Está en la página 1de 6

Tema:

Adulto en la Educación a Distancia

Facilitador:
Ing. Mario A. Paredes G. MA.

Participante:
Anyerlina Martínez G.

Matrícula:
201900982

Fecha:
30 de enero 2019

Campus Nagua, María trinidad Sánchez


República Dominicana
Redacción de un informe para colgarlo en el espacio virtual de
la asignatura sobre:

Concepto de Adultos y aprendizaje.

La palabra adultez está enlazada con el concepto de madurez que implica el


proceso de vida de la persona desde la juventud hasta la muerte. Al definir al
ser adulto algunos asumen exclusivamente el problema jurídico y plantean que
adulto es una persona mayor de dieciocho años.

Aprendizaje es la adquisición del conocimiento de algo por medio del estudio, el


ejercicio o la experiencia, en especial de los conocimientos necesarios para
aprender algún arte u oficio.

Características del aprendizaje del adulto.

 La persona adulta tiene que reconocer y aceptar que necesita realizar una
inversión de tiempo en aprender, lo que significa un reconocimiento
contundente de que ese aprendizaje representa una necesidad para ella, en
un momento preciso, por lo que estará dispuesto a pagar un precio de
esfuerzo y adaptación.
 La persona adulta afronta el aprendizaje normalmente con una fuerte dosis
de motivación. El adulto antes de enfrentarse a un proceso de enseñanza-
aprendizaje, ha decidido en términos generales, que quiere hacerlo, que
necesita hacerlo, y ello le llevará a asumir un compromiso consigo mismo, y
también con otros.
 El adulto cuenta siempre con un bagaje experiencial, que supone una fuente
de aprendizaje en sí mismo. Sabemos que los aprendizajes se convierten en
significativos, cuando se establecen nexos o conexiones con otros
aprendizajes previos, tejiéndose así una cada vez más sólida relación, que
no hace sino consolidar y aumentar nuestra capacidad de aprender.

¿Qué quiere decir aprender a aprender?

Significa que los estudiantes se comprometan a construir su conocimiento a


partir de sus aprendizajes y experiencias vitales con el fin de aplicar el
conocimiento y las habilidades en una variedad de contextos.
Elabora una lista de los elementos distractores, factores
ambientales y personales, que están ocasionándote dificultad
para mantener la atención y la concentración en el estudio. Para
cada uno establece las acciones que permitirán que tu situación
mejore.

 Reproductores de música. Como hemos comentado en entradas anteriores


referidas al silencio, la escucha de música es poco recomendable a la hora
de rendir satisfactoriamente en el estudio.
 Carteles, póster o fotos. La habitación de un alumno se llega a convertir en
su santuario privado. En este santuario se exponen todo tipo de “trofeos” que
nos muestran las diferentes etapas, momentos y personas importantes en su
vida. Esta decoración de la habitación puede ser positiva para recordar estos
momentos, pero quizás sea inadecuado para favorecer la concentración en
el estudio por el alto nivel emocional que pueden despertar y los recuerdos
que evocan.
 Elementos sobrantes encima de la mesa. Como ya habíamos comentado en
la entrada del orden, todo accesorio que no vayamos a utilizar en ese
momento es superfluo. Así, podemos incluir en este saco: botes de bolígrafos
de mil y un colores y formas, pinzas y clips, hojas de notas de diferentes
colores, pequeños juguetes y objetos preferidos.

Acciones que permitirán que tu situación mejore.

Si no puedes mantener apagados la televisión, el ordenador, el móvil y los


diferentes reproductores de música durante el período de estudio, sácalos
fuera de la habitación durante este tiempo y colócalos fuera de tu alcance en
una habitación de uso común (si son muy voluminosos extrae una parte sin
la cual no sea posible su encendido).
Si ordenar tu mesa después de meses de ir amontonando los objetos te
parece un ejercicio demasiado cansado y superfluo, dedica 5’ diarios (con el
cronómetro en la mano si es necesario) a organizar lo que te de tiempo. Verás
como con el paso de los días llega el momento que de esos 5’ diarios te
sobran 4.
Piensa antes de comenzar tu tarea qué vas a realizar y qué vas a necesitar
de forma concreta. Organízalo y prepara los materiales que necesites. Lo que
no vayas a utilizar déjalo en su sitio donde no moleste ni te distraiga.

Diga la importancia de la motivación en el estudio.

La motivación es la fuerza que empuja nuestro comportamiento y toda


motivación parece constar de tres elementos básicos: dirección, intensidad y
persistencia.

- Dirección: este elemento hace referencia a la meta hacia la cual estamos


motivados. Para que la dirección sea la apropiada, el objetivo debe estar bien
definido desde un primer momento, en este caso se trata de estudiar un tema o
una materia en particular. Por regla general, a las personas les motiva dedicar
tiempo a algo que tiene una finalidad específica, un propósito hacia la cual
apuntar sus acciones.

- Persistencia: este elemento refiere a cuánto tiempo una persona invierte su


energía y esfuerzos en una meta determinada. La persistencia depende muchas
veces tanto de factores intrínsecos como extrínsecos los cuales definen la
conducta, el comportamiento y el nivel resistencia para superar los obstáculos y
alcanzar la meta final.

1.- Señala cuáles factores ambientales y personales están


afectando tu rendimiento académico y cuáles pasos realizarías
para afrontarlos.

El poco tiempo para estudiar.

Ir solo una sola vez a la semana a universidad.

Pasos realizarías para afrontarlos.

Poner más empeño y dedicar tiempo al estudio.

Tratar de estar más tiempo en la universidad.


2.- Define las diferentes técnicas de estudios y señala con cuál
o cuáles te identificas según tu estilo de aprendizaje.

 Realiza mis propios apuntes.

Realizar apuntes es una de las técnicas de estudio más extendidas junto con
subrayar. Se trata de resumir lo más destacable con nuestras propias palabras
para así recordarlo más fácilmente. En la mayoría de las ocasiones, la clave es
ser capaz de resumir el contenido al máximo, pero sin dejar fuera ningún dato
clave.

 Mapas Mentales

Otro clásico. Crear un mapa mental es la mejor manera para resumir y organizar
nuestras ideas. Un buen mapa mental puede ahorrarnos muchas horas de
estudio y consolidar nuestros conocimientos de cara al examen.

 Fichas de estudio

Con las fichas de estudio convertimos la memorización en un proceso más


divertido. Además, las fichas de estudio online nos permiten ahorrar mucho
trabajo a la hora de crearlas y se pueden consultar fácilmente. Prueba a crear un
conjunto de fichas ahora.

Me identifico con: realizar mis propios apuntes.

3.- Elabora una lista de los elementos distractores que están


ocasionándote dificultad para mantener la atención y la
concentración en el estudio. Establece las acciones que
permitirán que tu situación mejore.

La falta de concentración

Cansancio

La utilización del celular.


Acciones que permitirán que tu situación mejore.

Concentrarme más en el aula y cuando esté en mi casa estudiando.

Reposar antes de estudiar, y así poder tener más energía en mi cuerpo y mente.

Dejar aparte el celular cuando estudio.

4.- Identifica tu estilo de aprendizaje y define las estrategias que


mejor se adaptarían para desarrollar un buen hábito de estudio.

En la universidad prefiero escuchar al profesor detenidamente.


Prefiero los trabajos individuales.

Estrategias para desarrollar un buen hábito de estudio.

Crear una rutina de trabajo y estudio.

Habilitar un lugar para el estudio.

Planificar y organizar las tareas.

Hacer que sea divertido.

Evitar distracciones.

Practicar cada día más.