Está en la página 1de 12

SERVICIO DE PRÉSTAMO

I. Introducción
Las bibliotecas públicas son un servicio público. Con él, se dota a la
comunidad de una herramienta que garantiza a toda la ciudadanía la igualdad de
oportunidades en el acceso y uso de las fuentes del conocimiento y la cultura, y facilita,
así, el ejercicio de derechos fundamentales para las personas y para la convivencia
democrática. Hoy en día, es tanto como decir que es una puerta de acceso a la sociedad
de la información y del conocimiento.
Para llevar esto a cabo, ofrece, entre otros, unos servicios de difusión y de acceso
al documento: la lectura en sala, el préstamo y la reprografía. El préstamo hace posible
la plena disponibilidad de los documentos que alberga y su acceso efectivo por parte de
la ciudadanía fuera del edificio y de los horarios de la biblioteca. Se halla entre los
servicios básicos que toda biblioteca pública debe ofertar. Es gratuito y universal. Como
tal, viene recogido en la legislación habida sobre bibliotecas en el último siglo. La ley
de Bibliotecas de Castilla y León (ley 9/89) lo recoge en su art. 19, contemplándolo
también como servicio mínimo (los ofertan las bibliotecas en localidades entre 2.000 y
5.000 habitantes): «Artículo 19.-1. Se consideran servicios básicos de la biblioteca
pública la consulta de publicaciones monográficas y seriadas en sala, la copia de
documentos de acuerdo con las normas legales establecidas, la información y
referencia, el préstamo de libros a domicilio y el préstamo interbibliotecario, tanto
para la población adulta como para los niños y jóvenes.
2. Se consideran servicios mínimos la consulta de las principales obras de
referencia y el préstamo de libros a domicilio».
1. Concepto
El préstamo es un servicio bibliotecario consistente en la entrega de los
documentos de la colección que la biblioteca determine, a una persona, colectivo e
institución, o bien a otra biblioteca, siempre durante un tiempo limitado y bajo ciertas
condiciones. Por lo tanto, para hablar de préstamo propiamente dicho, es necesario que
el documento salga de la biblioteca.
Martínez de Sousa define el préstamo como «la entrega por tiempo determinado
y en ciertas condiciones, de libros u otro material bibliográfico a una persona,
institución, biblioteca, etc.».
En España, el préstamo personal se contempla por primera vez en una Orden de
28 de septiembre de 1869, que especificaba que «los libros de las bibliotecas populares
podrán servirse al público, en la escuela y en el domicilio»; pero quedó anulada por un
Decreto de 10 de mayo de 1874. Posteriormente, este servicio tiene reconocimiento
oficial en el año 1901, con el Reglamento de 10 de octubre, relativo al préstamo de las
bibliotecas públicas. Ello hizo que existiera un retraso notable de España en relación
con otros países.
En la actualidad, queda regulado por la Orden de 13 de junio de 1972, que
establece la obligatoriedad del préstamo individual, «por considerarlo uno de los
servicios más eficaces que puede prestar una biblioteca», y normaliza el préstamo
colectivo. También el Reglamento de Bibliotecas Públicas del Estado y del Sistema
Español de Bibliotecas (Real Decreto 582 /1989 de 19 de mayo) recoge en su Capítulo

Ignacio C. Soriano Jiménez


Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

I, art. 1.1, que las bibliotecas públicas del estado son «las bibliotecas [...] destinadas
esencialmente a la difusión y fomento de la lectura en salas públicas o mediante
préstamos temporales…». Algo que ratifican las leyes bibliotecarias autonómicas.
2. Gestión del préstamo
Además del reglamento que tiene cada biblioteca, en el que consta el
número de documentos prestables y el tipo de los mismos, el préstamo exige también un
sistema de control que permita saber dónde está cada obra, qué obra tiene cada lector/a,
colectivo e institución, y cuándo deben ser devueltas. Este sistema ha de ser sencillo y
eficaz, de tal modo que su mantenimiento no suponga demasiado tiempo.
Tradicionalmente, estos sistemas suelen agruparse en: sistemas manuales,
mecánicos y automatizados.
Sistemas manuales
Los sistemas manuales de control de préstamo son los más antiguos y
prácticamente todos, en la actualidad, están siendo sustituidos por los automatizados.
Entre los sistemas manuales más extendidos están:
1. Sistema Newark. Para el control del préstamo es necesaria la elaboración de dos
tarjetas: la del lector y la del libro. En la tarjeta del lector, en la parte de arriba,
se constatan los datos personales, mientras que la inferior se encuentra dividida
en columnas, en las que se anota el número de registro del libro, la fecha de
devolución fijada y la fecha de devolución efectiva del documento. En la tarjeta
del libro se hace constar en la parte superior el autor, el título, el nº de registro y,
si es posible, la signatura, mientras que en las columnas inferiores se deja
constancia del nº del lector, la justificación del préstamo (firma del/a lector/a) y
la fecha de devolución. Además, el libro lleva en la parte interior de la cubierta
una bolsa de préstamo y una ficha que recuerda la fecha de devolución del
mismo. La tarjeta del libro, mientras no esté prestado, permanece en la bolsa del
mismo, y el carné del lector en el fichero de usuarios de la biblioteca.
2. Sistema Brown. El documento tiene su propia ficha, además de la hoja de
fechas; sin embargo, el lector no tiene una ficha, sino que al inscribirse, recibe
tantos sobres como libros puede tener en préstamo simultáneamente, en los que
figurarán sus datos personales. En el momento del préstamo, se introduce la
ficha del documento en uno de los sobres del usuario.
3. Sistema de papeleta de préstamo. Se distingue de los anteriores en que no
implica la elaboración previa de tarjetas o la preparación física del libro.
Únicamente se necesita una papeleta triple, en la que se anotan los datos del
usuario, los del documento y los relativos a las fechas de devolución. Una de las
copias se adjunta al carné del lector, quedando ambos en la biblioteca, otra se
ordena en un fichero de vencimientos y la tercera, se introduce en el libro como
recordatorio del plazo de préstamo.
Sistemas mecánicos
Utilizan un medio mecánico para recoger los datos y hacerlos confluir en el
momento de la transacción.
1. Sistema adressograph. El libro se prepara con una doble bolsa (una de ellas
móvil), una de las cuales sirve para contener a la otra. Las dos llevan los
mínimos datos de identificación del libro. Y mientras que la móvil es utilizada
para que el lector introduzca en ella la hoja en la que por medio de un aparato
Ignacio C. Soriano Jiménez 2
Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

con cilindro entintado ha impreso sus datos personales contenidos en una tarjeta
grabada en relieve, la otra sirve para anotar la fecha de devolución y para
contener a la primera cuando el libro no está prestado.
2. Otros sistemas se basan en el registro simultáneo de todos los datos de viva voz
(audiocharging system) o fotográficamente (photocharging system) sobre
microfilme.
Sistemas automatizados
Los primeros sistemas de préstamo automatizado fueron desarrollados en
sistema fuera de línea, a finales de los años sesenta; pretendían una mejor gestión, ya
que con ellos era más fiable el control que se llevaba. Paulatinamente, los sistemas
fueron evolucionando hasta llegar, en los años ochenta, al desarrollo del préstamo
integrado en línea y en tiempo real. Ello supuso un cambio radical en el servicio de
préstamo, ya que mejoró tanto la propia gestión interna del servicio como la
información que recibe el/a usuario/a. Al ser un proceso de los más utilizados y de los
más rutinarios, es una de las operaciones que se han automatizado con mayor rapidez.
La automatización global de la biblioteca se realiza por medio de Sistemas
Integrados de Gestión de Bibliotecas (SIGB), los cuales se dividen en módulos, cada uno
de los cuales atiende a una parte de la gestión bibliotecaria (adquisición, catalogación,
préstamo… este último también denominado de circulación). Entre los SIGB a destacar
están Absys, Libertas, Millennium, etc. Este módulo tiene varias funciones: unir
rápidamente los datos de las/os lectores/as y los documentos; dar entrada y salida de
datos de forma rápida; y ofrecer información sobre el préstamo y los usuarios.
La puesta en funcionamiento del préstamo automatizado supone la existencia de
dos ficheros fundamentales:
 Fichero de registro de usuaria/os, con los datos personales de cada una/o de
ella/os, así como la categoría de usuaria/o que se les ha asignado dentro del
sistema, cuando las haya (infantil-adulta/o, alumno/a-profesor/a, etc.)
 Fichero de registro de ejemplares, que debe contener toda la información
referente al ejemplar que se va a prestar, incluida la condición de préstamo a la
que está sometido el documento.
El sistema automatizado realiza las siguientes operaciones de préstamo:
 Realización del préstamo por registro o número de prestatario/a
 Introducción de datos mediante lectura óptica de los códigos de barras
 Fijación automática de la fecha de devolución
 Definición de parámetros de préstamo para los diferentes tipos de préstamo (por
ej., para libros, 15 días; para películas, 5 días, etc.)
 Fijación del calendario de vacaciones, festivos
 Renovación de préstamos
 Bloqueo automático de préstamos
 Actualización automática de la fecha de devolución en caso de prórrogas
 Alerta automática de retrasos y multas
 Visualización en pantalla de ítems retrasados
 Generación de cartas de reclamación
 Cálculo automático de las sanciones
 Costes por reposición de obras perdidas
 Realización de reservas indicando todos los detalles del/a prestatario/a
Ignacio C. Soriano Jiménez 3
Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

 Aviso automático de reserva una vez devuelta la obra


El préstamo se realiza leyendo el código de barras del/a lector/a y el del libro u
otro documento. A través de lectores ópticos (OCR) se realiza la transacción de préstamo
de forma instantánea. Para la devolución, es suficiente con leer el código del ejemplar
De esta forma, se ahorra gran cantidad de tiempo a quien utiliza el servicio, mejorando
la calidad de este, y aliviando las esperas ante el mostrador de préstamo.
El sistema automatizado permite, también, la elaboración de estadísticas, respecto a:
 Obras prestados en un periodo determinado
 Obras pendientes de devolución
 Obras perdidas
 Obras reservadas
 Libros más o menos leídos
 Materias más prestadas
El/a usuario/a, a través del OPAC, puede buscar los documentos que le interesan,
saber si están prestados, visualizar su registro de usuario, documentos que tienen en su
poder y fecha de devolución, consultar su historial de sanciones, etc.
3. Tipos de préstamo
Fundamentalmente, se habla de tres tipos de préstamo: personal, colectivo e
interbibliotecario. Los tres están recogidos en la normativa de la Biblioteca Municipal
de Burgos.
3.1 Préstamo personal
El préstamo personal es uno de los medios más eficaces de fomento de la
lectura y de ayuda a estudiantes de centros docentes mal dotados de recursos. La
biblioteca presta el documento directamente al/a usuario/a. Implica una relación
contractual entre usuaria/o y biblioteca, por lo que es necesaria una normativa que lo
regule; un reglamento de préstamo que debe ser claro, aunque flexible, el cual tiene que
estar expuesto públicamente para que todas/os lo conozcan. En él, debe constar:
 Qué fondos pueden ser o no ser prestados
 Qué usuarias/os pueden llevarlos
 Los plazos de préstamo y número de obras autorizadas
 Las responsabilidades en caso de deterioro, pérdida o sustracción
Así, el reglamento de préstamo de cada centro contemplará los siguientes aspectos:
a. Requisitos de acceso. El requisito fundamental para el acceso al préstamo es la
expedición de un carné de usuario/a, en el que se especifiquen los datos personales, una
fotografía y los años de validez. En el préstamo automatizado, se incluye un código de
barras con el número que lo identifica. En el caso de las criaturas, tienen que acreditar el
permiso de padres y madres, que se harán responsables de su actitud o conducta.
b. Colección de préstamo. Se especificarán los documentos excluidos del préstamo. La
división entre materiales prestables y no prestables es función de la biblioteca, pero hay
una serie de documentos que suelen descartarse:
 materiales de especial valor (manuscritos, incunables, raros, preciosos, etc.)
 obras agotadas o difícilmente reemplazables
 documentos de los que solo se disponga un ejemplar

Ignacio C. Soriano Jiménez 4


Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

 documentos no publicados
 donaciones en las que se expresamente se impida su préstamo
 obras de referencia (enciclopedias, diccionarios, catálogos, etc.)
 publicaciones periódicas
Los dos últimos tipos comienzan a prestarse en las bibliotecas públicas, si bien las obras
de referencia lo suelen ser el fin de semana. Prima el servicio sobre la conservación.
c. Plazos del préstamo. La Orden de 13 de junio de 1972, relativa al Reglamento sobre
préstamo de libros en las Bibliotecas Públicas de carácter general, determina 15 días
prorrogables por 3 periodos similares, siempre que no haya sido solicitado por otro
usuario. (Se establece, por tanto, la posibilidad de realizar reservas). No obstante, cada
biblioteca establece los plazos en función del tipo de documentos que tiene o de
usuarias/os que los utilizan. En la actualidad, se colocan buzones en el exterior de las
bibliotecas para poder efectuar las devoluciones fuera del horario de apertura.
d. Número de obras. Depende del tamaño de los fondos, de la tipología de los
documentos, etc., aunque se podría decir que la media está entre dos y cinco libros
prestados y en audiovisuales dos o tres unidades. No obstante, hay ya bibliotecas
públicas (Tarragona) que prestan hasta 15 unidades.
e. Prórrogas y Reservas. En virtud de este mecanismo, se puede prorrogar el plazo de
préstamo, siempre que no haya sido reservado por otro usuario/a. La automatización
está permitiendo realizar ambas actividades por Internet (con un PIN).
f. Compensaciones por pérdida o deterioro. Normalmente se exige al/a usuario/a que se
haga responsable de la compra del documento o el pago de la cuantía.
g. Sanciones por el incumplimiento de los plazos. Aunque en algún tiempo se aplicaron
sanciones económicas, en la actualidad se tiende a la sanción temporal, bloqueando el
carné durante un tiempo, directamente proporcional al retraso en la entrega. Se cobra el
sello gastado en el envío del aviso de atraso.
Hoy en día, el préstamo personal también se está llevando a cabo a través del
denominado Autopréstamo, que se realiza con unas máquinas que permiten al lector
obtener un documento en préstamo sin pasar por el mostrador. Se necesita el carné de
préstamo y un PIN (número de identificación personal) para una identificación correcta.
El préstamo se realiza a la vez que se desmagnetiza el documento.
3.2 Préstamo colectivo
Es el préstamo realizado a entidades, asociaciones, instituciones, etc. y, en
general, a cualquier grupo, previa firma de un convenio entre la asociación o grupo y la
biblioteca, o cuando se ha expedido el denominado «carné institucional». (La Biblioteca
Municipal de Burgos sí ha creado este tipo de carné, y contempla en su normativa el
tipo y número de documentos que le puede prestar). Su objetivo es proporcionar
documentos a aquellos lugares donde no existen o llegan con dificultad. Por ello, el
préstamo colectivo ocupa tanto un lugar en el apartado de préstamo como en el de
extensión bibliotecaria, ya que, a través de él, la biblioteca sale al exterior. Tendencia,
como sabemos, muy actual.
Es frecuente en las bibliotecas públicas y suele consistir en el préstamo de lotes de
documentos (por lo general libros), por un período de tiempo superior al del préstamo
personal. La gestión comienza con la selección de los documentos que van a formar
parte del lote o lotes, asignando a cada uno de ellos un número para redactar listas
detalladas de su contenido en la que consten los datos básicos. También se elabora un
Ignacio C. Soriano Jiménez 5
Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

archivo de entidades prestatarias con los datos básicos de cada una. Cuando se
devuelven los documentos, se comprueba con la lista que no falte ninguno, y su correcto
estado. La automatización ha supuesto un avance en este tipo de préstamo, en especial
para saber la localización de los documentos prestados.
3.3 Préstamo interbibliotecario y fotodocumentación (Acceso al documento)
Ninguna biblioteca, hoy en día, está capacitada para satisfacer todas
las necesidades informativas de sus usuarias/os, por lo que se recurre a los documentos
que hay en otros centros, nacionales o internacionales. Constituye una forma elemental
de cooperación bibliotecaria y se define como «la operación por la que una biblioteca
obtiene un material bibliotecario específico, solicitado por sus usuarios y que no está
disponible en su propio fondo, actuando como intermediaria entre el/a solicitante y otra
biblioteca o unidad de información depositaria de dicho documento. El material
[original] solicitado se puede enviar en préstamo temporal, o puede suministrarse en su
lugar una copia».
Puede ser internacional, nacional, regional o local. Se realiza entre bibliotecas que
no pertenecen a la misma unidad administrativa, ya que dentro de la misma unidad el
préstamo puede considerarse como una prolongación del préstamo personal (por ej., si
desde la «Gonzalo de Berceo» se envía un vídeo solicitado en la del Teatro Principal).
El proceso se compone de unas etapas: petición del usuario; localización del
documento; transmisión de la petición; recepción del documento; uso del documento;
devolución y cancelación del préstamo.
Conviene distinguir dos partes diferenciadas: la que recibe documentos originales
y la que recibe copias. En el primer caso, el préstamo es temporal, y la consulta se
realiza dentro de la biblioteca. En el segundo caso, lo que obtiene el/a usuario/a es una
copia (generalmente fotocopias) que pasa a ser propiedad del mismo/a. El pago corre a
cargo de quien lo solicita.
Esta práctica ya se conoce desde principios del siglo XX e, incluso, la ALA elaboró
un código de préstamo interbibliotecario en 1917, pero las bibliotecas no lo han
incorporado hasta tiempos recientes. La IFLA lo integró dentro del programa DUP
(Disponibilidad Universal de Publicaciones, cancelado en marzo de 2003) para el
aprovechamiento óptimo de todas las colecciones a escala internacional (su contenido
ha pasado a ICABS [Alianza entre IFLA y la Conferencia de Directores de Bibliotecas
Nacionales para Normas Bibliográficas]). En 1978, la IFLA publica unas pautas para el
préstamo internacional, que ha normalizado procesos, impresos, etc. Después, se
elabora la norma ISO-10160 (International Standard Organization), que han dado lugar
al protocolo de préstamo interbibliotecario ILL (Interlibrary Loan), con el objetivo de
regular las transacciones electrónicas de las peticiones de préstamo interbibliotecario
entre la bibliotecas.
En España, se establece el préstamo interbibliotecario nacional e internacional
ya en la II República (Orden Ministerial de 1939). Como decimos, en la práctica ha
tardado en implantarse, y todavía lo hace tímidamente en las bibliotecas públicas, en las
que, además, el/a solicitante tiene que correr con los gastos. Existe el Decreto 565/1985
de 24 de abril en el que se crea la Biblioteca Nacional de Préstamo, pero es suprimida
por la 3.ª disposición adicional del RD 834/1989, de 7 de julio (BOE, 12-VII-1989), por
lo que en la actualidad es la propia Biblioteca Nacional la que lo gestiona. Es un
servicio más utilizado en los centros especializados y de enseñanza superior,
especialmente en las universitarias, que disponen de un acuerdo de préstamo (1995)

Ignacio C. Soriano Jiménez 6


Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

avalado por la CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas) y


facilitado por los canales de REBIUN (Red de Bibliotecas Universitarias). El pago suele
correr a cargo de la institución que lo demanda.
El préstamo interbibliotecario está regulado por reglamentos que deben ser
conocidos por el/a usuario/a y por las bibliotecas a las que se les presta. En dicho
reglamento se especificará:
1. formularios para realizar la petición. Formularios estandarizados para que sean
inteligibles por parte de la biblioteca proveedora. En ellos estarán presentes una
serie de datos relativos al documento, la biblioteca prestataria, fecha de solicitud,
condiciones del préstamo, etc.
2. Sistema de formulación de peticiones. El/a usuario/a debe especificar la fuente
de información que le proporcionó la referencia con el fin de agilizar el trámite.
3. Duración del préstamo.
4. Fondos excluidos del préstamo como libros raros, antiguos, revistas, etc.
5. Número de peticiones simultáneas. Límite de peticiones por usuaria/o de forma
simultánea, para no bloquear el servicio.
6. Límites geográficos de peticiones dependiendo de los convenios de cooperación.
7. Tiempo de respuesta.
8. Tarifas, forma y momento del pago.
9. Condiciones: Que el usuario no vulnere las normas de propiedad intelectual,
cumplir la normativa internacional que establece que la consulta del documento
se realizará exclusivamente en los locales de la biblioteca, previo pago antes de
retirar los documentos, etc.
10. Responsabilidades en caso de pérdida o deterioro del material
Para la gestión correcta del préstamo interbibliotecario se debe contar con una serie de
requisitos básicos:
 Conocer y disponer de catálogos colectivos
 Conocer y tener posibilidad de acceso a bases de datos
 Tramitar rápidamente solicitudes y peticiones
 Registrar debidamente las peticiones y asignarles un número correlativo
 Notificar con rapidez a la biblioteca solicitante si una petición no pueda ser
atendida
Con las Tecnologías de la Información y a Comunicación (TIC) y el
establecimiento de redes de bibliotecas, el Servicio se ha visto muy renovado, tanto en
el proceso de búsqueda con los catálogos en línea como en la gestión y recepción (envío
de artículos a través de correo electrónico…). Se realiza mediante programas de gestión;
uno de los primeros en implementarse fue SOD, que permite un control exhaustivo del
proceso, y el envío de la petición a través de e-mail.
En la actualidad, se está implantando ARIEL, proveniente de la red Rechearch
Libraries Group, un sistema de transmisión electrónica de documentos que utiliza la
tecnología Internet para la recepción o envío de los mismos. (ARIEL permite escanear la
documentación original, archivándola en unos ficheros que se envían comprimidos al
solicitante a su buzón de correo electrónico. La biblioteca receptora sólo debe disponer
de un visualizador TIFF multipáginas para su lectura o impresión.). Para la recepción de
peticiones, el Servicio suele tener colgados formularios en el sitio web de la biblioteca,
con lo cual no es necesario personarse. Una vez recibido en documento, si se trata de un
documento original, será necesario consultarlo en la biblioteca; si se trata de fotocopias,

Ignacio C. Soriano Jiménez 7


Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

se entregarán a quien las hay solicitado; y si se trata de documentos enviados


digitalizados, se enviarán adjuntos en correo electrónico.
Digamos, por último, que se habla de Servicio de Obtención de Documentos, al
que realiza un centro que únicamente solicita documentos. Se habla de Servicio de
Suministro de Documentos, cuando nos referimos a un centro que solo los proporciona
(el caso más emblemático es la Sección de Préstamo de la British Library: BLDSC). La
práctica más común es que se den las dos modalidades en la misma biblioteca.
4. Evaluación del préstamo
La evaluación nos sirve para valorar el servicio que la biblioteca presta a la
comunidad en la que se ubica, y es un indicador más a la hora de ver si la ciudadanía
hace uso de la misma. Se basa en las estadísticas que se van recogiendo mediante los
sistemas automatizados de préstamo, cuyos datos quedan reflejados en la memoria anual
que es conveniente elaborar en las bibliotecas. La Biblioteca Municipal de Burgos ha
comenzado en 2004 ha llevar un control cuantitativo sobre sus actividades, fruto de su
integración en el Programa de Análisis de Bibliotecas (PAB), que impulsa la Fundación
Bertelsmann, en la que participan otras 20 bibliotecas públicas españolas.
Una serie de indicadores señalan los parámetros y características del tipo de
préstamo que realiza la biblioteca. Entre estos indicadores, cabe destacar:
 Préstamos anuales y mensuales
 Préstamos por materias
 Préstamos por soporte o tipología de documentos
 Tasa de circulación por usuario (total de préstamos dividido por el total de
usuarios de la biblioteca)
 Tasa de rotación de materiales (total de préstamos de un año dividido por el total
de ítems de la colección. Se calculará también para cada parte o materia de la
colección)
 Cuota de ausencia (proporción de documentos prestados a la vez respecto del
total que tenemos, en general, o de cada parte de la colección)
 Antigüedad, actualidad de los fondos. Porcentaje de documentos de la biblioteca
publicados después de determinada fecha.
Durante el año 2004, los centros de la Biblioteca Municipal de Burgos han
realizado un total de 255.279 préstamos a domicilio, desglosados del siguiente modo:
 219.245 en la «Gonzalo de Berceo» (215.557 en el 2003) lo que supone una
media de 778 / día abierto
 26.579 en la «Mª Teresa León» (10.609 en el 2003), media de 95 / día abierto
 6.722 en el Teatro Principal (se inicia en febrero de 2004), 29 / día abierto
 2.733 en los Puntos de verano (1.615 monografías, 1.118 audiovisuales)
5. Variantes de préstamo
Como variante del préstamo a domicilio para aquellos documentos que, en
base al reglamento de préstamo de la biblioteca, están excluidos del mismo, se establece
un servicio de reprografía para que el usuario, mediante copia, pueda acceder a la
información fuera del recinto de la biblioteca. Suele aplicarse a artículos de revistas,
boletines, obras de referencia, etc. (En el caso de documentos de reserva ―antiguos,
raros, etc.― puede ser que no haya posibilidad de reproducirlos, de no ser que estén en
soportes de conservación: microformas, digitales…). Martínez de Sousa define la

Ignacio C. Soriano Jiménez 8


Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

reprografía como «el conjunto de técnicas destinadas a la reproducción de documentos,


ya sea a partir del documento original o bien de un modelo especial preparado».
Pero esta forma de acceso al documento presenta determinados problemas, sobre
todo relacionados con los derechos de autor que, en muchos casos, pueden chocar con
su utilización en el ámbito bibliotecario. La ley de Propiedad Intelectual (real decreto
legislativo 1/1996, de 12 de abril, modificada por Ley 5/1998, de 6 de marzo) en su art.
37, 1 dice que las reproducciones de obras sujetas a derechos de propiedad intelectual
(las que no son de dominio público) podrán llevarse a cabo « cuando se realicen sin
finalidad lucrativas por los museos, bibliotecas, fonotecas, hemerotecas o archivos de
titularidad pública o integradas en instituciones de carácter cultural o científico, y la
reproducción se realice con fines exclusivamente de investigación». En su art. 37.2
señala que estas mismas instituciones y las «instituciones docentes integradas en el
sistema educativo español, no precisarán autorización de los titulares de los derechos ni
les satisfarán remuneración por los préstamos que realicen». Esta misma ley, en su art.
19, 4, especifica que «se entiende que no existe beneficio económico o comercial
directo o indirecto cuando el préstamo efectuado por un establecimiento accesible al
público dé lugar al pago de una cantidad que no exceda de lo necesario para cubrir sus
gastos de funcionamiento». Por ello, el servicio de reprografía es totalmente lícito
siempre que se cumplan dichos parámetros.
El servicio de reprografía puede realizarse de diversas formas, entre ellas:
1. Fotocopias. Es la más común, pero contraindicada en la reproducción de
documentos valiosos, como manuscritos, puesto que pueden dañar el original.
2. Microformas. Pueden ser microfichas (ficha tamaño ½ cuartilla) y microfilm
(rollo de película). Necesita de materiales sofisticados para llevarse a cabo por la
biblioteca. Cuando se tienen, el inconveniente es la necesidad de un aparato
reproductor para leerlas. Su ventaja es que reduce el espacio de almacenamiento
y que, desde la máquina lectora, es posible sacar fotocopias de los fotogramas
elegidos.
3. Diapositivas y fotografías para reproducir mapas, grabados, dibujos…
4. Reproducción digital. Es la más actual. Los documentos se escanean, con lo que
se convierten en una imagen (formato ‛tif’, ‛jpge’, etc.); se les puede pasar un
OCR y se convierten en texto (formato ‛pdf’, ‛doc’, etc). En ambas modalidades
puede ser entregado en disquete o bien por e-mail al/a usuario/a o a la biblioteca
solicitante, que lo puede imprimir, guardar, etc.
6. Internet y el Préstamo en las Bibliotecas Públicas
Las Directrices de la IFLA (2001) hablan de que las bibliotecas tienden a ser
cada vez más unas instituciones «sin muros», expandiéndose por la ciudad Ya hemos
hablado de lo que han supuesto las TIC en la revitalización del Servicio de Préstamo
Interbibliotecario. También hemos dejado sentada la utilidad de la automatización en la
realización de las actividades repetitivas de préstamo dentro de la biblioteca. Pero,
ahora, tenemos que comenzar a hablar de los servicios de préstamo a domicilio que
están ofreciendo algunas bibliotecas desde su sitio web. Con ello, nos introducimos en
terreno también propio de los servicios de extensión bibliotecaria, que, en lo referente al
servicio de préstamo a domicilio, Internet está uniendo.
Hay bibliotecas públicas, como la de Tarragona, que incluyen un «servicio de
préstamo asistencial a domicilio», dentro de la página de sus Servicios virtuales. Es
Ignacio C. Soriano Jiménez 9
Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

gratuito dentro del núcleo urbano, y va dirigido a personas mayores de 65 años y a


personas con dificultades físicas para desplazarse. Por otro lado, las bibliotecas públicas
de Gerona, Lérida y Tarragona ofrecen el servicio de préstamo a domicilio enviando la
obra solicitada por correo, siempre que quien solicita corra con los gastos de envío; el
préstamo dura 30 días. Por su parte, la biblioteca pública de Auzberri-Espinal (Navarra)
ha montado un servicio de telebiblioteca para entregar a domicilio obras a los/as
habitantes de la comarca.
Consideraciones finales
El préstamo, un servicio tradicional, está mostrando su capacidad
igualadora, al posibilitar el acceso al documento a toda la ciudadanía. Es por ello que,
auxiliado por las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), evoluciona
hacia nuevos modos. Lo que antes eran servicios extraordinarios, se están convirtiendo
en ordinarios: préstamos en mercados, hospitales, barrios marginales, comarcas rurales,
playas, piscinas… Al mismo tiempo, se facilita la dispensación a personas con
efermedades o discapacidades, inmigrantes… Por ejemplo, en Cuenca, ya desde 1996,
pero especialmente desde 2003, bajo el proyecto “Biblioteca solidaria”, se llevan libros
a tres barrios marginales, principalmente de gitanos/as, a cargo de voluntarios con
mochilas, en lo que se ha dado en llamar el Proyecto Mochilo.
Por otro lado, las TIC están facilitando nuevas modalidades del servicio, que puede
solicitarse a través de Internet o por teléfono, y conlleva el suministro del documento al
domicilio de quien lo solicita. Es la concepción de la biblioteca sin muros, que sale en
busca de quien tiene necesidad de acceder a sus documentos.

Apéndice: Actualidad del Servicio de Préstamo en las Bibliotecas Públicas


La Directiva de la Comisión Europea 92/100/CE sobre derechos de alquiler
y préstamo y otros derechos afines, obliga a los países miembros a cobrar un canon de
aproximadamente 1 €/ejemplar por prestar libros, vídeos, DVDs y cualquier tipo de obra
de las bibliotecas universitarias y públicas. El actual Gobierno Español apoya a las
entidades y colectivos que se oponen a la aplicación de la Directiva. La Comisión
Europea ha abierto expediente sancionador al Estado Español y a otros países que aún
no cumplen esta Directiva, como Luxemburgo, Italia, Irlanda, Portugal o Grecia.
Contra esta directiva, las bibliotecas, instituciones culturales y personas a título
individual han creado la campaña «No al préstamo de pago en bibliotecas», cuyo
logo nos aparece al entrar en el sitio web de la Biblioteca Municipal de Burgos. La
campaña, que permanece abierta y tiene cada vez más fuerza y adhesiones, no está
montada contra el derecho legítimo de los/as autores/as a defender sus derechos como
titulares, derecho que las bibliotecas respetan y al que contribuyen, sino contra el cobro
por préstamo en bibliotecas y, por tanto, a favor de un servicio bibliotecario de calidad y
del acceso libre para todos a la cultura y a la información.
Razones para oponerse a esta Directiva son muchas, entre ellas:
1. La Ley de Propiedad Intelectual española dice expresamente en su Art. 37.2:
"Los museos, archivos, bibliotecas, hemerotecas, fonotecas o filmotecas de titularidad
pública o que pertenezcan a entidades de interés general de carácter cultural, científico o
educativo sin ánimo de lucro, o a instituciones docentes integradas en el sistema
educativo español, no precisarán autorización de los titulares de los derechos ni les
satisfarán remuneración por los préstamos que realicen". Las llamadas sociedades
Ignacio C. Soriano Jiménez 10
Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

gestoras de derechos de autor como CEDRO y SGAE presionan para que la reforma de
esta Ley esté inspirada en la Directiva Europea y el citado canon por préstamo afecte
directamente a las instituciones culturales como las bibliotecas, archivos, hemerotecas,
etc., de titularidad pública.
2. En 1992 el Comité Económico y Social elaboró un informe sobre la Directiva
en el que señalaba que "la utilización de un derecho de préstamo no debería causar
perjuicio al funcionamiento de las bibliotecas públicas imponiéndoles costos excesivos"
(Art. 2.2.2.3).
3. Es falso que el pago del canon por el préstamo público sea para proteger los
Derechos de Autor, como pretende justificar la Directiva europea y las entidades
gestoras. Las bibliotecas ya pagan derechos de autor cada vez que compran un ejemplar
de cualquier obra con depósito legal. Por consiguiente, el pago del canon significaría
que se va a pagar dos veces por un mismo concepto. Es preciso aclarar que el supuesto
derecho de autor que dicen defender estas sociedades gestores no es tal: ellas defienden
el derecho de copia -aunque lo enmascaren como derecho de autor-. Es decir, lo que se
paga no es el derecho que le corresponde a un autor por dar a conocer su obra, sino un
canon por cada copia, pública o también privada, que se haga de la misma, sea en papel
o electrónica. CEDRO pretende que se pague también por la copia privada, es decir, la
copia que cada cual quiera hacer incluso de una página de un libro o revista, aunque el
documento sea de su propiedad. Las universidades, por ejemplo, pagan porcentajes
elevadísimos a Cedro por esos derechos reprográficos. Así, en 2004 CEDRO obtuvo un
beneficio neto de 26 millones € (Josep Puig de la Bellacasa, presidente de Cedro. En:
Boletín informativo, nº 46, enero-febrero 2005).
4. El dinero recaudado por el canon no iría a parar a los autores, sino a estas
entidades de gestión de derechos de autor. Por contrato, el autor deberá ceder al editor la
autorización y el cobro del préstamo en bibliotecas a través de una entidad de gestión.
Por consiguiente, el autor no cobraría nada del canon; como mucho, cobraría lo que la
entidad gestora generosamente quiera darle (la Directiva no contempla ningún
porcentaje del canon para los autores)
5. La imposición del canon supondría necesariamente la reducción de
presupuestos para las bibliotecas, lo cual perjudicaría tanto a autores como a usuarios en
un país con uno de los índices de lectura más bajos de la UE. Esta reducción
presupuestaria pondría en riesgo la adquisición y tratamiento de nuevos ejemplares, así
como las actividades de difusión de la lectura, amenazando seriamente su
supervivencia.
6. Las bibliotecas y no las librerías (obligadas a renovar casi a diario sus estantes
por la avalancha continua de novedades editoriales) garantizan la permanencia de las
obras, además de su catalogación, conservación y difusión. Muchos libros agotados sólo
se encuentran en las bibliotecas. Las bibliotecas, por tanto, no sólo no hacen la
competencia a editores y autores, sino que son sus verdaderas aliadas.
7. El préstamo gratuito no perjudica las ventas de libros y otros materiales
culturales. Está comprobado que muchos lectores compran libros de cuya existencia han
sabido por la biblioteca de su barrio o universidad.
8. En Reino Unido, donde el canon se paga desde1993, la reducción de
préstamos bibliotecarios ha sido considerable: de 563 millones de préstamos en 1993,
ha pasado a 406 millones en 2003; es decir, en diez años de aplicación del canon, el
Reino Unido ha reducido sus préstamos en 157 millones.
Al mismo tiempo que se están produciendo ahora estas campañas de
sensibilización pública contra la Directiva que impone el pago por préstamo, también,

Ignacio C. Soriano Jiménez 11


Temario oposiciones 2005-2006
Servicio de préstamo

se está presentando un borrador de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual [ya


promulgado] que va a afectar al servicio de préstamo en las bibliotecas públicas.
Burgos, diciembre de 2005

Ignacio C. Soriano Jiménez 12


Temario oposiciones 2005-2006