Está en la página 1de 8

Es curioso como damos por sentado ciertas cosas maravillosas porque estamos

acostumbrados a ellas, de todos modos parece una pregunta ingenua ya que existen hace
miles de años -las Escaleras son uno de los logros arquitectónicos más antiguos que
existen- y al parecer no hay registros de inventores tan antiguos, al menos mi investigación
no arrojo un resultado demasiado alentador -aunque si dejo algunos detalles interesantes-,
sin embargo esta sencilla pregunta nos hace pensar en el siguiente interrogante ¿de
que Escalera o clase de Escalera estamos hablando? Hay muchos tipos de Escaleras -
nunca voy a olvidar las Escaleras caracol de mi colegio primario, creo que las Escaleras
caracol tienen un encanto especial- y claramente la arquitectura de unas es mas sencilla o
más compleja que otras, más moderna o más antigua.

Lo curioso y maravilloso de las Escaleras es que estás nos conectan con otro mundo, el
mundo del primer piso o segundo, etc; sí, se que suena demasiado fantástico poético o
hasta rebuscado pero no es tan así.

Pensemos en lo siguiente... En un principio la humanidad era nomade, vivían viajando de


campamento en campamento con tiendas de cabaña o carpas, es decir no existía el primer
piso y por lo tanto no necesitaban Escaleras, sin embargo es probable que las
primeras Escaleras se hicieran para trepar árboles y montañas, estas Escaleras eran
sencillas como una Escalera de albañil simple, liviana y móviles, al parece estaban hechas
de troncos y cuerdas. Cuanto tiempo tuvo que pasar hasta que se utilice en las casas? De
hecho aparece el siguiente interrogante: quien inventó el primer piso? -pero eso mejor
dejarlo para otro post- cuando se invento el primer piso de seguro no se tardo en
implementar la Escalera. Pero no nos apresuremos a sacar conclusiones, nosotros para
subir al primer piso no usamos una Escalera de albañil, usamos una Escalera de peldaños
de material*, que como sabemos ocupan mucho lugar, no son moviles, no son livianas, ni
faciles de hacer, y pueden estar fijadas en el mismo lugar durante años, siglos o milenios -
tienen mucho para contar- y por otro lado son muy costosas; de modo que el que invento
la Escalera de peldaños fue todo un vanguardista y loco y seguro tenia dinero y ganas de
que se burlen de el, o era un emperador. ¿Cuantos se habran burlado de el?, ¿Cuantos
años habran transcurrido hasta que las personas encontraran practico el nuevo invento? -
Despues de todo una Escalera móvil es posible usarla de muchos otros modos posibles
más y se puede prestar, se puede alquilar, se puede vender sin mayor drama... y ahi está
la cuestión: parece una picardía usar Escaleras de peldaños de material- No lo sabemos,
pero ese fue un obstáculo y capaz el mayor de la historia que sufrió la Escalera de
peldaños de material -yo pienso que habran pasado siglos-.
*Me refiero con Escaleras de material cuando que "el suelo se pliega de manera tal que
una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca
paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en
espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables", -use estás palabras
Cortázar porque me parece que nadie lo podría explicar mejor.
Al parecer la primera Escalera de peldaños de material es china y llevaba a la montaña
sagrada en Tai Shan, esto indica que una de las utilidades que se le dio a las Escaleras en
su historia fue con fines religiosos, La Escalera servía en sentido figurado para ascender a
la altura divina, como conexión entre la tierra y el cielo -Aquí está la razón por lo cual no es
demasiado fantastico la aceveración que hice antes: "Lo curioso y maravilloso de
las Escaleras es que estás nos conectan con otro mundo, el mundo del primer piso o
segundo, etc", o tal vez sea fantastico... Pero la idea no es mía ni tampoco un intento de
sonar intenso, la idea de que la Escalera conecta con otros mundo ya existia hace mucho,
sin embargo y por supuesto yo la aprecio desde un plano más poético-. Mas alla de eso
las Escaleras de peldaños me provocan una sensación especial de permanencia, inclusive
quien compra una casa y la remodela muchas veces toma en cuenta la disposición de
la Escalera ya construida, es decir el dueño de una casa puede morir, la casa puede
cambiar de dueño, el nuevo dueño de la casa puede remodelar la casa, de modo que la
casa ya no es la casa que era, pero la Escalera no cambia, permanece, y cuanto mas
antigua con mayor realeza se impone al paso del tiempo ¿a cuantos años, décadas o
siglos sobrevivió, a cuantos dueños y arquitectos les marco el camino y disposición de la
casa, a cuántos enamorados cobijó entre sus escalones y sus barandillas, cuantos gatos
caminaron por ella, cuantos se fueron, cuantos vinieron? Pero ella -la Escalera- nunca
cambio, sigue ahí, fiel e imponente, eterna.
Tardo mucho siglos en evolucionar, de hecho podríamos hablar de dos grandes saltos en
su evolución y quizás un tercero y uno también mas artístico que sigue cambiando su
estetica y propósitos debido a la naturaleza misma del arte

El primer salto importante en su evolución fue en la edad feudal cuando nacieron las
primeras Escaleras caracol, aunque no se si llamarlo salto ya que su existencia tenia un
objetivo más militar y no buscaban ser muy prácticas, al menos no como Escaleras, la
proliferación de Escaleras caracol fue en los castillos y se debió al hecho de poder brindar
posiciones estratégicas a los soldados que defendían el castillo, estas Escaleras caracol
solían construirse sin barandas y dando ventaja al soldado que se encontrara en la parte
superior, este tendría suficiente espacio para poder maniobrar su espada con la mano
derecha, por el contrario, el soldado ubicado en la parte inferior tendría bloqueado parte
del rango de movimiento de su mano derecha por la pared, y además, su cabeza estaría a
una altura fácil de alcanzar por su adversario, lo que lo hacia un blanco fácil, el hecho de
no utilizar barandas no era casual, dado que el objetivo era poder empujar al adversario al
vacío.

El siguiente salto importante fue hace relativamente poco tiempo y vino de la mano de
Peter Nicholson 1765 - 1844 desarrolló un sistema matemático para Escaleras y barandas
acercando el arte de las Escaleras a los trabajadores de la madera y el metal. -de igual
modo ya existian ciertas reglas. Durante los años de esplendor del Imperio Romano, el
arquitecto Marco Vitrubio consideraba diversas reglas que debían tener el diseño de
las Escaleras, bajo el influjo del Teorema de Pitágoras- el sistema de Nicholson tuvo tal
influencia que llevo a que unas décadas más tarde para alla por el siglo XIX fuera
considerada la era de oro de la construcción de Escaleras, ademas de prácticas y
relativamente sencillas se hicieron de diversas formas, pero no fue hasta 1895 que volvió a
evolucionar la técnica.

Jesse Wilford Reno. Diseñó “un nuevo y útil transportador o elevador sin fin”, según reza la
solicitud de su patente. -estamos hablando de la Escalera que te toma 10 minutos
atravesarla, esa que te hace llegar tarde al trabajo, esa que más te vale cruzarla en la
dirección corecta porque sino te llevas a todos de frente y aún si no hubiese nadie te
cuesta trabajo cruzarla en la dirección contraria. Sí, estoy hablando de la
endiablada Escalera mecánica, pero si llegas a tomar una de estas Escaleras en la
dirección correcta y a la vez uno la cruza llevando su cuerpo hacia adelante con el
movimiento de sus piernas, entonces puede alcanzar velocidades raramente vistas que
pueden desequilibrar la balanza a tu favor a la hora de llegar temprano al trabajo, si bien la
teoria es fundamentalmente cierta nunca nadie a llegado temprano al trabajo gracias a
la Escaleramecánica porque en horas de ingreso laboral estas estan completamente
atiborradas de personas- Fue diseñada por Wilford en 1861, cuando tenía 16 años.
Su Escalera vio la luz en 1895 en Brooklyn y transportó a 75.000 personas en dos
semanas, hoy hay Escaleras mecánicas en todos los grandes centros comerciales del
mundo -yo haria un torneo en el que compiten las Escaleras más rápidas del mundo...
claramente por eso mismo es que jamás fui tomado muy en serio a la hora de organizar
torneos-.

El arte en las Escaleras es otro tema, hay Escaleras muy bonitas pero no tan practicas:

Escaleras que no llevan a ningún lado.


Escaleras que solo tienen un escalón.
Escaleras que no tienen entradas pero si salidas -en este mismo orden se encuentran
otras Escaleras que tienen entradas pero no tienen salidas o aquellas que no tienen
entrada ni salida-.
Escaleras que para subirlas hay que subir a otra Escalera.
Escaleras que no tienen principio ni final.
Escaleras que suben y luego bajan para luego seguir desde donde en un principio ya
habían subido, para luego bajar y así eternamente -bucles-.
Escaleras abandonadas.
Escaleras que nunca construyeron.
Escaleras que son solo baranda.
Escaleras cortas.
Escaletas largas.
Escaleras dificiles.
Escaleras peligrosas.
Escaleras a las que se nos prohibe pasar.
Escaleras que nunca terminan.

No son pocos los que encontraran significados metaforicos a esas construcciones. Pero
muchas veces el artista es el tiempo que hace de algo prosaico una poesía.

Así mismo hay tambien tipos de personas que frecuentan Escaleras, los impacientes, los
lentos, los borrachos, etc. Hay los que suben la Escalera para atrás, los que tienen temor a
las Escaleras y los que estan condenados a transitar por una misma Escalera todos los
días de su vida.
En lo personal me resulta terriblemente tedioso subir o bajar cualquier Escalera, de hecho
lo hago casi corriendo -es un peligro-.

Pero para concluir voy a hacer referencia a unas palabras de Julio Cortázar.

En un lugar de la bibliografía del que no quiero acordarme, se explicó alguna vez que
hay Escaleras para subir y Escaleras para bajar; lo que no se dijo entonces es que
también puede haber Escaleras para ir hacia atrás. Los usuarios de estos útiles artefactos
comprenderán, sin excesivo esfuerzo, que cualquier Escalera va hacia atrás si uno la sube
de espaldas, pero lo que en esos casos está por verse es el resultado de tan insólito
proceso. Hágase la prueba con cualquier Escalera exterior. Vencido el primer sentimiento
de incomodidad e incluso de vértigo, se descubrirá a cada peldaño un nuevo ámbito que,
si bien forma parte del ámbito del peldaño precedente, al mismo tiempo lo corrige, lo critica
y lo ensancha. Piénsese que muy poco antes, la última vez que se había trepado en la
forma usual por esa Escalera, el mundo de atrás quedaba abolido por la Escalera misma,
su hipnótica sucesión de peldaños; en cambio, bastará subirla de espaldas para que un
horizonte limitado al comienzo por la tapia del jardín, salte ahora hasta el campito de los
Peñaloza, abarque luego el molino de la Turca, estalle en los álamos del cementerio y, con
un poco de suerte, llegue hasta el horizonte de verdad, el de la definición que nos
enseñaba la señorita de tercer grado. ¿Y el cielo? ¿Y las nubes? Cuéntelas cuando esté
en lo más alto, bébase el cielo que le cae en plena cara desde su inmenso embudo. A lo
mejor después, cuando gire en redondo y entre en el piso alto de su casa, en su vida
doméstica y diaria, comprenderá que también allí había que mirar muchas cosas en esa
forma, que también en una boca, un amor, una novela, había que subir hacia atrás. Pero
tenga cuidado, es fácil tropezar y caerse. Hay cosas que sólo se dejan ver mientras se
sube hacia atrás y otras que no quieren, que tienen miedo de ese ascenso que las obliga a
desnudarse tanto; obstinadas en su nivel y en su máscara se vengan cruelmente del que
sube de espaldas para ver lo otro, el campito de los Peñaloza o los álamos del cementerio.
Cuidado con esa silla; cuidado con esa mujer.

Intereses relacionados