Está en la página 1de 5

Humedales del desierto

Un proyecto de demostración de humedales construido en el medio del desierto de


Sonora podría ser lo suficientemente confiable para mejorar un río que consiste
principalmente de aguas residuales de México y aguas de drenaje agrícola del
Valle Imperial de California.
El New River se origina a unas 20 millas (32 km) al sur de Mexicali, México, y fluye
hacia el norte hacia California, eventualmente desembocando en el mar de Salton.
En su camino a través de la frontera, se trata principalmente de aguas residuales
no tratadas y parcialmente tratadas. El agua de drenaje agrícola del riego por
inundación en el Valle Imperial representa la mayor parte de su flujo entre la
frontera y el Mar Salton. Si no fuera por las aguas residuales municipales y el
drenaje del riego agrícola, el Río Nuevo se secaría.
Aproximadamente a mitad de camino a lo largo de la ruta del Río Nuevo, cerca de
Imperial, California, el Distrito de Riego Imperial ha construido un proyecto de
demostración de humedales de 68 acres (28 ha) que se extiende
aproximadamente 1 milla (1,6 km) a lo largo del río (consulte la figura 1). Usando
el agua del río Colorado, el distrito riega casi 500,000 acres (200,000 ha) del Valle
Imperial de California, rico en agricultura. El agua del río Colorado se desvía a
través del Canal All-American, que es paralelo a la frontera con México y luego se
dirige hacia el norte en el Valle Imperial. El proyecto de humedales construidos
tomará los flujos de un drenaje de irrigación y los tratará en una serie de seis
celdas diseñadas para eliminar sedimentos y otros contaminantes.
En Brawley, California, a unas pocas millas río abajo, un proyecto de humedales
construidos mucho más pequeños pero similares tratará el agua desviada
directamente del Río Nuevo. Este sitio comprende solo 7 acres (3 ha) y tiene tres
celdas (ver figura 2). Los dos sitios se denominan colectivamente como el
Proyecto de Demostración de Humedales Construidos de Brawley, uno de los
proyectos de humedales construidos más desafiantes en los Estados Unidos. Las
diferentes configuraciones de células de humedales ayudarán a los investigadores
a determinar el mejor diseño de proyectos de humedales a gran escala de niebla
que tratarán el agua de drenaje agrícola y de ríos. "Este es uno de los proyectos
de humedales más complejos que hemos realizado", dice John Pattie, arquitecto
paisajista de la Oficina de Reclamación de los Estados Unidos (USBR) en Denver
y el diseñador de registro para el proyecto.
El Valle Imperial se encuentra en el desierto de Sonora, el más cálido de América
del Norte. Menos de 3 pulgadas (75 mm) de lluvia caen en el valle cada año y las
temperaturas pueden alcanzar los 120 ° F (50 ° C). "Cada año hay cien días de
temperaturas de más de cien grados", dice Eugenia McNaughton, científica
ambiental en la oficina de San Francisco de la Agencia de Protección Ambiental
de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés). La construcción de
humedales para tratar el deterioro del agua del río del desierto será un desafío,
dice McNaughton.
Aún más desafiante es la calidad del agua, o la falta de ella. El New River es uno
de los ríos más contaminados de los Estados Unidos. El recuento de bacterias
puede ser de millones, y enormes volúmenes de nutrientes, pesticidas y
sedimentos fluyen por el río hacia el mar de Salton. "El New River siempre ha sido
contaminado", dice Steve Muth, especialista en recursos naturales y coordinador
de humedales en el USBR en Boulder City, Nevada. Muth dice que se deberían
construir entre 50 y 150 sitios de humedales construidos a lo largo de los ríos New
y Alamo.
Pero antes de que el Distrito Imperial de Irrigación construya más humedales,
debe monitorear el desempeño de los sitios de prueba, que contienen
configuraciones celulares variables. Cuando empiecen a llegar los datos, el Grupo
de Trabajo del Congreso de los Ciudadanos para el New River, un grupo de
interés público compuesto por ciudadanos y representantes de grupos
ambientales, organizaciones comunitarias locales y agencias estatales y federales,
determinará si se ampliará la Construcción de humedales de esfuerzo. Hasta
entonces, los humedales de prueba deben proporcionar datos invaluables sobre el
diseño y la operación correctos de un sistema de tratamiento natural para el Río
Nuevo y el agua de drenaje agrícola que se abre camino en el problemático Mar
de Salton.
"El proyecto de humedales realmente ayudará a darle a la comunidad una idea de
lo que se necesitará para limpiar el río", dice John Curtis, el superintendente de
construcción del proyecto de humedales en el Distrito de Riego Imperial.
El mar de Salton se formó cuando el río Colorado se inundó en 1905 y atravesó el
canal que ahora se conoce como el río Álamo. Al remontar el canal, el torrente de
agua entró en el canal New River antes de descargar su contenido en la cuenca
del desierto conocida como Salton Sink. Antes de que el Colorado pudiera
desviarse hacia el Golfo de California dos años más tarde, se había formado el
Mar Salton de 35 mi (56 km) de largo y 15 mi (24 km) de ancho (ver figura 3).
Los flujos de New River son aproximadamente 250 cfs (7 m3 / s) en la frontera y
superan los 650 cfs (16 m3 / s), principalmente de los desagües agrícolas, cuando
ingresa al mar de Salton. El río Álamo aporta cerca de 700 cfs al mar, y al norte, el
río Whitewater es simplemente un goteo. En total, aproximadamente 1.3 millones
de acres-pie (1.6 billones de m3) de agua fluyen al Mar de Salton cada año,
aproximadamente la misma cantidad que se evapora. El mar tiene 7.5 millones de
acres-pies (9.3 billones de m3) y cubre 365 millas cuadradas (945 km2).
Los niveles de salinidad en el mar han aumentado a aproximadamente 45,000 mg
/ L, en comparación con 35,000 mg / L en el Océano Pacífico. Para cuando el
agua del río llega al mar de Salton, la mayor parte se ha utilizado para regar los
campos agrícolas. La alta tasa de evaporación en el desierto tiende a concentrar
las sales y otros minerales, incluido el selenio. Los agricultores en el Valle Imperial
deben limpiar constantemente sus campos para reducir el contenido de sal del
suelo. El selenio, un elemento tóxico no metálico relacionado con el azufre que se
produce naturalmente en el suelo a lo largo de la cuenca del río Colorado, también
se concentra en este proceso.
El mar no tiene salida, y los flujos provenientes de las dos fuentes principales de
agua, los ríos New y Alamo, evitan que se seque. "Básicamente, los ríos están
llenos de aguas residuales municipales y aguas de drenaje agrícola, pero los flujos
aún están protegidos por la Ley de Agua Limpia", dice Danny McClure, ingeniero
de control de recursos hídricos en Palm Desert, California, con la Junta Regional
de Control de Calidad del Agua de California. .
Las cargas de nutrientes del río han causado condiciones eutróficas en el mar,
que han contribuido a la disminución del mar. California está a punto de
implementar los límites máximos de carga diaria máxima para sedimentos en el río
Alamo y bacterias en el río New, según McClure. Los nuevos límites son el primer
paso en un largo proceso para limpiar el río y el mar, y el proyecto de humedales
debería contribuir a esos objetivos, dice McClure.
El proyecto de demostración de humedales construidos por Brawley es uno de los
tres esfuerzos que, en última instancia, mejorarán la calidad del agua en el mar de
Salton. Se están construyendo sistemas de tratamiento de aguas residuales en
Mexicali y un esfuerzo masivo para estudiar alternativas para limpiar el Mar de
Salton ha estado captando gran parte de los focos. Pero los dos humedales
pequeños que conforman este proyecto, si funcionan y se expanden, podrían
demostrar ser la solución local más rentable y sensata para la problemática
cuenca.
"Estos pequeños humedales no resolverán todos los problemas del Río Nuevo,
pero pueden mostrar un potencial para humedales construidos para el tratamiento
de las aguas residuales municipales de México y el agua de drenaje agrícola", dice
McClure.
Los humedales se están construyendo con una subvención de $ 3 millones de la
EPA. El proyecto fue autorizado como parte de una enmienda a la Ley de
Restauración del Mar de Salton, que se aprobó en 1998 y estableció
principalmente una agenda para estudiar el Mar de Salton. La enmienda también
eximió a la USBR de tener que cumplir con los estándares de calidad del agua de
la Ley de Agua Limpia; sin él, la oficina habría necesitado un permiso de descarga
para descargar el agua de los proyectos de humedales al Río Nuevo. Esto habría
requerido que el USBR tratara el agua de tal manera que cumpliera con los
estándares estrictos. "La junta estatal de control de la calidad del agua dijo que por
muy mal que esté el agua, cualquier cosa que le haga no puede empeorarla", dice
Leon Lesicka, coordinador de la fuente de agua para el grupo ambiental Desert
Wildlife Unlimited, de Imperial, California. , y portavoz principal del proyecto. Por lo
tanto, se evitó que el USBR tuviera que obtener un permiso de la Ley de Agua
Limpia para el proyecto.
El Representante de los Estados Unidos, Duncan Hunter de California, inició el
proyecto de humedales construidos hace unos cinco años y solicitó asistencia a
Desert Wildlife Unlimited. El esfuerzo, dirigido por Lesicka, dio como resultado la
formación del Grupo de Trabajo del Congreso de los Ciudadanos en el New River
y obtuvo asistencia federal para el proyecto. "Involucramos a todas las agencias
que quisieran participar", dice Lesicka. Entre las principales agencias que
contribuyen al proyecto se encuentran el Distrito Imperial de Irrigación, el Condado
Imperial, Desert Wildlife Unlimited, la USBR, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre
de los Estados Unidos y la EPA. Sin embargo, cada grupo trae a la mesa sus
propias ideas y, después de dos años y medio de planificación, los humedales
incluyen características como islas de hábitat de vida silvestre, cuencas de
sedimentos profundos para evitar que los patos buceadores alcancen fuentes de
alimentos en el fondo que podrían estar contaminadas. de toxinas concentradas
en el sedimento y tuberías de derivación que permiten a los investigadores
desconectar las células en cualquier momento.
La responsabilidad del diseño recayó en el USBR, con el aporte del Distrito de
Riego Imperial, que construyó el proyecto. El proyecto de humedales más
pequeños fue construido por el USBR. Los humedales se iniciaron en junio y se
completaron en agosto y deberían estar en pleno funcionamiento en un año. El
Distrito de Riego Imperial operará, mantendrá y monitoreará ambos humedales.
El sitio Imperial más grande se construyó en la base de un acantilado de 70 pies
(21 m) de altura junto al Río Nuevo en una larga franja de tierra propiedad del
Distrito de Riego Imperial. La tierra nunca había sido cultivada y los suelos eran
"colapsables", dice Paul Peschel, el superintendente de construcción del
departamento de agua del distrito. Las celdas tuvieron que ser desenterradas y el
subsuelo se compactó de manera que cuando el agua se colocó en las celdas el
suelo no se "derritiera", dice Peschel. Esto obligó a las cuadrillas a excavar
aproximadamente 4 pies (1,2 m) más profundo en cada celda, compactar el
subsuelo, reemplazar el suelo excavado y compactar nuevamente. En total, se
movieron aproximadamente 200,000 pies cúbicos (153,000 m3) de tierra para el
proyecto.
Los humedales alimentados por gravedad tratarán el agua a una tasa de
aproximadamente 4 cfs (0,1 m3 / s). El agua entrará por un desagüe agrícola que
puede descargar a niveles de hasta 60 cfs (2 m3 / s). El drenaje se descarga en el
New River durante todo el año y nunca se seca, según Sócrates González,
ingeniero asistente del Distrito de Riego Imperial. El sistema de tratamiento de
humedales de una milla de largo comienza con un conjunto de cuencas de
sedimentos paralelas (celdas 1 y 2) que tienen una profundidad de hasta 10 pies
(3 m). El agua cae en cascada por el desagüe y en las cuencas, que pueden
operarse de manera independiente para que uno pueda permanecer en línea
mientras que el otro se draga periódicamente. Se espera que el tiempo de
retención en las cuencas sea de aproximadamente ocho días.
La celda siguiente, celda 3, tiene una profundidad de 6 pies (2 m) y consiste en un
laberinto de vegetación de 20 pies (6 m) de ancho, pero los niveles de agua
promoverán el flujo de la hoja. El tiempo de retención será de un día y medio. La
celda 4 tiene tiras paralelas de vegetación que se extienden a través de la celda
de 200 pies (60 m) de ancho. Las franjas de vegetación tienen aproximadamente
10 pies (3 m) de ancho y el tiempo de retención es de un día y medio. La celda 5
es similar a la celda 4, pero las franjas de vegetación y las franjas de aguas
abiertas son más anchas. La celda final, celda 6, incluye una franja fluvial
bordeada de vegetación y tres islas de hábitat. Después del tratamiento, el agua
se descargará en el Río Nuevo.
El sitio más pequeño de Brawley es triangular y contiene tres células: una cuenca
de sedimento y dos células de humedal. Aproximadamente 1 cfs (0.03 m3 / s) de
agua se bombea desde el río a un canal de aireación de concreto de 300 pies (90
m) de largo que conduce a la celda 1, donde se retiene el agua durante unos cinco
días para permitir que el cieno se asiente. Luego el agua se alimenta por gravedad
a la celda 2, que contiene un diseño serpenteante de vegetación. El tiempo de
retención es de tres días. La celda 3 contiene tiras de vegetación que se extienden
a través de la celda. El agua se retiene en esta celda durante tres días.
Excepto por el sistema de bomba de entrada en el sitio más pequeño de Brawley,
los proyectos de humedales se alimentan por gravedad y contienen un mínimo de
dispositivos mecánicos para facilitar las operaciones. La relación de vegetación a
aguas abiertas es de aproximadamente 1: 1. Aunque un sistema de compuertas,
vertederos y tuberías de desvío permitirá a los operadores controlar los flujos con
fines de investigación, los sistemas son relativamente fáciles de operar, según
Peschel. "Una vez que las puertas se hayan instalado, operarán prácticamente por
su cuenta", dice. "El objetivo era minimizar la cantidad de cosas mecánicas que
pueden salir mal y dejar que la naturaleza siga su curso".
"La construcción de humedales para mejorar la calidad del agua es muy popular
en estos días", dice McNaughton. Será interesante ver si hay una diferencia entre
las configuraciones de las celdas, dice ella.
El Proyecto de Demostración de Humedales Construidos de Brawley es un
enfoque de base para un problema de cuenca. Ciudadanos locales, agencias de
agua y grupos de vida silvestre desarrollaron el proyecto de principio a fin. Para
octubre, los humedales deberán estar llenos de agua y se habrá completado la
siembra. Ahora comienza la investigación y la prueba final espera.