Está en la página 1de 31

© Segunda edición, GrupoKaps Producciones S.

L
Reedición 2014, ebook y Libro físico.

© Gabi Pareras, 2014

Fotos, Portada y maquetación:


Ana Fores

Queda prohibida la reproducción de este material por cualquier


medio. Para más información, póngase en contacto con el
Grupo Kaps

Web del grupo: Grupokaps.com


Web de la tienda: www.kaps-store.com
Web del autor: cartomagiaclub.com

Contactos:
contacto@grupokaps.com
INTRODUCCIÓN

Introducción
En las tres rutinas que vais a leer a continuación se puede apreciar cómo el trucaje del

Chop-cup se aplica de una forma discreta al centrarlo hacia una mayor eficacia estructural

que enfocado directamente al efecto.

En la primera rutina, “Bolas imaginarias”, nos permite ir cargando las bolas para su

posterior aparición, de manera que el trucaje queda limitado a la vida interna del juego.

Es decir, se aplica como método y no como fin en sí mismo.

En la segunda rutina, “Bolas locas”, sucede exactamente lo mismo. Ya desde el co-

mienzo se aplica el truco para llevar cargada ocultamente la cuarta bola, lo que nos per-

mitirá ir un paso por delante.

En la tercera rutina, denominada “Rutina clásica”, llegamos al punto débil de la cuestión

y que es común en la mayoría de rutinas: el abuso indiscriminado del trucaje para la apa-

rición “milagrosa” de una bola. Frente a esta cuestión podríamos llegar a decir que es

mejor incluso que el público suponga que la consecución de los efectos que presencia

vienen dados por la ligereza de tus manos antes que por la condición trucada del mate-

rial.

En las tres rutinas se ha prescindido de todo material superfluo que, a mi modo de ver,

no sólo no mejora los efectos sino que incluso los distorsiona. El trucaje es suficiente-

mente ingenioso como para pretender extraerle el máximo partido pero sin cruzar esa

fina línea (más fina de lo que parece) que separa la magia del truco.

Finalmente, encontraréis una serie de pases básicos (y no tan básicos) que aplicados

adecuadamente añadirán belleza y efectividad mágica a cualquier rutina.

Sólo me queda recordaros que el Chop-cup es un cubilete muy efectivo en público

pero también muy delicado. Y que su valor mágico y artístico depende más de tu talento

(como toda la magia) que de los ardides subyacentes.

El Chop-cup por Gabi 1


B O L A S I M AG I N A R I A S

Bolas imaginarias
Guarda el Chop-cup en tu maletín de magia con la bola imantada pegada por fuera, dos

bolas normales en tu bolsillo derecho de la americana y una bola grande en tu bolsillo iz-

quierdo.

Si realizamos la rutina de pie, utilizaremos un cargador para la bola grande en el lado

izquierdo y bajo la americana. Si la realizas sentado puedes colocar la bola grande bajo la

rodilla izquierda en el momento de sentarte.

Introduce el tema de la imaginación y de lo que se puede lograr con ella:

- “Pero es necesario utilizar algo sólido y material donde proyectarla. Así

que…”

1 ª FA S E
Introducción de los materiales

- “…para esta experiencia utilizaremos este cubilete…”

Extrae el cubilete con la m.d. y pásalo, mostrándolo, a la m.i. reteniendo la bola imantada

en el empalme de los dedos derechos.

- “…de cuero… Bueno, se que es de cuero por lo que me ha costado…”

Gira el cubilete boca abajo haciéndolo pivotar entre los dedos y pásalo de nuevo a la m.d.

- “También utilizaremos mi mano…”

Enseña la m.i. de un lado y del otro como corroboración de lo que acabas de decir, al

tiempo que cargas la bola empalmada en el interior del cubilete, dejándola adherida.

- “…y un poco de imaginación…”

Al decir esto, deja el cubilete sobre la m.i. extendida y tócate la sien derecha con el índice

extendido.

- “Recuerda, un cubilete, mi mano y un poco de imaginación…”

El Chop-cup por Gabi 2


Mientras recapitulas, levanta el cubilete con la m.d., muestra la mano por ambos lados y

déjalo de nuevo sobre la palma extendida haciendo caer la bola imantada.

2 ª FA S E :
En la punta de los dedos

- “Comenzaremos imaginando algo que no sea muy complicado…”

Bolas imaginarias
Introduce la m.d. en el bolsillo y extráela haciendo ver que entre los dedos sostienes

una bola. Gira la mano hacia un lado y hacia el otro, mirándola como si te la ima-

ginaras.

- “…como por ejemplo una bola…, redonda y…, no se…, de color rojo.

¿Qué os parece? Ahora tan solo basta lanzarla sobre el cubilete…”

Realiza el gesto de lanzarla.

- “…y si ponemos un poco de imaginación es posible que la veamos…”

Levanta el cubilete mostrando una bola materializada sobre la palma de la mano extendida.

- “¿La veis…?”

Abandona el cubilete sobre la mesa boca arriba, coge la bola con la m.d. y muéstrala. Dé-

jala caer en el interior del cubilete y coloca la m.i. encima (fig. 1), girando la mano

para alcanzar de nuevo la posición de la figura 2.

Fig. 1 Fig. 2

3 ª FA S E :
Sobre la mesa

- “Claro que con la imaginación podemos crear muchas más…”

El Chop-cup por Gabi 3


Introduce de nuevo la m.d. en el bolsillo y carga en el empalme de los dedos una de las

dos bola mientras aparentas sujetar una bola imaginaria entre los dedos.

- “Como esta otra…”

Muéstrala y déjala sobre la mesa.

- “…que hará compañía a la que ya se encuentra aquí…”

Una vez abandonada la bola imaginaria sobre la mesa, dirígete hacia el cubilete y, en el acto

Bolas imaginarias
de alzarlo para mostrar la bola que se encuentra debajo (adherida en realidad al

fondo), deja caer sobre la m.i. la bola que ocultas en el empalme de los dedos (fig.

3). En una acción continuada, la m.i. lanza la bola hacia arriba y la recoge de nuevo.

- “Tan solo con imaginarlo…”

Cubre de nuevo la bola con el cubilete, dejando caer

la bola imantada. Recoge la bola imaginaria de la

mesa y lánzala hacia el cubilete. Finalmente, le-

vántalo mostrando dos bolas sobre la m.i. y dé-

jalo sobre la mesa boca arriba.

Fig. 3

4 ª FA S E :
El espectador examina

Sujeta una bola en cada mano (fig. 4) y mira fijamente

a un espectador.

- “Aunque yo ya se lo que pasa. A ti te

gustaría tocarlas, sentirlas en tus

manos ¿verdad?” Fig. 4

Deja caer las dos bolas en el interior del cubilete, la imantada primero, y alcanza de nuevo

la posición de la figura 2.

- “ Voy a intentar complacerte. Es increíble lo real que parece ¿verdad?”

Simula la acción de coger una bola con la m.d., rozando la parte superior del cubilete, y

entrégasela a un espectador.

- “Claro que a mí ahora sólo me queda una…”

Levanta el cubilete mostrando una sola bola sobre tu m.i.

- “Pero… ¡pásasela a otros que la puedan tocar también…”

El Chop-cup por Gabi 4


Al decir esto, deja el cubilete sobre la mesa haciendo caer la bola imantada y gesticula con

la m.d.

- “ Y tu mismo…”

Dirígete al espectador que tenga la bola imaginaria en ese momento.

- “…sólo tienes que lanzarla hacia el cubilete…”

El espectador hace el gesto de lanzar la bola imaginaria.

- “…para que de nuevo tenga dos bolas.”

Bolas imaginarias
Levanta el cubilete mostrando una bola sobre la mesa. Deja el cubilete sobre la mesa

boca arriba y alcanza la posición de la figura 4.

5 ª FA S E :
En las manos del público

Deja caer las dos bolas en el interior del cubilete, la imantada primero, y alcanza de nuevo

la posición de la figura 2.

- “ Vamos a imaginar una tercera bola…”

La m.d. se introduce una vez más en el bolsillo cargando en el empalme de los dedos la

tercera bola.

- “Pero esta vez me gustaría que tu mismo la sujetases…”

Deja la bola imaginaria sobre la mesa frente a un espectador de tu derecha y, acto seguido,

dirígete a un espectador de tu izquierda.

- “…y que tu por ejemplo sujetes las otras dos…”

Al decir esto último, la m.d. levanta el cubilete abandonando al mismo tiempo la bola em-

palmada (fig. 3), mientras el espectador alarga su mano. Deja el cubilete sobre la

mesa y pasa las dos bolas a tu m.d. mientras la m.i. sujeta la mano del espectador

bien recta. La m.d. deja las dos bolas sobre la mano del espectador y cogiendo de

nuevo el cubilete, las cubre haciendo que caiga la bola imantada sobre las otras dos.

- “Ahora, tu mismo…., sólo tienes que lanzar la bola contra el cubilete…”

El espectador de tu derecha realiza la acción descrita, momento en el que, girándote

hacia la izquierda, robas la bola grande con la m.i.

- “…para que ahora debajo aparezcan tres bolas…”

El Chop-cup por Gabi 5


Levanta el cubilete mostrando tres bolas sobre la mano del espectador y carga la bola

grande. Deja el cubilete volcado sobre la mesa, coge las tres bolas y muéstralas al

resto del público.

6 ª FA S E :
La super bola

- “¿Te importaría ayudarme un poco más?”

Bolas imaginarias
Deja las tres bolas de nuevo sobre la mano del espectador (fig. 5) y cúbrelas con el cubilete.

La bola grande caerá directamente sobre las otras.

- “ Vamos a imaginar una cuarta bola…”

Lleva tu m.d. por cuarta vez al bolsillo y simula sostener una cuarta bola entre los dedos.

- “Como es imaginaria, sólo hay que hacer así e imaginar que la bola va

creciendo… hasta cuatro veces su tamaño original.”

Deja la bola imaginaria sobre la m.i. extendida, cúbrela

con la m.d. e inicia un movimiento de rotación

con ambas manos, como si estuvieras amasando

la bola, alejando una mano de la otra progresi-

vamente a medida que la bola imaginaria au-

menta de tamaño.

- “Aquí está… Ahora soplo hay que Fig. 5

lanzarla hacia el cubilete y si todavía

ponemos un poco de imaginación…”

Simula el gesto de lanzarla y levanta suavemente el cu-

bilete mostrando que ahora, montada sobre las

otras tres bolas ha aparecido una gran bola (fig.

6)

Fig. 6

El Chop-cup por Gabi 6


C O N S I D E R AC I O N E S FINALES

Lo primero que quiero decirte es que no te quedes con la rutina aquí descrita, dale vueltas

porque es una rutina amplia en posibilidades. Podríamos decir que la descripción que aca-

bas de leer corresponde a la versión más simplificada que se puede alcanzar en torno a

la posición del cubilete sobre la m.i. y la carga de la bola que se realiza desde el empalme

de los dedos al levantarlo. Un síntoma claro de ello es que las bolas imaginarias se cogen

Bolas imaginarias
del interior de un bolsillo con lo que las cargas a lo largo de la rutina son poco menos que

un chiste.

Sin embargo, basta con observar con un poco de atención para darse cuenta de las sutiles

combinaciones que la rutina ofrece para las cargas, acentuando así las apariciones.

Por ejemplo:

La primera carga creo que está bien resuelta, sobre todo porque te deshaces de ella du-

rante la secuencia de acciones al dejarla caer en el interior del cubilete. Y como

queda adherida podemos ahora recapitular dicha secuencia alcanzando una situación

inicial muy limpia de cara al primer efecto. Pero ¿qué pasa con las otras dos bolas?

Veamos una de las posibles construcciones:

Debes comenzar con una bola en la manga derecha, carga que puedes hacer desde el in-

terior de la americana antes de iniciar la rutina. La segunda bola la oculta en el ar-

ticulación del bazo izquierdo, cubriéndola con la tela de la manga. De hecho,

durante la rutina este brazo permanece doblado para mantener el cubilete sobre

la palma de la mano.

Comienza tal y como se ha descrito para la aparición de la primera bola. Pero en esta oca-

sión, produce la bola invisible gesticulando como si la cogieras del aire. Lánzala

sobre el cubilete, haz una pequeña pausa, sin dejar de mirar el cubilete fijamente,

y levántalo cogiéndolo a media altura. Mientras exhibes la bola aparecida voltea el

cubilete boca abajo haciendo que pivote en la punta de los dedos.

Lanza la bola aparecida en su interior y alcanza la posición inicial. Para la segunda carga,

mírate la articulación del brazo, lleva la m.d. abierta a cubrir esa zona, sonríe hacia

el público (feliz del hallazgo) y estira el brazo. La bola irá directamente al empalme

de los dedos. Muestra la bola invisible que acabas de coger en la punta de los dedos,

con la palma de la mano siempre orientada hacia tu cuerpo y di:

- “Es muy parecida a la otra, mira…”

El Chop-cup por Gabi 7


Déjala en el aire frente a ti y levanta el cubilete dejando caer la bola del empalme de los

dedos (como en la versión original) y lleva la m.i. con la bola real hasta el lugar

donde has dejado flotando la bola invisible:

- “¿A que se parecen? Espera, que así la veras mejor…”

Vuelve a la posición inicial, extendiendo la m.i., y deja encima el cubilete haciendo caer la

bola imantada, en tránsito para ir a coger la bola imaginaria del aire y lanzarla hacia

el cubilete. Levanta el cubilete mostrando dos bolas he insiste:

Bolas imaginarias
- “¿Verdad que se parecen mucho?”

Sigue ahora con la 4ª fase. Cuando muestras que tu ahora sólo tienes una bola, carga en

el interior del cubilete la tercera bola directamente desde la manga derecha.

Cubre la bola de la m.i. nuevamente e invita al espectador a que lance su bola imaginaria

hacia el cubilete. Levántalo, mostrando de nuevo dos bolas.

Cúbrelas de nuevo e imagina una tercera bola, por ejemplo, entre el pelo de una espec-

tadora de tu derecha. Entrégale la bola imaginaria para que la lance, momento en

el que se te ocurre una idea mejor.

Levanta el cubilete e invita a un espectador de tu izquierda a que extienda su mano, de-

jando sobre ella las dos bolas. Tensa su mano y cubre las bolas haciendo caer la bola

imantada.

Ruega a la espectadora que lance su bola imaginaria. Juega si quieres con la idea de su

mala puntería, recogiendo la bola y entregándosela para que lance de nuevo. En

cualquier caso, levanta el cubilete mostrando tres bolas al tiempo que cargas la bola

grande según se ha explicado en la versión anterior.

Como puedes comprobar, ahora la rutina ha ganado en fuerza mágica dado que nunca se

va al bolsillo, algo que no deja de ser una debilidad que debe ser defendida en la versión

anterior con los mecanismos apropiados para no hacerlo ostensible.

Quedan, sin embargo, muchas cosas por hacer con esta original fórmula de utilizar el

cubilete. ¿Has pensado en la posibilidad de que al menos una de las tres bolas, por ejemplo

la segunda que aparece, sea de un color distinto? Es evidente que ganaría en verosimilitud.

¿Y las tres? Puede ser, pero entonces, es inevitable que la rutina se complique técnica-

mente. Pero de eso se trata, de equilibrar la balanza entre el quiero y el puedo sin perder

en contrapartida versatilidad y eficacia mágica.

Sean cuales sean las posibilidades que tu fértil mente pueda alcanzar a imaginar no ol-

vides en ningún momento el punto débil del Chop-cup y su manipulación. Intenta que su

secreto siempre esté al servicio de la vida interna del juego y no de la externa. Un solo

pase mal concebido puede dar al traste con la mejor de las rutinas.

El Chop-cup por Gabi 8


B O L A S LO C A S

Introduce la bola imantada dentro del Chop-cup y cúbrela con las otras tres bolas nor-

males. Guarda en el bolsillo izquierdo de la americana dos bolas grandes. Una de ellas

locas
debes cargarla ocultamente (en el acto de sentarse, por ejemplo, o al final de un juego an-

Bolas
terior) debajo de la rodilla izquierda.

Para una mejor comprensión de la rutina te recomiendo que leas previamente el apar-

tado de “Técnicas”, al final de estas notas, concretamente los siguientes pases:

- Falso depósito de A. Goshman

- Falso depósito nº II

- Pase de Charlie Miller

- Torniquete y desaparición

1 ª FA S E :
Introducción de los materiales

- “Para este juego utilizaremos un cubilete…”

Muestra el cubilete boca arriba en la m.d. con las cuatro bolas en su interior.

- “…y tres bolas.”

Pasa el cubilete a la m.i., con la boca del mismo orientada hacia el cuerpo, y deja caer las

tres bolas normales sobre la m.d. que inmediatamente las abandona sobre la mesa.

- “Hay que introducir las bolas en el interior del cubilete. Para lograrlo,

he descubierto dos métodos. Uno es este…”

Coge una bola y lánzala al interior del cubilete, dejándola caer de nuevo sobre la m.d.

Repite la acción anterior varias veces.

- “El otro es este… ¡por la base!”

Coge la bola con la m.d. y golpea el fondo exterior del cubilete.

El Chop-cup por Gabi 9


2 ª FA S E :
Primera penetración

- “ Y, más o menos, sería así…”

Deja el cubilete boca abajo sobre la mesa haciendo caer la bola imantada y realiza el

“Falso depósito de A. Goshman” (ver el apartado de “Técnicas”, figs. 10, 11 y 12) gol-

peando acto seguido el fondo del cubilete con la m.i. al tiempo que la abres.

- “ Y atraviesa…”

Levanta el cubilete con la m.i. y pásalo a la m.d.

locas
Bolas
3 ª FA S E :
Repetimos

- “Siempre que hago esto, la bola pasará…”

Coge la bola de la mesa con la m.i. y deja el cubilete en su lugar, cargando debajo la bola

que mantienes en el empalme de los dedos, realizando seguidamente el “Falso de-

pósito nº II” (ver el apartado de “Técnicas”, figs. 13, 14, 15 y 16).

- “Así…”

Levanta el cubilete con la m.i. y pásalo a la m.d. recogiendo la bola y mostrándola en alto.

Déjala de nuevo sobre la mesa y cúbrela con el cubilete cargando la bola que man-

tienes en el empalme de los dedos.

4 ª FA S E :
Charlie Miller

- “Claro que la práctica me ha enseñado métodos más sutiles…”

Coge una de las bolas con la m.d. y hazla rodar sobre la mesa, por delante del cubilete,

hacia la m.i. que la sujeta sobre el puño cerrado, en posición para el “Pase de Char-

lie Miller ” (ver el apartado de “Técnicas”, figs. 17, 18, 19 y 20).

- “ Veréis… Basta golpear suavemente…”

Realiza el pase indicado y pasa el cubilete por delante de la m.i. volteándolo boca arriba

(fig. 21).

- “…para que la bola atraviese sin ningún problema.”

El Chop-cup por Gabi 10


Coge la bola que acaba de penetrar (cualquiera de las dos, en realidad) al tiempo que

haces pivotar el cubilete entre los dedos para golpear con ella el fondo exterior del

mismo.

5 ª FA S E :
De ida y vuelta

- “ Ya han viajado dos bolas…”

Recoge la segunda bola, sujetándola entre el índice y el mayor al tiempo que pivotas de

locas
nuevo el cubilete entre los dedos boca arriba y dejas caer ambas bolas en el interior

Bolas
del mismo, la imantada primero.

- “Pero queda una tercera…”

Voltea el cubilete hacia delante dejándolo boca abajo sobre la mesa sin hacer caer la bola

imantada.

- “Aunque yo ya se lo que estás pensando…”

Coge la bola que aun queda sobre la mesa y déjala sobre el puño izquierdo.

- “Que si soy capaz de introducir las bolas de este modo…, también de-

bería poder extraerlas de la misma manera…”

Deja caer la bola visible en el interior del puño izquierdo y gira la muñeca hasta situarla

dorso arriba.

- “Así…”

Realiza el gesto de coger una bola por encima del cubilete y lánzala hacia el puño iz-

quierdo.

- “De modo que ahora tengo dos bolas en mi mano…”

Abre la m.i. mostrando dos bolas en su interior.

- “…y quedará una en el cubilete.”

Levanta el cubilete mostrando una bola sobre la mesa.

- “Pero como la idea es que se reúnan…”

Tal cual estás diciendo esto, cierra la m.i. que se encuentra extendida sobre el borde de

la mesa, dejando caer la bola más cercana al meñique en el regazo, al tiempo que

El Chop-cup por Gabi 11


la m.d. cubre la bola de la mesa con el cubilete, dejando caer la bola imantada.

- “…sólo he de lanzarla nuevamente hacia el cubilete…”

Realiza el gesto de coger una bola por encima del puño izquierdo y lánzala hacia el cubi-

lete.

- “…para que ahora en mi mano sólo quede una bola…”

Abre la m.i. mostrando una sola bola en su interior.

- “…y en el cubilete aparezcan de nuevo dos bolas…”

locas
Levanta el cubilete mostrando dos bolas y déjalo boca abajo detrás de las mismas.

Bolas
6 ª FA S E :
Último viaje

Mientras el público aplaude, deja la bola de la m.i. sobre la mesa y quédate en posición

de descanso, apoyando la espaldad contra el respaldo de la silla, dejando caer la

m.i. en el regazo y sobre la bola descargada, que debes empalmar en los dedos sin

movimientos perceptibles del brazo.

- “Recordemos que…”

Diciendo esto, recoge el cubilete con la m.d. y pásalo a la m.i. con la boca del mismo

hacia el cuerpo y sobre la bola que mantienes en el empalme de los dedos.

- “…dos de las bolas ya habían viajado…”

Recoge las dos bolas y lánzalas en el interior del cubilete, la imantada primero.

- “…y nos queda una por viajar.”

Recoge la bola que queda en la mesa y lánzala hacia arriba, cogiéndola de nuevo sobre la

m.d. y dejándola finalmente donde estaba.

- “Pero esta última no pasará directamente desde mi mano…”

Al decir esto, deja caer sobre la m.d. las dos bolas normales, una desde dentro del cubilete

y la otra desde fuera del mismo (quedando oculta en su interior la imantada), aban-

donándolas sobre la mesa.

- “…sino desde mi bolsillo…”

El Chop-cup por Gabi 12


Cubre las dos bolas de la mesa con el cubilete pero sin hacer caer la bola imantada.

- “Recordad…”

Coge la tercera bola de la mesa y lánzala hacia la m.i. que se introduce directamente en

el bolsillo.

- “…al interior del cubilete…”

Levanta el cubilete un momento mostrando debajo dos bolas y vuelve a cubrirlas dejando

caer la bola imantada.

- “…desde mi bolsillo…”

locas
Bolas
Extrae la m.i. del bolsillo mostrando unos instantes la bola que habías guardado e intro-

dúcela de nuevo en el bolsillo cogiendo en su lugar la bola grande.

- “…así…”

Chasquea los dedos derechos sobre el cubilete y levántalo mostrando tres bolas sobre la

mesa, momento en el que pasas el cubilete a la m.i. que sale del bolsillo, cargando

en su interior la bola grande. En una acción continuada la m.d. recoge las tres bolas

mostrándolas sobre la palma abierta, mientras la m.i. deja el cubilete cargado sobre

la mesa. Deja a continuación las tres bolas a la derecha del cubilete un poco alejadas

del mismo.

7 ª FA S E :
Un final inesperado

- “De todos modos reconozco que hacer viajar bolas tan pequeñas es re-

lativamente sencillo…”

Mientras dices esto, la m.i. permanece sobre la pierna, bajo la mesa, al mismo tiempo

que la m.d. con el cuerpo hacia adelante, coge y sopesa una de las bolas pequeñas.

- “Lo realmente difícil sería hacerlo con bolas tan grandes como esta…”

La m.d. deja la bola pequeña sobre la mesa y, sin dejar la postura, levanta el cubilete des-

cubriendo la primera bola grande y haciéndola rodar hacia la derecha, al tiempo

que la m.i. roba la segunda bola grande de debajo de su rodilla. En una acción con-

tinuada, la m.d. pasa el cubilete a la m.i. que carga la segunda bola grande en su in-

terior, dejándolo de nuevo en el centro de la mesa.

- “Aunque.., ahora que lo pienso…”

El Chop-cup por Gabi 13


Recoge la bola grande y pásala a la m.i. que la coge directamente en posición de torniquete

para realizar a continuación la secuencia denominada “Torniquete y desaparición”,

ver el apartado de “Técnicas”, figs. 22, 23, 24 y 25).

- “…igual que una bola puede pasar de una mano a la otra, puede haerlo

directamente al cubilete…”

Realiza la secuencia de torniquete con la bola grande y finaliza con la descarga al regazo,

abriendo la m.i. hacia el público y en dirección al cubilete.

- “ Y si ahora levantas el cubilete es posible que debajo encuentres…”

locas
Deja que el espectador levante el cubilete mostrando que la bola grande ha viajado a su

Bolas
interior.

El Chop-cup por Gabi 14


R U T I N A C L Á S I C A D E C H O P- C U P

Guarda en el bolsillo izquierdo de la chaqueta la bola imantada, una bola grande y un

limón. Dentro del maletín de magia o de la bolsa de terciopelo, el cubilete con una bola

normal en su interior.

Rutina clásica de Chop-cup


Para una mejor comprensión de esta rutina, te recomiendo que leas previamente el

apartado de “Técnicas”, al final de estas notas, concretamente los siguientes pases:

- Falso depósito de A. Goshman

- Falso depósito nº II

- Pase de Charlie Miller

- Torniquete y desaparición

1 ª FA S E :
El pase básico

- “Para este efecto utilizaremos un cubilete y una pequeña bola…”

Muestra el cubilete boca arriba en la m.d. con la bola normal en su interior. Déjala caer

en la m.i. y abandona el cubilete sobre la mesa boca arriba.

- “La idea es la siguiente. Dejaré caer la bola en el interior del cubilete.”

Muestra la bola, pásala a la m.d. y déjala caer claramente en el interior del cubilete (fig. 7).

- “ Y realizaré un movimiento como este…”

Fig. 7 Fig. 8

El Chop-cup por Gabi 15


Coloca la m.i. palma hacia abajo sobre la boca del cubilete (fig. 2) y sujétalo girando la

mano palma hacia arriba, momento en el que la m.d. lo sujeta y lo levanta, dejándolo

sobre la mesa (fig. 8 ), al tiempo que la m.i. se cierra en un puño y se introduce en

el interior del bolsillo de la americana con la bola.

- “…y tenéis que adivinar si me guardo la bola en el bolsillo…”

Con la m.i. en el bolsillo, cambia la bola normal por la imantada y extrae la mano mos-

trando la imantada.

- “…o la dejo debajo del cubilete…”

Coge el cubilete con la m.d. y voltéalo boca arriba, dejándolo de nuevo sobre la mesa.

Rutina clásica de Chop-cup


2 ª FA S E :
Un viaje inesperado

- “Repito, la bola dentro del cubilete…”

Deja caer la bola imantada en el interior del cubilete.

- “…movimiento básico…”

Repite las acciones descritas en la fase anterior, aunque en esta ocasión la m.i. se introduce

vacía en el bolsillo.

- “…y tenéis que adivinar si la bola está en el bolsillo…”

Señala el bolsillo izquierdo con la m.d.

- “…o en el cubilete. ¿De acuerdo?”

Al decir esto, levanta el cubilete con la m.d. unos centímetros, lo suficiente para que se

vea que sobre la mesa no hay nada, mientras miras al público. Déjalo de nuevo

sobre la mesa haciendo caer la bola imantada.

- “Muy bien… pues comenzamos…”

Después de una pausa, levanta el cubilete con la m.d. al tiempo que extraes la m.i. del bol-

sillo, que recoge la bola imantada mostrándola. Risas.

- “Hay que estar atentos…”

El Chop-cup por Gabi 16


3 ª FA S E :
Un poco de magia

- “Continuemos…”

Deja el cubilete boca arriba sobre la mesa y repite toda la segunda fase. En el momento

en el que la m.i. está en el bolsillo, di:

- “Por cierto…”

Extrae la m.i. del bolsillo con la bola normal.

- “Antes de continuar quiero aclarar que el cubilete no tiene trampillas

por donde meter o sacar la bola…”

Rutina clásica de Chop-cup


Pasa la bola a la m.d. y coge el cubilete, boca abajo, con la m.i. golpeando el fondo del

mismo con la bola normal.

- “Ni tampoco es magia…”

Deja el cubilete sobre la mesa, boca abajo, haciendo caer la bola imantada.

- “Magia sería que hiciera pasar la bola al cubilete así…”

Realiza el “Falso depósito de A. Goshman”, (ver el apartado de “Técnicas”, figs. 10, 11 y 12)

y abre la m.i. mostrando la desaparición de la bola. Acto seguido, levanta el cubilete

con esta misma mano, pasándolo a la m.d. Coge la bola imantada con la m.i. y deja

el cubilete sobre la mesa cargando la bola normal.

- “Esto es magia…”

Realiza seguidamente el “Falso depósito nº II”, (ver el apartado de “Técnicas”, figs. 13, 14,

15 y 16) y abre la m.i. mostrando la desaparición de la bola. Acto seguido, levanta el

cubilete con esta misma mano, pasándolo a la m.d. Coge la bola normal con la m.i.

y deja el cubilete sobre la mesa cargando la bola imantada.

- “También se puede conseguir dejando la bola sobre la mano y…”

Realiza el “Pase de Charlie Miller ”, (ver el apartado de “Técnicas”, figs. 17, 18, 19 y 20), al-

canzando la posición en la que el cubilete queda sujeto en la m.i. boca arriba (fig. 21).

- “Incluso se puede hacer que pase…”

El Chop-cup por Gabi 17


Coge la bola imantada con la m.d. y déjala caer en el interior del cubilete (fig. 9), cogiéndolo

seguidamente por los bordes, palma hacia el público, para voltearlo hacia delante y

depositarlo sobre la mesa, al tiempo que la m.i. se relaja sobre la mesa, con una bola

en el empalme de los dedos.

- “…desde el cubilete hasta mi

mano…”

Simula el gesto de coger una bola por encima del cu-

bilete y lanzarla hacia la m.i. Seguidamente, abre

esta mano mostrando la bola normal mientras

la m.d. levanta el cubilete mostrando que sobre

Rutina clásica de Chop-cup


la mesa no hay nada. Fig. 9

- “…o viceversa…”

Deja el cubilete de nuevo sobre la mesa, haciendo caer la bola imantada, y realiza el “Falso

depósito nº II”, (ver el apartado de “Técnicas”, figs. 13, 14, 15 y 16). Inmediatamente

la m.i. levanta el cubilete, pasándolo a la m.d., mostrando que la bola ha regresado

a su interior.

- “Es más, si la guardo en el bolsillo…”

Coge la bola imantada con la m.i. y guárdala en el bolsillo al tiempo que la m.d. deja el cu-

bilete sobre la mesa, cargando en su interior la bola empalmada en los dedos.

- “…vuelve…”

Chasquea los dedos derechos sobre el cubilete e inclínalo hacia atrás con el dedo índice,

mostrando que la bola ha regresado, al tiempo que extraes la m.i. del bolsillo con

la bola imantada empalmada en los dedos.

4 ª FA S E :
Recapitulacion y sorpresa

-“¿Vais siguiendo el juego?”

Coge la bola de la mesa con la m.d. y muéstrala en alto al tiempo que sujetas el cubilete

por el borde con la m.i., dejándolo boca arriba sobre la mesa.

- “Recordad que la idea siempre es la misma. Yo dejaré caer la bola en

el interior del cubilete…”

El Chop-cup por Gabi 18


Pasa la bola a la m.i. que la sujeta en la punta de sus dedos y la lanza en el interior del cu-

bilete, momento en el que se deja caer ocultamente la bola imantada en su interior.

- “…haré el movimiento básico…”

Coloca la m.i. palma hacia abajo sobre la boca del cubilete (fig. 2) y sujétalo girando la

mano palma hacia arriba, momento en el que la m.d. lo sujeta y lo levanta, dejándolo

sobre la mesa (fig. 8), al tiempo que la m.i. se cierra en un puño y se introduce en el in-

terior del bolsillo de la americana con la bola normal, cambiándola por la bola grande.

- “…y tenéis que adivinar si la bola está en el bolsillo…”

Señala el bolsillo izquierdo con la m.d.

Rutina clásica de Chop-cup


- “…o en el cubilete. ¿De acuerdo?”

Al decir esto, levanta el cubilete con la m.d. unos centímetros, lo suficiente para que se

vea que sobre la mesa no hay nada, mientras miras al público. Déjalo de nuevo

sobre la mesa haciendo caer la bola imantada.

- “Muy bien… pues comenzamos…”

Después de una pausa, levanta el cubilete con la m.d. mostrando que inesperadamente

la bola ha regresado a su interior, pasándolo a la m.i. que en este momento debe

salir del bolsillo con la bola grande oculta.

- “Hay que estar atentos… Voy a intentar hacerlo más claro…”

Deja el cubilete cargado sobre la mesa con la m.i., al tiempo que la m.d. coge la bola y la

hace rodar sobre la mesa, por delante del cubilete, hacia la m.i. que la recoge, ce-

rrando la mano (fig. 17).

- “¿Dónde está la bola? Dudas ¿eh? Pero no, está aquí…”

Dirígete a un espectador de tu derecha y abre la m.i mostrando la bola muy claramente.

- “¿Y ahora?”

Introduce la m.i. en el bolsillo cambiándola por el limón. Sin dejar que el espectador con-

teste, continuas:

- “En el bolsillo, con lo que no puede estar en el cubilete.”

Mientras dices lo anterior, señala hacia el cubilete con la m.d.

- “Bueno, la verdad es que en el cubilete hay otra, pero es mucho más

grande…”

El Chop-cup por Gabi 19


Levanta en este instante el cubilete mostrando la bola grande, al tiempo que la m.i. sale

del bolsillo con el limón y la m.d. le pasa el cubilete para que pueda cargarlo en su

interior.

5 ª FA S E :
Clímax final

- “Lo cierto es que realizar este juego con una bola pequeña es fácil…”

Introduce la m.i. en el interior del bolsillo y extrae la bola normal mostrándola en alto.

- “…con una bola como esta es más difícil…”

Rutina clásica de Chop-cup


Coge la bola grande con la m.d. mostrándola en alto.

- “…pero nunca lo intentéis con un limón porque es imposible…”

Deja las dos bolas sobre la mesa y levanta el cubilete haciendo aparecer el limón.

El Chop-cup por Gabi 20


TÉCNICAS

Falso depósito de A. Goshman

Todo el secreto de este pase reside en la acción simultánea de ambas manos. Es esta sin-

Técnicas
cronización lo que produce el efecto óptico de ver la bola cruzar el aire de una mano a

otra.

1. La bola se mantiene sobre el empalme de los dedos

de la m.d. abierta. La m.i. descansa sobre la su-

perficie de la mesa (fig. 10).

2. Manteniendo la misma distancia entre las manos, la

m.d. se gira con la palma hacia la m.i. doblando

la muñeca hacia atrás (fig. 11).

3. Y mediante un golpe seco, la m.d. se alinea con su Fig. 10

brazo simulando lanzar la bola hacia la m.i. (fig,

12).

4. En este instante la m.i. reacciona cerrándose en

puño, dedos hacia arriba, como si recibiera la

bola lanzada.

Es importante respetar la descripción de las acciones

e imaginar la secuencia de fotos en continuidad. Si en Fig. 11

el punto tres la m.d. se dobla en exceso hacia la iz-

quierda perdiendo la linealidad con el brazo el efecto

óptico quedará distorsionado.

Fig. 12

El Chop-cup por Gabi 21


Falso depósito nº II

En este caso se pretende sobre todo conseguir que el proceso se resuelva de un modo

más estético, buscando lo que Juan Tamariz (en conversaciones con A. de Ascanio) de-

nomina “Belleza despistante”. Como siempre la cadencia en su desarrollo es muy impor-

tante.

1. La bola se mantiene sobre los dedos extendidos de

la m.i. La m.d. descansa sobre la superficie de la

mesa (fig. 13).

2. Deja caer la bola en el empalme de los dedos de la

Técnicas
m.d. (fig. 14).

3. En una acción continuada, la m.d. pasa por delante

de la m.i. queda su dorso al público, simulando Fig. 13

que deja caer la bola de nuevo en la m.i. (fig. 15).

4. La m.d. sigue ascendiendo verticalmente con la bola

en el empalme de los dedos, mientras la m.i. se

cierra girando la palma hacia el público.

5. Momento en el que la m.d. cae relajada sobre la

mesa al tiempo que la m.i. se abre mostrándose

vacía (fig. 16).

Fig. 14

La composición de este pase surgió del desagrado que

siempre me ha producido tener de devolver la bola a

la m.d. para, acto seguido, continuar con un falso de-

pósito de nuevo sobre la m.i. El pase, tal como lo he

descrito, se configura por tanto desde las propias in-

quietudes. Y no conozco mejor manera de definirse

uno mismo.

Redundado en el tema, creo sinceramente que Fig. 15

este tipo de “manías” son las que van consolidando

una concepción de la magia que acaba reflejándose

con los años en un estilo definido. Este desarrollo gra-

dual de la “voz propia” no debe (o eso creo) susten-

tarse en el deseo de ser mejor que nadie, pero si en

el deseo de distinguirse de hacer ostensible la diferen-

cia. Creo que de algún modo es a esto a lo que me

refiero cuando aludo al estilo. Fig. 16

El Chop-cup por Gabi 22


Pase de Charlie Miller

Este pase clásico en las rutinas de cubiletes siempre me ha parecido algo forzado. En la

presente descripción pretendo apelar más a los aspectos estéticos del mismo que a sus

cualidades técnicas y realistas.

1. Haz rodar la bola sobre la mesa hacia la m.i. por delante del cubilete (fig. 17).

2. Coge la bola con esta mano y llévala sobre el puño cerrado de la m.i., extendiendo los

restantes dedos, mientras la m.d. señala el fondo del cubilete situado sobre la mesa

(fig. 18).

3. En una acción continuada, la m.i. se sitúa sobre el cubilete sin apoyarse en él, al tiempo

Técnicas
que se cierran los dedos en un puño, mientras la m.d. rodea el cubilete con los

dedos (fig. 19).

Fig. 17 Fig. 18

Fig. 19 Fig. 20

4. Llegados a este punto, ambas manos se desplazan una hacia la otra dejando que la bola visible

ruede al interior de la mano hasta el empalme de los dedos (fig. 20), y haciéndola aparecer

simultáneamente bajo el cubilete.

El Chop-cup por Gabi 23


Tomando como referencia la aplicación de este pase a

las rutinas que realizo, una vez ambas manos están en

el aire y después de la penetración de la bola, ambas

manos retroceden hacia el borde de la mesa al tiempo

que la m.d. pasa el cubilete por delante de la m.i. ha-

ciéndolo pivotar boca arriba sobre el dedo índice de

esta mano (fig, 21).

La secuencia descrita no es continua. En realidad, Fig. 21

una vez situados en al posición de la figura 18, se pro-

duce una brevísima pausa estática, como de exposición de las posiciones relativas de las

manos. Se continúa hasta alcanzar la posición de la figura 19, donde de nuevo se produce

Técnicas
una pausa pre-efecto, que ha de durar lo mismo que la anterior, para culminar el efecto

en la figura 20, donde una vez más se produce una tercera pausa, en este caso, post-efecto.

A partir de aquí se continúa hasta la figura 21, si fuera necesario.

Torniquete y desaparición

Tanto este pase como su variación me fueron inspirados por la particular magia de Slydini.

El pase del torniquete no es sino una de las posibles alternativas existentes para alcanzar

la posición necesaria, como ahora veremos.

1. Sujeta la bola grande en la m.i., pulgar por arriba y demás dedos por debajo (fig. 22).

2. En este punto, la m.d. se acerca cubriendo la bola con los dedos extendidos en la acción

de ir a cogerla (fig. 23).

3. En este momento, la m.d. comienza a cerrarse, teniendo en cuenta las dimensiones de

la bola que simula sostener, desplazándose hacia la derecha, al tiempo que la m.i.

se gira ofreciendo el dorso de su mano al público.

Fig. 22 Fig. 23

El Chop-cup por Gabi 24


4. En una acción continuada, la m.d. se abre palma

hacia arriba mostrando la desaparición de la

bola, al tiempo que la m.i. se desplaza situán-

dose sobre el pecho, donde apoya la bola, y se

desliza hacia abajo haciéndola rodar hasta que

aparece por encima de la mano (fig. 24).

5. La m.i. sujeta la bola entre los dedos pulgar y cora-

zón, momento en el que formando un arco, se Fig. 24

desplaza hacia abajo dejando caer la bola justo

cuando se encuentra situada en el mismo borde

de la mesa, y sigue ascendiendo hasta la misma

Técnicas
altura de la que ha partido, mostrándose vacía

(fig. 25).

Estudia esta desaparición con detalle teniendo en

cuenta que todo el proceso se produce sin pausas. Fig. 25

Aunque la aparición de la bola se produce por detrás

del borde de la mesa, la desaparición se produce encima de la mesa, dado que durante

el proceso el cuerpo se inclina hacia delante, reduciendo el espacio existente entre el

borde de la mesa y el cuerpo.

Confiar en el pase es una garantía segura de su buena ejecución. No debes precipitarte

durante el desplazamiento en arco de la m.i. Debe ser natural al propio gesto, ni lento ni

precipitado. Piensa que la descarga está cubierta por el propio borde de la mesa. De

hecho la punta de los dedos deben golpear suavemente contra el borde, asegurándote por

el tacto de que la bola cae bajo su cobertura.

Como habrás entendido, esta cobertura no depende de la fuerza con que se lanza la

bola (de hecho se deja caer), sino por el hecho de que la caída se produce por debajo del

nivel de la mesa. El movimiento continuado de la m.i. hace imperceptible este instante lo-

grando una desaparición pura. Obviamente, para mantener la ilusión debe mantenerse la

posición de los dedos como si aun sujetaran la bola, dibujando el “huecorama” donde el

espectador vera la no-bola.

El Chop-cup por Gabi 25


Crecimiento I

Basado en el mismo principio que la desaparición pre-

cedente, en este caso se utiliza para hacer crecer una

de las bolas utilizadas durante la rutina. Imaginemos la

siguiente secuencia, para la que necesitaremos una

bola pequeña sobre la mesa y una grande en el regazo.

Fig. 26

1. La m.i. coge la bola de la mesa y la lanza rodando

hacia la m.d. lo que desplazará la m.i. hacia el borde de la mesa.

2. Al mismo tiempo, el cuerpo se desplaza hacia atrás girándose un poco hacia la derecha,

Técnicas
provocando por su parte la caída de la m.i. al regazo, donde debe caer sobre la bola

grande, sujetándola tal como muestra la figura 26.

3. Al mismo tiempo, la m.d. coge la bola pequeña y la enseña en alto, momento en el que

la m.i. sale del regazo para subir la manga derecha.

4. Continuando con la acción, la m.d. deja la bola pequeña sobre el puño izquierdo (figs.

27 y 28) y se relaja sobre la mesa.

Fig. 27 Fig. 28

5. En este punto, la m.i. deja que la bola pequeña se deslice en el interior del puño al tiempo

que se eleva hasta apoyarse sobre el pecho, momento en el que se abre haciendo

rodar la bola grande por encima de la mano.

6. En este punto, se sujeta la bola grande entre los dedos pulgar y corazón, al tiempo que

se empalma en los dedos la bola pequeña.

7. Finalmente, se realiza el movimiento en arco descrito en el pase anterior, descargando la

bola pequeña y mostrando la bola grande con la palma de la m.i. vacía hacia el pú-

blico.

Tanto la caída de la mano como su salida del regazo se producen en tránsito dentro de la

secuencia continuada de acciones que se producen, atendiendo para ello a las particulari-

dades contextuales que han de rodearles para lograr la naturalidad necesaria.

El Chop-cup por Gabi 26


Crecimiento II

Una alternativa interesante consiste en realizar el falso depósito en el puño izquierdo en

el momento en el que la m.i. simula dejar la bola pequeña en dicha mano, en el punto cua-

tro. De este modo se realiza el crecimiento de la bola y el movimiento en arco, pero sin

necesidad de descargar la bola pequeña, que así, puede cumplir otros propósitos.

Gracias a esta variante podemos imaginar lo siguiente. Tres bolas viajan, una a una, al

interior del cubilete. Como gran final, un espectador selecciona una de las bolas. El mago

la hace crecer cuatro veces su tamaño para, inmediatamente después, hacerla viajar al in-

terior del cubilete. Para lograr esto, necesitamos cargar una bola grande en el cubilete des-

pués del viaje de la tercera bola. Acto seguido realizamos la secuencia de “Crecimiento

Técnicas
II”, pero en este caso, al realizar el movimiento en arco, descargamos la bola grande al

modo en que lo hacemos con la pequeña en “Crecimiento I”.

Logramos así dos efectos continuados de gran calibre con desenlace final en el cubi-

lete. Por un lado el crecimiento de la bola pequeña y por el otro, su inmediata desapari-

ción en el aire y sobre el cubilete, logrando así, un hilo conductor que orienta y sugestiona

la mente del espectador.

El Chop-cup por Gabi 27


www.kaps-store.com

También podría gustarte