Está en la página 1de 18

En el ámbito privado, pero sin que resulte posible desvincular eso de lo que acontece en

la esfera social, la Desintegración que nos aflije está afectando de forma terrible a las
familias. Son aterradoras las estadísticas de hogares desechos, de familias uniparentales
y de hijos e hijas que viven o con uno solo de sus padres o con ninguno de los dos. Era
previsible que la irrefrenable pérdida de valores que estamos padeciendo, arrasaría con
una estructura de tanta trascendencia para la cohesión social como la familia.

En lo relativo al establecimiento de responsabilidades ante esta tragedia que estremece


los cimientos mismos de la sociedad dominicana y que se manifiesta en lo que
denominamos Desintegración Social, se puede afirmar que hemos terminado siendo una
sociedad de cómplices, en la cual, y por eso, ninguno de los sectores de incidencia en
su destino podría eludir su cuota de participación en esta desafortunada circunstancia.

A lo sumo, se nos permitiría identificar a los mayores responsables y, en ese sentido,


habría que mencionar, de forma preponderante, al sector socio-económico que ha
hegemonizado la vida republicana en su devenir histórico y a los gobiernos que, a cambio
de apoyo para la conquista o preservación del poder, han convenido en otorgar todos los
privilegios imaginables en desmedro del interés colectivo y de un sistema de aplicación
igualitaria de las leyes. Se ha instalado, de esa forma, la funesta fórmula del “ salvese
quien pueda” que, como se sabe, no alcanza para todos y sólo viabiliza la victoria de
los más fuertes.

No obstante, para ser integral en el juicio, hay que afirmar que en la Desintegración Social
a la que nos referimos, ha jugado un papel estelar una ciudadanía precariamente
ejercida, que se ha mostrado incapaz de asumir sus derechos haciendo uso de los
mecanismos legales a su disposición y, por el contrario, ha procurado de forma
sistemática entrar en connivencia con los poderes fácticos en el propósito de lograr una
alícuota parte de un pastel repartido con descaro.

En defensa de esa ciudadanía limitada, sin embargo, hay que señalar que ella es
prioritariamente consecuencia de un sistema educativo que, en promedio, genera un
índice de escolaridad de apenas un cuarto curso de primaria. Después de saberse esto,
no es mucho lo que se puede esperar ni mucho menos exigir.

Nuestra respuesta ante tan lúgubre panorama, no puede ser el desaliento. Nos
corresponde a nosotros, los que amamos a este país y nos resistimos a transmitirlo de
esa manera a nuestros descendientes, emprender la ruta que conduce a hacer realidad
el sueño truncado de los forjadores de esta nacionalidad, la cual, aún en medio de sus
percances, es capaz de erizarnos la piel por el solo orgullo de llevarla.

Causas y consecuencias
Como Integración social se entiende aquel proceso dinámico y multifactorial que
posibilita a las personas que se encuentran en un sistema marginal las causas son la
necesidad de integrarse a a esta sociedad y consecuentemente le sigue el proceso de
adaptacion .

Como desintegracion social entendemos como el fraccionamiento de un grupo en


unidades distintas como consecuencia de una ruptura de de la organización social o de
la perdida de todo sentimiento de intereses comunes y sus causas quiza
desacuerdos,malosentendidos

Integración y desintegración ¿o alternativas de la integración en la evolución social?

“Todos tienen razón: la pobreza es un escándalo”.


Pero podemos agregar, también la riqueza se muestra escandalosa en la exhibición de
sus conquistas. El periodista continua manifestando, “Si se piensa en el dinero volcado
a pocas corporaciones para sacarlas del reciente apuro, y se compara esa suma con la
que se necesitaría para calmar el hambre y la sed de los millones de desamparados, el
escándalo se vuelve agravio a la condición humana”.
Lo que no debe silenciarse, es que el capitalismo internacional (no así el verdadero
capital humano del país), apátrida, injusto e inhumano, porque para él, todo tiene precio,
todo puede ser comprado –corrupción-, da pie para que los medios de comunicación que
manejan de manera artera y ya francamente sin disimulo, se diría con omnipotencia,
declaman que el escándalo de la pobreza, se debe a errores de los gobiernos que llevan
como consecuencia inexorable, a la desintegración social.
Puede afirmarse que determinados medios de comunicación, lo intentan de todas las
maneras posibles. Provocando con sus manejos, consecuencias que generan, como una
pandemia más de las que “asolan” a las sociedades, tratando de contaminarlas
últimamente, con el virus de la inseguridad. Que en su insistencia puede llegar a
convertirse en pánico (miedo a lo que puede llegar a suceder, con lo que se reemplaza
a todo lo que sucede en realidad, en especial todo aquello que se lleva a cabo en forma
creativa y que da lugar a actitudes optimistas).
Esa contaminación, está a cargo de “personajes” técnica, hábil y astutamente instruidos
para concretarla. Situación que las personas capacitadas para comprobarlo, pueden
poner en evidencia.
Estos “personeros” de comunicaciones apocalípticas y espectaculares, pesimistas por
herencia, son sin embargo tan sólo “chivos emisarios” “seleccionados” por especialistas,
por el prestigio de sus profesiones, de sus publicaciones o de sus exposiciones en los
medios de comunicación.
Es muy posible que en realidad, sean verdaderos desconocedores de la existencia del
interés comunitario, cuyo conductor no siempre evidenciable, es el instinto de
conservación del género humano, elemento fundamental de la humanidad.
Esas personas, hablan de integración si se obedece a sus conveniencias y de
desintegración si encuentran resistencia y se intenta favorecer la evolución de la
comunidad.
Esta desintegración se la trata de promocionar mediante la violencia y se la exagera de
manera mediática, seleccionando aquellas situaciones que alteran la sensibilidad de las
personas espectadoras. Multiplicando una imagen por todos los canales, periódicos y
revistas de manera sensacionalista.
Para esos “personeros”, esta manera de comportarse se está transformando en
objetivos, que consideran normales, quizá sin llegar a comprender que son verdaderas
conductas obsesivas.
Lo triste de las situaciones que provocan, es que en verdad, si han sido creados como
todo ser humano, empleando el sentimiento que es la energía infinita que se empleó para
ello, no son conscientes del error que están cometiendo.
Y además tristemente, ante la comprobación de hechos “meticulosamente” elaborados,
por profesionales que se prestan a todo y en los cuales el escrúpulo pareciera no existir,
una enorme proporción de la sociedad, permanece “aparentemente” indiferente, y a
muchas veces hasta pareciera apoyarles.
Pero cuando las consecuencias se presentan, ponen en juego todo tipo de excusas y
justificativos para “lavarse las manos”.
Es necesario dejarles bien en claro, y manifestarlo a los “cuatro vientos”, para
“complicarles” sus maniobras destructivas, y restarles valor a lo importante que creen
lograr con sus tristes procederes, que lo que consideran consecuencias desintegradoras
de las sociedad, tan sólo son alternativas que se originan en toda sociedad humana que
evoluciona.
Y que maniobras perversas, actúan como importantes incentivos, para afirmar el valor
de la vida humana, incluso respetando sus errores, cualquiera sea el procedimiento que
empleen para vivir.
Para quienes pretendan difamar estas reflexiones, aclaramos que han sido elaboradas
con el respeto y la responsabilidad humana que las circunstancias hacen posible.

Crisis institucional y desintegración social


Si bien, como se ha dicho acertadamente, el problema de fondo de Nicaragua es ético,
sus consecuencias más destructivas se evidencian en el plano jurídico y político, sobre
todo a partir del momento en el que la Constitución, las instituciones y el derecho en
general se han venido transformando en instrumentos al servicio del poder y en objetos
de prebendas y negociación política.
En ese sentido la ley ha devenido un mecanismo para “legitimar” los abusos y para dar
“legalidad” a las actuaciones de facto mediante la deformación que de ella hacen los
organismos encargados de su tutela, interpretación y correcta aplicación.
No hay sociedad que pueda existir como tal sin un sistema jurídico, político e institucional
que tenga un mínimo de eficacia y en el que, de alguna forma, estén establecidos los
límites del poder y garantizados los derechos fundamentales de las personas.
La confianza en la vida comunitaria está determinada por la confianza en las
instituciones, las leyes y los funcionarios encargados de su aplicación, en las reglas que
establecen los derechos y deberes de todos y cada uno de los componentes del grupo
social, y en la seguridad jurídica que resulta de la solidez, independencia y equilibrio de
los poderes del Estado.
La Constitución Política es la fuente de los derechos y garantías individuales; el derecho,
un sistema de límites al poder; y las instituciones, la causa y el cauce de su ejercicio. De
esta manera, el derecho es la sustancia cohesiva de la sociedad y el factor de armonía
que contiene la voluntad colectiva nacida del contrato social.
La ausencia de legalidad y legitimidad plantea el problema medular de la crisis que
enfrenta en este momento nuestro país. Nicaragua es una “sociedad disociada”, un
conjunto inorgánico e invertebrado compuesto, por una parte, de parcelas que carecen
de un proyecto común, y, por la otra, de un poder que ha puesto a su servicio la mayoría
de las instituciones. El drama es y ha sido no sólo la violación de la ley por el poder
personal y arbitrario, sino su manipulación para dar apariencia de legalidad a las
acciones de facto a través de una práctica por la que el sistema jurídico e institucional se
ha venido destruyendo de manera sistemática.
De esa forma, el derecho se ha convertido en legalizador artificioso del poder y las
ambiciones personales; el Estado, en el tinglado de instituciones al servicio de intereses
particulares y de grupos; y los partidos políticos, en mecanismos a la orden de voluntades
individuales, enfrentados unos con otros en su afán de obtener los mayores beneficios
en sus negociaciones con el poder.
Esta deformación del sentido de la ley, esta práctica de legalidad aparente sin
legitimidad, es la adulteración de la política, el derecho y las instituciones, y la causa
principal de los demás problemas, incluyendo, por supuesto, los de naturaleza
económica y social.
La reivindicación de la misión de la ley y de las instituciones frente a los abusos del poder
es tarea fundamental a emprender, para establecer el Estado de Derecho, la seguridad
jurídica y la gobernabilidad democrática.
La verdadera lucha política, en consecuencia, es la lucha por el derecho, como la planteó
Rudolf Von Jhering en un libro clásico del mismo nombre. Lucha necesaria para recobrar
la legalidad y la legitimidad de las normas y de las instituciones y reafirmar el concepto
de ciudadanía como fuente real de toda soberanía y poder. Este proceso sería la
recuperación del Estado de Derecho y de la democracia, pues como pensaba Kelsen, y
como es aceptado de manera universal, la democracia es la voluntad de los ciudadanos
representada en el orden legal.
La causa de fondo de este problema lo constituye nuestra cultura, o mejor nuestra
incultura política; la violencia latente o patente que, en la mayoría de los casos, determina
nuestros actos; las deformaciones que la historia lejana y reciente nos ha causado; la
creencia exclusiva en lo inmediato; el menosprecio a la reflexión auténtica que implica
tolerancia, crítica y autocrítica; la sobrevaloración de la “viveza”, por encima de la
inteligencia que obliga a pensar que para que sobrevivan partidos, asociaciones o
ideologías, es imprescindible que el país exista y prospere.
La educación jurídica y política es imprescindible y urgente para cambiar esas tendencias
dominantes y deformantes. Educación que nos induzca a buscar programas y
planteamientos de fondo y no caudillos de cualquier color, ideología y acera política de
la que provengan.
La situación que vive Nicaragua exige, además, la consideración simultánea del
problema jurídico-político y el problema económico. La disyuntiva entre la prelación de lo
económico sobre lo político, o viceversa, es una falsa disyuntiva.
¿Puede acaso resolverse el problema económico sin una estrategia integral? y
consecuentemente, ¿puede existir una estrategia económica y social sin un acuerdo
político o es simplemente la aplicación de un mecanismo técnico? ¿Es posible que se
produzca la inversión que se requiere para impulsar un proceso de desarrollo sin un
sistema jurídico e institucional que garantice la seguridad y estabilidad del país? ¿Es que
pueden enfrentarse los problemas sociales en forma sostenida al tiempo que se violenta
la ley y se debilitan las instituciones? ¿Es que acaso puede existir la justicia sin libertad
y la libertad sin justicia?
Por otra parte, ¿es posible un acuerdo político de fondo que no tome en cuenta los
principales problemas económicos, sociales e institucionales del país? ¿No sería un
simple pacto de cúpulas, alrededor de cuotas de poder, el acuerdo político que no
considere estos aspectos fundamentales? Pienso que no hay acuerdo político verdadero
si éste no parte de los contenidos básicos de la realidad nacional, ni hay acuerdo
económico y social si éste no llega a ser una concertación política estratégica.
El momento histórico que vivimos exige no olvidar la magnitud de las necesidades de
nuestro país, e impone recordar que la estabilidad y el derecho no son posibles sin la
existencia de un sistema jurídico e institucional sólido y respetable. La experiencia nos
enseña que no se puede construir la democracia sin una amplia participación de los
diferentes sectores de la sociedad, sin una verdadera estrategia, determinada por el
consenso sobre los grandes temas políticos, económicos, sociales e institucionales, cuya
base y condición es el Estado de Derecho y el sistema jurídico en el que se expresa la
voluntad colectiva que da origen a todo organización social y política.

DESINTEGRACION FAMILIAR

Pero, ¿Qué es la desintegración familiar?...

Es cuando en la familia empieza por producirse el quebrantamiento de los lazos de la


unión, vínculos afectivos; que mantienen unidos a los esposos con sus hijos y a estos
últimos entre sí.

En la familia no hay comunicación, entonces se producirá el quebrantamiento de los


vínculos afectivos.

Para que se produzca este quebrantamiento de la unidad familiar contribuyen una


diversa índole de factores, los cuales actúan de forma directa y por consiguiente los
integrantes de la familia se ven obligados a buscar la forma de satisfacerse, tomando así
una posición individualista y por deteriorando los lazos afectivos y físicos que los une.

A continuación les hablaremos


de algunos factores, o mejor dicho,
causas, del quebramiento que se
da en una familia; y por consiguiente
también se hablara de las
consecuencias de la desintegración
familiar.
CAUSAS

Las causas tienen que ver principalmente con la falta de comunicación en la familia y con
la falta de amor, que es con lo que principalmente debería contar una familia, pues este
va desde el amor propio hasta el amor que das a las demás personas, pero hay un fin
de factores muy importantes y ahora toca mencionar algunos.

o El machismo.- Es cuando el padre quiere poner la autoridad en la casa. Pero, llega a


un punto en el que se convierte insoportable y esto hace quese desintegre más la familia.

o Adicción.- Una de las mas terribles, ya que afecta a todos los miembros de la familia.
Aquí no solamente son rechazados por la familia, sino por toda la sociedad.

o La emigración.- Es cuando se van en busca de una mejor vida. Esto pasa mucho para
el norte, cuando el padre se va a Estados Unidos, y deja a toda la familia en el olvido
(que es lo que suele pasar en la mayoría de las veces).

o La religión.- También puede colaborar a la desintegración familiar cuando sus


miembros pertenecen a distintas denominaciones religiosas, lo cual puede llevar a una
ruptura matrimonial.

o La defunción.- Que es cuando mueren uno o ambos padres y que hace que los hijos
crezcan sin un apoyo paternal, maternal o en el peor de los casos de ambos, lo que
traerá como consecuencias que los menores se incorporen a bandas o sean maltratados
por otros parientes.

o Escasez económica.- Esta es la mas común, pues la familia no cuenta con una base
económica suficiente para satisfacer todos los gastos que hay en casa, así que empiezan
haber diferencias y pleitos con los integrantes que son los encargados de la familia.

o Falta de dedicación.- es la falta de atención y de educación hacia los hijos y la poca


comunicación entre estos.

o La escasez de valores.- Aunque esimportante tener una buena base económica,


tampoco hay que darle excesiva importancia al aspecto económico, hasta el punto de
que te importe más eso que tu propia familia.

o Maltrato familiar.- Este es muy importante mencionarlo, ya que va desde una agresión
verbal hasta el punto de agredir físicamente a los miembros de la familia,

Las causas de la desintegración familiar son muchas y todas dañan de una u otra forma
la unión familiar. Cuando se presentan este tipo u otro tipos de factores dañinos en una
familia las consecuencias también son graves, pues muchas veces estos factores se
repiten y se repiten, como si fuera una herencia, pero a continuación les hablaremos de
las consecuencias.

CONSECUENCIAS

Las consecuencias de los factores mencionados en la desintegración familiar casi


siempre caen en los hijos y más cuando son niños o están en la etapa de la adolescencia,
como ya habíamos dicho muchas veces la desintegración familiar es como una herencia
pues los hijos al crecer inconscientemente repiten la historia que vivieron de pequeños,
por lo que esto de la desintegración familiar es un tema muy importante par lograr
entender el daño que hace a la sociedad y n parte a nosotros mismos.

En seguida mencionaremos algunas consecuencias.

o Divorcio.- este también podría tomarse como causa, pero la ponemos aquí por que es
cuando la pareja decide separarse totalmente, y lo importante aquí escuando se tiene
hijos que es donde recae el peso y que ahora mencionaremos.

o Drogadicción.- Aquí es cuando los hijos o tal vez también alguno de los adultos empieza
a hacerse adicto a alguna droga, esto pasa comúnmente por que las personas al estar
intoxicadas “se les olvida todo” y “no sienten nada”, pero lo que no saben es que solo le
están haciendo más daño a su cuerpo.

o Actividades ilegales.- Esto se da por la poca atención de los padres hacia sus hijos,
pues estos al no sentir el apoyo de sus padres, hacen cosas de este tipo “para ver si por
lo menos los toman en cuenta”, o también por que sus padres hacen lo mismo.

o Problemas psicológicos.- Estos se dan por altos niveles de estrés, depresión, ansiedad,
y baja autoestima, y durante los años de adolescencia; problemas que pueden reducir
su capacidad de concentración y atención en la escuela.

o Noviazgos violentos.- Estos se dan por que al no tener amor en la familia se busca
amor en otras personas a costa de agresiones, estos solo buscan alguien que los tome
en cuenta, o también por que repiten la agresión en la familia.

o Pandillerismo.- Esta consecuencia se da pues los jóvenes al hacerse vulnerables para


caer en vicios y ya no dejar de consumirlos, [pic]estos los llevan a relacionarse con el
pandillerismo solo para no dejar sus vicios.o Mala conducta (escolar).- La desintegración
familiar se asocia, en los chicos, con una incidencia mayor de comportamiento antisocial
en el aula. Ósea, que repiten “la mala conducta” de sus padres en la escuela.

o Inasistencia (escolar).-Es debido a que al parecer en los hogares en los que hay
desintegración son menos capaces de supervisar y controlar a los hijos.

o Agresión (a compañeros).- Esto se da por la imitación que los niños hacen de sus
padres agrediendo a sus compañeros.

o Sufrimiento.- Este es por que al crecer los jóvenes van guardando rencor hacia sus
padres, pues no les gusto la forma de vide que les dieron, tiene mucho que ver con los
problemas psicológicos.

Como ya se habrán dado cuenta las consecuencias de la desintegración familiar tienen


mucho que ver con aspectos psicológicos, por lo que una forma de superar estos
problemas es principalmente buscando apoyo con personas especializadas que puedan
ayudar, no haciendo lo que muchas personas hacen, que es lo que acabamos de
mencionar.

Una conclusión positiva es mencionar que lo principal que debe tener una familia es
apoyo, comunicación y amor, así los demás puntos solo son cosa de reflexión, tolerancia
y respeto.

También es importante mencionar que los valores son un aspecto importante para lograr
lo dicho.

Hay que intentar reflexionar sobre estos temas y apoyarnos entre si.
En la segunda mitad del siglo XX, los diversos estamentos de la sociedad rural se han
visto enfrentados a grandes cambios. Entre éstos se hallan las reformas (y
contrarreformas); agrarias; la modernización tecnológica y de la sociedad; la presión
demográfica; el aumento del trabajo temporal en desmedro del trabajo permanente; las
migraciones; el reemplazo de regímenes autoritarios por regímenes democráticos (y
viceversa);; los procesos de descentralización; el acceso a los medios de comunicación
masiva, y la influencia de estos medios. Este artículo bosqueja algunos de los efectos
que han tenido tales cambios en los procesos de integración y desintegración social en
el mundo rural, y los relaciona con escritos recientes sobre la teoría social. Por lo hondo
de los cambios, y también por los procesos de aculturación que experimentan los
jóvenes, se había esperado encontrar en la bibliografía un mayor énfasis en los procesos
de desintegración social. Sin embargo, es en la formación de movimientos y en los
fracasos y sobre todo en los éxitos de las movilizaciones reivindicativas que ella se
centra.

DESINTEGRACION SOCIAL
Concepto:
Como desintegración social entendemos como el fraccionamiento de un grupo en
unidades distintas como consecuencia de una ruptura de de la organización social o de
la perdida de todo sentimiento de intereses comunes y sus causas quizá desacuerdos,
malos entendidos.
Como consecuencia del aumento e intensificación de la pobreza, nuestra sociedad sufre
agudos procesos de fragmentación social producto de
* Una marcada desigualdad entre hombres y mujeres
* Discriminación y marginalidad de las minorías étnicas
* Escazas oportunidades de educación y trabajo para los jóvenes
* Crecientes desigualdades económicas y sociales que generan pobreza y marginalidad
* Carencia de autoestima
Si se toman en cuenta que una cifra importante de ellas son jefas de hogar en los países
de menor desarrollo, esta discriminación tiene un efecto multiplicador de la pobreza y
desintegración social sobre el medio

UNA MARCADA DESIGUALDAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES

LA DISCRIMINACION A LA MUJER

DISCRIMINACION Y MARGINALIDAD DE LAS MINORIAS ETNICAS

ESCASAS OPORTUNIDADES DE EDUCACION Y TRABAJO PARA LOS JOVENES

CRECIENTES DESIAGUALDADES ECONOMICAS Y SOCIALES QUE GENERAN


POBREZA Y MARGINALIDAD

POLITICAS
La participación delos grupos involucrados vuelve a poner de relieve la necesidad de
descentralizar y desconcentrar la acción de los poderes públicos.
Es evidente que destinar recursos para el desarrollo de la gente no solo es deseable, si
no que es viable económicamente. El Banco Mundial y el Banco Internacional de
Desarrollo afirman que invertir en educación para la mujer devolverá altos entornos para
el rendimiento de la economía, y además potencia el crecimiento
Existen diversos elementos que pueden constituirse en factores de integración social,
tales como la educación, la formación profesional el entrenamiento en el trabajo.
La lucha contra la pobreza y la desintegración social debe iniciarse a través de la
protección de la mujer.
INSTRUMENTOS
También se lograra la satisfacción de los requerimientos necesarios de alimentación y
esparcimiento.
Para mejorar sustancialmente la situación de las mujeres es necesario superar su
discriminación.
La familia desempeña un papel importante en la transmisión de valores, y esto, según
su carácter, pueden favorecer la integración social o debilitarla.
En la educación básica y media se debe implantar un sistema de medio pupilaje que
beneficie a los sectores pobres , además de darle una solida formación escolar a los
niños , se les debe enseñar ciertos oficios, hábitos de estudios, y ciertos patrones
culturales.
Se debe reformar la educación profesionalincorporar mas y mejores conocimientos
tecnológicos.
El aumento en la oportunidad de trabajo produce movilidad social.
En el medio urbano es necesario privilegiar la capacitación de los trabajadores , la
creación y fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa a través de la asesoría
técnica.
Finalmente es preciso establecer mecanismos para incrementar la eficiencia del gasto
social y la eficacia de los programas y proyectos

TEMA
DESITENGRACION SOCIAL

CONCLUSIONES

Bueno en esta unidad aprendimos mucho ya que ahí dice que las causas de la
desintegración son muchas como ser la discriminación ya que las mujeres no tienen las
mismas oportunidades que los hombres porque en algunas empresas prefieren a los
hombres para trabajar que a las mujeres, y esonos afecta porque todos somos iguales y
tenemos las mismas capacidades, otras causa de la desintegración son las
marginalidades y desigualdades entre las personas de diferentes colores o etnias y eso
al final de todo nos afecta porque muchos jóvenes a causa de eso se unen a pandillas
porque la sociedad no los acepta y se sienten rechazados y ahí encuentra un familia y
como sacar su odio, tenemos también que los niveles de sociedad hacen que los jóvenes
de bajos recursos no tienen las mismas posibilidades de conseguir un buen trabajo como
los que tienen una mejor posición social.
Todos somos iguales y no debemos dejar que nos afecte lo que las personas piensen de
nosotros ya sea porque somos pobres, de color, estamos enfermos, o simplemente
porque no les caemos bien, tenemos que luchar por no ser discriminados.

INTRODUCCION

A continuación en esta unidad le damos a conocer los principales problemas por los
cuales la sociedad se esta desintegrando esto nos afecta gravemente porque en un
futuro la sociedad estará desintegrada por completo.

En este trabajo pretendemos entregar una visión sobre las principales áreas y problemas
que genera la desintegración social tendientes a superarlas para luego identificar los
instrumentos conducentes a solucionarlas

Deseamos que sea de su total agrado y compresión

1.1 CONCEPTO:

En la familia empieza por producirse el quebrantamiento de los lazos de la unión, vínculos


afectivos; que mantienen unidos a los esposos con sus hijos y a estos últimos entre sí[1].
· En la familia no hay comunicación, entonces se producirá el quebrantamiento de los
vínculos afectivos.
· En a familia no hay comunicación.
· Por lo tanto, en la familia se producirá el quebrantamiento de los vínculos afectivos.
Para que se produzca este quebrantamiento de la unidad familiar contribuyen una
diversa índole de factores, los cuales actúan de forma directa y por consiguiente los
integrantes de la familia se ven obligados a buscar la forma de satisfacerse, tomando así
una posición individualista y por deteriorando los lazos afectivos y físicos que los une.
1.2 LOS FACTORES:

Que implican una desintegración familiar hemos creído conveniente en esta oportunidad,
analizar: a) la falta de amor; b) la incomunicación y c) los problemas económicos. En
seguida trataremos a cada uno de ellos de manera detallada.

a) La falta de amor, desde el amor así mismo, el amor entre dos personas, del amor a
todo el género humano, hasta el amor a Dios[2].
Debido a que entendemos erradamente el término amor, el cual no se resume en la
atracción sexual, porque existen muchas formas de amor ajeno al sexo y en la actualidad
existen muchos casos de individuos que se atraen sexualmente, pero son totalmente
incapaces de vivir en armonía durante algún tiempo. Tampoco consiste sólo en el
sentimiento superficial y pasajero “me gusta” “es lindo” o en jurarle “fidelidad por toda mi
vida”. Esta falta de amor también debilita los vínculos de unión de los miembros de la
familia.
· La falta de amor debilita los vínculos de unión entre los miembros de la familia, por ser
un factor fundamental de la desintegración familiar.
· La falta de comunicación similar a la falta de amor, por ser un factor fundamental de la
desintegración familiar.
· Por lo tanto la falta de comunicación debilita los vínculos de unión entre los miembros
de la familia, por ser factor fundamental de la desintegración familiar.

Si existiera amor este mantendría unido a los esposos y por consiguiente existiría
adhesión emocional a otra persona como si fuera uno mismo, con la tendencia a
procurarse bien optimo de ambos. Además se debe tener una complacencia del
sentimiento y de la voluntad, que se orientan, se abren a la posesión, al logro del bien
apetecido (Javier Herbada. Diálogos sobre el amor y el matrimonio, 28).

El amor se fundamenta en el don, el conocimiento y el respeto. El amor, es ante todo un


don, perpetúa por toda la vida, más allá de todo interés y del cual no se espera nada de
retorno. También supone así mismo un conocimiento que descubre aspectos ocultos de
la persona amada; el otro elemento del amor es le respeto o estima de ser nada en su
dignidad humana, el cual impide que el amado sea visto como objeto[3].

b) La incomunicación, es otro factor importante, se da porque no se reúne las condiciones


de respeto auténtico y madurez básica de ambos conyugues. En este caso el dialogo
difícilmente florecerá en una unión profunda.
En la sociedad moderna se escasean las ocasiones adecuadas para la conversación. El
diálogo no sólo debe darse como individuos aislados que intercambien sus
pensamientos, sentimientos y soluciones, sino como representantes esenciales de una
comunidad o institución social. El diálogo tiene por finalidad hacer consiente a los
esposos de la situación real de su familia, dentro del marco social al que pertenecen,
analizada alternadamente de acuerdo a la captación de cada uno.
Cuando se da la incomunicación, los individuos viven bajo un mismo hogar, pero no son
participes de los problemas que existen en la familia, cada uno vive su vida.

c) Otro de los factores determinantes: encontramos a los problemas económicos o


cambios sociales que influyen nocivamente en algunos hogares cuyos miembros carecen
de madurez. La preocupación o el ansia por el sustento o la lucha excesiva por conseguir
las cosas materiales que satisfagan su vanidad, o porque así tiene tal o cual vecina. Esto
produce un descenso en la escala social, en la perdida de los amigos; restan energía
para mantener viva la llama de unión, amor, etc. Los cónyuges toman de ahí motivos
para recriminarse el uno como el otro[4].

A nuestro parecer, no hemos creído conveniente desarrollar los otros factores de una
manera detallada porque se encuentran contenidos dentro de los factores ya tratados,
es por este motivo que solo los mencionaremos; no quiero dar a entender que sean
irrelevantes digámosles que mejor que son secundarios, pero también contribuyen a
destruir un hogar cuando encuentran el terreno minado ya sea por la inmadurez de los
cónyuges o, por otras condiciones que no trataremos. Cabe destacar que estos factores
de por si solos no son suficientes para arruinar un hogar bien integrado.
Los otros factores también son: egoísmo, la inmadurez, soberbia, ira, envidia, gula y
pereza.
1.3 LAS CAUSAS:

Muchas veces por alcanzar las cosas materiales que tienen los “afortunados”; nos
encontramos ante una inconformidad justificada o un gasto de energía para logar los
objetivos. Pero estos bienes traen consigo mas problemas y mas responsabilidades
personales, sociales, etc.

Otra de las causas es la preparación y dedicación de los padres de asumir su rol como
primeros y principales educadores de sus hijos(5). Generalmente los padres esperan que
las escuelas remplacen sus omisiones; olvidando que los hijos necesitan de esa
orientación y amor que los padres les puedan dar; los hará pensar que éstos se
preocupan por ellos.
De esta forma no verán al padre, el proveedor económico y a la madre a quien mas le
interesan sus amigas o sus organizaciones caritativas que sus propios hijos. En su
reemplazo dejan a las nanas, pero cuando hablamos de niños pequeños. Séneca esboza
lo siguiente:
“no tenemos poco tiempo, sino que perdemos mucho; todos precipitan su vida y están
trabajando para el deseo del futuro y el tedio del presente” (164).

Las causas de desintegración familiar provienen de nuestra poca preparación en el arte


de vivir y la falta de conocimiento del verdadero significado del amor, incluyendo el amor
a sí mismo[6].
Sintetizando las causas de desintegración familiar se pueden agrupar a nuestro parecer
en los siguientes factores antes tratados en líneas anteriores:

a) la escasez de valores, en la excesiva importancia al aspecto económico.


b) la falta de dedicación, la controversia para educar a los hijos, en la poca comunicación
entre los cónyuges.

c) la falta de un concepto moral bien formado que abarca todo lo que concierne al
hombre.

Las causas pueden ser múltiples, pero todas giran alrededor de una gran causa: la falta
de AMOR; desde el amor a sí mismo, el amor entre dos personas, el amor a todo el
género humano, hasta el amor a Dios.
1.4.CONSECUENCIAS:

Muchas familias que no logran mantener un equilibrio emocional en sus miembros


provocan diversas reacciones. Desafortunadamente, muchos padres de familia piensan
que sus hijos no se dan cuenta de lo que sucede y, que por lo tanto no les afecta, cuando
en realidad no sucede así, ya que los niños van buscando la manera de decir que están
ahí, que sienten y que también importan, por lo general, dicha manera suele presentarse
negativamente, con conductas totalmente diferentes a las adecuadas.

Cuando esta desintegración se desencadena en la vida de un niño que tiene conciencia


y entiende lo que sucede, representa un golpe muy duro para él. Su familia en ese
momento es su todo, qué sentirá al verla desmoronada, es algo muy difícil, quizá no
sabe, cómo será su vida de ahora en adelante, con quien estará, etc.

Uno como adulto entiende este tipo de situaciones y analiza los factores dando razón de
ellos, pero un niño no, para él es algo impenetrable y habitualmente busca hallar un
culpable, muchas veces se culpa a si mismo. El rompimiento parcial o total de los
vínculos afectivos entre los cónyuges y entre los padres e hijos, origina conflictos
constantes entre las familias y, en escala mayor, conflictos sociales[7].

Los conflictos emocionales producen angustia y tensión, lo que a su vez es causa de


todo género de enfermedades mentales. Cuando el niño carece de autoridad y amor
equilibrado de parte de los padres se va revelando progresivamente, primero contra la
autoridad paterna, contra los maestros, las autoridades civiles, las religiosas y finalmente
con la autoridad divina. Cuando este niño sea hombre carecerá de la capacidad de amar,
desde si mismo hasta a Dios[8].
Los casos de agresividad por lo general tienen su origen en el seno familiar por diversas
razones, divorcio, abandono, maltrato, problemas familiares, problemas económicos, etc.
Si el niño recibe por parte de sus padres agresiones o maltratos, se darán cambios en
su relación con la sociedad. Cuando no se atienden debidamente las necesidades de la
familia, este se desestabiliza al faltar comprensión y organización surgiendo entre los
hijos el sentimiento de culpa y la inseguridad en su actuar, al verse dañados en el aspecto
emocional, afectivo y social. .
También puede convertir al individuo en un ser consumista, alienarlo e estimularlo a la
violencia, al sexo, a las drogas, etc. Todas estas consecuencias, son producto de un
desorden en la personalidad del sujeto que atraviesa por dicha situación, además no
cuentan con una sugerencia responsable, que lo ayude a tomar o elegir el camino
correcto para dar sentido a su vida.

CAPITULOII: REPERCUSIONES EN LA SOCIEDAD POR LA DESINTEGRACION


FAMILIAR

1.5 LA DESINTEGRACION FAMILIAR COMO PROBLEMA SOCIAL:

Lo que suceda en una familia mal formada tanto psicológicamente, moralmente, etc;
repercute en la sociedad por todas las consecuencias que esta produce, ya tratadas
líneas anteriores. La importancia sociológica de la familia implica una integración como
estructura social. Si la familia esta desintegrada no continua un proceso conforme a las
exigencias del desarrollo, dicha importancia deja de ser real para convertirse en un
obstáculo.[9]

La desintegración es un problema social en la medida en que no puede desempeñar su


finalidad y crea un desequilibrio en sus interrelaciones con las demás estructuras
sociales.
La desintegración social se presenta cuando la estructura en cuestión no responde a
este proceso de cambio y se estanca o adquiere un sentido implacable.

La antes mencionada, representa uno de los fenómenos con mayor impacto en la


sociedad. Este contribuye a elevar los índices de criminalidad, pues más del ochenta por
ciento de las personas, que están en las cárceles provienen de familias disfuncionales,
se nota muy claramente el problema de desintegración familiar versus delincuencia,
drogadicción y pandillaje.
1.6 POSIBLES SOLUCIONES: Para tratar de evitar esta desintegración que afecta a los
miembros de la familia y a la sociedad:
A) La comunicación familiar: es hacer participe al otro de lo que uno tiene; manifestar,
conservar, transmitir, consultar o propagar, entre otras cosas. Esta relación establecida
entre dos o más seres; en virtud de lo cual cada uno de ellos participa del otro, ambos
hacen donación de algo al otro[10]. La comunicación no es una actividad de lo cual se
pueda prescindir; es una dimensión irrenunciable de la misma existencia humana. No
hay ser humano sin los demás.

El lenguaje, los pensamientos y sentimientos sólo se desarrollan en la comunicación,


mediante el lenguaje que nos une con los demás. La comunicación es la esencia misma
de la educación[11]. Esta no sólo es la transferencia de una persona a otra, es recibir el
mensaje interpretarlo y responder a la otra persona con la que se interactúa quien puedes
esperar un consejo, una frase de aliento o una palabra amorosa.

El diálogo conyugal es un hecho social, pues implica una interrelación humana de tipo
primario dentro de un medio social determinado. Este tipo de diálogo trata de mejorar la
cohesión familiar, depende del ideal familiar que tenga cada uno de los esposos y del
acuerdo logrado como síntesis de ambos[12].

Si existe comunicación será mas fácil tomar soluciones practicas y concretas referidas a
una determinación conjunta, de una mejor integración de todos los miembros, de una
mejor reglamentación de las conductas de todos ellos, de una mejor disposición de todos
los bienes materiales necesarios y por supuesto de una mas clara determinación sobre
el papel que la familia y de sus miembros deben realizar dentro del desarrollo de su
sociedad.

La integración de los miembros de la familia genera la solidaridad, se lleva acabo por la


comunicación, y la convivencia a la formación de una experiencia compartida[13].
La confianza que los padres quisieran tener con sus hijos ha de ganársela cada día desde
la infancia. Esa confianza es fruto de natural del afecto, buen humor y dedicación de su
tiempo, muchas veces lo que los hijos mas necesitan de sus padres es su presencia y
su amistad, esta es difícil que brote donde falta la comunicación.

"Grande es la felicidad de los esposos que por medio del amor han permanecido siempre
en comunicación mutua, se han conocido y se han enriquecido[14]".

B) La educación de los hijos: los padres tienen la obligación de educar a los hijos y, por
lo tanto hay que reconocerlos como los primeros y principales educadores[15]. Al
desatenderse de este deber, dejan al niño en completo abandono provocando perjuicios
y carencias.

Cuando nos referimos a carencias es la falta de amor y cariño que toda persona necesita;
estas pequeñas muestras de afecto repercuten en un futuro de los educandos. Cuando
los padres se unen, se tienen el uno al otro para ayudarse en la educación de los hijos,
porque esta es tarea de los dos no sólo de la madre o del padre, por ello es bueno que
los progenitores le dediquen tiempo al niño para que sienta que es importante dentro de
la vida de estos dos.
Esta educación debe ser tanto intelectual como en valores éticos, los cuales le ayudaran
en su vida como mejores personas. Pueden ser personas muy cultas intelectualmente
por ese conocimiento que han adquirido en el transcurso de su vida pero este no lo
utilizan para ayudar al bien común de todos; sino para cosas perjudiciales.