Está en la página 1de 3

HIPERGLUCEMIA O HIPERGLICEMIA

Es el término técnico que utilizamos para referirnos a los altos niveles de


azúcar en la sangre. El alto nivel de glucemia aparece cuando el
organismo no cuenta con la suficiente cantidad de insulina o cuando la
cantidad de insulina es muy escasa. La hiperglucemia también se presenta
cuando el organismo no puede utilizar la insulina adecuadamente. Es el
hallazgo básico en todos los tipos de diabetes mellitus, cuando no está
controlada o en sus inicios.

Síntomas
Los síntomas del elevado nivel de azúcar en la sangre pueden incluir:
 Estar muy sediento o tener la boca seca
 Tener visión borrosa
 Tener la piel seca
 Sentirse débil o cansado
 Necesidad de orinar mucho, o necesitar levantarse más seguido de
lo usual en la noche para orinar

Causas
Hay muchas cosas que pueden causar hiperglucemia:
 Si usted tiene diabetes de tipo 1, tal vez no se haya inyectado la
cantidad suficiente de insulina.
 Si usted sufre de diabetes de tipo 2, quizás su organismo sí cuente con
la cantidad suficiente de insulina, pero no es tan eficaz como debería
serlo.
 El problema quizás sea que comió más de lo planeado o realizó menos
actividad física de la programada.
 El estrés que provoca una dolencia como, por ejemplo, un resfrío o una
gripe también podría ser la causa.
 Otras clases de estrés, tales como los conflictos familiares, los
problemas en la escuela o los problemas de pareja, también podrían
causar hiperglucemia.
 Es posible que haya experimentado el fenómeno del amanecer (un
aumento de las hormonas que el cuerpo produce diariamente
alrededor de 04 a.m.-05 a.m.).

Cuidados de Enfermería
El objetivo inicial es resolver la situación de descompensación glucémica,
con o sin compromiso vital, que presenta el paciente diabético. Al tiempo
que se restablecen los niveles adecuados de glucemia, con una
monitorización adecuada del resto de constantes, el profesional de
Enfermería debe:
 Hacer una valoración adecuada del paciente y de su cuidador/a, en
su caso, derivando a la enfermera de atención primaria los pacientes
considerados como vulnerables.
 Establecer unos cuidados acordes y coherentes a la situación del
paciente.
 Garantizar información suficiente y clara durante la asistencia a
paciente y cuidador.
 Garantizar la presencia y participación familiar, durante el proceso de
atención, si así lo desea el paciente o fuera necesario.
 Garantizar la seguridad del paciente durante todo el proceso de
atención, incluida la transferencia hospitalaria como elemento clave
en la continuidad asistencial.
1. Tratamiento con insulina
Se administra si la glucemia > 250 mg/dl (Si la glucemia < 250 mg/dl, no
requiere actuación inmediata). Vías de administración.
 Subcutánea: la vía ideal en la mayoría de los casos.
 Intravenosa:
Glucemia > 400 mg/dl. y situaciones que precisan reducción rápida de la
glucemia:
 SCA: a partir de 180 mg/dl.
 Traumatizado grave: A partir de 180 mg/dl.
 Shock séptico: A partir de 180 mg/dl.
 Ictus: a partir de 150 mg/dl.
 Convulsiones: a partir de 170 mg/dl.
 Post-PCR: a partir de 180 mg/dl.
 Cetosis grave (≥ 3 mmol/L

2. Hidratación
Se administra fluidoterapia en caso de cetosis grave o signos de importante
deshidratación.
 Si tolera vía oral: se indica ingesta de agua, sueros comercializados,
zumo de limón natural, bebidas light, infusiones o caldos desgrasados.
 Si no tolera vía oral: se administra suero salino fisiológico (SSF) en
función del estado de hidratación y de las características
cardiorrespiratorias del paciente.