Está en la página 1de 49

EL MANIFIESTO DE LA SALAMANDRA.

Es la salamandra un ser tan fascinante, tanto en su existencia real como en su trayectoria en el


saber mitológico, que es este ser con diferencia, con el que mejor se me antoja comparar este
alma sola que me habita, que por absoluta necesidad escribe, capaz como el reptil de
regenerarse tras perder un trozo, amante del fuego como ella y con el suficiente veneno para
hacer doler a quien por error la toca…

Como animal, la salamandra es un ser con la sangre fría, una de las temperaturas más
bajas que se conocen; gracias a ello puedo vivir bajo temperaturas extremas en los peores
desiertos; su capacidad de regenerar los miembros perdidos es una de las razones de su
supervivencia desde el jurásico hasta nuestros días, se queda el predador con un trozo pero
ella salva la vida, por ambas razones hacer paralelismos en este caso, es tan acertado como
doloroso…

Como ser mitológico, desde la antigua Creta hasta el Medievo, se le considera un ser
elemental del fuego, en dos sentidos, por un lado y siguiendo la tradición de Prometeo que
robó el fuego del Olimpo para entregarlo a los hombres, de la salamandra se cuenta que baja
al interior de la tierra para traer el fuego a la superficie, se le otorga la absoluta capacidad de
destrucción que al fuego mismo. Al mismo tiempo, también es símbolo de renacimiento en el
fuego, de la supervivencia a la catarsis y a veces, también se le dio la venganza como capacidad
y deseo, pero personalmente, esa parte, no me la creo…

Para la alquimia, la salamandra era la misma esencia del fuego, su espíritu y así mismo
transportaban su esencia. Capaz como bienhechora de apagar cualquiera de ellos y proteger
con su piel la piel del hombre, era buscada con ahínco para hacer de su piel la perfecta
protección contra el fuego…

Como hada en el mundo de los magos y de los hechizos, se la nombra como la Llama
del Mago o El guardián del Sur, conocedora del alma de los hombres suele rehuir su compañía,
pero una vez consolida su relación con un alma que considera limpia, su amistad es fuerte y
alegre igual que la danza del fuego... aportando claridad de pensamiento, e impulsando la
renovación y el cambio…

Este es el manifiesto de la salamandra, comparten mi alma y el animal el gusto por el


fuego, ambas pueden vivir en cualquier infierno y puede rehacerse de sus propias pérdidas,
pero al igual que ocurre con ella, en este manifiesto, también está su veneno, te picará la piel
cuando lo leas, o el alma si te llega más dentro, pero al final, sabrás de este ser que te cuento y
puede ser, que como el que atraviesa las llamas, llegues renovado al final de las letras… estas
que aquí dejo, desde mi propio fuego, el de dentro…
SALAMANDRA

Un risco en la llana superficie

y el juglar jugando a enamorar damas

obsoletas canciones conocidas

como aquel bofetón en Hilda

o ese cuento de que es Eva la costilla

que ni el mismo Adán se creía…

El hidalgo corazón sobre la piedra

otero de la sinrazón causa del frío

que un águila real sobrevuela

porque entre cantar y decir hay un abismo

que rellena mi alma de coherencia

no es la acción de la salamandra, no,

es el acto sumergido

de la mujer que es mucha dama

señora ante todo muy humana

dueña de su acervo y de su piel soberana

que come cuanto desea

y desea todo cuanto bien la llama

y bebe

y se bebe

y se la beben

y en su risco a nadie daña

porque no canta, solo dice

y quien dice en verdad no engaña…


Ni tul ni seda en esta piedra

pone solo piel al surco de la pana

sencilla verdad acerca a tu sexo

y te deja ver tu rostro en su mirada

Esa es la que yo amo

en su risco sentada, corazón hidalgo

la misma que él amaba

la misma que aplastó

por arrojarle dos verdades a la cara

y alterar la paz de los cobardes

que saben de cantar sin decir nada

y si dicen lo hacen como juglares

porque lo único que les resulta fácil

es aquello de enamorar solitarias damas…

En un risco en la llana superficie

permanece mi amor sentada

y con todo sabe ser

a veces esa real águila

y otras

la viscosa salamandra…
LA BOCA DEL DESTINO

La boca del destino tiene prisa

siendo necesariamente ambigua

mirar del lado izquierdo

es verle haciendo una sonrisa

si miras del derecho

verás una mueca de ironía

de frente no se ve

acaso algunos que dicen sí

te cobrarán unas monedas

pues parece que pagando

a ellos les cuenta lo que te espera…

si no tienes cuartos

es mejor que le mires de ese lado

donde late la eficacia

de ser lo más humano

donde soñar pone sonrisas

y la prisa se entiendo como regalo

mirarlo con asombro

pero manteniendo abiertos los brazos

aun cuando no le veas el rostro

porque él siempre te mira

maquinando, entramando

haciendo estragos en tu rutina

para llevarte a cualquier lado

unos de estos días


cuando menos te lo esperes

y menos aún hoy lo concibas

así comprendas que todo fue siempre

por él perfectamente orquestado

verás entonces tu sonrisa

mientras la suya descifras…


SENTIDA AEREA

Un tizón del lar de otro invierno

que no está rojo pero aún quema

viene a decirme que de alguna manera

confíe, como pueda…

Todo se rebela y se opone

cuando es siempre peor la pregunta

que la peor de las respuestas

quedan siempre los otros, todos

los sentidos que puse en esto

los que hicieron escuela

y un extraño me pide dinero

se lo doy, confía dice

y confío, no sé ser de otra manera

después puede que lo devuelva…

Se ha gastado tanto el tiempo

que se diluye la ética

en vasos de licuados de piel

de sangre inútilmente derramada

de daños gratuitos sin ganancia

y queda tan lejos la filantropía

que se achica mi alma avergonzada

y ahora, que parece no quedar nada

y ser cierto que el hombre es un lobo

es el hombre mismo lo que me apena

y lloran desde la Atlántida esta desgracia


ahora, solo queda la confianza…

me dicen…

te digo…

la de que algún día seremos resarcidos

la que contigo de la mano me lleva

el justo don de los ingenuos

que aun soñamos que podemos

hallar tesoros o crearlos

o en algún que otro espacio o momento

recibir el merecido trato que espera

el corazón que no se arredra

ni sucumbe al maltrato

ni se vende por dos monedas

ni deja de confiar en que un día

todo esté como debiera…

por eso amor mientras te beso

de esta otra extraña manera

que cose labios con metálicas piezas

te digo o mejor, te suplico

confía como yo confío

que todo llegará

que estamos en la senda

que el llanto de hoy será mañana enhorabuena

confía amor y no me dejes ni te dejes

así sea que vivamos para el resto

comiendo de utopías y quimeras…


LA VERDAD A MEDIAS DE QUE EXISTO POR COMPLETO

1.- LA CUESTIÓN

En este lugar lleno de gárgolas

no hay nada tuyo ni mío

no suenan violines ni saxos

y el aire entra a cucharadas

cápsulas de verdad aniquilada

por mentiras más agraciadas…

La falacia de lo real me golpea

desde el trono del silencio

mientras es la risa ajena

a lo que duele por dentro,

la mano zurda de la impotencia

deshilacha la mascarada,

la diestra rompe el espejo

y el esternón solo llora

sin poder darme una respuesta

¿es verdad a medias que existo por completo?

2. LO PROBABLE

Ser un recuerdo es habitar ese olvido

que por no irse mal se queda

metamorfosis de la belleza

reducida por el miedo…

es ser un espejismo en la memoria


de la posible existencia

es peor que no ser nada

ser solo el rastro del temor y la vergüenza

ser lo cuestionable, la cabeza guillotinada,

el hado prescindible, innecesario

la sobrante presencia

la hija bastarda

del amor y la impaciencia

no hay razón ni justicia en ello

mi mesura ni templanza

cuando la completitud clama

porque ya no será…

porque probablemente nunca fuera…

3. LA PEREZA

Invento a diario una existencia

maquillando cada verdad a medias

con colores, como yo, tan falsos

que pocos quedan ya que se lo crean

aunque sigan abrazando la corteza…

Me acuesto con el cansancio

y el hago el amor con el desencanto

mientras Medusa me espera

provocadora detrás de la puerta

y juro no volver a escribir

y si te veo darme la vuelta…


Ah… qué pereza decir amor

sin saber qué mitad soy

o si acaso ni soy a medias

es la verdad un océano

que pesa a muerte sobre mi cabeza…

4. LA RESPUESTA

La respuesta está en un botón maldito

dispuesto sobre la maldita mesa

aquella en la que íbamos a comer cerezas

y ahora entre el moho y la carcoma

tiene por comensales perpetuos

al irrevocable vacío y el indigno miedo

ese que te frenó a ti y a mí me mata

mientras de hambre voy muriendo

con la existencia mutilada

por ser sólo verdad a medias y entenderlo

con la imposibilidad de ser por completo

porque no sé nada del sentimiento…

ni lo haré…

5. LA SALIDA

Por no querer verlo o verlo de más

planto grano en tierras yermas

regando con salado llanto

espero ver crecer los muertos

la próxima primavera
entre tanto

congelé a la esperanza en la nevera

por si llega la estación con retraso

y la hambruna me llevara a la indigencia

Visto un fantasma con cariño

lo peino, lo acicalo, lo mimo

por si acaso un día que aún espero

fuera verdad completa que existo

y no lo fuera a medias…
VEROSIMIL

La verdad acostumbra a sufrir ultrajes

en estruendosos silencios

o en inverosímiles mentiras

ojos asustados que no la miran

y manos ausentes que la desestiman…

La verdad no conoce del miedo

pero sabe cada vuelo invertido

que la devuelve a conocidos abismos

allí, donde todo carece

y el aire no trae los trinos

ni semejantes quejidos que fueran

llanto de ángel recién caído…

La verdad duerme conmigo

al lado opuesto del peligro

ese de saber que todo aquello que vivimos

puede ser un día estos

lo único que nos quede

porque sujetamos la realidad con las pestañas

mientras creímos que el sol agarrábamos

con tanta harina en las manos

y la rosa de Facundo sigue esperando

a la otra mitad del mundo…

Puede que un día de estos muramos

en el muro de nuestra verdad estampados…

mientras sigue mintiendo un raro canto

y suena un Stradivarius desafinado…


NO DIGAS CORAZÓN

Cómo a causa de un te quiero

dejado en la última hora inocente

cuando ya no cabía el suspense

y el misterio helado con el resto

descansaba puro en el monasterio

de las santas palabras y los recuerdos

un te quiero sin eco rebuscado

ni dirección consciente intencionada

si del alma al alma que contiene

siempre es el giro converso

que en ella misma empieza y acaba

y acaso da para escuetos versos

y amplios salones donde bailan los sueños...

Cómo es posible errar tanto un te quiero

y sea la rabia quien la puerta abra

cuando es infante el corazón que llama

sabiéndose huérfano de padre

criado por el dolor y el coraje

a saltar a la comba recién enseñado

y aún ingenuo por creer en el cielo

sereno guardián de sus tesoros

que toca en la puerta conocida

porque no le gusta cenar solo…

o porque alguien dijo esta es tu casa


y así vino cuando de la escuela

salió demasiado pronto por la mañana…

Cómo es posible por decir dañar tanto

un te quiero agradecido y hermanado

y con un solo grito enterrar la hacienda

de tantísimo lo bueno prodigado

de tanta hora de bella entrega

que como ilusión se muestra ahora

a pura enfrenta del corazón autoengañado

y en el castigo halla la complacencia

por su estupidez y malgastada inocencia

por su carencia y su verbo enamorado…

Cómo puede un te quiero santo

enarbolar malentendido los ojos que saben tanto

y corromper el espíritu originario

hoy bastardo

que en onerosas ojeras dibujado

se empeña en continuar gritando

querer, es estar rotundamente equivocado

no repitas, corazón, no digas

porque un te quiero a errado destinatario

puede causarte el peor de los daños

y llegará la ira con todo para asolarlo

y dejará por siempre en tus retinas

el miedo de aquel instante que dolió tanto…


DESAPEGO

Le gusta tener caliente la oreja

ignaro de todo no advierte

la sublime destreza del poder

con que la adulación convierte

en frivolidad la belleza

y la esencia en apariencia…

Enemigo que dentro duerme

silente, agazapado, maniqueo

escondido detrás del nombre

pásale el amor inadvertido

y a la verdad estremece

porque es sordo a ella el ego

que solo a si se escucha

don autocomplaciente

virtud perdida

dejarse poseer por él

y hacerlo tan evidente

que huyen todas las golondrinas

aquellas que cambiaron por el negro el suyo

y humildes sueñan saludes

aguas claras, mansa brisa, transparencias…

Mantente alerta corazón

no te vayas
quédate dentro del pecho

ese vuelo que promete

carece de vuelta y puerto

quédate corazón mío

en este lugar pequeño

calladamente discreto

quedémonos aquí corazón

solos, nosotros

yo que sin pretensión te porto

tú que sabes el latido verdadero

y estas golondrinas

que no son hadas

pero a todas horas en la ventana

nos salvan del desapego…

libres seremos entonces

pareciendo tan pequeños…


RESET

Hay un lugar entre la nostalgia destemplada

y la sábana del olvido recién planchada

donde yo no quepo en ningún modo

ni por activa, no te canses

ni por pasiva, no me acomodo…

de turistas que hicieron rutas

por este continente antiguo

souvenires penden en las ventanas

abiertas o cerradas muestra el cristal

que vivo permanece el viaje

y es de ilusos tirar el llavero

o la gitanilla con parafernalia

si están en sus ojos mis parajes

y está mi polvo en sus sandalias

De todos cuantos vinieron

rastros quedan en las catedrales

que aun en pie al resto esperan

porque es el mío un continente amable…

Solo tú, regiones enteras asolaste

que buen barbecho harán ahora

cuando vuelva la lechuza del ocaso

y me cuente que ya son años los pasados

y que es hoy ese día

aunque ni en sueños haya llegado

a ser como el que yo quería


que al igual que ocurre conmigo

no cabe en el olvido

ni por activa…

ni por pasiva…
ESQUIZOFRENIA

Hago el amor con uno que no amo

mientas amo a otro que no me ama

a recordar durante horas me pongo

con que lo debiera estar olvidando

y olvido lo que recordar preciso

para no hacerme este oneroso daño…

Como sin tener hambre

y muerta de ganas ayuno

hago que miento para decir verdades

y a la verdad solo me uno

desde la agnosia profiláctica

y de sed me muero

mientras me ahogo

con el agua al cuello…

es esta mi locura inevitable

desde lo más hondo que me arde

hasta el borde de estos ojos helados

que he sacado hoy por la mañana

y sobre la palma de mi mano

puestos a par con iniciales largas

he querido llevar por delante de mis pasos

por ver o para ver si de este modo

pudiera adelantar en algo

ese día de mañana en el que vivo


porque el de hoy solo provoca este letargo

Orate me han dicho

algunos hasta lo han gritado

y aunque ciertamente no veo nada

nunca lo tuve más claro

por qué hago el amor con uno no que amo

y por qué mientras amo a otro que no me ama…


HEMIPLEGIA

Suele ocurrir a esta hora de la noche

en mitad del silencio elocuente

cuando llegan las voces sin nombre

como lo hace el invierno, de repente

a desgranar en mi oídos melodías

que llegan malévolas a hipnotizarme

cual viles sirenas enrarecidas

alcanzan medio corazón

lo paralizan

se ausenta a medias el latido

fugado con promesas incumplidas

amor eterno, glorias compartidas

unciones completas en el lecho

cualquier sueño ya desmenuzado

viene de esas voces ajenas

a dañarme el pecho

a dejarlo petrificado

entonces

sólo a medias me entiendo

sólo a medias me muevo

la mitad que lucha se opone

a la mitad que lo da por muerto

y la boca de la parca se ensancha

mientras solo a medias olvido

en la mitad del infierno vigente… éste…


NO QUISIERA YO MORIRME...

Tener algo contigo

siendo algo el todo escindido

donde se cuelgan mis piernas

sin más razón ni destino

que hacer de marco mientras entras

en ese lugar de calores clandestinos

que se saturó de letras y contiendas

y te declaró la guerra sin tener ejército

ni más armas que la sabia lengua…

ni más que perder que el sentido mismo…

Tener algo contigo

puede que fuera ese principio

que al origen aniquila

un acólito final subrepticio

derramado en miedos encalados

o huellas insignes de colmillos

que dieran cuenta del recorrido

completado de tu cuerpo bajo el mío

o tal vez fuera esta idolatría

hecha nudos sobre tus tobillos…

Tener algo contigo

sería entonces la quimera

de tener la verdad conmigo


que no hay pasión si el pulso no se acelera

ni hay placer sin dolor del bueno convenido

que no hay disolución sino permanencia

cuando escapa el alma entre gemidos

y corre la sangre con feroz violencia

en cada palpito más abajo del ombligo sentido…

Morirme sin tener algo contigo

será la cuenta que adeude con el destino

razón para volver después a la vida

y en un callejón cobrarme sin pena

lo que quedó pendiente y era mío…


EL PESO DE LA PALABRA

Como del átomo la masa

cuenta el peso de la palabra

cuánto amor o cuánto daño

hizo cada sílaba en el alma

tejer una con otra generando toneladas

que pueden matarte o al contrario

darte esa vida inalcanzada

el peso de las palabras no es liviano

aunque parezca en vano

que a su antojo el viento pueda

dejarlas caer en los tejados…

El roto hueso que nombró la caída

curará mañana cerrando la memoria

de cuánto dolió el golpe ese día

pero aquella palabra dada

a la que se faltó sin respeto

o aquella otra que mal te nombraba

esas quedan del lado de lo perpetuo

en la reminiscencia actualizada

de cada dolor insomne duradero…

y dicen, y será cierto

que por cada palabra de injurioso peso

se precisan de otras cinco más pesadas

de esas que te alivian el alma


de la bellas y las buenas

esas mismas son por desgracia

las que más enamoran al viento…


SOLO SABEN LOS CAMINOS...

De los senderos angostos que de mí ya saben

recorridos imprecisos que no llevan ni traen

como cartógrafa inexperta obligada

hice un mapa inexacto que guardé por si acaso

y hoy, en este cruce de caminos extraño,

de mi mapa echo mano para hallarme

y aunque no me encuentro descubro

con la perspectiva nueva de mis ojos

que todo lo ya andado hace un dibujo

en la piel que usé de pergamino…

Saben los desiertos del sudor allí regado

y aún quedan mis huellas en los riscos,

recuerdan los mágicos bosques mis cantos

guarda la espuma del mar mi aroma

y persisten mis bailes en la memoria de los llanos

siguen los valles reclamando mi cintura

y mantienen mi calor los cráteres olvidados…

Perpleja, como vive el alma, miro el mapa

y sólo veo tus iniciales en su trama

como hilo de plata que guiara desde siempre

mi humanidad desorientada, entonces,

el pasado deja de ser pasado

ahora en acertijo convertido

me plantea este jeroglífico

qué camino tomar para llegar ilesa


al final del recorrido, supongo

que a tu boca, o al futuro que es lo mismo

si fuiste tú desde siempre mi periplo

y muerta de miedo me pregunto

si tú eres camino y no el destino

si será que soy yo mi propia meta

y sin darme cuenta de mí me alejo

porque de tanto navegar sin rumbo

dejé de entenderme como puerto

para ser de ese modo eterna viajera

que desdeña lo que encuentra

porque es la búsqueda su esencia…

Ante la mortífera duda

y este lugar cruzado que no entiendo

prefiero detener mi paso ahora

tenderme en esta hierba y esperar

que tal vez, tú puedas darme la respuesta…


PARA ESTAR COLGANDO…

Mejor caer que estar colgando

de este perno equilibrista

entre el llanto y el desencanto

que no es peor que hincar rodillas

pero sí un sufrimiento más largo…

Es mejor caer y perder la vida

que vivir sonámbulo entre pesadillas

y ese asfixiante salto que no halla abismo

sólo vértigo arredrado y sudoroso,

sólo el salto por si mismo…

Es mejor caer y entregarse al olvido

que ese escozor constante

y ese mal sin origen que no halla alivio

ni don que lo redima ni boca

que desdiga su alevosa maniobra…

Es mejor caer y tener que levantarse

que mecerse eternamente

en el espejismo de un instante

aquel en el que todo lo creímos

porque nuestro todo no era bastante…


EL CANTO DE LA SALAMANDRA

Queriendo ser un aleluya en tus labios

fui el fado errabundo en los míos

un blues desconcertado

un requiebro de cante jondo

que no llegará a ser cantado

se derrama solo en las paredes de este cuarto

con la noción inextinguible

de que todo aquello fue en vano

inútil, inservible, anodino

y llora una parte del alma

esa perpleja que ya no canta

apenas siente el roce fugitivo

del eco de aquellas palabras

como pulso aún vivo

que el viento lastimero acalla…

Se ha mojado el pentagrama

donde iba a componer un aleluya

y el procaz silencio sin vergüenza

mientras dibuja una escarlata seña

debajo de mi pecho izquierdo

repite sin cesar que siempre fui suya…

suya…

suya…

de nadie más…
LA MANADA REBELDE

Los recuerdos en estampida

quieren asaltar este silente olvido

crecido en el jardín más antiguo

que en la tierra sin miedo plantara

aquella que era y a mí se parece

la razón primera antes de él

la última en irse

la que siempre permanece…

A golpes de testuz los recuerdos

amellan el fuerte de piel y semen

asedio nocturno que al sueño envilece

como la niña mal mirada por el viejo

coces y cornadas bravías insistentes

edecanes de su nombre ignorantes

de cómo ardió previamente

junto a dos mil poemas de amor

en la pira vital donde quemo lo indecente

con los dos mil secretos doloridos

en el vértice afilado de mi vientre

pacífico embudo de la memoria

que todo sana de lo irreverente

y forja extensas vallas, fortines, murallas

que no han de violar los recuerdos

por más que enfurecidos

en estampidas infernales lleguen…


LA HUELLA DE LA SALMANDRA

Borrar la huella de la salamandra

de poco sirve si por querer acariciarla

te alcanzó su veneno

lo llevarás para siempre

en esa urticaria del alma

sudor arderá en tu frente

con toda la cobardía infectada

plasma vital del latido

quemando alcanzará el recorrido

y dolerá de extremo a extremo

en cada mentira arrodillada

en cada gnosis mal rendida

y la hora de rascar el alma

será aun peor el remedio

porque seguirán las manos emponzoñadas

con el veneno de la salamandra…


EL SUFRAGIO DE LOS MALDITOS

Llenar urnas por no vaciar el alma

y ese miedo a estar solos

nos afilia enseguida a la pérdida

nos deja la voz pero no el voto

de elegir con la sapiencia o el corazón

lo que se elige por impulso

porque solo queda aquella consigna

sobrevivir ante todo

acto reflejo irreflexivo

necesario para los malditos

los que somos siempre solos

sin rutas ni caminos

Solo la pala al hombro

y un desierto que horadar cada día

sin filiación ni partido

sin candidato ni promesa

solo el sudor, el chirrido

y esos buitres ya cansados

que sobrevuelan nuestra testa

desde hace ya demasiado…


LA PIEDRA AL SOL DE LA SALMANDRA

Si por saber fuera que vuelvo

habrían tus ojos de tener propuestas

para empezar lo que acabé primero

sin ignorar que amor era la respuesta

he disecado un océano y medio

vertiendo el resto en puro llanto

y de rencores barrido los rincones

como si fuera el alma este suelo

donde ahora cómodamente me siento

a esperarte como te hubieras ido

o a olvidarte como si hubieras vuelto

Todo sigue igual, todo es lo mismo

faltan los versos de luz

pero es que ya ha amanecido

lo anuncia el claxon del panadero

y estos huesos estremecidos

que por jóvenes son indiscretos

y me cuentan entre chillidos

que ya pasó el tiempo

de sentarse en el suelo

y es la hora de buscar mejor mullido

quisiera que fuera tu boca

pero tampoco desdeño esa tumbona

que me acompaña en todo viaje


y ahora bajo la ventana nueva

me sonríe cínica y burlona

porque sabe que siempre vuelvo

y entera de nuevo en ella

en mi origen me renuevo

componiendo melodías con mis dedos

y procurando con mis manos evanescencias

..preferiría tu boca, eso es cierto…


DE LA CAUSA IGNARO

Amante del silencio fecundo

desdeño este otro que me mata

de causa ineficaz e injusta

es plomada sobre mis hombros

sin bien saber por qué razón

o hasta cuándo padecerlo…

por tu ignorancia me flagelas

por desconocimiento me castigas…

Morir de silencio será oportuno

tal vez cuando se acabe el miedo

que es el fulano de la vergüenza

esta que me dejó un día muda

el mismo día que tocaba contarlo todo

decir de la alegría reconvertida

en aquella nueva forma de vernos…

pero se volvió negra la noche

y el alba, más negra todavía

la sangre corrió comprometida

y solo suturaron la mitad de las heridas

por la otra mitad

se fugaron la esperanza y la medida

la profunda comprensión antigua

de tu temor perpetuo a la vida

y la fiel espera prometida…


Se rompió la hembra y el perineo

quedó solamente la niña

que corrió a buscarte como al abuelo

que solía siempre darle un caramelo

cuando la maltrataba la vida

lógico el pueril berrinche

al no hallar ni al dulce ni al viejo

morirá de ejemplar castigo

morirá de silencio

después de haber muerto por el resto…


EN EL SILENCIO

Lo que duele vive en el silencio

mientras la vida se muere

porque pesa demasiado el cielo

aun retumba el eco

aun la piel escuece

sigue la pus agriando el sueño

de ser alados los pies y las llenas manos

algo bello que ofrecer al resto

que a su modo también se muere

y buscar rosas o pepitas de oro

y adornar con ellas el rostro

cuando termina el taxidermista

de rellenar aquel espacio

donde iba el corazón

y sin saber cómo

se quedó vacío una mañana

la de antes de nacer

para saber más tarde

que la alegría la sonríe un niño

la llora un abuelo

la viven los enamorados

la sueñan los poetas

mientras tú sólo la finges

pintando de luz tus ojeras

esquivado la pesadilla con el insomnio


imaginando mundos sobre cuartillas

y alguien se acerca y te dice

eres un romántico o un suicida

entonces en verdad sonríes

y con media mueca le preguntas

¿cambiarías tu vida por la mía?

entonces dirá que sí porque no sabe

y de saber preferiría no hacerlo

vuelves de nuevo al silencio

todo vive el dolor y la vida muere…


CANCION DE LAS VERDADES

Cincelando a dentelladas

un nombre en mi epitafio

como lo único cierto, el mío

promesa larvaria comprendida

no ser más que ese viaje

a la piedra hoy comprometida

no espero, no serán otros

los que sobre ella me nombren

soy yo… día tras día

quien cuento del recorrido

mellada la boca por testigo

de cómo conozco mi camino

como sabrán de él otros

como yo o bien distintos

cuando reconcilie el destino ese día

tanto que hoy atesoro

con tanto como debía

tal vez de otra vida

ya pasada

o aún no vivida…

Nadie sabe escribir mi nombre

nadie bien lo pronunciaría

si nadie más que yo de mí sabe

sólo yo sé mis iniciales…

ingrata obra dirán muchos


que guardan sus dientes para la chicha

yo afilo con dolor los míos

pero es que estoy demasiado viva

tanto que la muerte rozo

por el lado en el que se inicia…

y así como fantasma de piel vestida

nadie distingue en mis pupilas

si es la muerte o es la vida

la que mira sus almas estremecidas

si no aguantan los ojos miradas

cómo aguantarían mis mordidas

no hay caso, no es posible

junto a esta piedra y las esquirlas

cuento entonces soledades

cuento las horas y los días

mirando pasar las aves

que llegarán aquí a posarse

una mañana cualquiera

cuando se cansen de su viaje…


AMANTES DIFICULTADES

Sabrás amor que no es fácil la tarea

de sin ojos verte todo el rato

bajo las farolas de las callejuelas

estas que llenas de charcos

atestiguan que estoy viva

aún…

queda de mi lo tácito

que durmió en tu cara boca

un día cuando no estabas

y tus manos procuraban de tu ausencia

torniquetes hechos a base de lágrimas

torrente fluyendo sin mares previos

sin rumbo ni bajada sabia

ay amor no es nada fácil

poner tu nombre en otras pieles

también amables, ignorantes

de cuánto de ti me quema

sin opción más que buscarte

en el leve pélvico crujido

en la gota por mi espalda resbalada

en cada poro que se cierra

y cada pensamiento que se abre

luces nuevas para viejas sombras

mecen ahora mi extrañeza

entre adorables cipreses


y dolor en la base de las piernas…

cuántas serán las jornadas

para que termine este baile

que me oculta sin ser mascarada

sin ser juicio me condena

y en su ritmo me descubre

amándote sin justo medio

en bocas que bien me aman

que no es fácil sé y entiendo

pero es también la forma más sana

de convertir la amante espera

en el codiciado don del mañana…

ese que todo bien coloque

sabias perlas en anaqueles

y ponga tu aliento entrecortado

entre el extremo más corto de mi pelo

y el borde de un sueño bien arraigado…

allí donde guardo lo bueno

y bien mimado lo mejor pongo

sólo para tus ojos…


NO VEN MIRADAS

¡Miradla decían!

Además de bella

le asiste la inteligencia

¡Mirad sus ojos como cantan!

¡Mirad sus labios como bailan!

todos la admiraban

leían fábulas en sus caderas

y hacían sortilegios en su espalda

pintaban sueños en su frente

y en su vientre

sus angustias felices vaciaban…

Nadie podía ver su herida

porque hasta su sangre brillaba

la mujer más vieja del mundo

se moría mientras la alababan

de hastío y cansancio negro

de soledad enmarañada

ciega a la sorpresa

porque nada te sorprende

cuando de todo vienes de vuelta

muda ante la belleza

porque como Cleopatra

había bañado su piel en aquel agua blanca…

sorda para los trinos

por el desencanto antiguo de saber


que las palabras son sólo palabras.

Nadie vio nunca como se desangraba

la mujer más vieja del mundo

la que todo preveía

la que nunca se enamoraba

la maldita Sibila endiosada

sin salirse de sí misma

desde su trópico engañaba

besos de tul y piel de azúcar de caña

porque siempre es fácil iniciar la danza

cuando conoces cada son que te cantan

tragedia que solo el saber conlleva…

Mientras sin ver todos miraban

recibió el golpe mortal

de la mano del único

del primero y el último

otro viejo de alma

con el don de ver

y del entender la falta…

caída consentida bien amada

qué vileza ver el golpe y no evitarlo

pero es que ella era una alma mercenaria

por primera vez enamorada…

¡Miradla! dirán todos

porque aún muerta la piel conserva

es el cadáver más viejo de mundo

pero aún mantiene la belleza


que atesoraron sus ojos

que tanto vieron y tan poco amaron

hasta hoy desde Sumeria

o en cualquier futuro no alcanzado…


SIN MATRICULA (EL CORAZÓN DE LA SALAMANDRA)

La inefabilidad se ha hecho estado

entre mis tobillos y mis dos costados

cómo se llama esto que a ti me une

que de grande no puede ser nombrado

al absurdo los términos reduce

cuando quiero por imperativo matricularlo

se escurre la razón entre las dudas

y en las duda me monto como barcos

que al mismo puerto me llevan siempre

entre la euforia y el letargo

una noria en mitad del mar de los Sargazos

allí mismo en el espejo de tus ojos derramado

flotamos…

Primer intento

No cabe esto en sueño

apenas entra en quimera

roza en el borde el fanatismo

la pasión la pasa de largo

el deseo se queda corto

decirle amor es vulgarizarlo

esto nuestro no tiene nombre

tampoco hay por qué dárselo

sí duerme en el verbo pero nació fuera

viviendo de sueños a la tierra me aferra

no precisa más que ser, dejémosle…


Siguiente intento

demiurgo podría decirle

magia por lo que aparenta

alfa porque aquí empiezo

omega por tanto como cierra…

Cómo le digo, nuevo intento

viento por como refresca

fuego por como calienta

agua porque me abreva

tierra porque en ti germino…

Ultimo intento

Cómo llamaremos a esto nuestro

cuando acabe la vieja guerra

y felices comprobemos

que sólo nosotros por sabernos

y por este inefable sentimiento

sobrevivimos al enfrentamiento

incluso al fatal fuego amigo

redundando en lo imposible

de darle nombre a este estar sujetos

por las manos, por los ojos, por el pelo

por cada uno de nuestros recuerdos

los que fueron, los venideros

por cada verdad no dicha


y cada mentira deconstruida…

por la fe, por el mañana

o por puro empecinamiento…

Sin intentos…

Cómo se nombra el envés de la sombra

el canto del gorrión que murió hace tiempo

la sospecha del pez espada

el tremor en el vientre de una tarántula

el miedo de las ciruelas

la angustia de las sandalias de Hipatia

hay cosas que no tienen nombre

las matricula en silencio el alma

cuando ha conocido todos los nombres

y volvió de la designación precaria

al humo blanco de la noesis primaria

donde te encuentro

donde te tengo

donde me quedo

donde te espero

sin poder darle un nombre

a este sentimiento

acaso

todos los besos

toda la piel

todos los sueños

toda el alma supla


esta carencia de términos…

hasta que juntos creemos uno nuevo…