Está en la página 1de 17

Corporación Internacional de Lideres ONG

Diplomado en Docencia Universitaria

Por:
José Erlin Murillo Delgado
Samanta Leudo M
Harold
Francia
Carlos Jojoa
Swanny
Pablo
Lucia

Docente:
Elvis Córdoba Arango

Quibdó Febrero de 2019

1
Índice.

INTRODUCCIÓN 3
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA 3
JUSTIFICACIÓN 3
OBJETIVOS DEL TRABAJO 4
Objetivo General 4
Objetivo Específicos 4
BREVE HISTORIA DEL ESPACIO PÚBLICO 5
CONCEPTOS BÁSICOS Y SIMPLES 5
PROFUNDIZACIÓN CONCEPTUAL 7
ASPECTOS LEGALES 9
Constitución Política Colombiana 9
Código Nacional de Policía 9
IMPORTANCIA DEL ESPACIO PÚBLICO 11
COMPONENTES DEL ESPACIO PÚBLICO 12
TIPOLOGÍAS DEL ESPACIO PÚBLICO 13
PRINCIPALES PROBLEMAS DEL ESPACIO PÚBLICO EN LAS CIUDADES
COLOMBIANAS 15
MATRIZ DOFA 16
BIBLIOGRAFIA 17

2
1. INTRODUCCION
El trabajo hace un breve recuento de los acercamientos disciplinarios y teóricos
del espacio público, dándole un vistazo a la normativa nacional y local del espacio
público donde se evidencia que aún hoy, en pleno siglo XXI las ciudades crecen
por fuera de la planificación, la legalidad y otro gran número de factores que atenta
contra la naturaleza humana y va en contra del “deber ser territorial” o la utopía de
la construcción de un territorio ameno con el medio ambiente y que vaya en pro
del mejoramiento de la calidad de vida del ser humano.
Es por esta razón que el trabajo recoge diferentes perspectivas de la concepción
teoría, practica y legal del espacio público para entender como históricamente se
ha concebido el concepto de un “estructurante” que debería darle forma física y
social a las ciudades.
Desde una mirada con lupa en el territorio colombiano, tanto desde la perspectiva
teórica, legal y práctica se hace un acercamiento a la revisión de un estudio de
caso donde se reflexiona alrededor de todo lo analizado previamente, obteniendo
así conclusiones sobre la actualidad y los retos de la construcción física,
económica y social del espacio público, teniendo siempre presente los cambios y
retos constantes generados por la globalización en todos los aspectos.

2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El Espacio Público, visto como el elemento articulador de relaciones sociales y


como elemento inmanente del bienestar y la calidad de vida de los habitantes de
las ciudades y el territorio, es concebido de diferentes maneras en diferentes
culturas y áreas geográficas.
El caso colombiano es sin lugar a duda interesante ya que los procesos sociales,
culturales, políticos ha originado problemáticas en la concepción, valoración y
materialización del espacio público, lo que hoy se refleja en la devaluada calidad
de vida de los habitantes e igualmente en la falta de cultura alrededor de estos
espacios y su adecuado uso y defensa.

3. JUSTIFICACIÓN

3
El espacio público como elemento estructurante territorial tiene gran importancia
histórica, otorgada por los procesos que conforman la ciudad y la sociedad que la
habita.
Sin embargo hoy en las ciudades colombianas especialmente las que se
encuentran en procesos de crecimiento acelerado gracias en gran parte a la
globalización económica, el espacio público ha perdido importancia como
elemento estructurante y productor de relaciones sociales, por lo cual deja de
concebirse como el “Elemento inmanente de toda morfología urbana y como
destino de todo tipo de intervenciones urbanizadoras, el doble sentido de objeto de
urbanismo y urbanidad” (Delgado & Malet, 2011, p. 1)
Igualmente la normatividad actual colombiana le resta importancia y lo impulsa a
perder su característica de estructurante territorial, por lo cual la realidad territorial
de Colombia, refleja la falta de importancia del espacio público, su articulación con
edificaciones de interés público e igualmente la carencia de un vínculo público-
privado para concebir y construir el espacio público como estructurante natural y
artificial, desligado de los límites municipales, departamentales y nacionales.
Los procesos de crecimiento y transformación de las ciudades en Colombia están
impulsados por la multiplicidad y vicisitud de la oferta de suelos, redes viales,
aeroportuarias, nuevas técnicas y tecnologías en todos los campos; pero las
condiciones sociales, ambientales y urbanísticas (funcionales y estructurales), no
se transforman ni evolucionan con la velocidad y la escala que crecen y se
desarrollan los procesos industriales y los asentamientos en las ciudades.
Hoy el espacio público debe ser diferente, respondiendo a las transformaciones
físicas, sociales, tecnológicas y económicas de las ciudades y así tener sentido e
importancia como estructurante de la ciudad y el territorio, por lo cual se busca
entender la base teórica y práctica de lo existente y así poder luego plantear
alternativas de transformación socio-política.

4. OBJETIVOS DEL TRABAJO

4.1. Objetivo General.


Aplicar las metodologías de enseñanza/aprendizaje para el desarrollo de una
micro-clase en el diplomado en docencia universitaria. Tema de interés Espacio
Público.

4.2. Objetivos Específicos.

4
 Identificar la metodología adecuada para la correcta realización del
ejercicio.

 Realizar un diagnóstico que pueda medir la capacidad de los estudiantes


previo al tema a abordar.

 Desarrollar el ejercicio de manera flexible donde la lluvia de ideas sea una


de las herramientas principales para construir en consenso la idea principal
de los temas tratados.

5. BREVE HISTORIA DEL ESPACIO PÚBLICO.


Contexto Histórico del Espacio público.
El proceso actual de concentración de la población en las ciudades y/o metrópolis
está encausando una situación nueva en la historia que causa enorme inquietud, y
que se da gracias al desmedido crecimiento de las ciudades y las repercusiones
que se derivan de ese crecimiento, como lo son la marginalidad, los conflictos
sociales y la segmentación socio económica de la población.
Desde que los seres humanos primitivos comenzaron a vivir una vida sedentaria,
explotando la tierra, se fueron conformando asentamientos de población estables,
que dieron origen a las primeras ciudades, hace unos 4000 años
aproximadamente, como señala Arizaga & Añíbarro (2011), las primeras comarcas
urbanas se establecieron cerca de los ríos Tigris, Éufrates y Nilo. Paulatinamente
antes del 2000 A.C se produjo la expansión y la urbanización alrededor del
mediterráneo, primero por Grecia y posteriormente por Roma.

6. CONCEPTOS BÁSICOS Y SIMPLES.

Existen muchas definiciones de espacio público, la que nos ocupa es la física, es


decir, el espacio material y físico, por el que las personas transitan de manera
libre. Luego, se trata de la infraestructural, tal como: calles, avenidas, zonas
verdes, aceras, puentes, ríos, caminos, etc., que por tratarse de zonas de carácter
público, no son propiedad privada.

¿Qué se entiende por espacio público?, inicialmente García (2010, p. 141),


comienza diciendo que en principio el espacio público corresponde a aquel
territorio de la ciudad en donde cualquier persona tiene derecho a estar y a circular
libremente, haciendo así una referencia evidente a los derechos humanos, y
ligándolo íntimamente el concepto de ciudadanía, edificada en los procesos
revolucionarios burgueses de los siglos XVIII y XIX en Europa. Ese derecho hace

5
referencia a la circulación y ubicación en los escenarios físicos construidos por el
Estado y las Instituciones.

Las plazas, parques, calles, centros administrativos, museos, bibliotecas,


senderos y bulevares son algunos de los más claros ejemplos de la
materialización del interés colectivo en un espacio; sin dejar atrás contenidos
implícitos en las dimensiones: (física – política – económica – social y cultural).

En la dimensión físico-territorial el espacio público juega un papel importante ya


que se convierte en una superficie accesible a todos los habitantes y con una
marcada condición de centralidad, (aunque esta centralidad puede ser discutible),
ya que la misma puede ser vista como un espacio geográfico reconocido por un
grupo de personas que lo relacionan con una actividad o uso cotidiano o visto
como un espacio símbolo con el que las personas se identifican o lo reconocen
como parte de la ciudad.

El espacio público es un producto social, y como tal tiene lógica aludir a la


constitución social del espacio público, el cual puede ser definido como un espacio
con carácter histórico, y supeditado a un conjunto de relaciones sociales y
procesos de desarrollo. El espacio público es un estructurante fundamental en el
desarrollo ciudadano, en virtud a que articula la vida cotidiana con la vida pública,
por eso el Estado tiene el deber de garantizar la creación y administración del
espacio público, como un bien público para la satisfacción del interés general, el
bien común y los derechos colectivos.

El espacio público en esa directriz normativa y de Estado social de Derecho, tiene


varias funciones: (uso lúdico, deportivo, integración social, expresión cultural y de
participación política).

Galeano (2010), puntualiza diciendo: En el marco del ordenamiento territorial, y su


relación con la gestión urbana, el espacio público emerge como escenario de
intervención social y espacial de la ciudad, al representar desde su noción básica,
el carácter colectivo de ésta. Su destinación al uso común y disfrute colectivo de
los ciudadanos. Desde la perspectiva del ordenamiento territorial, lo convierten en
un sistema estructurante del conjunto de sistemas que componen la ciudad y, a su
vez en un espacio de integración e interacción social, donde tienen lugar los
encuentros, intercambios, manifestaciones sociales y culturales, etc., de los
habitantes de la ciudad (p. 1) Es por esto que se podría decir que el espacio
público podría denominarse como un área geográfica que tiene la facultad de
congregar ejercicios políticos, urbanísticos, económicos y sociales cotidianos que
se desarrollan en la vida colectiva que proporciona la ciudad.

Así entonces el Estado debería direccionar estratégicamente la producción del


espacio público, por medio de procesos de intervención física y social, todo esto
con efectos en las actividades cotidianas de los habitantes y en su categoría de
ciudadanos.

6
Teniendo en cuenta lo anterior, es de gran importancia el ordenamiento del
espacio público, visto en términos de toma de decisiones y acciones que
establezcan el “orden social”, que a su vez podría ser visto como una estrategia de
dominación o control social (si así lo queremos), pero que también puede ser vista
como una estrategia de ordenación asociada desde el componente físico al uso,
ocupación, regulación y apropiación del espacio público y su entorno, y asociada
desde el componente social a las prácticas sociales como: (el encuentro, el
intercambio, trabajo, convivencia y la comunicación, entre otras).

En esta línea de conceptualización, Solà-Morales (2010), sostiene que el espacio


público ocupa en la actualidad un lugar protagónico en la producción de la ciudad,
constituyendo un espacio de conflicto donde se expresa la tensión entre diferentes
lógicas que se debaten y confrontan en el terreno físico y en el simbólico de la
ciudad. Esta tensión genera disputas propiciadas por los usos, la apropiación u
ocupación, la forma, significado, representación de espacios en el territorio.

En ese conflicto, suelen emerger uno o varios poderes hegemónicos que


propenden dominar las demás lógicas, sin embargo, las resistencias que esto
puede generar, hace que el conflicto sea constante, aunque presenta formas e
intereses diversos que además pueden variar en el tiempo y en las nuevas
dinámicas que trae la transformación urbanística y social de la sociedad.

El espacio público, no debe solo concebirse como un concepto, ni como una


producción natural, sino como una producción determinada por gran cantidad de
variables espaciales y temporales, por lo cual se materializa constantemente y
desde diferentes perspectivas, las cuales generan armonías, choques y conflictos.

La pregunta por la construcción de un marco teórico donde se presenta el espacio


público como producción, puede reflejar la influencia del control social, que se
presenta en tres formas de producción: discursiva, física y social Lefebvre (1973) y
Delgado (2007). Esto lleva a considerar la incidencia de los mecanismos de
control social, ejercidos por el poder político y coercitivo del Estado en la
producción del espacio público.

7. PROFUNDIZACIÓN CONCEPTUAL.

Delgado & Malet, (2011, p. 11) señalan que el significado del espacio público es
una esfera de coexistencia de lo heterogéneo en la sociedad, marco en el que se
supone, se conforma y se confirma la posibilidad de estar juntos. Ese espacio
público, se puede esgrimir como la evidencia de lo que le permite a los habitantes
hacer sociedad, llegar a acuerdos en el marco de un espacio donde las diferencias
se ven superadas, sin quedar olvidadas. Así entonces el espacio público podría
denominarse como un ambiente libre para el acuerdo entre la sociedad, entre
ciudadanos, donde en esa esfera pública cada persona se ve reconocida, y esa
esfera se proyecta como un espacio para la racionalidad democrática y política.

7
Por lo tanto, el espacio público se convierte en el ámbito físico en el cual la
solidaridad comunicativa se representa, por ende, se hace necesario y posible el
acuerdo.

Delgado (1999, p. 14), subraya que el espacio público, es el lugar por definición de
lo urbano, pasa entonces a ser contemplado como el escenario de la proliferación
y el entre cruzamiento de relatos, que por demás no pueden ser más que
fragmentos, relatos permanentemente interrumpidos y retomados en otro sitio por
otros interlocutores.

El espacio público es el que se vive, defiende, combate, se vence, se es


derrotado, se plasman emociones y sentimientos, se transforman las relaciones en
consensos, se evidencian posiciones encontradas, por eso es dinámico, porqué
está en movimiento continuo, presenta muchos y diversos escenarios, los cuales
son apropiados de forma pasajera por los habitantes, pero no son itinerantes.

En el espacio público se presentan encuentros y divergencias, y a su vez múltiples


expresiones humanas que describen una confluencia de dramaturgias, que le
arrancan su funcionalidad escenográfica y administrativa, los espacios públicos de
las grandes ciudades son esos lugares productores activos de cultura.

Retomando el espacio público, dentro de un contexto significativo para la ciudad y


ejercicio de la ciudadanía, este es para Borja (2003, p. 28), la esfera de la
representación, en el que la sociedad se hace visible, por esto fue que en el siglo
XIX las manifestaciones políticas multitudinarias pasaron del Ágora a la plaza y
desde entonces desde la concepción de estos espacios se relata y comprende la
historia de la ciudad. Momentos de gloria, tragedia, históricos y contemporáneos
han acontecido en el espacio público, basta con recordar las manifestaciones en
París durante la Revolución francesa o varias de las oleadas revolucionarias en la
Europa del siglo XIX para entender que la historia de la ciudad está escrita física y
socialmente en su espacio público.

La historia de la ciudad es la de su espacio público, ya que los hechos históricos


ocurren en parques, calles, plazas y en general en sitios de encuentro donde se
conciben las relaciones sociales y donde se ejerce el poder y la política, por esto
la ciudad podría entenderse como un sistema con una red multimodal donde
existen infinidad de elementos de uso colectivo con determinado grado de
apropiación, lo que determina la vocación, usos del suelo y relaciones en la ciudad
misma y que a su vez la ordenan. El espacio público es entonces la
materialización de la expresión colectiva y la diversidad social y cultural de los
ciudadanos, impresa en una línea espacio-tiempo.

Desde la mirada de Silva (1992), se reafirma, que la ciudad no es sólo topografía


sino también utopía y ensoñación. Una ciudad es aquel sitio privilegiado por un
uso, pero también es aquel sitio despojado de normalidad social que permite
evocar a sus gentes algunas de sus partes, es iconografía en un cartel surrealista.
8
De acuerdo con Silva (1992, p. 114), una ciudad se puede concebir de muchas
maneras, desde el espacio físico reconstruido, hasta las mil maneras de
nombrarlo, desde el bautizo oficial de sus lugares y espacios hasta la negación del
pomposo nombre originario y su reemplazo por un modesto pero afín a la
comunidad. Armando Silva, describe dos grandes tipos de espacio público: El
oficial, diseñado por el Estado o las instituciones; hecho antes de que el ciudadano
lo concibiese a su manera, y otro espacio, denominado diferencial, que consiste
en una huella territorial que se usa e inventa en la medida que la ciudadanía lo
nombra y lo inscribe. Ese espacio diferencial, se inscribe en el lenguaje metafórico
utilizado por (Delgado, 1999) para referirse a la “ciudad líquida”, a los espacios de
los “no lugares”, lo que no aparece constantemente, que está a punto de
constituirse en territorio, pero que nunca termina de reconocer límites, ni marcas,
ni multiplicidad de acciones y expresiones en el plano cotidiano. Delgado y Silva,
invitan a profundizar acerca de los sitios que se recorren a diario y en los cuales
los habitantes suelen detenerse a pensar en el espacio público, concepto
nebuloso, complejo, donde las personas interactúan con sus lugares. En el
espacio público convergen las concepciones del mundo y de la vida, los sistemas
cognoscitivos - valorativos de la vida, elaborados en y por contextos urbanos,
comerciales, industriales y posturas políticas y multiculturales globalizantes.

8. ASPECTOS LEGALES

8.1. Constitución Política Colombiana

Artículo 82. Es deber del Estado velar por la protección de la integridad del
espacio público y por su destinación al uso común, el cual prevalece sobre el
interés particular. Las entidades públicas participarán en la plusvalía que genere
su acción urbanística y regularán la utilización del suelo y del espacio aéreo
urbano en defensa del interés común.

8.2. Código Nacional de Policía

Artículo 140. Comportamientos contrarios al cuidado e integridad del espacio


público

Los siguientes comportamientos son contrarios al cuidado e integridad del espacio


público y por lo tanto no deben efectuarse:

1. Omitir el cuidado y mejoramiento de las áreas públicas mediante el


mantenimiento, aseo y enlucimiento de las fachadas, jardines y antejardines de las
viviendas y edificaciones de uso privado.

2. Realizar obras de construcción o remodelación en las vías vehiculares o


peatonales, en parques, espacios públicos, corredores de transporte público, o
similares, sin la debida autorización de la autoridad competente.

9
3. Alterar, remover, dañar o destruir el mobiliario urbano o rural tales como
semáforos, señalización vial, teléfonos públicos, hidrantes, estaciones de
transporte, faroles o elementos de iluminación, bancas o cestas de basura.

4. Ocupar el espacio público en violación de las normas vigentes.

5. Ensuciar, dañar o hacer un uso indebido o abusivo de los bienes fiscales o de


uso público o contrariar los reglamentos o manuales pertinentes.

6. Promover o facilitar el uso u ocupación del espacio público en violación de las


normas y jurisprudencia constitucional vigente.

7. Consumir bebidas alcohólicas, sustancias psicoactivas o prohibidas en estadios,


coliseos, centros deportivos, parques, hospitales, centros de salud y en general,
en el espacio público, excepto en las actividades autorizadas por la autoridad
competente.

8. Portar sustancias prohibidas en el espacio público.

9. Escribir o fijar en lugar público o abierto al público, postes, fachadas,


antejardines, muros, paredes, elementos físicos naturales, tales como piedras y
troncos de árbol, de propiedades públicas o privadas, leyendas, dibujos, grafitis,
sin el debido permiso, cuando este se requiera o incumpliendo la normatividad
vigente.

10. Drenar o verter aguas residuales al espacio público, en sectores que cuentan
con el servicio de alcantarillado de aguas servidas y en caso de no contar con
este, hacerlo incumpliendo la indicación de las autoridades.

11. Realizar necesidades fisiológicas en el espacio público.

12. Fijar en espacio público propaganda, avisos o pasacalles, pancartas,


pendones, vallas o banderolas, sin el debido permiso o incumpliendo las
condiciones establecidas en la normatividad vigente.

PARÁGRAFO 1o. Las empresas de servicios públicos pueden ocupar de manera


temporal el espacio público para la instalación o mantenimiento de redes y
equipamientos, con el respeto de las calidades ambientales y paisajísticas del
lugar, y la respectiva licencia de intervención expedida por la autoridad
competente.

PARÁGRAFO 2o. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes


señalados será objeto de la aplicación de las siguientes
medidas:COMPORTAMIENTOSMEDIDA CORRECTIVA A APLICAR DE
MANERA GENERALNumeral 1Construcción, cerramiento, reparación o
mantenimiento de inmueble.Numeral 2 Multa General tipo 3.Numeral 3Multa
General tipo 4; Reparación de daños materiales de muebles o inmuebles;
10
Construcción, cerramiento, reparación o mantenimiento de inmuebles.Numeral 4
Multa General tipo 1.COMPORTAMIENTOSMEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
DE MANERA GENERALNumeral 5Multa General tipo 3; Reparación de daños
materiales de muebles o inmuebles; Construcción, cerramiento, reparación o
mantenimiento de inmueble.Numeral 6Multa General tipo 4; Remoción de
bienes.Numeral 7Multa General tipo 2; Destrucción de bien. Participación en
programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia y remisión a los
Centros de Atención en Drogadicción (CAD) y Servicios de Farmacodependencia
a que se refiere la Ley 1566 de 2012.Numeral 8Multa General tipo 2; Destrucción
de bien.Numeral 9Multa General tipo 2; Reparación de daños materiales de
muebles o inmuebles; Construcción, cerramiento, reparación o mantenimiento de
inmueble.Numeral 10Multa General tipo 4.Numeral 11Multa General tipo 4;
Participación en programa comunitario o actividad pedagógica de
convivencia.Numeral 12Multa especial por contaminación visual; Reparación de
daños materiales de muebles o inmuebles; Construcción, cerramiento, reparación
o mantenimiento de inmueble; Remoción de bienes; Destrucción de bien.

PARÁGRAFO 3o. Cuando el comportamiento de ocupación indebida del espacio


público a que se refiere el numeral 4 del presente artículo, se realice dos (2) veces
o más, se impondrá, además de la medida correctiva prevista en el parágrafo
anterior, el decomiso o la destrucción del bien con que se incurra en tal ocupación.

PARÁGRAFO 4o. En relación con el numeral 9 del presente artículo bajo ninguna
circunstancia el ejercicio del grafiti, justificará por sí solo, el uso de la fuerza, ni la
incautación de los instrumentos para su realización.

9. IMPORTANCIA DEL ESPACIO PÚBLICO

Aunque son múltiples las funciones que cumplen los diferentes elementos que
integran el espacio público, se destacan aquellas que pertenecen al ámbito del
ordenamiento territorial, entre las cuales sobresalen las siguientes:

• Es un elemento que teje, estructura y modela una ciudad, por lo que determina la
forma como se relacionan sus habitantes.

• Contribuye a la conservación de recursos naturales y ecosistemas, lo cual reduce


los niveles de contaminación de las ciudades y crea un medio ambiente
adecuados.

• Genera seguridad a los ciudadanos y brinda oportunidades de valoración a las


propiedades.

• Genera equidad en el desarrollo de los habitantes.

• Genera identidad en las comunidades y las ciudades.

11
• Contribuye a regular y equilibrar el transporte público.

• Contribuye a la preservación de la memoria histórica, a través de la conservación


del patrimonio cultural.

Contar con espacios públicos amplios, bien iluminados, de fácil acceso,


señalizados, arborizados, con un mobiliario adecuado y libre de cualquier tipo de
invasión, es un factor importante para mejorar la calidad de vida de las ciudades
colombianas en los próximos años. Este es uno de los principales retos que
enfrentan los gobiernos de cada ciudad y distrito, conjuntamente con empresarios,
propietarios de vehículos, comerciantes y demás ciudadanos.

Es fundamental reconocer la importancia del espacio público por cuanto éste es


propiedad de todos y, por lo tanto, prima sobre los intereses privados. Su
recuperación, en los casos en que se encuentra invadido, genera bienestar y
mejora la calidad de vida diaria de los habitantes de las ciudades.

10. COMPONENTES DEL ESPACIO PÚBLICO

El espacio público está integrado por una diversidad de lugares y elementos


naturales, construidos y complementarios, que cumplen diferentes funciones,
todas ellas vitales para su preservación y aprovechamiento. Los elementos que lo
conforman, y que deben ser tenidos en cuenta al momento de establecer una
política de recuperación del espacio público, son:

12
11. TIPOLOGÍAS DEL ESPACIO PÚBLICO

La forma como se integran y articulan los diferentes elementos del espacio


público ha dado origen a diversas tipologías, que responden, básicamente, al uso
y funcionalidad principal que las caracteriza. El siguiente cuadro resume las
diferentes tipologías de espacio público, que es preciso identificar, al momento de
establecer una estrategia para su recuperación:

13
14
12. PRINCIPALES PROBLEMAS DEL ESPACIO PÚBLICO EN LAS
CIUDADES COLOMBIANAS

15
16
BIBLIOGRAFIA.

Aguilar Dubose, C. (n.d.). La Ciudad del Renacimiento: Nuevas ideas sobre viejas
formas. México D.F.

Andes, M. de. (2016). Plan de Desarrollo Andes 2016-2019. Retrieved from


http://andesantioquia.gov.co/apcaafiles/32613564616231633066313831656238/pl
an-de-desarrollo-andes-2017.pdf

Arizaga, B., & Añíbarro, J. (2011). Historia Urbana Medieval, 1–25.

Bauman, Z. (2000). Modernidad líquida. Fondo de La Cultura Económica,


Argentina. https://doi.org/EBAC BAUM

Bauman, Z. (2001). La globalización. Consecuencias humanas. British Journal of


Sociology. Retrieved from
https://estudiscritics.files.wordpress.com/2011/02/la-globalizacion-zigmunt-
bauman.pdf

Blanco, J. O. B. (2013). Globalización y reconfiguración de lo público-privado.


Hacia una esfera pública global? Tabula Rasa, (19), 139–166.

Borja, J. (2003). La Ciudad Conquistada. Ediciones Península (Vol. 66).


Barcelona: Alianza.
https://doi.org/10.1177/072551369203300110

Colombia Art. 140 Código Nacional de Policía y Convivencia


Tomado de: http://leyes.co/codigo_nacional_de_policia/140.htm
Leyes.co 2014-2019 Colombia

Borja, J., & Muxi, Z. (2000a). El espacio público, ciudad y ciudadanía. Diputació de
Barcelona, Xarxa de Municipis : Electa, Cop., 415.

Delgado, M. (1999). Ciudad líquida, ciudad interrumpida. Medellín: Editorial


Univesidad de Antioquia.

Delgado, M. (2007). El derecho a la calle. Agenda Cultural, 134(ISBN 0124-0854),


4.

Delgado, M., & Malet, D. (2011). El espacio público como ideología, 1–13.
Departamento Nacional de Planeación. (2012). CONPES 3718. Bogotá.

17