
que al mundo salvará.

Después que el ángel dijo así,


la hueste celestial
bellísima canción cantó
en coro sin igual:

A Dios loores sin cesar


en las alturas dad
y, aquí, los hombres tengan paz
y buena voluntad.

507
713 Sol - NTB 693

En los campos se ha escuchado


la canción angelical,
la montaña ha replicado
el mensaje celestial.

¡Gloria, in excelsis Deo!


¡Gloria, in excelsis Deo!

¿Por qué tanto regocijo?,


¿a qué viene tal canción?,
¿qué victoria, qué guerrero
causa tanta conmoción?

Es que anuncian, con gran gozo, que ha nacido el Salvador,


y se extiende el alborozo
por el mundo en derredor.

Acudamos a la aldea
que feliz lo cobijó,
y rindamos homenaje
a quien tanto nos amó.

508
606 Si bemol - NTB 255
689 La bemol - NTB 245
Guiados por la estrella
marchando hacia Belén,
andando van los magos
buscando al Niño Rey.
Con voces armoniosas,
cristianos, hoy cantad,
porque ha nacido el Niño
que nuestro Rey será.

Ya llegan al pesebre,
se postran ante él,
y oro, incienso y mirra
le vienen a ofrecer.
Con voces armoniosas,
cristianos hoy cantad,
llegándoos con ellos
adonde el Niño está.

Nosotros no tenemos
cual ellos qué ofrecer;
¿sin oro y sin perfumes
iremos hasta él?
Iremos, entonando
dulcísima canción,
la vida ofreciendo
al Niño que nació.

509

490 Si bemol - NTB 800


ST 40 Si bemol

¡Noche de paz, noche de amor!,


todo duerme en derredor;
entre los astros que esparcen su luz,
bella, anunciando al niñito Jesús,
brilla la estrella de paz. //

¡Noche de paz, noche de amor!,


oye humilde el fiel pastor
coros celestes que anuncian salud,
gracias y glorias en gran plenitud,
por nuestro buen Redentor. //

¡Noche de paz, noche de amor!,


ved qué bello resplandor
luce en el rostro del niño Jesús,
en el pesebre, del mundo la luz,
astro de eterno fulgor. //
510
579 Sol - NTB 156

¡Oh, aldehuela de Belén!,


afortunada tú,
pues en tus campos brilla hoy
la sempiterna luz.
El Hijo tan deseado
con santa expectación
por toda gente y toda edad,
en ti, Belén, nació.

Allá do el Redentor nació


los ángeles están
velando todos con amor
al Niño sin igual.
Estrellas rutilantes
a Dios la gloria dad,
pues hoy el Cielo nos mostró
su buena voluntad.

¡Oh Santo Niño de Belén!,


desciende con tu amor
y, echando fuera todo mal,
nace en nosotros hoy.
Ningún oído acaso
perciba tu venir,
mas el de humilde corazón
te habrá de recibir.

511
328 Do - NTB 523

¡Oh, despertad, cristianos, despertad!,


el Salvador al mundo descendió;
ángeles mil las nuevas dieron ya,
que el Rey del cielo en Belén nació
¡Nuevas gloriosas de felicidad,
oh, cuánta dicha trae la Navidad!

A los pastores Dios les escogió


para escuchar el cántico de amor;
dióles las nuevas que Jesús bajó
para salvar al mundo pecador.
¡Nuevas gloriosas de felicidad,
oh, cuánta dicha trae la Navidad!

Dios, sus promesas todas por cumplir,


desde los cielos a Jesús envió,
quien los perdidos puede redimir
con la preciosa sangre que vertió.
¡Nuevas gloriosas de felicidad,
oh, cuánta dicha trae la Navidad!

512
ST 50 Do

¡Oh, noche santa!, hermosas las estrellas


del cielo irradian feliz resplandor,
cual si quisieran ser mensajeras bellas
del nacimiento de nuestro Señor.
El mundo en oscuridad yacía
sufriendo del pecado esclavitud;
¡gloria a Dios!, rompió un nuevo día;
¡oh, noche bendita en que nació Jesús!,
¡bendita noche en que nació Jesús!

¡Oh, noche santa!, las huestes celestiales


al mundo cantan de Dios la bondad,
grato mensaje de paz a los mortales
que del pecado Jesús salvará.
Piadosos magos vienen del oriente
guiados por un astro de fulgor;
¡gloria a Dios!, allí ante el pesebre
adoran al Niño con dones de amor,
al Niño ofrecen dones de amor.

¡Oh, noche santa!, nosotros humillados


bajo el ardor de tu nítida luz
y, por la estrella de nuestra fe guiados,
hoy adoramos al niño Jesús.
Le ofrendamos nuestros corazones
con gratitud por su amor sin par,
¡gloria a Dios!, las célicas canciones
resuenan gloriosas por la eternidad,
¡dad gloria a Dios por la eternidad!

513
292 Mi bemol - NTB 421

¡Oh, santísimo, felicísimo,


grato tiempo de Navidad!
Al mundo perdido, Cristo le ha nacido,
¡alegría, alegría, cristiandad!

¡Oh, santísimo, felicísimo,


grato tiempo de Navidad!
Coros celestiales oyen los mortales,
¡alegría, alegría, cristiandad!

¡Oh, santísimo, felicísimo,


grato tiempo de Navidad!
Cantando loores magos y pastores,
¡alegría, alegría, cristiandad!

¡Oh, santísimo, felicísimo,


grato tiempo de Navidad!
Príncipe del cielo, danos tu consuelo,
¡alegría, alegría, cristiandad!

514
180 Sol- NTB 322

¡Oíd un son en alta esfera!:


En los cielos gloria a Dios,
al mortal paz en la tierra
canta la celeste voz.
Con los cielos elevemos
al Eterno Rey loor,
a Jesús, a nuestro bien,
con el coro de Belén.

Canta la celeste voz:


¡En los cielos gloria a Dios!

EI Señor de los señores,


el Ungido celestial,
por salvar los pecadores
vino al seno virginal;
loor al Verbo encarnado,
quien aquí se humanó,
gloria al Santo de Israel,
cuyo nombre es Emanuel.

Príncipe de eterna paz,


gloria a ti, a ti Jesús,
con tu muerte a todos das
el perdón, la vida y luz;
has tu majestad dejado,
por buscar al pecador,
para darnos el vivir,
en la cruz fuiste a morir.

515

706 Mi bemol- NTB 653

¿Sabes qué cantó el coro angelical


en la noche en que Jesús nació?
Fue la dulce armonía celestial
que en el pobre mundo resonó:

¡Oh!, gloria en las alturas,


en la tierra sea paz,
en la tierra paz y buena voluntad.
Gloria en las alturas,
gloria en las alturas,
en la tierra sea paz
y buena voluntad.

¿Sabes lo que oyeron los pastores fieles


que cuidaban sus rebaños allá?
Gozo celestial llenó sus corazones
al oír los ángeles cantar:

¿Sabes tú la historia de los hombres sabios que vinieron desde


lejos a
Belén,
alumbrados por la estrella refulgente
que por clara ruta los guió?

516
731 La bemol - NTB 777

Suenen dulces himnos, gratos al Señor,


y óiganse en concierto universal;
desde el alto cielo baja el Salvador
para beneficio del mortal.

¡Gloria, gloria sea a nuestro Dios!


gloria, sí, cantemos a una voz,
y el cantar de gloria, que se oyó en Belén,
sea nuestro cántico también.

Salte de alegría, lleno el corazón,


la abatida y pobre humanidad,
Dios se compadece viendo su aflicción
y le muestra eterna caridad.

Surja en nuestras almas noble gratitud


hacia el que nos brinda redención,
a Jesús, el Cristo, que nos da salud,
tributemos nuestra adoración.

517
568 Fa - NTB 119
ST 41 Mi bemol

Tú dejaste tu trono y corona por mí


al venir a Belén a nacer;
mas a ti no fue dado el entrar al mesón
y en pesebre te hicieron nacer

Ven a mi corazón, ¡oh, Cristo!,


pues en él hay lugar para ti.
Ven a mi corazón, ¡oh, Cristo!, ven,
pues en él hay lugar para ti

Alabanzas celestes los ángeles dan,


cuando rinden al Verbo loor;
mas humilde viniste a la tierra, Señor,
a dar vida al más vil pecador.

Siempre pueden las zorras sus cuevas tener


y las aves sus nidos también,
mas el Hijo del Hombre no tuvo lugar
en el cual reclinara su sien.

Tú viniste, Señor, con tu gran bendición


para dar libertad y salud,
mas con odio y desprecio te hicieron morir,
aunque vieron tu amor y virtud.

518
681 Fa- NTB 553
ST 69 Fa - NTB 564

Venid, niños, todos, venid sin tardar,


corred al pesebre, en Belén a admirar
del Padre en los cielos el don sin igual,
a él sea la gloria, la paz al mortal.

Ved sobre el pesebre de un pobre portal


lindísimo niño en blanco pañal;
un rayo ilumina su rostro infantil,
en vez de la púrpura, sirve heno vil.

Mirad en su cuna, niñitos, su paz;


José con María contemplan su faz;
orando pastores a su alrededor,
en lo alto mil ángeles cantan loor.

También, niños, con los pastores orad;


con ellos dad gracias, las manos alzad;
al coro celeste las voces unid;
del Padre y del Hijo el amor bendecid.

519
362 La bemol - NTB 552

Venid todos fieles, a Dios ensalzad,


pasemos a ver en la humilde Belén
al tierno niñito que Dios nos envió,
///vengamos, adoremos /// al Rey de Paz.
El Rey de los reyes la gloria dejó
y humilde a la tierra él vino a nacer,
nació en pesebre, sin pompas nació,
///vengamos, adoremos /// al Rey de Paz.

Angélica hueste del cielo bajó


cantando alabanzas al regio Señor,
a Dios sea gloria y paz a los hombres,
///vengamos, adoremos /// al Rey de Paz.

Jesús, hoy nacido, divino Señor,


eternos loores cantámoste a ti,
¡a ti, oh, Jesús, nuestro célico Rey!,
///vengamos, adoremos /// al Rey de Paz.
OCASIONES ESPECIALES
Promoción a la Gloria

520
509 Sol - NTB 853

Cuando el ángel anunciare


que más tiempo ya no habrá,
y se aclare esplendoroso el día final;
cuando todos los salvados
se congreguen ante Dios,
entre ellos yo también tendré lugar.

Cuando el ángel pase lista, ///


al oír mi nombre, yo responderé.

Resucitarán gloriosos
los que han muerto en Jesús,
las delicias de los cielos a gozar,
y triunfantes entrarán
en las mansiones de la luz,
entre ellos yo también tendré lugar.

Trabajemos para Cristo,


anunciando aquí su amor,
mientras dure nuestra vida terrenal
pues, al fin de la jornada,
con los salvos por Jesús
entraremos en la patria celestial.

521
555 Fa - NTB 47

La vida un día acabará,


y no podré, cual hoy, cantar;
mas, ¡oh, qué gozo al despertar
en el palacio de mi Rey!

Y cara a cara le veré


y la historia contaré,
de cómo mi Señor Jesús
me ha redimido en la cruz.

Mi frágil vida cesará,


¿en qué momento?, no lo sé,
mas sé que Cristo tiene ya
morada eterna para mí.

Al declinar el áureo sol


un día, para mi solaz,
oiré decir al Salvador:
fiel siervo, entra en mi paz.

Mi alma espera su llamar,


y hasta entonces velaré;
la puerta eterna abrirá
y en sus mansiones entraré.

522
256 Mi bemol- NTB 398

¿Nos veremos en el río,


cuyas aguas cristalinas,
de pureza y paz divinas
fluyen desde el trono de Dios?

¡Oh ,sí, nos congregaremos


en célica, hermosísima ribera
del río de la vida verdadera,
que nace del trono de Dios!

En las márgenes del río,


cantarán los redimidos
y con ellos rendiremos
alabanzas al buen Redentor.

El vergel, do fluye el río,


de Jesús es la morada;
el mal nunca tiene entrada,
pues allí sólo reina el Señor.

Antes de llegar al río


nuestra carga dejaremos,
libres todos entraremos
por la gracia del buen Salvador.

523
193 Sol - NT8 261

Salvo en los tiernos brazos


de mi Jesús seré,
y en su amoroso pecho
siempre reposaré;
éste es, sin duda, el eco
de celestial canción,
que de inefable gozo
llena mi corazón.

Salvo en los tiernos brazos


de mi Jesús seré,
y en su amoroso pecho
siempre reposaré.

De sus amantes brazos


la gran solicitud
me libra de tristeza,
me libra de inquietud,
y cuando vengan pruebas
fáciles pasarán,
lágrimas si vertiere
pronto se enjugarán.

Y cruzaré la noche
lóbrega, sin temor,
hasta que venga el día
de perennal fulgor.
¡Cuán placentero, entonces,
con él será morar,
y en la mansión de gloria
con mi Jesús reinar!

524
712 Mi bemol

Un amigo para niños,


allá en el cielo está,
amigo que no cambia,
su amor no menguará;
amigos terrenales
el tiempo cambiará,
mas él, por siempre el mismo,
amigo fiel será.

Un lugar hay para niños,


allá en el cielo está,
do Cristo reina en Gloria
y paz y gozo da;
morada semejante
jamás ha habido aquí,
pues todos los niñitos
felices son allí.

La corona para el niño


allá en el cielo está,
y aquel que busca a Cristo
seguro la tendrá;
de gloria es la corona,
de Cristo inmenso don,
a los que en él confían
de todo corazón.
SECCIÓN COROS
SALVACIÓN

Hebreos 10:12
525
L. C. 62 Sol
Acepta hoy a Jesús,
acéptale de verdad,
pues él te ofrece perdón y paz,
acepta hoy a Jesús.

Salmo 147:6
526
L.C. 79 Si bemol - NTB Coro 109
A tu cruz yo vengo, traigo lo que tengo,
y me rindo humilde a tus pies;
quita mi pecado, dame paz y gozo,
y yo siempre fiel te seguiré.

Lucas 12:31
527
Mi bemol
Busca primero el reino de Dios
y su perfecta justicia,
y lo demás añadido será.
iAleluya, aleluya!

Juan 3: 16
528
L.C. 12 Sol
De ese gran manantial
que mi Jesús abrió,
ríos de gracia emanan
de ese gran manantial

Mateo 11:29
529
Fa
De tal manera Dios a este mundo amó,
que a su Hijo dio y él por mí murió;
un día volverá, su gloria he de ver,
¡Admirable es su amor!

Juan 4:14
530
530 Mi bemol – NTB 545 (Coro)
Hay una fuente de divino amor,
donde perdón encuentra el pecador;
es la preciosa fuente carmesí
de la sangre que Jesús
en la cruz, vertió por mí.
Lucas 24:47
531
486 Do – NTB Coro 20
¡Oh, sí, para ti hay perdón!,
¡oh, sí, para ti hay perdón!,
en la cruz padeció Jesucristo,
¡Oh, sí, para ti hay perdón!

2a Corintios 5:21
299

532
Do
Pagó una deuda y no era de él,
no pude yo que fui el deudor,
necesitaba hallar un Salvador.
Nueva canción entono hoy,
"Sublime gracia" mi Jesús,
pagó la deuda que no pude pagar yo.

Mateo 11: 29
533
L.C. 42 Fa
Paz y descanso para toda alma,
brinda Jesús con tierno amor;
dulce consuelo, alegría y calma
hallara quien busque a Cristo el Salvador.

Hechos 4:12
534
Mi bemol
Solamente en Cristo, solamente en él,
la salvación se encuentra en él;
no hay otro nombre dado a los hombres;
solamente en Cristo, solamente en él.

1ra Juan 1: 9
535
631 Re
Ven a mi alma, Cristo mío, tuyo quiero ser,
quita todo mi pecado, dame tu poder.

SANTIFICACIÓN
1a Tesalonises 4:3
536
L.C. 227 Sol
A ti, ¡oh, Cristo!, siempre seguiré,
a ti, ¡oh, Cristo!, fiel yo serviré,
revélame hoy tu voluntad, Señor,
y siempre cumpliréla con amor.

Mateo 5:8
537
Fa
Bienaventurados los de limpio corazón,
bienaventurados los de limpio corazón,
bienaventurados los de limpio corazón
porque ellos verán a Dios.
300

Filipenses 1:20
538
S. F. 64 Sol
Como Cristo anhelo ser,
en hogar y por doquier;
todo el día es mi querer,
siempre ser cual Cristo.

Lucas 18:8
539
L.C. 458 Do
//Cuando él viniere a ti,//
almas salvadas veremos aquí,
cuando el viniere a ti.

Gálatas 5:22
540
NTB Coro 46
Del Espíritu el fruto es paciencia;
del Espíritu el fruto es paz;
el fruto también es benignidad
y gozo continuo habrá.
El don del Espíritu es vida,
salud y esperanza en el dolor;
del Espíritu el don es poder, amor,
amor, poder.

Salmo 90:12
541
L.C. 229 - NTB Coro 32
Días y horas yo te doy,
todo, ¡oh Cristo!, tal cual soy;
toda mi alma y su pasión,
sin reserva o restricción,
todo a ti lo doy, todo a ti lo doy.

Hechos 17:28
542
Mi bemol
Es mi anhelo ser como Cristo,
es mi anhelo ser como él.
de gracia lleno, de amor provisto,
en cada cosa ser cual él.
301

Tito 2:14
543
L.C. 184 Sol
¡Oh Salvador!, ven, purifícame,
dame poder divino, celestial;
todo te doy, a ti yo serviré,
tu gloria sólo aquí yo buscaré.

2a Corintios 5:12
544
Sol
//¡Oh! ven a morar en mí,//
en mi corazón haz tu habitación,
¡oh! ven a morar en mí.

2ª Timoteo 2:19
545
489 Sol - NTB 670 (Coro)
Santo Espíritu de Dios,
sobre mí tu sello pon,
ven, y santifícame, Señor,
pon tu sello en mi alma.

Efesios 3:19
546
Re
Santo Espíritu llena mi vida
pues por Cristo quiero yo brillar.
Santo Espíritu llena mi vida,
úsame las almas a salvar.
///Alabanzas/// ¡doy a Cristo el Rey!
///Alabanzas/// ¡alabanzas doy al Rey!

1ª Pedro 2:21
547
L. C. 245 Sol - NTB Coro 57

///Seguiré do tú me guíes,///
dondequiera fiel te seguiré.

Hechos 17:28
548
NTB Coro 107
Ser como Cristo, mi sólo anhelo es,
en mi pensar y obrar ansío ser cual él.
Ser como Cristo, mi sólo anhelo es,
y con su Espíritu como él seré.
302

Filipenses 1:20
549
La bemol
Ser como Cristo, ser como Cristo,
¡oh! cuánto anhelo ser cual él.
En el camino que lleva al cielo,
anhelo ser tal como es él.

Apocalipsis 7:9-11
550
Mi bemol
Su presencia santa es
y los ángeles proclaman su poder.
Alabemos a Jesucristo,
ante su presencia estamos y santa es.

Mateo 8:3
551
485 Mi bemol – NTB 457 (Coro)
//Tu mano pon sobre mí,//
sin ti, Señor, soy muy débil,
tu mano pon sobre mí.

Tito 3:5
552
L.C. 92 Mi bemol
Vengo a ti, Maestro divino,
vengo a ti con fe, ¡oh!, Señor,
vengo a ti, renueva mi vida,
llena mi alma de tu amor.

2ª Corintios 2:9
553
523 Si bemol
Yo tu voz acataré
y entes pasos andaré,
mándame, ¡oh! Salvador,
303

ORACIÓN

Malaquías 3:10
554
L.C. 181 Sol
Abre las puertas del cielo,
derrama tu Espíritu en mí,
haz que bendiga yo a muchos
sirviéndote fiel siempre aquí.

Oseas 14:5
555
L.C. 240 Sol – NTB Coro 43
//Cristo, Cristo, lirio de los valles,
ven, Señor, florece dentro de mi corazón.//

Mateo 9:30
556
L.C. 119 Si bemol - NTB Coro 81
//¡Cuán real el Calvario es!//
abre mis ojos, Señor, necesito ver
cuán real el Calvario es.

Filipenses 4:19
557
Mi bemol – NTB Coro 86
Dame, oh, Señor, dame, oh, Señor,
lo que he menester;
a ti vengo y tú me esperas
con lo que he menester.

Lucas 11:13
559
L.C. 179 Mi bemol – NTB Coro 105
Dime como amarte,
dime como orar,
//dime como servirte
cada vez mejor.//
304

Hebreos 10:22
560
Re
Dios está aquí,
tan cierto como el aire que respiro;
tan cierto como la mañana se levanta
tan cierto como yo te hablo y me puedes oír.

Habacuc 3:2
561
269 Sol – NTB 393
En mi alma, en mi alma,
pon tu Espíritu de amor,
y viva desde ahora,
a tu obra ¡oh, Señor!

Joel 2: 28-29
562
NTB Coro 53
//Espíritu del Trino Dios, ven sobre mí;//
quebrántame, transfórmame, refíname, lléname;
Espíritu del Trino Dios, ven sobre mí.

Apocalipsis 17:14
563
Fa
Es Señor, es Señor.
El resucitó triunfante y es Señor,
todos le adorarán
y proclamarán
que Cristo es el Señor.

Lucas 4:24
564
Sol
Fija tus ojos en Cristo,
tan lleno de gracia y amor,
y lo terrenal sin valor será
a la luz del glorioso Señor.
305

Ezequiel 34:26
565
Si bemol
Fluirá como un río, como lluvia caerá,
cual rocío los montes y valles cubrirá,
y la gloria del Señor por doquier cundirá
y el Espíritu de Dios vendrá.

Hebreos 6:7
566
L.C. 172 Si bemol
NTB Coro 84
//Hazme, divino Señor, un raudal//
de bendiciones; y de tus dones
dame, te ruego, Señor, un caudal.

Efesios 1:3
567
S.T. 176 (coro) – Si bemol
Hazme una fuente de bendiciones,
que puede verse en mí tu luz,
que bendiciones pueda esparcir,
y almas contritas a Cristo conducir.

Éxodo 34:29
568
Mi bemol – NTB 77 coro
Haz que tu semejanza se vea en mí,
imitarte, ¡oh Cristo!, yo quiero, sí;
con tu santo poder,
ven refina mi ser,
haz que tu semejanza se vea en mí.

Salmo 91:15
569
Re
//Hoy venimos a sus pies
a invocar su nombre y adorar,//
hoy venimos a sus pies
a invocar su nombre y adorarle a él.
adorar a Jesús Señor.

//Santas manos levantad


y bendecid su nombre y adorad,//
306

santas manos elevad


y bendecid su nombre y adoradle a él,
adorad a Jesús Señor.

//Olvidemos lo demás,
pensemos sólo en él para adorar,//
olvidemos lo demás,
para adorarle a él,
adorar a Jesús Señor.

Juan 14:13
570
Mi bemol
//Lo que pidiereis al Padre en mi nombre lo haré:
“Lo que pidiereis” Jesús dijo: “Yo lo haré.//
En su nombre y or su gloria, de acuerdo a su volunta,
si pidiereis siempre él responderá.
Lo que pidiereis al Padre en mi nombre lo haré:
“Lo que pidiereis” Jesús dijo: “Yo lo haré.

Salmo 23:5
571
Do
Lléname Señor, mi copa elevo a ti,
ven y sacia de mi alma la sed.
Pan del cielo, ven, desciende sobre mí
hasta que más no pueda contener.

Efesios 2:4
572
Si bemol
//Maravilloso es, maravilloso es,
cuando pienso que Dios me ama a mí.//

Salmo 26:2
573
S.T. 168 – Fa
Mi corazón, ¡oh! examina hoy;
mis pensamientos prueba ¡oh!, Señor;
ve si en mí perversidades hay;
¡oh, lávame! y dame libertad.
307

Salmo 74:12
574
Do
No es secreto, Dios puede obrar,
quita nuestras dudas, nos da valor;
nos guía siempre con tierno amor,
no es secreto, Dios puede obrar.

Lucas 9:23
575
L.C. 254 Sol
Oí decir al Salvador:
Tu cruz acepta y sígueme.
Jamás podré llamado tal rehusar,
pues él por mí murió.

Romanos 14:18
576
485 Mi bemol – NTB 457 (Coro)
//Quiero servirte, Señor;//
dame tu Espíritu Santo
para servirte mejor.

Mateo 26:42
577
L.C. 118 Sol
//Señor, en mi vida
tu vluntad, ¡oh!, cumple.

Salmo 24:3-4
578
L.C. 182 Re
NBT Coro 72
S.T. 161 Do
Si hay en mi alma restos de pecado,
si hay en mis manos manchas de maldad;
y si el error me tiene esclavizado,
ven. ¡oh, Señor!, y dame libertad.
Vivir quisiera como tú, mi buen Jesús,
y por la fe, gozar la santidad;
seguirte siempre guiado por tu clara luz,
cumpliendo aquí mejor tu santa voluntad.
308

1ª Juan 2:17
579
Si bemol
//Tu dulce voluntad, ¡oh!, Cristo,
es dueña entera de mi ser.//

FE
Juan 14:2-3
580
Sol
//Cristo ya volverá//
un lugar ha ido a preparar.
//Cristo ya volverá//,
a los suyos él los llevará.
Un día en gloria, yo estaré,
yo estaré, yo estaré;
un día en gloria yo estaré,
Cristo a los suyos pronto volverá.

Salmo 31:5
581
Sol
De la mano de Dios aferrado estaré;
él conoce la senda que andaré,
aferrado a su mano seguiré.

Salmo 89:13
582
Mi bemol
Dios puede intervenir,
mis ruegos ha de oír;
Dios tiene en sus manos inmenso poder,
él puede intervenir.

Isaías 48:17
583
L.C. 247 Sol
Do me guíes seguiré Señor,
día en día seguiré;
en tus manos dejo el porvenir
y tranquilo viviré.
309

Hebreos 11:6
584
Fa
El hombre que anduvo en Galilea,
se llamaba Jesús de Nazaret,
ahora está conmigo,
renueva así mi vida,
aumenta cada día má y más la fe.
Ge más fe, amor, más amor,
quien no tenga, pida al Salvador,
pues sin fe, fe sin amor,
no puede agradar al Señor.

Salmo 37:17
585
Fa
//El me sostendrá,//
porque me ama el Salvador,
él me sostendrá.

Juan 12:26
586
La bemol
Jesús, te sigo por la fe,
tu gracia no me faltará
y, si el camino oscuro es,
tu luz mi senda alumbrará.

Efesios 6:17
587
NTB Coro 130
//La Palabra de Dios es fiel,//
sus promesas creeré
y jamás dudaré;
la Palabra de Dios es fiel.

Isaías 40:30-31
588
Fa
Los muchachos se fatigan y se cansan;
los jóvenes flaquean y caen;
pero los que esperan en Jehová
310

tendrán nuevas fuerzas,


levantarán alas como las águilas,
correrán y no se cansarán,
caminarán y no se fatigarán.

Lucas 17:5-6
589
L.C. 116 Sol
//Más fe profunda, más fe aumentada,
confianza plena en ti, Salvador.//

Juan 1:9
590
Sol
//Mi camino lo alumbra Jesús,//
aun en días de tinieblas me da luz,
mi camino lo alumbra Jesús.

Mateo 6:26
591
NTB Coro 139
¿Por qué te afanas hoy por el mañana?,
tu corazón lo llenas de pesar,
si Dios tiene cuidado de las aves,
de ti también ha de cuidar;
conoce tus penas,
tus cargas él lleva;
si Dios tiene cuidado de las aves,
de ti también ha de cuidar.

Salmo 2:12
592
L.C. 298 Sol
Si hay prueba o aflicción,
sólo en Cristo confiaré,
cuando esté en tribulación,
pleno amparo en él tendré.
311

1ª Pedro 3:9
593
L.C. 288 Si bemol
Sus santas promesas bien firmes están,
cual roca en el mar de la vida,
y los que las creen muy pronto verán
que Dios sus promesas no olvida.

Isaías 26:3
594
NBT Coro 142
Tú conservarás en paz,
tú conservarás en paz,
tú conservarás en paz
la mente fija en ti.

Hebreos 10:38
595
Si bemol – 572 Fa (Coro)
Yo tengo fe, yo tengo fe,
en Cristo mi buen Salvador,
yo tengo fe, yo tengo fe,
en su poder y amor.

EXPERIENCIA Y TETIMONIO

Efesios 2:8
596
La bemol
¡Aleluya, soy feliz, aleluya, soy feliz,
él me salva y me guarda,
aleluya, soy feliz!

Hebreos 6:7-10
597
L.C. 317 Fa
Ancla yo tengo que firme está,
por más que ruja la tempestad;
en la Roca eterna firme estoy,
por la gracia de mi buen Salvador.
312

Filipenses 1:21
598
Fa
Cada día con Cristo,
me llena de perfecta paz.
Cada día con Cristo,
le amo más y más.
El me salva y guarda
y sé que pronto volverá.
Y vivir con Cristo,
más dulce cada día será.

Filipenses 4:19
599
NBT Coro 151
Cristo es quien suple mi necesidad,
él es mi amigo, me cuida en su bondad,
pruebas y dudas mi alma acosarán,
mas sus promesas fuerzas me darán,
pues Cristo es mi amigo en verdad.

Juan 5:13
600
728 Mi bemol (Coro)
Cristo Jesús es mi amigo,
todas mis dudas quitó,
y como él vive conmigo,
tranquilo y confiado estoy.

Isaías 2:3
601
Do
Cristo me salvó, yo le amaré;
yo le seguiré, su nombre alabaré,
Cristo mi tesoro es, por él yo lucharé
en sus sendas andaré.

Marcos 10:17
602
246 Fa (Coro)
¡Cuán bueno es mi Salvador,
cuán bueno es mi Salvador!
Revísteme de poder,
¡cuán bueno es mi Salvador!
313

1ª Samuel 7:12
603
Si bemol
Ebenezer, hasta aquí nos ayudó Jehová,
con su poder y su manos nos guiará;
esta canción por los siglos durará;
Ebenezer, hasta aquí nos ayudó Jehová.

Juan 15:13
604
La bemol
El amor de mi Jesús,
grande y dulce es más y má,
rico e inefable, nada es comparable,
al amor de mi Jesús.

1ª Timoteo 4:12
605
Sol
El mundo dice que nada aprovechamos
sirviendo a Cristo en nuestra juventud,
//pero nosotros le testificamos que es
muy hermoso servir a Jesús.//

Romanos 15:13
606
L.C. 402 La bemol
En Cristo hallo gozo,
él es mi Salvador,
voy siempre confiando,
en nada dudando
pues Cristo conmigo va.

1ª Pedro 1:8
607
NTB 803 (Coro)
Gozo, gozo, siempre hay en mi alma;
gozo, gozo, pues por él ya salvo soy;
el camino puede ser muy oscuro,
mas el Salvador es guía y al cielo voy.
314

Efesios 5:19
608
NTB 690 (Coro)
Hay en mi alma hoy un canto,
pues Jesús me perdonó,
porque mucho él me amó,
y por eso siempre canto,
porque tanto él me amó.

Apocalipsis 17:14
609
NTB 681 (Coro)
Jesús, Jesús, Jesús mi eterno Rey;
él vive en mí, me da valor, mis pasos guía él,
Jesús, Jesús, obró mi salvación.
Jesús conmigo siempre está, está en mi corazón.

1ª Corintios 15:3
610
L.C. 39 Fa
Mis pecados llevó, en la cruz do murió,
el bendito y tierno Jesús;
los desprecios sufrió y mi alma salvó,
y cambió mis tinieblas en luz.

Miqueas 7:19
611
NTB 710 (Coro)
No más, no más, él no los recuerda más;
mis pecados pasados, son perdonados,
yacen en el fondo de la mar.
No más, no más, él no los reprochará;
mis ofensas absueltas,
obtuve perdón, perdón, perdón.

1ª Tesalonisenses 5:16
612
NTB Coro 26
Nunca perdamos el gozo,
que nos da Jesús,
vamos con él hacia el vergel,
reino de dicha y de luz;
sin pensar en lo que digan
los que no quieren seguir,
315

nunca perdamos el gozo


que nos da servir.

Salmo 81:2
613
NTB 866 (Coro)
¡Oh!, que canción más sublime
puso Cristo en mi corazón;
lavó mis pecados, brindóme perdón
y me dio una sublime canción.

Juan 16:13
614
L.C. 424 Mi bemol
//Paz, paz, bendita paz,//
¡oh!, paz tan profunda,
en mi alma abunda
¡que maravilla de paz!

Isaías 12:2
615
Mi bemol
Quiero cantar una linda canción,
de un hombre que me transformó,
quiero cantar una linda canción
de aquel que mi vida cambió;
//es mi amigo Jesús,//
él es Dios, él es Rey,
es amor y verdad;
sólo en él encontré esa paz que busqué,
sólo en él encontré la felicidad.

//¿Quieres, amigo, cantar y alabar


al que quiere tu vida cambiar?//
El será para ri el amigo más fiel,
él es Dios, él es Rey, es amor y verdad.
Sólo en él encontré esa paz que busqué.
Sólo en é encontré la felicidad.
316

Colosenses 2:13
616
Sol
Salvado soy, salvado soy,
¡aleluya!, salvado soy,
mis culpas y pecados
Jesús ha perdonado,
¡aleluya!, salvado soy.

1ª Corintios 5:17
617
Si bemol
Salvo por él yo soy,
salvo por su poder;
a vida nueva Jesús me ha llamado,
¡ya salvo soy!

Romanos 5:9-10
618
Do
Salvo soy del cruento poder del pecar;
salvo soy, y Cristo me habrá de cuidar;
salvo soy, un día le habré de ver,
feliz cantaré con amor y con fe,
porque salvo soy.

Salmo 37:23
619
Sol
Seguiré a Cristo, Salvador divino,
en la cruz su vida dio, mi perdón obró;
cuanta paz y gozo en Jesús yo tengo;
en sus pasos andaré, fiel a él seré.

Mateo 28:20
620
Mi bemol
Siempre Cristo cerca está para bendecir,
soy tentado, mas conmigo va,
fuerza y gracia él me da para triunfar,
y después de la lid me dará un hogar.
317

Hebreos 13:6
621
NTB Coro 196
Tengo paz. no temeré;
en las pruebas fiel seré;
soy feliz, pues vivo en luz,
cerca de Jesús.

Gálatas 2:20
622
NTB Coro 177
//Ya no soy yo quien vive, mas Cristo vive en mí;///
en mí, en mí, Cristo vive ahora en mí:
Ya no soy yo quien vive,
mas Cristo vive en mí.

ALABANZA

Jeremías 20:13
623
L.C. 414 Si bemol
A Dios supremo ser, cantad loor,
grandioso es el poder del Salvador,
vengamos a rendir adoración
a Cristo, el autor de salvación.

Salmo 8:3-4
624
Do
Al mirar los cielos, al mirar el sol,
pienso en su gran poder que los formó.
Miro las estrellas, la luna también,
pienso en su gran poder que los formó.
Aunque el hombre nada es,
sin embargo tú lo ves:
Aunque el hombre nada es,
sin embargo le visitas.
Al mirar los cielos, al mirar el sol,
pienso en su gran poder que los formó.
318

Romanos 10:15
625
L.C. 442 Mi bemol
Al mundo las nuevas dad del gran poder
que tiene el Señor Jesús, ¡sin par poder!,
para dar la libertad al esclavo del pecar,
venció la muerte y demostró su gran poder.

1ª Timoteo 1:17
626
NTB 526 (Coro)
Bello Jesús, bello Jesús,
no hay en el orbe quien sea tu igual;
bello Jesús, bello Jesús,
todos te adoren, ¡oh, Rey celestial!

Jueces 5:3
627
L.C. 347 Fa
Cantad si brilla el sol,
cantad si nieblas hay, ¡oh, cantad!,
de Dios el gran amor,
que dio al Salvador, ¡oh, cantad!

Isaías 11:9
628
Do
Como el agua cubre la mar,
todo el mundo se ha de llenar
del amor, la fe y la gloria del Señor,
como el agua llena la mar.

Salmo 45:1
629
NTB 665 (Coro)
Cristo, Jesucristo,
nombre sin igual,
llena siempre mi alma
de un canto celestial.
319

Salmo 119:103
630
Mi bemol
Dulce es el nombre de Jesús,
pues él me salvó y me libertó;
con gozo yo su nombre alabaré,
cual dulce es el nombre de Jesús.

1ª Corintios 2:9
631
Sol
El cielo es un lugar maravilloso,
lleno de paz y gozo,
allá voy a ver a mi Jesús,
el cielo es un lugar maravilloso.
El cielo es un lugar maravilloso,
lleno de paz y gozo,
allá voy a ver a mi Jesús,
el cielo es un lugar,
lugar a donde voy,
el cielo es un lugar maravilloso.

Lucas 12:27
632
Do
El está do las flores del campo están,
él está donde nubes por vientos se van,
él está do los pájaros cantan canción,
él está en mi corazón.
//Jesús, Jesús, te quiero alabar
Jesús, yo te quiero alabar.//

Cristo es todo lo que un día soñé,


Cristo es plena paz que ahora gané,
Cristo es fuerte luz que ilumina mi ser,
Cristo es mi vida y placer.
//Jesús, Jesús, yo te quiero amar,
Jesús, Jesús, yo te quiero amar.//

Génesis 1:2
633
Fa
En todo lugar
el Espíritu de Dios se mueve;
en todo lugar,
320

los profetas lo dijeron ya;


en todo lugar está siendo revelada
la gloria del Señor,
como el agua cubre la mar.
Aquí donde estoy…
En mi corazón….

Salmo 100:4
634
Fa
Entraré por sus puertas
dando gracias al Señor.
Entraré alabando a Dios
y diré: Este es el día
que ha hecho el Señor.
Me gozaré pues, él me hizo feliz.
//El me hizo feliz, él me hizo feliz.
Me gozaré pues él me hizo feliz.//

Gálatas 5:1
635
L.C. 427 Si bemol
Feliz y libre estoy,
por dondequiera voy,
pues Jesucristo conmigo vive;
mi guía él será, mi fe aumentará
y a los cielos me llevará.

Colosenses 1:12
636
Mi bemol
Gracias, gracias, gracias te doy,
Cristo, mi Señor;
Gracias, gracias, gracias te doy,
por mi salvación,
sólo quiero a ti alabar
con mi corazón,
pues en mi alma siempre habrá
himnos de gratitud.

Salmo 93:1
321

637
Sol
//Jehová reina, Jehová reina,
bendito sea el nombre del Señor;//
alégrense los cielos,
gócese la tierra
y digan a las naciones:
Jehová reina, Jehová reina,
bendito sea el nombre del Señor.

Salmo 46
638
Sol
//No hay Dios tan grande como tú,
no lo hay, no lo hay.//

//No hay Dios que pueda hacer las obras


como las que haces tú.//

//No es con espada, ni con ejército,


mas con tu Santo Espíritu.//

///Y esos montes se moverán///


con tu Santo Espíritu.

¿No te he dicho que si creyeres


verás la gloria de Dios?

//Verás la gloria de Dios,//


¿No te he dicho que si creyeres
verás la gloria de Dios?

1ª Corintios 3:16
639
Re
///¿No sabéis, no sabéis que somos templo.///
que somos templo del Espíritu de Dios?
///Llenos de poder, llenos de victoria y alabanza,///
que somos templo del Espíritu de Dios.

Romanos 15:10-11
640
Do
¡Qué maravilla alabar al Señor!
322

¡Aleluya!, ¡Aleluya!
¡Qué maravilla alabar al Señor! ¡Aleluya!

Yo no temo si algo va mal.


él alegra mi corazón.
¡Qué maravilla alabar al Señor! ¡Aleluya!

Marcos 11:9-10
641

Ven alaba al Señor


porque él es digno de alabar.
//Hosana, ¡bendito sea el Señor!
Bendita sea la Roca de mi Salvación.//

Juan 4:24
642
NTB 61 (Coro)
Ven, Cristo Jesús,
haz que sea un reflejo de ti,
yo te adoro, Señor,
y te rindo loor,
pues anhelo vivir para ti.

GUERRA SANTA

Hebreos 4:16
643
NTB 448 (Coro)
Del deber en la senda
fluye gracia divinal;
del deber en la senda
fluye gracia divinal.

1ª Samuel 26:23
644
L.C. 309 Fa
Donde él me guíe quiero servirle
y hacer tan sólo su voluntad;
yo quiero amarle, quiero servirle,
con toda lealtad.
323

2ª Timoteo 2:5
645
L.C. 319 La bemol
En la lucha yo le seguiré,
la batalla nunca dejaré,
con valor yo siempre venceré,
sólo confiando en Cristo.

Filipenses 2:9-10
646
Fa
//En nombre de Cristo//
victoria se obtendrá.
//En nombre de Cristo//
Satanás huirá.

Cuando en su Nombre vamos


nadie nos enfrentará.
En nombre de Cristo, Cristo,
victoria se obtendrá.

Lucas 4:18
647
L.C. 377 Si bemol
S.T. 175 Si bemol
En son de guerra vamos,
salvación a proclamar,
la obra redentora
de Cristo a ensalzar,
¡oh, cuán preciosa es la nueva
que debemos pregonar!:
Sólo su sangre puede salvar.

Marcos 16:15
648
NTB 827 (Coro)
556 La bemol
Para llevar el mundo a Dios
mi parte haré sin descansar.
Para llevar el mundo a Dios
mi parte haré sin descansar.

Lucas 14:27
324

649
NTB Coro 172
Por donde me guíe Jesús, yo iré;
yo no temeré, con gozo iré, conmigo va.
Es grato servir a Jesús, llevar la cruz;
por donde me guíe Jesús, yo iré.

Marcos 16:15
650
Si bemol
Por todo el mundo, hemos de anunciar
nuevas de redención,
que Cristo padeció en el Calvario
por nuestra salvación.

Juan 8:12
651
L.C. 228 Sol
Siempre, siempre seguiré a Cristo,
sin temer, sin dudar, yo le seguiré;
siempre, siempre seguiré a Cristo,
donde él me guíe yo le seguiré.

2ª Timoteo 2:3-4
652
NTB Coro 231
Yo quiero ser soldado de la cruz,
valiente y fiel;
yo quiero ser soldado de la cruz,
yo quiero ser, yo quiero ser;
yo quiero ser soldado de la cruz
y seguir luchando
por, por su gracia, Cristo da victoria.

DOXOLOGIAS

Juan 8:36
653
541 Sol – NTB 770 Sol
//A Dios dad loor,//
Jesús, Jesús, me libertó.

Salmo 29:1
325

654
NTB 38 La bemol
Al Padre, Hijo Redentor,
y Espíritu Consolador,
al Trino Dios en unidad,
loor eterno tributad.

2ª Pedro 3:18
655
NTB 354 (Coro) Do
Dad a Cristo gloria
proclamad la historia,
de la divina redención;
¡oh, dad a Cristo gloria!

Números 6:24-26
656
Fa
Jehová te bendiga y te guarde,
su faz sobre ti hoy resplandezca.
Que su gracia él te dé.
Jehová te lleve siempre de la mano
///y te dé paz// Amén.

Números 6:24-26
657
Si bemol
Que el Señor te dé paz,
te bendiga y te guarde,
que te dé su amor
y disfrutes de su gracia.
Pon en él tu confianza y fe,
es tu Padre y te ama,
que el Señor te dé paz
y te guarde siempre.

Juan 14:27
658
Fa
Yo os dejo mi paz,
mi paz ahora os doy;
no os dubéis por nada,
pues mi gracia os ha de bastar.
326

INDICE ALFABÉTICO
Los títulos escritos en esta letra corresponden a la primera línea de cada
canción. Los títulos escritos en esta letra corresponden a la primera
línea de los coros.

151 Abismado en el pecado


554 Abre las puertas del cielo
310 ¡Abre mis ojos, joh, Señor!
525 Acepta hoy a Jesús
337 ¡A combatir! Resuena
71 A Cristo coronad
448 A Cristo seré siempre fiel
359 Acudo a ti con humildad
152 Acudo a ti, Señor Jesús
80 Acudo, Dios, a ti
52 Acuérdate, Señor Jesús
469 A Daniel imita
338 Adelante marcharemos
440 Adelante todos a la lid
339 ¡Adelante, vamos!, guíanos
165 Adiós, adiós, joh!, mundo
653 A Dios dad loor
348 Adiós digo al mundo
1 A Dios naciones dad loor
2 A Dios sea la gloria
623 A Dios, supremo ser
23 Admirable, Consejero,
201 Agua de vida bebo yo
169 Ahora soy de Cristo
102 A Jesucristo ven sin
385 A Jesús fiel seguiré
370 A Jesús pide ayuda
337 A la batalla, ¡oh, soldados!
360 Al andar con Jesús
453 A la patria marchamos
218 A la tierra prometida
361 Al cansado peregrino
63 Al Cristo vivo sirvo
206 ¡Aleluya... a Jesucristo!
409 ¡Aleluya!... cantaremos
189 ¡Aleluya!, la victoria
409 ¡Aleluya!, salvo soy
596 ¡Aleluya!, soy feliz
3 Alma, bendice al Señor
103 Alma, si angustiada estas
624 Al mirar los cielos
327

81 Al momento de las pruebas


4 Al mundo impío Dios amó
625 Al mundo las nuevas dad
503 Al mundo paz, naci6 Jesús
247 Al mundo yo renuncio
104 A los que gimen bajo
654 Al Padre, Hijo Redentor
105 Al que en busca de la luz
362 Al recorrer la senda
166 Al Señor Jesús alabare
478 Al umbral del año
451 Alzad de "Sangre y Fuego"
504 Allá en el pesebre
340 Ama a tu prójimo, piensa
284 A mi alma vino un dulce son
209 Amo a Cristo, pues primero
597 Ancla yo tengo que firme
429 Anhelo trabajar por mi Señor
274 Ante la cruz y en oración
248 Ante ti, divino Rey,
249 Ante ti vengo mi Señor
219 Ante tus pies, Señor
95 A nuestro Padre Dios
37 Años atrás prendieron a
153 ¿A quien, Jesús, sino a ti?
482 Aramos nuestros campos
82 Arde, arde, santa Llama
82 Arde, oh, divina Llama
387 ¡A su nombre gloria!
536 A ti, ¡oh!, Cristo, siempre
526 A tu cruz yo vengo
291 A tu Hijo Santo, enviaste
243 A tus pies estoy, todo
220 A tus pies, humilde acudo
154 A tus pies, Señor, estoy
83 A una estaban juntos y en
22 (b) Aún mucho más Dios
454 Aunque en esta vida
343 ¡Avanzad!, ¡avanzad!
420 Avanzad, desplegad,
363 A veces dudo de tu amor
285 A veces en valle de sombras
410 A veces nos sentimos
308 Avívanos, Señor infunde
308 Avívanos, Señor con nueva
328

B
89 Baja del cielo, Fuego
110 Bajará, bajará el sol
325 Bautízame, Señor, con
455 Bellas tus moradas son
626 Bello Jesús,
324 ¡Bendícenos otra vez!
537 Bienaventurados los de
481 ¡Bienvenido, bienvenido!
481 Bienvenido hoy aquí
230 Blanco vestido yo vestiré
436 Bravos soldados, siervos
463 Brilla cual velita
94 Brilla, en tu refulgencia
352 Brilla Jesús, llena el mundo
465 ¡Brillando! ¡Brillando!
501 Brilla par donde vayas
278 Buen Jesús, Salvador
14 Bueno es Dios
527 Busca primero el reino
177 Buscóme mi Cristo

C
598 Cada día con Cristo
482 Cada don perfecto
382 Cada momento me guarda
38 Calvario, altar do
44 Calvario emblema del amor
38 Calvario, tu, testigo
506 ¡Campanas repicad!
411 Cantad, cantad, cantad al
5 Cantad alegres al Señor
106 Cantad, cantad loor
411 Cantad, j oh!, cantad
626 Cantad si brilla el sol
513 Canta la celeste voz
456 Cantamos del mundo dichoso
467 Cantan: Gloria, gloria
364 Canta, joh!, buen cristiano
31 Cantare a Cristo
457 Cantare, cantare del
168 Cantare la maravilla
59 Cantaremos la canción
167 Cantemos del di vino amor
390 Cante al Señor toda la
68 Cante, pues la cristiandad
329

462 Cara a cara nos veremos


365 Cariñoso Salvador, huyo
6 Castillo fuerte es
292 Cerca, cerca, llévame
292 Cerca de ti, Salvador
39 Colgado ved, en cruz
538 Coma Cristo anhelo ser
628 Como el agua cubre la mar
366 Como el ciervo brama
495 Como el primer enlace
470 Como estrellas que brillan
367 ¿Como podré estar triste?
468 Con alegría yo cantaré
1 Con cánticos, Señor
220 Concédeme, Jesús, poder
432 Con Cristo estoy, solo
155 Con el alma entristecida
461 Confió en Dios, mi guía
250 Con gratitud mi vida hoy
361 Con mi brazo
341 Con nos venid, por Jesús
485 Con rebosante corazón,
107 Con tierno amor, hoy
108 Con voz benigna te llama
251 Corazones inflamados
291 Cordero de Dios, mi Salvador
75 Coronadle... Rey de reyes
42 Corre el agua pura
342 Cristo bondadoso,
109 Cristo buscándote está
555 Cristo, Cristo, lirio
322 Cristo, Cristo, oye tu y
156 Cristo, Cristo, tierno
252 Cristo es digno, oh, alma
259 Cristo es mi amigo, fuerza
398 Cristo es mi amigo, ¡gloria
179 Cristo es mi luz
136 Cristo es muy poderoso
599 Cristo es quien suple
111 Cristo, guíame hasta el
629 Cristo, Jesucristo, nombre
40 Cristo Jesús desde cielo
600 Cristo Jesús es mi amigo
464 Cristo me ama, bien lo s<5
464 Cristo me ama, la Biblia
170 Cristo me ha salvado
330

601 Cristo me salvo, yo


156 Cristo mío, a ti yo acudo
311 Cristo, mi piloto se
29 Cristo ¡oh!, bendito
268 Cristo, ¡oh! Cristo, ven y
171 Cristo por salvarme
69 Cristo, por tu gran
68 Cristo quien la cruz sufri6
465 Cristo quiere que yo brille
157 Cristo, refugio para
66 ¡Cristo resucito!
41 Cristo su preciosa sangre
169 Cristo tan solo pudo amarme
305 Cristo, tu eres todo
293 Cristo vengo a tus pies
350 Cristo vino al mundo para
580 Cristo ya volverá
368 Cual la mar hermosa es
446 Cual los hombres de valor
505 Cual los magos, tras
314 Cual marea fuerte
343 Cual pendón hermoso
8 Cuan admirable es andar
286 Cuan amargo es el recuerdo
602 Cuan bueno es mi Salvador
412 Cuan dichosos siempre son
369 Cuando combatido por la
520 Cuando el ángel anunciare
520 Cuando el ángel pase lista
539 Cuando el viniere a ti
370 Cuando eres tentado
466 Cuando leo en la Biblia
458 Cuando mis luchas terminen
371 Cuando tentado este
76 Cuan gloriosa será la mañana
413 Cuan glorioso es el cambio
24 ¡Cuán grato suena al oído
344 Cuan hermoso brilla el faro
109 ¡Cuán largo tiempo resistes
139 Cuán puro es el raudal
556 ¡Cuán real el Calvario es
456 ¡Cuánta dicha será morar
172 ¡Cuánto ha hecho Dios por mí!
253 Cuán triste es la vida
369 Cuenta las promesas
506 Cuidando estaban el redil
331

D
48 Dad a Cristo gloria
655 Dad a Cristo gloria
414 Dad gracias de corazón
372 Dame la fe de mi Jesús
557 Dame, ¡oh!, Señor,
558 Dame Señor, tu Espíritu
254 Dame, te ruego, Señor, un
373 Da, Señor, a tus soldados
223 Da tiempo a tu alma
55 De amor la prueba, hela
110 Deberás volver a Dios
255 ¿Debo irme tan vacío
255 ¿Debo irme solitario
528 De ese gran manantial
430 De heladas cordilleras
134 Deja entrar al Rey de gloria
402 Deja penetrar la luz
256 Dejo el mundo y sigo a
111 De la cumbre del Calvario
581 De la mano de Dios
241 Del Calvario, se, fluyen
491 Del cielo, clemente,
42 Del costado del Señor
643 Del deber en la senda
374 Del deber en la... fluye el no
540 Del Espíritu el fruto es
173 Del mal circundada
441 Del niñito santo que nació
72 Del oeste vendrán
112 Del pecado las manchas
467 Del trono santo en derredor
32 De mi Jesús la historia
32 De mi Jesús la historia
173 De mi Jesús, la sangre
224 De mis culpas ya librado
477 De mi una ofrenda pides
93 Derrama el don Pentecostal
368 Descansando en Cristo
84 Desciende, Espíritu de
339 ¡Despertad!, ¡despertad!
345 ¡Despertad, soldados bravos
113 Despierta, triste pecador
450 Despliegue el soldado
529 De tal manera Dios a este
332

294 De tu Espíritu en presencia


294 De tu Espíritu en presencia
312 De vida el pan, Señor
174 Día feliz cuando acepte
541 Días y horas yo te doy
175 Día tan grande no puedo
559 Dime coma amarte
225 Dime como puro quedar
33 Dime la antigua historia
33 Dime la antigua historia
486 Dios bendito, Padre eterno
224 Dios bendito, ven a mí
175 Dios descendió, de gloria
64 Dios envió a su Hijo Cristo
560 Dios está aquí, tan
479 ¡Dios eterno!, en tu
426 Dios la victoria nos dará
176 Dios mis pecados perdono
375 Dios nunca me deja
490 j Dios os guarde en su
582 Dios puede intervenir
43 Dios tanto al mundo amo
122 Dios te llama con dulzura
257 Dios, tu sabes, te amo
257 Dios, tú sabes te amo
313 Dirígenos, Jesús, divino
85 Divina, santa Llama, ven
44 Divino emblema del amor
86 Divino Padre, vengo a ti
583 Do me guíes seguiré
644 Donde él me guíe quiero
376 i Donde están las negras
307 Dulce comunión
630 Dulce es el nombre
28 Dulce es para mí
295 Dulce oración, dulce
45 ¡Dulces momentos,
45 Dulces momentos, ricos

E
603 Ebenezer, hasta aquí
314 El amor de Cristo, insondable
604 El amor de mi Jesús
431 El buen soldado fiel de
631 El cielo es un lugar
50 El Cordero que par mi
333

235 El dará la santidad


410 El día de victoria
46 El día que Cristo a un
277 El es mi amigo fiel
632 El está... do las flores
198 Elevemos nuestras voces
47 El gran amor de mi Jesús
258 El Hijo de Dios vino
584 El hombre que anduvo en
585 El me sostendrá
605 El mundo dice que nada
431 El mundo llenaremos con
131 El murió por ti
378 El que cargo con la cruz
377 El que habita al abrigo
119 El que quiera acudir
111 El rescate está pagado
384 El sabe bien
118 El Salvador es Jesús, el
25 El Salvador esta aquí
177 El Salvador hallóme
48 El Salvador vino a sufrir
12 El Señor me pastorea
178 El Señor me redimió
65 El Señor resucito, ¡aleluya!
655 El Señor te dé paz
46 El vino a salvarme
63 El vive, el vive
413 El vive en mi corazón
179 El vivir no es carga para
257 Ellos alzan la bandera
49 En Calvario, en la cruz
606 En Cristo hallo gozo
378 En el camino del Señor
459 En el mundo feliz
490 En fraterno amor nos
379 En Jesucristo, faro de
117 En Jesús, en Jesús
192 En Jesús, mi Señor, tengo
193 En la cruz, en la cruz
39 En la cruz su sangre
204 En la cruz su vida dio
380 En la dura lid,
346 En la guerra contra el pecado
499 En la Liga del Hogar
381 En la lucha, os sentís
334

645 En la lucha yo le seguiré


432 En las filas de Cristo
507 En los campos se ha
50 En mal hacer sentí placer
392 En manos del Señor estoy
114 En marcha estamos
561 En mi alma, en mi alma
500 En mi hogar hay gozo y amor
500 En mi hogar ven, quédate
180 En mi maldad busque
226 En mi pecho hay mil anhelos
382 En mis angustias me ayuda
646 En nombre de Cristo
287 ¡En paz con Dios!
226 En presencia de mi Dios
415 Ensalcemos a Jesús
647 En son de guerra vamos
181 En tinieblas de maldad
633 En todo lugar el Espíritu
634 Entraré por sus puertas
7 En tu mansión yo te veré
88 En tu presencia con mi
66 En una cruz murió
87 En un aposento alto
383 Eres Cristo mi abrigo
182 Errante por un tiempo
45 Esa será gloria sin fin
115 Escucha, pobre pecador
415 Es digno nuestro Salvador
228 Es el momento que debes
91 Es el santo, santo Espíritu
384 Es fiel mi Padre
9 Es Jehová mi fiel pastor
183 Es Jesús el mejor amigo
183 Es Jesús el mejor amigo
141 Es Jesús la viva fuente
194 Es Jesús mi gran consuelo
385 Es Jesús mi Rey divino
542 Es mi anhelo ser como Cristo
562 Espíritu del Trino Dios
247 Espíritu divino, desciende
563 Es Señor, es Señor
31 Es sin igual en todo
491 Esta casa, Señor
347 ¡Estad por Cristo firmes!
227 Estamos delante del Señor
335

347 ¡Estaos firmes, soldados


356 Este mensaje fiel oíd
492 Este Templo dedicamos
348 Estoy siempre listo
334 Es tu santa ley, Señor

F
367 Feliz, cantando alegre
184 Feliz el día, fue aquel
635 Feliz y libre estoy
309 Fieles soldados de Cristo
442 Fieles soldados somos
259 Fiel he de ser,
349 Fiel soldado que a la lucha
564 Fija tus ojos en Cristo
77 ¡Firmes, firmes! yo voy
424 ¡Firmes, fuertes!, alcen
433 Firmes y adelante
433 Firmes y adelante huestes
565 Fluirá como un río
261 Fuego Divino, baja
89 Fuego Divino, clamamos
170 Fue por su muerte

G
10 ¡Gloria a Dios! En cada
2 ¡Gloria a Dios, gloria
10 ¡Gloria a Dios!, ¡Oh,
11 ¡Gloria a Dios, porque
416 ¡Gloria a Jesús! Cantémosle
417 ¡Gloria, ángeles, cantad
379 Gloria cantemos al Redentor
416 Gloria eterna dad
516 Gloria, gloria sea
507 iGloria in excelsis Deo!
67 Glorioso triunfo
607 Gozo, gozo, siempre hay
417 Gozo hay en el cielo
468 Gozo la Santa Palabra
237 Gracia hay que paga
116 Gracia, perdón y paz
636 Gracias... gracias te doy
185 ¡Grande gozo, cuan
185 Grande gozo hay en mi
405 Grandes, fieles, las
434 Guerreros fieles somos
336

340 Guía al incrédulo, cuida


508 Guiados por la estrella
315 Guíame, j oh!, Padre eterno
96 Guíanos, bendito Padre

H
260 Habla, Dios, que yo
309 Ha de venir, sí,
117 ¿Has hallado en Cristo
386 ¿Has perdido la paz
447 Hasta morir por Cristo
447 Hasta morir prometemos
186 Hay cosas que yo no
608 Hay en mi alma hoy
239 Hay poder, sí, sin igual
53 Hay pureza en la sangre
51 Hay una fuente carmesí
530 Hay una fuente de divino
118 Hay un mensaje
228 Hay un momento en que
459 Hay un mundo feliz
213 Hay un nombre nuevo
566 Hazme, divino Señor
225 Hazme puro aquí
567 Hazme una fuente
568 Haz que tu semejanza
205 He ahí, por que yo amo
261 Heme aquí, Señor, toma
187 He oído, y gran gozo
501 Hogar de mis recuerdos
501 ¡Hogar, mi dulce hogar
469 Honra al niño de valor
493 Hoy a tu gloria, eterno
406 Hoy, ayer y por los siglos
569 Hoy venimos a sus pies
350 Huestes aguerridas

I
52 ¡Inmensa y sin igual
18 ¡Inmenso amor de Dios!
435 Iré con poder del Señor
435 Iré, iré con poder
337

J
446 Jamás en la lucha
12 Jehová es mi pastor
13 Jehová, mi Dios, es fiel pastor
656 Jehová te bendiga
637 Jehová reina
470 Jesucristo ha venido
158 Jesús, a ti yo traigo
321 ¡Jesús de Nazaret!
26 Jesús, divino Salvador
27 Jesús es fuente de amor
215 Jesús es la luz del mundo
188 Jesús es mi Rey soberano
202 ¡Jesús!; ¡Jesús, el Salvador
609 Jesús, Jesús, Jesús, mi eterno
149 Jesús llamando está
189 Jesús me salvo, su amor
176 Jesús mis pecados borró
471 Jesús te necesita
586 Jesús, te sigo por la fe
316 Jesús, yo he prometido
190 Jesús, yo te amo
387 Junto a la cruz, do Jesús
119 Junto al pozo de Samaria
14 Juntos cantemos sin cesar

L
451 La bandera tricolor anuncia
296 La comunión con Cristo
53 La cruz excelsa
388 La cruz no será más pesada
725 La fuente de la salvación
388 La gracia de Dios
120 La mujer samaritana
587 La Palabra de Dios es
27 Las alabanzas a Jesús
483 La semilla santa del amor
214 La senda es muy estrecha
15 Las gracias dad a Dios
318 Las lluvias grandes
521 La vida un día acabará
333 La voz del Evangelio
121 ¡La voz escucha del Dios
436 La voz oíd del cántico
122 Lejos de Dios has caminado
338

191 Lejos de mi dulce hogar


193 Lejos de mi Padre Dios
54 Levantado fue Jesús
336 Libro bendito, sacro
16 Load al gran Rey
73 Load el nombre de Jesús
570 Lo que pidiereis al Padre
297 Lo que yo sentí que valía
262 Lo que yo soy y puedo ser
588 Los muchachos se fatigan
317 Luz celestial, entre la

LL
123 ¡Llamando a tu puerta
123 ¡Llamando a tu puerta
92 Llena hoy
571 Lléname Señor mi copa
418 Llenos de alegría
502 Lleno se encuentra el mundo
351 Lleva la Llama de Dios ...
351 Lleva la Llama a un mundo
318 Lluvias de bendición grandes

M
37 Manos sacrosantas, manos
437 Mandato es del Señor
572 Maravilloso es, maravilloso
418 ¡Marchad!, ¡marchad!
419 Marcharé en la luz de Dios
420 Marcharemos al bello Edén
349 Marcha siempre con Dios
220 Más ahora, mucho anhelo
460 Más allá, más allá
454 Más allá del sol
22(a) Más bien podrá Dios
306 Más cerca, cerca, cerca de
298 Mis cerca, ¡oh!, Dios
319 Más de Jesús quiero aprender
589 Más fe profunda, más fe
389 Más gracia Dios da
319 Más quiero amarle
320 Más santidad dame
299 Meditar en Jesús
9 Me guía él, con cuanto
193 Me hirió el pecado
339

452 Me invitan otra senda


438 Mensajeros del Maestro
438 Mensajeros del Maestro
287 Mi alma halló descanso
194 Mi amigo es Jesucristo
590 Mi camino lo alumbra
21 Mi corazón entona
573 Mi corazón, oh, examina
390 Mi Cristo, mi Dios
238 Mi entero ser te quiero dar
112 Mientras brilla luz
263 Mi espíritu, alma y cuerpo
74 Millares de millares
124 Millones de almas gozan
391 Mi mano ten, Señor
125 Mirad a Cristo, ved su faz
55 Mirad al Salvador Jesús
56 Mirad al santo Salvador
126 Mira, pecador, la divina
321 Miro hacia ti, radiante
216 ¡Mi Salvador!, ¡mi Salvador
264 Mi Salvador, ofréndome
200 Mis culpas Jesús perdonó
610 Mis pecados llevó
263 Mi todo a Dios consagro
56 Moriste tú, Jesús, par mí
265 Mucho te amo, Cristo mío
195 Muy lejos yo vagué
363 Muy poderoso es el Salvador

N
292 Nada puedo yo traer
472 Niño, en todo tu hablar
338 No cedamos, más venzamos
509 ¡Noche de paz!
574 No es secreto
371 No faltará Jesús, nunca
76 No habrá necesidad de la luz
638 No hay Dios tan grande
611 No más, no más,
25 Nombre digno de honor
97 No me olvides, Padre
322 No me pases, no me olvides
346 No, nosotros nunca hemos
116 No podrá el mundo entero
639 ¿No sabéis, no sabéis
340

266 No soy mío, Jesucristo


127 No supongas que de ti
522 ¿Nos veremos en el rió
392 No temeré si negras nubes
575 No tengo temor
17 Nuestra fortaleza, nuestra
17 Nuestra fortaleza, nuestra
57 Nuestro dolor, oh, buen Jesús
196 Nuevas alegres para decides
381 Nunca descanséis hasta no
612 Nunca perdamos el gozo

O
360 Obedecer y confiar en
393 Objeto de mi fe
121 ¡Oh, abre, abre!
510 ¡Oh, aldehuela de Belén!
128 ¡Oh!, alma que extraviada
300 ¡Oh!, amor, que no me
496 ¡Oh!, bendice, Dios eterno
323 ¡Oh!, benigno Pastor
28 ¡Oh!, bondad tan infinita
159 ¡Oh!, cantádmelas otra vez
412 ¡Oh, cantemos aleluya!
208 ¡Oh!, con tu preciosa
267 ¡Oh!, Cordero celestial
197 ¡Oh!, Cristo adorado
198 ¡Oh!, Cristo divino
288 ¡Oh!, Cristo en ti
160 ¡Oh!, Cristo Jesús, yo
229 ¡Oh!, Cristo, oye mi
102 ¡Oh!, cuán grata nuestra
18 ¡Oh!, cuán inmenso amor
24 ¡Oh!, cuánto amo a Jesús
230 ¡Oh!, dame, Salvador
231 ¡Oh!, dame un nuevo
268 ¡Oh, deja que el Señor
511 ¡Oh!, despertad, cristianos
324 j Oh!, Dios de los siglos
394 ¡Oh, Dios eterno tu
19 ¡Oh!, Dios, mi Soberano
515 ¡Oh!, gloria en las alturas
260 ¡Oh!, háblame, que yo
69 ¡Oh!, hermanos, dad
167 ¡Oh!, la sangre de Jesús
232 ¡Oh!, mírame, buen
341

58 ¡Oh!, mira, mira al


186 ¡Oh mi Dios es real
512 ¡Oh!, noche santa
129 ¡Oh!, no deseches otra
497 ¡Oh, nuestro Padre!, ahora
480 ¡Oh, nuestro Padre!, nuestro
98 ¡Oh, Padre eterno Dios!
130 ¡Oh!, pecador, que
301 ¡Oh, qué amigo nos es
613 ¡Oh!, qué canción más
256 ¡Oh, qué gran misericordia
4 ¡Oh, qué amor, qué inmenso
40 ¡Oh, qué inmenso amor de
35 ¡Oh qué amor, oh qué amor
290 ¡Oh, qué paz Jesús me da!
152 ¡Oh!, quita mi maldad
240 ¡Oh!, Salvador, impárteme
543 ¡Oh, Salvador!, ven
513 ¡Oh, santísimo, felicísimo
487 ¡Oh, Señor!, a nuestros
161 ¡Oh!, Señor, a tus pies
495 ¡Oh!, Señor, como enfermera
352 ¡Oh!, Señor en el mundo eres
233 ¡Oh!, Señor, humildemente
269 ¡Oh!, Señor, si he vacilado
439 ¡Oh!, Señor, ven, salva
222 ¡Oh, sí, guíame hasta el
522 ¡Oh!, sí, nos congregaremos
531 ¡Oh, sí, para ti hay perdón
395 ¡Oh, soldados de la cruz, nunca
440 ¡Oh!, soldados de la cruz,
77 ¡Oh!, soldados, en los cielos
381 ¡Oh!, soldados, sin temor
234 ¡Oh!, toma tu mi corazón con
473 ¡Oh!, toma tu mi corazón,
396 ¡Oh!, toma, tú mi mano
302 ¡Oh!, tú, de tu pueblo
394 iOh!, tu fidelidad
131 ¡Oh! , ven a Cristo, pecador
544 ¡Oh!, ven a morar en mí
80 ¡Oh!, ven, Consolador
235 ¡Oh!, ven hasta el Calvario
236 ¡Oh!, ven, Jesús, con santo
232 ¡Oh!, ven, Jesús, tu sello
107 ¡Oh!, ven, ¡oh!, ven
132 ¡Oh!, ven pecador pues
342

1 99 Oí decir al Salvador: Cansado


575 Oí decir al Salvador: tu cruz
514 ¡Oí un son en alta
200 Oí que se hablaba
29 ¿Oíste tu del Nombre
34 Oí hablar de un Salvador
270 Oí una voz decir
133 ¡Oye, el Salvador te llama
237 Óveme, Señor, junto
478 Oye nuestro canto
120 Oye, pues, la grata nueva
486 Oye pues, ¡oh!, Señor

P
238 Padre de amor, tan justo
99 Padre te amamos
334 Padre, tu palabra es
498 Padre y eterno Dios
532 Pagó una deuda
648 Para llevar el mundo
397 ¡Paz, dulce paz!
533 Paz y descanso
614 Paz, paz bendita paz
1 34 Pecador, Jesús te llama
1 35 Pecador, ven al dulce Jesús
460 Pensad en que hay
473 Pequeño niño, sí, yo soy
201 Perdido en el mal,
649 Por donde me guíe Jesús
441 Por doquiera id y
395 Por Jesús lucharé
442 Por Jesús, sin cesar
421 Por la excelsa majestad
252 Por la fe nos justifica
355 Por la fe, par la fe
449 Por mi Señor yo hablaré
202 Por mí sufrió el Salvador
64 Porque él vive, triunfaré
376 Porque hay paz, placer
136 ¿Por qué, oprimido
591 ¿Por qué te afanas hoy
281 Por ti yo lucharé
650 Por todo el mundo hemos de
90 Por tu Espíritu y acción
325 Postrado a tus pies
343

137 Preste oídos el humano


345 Proclamad al mundo
26 Proclamemos la santa verdad
353 Pronto la noche viene
444 Proseguid, siempre adelante
138 ¿Puede el prodigo ir...

Q
344 Que alumbren vuestras
203 ¡Qué amor!, tan puro y
35 ¡Qué bella historia
159 ¡Qué bellas son!
91 ¡Qué debo hacer y quien
398 ¡Qué dicha inmensa,
445 Que disipa las nieblas
657 Que el Señor te dé paz
272 ¡Qué hermoso es seguir...
640 ¡Qué maravilla alabar al
139 ¿Qué me puede dar perdón?
271 Que mi vida entera esté
140 ¿Qué otra cosa pudo hacer
354 ¿Quién con el Señor
59 ¿Quien del cielo descendió?
354 ¿Quién esté del lado
204 ¿Quién midió el amor
47 ¿Quien puede tal amor
453 ¿Quieres ir?, ¿quieres ir?
239 ¿Quieres ser libre de toda
240 ¿Quieres tener paz
615 Quiero cantar una linda
303 Quiero decir que yo te amo
241 Quiero llegar a las divinas
271 Quiero seguir las pisadas
273 Quiero ser tu santo templo
274 Quiero servirte, mi Señor
576 Quiero servirte, Señor
275 Quiero vivir, Señor, cerca

R
422 Rebosando está mi corazón
326 Redentor divino, es Hijo
1 62 ¡Roca de la eternidad!
60 Rostro divino, ensangrentado
327 Ruégote, Señor, me escuches
344

S
141 ¿Sabes donde hay una
515 ¿Sabes qué cantó el coro
205 ¿Sabes tú por qué yo amo
181 Sacóme de tinieblas
443 Sal a sembrar, sembrador
229 Salvador, cerca, más cerca
265 Salvador, te amo, ven
154 Salvador, yo vengo
616 Salvado soy
523 Salvo en los tiernos
525 Salvo en los tiernos
399 Salvo navego en la nave
617 Salvo por él yo soy
618 Salvo soy del cruento
206 Salvo soy, salvo soy
242 Sangre preciosa vertiste ...
335 ¡Santa Biblia!, para mí
403 Santa luz, divina luz
333 ¡Santa paz y perdón!
336 Santa y bendita, Biblia
243 Santo Cordero, Salvador;
545 Santo Espíritu de Dios
92 Santo Espíritu, desciende
87 Santo Espíritu, desciende
546 Santo Espíritu llena mi vida
328 Santo Espíritu, ven sobre mí
100 ¡Santo, santo, santo!
423 Santo, santo, santo es el Señor
20 Santos, ¡oh!, alzad
401 Se acerca a mí y siento
483 Se cosechará
444 Seguid al Maestro
619 Seguiré a Cristo, Salvador
547 Seguiré do tu me guíes
283 Seguiré siempre en tus pasos
400 Señor, en ti yo creo
577 Señor en mi vida
329 Señor Jesús, la luz del
488 Señor Jesús, Maestro
21 Señor, mi Dios, al
276 Señor, te seguiré, guiado
244 Señor, yo anhelo más
548 Ser como Cristo, mi sólo
549 Ser como Cristo, ser como
474 Si a Jesús acudo, me
345

474 Si a Jesús acudo, me


97 Si, a mí... bendíceme
475 Si bien soy pequeñuelo
142 Si Cristo viene a ti, traerá
142 Si Cristo viene a ti, si Cristo
22(a) Si el corazón humano
620 Siempre Cristo cerca está
127 Siempre igual es su amor
651 Siempre, siempre seguiré
424 Siervos de Jesús, hombres
49 Sí, fue por mí
578 Si hay en mi alma
592 Si hay prueba o aflicción
22(b) Si hay ternura en el hombre
425 Si la gloria entra
425 Si la gloria, gloria
12 Sí, mi vida está en las
445 Sin cesar llevaré a las
207 Sin límite océano de amor
126 Sin tardar, pecador, ven
426 Sin temor salgamos
434 ¡Sin vacilar, marchad
138 Si, ¡oh!, sí, puede ahora
401 Si solo estoy sin nadie
143 Si son rojos tus pecados
246 Si tu alma está en contacto
258 Si tú no me das compasión
277 Si una cruz pesada
150 Sí, yo lo creo,
61 Sobre el monte yo vi
278 Sobre tu altar me consagro
534 Solamente en Cristo
330 Sol de mi ser, mi Salvador
154 Sólo cifro Salvador
245 Sólo excelso amor divino
362 Solo no estás
304 Sólo por ti suspira el
297 Sólo tú Cristo, sólo tú
208 Sólo tu preciosa sangre
144 Sólo un paso a Cristo
355 Somos fieles guerreros
289 Soy consagrado a Cristo'
174 iSoy feliz!, ¡Soy feliz!
427 Soy feliz, soy soldado
427 Soy feliz, soy soldado
356 Soy peregrino aquí
346

209 Soy soldado, voy al cielo


210 Sublime gracia del Señor
516 Suenen dulces himnos,
191 Su grande amor me levantó
79 Su nombre load
550 Su presencia santa es
399 Su ruta al cielo
593 Sus santas promesas

T
163 Tal como soy, en mi
461 Tal vez en años que
145 Tan cerca del Reino
288 Tan solo en ti, yo hallo
90 Te adoramos, Padre nuestro
249 Te alabo a ti
489 Te dedicamos, ¡oh!, Señor
108 Te llama hoy, te llama hoy,
402 ¿Temes que en la lucha
147 Tendrás que renacer
403 Tenebroso es el valle
211 Tengo en la gloria
285 Tengo paz, dulce paz
404 Tengo paz en Dios
621 Tengo paz, no temeré
212 Tengo un amigo fiel en mi
729 Te ofrece hoy la salvación
244 Te ofrezco mi corazón
270 Te seguiré, Jesús bendito
146 ¿Te sientes casi resuelto ya?
246 ¿Tienes comunión con
342 Tierno Jesucristo, sólo
331 Tierno Jesús, cuanto yo
476 Tierno Salvador Jesús
305 Tierno y amoroso Salvador
331 Toca, Señor, mi corazón
405 Todas las promesas
104 Todas tus penas y todo afán
279 Todo a Cristo hoy
406 Todo cambia en este
269 Todo lo hago para Cristo
280 Todo lo que soy, sí, todo te
280 Todo lo que soy sí, todo lo
264 Todo por ti, Jesús
30 Todos juntos elevemos
428 Todos juntos reunidos
347

357 iTrabajad, trabajad!


357 ¡Trabajad. Trabajad,
429 Trabajar y orar en la viña
499 Trabajar y orar y la Liga
341 Triunfarán, triunfarán
594 Tú, conservarás en paz
359 Tú cuidarás de mí
517 Tú dejaste tu trono
579 Tu dulce voluntad, ¡oh!,
36 Tú eres el camino
88 Tu Espíritu siento aquí
83 Tu Fuego Santo hoy sentir
551 Tu mano pan sobre mí
366 Tú me das tu protección
477 Tú no contemplas mi valer
81 Tú presencia, Santo Espíritu
407 Tu, ¡oh!, Cristo, de mi
327 Tú, que sabes mis flaquezas
281 Tu voz me llama a
273 Tuya es mi vida
306 Tuyo soy, Jesús,

U
171 Una cosa se ya, una cosa yo
524 Un amigo para niños
93 Unánimes ante la cruz
213 Una vez perdido vivía
254 Un corazón limpio de
147 Un hombre Ilegóse

V
358 ¡Valor, camaradas a guerra!
358 ¡Valor, camaradas Jesús....
484 Vamos sembrando
75 Ved al Cristo, Rey
78 Ved del cielo descendiendo
484 Ved que acercándose
115 Ven a Cristo, ven a Cristo
135 Ven a él, ven a él
145 Ven a Jesús, ven a Jesús
641 Ven alaba al Señor
148 Ven alma que lloras
535 Ven a mi alma, Cristo mío
517 Ven a mi corazón, ¡oh
642 Ven, Cristo Jesús, haz
348

94 Ven, Espíritu Santo


552 Vengo a ti, Maestro
160 Vengo a ti, sí, vengo
182 ¡Venid!, a gozar, a gozar
518 Venid, niños, todos
519 Venid todos fieles
282 Ven, ¡oh!, Cristo, a
307 Ven, ioh!, Dios de eterno
101 Ven, ¡oh! Todopoderoso
130 Ven, ¡oh!, ven, pecador
144 Ven, pecador, ven
149 Ven pródigo perdido, ven
211 Ven, pues, a Jesús
124 Ven pues, ven pues
86 Ven, santo Poder
282 Ven, Señor, a ti
150 Ven, ven a Cristo
128 Ven, ven al Salvador
299 ¡Ven, ven, buen Jesús!
419 Vestido blanco yo tendré
443 Ve, ve, ve, sembrador
67 Vive él, vive él
105 Volveremos a cantar
437 Voy marchando con "Sangre
422 Voy subiendo al cielo
62 Voz de amor y de clemencia
70 Vuestro himno hoy cantad

Y
448 Ya libre del yugo maligno
214 Ya no es mi vida cual antes
622 Ya no soy yo quien vive
195 Ya salvo soy
79 ¡Ya viene vuestro Rey:
521 Y cara a cara le veré
197 Y cuando llegue al cielo
408 Yo alzaré mis ojos a los
215 Yo amaba mucho al mundo
475 Yo amo a Jesucristo
276 Yo anhelo, sí, yo anhelo
462 Yo anhelo ver tu rostro
772 Yo cantaré, ¡aleluya!
290 Yo creía ser de Cristo
51 Yo creo sí
164 Yo escucho, buen Jesús
349

277 Yo fiel seré


279 Yo me rindo a él
283 Yo mi cruz ya he tornado
266 Yo no soy dueño de mí
658 Yo os dejo mi paz
61 Yo por eso mucho amo
332 Yo quiero andar, Señor
652 Yo quiero ser soldado
16 Yo quisiera cantar
408 Yo vengo y voy
164 Yo soy pecador, nada hay
449 Yo soy soldado de Jesús
595 Yo tengo fe
284 Yo tengo paz, don
217 Yo tengo un amigo en el
553 Yo tu voz acataré
161 Yo vengo, yo vengo
166 Y por doquier cantando
350
351

También podría gustarte