Está en la página 1de 7

PREVALENCIA DE DEPRESION EN JOVENES ADOLESCENTES

PRESENTADO POR:
LAURA MARCELA SUESCÚN REY ID 513507

CORPORACION UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS


FACULTAD DE PSICOLOGIA
MODELOS DE INTERVENCION I
SAN JOSE DE CUCUTA
2019
PREVALENCIA DE DEPRESION EN JOVENES ADOLESCENTES

PRESENTADO POR:
LAURA MARCELA SUESCÚN REY ID 513507

DOCENTE: JHONATTAN ZAPATA GARZON

CORPORACION UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS


FACULTAD DE PSICOLOGIA
MODELOS DE INTERVENCION I
SAN JOSE DE CUCUTA
2019
JUSTIFICACION

Este proyecto de investigación, tiene como propósito determinar los marcadores psicológicos
y biológicos de la depresión en las personas, cuyo propósito esencial es proporcionar información
sobre los marcadores psicobiológicos involucrados en el diagnóstico de la depresión.

Asimismo, la exploración es relevante, porque permitirá detectar en términos generales los


factores Psicobiológicos que desempeñan un papel fundamental en el organismo que pueden
provocar depresión, presentando algunas soluciones posibles que pudieran servir como referencia
para otras investigaciones del mismo ámbito de acción. Desde el punto de vista teórico, el estudio
aporta un incorporado de fuentes bibliográficas, documentales y electrónicas, como marco de
referencia principal, para la ampliación del conocimiento sobre los factores psicobiológicos
involucrados en el diagnóstico de la depresión.

En el ámbito Social y Practico, se resume que, determinar los marcadores psicobiológicos de


la depresión, permite un diagnóstico más rápido y eficaz de la misma. Si las personas son
diagnosticadas tempranamente, se puede comenzar a tratarlos sin necesidad de medicamentos lo
cual se hace más económico en la sociedad, por lo que el rendimiento por el resto de su vida
quizás no se vea deteriorado pro a esta causa. Los jóvenes en niveles de educación (desde
preescolar hasta universitaria) mantendrán un mejor rendimiento, en el ámbito laboral,
igualmente, pero principalmente, en el hogar la relación con sus familiares y seres queridos se
mantendrá estable.
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

“Las depresiones son un conjunto de enfermedades psíquicas hereditarias o adquiridas, con


una sintomatología determinada, a la que se asocian cambios negativos de tipo somático,
psicológico, conductual, cognitivo y asertivo.” (Rojas, 2006.)

La depresión es un trastorno mental muy frecuente que puede afectar a la población en


general, aquí no importan los colores, razas, sexo, posición económica y edad, incluyendo a
infantes, que va a traer consigo problemas de autoestima, falta de interés, cansancio, perdida del
sueño y apetito, todo esto acompañado de factores de riesgo para el desarrollo de dicha depresión,
como son los marcadores psicobiológicos, haciendo énfasis en ellos, los factores ambientales,
eventos negativos vividos por el paciente y características propias de la personalidad del mismo.

Según estudios de profesionales y estadistas, existen proyecciones para el año 2020, que
indican que esta será la segunda causa de carga de enfermedad, después de la enfermedad
coronaria, que actualmente ocupa el primer lugar. (Villegas Salazar, 2010).

La depresión es distinta de las variaciones habituales del estado de


ánimo, y se caracteriza por una sensación persistente de tristeza durante
dos semanas o más, que interfiere con las actividades laborales,
escolares o domésticas. Hay tratamientos psicosociales y farmacológicos
eficaces. Para resolver la depresión es fundamental la participación
activa de las personas que la padecen y de sus allegados. El primer paso
consiste en reconocer la depresión y buscar apoyo. Cuanto antes
empiece el tratamiento, mayor será su eficacia. (OMS, 2012)
La depresión ya es catalogada como problema de salud pública, como se ha descrito
anteriormente y si no se atiende, de manera inmediata y adecuada, puede volverse un problema
tanto para la vida del paciente (que en su forma más grave puede conducir al suicidio); como para
el ambiente que les rodea (familiares, trabajo, incluso la sociedad), ya que su desempeño se ve
disminuido.

En américa latina y el Caribe afecta al 5% de la población adulta, aproximadamente 63.000


personas son los que padecen de este trastorno en esta área y en el peor de los casos puede llevar
al suicidio. La proporción de las personas que no reciben ayuda es del 60% – 65%, todo esto
influenciado por la falta de servicios apropiados, por parte de los competitivos de la salud y por la
estigmatización social que existe sobre los trastornos mentales, afectando en un porcentaje mayor
al sexo femenino, las cuales 2 - 4 de cada 10 mujeres sufren depresión durante el embarazo o
postparto. (OPS, Jorge Rodríguez, 2012).

Este trastorno no tiene una causa única. En ella median factores genéticos, el entorno, el
estado de salud general, algunos acontecimientos dramáticos como la muerte de un ser querido y
ciertos patrones de pensamiento. En el caso de los adolescentes, se cree que además, que en la
aparición de las depresiones tienen algún papel las alteraciones hormonales propias de esta edad,
el estrés que provoca el proceso de maduración y los conflictos que ocasiona en algunos chicos la
formación de la propia identidad unida a la adquisición de la independencia.

También en la depresión, está involucrada la delicada química del cerebro: específicamente las
sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Estas sustancias químicas contribuyen a la
transmisión de mensajes entre las células nerviosas del cerebro. Estos regulan el estado de ánimo.
Cuando no están disponibles en las cantidades necesarias, el resultado es la aparición de los
estados depresivos en pacientes. La respuesta del cerebro a los acontecimientos estresantes como
los señalados arriba puede alterar el equilibrio de los neurotransmisores y provocar la depresión.
En ese sentido, una persona al experimentar estados depresivos sin poder identificar ningún
acontecimiento triste o estresante responsable de ello, lo cual pudiera asociarse a una
predisposición genética a la depresión, las cuales pueden ser más propensas al desequilibrio en la
actividad de los neurotransmisores que forma parte de la depresión.

La depresión es algo más que sentirse melancólico, triste o de mal humor de tanto en tanto. La
depresión es un estado de ánimo intenso que involucra tristeza, desánimo, desesperanza o
desesperación; que dura semanas, meses o incluso más y que afecta la capacidad de la persona de
realizar sus actividades habituales. La depresión afecta los pensamientos, la perspectiva y el
comportamiento de la persona, así como su estado de ánimo.

Formulación del problema (Hipótesis).

¿Cómo determinar los marcadores Psicológicos y biológicos de la depresión en las personas?


OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL

Determinar los marcadores Psicológicos y biológicos de la depresión en las personas.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

 Analizar las implicaciones de la genética en el desarrollo de la depresión en las personas.


 Determinar el sistema neurológico como marcador biológico en el desarrollo de la depresión
en las personas.
 Indagar la importancia de la neuroendocrinología en el desarrollo de la depresión en las
personas.