Está en la página 1de 4

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA EN GUATEMALA

Características principales:

Se le llama administración pública a la estructura del gobierno, esto es, el conjunto de


instituciones y funcionarios de un país encargado de llevar la "administración “de
todos los asuntos políticos, económicos y sociales del mismo. En otras palabras, es todo el aparato de
instituciones y funcionarios o servidores públicos que tienen la tarea de organizar, coordinar y colaborar
en el funcionamiento de todos los asuntos públicos de un Estado y asegurarse de la buena prestación de
los servicios públicos.

Dentro de este tipo de administración existen diferentes secretarias o departamentos y cada uno de
ellos se encarga de una tarea en particular. La administración pública se ejerce en diferentes edificios
públicos. Así, son empleados públicos los médicos en un hospital público, los docentes y el personal
policial.

Finalidad

Tiene como fin el bienestar de toda la comunidad mediante la implementación de leyes que avalen el
cumplimiento de esta finalidad u objetivo concreto.

 Preservar la figura de la familia como unidad básica elemental de toda sociedad


 Regular el comercio nacional y las negociaciones internacionales.
 Establecer las normas y pautas de convivencia y de conducta aceptables en toda sociedad.
 Asegurar la salud física y mental de toda la comunidad, así como también el acceso a
instituciones educativas públicas y;
 Garantizar la seguridad de la vida de todos los habitantes de esta comunidad

e.- ELEMENTOS DE LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA:


Los elementos mas importantes de la definición dada se pueden resumir y explicar de la siguiente
manera:
1.- El Órgano Administrativo;
2.- La Actividad que la Administración realiza;
3.- La finalidad que pretende el Estado a través de la administración; y,
4.- El medio que la Administración Pública dispone para la realización de sus propósitos.
ÓRGANO ADMINISTRATIVO:
Son todos aquellos órganos que pertenecen a la administración pública y que son el medio o el conducto
por medio del cual se manifiesta la personalidad del Estado.
ACTIVIDAD ADMINISTRATIVA:
Esta actividad se desarrolla a través de la prestación de los servicios públicos, a los cuales está obligada
la administración pública para el logro de su finalidad.
FINALIDAD:
La finalidad es "el bien común" o "bienestar general" de toda la población en general, elemento no sólo
doctrinario sino Constitucional, expresado dentro del artículo 1o. que establece que el Estado se
organiza para proteger a la persona y a la familia, y su fin supremo es el Bien Común.
EL MEDIO:
El medio que la administración pública utiliza para el logro del bienestar general o el bien común es el
Servicio Público.

Estructura.

La Constitución y la Ley Organica, le dan la estructura y competencia a la institución, por lo cual se


encuentra jerárquicamente constituído y ubicado el órgano administrativo, para el desarrollo de su
finalidad, a través del Servicio Público.

Procedimiento.

El Reglamento es el procedimiento administrativo, pues a través de éste, se desarrolla la actividad o la


forma en que debe prestarse el servicio público. La naturaleza jurídica del reglamento, es que se trata de
un acto administrativo del Ejecutivo y no una facultad legislativa del mismo.

Control.

El control, consiste en una serie de Recursos Administrativos y Procesos Judiciales que se encuentran a
la mano de los particulares, en caso que la Administración Pública afecte o perjudique los derechos e
intereses de los administrados.

Recursos Financieros.

Son los impuestos, arbitrios, tasas, con los cuales el Estado, a través de la Administración Pública,
cumple con su finalidad y sirve para el sostenimiento del aparato estatal.

Actividad Legislativa.

Es la que desarrolla el Organismo Legislativo, en la promulgación de leyes que van en beneficio de la


población y es el único organo que de conformidad co la ley tiene atribuida esa función.

Actividad judicial.

Es la que realiza el Organismo Judicial, al ejercer la función jurisdiccional, impartiendo justicia.

Toda esta actividad que desarrolla el Estado a través de sus Organos Administrativos e Instituciones las
desarrolla fundamentalmente en la Ley, y basados en el Principio de Legalidad y de Juridicidad.

Ambito Político de la Administración Pública.

El ámbito político, en que se tiene que desarrollar la Administración Pública, debe ser en la aplicación
de la ley desde el campo político, para beneficio de la mayoría de la población y no para sectores
económicamente poderosos.
Se puede inferir que con todo el andamiaje jurídico y estructural que la Administración Pública, dotada
del campo filosófico e ideológico, enmarcado dentro de las leyes, debe aplicarlos políticamente para
llevar a cabo la finalidad última que es el bienestar general o bien común, que preceptúa la Constitución
Política.

Sistema de Gobierno de Guatemala.

Sistema Parlamentario.

El sistema parlamentario es producto de la Revolución Francesa y es un sistema típico de los países


Europeos.

Dentro de este sistema se encuentran divididas las funciones generales del Gobierno, por un lado existe
el Rey o Monarca, que se encarga de la función política, como Jefe de Estado y un Primer Ministro o
Presidente del Consejo de Ministros que es el encargado de la Administración Pública, el que depende
del Parlamento.

Sistema Presidencialista.

Este sistema es de doble función, la cual debe de cumplir el Gobierno, se concentra en una sóla persona,
que es el Presidente de la República, es decir se concentra en él la función Política y la Administrativa.

Democracia:
La democracia es una forma de gobierno del Estado donde el poder es ejercido por el pueblo,
mediante mecanismos legítimos de participación en la toma de decisiones políticas.
La democracia, como sistema de gobierno, puede existir tanto en un sistema republicano como en uno
de carácter monárquico de tipo parlamentario, donde en lugar de la figura de presidente existe la de
primer ministro, con atribuciones muy semejantes.

Características de la democracia
La democracia puede ser entendida como una doctrina política y una forma de vida en sociedad, y su
principal característica es el respeto por los derechos humanos, consagrados por la Organización de las
Nacionales Unidas.
Además se caracteriza por la protección de las libertades civiles y de los derechos individuales, y la
igualdad de oportunidades en la participación en la vida política, económica y cultural de la sociedad.

Democracia directa
En la democracia directa, se lleva a cabo ciertos mecanismos por medio del cual el pueblo participa de
manera continua en el ejercicio directo de poder, como en el caso de la participación ciudadana,
plebiscito, referéndum, iniciativa popular, entre otros.

La democracia directa es el modelo original de la democracia, practicado por los atenienses, en la


Antigüedad. Hoy en día, la podemos encontrar en forma de asambleas vecinales o ciudadanas, así como
en referendos de nivel local o nacional.

Democracia representativa o indirecta


La democracia representativa, también llamada indirecta, es aquella donde los ciudadanos ejercen el
poder político a través de sus representantes, elegidos mediante el voto, en elecciones libres y
periódicas. De este modo, el ejercicio de los poderes del Estado y la toma de decisiones deberá expresar
la voluntad política que los ciudadanos han hecho recaer sobre sus dirigentes.
No obstante, la democracia representativa es el sistema mayormente practicado en el mundo, como en
México, por ejemplo. Por otro lado, las democracias liberales, como la de Estados Unidos, suelen
funcionar dentro del sistema representativo.

Democracia participativa
La democracia participativa, también llamada democracia directa, incorpora activamente al ciudadano
en la vigilancia y control de la aplicación de las políticas públicas, procura que los ciudadanos estén
organizados y preparados para proponer iniciativas o para expresarse a favor o en contra de una medida,
y no limita su papel dentro del sistema democrático al ejercicio del voto.

TRANSICIÓN POLÍTICA HACIA LA DEMOCRACIA


El concepto de transición política remite a un proceso de radical transformación de las reglas y de los
mecanismos de la participación y de la competencia política, ya sea desde un régimen democrático hacia
el autoritarismo, o desde éste hacia la democracia. En sentido estricto el concepto se aplica en torno al
análisis del paso desde un régimen autoritario hacia uno poliárquico . Desde una perspectiva general, el
término de transición hace referencia a un proceso de cambio mediante el cual un régimen preexistente,
político y/o económico, es reemplazado por otro, lo que conlleva la sustitución de los valores, normas,
reglas de juego e instituciones asociadas a éste por otros(as) diferentes (Santamaría:1982). Ello implica
que las transiciones no siempre se circunscriben a transformaciones políticas, sino que también puedan
afectar otros ámbitos
Democracia no significa únicamente que los ciudadanos sean convocados a las urnas periódicamente. La
democracia, la que pone al centro al ciudadano para decidir el rumbo de la organización social, política
y económica se sustenta, además de en el voto, en la persecución de la igualdad y el bienestar de todos,
mediante el trabajo, el ingreso mínimo de cada persona para subsistir, la protección social y la
universalización de bienes públicos tales como la educación, la salud y la justicia.

Para concluir la transición hacia la democracia en Guatemala se deben cortar instituciones que hoy
marcan la vida del país para dar paso a nuevas: el racismo y la discriminación deben cambiarse por la
solidaridad y la igualdad; la persuasión, mediante la fuerza y el poder económico y mediático —un
ejemplo actual es la campaña a favor de la minería—, por el consenso y la persuasión democrática; del
estado de bienestar residual actual que permite miseria, ignorancia y migración forzada, hacia un sistema
de protección social que se fundamente en la igualdad y aumente la eficiencia económica; de un modelo
de negocios corporativista, que beneficia principalmente a corruptos, a un modelo que asegure, mediante
el mercado y el Estado la satisfacción de las necesidades de la población, cuide su ambiente natural y,
mediante el control social, ceda al mercado la asignación de recursos, pero garantizando los derechos de
las personas y comunidades.

Finalmente, una democracia más integral requiere de un sector público efectivo, bien financiado,
transparente y blindado ante cualquier intento de captura. Solo así podrá cumplir las funciones que
promueven identidad nacional, legitimidad política y certidumbre, mediante políticas de crecimiento
económico, política fiscal, protección social y gobernabilidad democrática.