Está en la página 1de 5

¿Qué es el conductismo?

Dos criterios en el pensamiento psicológico norteamericano: la psicología introspeccionista


(subjetivista) y el conductismo (psicología objetiva).

Hasta el conductismo, la psicología introspeccionista dominaba totalmente la vida psicológica.

Representantes del introspeccionismo: Titchener y William James.

El introspeccionismo proclamaba que a conciencia era la materia de estudio de la psicología. El


conductismo, por lo contrario, sostiene que es la conducta del ser humano el objeto de la
psicología y afirman que el concepto de conciencia no es preciso.

Afirma que el concepto de conciencia no es preciso ni utilizable.

Habiendo recibido una formación experimentalista el conductista entiende que la creencia de que
existe la conciencia se remonta a la antigüedad, superstición y magia.

Las leyendas tejen la tradición popular, se constituyen en religiones, estas a su vez se enredan en
la política y economía. Se las usa como instrumentos, el pueblo se ve obligado a aceptar esto.
Estos conceptos han entorpecido el desarrollo de la psicología científica.
Ejemplo de tales conceptos: Todo individuo posee un alma separada y distinta del cuerpo. (Esta
doctrina conduce al principio filosófico llamado “dualismo”)

Dudar de su existencia involucraba convertirse en hereje.

Con el desarrollo de las ciencias físicas en el Renacimiento esta idea tendió a desaparecer en cierta
medida.

La psicología y la filosofía, ocupándose de objetos inmateriales, encontraron muy difícil eludir a la


Iglesia, de ahí que el concepto de alma llegase a nuestros días.

En 1879, Wundt (psicología experimental), quería una psico. Científica, aunque no pudo
discriminar con claridad la solución mente-cuerpo.

Sustituyó el término alma por el de conciencia.

La conciencia a diferencia del alma se observa por medio de la introspección.

Para demostrar lo anticientífico del concepto basta con fijarse en la definición de psicología que
formuló James: La psicología es la descripción y explicación de los estados de conciencia en cuanto
tales.

Somos consientes cuando experimentamos una percepción, un pensamiento, cuando queremos


algo.

Es ilógico, no nos dice que es la conciencia. Se comienza a introducir supuestos.


De esta manera en el análisis de la conciencia hallamos elementos como las sensaciones o
imágenes. En otros, elementos afectivos, más aún, en otros la voluntad.

La cosa que llamamos conciencia solo se puede examinar por introspección: una ojeada a lo que
acontece en nuestro interior.

Existe una cosa que llamamos conciencia y que podemos estudiarla por introspección. Pero no
existe modo de atacar experimentalmente, resolver los problemas psicológicos y establecer
métodos normativos.

Advenimiento del conductismo

En 1912 los psicólogos objetivistas (conductistas) llegaron a la conclusión de que ya no podía


satisfacerlos seguir trabajando con las fórmulas de Wundt. Habían probado que la llamada
psicología introspectista de Alemania se fundaba sobre hipótesis falsas: que ninguna psicología
que incluyese el problema religioso mente-cuerpo, podría alcanzar jamás resultados “verificables”.
Decidieron que era preciso renunciar a la psicología o bien transformarla en una ciencia natural.

Programa del conductismo

El conductista se limita a observar y a formular leyes solo relativas a estas cosas. Puede observar la
conducta (lo que el organismo hace o dice). El hablar explicito o con uno mismo representa un tipo
de conducta objetiva.

El conductista describe la conducta en términos de estímulo-respuesta.

Un estímulo es cualquier objeto externo o cualquier cambio en los tejidos mismos debido a la
condición fisiológica del animal.

Una respuesta es todo lo que el animal hace.

Algunos problemas específicos del conductismo

El único objetivo del conductista es reunir hechos tocantes a la conducta, verificar sus datos,
someterlos al examen de la lógica y de la matemática.
Si al nacer solo dos estímulos provocan miedo (sonido fuerte y base de sustentación), ¿Cómo es
posible que otras cosas produzcan lo mismo?

La respuesta se encuentra mediante experimentos:

Si se le muestra un perro a un niño este comenzara a acariciarlo, se debe verificar que nunca huirá
de este (reacción positiva) y que tampoco provocara una respuesta miedo. Si se toma una barra de
acero y se la golpea a espaldas del niño mientras esta con el animal, aparecerán las
manifestaciones de miedo. Al repetirse el experimento más de una vez, el animal provocara la
misma respuesta que la barra de acero, miedo. En el conductismo esta es una respuesta
condicionada.

Esto demuestra que se basa en la ciencia natural, sin intervención de los procesos mentales.
Se ve cuan simples son las respuestas al principio, y cuan terriblemente las complica pronto la vida
del hogar.
Otros tipos de respuestas se relacionan con el amor y con la ira.

En los adultos los problemas también surgen.

¿Qué métodos hay que utilizar para condicionar al adulto?

¿Cómo se mantiene el nivel de eficiencia luego de enseñarle la técnica y habilidad, y los hábitos de
hablar y pensar?
Se sabe muy poco de la cantidad y calidad de los hábitos emocionales que debieran crearse.

En el presente, uno de los problemas en las grandes organizaciones es el de la adaptación de la


personalidad.

Los jóvenes de ambos sexos tienen adecuada capacidad para desempeñar sus tareas, mas fracasan
por no adaptarse a los demás.

¿Excluye esta orientación algo propio de la psicología?

Para comprender el conductismo es necesario comenzar por la observación de la gente.

La auto-observación no es la manera más fácil y natural de estudiar la psicología, resulta


simplemente imposible.

Dentro de nosotros mismos solo podemos comprobar las formas elementales de respuesta. Si
empezamos a estudiar lo que hace el vecino adquirimos experiencia para clasificar su conducta.

Definición del conductismo

El conductismo es una ciencia natural que se arroga toda el campo de las adaptaciones humanas.

Solo difiere de la fisiología en el ordenamiento de sus problemas; no en sus principios


fundamentales ni en su punto de vista central.

La fisiología se interesa especialmente en el funcionamiento de las partes del animal (por ejemplo:
sistema digestivo). Al conductismo le importa intrínsecamente lo que el animal hace desde la
mañana hasta la noche y desde la noche hasta la mañana.

El interés conductista es controlar las reacciones del hombre.


Corresponde a la psicología conductista poder anticipar y fiscalizar la actividad humana a fin de
conseguirlo, debe reunir datos científicos mediante procedimientos experimentales. Sólo entonces
al conductista experto le será posible inferir, dado los estímulos, cuál será la reacción o, dada la
reacción, cuál ha sido la situación o estimulo que la ha provocado.

¿Qué es un estímulo?

Si de improvisto, dirijo al ojo una luz intensa, la pupila se contraerá rápidamente. Si apagara toda
la iluminación de un cuarto en el que se encuentra una persona, sus pupilas comenzarían a
dilatarse.

El organismo se halla sometido a la acción de estímulos ( llegan por la vista, el oído, la nariz y la
boca) los denominados objetos de nuestro medio, y al mismo tiempo también en el interior de
nuestro cuerpo. Éste se halla a cada instante sometido por estímulos que nacen en los tejidos.

A través del proceso de la evolución humana, los seres han desarrollado órganos sensoriales
(como las orejas, nariz, boca, etc) los que determinan tipos de estímulos, son sumamente
efectivos

Los músculos no son órganos de reacción solamente, sino también sensoriales.

Cómo el aprendizaje multiplica los estímulos

Uno de los problemas del conductismo es “la multiplicación continua de los estímulos” a los cuales
responde el individuo.

Si bien gran cantidad de estímulos provocan reacciones en el recién nacido, otras no despiertan
ninguna. No determinan una reacción igual a la que producen más tarde.

No se consigue mucho enseñándole a un infante un lápiz o una partitura. Antes que ciertos
estímulos puedan ejercer su influencia es indispensable que se forme un hábito.
(Condicionamiento)

Es el condicionamiento lo que dificulta tanto al conductista poder anticipar cuál será una
determinada reacción.

Es muy fácil señalar aproximadamente qué situación de la primera infancia del sujeto pudo
provocar este tipo de reacción poco frecuente en el adulto. (Correr porque ve un caballo suelto)

¿Qué entiende el conductismo por respuesta?

Desde el nacimiento hasta la muerte el organismo es atacado por estímulos en su parte exterior y
por estímulos, engendrados en el cuerpo mismo.
La respuesta del organismo al estímulo trae aparejada una adaptación. Por adaptación solo
entendemos que el organismo, al moverse, altera su estado fisiológico de tal manera que el
estímulo no provoque ya reacciones.

A menudo se cree que el conductista sólo está interesado en las respuestas, cuando en realidad
afirma que todo estímulo efectivo tiene su respuesta y que ella es inmediata.

Estímulo afectivo: Estímulo suficientemente fuerte para vencer la normal resistencia al pase del
impulso sensorial desde los órganos de los sentidos a los músculos.

Clasificación general de la respuesta

Las dos clasificaciones sensatas de la respuesta son: externas (explicitas), los actos ordinarios del
ser humano (inclinarse para agarrar algo, escribir una carta); o internas (implícitas), no son
observables, están ocultas a la mirada.

Otra clasificación general es la de respuestas aprendidas o no aprendidas.

La mayoría de los actos adultos son aprendidos, sin embargo, llevamos a cabo muchas cosas sin
necesidad de aprender (respirar, transpirar).
Respuestas aprendidas: Hábitos complicados y todas las respuestas condicionadas.

Respuestas no aprendidas: Las que se realizan desde la infancia antes que el proceso de
condicionamiento y los hábitos predominen.
Otra forma de calificar las respuestas puramente lógica es la de caracterizarla por el órgano
sensorial que las origina.

Esta digresión acerca del estímulo y la respuesta suministra una idea de lo que se trabaja en la
psicología conductista, y por qué se propone como meta el que dado el estímulo poder predecir la
respuesta, o viendo que reacción tiene lugar poder inferir cuál es el estímulo que la ha provocado.