Está en la página 1de 5

MARCO TEORICO

Cuando dos disoluciones de distinta concentración están separadas por una


membrana permeable, se produce un flujo de iones a través de la membrana desde
la zona más concentrada a la menos concentrada. Esta difusión de materia conlleva
también un movimiento de cargas (es decir, una corriente eléctrica). Si la membrana
es permeable sólo a los iones de un tipo, la difusión a favor de un gradiente de
concentración supone al mismo tiempo una descompensación de carga de signo
contrario en las dos disoluciones, apareciendo por lo tanto una diferencia de
potencial eléctrico entre los dos lados de la membrana. Esta transferencia de
materia y carga evoluciona hasta que los procesos contrapuestos se compensan,
alcanzando así una situación de equilibrio dinámico. La relación entre el potencial
eléctrico y las concentraciones a ambos lados de la membrana en esta situación
está dada por la ley de Nernst:

𝑅𝑇 𝐶𝑎
𝑉𝐴𝐵 = ln( )
𝑧𝐹 𝐶𝐴

donde:

 CA y CB son las concentraciones de las dos disoluciones


 R es la constante de los gases, de valor R=8.31 J/mol ºK,
 T es la temperatura absoluta,
 F es la constante de Faraday
 z es la carga del ión que se difunde.

Los procesos electroquímicos son reacciones redox en las cuales la energía


liberada por una reacción espontánea se convierte en electricidad o la
energía eléctrica se aprovecha para provocar una reacción química no
espontanea.
Las reacciones redox son aquellas en las que se transfiere electrones de una
sustancia a otra.

Una celda electroquímica es un dispositivo experimental para generar


electricidad mediante una reacción redox (celda galvánica o voltaica).
En las ecuaciones del tipo redox, una especie química cede electrones
mientras que la otra especie química las capta. La especie que cede
electrones sufre una semireacciòn del tipo oxidación mientras que la especie
que capta electrones sufre una semireacciòn del tipo reducción. Las
sustancias que ceden electrones se les llaman reductores y a las que captan
electrones se les llama oxidantes.

La ley de distribución de Nernst establece que una sustancia se distribuye


entre dos solventes hasta que en el equilibrio se alcanza una relación
constante de actividades de la sustancia en las dos capas para una
temperatura establecida. Una vez alcanzado el equilibrio, el potencial
químico del soluto será el mismo en ambas fases.

Cuando las soluciones son diluidas y el soluto se comporta idealmente, la


actividad es prácticamente igual a la concentración y el coeficiente de reparto
se expresa como la relación de concentraciones.

El coeficiente de reparto es una constante de equilibrio, depende de la


temperatura y de la naturaleza de los solventes y soluto involucrados, y no
de la cantidad de los solventes y soluto (siempre y cuando se trabaje a
concentraciones relativamente diluidas para cumplir con la Ley de Nernst).

Dicha Ley de Distribución sólo se aplica a especies moleculares simples. La


relación C1 /C2 no se mantiene constante cuando el soluto está ionizado,
polimerizado o solvatado en un solvente y no en el otro. La Ley de Nernst
sólo es exacta cuando se usa una pequeña cantidad de soluto. La adición de
grandes cantidades de la sustancia distribuidora generalmente aumenta las
solubilidades mutuas de los dos solventes, que eran insolubles entre sí, y el
aumento puede ser talen algunos casos como para formar una simple fase
líquida de tres componentes.

CONCLUSION

Se determinó de manera experimental el coeficiente de reparto, arrojando


errores en la mayoría de los grupos al compararlo con el coeficiente de
reparto teórico, así mismo se obtuvieron muy buenas extracciones de soluto
partiendo de la cantidad inicial de soluto de cada grupo. También se llegó a
la conclusión de que la mala apreciación y precisión en las mediciones y el
mal uso de los instrumentos en el laboratorio pueden llevar a un error
experimental muy elevado.
REFERENCIAS

 Bischoff, G. F. (2011). Chemical Reactor Analysis and Design (2 ed.).


Phoenix: John Wiley & Sons, Inc.
 Carberry, J. J. (2004). Chemical and Catalytic Reaction Engineering. Toronto:
General Publishing Company.
 Fogler, H. S. (2006). Elements of Chemical Reaction Engineering (4 ed.).
Prentice Hall International Series.
 GianpieroGroppi, W. I., Groppi, G., Ibashi, W., Tronconi, E., &Forzatti, P.
(2002). Structured reactors for kinetic measurements in catalytic combustion.
Chemical Engineering Journal, 82:57-71.
 Harriot, P., Hayes, R., &Mmbaga, J. (2002). Introduction to Chemical Reactor
Analysis (2 ed.).U.S.A.: CRC Press.