Está en la página 1de 26

Escuela Ciencias Jurídicas Y Políticas

Carrera:

Licenciatura en Derecho

Presentado Por

Jorge Herrera

Matricula:

16-9762

Asignatura:

Derecho procesal civil ll

Tema:

Producción final sobre memorial de Casacion

Facilitador

Fernando Ozuna

Fecha

25 de febrero 2019

Santo Domingo Este

1
ELABORACIÓN DE UN MEMORIAL DE CASACIÓN, CON
TODOS SUS ELEMENTOS CONSTITUTIVOS.

2
Tabla de contenido

INTRODUCCION ............................................................................................... 4

Objetivo General............................................................................................... 5

Objetivos Especifico: ....................................................................................... 5

MARCO TEORICO

Concepto.- ...................................................................................................... 6

Síntesis histórica-origen .................................................................................. 6

La casación en el ámbito nacional .................................................................. 7

La casación en la constitución de 1908 .......................................................... 8

La casación en la nueva normativa procesal penal ........................................ 9

Decisión de las cámaras reunidas: ............................................................... 11

Decisión de la cámara civil ............................................................................ 11

Decisión de la cámara penal: ........................................................................ 12

Decisión de la cámara de tierras, laboral, contencioso-administrativo y


contencioso-tributario: ................................................................................... 12

CONCLUSIÓN ................................................................................................. 13

BIBLIOGRAFÍA ............................................................................................... 14

ANEXO ............................................................................................................ 16

3
INTRODUCCION

El siguiente trabajo tiene como objetivo principal estudiar, analizar y valorar la


Importancia del recurso de casación en la República Dominicana.
Encontraremos que la casación: es un recurso extraordinario mediante el cual la
parte perjudicada en su derecho persigue la anulación de una sentencia o fallo
dictado por un tribunal del orden judicial o de otra instancia judicial prevista por
la ley, por ante la Suprema Corte de Justicia, en sus funciones constitucionales
de Corte de Casación, a los fines de determinar, sin tocar el fondo del litigio, si
la ley fue bien o mal aplicada.

Una vez pronunciada esa anulación, la Suprema Corte de Justicia, único tribunal
con competencia para conocer de la casación, envía el asunto por ante otro
tribunal de la misma categoría o jerarquía de aquel de donde procede la
sentencia anulada, para que conozca y falle de nuevo el asunto, salvo
excepciones previstas en leyes especiales.

En este trabajo es realizado a partir del tema de la Importancia del Recurso de


Casación, en la República Dominicana. Metodológicamente esta investigación
se realiza a partir del método bibliográfico, analizando las diversas informaciones
obtenidas. El cual contiene una hoja de presentación, índice, introducción,
propósitos de la investigación, objetivos generales y específicos, desarrollo,
conclusión y bibliografía. Utilizamos este método para profundizar en la teoría de
varios autores, donde hemos recopilado informaciones previas, dirigidas para
obtener conocimientos sobre el Recurso de Casación en la República
Dominicana.

4
Objetivo General.

Conocer sobre la Importancia del Recurso de Casación, en la República


Dominicana.

Objetivos Especifico:

 Definir los diversos conceptos sobre el Recurso de Casación en la


República Dominicana.

 Identificar cuáles han sido los antecedentes históricos, del recurso de


casación, antes de ser aplicado en nuestro país.

 Establecer como está constituido el recurso de casación en la República


Dominicana.

 Nombrar las Diferencias existentes sobre los Recursos de Casación y de


Apelación.

5
MARCO TEORICO

Concepto
El recurso de casación es un recurso extraordinario que tiene por objeto anular
una sentencia judicial que contiene una incorrecta interpretación o aplicación de
la ley o que ha sido dictada en un procedimiento que no ha cumplido las
solemnidades legales, es decir por un error in indicando o bien error in
procediendo respectivamente. Su fallo le corresponde a la corte suprema de
justicia y, habitualmente al de mayor jerarquía, como el Tribunal Supremo. Sin
embargo, en ocasiones también puede encargarse del recurso un jurisdiccional
jerárquicamente inferior o específico.

Síntesis histórica-origen

Este recurso, como dice Calamandrei, remonta sus primeros vestigios en el


Sanedrín del pueblo hebreo o en el Aerópago de la antigua Grecia. Sin embargo,
el que hoy conocemos y que ha regido en el país, se desdobla en dos entidades
que se complementan: la Corte de Casación y el recurso de casación; es de
factura revolucionaria, entendiéndose por esto que el recurso de casación es un
producto de la obra legislativa de la Revolución francesa, aunque en mérito a la
verdad histórica, debe situarse sus inicios en el antiguo régimen cuando el Rey
ejercía la justicia retenida que le permitía anular las sentencias de los
Parlamentos y avocar el fondo de la causa cuando eran rendidas en violación de
sus ordenanzas, lo que hacía a través del Consejo del Rey, primero, y luego, por
una sección de éste llamada el Consejo de las Partes. Más tarde en 1578 se
dividió en dos secciones: el Consejo de Estado, para los asuntos políticos, y el
Consejo de las Partes para los judiciales, que permanecieron autónomos hasta
la Revolución5. Pero su verdadero nacimiento con los perfiles actuales hay que
situarlo en 1790 cuando la Asamblea Nacional decidió en Francia, que “habría
un Tribunal de Casación junto al cuerpo legislativo, fuera de la organización
jurisdiccional, que anulará todos los procedimientos en los cuales las formas
hayan sido violadas y toda sentencia que contuviera una contravención expresa
al texto de la ley”.

6
El poder de casación inherente al Rey, a partir de mediados del Siglo XVI, fue
utilizado por los particulares que por intermedio del Soberano demandaban la
anulación de las sentencias de los parlamentos cuando, además de serles
adversas, eran contrarias a las ordenanzas que con carácter legislativo dictaba
el Rey. Como se ve, la iniciativa de su ejercicio no permaneció siempre en manos
del soberano.

El Parlamento, sobre todo el de París, creado por ordenanza de aquél, como un


órgano autónomo con función jurisdiccional, sustituyó al Consejo de las Partes,
pero, aunque sus decisiones eran inapelables, el Rey conservó la prerrogativa
de declarar la nulidad de las sentencias contrarias a su voluntad y de aquellas
con carácter reglamentario. Eran las llamadas Arrêts de reglement, cuya
eliminación, a consecuencia de la revolución, dio lugar a que en el Título
Preliminar, artículo 5, del Código Civil, se consagrara desde su promulgación en
1804, la prohibición a los jueces de fallar por vía de disposición general y
reglamentaria las causas sujetas a su decisión.

El tribunal creado en 1790 por la Asamblea Nacional, reconocida ya su


naturaleza jurisdiccional, tomó el nombre de Corte de Casación, a partir del 28
Floreal año XII (18 de mayo de 1853).

La casación en el ámbito nacional

La Constitución de San Cristóbal de 1844 y la adopción por el legislador


dominicano de 1845 de los códigos franceses de la Restauración como
legislación nacional, dieron al país, por vez primera, la fisonomía de una Nación
jurídicamente organizada, después de la colonización, de la Constitución de
Cádiz de 1812 y de la ocupación del vecino país que padecimos durante 22
años.

¿Por qué no formó parte de las instituciones creadas para ese entonces,
integrando el orden jurídico nacional el recurso de casación? La legislación
adjetiva conformada por la codificación que bajo la dominación haitiana rigió en

7
toda la isla desde 1825 fue luego asimilada por nosotros voluntariamente en
1845, en los albores de la República. Como se trataba de una copia de los
códigos franceses, era obvio suponer que en el Code de Procédure Civile, que
fue uno de los códigos adoptados, el recurso de casación debía figurar como una
de sus instituciones. Sin embargo, extrañamente, como dice Jacques Boré, la
misión de la casación fue ignorada por los códigos napoleónicos que no
reprodujeron ni las disposiciones procesales del Reglamento del 28 de mayo de
1738, ni las del Decreto de 1790, entre otras, por lo que desde muy temprano el
tribunal de casación debió ejercer su poder de interpretación del espíritu como
de la letra de la ley. Es por ello que en los códigos de la restauración que
asimilamos brilló por su ausencia el recurso de casación.

En cambio, curiosamente, nuestra primera Constitución de 1844 estableció en


su artículo 134, el recurso de nulidad contra las sentencias definitivas dadas en
última instancia por los tribunales de apelación que, aunque en cierto modo se
asemejaba a un recurso de casación, no llegaba a configurar esta institución si
se observa que al mismo tiempo ese recurso servía como vía de reformación, ya
que la misma Suprema Corte de Justicia tenía competencia para retener el
asunto y estatuir sobre el fondo de la cuestión. Ni más ni menos la misma fórmula
que usaba el Rey de Francia en el Siglo XVI, en los inicios de la casación. Ese
recurso de nulidad podía ejercerse sólo contra las sentencias relativas a
procesos que habían recorrido los tres grados de jurisdicción que existían en esa
época, siguiéndose el modelo de la Constitución de Cádiz de 1812, que también
rigió entre nosotros antes de la ocupación.

La casación en la constitución de 1908

El 22 de febrero fue proclamada la Constitución de 1908 que sustituyó la de 1907


que apenas duró unos días y con ella quedó consagrado por primera vez y de
manera precisa e indubitable, que una de las funciones de la Suprema Corte de
Justicia era conocer, como Corte de Casación, de los fallos en último recurso
pronunciados por las Cortes y tribunales inferiores, en la forma determinada por
la ley.

8
Establecido el recurso de casación mediante la fórmula adoptada por la reforma
de 1908, la Ley No. 4845 de Organización Judicial y de Procedimiento de
Casación, del 2 de junio del mismo año, al reglamentar el ejercicio de esta vía
extraordinaria de recurso, expresó que “la Suprema Corte de Justicia tiene
competencia para confirmar o anular los fallos dictados en última instancia y por
los tribunales inferiores, sin decidir el fondo”. Esta redacción fue objeto de
severas críticas y se le calificaba de contradictoria pues, por un lado proclamaba
la prohibición de decidir el fondo y, por el otro, le abría a la Suprema Corte de
Justicia la posibilidad de conocer del mismo al reconocerle que tenía
competencia para confirmar la sentencia que le era deferida por vía de la
casación. Ello condujo a que el 12 de abril de 1911 se promulgara una nueva
ley, esta vez destinada exclusivamente a reglamentar el recurso de casación,
con una redacción más depurada y en armonía con el canon constitucional que
lo había instituido.

Para su mejor comprensión es conveniente resaltar la fórmula empleada por el


legislador de 1911 en la Ley No. 4991 de Procedimiento de Casación, que había
sido modificada por las leyes Nos. 196 del 14 de octubre de 1931 y 295 del 30
de mayo de 1940. Decía esa ley ya sustituida, lo siguiente: “La Suprema Corte
de Justicia decide, como Corte de Casación, si la ley ha sido bien o mal aplicada
en los fallos en última instancia, pronunciados por las cortes de apelación, y los
tribunales o juzgados inferiores, y admite o rechaza los medios en los cuales se
basa el recurso, pero en ningún caso conoce del fondo del asunto”. La vigente
Ley No. 3726, del 29 de diciembre de 1953, sobre Procedimiento de Casación,
que sustituyó la anterior, ha sufrido pocas alteraciones. Mediante la Ley No. 845
de 1978 fue modificado sólo el artículo 12 de aquella ley para permitir en caso
de ordenarse la suspensión de la sentencia atacada, que la fianza que debe
prestar el recurrente a favor del recurrido pueda ser a través de una garantía
personal.

La casación en la nueva normativa procesal penal

El tema de esta conferencia me obliga a tocar, aunque muy tangencialmente, la

9
repercusión que sobre la casación ha tenido la puesta en vigor el 27 de
septiembre de 2004, de un nuevo Código Procesal Penal, instituido por la Ley
No. 76-02, que produjo, a causa de su novedosa visión sobre la casación, la más
extendida ablación en el cuerpo de la Ley sobre Procedimiento de Casación, al
suprimirle el Capítulo III completo, comprensivo de los artículos 22 al 46 que
reglamentaban el procedimiento de este recurso en materia represiva. Ese
trámite fue suplantado por los artículos 416 al 424, relativos al recurso de
apelación de las sentencias, por reenvío que hace el artículo 427 del mismo
Código Procesal Penal, los cuales “se aplican analógicamente”, a la casación,
según ese texto.

Conviene destacar, sin embargo, el hecho de que ahora, en virtud de las nuevas
disposiciones procesales que conciernen al ámbito penal, lo que constituye una
verdadera innovación en el recurso de apelación, es la que atribuye a la Corte
de Apelación la facultad, anteriormente prerrogativa exclusiva de la Corte de
Casación, de hacer un juicio a la sentencia recurrida, no a los hechos ya
comprobados soberanamente por el tribunal de primer grado, y si entiende que
es necesario realizar una nueva valoración de la prueba, lo que no puede hacer
la Corte de Apelación, ordena la celebración de un nuevo juicio ante un tribunal
distinto al que dictó la decisión, del mismo grado y departamento judicial, para
esos fines. Así lo dispone el artículo 422 del Código.

Esta fórmula constituye, es evidente, un elemento que conspira no sólo contra la


legítima aspiración de la nueva normativa procesal de alcanzar la anhelada
justicia pronta y cumplida, sino también contra el principio constitucional,
exclusivo de la materia penal, del non bis in idem, al volver el caso a un tribunal
de primer grado.

Es por estas razones que a la apelación de la sentencia los estudiosos de la


materia procesal penal le han venido considerando como una especie de “mini-
casación”, y a la casación misma como un tercer grado, al tener la Suprema
Corte de Justicia, cuando conoce de este recurso, en virtud de las disposiciones
del artículo 422.2.1, la facultad de dictar directamente la sentencia del caso, en

10
uso del procedimiento de la apelación, aplicable por analogía al recurso de
casación, según el artículo 427 del Código Procesal Penal.

Decisión de las cámaras reunidas:

“Las obligaciones derivadas del contrato de transporte marítimo se extienden


hasta el momento en que el consignatario retira la mercancía o es puesto en
condiciones de verificar y revisar el estado de conservación de la misma con
miras a la recepción formal de los bienes transportados o de hacer las protestas
de lugar; que en ese orden ha sido juzgado que las disposiciones del artículo
435 del Código de Comercio son únicamente aplicables al caso en que se trate
de una mercancía llegada a su destino y regularmente entregada a su
destinatario, y que la fecha de la recepción de la mercancía a partir de la cual
corren los plazos del artículo 435 citado, debe entenderse aquella de la puesta
en posesión material y no de una entrega simbólica, aunque jurídicamente
perfecta, no ha sido realizada en hecho” (Sentencia del 8 de junio de 2005).

Decisión de la cámara civil

a) “Según la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, todo niño,
niña y adolescente tiene el derecho de formarse su propio juicio, exponer su
opinión y ser escuchado en los asuntos de su interés, teniendo en cuenta su
edad y madurez, y es norma fundamental consagrada en la aludida Convención
Internacional, el interés superior del niño como principio garantista del respeto y
satisfacción de sus derechos, lo que faculta a los jueces a modificar la custodia
de los hijos cuando entra en conflicto con su interés”. (Sentencia del 19 de marzo
de 2003). b) “Si bien es verdad que la prueba del hecho negativo en principio no
es susceptible de ser establecida por quien lo invoca, no menos válido es que,
conforme con la corriente doctrinaria y jurisprudencial prevaleciente
principalmente en el país originario de nuestra legislación, cuando ese hecho es
precedido por un hecho afirmativo contrario bien definido, la prueba recae sobre
quien alega el acontecimiento negado, así, por ejemplo, el que repite lo indebido
debe establecer que no era deudor”. (Sentencia del 7 de marzo de 2007).

11
Decisión de la cámara penal:

“Que el artículo 8, numeral 2, literal h, de la Constitución dominicana, expresa:


‘Nadie podrá ser juzgado dos veces por una misma causa’; (Non bis in ídem)
principio que es uno de los pilares fundamentales en el que se asienta nuestro
régimen de derecho, el cual no sólo constituye una exigencia del orden público
de superior jerarquía, sino que además representa un imperativo en materia de
garantía y seguridad judicial de las personas; que la observancia de este
principio de orden constitucional impide que las persecuciones judiciales se
renueven de manera indefinida y por ende le da firmeza a las sentencias con
autoridad de la cosa juzgada irrevocablemente, impidiendo así la reiteración de
una persecución y un nuevo juicio sobre una conducta humana evaluada de
modo definitivo por los tribunales del orden judicial; que ese principio, no sólo
rige en cuanto a las decisiones de los tribunales nacionales, sino que al ser uno
de los valores fundamentales en que descansa la democracia, constituye un
valladar infranqueable que impide a los Estados extraditar sus nacionales,
cuando ya sus órganos jurisdiccionales internos se han pronunciado, importando
poco que aquellos hayan sido descargados o condenados, puesto que la
autoridad de la cosa juzgada está vinculada, por un lado con el derecho interno
y por el otro con el derecho internacional; que de todo cuanto se ha expuesto
antes, se pone de manifiesto, que tal como sostiene la defensa de Juan Antonio
Flete Lima y Lourdes Ivelisse Machuca Castillo, éstos ya fueron juzgados y
descargados por un tribunal dominicano de manera irrevocable en relación a los
mismos hechos en que se funda la petición de extradición, y que de aceptarse
ésta, no obstante lo antes expresado, se estaría permitiendo una ingerencia que
atenta contra la soberanía del Estado dominicano, y por consiguiente se estaría
desconociendo las atribuciones que la Constitución de la República le atribuye a
los tribunales judiciales dominicanos”.

Decisión de la cámara de tierras, laboral, contencioso-administrativo y


contencioso-tributario:

“Que es criterio sostenido de esta Corte de Casación, que el pago de una suma
de dinero a título de auxilio de cesantía, aun cuando estuviere precedida de un

12
preaviso, no es una demostración de que el contrato de trabajo concluyó, si real
y efectivamente el trabajador se mantiene laborando en la empresa y el recibo
de dicha suma de dinero es producto de la llamada “liquidación anual”, que por
razones operacionales o de conveniencia financiera, han instituido algunas
empresas en el país, la que no puede ser utilizada en desmedro de los derechos
de los trabajadores con la simulación de desahucios inexistentes; que no
obstante, los valores así recibidos tienen un carácter de anticipos de las
indemnizaciones laborales, que sólo pueden ser deducidos del pago que
corresponda al trabajador que con posterioridad es objeto de desahucio real por
parte de su empleador, o cuando el contrato de trabajo termine por cualquier otra
causa con responsabilidad para el empleador”.

CONCLUSIÓN

13
Al finalizar este trabajo sus sustentantes sienten la satisfacción del deber
cumplido en el entendido que se llenaron las expectativas en torno al mismo,
tanto en el contenido como en el cumplimiento de los propósitos planteados.
Hemos llegado a la conclusión de que El recurso de casación se clasifica dentro
de los recursos extraordinarios, y su objeto esencial es determinar si la Ley ha
sido bien o mal aplicada. En principio esa ha sido la filosofía o criterio jurídico
que le ha servido de justificación. Se interpone por ante la Suprema Corte de
Justicia en sus atribuciones de Corte de Casación en contra de las sentencias,
en sentido estricto, en única o última instancia.

Esta facultad es exclusiva de la Suprema Corte de Justicia en virtud de


consagrado por nuestra Constitución, "Corresponde exclusivamente a la
Suprema Corte de Justicia, sin perjuicio de las demás atribuciones que le
confiere la ley :2) Conocer de los recursos de casación de conformidad con la
ley."., y según las reglas de la Ley en materia de Casación no puede versar sobre
el fondo del asunto, que se entiende es competencia de los demás tribunales
jerárquicamente inferiores a la Suprema Corte de Justicia, por disposición
expresa del art. 1 de la Ley 3726 del día 23 de diciembre del año 1953, sin obviar
que el criterio que guía esta separación procesal deriva de que esta jurisdicción
no debe constituir un tercer grado jurisdiccional.

BIBLIOGRAFÍA

14
 Código de Procedimiento Civil de la República Dominicana, 9na. Edición,
preparada por el Dr. Plinio Terrero Peña, Editora Corripio, C. por A., Santo
Domingo, 2010.

 JOBARD-BACHELLIER, M. y BACHELLIER, X., La Technique de


Cassation, p. 5.

 ABREU BURELLI, A. y MEJÍA ARNAL, L., La Casación Civil, pp. 46 y 47.


 CALAMANDREI, Piero, La Casación Civil, p. 21.

 ABREU BURELLI, A. y MEJÍA ARNAL, La Casación bajo el antiguo


régimen.

 LUCIANO P., Rafael, Rol de la Suprema Corte de Justicia como Corte de


Casación y Unificadora de la Jurisprudencia Nacional.

15
ANEXO

MEMORIAL DE CASACION INTERPUESTO POR EL LIC. ANDRES


MANUEL CARRASCO JUSTO Y ASOC. CALLE SAN ESTEBAN NO.67,
HATO MAYOR.

Memorial en casación

Al Honorables jueces que integran la Cámara civil y comercial de la


16
Suprema corte de justicia de la República, en atribuciones de

Corte de casación.

DE LOS Dres. Catalino Vilorio Calderón y Licda. Leydi jassiela Ramírez.

Asunto MEMORIAL DE CASACION CONTRA LA

Sentencia No.059-2011, dictada en Fecha 19 del mes de mayo, del


año 2011, por la Primera Sala del Tribunal Superior
Administrativo, En funciones de tribunal de Amparo

RECURRENTE Licda. Leydi jassiela Ramírez

RECURRIDO Superintendencia de Bancos de la

República Dominicana, (PROUSUARIO)

Honorables Magistrados:

Quienes suscriben el LIC. ANDRES MANUEL CARRASCO JUSTO


dominicano mayor de edad, soltero, comerciantes y abogado, portador de las
cedula de identidad y electoral No. 027-0007116-6, domiciliado y residente en
la calle San Esteban No. 67ª Altos, del sector Centro de la ciudad de esta ciudad
de Hato Mayor, quienes tienen como abogados constituidos y apoderados
especiales al LIC. ANDRES MANUEL CARRASCO JUSTO y al DR. CATALINO
VILORIO CALDERON, dominicanos, mayores de edad, soltero y casado,
Abogado de los tribunales de la Republica, portadores de las cedulas No. 027-
0007116-6 , 027-0022313-0 y colegiaturas Nos.35602-623-07 y 11513-107-92
, domiciliados y residentes en esta ciudad de Hato Mayor, con estudio
profesional abierto en la calle San Esteban Esquina Diverge, casa No. 67, del
sector Centro de la ciudad de esta ciudad de Hato mayor del Rey, y de manera
accidental en la secretaria general de esta suprema corte de justicia, del edificio
que aloja a la suprema corte de justicia y la procuraduría general de la república,
sito en la avenida teniente Jiménez moya esquina Juan de dios ventura SIMO ,
del centro de los Héroes de Constanza, Maimón Y Estero Hondo, de la ciudad
de Santo Domingo, Distrito Nacional, lugar donde mi requeriente hace formal

17
de domicilio para todos los fines del presente memorial mediante el cual se
interpone formal recurso de casación contra la sentencia no.059-2011 , dictada
en fecha 19 de mayo Del 2010, por la primera sala del Tribunal Superior
Administrativo, En funciones de tribunal de Amparo ,en perjuicio de la exponente
y a favor de la superintendencia de banco de la republica dominicana
(PROUSUARIO), cuya parte dispositiva dice textualmente de la siguiente
manera:

FALLA:

PRIMERO: declara bueno y valido, en cuanto a la forma, el Recurso de Amparo


interpuesto por el LIC. ANDRES MANUEL CARRASCO JUSTO, contra la Oficina
de Protección al Usuario de los Servicios Financieros (prousario) de la
superintendencia de Bancos de la Republica Dominicana.

SEGUNDO: RECHAZA, en cuanto al fondo, el Recurso de Amparo interpuesto


por el LIC. ANDRES MANUEL CARRASCO JUSTO, contra la oficina de
Protección al Usuario de los Servicios Financieros (Pro usuario) de la
Superintendencia de Bancos de la Republica Dominicana, al no haberse
conculcado derecho fundamental alguno, ya que la información solicitada ha
sido entregada.

TERCERO: ordena la notificación por Secretaria de la presente sentencia a la


parte accionante LIC. ANDRES MANUEL CARRASCO JUSTO, a la parte
accionada la Oficina de Protección al Usuario de los Servicios Financieros (Pro
usuario) de la superintendencia de Bancos de la Republica Dominicana y al
Procurador General Administrativo, para su conocimiento y fines procedentes.

CUARTO: DECLARA el presente proceso libre de costas por tratarse de un


Recurso de Amparo.

QUINTO: ORDENA, que la presente sentencia sea publicada en el Boletín del


Tribunal Superior Administrativo.

Y por esta nuestra sentencia, así se pronuncia, ordena, manda y firma.

SARA HENRIQUEZ MARIN

Juez presidente

JUDHIT CONTRERAS ESMURDOC FEDEROCP E- FERMAMDEZ

Juez Juez

18
GREISY RIJO GOMEZ

Secretaria general

Exposición de los hechos

ATENDIDO: a que la sentencia objeto del presente recurso se encuentra


afectada de una serie de fallas, las que la hacen susceptible a ser casada y que
ninguna decisión jurisdiccional podría pasar desapercibida por ante los ojos y el
escrutinio jurídico de nuestro más alto tribunal la suprema corte de justicia.

Atendido: a que el tribunal hace una mala apreciación de los hechos y una
injusta interpretación del derecho, según se apreciara en los medios y motivos
siguientes.

Atendido: a lo expresado por el presidente de nuestra suprema corte de


justicia Doctor Jorge Subero Isa, en su discurso de fecha 07-01-11, “DIA DEL
PODER JUDICIAL” pagina no. (22) veintidós letra (b), de su discurso central
con relación a la sentencia de fecha 14 de abril , donde dijo lo siguiente: que el
objetivo de la acción de amparo no es la constitución ni la declaración de
derechos subjetivos de estatutos o reglamentos internos de cualquier institución
pública o privada, sino que la acción de amparo persigue la tutela efectiva

19
de derechos adquiridos e inherentes a la persona humana o derechos
fundamentales de carácter universal, reconocidos y garantizados por la
constitución.”

Atendido: a que la exponente demostrara en este escrito que la sentencia


no.059-2011, d. f. 19-05-11 ( si es admisible )ya que no se ha cumplido con el
artículo primero de la ley 437-06 y el artículo primero de la ley 200-04, así como
también tampoco se ha cumplido con el artículo 53 de la constitución de la
republica de fecha 26-01-10, con relación a los derechos del consumidor ,
además de la violación a la ley 183-02 que crea el reglamento de protección
al usuario de los servicios financieros muy especialmente en los artículos
52 y 53, literales a, b, c, de ambos artículos 52 y 53 de la ley 183-02 que crea
la ley sectorial el reglamento de protección al usuario de los servicios financieros
,el cual es muy claro en su artículo 7 inciso c , el cual han vilado además de otros
artículos de su propia ley sectorial

Atendido: a que en nuestras motivaciones también nos apoyamos en la ley


constitucional 358-05, sobre Pro consumidor pero no aparece ninguna
motivación en la sentencia 059-2011,con relación a la ley 358-05, entendemos
que ninguna ley sectorial está por encima de una ley constitucional y de
otros derechos constitucionales ya adquiridos aun así la superintendencia
de bancos a violado su propio reglamento debido a que en vez de proteger
al usuario lo traiciona fingiendo no tener competencia que si tiene , ya que
para entregar de manera incompleta ,inadecuada, e inoportuna y tardía en
franca violación a su propia ley sectorial y a las leyes constitucionales como son
la propia constitución en su artículo 53 y la ley 183-02, en sus artículos 52 y 53,
en sus respectivos literales a, b, c. fue necesario incoar un recurso de amparo y
que el tribunal emitiera el auto 628-2011.-

Atendido: a que la información está incompleta no ha sido oportuna y la misma


fue entregada por la parte demandada al tribunal superior administrativo,
mediante oficio No. 230, d. f. 31-05-11, fue depositada por secretaria al tribunal
superior administrativo para que este tribunal decidiera con relación a la solicitud
reclamada por la parte demandante.

Atendido: a que dicha información además de no estar completa no fue


entregada directamente a la parte demandante por ninguna de las vías que
establece el artículo el artículo 11 de la ley 200-04 d. f. 28-07-04 , sino que la
deposito al tribunal superior administrativo para que el tribunal superior
administrativo determinara si la información estaba completa, si era veraz
,adecuada y oportuna, tal y como establece el artículo primero de la ley 200-04,
d. f. 28-07-04, así como también lo exige el artículo 53 de la constitución de la
republica de fecha 26-01-10, así como también lo establece la ley 183-02, en
sus artículos 52 y 53 literales a , b, c.,QUE ES LA LEY QUE CREA EL

20
REGLAMENTO DE PROTECCION AL USUARIO DE LOS SERVICIOS
FINANCIERO (PROUSARIO).

Atendido: a que la información no fue entregada a la parte demandante


mediante ninguno de los formatos que establece el artículo 11 de la ley 200-04,
sino que fue depositada al tribunal después de emitir el auto no. 577-2011, d. f.
21-03-2011, lo cual impide el recurso jerárquico tal y como establecen el artículos
27 y 28 de la ley 200-04, en tal virtud queda bajo la responsabilidad del tribunal
superior administrativo verificar si dicha información está completa o no tal y
como establece el artículo primero de la ley 200-04, así como también el artículo
53 de nuestra constitución de la republica dominicana de fecha 26-01-10.

Atendido: a que para que el recurso jerárquico sea introducido por la parte
demandante, en caso de no estar conforme es necesario que sea entregado al
demandante para si no está conforme incoar el recurso de amparo, como ya está
incoado el recurso de amparo es por eso que la exponente tenía que esperar
que este tribunal decidiera con relación al informe suministrado por la
superintendencia de bancos, mediante oficio 230, d. f. 30-05-11, y para la fecha
de la emisión de la sentencia objeto del presente recurso , ya a esperado el plazo
para la exponente interponer el recurso jerárquico.

Atendido: a lo expresado en el párrafo anterior de que la información fue


entregada después del tribunal emitir el auto no. 577-2011, d. f. 21-03-2011,que
el tribunal emitió su decisión mediante sentencia no.059-2011, de fecha 19-05-
11, ya el plazo para la exponente interponer el recurso jerárquico ya había sido
violado por la parte demandada ya que nunca lo entrego de manera personal o
por ninguna de la vías que establece el artículo 11 de la ley 200-04.-

Atendido: a que el tribunal no se percató de que en el oficio 230-11, d. f. 31-05-


11, la superintendencia de bancos confirma la Violación del contrato del banco
león, no se trata solamente de una cláusula abusiva sino también de la violación
de la cláusula matriz del contrato 24646-06, en tal virtud ordena devolver una
parte de los interés cobrados de mas, en tal virtud no está completa dicha
información.

Atendido: a que la exponente deposito las tasas reales activas y pasivas las
cuales han imperado durante toda la vida del préstamo 24646-06, d. f. 03-04-06,
y que apoyado en los artículos 52 y 53 literales a, b, c. se demuestra con claridad
que los datos ofrecidos por la superintendencia de bancos no son veraces , no
están completos, no han sido oportunos en franca violación a las leyes vigentes
y la constitución de la republica muy especialmente en su artículo 53 y al artículo
primero de la ley 200-04, además de su propio reglamento sectorial, que es el
reglamento de protección al usuario de los servicio financieros

Atendido: que el tribunal no se percató de que la oficina de prousario en su oficio


230-2011, no ordena devolver todos interés cobrado de más sin ninguna

21
comunicación escrita tal y como estable el reglamento de protección al usuario
de los servicios financieros en su artículo 7 inciso c del mencionado reglamento
, y solo ordena devolver parte de los intereses que cobro fuera de los establecido
en el contrato , entendemos que debe ordenarse todo o nada, es decir o
comunico, o no comunico y el oficio 230-2011, la superintendencia de bancos
confirma que el banco león s. a. no comunico ningunas de las alza fuera de las
ya establecidas en el contrato , muy por el contrario debió comunicar las bajas
de las tasas tal y como establece el contratos , ya que el promedio de los
intereses estuvo muy por debajo de los intereses convenidos en el contrato
24646, d. f. 03-04-06, y para esa demostración estamos depositando todas las
tasas activas y pasivas las cuales estuvieron vigentes durante toda la vida del
préstamo 24646, d. f. 03-04-06, firmado entre el banco león s. a. y el Sr. Andrés
Manuel Carrasco Justo.

Atendido: a que el tribunal produjo la sentencia no.059-2011, apoyado en las


conclusiones depositada por la superintendencia de bancos por medio de sus
abogados, los cuales a su vez dicen que se apoyan el su reglamento sectorial
que es EL REGLAMENTO DE PROTECCION AL USUARIO DE LOS
SERVICIOS FINANCIEROS Y QUE DICHO REGLAMENTO ES CREADO POR
LA LEY 183-02, LA CUAL ES BASTANTE CLARA EN SUS ARTICULOS 52 Y
53 LITERALES A, B, C, DE AMBOS ARTICULOS LOS CUALES DICEN
TECTUALMENTE DE LA SIGUIENTE MANERA:

Artículo 52. De la Información al Público.

a) Horario de Atención al Público. Las entidades de intermediación financiera


deben realizar sus operaciones con el público durante el horario a que se
hubieren comprometido dentro de los mínimos establecidos reglamentariamente.
Cualquier modificación del horario de atención al público deberá ser previamente
autorizada por la Superintendencia de Bancos.

b) Publicación de Informaciones. Las entidades de intermediación


financiera harán públicos sus Estados financieros por los medios que se
determinen reglamentariamente. Asimismo, deberán publicar en forma
visible en las oficinas abiertas al público las tasas de interés, gastos y
comisiones que aplican a las diferentes operaciones activas y pasivas,
calculados en términos anuales, así como las tasas de cambio.

También deberán tener disponible al público el precio de los diferentes servicios


que presten a sus clientes. Queda prohibido el cobro de conceptos no
expresamente pactados entre las partes y la realización de contratos verbales.

c) Servicio de Reclamaciones del Cliente. Las entidades de intermediación


financiera deberán remitir a la Superintendencia de Bancos copia de las
reclamaciones que reciban de sus clientes por infracción de lo dispuesto en el

22
literal b) anterior. Conforme Reglamento dictado por la Junta Monetaria, la
Superintendencia de Bancos organizará un servicio de reclamaciones a los
efectos de recibir las que formulen los clientes bancarios por infracciones de lo
dispuesto en el presente Artículo y en el Artículo 53 de esta Ley e imponer las
correspondientes sanciones con independencia de la responsabilidad civil o
penal que corresponda.

Artículo 53. De la Protección al Usuario.

Reglamentariamente, la Junta Monetaria determinará los supuestos de contratos


abusivos en relación con los derechos de los consumidores y usuarios de
servicios de entidades de intermediación financiera. Las infracciones a las
disposiciones de dicho Reglamento serán objeto de sanción administrativa, sin
perjuicio de las acciones civiles que correspondan a la parte perjudicada. Dicho
Reglamento deberá contener normas precisas sobre los aspectos siguientes:

a) Disposiciones para asegurar que los contratos financieros reflejen de forma


clara los compromisos contraídos por las partes y los derechos de las mismas.

b) Obligación de entrega al cliente de un ejemplar del contrato debidamente


suscrito por el banco, en el que se detalle en la forma más desagregada posible,
las diferentes partidas que integran el costo efectivo de la operación, expresado
en términos anuales.

c) Normas especiales sobre publicidad de las diferentes operaciones activas y


pasivas, al objeto de que se reflejen las auténticas condiciones financieras de las
mismas y se eviten situaciones engañosas.

EN TAL VIRTUD QUEDA BIEN CLARO QUE LA INFORMACION


ENTREGADA POR LA SUPERINTENDENCIA DE BANCOS POR MEDIO DE
SUS ABOGADOS EN LA SECRETARIA DEL TRIBUNAL SUPERIOR
ADMINISTR.-ATIVO MEDIANTE EL OFICIO 230, D. F. 30-05-11, ESTA
VIOLANDO SU PROPIO REGLAMENTO YA QUE DE MANERA FRAGRANTE
ESTA VIOLANDO LOS ARTICULOS 52 Y 53 ADEMAS DE SUS LITERALES
B, C, Y A, B, C, YA QUE SON LOS ARTICULOS QUE CREAN EL
REGLAMENTO SEPTORIAL APOYADO EN LA LEY 183-02
ATENDIDO: a que el oficio 230 d. f. 30-03-11, de la superintendencia de bancos
en su última página dice que la superintendencia de bancos no tiene
competencia legal para regular la tasa de intereses, y que conforme lo prescribe
el artículo 24 de la ley monetaria y financiera , la exponente no le está pidiendo
que regule la tasa de interés , sino que cumpla con su función de defensor del
usuario y que ordene al banco dar cumplimiento al contrato ya que el mismo dice
: que las tasas serán aplicadas de acuerdo a las fluctuaciones del mercado
y que será informado por escrito según lo establece el artículo 7 inciso c

23
del reglamento de protección al usuario de los servicios financieros ,
además así lo prevé el propio artículo 24 de la ley monetaria y financiera en
su párrafo que dice textualmente así : Las operaciones monetarias y
financieras se realizarán en condiciones de libre mercado. Las tasas de
interés para transacciones denominadas en moneda nacional y extranjera
serán determinadas libremente entre los agentes del mercado.

QUEDA ENTENDIDO QUE LA TASA NO ES LA QUE EL BANCO LEON


CONSIDERE, SI NO LA QUE LOS AGENTES DEL MERCADO ESTABLESCAN,
LAS CUALES SERAN PUBLICADAS TANTO LAS TASAS ACTIVAS COMO LAS
TASAS PASIVAS, EN TAL VILTUD LA EXPONENTE DEPOSITO ANTE EL
TRIBUNAL SUPERIOR ADMINISTRATIVO LAS TASAS TANTO ACTIVAS
COMO PASIVAS EXISTENTES DURANTE TODA LA VIDA DEL PRESTAMO Y
ASI LO PREVEE LA LEY 183-02, EN SUS ARTICULOS 52 LETRA B,
Atendido: a que el tribunal superior administrativo en su sentencia no. 059-2011,
la cual es objeto del presente recurso en su página no. 8 del primer considerando
se puede notar que la exponente tiene más de año solicitando la devolución de
los fondos cobrados de más en franca violación al contrato y en franca violación
al reglamento de protección al usuario de los servicios financieros y así lo
confirma la propia superintendencia de bancos en su oficio no. 230-2011, d. f.
31-03-11.

En tal virtud habiendo depositado la exponente las diferentes tasas activas y


pasivas que han imperado durante la vida del préstamo entendemos que
Prousario como oficina la cual protege al usuario de los servicios financieros
puede fácilmente darse cuenta de que las tasas no han subido muy al contrario
han bajado y debe cobrar los intereses de acuerdo a las fluctuaciones del
mercado tal y como establecen los artículos 24, 52, 53, de la ley 183-02, y el
propio contrato de prenda sin desapoderamiento 24646, d. f . 03-04-06.
aclarando que el contrato 24646, d. f. 03-04-06, ES UN CONTRATO DE
ADHESION.

ATENDIDO: A QUE LA EXPONENTE QUIERE RECORDAR QUE LA


SUPERINTENDENCIA DE BANCOS A PESAR DE CONOCER DE NUESTRA

24
RECLAMACION HACE MAS DE UN AÑO TUBO QUE ESPERAR QUE SE
VENCIERA EL CONTRATO PARA EMITIR EL OFICIO 230-2011,
EJECUNTANDO CON ESA ACTITUD UNA JUSTICIA TARDIA E INCOMPLETA,
LO CUAL QUEDA DEMOSTRADO CON ESA ACTITUD QUE SUS FUNCIONES
VAN A FAVOR DEL BANCO LEON NO A FAVOR DEL USUARIO COMO ES
LA FUNCION PARA LO CUAL FUE CREADO PROUSUARIO.

CONCLUCIONES

Por la razones expresadas, y por las que podrán ser suplidas de oficio, los
recurrentes, Lic. Leydi jassiela Ramírez , por medio de sus Abogados los
suscrito, Lic. Leydi jassiela Ramírez y el Dr. Natalino Vilorio Calderón, os solicita
muy respetuosamente fallar acogiendo las conclusiones siguientes:

Primero: Declarando bueno y valido en la forma el presente recurso en casación


por haber sido interpuesto conforme al derecho.

Segundo: Casar la sentencia marcada con el no. 059-2011, d. f. 19-05-11,


dictada por la primera sala del tribunal superior administrativo, por estar apoyada
en una mala apreciación de los hechos y una injusta interpretación del derecho,
así como todos y cada uno de los motivo precedentes expuestos.

Tercero: que sea condenada la parte recurrida, la superintendencia de bancos


de la republica dominicana oficina proa usuario, al pago de la costas del
procedimiento, distrayendo las mismas en provechote los Dres. Lic. Anders
Manuel Carrasco Justo y el Dr. Natalino Vilorio Calderón , abogados que afirman
haberlas alcanzado en su mayor parte o totalidad, bajo las más amplias reserva
de derecho

Anexos:

1.-Original Sentencia No. 059-2011, d. f. 19-05-11

2.-Escrito Justificativo y ampliativo de Conclusiones, d. f. 25-04-11.-

3.-inventario de documentos d. f. 13-04-11, acto no.767-11, con sus respectivos


anexos

4.-oficio de la superintendencia de bancos marcado con el no. 230, d. f. 31-03-


11.

5.-contrato de prenda sin desapoderamiento no.24646, d. f. 03-04-06

6.-Auto no.577-2011.

7.-Recibo no. 7200918, del banco león s. a., d. f. 30-07-10.

25
8.-Corte del banco León s. a., d. f. 20-04-2010.-

Es Justicia que os pide y se espera merecer, en la ciudad de santo domingo,


Distrito Nacional, a los veinte días del mes de julio del año 2011.-

Lic. Leydi jassiela Ramírez

Por si y por el

lic. Natalino Vilorio Calderón

26