Está en la página 1de 23

EXTINTORES PORTATILES CONTRA

INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

Tipos y uso de extintores portátiles


contra incendio.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 1


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

INDICE

1. EL PAPEL DE LOS EXTINTORES PORTÁTILES


2. ANTECEDENTES HISTÓRICOS
3. SÍMBOLOS PARA IDENTIFICACIÓN DE EXTINTORES
4. CLASIFICACIÓN DE LOS EXTINTORES.

4.1 A base de agua


4.2 A base de espuma
4.3 A base de dióxido de carbono
4.4 A base de polvos
4.5 Extintores para fuegos Clase D (en metales)
4.6 Extintores para fuegos Clase K (En Grasas)

5. INSPECCION, INSTALACION, Y MANTENIMIENTOS


6. USO Y APLICACIÓN

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 2


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

1. EL PAPEL DE LOS EXTINTORES PORTÁTILES

Prácticamente todos los incendios son pequeños al originarse y podrían extinguirse sin
dificultad si se aplicase rápidamente el tipo y cantidad apropiada de agente extintor.

Los extintores portátiles se diseñan con este objetivo, pero el éxito de su empleo
depende de las siguientes condiciones:

a) El extintor debe estar bien ubicado y en buenas condiciones de funcionamiento.


b) Debe ser del tipo apropiado para combatir el fuego desencadenado.
c) El fuego debe detectarse lo suficientemente pronto como para que el extintor pueda
ser eficaz.
d) El fuego debe ser descubierto por una persona preparada para emplear el extintor.

Los extintores constituyen la primera, y quizás la más importante, línea de defensa


contra el fuego y deben instalarse independientemente de cualquier otra medida de
control.

No obstante, el cuerpo de bomberos debe ser alertado tan pronto como se descubra
un fuego y nunca debe retrasarse dicha comunicación con la esperanza de que el
extintor sea suficiente.

2. ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Los primeros matafuegos portátiles aparecieron a finales de la primera década del


siglo XIX; contenían botellas de cristal con ácido que, al romperse, descargaban el
ácido en una solución de soda, generando una mezcla con suficiente presión de gas
para expulsar la solución.

El primer modelo de extintor lo invento el capitán George William Manby y era un


dispositivo compuesto por cuatro cilindros metálicos. En tres de los cilindros se
introducía agua sin llegar a llenarlos y el cuarto de los cilindros se llenaba con aire a
presión. Todos los cilindros estaban comunicados entre sí mediante válvulas y cuando
se necesitaba el agua salía de los extintores a través de una manguera que servía
para apuntar a la base del incendio. Este modelo de extintor de incendios fue
patentado por William Manby en el año 1813 y seria más adelante, en el año 1905,
cuando se sustituyo el agua de los extintores por bicarbonato sódico.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 3


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
En el año 1918 se desarrollo un agente extintor con una base de metales alcalinos que
se llamaba “corriente cargada” que se utilizaba con los extintores de cartuchos.
Más adelante en el año 1959 se comenzaron a utilizar los extintores de agua con
acumuladores de presión y poco a poco fueron reemplazando a los extintores de
incendios de cartuchos.

Los extintores de agua, activados por cartuchos (tipo de inversión), se introdujeron a


finales de los años 20. En 1959 aparecieron los extintores de agua acumuladores de
presión, que en diez años reemplazaron gradualmente a los modelos de cartucho.

El primer extintor de espuma apareció en 1.917 y su aspecto y funcionamiento se


parece mucho al de los extintores de ácido y soda. Su empleo se extendió
progresivamente a lo largo de los años, hasta que en los años 50 los extintores de
polvo alcanzaron una amplia aceptación.

En 1.976, aparecieron los extintores de espuma formadora de película acuosa (AFFF),


que pronto sustituyeron a los de espuma por inversión. La última incorporación a la
gama de extintores de tipo acuoso se produjo en 1.988 cuando hicieron aparición las
espumas filmógenas de fluoroproteína (FFFP).

3. SÍMBOLOS PARA IDENTIFICACIÓN DE EXTINTORES

Debido a que tipo de material se esté combustionando o se ve involucrado en el fuego


ha de emplearse un agente extintor determinado, estos también se clasifican de
acuerdo al tipo de combustible que pueden apagar.

Algunos extintores portátiles sólo apagarán un tipo de fuego y otros son adecuados
para dos o tres tipos, pero es muy raro que sirvan para los cuatro.

Los extintores se etiquetan de forma que los usuarios identifiquen rápidamente el tipo
de fuego donde pueden aplicarse. Los símbolos se deberán aplicar con calcomanías
que sean durables y resistentes a la decoloración. Esto según la norma 10 de la NFPA
en su capítulo I numeral 1.5 al 1.5.4 inclusive 1.5.6 al 1.5.11 y la Norma 22 001 – 04
NTON en su numeral 9.4.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 4


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
La clara identificación de los extintores es de suma importancia. En caso de
emergencia resulta esencial que los extintores se localicen rápidamente y se empleen
cuando el fuego sea todavía pequeño.

La clasificación y numeración del extintor debe ser totalmente visibles, de forma que
pueda seleccionarse el extintor adecuado según el tipo de fuego declarado. Los
fabricantes deben proporcionar identificaciones que describan no sólo el tipo y
clasificación de la unidad, sino también su forma de emplearse. El marcar en los
extintores y en sus montajes un número de inventario podría también ayudar a la
conservación de registros de inventario y mantenimiento.

4. CLASIFICACIÓN DE LOS EXTINTORES.

Los extinguidores portátiles, son equipos contra incendios diseñados para extinguir
fuegos incipientes. Estos equipos por su tamaño y peso pueden ser trasladados hasta
el fuego y ser operado por un solo hombre.
Un extinguidor portátil es un equipo de primeros auxilios en materia de extinción de
incendio.
Por la diversidad de materiales combustible y su complejidad al combatirse se requiere
de un extinguidor adecuado, es por ello que existen una gran variedad de
extinguidores por tal razón es muy importante elegir el extinguidor adecuado. Según la
clase de fuego a extinguir de igual manera conocer la forma correcta de emplearlo,
pues errores de selección y operación hacen fracasar las maniobras de extinción.
Se llaman agentes extintores a las sustancias que, gracias a sus propiedades físicas
o químicas, se emplean para apagar el fuego (generalmente en los incendios).
Los extinguidores están clasificados de acuerdo al uso que se le intente dar en los
cinco clases de incendio (A, B, C, D y K).

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 5


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

De acuerdo al agente extintor los extintores se dividen en los siguientes tipos:

A base de agua
A base de espuma
A base de dióxido de carbono
A base de polvos

Extintores de agua

Es un cilindro de acero inoxidable con


capacidad para 2 ½ galones de agua. Es un
agente físico que actúa principalmente por
enfriamiento, por el gran poder de absorción
de calor que posee, y secundariamente
actúa por sofocación, pues el agua que se
evapora a las elevadas temperaturas de la
combustión, expande su volumen en
aproximadamente 1671 veces, desplazando
el oxígeno y los vapores de la
combustión. Son aptos para fuegos de la
clase A. No deben usarse bajo ninguna
circunstancia en fuegos de la clase C, pues
el agua corriente con el cual están cargados
estos extintores conduce la electricidad.

Esta esquipada con una manguera de alta presión, por donde


sale el agua expulsada por el aire. El chorro alcanza una
distancia de 3 metros con una descarga continua de 30
segundos, posee una válvula la cual se usa a voluntad del
operador.

El chorro de agua que arroja el equipo debe ser dirigido a la


base de las llamas en forma de abanico hasta extinguir por
completo el fuego. Durante el ataque al fuego el operador podrá controlar a voluntad el
chorro de agua por medio de la válvula esto con el fin de ahorrar agua y enfriar
pequeños focos de fuego que puedan retroceder el incendio.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 6


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
A base de espuma AFFF (Espuma formadora de partículas acuosa)

Los agentes espumantes formadores de


películas acuosas se componen de materiales
sintéticos que forman espumas de aire
similares a las producidas por materiales a
base de productos proteicos. Además, son
capaces de formar películas de soluciones
acuosas sobre la superficie de los líquidos
inflamables. De aquí les viene su nombre.
Estos productos se conocen por sus iniciales
en ingles, AFFF “aqueous film-forming foam”. (

Por años la espuma ha sido usada como un


medio de extinción de incendios para líquidos
inflamables y combustible.

A diferencia de otros agentes extintores - agua, polvo químico, CO2, etc., una espuma
acuosa estable puede extinguir un líquido inflamable o combustible por los
mecanismos combinados de enfriamiento, separación de la flama/fuente de ignición de
la superficie de los productos, suprimiendo los vapores y sofocando.

Los extintores de espuma además de bajar la temperatura aíslan la superficie en


llamas del oxígeno. El agua y la espuma conducen la electricidad y no deben usarse
en fuegos Clase C. La espuma química conduce la electricidad y sale por una
manguera provista de pico (chorro fino)

Los extintores de agua con espuma AFFF son diseñados para proteger áreas que
contienen riesgos de fuego Clase A (combustibles sólidos) y Clase B (combustibles
líquidos y gaseosos).

El agua, si se usa sobre un combustible de hidrocarburo, es mas pesada que la


mayoría de los líquidos y si se aplica directamente sobre la superficie del combustible,
se hundirá hasta el fondo teniendo poco o ningún efecto en la extinción o supresión de
vapores.

Si el liquido combustible se calienta arriba de 100C, el agua puede hervir desde abajo
del combustible hasta salir esparciendo combustible fuera de su área de contención y
esparciendo el fuego (Boil-Over - Derramarse). Por esta razón, la espuma es el agente
primario de extinción para todas las áreas o riesgos potenciales donde los líquidos
inflamables son transportados, procesados, almacenados o utilizados como fuente de
energía.

Aplicaciones típicas: Industrias químicas, petroleras, laboratorios, comercios de


distribución de productos químicos, transporte, buques, aeronavegación, etc.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 7


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

A base de dióxido de carbono

El dióxido de carbono es un gas que tiene una serie de


propiedades que lo hacen perfecto para la extinción de
incendios. El CO2 es un gas que no es combustible y
que no reacciona químicamente con otras sustancias
por lo que puede ser utilizado para apagar una gran
cantidad de tipos de fuego. El CO2 al ser un gas
permite ser comprimido dentro del extintor de incendios
por lo que no es necesario ningún otro producto para
descargarlo. Otra de las propiedades del CO2 es que
no conduce la electricidad por lo que puede ser usado
para apagar incendios cargados eléctricamente.

Es un gas incoloro inodoro no dejan ningún tipo de residuo después de su utilización


por lo que puede ser utilizado sin necesidad de limpiar luego la zona.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 8


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
Propiedades termodinámicas del CO2:

El dióxido de carbono es un gas a temperatura y presión ambientales normales y se


transforma en un líquido cuando es sometido a presión y frío hasta el punto de que
puede llegar a convertirse en un sólido si continuamos enfriándolo y comprimiéndolo.
El CO2 sólido se conoce como hielo seco.

Los efectos de la presión y la temperatura sobre el dióxido de carbono son los


siguientes. Cuando aumentamos la temperatura y la presión la densidad de la fase de
vapor aumenta mientras disminuye la de la fase de líquido.

Cuando se alcanzan los 31ºC las densidades de las fases de vapor y líquido se
igualan.

Si reducimos la temperatura a -75ºC es posible encontrar el CO2 en los tres estados


(sólido, liquido y gaseoso) al mismo tiempo en perfecto equilibrio, a esta temperatura
se le llama el punto triple. Por debajo de los -75ºC el dióxido de carbono solo existe en
forma sólida y gaseosa. El dióxido de carbono se transforma en hielo seco a una
temperatura de -79ºC.

Propiedades de descarga:

Cuando descargamos un extintor de dióxido de carbono lo que se produce es una gran


nube blanca debido a las pequeñas partículas de hielo seco. Como el CO2 se
encuentra a presión dentro del extintor de incendios cuando se realiza la descarga se
produce frío, es el resultado del cambio de estado de un gas. Este frío produce
condensación de agua que se suma a la nube producida por el dióxido de carbono.

Densidad del vapor de dióxido de carbono:

La densidad del CO2 en condiciones atmosféricas normales es 1,5 veces la densidad


del aire aunque cuando realizamos una descarga de un extintor de CO2 el gas sale
frío y tiene una densidad mucho mayor. Esta mayor densidad explica la capacidad el
dióxido de carbono para apartar y reemplazar el aire que rodea el fuego y de esta
forma crear una atmósfera sofocante que apagara el fuego.

Este Extinguidor es adecuado en fuegos de combustible liquido en pequeñas


cantidades, También es eficiente en fuegos con equipos eléctricos o/y Electrónicos por
lo que es recomendable para fuegos clase B y C.

Su cilindro es de acero, no posee manómetro en sustitución de este se indica a un


lado de la válvula de alivio, el gas se inyecta a 900 ó 1200 PSI

Válvula de Alivio

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 9


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
A base de Polvo.

Polvos químicos secos: Son polvos de sales químicas de diferente


composición. Se descomponen por el calor, combinándose con los
productos de descomposición del combustible, paralizando la
reacción en cadena. Puede ser de dos clases:

Normal: Sales de sodio o potasio combinadas con otros compuestos


para darles fluidez y estabilidad. Son apropiados para fuegos líquidos
y gases, CLASES B y C.

Polivalentes: Tienen como base fosfatos de amonio, con aditivos


similares a los de los anteriores y son apropiados para fuegos
líquidos y sólidos, CLASES C y A, ya que funden recubriendo las
brasas de una película que las sella aislándolas del aire.

ƒ Especial Fuegos Tipo D: Especialmente indicado para apagar


Fuegos del Tipo D (Metales combustibles tales como magnesio,
titanio, sodio, potasio,…), para los que cualquier otro tipo de agente
extintor sería contraproducente.

El polvo seco es una mezcla de polvos que se emplea como agente extintor; se
aplica por medio de extintores portátiles, mangueras manuales o sistemas fijos.
Los primeros agentes de este tipo que se desarrollaron fueron a base de bórax y
de bicarbonato sódico. El bicarbonato sódico llegó a ser el más empleado por su
mayor eficacia como agente extintor. En 1960 se modificó el polvo seco a base de
bicarbonato sódico, para hacerlo compatible con las espumas proteínicas de baja
expansión y permitir su empleo en los ataques de dobles agentes. Entonces,
aparecieron los polvos polivalentes (a base de fosfato monoamónico y "Purple - K"
(a base de bicarbonato potásico) para su uso como agente extintor. Poco después
apareció el Super-K ( a base de cloruro potásico), con igual eficacia que el Purple-
K. A finales de los 60 los británicos crearon un polvo seco a base de bicarbonato
de urea-potasio. Actualmente, hay cinco variedades básicas de agentes extintores
de polvo seco.

TOXICIDAD
Los ingredientes que se emplean actualmente en los polvos secos no son tóxicos. Sin
embargo, su descarga puede causar algunas dificultades temporales de la respiración
durante e inmediatamente después de la descarga y puede interferir gravemente con
la visibilidad.

Nunca debe aplicarse polvo químico seco a una quemadura o sofocar a una persona
que se encuentre afectada por el fuego, ya que estos extintores están compuestos
básicamente por bicarbonato (sodio – potasio). Una parte de ellos el C03 ion
carbonato es una molécula que en medio acuoso, hidroliza hasta formar ácido
carbónico. Este es un ácido débil pero al contacto con una piel dañada por efecto de
quemaduras adiciona una quemadura química.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 10


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

PROPIEDADES FISICAS DE LOS PRODUCTOS QUIMICOS SECOS

Los principales productos químicos que se emplean en la producción de polvos secos


actualmente disponibles son: bicarbonato sódico, bicarbonato potásico, cloruro
potásico, bicarbonato de urea-potasio y fosfato monoamónico.

Estos productos se mezclan con varios aditivos para mejorar sus características de
almacenamiento, de fluencia y de repulsión al agua. Los aditivos más comúnmente
empleados son estearatos metálicos, fosfato tricálcico o siliconas, que recubren las
partículas de polvo seco para conferirles fluidez y resistencia a los efectos de
endurecimiento y formación de costras por humedad y vibración.

PROPIEDADES EXTINTORAS

Las pruebas realizadas en fuegos de líquidos inflamables han demostrado que los
polvos secos a base de bicarbonato potásico son más eficaces que los de bicarbonato
sódico. La eficacia del cloruro potásico es aproximadamente igual a la del bicarbonato
potásico y el bicarbonato de potasio-urea posee la mayor eficacia de todos los polvos
secos que se han probado.

Cuando se arroja directamente sobre el área incendiada, el polvo apaga la llama casi
instantáneamente. El mecanismo y la química de esta acción extintora no se conocen
con exactitud. La sofocación, el enfriamiento y la obstrucción de la radiación
contribuyen a la eficacia extintora de estos productos, pero los estudios realizados
sugieren que la reacción de rotura de la cadena en la llama puede ser la causa
principal de extinción.

ACCION SOFOCANTE

Ha sido una creencia generalizada durante


muchos años que las propiedades extintoras
de los polvos secos regulares se basaban en
la acción sofocante del anhídrido carbónico
que se produce cuando el bicarbonato sódico
recibe el calor del fuego. Sin duda alguna, el
anhídrido carbónico contribuye a la eficacia
del agente al igual que lo hace el volumen de
vapor de agua que se emite al calentarse el polvo seco. Sin embargo, generalmente,
las pruebas han desmentido la creencia de que estos gases sean un factor
fundamental de extinción.
La primera línea de defensa contra los incendios. Página 11
EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

Cuando se descargan los polvos polivalentes contra combustibles sólidos incendiados,


el fosfato monoamomico se descompone por el calor, dejando un residuo pegajoso
(ácido metafosfórico) sobre el material incendiado. Este residuo aísla el material
incandescente del oxígeno, extinguiendo así el fuego e impidiendo su reignición.

USOS Y LIMITACIONES

Los polvos secos se utilizan principalmente para extinguir fuegos de líquidos


inflamables. Por ser eléctricamente no conductores, también pueden emplearse contra
fuegos de líquidos en que también participen equipos eléctricos bajo tensión. Los
extintores de polvo seco normal se han ensayado por parte de laboratorios de ensayos
de equipos de incendio en estas circunstancias y han demostrado que son aptos para
su empleo contra incendios de líquidos inflamables y fuegos eléctricos (Fuegos de
ClaseByC).

Puesto que el polvo polivalente deja un residuo pegajoso al calentarse, no es


recomendable para las industrias textiles y otros lugares donde la limpieza de los
residuos pueda resultar dificultosa.
El polvo químico no produce una atmósfera inerte duradera sobre la superficie de
líquido inflamable, por lo tanto, no resultará útil si existen fuentes de reignición como
metales caliente o arcos eléctricos persistentes.

El polvo químico no se debe utilizar tampoco en instalaciones donde existen equipos


eléctricos delicados o relés (ejemplo: centrales telefónicas y recintos de
computadores), ya que las propiedades aislantes del polvo químico podrían dañar la
operatividad de estos equipos. Después de la extinción, el polvo debe ser retirado de
todas las superficies que no han sido dañadas, ya que éste es ligeramente corrosivo.

El polvo químico normal no extingue incendios de tipo profundo ni tampoco fuegos de


materiales que desprenden su propio oxígeno. Así mismo, puede ser incompatible con
la espuma mecánica a no ser que se haya fabricado para ser adecuadamente
compatible.

Con objeto de asegurar un comportamiento positivo del polvo químico como agente
extintor, se han llevado a cabo especificaciones a través de laboratorios de ensayos.
Estas especificaciones se refieren al contenido de humedad, repelencia al agua,
resistividad eléctrica, almacenamiento a elevadas temperaturas, capacidad de fluidez y
poder abrasivo. Se han evaluado las características de descarga de los equipos que
se utilizan con el polvo químico. La eficacia de la extinción queda determinada por el
resultado de los ensayos realizados al aplicar las Normas bajo las condiciones
recomendadas por los fabricantes.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 12


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

Extintores para fuegos Clase D (en metales)

Algunos metales de frecuente uso en las actividades


industriales son combustibles, especialmente
cuando están divididos en finas partículas. Algunos
arden al calentarse a altas temperaturas por fricción
o por exposición a un calor externo; otros arden al
humedecerse o por reacción con otros materiales.
Debido a que pueden sobrevenir incendios
accidentales durante el transporte de estos
materiales, es importante también conocer la
naturaleza de los diversos riesgos de incendio que
presentan.

Los riesgos durante el control o la extinción completa de


los fuegos en metales incluyen las temperaturas
extremadamente altas, las explosiones de vapor, los
productos tóxicos de la combustión, la reacción explosiva
con algunos agentes extintores comunes, la
descomposición de algunos agentes extintores con la
liberación de gases combustibles o de productos tóxicos
de la combustión, y la radiación peligrosa en el caso de
ciertos materiales nucleares.
Algunos agentes desplazan oxígeno, especialmente en
espacios cerrados. Por lo tanto, los agentes y métodos
empleados en la extinción deben escogerse
cuidadosamente según una aplicación específica.

No es aconsejable acercarse a algunos fuegos de metales sin estar dotados de


aparatos de respiración adecuados y ropa protectora, incluso si el fuego es pequeño;
es posible acercarse a otros fuegos de metales con una protección mínima y otros
fuegos de metales habrán de combatirse con equipo fijo que no necesite el empleo de
personal o con mando a distancia.

La combustión de estos metales se desarrolla en condiciones particulares, sin que


pueda asimilarse el fenómeno a una oxidación en el aire, sino que constituye un
fenómeno de oxidación-reducción, sin presencia de oxígeno en muchas ocasiones, en
el que el intercambio de electrones entre el reductor (combustible) y oxidante
(comburente) puede ir acompañado de otras reacciones químicas.

Los fuegos de Clase D presentan muy diversas posibilidades de desarrollo (por


ejemplo, la combustión del magnesio puede desarrollarse en atmósferas de dióxido de
carbono (C02) o de nitrógeno (N2) y hacen inútiles los agentes extintores
convencionales para lograr su control o su extinción, ocasionando incluso, injurias a
los operadores cuando se usa por ejemplo agua o halones, haciendo verdaderamente
peligrosa la extinción de fuegos de esas características. Imaginen el incendio en una
llanta de magnesio.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 13


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
Como, además, las propiedades de los metales combustibles hacen que sean
diferentes sus respectivos tipos de combustión, es preciso considerar de forma
particular las características de cada combustión, para extinguirla en la manera más
apropiada. Incluso un agente adecuado para ciertos fuegos Clase D puede resultar
peligroso cuando se emplea sobre el fuego de otro metal.

Por todo ello, resulta imprescindible, cuando es previsible tener que combatir fuegos
Clase D. elegir los agentes extintores cuidadosamente y siempre de acuerdo con las
recomendaciones del fabricante. Por otra parte, la cantidad de agente extintor que
será necesaria para la extinción debe determinarse considerando la naturaleza del
metal combustible, su superficie y la configuración o disposición del mismo.

MODELO 570 contiene una mezcla de cloruro de sodio en polvo seco como agente
extintor. El calor del fuego causa que se solidifique y forma una costura excluyendo el
aire y disipando el calor del metal encendido. Los fuegos de metales que involucran al
magnesio, sodio (derrames a granel), aleaciones de sodio,
potasio, uranio y aluminio polvorizado pueden ser
controlados y extinguidos por este extintor original.
Disponible en unidades de 150 libras con ruedas de 36" de
acero.

MODELO 571 contienen un agente extintor de cobre


especialmente desarrollado por la Marina de los Estados
Unidos para combatir fuegos en litio y con cualquier otra
aleación de litio. El compuesto de cobre sofoca el fuego y
provee un excelente disipador para eliminar el calor del
fuego. Es el único agente contra el litio que se pega a una
superficie vertical por lo que hace este agente preferido en
fuegos de tres dimensiones y en los que fluyen. Disponible
en unidades de 250 libras móviles (con ruedas de 36" de
acero).

Extintores para fuegos Clase K (en Grasas)

De acuerdo con la National Fire Protection Association (NFPA), la


grasa y los aceites constituyen la primera causa de incendios en los
restaurantes.

Según expertos, la mayor probabilidad de ocurrencia de incendios en


los restaurantes se da en las cocinas y por la razón que tal vez,
menos se contempla: las grasas y los aceites utilizados en las
frituras, riesgo que es clasificado como de ordinario grado 1. En
segundo lugar, se señalan otros problemas como las fallas en el
orden, higiene y el buen almacenamiento, que en conjunto con las
endémicas y malas instalaciones eléctricas y el poco cuidado en la
adecuación y el manejo del gas propano y el gas natural, pueden ser
los causantes de incendios y quemaduras entre los empleados y

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 14


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
comensales. Aunque la NFPA recomienda no descuidar los aspectos antes señalados,
subraya que el mayor cuidado debe tenerse con los agentes causantes de
combustión, sobre todo cuando su acumulación no es fácilmente detectada por
quienes hacen el manejo recurrente de las instalaciones de cocina. Por esta razón,
propone tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

 Estar alerta con la acumulación de grasas en campanas. El problema en las


cocinas se presenta cuando la grasa se condensa en el interior de los ductos y de
las campanas de ventilación. Ésta puede incendiarse por chispas procedentes de
los electrodomésticos o por pequeños fuegos en los utensilios, causados por el
sobrecalentamiento de la grasa o el aceite utilizado en las freidoras, las planchas y
las parrillas. Si no hay mucha grasa acumulada, estos incendios se pueden
extinguir. En cambio, una vez se inicien, su control puede hacerse difícil, ya que el
incendio se desarrolla internamente dentro del ducto, al actuar éste como
chimenea que aspira aire.

 Ojo con la temperatura al freír. El riesgo de incendio es especialmente alto en las


operaciones de frituras, puesto que los aceites y las grasas utilizadas para cocinar
se encuentran a temperaturas próximas a su punto de inflamación (aquí, el
material combustible desprende vapores en cantidad suficiente para ocasionar
incendio o puede auto incendiarse al llegar al punto de fuego, debido a un
descuido en su calentamiento por parte del operario)

 Implementar medios de remoción de grasa. Todas las campanas deben contar


con los elementos necesarios para remover la grasa. Entre estos se distinguen: el
filtro para grasa, los extractores de grasa o sistemas de lavado con agua y los
ventiladores especialmente diseñados para remover los vapores de grasa y crear,
a la vez, una barrera contra el fuego. Asimismo, es conveniente tener cerca y en
sitios fácilmente accesibles controles manuales para prender o apagar las
hornillas, las freidoras y los motores de los ventiladores.

 Contar con suficientes sistemas de extinción. De acuerdo con lo estipulado por


las normas internacionales de la NFPA, las campanas de extracción en cocinas
comerciales no deben funcionar si no cuentan con una adecuada protección
automática y es ley en los Estados Unidos.

Los sistemas de protección que se venían usando hasta hace un tiempo consistían,
fundamentalmente, en equipos de extintores automáticos con CO2 o polvo químico
seco tipo BC, a base de bicarbonato de sodio.

A causa de la alta temperatura de ignición de los aceites modernos, estos agentes ya


no son recomendables.

En su reemplazo, la norma NFPA 10 incluye los agentes tipo K que funcionan muy
bien a altas temperaturas.

Lo anterior aplica tanto para extintores manuales como automáticos, a los que,
preferiblemente, hay que practicarles un mantenimiento cada seis años o cada vez
que sea necesario y hacerles la prueba hidrostática del cilindro (en nuestro país, no
está aún definido el protocolo de mantenimiento). Ambas actividades deben realizarse
con la supervisión de un experto.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 15


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
El agente extintor K es fabricado usualmente de soluciones en agua de acetato de
potasio, carbonato de potasio, citrato de potasio o una combinación de ellos. Esto
hace que se forme una manta de espuma sobre el producto incendiado para, de esta
manera, prevenir la re ignición.

Una de las grandes ventajas ofrecidas por este agente es que cuando se descarga
directamente como una lluvia o pulverización fina sobre los equipos de cocina:

Disminuye la posibilidad de que la grasa sea esparcida.

Evita los riesgos de choque eléctrico para quien lo manipula.

Impide que la visibilidad se obstruya durante el combate del fuego.

Reduce el tiempo de limpieza posterior al incendio.

Referente a la legislación en nuestro país; no se ha publicado todavía el instructivo


técnico que especifique los requerimiento mínimos para éstos negocios ó áreas de
riesgo con cocinas industriales, así como dónde sea necesario adecuar estos sistemas
de protección.

Extintores portátiles para fuegos Clase K

Aunque ya existan extintores comercializándose en el mercado, recién se está


preparando por parte de la National Fire Protetion Association – NFPA los códigos que
determinan los procedimientos de fabricación, mantenimiento, recarga y pruebas a
realizarse a equipos de prevención de incendio.

No obstante ello, el Código #10 de la NFPA estipula lo siguiente sobre el uso y


ubicación de extintores en cocinas comerciales:

“ . . . . 6.6.1 "Extintores con clasificación „K‟ se proveerán para áreas donde pueda
ocurrir incendios que envuelvan grasas de cocinar de tipo animal o vegetal."

“ . . . . 6.6.2 "La distancia de recorrido desde el riesgo hasta el extintor no debe


exceder los 30 pies."

“ . . . .5.5.5.4 "Extintores de polvo químico seco sin clasificación K [como los ABC] que
se encuentren en áreas de riesgo clase K, deben ser remplazados por extintores clase
K en el momento de la próxima recarga, mantenimiento interno o prueba hidrostática."

Los equipos de cocina que hoy se fabrican son mucho más eficientes que los de hace
unos años atrás. Como consecuencia, se cocina más rápido pero a mayor
temperatura. Los aceites de cocinar también han cambiado mucho. La ausencia de
grasas saturadas hace posible que el aceite se pueda calentar a temperaturas
mayores, lo cual permite que los alimentos absorban menos grasa. Estos fueron
factores importantes cuando se creó la nueva Clase K de incendios.

Previo a esto, los fuegos en cocinas se consideraban Clase B, y por eso se aceptaban
los extintores ABC de 10 lbs para proteger las cocinas, pero ya no más.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 16


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
El problema de los extintores de polvo químico seco ABC en las cocinas es la
temperatura. Estos extintores trabajan de tal manera que la nube de químico creada al
utilizarlos elimina el oxigeno del fuego y sin oxigeno, no hay llama. Pero el aceite, las
grasas y el equipo de cocina siguen a alta temperatura ya que este extintor no posee
la capacidad necesaria para disminuirla, el fuego puede fácilmente reiniciar causando
un peligro mayor que al comienzo ya que ahora el extintor está descargado.

Aquí es donde entran los extintores Clase K o „Tipo K‟. Estos extintores contienen un
químico líquido compuesto de ciertas sales orgánicas o inorgánicas que reaccionan
con el calor de la grasa, el aceite y el equipo de cocinar. Esta reacción química crea
una gruesa capa de espuma que aísla las llamas del combustible (en este caso el
aceite y/o el equipo de cocinar) y baja la temperatura para evitar re-ignición.

Estos extintores se deben instalar en todas las cocinas de índole comercial esté o no
equipada con una campana y/o sistema de supresión automático. Dicho eso, cuando
existe el sistema de supresión automático, el extintor solo debe utilizarse después que
el sistema de supresión ha sido activado y no antes.

Hay quien argumente que en una cocina también puede ocurrir un incendio Clase A
(papel, madera, tela, cartón, plástico), así como Clase C (eléctrico). Y así es, puede
suceder. Es por eso que en todo restaurante debe haber, además del extintor Tipo K
para la cocina, extintores ABC para cubrir el resto del local, pero no para proteger el
área de cocinar. En el área de cocinar solo debe estar accesible el extintor Tipo K.
Esto evitará que se utilice el extintor incorrecto en una emergencia real.

Los extintores de ACETATO de POTASIO - CLASE K (cocinas)

Estos extintores contienen una solución a base de acetato de potasio, para ser
utilizados en la extinción de fuegos de aceites vegetales no saturados para los que se
requiere un agente extintor que produzca un agente refrigerante y que reaccione con
el aceite produciendo un efecto de saponificación que sella la superficie aislándola del
oxigeno.

La fina nube vaporizada previene que el aceite salpique, atacando solamente la


superficie del fuego. Los extintores a base de acetato de potasio para fuegos de clase
K fueron creados para extinguir fuegos de aceites vegetales en freidoras de cocinas
comerciales.

El Acetato de Potasio, es un agente de bajo ph desarrollado para el uso en sistemas


de pre-ingeniería de cocinas para Restaurantes.

Están fabricados en cilindros de acero inoxidable con manguera de fácil uso y con
boquilla rociadora.

La superior capacidad para combatir el fuego con el agente químico húmedo es


apuntando exactamente donde lo necesite no dejando residuos para limpiar.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 17


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
Estos extintores son los ideales para el “uso en cocinas” en la extinción de fuegos.
Estos complementan los sistemas automáticos de protección con un margen extra de
seguridad.

La conexión de la manguera giratoria permite la orientación de la boquilla para una


aplicación por arriba.

Manguera de descarga de fácil uso en espacios pequeños y en cocinas de espacio


reducido

El mango de la boquilla está diseñado a un ángulo de 45° para su fácil aplicación.

Provee una descarga de niebla fina que ayuda a prevenir el salpicado de la grasa y la
re ignición del fuego mientras se enfría el aparato además de ser seguro en fuegos
clase C

Aplicación muy precisa del agente extintor, no necesitándose limpiar residuos de


polvos químicos secos

Características Técnicas

Capacidad de 6 lts y 9 lts

Altura del recipiente: 475 mm ó 508 mm

Diámetro: 178 mm

Distancia de proyección: 3 - 4 mts

Tiempo de descarga: 54 seg. Ó 80 seg.

Rango de temperatura: 5°C a 49°C

5. INSPECCION, INSTALACION, Y MANTENIMIENTO

Un mantenimiento apropiado consiste en: (1) inspeccionar periódicamente cada


extintor; (2) recargarlo después de una descarga y (3) realizar pruebas de hidrostáticas
según se necesiten. Generalmente el medio más fiable de mantenimiento de los
extintores para el público es la contratación de una firma especializada; no obstante,
las grandes industrias establecen sus propios servicios de adiestramiento a algunos de
sus empleados.

5.1 - Inspección

Es una comprobación rápida para determinar visualmente que el extintor esta situado
adecuadamente y que funciona. El objetivo es asegurarse de que el extintor esta
argado y que funcionara eficazmente si se necesita. Una inspección debe determinar
que: 1. El extintor esta en el lugar adecuado; 2. es visible; 3. el acceso no se
encuentra obstruido; 4. no ha sido activado ni esta parcial o totalmente vació; 5. no ha
sido manipulado indebidamente; 6. no ha sufrido daños ostensibles ni ha sido xpuesto
La primera línea de defensa contra los incendios. Página 18
EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
a condiciones ambientales que pudieran interferir en su funcionamiento (por ejemplo
humos corrosivos); y 7. Si el extintor esta equipado con un manómetro de presión y/o
indicador de avería que muestren que su estado es satisfactorio. Además, debe
inspeccionarse la tarjeta de mantenimiento para determinar la fecha del último servicio
de mantenimiento intensivo. Para que sean efectivas, las inspecciones han de ser
frecuentes, regulares y exhaustivas. En edificios pequeños con unos pocos extintores,
el director, propietario o encargado puede efectuar las comprobaciones al comienzo de
cada jornada de trabajo. Si el edificio es lo suficientemente grande como para emplear
vigilantes guardas de seguridad, los extintores deben inspeccionarse al menos una
vez en cada turno de ocho horas. El inspector o brigada de incendios inspeccionan
frecuentemente los extintores bien de forma diaria, semanal o mensual. El intervalo
máximo entre inspecciones es de 30 días.

Para cada propiedad debe realizarse una evaluación separada que determine la
frecuencia necesaria de las inspecciones. Si una operación en particular resulta
propensa a incendios o es esencial para el buen funcionamiento de la propiedad, las
inspecciones deben realizarse con mayor frecuencia. Por ejemplo, si todos los
productos que se fabrican en una industria tienen que pintarse, un fuego en la
instalación de pintura resultaría desastroso. Algunos de los aspectos a considerar son:
1. naturaleza de los riesgos presentes que afectarían el uso potencial del equipo; 2. la
posibilidad de que el extintor este expuesto a utilizaciones indebidas o a destrucción
intencionada; 3. Condiciones atmosféricas extremas; 4.posibilidad de que el equipo
sufra de daños accidentales; 5. posibilidad de que obstrucciones físicas o visuales
dificulten la accesibilidad a los extintores.

5.2 – Instalación

Independientemente de lo cuidadosa que sea la elección de los extintores, para


adecuarlos a los riesgos potenciales de una zona y de las personas que vayan a
utilizarlos, estos no serán efectivos a menos que pueda disponerse de ellos
inmediatamente. Algunas veces se tienen a mano (como en las operaciones de
soldadura), pero lo más frecuente es que haya que trasladarse desde el fuego al
extintor y volver al punto del incendio antes de comenzar a apagarlo. En tales casos, la
distancia a recorrer hasta el extintor más cercano es de gran importancia Este
recorrido es la distancia real (alrededor de habitaciones, a través de puertas y pasillos
etc) que ha de cubrirse para alcanzar el extintor.

Cuando se instalen los extintores deben seleccionarse puntos que:

1. Proporcione una distribución uniforme


2. Sean de fácil accesibilidad y estén relativamente libres de obstrucciones temporales
3. Estén cerca de los trayectos normales de paso.
4. Estén cerca de entradas y salidas
5. No sean propensos a recibir daños físicos.
6. Se pueden alcanzar inmediatamente.

La norma NFPA 10, Portable Fire Extinguishers (extintores portátiles) y la NTON 22


001 04 especifica las distancias al suelo y las alturas de montaje, distancias de
ubicación, según el peso del extintor, como sigue:

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 19


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
1. Los extintores cuyo peso bruto no exceda de 40 libras (18 Kg) deben estar
instalados de tal modo que la parte superior del extintor no esté a más de 5 pies
(1,5 m) por encima del suelo.

2. Los extintores cuyo peso exceda de 18 Kg (excepto los montados sobre ruedas)
deben instalarse de modo que la parte superior del extintor no esté a más de 3,5
pies (1m) por encima del suelo.

3. Los extintores se ubicarán a 1.20 m de la parte superior del equipo al piso.

4. Los extintores se mantendrán visibles y libres de obstáculos.

5. A los extintores se les colocarán señales de color rojo que indiquen su ubicación y
sean visibles.

6. Cada extintor tendrá su correspondiente letrero o tarjeta que indique su tipo, uso,
funcionamiento y fecha de carga y vencimiento.

7. Los extintores se revisarán cada 3 meses como máximo comprobándose que:

a) La presión sea la establecida para el equipo.


b) La junta, orificios y manómetros se encuentren en buen estado.
c) Que esté limpio y en buen estado de conservación.

8. Los extintores a presión serán recargados cuando esta sea inferior a la indicada en
el manómetro como óptima (zona verde).

9. Los extintores se les efectuará su prueba hidrostática cada 5 años cumpliendo con
las especificaciones del fabricante.

10. Los extintores de CO2 deberán tener su correspondiente corneta de descarga.

11. Los extintores de una masa superior a 10 Kg. Se situarán en el piso sobre una
base, para evitar su caída.

12. Los extintores se ubicarán principalmente en la entrada de locales, edificios, así


como a 1 m de separación como mínimo de cualquier equipo tecnológico, eléctrico
u otro.

13. En los locales en que por cuestión de estética no puedan colocarse según se
indica en los puntos 1 y 2, se procederá a construir nichos en las paredes,
teniendo en cuenta que no se viole la altura de un 1.20 m.

14. Las vías de acceso a los extintores tendrá como mínimo 1 m de ancho.

15. los extintores de carretillas se ubicarán en lugares de fácil maniobralidad y de


forma tal que no reciban golpes o averías.

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 20


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

16. En los lugares donde existan puntos contra incendios serán dotados de:

a) Extintores (según su tipo, cantidad).


b) Tanques de agua con su correspondiente balde.
c) Recipientes con arena fina y seca, y sus correspondientes palas.
d) Mantas.

17. Se prohíbe utilizar los medios de extinción de incendios para otros trabajos que no
sean para los que estén designados.

5.3 – Mantenimiento

El mantenimiento se distingue de la simple inspección en que supone un examen a


profundidad de cada extintor. Un mantenimiento implica desmontaje del extintor,
examen de todos sus componentes, limpieza y sustitución de cualquier pieza
defectuosa y montaje recargada y, cuando sea aplicable presurización del extintor,
estas revisiones pueden revelar la necesidad de hacer pruebas hidrostáticas del
contenedor incluso la conveniencia de desecharlo y sustituirlo por uno nuevo.
El mantenimiento debe realizarse periódicamente, como mínimo una vez al año,
inmediatamente después de cada utilización o cuando cada inspección muestre la
necesidad de remisión. Por ejemplo si durante una inspección se descubren daños
severos por corrosión, el extintor debe someterse a una revisión profunda incluso si
recientemente se ha llevado a cabo una. Igualmente si la inspección revela que se ha
producido una manipulación indebida, hay fuga o evidencia de daños, debe iniciarse
una revisión completa. La NFPA 10, Norma para extintores portátiles, contiene detalles
específicos en relación con el mantenimiento.

Tarjetas, precintos e indicadores de uso indebido:

Para el mantenimiento rutinario se emplea una tarjeta atada o una tarjeta adhesiva en
donde se anota la fecha e iniciales del inspector. También deben utilizarse precitos o
indicadores de uso indebido que generalmente consiste en cinta o inserción de
plástico. Siempre que el precinto este intacto, existe una razonable garantía de que el
extintor no se haya empleado. No obstante, es importante señalar que un extintor con
presión almacenada puede tener fugas y perder su presión aunque permanezca
intacto al precinto

Operaciones de mantenimiento

En cualquier revisión de un extintor existen tres puntos básicos que hay que verificar:
1. Los componentes del dispositivo (es decir del contenido y de otras piezas); 2. La
cantidad y el estado del agente extintor; y 3. El estado de los medios de expulsión del
agente. Debe llevarse un registro que indique la fecha de adquisición y revisiones
periódicas: es aconsejable disponer de un registro separado que incluya los siguientes
datos, fecha de mantenimiento y nombre de la persona y agencia que lo ha efectuado;
2. fecha de la ultima recargada y nombre de la persona o agencia que lo haya
realizado; 3. datos de los ensayos hidrostáticos e indicación de quien los realizo: 4.
descripción de desperfectos ocasionados por la prueba hidrostática; 5. fecha de la
revisión efectuada cada seis años para determinados extintores de polvo químicos con
presión incorporada y de agentes limpios. Los propietarios individuales de extintores
La primera línea de defensa contra los incendios. Página 21
EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________
olvidan con frecuencia la revisión por no disponer de un programa planificado. Se
recomienda a los propietarios se familiaricen con sus extintores de forma que puedan
detectar señales indicadoras de necesidad de mantenimiento. Una alternativa consiste
en acordar con el proveedor del aparato un programa de mantenimiento anual.

6. USO Y APLICACIÓN

El que un extintor sea efectivo o no depende, en muchos casos, de quien lo utilice.


Una persona puede ser capaz de extinguir totalmente un incendio que otra, utilizando
el mismo equipo. Muchos extintores descargan todo su contenido en 8 a 15 segundos,
sin dejar tiempo de familiarizarse con el. Ocasionalmente el empleo inapropiado de un
extintor puede dañar al operario y retrasar la extinción del fuego.

Existen varios tipos de extintores, cada uno distinto de los demás. Por ello, es
imperativo que el personal se adiestre en el empleo apropiado de los extintores;
idealmente, esto debería extenderse al público en general. En cualquier caso, los
bomberos y el resto del personal responsable de protección contra incendios (como
por ejemplo las brigadas industriales) deben entrenarse a fondo en el funcionamiento y
empleo de los extintores.

Como utilizar un extintor portátil frente al fuego


• Gire el pasador o clavija, quite el pasador que traba el gatillo. Para ello gírelo y al
girar rompa el precinto.
• Apunte la boquilla del extintor hacia la base de las llamas.
• Apriete el gatillo, manteniendo el extintor en la posición vertical.
• Mueva la boquilla de lado a lado, cubriendo el área del fuego con el agente extintor.

RECUERDE

• Si su ruta de escape se ve amenazada…


• Si se le acaba el agente extintor….
• Si el uso del extintor no parece dar resultados…
• Si no puede seguir combatiendo el fuego en forma segura…
.... ABANDONE EL AREA INMEDIATAMENTE!!!

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 22


EXTINTORES PORTATILES CONTRA
INCENDIO
Sargento 1ero Olmo Noguera
_____________________________________________________________________________

Estructura del extinguidor

La primera línea de defensa contra los incendios. Página 23