Está en la página 1de 14

Las 10 historias más Bizarras y Extrañas

de la Biblia
La Biblia está llena de muchos cuentos fascinantes; muchos buenos, y algunos extraños.
Aquí están los 10 cuentos más bizarros de la Biblia, narrados de una forma amena, divertida
e irónica

· HOY 03:09

IGLESIAS Y RELIGIONES, MUNDO, POLÍTICA

COMPARTE EN FACEBOOK
COMPARTE EN TWITTER
60

10. Una lección para aquellos que


se atreven a burlarse de la calvicie
masculina

Se encuentra en: 2 Reyes 2:23-24


Uno de los pasajes más inspiradores en la
Biblia cuenta la historia de Eliseo, un hombre
sabio, sin embargo, tiene un problema: la
calvicie. Un día estaba ocupado en sus propios
asuntos, caminando hacia Bet-el, cuando es
atacado por una banda itinerante de niños que
se burlan de él con nombres como “cabeza
calva”. Pero a Eliseo nada de esto le
preocupaba, él simplemente se da la vuelta y
los maldice en el nombre del Señor, y al
instante dos osos emergen de un bosque
cercano y mutila a los 42 niños hasta morir.
¿La moraleja de esta historia?
No se burle de las personas calvas.
Francamente, ¿por qué esta historia no está
incluida junto con los Diez Mandamientos?,
nadie lo sabe, pero creo que serviría como una
excelente lección para los niños que piensan
que la calvicie es para burlarse.
(Ver el artículo: Eliseo. Profeta, malhumorado
y calvo)

9. La innoble muerte de Eglón


Se encuentra en: Jueces 3:20-25
Aod es el asesino más disimulado de la Biblia
(y también la única persona zurda
mencionada en el Libro Santo). Él está en una
misión para entregar un mensaje “de Dios”
para el zalamero rey Eglón. Aod se reúne con
el rey glotón, saca una espada y apuñala a
Eglón en el estómago. Al principio el arma no
puede entrar, pero él presiona un poco más y
finalmente, llega a su intestino. Eglón es tan
gordo que su grasa cubre el puño de la
espada; Aod empuja aún más en su estómago
hasta que ni siquiera es visible. Es en este
punto, pierde Eglón el control de sus entrañas
y empieza a defecar sin piedad por toda su
habitación. En ese momento los asistentes del
rey finalmente vuelven, pero no entran en la
habitación de Eglón asumiendo que está
haciendo sus necesidades. Después de
esperar “hasta el punto de vergüenza”, sus
asistentes irrumpen en la habitación para
encontrar a su rey muerto en el suelo,
cubierto en su propia materia fecal. Mientras
tanto, Aod había escapado a la ciudad de
Seriah.
¿La moraleja de esta historia?
A quién le importa, pero es
endemoniadamente alucinante.

8. Onán; cauteloso, pero tonto


Se encuentra en: Génesis 38:8-10
Una historia que como lo indica su nombre,
dio paso a su propio neologismo: onanismo,
un término arcaico para la masturbación.
Básicamente, Dios mata a Er. ¿Por qué?
Realmente no hace falta averiguarlo. Sin
embargo, en un golpe de suerte, el padre de
Er, Judá, ha dado a Onán el derecho, más aún,
el deber, de tener relaciones sexuales con la
esposa de su hermano muerto. Onán, un poco
aprensivo al principio, pero está de acuerdo en
seguir adelante con este plan bizarro para
crear un “Heredero legitimo a Er”. Él comienza
a tener relaciones sexuales con la chica, pero
en el último momento decide retirarse y
derramar “su semilla en el suelo”. Dios se
molesta tanto que decide matar a Onán
también, y por lo tanto no hay heredero. Esta
historia es la base para la condena cristiana
de la masturbación y control de la natalidad.
¿La moraleja de esta historia?
En las palabras de Monty Python, “Cada
esperma es sagrado…”
(Ver el artículo: El error de Onán. Opinion de
Dios sobre la masturbación y el control de la
natalidad)

7. Una historia muy inquietante

Se encuentra en: Jueces 19:22-30


Dentro de la Biblia, de vez en cuando
encuentran historias tan horribles, que uno
debe preguntarse cuál es su propósito. No sólo
es esta historia totalmente extraña, sino que
también es absolutamente repugnante. Un
hombre y su concubina están vagando por las
calles cuando deciden a buscar refugio para
pasar la noche, y encontraron un hombre lo
suficientemente bondadoso para alojarlos en
su casa. Esa noche, sin embargo, un grupo de
hombres llamaron a la puerta y demandaron
que les entregasen al huésped para que
pudiesen tener relaciones sexuales con él. El
propietario no está dispuesto a dejar que su
huésped masculino fuese violado y así ofrece
a su hija virgen en su lugar. Sin embargo, esto
todavía no es suficientemente bueno para los
hombres, así que el dueño les ofrece la
concubina de su huésped y los hombres la
aceptan. Los hombres violan brutalmente a la
mujer y la dejan en la puerta donde se
desangra hasta morir. Y si eso no es
suficiente, cuando es encontrada por su
marido, la corta hasta en doce piezas y las
envía a cada una de las doce tribus de Israel.
¿La moraleja de esta historia?
Espero que ninguna.
(Ver el artículo: Como ser un buen padre y un
excelente esposo según la Biblia)

6. Una forma novedosa de mostrar


su amor

Se encuentra en: 1 Samuel 18:25-27


Antes de Byron, antes de Casanova, estaba
David. Joven y enamorado, David quiere
desesperadamente casarse con la hija de
Saúl, Mical y le ofrece cualquier cosa que Saúl
desee para que le permita casarse con ella.
¿Qué podría posiblemente Saúl querer?
¿Dinero? ¿Un voto de amor? No. Saúl quiere
prepucios. 100 para ser exactos. ¿Por qué? A
quién le importa. Si quieres a mi hija, usted va
a tener que encontrar 100 prepucios para
mañana. David encuentra esto extraño, pero
vuelve a recordar lo atractiva que es la chica,
por lo que sale y mata a 200 hombres, y
recoge sus prepucios. Entonces, recuerda que
sólo necesita 100 prepucios. ¡Oops! Bueno, tal
vez si entrega el doble de prepucios, Saúl
estará doblemente impresionado. De hecho es
así y entrega la mano de su hija a David.
¿La moraleja de esta historia?
Nunca te avergüences de hacer cosas locas
por amor.
(Ver el artículo: Historias de prepucios y
circuncisión. Moisés y David.)

5. Igual que cortar el salami.


Se encuentra en: Éxodo 4:24-26
Continuando con la fascinación de la Biblia
con todas las cosas sobre el prepucio,
tenemos la extraña historia de Dios tratando
de matar a Moisés porque su hijo no está
circuncidado. Dios está a punto de destruir a
Moisés cuando su esposa Séfora saca una
piedra, y rápidamente se corta el prepucio de
su hijo (ouch), arrojando el fragmento de la
piel con sangre a los pies de Moisés. “¡Tú eres
mi esposo de sangre!” Grita Séfora con la
piedra en una mano y el niño en la otra. Dios,
claramente aterrado por esta mujer, retrocede
y Moisés se salva.
¿La moraleja de esta historia?
Nunca des a una mujer por un psicópata.
Algún día ella puede salvarte la vida.
(Ver el artículo: Historias de prepucios y
circuncisión. Moisés y David.)
4. Jesús y la higuera

Se encuentra en: Mateo 21:19 ; Marcos 11:13-


14
Así, Jesús camina por Betania y se siente un
poco hambriento. Se encuentra con una
higuera, pero desgraciadamente es estéril, ya
que es la temporada baja para los higos.
Molesto, Jesús exige a la higuera que le dé
frutas; sin embargo, la higuera no responde
(es un árbol), así que Jesús, en un acto de
inusitada temeridad, maldice a la higuera y
esta muere. Esta historia es bizarra por
muchas razones, pero principalmente por lo
insignificante que es, y como Jesús parece
reaccionar con tanta dureza. OK, así que tiene
hambre, y todos nos ponemos un poco
irritables cuando tenemos hambre; pero
vamos, la higuera no había hecho nada malo.
Esto simplemente parece ser un abuso de
poder.
¿La moraleja de esta historia?
Honestamente, no puedo pensar en una. Esta
historia parece tan poco importante y sin
propósito; sin embargo tanto Marcos y Mateo
la mencionan por lo que debe tener alguna
importancia. Lo mejor que puedo pensar es:
no desobedecer a Jesús, incluso si usted es un
árbol inanimado.
(Ver el artículo: La insensatez del Mesías. Jesús
y la higuera.)

3. Hasta Dios está orgulloso de su


parte trasera.

Se encuentra en: Éxodo 33:23


Es un gran día para Moisés. Él finalmente va a
encontrarse con Dios cara a cara y está
emocionado con anticipación. Pronto llega el
momento y Moisés se posiciona sobre una
piedra dispuesto a ver al mismo creador
divino. Pero Dios se echa atrás a última hora
alegando que ningún hombre puede ver su
rostro y vivir. Sin embargo, él tiene una
solución. Él dejará que Moisés le dé una
mirada a su parte “Trasera” (*) “Y quitaré mi
mano, y verás mis partes traseras: pero mi
cara no se verá.” Moisés debe tener el corazón
destrozado. Fue con la esperanza de ver el
rostro de Dios, ¡no el trasero! Imaginemos
como se lo explica a su mujer: “Cariño, ¿has
visto el rostro de Dios?” Umm no del todo…
¡sin embargo le di una gran mirada a su culo!
“Moisés probablemente durmió solo esa
noche.
¿La moraleja de esta historia?
Dios trabaja de misteriosas (y un poco gay)
maneras.
(*) Nota: La Biblia utilizada por los
Norteamericanos es la King James Version, la
cual dice que Dios le muestra a Moisés sus
“back parts” (partes traseras). En las
versiones en español se ha cambiado esto por
“Espaldas”

2. Balaam y su burra parlanchina.


Se encuentra en: Números 22:28-30
Balaam está ocupado en sus asuntos,
azotando su burra; cuando de repente se oye
una voz. Es la burra que le está preguntando
por qué la azota. Balaam no parece en lo más
mínimo impresionado que su burra hable en la
misma lengua que él; y dice: “Porque te has
burlado.” La burra luego ofrece unas
explicaciones filosóficas y expone la
naturaleza de su relación y cómo sus
sentimientos han sido dañados.
Eventualmente, ellos hacen la paz… Ah, sí
¿Les mencioné que estaba hablando con una
BURRA?
¿La moraleja de esta historia?
No castigue a los animales. Si pudieran hablar
entonces probablemente te dirían lo molesto
que es.
(Ver el artículo: La burra de Balaam, o la
historia más absurda de la Biblia.)
1. Jacob y el caso de la genética
mágica

Se encuentra en: Génesis 30:37-39


Y la historia más extraña y bizarra en la Biblia
es demasiado… bueno, viene del Génesis, con
su divertida explicación del código genético.
Básicamente, Jacob toma todas las ovejas a
rayas y manchas del ganado de Labán. Labán
se queda con el ganado de color liso, que no
parece gustar a nadie. Así que Jacob diseña un
ingenioso plan: él consigue algunos palos y
empieza a pintar rayas en ellas. A
continuación, las planta al lado de su ganado.
Jacob piensa que si consigue que su ganado
mire los palos rayados mientras copulaban,
entonces van a dar a luz animales jóvenes a
rayas. Ahora, todos esperaríamos que este
plan de idiotas fracase y que Jacob aprenda
una lección sobre una cosa u otra; pero su
desquiciado plan en realidad funciona. El
ganado da a luz animales a rayas, y Jacob es
feliz. ¿Qué diablos está pasando aquí?
Cualquier persona con la comprensión más
básica de la genética sabe que esto es una
tontería. Lo curioso es que esta historia parece
no tener finalidad ni moral; está solo allí. Y no
puedo dejar de preguntarme cómo los
científicos habían tratado de repetir este
proceso con palos pintados… Hasta que
Mendel se acercó y dijo: “Estoy bastante
seguro de que no es así como se supone que
ocurra muchachos, ¿por qué no intentamos
esto otro?”
¿La moraleja de esta historia?
Su conjetura es tan buena como la mía.
(Ver el artículo: La genética Bíblica. Jacob, las
varas y las ovejas.)
.