Está en la página 1de 9

AUDITORÍA FINANCIERA

DEFINICIÓN DE AUDITORÍA FINANCIERA

Consiste en el examen de los registros, comprobantes, documentos y otras evidencias que sustentan las cifras
contenidas en los estados financieros de una empresa, efectuado por el auditor, para formular el dictamen
respecto de la razonabilidad de los estados financieros; para determinar el cumplimiento de la normativa interna
y externa y para formular comentarios, conclusiones y recomendaciones tendientes a mejorar los
procedimientos relativos a la gestión financiera y al control interno.

Es aquella que emite un dictamen u opinión profesional en relación con los estados financieros de una unidad
económica en una fecha determinada y sobre el resultado de las operaciones y los cambios en la posición
financiera cubiertos por el examen la condición indispensable que esta opinión sea expresada por un Contador
Público debidamente autorizado para tal fin.

ALCANCE DE LA AUDITORÍA FINANCIERA

a) La auditoría puede alcanzar todas las operaciones en general o limitarse a cualquier operación o actividad
específica.
b) Para que se pueda concretar más el alcance de la auditoría es importante determinar el período que ésta
cubre, orientándose a las operaciones actuales y a las más recientes.
c) Como profesionales es preciso determinar el área en la cual el examen será más beneficioso para la entidad
o urgente para corregir procedimientos.

FINALIDAD DE LA AUDITORÍA FINANCIERA

La auditoría financiera tiene como finalidad dictaminar la razonabilidad de los estados financieros preparados
por la administración e indicar si los mismos han sido diseñados bajo los Principios de Contabilidad
Generalmente Aceptados. Por otro lado permite examinar el manejo de los recursos financieros y si la
información financiera es oportuna, útil, adecuada y confiable.

METODOLOGÍA DE LA AUDITORÍA FINANCIERA

1. PLANIFICACIÓN

La planificación es la primera fase del proceso de la auditoría financiera y de su concepción dependerá la


eficiencia y efectividad en el logro de los objetivos propuestos, utilizando los recursos estrictamente necesarios.
La planificación debe ser cuidadosa y creativa, positiva e imaginativa, debe considerar alternativas y seleccionar
los métodos más apropiados para realizar las tareas, por tanto esta actividad debe recaer en los miembros más
experimentados del grupo.
La planificación de una auditoría, comienza con la obtención de información necesaria para definir la
estrategia a emplear y culmina con la definición detallada de las tareas a realizar en la fase de ejecución.

Objetivo de la Planificación

Determinar adecuada y razonablemente los procedimientos de auditoría que correspondan aplicar, cómo y
cuándo se ejecutarán, para que se cumpla la actividad en forma eficiente y efectiva.

La planificación de una auditoría se divide en dos fases:

Ø PLANIFICACIÓN PRELIMINAR

Tiene el propósito de obtener o actualizar la información general sobre la entidad y las principales
actividades, a fin de identificar globalmente las condiciones existentes para ejecutar la auditoría.

La planificación preliminar representa el fundamento sobre la que se basarán todas las actividades de la
planificación específica y la auditoría en sí mismos, de ahí la importancia del conocimiento de las
actividades desarrolladas por la entidad, conjuntamente con la evolución de los factores externos que
pueden afectar directa e indirectamente sus operaciones, para lo cual es necesario realizar un estudio en
base a un esquema determinado.

OBJETIVOS DE AUDITORÌA FINANCIERA

a) Conocimiento de las principales actividades, operaciones, metas u objetivos a cumplir.


b) Identificación de las principales políticas y prácticas, ya sean contables, presupuestarias,
administrativas o de organización.
c) Análisis general de la información financiera.
d) Determinación de materialidad e identificación de cuentas significativas de los estados financieros.
e) Determinación del grado de confiabilidad de la información producida.
f) Riesgos inherentes y ambiente de control.
g) Enfoque preliminar de auditoría

Productos de la planificación preliminar

Los productos obtenidos en la planificación preliminar permiten calificarla como un proceso completo, que
se inicia con un programa de trabajo, que luego es aplicado y se logran resultados para utilización interna
de la unidad de auditoría, que están contenidos en el reporte preparado para conocimiento del Director de
la Unidad e incluye la definición del enfoque global de la auditoría y los componentes principales sobre los
cuales se realizará la evaluación del control interno de la entidad.

El contenido básico del reporte es el siguiente:

a) Antecedentes
b) Motivo de la auditoría
c) Objetivos de la auditoría
d) Alcance de la auditoría
e) Conocimiento de la entidad y su base legal
f) Principales políticas contables
g) Grado de confiabilidad de la información financiera
h) Estado actual de los problemas observados en exámenes anteriores
i) Identificación de los componentes importantes a ser examinados en la siguiente fase
j) Matriz de evaluación preliminar del riesgo de auditoría
k) Determinación de materialidad e identificación de cuentas significativas
Ø PLANIFICACIÓN ESPECÍFICA

La planificación específica tiene como propósito principal evaluar el control interno, determinando los
niveles de confianza y el riesgo de control para cada una de las cuentas o componentes de los estados
financieros y seleccionar los procedimientos de auditoría a ser aplicados a cada componente o cuenta
individual en la fase de ejecución, mediante los programas de trabajo respectivos.

En la planificación específica se trabaja con cada componente o cuenta en particular. Uno de los factores
claves del enfoque moderno de auditoría, además de los mencionados en la planificación preliminar, está en
concentrar los esfuerzos de auditoría en las áreas de mayor riesgo y en particular en las denominadas
afirmaciones (aseveraciones o representaciones) que es donde el auditor emplea la mayor parte de su
trabajo para obtener y evaluar evidencia de su validez, sobre la cual fundamentará la opinión de los estados
financieros.

2. EJECUCIÓN

En esta etapa se pone en práctica el plan de auditoría y los procedimientos planificados a fin de obtener
suficiente evidencia que respalde la elaboración del informe. Las pruebas que contribuyen a contar con la
suficiente evidencia de auditoría, son dos: pruebas de control y pruebas sustantivas.

Las pruebas de control

están orientadas a proporcionar la evidencia necesaria sobre la existencia adecuada de los controles, se
dividen en pruebas de cumplimiento y pruebas de observación, las primeras que permiten verificar el
funcionamiento de los controles tal como se encuentran prescritos, aseguran o confirman la comprensión
sobre los controles de la empresa y, las segundas, permiten verificar los controles en aquellos
procedimientos que carecen de evidencia documental.

Las pruebas sustantivas

proporcionan evidencia directa sobre la validez de las transacciones y los saldos manifestados en los estados
financieros e incluyen indagaciones y opiniones de funcionarios de la empresa, procedimientos analíticos,
inspección de documentos de respaldo y de registros contables, observación física y confirmaciones de
saldos, etc.

Sustentándose en los resultados de la evaluación del control interno, el auditor define, prepara y ejecuta las
pruebas de auditoría. Estas pruebas, en síntesis, corresponden a la selección de las
Técnicas y las herramientas más adecuadas de llevar a cabo, dentro de una serie de procedimientos de
auditoría, a través de los cuales se espera obtener los elementos de juicio pertinentes para detectar, confirmar
o delimitar las posibles incidencias o consecuencias que se pueden presentar en la institución, por la ausencia
o incumplimiento de ciertos procedimientos básicos y fundamentales para el correcto funcionamiento de la
empresa auditada.

3. INFORME DE AUDITORÍA

En esta fase el auditor da a conocer el Informe de Auditoría, lo cual es el resultado de la elaboración de todo el
proceso realizado, pero antes de emitir el informe se deberá primero realizar la elaboración del borrador del
informe. El último día de trabajo del auditor en la empresa auditada se realiza la discusión del borrador con las
autoridades correspondientes, esto tiene como finalidad llegar a un acuerdo de mejora con los funcionarios
que tienen relación con la actividad o cuenta auditada. Una vez realizada las correcciones necesarias se da
lectura del borrador del informe para proceder a la elaboración del informe final.

En el informe de auditoría está conformado por:

Ø Dictamen de auditoría: Expresa la opinión profesional y va dirigido a la autoridad que contrató al auditor para
realizar la auditoría. Contiene tres párrafos que se mencionan a continuación:

1. Párrafo introductorio: se cita lo siguiente:

 Se mencionan los estados financieros que han sido auditados.


 Se determina el período de análisis.
 Se aclara que: Los estados financieros son de responsabilidad de la administración y que la
responsabilidad del Auditor es únicamente emitir el informe.

2. Párrafo de alcance: Se describe lo siguiente:

 Que la auditoría ha sido realizada en base a las NAGAs, las mismas que exigen una planificación y
ejecución del trabajo para tener una certeza razonable en los estados financieros.
 Se explica que el examen de auditoría se genera a base de las pruebas selectivas y que se ha aplicado para
evaluar si los estados financieros están elaborados de acuerdo a los principios de contabilidad
generalmente aceptados.
 Se aclara que la auditoría ayuda a tomar mejores decisiones.

3. Párrafo de opinión: Presenta la opinión profesional de un auditor, la misma que puede ser:

- Limpia o sin salvedades: El auditor señala que las cuentas auditadas expresan la fiel imagen de la situación
financiera de la entidad, además contienen la información necesaria y suficiente para su interpretación y
comprensión adecuada, de conformidad con los principios y normas de contabilidad.
- Con salvedades: Es la que expresa en el párrafo de opinión que "excepto por" o "con la excepción de", los
efectos del o los asuntos relacionados con la salvedad referida en el párrafo donde conste aquella, los
Estados Financieros se presentan razonablemente.

- Adversa: Esta opinión manifiesta que las cuentas examinadas NO presentan una imagen fiel de la situación
financiera y de los resultados de las operaciones, de conformidad con los principios y normas contables.
Para llegar a esta opinión es necesario que el auditor haya identificado errores, incumplimientos de
principios y normas, defectos en la presentación de la información que a criterio del auditor afectan a las
cuentas anuales.

- Abstención de opinión: Cuando el auditor no ha obtenido la evidencia necesaria para formarse una
opinión sobre las cuentas auditadas se manifestará en el informe que no le es posible expresar una opinión
sobre las mismas. Básicamente la abstención de opinión se da por limitaciones al alcance de la auditoría e
incertidumbres.

Ø Carta a la gerencia: En esta carta se encuentran el resultado de haber realizado la evaluación del control
interno, es una adición que el auditor puede entregar a las autoridades. Se encuentra integrada por:
Observaciones y recomendaciones.

- Observaciones: Son juicios del auditor basados en los hallazgos, luego de evaluar sus atributos y de
obtener la opinión de la entidad, estas deben ser formuladas en forma objetiva e independiente.

- Recomendaciones: Son sugerencias positivas para dar soluciones a los problemas o deficiencias
encontradas, con el fin de mejorar las operaciones o actividades de la entidad auditada.

Ø Informe de cumplimiento tributario: El informe de cumplimiento tributario es exigido por la


Superintendencia de Compañías, la presentación del mismo es en empresas que superen el 1´000.000 de
dólares en sus activos total.
CRITERIO

La Auditoría Financiera es la más conocida de todas, pues es la requerida por las empresas y es la que ha
presentado el máximo desarrollo.

En cuanto al alcance de la auditoría financiera, es necesario determinar si ésta cubrirá a la entidad completa o a
ciertas dependencias, programas, actividades, etc., debiendo efectuarse el examen sobre las operaciones más
recientes.

La auditoría financiera, como los demás tipos de auditoría, sigue una metodología, la misma que comprende las
fases de: planificación, ejecución y comunicación de resultados o informe final de auditoría.

En la planificación de la auditoría se seleccionan los componentes o cuentas a ser examinadas, los


procedimientos a ser aplicados y el alcance del trabajo y se espera que al aplicar los programas específicos se
obtenga la evidencia suficiente y competente para demostrar la veracidad de los resultados obtenidos durante el
examen.

La fase de ejecución se inicia con la aplicación de los programas específicos, los cuales fueron elaborados en la
planificación; continúa con la obtención de información, la verificación de los resultados financieros, la
identificación de los hallazgos y las conclusiones.

Luego de tener todos los resultados de la auditoría, se prepara el borrador del informe, el cual contiene la
conclusión de la auditoría; dicho borrador es comunicado a los representantes de la entidad auditada, es decir a
sus socios o accionistas y una vez aceptado por éstos se procede a la elaboración del informe final, mismo que
constituye el producto final del trabajo del auditor en el que constan: el dictamen profesional a los
estados financieros, las notas a los estados financieros, la carta de control interno, los
comentarios sobre hallazgos, las conclusiones y recomendaciones en relación con los aspectos
examinados, y cualquier otro aspecto que se considere relevante para su adecuada comprensión.

CONCLUSIONES

Ø La Auditoría constituye una herramienta de control y supervisión que contribuye a la creación de una cultura
disciplinaria en la organización y permite descubrir fallas en las estructuras o vulnerabilidades existentes en la
organización.

Ø El objetivo principal que persigue la Auditoría Financiera es emitir una opinión acerca de los estados financieros,
determinando si los mismos presentan de una manera razonable la información y así lograr determinar los
posibles errores.

Ø La planificación es la primera fase del proceso de auditoría y de ella dependerá la eficiencia y efectividad en el
logro de los objetivos propuestos, utilizando los recursos estrictamente necesarios. La segunda fase consiste en
la ejecución, en la que el auditor se encarga de realizar diferentes tipos de pruebas, técnicas, procedimientos y
análisis de los estados financieros para llegar a determinar la razonabilidad o no de los mismos, y obtener la
suficiente evidencia que sustente el informe de auditoría. Por último, el auditor debe comunicar los asuntos de
interés que surjan de la Auditoría Financiera a aquellos encargados del mando de la entidad, mediante su
dictamen profesional.

RECOMENDACIONES

Ø La realización de una auditoría es muy importante, por cuanto la gerencia sin la práctica de ésta no tiene plena
seguridad de que los datos económicos registrados son verdaderos y confiables.

Ø Se debe considerar que la Auditoría Financiera, hoy por hoy, es una de las herramientas imprescindibles para el
desarrollo de las entidades debido a que la misma permite establecer la situación financiera real de la empresa.

Ø En la planificación es importante seleccionar los métodos y prácticas más apropiadas para la realización de las
diferentes tareas, por lo tanto esta actividad debe ser ejecutada por los miembros más experimentados del
equipo de trabajo de auditoría. En el transcurso de una auditoría, es primordial que los auditores
mantengan constante comunicación con los representantes de la empresa, dándoles la
oportunidad para presentar pruebas documentadas, así como información verbal pertinente
respecto de los asuntos sometidos a auditoría. La comunicación de los resultados se la considera
como la última fase de la auditoría, sin embargo, debe ser ejecutada durante todo el proceso.
BIBLIOGRAFÌA

CEPEDA, Gustavo: Auditoría y Control Interno, segunda edición, 2006, México, Editorial McGraw Hill.

REYES, Agustín: Administración de empresas, teoría y práctica, segunda edición, 2006, México, Editorial Limusa.

SANTILLANA, Juan: Auditoría: Fundamentos, segunda edición, 2007, España, Editorial Internacional Thomson.

También podría gustarte