Está en la página 1de 6

Agua freática

Antes de empezar a analizar los problemas de flujos de agua, podemos establecer


la razón, por la que resolver esos problemas son de vital importancia para el
ingeniero, para esto analizaremos la infiltración en una presa de tierra, se obtiene la
información siguiente:
1. El gasto de infiltración a través de la zona de flujo
2. La influencia del flujo de agua sobre la estabilidad general de la masa de
suelo a través de la que ocurre.
3. Las posibilidades del agua de infiltración de producir arrastres de material
sólido, erosiones, tubificaciones, etc.
De lo anterior podemos decir:
El primer punto es importante, ya que todo gasto que se infiltre a través de una
cortina o bordo de tierra representa una pérdida que debe ser cuantificada.
El segundo punto, podría considerarse como el problema más importante y el más
urgente, con respecto al flujo de aguas en el suelo, pues cuando el agua fluye, la
presión es hidrodinámica, y esto produce:
Dependiendo de la dirección del flujo, la presión hidrodinámica puede alterar
el peso específico sumergido del suelo, por ejemplo, si el agua fluye
verticalmente hacia abajo, este se incrementa en el valor de la presión, si el
flujo ocurre verticalmente hacia arriba, se ejerce un efecto boyante sobre las
partículas del suelo, que equivale a la disminución de su peso específico.
De acuerdo con la ecuación de Coulomb: 𝑠 = (𝜎 − 𝑢)𝑡𝑔∅, el aumento en la
presión del agua produce la correspondiente disminución de la presión
efectiva y por lo tanto de la resistencia al esfuerzo cortante del suelo, de
modo que si una estructura se ha mostrado estable en condición exenta de
flujo, deberá ser revisada suponiéndola sujeta a flujo.
El tercer punto es de mucha importancia práctica, pues el agua al infiltrase a través
del suelo puede producir en ciertas zonas, arrastre de partículas solidad, que en el
caso de que no se reciba la debida atención, puede llegar a poner en peligro la
estabilidad de la obra de tierra, al dejarla surcada por túneles y galerías formadas
por erosión.

El agua del suelo puede ser clasificada en tres categorías, dependiendo de su


movilidad dentro de él.
1. Agua absorbida: que está ligada a las partículas del suelo por las fuerzas de
origen eléctrico, que no se mueve en el interior de la masa porosa y que por
lo tanto no participa en el flujo.
2. Agua capilar: cuyo flujo presenta gran importancia en cuestiones de
mecánica de suelos, como el humedecimiento de un pavimento por flujo
ascendente o otras, sin embargo, en la mayoría de problemas de filtración de
agua, el efecto del flujo en la zona capilar es pequeño y suele ser
despreciada.
3. Agua libre o gravitacional: bajo el efecto de la gravedad terrestre puede
moverse en el interior de la masa sin otro obstáculo que el que le impone su
viscosidad y la trama estructural del suelo. Esta será el agua, a atenderse en
la mayoría de casos, por no decir en todos, pues esta es la que nos trae los
problemas.
En una masa de suelo, el agua gravitacional está separada del agua capilar por
una superficie que se le denomina NIVEL FREATICO.
NIVEL FREATICO:
No siempre es fácil definir ni localizar el nivel freático; en un suelo
suficientemente fino, la hacer una excavación el espejo de agua que se
establece con el tiempo define al nivel freático, pero tal superficie distintiva no
existe en el suelo adyacente, ya que arriba de este nivel el suelo puede estar
totalmente saturado por capilaridad y por lo tanto, en ese suelo, el nivel freático,
no tiene existencia física o real.
No hay acuerdo de autores, para poder definir el termino: nivel freático.
Según Juárez Badillo “MECANICA SE SUELOS-VOLUMEN 3”
Se considera nivel freático a la superficie que constituye el lugar
geométrico de los puntos en que el agua posee una presión igual a la
atmosférica, que en cuestiones de flujo en que se trabaja normalmente con
presiones manométricas, se considera igual a cero.
De esta manera, en el ejemplo del que se habló, del espejo de agua, todos los
puntos tienen esa presión y en el suelo adyacente al pozo podrá hablarse de
una superficie que une puntos a esa presión.
En condiciones estáticas del agua de un cierto suelo, el nivel freático sería una
superficie horizontal; sin embargo, si se admite la posibilidad de que el agua
fluye dentro del suelo, ya no hay razón para que el nivel freático siga siendo
horizontal y no lo es.
Según Matilde Gonzales Caballero, en su libro “EL TERRENO”
Define el nivel freático:
Como el lugar geométrico de los niveles que alcanza la superficie del agua
en pozos de observación en libre comunicación con los vacíos del suelo in situ.
También se define como el lugar geométrico donde la tensión del agua es nula
respecto a la atmosférica.
En el grafico se esquematizan las diferentes zonas de saturación y el hecho de
que el nivel freático tienda a mantenerse bastante paralelo al nivel topográfico.

Si se introducen en el suelo tubos agujereados de observación, el nivel


alcanzado por el agua estática corresponderá al nivel del agua en el suelo, o
sea, se obtendrá el nivel freático, por debajo del cual el suelo y la roca están
sumergidos y, por encima del cual el agua se puede elevar por capilaridad.
El nivel freático puede alimentar un lago o rio, o puede ser alumbrado por él,
según su situación en valles o en cumbres. Como se muestra a continuación:

Nivel freático alimentando un lago o rio (zona húmeda)

Nivel freático alimentado por un rio (zona árida)

Nivel freático suspendido


Según el grafico, se recuerda el termino acuífero, que se da al terreno por el cual
circula el agua. El limite impermeable inferior del acuífero, se llama muro y el
superior techo.
Cunado un acuífero tiene pendiente, el agua situada en su parte baja puede
estar sometida a presión alta, y dar origen al agua artesiana.
Si atravesando el acuicluso (capa impermeable-cerrada al agua) se abre un pozo
que penetre en el acuífero (pozo artesiano), el agua saldrá con gran velocidad
hacia la superficie
Según: Diccionario de Hidrología y Ciencias afines
NIVEL FREATICO: Plano horizontal definido por el límite de la capa de tierra
totalmente saturada con agua. Debajo del nivel freático, todos los espacios están
llenos de agua; arriba de ella, algunos espacios están vacíos permitiendo que el
agua escurra a través de los mismo. Determina la posición del nivel estático y
está relacionada con la elevación de la superficie de pantanos, lagos y corrientes
permanentes e incluso con la amplitud de la contaminación de aguas
subterráneas en tierra.
La tierra con un alto nivel freático, es más susceptible a la contaminación que
aquellos que están debajo de la superficie del terreno.
Nivel de agua subterránea.
Niel de saturación.
CORECCION DE LA CAPACIDAD DE CARGA POR LA POSICION DEL NIVEL
FREATICO
El peso volumétrico del suelo que interviene en la aplicación de las formulas de
la capacidad de carga debe ser el que proporcione la presión efectiva al nivel de
que se trate, así, bajo el nivel freático deberá hacerse intervenir al peso
específico sumergido en tanto que sobre el nivel freático deberá usarse el peso
volumétrico de la masa de suelo. Si el nivel freático está en el nivel de desplante
del cimiento o más arriba es muy fácil manejar el criterio para el cálculo de
sobrecarga, pero si el nivel freático esta por abajo del nivel de desplante ocurrirá
que una parte del suelo movilizado e os mecanismos de resistencia estará en
condición sumergida y otra no, siendo materialmente imposible valuar con
precisión cada parte.
Para este problema, TERZAGHI y PECK, han propuesto una regla empírica que
supone la precisión razonable:
Según los dos autores mencionados: el término de la capacidad de carga que
depende del factor 𝑁𝛾 Deberá reducirse a la mitad si el nivel freático esta
precisamente al nivel de desplante del cimiento; el factor se debe a que el peso
especifico sumergido es aproximadamente la mitad de 𝛾𝑚 . Si el nivel freático
esta a una profundidad igual o mayor que B, el ancho del cimiento, por abajo del
nivel de desplante del mismo, se considera que la capacidad de carga ya no se
ve afectada por su presencia, por no llegar tan abajo los mecanismos que
afectan al suelo en estos casos, de manera que para esta posición del nivel
freático no deberá hacerse ninguna correcion adicional.
Para posiciones del nivel freático intermedias entre 0 y B, por abajo del nivel de
desplante, se recomienda hacer una interpolación lineal entre el factor correctivo
0.5 y el 1.0.
La siguiente figura proporciona graficamente este factor de correción para el
termino en 𝑁𝛾 , 𝑊 ′ ; en la figura se ha graficado tambien el factor correctivo 𝑊,
para posiciones del nivel freático por arriba del nivel de desplante y que deberá
de usarse solamente para calular la sobrecarga 𝛾𝐷𝑓 .
Libro:
Rico - Del Castillo - La ingeniería de suelos en las vías terrestres: carreteras,
ferrocarriles y aeropistas - Volumen 2
Juárez Badillo- Rico Rodríguez – mecánica de suelos tomo 3 flujo de agua en suelos
Matilde Gonzales Caballero - “EL TERRENO”
Guadalupe De la Lanza Espino y Carlos Cáceres Martínez - Diccionario de
Hidrología y Ciencias Afines -