Está en la página 1de 12

La comunidad judía en México

Guadalupe Zárate

El establecimiento en nuestro país de inmi-


grantes de diversas procedencias ha marcado de
distintas formas a la historia nacional. La llegada
a México de chinos, franceses, menonitas y judíos
—por mencionar algunos grupos de extranjeros—
supuso su integración a procesos económicos y
sociales ya existentes. Su participación en algunos
sectores económicos fue a tal punto importante
que modificó el carácter de algunos de ellos, co-
mo fue el caso del comercio ambulante. El co-
merciante ambulante mexicano traficaba casi
siempre en pequeña escala con mercancías arte-
sanales: alfarería, cestería, artículos agrícolas y
ganaderos. Los inmigrantes, en cambio, se dedi-
caron a la venta de artículos sencillos pero que
requerían de un proceso industrial: agujas, alfile-
res, artículos de ferretería y bonetería, zapatos,
telas. . . en su mayoría de importación; así fue-
ron activos promotores del consumo de produc-
tos industriales accesibles a amplios sectores
sociales.
La influencia de los inmigrantes rebasó el
marco económico debido a que la mayoría de
ellos constituyeron organizaciones que los agru-
paron y representaron. Su organización permitió
la continuidad de formas culturales propias, fue
un medio para defender sus intereses económicos
y a la vez les dio representatividad política. Los
descendientes de estos inmigrantes, mexicanos
por nacimiento, han mantenido estas organizacio-
nes —en algunos casos reactualizadas— y conti-
núan practicando un idioma, religión o costum-
bres particulares que los distinguen de la mayoría
de la población.
Entre los distintos grupos de inmigrantes
que llegaron a México en el presente siglo desta-
ca la presencia de los judíos. Este grupo se ha
caracterizado por su amplia participación en la
economía, política, burocracia, intelectualidad y
el arte nacional y por la conservación de sus for-
mas de vida e instituciones comunales. Aunque

49
comparten con otros grupos de extranjeros algu- La presencia de población judía en México
nas características, mantienen rasgos específicos originó la aparición de instituciones desconocidas
producto de su tradición histórica. Los pueblos en nuestra historia. Si bien la difusión de éstas fue-
alemán, libanés o chino, no cuentan con una his- ra del grupo judío no ha sido significativa, es im-
toria migratoria lo suficientemente importante portante conocer la influencia que han tenido en
como para haber marcado su cultura, el judío sí. la interacción de los procesos judío y mexicano.
Recordaremos que este pueblo perdió su
territorio en el año 70 de nuestra era, como resol-
tado de su resistencia al dominio romano. Desde I. El surgimiento de las organizaciones judías
entonces la emigración fue un hecho recurrente
en su historia que marcó necesariamente su cul- Las primeras instituciones judías que se or-
tura. A partir de una cierta homogeneidad dada ganizaron en el país fueron las religiosas, funda-
por la comunidad de historia, religión, lengua, das por sefaraditas y árabes, sectores que a prin-
instituciones y una actividad comercial predomi- cipios de siglo predominaban. En el año de 1912
nante, desarrollaron formas de adaptación y con- fundaron la Alianza Monte Sinaí, al año
servación que les permitieron mantenerse como siguiente establecieron su propio panteón y en
grupo cultural diferenciado, sin territorio propio 1919 establecieron el primer Talmud Torá, con
a lo largo de veinte siglos. Hazaña poco frecuente el fin de impartir educación religiosa a los niños.
en la historia universal. El aumento de la población ashkenazí, de-
Uno de los puntos fundamentales en la con- bido a la inmigración, hizo necesaria la creación
servación cultural judía, fue el mantenimiento de organizaciones más acordes a su cultura. La
de sus instituciones tradicionales; ellas obstacu- fundación de organizaciones yidish rompió con
lizaron su asimilación a los pueblos con los que la unidad inicial del grupo. Según testimonios
convivieron, si bien no lograron impedir la adqui- de pioneros y miembros de la segunda generación
sición de rasgos culturales ajenos. La diáspora los ashkenazí, las primeras divisiones surgieron de-
separó física y culturalmente. Esta es la razón de bido a diferencias en la forma de celebrar los ritos
que existan distintos grupos: judíos árabes, de religiosos.
Medio Oriente; sefaradí, originarios de España y En el año 1922 fue fundada la primera Ke-
hablantes de ladino1 / ashkenazíes, europeos ha- hilá ashkenazí de México, la Nidje-lsrael, aunque
blantes de yidish.2 La diversidad de historias par- con anterioridad ya habían funcionado varias ca-
ticulares ha originado la existencia de subgrupos, sas particulares como sinagogas, todas ellas ubica-
como serían los constituidos por judíos alemanes, das en el centro de la ciudad, zona de residencia
polacos y rusos entre los ashkenazíes. Estos gru- de la mayoría de la población judía por esa época.
pos y subgrupos, al emigrar y reencontrarse, no se También se formó un Talmud Torá ashkenazí y
han reconocido como pertenecientes a una sola un Comité de Damas para auxiliar a los recién
vertiente cultural y han establecido sus organiza- llegados.
ciones por separado. Estas divisiones desapare- A partir de entonces se crearon organizacio-
cen, dependiendo de las presiones externas que nes religiosas y seculares en las que se puede re-
los obliguen a consolidarse como judíos, o de las conocer la influencia de organizaciones de Europa
tareas que como grupo están obligados a cumplir, oriental, debido a que de ahí procedía buena par-
como por ejemplo el sionismo. te de sus fundadores, y de los Estados Unidos,

50
debido a que en ese país habían residido tempo- tado en los inicios de la historia de otras comuni-
ralmente algunos de ellos. dades residentes en el resto de América, en las
El año de 1923 marcó la segunda gran esci- que también se ha observado un paulatino hacer-
sión de la comunidad judía: los sefaraditas pro- camiento, que si bien todavía no ha concluido
cedentes de Grecia, Turquía y países balcánicos, en una completa fusión, sí ha matizado sus dife-
hablantes de ladino, fundaron el Bikur Holim, rencias.
que un año más tarde fue sustituido por la Unión En el caso de México, al igual que en las
Sefaradí. Paralelamente se organizaron grupos demás comunidades judías del mundo, existe una
religiosos y de beneficencia propios. organización donde participan representantes de
En 1930 se separó el sector procedente de todos los sectores y cumple con la función de
Alepo, Siria, hablantes de árabe, pero fue hasta representarlos corporativamente ante la socie-
el año de 1937 cuando se institucionalizó al dad mayoritaria y el gobierno del país receptor.
fundar Sedaka y Marpe. Es un vocero oficial hacia el exterior y la instan-
A consecuencia de estas divisiones la Alianza cia más alta en la jerarquía interna; marca la pau-
Monte Sinaí se declaró exclusiva de los judíos ta a seguir por la comunidad en cuestiones de
damasquinos, en el año de 1935. política interna y en relación a México e Israel.
La atomización continuó y en 1927 fue fun- Esa organización representativa es el Comi-
dado por procedentes de Galitzia Agudath-Ajim; té Central Israelita que fue formalizado en el año
en 1931 se creó Tiferet-lsrael, por polacos; en de 1938, aunque con anterioridad otras organiza-
1939 los hablantes de alemán procedentes de ciones habían cumplido con las tareas de repre-
Alemania, Austria y Checoslovaquia, fundaron sentación, auxilio y defensa de la comunidad. La
Hativa Menorá. En 1942 los húngaros crearon primera que asumió estas tareas fue la Alianza
Emuna y en 1953 los hablantes de inglés proce- Monte Sinaí; posteriormente la B´nai B´rith nor-
dentes de los Estados Unidos, establecieron su teamericana dio su apoyo hasta que la comunidad
propia organización, la Beth-lsrael Community. mexicana pudo prescindir de su intervención en
Estas divisiones trascendieron el plano 1930, año en que se funda la Sociedad de Bene-
religioso y abarcaron el educativo, político y ficencia Israelita de México y un año más tarde
filantrópico. es reforzada por la Cámara Israelita de Industria
La proliferación de organizaciones muestra y Comercio. Es debido a la existencia de este tipo
que, en la comunidad judía de México, el pasado de instituciones aglutinadoras de todos los secto-
inmediato fue más fuerte que el remoto dificul- res, que podemos hablar de una comunidad judía
tando la unidad entre judíos que ya no hablaban y no solamente de una colonia o grupos judíos
la misma lengua, tenían costumbres distintas y residentes en México. Es la organización lo que
hasta físicamente se diferenciaban. Mas la con- le confiere la cualidad de comunidad.
ciencia de pertenecer a un mismo grupo, de
tener un origen común y de compartir II. Ayuda mutua y endogamia
preceptos de vida fundamentales, impidieron la
completa separación. La división no llegó a Las necesidades de la comunidad judía en
culminar debido a factores de presión tanto del México requirieron de la formación de distintos
grupo como de la sociedad receptora. tipos de organizaciones. Así, por ejemplo, la con-
Es importante mencionar que esta forma de tinua llegada de inmigrantes provocó la creación
organización por sectores también se ha manifes- de sociedades de ayuda que se encargaran de

51
financiar a los recién llegados hasta el momento de quedarse sin créditos, se planteó la necesidad
en que éstos encontraran colocación y de auxi- de crear un banco. Las autoridades mexicanas de
liarlos en sus trámites ante las autoridades migra- Hacienda y Crédito Público, alentaban a su crea-
torias mexicanas. ción. Así fue como surgió el Banco Mercantil de
La reproducción histórica de la institución México, S. A., en el año de 1933. El banco tam-
de la ayuda mutua, fue un factor fundamental bién otorgaba subvenciones a instituciones de
en la orientación de las actividades económicas beneficencia de la comunidad.
del grupo. El hecho de que, por aquella época, la
En el año de 1931 crearon la Cámara Israe-
mayoría de los judíos ya establecidos fueran
comerciantes hizo que la integración de los nue- lita de Industria y Comercio, donde se agruparon
vos inmigrantes a ese factor fuera más fácil que todos los sectores para defender sus intereses eco-
a cualquier otro. Esto es, el grupo establecido nómicos. En el acta constitutiva declaraban su
podía auxiliar solamente dentro de un determi- deseo de mantener estrechas relaciones con el
nado marco de posibilidades al recién llegado, y gobierno federal y de los estados; además de otras
al auxiliarlo condicionaba intensamente su in- instituciones industriales y comerciales. Entre sus
greso al sector comercial, ya fuese al emplearlo servicios estaba proporcionar información a sus
como vendedor o al venderle mercancías a crédito agremiados acerca de los artículos de mayor venta,
para que él a su vez las vendiera por su cuenta. Un del registro de importaciones, de los impuestos,
pionero contaba que al llegar se dirigió al centro etcétera. Contó inicialmente con 298 miembros,
comunitario, donde se le ofreció el mismo 170 de ellos eran comerciantes y 92 industriales.
empleo que casi todos tenían, vendedor amb.- También participaron 36 miembros de provincia.
lante.3 El yidish fue el idioma empleado en la Cámara y
Esta ayuda también contribuyó, en algunos el idioma oficial el español.5 Este organismo en
casos, al financiamiento del tránsito del comercio una época también tuvo la función de defender
ambulante al establecido y del comercio al taller a la comunidad de publicaciones y actos antise-
manufacturero. Con ese fin fueron establecidas mitas.
cajas de préstamos y cada sector contó con la En conclusión se puede afirmar que la ayuda
suya. Inicialmente estas cajas prestaban cantida- mutua fue un factor determinante para nuclear a
des pequeñas a bajos réditos. Esta forma de auto- la inmigración ya que el individuo encontraba en
financiamiento proliferó y fue el antecedente del la comunidad alternativas para satisfacer sus ne-
Banco Mercantil, fundado por judíos inmigran- cesidades inmediatas, económicas, legales, religio-
tes. Una de las cajas recibió, en el año de 1927, la sas y afectivas; estableciéndose una relación de
ayuda de la organización norteamericana B´nai dependencia del individuo hacia la comunidad. La
B´rith. ayuda mutua cumplió con tres objetivos funda-
mentales: auxiliar a los recién llegados, proveerse
Esta institución crediticia israelita se dedicó a en- de financiamientos y defender sus intereses ante
tregar préstamos, descontar letras y hasta empezó la sociedad receptora. Además tuvo como efectos
a aceptar depósitos de sus clientes, formados en su implícitos: orientar la primera fase de la integra-
mayoría por comerciantes, pequeños negociantes ción económica del grupo hacia el comercio, evi-
y propietarios de pequeñas fábricas y talleres.4
tar la proletarización y sentar las bases de su
homogeneidad social.
Al retirarse la B´nai B´rith y ante la amenaza Muy cercana a la ayuda mutua está la endo-

52
gamia, el matrimonio entre miembros del mismo En el caso de otros inmigrantes, chinos y
grupo. En el caso judío existió una estrecha rela- coreanos por ejemplo, que casi no trajeron
cón entre ambas instituciones. Para cuantificar mujeres, experimentaron una rápida pérdida de
los niveles de endogamia únicamente he contado su cultura. La soltería o los matrimonios mixtos
con la información de dos archivos de provincia, impidieron la continuidad de sus tradiciones al
y, sobre todo, de entrevistas. Si bien esta infor- carecer de su reproducción en la vida cotidiana.
mación no es suficiente para hacer una generaliza- Así pues, el hecho de participar en un mis-
ción, sí es ilustrativa del grado de endogamia, mo sector económico, contar con financiamiento
particularmente el periodo 1900-1970. dentro del propio grupo y casarse con miembros
Descontando menores, solteros, divorciados de la misma comunidad, favoreció la capacidad de
y viudos, se tiene un porcentaje de endogamia del acumulación y la homogeneización social de los
62% en Guadalajara6 y del 69% en Puebla.7 En inmigrantes judíos, condiciones fundamentales
entrevistas realizadas en las ciudades de Guadala- para explicar su rápida movilidad económica y su
jara, Puebla, Cuernavaca y el Distrito Federal.8 continuidad como grupo cultural diferenciado.
se pudo observar que la endogamia, en el caso de
los pioneros, fue casi absoluta. Los matrimonios III. Las organizaciones políticas y culturales
se realizaron con miembros pertenecientes al
mismo sector y subgrupo: polacos con polacos y La comunidad judía tuvo también una in-
alepeños con alepeños, por ejemplo. Esto es expli- tensa actividad artística y política. Conferencias,
cable porque buena parte de ellos llegaron ya veladas literarias, debates, representaciones tea-
casados y otros esperaron la llegada de paisanos trales, la organización de grupos de distintas
que compartieran su idioma y costumbres parti- tendencias ideológicas y las publicaciones son
culares. Fue hasta la segunda generación cuando muestra de esta actividad.
se realizaron matrimonios intragrupales y los Es notable la proliferación de organizaciones
primeros casamientos con no-judíos. En los ma- y publicaciones políticas durante las décadas de
trimonios mixtos es frecuente la conversión del 1920 y 1930, así como es significativo que en la
cónyuge al judaísmo. Tradicionalmente el judaís- década anterior hubieran predominado las reli-
mo se transfiere por vía materna, así que los hijos giosas, que aunque mantuvieron su importancia,
de una judía conversa no son exactamente judíos, estuvieron acompañadas desde entonces de las
y sí lo son, sin ninguna duda, los hijos de una organizaciones seculares.
mujer judía aunque el esposo no se convierta al Las organizaciones políticas, educativas y
judaísmo. Reza el refrán: hijo de vientre judío, artísticas proliferaron en los distintos sectores
judío. de la comunidad, siendo el sector ashkenazí el
La presencia de la mujer en la inmigración más activo y heterogéneo.
judía es muy importante, debido a que es funda- En el año de 1922 fue fundada la Young
mentalmente ella la conservadora y reproductora Men's Hebrew Association, organización secular
de las tradiciones y costumbres en la vida cotidia- pionera que marcó la pauta en la conformación
na. Además es quien, en el periodo de la infancia, de otros grupos. Fue organizada por inmigrantes
transmite a los hijos buena parte de los valores que habían residido una temporada en los Esta-
culturales. Es ella la que moldea algunos de los dos Unidos y se amplió conforme aumentó la
rasgos culturales que se manifestarán consciente o inmigración. Contó con una caja de préstamos
inconscientemente a lo largo de la vida. para dar crédito a los pequeños comerciantes y

53
creó una agencia de empleos. En 1926 estableció díos de Lituania, Polonia y Rusia, más conocido
su domicilio en Tacuba 15, dirección famosa e como Bund. La ideología de esta organización
inolvidable entre los pioneros y la primera gene- partía de que la emancipación judía estaba ligada
ración. Cambió de nombre por el de Organización a la transformación de toda la sociedad; en el
Juvenil y más tarde por el de Club Cultural Israe- capitalismo eran doblemente explotados, como
lita y, finalmente por el de Centro Cultural. Per- minoría y como clase (incluso por la burguesía
manecieron en esa dirección hasta el año de 1942 judía) y su emancipación solamente hubiera sido
y fue el lugar de reunión de distintas oficinas de posible con la implantación del socialismo. Man-
beneficencia, culturales y sociales. Contaba con tuvieron estrechas relaciones con los partidos de
una biblioteca y un restaurante. izquierda rusos y polacos, pero siempre conser-
Surgieron otras organizaciones que cumplie- varon y defendieron su posición étnica: autono-
ron con la doble función de aglutinar y de posi- mía en la diáspora y rechazo al sionismo como
bilitar la reproducción de su cultura; una pionera solución.
cuenta: Con estos antecedentes es comprensible la
Uno trabajaba en lo que podía de día y de noche actuación de estos judíos que se manifestaron
se formaba como [una] especie de club, llegaban abiertamente como socialistas y, algunos de ellos,
en la noche para actividades culturales ( . . . ) Asis- incluso como anti-sionistas. Intentaron vincular
tían hombres y mujeres, todos. (. . .) Casi diario su propio movimiento con el de las organizacio-
llegábamos a conferencias y pláticas y cosas así. nes obreras mexicanas, pero fracasaron porque
A veces había gente que podía hacer una presenta- si bien su ideología era obrera, en la práctica eran
ción, una obra, cosas por el estilo; literarias y cosas pequeños propietarios (comerciantes o manufac-
de actualidad (. . .) 9 tureros), condición que los alejaba cada vez
Los aboneros y comerciantes establecidos, más de la población trabajadora y sus luchas. En
los casados y solteros, después de un día de tra- el año de 1927 fue fundado el Radical Arbeter
bajo iban a la tertulia, ahí hacían amigos, encon- Tsenter, por disidentes de la Sociedad Cultural
traban pareja, se comentaban las cartas que man- Judía. Ninguno de los integrantes era obrero y
daba la familia y compartían las buenas y malas se trataba de vendedores ambulantes y manufac-
noticias que se recibían del terruño. Pero no tureros incipientes. Su objetivo era organizar a
solamente se reunían por motivos sociales, tam- los trabajadores judíos y unirlos con los mexica-
bién estuvo muy presente la política. nos para luchar conjuntamente por sus reivindi-
Fue el sector ashkenazí el más radical en sus caciones. Fundaron una caja de préstamos y
posiciones políticas y el que más agrupaciones realizaron colectas para contribuir a la causa
con este carácter organizó; fue también el que sandinista en Nicaragua.
más revistas y periódicos editó. Para la explica- Si bien hubo la intención de vincularse a la
ción de este fenómeno es muy importante tener política nacional —como muestra el ejemplo an-
en cuenta que los judíos procedentes de Europa terior— la mayoría de las organizaciones políticas
oriental habían experimentado un proceso de judías estaban orientadas hacia el sionismo.10 La
proletarización y, a la vez, de politización muy primera manifestación pro-lsrael se celebró en
fuertes. el mes de noviembre de 1918, y con ella se ini-
En 1897 el proletariado judío organizó el ciaron las actividades sionistas en México. Esta
partido socialista Alianza General de obreros ju- manifestación conmemoraba el primer aniversario

54
de la Declaración Balmfour, en la que se había fascista y como resultado del Holocausto, donde
autorizado el establecimiento de una colonia fueron asesinados cerca de seis millones de judíos,
judía en Palestina, en ese entonces protectorado que constituían aproximadamente el 37.5% del
inglés. total de la población judía mundial. La existencia
En 1923 se fundó el primer partido político de cientos de miles de refugiados sin hogar hizo
judío en México, el Poalé Sion (Trabajadores de necesaria la creación de un Estado judío, y fue
Israel), que desapareció poco tiempo después para en este sentido que el 29 de noviembre de 1947
resurgir en 1928. Este partido luchaba por el la ONU resolvió autorizar su establecimiento en
establecimiento de una patria judía socialista en Palestina. Después de años de lucha armada y
Palestina. negociaciones con Inglaterra, los judíos lograron
Paralelamente se organizaron otros grupos la independencia el 14 de mayo de 1948.
que tenían por objetivo enviar ayuda económica Esta situación internacional tuvo su respues-
para la liberación israelí, como el Keren Kayemet ta en la comunidad de México, de tal manera que
y el Keren Hayesod, fundados en 1921. En el el sionismo aquí practicado, en las primeras cua-
año de 1929 se realizó la primera campaña na- tro décadas del siglo, tuvo un profundo contenido
cional para recolectar fondos y en este año se anticolonialista y liberador e incluía una ideolo-
convocó a un mitin, en el que también partici- gía socializante, ideología que, sin pretenderlo,
paron mexicanos, para apoyar la independencia estuvo acorde con los principios de la política
de Israel. exterior mexicana, particularmente durante el
Aunque la mayoría de las actividades polí- periodo presidencial de Lázaro Cárdenas. Fue
ticas de la comunidad se orientaron hacia Israel, ésta una coincidencia muy afortunada para la
el movimiento sionista mexicano, en sus inicios, comunidad, ya que por esa época surgieron en el
no fue homogéneo. Había acuerdo respecto al país grupos pro-nazis, que realizaron una activa
establecimiento de una patria judía, pero había propaganda anticomunista y antisemita. Las acti-
distintas posiciones acerca de cómo debería de vidades de estos grupos de derecha no prospera-
ser esa patria. Hubo organizaciones socialistas ron y una causa importante de ello fue el repudio
como la Liga en pro de Fretz Israel Trabajadora; del gobierno cardenista. A la actitud del gobierno
otras "revisionistas" como Jerut (Libertad). De se le sumó el rechazo de las organizaciones obreras
1923, año de fundación de las primeras organi- y campesinas y la falta de arraigo entre el pueblo.
zaciones sionistas mexicanas, a la década de 1940 Los grupos antisemitas quedaron, pues, política-
se crearon 12 grupos sionistas. Incluían distintas mente aislados.
posiciones políticas, se dividían por sectores y La emigración de judíos mexicanos hacia
por generaciones. Hubo específicas para jóvenes Palestina se inició en 1934, pero no tuvo el carác-
como Zeirei-Yehuda y para mujeres, WIZO. Los ter de masiva, ni siquiera después de proclamada
safaraditas formaron las suyas por separado: Se- la independencia israelí. En la mayoría de los
faradí en 1936 y WIZO en 1938. casos el viaje a Israel se reduce a estancias tempo-
Como se sabe el sionismo supone el retorno rales en kibbutz (particularmente entre la según-
de todos los judíos del mundo a Palestina, la da y tercera generaciones) y vacaciones (sobre
tierra de sus antepasados. Este movimiento migra- todo entre los pioneros), con el fin de conocer el
torio cobró auge en el presente siglo debido a la país más que con la intención de establecerse
agudización de las persecuciones en la Europa definitivamente.

55
En el caso de los pioneros prevalece todavía revalorización de la diáspora. En la comunidad
un sionismo religoso, que no implica necesaria- mexicana fue Samuel Kahan quien, en 1945 con
mente el establecimiento en Israel. Un sefaradí su libro Judeo-Mexicano, inició la reflexión al
explica su posición: "Israel es para mí como el respecto y lanzó un llamado a la comunidad a
Vaticano para los católicos. ¿Usted se iría al integrarse en todos los aspectos al país que los
Vaticano? No, ¿entonces por qué tendría que había acogido. No pretendió que se olvidara a
irme yo a Israel?"11 En otros su posición res- Israel y sus luchas, pero no admitía el monopo-
ponde al temor de un nuevo Holocausto: "Israel lio ideológico del sionismo.
es nuestro seguro de vida". Después de Kahan otros intelectuales y
Las organizaciones sionistas mexicanas cum- artistas judíos han contribuido a la formación
plen sobre todo con la tarea de recolectar dona- de una cultura judeo-mexicana, aún en construc-
tivos para Israel, continuando de esta manera la ción. La participación judía en los campos eco-
antigua tradición, instituida hacia el siglo V a.c., nómico, político, intelectual y artístico, es un
de las colonias de la diáspora de enviar ayuda a hecho cotidiano y han impregnado con su presen-
Palestina. Israel constituye el centro de la diáspo- cia la cultura nacional.
ra contemporánea, centro antes religioso y ahora Su participación como comunidad organiza-
político; pero ni antes ni ahora económico. Las da en la vida política nacional se ha realizado
comunidades repartidas en el mundo tienen una principalmente a través de relaciones directas
vida autónoma, insertas en los procesos econó- con funcionarios, de la colaboración con depen-
micos y sociales de los países receptores y llevan dencias oficiales de salud y beneficencia, de obras
una vida cultural propia. Muestra de este proceso filantrópicas y actos simbólicos como la donación
es el hecho de que la población judía residente de estatuas de judíos destacados, escuelas, becas,
en Israel ocupa apenas el tercer lugar en impor- etcétera.
tancia mundial, superada por las comunidades de
los Estados Unidos y la Unión Soviética. IV. La prensa judía en México
El hecho de contar, después de siglos, con
un territorio propio no ha supuesto, mecánica- Fue frecuente que, paralelamente a la acti-
mente, la concentración de todos los judíos en vidad artística y política, se editaran periódicos
un solo territorio. Es, además, poco probable que y revistas. La prensa judía se inició en el país en
desaparezcan las comunidades dispersas por el 1923 con la publicación de Nuestra Palabra, del
mundo. La continuidad histórica y cultural de partido Poalé Sion. Durante la década de 1920
este pueblo no ha necesitado antes, ni ahora, de aparecieron 5 publicaciones y en la década siguien-
la permanencia de todos en un país. El caso de te aumentaron a 20. Entre ellas hubo de tedencia
México, en ese sentido, es similar al de otras co- socialista y sionista; en yidish y español; dedicada
munidades; se ha elegido permanecer en la diás- específicamente a niños y jóvenes. La mayoría
pora manteniendo lazos muy estrechos con Israel incluía una sección de actividades artísticas y de
a través de las organizaciones sionistas, cumplien- literatura.
do con funciones de apoyo y propaganda dentro Después de 1939, continúan editándose al-
y fuera de la comunidad. gunas publicaciones y, muy esporádicamente,
El hecho de ser ideológicamente sionistas y aparecieron otras nuevas. En las más recientes
de no querer emigrar a Israel, hizo necesaria la prevalecen el contenido social, cultural y sionista,

56
menos polémicas, se trata por lo general de bole- en el centro de la ciudad, posteriormente en las
tines de las sociedades de beneficencia y anuarios. colonias Roma e Hipódromo-Condesa y en la
La gran efervecencia política terminó hacia los actualidad en Polanco y Tecamachalco. Es eviden-
últimos años de la década de 1930. La diversidad te que se desplazaron de una zona netamente co-
y heterogeneidad pierden fuerza en la medida en mercial y popular hacia zonas de clase media y
que se consolida su posición económica, que se burguesía. Es importante mencionar que los tem-
reduce la inmigración y las generaciones nacidas plos continúan funcionando en las tres zonas,
en México inician su participación en la organiza- aunque la concurrencia ha ido disminuyendo en
ción de la comunidad. algunos de ellos.
Fueron muchos los pioneros que trabajaron La continuidad de la cultura judía requirió
como escritores, músicos, actores y pintores en también la creación de organizaciones educati-
esas décadas y sin embargo la mayoría de ellos vas. Las primeras escuelas que se formaron tuvie-
solamente fueron conocidos dentro de la comuni- ron exclusivamente la función de enseñar los
dad. Fue gracias a su trabajo que una de las formas textos sagrados, el Talmud Torá, posteriormente
que adquiere la cultura: el arte y la literatura, se introdujeron cursos de educación secular. El
continuaron en el país. primer Talmud Torá fue fundado por damasqui-
nos en el año de 1919, y los ashkenazíes crearon
V. Las organizaciones religosas y educativas en 1924 el Colegio Israelita, la primera escuela
secular. Después de este primer impulso no se
Para los judeo-mexicanos la religión sigue establecieron más colegios sino hasta veinte años
siendo uno de los principales elementos de iden- más tarde.
tidad y, a la vez, de división. Las diferencias La gran mayoría de la segunda generación
rituales provocaron que ashkenazíes, sefaradíes y (formada por los que llegaron al país siendo niños
árabes, organizaran sus sinagogas por separado. y los primeros nacidos en México), no pudieron
Las primeras sinagogas fueron simples departa- educarse en escuelas judías; asistieron a las de
mentos o casas rentadas, donde se combinaban gobierno los pobres y a escuelas de paga (incluso
actividades religiosas y seculares. En 1923, la católicas) los que contaban con más recursos. Esta
Alianza Monte Sinaí mandó construir el primer generación tuvo a temprana edad un intenso con-
edificio exprofeso en el centro de la capital, que tacto y relación con la cultura mexicana, se fami-
era en ese entonces la zona de residencia de la liarizaron con el idioma, la comida, las costumbres
mayoría de la población judía. y la historia nacionales. Sus nuevas adquisiones
La movilidad económica ascendente de la fueron trasladadas a su hogar y contribuyeron a
mayoría de los componentes del grupo judío, alterar la cultura de origen traída por padres y
conllevó al desplazamiento del domicilio familiar y abuelos.
de las sinagogas. Es posible observar que la ubi- Un ejemplo de ello es que los pioneros usa-
cación de las sinagogas se corresponde exactamen- ron cada vez más el español para comunicarse
te con las principales áreas de residencia judías, con sus hijos y la lengua materna se reservó casi
siguiendo así, deliberadamente o no, un patrón únicamente para comunicarse con el cónyuge y
muy antiguo en el que el templo funcionaba como otros pioneros. Los niños dentro de la familia sólo
el centro que nucleaba a los residentes de deter- usaban el árabe —por caso— para comunicarse
minada área. Las primeras sinagogas se localizaron con los abuelos. Fueron muchos los pioneros

57
ancianos, sobre todo las mujeres, que no apren- mantener la separación entre los sectores, poster-
dieron el español o que se resistieron a emplearlo gando la reunificación de la comunidad. Uno de
como medio de comunicación con sus nietos. los factores de desacuerdo ha sido, en materia
Así que, aunque la segunda generación aprendió educativa, el idioma que debería de impartirse
yidish, árabe o ladino, al no poderlo usar en to- en las escuelas: yidish, ladino, árabe, inglés o
dos los ámbitos de su vida lo fueron relegando, hebreo, por las implicaciones culturales que cada
dando como resultado un empobrecimiento de uno de ellos representa. Por ejemplo ningún sefa-
vocabulario, el olvido parcial y, en algunos casos, radí se muestra dispuesto a aprender el yidish
el abandono definitivo. porque culturalmente le es ajeno. El uso de he-
El ladino fue el idioma que más rápidamente breo parecería la mejor posibilidad, debido a que
se abandonó, abandono facilitado por su seme- es el idioma tradicional y el usado actualmente
janza con el español. A este respecto es ilustra- en Israel, sin embargo no ha sido posible, porque
tiva la anécdota que se cuenta acerca de una ancia- cada uno de los grupos judíos en México defiende
na inmigrante sefaradí —procedente de Turquía— su identidad particular, y no están dispuestos a
donde únicamente los judíos hablaban castellano, renunciar a su historia, idioma y costumbres pro-
que al llegar al puerto de Veracruz y escuchar el pias, porque esa es su manera de ser judíos.
idioma nativo exclamó " i Aquí todos son judíos!"
El uso del árabe también se ha ido perdiendo.
La dificultad de su práctica cotidiana ha conduci- VI. Hacia una cultura judeo-mexicana
do a ello. Las nuevas generaciones han optado por
aprender, además del español, un idioma que se Con la organización de instituciones religio-
acomode mejor a las necesidades actuales, como sas, educativas y políticas, los pioneros de la
por ejemplo el inglés. comunidad judía, buscaron reproducir su cultura
Entre los ashkenazíes ha habido una abierta original (judeo-damasquina, polaca, griega, etcé-
intención primero, y una política educativa tera) en nuestro país. Sin embargo, esta repro-
después, por conservar el uso del yidish. Publica- ducción cultural no pudo ser plena, puesto que
ciones y escuelas donde se imparte su enseñanza ya no estaban en Damasco, Polonia o Grecia, por
dan muestra de ello. A pesar de que la segunda caso, sino en México. No es posible pensar que
generación mal aprendió y medio olvidó el yidish, los grupos, por tradicionalistas que pudieran
razones por las que no pudo transmitirlo comple- parecer, queden completamente indiferentes a
tamente dentro del hogar, sus hijos en la escuela las modificaciones del derredor social. Las
lo han recuperado. culturas, consideradas como procesos, están
Fue en los primeros años de la década de expuestas siempre al cambio, esta posibilidad de
1940 cuando se fundó el mayor número de cole- modificación aumenta cuando se emigra hacia
gios, que aún existen. Cada sector cuenta con el otro territorio geográfico y cultural.
suyo, incluso los hay de diferentes tendencias: No se trata, en el caso de los judíos, de un
hebraristas, yidishtas, tradicionalistas, bundistas, grupo que produzca lo que consume —condición
todos ellos sionistas. que podría haber contribuido a conservar con
La creación de escuelas ha contribuido a la mayor fidelidad su cultura original, como es el
transmisión y conservación de su cultura, a la vez caso de los menonitas de Chihuahua— sino de un
que ha posibilitado la reunión de las nuevas ge- grupo que se integró inicialmente al comercio,
neraciones. Sin embargo, también contribuyen a actividad que les impuso la relación constante

58
con productores y consumidores que no perte- cumplir para lograr un rotundo éxito en su inte-
necían a su comunidad. La consecución de sus gración al país. Sinagogas, escuelas, agrupaciones
medios materiales de vida impuso a los judíos la políticas, publicaciones, etcétera, han sido posi-
relación con el nuevo contexto. Este continuo bles debido, en buena medida, a ese éxito.
trato con no judíos hacía indispensable la adqui-
sición de conocimientos de la nueva cultural, los Es importante hacer una reflexión final acer-
más inmediatos: aprender a hablar español, los ca de las causas de la permanencia y desaparición
tipos de moneda, las pesas, las medidas, las nece- de algunas organizaciones judías en México. Es
sidades de consumo de la población, los gustos un hecho que la emigración implica la paulatina
de sus clientes en el campo y en la ciudad ya que desaparición de aquellas formas organizativas
de todo ello dependía su éxito. propias del contexto que se abandona. Así por
El proceso mexicano es el que impone, fa- ejemplo, las organizaciones políticas de izquier-
vorece o limita las actividades judías. La comuni- da de los judíos de Europa oriental, formadas
dad no está encapsulada culturalmente dentro del como una respuesta a las necesidades particulares
país, forma parte de él. Es parte constitutiva de del proletariado, pierden su sentido al emigrar a
la cultura nacional, entendida ésta como el con- México e integrarse económicamente al sector
junto de culturas particulares que se practican en comercial como pequeños propietarios, en una
el territorio mexicano. Las relaciones que esta- primera fase. No sucede lo mismo con las orga-
blecen entre sí estas culturas particulares no son, nizaciones que cubren necesidades más generales
casi nunca, equitativas. El carácter económico- y permanentes como son la transmisión y conser-
social de cada grupo cultural es fundamental para vación de su cultura, que implican el mantenimien-
determinar el tipo y las condiciones de la relación. to de instituciones religiosas y educativas y que
Han sido las condiciones socio-económicas de la han sido las que perduraron.
mayoría de los integrantes de la comunidad las La sucesiva aparición y desaparición de
que han permitido la práctica de su cultura tal organizaciones en los primeros tiempos de la
como se realiza. comunidad es también una muestra del grado
La cultura judía ha experimentado modif.- de heterogeneidad ideológica y social prevalecien-
caciones —que son muestra de su capacidad de te entre los primeros inmigrantes. Heterogeneidad
integrar elementos de una cultura distinta a la que se matizó conforme se definía la ubicación
suya—. Esta ha sido la condición que tuvieron que económico-social de la mayoría del grupo.

59
7
NOTAS Archivo del Ayuntamiento de Puebla,
1
El ladino está formado por castellano del siglo XV departamento de ex-tranjería.
8
y vocablos hebreos fundamentalmente; a éstos se Banco de datos de Estudios Étnicos, INAH, en
les sumaron otros en griego, italiano, árabe y adelante BDEE.
9
turco, adoptados durante su residencia entre esos Entrevista a la señora Elizabeth Shapiro, pionera
pueblos. de origen ruso, realizada por Guadalupe Zárate
2
El yidish está formado por alemán medieval y M., en el Distrito Federal en noviembre de 1977.
vocablos en BDEE.
10
hebreo principalmente, enriquecido con términos Teodoro Herzl fue el precursor del sionismo
en ruso y político, que tenía por objetivo fundamental el
polaco. establecimiento del Estado judío en Palestina, y
3
Elizabeth Broid, La diáspora mexicana. Seis esta visión estaba despojada del contenido
judíos del siglo XX, tesis de licenciatura en religioso que tenía anteriormente. Postulaba la
historia, Universidad Iberoamericana, 1980, p. 92. emigración ante la incompatibilidad de los judíos
4
León Sourasky, Historia de la comunidad Israelita con las naciones en las que residían y
de México, 1917-1942, México, Imprenta Moderna posteriormente se integraron ideas socialistas.
Pimentel, 1965, p. 179. Esta corriente estuvo representada por los judíos
5
Ibid., p. 201-203. rusos y polacos.
6
Archivo de la Secretaría de Gobernación. Oficina Entrevista a pionero sefaradí, realizada por Guadalupe
de Población, Guadalajara, Jalisco. Zárate M. en la ciudad de Guadalajara, Jal., en 1977.
BDEE.

60