Está en la página 1de 6

Crédito Público

Definición
El crédito público es la aptitud política, económica, jurídica y moral de un estado para
obtener dinero o bienes en préstamo; empréstito es la operación crediticia concreta
mediante la cual el estado obtiene dicho préstamo y deuda pública es la obligación que
contrae el estado con los prestamistas como consecuencia del empréstito.

El Conjunto de transacciones, individuales o colectivas, con acreedores internos o externos,


efectuadas a corto o largo plazo, basadas en contratos de derecho público, en virtud de los
cuales el Sector Público' obtiene recursos. Sujetos a repago de acuerdo a las condiciones
"que se establezcan en los Contratos respectivos. El Conjunto de transacciones,
individuales o colectivas; que suponen la transferencia, de créditos ya contratados a otras
entidades del sector público, establecidas en los Convenios Subsidiarios respectivos.
Crédito Público

Clasificación del crédito publico.

• Crédito privado. Cuando el prestamista y el prestatario son particulares; por


ejemplo: compras a crédito de una familia en un comercio privado.
• Crédito público. Es aquel en el que interviene cualquier entidad del sector público
ya sea como prestamista o prestatario. Por ejemplo: préstamo de NAFINSA
(organismo público) al grupo ALFA (organismo privado).
 Créditos Formales. Los créditos formales son todos aquellos créditos que tienen
características contractuales; en que las partes contratantes se obligan mutuamente
al cumplimiento del mismo
 Créditos de Consumo o Créditos Comerciales: Son todos aquellos créditos
otorgados por las empresas al público en general en los términos señalados en el
contrato de crédito. Y que son destinados a satisfacer las necesidades del público en
general.
 Créditos Empresariales: Son todos aquellos créditos celebrados entre empresas
sean estas de producción, de comercialización o de servicios para suministrase
materias primas, insumos, suministros o para comprar productos y luego venderlos
o para la prestación o adquisición de servicios, etc.
 Créditos Bancarios: Son todos aquellos créditos otorgados por las empresas del
sistema financiero a las distintas empresas para invertir ya sea en activos fijos,
aumentar la producción, pagar deudas a sus acreedores, aumentar su ventas,
aumentar sus líneas de productos, etc.

Deuda publica
Definición,
Del latín debĭta, deuda es la obligación que un sujeto tiene de reintegrar, satisfacer o pagar,
especialmente dinero. Público, por otra parte, es un adjetivo que refiere a aquello
perteneciente a toda la sociedad o que es común del pueblo.
Por deuda pública o deuda soberana se entiende al conjunto de deudas que mantiene un
Estado frente a los particulares u otros países. Constituye una forma de obtener recursos
financieros por el Estado o cualquier poder público materializado normalmente mediante
emisiones de títulos de valores o bonos.

Clasificación de la deuda pública

A. La deuda pública podrá ser interna o externa. En una consideración económica,


la deuda es interna cuando el dinero obtenido en préstamo por el estado surge de la
propia economía nacional, es decir, corresponde la frase “debernos a nosotros
mismos”. En cambio, la deuda es externa si el dinero prestado proviene de
economías foráneas.

B. La deuda podrá ser flotante o consolidada. Esta clasificación carece en la


actualidad de importancia. Ahora se considera más ajustada la distinción de deuda a
largo plazo y a mediano plazo (30 años aproximadamente en el primer caso y de 3 a
10 años en el segundo), por oposición a la deuda a corto plazo (generalmente 1
año). Las deudas a largo y a mediano plazo constituyen los empréstitos propiamente
dichos, mientras que a las deudas a corto plazo se las suele denominar empréstitos
de tesorería.

C. La deuda podrá ser perpetua o redimible Las deudas perpetuas o no redimibles


con las que el estado asume con la sola obligación del pago de intereses, sin
compromiso de reembolso o con reserva de reembolsar cuando él lo decida. Las
deudas redimibles son aquellas en que el estado se obliga al reembolso y al pago de
intereses, con diferencia en los términos de duración y planes de amortización.

Discusiones sobre el crédito publico y deuda publica


Se menciona que la estabilidad económica de un país se deriva de su dependencia de su
deuda externa, la cual se compone de la pública, que es contraída por el Estado, y la
privada, por particulares. En el caso del país la deuda todavía es controlable y pagable,
aunque no lo parezca, pues hay otros países de la región y de Latinoamérica que tienen un
déficit mucho mayor. No obstante, la falta de transparencia y el mal manejo del erario han
generado un descontrolado crecimiento de la deuda pública, desde principios de la época
democrática, iniciando con Vinicio Cerezo a la fecha. Cada cuatro años, el gobierno electo
se ha endeudado más, y este círculo vicioso no ha permitido que se logre saldar, sino seguir
amortizándola.

La tarea de pagar el adeudo del país le corresponde al Ministerio de Finanzas Públicas


(Minfin), quien cada año debe cumplir con un plan de pago con los organismos
internacionales y con los proveedores del Estado.
El endeudamiento de Guatemala es del 24.2 % del Producto Interno Bruto (PIB), menor
que el de 22 naciones que deben más. Por ejemplo, en Centroamérica, el nivel de deuda de
Costa Rica es de 50.10 %, El Salvador, 42 %, la de Panamá es de 38.72 % y la de
Nicaragua, de 30.98 %.

La forma de amortización de esta deuda pública se realiza en la Dirección de Crédito


Público, específicamente por el área de Back Office, durante cada ejercicio fiscal, explican.
El endeudamiento del país se ha incrementado por la falta de control en los ingresos, versus
el gasto público, debido a estructuras criminales que han sido descubiertas en el Estado, y
que se han dedicado por años a despilfarrar los recursos, justificando gastos de
funcionamiento innecesarios, como plazas fantasmas o asesorías en los distintos
organismos.

La Política Fiscal:
Definición
La política fiscal es el conjunto de medidas que toma un gobierno referente al gasto público
y a los ingresos públicos, en cuanto al gasto público se determinan los montos máximos de
los mismos, la composición de este son compras de bienes y servicios por el Estado,
transferencias realizadas a las empresas y a las familias, así como el pago de intereses de la
deuda pública. En cuanto a los ingresos se debe determinar cuánto se espera recaudar, a
través de qué impuestos y como síntesis la relación entre ingresos y gastos.

La política fiscal recoge el conjunto de decisiones que tomará un Gobierno sobre el gasto
público que realizará y la cantidad de ingresos públicos que necesitará para financiar esos
gastos, es decir, se concreta en la utilización del gasto público y de los impuestos (principal
ingreso público) para ajustar la demanda agregada y de esta forma incidir sobre el producto
nacional, el empleo total y el nivel de precios.

Importancia
La política fiscal es definitivamente el motor del crecimiento de un estado ya que
contribuye al desarrollo económico y social mostrando incidencia en los niveles de empleo,
producción y en los precios del mercado. Derivado de ello, es que la política fiscal se
encarga de establecer el presupuesto de un Estado con los impuestos y la variable del gasto
publico combatiendo también la pobreza y generando un equilibrio que permite
oportunidades igualitarias para sus ciudadanos.
Preparación efectos
En primer lugar, la pregunta que podemos plantearnos puede ser: ¿es siempre un buen
remedio la política fiscal para un país que se encuentra en crisis? Ya hemos dicho que
cuando hay crisis los gobiernos han usado la política fiscal expansiva, es decir, han
disminuido los impuestos y aumentado el gasto público.
Esto lógicamente lleva a que el déficit público aumente, y para financiar dicho déficit hay
que recurrir a la emisión de deuda pública. La forma alternativa de financiarlo, que según
vimos en el tema anterior sería la subida de impuestos, no parece razonable, teniendo en
cuenta que inmediatamente antes se han bajado los mismos para estimular la economía.
La emisión de deuda pública trae consigo una serie de problemas que pasamos a enumerar:
Al emitir deuda el sector público compite con el sector privado para conseguir financiación.
Al endeudarse un país se trasladan hacia las generaciones futuras las obligaciones de pago
generadas en la actualidad.
De todas formas, endeudarse no tendría que suponer ningún problema, claro está, si este
aumento del gasto público se invierte adecuadamente o si el nivel de endeudamiento fuera
asumible. Ello permitirá, en un momento de crisis, aumentar el déficit público para
estimular la economía, generar empleo y poder volver a una senda de crecimiento.

Banco de Guatemala
Funciones
El Banco de Guatemala tiene, entre otras que determina su Ley Orgánica, las funciones
siguientes:

a) Ser el único emisor de la moneda nacional;


b) Procurar que se mantenga un nivel adecuado de liquidez del sistema bancario,
mediante la utilización de los instrumentos previstos en su Ley Orgánica;
c) Procurar el buen funcionamiento del sistema de pagos;
d) Recibir en depósito los encajes bancarios y los depósitos legales a que se refiere su
Ley Orgánica;
e) Administrar las reservas monetarias internacionales, de acuerdo con los
lineamientos que dicte la Junta Monetaria; y,
f) Las demás funciones compatibles con su naturaleza de Banco Central que le sean
asignadas por mandato legal.

Funciones
El sistema financiero tiene como función principal contribuir con el logro de los objetivos
de estabilización y crecimiento económico de un país. Asimismo, existen ciertas funciones
específicas tales como la creación, el intercambio, la transferencia y distribución de activos
y pasivos financieros.
Para el cumplimiento de estas funciones, se utiliza la producción y el suministro de ciertos
servicios, de acuerdo con determinadas tecnologías, los cuales se compran y venden en una
red de mercados en los que opera un conjunto de instituciones y empresas especializadas,
contactándose con las familias o ahorradores que ofrecen recursos financieros y con los
inversionistas y productores que los demandan. Estos grupos de ahorradores, inversionistas
y productores pueden ser privados o públicos, o bien personas individuales o jurídicas
(empresas o corporaciones), nacionales o extranjeras. De esta forma, el sistema financiero
se convierte en un sector más de la economía, dedicado a satisfacer la oferta y demanda de
servicios financieros para atender, entre otras cosas, las necesidades de producción.

Objetivo
El Banco de Guatemala tiene como objetivo fundamental, contribuir a la creación y
mantenimiento de las condiciones más favorables al desarrollo ordenado de la economía
nacional, para lo cual, propiciará las condiciones monetarias, cambiarias y crediticias que
promuevan la estabilidad en el nivel general de precios.