Está en la página 1de 11

 OBRAS DE TOMA

 CONTROL DE EXCEDENCIAS
 SIFÓN

Jorge Armando Cruz Estrada

OBRAS
HIDRAULICAS
OBRAS DE TOMA:

Se denomina obra de toma al conjunto de estructuras que se construyen con el


objeto de extraer el agua de forma controlada y poder utilizarla con el fin para el cual
fue proyectado su aprovechamiento.

De acuerdo con el aprovechamiento se proyectan obras de toma para presas de


almacenamiento, presas derivadoras, plantas de bombeo y tomas directas en
corrientes permanentes.

En el caso de las presas de almacenamiento, la función de la obra de toma depende


de los objetivos del almacenamiento y así se tienen tomas para generación de
energía eléctrica, para riego, dotación de agua potable, desvío de la corriente
durante la construcción y como desagües para el vaciado rápido del vaso.

Las obras de toma para abastecimiento de agua se utilizan en presas para controlar,
regular y derivar el gasto hacia la conducción. Su importancia radica en que es el
punto de inicio del abastecimiento, por lo que debe ser diseñada cuidadosamente
para evitar un déficit en el suministro o en encarecer innecesariamente los costos
del sistema por un sobredimensionamiento.

La subvaluación en la capacidad de la toma genera un servicio de agua deficiente


durante los periodos de máxima demanda, que se reflejan en la imposibilidad de
entregar el caudal requerido o dejar tramos de la red de distribución sin suministro.
Por otra parte, la sobrevaluación, además de encarecer los proyectos de obra, hace
que la operación hidráulica sea deficiente, ya que puede implicar, en el caso de
servicios entubados, bajas presiones.

Las obras de toma pueden también funcionar como reguladoras, para dar salida a
aguas temporalmente almacenadas en el espacio destinado al control de avenidas,
o para desalojar con anticipación a la llegada de avenidas. Además, las obras de
toma en presas pueden servir para vaciar el vaso cuando se hace necesario
inspeccionarlo, hacer reparaciones indispensables, o para mantener el paramento
mojado de la presa u otras estructuras normalmente inundadas. Las obras de toma
pueden también auxiliar para descargar el vaso cuando se desean controlar peces
inútiles u otros animales acuáticos en el vaso.

El dimensionamiento de las obras de toma incluye como base, el conocimiento de


la demanda de agua en sus diferentes usos (agrícola, ganadero o doméstico), así
como los niveles de operación, mínimos y máximos, del cuerpo de agua de la fuente
(presa, rio, corriente subsuperficial, manantial, etc.).

OBJETIVO:

Establecer los criterios para el diseño hidráulico, mecánico y estructural de


diferentes tipos de obras de toma.

MÉTODOS HIDRÁULICOS PARA ANÁLISIS Y DISEÑO DE OBRAS DE TOMA:

El estudio del funcionamiento hidráulico de la obra de toma se hace con el objeto


de determinar las dimensiones de los distintos elementos que en ella intervienen,
por ejemplo: el tamaño de las rejillas, diámetro del conducto o conductos, etc.

La importancia de conocer el funcionamiento hidráulico de una obra de toma, radica


cuando ésta trabaja bajo diferentes condiciones de carga. Los métodos para el
análisis hidráulico de obras de toma, se resumen a continuación:

 Hidráulica de orificios.
 Hidráulica de canales abiertos y de cauces naturales.
 Hidráulica de conductos a presión (tuberías).

(SAGARPA, 2002)

OBRAS DE EXCEDENCIA:

Cualquiera que sea la finalidad del aprovechamiento del agua en una presa, ésta
requiere de estructuras accesorias, en un principio para su construcción y después
para su correcto funcionamiento. Las obras de excedencias son precisamente, un
conjunto de estructuras accesorias que permiten conducir volúmenes de agua
excedentes, los cuales no serán aprovechados dentro del almacenamiento, hacia el
cauce del río.
Estructuras que componen una obra de excedencias:

El hecho de que a las obras de excedencias se les considere un conjunto de


estructuras, en vez de una sola, es porque cada una de dichas estructuras debe
diseñarse de manera particular en un principio y después verificar el correcto
funcionamiento en conjunto de todas ellas. Existen muchas configuraciones
posibles para una obra de excedencias pues cada una es un caso particular, ya sea
por el espacio, por la configuración del terreno, la geología, tipo de cortina, etc.
Como cualquier obra de infraestructura, es un traje a la medida que requiere su
estudio particular y riguroso.

De manera muy general, las estructuras que componen una obra de excedencias
son las siguientes:

Canal de llamada o canal de acceso:

conduce el agua hacia nuestra obra de excedencias, específicamente hacia la


estructura de control, estableciendo un régimen subcrítico y haciendo que las líneas
de corriente lleguen perpendiculares a la estructura de control. Para el caso de
presas vertedoras, esta estructura no existe.

Estructura de control:

En este punto se encuentra un vertedor y se inicia la salida del almacenamiento


hacia el cauce del río. En esta estructura se puede llevar a cabo el aforo de la
descarga. Se busca que esta estructura descargue la mayor cantidad de agua
posible en relación al tiempo, es decir, que tenga un coeficiente de descarga alto.

Canal de descarga:

Aquí se conduce el agua en un régimen rápido o supercrítico y su función principal


es conducir el agua desde el vertedor que se encuentra en lo alto de la presa, hasta
una cota más baja, cercana a la del cauce. En el caso de una presa vertedora, este
canal se sustituye por una rápida formada por el talud aguas debajo de la cortina o
presa propiamente dicha.

Estructura terminal:
En ésta se debe reducir considerablemente la energía total del agua en la descarga
o utilizarla convenientemente para poder entregarla de manera apropiada al cauce.

Canal de salida:

En caso de que la estructura terminal sea un tanque amortiguador, cuya función es


la de entregar el agua de la obra de excedencias al río.

(GÓMEZ, 2015)

SIFÓN:

Los sifones invertidos son conductos cerrados que trabajan a presión, se utilizan
para conducir el agua en el cruce de un canal con una depresión topográfica o
quebrada, también para pasar por debajo de un camino, una vía de ferrocarril, un
dren o incluso otro canal.

Criterios de Diseño:

 Las dimensiones del tubo se determinan satisfaciendo los requerimientos de


cobertura, pendiente del tubo, ángulos de doblados y sumergencia de la
entrada y salida.
 En aquellos sifones que cruzan caminos principales o debajo de drenes, se
requiere un mínimo de 0.90 m de cobertura y cuando cruzan caminos
parcelarios o canales d riego sin revestir, es suficiente 0.6 m. Si el sifón cruza
un canal revestido se considera suficiente 0.30 m de cobertura.
 En el caso particular del cruce con una quebrada o río de régimen caudaloso,
deberá hacerse un estudio de profundidad de socavación para definir la
profundidad en la que deberá cruzar o enterrar la estructura de forma segura
sin que esta sea afectada.
 La pendiente de los tubos doblados, no debe ser mayor a 2:1 y la pendiente
mínima del tubo horizontal debe ser 5 o/oo. Se recomienda transición de
concreto a la entrada y salida cuando el sifón cruce caminos principales en
sifones con ∅ mayor o igual a 36’ y para velocidades en el tubo mayores a 1
m/s.
 Con la finalidad de evitar desbordes agua arriba del sifón debido a la
ocurrencia fortuita de caudales mayores al de diseño, se recomienda
aumentar en un 50% o 0.30 m como máximo al borde libre del canal en una
longitud mínima de 15 m a partir de la estructura.
 Con la finalidad de determinar el diámetro del tubo en sifones relativamente
cortos con transiciones de tierras, tanto a la entrada como a la salida, se
puede usar una velocidad de 1 m/s, en sifones con transiciones de concreto
igualmente cortos se puede usar 1.5 m/s y entre 3 a 2.5 m/s en sifones largos
con transiciones de concreto con o sin control en la entrada.
 Las pérdidas de carga por entrada y salida para las transiciones tipo
“Cubierta Partida”, se pueden calcular rápidamente con los valores 0.4 y 0.65
hv respectivamente (Ver. Fig. 2.15) o con lo manifestando en los ítems 2.4 y
2.5.
 A fin de evitar remansos aguas arriba, las pérdidas totales computadas se
incrementan en 10%.
 En el diseño de la transición de entrada se recomienda que la parte superior
de la abertura del sifón, esté ligeramente debajo de la superficie normal del
agua, esta profundidad de sumergencia es conocida como sello de agua y
en el diseño se toma 1.5 veces la carga de velocidad del sifón o 1.1 como
mínimo o también 3”.
 En la salida la sumergencia no debe exceder al valor Hte/6.
 En sifones relativamente largos, se proyectan estructuras de alivio para
permitir un drenaje del tubo para su inspección y mantenimiento.
 En sifones largos bajo ciertas condiciones de entrada puede no sellarse ya
sea que el sifón opere a flujo parcial o a flujo lleno, con un coeficiente de
fricción menor que el sumido en el diseño, por esta razón se recomienda usar
n = 0.008 cuando se calcula las pérdidas de energía.
 Con la finalidad de evitar la cavitación a veces se ubica ventanas de aireación
en lugares donde el aire podría acumularse.
 Con respecto a las pérdidas de carga totales, se recomienda la condición de
que estas sean iguales o menores a 0.30 m.
 Cuando el sifón cruza debajo de una quebrada, es necesario conocer el gasto
máximo de la creciente.
 Se debe considerar un aliviadero de demasías y un canal de descarga
inmediatamente aguas arriba de la transición de ingreso.
 Se recomienda incluir una tubería de aeración después de la transición de
ingreso.
 Se debe analizar la necesidad de incluir válvulas rompe presión en el
desarrollo de la conducción a fin de evitar el golpe de ariete, que podría hacer
colapsar la tubería (solo para grandes caudales).
 Se debe tener en cuenta los criterios de rugosidad de Manning para el diseño
hidráulico.
 Se debe tener en cuenta los criterios de sumergencia (tubería ahogada) a la
entrada y salida del sifón, a fin de evitar el ingreso de aire a la tubería.

Cálculo hidráulico de un sifón:

Para que cumpla su función el diseño del sifón, se debe de proceder como sigue:
Analizaremos en las posiciones 1 y 2, para lo cual aplicamos la ecuación de energía

especifica:

Se debe de cumplir que la ∆H debe de ser mayor a la suma de todas las pérdidas
que se generen en el sifón. Esto se demostrará en el cálculo del siguiente capítulo.

Los sifones invertidos, constan de las siguientes partes:

a) Transiciones de entrada y salida Como en la mayoría de los casos, la sección


del canal es diferente a la adoptada en el conducto o barril, es necesario
construir una transición de entrada y otra de salida para pasar gradualmente
de la primera a la segunda. En el diseño de una transición de entrada y salida
es generalmente aconsejable tener la abertura de la parte superior del sifón
un poco más abajo de la superficie normal del agua. Esta práctica hace
mínima la posible reducción de la capacidad del sifón causada por la
introducción del aire. La profundidad de sumergencia de la abertura superior
del sifón se recomienda que este comprendida entre un mínimo de 1.1 hv y
un máximo de 1.5 hv.

hh = carga de velocidad =v2 /2g

Donde:

v: velocidad en el canal (m/s)


g: aceleración gravedad (9.81 m/s)

b) Rejilla de entrada y Salida:

La rejilla de entrada se acostumbra hacerla con varillas de 3/8" de diámetro o varillas


cuadradas de 0.95 x 0.95 cm2 (3/8" x 3/8") colocados a cada 10 cm, y soldadas a
un marco de 2.54 x 1.27cm2 (1" x 1/2"). Su objeto de la rejilla de entrada es el
impedir o disminuir la entrada al conducto de basuras y objetos extraños que
impidan el funcionamiento correcto del conducto y la rejilla de salida para evitar el
ingreso de objetos extraños o personas.

c) Tuberías de presión:

Son tuberías que transportan agua bajo presión. Para que los costos de
mantenimiento sean bajos hay que colocar soportes y los anclajes de la tubería en
pendientes estables y encontrar buenos cimientos. No deber haber peligro de
erosión por desprendimiento de laderas, pero si acceso seguro para hacer
mantenimiento y reparación.

Material usado para tubería de presión:

El acero comercial fue fabricado con plancha de acero roladas y soldada. En


general las tuberías de acero que están protegidas por una capa de pintura u otra
capa de protección pueden durar hasta 20 años. Además, son efectivas en
resistencia a impactos, pero son pesadas, se unen mediante bridas, soldadura o
juntas metálicas. Evitar enterrar las tuberías de presión debido a que corren el riesgo
de corroerse.

Velocidades en el conducto Las velocidades de diseño en sifones grandes es de


2.5 - 3.5 m/s, mientras que en sifones pequeños es de 1.6 m/s. Un sifón se considera
largo, cuando su longitud es mayor que 500 veces el diámetro.

d) Funcionamiento del sifón:


El sifón siempre funciona a presión, por lo tanto, debe estar ahogado a la entrada y
a la salida. Aplicamos Energía en 1 y 2:

Otra fórmula usada es:

Donde:

vt: velocidad media en la tubería (m/s).

D: diámetro de la tubería de acero (m).

El sifón funciona por diferencia de cargas, esta diferencia de cargas debe absorber
todas las pérdidas en el sifón. La diferencia de carga AZ debe ser mayor a las
pérdidas totales.

e) Válvula de purga de agua y lodos Se coloca en la parte más baja de los


barriles, permite evacuar el agua que se quede almacenada en el conducto
cuando se para el sifón o para desalojar lodos. Para su limpieza o reparación,
y consistirá en válvulas de compuerta deslizante de las dimensiones que se
estime conveniente de acuerdo con el caudal a desalojar.

(CONAGUA, 2010)

Referencias

1.CONAGUA. (2010). CRITERIOS DE DISEÑOS DE OBRAS HIDRAULICAS. MEXICO. D.F.


2.GÓMEZ, J. O. (2015). DISEÑO DE UNA OBRA DE EXCEDENCIAS. MÉXICO, D.F. .

3.SAGARPA. (2002). OBRAS DE TOMA PARA APROVECAMIENTO HIDRAULICO. MEXICO D.F.