Está en la página 1de 18

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CATAMARCA

FACULTAD DE TECNOLOGIA Y CIENCIAS APLICADAS

EXPLOTACIÓN DE
MINAS I

Tema: Sostenimiento de acero para


tuneles (unidad 6)

Alumnos: Varrone Joaquin

Espeche Marcos

Miranda Franco

Año 2.016

1
Acero:

Es un material usado en fortificaciones subterráneas, que cuyas cualidades


desplazaron a la madera en muchas minas, por ejemplo en las de carbón.

Características:

º Es un material homogéneo, manufacturado metalúrgicamente, no tiene defectos


naturales, por lo que se puede usar en el diseño factores de seguridad mas bajos.

º Tiene un modulo de elasticidad de Young ( E=2.000.000 kg/cm2 ) mucho mas elevado


que otros materiales estructurales, lo que le da una ventaja contra las deformaciones, el
pando, etc.

º El acero se puede manufacturar en forma de aleaciones que tiene un conjunto de


latos requerimientos para el diseño.

º Es el materiales que resulta menos afectado por las condiciones atmosféricas como la
temperatura y la humedad.

º Como material, se puede volver a usar al enderezarse. Las fortificaciones


completamente, pueden aprovecharse como chatarra.

º Por otra parte, es un material muy costoso.

Características ingenieriles:

Estructura química:

El acero es una aleación de hierro y carbono. Existen algunos materiales como el


fosforo (0.01-0.08 %) y el azufre (0.01-0.06%), que se presentan como impurezas. Otros
materiales, como manganeso, silicio, níquel, cromo y molibdeno se incorporan en porcentajes
variados para formar “aleaciones especiales” que reúnen diversas propiedades.
Para las fortificaciones en las minas, se usa un acero d resistencia 37-52 y que satisface
la mayoría de las especificaciones estructurales.
Características mecánicas:

Se tiene que considerar la relación esfuerzo-deformación, la resistencia, los tipos de


ruptura, la dureza y el diseño.

Relación esfuerzo-deformación:

La grafica muestra un curva de


esfuerzo-deformación. Donde la
proporción lineal continua hasta el
punto 0.2% de deforacion. Después de
este punto, tiene lugar un espacio de
“fluencia” con deformaciones
constantes, y la falla sucede después de
que se han alcanzado estos limites.

2
El carbono es el factor más importante en la resistencia a la tensión dentro de los limites
elásticos del acero y en la elongación en el punto de ruptura.

Tipo de falla:

El acero se fractura tanto por la tendencia a la ductilidad como la fragilidad.

En la ductilidad, la deformación de ruptura es de 100 a 200 veces la deformación de


flujo (punto de fluencia). El material alcanza la deformación plástica. Esto sucede en aceros
con bajo contenido de carbono y es una característica conveniente para el diseño.

La falla por fragilidad se presenta en aceros con alto contenido de carbono en donde la
deformación es bastante pequeña y las superficies de ruptura son rugosas. No existe punto
definido de cedencia(fluencia)

Dureza:

La dureza es una propiedad relativa, se mide según la resistencia a la penetración.


Según la dureza Brinell que es una escala de medición de la dureza de un material, midiendo la
penetración de un objeto en el material a estudiar. (Kilopondio=kilogramo fuerza)

3
Según la formula empirica:

Propiedades del Acero según su contenido

Elemento Porcentaje Función Primaria


Aluminio 0,95–1,30 Elemento aleante para la nitruración del acero
Bismuto - Mejora la maquinabilidad
Boro 0,001–0,003 Poderoso agente endurecedor
0,5–2 Incrementa la dureza
Cromo
4–18 Incrementa la resistencia a la corrosión
Cobre 0,1–0,4 Resistencia a la corrosión
Plomo - Mejora la maquinabilidad
Combinado con Azufre y con Fósforo reduce la fragilidad. También
0,25–0,40
Manganeso ayuda a remover el exceso de oxígeno en el acero fundido
>1 Aumenta la templabilidad al disminuir los puntos de transformación
Estable carburo, inhibe el crecimiento de grano (Evita formación de
cristales a altas temperaturas). Aumenta la tenacidad de acero,
haciendo así una aleación de metal de molibdeno muy valioso para
Molibdeno 0,2–5
fabricar las partes de corte de herramientas de máquinas y también
las alabes o aspas de una turbina. También se utiliza en motores de
propulsión.
Aumenta la resistencia y dureza (se utiliza en conjunto con el
2–5
Niquel molibdeno para lograr mejores resultados)
12–20 Incrementa la resistencia a la corrosión
0,2–0,7 Incrementa la fuerza
2.0 Aceros elasticos
Silicio
En altos
Mejora las propiedades magnéticas
porcentajes
Azufre 0,08–0,15 Mejora las propiedades del mecanizado (forjado, troquelado, etc.)
Corrección de carbono en partículas inertes, reduce la dureza
martensíticas (en acero es la no difusión del carbono cuando se
forma o calienta el metal, el temple dificulta la difusión del carbono
y se origina partículas de martensita. Los aceros con
Titanio -
microestructura martensítica son los más duros y mecánicamente
resistentes, pero también los más frágiles y menos dúctiles. La
dureza de estos aceros depende del contenido en carbono) en los
aceros al cromo
Tungsteno - Incrementa el punto de fusión.
Carburos estables; aumenta la resistencia/fuerza sin perder
Vanadio 0,15 ductilidad, promueve estructura de grano fino. Aumenta la
resistencia a altas temperaturas
Aumenta la dureza del acero en caliente, su resistencia a la
Cobalto -
corrosión, a la oxidación y al desgaste

4
Arcos de acero

Es una estructura auxiliar de sostenimiento pasivo de una labor en minería subterránea. Los
arcos son construidos con perfiles de acero, según los requerimientos de la forma de la sección
de la labor, es decir en forma de baul, herradura o circulares.

Características de los elementos estructurales de la fortificación

Las características que se deben considerar en los elementos estructurales de una fortificación
son:

 El perfil del material:


La resistencia en una viga es proporcional a su perfil o sección transversal. El peso y el
valor de la viga son también proporcionales al área de la sección.
 Los momentos de inercia y módulos de sección:
Estos están dados en cm4 y cm3 respectivamente. El primero indica la capacidad del
perfil para rotar sobre su propio eje y el segundo es el valor representativo de la
sección. Estos variaran de acuerdo con los ejes x-x y y-y.
 La relación de Rankin:
Esta es la relación entre el esfuerzo de compresión y el esfuerzo de pandeo en una
viga de dos metros de longitud. La relación es siempre mayor que 1, pero es ventajoso
para el diseño que se aproxime a 1.
 Los esfuerzos permisibles:
El acero normal (resistencia 37) tiene un esfuerzo permisible de 1400kg/cm2 y un
esfuerzo que origina deformación plástica de 2400 kg/cm2. El factor de seguridad es
2400/1400 = 1.71. Si en cambio tomamos un acero de calidad superior (resistencia
52) donde el límite de fluencia es de 3600 kg/cm2, 1,5 veces mayor que el anterior. Si
tal acero se usara en el diseño, el esfuerzo permisible seria:
σa = 1.5 * 1400 = 2100 kg/cm2

5
Tipos de perfiles

Las Características de los elementos


estructurales de la fortificación varían notoriamen-
te según los tipos de perfil

Los sostenimientos de acero pueden ser rígidos o deformables (deslizante). En el


sostenimiento rígido la resistencia viene dada por las características del acero y la sección del
perfil; en el deslizante además interviene la fuerza de rozamiento entre los segmentos que
deslizan entre si.

Arcos rígidos:

Están conformados por dos o más segmentos que son unidos por unas juntas y pernos con
tuerca.

Se emplean en terrenos cuya expansión es de poca importancia y que no ejerzan altas


presiones. Su papel principal es el de sostenimiento de forma que evite la caída de bloques.

La figura muestra arcos rígidos típicos de acero con areas de sección transversal de 10 m2 y 18
m2, con sus dimensiones respectivas y detalles de conexión. Estos arcos son semielipticos y la
dimensión mayor es sobre el piso.

6
Los perfiles rígidos más utilizados en el sostenimiento de obras subterráneas son los
perfiles de ala ancha o perfiles en “H”. En operaciones mineras es común emplear el
sostenimiento de sección “H” en casos en los cuales el macizo rocoso está sometido a una
extensa y progresiva fracturación y desprendimiento por las cargas in situ, además de los
esfuerzos inducidos por la explotación; todo lo cual causa en la corona de la excavación masas
de roca suelta que requieren ser sostenidas. En estos casos se requiere un sostenimiento con
alta resistencia al cierre, a la vez que una capacidad de deformación no destructiva, para un
control efectivo y seguro de tales condiciones del terreno. Esto es satisfecho por el acero
debido a su excelente resistencia mecánica y propiedades de deformación y, en particular, a su
capacidad para admitir una deformación plástica.

El comportamiento del sostenimiento de acero depende no sólo de su sección transversal sino


también del tipo y colocación de los elementos auxiliares utilizados en su construcción:
§ Bridas o eclisas
§ Barras de unión o arriostramiento
§ Zapatas

Las bridas: o eclisas son los elementos de unión de los segmentos de un arco de
entibación. Las bridas planas simples son bastante débiles y las de forma en U son algo más
fuertes, sin embargo, al romperse los agujeros de paso de los tornillos, debido a los grandes
esfuerzos de flexión que se puedan presentar, dejan de mantener unidos los segmentos de la
armadura. Las bridas que mejor han funcionado son las de tipo abrazadera, que envuelven y se
aprietan contra el perfil, pudiendo soportar momentos de flexión mayores a los que soporta el
perfil.

7
Las barras de unión o arriostramiento juegan un papel importante dando la estabilidad
necesaria a la entibación adyacente durante la etapa de construcción, formando así un
conjunto sólido de arcos con resistencia al empuje del terreno paralelo al eje de la galería,
provocado por la expansión temprana o por las voladuras de avance. Las barras de unión
actúan como espaciadores que permiten una correcta alternancia de los arcos, además de
reducir el espacio libre entre ellos, evitando una disminución de su capacidad de soporte y la
destrucción del sistema de entibación, sea por ladearse las armaduras o al doblarse por
pandeo en el sentido de la dirección de la galería. Entre las características que deben presentar
estos elementos de unión caben destacar:

§ Suficiente resistencia a la tracción, compresión, flexión y pandeo.


§ Fáciles de colocar y fijar.
§ Colocación de un número suficiente de barras.
§ Instalación entre arcos a la misma altura.

El no considerar esto puede ocasionar que la entibación se deforme por pandeo a cargas
sustancialmente menores a la resistencia última de dichas armaduras. Por el contrario, un
buen diseño del sistema de arriostramiento, en cuanto a calidad e instalación, puede
incrementar en un 50% la resistencia total de un conjunto de arcos. Un diseño práctico
apropiado se basa en el número y ubicación de las barras, además de su módulo de esbeltez
l/k, siendo I la longitud de barra y k el radio de giro, alcanzando el valor óptimo cuando la re-
lación sea lo más pequeña posible. La sección circular es la más favorable para las barras de
arriostramiento, pero se pueden emplear otros perfiles cuando éstos trabajan a tracción como
pletinas.

8
Zapatas: La función que cumplen las zapatas en el
sostenimiento en arco o cuadrado es evitar que la base de los
puntales o patas de las armaduras de entibación se claven en el
piso de la galería. Ello se origina por la acción de cargas
verticales que provienen del sostenimiento del techo, en
situaciones de excavaciones profundas o donde los pisos son
blandos, causando que el sostenimiento tienda a penetrar en el
suelo. En la figura se muestran diferentes tipos de zapata em-
pleados en la entibación metálica.

Evaluación del esfuerzo

Muchos arcos rígidos pueden simplificarse dándoles forma semicircular, arriba de


cierta distancia vertical.

Se supone que las partes de conexión son muy “rígidas”, y se muestran como
“continuas”.

Análisis estático:

9
Para dimensionar los arcos rígidos, se debe conocer el momento máximo y el esfuerzo
cortante máximo.

Mínimo

Mínimo

Máximo Máximo

Mínimo

Máximo

El esfuerzo se determina:

10
Arcos MOLL Articulados

Descripcion:

El mas popular de los arcos articulas, el arco moll, se contruye con tres piezas
largas de cabezales de madera y con secciones arqueads de acero que se apoyan en estos. La
vista en planta y sección trasversal de un túnel con este tipo de arcos se muestra en la
siguiente figura.

Los cabvezales de madera se


designan con los números 1 y 2,
y se colocan tanto arriba como a
los lados del socavo non túnel,
respectivamente; los arcos de
acero se designan con el
numero 3.

Los travesaños laterales se sostienen ya sea con postes de acero (se designan con el numero 4)
o con postes de madera(numero 5), o con calces de madera.

En algunos casos se utilizan rellenos para sostener los cabezales de madera; estos se
denominan “arcos de hundimiento”, cuando el relleno se desmorona y los arcos pierden
altura. Para reducir el consumo de la madera, en lugar del cabezal del techo se pueden utilizar
varias articulaciones de acero como se indica en la siguiente figura.

11
Diseño de un arco Moll con dos articulaciones:

En la figura se muestra un arco moll articulado que se sostiene por medio de calces de madera,
así como la figura estática (modelo) de la sección transversal.

El análisis del arco moll con dos articulaciones es similar al del arco rígido, solo que la porción
vertical se reduce a cero, h´= 0.

Los valores de α-25° son absolutamente mas grandes; por lo tanto, los momentos y las fuerzas
normales se grafican contra el angulo α en coordenadas polares, donde F= Area del perfil y W=
Modulo de sección de la sección del perfil.

Diseño de un arco moll con tres articulaciones

Modelo estático Momentos máximos y Fuerzas normales

Se debe satisfacer un momento más


alto que para dos articulaciones

12
Arcos Cedentes

El sostenimiento deslizante fue aplicado por primera vez en 1932 por su creador Toussaint-
Heintzmann, de allí su denominación como TH, sin embargo también se le conoce con las
denominaciones de perfil en V o Ω. La entibación deslizante se compone de tres o más
segmentos que deslizan entre sí, sujetados y ajustados con uniones de tornillo.
El funcionamiento del cuadro es como sigue: cuando la presión del terreno sobre la cimbra
supera cierto valor, los elementos empiezan a deslizar al vencerse la fuerza de rozamiento
entre ellas modificando su curvatura. Esto permite, como una válvula de segundad, actuar
antes de que la presión del terreno sea demasiado elevada evitando el agotamiento de la
entibación.

Para que este tipo de sostenimiento funcione bien debe cumplir las siguientes condiciones:
§ Suficiente longitud de deslizamiento en las uniones, no menos de 40 cm.
§ Riguroso paralelismo de los elementos.
§ Adecuada adaptación a las paredes, si no los elementos flexionarán hacia el exterior.
§ Resistencia conveniente del conjunto, que depende de las uniones, instalación y control.

13
Este tipo de sostenimiento permite configurar multitud de secciones. El cuadro más
común es el compuesto por tres elementos simétricos, una trabanca y dos postes; aunque en
ocasiones se emplean cuadros especiales de dos o cuatro elementos. La trabanca se encaja en
los postes realizándose la unión mediante grapas. En los solapes el perfil de la trabanca puede
deslizar en los perfiles de los postes cuando la presión del terreno sobre el cuadro adquiere un
valor determinado. A continuación se muestran varios ejemplos de cuadros con secciones
estandarizadas utilizadas en galerías..

La unión de los perfiles se realiza mediante grapas metálicas, dependiendo en gran parte el
funcionamiento del conjunto de las características de éstas. Los tipos de unión más usuales
son los tipo Abarcón y tipo G.
La unión tipo G, son grapas en forma de cajón con grandes superficies de apoyo sobre los
puntos de deslizamiento. Las grandes superficies de apoyo impiden el giro de la unión; ésta
comprende una grapa principal y una grapa guía, siendo opcional una grapa de refuerzo
En la siguiente figura y tabla se muestran las características de las uniones tipo G .

14
La unión tipo Abarcón está compuesta de dos estribos y placas estampadas. Según su
ajuste la unión resiste de 5 a 18 t (según ensayos).
En la siguiente figura y tabla se muestran las características de las uniones tipo Abarcón.

Los perfiles en las uniones se deben solapar, según algunos fabricantes, de 400- 500 mm.

El buen funcionamiento del cuadro TH depende no sólo del cuadro en sí, sino del
revestimiento (que incluye el empiquetado y el relleno de huecos) y la unión de cuadros. Si el
revestimiento es deficiente el cuadro flexiona, además la ausencia de unión lateral puede dar
lugar a que la cimbra salga del plano del cuadro. Una buena unión entre el sistema de
entibación da al conjunto mucha solidez, repartiéndose los esfuerzos excesivos sobre los
cuadros adyacentes.
La unión entre cuadros o arriostramiento se realiza mediante piezas metálicas (tresillones).
Normalmente se utilizan de 4 a 5 tresillones de cuadro a cuadro, que se colocan dos en los
postes, a unos 50 cm del suelo, uno en la clave y los dos restantes equidistantes de los tres
primeros. Al colocarse no deben interferir con el deslizamiento de los segmentos, por lo que
no deben colocarse sobre las grapas de los cuadros. Es importante que al instalarse los
acodalados entre los distintos cuadros no estén a distinta altura para evitar sobre el perfil TH
esfuerzos de flexión y torsión. Los acodalados resisten y transmiten los empujes del terreno,
así como los ocasionados por los disparos de la pega, en dirección al eje del túnel. Se deben
usar acodalados de metal para satisfacer tanto los esfuerzos de tracción como los de tensión,
lo que no sucede con la madera.
Según la duración de la galería y la magnitud de las presiones, se recomiendan las distintas
clases de tresillones de viguetas en U o tubulares que se muestran en las siguientes figuras.

15
Usualmente se complementa la entibación con zapatas de metal u hormigón, cuya finalidad
como se explicó en los arcos rígidos es evitar entre otras cosas el hundimiento del cuadro.
Entre las ventajas de los cuadros metálicos en perfil Ω sobre los de acero rígido podemos
enumerar las siguientes:
§ Mayor resistencia a todos los esfuerzos, tanto transversales como longitudinales (con una
relación Wxx/ Wyy ≈ 1).
§ Permite una convergencia de la sección de la galería muy grande.
§ Montaje simple y rápido.
§ Mejor adaptabilidad a la sección excavada, con mayor sección útil.
§ Menor resistencia a la circulación del aire en las galerías.
§ Reutilización, después de su recuperación y de conformado en frío.
La mayor desventaja es su mayor precio, fundamentalmente por llevar elementos de unión
más complejos.

Calculo estimado de los arcos cedentes

Los arcos cedentes al disminuir 30 o 40 cm de altura, no pueden proporcionar un modelo


estatico para los cálculos. La estimación de las dimensions se hace según el criterio de
convergencia del camino principal.

16
Revestimiento
Los materiales empleados para el revestimiento pueden ser metálicos o de hormigón ligero.
Cuando se utiliza revestimiento metálico los intervalos entre ellos serán menores a 30 cm o se
colocarán uno al lado del otro formando un revestimiento cerrado. Lo habitual es colocarlo en
la parte exterior de la entibación, entre los cuadros y los hastiales de la galería, pero también
puede colocarse encajado en los mismos perfiles, sirviendo también como acodalado.
Cuando el revestimiento es metálico se utilizan chapas de 0,1 a 0,3 m de ancho y 3 a 5 mm de
espesor, con forma ondulada para elevar su resistencia a la flexión (chapa de enfilaje); también
se utilizan chapas cuadradas y mallas metálicas construidas con alambres de 2 a 8 mm o
electrosoldadas. Las hojas de acero corrugado dan una estabilidad estructural favorable con
excelente retención de terreno suelto, granular o altamente fracturado, alrededor de la
excavación. La corrosión es un factor acusado en las galerías, por lo que éstas se han ido gal-
vanizando, dando una mayor protección.

17
El revestimiento de hormigón se realiza con placas ligeras de hormigón armadas con cables,
alambres o chapas de acero, colocadas detrás de los cuadros de fortificación o encajadas entre
los perfiles mismos. El revestimiento de placas de hormigón se hace apropiado en
excavaciones con escasos esfuerzos de compresión, que no rebasen la carga de rotura de las
placas. Su insensibilidad a la putrefacción y a la corrosión, su escasa resistencia al paso de la
ventilación y el buen aislamiento obtenido lo hacen bastante apropiado.

Recomendaciones generales de la colocación de arco de acero:

§ Antes de poner el cuadro, reconocer el contorno de la galería tanteando con una barra
adecuada y librándolo de piedras sueltas. Si se lleva la entibación retrasada, este
reconocimiento y saneo debe hacerse todas las veces que se considere necesario a lo
largo de toda la jornada.
§ Si el piso de la galería es blando, los postes deben ponerse encima de zapatas ó soleras
que repartan la carga e impidan que se hunda el terreno.
§ La distancia entre cuadros dependerá de las condiciones del terreno y del perfil del
cuadro.
§ Los cuadros deben quedar bien aplomados y bien ajustados y cuñados.
§ Los cuadros deben embastonarse, unirse con tresillones y guarnecerse rellenando con
madera ó piedra la sección que queda entre el cuadro y el contorno de la galería. Se puede
hacer también con parrilla metálica ó chapas.

18