Está en la página 1de 2

Quan Yin

¡Buenos días, queridos! YO SOY Quan Yin, Diosa del amor y la compasión, su familia, su
hermana en corazón y alma.

Vengo hoy a recordarles que tengan misericordia y compasión de ustedes mismos, porque los
caminos que han tomado pueden ser muy difíciles, desgarradores y a veces bastante
abrumadores. Sí, tranquilícense, y escuchen a sus corazones cuando sugieren que necesitan
sentarse a solas por un rato y dejar que todo sea como es.

e lo que pueden comprender en este momento.

Pero queridos corazones, también están yendo muy profundo en la oscuridad y trayendo de
regreso a la luz energías muy pesadas que necesitan ser neutralizadas y transmutadas.
También están recuperando partes y aspectos de ustedes mismos que necesitan mucho
cuidado tierno y amoroso, atención constante, tranquilidad, sanación, e integración apropiada
en sus encantadores seres multidimensionales.

Eso no se puede hacer de una manera precipitada y superficial, porque esas partes de ustedes
sólo necesitan confiar y sentir que realmente entienden lo que les dieron… sabiduría, sí, pero
también algunas verrugas. Y las verrugas, las partes negativas y densas de ellas, tienen que ser
abrazadas tal como son, sin juicio y sanarlas primero. Sólo entonces su verdadera sabiduría
puede ser liberada y estar completamente disponible para ustedes.

Cuando abrazas tus partes negativas y las sanas, liberas tu sabiduría.

Piensen en las hermosas perlas que están enterradas y yacen en las partes más profundas y
oscuras de los océanos, sí, en la inmensidad del océano de la Madre. Y para recuperarlas hay
que bucear, buscarlas, encontrarlas y luego llevarlas a la superficie. Luego deben someterse a
un proceso de limpieza y pulido suave para lograr que revelen el resplandor de su amor y
belleza únicos mientras descubren su perfección. Se usan como gemas de belleza y fuerza y se
colocan en los cuerpos para realzarlos, para completar su belleza.

Pero queridos míos, ¡esto no es lo que son! Porque ustedes son los seres magníficos que llevan
estos pedazos de sabiduría que han sido reunidos a través de las experiencias de sufrimiento
mientras soportaban la inmensa presión del agua, las emociones y los sentimientos de
sufrimiento, dolor y aislamiento y han sobrevivido.
Amados, tengan compasión por ustedes mismos y permitan que la sanación y la integración
sean suaves y naturales. No intenten forzar el proceso, pero invítennos a ayudarles en la
medida en que se nos permita hacerlo.

Llámenme cuando sientan que hay partes de ustedes que necesitan más amor incondicional y
perdón.

Permítanme sentarme con ustedes y mostrarles las razones y toda la verdad de por qué han
tomado la decisión de sumergirse en las experiencias negativas de la vida en la dualidad. Lo es
y lo fue todo por amor.

Ámense a sí mismos, amen cada parte de sí mismos con la intensidad con la que la Madre y yo
los amamos. ¡Son dignos y son amados!

Los dejaré ahora con mi amor y con mi más profunda compasión. Adiós.

Quan Yin

También podría gustarte