Está en la página 1de 25

La alimentación saludable y la artritis

Este informe ha sido escrito para abordar algunos mitos comunes sobre los alimentos y la artritis.
Proporciona información general sobre una alimentación saludable .

“ No hay nada que ocurra en su cuerpo que no esté controlado por su Sistema
Nervioso Central Autonómico, absolutamente nada “
Artritis
La ciencia médica no tiene una solución para la artritis, lo único que ofrecen son medicamentos
para el dolor y para disminuir los problemas relacionados como la ansiedad y la depresión, pero una
cura real aún no la tienen.

La artritis es un problema relacionado con la digestión, ya comprobado y estudiado.


Cuando su cuerpo no digiere bien y comienza a acumular alimentos indigestos dentro de su cuerpo,
se produce una inflamación en el hígado que le impide desintoxicar, esto hace que se inflamen los
intestinos, que son los que absorben los alimentos y también llegan a inflamarse los riñones, que
son órganos de eliminación .

Cuando estos tres órganos principales están inflamados, la eliminación de tóxicos se tranca, se
detiene y produce inflamación .

Cuando usted elimina de su alimentación aquellos alimentos


que irritan, perjudican, inflaman su organismo, usted mejora
notablemente su condición.
¿Hay una dieta para curar la artritis?
La mejor dieta para la artritis es una dieta saludable y equilibrada para mantener su salud en
general y prevenir otros problemas médicos.

Lo que si se ha comprobado es que la artritis es una inflamación principalmente de las


extremidades, dolorosa y a veces incapacitante y que la medicina tradicional no ofrece una solución
efectiva a no ser medicación para el dolor, para la inflamación pero ninguna otra alternativa.

Algunos médicos han relacionado la artritis con un problema de digestión, lo cual, desde el punto de
vista metabólico y nutricional tiene mucho sentido .

Lo que hemos comprobado hasta ahora es que cuando una persona no digiere bien los alimentos,
estos comienzan a acumular tóxicos que inflaman el intestino, el hígado y los riñones.

No hay nada que suceda en su cuerpo que no esté controlado por su sistema nervioso central
autonómico. La artritis generalmente sucede en personas con un sistema nervioso acelerado,
excitado (sistema simpático ) que está fuera de control. Por eso la alimentación en personas que
padecen artritis es crucial para mejorar síntomas , dolor e inflamación.

Debe evitar consumir aquellos alimentos que más le excitan, más sobrecargan su sistema nervioso
que serían las carnes rojas, carne de cerdo, grasas, sal y picantes. A continuación le enumeramos
alimentos que Si debe incluir en su dieta asi como los que debe evitar.
Los Mejores Alimentos para la Artritis
Se ha demostrado que ciertos alimentos combaten la inflamación, fortalecen los huesos y aumentan
el sistema inmunológico. Agregar estos alimentos a su dieta balanceada puede ayudar a aliviar los
síntomas de su artritis.

. Ácidos grasos omega-3


Es recomendable consumir de 2 a 3 veces por semana alimentos que contengan omega-3 . Los
pescados ricos en Omega-3 incluyen salmón, atún, caballa y arenque.
Ideal para: artritis reumatoide

. Aceites
El aceite de oliva virgen extra está cargado de grasas saludables para el corazón, así como de
oleocantal (Un componente del aceite de oliva virgen extra es capaz de matar las células del cáncer
sin dañar las células sanas del ser humano. ), que tiene propiedades similares a las drogas
antiinflamatorias no esteroides. Pero no es el único aceite con beneficios para la salud. Los aceites
de aguacate y cártamo han demostrado propiedades reductoras del colesterol, mientras que el aceite
de nuez tiene 10 veces más omega-3 que el aceite de oliva.
Ideal para: artritis reumatoide, osteoartritis

. Cerezas
Los estudios han demostrado que las cerezas ayudan a reducir la frecuencia de los ataques de gota,
una forma común y dolorosa de artritis. La investigación ha demostrado que las antocianinas que se
encuentran en las cerezas tienen un efecto antiinflamatorio. Las antocianinas también se pueden
encontrar en otras frutas rojas y moradas como fresas, frambuesas, arándanos y moras.
Ideal para: gota
. Productos lácteos
Los productos lácteos bajos en grasa, como la leche, el yogur y el queso, están repletos de calcio y
vitamina D, y ambos aumentan la fortaleza ósea. La vitamina D es esencial para la absorción de
calcio y se ha demostrado que estimula el sistema inmunitario. Si los lácteos no le agradan, busque
otros alimentos ricos en calcio y vitamina D, como las verduras de hoja verde.
Ideal para: osteoporosis, osteoartritis

. Apueste por el brócoli


Rico en vitaminas K y C, el brócoli también contiene un compuesto llamado sulforafano, que según
los investigadores podría ayudar a prevenir o retrasar la progresión de la osteoartritis
. El brócoli también es rico en calcio, que es conocido por sus beneficios en la formación de huesos.
Ideal para: osteoartritis

. Te Verde
El té verde está lleno de polifenoles, antioxidantes que se cree que reducen la inflamación y
ralentizan la destrucción del cartílago. Los estudios también muestran que otro antioxidante en el té
verde llamado epigalocatequina-3-galato (EGCG) bloquea la producción de moléculas que causan
daño articular en personas con artritis reumatoide .
Ideal para: osteoartritis, artritis reumatoide
. Cítricos
Las frutas cítricas, como las naranjas, los pomelos y las limas, son ricas en vitamina C. Las
investigaciones muestran que se obtiene la cantidad adecuada de vitaminas en la prevención de la
artritis inflamatoria y el mantenimiento de las articulaciones sanas con osteoartritis .
Ideal para: artritis reumatoide, osteoartritis

. Granos
Los granos integrales reducen los niveles de proteína C reactiva (PCR) en la sangre. La PCR es un
marcador de inflamación asociada con enfermedades cardíacas, diabetes y artritis reumatoide. Los
alimentos como la avena, el arroz integral y los cereales integrales son excelentes fuentes de granos
enteros.
Ideal para: artritis reumatoide

. Frijoles
Los frijoles están repletos de fibra, un nutriente que ayuda a reducir la PCR. Los frijoles también
son una fuente excelente y barata de proteína, que es importante para la salud muscular. Algunos
frijoles son ricos en ácido fólico, magnesio, hierro, zinc y potasio, todos conocidos por sus
beneficios para el sistema inmune y el corazón. Busque frijoles rojos, frijoles negros y frijoles
pintos.
Ideal para: artritis reumatoide

. Ajo
Los estudios han demostrado que las personas que comían regularmente alimentos de la familia
allium, como el ajo, la cebolla y el puerro, mostraban menos signos de osteoartritis temprana . Los
investigadores creen que el compuesto dialil disulfina que se encuentra en el ajo puede limitar las
enzimas que dañan el cartílago en las células humanas.
Ideal para: osteoartritis
13. Nueces
Las nueces son ricas en proteínas, calcio, magnesio, zinc, vitamina E y ácido linolénico alfa (ALA)
potenciador de la inmunidad, así como en el llenado de proteínas y fibra. Son saludables para el
corazón y beneficiosas para la pérdida de peso. Pruebe nueces, piñones, pistachos y almendras.
Ideal para: osteoartritis, artritis reumatoide

Ingredientes alimentarios que pueden causar inflamación

Cuando tiene artritis, su cuerpo está en un estado constante inflamatorio. Lo que usted come puede
no solo aumentar la inflamación, sino que también lo puede preparar para otras enfermedades
crónicas como la obesidad, las enfermedades cardíacas y la diabetes. Aquí le detallamos algunos
ingredientes de alimentos que pueden desencadenar más inflamación en su cuerpo.

. Azúcar
Puede ser difícil resistir a postres, pasteles, barras de chocolate, refrescos e incluso jugos de frutas.
Sin embargo, el American Journal of Clinical Nutrition advierte que los azúcares procesados
desencadenan la liberación de mensajeros inflamatorios llamados citoquinas. El azúcar tiene
muchos nombres, así que tenga cuidado con cualquier palabra que termine en "osa", como fructosa
o sacarosa en las etiquetas de ingredientes.
. Grasas saturadas
Varios estudios han demostrado que las grasas saturadas desencadenan la inflamación del tejido
adiposo (tejido graso), que no solo es un indicador de enfermedad cardíaca sino que también
empeora la inflamación de la artritis. La pizza y el queso son las principales fuentes de grasas
saturadas en la dieta promedio, según el Instituto Nacional del Cáncer. Otros culpables incluyen
productos cárnicos (especialmente carnes rojas), productos lácteos enteros, platos de pasta y postres
a base de granos.

. Grasas trans
Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard hicieron sonar la alarma sobre las
grasas trans a principios de los años noventa. Conocido por desencadenar la inflamación sistémica,
las grasas trans se pueden encontrar en las comidas rápidas y otros productos fritos, bocadillos
procesados, productos congelados para el desayuno, galletas, donas y la mayoría de las margarinas
en barra. Evite los alimentos con aceites parcialmente hidrogenados en las etiquetas de los
ingredientes.

. Ácidos grasos Omega 6


Los ácidos grasos Omega 6 son un ácido graso esencial que el cuerpo necesita para un crecimiento
y desarrollo normal. El cuerpo necesita un equilibrio saludable de ácidos grasos omega-6 y omega-
3. El consumo excesivo de omega-6 puede provocar que el cuerpo produzca productos químicos
proinflamatorios. Estos ácidos grasos se encuentran en aceites tales como maíz, cártamo, girasol,
semilla de uva, soja, maní y aceites vegetales, mayonesa y muchos aderezos para ensaladas.
. Carbohidratos refinados
Los productos de harina blanca (panes, panecillos, galletas saladas) de arroz blanco, las papas
blancas (puré instantáneo o las papas fritas) y muchos cereales son carbohidratos refinados. Los
carbohidratos procesados pueden prevalecer sobre las grasas como el principal impulsor de la
escalada de las tasas de obesidad y otras enfermedades crónicas. Estos alimentos de alto índice
glucémico alimentan la producción de productos de final de glicación avanzada que estimulan la
inflamación.

. MSG
El glutamato monosódico (MSG) es un aditivo alimentario que mejora el sabor que se encuentra
con mayor frecuencia en alimentos preparados asiáticos y en salsa de soja, pero también se puede
agregar a comidas rápidas, sopas preparadas y mezclas de sopas, aderezos para ensaladas y
fiambres. Esta sustancia química puede desencadenar dos vías importantes de inflamación crónica y
afectar la salud del hígado.

. Gluten y caseína
Las personas que tienen dolor en las articulaciones y son sensibles al gluten, que se encuentran en el
trigo, la cebada y el centeno, o la caseína, que se encuentran en los productos lácteos, pueden
encontrar alivio al evitarlos. Y aquellos diagnosticados con enfermedad celíaca, en la que el gluten
desencadena una respuesta autoinmune que daña el intestino delgado y, a veces, causa dolor en las

articulaciones, pueden aliviarse cuando adoptan una dieta libre de gluten. Puede haber una
superposición en la que algunas personas con artritis también tienen sensibilidad al gluten o también
tienen enfermedad celíaca.

. Aspartame
El aspartamo es un edulcorante artificial no nutritivo e intenso que se encuentra en más de 4.000
productos en todo el mundo. Si bien es aprobado por la FDA, los estudios sobre sus efectos son
mixtos y se desconoce el impacto en las personas con enfermedades autoinmunes. Si usted es
sensible a este producto químico, su sistema inmunológico puede reaccionar a la "sustancia extraña"
al atacar el producto químico, que a cambio, desencadenará una respuesta inflamatoria.

. Alcohol
El alcohol es una carga para el hígado. El uso excesivo debilita la función hepática e interrumpe
otras interacciones multiorgánicas y puede causar inflamación. Es mejor eliminarlo o usarlo con
moderación.

Reducir el consumo de alimentos que promueven la inflamación, aumentar la proporción de frutas y


verduras en su dieta, hacer del pescado su principal proteína y obtener más omega-3 puede marcar
una gran diferencia en los síntomas de la artritis.
Cómo leer una etiqueta de nutrición
Conozca qué información en una etiqueta nutricional es la más importante para sus necesidades
nutricionales (y cómo evitar caer en reclamos falsos).

Se supone que las etiquetas nutricionales detalladas le facilitan la selección de alimentos saludables.
Pero a veces causan sobrecarga de información y confusión. ¿Es más importante que algo tenga
menos gramos generales (g) de grasa o menos grasas trans? ¿Es mejor consumir menos calorías,
incluso si esto significa obtener menos nutrientes?

Aquí hay algunos consejos para descifrar la información de la etiqueta de nutrición.

Centrarse en las grasas


Busque productos con menos de 1 g de grasa saturada y sin grasas trans

"Si está buscando perder peso, busque alimentos que sean bajos en grasa en general"

Los alimentos con la etiqueta "baja en grasa", por ejemplo, contienen menos de 3 gramos de grasa
por porción.

La investigación muestra que tener algo de grasa en su dieta es bueno. Analice las etiquetas de
grasas poliinsaturadas y grasas monoinsaturadas, que son más saludables que las grasas saturadas.
Fibra
Las investigaciones preliminares indican que una dieta alta en fibra (más de 25 g por día) reduce el
colesterol y ayuda a prevenir la diabetes. Un alimento "alto en fibra" tiene al menos 5 g de fibra por
porción.

Los fabricantes a veces procesan fibra dietética de un producto y luego agregan fibra procesada, por
lo que los alimentos etiquetados como "alto contenido de fibra" pueden no ser tan saludables como
parecen. Busque productos hechos con salvado, avena u otros granos integrales, que son fuentes
nutritivas de fibra.

Recuerde, incluso que los productos nutritivos como el yogurt con fibra suplementaria pueden tener
una gran cantidad de azúcar agregada.

Vigile el sodio
Una dieta alta en sodio, como una dieta alta en grasas, lo pone en riesgo de presión arterial alta. Los
expertos recomiendan mantener su ingesta total de sodio en menos de 2.400 miligramos (mg) por
día.

La Asociación Americana del Corazón exige que los alimentos con una etiqueta "saludable para el
corazón" contengan menos de 480 mg de sodio y menos de 20 mg de colesterol. Recuerde, incluso
los alimentos con la etiqueta saludable para el corazón pueden ser altamente procesados, cargados
de azúcar y carentes de vitaminas y minerales importantes, así que asegúrese de leer
cuidadosamente los listados de ingredientes.

Los ingredientes
Los ingredientes principales se enumeran primero en una etiqueta de nutrición, así que eche un
vistazo a los tres o cuatro primeros. Y recuerde que algunos ingredientes pueden colarse bajo
diferentes nombres. Si el azúcar, la melaza, la miel, el turbinado, el jarabe de arce o el jarabe de
maíz con alto contenido de fructosa se encuentran cerca de la parte superior, es que cuentan con
una gran cantidad de azúcar

Busque los nutrientes que debe tener


Busque los ácidos grasos de calcio, vitamina D y omega-3, que se encuentran en el pescado y el
aceite de linaza. Considere alimentos ricos en antioxidantes, como las vitaminas C y A, que se cree
que tienen propiedades antiinflamatorias.

En lugar de alimentos procesados, coma una variedad de alimentos integrales ricos en


antioxidantes, incluyendo un arco iris de frutas y verduras de tonos profundos como arándanos,
ciruelas pasas, frijoles rojos y cerezas.
La promesa de los probióticos para la artritis
Los alimentos y suplementos con estas "buenas bacterias" pueden ayudar a la artritis y a la salud en
general

Es casi imposible encender la televisión o leer una revista sin ver anuncios de productos con
probióticos, las llamadas "bacterias buenas", levadura u otros microorganismos vivos en alimentos
o suplementos que se promocionan para tener beneficios para la salud, incluso para la artritis. Y la
demanda de estos productos solo está creciendo.

Los probióticos están presentes o se agregan a alimentos tales como ciertos yogures, kéfir, chucrut,
tempeh, kimchi y kombucha, y los suplementos dietéticos probióticos están disponibles en cápsulas,
polvos, tabletas y otras formas.

Se cree que los probióticos promueven la salud dando un impulso a las buenas bacterias que viven
en el intestino (la llamada microbiota intestinal). De hecho, algunas de las bacterias que están
presentes en nuestros cuerpos también están disponibles como probióticos, incluidas ciertas cepas
de Lactobacillus y Bifidobacterium.
Todos tienen una colección única de microbios que habitan en su cuerpo (en el intestino, en la piel y
en la boca, por ejemplo). Estas comunidades se ven alteradas a lo largo del tiempo por la dieta, el
medio ambiente, los medicamentos y las experiencias. Y los científicos están aprendiendo que
afectan muchos aspectos de nuestro funcionamiento.

Probióticos y su salud
Hay más reconocimiento de que los microbios intestinales juegan un papel más importante en
nuestra salud de lo que pensábamos. Todas las bacterias beneficiosas ayudan a mantener a raya las
bacterias malas, y eso es bueno para su salud en general.

Los investigadores están descubriendo que la microbiota intestinal es crucial para nuestra
supervivencia, por ejemplo, ayudando a nuestro sistema inmunitario a decidir si algo es amigo o
enemigo, y ayudando a nuestro sistema digestivo a extraer nutrientes importantes. Algunos de estos
microorganismos son buenos, algunos malos, otros parecen ser neutrales, y algunos son buenos y
malos, dependiendo del contexto.

"Existe una relación íntima entre [la microbiota intestinal] y la enfermedad", explica Jeremy P.
Burton, PhD, profesor asistente en el Centro Canadiense de Microbioma Humano y Probióticos.
"Cada vez que hay una enfermedad crónica que afecta el tracto intestinal, incluidos los tipos de
artritis [autoinmunes], existe la posibilidad de tratarla con probióticos".

Los probióticos parecen funcionar de tres maneras:

Mantener un equilibrio entre las bacterias "buenas" y "malas" en su cuerpo


Reducir las bacterias malas que causan infecciones y enfermedades
Reponer bacterias buenas que se pierden (después de una enfermedad o un tratamiento con
antibióticos)

Hay evidencia de que Lactobacillus y Bifidobacterium, dos de los probióticos más populares,
podrían ayudar al cuerpo al acelerar el tratamiento de ciertas infecciones intestinales; ayudando a
reducir el gas, hinchazón; prevenir o reducir la gravedad de los resfriados y la gripe; mejorar la
presión sanguínea; y alivia los síntomas de las enfermedades inflamatorias del intestino, incluida la
enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

Probióticos y su artritis
Si tiene un tipo inflamatorio de artritis, los probióticos pueden ser especialmente importantes. Las
bacterias beneficiosas parecen tener un impacto en la inflamación, reduciendo biomarcadores
comunes de inflamación, incluida la proteína C reactiva.

Se ha demostrado que las personas con artritis inflamatoria tienen inflamación del tracto intestinal,
lo que resulta en un aumento de la permeabilidad intestinal. Esto permite que ciertas bacterias
crucen la barrera intestinal, entren al torrente sanguíneo y desencadenen una respuesta inflamatoria.
Los probióticos pueden ayudar a disminuir la inflamación asociada con el aumento de la
permeabilidad intestinal.

Una dieta saludable ayuda a mantener la barrera intestinal fuerte y al sistema inmune en una
condición de lucha superior. Las comidas saludables y los suplementos probióticos pueden
funcionar juntos para mantener las articulaciones saludables y también para mantener el resto del
cuerpo fuerte.

En un estudio de 2014 publicado en la revista Nutrition, 46 pacientes con artritis reumatoide (AR)
se dividieron en dos grupos. Un grupo recibió suplementos diarios que contenían Lactobacillus
casei y el otro grupo recibió un placebo. Después de un período de ocho semanas, varios
marcadores de inflamación fueron significativamente más bajos en el grupo probiótico, lo que llevó
a los investigadores a afirmar que, aunque se necesitan más estudios para confirmar los resultados,
estas conclusiones pueden conducir al uso de probióticos como terapia adjunta para pacientes con
RA.

Selección de probióticos

Los probióticos y sus efectos potenciales sobre ciertas condiciones de salud aún no se comprenden
bien. Además los suplementos no están regulados, lo que significa que no hay garantía de que
contengan las mismas cepas de probióticos que han demostrado ser clínicamente eficaces. Un
informe reciente de ConsumerLab encontró que el 30 por ciento de los suplementos probióticos no
contenían las cantidades de organismos útiles promocionadas en sus etiquetas.

Pregúntele a su médico antes de comenzar cualquier suplemento; pueden interactuar con sus
medicamentos o producir otros efectos no deseados. Su médico también puede brindarle orientación
sobre la mejor manera de tomarlos.
Ejercicio
Beneficios del ejercicio para la osteoartritis
La actividad física es el mejor tratamiento sin medicamentos para mejorar el dolor y la función en
artritis reumatoide .

Si bien es posible que le preocupe que el ejercicio con osteoartritis pueda dañar las articulaciones y
causar más dolor, las investigaciones muestran que las personas pueden y deben hacer ejercicio
cuando tienen osteoartritis. De hecho, el ejercicio se considera el tratamiento no farmacológico más
efectivo para reducir el dolor y mejorar el movimiento en pacientes con osteoartritis.

¿Qué ejercicios funcionan mejor para la osteoartritis?


Cada uno de los siguientes tipos de ejercicios desempeña un papel en el mantenimiento y la mejora
de la capacidad de moverse y funcionar:

Rango de movimiento o ejercicios de flexibilidad. La amplitud de movimiento se refiere a la


capacidad de mover las articulaciones a través del movimiento completo para el que fueron
diseñadas. Estos ejercicios incluyen estiramientos suaves y movimientos que llevan a las
articulaciones a través de todo su espacio. Hacer estos ejercicios regularmente puede ayudar a
mantener y mejorar la flexibilidad en las articulaciones.

Ejercicio aeróbico / de resistencia. Estos ejercicios fortalecen el corazón y hacen que los pulmones
sean más eficientes. Este acondicionamiento también reduce la fatiga y aumenta la resistencia. El
ejercicio aeróbico también ayuda a controlar el peso al aumentar la cantidad de calorías que usa el
cuerpo. Los ejercicios aeróbicos incluyen caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o usar la
máquina elíptica.

Ejercicios de fortalecimiento. Estos ejercicios ayudan a mantener y mejorar la fuerza muscular. Los
músculos fuertes pueden soportar y proteger las articulaciones que se ven afectadas por la artritis.

Dos tipos de ejercicio son particularmente buenos para la mayoría de las personas con osteoartritis.

Caminar. Es (generalmente) gratis, es fácil para las articulaciones y viene con una gran cantidad de
beneficios. Una ventaja importante es que mejora la circulación y evita las enfermedades cardíacas,
disminuye la presión arterial y, como ejercicio aeróbico, fortalece el corazón. También reduce el
riesgo de fracturas (al detener o ralentizar la pérdida de masa ósea) y tonifica los músculos que
sostienen las articulaciones.

Ejercicios acuáticos. Estos son particularmente útiles para las personas que comienzan a hacer
ejercicio, así como aquellos que tienen sobrepeso. Los ejercicios acuáticos no implican la natación,
sino que se realizan estando de pie a una altura aproximada de los hombros. El agua ayuda a aliviar
la presión del peso de su cuerpo sobre las articulaciones afectadas (caderas y rodillas en particular),
al tiempo que proporciona resistencia para que sus músculos se fortalezcan. El ejercicio acuático
regular puede ayudar a aliviar el dolor y mejorar la función diaria en personas con OA de cadera y
rodilla.

¿Cuánto ejercicio es bueno?


Siempre siga los consejos de su médico o fisioterapeuta. En general, los ejercicios de rango de
movimiento se deben hacer todos los días.
La recomendación semanal para el ejercicio aeróbico es de 150 minutos de intensidad moderada O
75 minutos de intensidad vigorosa O una combinación equivalente. Esto se traduce en una caminata
rápida de 30 minutos o en bicicleta cinco veces por semana O

trotar, nadar o andar en bicicleta que hace que su corazón bombee durante 25 minutos tres veces por
semana O cualquier combinación de estos según su capacidad y preferencia.

"El ejercicio es bueno. Pero haga ejercicio de manera inteligente " Los ejercicios de bajo impacto,
como caminar, andar en bicicleta o usar una máquina elíptica son opciones inteligentes",Si corres,
juegas baloncesto o haces otras actividades de alto impacto, evita las superficies duras y no lo hagas
todos los días".

Múltiples estudios muestran que el ejercicio leve a moderado es beneficioso para las personas con
artritis. Sin embargo, las circunstancias de cada persona son diferentes, por lo que es importante
conversar sobre el ejercicio con su médico. Junto con su médico y / o fisioterapeuta, puede diseñar
un plan de ejercicios que sea mejor para usted.

EN RESUMEN
Elección de las grasas correctas
La investigación sugiere que comer alimentos con grasas saludables en lugar de alimentos con
grasas no saludables puede ayudar a reducir los síntomas de la artritis. Si bien estos efectos son
modestos en comparación con los medicamentos, las grasas más saludables no tienen efectos
secundarios graves. También tienen otros beneficios para la salud, como un menor riesgo de
enfermedad cardíaca

Grasa dietética más saludable

• Grasa monoinsaturada: los investigadores han encontrado una relación entre estos tipos de grasas
y la actividad de la enfermedad en la artritis reumatoide. Los alimentos que son ricos en grasas
monoinsaturadas incluyen aceites vegetales (aceite de oliva, aceite de canola, aceite de girasol),
aguacates y muchos frutos secos y semillas.

• Grasas omega-3: los estudios demuestran que comer alimentos ricos en grasas omega-3 puede
ayudar a reducir la inflamación, particularmente en la artritis reumatoide.
Los alimentos ricos en grasas omega-3 incluyen: - pescado: los pescados grasos, como las sardinas
y el salmón, tienen una mayor cantidad de grasas omega-3. - suplementos de aceite de pescado:
consulte la hoja de aceites de pescado para obtener más información - semillas de lino molido y
aceite de linaza (también llamado linaza) - aceite de canola (también llamado aceite de colza) –
nueces.

Grasa dietética dañina

• Grasa saturada: este es un tipo de grasa que proviene principalmente de la carne roja, las aves de
corral y los productos lácteos enteros. La grasa saturada aumenta los niveles de colesterol en la
sangre, particularmente el LDL-colesterol no saludable. Este tipo de colesterol se ha relacionado
con un mayor daño del cartílago en personas con osteoartritis. Estas grasas también pueden
aumentar su riesgo de enfermedad cardiovascular.

Sobrepeso

¿El peso afecta la artritis? La respuesta simple es Sí. El peso corporal extra aumenta el estrés en
muchas articulaciones, especialmente en las rodillas, caderas y espalda baja. También existe un
vínculo claro entre el sobrepeso y un mayor riesgo de desarrollar osteoartritis. Si tiene sobrepeso,
perder peso disminuirá la tensión en sus articulaciones, reducirá el dolor y le facilitará el
movimiento.

¿Algunos alimentos causan artritis? Hay muy poca evidencia de que alimentos específicos tengan
un efecto sobre la artritis. La excepción a esto es la gota (vea la sección de gota a continuación).
Los síntomas de artritis generalmente varían día a día. Esto hace que sea difícil saber si un cambio
en los síntomas se debe a un cambio particular en la comida o simplemente a una coincidencia.
Algunas personas con artritis informan mejoras después de evitar ciertos alimentos. Sin embargo,
esto generalmente se debe a intolerancias alimentarias individuales .

• Alimentos solanáceos Este grupo de alimentos incluye tomates, papas, pimientos, pepinos,
berenjenas , chiles, pimentón, tabaco . No hay pruebas de que estos alimentos tengan algún efecto
sobre los síntomas de la artritis. Estos alimentos contienen un alcaloide que es una especie de tóxico
que producen estas plantas para resguardarse de los insectos enemigos.
• Alimentos que producen ácido La artritis no es causada por el consumo de "alimentos ácidos"
como naranjas, limones o tomates. Muy pocos alimentos son tan ácidos como nuestros jugos
digestivos. Los alimentos denominados "ácidos" suelen ser muy ricos en vitamina C, lo cual es
beneficioso para el sistema inmunitario. Así que evitar esto puede hacer más daño que bien.

• Productos lácteos No hay pruebas de que los productos lácteos causen artritis. Los productos
lácteos son una rica fuente de calcio, que es un bloque de construcción importante para huesos
fuertes. Muchas personas con artritis tienen un mayor riesgo de osteoporosis (adelgazamiento de los
huesos) por lo que los productos lácteos pueden ser muy importantes para mantener la salud ósea.

• Carne y productos cárnicos Existen pruebas contradictorias sobre los efectos de las dietas
vegetarianas en la artritis. Estas dietas tienden a aumentar su ingesta de vitaminas a medida que
come más verduras y frutas. Los niveles más bajos de grasa en esta dieta también pueden ayudarlo a
perder peso. Estos factores pueden ayudar con los síntomas de la artritis. Sin embargo, una dieta
vegetariana estricta puede significar que se pierda otros nutrientes importantes, como hierro y
vitamina B12.

Intolerancia a los alimentos Algunas personas pueden tener una reacción, como malestar estomacal,
después de comer o beber ciertos alimentos. Esto puede deberse a un
intolerancia a la comida. Si siente que ciertos alimentos le causan problemas, hable con un dietista o
con su médico. Pueden sugerirle que se haga una prueba de intolerancias alimentarias. No corte los
grupos de alimentos integrales de su dieta sin consultar a su médico, ya que puede perder
importantes vitaminas y minerales.

Gota Para algunas personas con gota, ciertos alimentos parecen desencadenar ataques de gota. Estos
alimentos tienden a tener altos niveles de purina, una sustancia que puede convertirse en ácido úrico
en el cuerpo.

Las bacterias y hongos envenenan, estresan y debilitan nuestro sistema inmunológico, y está
comprobado que la mayoría de las enfermedades inmunológicas y condiciones infecciosas, son
causadas o empeoradas por la presencia de bacterias y hongos.
Limpie su organismo de toxinas, metales pesados, hongos (candida principalmente) y ponga
nutrientes de calidad, enzimas y vitaminas reales de alimentos sin pesticidas , ecológicos, sin gluten,
sin azúcares añadidos
Apueste por la Salud . Recupere su Metabolismo, Adelgace de forma permanente , recobre su
Energía y Vitalidad . Consúltenos sin compromiso
Otros libros – Solicítelos !!