Está en la página 1de 23

BIOMECÁNICA DEL TEJIDO ÓSEO

ÍNDICE

Recordatorio ___________________________________________________________________________ 2
COMPOSICIÓN Y ESTRUCTURA DEL HUESO ___________________________________________________ 3
CÉLULAS DEL HUESO_____________________________________________________________________ 6
PROPIEDADES BIOMECÁNICAS DEL HUESO___________________________________________________ 7
Comportamiento del hueso bajo diferentes modos de carga __________________________________________ 9
1. TENSIÓN/TRACCIÓN ________________________________________________________________________________ 10
2. COMPRESIÓN _____________________________________________________________________________________ 10
3. CIZALLA __________________________________________________________________________________________ 11
4. FLEXIÓN __________________________________________________________________________________________ 11
5. TORSIÓN _________________________________________________________________________________________ 12
6. CARGA COMBINADA ________________________________________________________________________________ 13

INFLUENCIA DE LA ACTIVIDAD MUSCULAR SOBRE LA DISTRIBUCIÓN DE LA SOLICITACIÓN EN EL HUESO ______ 14


DEPENDENCIA DE LA VELOCIDAD DE DEFORMACIÓN EN EL HUESO ____________________________________ 15
TIPOS DE FUERZAS___________________________________________________________________________ 16
FATIGA DEL HUESO BAJO CARGAS REPETITIVAS ___________________________________________________ 17
INFLUENCIA DE LA GEOMETRÍA DEL HUESO ______________________________________________________ 18

LEYES MECÁNICAS DEL CRECIMIENTO ______________________________________________________ 19


1. Ley de Delpech-Hueter-Volkmann ____________________________________________________________ 19
2. Ley de Wolff ______________________________________________________________________________ 20
3. Mecanismo de remodelación ósea ____________________________________________________________ 21
Cambios degenerativos en el hueso asociados al envejecimiento. _____________________________________________ 22
Recordatorio
El tejido óseo es una variedad de tejido conjuntivo cuya estructura es más dura y sólida por contener sales de
calcio. Constituye la base histológica de los huesos que constituyen el
esqueleto humano y que forman parte del aparato locomotor.

Los huesos están cubiertos externamente por el periostio: membrana


conjuntiva que recubre al hueso. Es el responsable del crecimiento en
grosor de los huesos.

Tanto el canal medular de las diáfisis como las cavidades del tejido óseo
esponjoso de la epífisis en las que se aloja la médula ósea roja, están
tapizados internamente por el endostio.

La diáfisis tiene forma cilíndrica y alargada y está localizada entre los dos
extremos del hueso o epífisis. Las epífisis se corresponden con los extremos
de los huesos largos y es donde se sitúan las articulaciones. La zona de
unión entre diáfisis y epífisis se llama metáfisis.
Hay 206 huesos en el cuerpo.

TIPOS DE HUESOS

 HUESOS LARGOS: Su longitud predomina más que su anchura y grosor. Este tipo de huesos tiene dos
extremos y un cuerpo. Los extremos denominados epifisis y el cuerpo diafisis. Ej.: húmero, radio,
cúbito.
 HUESOS CORTOS: Son huesos pequeños donde su longitud, grosos y anchura son casi iguales entre sí.
Están constituidos por tejido esponjoso revestido exteriormente por una delgada capa de tejido
compacto ocupan zonas del cuerpo que realizan movimientos poco extensos pero de mucho esfuerzo.
Ej.: huesos del carpo, muñeca, tarso o tobillo.
 HUESOS PLANOS: Son aquellos huesos en que el ancho y el largo son predominantes sobre el grosor,
son delgados. Muchas veces tienen el aspecto de una lámina con una cara cóncava y la otra convexa.
Los huesos planos limitan cavidades para dar protección a órganos delicados como los alojados en las
cavidades craneal y torácica. Ej.: el parietal y el frontal, costillas, esternón, omoplato.
 HUESOS IRREGULARES: son huesos que no tienen dominio de ninguna de sus dimensiones, por tener
formas muy complejas. Ej.: vertebras, falange distal
OBJETIVO PRINCIPAL DEL SISTEMA ESQUELÉTICO

Función mecánica:
 Protección: protege órganos internos
 Proporcionar uniones cinemáticas rígidas y zonas de inserción muscular
 Facilitar la acción muscular y el movimiento corporal.

Función fisiológica:
 Función hematopoyética: soporte que alberga a las células formadoras del
tejido sanguíneo
 Función metabólica: controla el metabolismo de minerales: Calcio, Fósforo y
Magnesio.

COMPOSICIÓN Y ESTRUCTURA DEL HUESO

El tejido óseo es un tejido conectivo especializado, cuya composición sólida se


adapta a sus funciones de sostén y protectoras.

Está formado por: células, matriz extracelular orgánica de fibras y sustancia


fundamental producida por las células.

Característica distintiva del hueso

Alto contenido en materiales inorgánicos (sales minerales).

Composición bioquímica del hueso humano

La constitución general del hueso es la del tejido óseo.

 35% de sustancias orgánicas.


o El componente orgánico del hueso proporciona flexibilidad y resistencia.
o En las sustancias orgánicas del hueso, se incluyen: célula ósea y matriz.
o El colágeno compone aproximadamente el 90% de la matriz extracelular. Las fibras de colágeno tipo 1
son duras, flexibles y resistentes.
o La sustancia fundamental gelatinosa que rodea a las fibras de colágeno está compuesta principalmente
por:
o Polisacáridos proteicos
o Glucosaminoglicanos GAG (bajo la forma de complejas macromoléculas llamadas proteoglicanos
PG)
 45% de sustancias inorgánicas
o El componente inorgánico del hueso proporciona al tejido dureza y rigidez.
o La proporción mineral o inorgánica está constituida por: calcio y fosfato. Estos minerales forman parte
del 60% - 70% de su peso, le dan consistencia sólida.
o El hueso sirve de reservorio para los minerales, particularmente el calcio.

 20% de agua
o 85% en la matriz orgánica. Fibras de colágeno
o 15% en los canales y cavidades del tejido óseo

A nivel microscópico

La unidad estructural fundamental del hueso es él: osteón. Consiste en una estructura tubular o cilíndrica que
generalmente está orientada a lo largo del eje mayor del hueso.

El Sistema de Havers es la unidad anatómica y funcional del tejido óseo. Está constituido por un canal de Havers,
alrededor del cual se agrupan laminillas con lagunas conteniendo células óseas, ya sean osteocitos u osteoblastos.
Este sistema es característico del hueso compacto.

El centro del osteón o conducto de Havers, contiene vasos sanguíneos. En el interior de este conducto existen
además terminaciones nerviosas amielínicas.

Los conductos de Havers se comunican entre sí, con el periostio y también con la cavidad medular.
El hueso presenta una estructura jerarquizada:

A nivel macroscópico

Todos los huesos están compuestos de dos tipos de tejidos:

 Hueso cortical o compacto:


o Forma la cubierta externa o corteza del hueso, y presenta una estructura
de densidad alta, similar al marfil. Rodea al hueso esponjoso. Su porosidad
es del 5-30%. Contiene sistema de Havers.
o Su matriz ósea mineralizada está depositada en laminillas, entre estas se
ubican las lagunas con los osteocitos (cada laguna con el osteocito es
llamada osteoblasto), desde cada una se irradian canalículos, ramificados
que las comunican y permiten la nutrición de los osteocitos (recordemos
que esto es importante ya que los osteocitos se encuentran rodeados de
matriz mineralizada que no permite la difusión de nutrientes al osteocito.
o La diáfisis de los huesos largos y las corticales de los planos y cortos, está
formada por tejido óseo compacto.
o Presenta orificios y túneles por los que corren los nervios y los vasos que llevan los nutrientes a las
células óseas y en cuyo canal medular se aloja a la médula amarilla.
 Hueso esponjoso o trabecular:
o Se caracteriza de finas láminas o trabeculas y se encuentra dentro del hueso compacto. El hueso
esponjoso a diferencia del hueso compacto no contiene sistema de Havers. Tienen una porosidad
del 30-90%
o Las láminas intersticiales están de forma irregular formando unas placas llamadas trabéculas. Estas
placas forman una estructura esponjosa dejando huecos llenos de la médula ósea roja. Dentro de las
trabéculas están los osteocitos, los vasos sanguíneos penetran directamente en el hueso esponjoso
y permiten el intercambio de nutrientes con los osteocitos.
o En las epífisis de los huesos largos y en las medulares de los huesos cortos y planos, el tejido óseo
subyacente es otra variedad, tejido óseo esponjoso en cuyo interior se encuentra la médula roja
ósea.

CÉLULAS DEL HUESO

Se pueden diferenciar cuatro tipos de células: osteoprogenitoras,


osteoblastos, osteocitos y osteoclastos.

 Células osteoprogenitoras u osteógenas. Son unas células no


especializadas, derivadas del mesénquima que pueden
experimentar mitosis y transformarse en osteoblastos. En el
adulto, se encuentran en la capa celular interna del periostio y
del endostio.
 Osteoblastos. Los osteoblastos son las células responsables de la
formación y organización de la matriz extracelular del hueso y de
su posterior mineralización. El principal producto de los
osteoblastos maduros es el colágeno de tipo I.
 Osteoclastos. Son las células responsables de resorción de la
matriz ósea. Son células polinucleadas de gran tamaño que se localizan en las superficies óseas firmemente
asociadas a la matriz ósea.
 Osteocitos. Células que se forman a partir de la diferenciación de los osteoblastos. Se encuentran en el
hueso completamente formado ya que residen en lagunas en el interior de la matriz ósea mineralizada.

PROPIEDADES BIOMECÁNICAS DEL HUESO

Biomecánicamente, el tejido óseo puede ser considerado como un material compuesto de dos fases (bifásico), con el
mineral como una fase y el colágeno y la sustancia fundamental como la otra. Estos materiales compuestos por un
elemento fuerte y vidriado incrustado en uno más débil y flexible, son más fuertes en relación a su peso de lo que es
una sustancia.

El hueso es anisótropo: ofrece diferentes propiedades mecánicas cuando es cargado en diferentes direcciones.

El tejido óseo tiene un comportamiento viscoelástico, se recupera de la deformación con lentitud, siempre cuando
no se supere el límite elástico.

Funcionalmente, las propiedades mecánicas más importantes del hueso son su fuerza y su rigidez. Estas otras
características pueden entenderse más fácilmente en el caso del hueso, o cualquier otra estructura, examinando su
comportamiento bajo carga, esto es, bajo la influencia de fuerzas aplicadas externamente. La carga causa una
deformación, o un cambio en las dimensiones de la estructura.

Si una carga en una dirección conocida se aplica sobre una estructura, la deformación de esa estructura puede ser
medida y representada en una curva de carga-deformación. Se puede extraer mucha información sobre la fuerza,
rigidez, y otras propiedades mecánicas de la estructura examinando esta curva.

Toda carga aplicada sobre una estructura, en este caso sobre el hueso, causa una deformación. Todo esto puede ser
valorado mediante la curva carga-deformación.
La curva carga- deformación, es útil para determinar las propiedades mecánicas de estructuras tales como: hueso,
ligamento, tendón.

Las propiedades mecánicas difieren en los dos tipos de huesos.

 El hueso cortical es más rígido que el hueso esponjoso,


soportando mayor solicitación pero menos deformación
antes del colapso
 El hueso esponjoso debido a sus estructuras porosas puede
soportar mayor deformación, puede almacenar mucha más
energía.

El hueso esponjoso, es aproximadamente 25-30% menos denso que el hueso compacto, de 5 a 10% menos duro
pero es 5 veces más dúctil que el hueso cortical.

La resistencia del tejido esponjoso depende directamente del grosor, densidad y número de trabéculas que lo
constituyen.

La solicitación (STRESS) es la carga por unidad de superficie que se desarrolla sobre una superficie plana dentro de
una estructura, en respuesta a cargas externas. Unidad (N/cm2) (Pa = N/m2) (MN/m2)

La deformación (STRAIN) es la modificación que se desarrolla dentro de una estructura en respuesta a cargas
aplicadas externamente. Si la deformación es lineal, el cambio de longitud se mide en %. Si la deformación es en
cizalla, el cambio angular se mide en radianes.

Ejemplo un hueso largo, si se somete una carga y no se sobrepasa la región elástica, cuando se elimine la carga el
hueso recupera su posición original. Si la carga excede de ese límite, la estructura presentara una deformación
residual permanente. Si todavía persiste la carga la estructura colapsará y el hueso se fracturará.
Comportamiento del hueso bajo diferentes modos de carga
El comportamiento mecánico del hueso bajo la influencia de las fuerzas y momentos se ve afectado por sus
propiedades mecánicas, sus características geométricas, el tipo de carga aplicada, la dirección de la carga, la tasa de
carga y la frecuencia de carga.

El tejido óseo es muy resistente a la compresión, moderadamente resistente a la tracción y frágil al cizallamiento. El
hueso va perdiendo sus propiedades mecánicas con el aumento de la edad del individuo. Su módulo de Young
disminuye, a partir de los 35 años de edad, alrededor de 2,3% cada 10 años, así como la resistencia a la fractura, que
desciende un 4% cada década.
1. TENSIÓN/TRACCIÓN
La carga tensil se caracteriza por cargas iguales en sentido opuesto. Son aplicadas hacia fuera desde la superficie de
la estructura. La deformación se produce dentro de la estructura. Bajo carga tensil la estructura se alarga y se
estrecha.

En clínica, las fracturas producidas por carga tensil, suelen verse en estructuras con gran proporción de hueso
esponjoso. Ejemplos: fractura quinto meta (por tracción peroneo corto) fractura calcáneo (tracción t. Aquiles)

STRESS TENSIL MAXIMO Se produce en el plano perpendicular a la carga


MECANISMO DE FALLO Separación de las líneas de cemento
Tracción hacia afuera de las osteonas
CLÍNICA Fractura base 5º meta por PLC
Fractura de calcáneo por tríceps

2. COMPRESIÓN
La carga compresiva se caracteriza por cargas iguales en sentido opuesto. Son aplicadas hacia la superficie de la
estructura. La deformación se produce en el interior de la estructura. Bajo cargas compresivas la estructura se acorta
y ensancha.

Clínicamente las fracturas de compresión se encuentran en las vértebras; que están sometidas a intensas cargas
compresivas. Ejemplo: Aplastamiento vértebra dorsal

STRESS COMPRESIVO Se produce en el plano perpendicular a la carga


MAXIMO
MECANISMO DE FALLO Crack oblícuo principalmente de las osteonas
CLÍNICA Fractura vértebras
3. CIZALLA
La carga de cizallamiento, se debe a la acción de fuerzas paralelas en sentido contrario. La deformación se producirá
a lo largo de un plano de deslizamiento dentro del cuerpo. Una estructura sometida a la carga de cizalla se deforma
internamente de manera angular, los ángulos son obtusos o agudos.

Siempre que una estructura se somete a una carga tensil o compresiva, se produce una solicitación en cizalla.

Las fracturas en cizalla suelen estar presentes más en hueso esponjoso. Las consecuencias de las fracturas en cizalla
son catastróficas.

4. FLEXIÓN
Cuando una estructura se flexiona, las cargas se aplican de modo que se genera una flexión alrededor de un eje.
Cuando un hueso se carga en flexión, se somete a una combinación de tensión y compresión.

Debido a las asimetrías de los huesos, las cargas pueden no estar igual distribuidas.

Es un esfuerzo a que está sometido un cuerpo cuando las fuerzas externas tienden a curvarlo. Como consecuencia
hay tracciones y compresiones de las fibras, en la zona externa y en la interna respectivamente de la curvatura.

Las fuerzas aplicadas sobre el hueso hacen que éste se doble sobre su eje mayor y aparecen fuerzas de compresión
en el lado de la aplicación de la fuerza y de tracción en el lado opuesto.
Las solicitaciones y deformaciones tensiles actúan sobre un lado del eje neutral, y las solicitaciones y deformaciones
compresivas actúan sobre el otro lado; no hay solicitaciones y deformaciones a lo largo del eje neutral.

Existen 2 tipos de flexión:

 Tres fuerzas  flexión de tres puntos. Fallará en el punto de la fuerza media

 Cuatro fuerzas  flexión de cuatro puntos

En clínica este tipo de fracturas se producen particularmente en los huesos largos.

5. TORSIÓN
Resulta de la acción de dos pares de fuerza opuestos en el que los planos son perpendiculares al eje geométrico del
cuerpo.

Cuando una estructura carga en torsión las solicitaciones en cizalla se distribuyen por todo la estructura, la magnitud
de estas solicitaciones es proporcional a su distancia hasta el eje neutral. A solicitaciones más alejadas del eje
neutral, mayor es su magnitud.
Bajo una carga en tensión, las solicitaciones en máxima cizalla actúan sobre planos paralelos y perpendiculares al eje
neutral de la estructura. Además, solicitaciones tensiles y compresivas máximas actúan sobre un plano diagonal al
eje neutro de la estructura.

STRESS CIZALLAMIENTO Se produce en los planos paralelos y perpendiculares al eje del


MAXIMO hueso
STRESS TENSIL Y Se produce en los planos diagonales al eje del hueso
COMPRESIVO MAXIMO
MECANISMO DE FALLO 1ª rotura inicial paralela al eje del hueso
2º rotura a lo largo del plano del estrés tensil máximo
CLÍNICA Fractura en tibia en espiral
Fractura de húmero

6. CARGA COMBINADA
El hueso está sometido a complejos patrones de carga durante las actividades fisiológicas
comunes tales como caminar o correr. La mayoría de las fracturas óseas son producidas
por una combinación de varios modos de carga.

Los huesos rara vez suelen ser cargados de una única forma

Actúan diferentes tipos de cargas debido a la geometría irregular de las estructuras.

HUESO ESPONJOSO Diseñado para absorber energía procedente de impacto sobre las
articulaciones
HUESO CORTICAL Mantiene la resistencia
Se adapta a las deformaciones de los distintos tipos de solicitaciones
INFLUENCIA DE LA ACTIVIDAD MUSCULAR SOBRE LA DISTRIBUCIÓN DE LA
SOLICITACIÓN EN EL HUESO
Cuando un hueso se carga in vivo la contracción de los músculos insertados en el hueso altera la distribución de la
solicitación en el hueso

La contracción EXCÉNTRICA muscular disminuye o elimina la solicitación tensil sobre el hueso produciendo
solicitación compresiva que la neutraliza total o parcialmente

TIBIA CARGADA A). Distribución de las


INCLINCACIÓN (3 PUNTOS) solicitaciones compresivas y
tensiles en una tibia sometida a
la flexión de 3 puntos.
B) La contracción del músculo
tríceps sural produce una alta
solicitación compresiva sobre la
cara posterior, neutralizan la
alta solicitación tensil.

CABEZA FEMORAL CARGADA


EN INCLINACIÓN

FÉMUR CARGADO EN
FLEXIÓN
DEPENDENCIA DE LA VELOCIDAD DE DEFORMACIÓN EN EL HUESO

Debido a que el hueso es un material viscoelástico, su comportamiento biomecánico varía con la velocidad o tasa
de carga del hueso (velocidad o tasa a la que la carga se aplica y retira).

El hueso es más rígido y soporta una mayor carga hasta el colapso cuando las cargas se aplican a mayor velocidad.

El hueso también almacena más energía antes del colapso a tasas mayores de carga, a menos que estas tasas estén
dentro de un rango fisiológico.

La deformación diaria in vivo puede variar considerablemente. La velocidad o tasa de deformación calculada para la
marcha lenta es 0.001 por segundo, mientras que la carrera lenta despliega una velocidad o tasa de deformación de
0.03 por segundo. Cuando las actividades son más vigorosas, la tasa de deformación aumenta.

Clínicamente, las fracturas óseas se clasifican en tres categorías generales basadas en la cantidad de energía liberada
en la fractura y son:

• Baja energía: simple fractura en torsión del esquí.

• Alta energía: accidentes de automóvil.

• Muy alta energía: por la velocidad de disparo de una bala de muy alto calibre.

La tasa de carga influye en el patrón de fractura y en la cantidad de daño de tejidos blandos.

Cuando un hueso se fractura se libera energía almacenada.

 A una tasa de carga baja, la energía se disipa formando una sola grieta, el hueso y los tejidos blandos
permanecerán intactos. Poco o nulo desplazamiento óseo.
 A una tasa de carga alta, la energía almacenada no se disipa lo suficientemente rápido y se produce la
fractura conminuta y daño extenso en los tejidos óseos.

Además, la energía almacenada por el elemento elástico varía según la velocidad: a mayor velocidad en la
deformación va a existir una mayor absorción de la energía para cada modificación en la deformación, pero ocurre a
la inversa si lo que aumenta es la carga, de forma que cuanto mayor sea la carga menor energía es absorbida.
TIPOS DE FUERZAS
Fuerzas directas:

Fuerzas indirectas:
FATIGA DEL HUESO BAJO CARGAS REPETITIVAS
Las fracturas óseas se pueden producir por una única carga que exceda la fuerza última del hueso o por las
aplicaciones repetidas de una carga de una magnitud inferior.

Una fractura causada por la aplicación repetida de una carga se llama fractura de fatiga y es típicamente producida
por pocas repeticiones de una carga alta o por muchas repeticiones de una carga relativamente normal. Una fractura
causada por la aplicación de cargas bajas repetitiva, da lugar microtraumas

Las fracturas de fatiga se producen durante la actividad física vigorosa continua, que ocasiona que los músculos se
fatiguen y reduzcan su habilidad de contracción haciéndolos menos capaces de almacenar energía y así neutralizar
las solicitaciones impuestas sobre el hueso.

El hueso vivo se autorrepara, una fractura bajo cargas repetitivas, se produce cuando el proceso de remodelación
ósea no puede superar al proceso de fatiga. Este tipo de fracturas suelen producirse en actividad física rigurosa
continuada. Llega un momento en el que el balance muscular no puede contrarrestar la solicitación en el hueso.

El comportamiento de resistencia de la fatiga en los huesos es mayor en compresión que en tensión / tracción.

Ejemplo: en prótesis metálicas: si al colocar una prótesis en un hueso del pie fracturado, éste no consolida, el
implante se fatiga y acaba fracturándose.
INFLUENCIA DE LA GEOMETRÍA DEL HUESO
El comportamiento mecánico del hueso está influido por su geometría:

 Longitud La longitud del hueso influye en la fuerza y rigidez al realizar la flexión. Cuando más largo sea el
hueso mayor será la magnitud del momento de flexión causado por la aplicación de una fuerza
 Área de sección transversal Cuanto más grande sea el área, más fuerte y rígido es el hueso
 Distribución del tejido óseo alrededor del eje neutral La forma tubular de los huesos largos les
proporciona habilidad para resistir los momentos de flexión en todas las direcciones.

En tensión y en compresión la carga hasta el colapso y la rigidez son proporcionales al área de corte trasversal del
hueso.

En la flexión tanto el área de corte trasversal como la distribución del tejido óseo a través del eje neutral afectan a la
biomecánica del hueso. La cantidad que tiene en cuenta estos dos factores, se llama momento de inercia. Un
momento mayor de inercia resulta en un hueso más fuerte y más rígido.

Los factores que afectan a la fuerza y rigidez ósea en torsión son los mismos que en la flexión: área de corte
trasversal y distribución del tejido óseo a través del eje neutral. La cantidad que tiene en cuenta estos dos factores,
se llama momento polar de inercia. Un mayor momento polar de inercia resulta en un hueso más fuerte y más
rígido.

Clínicamente las fracturas de torsión de tibia se producen comúnmente en la parte distal.


La siguiente imagen muestra las secciones
transversas distal y proximal de la tibia sometido a
una carga en torsión. Aunque la sección proximal
tiene un área de hueso ligeramente más pequeña
que la sección distal, tiene un momento polar de
inercia mucho mayor debido a que gran parte de
tejido óseo se distribuye a distancia del eje neutral.
La sección distal tiene un área de hueso más grande,
y se ve sometida a una solicitación en cizalla mucho
mayor porque gran parte del tejido óseo se
distribuye cercano al eje neutral. La magnitud de la
solicitación en cizalla en la sección distal es
aproximadamente el doble que en la sección
proximal. Clínicamente, las fracturas en torsión de la
tibia se producen comúnmente en la parte distal.

En caso de existencia de algún defecto en el tejido óseo, una fractura previa o una falta de continuidad más
fragilidad, más riesgo de fractura por discontinuidad en la estructura interna

LEYES MECÁNICAS DEL CRECIMIENTO


1. Ley de Delpech-Hueter-Volkmann
Relativo al crecimiento en longitud del hueso a través de las metafisis. Es una ley efectiva durante la época de
crecimiento del esqueleto, hasta el momento del cierre de los cartílagos de conjunción. El desarrollo o formación de
hueso por la actividad osteogénica del cartílago de conjunción está en relación a las presiones ejercidas sobre el
cartílago, es decir, si durante el crecimiento se condiciona un defectuoso reparto de fuerzas sobre el cartílago de
conjunción, las zonas del mismo sometidas a presión excesiva inhiben su crecimiento, en tanto que las menos
comprimidas se estimulan (como en el caso del genu varo o valgo)

El crecimiento en longitud del hueso, está aparentemente controlado a través de la modificación el número de
condrocitos en la zona de proliferación del cartílago de crecimiento.

La velocidad de proliferación celular, la hipertrofia de dichas células y la síntesis o degradación de la matriz del
cartílago de crecimiento están reguladas por la presencia de cargas mecánicas cíclicas.

La ley de Delpech-Hueter-Volkmann afirma que las fuerzas de compresión disminuyen el crecimiento óseo, mientras
que las de distracción lo aumentan.
2. Ley de Wolff

Relativo al crecimiento en espesor del hueso, que afecta a crecimiento a través del periostio, y también a nivel de la
apófisis.

En un hueso, aquellas partes sometidas a presión crecen más, las no sometidas crecen menos, es decir, las zonas
del periostio sometidas a mayor presión fabrican hueso a mayor ritmo que las menos comprimidas.

Ejemplos de cargas excesivas de tracción: Enfermedad de Osgood-Slater (Fig.9), patologías originadas por sobre-
solicitación en comprensión, la exostosis de Hallux Valgus (Fig. 10) o la que se observa en la Enfermedad de Haglund
(Fig. 11).

Ley de la transformación de Wolff: La arquitectura interna del hueso está en constante modificación dependiendo de
las necesidades y solicitaciones que debe soportar. El hueso tiene una forma y arquitectura definida, subordinadas a
su misión de sostén o soporte. Cuando las condiciones mecánicas se modifican, el hueso sufre transformaciones en
su estructura para adaptarse a las nuevas exigencias funcionales. Cada cambio en la función del hueso es seguida por
ciertas modificaciones en su arquitectura interna.

La arquitectura del hueso está condicionada a los cambios mecánicos que éste recibe. No obstante el remodelado
óseo es reflejo de la presencia o ausencia de estrés mecánico. El hueso es remodelado en zonas sujetas a estrés y es
reabsorbido en zonas donde el estrés es escaso

3. Mecanismo de remodelación ósea


En el adulto, cerca de un 8% del tejido óseo es renovado anualmente. Esta cifra es superior en el joven e inferior en
el anciano.

El hueso tiene la capacidad de: autorreparación y remodelación. Esta remodelación basada en la continua
construcción y destrucción del tejido óseo se mantiene durante casi toda la vida del individuo, lo permite a este
tejido adaptarse continuamente a las nuevas condiciones mecánicas, mediante la reorganización de su estructura
interna.

El hueso tiene la habilidad para remodelarse, alterando su tamaño, forma y estructura, para afrontar las demandas
mecánicas que le son impuestas.

Existe una relación positiva entre la masa ósea y el peso del cuerpo. Un peso corporal mayor se ha asociado con una
masa ósea más grande.

El desuso o la inactividad tienen efectos nocivos sobre el esqueleto. La inmovilización total o parcial, conlleva a la
reabsorción del hueso perióstico y subperióstico y a la disminución de las propiedades mecánicas del hueso.
La hipertrofía puede aparecer si el hueso es sometido a altas solicitaciones mecánicas dentro del rango fisiológico. Se
ha observado hipertrofia del hueso normal adulto en respuesta al ejercicio físico vigoroso.

Existe un mecanismo de remodelación continuada del hueso en las zonas metafisarias activas. Este proceso se
realiza mediante la simultánea deposición osteoblastica del hueso sobre una superficie y la resorción osteoclastica
en la superficie opuesta. El remodelado del hueso se realiza durante toda la vida. Durante el crecimiento la
deposición ósea es mayor que la resorción. En la edad avanzada la deposición ósea no puede compensar la
resorción.

Wolff en 1892 propuso que la arquitectura del hueso está condicionada a los cambios mecánicos que éste recibe. No
obstante el remodelado óseo es reflejo de la presencia o ausencia de estrés mecánico. El hueso es remodelado en
zonas sujetas a estrés y es reabsorbido en zonas donde el estrés es escaso.

Cambios degenerativos en el hueso asociados al envejecimiento.


Una progresiva pérdida de densidad ósea ha sido observada como parte del proceso de envejecimiento normal. Las
trabéculas longitudinales adelgazan y algunas de la trabéculas transversas son reabsorbidas. El resultado es una
reducción marcada en la cantidad del hueso esponjoso y un adelgazamiento del hueso cortical. Se produce una
disminución en la fuerza y la rigidez ósea. La relación entre la masa ósea, la edad y el sexo se muestra en la siguiente
figura.
Osteoporosis
El diámetro del hueso es máximo entre la tercera y la cuarta década de la vida. En individuos, a partir de los 30 años
hay pérdida leve de un 0,2-0,5% anual, acelerado tras la menopausia, que puede originar pérdidas de un 50% más
que los varones a esa edad, especialmente en mujeres de raza caucásica. La osteoporosis del hueso se produce
porque la resorción del hueso es mayor que la aposición ósea. Este problema afecta a más de una por cada 3
mujeres y 1 por cada 10 hombres.

Cuando la aposición no puede compensar la resorción ósea, la masa mineral del hueso disminuye y la densidad del
hueso se reduce originado menor resistencia a las cargas del material y una estructura interna más débil,
descendiendo el nivel del índice de seguridad del tejido (mayor riesgo de fracturas.

Se ha comprobado que osteoporosis tiene una incidencia del 47% en población sedentaria contra el 23% en la
población con trabajo físico duro o moderado.