Está en la página 1de 81

UNIVERSIDAD AUTONOMA GABRIEL RENE MORENO

FACULTAD DE CIENCIAS DEL HÁBITAT, DISEÑO Y ARTE


CARRERA DE ARTE
TERRITORIO II

LEVANTAMIENTO CRUCEÑO DE LOS AÑOS 50

SANTA CRUZ – BOLIVIA


UNIVERSIDAD AUTONOMA GABRIEL RENE MORENO
FACULTAD DE CIENCIAS DEL HÁBITAT, DISEÑO Y ARTE
CARRERA DE ARTE
TERRITORIO II

LEVANTAMIENTO CRUCEÑO DE LOS AÑOS 50


INTEGRANTES: ROSALINDA ALVAREZ
YOLANDA LUNA SÁNCHEZ
ANGELICA ALGARAÑAZ
GABRIELA VIVIANI
GABRIEL AYMA
DOCENTE: ARQ. PEDRO BAZAN
AGRADECIMIENTO

Gracias a Dios por permitirnos tener y disfrutar a nuestras familias, gracias a nuestras
familias, amigos, docentes, bibliotecarios por apoyarnos en este proyecto.
No fue sencillo, pero gracias por sus aportes su intensidad de bondad y apoyo, lo difícil se
volvió más llevadero.
Gracias por creer en nosotros, hacemos nuestro aprecio hacia ustedes nuestras hermosas
familias.

I
DEDICATORIA
Al Creador de todas las cosas, el que nos ha dado la fortaleza para seguir adelante en este
proyecto, por ello se lo dedicamos primeramente de todo corazón a Dios.
De igual forma dedicamos este libro a nuestros padres quienes siempre han estado
apoyándonos y empujándonos a salir adelante.
A nuestro docente por brindarnos sus conocimientos y apoyo hacia este proyecto.
A los bibliotecarios que se desvivieron ayudándonos a encontrar más información acerca del
proyecto.
A nuestro estimados compañeros que nos apoyaron en todo momento, este libro va a
dedicado a todos ustedes.

II
PRESENTACIÓN
En las siguientes páginas se relata sobre este importante hito que es el del levantamiento
cruceño, en un contexto histórico de 20 años entre 1950 al 1970.
La ley del 11% a través de diferentes hechos como una guerra cívica, que al finalizar comenzó
un estado de obras públicas y así va naciendo otras empresas privadas para el desarrollo de
Santa Cruz y que hasta el día de hoy las leyes siguen vigentes. Bolivia llega al siglo XX siendo
un país cuyo poder y administración iba centralizada en la zona occidental pues era aquí donde
estaba el poder económico gracias a la explotación de las minas mientras departamentos de
santa cruz quedaban al otro extremo del país olvidados por el gobierno, estos a causa de no
haber vías de transporte y comunicación que vincularan a este departamento con el resto del
país, sin embargo tras la guerra del chaco el país sufre un cambio de visión pues habían
surgido nuevas formas de ingreso y con ellos nuevos partidos políticos que llevarían a Bolivia
a un mejor desarrollo
.En 1942 se prueba el llamado plan bohan en honor al economista estadounidense Marvin
Bohan cuyo plan se trataba de la integración de Santa Cruz a través de una carretera que
inicia a dicho departamento con Cochabamba y a través de este estaría vinculado atreves del
país, además este plan iba centralizado en el desarrollo sustentable de la zona oriental, para
explotación en sus diferentes rubros.La migración campo ciudad de la cual fue responsable
conocido como la problemática principal de plan techint, debido a que los latifundistas
explotaban a los campesinos y a cambio solamente les daban pequeñas parcelas para que
obtengan su alimento lo cual era muy escaso y no cumplían con las necesidades para
sobrevivir.
Debido a estas contrariedades los campesinos decidieron migrar a la ciudad donde vieron que
podían encontrar mejor opción de vida y así dejarían de ser esclavos. La reforma agraria
influyo mucho a los campesinos ya que la ley decía “que la tierra es de quien la trabaja”, eso
hizo dueños de las tierras que trabajaban los campesinos; este hecho aparece como fenómeno
social efecto de las transformaciones de 1952 pues los campesino eran excluidos de todos los
derechos y beneficios apenas contaban con el 5% de las tierras constituyendo el 85% de la
población. También fueron creados planes antecesores al Plan Techint: Plan Bohan y Plan
Ivanissevich, para el desarrollo urbano y mejora de calidad de vida de los cruceños. El Plan
Techint diseñado entre 1958 y 1960 como propuesta urbanística moderna por la firma ítalo
brasilera dirigida por Lohbaurer después de haber ganado la convocatoria de coite de obras
públicas al efectuar una serie de series topográfico urbanísticos y sociales. Este plan fue
diseñado a base de 3 elementos: anillos, avenidas radiales y unidades vecinales.
Santa Cruz desde el punto de vista socio-política administrativa, constituye el núcleo urbano
de mayor jerarquía, el Departamento de Santa Cruz se ubica en el divortium aquarum de los
ríos de la Cuenca de Plata y del Amazonas. La base económica era principalmente en la
exportación de azúcar, y en menor escala arroz, algodón, tejidos de algodón, cueros y
productos silvícolas que vendían en los valles y en el Altiplano Boliviano; en 1954 la carretera
a Cochabamba facilito que la economía se ampliara; los ferrocarriles al Brasil y a la Argentina
facilitaron la ampliación del comercio exterior cruceño. El comité Pro-Santa Cruz fundado en
1950 para reclamar ante las autoridades nacionales por el abandono de que eran objeto los
cruceños.

III
INDICE
• Vigencia del 11 %
1. Milicia
2. Nueva era del Comité de obras publicas
3. Milicias
4. Nueva era del comité de obras publicas
5. Plan regulador
6. La institucionalidad cruceña se multiplica
7. ¿Recibe Santa Cruz el 11 %?
8. El 11% del 11 % a favor de las provincias productoras
• Surgimiento cruceño
1. Antecedentes
2. ¿Vía ferroviaria o carretera?
3. Reseña de Post-guerra del Chaco
4. Inicio dela explotación del petróleo
5. Marcha hacia el oriente o consecuencia del plan Bohan
6. Revolución del 12 de abril de 1952
7. Etapas de desarrollo
• Migración campo- ciudad
1. Migración externa
2. Fenómeno de la migración
3. Datos generales
4. Causas que motivaron a la migración
• Plan Techin
1. Integración vial y primeros pasos modernos
2. Antecedentes
3. Problemáticas
4. Inicios
5. Plan Bohan
6. Plan Ivanissevich
7. Infraestructura urbana deteriorada
8. Planificación urbana pre moderna
9. Ante proyecto
10. Proyecto
11. Plan Techin
12. Planes de interacciones del centro y zonas de beneficio de las
poblaciones futuras
13. Poblaciones futuras
14. Complementaciones de proyecto
15. Construcción de la ciudad (Implementación del Plan Regulador y la
infraestructura de servicios básicos)
16. Municipalización de la planificación física.
17. Metropolización
18. Infraestructura de servicio
19. Impacto histórico de Techint
• Fenómeno urbano
1. Apropiación del espacio urbano por lugar de procedencia
2. Proceso de urbanización de Santa Cruz
3. Describiendo en ambiente tangible e intangible
4. Evolución de Santa Cruz de la Sierra : 1951, 1959, 1969, 1989
5. Niveles
6. Territorio del municipio de Santa Cruz de la Sierra y sus ejes de cirxulacion
primarias y truncales.
7. Reordenación territorial
8. El proceso de urbanización
9. Eje central.
Vigencia de la ley del 11%
En 1957 la dirigencia de Santa Cruz se enfrentó al gobierno del entonces presidente
Hernán Siles Suazo para exigir el pago de las regalías. La lucha costó la vida de jóvenes.
Las mujeres fueron claves.
El 29 de octubre, hace exactamente 61 años, el entonces presidente decreto estado de
sitio en Bolivia, con el objetivo de reprimir “peligrosas reacciones de carácter regionalistas
que ponen en peligro la soberanía de la nación”, argumentaba que se estaba gestando
“una conspiración alentada por el exterior”.
El presidente se refería concretamente a los sucesos en Santa Cruz de la sierra. Los
cruceños reclamaban, y con justicia, el pago adeudado del 11% de regalías a la producción
petrolera al departamento.
Desde la promulgación de la ley del 15 de julio de 1938, en la que se establece el pago del
11% de regalías a los departamentos productores de petróleo, el estado boliviano no había
desembolsado ni un solo peso a Santa Cruz por este concepto. Un nuevo código de
petróleo, promulgado en 1955 eliminaba el pago de las regalías al departamento productor.
Por ello el diputado cruceño Virgilio Vega propuso una ley interpretativa al artículo 104 del
mencionado código que proponía una participación justa de los beneficios del hidrocarburo.
Esta ley interpretativa fue sancionada por el parlamento, en diciembre de 1956, pero que
el presidente Siles Suazo se negaba promulgar.
Ante la crítica situación por la que pasaba el departamento por la pérdida de ese beneficio,
se reorganizo el Comité Cívico pro Santa Cruz. En septiembre de 1957 su nuevo
presidente, el Dr. Pinto Parada envió una carta al mandatario Hernán Siles Suazo para
exigir la promulgación de la ley interpretativa de las regalías petroleras. El pueblo cruceño
y las instituciones ratificaron esta solicitud, ya que todos sabían que de las obras públicas
dependía el desarrollo del departamento.
Presión
Llegando el mes de octubre y sin ninguna respuesta del gobierno central, los cruceños
trabajaban en una comisión para definir el monto de la deuda de yacimiento petrolífero
fiscales bolivianos (YPFB) al departamento desde 1938. Un incidente con la máquina de
esta empresa que debía ir a Cochabamba, desato el conflicto. Los jóvenes de la unión
juvenil cruceñista, creada el 7 de octubre por Carlos Valverde Barbery, decidieron tomar
esa maquinaria y hacerlas trabajar en el arreglo de calles de la ciudad, situación que alegro
a la población de Santa Cruz, pero molesto al gobierno central, que vieron en estas
acciones un peligro de separatismo.
El estado de sitio y la acusación contra Santa Cruz, de conspirar contra la unión del país,
indignaron a los cruceños que se reunieron en la plaza principal en un cabildo abierto y
definieron un paro cívico de 24 horas para el 31 de octubre.
El día del paro, las autoridades del gobierno intentaron obligar al comercio cruceño a abrir
sus puertas, por la que una comisión de cívicos se reunió con el alcalde. Al retirarse la
comisión, el control político, aparato represor del gobierno, disparo por la espalda a las
personas que salían del edificio; en el ataque fue asesinado Jorge Roca Pereyra y
resultaron heridos otros cuatro jóvenes. El alcalde de la ciudad, Adán Weber, renunció al
cargo en repudio a la masacre del control político por “haber burlado los derechos de mi
pueblo, acallándolo con ametralladoras en la misma casa comunal”.
Ese mismo día la doctora Elfy Albrecht creo la unión cruceñista feminista que actualmente
se conoce como comité cívico femenino. A través de esta organización las mujeres se
incorporaron en la lucha por la justa demanda del 11% de las regalías petroleras.
El asesinato de Roca Pereyra fue el detonante del mayor conflicto que enfrento a Santa
Cruz con el estado central en el siglo XX. El conflicto conocido como las luchas cívicas se
extendió desde ese momento hasta diciembre de 1959, cuando el entonces presidente del
senado Rubén Julio Castro, promulgo la ley interpretativa de las regalías petroleras
- Milicias
El gobierno de Siles Suazo movilizo parte del ejército nacional a la cercanía de Santa Cruz,
por el norte a Montero y por el oeste a Taruma; en el interior de Bolivia fueron alistadas las
milicias armadas del MNR. El 2 de noviembre de 1957 el presidente Siles Suazo vino a
Santa Cruz con el fin de negociar con el movimiento cruceño, pero mantenía su posición
de no promulgar la ley interpretativa.
Por su lado, el comité pro Santa cruz estableció un comisión negociadora conformada por
Elfy Albrecht, Humberto Vásquez Machicado, Lucas Saucedo Sevilla, Ángel Sandoval y
Hernando Sanabria; la comisión viajo a La Paz para consensuar una solución.
El 23 de noviembre se logró un acuerdo, por el que el 11% de las regalías que debía recibir
el departamento se dividiría en 5% para la renta departamental y el 6% para el estado, que
debiera invertir los recursos en Santa Cruz. El acuerdo alcanzado estaba muy lejano a lo
establecido por la ley de las regalías de 1938 y por la ley interpretativa de 1956. Este
arreglo no dejo satisfechos a nadie, se buscaba pacificar la ciudad; sin embargo, los
sectores del gobierno, dirigidos por Luis Sandoval Morón, atacaron una fiesta de promoción
en el club social 24 de septiembre. Este hecho provocó que el 6 de diciembre las mujeres
cívicas iniciaran una huelga de hambre la primera huelga de mujeres en la historia boliviana
exigiendo la salida de Sandoval Morón.
Al día siguiente, el 7 de diciembre, los jóvenes unionistas se enfrentaron al control político,
en esta lucha murió Gumersindo Coronado y otros siete jóvenes resultaron heridos. El
presidente Siles Suazo envio a Santa Cruz al canciller Manuel Barrau para negociar con la
dirigencia de la región, después de unos días regreso a La Paz y el jefe de estado se
comprometió a reestablecer el pago parcial de las regalías.
En mayo de 1958, después de una revuelta de la falange socialista boliviana (FSB), el
gobierno central aprovecho ese levantamiento para tomar Santa Cruz enviando al ejército
y a las milicias armadas compuestas por campesinos de Cliza y Ucureña, además por
mineros de Huanuni y Colquiri. El 16 de mayo tomaron la ciudad.
Tres días después se produjo la denominada masacre de Terebinto, en la que murieron
cuatro jóvenes: Felipe Castro Parada, Romer Mercado Ordoñez, Gabriel Candía Rivera y
José Cuellar Achaval; asimismo hubo varios heridos.
El 26 de mayo el Dr. Melchor Pinto Parada fue exiliado a Argentina donde permaneció
hasta la amnistía de julio de ese mismo año. El regreso de Pinto apaciguo los ánimos pero
la situación se mantenía tensa.
A finales de junio de 1959, la muerte de un policía en extrañas circunstancias, no aclaradas
hasta el presente, provoco que el gobierno instruya a sus tropas cercar a Santa Cruz. Los
jóvenes de la unión juvenil cruceñista, ante la superioridad de las tropas gubernamentales,
decidieron una retirada estratégica hacia el rio Surutu donde fueron capturados más de
300 de ellos y conducidos a La Paz. El 9 de julio de ese año, el Dr. Melchor Pinto Parada
fue exiliado a Perú, donde permaneció por 5 años hasta la caída del gobierno del
movimiento nacionalista revolucionario (MNR). Las organizaciones cívicas fueron también
clausuradas; en 1965 el comité pro santa cruz se reestableció.
El dinero proveniente de las regalías se consiguió gracias a la lucha del pueblo cruceño
dirigido por el Dr. Melchor Pinto. Las regalías hicieron posible que el comité de obras
públicas, entre 1964 y 1978, transformara y modernizara para siempre esta ciudad y el
departamento.
- Nueva era del comité de obras públicas
Finalizada la guerra cívica y ya en los tiempos de resistencia comenzaron a verse los
resultados. La actividad de esta institución en 1960 la describe José Terrazas:
“En la presidencia de esta institución se hallaba un distinguido profesional, probo y muy
cruceño: el ing. Omar Chávez Ortiz, a pesar de ser limitante de Hernán Siles, el MNR.”.
Ese buen profesional, aprovechando el ascendiente de que gozaba dentro del partido de
gobierno, logro a base de tesón, de persistente acción personal, la plena autonomía de
este comité, para manejar los recursos del 11% e iniciar de inmediato los trabajos.
Además el gobierno debía a Santa Cruz de 13 millones de dólares acumulado desde que
se promulgo la ley Bush en 1938 hasta ese año 1960.
En forma acelerada comenzaron los estudios para las obras urbanas. Se requirió los
servicios de una prestigiosa organización para elaborar un plan global, que con trabajo
continuado, y bien definido, conforme lo que nuestra ciudad necesitaba en un futuro
próximo. A este programa, una vez concluido, se le llamo “Plan Techint”, que era el nombre
de la compañía que lo creo.
Sobre el comité de las obras públicas, Remberto Gandarilla en 1973 decía:” Su
composición original se mantuvo vigente hasta el 14 de junio de 1963, fecha en la cual se
dictó el decreto supremo con fuerza de ley que permitió su reorganización, otorgándole
una mayor funcionalidad así como mayores posibilidades de administración de los recursos
provenientes de las regalías petroleras y de otros rubros de meno cuantía, en la concreción
de obras socio-sanitarias”.
En cuanto a sus realizaciones de entidad “Hasta el año 1963, el comité de obras públicas
de Santa Cruz fue manejado con criterio predominante político”.
Fue a partir de su reestructuración, obtenida gracias al D.S. de 14 de junio del citado año,
que dicho comité se transformó en un organismo técnico, eficiente y de enormes
proyecciones para el futuro de la región.
Si bien las obras de infraestructura socio-urbana se iniciaron en 1962 con el tendido de las
primeras cañerías de la red de aguas potables de la ciudad de Santa Cruz, es solo a partir
del siguiente año en que tales trabajos adquieren su verdadero impulso.
Sintetizando los rasgos más destacados de la labor cumplida hasta fecha reciente por el
comité de obras públicas en la capital cruceña, vale la pena hacer un resumen con cifras
aproximadas para darnos una idea maso menos cierta de la magnitud e importancia de las
obras urbanas logradas por este organismo autárquico.
Servicio de aguas potables.- hasta el año 1972 inclusive, el avance de las obras del servicio
de aguas potables en la ciudad de Santa Cruz arrojaba las siguientes cifras; inversiones
apreciadas en $US 5.500.000.- cañerías de distribución de diámetros distintos, colocadas
198.000 metros lineales. Población servida en un área de 693 ha; 135.000 personas.
Sistemas de alcantarillado.- este sistema se comenzó a construir en la ciudad en 1964 y
está proyectado por separado, es decir, que funcionan independientemente el sistema de
aguas pluviales y el sistema de aguas servidas. Hasta el año 1972, inclusive, se ha
colocado 80.430 metros lineales de tuberías pluvial y 142.236 lineales de cañería cloacal,
que benefician a una población de 120.000 personas, con una inversión del orden de los
$US 14.800.000, incluyendo planta de tratamiento, sistema de bombeo, laguna de
oxidación y canal de desagüe.
Pavimentación.- a partir de 1066, año en que se iniciaron los trabajos de pavimentación de
la capital, se ha logrado el siguiente avance: 634.108 metros cuadrados de pavimento
colocado del tipo articulado Blockret y 143.700 metros cuadrados de carpeta asfáltica. El
costo alcanzado hasta el año 1972, es de $US 4.182.979.-
Parque industrial.- razones de mucha justificación, como la de concretar en determinada
área el asentamiento ordenado de la pequeña industria, hizo ver la necesidad de que el
comité de obras públicas se ocupe también de la creación de un parque industrial en Santa
Cruz.
Contando con la ventaja de que los vientos predominantes aseguran la no contaminación
atmosférica, se ha escogido en la zona Noreste de la ciudad, fuera del cuarto anillo de
circulación, a una distancia razonable del centro urbano. Se ha tenido en cuenta, asimismo,
las características de los transportes internos e internacionales, provisiona de energía
eléctrica, suministros de gas, proximidad de la mano de obra, centro de materias primas,
infraestructura socio-sanitaria y de todos los elementos necesarios para su funcionamiento
técnicamente planificado. El estudio del proyecto, que abarca una extensión superficial de
250 ha; cuesta la suma de $us 80.000.-
Plan regulador.- el consejo del plan regulador de la ciudad, se desenvuelve mediante una
oficina técnica, que supervigila la correcta aplicación del plan Techint, planifica y proyecta
mejoras en el aspecto físico, social y urbano de Santa Cruz, que ha experimentado la
mayor tasa de crecimiento poblacional de toda américa latina.
Asimismo fija normas encaminadas a guiar el desarrollo de la ciudad en forma ordenada,
evitando su crecimiento espontaneo, esta labor se realiza mediante la actualización de
planos de zonificación sobre el uso de suelo, estados de la construcción y número de pisos.
En la localización de los equipamientos de servicio público, tales como centros
educacionales, de salud, deportivos y otros. En la delimitación de la zona industrial liviana,
artesanal, comercial y áreas verdes. En los proyectos y definición de perfiles de arterias
viales, llámense avenidas, calles, pasajes peatonales y aceras. En la reglamentación de
los permisos de construcción, parcelamientos y vigilancia de los sectores urbanos para la
regulación y determinación de las características generales de las construcciones,
considerando el ancho de las vías de circulación y finalmente en la transferencia de
terrenos mediante certificaciones expedidas a los interesados.
Esos fueron los comienzos de la nueva era. El Comité de obras públicas invirtió
correctamente os recursos de las regalías petroleras en la ciudad y provincias. En algunas
poblaciones se puede observar aun, como una reliquia los tanques elevados que esta
ciudad instalo e su tiempo y su sello despintado por el tiempo.
En este trabajo, que fue presentado a la escuela nacional de administración local,
Gandarilla concluye que la efectividad del Comité de Obras Publicas se debió a los
siguientes aspectos:
1. La despolitización del comité de obras públicas de Santa Cruz fue factor determinante
para que esta entidad pueda alcanzar los objetivos para los cuales fue creada.
2. La funcionalidad de este organismo, sujeto a un ordenamiento técnico-jurídico-
administrativo, facilito la materialización de sus proyectos.
3. La correcta aplicación de sus recursos, en fines específicos de su propia naturaleza,
fueron también una garantía para la obtención de créditos externos destinados a la
ampliación de sus actividades.
4. La planificación urbana de 4800 ha. Con todos los servicios socio-sanitarios, que
permitirán albergar las 600.000 personas que se han previsto para el año 2000, constituyen
una prueba tangible de la eficacia de un organismo tecnificado.
5. La municipalidad de Santa Cruz y el comité de obras públicas son organismos
independientes que conviven funcionalmente en una simbiosis necesaria en razón de un
momento histórico en la vida de un pueblo o. mejor dicho de una región.
A raíz de la aplicación de la ley de corporaciones, el comité de obras públicas se transformó
a fines de los años 70 en Corporación Regional de Desarrollo (CORDECRUZ).
Posteriormente la administración y los bienes de la corporación pasaron a la prefectura del
departamento. Con la conquista de la Autonomía Departamental todo aquello será del
Gobierno Departamental Autónomo de Santa Cruz.
Y se trabajó el desarrollo cruceño y luego llego. Pero para asegurarse que los “separatistas
cruceños” no se vayan de Bolivia, el plan creado por los altos peruanos durante la segunda
mitad del siglo XX, denominado “Marcha hacia el Oriente”, continuo durante todo el siglo,
en todos los niveles.
- La institucionalidad cruceña se multiplica.
El estado Boliviano solo tomaba en cuenta a Santa Cruz para tomar sus riquezas naturales,
como una verdadera colonia. El modelo cruceño de desarrollo siguió forjándose. Ante la
falta de atención del estado prácticamente todas las necesidades departamentales, había
la respuesta autónoma del pueblo.
Así nacen las cooperativas de servicio público: CRE, para la energía eléctrica; COTAS,
para las comunicaciones; y SAGUAPAC, para el agua potable. Para cada necesidad una
institución regional. El cruceño organizo un micro-estado interno, para cubrir sus
necesidades, con los pocos recursos que manejaba.
COTAS nacen en 1960, la CRE en 1962, la CAO nace en 1964 y SAGUAPAC en 1978.
En 1965 se reorganiza el Comité pro Santa Cruz y en adelante, cada año, cada gestión,
cada presidente se ha ocupado de exigir al gobierno central el pago justo de las regalías
petroleras, así como también el financiamiento de obras de desarrollo. Cada año, cada
gobierno, intento siempre frenar el progreso cruceño y respondió con violencia, amenazas
y atentados a cada exigencia.
- ¿Recibe hoy Santa cruz el 11%?
En un comunicado emitido por el Directorio del Comité pro Santa Cruz el 3 de diciembre
de 1957, textualmente dice:
“Contempla el reconocimiento explícito del 11 por ciento de las regalías sobre petróleo
bruto en campo de producción, procedente de la explotación fiscal de YPFB a favor de los
departamentos productores, en su integridad. Con respecto a la producción de las
empresas particulares, ese 11 por ciento de regalía, igualmente de petróleo bruto y en
campo de producción….”
El porcentaje determina la cantidad, del total extraído de la producción bruta, que es en
boca de pozo.
La RENTA, es la remuneración obtenida por la cesión del uso de cualquier tipo de
propiedad. En este caso el Estado reconoce una propiedad original a las regiones
productoras por ley. Por ello no se le debe deducir a ningún costo. La renta que se paga
al dueño es fija y punto, no tiene descuentos.
Simplificando. Si Ud. A un campesino le pide cosechar las naranjas de su árbol y el pone
como condición el 11% de la producción bruta, usted tendrá que pagar la suma de acuerdo
a los precios vigentes al pie del árbol, ya sea en naranjas o en su costo monetario. Al
campesino no le importa como cosecho usted las naranjas, ni cómo ni adonde las va a
transportar, ya no son suyas sino de usted.
La REGALIA tiene un origen inseparable a la soberanía. Es un Derecho o Privilegio del
Soberano. El pueblo cruceño, dueño original de los hidrocarburos que se extraen de su
tierra.
- El 11% del 11% a favor de las provincias productoras.

Hasta 1980 lo que quedaba de nuestras regalías se invirtieron en el capital oriental, en


servicios básicos e impulso del desarrollo. Se hacía justicia al pueblo que se desangro en
el chaco y en Ñanderoga…
“Se generó movimiento económico y comenzaron a surgir las empresas cruceñas, pues
antes todo se compraba en el interior”, dice Cuellar. En resumen se estaba creando el
marcado para todo el departamento; en lugar donde las provincias podrían vender sus
recursos y donde podrían comprar de forma directa sus productos y servicios.
“En 1980 se encontraba como presidente de Cordecruz, el ing. Oscar Serrete. Fue el que
de manera visionaria determino la asignación presupuestaria del 80% para las provincias
y 20% para la capital”.
Esto se cumplió plenamente y fue la época de mayor ingreso por concepto de regalías.
Ingresaban unos cinco millones de dólares por mes”.
Pero las necesidades provinciales siempre fueron mayores, pues el Estado boliviano nunca
se ocupó de la capital y menos de las provincias.
Las regiones productoras, dentro del Departamento, exigían mayor atención. Fue así que
el Directorio de Cordecruz, en tiempos de Serrate, asigno el 11% del 11% a favor de ellas.
Se beneficiaría con ello Cordillera, Andrés Ibáñez, Sara, Ichilo y Warnes.
La primera fue la mayor beneficiada porque producía más. Cordecruz aporto con más de
40 millones de dólares a la construcción de la carretera Santa Cruz- Abapo. En Camiri se
realizaron muchas obras para solucionar los problemas de agua, alcantarillado y luz. Los
servicios básicos.
Las distribución del 11% como política regional sigue vigente.
SURGIMIENTO CRUCEÑO
ANTECEDENTES:
Bolivia tras la guerra federal de 1898 donde se enfrentaron el bando conservador a la
cabeza de Severo Fernández Alonso, quienes estaban a cargo del poder del Estado de
Bolivia y contaban también con el apoyo mayoritario de las fuerzas armadas, la elite
económica y religiosa, contra el bando liberal dirigido por José Manuel pando, que se
oponía a las políticas empleadas por estos gobernantes, ellos a través de estrategias
internas habían logrado contar con el apoyo de los indígenas al mando de Pablo Zarate
Willka , quienes a la vez luchaban por la reivindicación de los derechos de los aymaras,
quizá fue este sentimiento revolucionario de los indígenas que llevo a que la victoria fuese
lograda por el bando liberal, lo cual significo un cambio rotundo de la política en Bolivia,
pues se trasladaba a la fuerza, los poderes ejecutivo y legislativo de la ciudad de Sucre
a la ciudad de la Paz, (La capital nacional seguía siendo en Sucre), en cuanto a la
reivindicación de los derechos indígenas, esto fue anulado pues tras la victoria de los
liberales Pando traiciono a Zarate Willka a quien lo considero un peligro ante su gobierno,
por lo que le los asesinaron.
De esta manera La República de Bolivia, llamada así hasta entonces, nace en el siglo XX
con el poder presidencial en la ciudad de La Paz, pues era en la parte occidental donde
se encontraba el poder económico con la explotación del estaño, aunque también se tenía
el auge de la goma en las fronteras con Brasil; per el gobierno había centrado toda su
atención a los focos mineros del occidente descuidado por completo el control de la
explotación de la goma, por lo que se nos vino encima la Guerra del Acre durante el
periodo de 1899 – 1903, disputándose este territorio, rico en árboles de caucho y
yacimientos auríferos, concluyendo así con el tratado de Petrópolis el 17 de noviembre de
1903, en el que Bolivia cedió una superficie de aproximadamente 191.000 km2 , mientras
que Brasil debía de construir un ferrocarril entre la ciudad de Riberalta y Porto Velo para
la exportación de Caucho el cual se había terminado de construir en 1912.
Aislamiento Cruceño, por falta de vías de comunicación con el resto del País y el
Memorándum de 1904
Ante esta situación la dirigencia cruceña se mantenía preocupada por el aislamiento y
marginación de la vida social a la que estaba siendo sometida toda esta región, pues hasta
aquel entonces no había ningún tipo de vínculo de conexión entre Santa Cruz y los demás
departamentos, por lo que el sentimiento de los cruceños, los llevo a que la Sociedad de
Estudios Geográficos e Históricos lanzara un memorándum en 1904 dirigido al Congreso,
que consistía en un tratado geopolítico de desarrollo nacional, centrado fundamentalmente
en el reclamo de la región oriental del país, quienes exigían un proyecto ferrocarrilero de
integración de este a oeste, para así poder potenciar el desarrollo de las fértiles tierras
del oriente Boliviano y a la vez lograr la integración del resto del país por medio del
ferrocarril, cuyo objetivo final era el de enlazar el comercio nacional con el océano
Atlántico, por medio de los ríos Paraguay y Pilcomayo, si bien en 1912 se aprobó la ley de
ferrocarril de Cochabamba a Santa Cruz, esta nunca se concretó.
En 1914 se marca el fin del auge de la goma y con ello termina una época que quizá
hubiera podido marcar el punto de partida para el desarrollo general de la región, sin
embargo debido a la falta de planificación de los enormes capitales que por un tiempo
fluyeron fuertemente por la región del oriente, no fueron invertidos en proyectos que
hubieran fomentado de manera duradera la economía. Esta fue la principal causa para
que la región cruceña entrara en un periodo de recesión económica que duro hasta la
Guerra del Chaco (1932-1935).
Desde 1914 a 1952 se hace más evidente el aislamiento y el estado de abandono de la
región con respecto al resto del país, provocando la aparición de corrientes cívico-políticas
que exteriorizaban su disconformidad y disgusto de manera más explícita y revolucionaria
que en 1904.
Dos años después en 1916 se funda el periódico “El Ferrocarril”, cuyo lema era “Ferrocarril
Cochabamba-Santa cruz por todo y por nada”.
El 19 de agosto de 1917, a pocos días de que arribara la primera locomotora a
Cochabamba, se organizó el “Comité pro Ferrocarril” a iniciativa del presidente del
Concejo Municipal Agustín Saavedra cuyo objetivo era trabajar para promover y difundir
el proyecto en todos sus ámbitos y que los poderes públicos se fijasen en los suelos
orientales, para que dictaran la ley correspondiente hasta hacer llegar el ferrocarril, pues
el memorándum de 1904 había dejado bien en claro el sello de la integración ferroviaria
como solución al desarrollo e integración de Santa Cruz con los demás departamentos.
Para 1918, el periódico “El Ferrocarril” daba a conocer que se había creado un nuevo grupo
organizado que se denominaba “Centro Juvenil de Acción Orientalista” con cuya principal
misión era “La defensa de la vida y los derechos del oriente y la transformación industrial
de este, mediante su vinculación con el resto del país, por medio de vías férreas.
“Surgieron grupos prevenidos” –dice-Sanabria Fernández- que trataron de encauzar esa
corriente por senderos que no eran precisamente los más indicados e incluso con la
creación de agrupaciones políticas que dio a llamarse Regionalista u Orientalista fue
creado en 1920 al calor de los reclamos cruceños para que el gobierno central construyera
el anhelado ferrocarril que vinculara a la región con el resto del país.
Sin embargo al año siguiente en 1920 colapsa el viejo partido liberal con su último
presidente José Gutiérrez Guerra, sin antes haber designado una comisión que se
encargase de hacer un estudio del posible ferrocarril Santa Cruz-Cochabamba, dirigido a
cargo del ingeniero Hans Grether. Mientras tanto en el occidente Boliviano no daba
respuestas a las peticiones del pueblo oriental.

En este mismo año suceden dos acontecimientos muy importantes:

 El ingreso por primera vez de un automóvil por Puerto Suarez


 El descubrimiento de petróleo por Miguel Higinio Velasco en su territorio
denominado Velazco, en dicho lugar donde posteriormente construirían una
refinería de la cual pudiesen extraer querosene y parafina.
El 12 de julio de 1920 se produce un golpe de Estado a José Gutiérrez Guerra y con el cae
el Partido liberal, llegando al gobierno un triunvirato, compuesto por Bautista Saavedra,
José María Escailer y Manuel Ramírez, bajo el Partido Republicano, quienes no sabían
nada del oriente y además respondían a intereses hegemónicos del minero Simón I.
Patiño. Por lo que beneficiarían al occidente boliviano, iniciando así con la construcción
de ferrocarriles en el Altiplano.
¿Vía Ferroviaria O Carretera?
Desde 1917 a 1921 Santa Cruz pago impuestos hasta alcanzar el monto suficiente para la
construcción de la anhelada vía ferroviaria hacia Cochabamba; Sin embargo cuando se
quiso disponer de este dinero para su fin, se descubrió que el gobierno había invertido
estos fondos intocables en otros asuntos, y por ello hacia la petición de construir una
carretera en lugar de una vía ferroviaria.
Aquella petición provoco protestas energética en todo el pueblo cruceño, ante lo cual el
gobierno aprueba el 7 de mayo de 1921 para la Construcción de la carretera Santa cruz-
Cochabamba, destinando 40 mil bolivianos para reparar el viejo camino a pie de herradura
que conectaba hacia los valles; con este informe quedaba claro el cambio de ferrocarril a
carretera.
En los próximos años y al ver la visión estrecha de los políticos y autoridades de turno,
que eran incapaces de ver que Bolivia era algo más que solo la meseta andina, les impedía
comprender el reclamo de integración que exigía esta región, quienes se hacían notar en
sus levantamientos. Esto causo que para 1923 el gobierno dictara, por primera vez a esta
región como “estado de sitio”
En 1925, el gobierno de Bautista Saavedra anuncia las elecciones para designar al
sucesor a la presidencia, habiendo tan solo dos partidos: El partido del gobierno José
Gavino Villanueva y el partido republicano con Daniel Salamanca, sin embargo Saavedra
había hecho su estrategia política, pues los resultados del análisis del primer avión del
ferrocarril Occidente-Oriente ya habían salido meses atrás y el informe documento ya
estaba en el bufete presidencial y la aprobación vino del decreto supremo, con la
afirmación de que a poco se llamaría a propuesta para la iniciación en tabla, del ferrocarril.
Como era de esperarse, este decreto toco el corazón de los cruceños quienes anhelaban
la construcción de este ferrocarril, en las posteriores semanas fueron lanzados volantes
con frases como ser: “Votos para Villanueva, segura promesa ferroviaria; “Votos para
Salamanca, lapida eterna para nuestra caras aspiraciones”. Los resultados del 3 de mayo
de 1925 fueron los esperados según la estrategia armada, pues las cifras de votos a favor
de Villanuevas habían sobrepasado los datos estimados por sus más optimistas
partidarios. Pero estas elecciones fueron anuladas por animadversión de Saavedra,
Y en su lugar fue dado Felipe Segundo Guzmán como presidente interino. En este año
suceden dos actos de mucha importancia en el Oriente:
La llegada del primer avión Junker, obsequiado al país por colectividad alemana y que
sirvió de base para la formación del Lloyd Aéreo Boliviano.
La iniciación de la Standart Oil Company de los trabajos de perforación del orimer pozo
petrolífero, en el paraje entonces denominado la Bomba.
Guerra del chaco:
En Enero de 1926 se posesiona como presidente Hernando Siles, y a poco tiempo de su
inicio se va sintiendo el conflicto con el Paraguay
Motivo por el cual el tema del ferrocarril pasó a segundo plano, pues ya empiezan los
primeros choques con el Paraguay en el Chaco, que luego conlleva a la Guerra con este
país vecino entre 1932 a 1935, el 12 de Junio de 1935 los cancilleres de Bolivia y Paraguay
firmaban documento que daba fin a la Guerra con la posesión del Chaco Boreal bajo poder
paraguayo, a quienes Argentina había colaborado con provisiones de alimentos, armas y
carburantes.
Para Bolivia la Guerra del Chaco fue muy significativa, pues a partir de 1935 surge una
nueva generación de una Bolivia más integrada, pues recordemos que este conflicto unió
tanto a los indígenas del occidente como a los del oriente que pese a no poder comunicarse
por el idioma diferente, sabían cada uno que luchaban por un mismo motivo, defender y
mantener unida a la patria. A esto se le denomina el nacimiento del sentimiento patriótico.
También surgen la aparición de logias militares y grupos de excombatientes, con los que
posteriormente se convertirían en los nuevos partidos políticos, con una mentalidad que
harían que los siguientes 17 años se viviera en Bolivia un periodo bastante rico en
acontecimientos
Periodo Pos-guerra:
• Surgen nuevos partidos políticos:
Partido Obrero Revolucionario (POR) en 1935, el Partido Izquierdista Revolucionario (PIR)
en 1940; La Falange Socialista Boliviana (FSB) en 1937; el Movimiento Nacionalista
Revolucionario (MNR) en 1941
• Creación de YPFB:
En 1936 durante el gobierno de David Toro se creó Yacimientos Petrolíferos Fiscales
Bolivianos (YPFB) como entidad estatal para explorar y explotar los recursos petrolíferos
y gasíferos del país.
• Creación de FSTMB:
Se formó la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia FSTMB en 1944, con
el que cada vez el Movimiento Obrero se iba consolidando.
• Ley de Regalías del 11 % para Santa Cruz:
El 15 de Julio de 1938 durante la presidencia de Busch se promulgo una ley que fijaba el
11% de regalías a los departamentos productores de hidrocarburos, beneficiaba
directamente a Santa Cruz.
• El Plan Bohan:
El Plan Bohan surge a raíz de la necesidad de Estaño por parte de los Estados Unidos,
quien acababa de ingresar a la Segunda Guerra Mundial en 1941, motivo por el cual el
gobierno Norteamericano manda a llamar al presidente Enrique Peñaranda a la mesa de
diálogos para poder negociar la provisión de estaño a este país, el 1 de agosto de 1941
el embajador de Bolivia Luis Fernando Guachalla suscribió el memorándum de
Cooperación Económica, por su parte Washington envió a Merwin L. Bohan, jefe de la
misión de comando de las fuerzas de tareas conformada por el economista agrícola Ben
H. Thibodeaux y 9 expertos del departamento de estado, Departamento de Agricultura,
Departamento de Minas y la Administración de caminos Públicos. Esta misión llega a
Bolivia el 17 de noviembre de 1941 y empieza su trabajo el 21 de mayo de 1942 y el 15
de agosto presento su informe a la Secretaria de EE.UU. esbozando un programa de
desarrollo que consistía en tres componentes mayores:
El primer componente:
Proponía la creación de un sistema nacional de carreteras para hacer posible la conexión
de la producción con los centros de consumo. La primera prioridad asignada por el Plan
era una carretera que uniera Santa Cruz y Cochabamba, la cual conectaría este futuro
centro de actividad económica y agricultura con los centros poblados del occidente.
El segundo componente:
Va apuntado a mejorar el sector agrícola, una preocupación mayor era estimular la
producción de goma, quina y otros productos que eran importantes en las tareas de guerra
en la que los EE.UU. estaba interesado en obtener de Bolivia. También se consideró la
importancia de incrementar la producción agrícola. Una dimensión clave de estrategia
agrícola era el desarrollo de sistemas de fincas con riego. El informe reconoció la
necesidad para desarrollar instituciones educativas donde se enseñara la agricultura
como parte de un programa educativo, para promover el mejoramiento científico y técnico
de la agricultura.
Era el Oriente el que contaba con todas las características para implantar en ella una
agricultura comercial a gran escala
El tercer componente:
Proponía una seria de recomendaciones para invertir en posteriores desarrollos del sector
minero y la posible producción doméstica del petróleo.
Para poner en práctica el Plan Bohan, el gobierno creo en 1942 la Corporación Boliviana
de Fomento (CBF) Cuyo objetivo era el de impulsar el desarrollo agroindustrial del
país, que incluía instalación de ingenios azucareros, creo el banco Agrícola para abrir una
línea de crédito a un potencial sector agroindustrial.
La carretera Cochabamba-Santa Cruz, se inició en 1942 la que partiendo de Santa
Cruz unió a la capital de Cochabamba.
Se realizó el proyecto de riego para Villa Montes, desarrollo de campos petroleros
probados y explotación de Nuevas Áreas.
En su primera etapa, el Plan Bohan preparo para la CBF hasta los estatutos, los mismos
que constan como apéndice D y E Del mencionado Plan, incluso el gerente y el sub-
gerente general de la CBF eran llamados por el Export-Import Bank (Banco controlador
de Estados Unidos), pero una vez establecida las bases conceptuales del Plan Bohan, lo
que prosigue es una verdadera historia de éxitos.
Setenta y seis años más tarde, uno puede apreciar que las bases que formulo el Plan
Bohan han sido de mucha transformación para la economía de Santa Cruz, que en 1950
representaba el 6 % de la producción boliviana y tenía una población de 417000 hab., hoy
Santa Cruz producto del Plan Bohan y la llamada “Marcha hacia el Oriente” cuenta con
una población de 2.776.244 hab. Y representa un 30,2% de la economía boliviana.
Con esto llevamos a la conclusión de que el Plan Bohan, constituye un ejemplo de política
pública, continuada por diferente gobiernos y con un objetivo de largo plazo, que los
gobernantes debían de implementar al margen de cualquier condicionamiento político,
tomando en cuenta como criterios fundamentales la generación de capacidades
productiva sostenible, de la condición de vida de la población.
• Revolución de 1949
La revolución de 1949 fue protagonizada por el novel Movimiento Nacionalista
Revolucionario y uno de sus principales líderes fue Edmundo Roca Arredondo. La
revolución creó una "Junta Revolucionaria de Gobierno" que, presidida por Roca,
gobernaría zafándose de la tutela de La Paz. "La Junta Revolucionaria de Gobierno dirigida
por Edmundo Roca Arredondo planteaba reivindicaciones clasistas que afectaban
simultáneamente la estructura social de Santa Cruz y la del resto del país. El MNR cruceño
decidió tomar el liderazgo de este momento crítico de la Revolución Nacional, para lo cual
irradió una acción no sólo a nivel local, sino también a los obreros de las minas, de las
fábricas y a las adormecidas masas campesinas aymaras-quechuas. Durante dos
semanas Edmundo Roca fue jefe de un gobierno que no obedecía órdenes de La Paz. Ello
permitió poner en primer plano de la atención nacional e internacional a un pueblo acusado
como separatista por la oligarquía altiplánica y que ahora se colocaba a la vanguardia de
los planteamientos más revolucionarios que jamás se habían hecho en el país:
nacionalización de minas, reforma agraria y voto universal. Este programa, lejos de
postular la escisión del país trataba más bien de modernizarlo y unificarlo bajo la dirección
de un gobierno central fuerte"
A mediados del siglo XX Bolivia se nos presenta como un país con graves problemas que
exigen una pronta y radical solución:
La población había aumentado a 3.000.000 de habitantes; el 72% se dedicaba a la
agricultura. El departamento de Santa Cruz contaba con 244.658 habitantes y la capital
con 42.746.
La población urbana se había incrementado del 14,5% en 1900 al 22% en 1950. La
ciudad más importante era La Paz con 320.000 habitantes.
Más del 90% de la tierra cultivada estaba en manos de un reducido número de
hacendados.
La situación del indio era de total dependencia del hacendado: estaba sometido al
pongueaje.
El analfabetismo llegaba al 70%.
La minería era la principal fuente de ingreso para el Estado, pero estaba en manos de
los llamados "barones del Estaño" y en los últimos años estaba en plena decadencia y su
producción era muy cara.
Aunque dos tercios de la población activa se dedicaban a la agricultura, Bolivia era
importadora de alimentos. La industria era muy incipiente, sólo ocupaba 4% de la población
económicamente activa. Al ser importadora de productos manufacturados y alimenticios,
existía un alto déficit en la balanza de pagos.
Bolivia seguía siendo un país desarticulado: sólo tenía 26.000 kilómetros de carreteras,
ninguna pavimentada y no siempre transitables; el Oriente Boliviano estaba totalmente al
margen de la vida nacional.
Inicio de la explotación de Petróleo
A mediados del siglo XIX ya se conocía la existencia de yacimientos de petróleo, pero no
fue hasta los primeros años del siglo XX que se inició la búsqueda de este mineral; para
ello se formaron varias empresas nacionales y extranjeras. A partir de 1925 empezaron a
descubrirse pozos petrolíferos en la zona sur del Oriente Boliviano; sin embargo, hasta
1950 la producción no es considerable, pues era de aproximadamente 100.000 metros
cúbicos. La certeza de existencia de petróleo convirtió al departamento de Santa Cruz en
un polo de atracción para el gobierno central y los países vecinos. Así, durante la
presidencia de Germán Busch (1937-1939) se firmaron Notas Reversales con el Brasil
para la construcción de un ferrocarril que uniera Santa Cruz de la Sierra con la ciudad
brasileña de Corumbá, con conexión a la red brasileña; asimismo, se aprobó un convenio
con Argentina para la construcción de la Ferrovía Santa Cruz de la Sierra-Yacuiba; en
ambos casos con fondos de esos países contra el reembolso en petróleo.
Marcha hacia el Oriente, o consecuencias del Plan Bohan:
Fue también en esta época que se inició lo que se ha dado en llamar "la marcha hacia el
Oriente", mediante un plan de colonización con desplazamiento de grupos indígenas desde
las tierras altas. Aunque se habían dado algunos intentos antes de la Guerra del Chaco, el
Ministerio de Guerra y Colonización había iniciado en 1937 una campaña -destinada
fundamentalmente a los soldados benianos y cruceños recientemente desmovilizados-
para colonizar la zona Yapacaní-Puerto Grether. Para 1939 existían en la llamada Colonia
Germán Busch más de 200 colonizadores; entre éstos había un número de extranjeros
(judíos y portugueses). Sin embargo, la ayuda del ejército sólo duró hasta 1945 y la colonia
se fue despoblando poco a poco.
El gobierno central no contó con una política definida con respecto al Oriente Boliviano.
Esto se vio claramente en 1942 cuando una comisión económica de Estados Unidos,
presidida por Merwin Bohan propuso un plan de desarrollo económico -conocido como el
Plan Bohan- en base a la diversificación económica para la producción de artículos de
consumo. Este plan consta de un diagnóstico de la economía nacional, con énfasis en los
años que van de 1936 a 1940, del que se desprende una serie de recomendaciones sobre
estrategias, planes y proyectos estudiados en gran detalle. En cierta forma este hecho se
puede considerar como el arranque del desarrollo cruceño, pues para ello se creó en 1942
la Corporación Boliviana de Fomento (CBF), en 1943 se inició la construcción de la
carretera Cochabamba-Santa Cruz y este mismo año se iniciaron los estudios para la
instalación del ingenio azucarero Guabirá.
REVOLUCION DEL 12 DE ABRIL DE 1952
La revolución de Abril de 1952 estalló en momentos en los que el país estaba
experimentando ligeros cambios en lo que a estructura social se refiere, entre 1900 y 1952
la población urbana había sufrido un alza del 14,3 al 22,8 % de la población total del país;
el sistema político se estaba desintegrando y la economía experimentaba un
estancamiento. En 1950 Bolivia era el productor de estaño más caro del mundo. "Así se
entiende que resultara relativamente fácil llevar a cabo los cambios que el MNR
(Movimiento Nacionalista Revolucionario) iba a realizar como resultado de la revolución de
1952”.
A partir de 1952 se dio, pues, una reorientación de la política de desarrollo económico del
país, teniendo en cuenta las recomendaciones del Plan Bohan y las de la Misión
Keenleyside que en 1950 reiteró lo dicho por Bohan. Se trataba, por tanto, de seguir lo
iniciado durante el gobierno de Peñaranda, es decir, la integración nacional a través del
desarrollo cruceño. Esto supuso volver los ojos a una parte del territorio nacional que hasta
entonces había sido marginada, el Oriente Boliviano, y más concretamente el
departamento de Santa Cruz. "En el lado constructivo de la Revolución Nacional -dice
Mariano Baptista- figura su visión integradora y modernizadora de la sociedad boliviana, a
la que arrancó de su atraso y marasmo colonial, y el símbolo de esa tarea se encarnó en
ese 'constructor de imperios', como llama Pierre Lenoir a Alfonso Gumucio Reyes,
presidente de la Corporación Boliviana de Fomento y luego Ministro de Economía". El
"Programa de desarrollo de 1954" tendía a la sustitución de productos alimenticios y
materia prima de origen agroindustrial, así como del petróleo y sus derivados. Dado que
una buena parte de estos productos agropecuarios (carne, arroz, azúcar, algodón,
oleaginosas, madera, manteca) sólo se producían en la región cruceña, los esfuerzos se
volcaron hacia su desarrollo económico. Es más, este programa puntualizaba que
"desarrollar el área del norte de Santa Cruz es el mejor medio para aumentar en corto
tiempo la producción de aquellos productos que se importan". Los lineamientos de este
programa fueron más tarde adoptados por el "Plan decenal de 1961". Los objetivos para
el desarrollo regional pueden ser resumidos de la siguiente forma:
1) Integración regional de la economía.
2) Iniciación del aprovechamiento del potencial de desarrollo del Oriente Boliviano.
3) Distribución más racional de la población rural, con respecto a las posibilidades de
desarrollo que ofrecen las diferentes regiones.
4) Sustitución de importación de productos alimenticios y de materias primas de origen
agropecuario tropical y subtropical.
5) Diversificación de las exportaciones agrícolas, ganaderas y forestales de origen tropical
y subtropical.
Este programa significaba un aumento de la superficie agrícola en unas 412.000 hectáreas,
de las cuales 272.000 correspondían al Oriente Boliviano. En el caso concreto del
departamento de Santa Cruz se trataba de incorporar 50.000 hectáreas, que debían llegar
a las 100.000 a mediano plazo, lo que venía a significar el 30% de la superficie cultivada
del país.
Para poder llevar adelante este programa se hacía indispensable romper el aislamiento
cruceño mediante la construcción de caminos. En 1954 se terminaron de construir los 500
kilómetros de carretera que unen Santa Cruz y Cochabamba. Poco más tarde, en 1957,
se terminaba de asfaltar esta carretera y se extendía hacia las provincias del norte.
Paralelamente se dio un notable impulso al transporte aéreo y se concluyeron los
ferrocarriles que unen la ciudad de Santa Cruz de la Sierra con Brasil (1955) y Argentina
(1957).
En 1950 la población del departamento de Santa Cruz era de 244.658 habitantes. Para
poder conseguir la incorporación de las 100.000 hectáreas programadas esta población
resultaba insuficiente. Por otra parte, se hacía necesario "relocalizar" parte de la población
andina asentándola en zonas fértiles. Así, se planteó la necesidad de incentivar la
migración interna y la inmigración extranjera. En lo que a la primera se refiere, se recurrió
a los excedentes de las minas nacionalizadas y a los agricultores del valle cochabambino.
El objetivo, a corto plazo, era trasladar 5.000 familias por medio de la colonización dirigida.
"La delimitación de la región de Santa Cruz, donde ya existía un pequeño centro primario
y varias poblaciones de menor jerarquía, se efectuó en su principio más o menos de
acuerdo al área de influencia de este centro primario. Más tarde dicha área se extendió
hacia zonas circundantes hasta entonces casi vírgenes" Sin embargo, los resultados
esperados recién se cumplieron en 1966, debido sobre todo al concurso decisivo de la
migración espontánea que aportó un 30% de las familias asentadas
La búsqueda de inmigrantes europeos fracasó. A partir de 1953 se establecieron colonias
de japoneses y más tarde de menonitas.
Con el objeto de incorporar nuevas tierras de cultivo (caña de azúcar, maíz, arroz), el
Servicio Agrícola Interamericano se hizo cargo de la asistencia técnica y financiera. Para
ello desarrolló sus actividades en tres campos: asesoría a nivel técnico agropecuario;
establecimiento de un sistema de créditos y fijación de precios de fomento
subvencionados; y un servicio de maquinaria agrícola. Paralelamente se iniciaron
programas de salubridad, especialmente la campaña para la erradicación de la malaria,
que permitió crear condiciones favorables para la nueva mano de obra que se había
establecido en la región. Asimismo se hicieron instalaciones para el procesamiento
industrial.
Así en 1956 entraba en funcionamiento el ingenio azucarero Guabirá y se facilitó la
operación de otros tres ingenios privados.
Etapas del desarrollo
1. Primera etapa:
Abarca hasta los primeros años de la década del 60. Los efectos de la mecanización del
campo, la vinculación caminera, la incorporación de nueva mano de obra y la "promoción"
que el Estado hizo de la región cruceña dieron como resultado un rápido crecimiento
agrícola, especialmente en la producción de arroz y azúcar.
En esta etapa tiene lugar lo que se ha dado en llamar "las luchas cívicas cruceñas"; es
decir, la pelea que llevaron a cabo los cruceños para alcanzar su incorporación a la vida
activa nacional y conseguir los medios económicos necesarios para alcanzar un desarrollo
adecuado. En realidad se trata del "clímax" de las "luchas cívicas" que, como ya hemos
visto, se iniciaron con el Memorándum de 1904. Durante el gobierno de Busch, como ya
se ha mencionado, se promulgó una ley que fijaba el 11% de regalías a los departamentos
productores de hidrocarburos.
El 30 de octubre de 1950 la dirigencia cruceña creó un nuevo instrumento para luchar por
el reconocimiento de los fondos que por ley le correspondían y velar por el desarrollo de la
región, el Comité Pro Santa Cruz, cuyo primer directorio estuvo presidido por Ramón Darío
Gutiérrez. Los primeros años del accionar de la nueva institución fue discreto, pero las
circunstancias le llevarían a jugar un papel protagónico.
En 1955 el gobierno del MNR promulgó el Código del Petróleo; el artículo 104 de éste creó
una gran ambigüedad, pues decía que el concesionario debía pagar al Estado "el 11%
sobre la producción bruta en boca de pozo", mientras la Ley Busch -que no estaba
derogada- otorgaba este 11% a los departamentos productores. A partir de este momento
la dirigencia cruceña incorpora un nuevo reclamo: una ley interpretativa para el artículo
104.
La lucha fue larga, dura y cruel. Nuevamente se vuelve a interpretar el movimiento cívico
cruceño como altamente peligroso para la unidad nacional, a tal punto que un órgano de
prensa paceño habló de movimientos militares brasileños en la frontera para apoyar a los
separatistas y, lo que es peor, el gobierno central envió milicias campesinas para reprimir
la sedición, lo que provocó muerte y terror. A todo esto, que ya es mucho, hay que añadir
la tremenda crisis económica que vivía el país. "La situación económica era dramática,
pues el país había entrado en una espiral inflacionaria sin precedentes. De 52 pesos el
dólar en 1952, se elevó a 17.000 en 1957. Ello dio lugar a efectuar drásticos reajustes, uno
de los cuales fue la llamada 'estabilización' monetaria... Una de las consecuencias de ésta
fue el retorno al sistema de cambio libre y la supresión de todos los subsidios y preferencias
a la industria". El 15 de enero de 1957 fue aprobada la ley interpretativa, que luego se
llamó "Ley Vega" por haber sido presentada por el diputado Virgilio Vega. Sin embargo, no
fue promulgada hasta diciembre de 1957. El gran protagonista de este período es el
presidente del Comité Pro Santa Cruz, Melchor Pinto Parada.
En los años 70, y a ejemplo del movimiento surgido en Santa Cruz, comenzaron a
organizarse en el país comités cívicos que tenían como objetivo fundamental buscar mejor
distribución de los recursos estatales a favor de las regiones, luchando frontalmente contra
el centralismo.
2. Segunda etapa:
Se caracteriza por la incorporación de nuevos productos. A partir de mediados de los años
60 se inicia la producción en gran escala de algodón que tendrá un auge especial en los
primeros años de la siguiente década, sobre todo de azúcar y madera.
El auge económico se vio incrementado por el notable desarrollo que experimentó la
producción petrolera. En 1956 se promulgó el Código del Petróleo y llegaron a 14 las
compañías que obtuvieron concesiones en un total de 13.345.119 hectáreas. La compañía
que realizó los trabajos más importantes fue la Bolivian Gulf.
La construcción de un oleoducto a la costa del Pacífico (1966) y de un gaseoducto a la
Argentina (1970) hicieron que la explotación petrolera adquiriera grandes proporciones y
convertían a Santa Cruz en la zona más productiva del país. De acuerdo al Ministerio de
Planeamiento el producto regional del departamento de Santa Cruz en el período que va
de 1965 a 1971 creció del 35,2% al 42,2%, fundamentalmente gracias a la explotación
petrolera que en este período se quintuplicó (54).

3. Tercera etapa
En 1962 la participación de Santa Cruz en el producto interno bruto del país era de
aproximadamente 3%. A partir de 1965 la participación cruceña había alcanzado el 14,5%,
de acuerdo a datos del Comité de Obras Públicas (1975). Este aumento irá en alza de
1970 a 1980.
1) Complejo azucarero. Es el más antiguo. Cuenta con cuatro plantas que producen
azúcar, alcohol y melaza.
2) Complejo maderero. Cuenta con seis plantas laminadoras de fabricación de parquet,
pisos de madera y diversos tipos de láminas. Esta actividad incluye 128 aserraderos y
numerosas carpinterías, tanto artesanales como industriales.
3) Complejo aceitero. Cuenta con tres fábricas de refinación de aceites comestibles y
manufactura de grasas vegetales.
4) Complejo textil. Se cuenta con varias plantas de hilados y tratamiento de algodón en
rama. Complementaria a esta actividad es el desmote.
5) Complejo de alimentos balanceados. Existen cinco plantas, de las cuales dos son de
carácter nacional.
Paralelamente el sector de servicios ha experimentado un desarrollo inusitado, mientras
que la agricultura tiene una extensión continuada.
Así, pues, a partir de 1977 "la agricultura, el comercio y la industria, constituyen tres pilares
de casi igual valor para la economía cruceña; por consiguiente, la originaria orientación
unilateral de la vida económica, por lo menos con respecto a la composición del producto
regional bruto, ha sido superada".
La frontera agrícola ha seguido su expansión en los últimos veinte años del siglo XX. Los
años 80 fueron los años de la soya: gracias al apoyo del Banco Mundial se hicieron
inversiones en las llamadas tierras bajas, situadas al este del río Grande. Los protagonistas
de estos años son agricultores nacionales, menonitas y brasileños. Este boom agrícola
hizo que la extensión cultivada en 1990 sobrepasara el millón de hectáreas. Asimismo,
durante este período hay un aumento considerable de la industria madera y de la
ganadería. Sin embargo, también se debe señalar que por un manejo inapropiado el siglo
XX ha terminado con más de 300.000 hectáreas de tierras degradadas.
Migración pueblo-ciudad
Santa Cruz es el departamento de mayor atracción para migrantes del resto de Bolivia.
Cerca de medio millón de migrantes viven en esta región, de los cuales la mayor parte
procede de los departamentos de Cochabamba, Chuquisaca y La Paz
Los residentes del interior representan el 25 por ciento del total de su población que llega
a 1,9 millones de habitantes según el censo nacional de población y vivienda del 2001. Los
más numerosos son los cochabambinos, chuquisaqueños y paceños, en ese orden los
porcentajes coinciden con los datos de la cámara de industria y comercio (CAINCO) de
ese pensamiento.
Migración externa
1. El fenómeno de la migración
El fenómeno de la migración ha adquirido en estos últimos tiempos características
peculiares no solo en cuanto al número, cada vez más creciente, a la incidencia económica
en los países receptores y los que envían en la composición social de los migrantes, gente
joven y mujeres, gente no profesional y profesionales familias de culturas mixtas, padres o
madres con la cultura del país que dejaron, hijos nacidos en el país de acogida. Surgen
nuevas identidades, nuevas subjetividades.
Otra característica es que los migrantes ilegales o indocumentados están cobrando
visibilidad: se manifiestan públicamente para exigir sus derechos y la aprobación de leyes
que los favorezcan, han cobrado mayor conciencia política, tal es el caso de las
manifestaciones en EEUU y también en Europa.
En muchos países receptores los migrantes se organizan por naciones, forman redes y
manifiestan públicamente sus formas culturales propias.
2. Datos generales
*Por mes entraban 15.000 bolivianos a España (datos de la política española del 2006)
*A partir del 1 de abril de 2007 los bolivianos necesitaban visa para entrar a cualquiera de
los países de la unión europea.
*España provienes de la migración circular que consiste en que los bolivianos vallan por
temporadas fijas a cumplir trabajos concretos y luego retornen a sus países, incluye la
capacitación técnica para desempeñar mejor sus funciones.
*Hasta el 31 de marzo del 2007, estaban registrados en España 60 mil bolivianos, pero
con uno de cada cinco no estaban registrados, la cifra alcanzaría a unas 300 mil personas.
En el 2004 eran 8.000
*El 2006 y comienzos del 2007 subió considerablemente el número de emigrantes
bolivianos porque a partir de abril se les exigía visa para entrar a países europeos.
*Actualmente se habla de la “feminización de la migración” porque hay más mujeres que
emigran porque son las que consiguen trabajo más fácilmente que el varón, por violencia
intrafamiliar, desplazamiento forzoso por trata internacional de personas.
*El desplazamiento de mujeres se realiza en plena edad productiva
*En un estudio reciente hecho por la asociación de migrantes Bolivia-España que el 43%
de las parejas de migrantes bolivianos en España está en riesgo de separarse o ya rompió
su compromiso en la relación con la educación dice que en un 48% de alumnos han bajado
su rendimiento escolar y un 67% enfrenta problemas psicosociales.
3. Causas que motivan a la migración
Sin duda que las causas económicas son las más frecuentes en países pobres como el
nuestro. Falta de empleo salarios bajos en relación a los salarios que ofrecen los países
receptores, aunque el costo de la vida sea mucho más alto. Falta de oportunidad para
progresar, para lograr tener casa propia y mejor calidad de vida.
También se dan las causas socioculturales: deseo de superación, “el sueño americano”
ahora convertido en “sueño europeo” el comienzo de vida, el reclamo de familiares que ya
tienen trabajo en el país al que migraron, la propia democracia de nuestro pueblo que se
conforma con lo mínimo y sufre cualquier sacrificio con tal ahorrar para su familia.
La migración hay que tomarla en cuenta como necesidad y como problema desde la
inmigración y la emigración.
En este apartado revisamos la historia migratoria de Bolivia en el contexto latinoamericano
e internacional, entendiendo que los procesos migratorios internos, intrarregionales y extra
regionales no son procesos disociados y tienen como trasfondo los procesos
socioeconómicos y coyunturas históricas de fines del siglo XX y principios del siglo XXI. La
consideración de la historia es la que permite explicar la configuración actual del país
andino y su constitución como país emisor de migrantes fronterizos e internacionales.
Asimismo, la revisión del pasado permite poner en contexto los fenómenos migratorios y
dilucidar con más claridad los rasgos que estos adquieren en el presente. Uno de ellos es
la idea del retorno como parte central de los proyectos migratorios, en tanto se trata de una
estrategia de la movilidad que permite aprovechar las oportunidades encontradas en el
lugar destino. Así la discusión actual sobre el retorno, en el contexto de la crisis europea,
tiene su correlato en movimientos de población interna y fronteriza donde la cercanía ha
favorecido la circulación. Por tanto, la inclusión de los distintos tipos de migración, en este
caso de Bolivia, a lo largo de la historia del siglo XX y XXI otorga una perspectiva más clara
de la migración reciente de bolivianos a España y el impacto de la crisis desatada a partir
del 2008. Los datos son por lo general un buen punto de partida que permiten dimensionar
la magnitud del fenómeno y su relevancia. Sin embargo, en el caso que nos interesa los
estudios advierten de la imposibilidad de contar con un cálculo certero debido a la débil
información y sistematización de las estadísticas migratorias bolivianas (Pereira, 2011).
Esta situación se agudiza por las características de la migración boliviana a España de
fines del siglo XX y principios del XXI que tuvo un grado de irregularidad no estimado y que
fue afectado por la crisis iniciada el 2008. Estos factores dificultan la estimación de la
magnitud real del fenómeno. Asimismo, la existencia de distintos tipos de fuentes complica
una estimación consensuada del total de boliviano/as en el exterior. De modo que en la
elaboración de este capítulo se ha tenido en cuenta la variedad de fuentes –primarias y
secundarias- existentes en cada caso y momento. De acuerdo a las consideraciones
señaladas las cifras advierten de la importancia que ha tenido la migración fronteriza e
internacional en la historia contemporánea de ese país. La estimación para el 2012 del
Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia sobre bolivianos en exterior es de 2.107.660
personas, es decir, casi el 20% de la población. Los principales destinos son Argentina con
el 60%, España con un 16% y Estados Unidos con un 12% (Unfa 2012b). Por otro lado,
datos obtenidos de fuentes censales del proyecto IMILA de la CEPAL señalan que la
magnitud de bolivianos emigrados no alcanza el millón de personas (705.508 personas).
De ese total se estima que poco más de 345 mil está en Argentina, 222 mil en España, 99
mil en Estados Unidos, 20 mil en Brasil y 10 mil en Chile (Pereira, 2011: 36). Por tanto, de
acuerdo a esta estimación la población boliviana emigrada representa un 6,8% de su
población a principios del siglo XX. Con todo, lo llamativo de la emigración de los últimos
años a España –previo a la crisis es que ésta ha sido un recurso utilizado en los distintos
momentos de la historia de Bolivia. Se trata de una estrategia para hacer frente a la carestía
de la vida y un modo de ampliar las fuentes de recursos económicos disponibles en las
familias y las comunidades de origen (Cortes, Genevieve 2000). Hinojosa plantea la
existencia de una cultura de la movilidad (Hinojosa, Alfonso (Comp) 2004) o habitus
migratorio (Hinojosa, 2009) presente a lo largo de la historia de Bolivia en que la migración
ha sido parte estructural y constitutiva de los modos de habitar y subsistir de sus habitantes.
Para algunos, los antecedentes se pueden encontrar en la época prehispánica y colonial
como parte de una cosmovisión andina que incidió en la ocupación del espacio, como el
manejo simultáneo de distintos pisos ecológicos. Este hecho afectó las dinámicas
demográficas e incidió en las formas de asentamiento humano (Cortes, 2000, De La Torre,
2004; Guevara, 2004; Hinojosa, 2008). Los estudios más recientes advierten de que se
trata de un fenómeno que presenta variaciones en el tiempo, cuyos cambios están
vinculados a los avatares de la historia del país y a las transformaciones sociales,
económicas y culturales en el marco de la globalización y de los procesos de interconexión
mundial (Farah, 2005). De modo que no se trata de un fenómeno unívoco, sino que
presenta variabilidad en la historia ya que ha estado estrechamente vinculada a los
procesos de marginalización de su población y de crisis recurrentes ocurridas en el país.
Para comprender las continuidades y cambios en la historia migratoria contemporánea de
Bolivia es preciso revisar sus antecedentes y los rasgos generales que adquiere en su
desarrollo más actual. Para ello se adopta una mirada que privilegia la larga duración y la
atención sobre las coyunturas en un sentido braudeliano. Siguiendo esta lógica, el afán en
este capítulo es inscribir la historia de las migraciones de Bolivia en la historia general
contemporánea del país, para que, a partir de esta revisión, sea posible comprender la
configuración de este país como emisor de población y España como uno de los destinos
más recientes. El supuesto que subyace en esta opción historiográfica es que no es posible
desvincular la historia política, económica y social del devenir migratorio, puesto que las
claves de las características de los movimientos de población en Bolivia se encuentran
imbricadas en dichos sucesos y coyunturas. De acuerdo a lo señalado se reconoce, por
ejemplo, que los movimientos internos de población están relacionados con los
movimientos extra regionales -migración fronteriza e internacional- y su configuración
actual (Cortes, 2000; Farah, 2005). Asimismo, que la migración interna y limítrofe es un
antecedente para comprender, más tarde, la migración de larga distancia. De alguna forma
se conforma una estrategia que se utilizan a su turno para hacer frente a las crisis o
alcanzar objetivos de bienestar familiar que no alcanzan en su país (Tapia, Marcela 2012a).
Como afirma Hinojosa, se trata de un proceso migratorio, continuo e histórico “donde lo
rural se halla en lo urbano y lo urbano es rápidamente incorporado por circuitos migratorios
transnacionales contemporáneas” (2006: 2). En cada momento de la historia boliviana el
movimiento de personas ha estado formado por migrantes campesinos y urbanos que
cambiaron su lugar de residencia de manera temporal o permanente, de acuerdo a las
mejores condiciones de explotación de recursos o de trabajo en los lugares de destino.
Desde antiguo, la migración en Bolivia ha permitido la reproducción familiar y comunitaria,
la subsistencia básica y la búsqueda de mayor bienestar material y de ascenso social
(Cortes, 2000; Mamani, 2007). En este sentido “la movilidad y el trabajo como tales
aparecen también como los recursos fundamentales de su reproducción, aun cuando se
mantenga el arraigo en los lugares de origen” (Farah, 2005: 142). Además del análisis
histórico es preciso consignar los rasgos que adquiere la migración en cada momento,
entre ellos el patrón migratorio, referido a la composición por sexo de los movimientos
migratorios y sus implicancias; y las estrategias migratorias que se relacionan con las
fórmulas usadas por quienes deciden partir para concretar los objetivos del desplazamiento
territorial. La consideración de ambas dimensiones nos remite a la selectividad por sexo
en el país de origen y en el país de destino, es decir, a quienes son los/las candidato/as
más proclives para migrar de acuerdo a las condiciones socioeconómicas y culturales en
la sociedad emisora y las posibilidades de inserción laboral y cumplimiento, por ejemplo
de los mandatos 1 Según el estudio de Genevieve Cortés (2000), el fenómeno migratorio
boliviano históricamente ha sido determinante para comprender el devenir del espacio rural
y de las sociedades campesinas andinas. Cortés estudia dos casos: la Pampa Chirigua
donde los campesinos migran temporalmente a la zona de producción de coca del Chapare
y el Valle Alto de Cochabamba donde los campesinos optan por la migración de larga
duración al extranjero. A partir del estudio de casos la autora advierte que la migración
interna y recientemente internacional, es parte de una lógica campesina que da prioridad
a la reproducción económica, social y cultural del grupo familiar y comunitario. de género
en el contexto de recepción. Asimismo, la consideración de las estrategias utilizadas para
migrar y de los objetivos para partir en cada momento histórico, da cuenta de la
temporalidad, las continuidades y las permanencias de la empresa migratoria. La
conjunción de estos aspectos permite comprender quienes migran más y porqué; y cuáles
son las principales características que adquiere la movilidad humana a lo largo de la
historia. En este sentido adherimos a la afirmación de Farah que señala que “el fenómeno
migratorio acusa un marcado carácter de clase, étnico, edad y género, tanto en lo referente
a las migraciones internas como las internacionales” (Farah, 2005: 24).
Para organizar este apartado, se considera una disposición de momentos en la historia de
la movilidad de Bolivia en el que se pueden distinguir cuatro períodos atendiendo a los
rasgos predominantes y al contexto sociopolítico. El primero se ubica en los inicios del siglo
XX cuando la migración fue preferentemente fronteriza y se dirigió en especial, a la zona
colindante de Bolivia y Argentina. Un segundo momento, se refiere a los avances y
retrocesos desde el norte del país hasta llegar progresivamente a la capital federal
rioplatense durante la segunda mitad del siglo XX. Un tercer momento, corresponde más
bien a una inflexión ocurrida a fines de la centuria, dada por cambios en la dirección de los
destinos migratorios –de fronterizo a extra-regional- y las variaciones en el patrón
migratorio, respecto del que predominó hasta esa fecha. Finalmente revisaremos el
capítulo más reciente de la historia migratoria de Bolivia que remite al boom migratorio a
España y el retorno en el contexto de la crisis desatada a partir del 2008.
La rápida migración rural-urbana a menudo es percibida como un problema en países en
desarrollo (e.g. Todaro 1989, Ruel et al 1998), pero este documento argumentará que es
probable que en Bolivia este fenómeno sea más bien una solución para muchos de los
problemas del país. El principal problema de Bolivia es su persistentemente elevado nivel
de pobreza, especialmente en el área rural. Las tasas de pobreza urbana parecen haber
caído en cerca de 10 por ciento a lo largo de la última década, de un poco más de 50% a
principios de la década de 1990 a un poco menos de 50% a fines de esta década (e.g.
Antelo 2000; World Bank 2000).
Por otro lado, las tasas de pobreza rural, han caído en un porcentaje mucho menor y aún
se encontraban por encima del 80% en 1999 (World Bank 2000). El bajo nivel de
productividad es la principal razón para los elevados niveles de pobreza rural, el cual está
asociado a la falta de servicios básicos, tales como salud, educación, electricidad, agua
potable y acceso a caminos. Una de las razones por las que no se cuenta con estos
servicios básicos en el área rural de Bolivia es que la población rural se encuentra dispersa
en vastas áreas de terreno montañoso o boscoso. La densidad de la población de Bolivia
es de sólo aproximadamente 8 personas por kilómetro cuadrado, la cual se encuentra entre
las más bajas en el mundo.
Esto encarece en gran medida el extender los servicios públicos a todas las personas. La
única forma factible de extender los servicios básicos a la gran mayoría de los bolivianos
es hacer que éstos se muevan a lugares donde es posible entregar estos servicios a un
costo razonable. Esto significa la urbanización. La sección dos de este documento muestra
que la geografía de Bolivia, sus antecedentes históricos, y sus distintas poblaciones étnicas
hacen que la migración rural urbana sea un problema mucho menor en Bolivia que en la
mayoría de los otros países en desarrollo. La sección tres discute algunos de los
principales costos de la urbanización, y muestra que los problemas asociados con el
crecimiento urbano en Bolivia parecen ser mucho menores que en la mayoría de los otros
países en desarrollo. La sección cuatro discute las razones para la migración, haciendo
uso de las razones presentadas por las mismas personas, a partir de encuestas de
hogares. Se agrupa a los migrantes de acuerdo a las razones para la migración, y se
analiza en detalle la situación y desempeño de cada grupo de migrantes. La sección cinco
discute las diferencias entre los tipos de migración buena y mala, y sugiere políticas que
pueden ayudar a promover una migración buena y desincentivar una migración mala. La
sección seis presenta las conclusiones del documento
Patrones de Migración en Bolivia Bolivia puede ser dividida en tres regiones diferentes:
el altiplano, la región de los valles y las tierras bajas. Estas tres regiones tienen tipos muy
diferentes de clima y vegetación y atraen a diferentes tipos de personas. Desde los tiempos
pre-colombinos hasta la actualidad, los Aymaras han dominado el altiplano, mientras que
los Incas quechua- hablantes dominan la región de los valles. Originalmente, la región de
las tierras bajas estuvo escasamente habitada por un conjunto de tribus más pequeñas de
los bosques húmedos, pero en la actualidad tiene una población relativamente grande que
desciende de europeos. Inclusive hacia 1997, menos del 4% de la población de las tierras
bajas y de la región de los valles hablaba Aymara (Urquiola et al 2000), señalando una
baja movilidad de las personas, por lo menos del altiplano hacia las tierras bajas. Cada
una de estas tres regiones tiene un centro urbano.
El Alto y La Paz en el altiplano atraen principalmente a migrantes del altiplano rural.
Cochabamba en la región de los valles proporciona un imán urbano que puede competir
fácilmente con la capital del país. Tarija también es una ciudad creciente de la región de
los valles debido al boom del gas natural en este departamento. Finalmente, Santa Cruz
en las tierras bajas ha estado creciendo más rápidamente que cualquier otra ciudad en
Bolivia en los últimos 50 años
La existencia de varios centros de atracción urbanos en competencia implica que aún
ninguna ciudad ha llegado a tener dimensiones de mega-ciudad. También significa que,
en contraste con la mayoría de los países en desarrollo, la ciudad más grande en el país
está perdiendo su supremacía. En 1950, La Paz – El Alto representaba cerca del 40 por
ciento de la población urbana en Bolivia. Hacia el año 2001 este porcentaje había caído a
32 por ciento.
En un estudio empírico a lo largo del país sobre el grado óptimo de concentración urbana3
(dados los niveles de ingreso y el tamaño del país), Henderson (2001) muestra que el
grado de concentración urbana es satisfactorio en Bolivia. Esto en contraste con la mayor
parte de los países Latinoamericanos, que tienen grados excesivos de concentración
(Argentina, Chile, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Nicaragua,
Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay). Por lo tanto, en la medida en que Bolivia continúe
urbanizándose de manera descentralizada, como lo ha estado haciendo durante los
últimos 50 años, es poco probable que el país sufra de una excesiva concentración urbana
y de los problemas de una mega-ciudad. La distribución de los migrantes a lo largo de
varios centros urbanos significa que el flujo de migrantes a cada ciudad es manejable.
El nivel de servicios básicos en las 10 principales ciudades en Bolivia (las nueve capitales
de departamento y El Alto) con la situación en los restantes 301 municipios. Mientras que
estas 10 ciudades sólo pueden llegar a proporcionar todos los servicios básicos a cerca
del 46% de la población, los restantes municipios lo están haciendo considerablemente
peor. Entre la mitad más pobre de los municipios restantes, virtualmente el total de la
población (98 por ciento) es clasificada con necesidades básicas insatisfechas. Más del 95
por ciento de la población en las 10 ciudades más grandes tienen electricidad instalada en
sus casas y un 84 % tienen agua potable. Los sistemas sanitarios cubren a más de la mitad
de la población de las ciudades, mientras que no son comunes fuera de las 10 principales
ciudades. Una de las razones por las que se da una mayor cobertura a las necesidades
básicas en las ciudades es que es mucho más barato proporcionar estos servicios cuando
las personas están concentradas en ciudades. La Ley de Descentralización en Bolivia
establece que los recursos públicos sean distribuidos de acuerdo al número de habitantes
de cada municipio.
Esto significa que el gasto per cápita en servicios básicos es bastante similar a lo largo de
todos los municipios, pero estos recursos claramente tienen un impacto mayor en las
ciudades.
Otra razón es que solamente las ciudades principales se las arreglan para recaudar montos
significativos de ingresos tributarios locales como para incrementar las transferencias del
gobierno central. En 1997, los tres departamentos del Eje Central (La Paz, Cochabamba y
Santa Cruz) recaudaron 83.2 por ciento de todos los impuestos municipales, dejando
solamente 16.2 por ciento para los restantes seis departamentos. Entre los tres
departamentos más ricos, cerca de tres cuartos de los ingresos tributarios fueron
recaudados en los cuatro municipios que comprenden las principales ciudades (MDSP
2000).
Por lo tanto, los cuatro municipios recaudaron cerca del 63 por ciento de todos los
impuestos municipales, mientras que los restantes 307 municipios en conjunto recaudaron
solamente el 37 por ciento. La concentración de la recaudación tributaria es un fuerte
indicador de una concentración de actividades rentables, que a su vez es evidencia de
economías de la urbanización al igual que de externalidades de aglomeración. Esto sugiere
que las actividades productivas se beneficiarán de una mayor urbanización y que los
costos promedio de proporcionar los servicios básicos caerán con una mayor urbanización.
Costos de la migración rural-urbana Los costos de la urbanización por los que las personas
generalmente se preocupan incluyen un incremento en el crimen, mayor contaminación,
congestión, pérdida de lazos familiares, y pérdida de las prácticas culturales tradicionales
y los valores. Crimen En Bolivia, el crimen violento está principalmente relacionado al
tráfico de drogas en las áreas rurales. La tasa de criminalidad en las ciudades grandes es
más baja en Bolivia que en cualquier otro país latinoamericano donde existe este dato,
excepto Chile (Gaviria & Pagés 1999, Cuadro 4).
A lo largo de los países de América Latina existe poca evidencia de que mayores tasas de
urbanización deban llevar a más crímenes. Si acaso, lo opuesto más bien parece ser el
caso (Ver Gráfico 1, la correlación es –0.25). Guatemala tiene una de las tasas de
urbanización más bajas de América Latina y simultáneamente tiene una de las tasas de
crímenes con víctimas más altas, mientras que Uruguay tiene una de las tasas de
urbanización más altas y la más baja tasa de criminalidad. Mientras que las tasas de
criminalidad son sustancialmente mayores en las ciudades con más de un millón de
habitantes que en las ciudades con menos de un millón, esto se da solamente de manera
marginal en Bolivia. Gaviria & Pagés (1999) muestran que la tasa de crímenes con víctimas
en ciudades de tamaño mediano en Bolivia (100,000 – 1 millón de habitantes) es 33.94
mientras que es 35.48 en ciudades grandes (más de 1 millón de habitantes).
Los críticos de la migración rural-urbana a menudo asumen que los migrantes tienen que
renunciar a los aspectos buenos de su cultura antigua y adoptar los aspectos malos de la
vida en la ciudad. Este parece ser un supuesto bastante ilógico. La migración, y el cambio
en general, permiten algunas opciones que una sociedad pequeña, estable y estática no
permite. Cuando se ven ante estas nuevas opciones, pareciera más probable que las
personas adopten los aspectos buenos y rechacen los malos, más bien que a la inversa.
Un ejemplo de este supuesto de aspectos malos se resalta en la siguiente cita de Villareal
(1998): “El proceso de urbanización y las crecientes influencias de los preceptos de la
cultura occidental en muchos grupos poblacionales, pero especialmente en los jóvenes,
son vistos como los responsables del quiebre de las costumbres tradicionales.
En este sentido, el incremento en el sexo antes del matrimonio y el incremento en el
embarazo adolescente fuera del matrimonio son vistos por varios autores como una
consecuencia de la introducción de valores y formas de conducta “occidentales”, los cuales
se expanden más fácilmente en el contexto urbano y a través de los medios de
comunicación disponibles en este”. Sin embargo, virtualmente en cada país en desarrollo
en el mundo, incluyendo a Bolivia, la tasa de embarazo adolescente8 es sustancialmente
mayor en las áreas rurales que en las áreas urbanas.
En Bolivia, cerca del 22 por ciento de las adolescentes rurales menores de 20 años han
estado embarazadas por lo menos una vez, mientras que este es el caso solamente para
cerca del 15% de las adolescentes urbanas (Villareal 1998). En las áreas rurales estos
embarazos adolescentes tienden a ser más aceptados socialmente, sin embargo.
Ciertamente, en algunas comunidades andinas la costumbre del serviñacu se aplica como
una especie de período de prueba antes del matrimonio (cerca de un año) para probar la
idoneidad de la pareja, siendo la fertilidad un aspecto central. Por lo tanto, el embarazo a
veces es una precondición para el matrimonio (Balán 1996). En general, las personas no
se mudarían si no esperaran que este hecho mejore su situación y la de sus hijos, por lo
que la migración ciertamente es beneficiosa en términos privados. Como hemos visto
líneas arriba, los migrantes no parecen imponer externalidades negativas significativas en
las ciudades anfitrionas.
Es más probable que los migrantes lleven beneficios positivos a las ciudades, en la medida
que ellos contribuyen a una masa crítica de consumidores y una opción de mano de obra
barata. Simultáneamente, ellos reducen la presión sobre el medio ambiente y la
degradación de la tierra agrícola y los bosques. Sin embargo, puede existir un problema
real, que sean las personas más educadas y capaces las que migran de las áreas rurales
a las urbanas, dejando atrás a comunidades rurales muy débiles, compuestas por
personas mayores o no educadas que no son capaces de luchar efectivamente contra la
pobreza. Este problema es equivalente al problema de la fuga de cerebros de los países
en desarrollo. Mientras que ambos tipos de migración contribuyen al crecimiento y el
desarrollo en su conjunto empleando a los recursos humanos donde son más productivos,
también contribuyen a un incremento en las desigualdades en los niveles de vida entre las
regiones de origen y de destino de los migrantes.
Es probable que las remesas de los miembros de la familia que se han mudado puedan
ayudar a aquellos que se quedan atrás, pero de acuerdo a información de una encuesta
de hogares en Bolivia, dichas remesas no son comunes. Menos de un 10% de los hogares
rurales reciben transferencias de miembros de la familia en otras partes del país. Para
aquellos que sí reciben transferencias de miembros de la familia, sin embargo, estas
transferencias tienden a representar una parte importante de los ingresos totales del hogar
– en promedio 33 por ciento.
El fenómeno migratorio en Bolivia, sea la interna o la externa, está rodeada de niveles
intolerables de discriminación y exclusión. La migración interna, como fenómeno de masas
es el resultado de la Revolución de 1952, cuando las masas alzadas en armas terminaron
sin el poder, pero imponiendo la Nacionalización de Minas, el Voto Universal y en especial
la Reforma Agraria. Miles de "indios" (2), quechuas o aymaras como consecuencia de ese
extraordinario momento histórico se hacen presentes en las ciudades de manera notoria y
gradual. La apertura hacia el agro del oriente y la construcción de un Estado Nacional en
medio de las más grandes diversidades, hace presente en las urbes, a una población que
el 1950 se concentraba en un 74 % en el área rural. La migración campo-ciudad, pese a
los beneficios que reporta para la población urbana, en tanto mano de obra barata,
servidumbre, productos agrícolas diversos y a bajos precios, es un fenómeno tolerable
pero discriminatorio en extremo, tal cual, antes en gran parte de las ciudades capitales, se
prohibía que los "indios" ingresen a la Plaza Principal.
Los "indios", campesinos modernamente, eran vistos como animales de carga, de trabajo,
de servidumbre. Esta mentalidad, si bien ha cambiado en algo, subsiste en amplios
sectores de la población, una mentalidad neocolonial, un colonialismo interno, que incluso
demanda comprensión y entendimiento de los indios-campesinos que "no quieren
entender las políticas de su incorporación a la Nación Boliviana en la que se esfuerzan los
gobiernos y el Estado". La emigración de bolivianos hacia países con mejores condiciones
laborales, encontró en la Argentina una plaza para la mano de obra barata, la sumisión y
la sobreexplotación, alcanzando según se calcula, los 2 millones de bolivianos en dicho
país. Los "bolitas" o "cabecitas negras" son algo así como hombres de trabajo de más de
8 hrs. diarias, que no reclaman, no protestan y pueden acomodarse a cualquier condición
laboral, en especial aquellas duras, de alta resistencia física.
Los niveles de humillación y discriminación de "los bolitas" no tienen parangón en esta
parte de Sudamérica. Mirando hacia otras latitudes, el estigma del narcotráfico también ha
hecho presa a los bolivianos que buscan salir de la extrema pobreza o que simplemente
desean un mejor futuro que el país no puede proporcionar. En suma, estimamos que un
30 a 35% de la población boliviana vive en el exterior.
Migración interna Este hecho sólo aparece como fenómeno social, efecto de las
transformaciones de 1952, pues antes las masas campesinas excluidas de todos los
derechos y beneficios, apenas contaba con el 5% de las tierras, constituyendo el 80% de
la población. Una dinámica productiva minera y emprendimientos industriales estimuló la
migración campo-ciudad, a la que debemos sumar los provocados por los desastres
naturales en un país con escasa infraestructura. Pero el acontecimiento que ha provocado
un flujo interno que está transformando el país actual, deviene de la implementación de la
política neoliberal en 1985. Por ello se dirá que existe una migración antes y otra después
del 21060 (número del decreto supremo que dio inicio al neoliberalismo y como se la
conoce corrientemente).
El neoliberalismo en Bolivia tiene peculiaridades propias, por su absoluta sumisión, su
extrema y vergonzante prescindencia del respeto de los intereses nacionales. A tono con
de la nueva política económica de 1985 y los sucesivos ajustes estructurales, se produjo
un proceso de despido masivo de trabajadores que eufemísticamente la denominaron
"relocalización". Hemos sistematizado la información de los trabajadores mineros, fabriles
y empleados públicos despedidos hasta 1990 y ellos alcanzaban a los 160.000, lo que
significa que unas 800.00 mil personas (5 miembros por familia) quedaron en el más
absolutos abandono. Los sucesivos ajustes económicos acarrearon la agudización de los
problemas sociales en desmedro de los derechos económicos, sociales y culturales. La
migración interna, básicamente se da desde los distintos departamentos (9) hacia el
llamado "eje central", es decir hacia las ciudades de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba.
La migración interdepartamental de toda la vida, nos muestran hasta el censo 1992 -pues
no se conoce aún la del 2001 en esta materia- tasas de migración neta negativas del
29.50% y 22.95 para las ciudades de Potosí y Oruro respectivamente. La migración
reciente, ratifica estas tendencias negativas y similar fenómeno ocurre con la migración
interprovincial de toda la vida y reciente. Nuestra investigación nos dice que desde 1.985
adelante, se está dando una migración interna de unos 100.000 habitantes/año, sea
interdepartamental o interprovincial en un país de 8.5 millones de habitantes, cien mil que
abandonan sus seculares lugares de vida y subsistencia para buscar desesperadamente
nuevas formas de sobrevivencia.
El perfil migratorio actual, ha sido definido entonces por la "relocalización" de la fuerza de
trabajo a partir de 1985 y que se sigue implementando con la "libre contratación"
permitiendo a los empresarios y gobierno echar de su fuente de trabajo a los trabajadores
y empleados para reducir sus costos, sin que exista autoridad que imponga la ley; por la
extremada pobreza, histórica y crónica de las masas campesinas; por los desastres
naturales; la tenencia desigual de la tierra; el atraso del agro; la crisis de la minería de la
cual siempre vivió Bolivia; el desempleo alarmante y una subyugación de la población por
la sociedad de consumo y la cobertura de la inmundicia de los medios de comunicación.
Las secuelas de este proceso masivo para los derechos humanos, económicos, sociales
y culturales en Bolivia, se reflejan en las relaciones políticas, religiosas, ambientales,
laborales, familiares, económicas y culturales.
La pérdida de identidad cultural es uno de ellos, pese al proceso de recuperación generada
por los pueblos quechua y aymara; una urbanización desordenada y creciente en todas las
ciudades y específicamente en las del eje con restricciones en salud, educación, vivienda,
etc.; modificación regresiva del aparato productivo en dirección a las formas informales de
generar riqueza; crecimiento de la inseguridad ciudadana como efecto de la ausencia de
alternativas económicas y sociales para sectores sin futuro social o moral y, mayor
desempleo y agudización de la pobreza real. Es decir, el modelo económico constituye una
de las fábricas prósperas en la generación pobreza, exclusión y violación a los derechos
humanos, en especial a los DESC; el modelo, es el mayor impulsor de la migración interna
y liquidador en este caso, de cosmovisiones ancestrales que son moralmente superiores
a la trae la decantada globalización.
El éxodo rural o campesino se refiere a la migración generalmente de gente joven,
adolescente o adulto joven del campo a la ciudad, este proceso es muy antiguo y se aceleró
con la revolución industrial y sobre todo, a partir de la segunda mitad del siglo XX. Se suele
considerar como un tipo especial de migración porque en ella no sólo se cambia de lugar
de residencia, sino también de profesión, por motivos más que evidentes, dadas las
diferencias tan grandes que existen entre las oportunidades, número y características de
los diferentes tipos de empleo que existen en el campo, con relación a la ciudad.

Los seres humanos, lo mismo que sucede con la mayoría de las especies animales, se
desplazan en la superficie terrestre en unos movimientos individuales o colectivos que se
denominan migraciones, la diferencia principal entre los seres humanos y las especies
animales es que, en este caso, los motivos de las migraciones son incentivos de
sobrevivencia, mientras las migraciones en los seres humanos obedecen a una decisión
razonada más o menos libre, en la que el instinto, también tiene su importancia, ocupa un
lugar muy secundario, esta idea puede dar pie a una subdivisión de las migraciones en dos
tipos: espontáneas y forzadas, lo que sucede es que no hay, por lo general, una clara
delimitación entre ambos; pero en el caso del éxodo rural es bastante sencillo de analizar,
la bibliografía anglosajona de las ciencias sociales o teoría de atracción - repulsión, que
sirve para explicar, al menos de una manera sencilla, la génesis del éxodo campesino
hacia los centros urbanos, como desplazamiento motivados por factores de rechazo en el
medio rural y como contrapartida de atracción en el urbano.

Los factores de rechazo en el medio rural es la escasez de fuentes de empleo, que afecta
en mayor grado a la población femenina, por lo que las mujeres tienden a predominar el
éxodo rural.

Escasez de institución de enseñanza, además, hay que sumar las largas distancias a cubrir
para llegar a una escuela o colegio, las dificultades en el transporte escolar son mucho
más grave en el medio rural y sobre todo, en los países subdesarrollados, entre todas las
instituciones educativas, son las de enseñanza secundaria, desde luego en la superior, las
que resultan más escasas en el medio rural. La escasez de servicios, entre ellos hay que
destacar a los asistenciales, de comercio, de formación, asesoría técnica y muchos otros.

El desarrollo técnico de la agricultura tiende a disminuir las necesidades de trabajo


asalariado y como consecuencia da origen a un motivo adicional para emigrar.
Las ciudades ejercen un atractivo muy poderoso sobre la población rural, muy a menudo
los campesinos de todo el mundo, quedan deslumbrados por la vida urbana, la cual se
manifiesta en la oferta de todos aquellos elementos que suelen ser más difíciles de lograr
en el campo.
En las ciudades existe una mayor diversidad de empleo, especialmente para el sexo
femenino, en cambio, en el medio rural casi no existen empleos fuera de las actividades
relacionadas con las labores agropecuarias, existen también una mayor diversidad y
disponibilidad de servicios, los centros urbanos, sobre todo los más grandes tienen un nivel
superior al del medio rural. Empleo poco cualificado, muy a menudo las ciudades necesitan
mano de obra para aquellos empleos de escasas exigencias y de menor remuneración y
estos empleos tienden a ser cubiertos por los inmigrantes del medio rural.

Las consecuencias del éxodo rural en el campo son positivas disminuyen la presión de la
población sobre los recursos, disminuye el desempleo y la miseria, se reciben las remesas
de dinero enviados por los emigrantes a sus familiares, mejoran las técnicas empleadas
en las actividades agropecuarias, como una manera de contrarrestar los efectos de la
migración.
Son negativas, disminuye la vitalidad de la población, desequilibrios en la composición de
la población por edad y sexo, en el éxodo rural emigran, precisamente, las personas con
mayor afán de superación, cuya labor en el campo podría ser más positiva los que
permanecen en el campo, se encarecen los costes de los servicios al disminuir el número
de personas que los reciben, al quedar la población de mayor edad, esto las vuelve más
reacias al cambio y no miran con buenos ojos las adaptaciones que tienen que hacer para
acostumbrarse a una vida cotidiana cada vez más compleja, tradicionalmente ha existido
un intento por evitar o limitar el éxodo rural, tanto por parte de la población rural que desea
retener los posibles emigrantes, especialmente del sexo femenino, puede verse en el
folklore de algunos países, la población urbana, que mira con recelo la especie de invasión
de forasteros procedentes del campo.

En la ciudad son positivas aumenta la tasa de vitalidad de la población, ya que en el éxodo


rural predominan los jóvenes, aportes de capital, ya que muchos campesinos venden sus
propiedades para crear sus propias empresas industriales, artesanales o comerciales de
pequeño escala en las ciudades, abarata los costes en el mercado laboral, ya que los
campesinos suelen recibir menor salario que los citadinos. Son negativas las competencia
de la población urbana en el mercado de trabajo, en los servicio que reciben los habitantes
de las ciudades, disminuye al menos en un primer momento, el nivel de vida de la población
urbana en su totalidad, aumenta la marginalidad de parte de la población, con todas las
implicaciones que ello acarrea, suelen aumentar los precios, no solo por el mayor
consumo, sino porque las remesas de los inmigrantes a sus lugares de origen generan una
cierta inflación disfrazada.
La gran mayoría de los habitantes de las ciudades subestiman hasta inclusive
menosprecian a los campesinos, estos no se adaptan a la vida urbana, cuando llegan a
una ciudad grande, no suelen permanecer mucho tiempo y al final prefieren irse a su aldea
y vivir solos a tener que lidiar con un mundo tan distinto al que ellos conocieron hace
muchos años, la solución al problema, desde luego, sería mejorar la calidad de vida de las
pequeñas poblaciones empleando para ello precisamente, ese desarrollo tecnológico que
muchos de los habitantes del medio rural no suelen e incluso no quieren entender, en
muchos países desarrollados, se ha querido lograr un sistema de vida que toma lo mejor
de los dos mundos, el rural y el urbana.
Bolivia, en relación con otras países latinoamericanos, debe ser, sin lugar a dudas, el país
que menos inmigrantes ha recibido en su historia republicana (1825), razón esencial para
que la diversidad étnico-cultural no haya sufrido transformaciones substanciales, salvo las
provocadas por el proceso colonial, los grandes flujos migratorios fines del siglo XIX, los
provocados por la guerra mundial y los productores por la guerras internas y desastres
naturales y sociales de otras latitudes, no tomaron en cuenta a Bolivia como posible
espacio de refugio o como escenario para el emprendimiento de nuevos asentamientos.
El fenómeno migratorio en Bolivia, sea la interna o la externa, está rodeada de niveles
intolerables de discriminación y exclusión, la migración interna, como fenómeno de masas
es el resultado de la Revolución de 1952, cuando las masas alzaban en armas terminaron
sin el poder, pero imponiendo la Nacionalización de Minas, el Voto Universal y en especial
la Reforma Agraria, miles de indios, quechuas y aymaras como consecuencia de ese
extraordinario momento histórico se hacen presentes en las ciudades de manera notoria y
gradual; La apertura hacia el agro del oriente y la construcción de un Estado Nacional en
medio de las más grandes diversidades, hace presente en las urbes, a una población que
el 1950 se encontraba en un 74 % en el área rural.
La migración campo - ciudad, pese a los beneficios que reporta para la población urbana,
en tanto mano de obra barata, servidumbre, productos agrícolas diversas y a bajos precios,
es un fenómeno tolerable pero discriminatorio en externo, tal cual antes de gran parte de
las ciudades capitales, se prohibía que los indios ingresen a la plaza principal, los indios,
campesinos eran vistos como animales de carga, de trabajo de servidumbre; esa
mentalidad si bien ha cambiado en algo, subsiste en amplios sectores de la población, una
mentalidad neocolonial, colonialismo interno, que incluso demanda comprensión y
entendimiento de los indios - campesinos que no quieren entender las políticas de su
incorporación a la Nación Boliviana en la que se esfuerzan los gobiernos y el Estado; la
migración de bolivianos hacia países con mejores condiciones laborales, encontró en la
Argentina una plaza para la mano de obra barata, la sumisión y la sobreexplotación,
alcanzando según se calcula, los dos millones de bolivianos en dicho país, los
denominaron "bolitas" o "cabecitas negras", son algo así como hombres de trabajo de más
de 8 horas dianas, no reclamaron, ni protestaron se acomodaban a cualquier condición
laboral, en especial aquellas duras de alta resistencia física, los niveles de humillación y
discriminación a los bolitas no tiene parangón en esta parte de Sudamérica, mirando hacia
otras latitudes, el estigma del boliviano también ha hecho presa a los pobladores que
buscan salir de la extrema pobreza o que simplemente desean un mejor futuro que el país
se puede proporcionar; en suma, que estimamos en un 30 a 35 % de la población boliviana
vive en el exterior.
Los seres humanos a diario experimentamos diferentes tipos de migración que son: la
migración temporal, migración de mantenimiento y migración de ruptura. La migración
temporal se refiere a las personas que migran a las ciudades por un cierto tiempo, van a
trabajar a la ciudad por algunas semanas, meses o un par de años, luego retornan a su
lugar de origen, la migración de mantenimiento es la gente que vive entre la ciudad y el
campo, es decir, muchos tienen casa en la ciudad y en el campo, normalmente las mujeres
viven la migración de mantenimiento porque siempre están viajando a sus comunidades
de origen en las fiestas, en la época de siembra y cosecha a ejercer algún cargo, y la
migración de ruptura se refiere a la gente que abandona la tierra de origen, ya no retorna
más, se va para siempre.
En conclusión este documento ha mostrado que la migración rural - urbana no constituye
un problema serio en Bolivia, ni para los migrantes, ni para las ciudades, al promover la
migración rural - urbana a través de políticas sensibles, es probable que se pueda reducir
varios de los problemas que Bolivia enfrenta.
En primer lugar, la satisfacción de necesidades básicas tales como la electricidad, el agua
potable, escuelas y servicios de salud no se encuentra disponibles para una gran parte de
la población rural, y no pueden ser puesta a disposición de la población debido a los
extremadamente elevados costos de extender estos servicios a todas las comunidades
rurales, pudiendo proporcionar estos servicios públicos de manera más efectivas a un
costo mucho más bajo. A consecuencia del éxodo rural, muy particularmente en el
occidente están quedando los pobladores de la tercera edad, eso afectaría al cierre de
algunas escuelas educativas de la región, por falta de estudiantes.
En el segundo lugar, la tierra agrícola en el altiplano está severamente degradada y no
puede soportar el actual tamaño de la población rural, muchos agricultores jóvenes
quisieran vender sus pequeñas parcelas, pero no pueden hacerlo debido a que no tienen
títulos sobre la tierra, en lugar de simplemente abandonar sus tierras, ellos escogen
quedarse con el único activo limitado con que cuenta, al entregar títulos sobre la tierra a
todos estos propietarios informales, el mercado de tierras podría hacerse mucho más
efectivos a agricultores que se encuentran atrapados en sus pequeñas parcelas de tierras
podrían vender, facilitar la consolidación y modernización de la agricultura en el altiplano,
el exceso de la población rural en el altiplano dejaría la región ello permitiría a aquellos que
se pueden incrementar sus niveles de vida a través de tamaños de fincas más óptimos;
pero sin embargo no se debe vender tierras, por el crecimiento vegetativo de la población,
aquí a un tiempo no tan lejano la tierra puede convertirse en un tesoro. En tercer lugar, los
bosques en tierras fiscales en los valles y las tierras bajas se encuentran amenazadas por
la expansión de la agricultura, el incentivar la migración rural - urbana podría quitar algo de
esta presión, lo cual complacería a aquellos preocupados por el medio ambiente; si Bolivia
quiere desarrollar la imagen de refugio de la biodiversidad y paraíso para el eco-turismo,
para los cuales ciertamente tiene las ventajas naturales, es importante que estos activos
ambientales sean protegidos por la expansión de la agricultura.
Las reformas sociales en educación y salud, promulgadas por el presidente Gonzalo
Sánchez de Lozada, mediante Ley Nº 1565 de 1994, permitieron a la Subsecretaría de
Asuntos de Género la publicación de importantes estudios. Entre estos está: “Las cifras de
la violencia: Violencia doméstica registrada en Cochabamba” (La Paz 1994), que advierte
sobre los efectos de mujeres inmigrantes sobre sus hijos y la búsqueda de mejor
educación, salud y vivienda de sus hogares.
Esta aspiración legítima, cobró vigencia con el auge económico en Totora, a principios del
siglo XX (1900), considerado el mayor centro de acopio y comercialización de hoja de coca
proveniente de Yungas de Vandiola y Tiraque, para el acullico de campesinos-colonos,
mineros y exportaciones autorizadas.
Generó fortunas para construir réplicas de viviendas coloniales, lujosamente amuebladas;
suntuosas fiestas familiares, patronales y cívicas, incluidas las corridas de toros.
Los latifundistas, desde Totora, Aiquile, Mizque y los valles (alto, central y bajo) explotaron
enormes superficies de tierra cultivable, explotando, campesinos en todo el proceso de
producción y transporte, a cambio de pequeñas parcelas para producir su alimento.
Esa condición económica, alentó migraciones campo-ciudad, enviando a esposas e hijos
al casco viejo de la Llajta, para acceder a mejor enseñanza en escuelas y colegios fiscales:
San Alberto, Sucre, Bolívar, Juan Crisóstomo Carrillo, etc. etc., en clases mañana-tarde.
El respeto a la mujer, se redujo a la imagen de madre y ama de casa, sin más que esas
obligaciones, hipócrita y machista en extremo.
Las décadas de los años 40-50 del pasado siglo XX, surgieron establecimientos privados
católicos, con edificaciones propias, que permiten clases adicionales: Alemán Santa María,
Don Bosco, San Agustín, para continuar estudios superiores en la UMSS, EMI, Universidad
Católica, UNICEN y otras privadas; para luego seguir cursos de posgrado en Europa,
siguiendo la tradición de los “doctores” de la República.
La Revolución de abril de 1952 y sus cuatro conquistas, promulgadas por el Movimiento
Nacionalista Revolucionario (MNR) en acuerdo con la Federación Sindical de Trabajadores
Mineros de Bolivia (FSTMB) y sectores populares, restituyó la propiedad a sus verdaderos
dueños, los campesinos bolivianos. Sin embargo, los productores agrícolas, en el tiempo,
atomizaron la propiedad agrícola-ganadera y el solar campesino, por sucesión hereditaria
o fraccionamiento para venta de esa tierra dotada por Ley de Reforma Agraria, bajo el
lema: “la tierra es de quien la trabaja”.
Esas tierras, otrora productivas, están hoy degradadas por erosión, compactación,
desequilibrio de nutrientes, fuerte incidencia de acidez y salinización. Entretanto, la
población crecía tanto como la aspiración de mejor educación para sus hijos, en ciudades
del eje troncal, incluyendo colonizadores del altiplano y valles hacia Santa Cruz de la
Sierra, donde la propiedad agrícola-ganadera está concentrada en pocas personas, lo que
posibilita agricultura intensiva, con tecnología de punta, maquinaria y equipo de última
generación.
Sin embargo, de esta exitosa explotación, continúan las inmigraciones y migraciones
campo-ciudad, con altas tasas de criminalidad, feminicidio, pandillas juveniles y
drogadicción.
La Ley de Participación Popular, promulgada el año 1994 por el gobierno del MNR, puso
en vigencia plena, derechos y obligaciones de todos los bolivianos, sin excepción.
Alentó, desde la Democracia y Planificación Participativa, en cada una de las
comunidades, iniciativas de todo tipo y tamaño. Empero, tampoco lograron superar la
expectativa de mejor educación-salud, en sus lugares de origen.
Esta situación, advierte que las condiciones actuales de las edificaciones escolares –unas
mejor que otras, apropiadas o no para impartir enseñanza, con maestros que prestan
servicios, alternativamente, en educación pública-privada. En esta última disponen de
mejores condiciones; de manera que estas ciudades del eje troncal, cuentan con decenas
y centenas de universidades privadas e institutos de profesionalización; sin dejar de lado
las estatales, que resultan insuficientes ante la demanda creciente de migraciones campo-
ciudad.
Inciden en la educación superior los efectos económicos de mujeres y hombres que
trabajan en el extranjero y que envían sus ahorros para apoyar la educación y aspiraciones
de sus hijos.
Hay algunas dificultades, producto de ese abandono temporal y el creciente número de
pandillas juveniles, drogadicción, violaciones, feminicidio, vagancia y marcada ausencia en
el deporte.
Hasta fines del pasado siglo XX, el deporte era práctica popular. En los barrios, donde se
conformaron equipos de fútbol, básquet, voleibol, raqueta, etc. etc. apoyados por la
hinchada del barrio, movilizada para cada encuentro.
En esas circunstancias deportivas, las pandillas juveniles, atracos, violaciones y
dependencia o aproximación a las drogas eran escasas. La testosterona había cumplido
su misión en el deporte, practicada, a título gratuito o aporte de pequeñas cuotas de
inscripción.
Hoy estas diversiones dejaron en el olvido, así como el sello de “equipo del barrio” de tal o
cual zona, sustentos importantes.
Es necesario insistir en la importancia de edificaciones escolares y campos deportivos en
los distritos adecuados a la Reforma Educativa, para optimizar educación de escolares en
periodos de clases de 7:00 a 15:00 horas, proporcionándoles desayuno y almuerzo,
ampliando, su permanencia, hasta las 18 horas en actividades deportivas, culturales e
investigativas.
Los escolares, en China, permanecen en sus establecimientos educativos hasta que sus
padres, terminada su actividad cotidiana, los recojan para retornar a sus domicilios. Ellos
alientan estudios superiores en universidades prestigiosas como en Harvard, Oxford,
Salamanca, etc. etc., generadores de ciencia y tecnologías de punta para avanzar en el
desarrollo.
Integración vial y primeros pasos modernos
Santa Cruz de la Sierra nació hace 457 años, cuando fue fundada el 26 de febrero de 1561,
por el caudillo español Ñuflo de Chávez. Fue trasladada en tres ocasiones, siendo definitiva
la tercera ubicación a orillas del río Piray, en el año 1595.
A medida que pasaba el tiempo la ciudad fue creciendo y los primeros urbanos durante
los primeros tres siglos de vida [época colonial: siglos XVI a XVIII] estuvieron directamente
relacionados con el aislamiento geográfico y al estancamiento económico de la ciudad,
prácticamente considerado un municipio pobre, de lenta urbanización, carente de servicios
básicos; su principal actividad había sido la producción agrícola y ganadera.
A pesar de esta situación, “durante todo el siglo XIX, a partir de los primeros años
republicanos, surgieron en Santa Cruz los primeros modernizadores, con visiones de
desarrollo que estaban relacionadas con la vinculación ferrocarrilera y la integración de
Santa Cruz y, por ende, del país, con el Atlántico hasta que se presentaron muchos
proyectos en la línea moderna para la construcción de obras públicas e instalación de
servicios básicos, necesidades imprescindibles para la población.
Algunas de estas propuestas se postergaron por falta de recursos económicos hasta la
llegada del siglo XX. Se presentaron proyectos planificadores individuales y se crearon
instituciones para concretar esos proyectos. Santa Cruz dio un salto y floreció velozmente
en un periodo aproximado de cincuenta años, desde 1950 y 1960 a la actualidad.
Antecedentes.- Se conoce a la “ Guerra del Chaco” como crisis histórica el cual generó
un cambio de actitud por parte del gobierno en cuanto a la necesidad de integrar
definitivamente espacios geográficos que beneficiarían a la población con el beneficio de
otorgar una mejor calidad de vida.
La carencia de un sistema vial estable era el principal impedimento para que Santa Cruz y
el oriente boliviano puedan iniciar el despegue socio económico al que aspiraban y
plantearon tan claramente en el memorándum de 1904.
Apenas terminada la guerra del Chaco seguido del inicio de construcción de la ferroviaria
Corumba-Santa Cruz en 1938, en 1942 con la ferroviaria Yacuiba-Santa Cruz y en 1944 la
carretera pavimentada de Cochabamba–Santa Cruz; integrando de esa manera a Santa
Cruz de la Sierra con el país y el mundo.
Se conoce como periodo de transición urbana gracias a las obras urbanas, el cual generó
muchos debates y esfuerzos concretos por asegurar su ingreso a la modernidad.
Inicios.- Los primeros pasos de planificación se dieron en la prefectura el municipio, en
ese caso entones se carecía de recursos económicos y humanos suficientes como para
encarar esas tareas de manera sistemática.
Problemáticas:
● Ausencia de profesionales en el ámbito de la planificación, ingeniería, urbanismo y
arquitectura.
● Lenta aprobación de procesos y descarte de mayor parte de demandas (lo que sigue
hasta en nuestros días).
● La necesidad de establecer mecanismos autónomos de decisión y fondos propios.
Todo esto sucedía durante el gobierno de German Bush Becerra, el cual ponía en duda la
ampliación de Bolivia hacia el oriente boliviano, esas dudas fueron despejadas a través de
unos consultores dirigidos por Merwin L. Bohan demostrando el potencial de nuestra Santa
Cruz, de manera que planteo un proyecto de inversiones no solo concreta sino factible.
Como es que llega a tal definición del plan techint? Para eso se necesitó diferentes
propuestas y también fue necesaria una competencia y dinero para llevarla a cabo:
El plan Bohan.- Se conoce a este estudio como un conjunto de investigaciones
diagnósticas y varios planes de inversión y proyectos específicos:
● Creación del Banco Agrícola de Bolivia (1942) y la Corporación Boliviana de Fomento.
● Abandonar las ferroviaria de CBBA-SCZ
● Creación de ingenio azucarero en la zona de Montero y el impulso a la producción de
arroz, carne, madera y algodón
● Perforación de pozos petroleros
● Se dio un aumento de masa monetaria

Además del tipo de cambio el déficit del sector público hacia su parte en la propagación de
la inflación boliviana, la mayor tasa de inflación ocurre entre 1936 y 1940, con el 41% anual
acumulativa.
Entre 1952 y 1956 Bolivia sufre de una súper hipeinrflación que lo lleva a la revolución de
abril, aunque no se tiene información procesada de la inflación en Santa Cruz de la Sierra
entre 1932 y 1952 se puede deducir de su presencia.
Porque la región de había convertido en la proveedora de alimentos en la guerra del chaco,
después de esta el gasto de gobiernos en obras y servicios públicos en Santa Cruz
debieron también participar en la generación y propagación de la inflación regional.
Plan Ivaniseevich.- Se crea en 1947, para ese entonces el crecimiento de SCZ empeoró,
con las condiciones insalubres de la ciudad sin equipamiento infraestructural, se termina
por contratar a un grupo de ingenieros, urbanistas y arquitectos para diseñar el primer plan
regulador de la ciudad; con un propósito de creación específica:
● Plan de alcantarillado de pluvial y sanitario
● Red de energía eléctrica
● Diseño de pavimentación de calles, avenidas y anillos
● Plan sanitario, a base de tubos de hormigón armado cañería con un sistema apropiado
de tratamiento primario y secundario de aguas residuales.
● Plan de red eléctrica, se proyectó en base a 3 generadores diésel de 500 Kw (kilowatts)
cada uno abastecería al alumbrado público, como las demandas de energía domiciliaria e
industrial.
● Diseño de calles y avenidas, el proyecto incluía el diseño de calles de 10 a 25 m en
donde se rescataba los corredores o galería exteriores combinándolas con las zonas
ajardinadas de 4,5 m de ancho; el trazado establecía una vía de circulación las actuales
avenidas Viedma, Argentina e Irala.
Este plan tampoco se llevó a cabo solo se terminó respetando la red ferroviaria y definición
específica del parque urbano, el diseño en el oeste del primer anillo se parece
notablemente a la venida Cañoto pero su diseño coincide con el de la calle Valle grande,
durante la apertura de avenida de los años 50 se respetó la propuesta de avenidas
correspondiente al sur y parte del este del actual primer anillo, de hecho algunas venidas
se encontraron al paso creadas por mera coincidencia poblacional de tal manera que
fueron agregadas al diseño urbano final. En este sentido el primer anteproyecto de Techint
presenta un corazón urbano cuyo trazado rememora al planteado por Ramos.
El plan Ivaniseevich propone la ubicación de nuevas escuelas, obras de equipamiento,
con la propuesta de ramos de dejar la parte oeste y este del segundo y primer anillo como
áreas verdes, el costo total de este planteamiento costaba alrededor de 2,6 millones de
dólares, el cual el gobierno argentino iba a pagar si se hubiera el gobierno aceptado
disponer la regalías petroleras, pero o fue así y al pasar los años se convirtió
inexorablemente al plan Ivaniseevich en un conjunto de legajo (conjunto de papeles
archivados) técnico de ingeniería urbana.
Infraestructura urbana deteriorada.- Los intentos infructíferos entre los primeros
planteos de modernidad surgidos al principio de siglo, la población continua siendo
abastecida por los mismos sistemas rudimentarios de agua corriente y energía eléctrica
(implementados en la década de 1920), se realiza un matadero en la zona de la Pampa de
Isla a fines de 1940. Sin un servicio de recojo de basura, sin alcantarillado, ni calles
pavimentadas.
● Agua corriente.-Durante esos años se mantuvo funcionando el sistema rudimentario
de distribución de agua por cañerías de presión que proviene del Río Piraí, se almacenada
en la caja de agua, esta agua no era potable y no recibía ningún tratamiento químico
purificador. Dado el crecimiento demográfico el sistema se había ampliado con una
cisterna o tanque de agua, desde donde se distribuía el agua a los grifos particulares por
simple gravedad.
● Red eléctrica.- hasta 1954, la red energía eléctrica y el alumbrado público se mantenía
limitada a unas cuantas cuadras de la plaza 24 de septiembre, siendo abastecida por la
misma red privada creada en 1927. Las limitaciones de potencia impedían la instalación
de equipos industriales, continuando con el freno industrial efectivo.

Al final después de una serie de trámites se probó mediante firmas al a comisión ganadora
Johanson & Cía con 3 generadores de 700 kw, pero aún existía la ineficiencia ya que no
llegaba a todas las viviendas como tal, pero aún que la Alcaldía no pagaba también
ocasionado un agujero económico, lo que al final incentivó a los sectores cívicos y
empresariales a buscar una salida pragmática al problema, se creó una empresa privada
para mejorar la oferta eléctrica; la sugerencia fue expuesta en la cámara de industria y
comercio con el exitoso ejemplo de la cooperativa telefónica se decidió organizar una
comisión que estudiara la posibilidad de crear otra cooperativa para proveer una servicio
eléctrico de calidad, naciendo “CRE” (explicada más adelante).

Planificación urbana Pre-Moderna.- Prácticamente está es la etapa decisiva cuando


Santa Cruz decide ser un ciudad como tal organizada.
La función principal fue resolver los problemas infraestructurales urbana, con la creación
de un Comité de Obras Pública Prefecturales (1930), presionaron al gobierno para obtener
fondos para un primer plan (Plan Bohan).
Se contrata un equipo de técnicos argentinos dirigidos por Ludovico Ivaniseevich quien
diseña un primer plan urbanístico integral de la ciudad, pero este no se lleva a cabo donde
se da en lugar una contratación de una firma brasileña “La Techint”.
Finalmente después de las luchas cívicas del 11% el Comité de Obras Públicas
Prefecturales se convierte en una entidad autárquica y con ello asegura el inicio en la
ciudad como en las provincias; el cual exigió paciencia y perseverancia a los cruceños.
Anteproyecto.- Comité de Obras Publicas prefecturales lanzó en 1958 una convocatoria
internacional que ganó -no sin problemas- la firma consultora TECHINT, para elaborar los
proyectos de infraestructura urbana básica de la ciudad por él mismo Lohbaurer el 5 de
febrero constituía una intervención urbanística más drástica, más renovadora y
revolucionaria en el centro antiguo de la ciudad., denominado “plan primero” por el más
castellano de Lohbaurer organizaba dos ciudades, demostró una ambiente ambivalente,
por un lado demostró sensibilidad a las condiciones preexistentes urbanas y ambientales,
por otro lado demostró poco aprecio a la arquitectura tradicional.
Está primera propuesta no se basó en la destrucción del patrimonio o en el radicalismo de
la misma, sino que la descartó debido a la imposibilidad, jurídica y económica de efectuar
expropiaciones necesarias para implementar tamaña propuesta, el mismo hecho de no
tomar en cuenta nuestros edificios tradicionales cruceños, fue lo que generó
contrariedades para esta propuesta y considerada demasiado fantástica.
Proyecto.- Con esas observaciones Lohbaurer trabajo en una nueva propuesta la presento
el 3 de mayo la que se mantendría sin alteraciones mayores hasta su aprobación el 17 de
marzo de 1960.
Plan techint: En si nos vamos a centrar en el ¿Qué es de una planificación de desarrollo
urbano y a quienes beneficia? ¿Por qué se hace necesaria un plan de desarrollo urbano?
¿De qué manera puede mejorar territorialmente una zona o sector de un país con un plan
urbanístico?, ¿Qué se necesita para llevarlos a cabo? ¿Cuáles son los métodos por lo que
le se llevaran a cabo este plan? ¿Cómo se desarrolla la planificación urbana en Santa Cruz
de la Sierra? ¿Cuáles son los niveles de calidad de vida de los cruceños?
El Plan techint diseñado entre 1958 y 1960, después de efectuar una serie de estudios
topográficos, urbanísticos, geográficos y sociales. Consideramos que existe una estrecha
relación entre la planificación urbana y la calidad de vida, ya que la planificación urbana
estratégica se encarga de diseñar una ciudad con base en las demandas y necesidades
de la población y gestionarla, priorizando los problemas más complejos.
La investigación utiliza tres conceptos en su marco teórico 1-ciudad, 2-planificación urbana
y 3- calidad de vida desarrollados de tal forma que pueden aplicarse a la revisión de otros
temas urbanos, puesto que son fundamentales para estudiar e interpretar el estado de lo
urbano y de la calidad de vida, en este caso, en Santa Cruz de la Sierra. En primer lugar,
está el medio en que se desarrollan la planificación urbana y la calidad de vida: la ciudad,
como un sistema donde tienen lugar las actividades humanas, a lo que se añade la
interpretación del derecho a la ciudad, donde debería primar el bien común.
En segundo lugar, se define la planificación urbana como una herramienta que, llevada a
cabo eficientemente, permite el acceso a servicios, espacios y programas públicos a todos
los vecinos para cubrir así sus necesidades humanas fundamentales, que es como
definimos calidad de vida, tercer concepto que compone el marco teórico. También
analizamos la relación y el efecto que tiene la planificación urbana, sea estratégica o no,
en la calidad de vida de los ciudadanos.
El plan para llegar a su actual estado incluso par su propia aprobación sufrió muchos
cambios u modificaciones hasta en que el año 1967 cuando se aprueba y se lleva a cabo
su ejecución quedando de modo infraestructural a cargo del consejo del plan regulador en
el marco del comité de obras públicas constituidas por las principales instituciones
antárticas cruceñas.
En términos urbanísticos se trabajó en base a 3 elementos: Anillos, avenidas radiales y
unidades vecinales ( conocidas como UV) definidas por la firma ítalo-brasileña, incluso
hasta el año 1978 en donde por fin se define estructuralmente urbanístico y por completo
el plan techint, llevándolo a cabo por las primeras autoridades.
En Santa cruz de la sierra todo crece a pasos agigantados su población, su territorio, su
actividad productiva y laboral por ese tal motivo se gestiona a partir desde sus raíces, como
nació y cuál fue la causante principal de la creación del plan Techint.
La planificación urbana de Santa cruz de la Sierra con atraso en referencia al contexto
internacional y nacional, debido a las condiciones precarias que repasamos con
anterioridad. A pesar de que Santa Cruz se planificó desde antes de la puesta en marcha
del Plan Techint -en las décadas de 1960 y 1970, prácticamente olvidado.
Al final para definir su trama urbana moderna y dotarla de equipamiento, infraestructura, el
gestor principal “Comité de obras públicas prefecturales” (C.O.O.P) el cual realizó una
convocatoria internacional para generar y crear un plan regulador.
Las propuestas recibidas fueron revisadas y aprobadas por el (C.O.O.P.P), instancia que
aprobó el Plan Techint y su esquema urbanístico radio-concéntrico, elaborado por la
consultora Techint de origen ítalo-brasilero, en 1967, la ejecución del plan fue llevada a
cabo por el Consejo de la Oficina Técnica del Plan Regulador (OTPR), independiente del
Comité de obras públicas y creado específicamente para este fin.
La socialización del proyecto habría sido amplia y participarían en la modificación de este
Plan, profesionales locales y técnicos del exterior, añadido como una experiencia colectiva,
democrática y participativa, el proyecto del plan techint fue aprobada como tal con leyes y
firmas en el año 1969,
Los cambios en las dinámicas y procesos multidimensionales de esta ciudad derivaron en
su crisis y descontrol, lo cual se refleja en tres hechos contemporáneos:
● Posicionamiento económico y financiero de la ciudad en el marco nacional e
internacional (dimensión económica e institucional)
● Crecimiento explosivo de la población, asociado a las corrientes de migración
(dimensión socio-cultural, económica e institucional)
● Expansión descontrolada de la mancha urbana (dimensión socio-cultural, físico-
espacial y ambiental, económica e institucional).
Estas transformaciones no pasaron desapercibidas en la escala nacional o las redes de
ciudades en las que Santa Cruz de la Sierra está insertada. Al ser la ciudad más vital de
Bolivia, sea ésta una ciudad global o no, comparte retos y problemas constatados a escala
global entre las ciudades que adoptaron el modelo de desarrollo competitivo, como ser:
exclusión, migración, contaminación, formalidad vs. Informalidad, desigualdad y
segregación social, entre otros.
Luego de la puesta en marcha del Plan Techint y la aprobación de leyes e incluso ciertos
cambios para la misma, se llevaron a cabo los siguientes puntos:
● Jerarquización del sistema vial urbano” en vías distribuidoras troncales, vías
distribuidoras primarias: anillos y radiales, vías colectoras, vías locales y peatonales.
● Reorganización de los escalones urbanos, sin modificar el orden de unidad básica
como el barrio, que, una vez agrupados en cuatro, formarían una U.V. (80 a 100 hectáreas
aprox.), luego 10 U.V. formarían un distrito (800 hectáreas en promedio), que es el nuevo
elemento de estructuración urbana.
● Descentralización del poder hacia las sub-alcaldías de los distritos.
● Destinación del 35% de las áreas urbanizables para el municipio como áreas públicas.
Planes para integración de centros y zonas en beneficio de las poblaciones futuras:
Centro urbano y patrimonio.- Lohbaurer analiza y describe las diferentes alternativas que
la municipalidad deberá aplicar en el proceso de implementación del Plan Regulador, las
nuevas calles tendrán 10,12,13,16 y 22 m de ancho, en la 13 y 16 las edificaciones podrían
aislarse o incluir galerías marquesinas, atendiendo a la costumbre tradicional de las
edificaciones de Santa Cruz.
Centro comercial administrativo.- La propuesta más radical es la del centro comercial
administrativo cuya función afectaría varios manzanos y se tendrían que demoler del
edificio de la prefectura, y se planteaba el centro comercial administrativo por la
remodelación de cuadro cuadras entre calle Quijarro, Sucre, 24 de septiembre y Bolívar.
Entre las calles Quijarro, Sucre y Aroma, se había planeado un edificio de 20 pisos con
anexos donde debería abrigar todas las reparticiones públicas de la prefectura y alcaldías.
Zoneamiento.- La zona central mantendrá sus históricas funciones mixtas: residencial,
comercial, administrativa y recreacional, sin embargo se propuso que en arenal se haría
un gran centro recreativo y allí se desarrollaría la exposición del IV centenario.
Se reservó un área de 90 ha. Para futura ciudad universitaria a ser ubicada en la zona de
Palermo al noroeste de la ciudad ocupando dos terrenos uno de ellos coincidiendo con una
unidad de vecindad completa.
Una zona hospitalaria ubicada en la calle España y Cuéllar. Y la circulación interna; se
estableció un centro aeronáutico se crearía en el encuentro de la Av. Bush con el río Piraí
destinado al recreo de la población con instalaciones apropiadas para el deporte acuático.
Los espacios donde se construirá el futuro jardín zoológico y botánico se ubicarían en la
avenida Landívar pero se propuso luego en otra zona de la ciudad.
Se traslada la estación ferroviaria de su terreno provisional (el parque. Urbano) hacia el
sector este de 500m de ancho y 100 m longitud que envuelve un área suficiente para todas
las instalaciones ferroviarias indispensables, está propuesta se ejecutaría a principios de
la década de 1990, aunque sin plaza circular de 180. De diámetro ni la zona destinada a
edificaciones de almacenes, a ser construida entre la circunvalación externa (segundo
anillo) y la terminal de pasajeros.
Aeropuerto.- El debate sobre la ubicación del aeropuerto fue tan intenso como el motivado
por la estación ferroviaria. Luego se planteó área del nuevo aéreo puerto en el camino a
Cotoca a 7 km de la ciudad. Al final de la década se decidió por estrategia militar quedarse
en el Trompillo y dejar viru viru para fines comerciales.
Zona industrial.- Fue localizada en área adyacentes a las dos ferroviarias considerada
una ubicación favorable en relación a vientos dominantes, quedando la ciudad protegida
de influencias perjudiciales de las emanaciones de humo y ruido. Iba a estar ubicada en la
villa primero de mayo, pero no se puso porque la zona ya estaba sumamente poblada.
Cinturón verde.- Fuera de la vía circular más externa coincide con la zona rural o agrícola
a la circunvalación externa, transformando estos sectores en grandes parques.
Unidad de vecindad.- Fuera de la circunvalación del segundo anillo se construiría la nueva
ciudad, por unidades vecindad definidas por avenidas radiales , algunas nuevas y otras ya
existentes y los arcos parciales de circunvalación de los que serían un tercer y cuarto anillo
ya existentes, luego de justificar la aplicación de la carta de Atenas (1939-1845) en cuanto
a la pertinencia de organizar unidades de habitación, techint define unidades de vecindad
como núcleos autónomos de 5000 a 7000 habitantes, quienes tendrán un área central de
equipamiento, constituido por los siguientes elementos:
-Campo deportivo
-Grupo escolar
- Kindergarten con playfield
-Centro social con cine
-Iglesia
-Centro de Salud
- Centro comercial con 30 a 40 tiendas.
Espacios verdes.- Techint enfrenta está temática recordando que se necesita crear
nuevas energías y para que esta actividad se desarrolle adecuadamente es necesaria la
existencia de un sistema recreacional que atienda a todas las clases y edades de la
población. Techint planteó un índice aproximado con áreas verdes de 54 metros cuadro
por habitante.
Zona rural o agrícola.- La propuesta planteó una manera de convertir la zona periurbana
en un cinturón verde construido por lotes mínimos de hectárea. Esta zona debería evitar
por un lado la expansión indiscriminada de la marcha urbana y por otro, aseguraría el
abastecimiento de alimentos. Este proyecto proponía la creación de centros Cooperativos
Rurales en la en la “frontera” del área urbana y rural, en los cruzamientos de las vías
radiales y de la vía circular externa extrema (futuro cuarto anillo) por lo tanto se estás
compañías deberían contar con el siguiente equipamiento:
a) Almacenes para los productos agrícolas y sede de la cooperativa.
b) Taller mecánico para reparar la maquinaria agrícola.
c) Centro comunitario.
d) Centro de salud
e) Iglesia
f) Oficinas y escuela rural
g) Huertas
h) Centro de deportes
i) Pequeño núcleo residencial

Densidades demográficas.- Una de las preocupaciones de Techint era el establecimiento


de un criterio de densificación que aseguraba la sostenibilidad de todo proyecto, el
relevamiento de la ciudad existente en las 300 hectáreas investigadas para el catastro y
las 1,033 hectáreas que representaban toda la zona habitada, contribuyó a la definición de
las futuras densidades para la ciudad, las que fueron representadas gráficamente en un
plano.
Población futura.- La estimación de Techint se basó en 3 factores: el primero lo daría el
tamaño de la ciudad entonces: 70.000 habitantes, el segundo lo sería un factor estadístico
demográfico, y un tercero un factor estadístico demográfico.
Conclusiones y ejecución del plan.- la última parte de la relatoría reafirma su visión
vinculada a construir una polis entendida como una ciudad orgánica de tamaño limitado.
Valorando el concepto de unidad de vecindad, un concepto que permitía el crecimiento por
etapas de la ciudad, señalan la estructura modificada y complementada en el proceso de
ejecución.
Al respecto, la inclusión del anteproyecto inicial; Techint sugiere la conformación de
fiscalizar” la ejecución del plan pasó a paso de acuerdo con las necesidades más urgentes
y los medios a disposición”.
Complementaciones al proyecto.- Durante el período de 1962-1963 dos asesores
alemanes efectuaron un análisis de la viabilidad del plantel Techint, definiendo un plan de
acción que incluía presupuestos, el que facilitó el proceso de construcción de la
infraestructura urbana.
En 1967 la C.O.O.P contrató a la consultoría californiana Boyle Engineering para diseñar
la ampliación del sistema de agua potable y alcantarillado, cuya primera fase se había
iniciado y construido conforme a los proyectos originales de Techint.
La construcción de la ciudad (implementación del Plan Regulador y la
infraestructura de servicios básicos).- Las condiciones críticas del resto del
departamento eran generalmente peores con más de 300 mil habitantes viviendo en
pueblos y ciudades sin servicios públicos serán 4 condiciones críticas que permitirán la
superación de la mayor parte de esas carencias.
● La primera condición crítica será la existencia de recursos económicos capaces de
financiar las obras necesarias, provistos fundamentalmente por las regalías petroleras
11%
● La segunda condición crítica la definió la administración directa de esos recursos por
parte de la comunidad, a través del Comité de Obras Públicas, convertido en un ente
autárquico.
● La tercera condición crítica la determinó la decisión institucional cruceña de apostar al
modelo que encajó perfectamente con la histórica actitud autosugestión aria cruceña.
● La cuarta condición crítica fundamental la proporcionó la existencia de un recurso
idóneo y comprometido con el desarrollo.
Municipalización de la planificación física.- La ley orgánica de Municipalidades de 1985
dejaba a cargo exclusivo de los municipios las tareas de planificación física de las
ciudades, luego de la etapa transitoria prevista en la norma la Oficina Técnica de Plan
Regulador entro en un proceso de “municipalización” que se consolida al inicio de la
siguiente década. Las primeras dos acciones municipales fueron transcendentes: La
apropiación del Proyecto del Centro Histórico y del Código de Urbanismo y Obras.
● Proyecto del centro histórico.- la preocupación por el patrimonio arquitectónico había
motivado al consejo del Plan Regulador a contratar en 1986, para que diseñen una
propuesta viable para esta zona que amenazaba por perder su carácter referencial para la
comunidad.
● Código de urbanismo y obras.- La caótica situación reglamentaria que caracteriza el
final de los ‘80, obligó al aparato institucional a poner nuevamente las reglas de juego
claras, el código de Urbanismo y Obras puso en blanco y negro aquello que se había
convertido en un verdadero mecanismos de extorsión durante la década de los ‘70.
Metropolización.- Los planes anteriores permitieron reconocer que la dimensión que
venía adquiriendo la ciudad estaba afectando estructuralmente a las poblaciones vecinas
de “Cotoca, Warnes, La Guardia y El Torno”, además de haber incorporado a “El Carmen
y Palmar “de Oratorio a la mancha urbana.
La impresionante dinámica del proceso de metrópolización parece escapar a cualquier
sistema de control. Los urbanistas se ven obligados a reaccionar quedando su capacidad
pro-activa profundamente limitada, de esta manera permite constatar que las ciudades
vivas como Santa Cruz de la Sierra su dimensión no puede limitarse a una idea rectora.
La imagen urbana de la ciudad de Santa Cruz se caracteriza por su notable
heterogeneidad, desde su centro histórico en proceso de recuperación de sus cualidades
espaciales pasando por el desordenado aspecto de la creación de los nuevos barrios,
zonas comerciales y residenciales, hasta la precariedad de los nuevos loteamientos
clandestinos, la imagen como tal de la ciudad se caracteriza por la superposición, la
yuxtaposición y la diversidad.
Infraestructura de servicios.- Está se muestra a través de las necesidades de la gente
conforme pasa el tiempo pero para 1960 la capital y todas las poblaciones del
departamento no contaban con ningún servicio público moderno, carecían de varios:
● Agua potable.- Dada su condición de servicio público más importante, el sistema de
agua potable fue el primero que se empieza a implementar en la ciudad de Santa Cruz,
está inauguración de construcción del alcantarillado cloacal y pluvial, se finaliza en 1963.
El plan básico de red agua potable tuvo como punto de partida el diseño de la consultora
techint, se da inicio el 4 de noviembre de 1961, se da por la zona del primer anillo y la zona
sur histórica, el de mayor impacto visual fue el tanque elevado equilibrante de la presión
hidrostática (su ubicación al sur, la avenida Cañoto y su prolongación, la avenida Omar
Chávez).
● Guía telefónica.- Para el desarrollo del plan techint sobre una red moderna de
telefonía se activó que atravesar un proceso como su aprobación por el Comité de Obras
Públicas y Prefecturales, entonces dependiente de la Prefectura para utilizar el plan, la
comisión realizó trámites necesarios para que la dirección Nacional de cooperativas(recién
creada) apruebe y autorice el proyecto, como demanda de la norma, se elaboró el borrador
de estatutos de lo que sería la primera cooperativa boliviana de teléfonos; con esos
antecedentes en el salón de actos de la cámara de Comercio e Industria, el 16 de octubre
de 1960 se realizó la reunión fundacional de “COTAS” con la asistencia de 44 personas y
se decidió el nombre de la sociedad sea “Cooperativa De Teléfonos Automáticos De Santa
Cruz De La Sierra.
● Electricidad.- Al igual que lo ocurrido en COTAS la existencia de un proyecto eléctrico
para la ciudad, diseñado por el plan techint en 1958-1960, junto con la ley de Cooperativas,
se sentaron las bases para que se plasme la sugerencia del jefe de la oficina
Departamental de Cooperativas, una vez logrado un número de socios significativos (más
de 3000) el 14 de febrero de 1962 de realiza la primera asamblea de la municipalidad
contando con el alcalde Lorgio Rivera, se designó al primer directorio de la que sería la
“Cooperativa Rural de Electrificación” “CRE” .mientras se convencía al gobierno de la
pertinencia de la visión cooperativista, se visitó NRECA en Florida con su apoyo para
ayudar al diseño de cooperativa global y dejar de lado las cooperativas menores, en 1990
ya supera los 100 mil socios comprendiendo 5 provincias: Andrés Ibáñez, Warnes, Obispo
Santiesteban, Sara e Ichilo, contribuyendo a una red eléctrica de 94 poblaciones.
● Drenaje pluvial.- El primer proyecto de drenaje pluvial lo realizó Techint, el cual fue
ajustado por el Comité de Obras Públicas Prefecturales Se planificó dos canales abiertos
y revestidos, uno en el canal Isutó en el norte en el cual se utilizó las mismas losetas de
cemento tipo blokret de pavimento el segundo el canal Cotoca revestido con hormigón.
Pero con el acelerado crecimiento de la ciudad se vio necesario encargar el diseño del
segundo Plan Maestro de Drenaje Pluvial pero este plan perdió vigencia apresar de estar
bien efectuado con la característica de que se construya un canal sanitario subterráneo.

● Pavimentación.- Santa Cruz llegó al cuarto centenario sin calles pavimentadas,


durante la Gobernación de Víctor Paz Estenssoro decidió hacer la pavimentación alrededor
de la plaza 24 de septiembre una de las muchas cosas de había prometido en su campaña
política de ejecución de obras de infraestructura urbana.

Se elige la loseta de cemento de tipo blokret utilizado y de fabricaba en algunas ciudades


brasileras lo que por referencia el Comité de Obras Públicas decide utilizar, apresar de ser
15% más costosa que el asfalto, pero considerando que es un material reutilizable, por lo
tanto los miembros de esta comisión volvieron con el convenio de adquirirlo en 22 mil
dólares los derechos de producción para toda Bolivia y 2 mil dólares la maquinaria
necesaria para implementar la fábrica de losetas en Santa Cruz ( las primeras losetas se
empezaron a fabricar el 15 de septiembre de 1966) de empezaron a colocar por el club
social y la plaza principal.
Organizando la segunda etapa iniciada en 1969, pavimentando con losetas las calles y se
decidió pavimentar con asfalto las mayorías de las avenidas incluyendo el primer anillo,
incluyendo gran parte de las avenidas Argamosa, Viedma, Uruguay y Cañoto.; Las
avenidas Irala y Monseñor de pavimentaron con losetas.
● Alcantarillado.- Está construcción comenzó en 1964 y se desarrolló en 4 etapas, a un
costo por la empresa Baratos & Cía.
La primera etapa comprendía 75 km de colectores de hormigón de diámetros diferenciados
para cloacal y pluvial y concluyó a mediados del 1968 que incluyó el tendido de
alcantarillado sanitario y cloacal de 80 cuadras.
Impacto histórico de techint.- El plan techint representa sin duda un antes y un después
en la realidad cruceña, no solo urbanísticamente, sino social, cultural, económico y
tecnológico. Sintetizando todos los esfuerzos anteriores y es el punto de partida de un
proceso de transformaciones tan gran que aún hoy en día resulta difícil comprender y
asimilar su escala, sino su impresionante eficiencia y eficacia, comparada con lo que
ocurrió en el resto del país. De hecho partiendo desde un porcentaje bajo económicamente
transformaron y desarrollaron mucho más la región de Santa Cruz con los recursos
provenientes de su onceava parte del 11 % que lo que el resto del país logró en el mismo
tiempo con el 89 % restante.
Gracias parte de la ejecución de la debe a los principales protagonistas cruceños
comprometidos con su región, su planteó radio concéntrico con sus elementos
característicos de convirtió en un símbolo del progreso de la ciudad , y ya llamada la
“ciudad de los anillos” que marcó el ingreso de Santa Cruz de la Sierra a la modernidad,
dado por iniciado el proceso de consolidación de la tecnocracia cruceña, la que después
crearía instituciones y empresas que definirían el proceso de cambios estructurales que
transformarían la sociedad y la economía cruceña.
La influencia de los anillos ha marcado el urbanismo de las demás ciudades del oriente
boliviano con respectivos anillos de circunvalación (Trinidad, Montero, Warnes, entre
ellas).
Fenómeno Urbano
Proceso de Urbanización de Santa Cruz
A partir de 1952 y 1957, Santa Cruz se integra con el resto del país, al vincularse con los
centros de altiplanos y valles con una carretera que llega a Santa Cruz de la Sierra. Era el
inicio de la "marcha hacia el oriente", iniciativa implementada por el gobierno y que
consistió en 3 acciones concretas:
a) construcción de una carretera que unió La Paz, Cochabamba y Santa Cruz y caminos
de penetración a las zonas productivas del norte del Dpto. de Santa Cruz que constituyen
la subregión integrada. Adicionalmente Santa Cruz queda vinculada al Brasil y la Argentina
mediante el tendido del ferrocarril;
b) Asistencia Técnica y financiera para nuevos productores agrícolas;
c) planes de colonización, a través de planes de migración planificada y espontánea.
Con estas acciones se inicia la "marcha hacia el oriente", dentro de una política nacional
de diversificación económica y de creación de un nuevo polo de desarrollo para el país. Y
como no podía ser de otra manera, la iniciativa oficial tuvo acogida por empresarios de
Santa Cruz. Esta situación en definitiva modifica en poco la jerarquización de los centros
urbanos del país. Y la ciudad urbana de Santa Cruz crece en forma expansiva.

AÑOS POBLACION SC TASA DE CRECIMIENTO


ANUAL
1950 41.461 7.23 %
El crecimiento de la población fue lento, con una tasa de con tasas de 7.23 % anual entre
1950 a 1976.

AÑOS POBLACIÓN POBLACION %DE POBLACION


DEPARTAMENTAL CIUDAD CIUDAD
1950 244.658 41.461 16.94%
Con el cuadro anterior se muestra cómo ha ido creciendo la proporción de la población
urbana de la ciudad de Santa Cruz con respecto al resto del Departamento.
Las migraciones de otros distritos que llegaron a Santa Cruz en busca de trabajo en el área
rural, también incrementaron la población rural. Es por ello quizás que la ciudad de Santa
Cruz no tuviera un porcentaje mayor de población.
Con el rápido crecimiento poblacional de la ciudad de Santa Cruz, cada vez que era
planificada la cobertura de infraestructura y servicios básicos y luego llevadas a la práctica,
cuando se implementaban, la población ya había sobrepasado 2 veces más la capacidad
instalada. Por eso nunca fue posible cubrir de servicios a la población, porque ésta cada
2.5 años se duplicaba.
Éstos permiten percibir cómo está estructurada una ciudad, en cuanto a su desarrollo
urbano y bienestar de sus habitantes. Estos servicios determinan el costo de la tierra y de
su ubicación espacial de sus clases sociales. Los servicios de red públicos permiten medir
la eficiencia de la administración urbana, por los índices de marginalidad urbana con
respecto a sus servicios. Estos servicios permiten conocer el grado de saneamiento básico
que una ciudad tiene y su salud pública. Los servicios que se consideran en el caso de
Santa Cruz son los siguientes: agua potable, alcantarillado cloacal, energía eléctrica,
drenaje pluvial y recojo de basura.
El crecimiento urbano fue tan acelerado que no permitía cubrir con los servicios de agua,
luz, alcantarillado etc. porque cuando se planifican los servicios para una población, se lo
hace para cubrir un área y una población determinada y cuando se implementan los
servicios y se entregan a los usuarios, ya han pasado años y mientras tanto en ese período
ya la población se ha duplicado. Cuando hay procesos migratorios hacia las ciudades
habrá siempre poblaciones con necesidades de servicios básicos no satisfechas. El
crecimiento urbano se produce pero el desarrollo urbano tanto en viviendas como en
servicios básicos queda lejos de cubrirse.
El acelerado crecimiento de la población en la ciudad de Santa Cruz, no permite una
planificación a largo plazo de cobertura de sus servicios de red.
No hay una política Nacional del gobierno tendiente a regular el problema de las
migraciones internas y la distribución espacial de la población.
Existe la política oficial de poblar el oriente boliviano mediante una redistribución de la
población del altiplano a los llanos orientales del país, pero no se tiene el control, dirección
ni seguimiento de los procesos migratorios, creando los problemas que hoy tiene la ciudad
de Santa Cruz.
Hay una tendencia oficial de incrementar la población en el país con la intención de poblar
el espacio nacional.
Apropiación del Espacio
Urbano por Lugar de Procedencia
La ciudad de Santa Cruz nunca ocupo un lugar preponderante en el sistema de colonias.
El Plan Techint propuso para ciudad de Santa Cruz de la Sierra, un futuro de desarrollo
humano definido por una estructura de vías de radio concentro, insertando en las áreas de
espacio el concepto de la unidad vecinal, en ningún momento toma en cuenta el damero
colonial existente, simplemente lo envuelve dentro de un primer anillo, a través de ahí
desarrolla el concepto de nueva trazado.
El 19 de junio de 1967 mediante resolución suprema N 138928, se aprueban los estudios con
los detalles y nla variaciones hechas por el comité de obras públicas y se creó el consejo del
plan regulador de la ciudad de santa cruz de la siera con las atribuciones de fiscalizar la
aplicación concreta del plan techint y de los traajos compementarios además de considerar las
modificaciones y mejoras que proponga el comité de acuerdo a las necesidades que surgieron
en la ciudad.
A principios de la década del ‘40, las potencialidades de Santa Cruz empezaron a verse como
una alternativa para el desarrollo, puesto de manifiesto con el Plan Bohan. Ahora, el petróleo,
la agricultura y la ganadería (del oriente), mostraron sus ventajas frente a la deteriorada
economía minera (del occidente), que, a principios de 1950, tuvo uno de sus peores momentos
con la caída de los precios internacionales.
Esta situación cambió después de 1952 con la "Marcha al Oriente", que es cuando la región
se incorpora al mercado nacional primero, e internacional, después, debido a la construcción
de la carretera que la conectó con las demás ciudades del país.
Santa Cruz, a fines de 1950, duplica su población, llegando a los 50.000 habitantes, siendo
sólo el comienzo de un proceso migratorio destinado a cambiar la fisonomía de una ciudad.
Es así que en el año 1959 se elabora el Plan Urbano de la empresa italo-brasilera “Techint”,
aprobado ocho años más tarde, en 1967, bajo el concepto de la "ciudad jardín" de origen
anglosajón, pensado para albergar y organizar a un número máximo de personas, pero que,
en menos de 20 años, se vio altamente superado en su capacidad de poder contener un
crecimiento poblacional acelerado que, 50 años más tarde, llega a sobrepasar el millón de
habitantes.
Describiendo el “ambiente” tangible e intangible.- Ante todo, se define el término
“Ambiente” como la sumatoria de todos aquellos aspectos físicos y naturales, como, así
también, todos aquellos aspectos vinculados con el quehacer del ser humano (socio-
culturales, económicos, políticos, etc.).
La ciudad de Santa Cruz de la Sierra está influenciada por el carácter morfológico, climático e
hidrogeológico del territorio. Se encuentra a unos 25 Km. de las últimas estribaciones de la
cordillera de los Andes, a los pies de un codo que ésta forma, y frente a una desembocadura
natural que fuera usada desde el tiempo de los Incas. Hacia el norte, la gradiente la incorpora
al gran sistema de la cuenca amazónica. Hacia el sur, la pendiente toma contacto con la
cuenca del Plata. Desde el punto de vista del clima, Santa Cruz de la Sierra está en una zona
de transición entre la región húmeda y tropical norte, y por el chaco boreal al sur, de clima
seco tropical.
La ciudad está a 417mts de altura SNM., con vientos dominantes cálidos del noroeste y vientos
fríos del sureste durante el invierno, con una temperatura media de 25º centígrados. Las
precipitaciones pluviales están en el orden de los
1100mm, lo que define a la ciudad como un ambiente de clima cálido, húmedo y buena
ventilación.
Pero, estas características de “ciudad tropical” no se ven reflejadas en el diseño urbano de la
misma, ya que, hasta la fecha, cuenta con muy pocos espacios abiertos diseñados y casi no
existe un tratamiento paisajístico adecuado para la escala que la ciudad ha alcanzado.
Durante el periodo Republicano (del siglo XIX) se puede apreciar a la ciudad de Santa Cruz
como una ciudad precaria, una ciudad en proceso de formación. Sin embargo, pese a su
condición fronteriza, y frente a la imposibilidad económica de activar los agentes de cambios
que permitan introducir nuevas modalidades urbanas, debió optar por el camino de la
consolidación de la trama urbana cuadricular heredada por la colonia y llenar lentamente los
espacios vacíos. De esta manera, en el área central se fueron cubriendo los espacios vacíos
que existían, entre vivienda y vivienda, con nuevas construcciones, y las quintas ubicadas en
sus alrededores se consolidaron a través de los senderos, en forma irregular, a partir de las
calles centrales.
En esta primera etapa comienza la construcción de la Catedral metropolitana (1838-1840),
como primer correlato de la modernidad republicana que se intentó implementar en el país,
continuando con la construcción de los principales edificios públicos de la época. En 1873, la
Casa de Gobierno, en 1879 los edificios de la Universidad, la actual Casa de la Cultura y el
actual Cine Palace, todos ellos frente a la plaza de armas.
El periodo que va desde 1880 hasta 1910 fue el único gran impulso que conoció la ciudad
hasta ese momento, época en que se produjo una intensa explotación de los recursos
naturales, que se dio en llamar el “auge de la goma” y que duró, prácticamente, tres décadas.
Pero, la caída de la goma deja a la región nuevamente en la pobreza, pues esos recursos no
se invierten para crear nuevas actividades productivas. Las utilidades producidas no se
transformaron en capital, sino que se derrocharon y encargaron al comercio de importaciones
suntuarias o edificaciones fastuosas. Los grandes capitales amasados en ese periodo fueron
a parar, directa o indirectamente, a Europa.
Todos estos hechos tienen consecuencias sociales y económicas directas en Santa Cruz. De
hecho, la mayor parte de los comerciantes gomeros, y la mano de obra de las estradas
gomeras, provenían de la región cruceña. Durante ese febril periodo, la actividad de la
construcción en Santa Cruz se incrementó, promoviendo la modificación de los paradigmas
formales de la estructuración del entorno urbano, condicionada por nuevas expectativas
sociales y alternativas tecnológicas.
Las preocupaciones urbanísticas ganaron protagonismo y, en la primera década, se levantaron
tres planos urbanos. En 1905 lo hizo Luciano Justiniano, mientras que Froilan Jordán diseñó
dos, uno en 1906 y otro en 1908. Entre estos planos no hay mayores diferencias, salvo el
cambio del escudo cruceño entre el primero y el segundo; pero sí se reconoce una ampliación
de la mancha urbana en relación al Plano de 1888.
Santa Cruz de la Sierra se debate entre los efectos del auge gomero y las primeras
consecuencias del estancamiento del mismo, y comienza a vivir un periodo de transición que
dura, aproximadamente, dos décadas, de 1920 a 1940,
Donde Bolivia siente la necesidad de expandirse hacia el Oriente, fundamentalmente, por dos
hechos: la gran depresión de los años ’30 y la Guerra del Chaco con la República del Paraguay.
Además, la escalada de la Guerra Mundial, provocó que pocos países se pudieran considerar
al margen del conflicto. Difícilmente, Bolivia, como segundo productor de estaño en esa época,
podría dejar de asumir alguna posición, como consecuencia la coyuntura que favoreció un
acercamiento del gobierno de los Estados Unidos con el gobierno del General Enrique
Peñaranda. Así, en agosto de 1941, el Departamento de Estado de los Estados Unidos entregó
al embajador de Bolivia un memorando que contenía las bases sobre las cuales ambos
gobiernos podían impulsar el desarrollo económico del país.
Evolución de santa Cruz de la Sierra: 1561, 1959, 1969, 1989.- Como producto de los
nuevos roles asumidos por Estados Unidos, en el hemisferio Sur, Naciones Unidas definió la
nueva estrategia de desarrollo para la región, que se sustentaba en mantener un cierto
equilibrio social y, fundamentalmente, en la extracción de recursos naturales renovables y no
renovables.
El Plan Bohan consideraba estratégica la ubicación territorial de Santa Cruz, al pertenecer a
las tres principales cuencas ambientales del continente, que debía relacionarse en torno al eje
triangular con Brasil y Argentina.
Esta misión extranjera del Plan Bohan, anticipó el promisorio futuro que tenía el Oriente
Boliviano y recomendó que Santa Cruz encabezara la producción agropecuaria y, además,
recomendaba una fuerte intervención del Estado. Se trataba de un camino alternativo frente al
derrumbe del modelo económico minero mono productor, producido en la cuenca andina.
El Plan Bohan propuso un programa de fomento tomando como punto de partida el desarrollo
de las comunicaciones a través de carreteras. Es así que propone la creación de una
infraestructura vial y la conexión ferroviaria hacia Argentina y Brasil, que termina con el
aislamiento secular que tenía la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Además, propuso la
implantación de un amplio programa de estímulos estatales que fomentan la expansión
demográfica y económica de las provincias cruceñas, la expansión agropecuaria, la
producción de hidrocarburos y la implementación de industrias procesadoras de materia prima
agropecuaria y forestal, destacándose la industria azucarera, generando, a partir de 1950, que
Santa Cruz entre en un ritmo extraordinariamente rápido de desarrollo.
En 1957 se terminó con la obra de asfaltado de la carretera que comunicaba con la ciudad de
Cochabamba, configurando, de esta manera, el eje central del país: La Paz- Cochabamba-
Santa Cruz, de 960 kilómetros de camino, que ahora aproximaba a los puertos del Pacifico,
concluyéndose, en 1961, el tramo de la carretera que vincula, también, a la ciudad de Santa
Cruz con Montero a 59 Km. al norte.
Estas acciones, que conforman la “Marcha al Oriente”, se realizaron en el marco de una política
nacional denominada de diversificación económica y de creación de un nuevo polo de
desarrollo para el país, Santa Cruz.
El Plan Techint propuso, para la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, un futuro desarrollo urbano
definido por una estructura de vías radio-concéntrica, insertando, en las áreas de expansión,
el concepto de “Unidad Vecinal”. En ningún momento toma en cuenta el damero colonial
existente, simplemente lo envuelve dentro de un primer anillo y, a partir de ahí, desarrolla el
nuevo trazado.
El 19 de Junio de 1967, mediante Resolución Suprema nº 138928, se aprueban los estudios
con los detalles y las variaciones hechas por el Comité de Obras Públicas, y se creó el Consejo
del Plan Regulador de la Ciudad de Santa Cruz de la Sierra, con las atribuciones de fiscalizar
la aplicación correcta del Plan Techint y de los trabajos complementarios, además de
considerar las modificaciones y mejoras que proponga el Comité de acuerdo a las necesidades
que sugieran en la ciudad.
Las avenidas de circunvalación, interna y externa, fueron diseñadas con tres vías: las laterales
de seis metros de ancho y la central de nueve metros. Todas separadas por camellones de
cinco metros de ancho, incluyendo la circulación peatonal de un metro en los bordes. Dejando
clara evidencia del nuevo rol que tomaría el automóvil en este trazado, en desmedro de la
armónica relación que el peatón llevaba con su ciudad.
El área de expansión para el ciudadano fue reestructurada, considerando lo existente y los
loteamientos ya aprobados por el Comité de Obras Públicas.
Se introdujo, entonces, el concepto de Unidad Vecinal: unidades de habitación, con una zona
central para el equipamiento primario que abarca, en un 60%, las necesidades de sus
habitantes.
Se consideró un bajo índice de ocupación (35%), con una densidad de 58 pp/ h para la vivienda
unifamiliar y 39 pp/ h para la vivienda multifamiliar en lotes de 600 metros cuadrados. Cuarenta
metros de fondo y quince metros de frente, separadas por parajes de servicio.
También, se propuso que las viviendas fueran aisladas con antejardín, ya sean apareadas,
apoyadas en una o dos medianeras, todas con patio posterior.
El Plan Techint original se constituía en el segundo Plan de la ciudad y, en gran medida,
reflejaba la influencia de teorías urbanas ideales de nuevas ciudades inglesas y la ciudad jardín
predominante en la europea de la posguerra (1945- 1950).
A pesar que transcurren 6 años, para la aprobación definitiva del Plan, en forma gradual fueron
aprobados, sectorialmente, cada uno de sus componentes.
La urgencia de iniciar las obras de saneamiento urbano hace que la puesta en marcha del Plan
sea inmediata, ya que, como parte de la adhesión del gobierno nacional al IV Centenario de la
fundación de Santa Cruz, en 1961 es licitada y contratada la empresa que ejecuta la obra
pública correspondiente a la primera etapa del nuevo sistema de agua potable y alcantarillado.
En realidad, el Plan Techint no sufre variaciones de fondo, salvo en lo que se refiere a la zona
central. Las propuestas lanzadas por el Plan Techint, referentes al ensanchamiento de las
calles, cambiarían poco a poco la imagen de la ciudad de entonces, para dar paso a
construcciones modernas, y esto provocó diversas opiniones en los habitantes de Santa Cruz
en relación a la conservación de las galerías y al estilo colonial de las fachadas de las casas.
La ciudad de Santa Cruz, en 1960, estaba definida por lo que hoy conocemos como el “Casco
Viejo” y su estructura natural, es decir, el damero central y algunos asentamientos sobre la red
axial de calles irregulares y equipamientos que se habían organizado en torno a él.
Sobre esa cuadricula preexistente, con algunos vacíos, se superpuso el Plan regulador con
sus anillos. El primero, para delimitar el caso viejo, y el segundo anillo para abarcar las áreas
que habían crecido bajo la sombra de los loteamientos no planificados.
En 1969, la mancha urbana es de una superficie aproximada de 4.700 hectáreas, sobre una
población estimada en 115.000 habitantes. Es decir, que de 1956 hasta 1969, el índice de
crecimiento poblacional estaba situado en el orden del 6.60% anual.
Al haber entrado en crisis el modelo original, desbordado por los problemas sociales,
demográficos y económicos, y al verificar, en los hechos, que las primeras obras de servicios
infraestructurales y de equipamiento urbano no condecían a los usos reales, y eran diferentes
a los propuestos originalmente, tal vez por falta de un seguimiento adecuado en su evolución
y ordenamiento, en 1969 (diez años después) la oficina Técnica del Plan Regulador llega a la
conclusión que era necesario actualizar el Plan, ya que el propuesto por Techint en 1959
resultaba obsoleto. Todos estos cambios se dieron en una fase crítica, los cuales fueron muy
pertinentes y beneficiosas en su momento. Estos se llevaron a cabo por un grupo de jóvenes
arquitectos cruceños que se pusieron a cargo del Plan Regulador e hicieron los cambios de
una manera más cerrada y radical. Esta actitud se dio por el predominio de los principios
sistematizadores y anti históricos del urbanismo moderno. Estos jóvenes profesionales
aceptaron el reto de reconstruir la ciudad a partir del Plan heredado (Plan Techint),
modificando, en buena medida, la propuesta original de la consultora, pero preservando las
Unidades Vecinales como células urbanas básicas.
Fue prioritario reestructurar el Plan de acuerdo a los siguientes criterios:
− Se confirma el modelo radio concéntrico como dominante en el diseño físico y, por
consiguiente, la mancha urbana se amplía, creando anillos de circunvalación, y llegando a
definir un tercer y cuarto anillo.
− En el área urbana central, se descarta el eje central comercial, como, también, las
torres administrativas en el centro cívico.
− Los nuevos asentamientos humanos no planificados exigen la reprogramación de
áreas habitacionales, aumentando el tope de las 15 unidades vecinales definidas en el plan
original.
− Se zonifican las futuras áreas de crecimiento (parques urbanos, plazas, universidad,
aeroparque, etc).
− Las actividades terciarias de la ciudad, como las áreas comerciales, asistenciales,
educativas y recreativas, que requieren más espacio, se ubican en la llamada Faja de
Equipamiento Terciario, con un ancho de 140 metros, comprendida en el tercer anillo, externo
e interno.
− Para las industrias se destinan dos zonas: una para la industria liviana, no nociva, al
este de la ciudad, dentro del cuarto anillo, conectada a la red férrea, y la otra, denominada
Parque Industrial, para la industria pesada, nociva, en el sector Noreste, fuera del cuarto anillo,
y al margen de asentamientos habitacionales, de igual manera conectada con el futuro sistema
vial y ferroviario, nacional e internacional.
Las características de la estructura vial, las densidades, las construcciones por zonas (con el
retiro obligatorio para el jardín frontal y retiros laterales), con leves variantes y modificaciones,
mantienen el espíritu del Plan Techint.
La implementación del Plan Techint, con todas sus variantes y modificaciones, constituye la
primera ruptura oficial del urbanismo cuadricular intemporal que se había practicado desde la
colonia hasta 1940.
Ruptura que se articulaba con el proceso de modernización que trató de implementar los
correlatos espaciales de los auges económicos activados por la explotación del petróleo y la
agroindustria.
La nueva ciudad estaba proyectada para una nueva escala y un tiempo diferente: el que daba
la velocidad y el confort del auto. Por tanto, era lógico que se pensara, inicialmente, en una
trama vehicular jerarquizada en vías principales y vías secundarias, por un lado, y las vías
exclusivamente para peatones, por el otro, que, en la actualidad, se ven totalmente
disminuidas y empobrecidas. Los primeros efectos positivos fueron evidentes: la rigurosa
segregación del transporte pesado de las zonas residenciales y del área central permitió que
su flujo se haga sobre la red principal. En forma gradual, inicialmente, se hizo en el primer
anillo, hasta llegar actualmente por el cuarto.
Segundo anillo de la ciudad de Santa Cruz, sus Radiales y Unidades Vecinales. Año 1999
El sistema radio concéntrico ha permitido que las diferentes zonas urbanas se interrelacionen,
en forma extensiva, por los anillos, y en forma convergente a través de las radiales, de manera
que ha favorecido, desde el punto de vista funcional, un crecimiento armónico y equilibrado de
su área central. Los anillos se han constituido en referencias urbanas de primer orden. Con
los anillos y las radiales aparecerán, en sus intersecciones, las rotondas, eliminadas en un
80% del primer anillo, y en vías de eliminarse, también, en el segundo anillo, ya que son
incompatibles con el ritmo que hoy impone la ciudad, con un parque automotor que sigue
aumentando, y que, además, estas rotondas se contradicen con el empleo del semáforo,
porque ambos son elementos controladores del tránsito vehicular, pero que, juntos, no pueden
convivir en el mismo cruce.
Aunque, inicialmente, con las nuevas radiales, se observa el crecimiento discontinuo, una vez
internalizada la nueva dinámica comienza a activarse un proceso de consolidación y presiones
sobre las áreas que han quedado sin utilizar.
El Plan Techint definió la zonificación de la ciudad, de acuerdo a los siguientes criterios
globales:
− Áreas de usos especiales: parques urbanos, zona industrial, zonas recreativas, faja de
equipamiento terciario, reserva ecológica y otras.
− Áreas residenciales: en torno a las unidades vecinales, con sus respectivos
equipamientos primarios.
En 1972, para evitar la excesiva tendencia mono concéntrica e incentivar la desconcentración
de actividades urbanas estructurantes, se introdujo, en los bordes del tercer anillo interno y
externo, la faja de equipamiento terciario.
A la fecha, cerca del 80% se ha consolidado, quedando disponible el uso comercial,
verificándose el fracaso de desconcentrar usos urbanos.
En 1978, con el Plan Director Ampliado, se sientan las bases para la actual reglamentación de
la zonificación o distribución de la ciudad.
Las normativas de zonificación contemplan los escalones urbanos en tres
Niveles:
− La unidad básica, o célula pre-barrial, que se refiere al nuclea miento de una calle, o
grupo de manzanos, relacionado con parte del equipamiento primario, cuya población fluctúa
en los 1.000 habitantes.
− La unidad vecinal. Se refiere a la zona urbana delimitada por los anillos y las radiales,
con sus respectivos equipamientos primarios, cuya población fluctúa entre los 4.000 a 8.000
habitantes.
− El distrito urbano, o sector urbano, que se refiere al conglomerado de 10/15 unidades
vecinales, relacionado con parte del equipamiento terciario, con una población superior a los
50.000 habitantes.
El nuevo Código de Obras, aprobado en 1991 y puesto en vigencia en

1992, en gran medida, ratifica las modificaciones que se hicieron al reglamento de zonificación,
con algunas variantes, en cuanto a la actual zonificación propuesta: Centro histórico, Central
de uso mixto, Intermedia, Externa, Parque industrial, Área de control municipal.
Expansión de la mancha urbana en la zona Norte de la ciudad. Año 2000.
El equipamiento se organiza en dos instancias: las fajas de equipamiento y las áreas de usos
específicos.
− Fajas: Faja perimetral; Faja de equipamiento terciario; Faja de equipamiento primario.
− Usos específicos: Asistencial; Deportivas; Universidades; Parques urbanos; Mercados;
Terminales de transporte; Cementerios; Otras.
El Código de Urbanismo y Obras puso en blanco aquello que se había convertido en un
verdadero mecanismo de extorsión durante la década anterior. Las nuevas condiciones
aseguraron, en principio, una mayor libertad en el proceso de expansión urbana, controlaron
mejor la estructuración física en las diferentes zonas urbanas, protegiendo el Centro Histórico
de un deterioro mayor, y facilitaron los trámites para la aprobación de nuevos proyectos, en
coincidencia con una etapa inmobiliaria dinámica.
Los intentos de consolidar, en 1989, un Sistema de Planificación Urbana, de carácter
institucional, que proteja el accionar de la Oficina Técnica de la irresponsable injerencia
político-partidaria, fracasaron ante la evidente falta de interés de los gobiernos municipales de
turno, que reconocieron el valor político y económico de tener bajo su control las
construcciones y, principalmente, la definición de uso de suelo.
En 1994 se alteran los índices de aprovechamiento máximo, los que se modificaron
nuevamente meses más tarde; y en el año 1995, se establecen nuevas limitaciones de altura
en las unidades vecinales y se solicita revisión total del código.
El Municipio encarga, en 1994, a la Oficina Técnica el desarrollo del Plan Director Ampliado
II, el que, posteriormente, habría de convertirse en el Plan Director 1995. El objetivo general
del Plan Director 1995 estaba encaminado a
Determinar las directrices y pautas generales del crecimiento urbano, a partir de la
incorporación de asentamientos periféricos y tratamiento global del área consolidada, y la
asignación de usos de suelo del área envolvente, con la finalidad de lograr un equilibrio urbano
en su estructura, recuperando la identidad y escala humana y mejores condiciones de
habitabilidad. Traduciéndose en equidad social, eficiencia económica y sustentabilidad de los
recursos naturales.
Una de las innovaciones de este Plan, es que propone una descentralización de la ciudad en
12 distritos urbanos. El Distrito se define como el elemento de estructuración de la ciudad, en
respuesta a su crecimiento vertiginoso, cambio de escala y tendencia a la conformación como
área metropolitana (varios centros unidos por extensión). Este escalón está formado por un
promedio de diez unidades vecinales, abarcando una superficie promedio de 800 hectáreas.
Tal como era de prever, se tuvieron que incorporar decenas de barrios nuevos a la mancha
urbana oficial, cuya expansión arbitraria obligó al abandono definitivo de los esquemas
parcialmente geométricos que caracterizaron a la ciudad durante su primera fase de
crecimiento urbano.
La propia escala y dinámicas urbanas, así como las limitaciones de la Municipalidad y la
Oficina Técnica, no permitieron que los aspectos positivos del Plan tengan un efecto directo y
permanente sobre el crecimiento de la mancha urbana, o sobre otros aspectos que intentó
controlar u orientar, como la descentralización de la administración urbana y la definición de
áreas específicas: ecológica, recreativa y paisajística, seguridad, restricción y sujeta a erosión.
La dimensión que fue adquiriendo la ciudad estaba afectando, estructuralmente, a las
poblaciones aledañas, tal como Cotoca, Warnes, La Guardia y El Torno, además de haber
incorporado a las localidades de El Carmen y El Palmar del Oratorio a la mancha urbana
cruceña. Luego del esfuerzo interinstitucional, con el apoyo de la Universidad de Toronto, se
redactaron los lineamientos estratégicos para el desarrollo urbano, que identifican las actuales
condiciones estructurales de la ciudad y los desafíos que tiene por delante.
A pesar de los esfuerzos, varios hechos permiten anticipar que las intenciones serán
superadas por la dinámica del proceso de Metropolización. Entre ellos, se destaca la
construcción del primer puente urbano sobre el Río Piraí y las primeras urbanizaciones en la
ribera oeste del mismo.
Las construcciones, por otra parte, de vías pavimentadas de acceso a las zonas y barrios
ubicados en los límites de la ciudad, contribuyen al proceso de expansión abierta de la mancha
urbana.
El crecimiento demográfico de la ciudad presenta una notable coincidencia con el inicio de las
obras públicas urbanas, a partir de 1964, aunque
Se reconoce cierto crecimiento a partir de 1954-1955, cuando se inauguran los ferrocarriles
internacionales y la Carretera a Cochabamba.
Es considerable que la ciudad de Santa Cruz haya sostenido un crecimiento demográfico
superior al 6% anual durante, prácticamente, tres décadas.
La mancha urbana se ha expandido en forma inusual, bajando las densidades de población
por kilómetro cuadrado, a niveles rurales, en las zonas más alejadas del centro de la ciudad.
La más grave de las limitaciones estructurales urbanas actuales es la vinculada a la
distribución de la población en la mancha urbana. La fragmentación de la imagen urbana
cruceña coincide con la misma realidad social y cultural de la urbe, cada vez más cosmopolita
y, por lo tanto, cada vez más diversa.
Como consecuencia, la mancha urbana se ha extendido, reduciendo la eficiencia de las
inversiones en infraestructuras. Lo que provoca el incremento del costo de todos los servicios,
como energía eléctrica, teléfonos, agua potable, transporte público, obligando, además, a
limitar las inversiones en pavimentación de avenidas, radiales y calles secundarias.
La imagen urbana, de la ciudad de Santa Cruz, se caracteriza por su notable heterogeneidad,
desde un centro histórico en proceso de recuperación de sus cualidades espaciales, pasando
por el desordenado aspecto de los nuevos barrios, la relativa homogeneidad de algunas zonas
residenciales, hasta la precariedad de los nuevos loteamientos clandestinos, caracterizándose
por la superposición, yuxtaposición y la diversidad.
La imagen urbana, también, está definida por la precariedad general de la infraestructura y el
equipamiento, los lotes semi-abandonados o de engorde, las calles irregulares y sin
pavimento, la inexistencia de veredas, la irregularidad de los cerramientos, las áreas verdes
no consolidadas, los edificios a medio construir, los quioscos que ocupan los camellones, o
jardines centrales de las avenidas, los pasillos peatonales abandonados, la agresividad formal
de la arbitraria gigantografia comercial y los parches de la arquitectura espontánea y de
emergencia.
Y, como una constante histórica, la ciudad nunca involucró al Río Piraí en su estructura urbana,
que siempre jugó, tangencialmente, el rol de borde urbano natural, dejando que se produjera
el deterioro ambiental que hoy se vive, desde la acumulación de basura, contaminando el agua
y el suelo, hasta la invasión de la mancha urbana sobre el área de protección de la llanura de
inundación. A pesar de existir el antecedente de los graves daños producidos por el desborde
del Río Piraí, en el año 1983, que ha inundado extensas zonas de la ciudad, aún hoy no se
trabaja en la incorporación adecuada de una infraestructura urbana que recupere este borde
y que, de una vez, pase a formar parte de los Planes de Ordenamiento.
El municipio también enfrenta serios problemas ambientales derivados de la enorme
concentración de población en una superficie relativamente pequeña; además de las
limitaciones y escasez de infraestructura socio sanitaria para atenderla, y de las actividades
económicas, principalmente industriales y comerciales, como, así también, de los elevados
flujos de transporte de personas y bienes; todo ello, en el marco de una gestión ambiental local
que no logra alcanzar los niveles requeridos de eficiencia y equidad.
Uno de los problemas centrales del tema ambiental es la escasa cultura ambiental de la
población, así como la escasa información sobre sus derechos y deberes en ese ámbito.
Se debe trabajar en la salud psico-social, como el bienestar físico y psicológico de los grupos
sociales, resultante de una interacción social equilibrada y de condiciones de vida que permiten
la satisfacción de necesidades básicas. Es decir, que la salud psico-social está, en gran parte,
en función a las oportunidades y recursos ambientales con que las personas cuentan.
A nivel urbano, los dos agentes “estresantes”, identificados como los más importantes, son el
ruido y el hacinamiento. No son los únicos, ya que, también, están el desorden, la
contaminación visual y auditiva, la infraestructura incompleta, inacabada o deteriorada, y otros
como el desorden, la inseguridad, etc. La pérdida de la convivencia cotidiana en Santa Cruz,
si bien se ha visto afectada por la creciente delincuencia y la consecuente sensación subjetiva
de vulnerabilidad, aún mantiene características muy valiosas como satisfactor de las
necesidades psico-sociales de relacionamiento. Este es un capital que se debe cuidar y
mantener, pues se ciernen importantes amenazas sobre él, propias del crecimiento acelerado
de la ciudad: el anonimato, la pérdida del sentido de pertenencia, la ausencia de espacios de
encuentro, puede hacer que este capital intangible vaya desapareciendo, haciendo las
relaciones cada vez más anónimas, impersonales, desinteresadas y, por lo tanto, rompiendo
lazos sociales que aún existen.
Los componentes urbanos con mayores posibilidades de convertirse en satisfactores de las
necesidades humanas fundamentales, para lograr la convivencia cotidiana, son los espacios
públicos (plazas - parques), el barrio y la cuadra. Son los espacios sobre los cuales se debe
poner mayor énfasis, ya sea con la implementación de infraestructura, como con actividades
que promuevan el arraigo y el sentido de pertenencia.
Entendiendo esto, las normas internacionales recomiendan un mínimo de 8 m2 de área verde
por habitante. Es alarmante constatar que Santa Cruz, una ciudad con tantas posibilidades,
cuenta con menos de 2 m2 de área verde por habitante.
Si bien, históricamente, es la industrialización la que ha generado la atracción de la población
rural para trabajar como obreros en las ciudades, que se constituían con ellas, en Santa Cruz
de la Sierra no sucede lo mismo, ya que esta migración interna se produce por el
empeoramiento de las áreas rurales.
La base económica urbana de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, a partir de la década del
setenta, está representada por un decaimiento de las actividades económicas tradicionales y
un surgimiento de funciones vinculadas, como centro comercial del país, núcleo financiero,
administrativo, industrial, con proliferación de actividades comerciales y de servicios, así como
de las microempresas favorecidas por el mercado urbano en permanente expansión.
La crisis económica de los años ochenta repercutió en la debilidad de la base económica, que
se manifestó por su incapacidad en la generación de empleos estatales y permanentes, para
atender las demandas de una población creciente, agudizando la problemática de la
informalidad, y esto ha exacerbado las diferencias sociales y la dependencia hacia el
centralismo.
Las manifestaciones más claras de la crisis que existe en el país, en ese momento, son: la
caída de los salarios, el enorme aumento de los precios de los bienes de consumo básico, la
reducción drástica de la oferta de empleos y el creciente incremento del desempleo abierto, la
subocupación y la disminución de la actividad estatal en rubros como han sido, siempre, la
vivienda, la salud, la educación y otros.
Se suma, a todo esto, el inmigrante campesino, que aumenta la enorme masa de
subempleados y de obreros despedidos de las empresas, como efectos de la crisis en la que
se encuentra el país.
Para esta gigantesca masa de población, privada de todo medio de subsistencia, la alternativa
sigue siendo la misma de siempre, actividades informales, como las ventas ambulantes, que
ya forman parte característica del paisaje urbano y se multiplican velozmente hasta convertir
las calles de la ciudad en enormes mercados al aire libre, donde se produce una redistribución
de la pobreza entre los compradores integrantes de las capas populares pobres y los
vendedores, tan empobrecidos como sus clientes.
La masiva inmigración del occidente del país hacia la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, y la
creciente complejidad de la estructura productiva por la inserción en el mercado internacional,
trastoca la tranquilidad de la clase dirigente cruceña y genera una situación de inseguridad.
La inmigración provocó, en el dirigente cruceño, una conciencia de ciudad-territorio con
capacidad de trascender el marco estricto de su jurisdicción urbana. Con el paso del tiempo,
durante la República, se consolida una cultura de naturaleza citadina, oligárquica en la
conformación del poder y excluyente en lo social, sin perder su condición marginal y periférica
que sienta bases organizativas de la Santa Cruz de hoy, comunidad que debe enfrentarse a
una realidad cambiante, en razón del crecimiento demográfico.
Frente a lo que se siente como invasión y avasallamiento de la cultura local, la clase dirigente
se cierra y se hace poco permeable a los mecanismos de participación e integración, y trata
de reforzar una identidad cultural con elementos de la sociedad tradicional de origen rural, sin
darse cuenta que el principal enemigo a su identidad cultural no es el poblador andino, en su
mayoría pobre, sino la inserción a la economía de mercado que hace que la sociedad, en su
conjunto, se vea inmersa en una sociedad de consumo controlada por las grandes empresas,
casi nunca cruceñas.
Es un hecho que más del 48% de la población de Santa Cruz procede de otro sitio o, en su
caso, son inmigrantes de retorno; pero, en su gran mayoría, las personas llamadas inmigrantes
proceden de ese mundo andino.
El proceso de inserción del inmigrante, dentro del espacio urbano planificado por estándares
occidentales, está dando lugar a un nuevo proceso urbano, en general, que se refleja en el
manejo espacial de los barrios y los mercados, sobreponiéndose, encima, el concepto espacial
de la “unidad vecinal” creada a partir del “Plan Techint”.
La ciudad de Santa Cruz está conformada por un conglomerado social de inmigrantes y nativos
que representan a diferentes pueblos cruceños y, al mismo tiempo, representan, súper-
estructuralmente, a una cultura criolla andino- amazónica.
Los indicadores socio-demográficos de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, según los censos
realizados en 1950 nos dejan ver claramente el desmesurado crecimiento poblacional que se
produjo, dejando a la Planificación Urbana por detrás de los acontecimientos.
Tasas de crecimiento record: 6,96% y 5,08%. Fuente INE, Censo Población y Vivienda.
Es interesante ver, en este gráfico, cómo se da el crecimiento poblacional según el lugar de
asentamiento en la ciudad, aumentando, notablemente, en la periferia de la ciudad, hasta
llegar a situaciones de hacinamiento poco saludables.
El adecuado uso del suelo urbano, se suma una administración pública que no logra promover
la socialización y difusión de las normas, no existiendo claridad en las mismas, y tampoco
ejercen una correcta y efectiva aplicación de sanciones en caso de infracción.
La ciudad se caracteriza por ofrecer muy buenas condiciones de vida para el reducido sector
de altos ingresos, niveles bajos de confort para las capas medias y una situación de
precariedad y miseria para la gran cantidad de personas que forman los sectores populares.
Se evidencia deterioro, déficit y demanda creciente de servicios sociales en casi todos los
escalones urbanos: ya sea en el nivel de ciudad, de distrito, de unidad vecinal o de barrio,
tanto en el grado de cobertura a las necesidades de la población, como en la calidad y
eficiencia de los mismos.
La estructura urbana resultante de este proceso presenta señales cada vez más marcadas de
segregación espacial, que corresponden a una sociedad con fuerte segregación social: La
zona norte, con barrios de clase alta y urbanizaciones cerradas; y el sur y sudeste, conformado
por barrios dormitorio, en un proceso que es, cada vez, más excluyente.
Los marcos institucionales y las normas existentes no responden a la realidad de una ciudad
que crece vertiginosamente en población y demanda. Los servicios públicos son insuficientes
y los espacios públicos no corresponden a los de una población que carece de áreas de
esparcimiento y de crecimiento.
La proliferación de áreas habilitadas como "urbanizadas", que carecen de las condiciones para
ser consideradas como tales, encarece los servicios.
La población que migra hacia la ciudad, y que constituye una realidad social y política de
características traumáticas, ha puesto en tensión una estructura institucional que no estaba
preparada para darle respuesta. Las reacciones que
Plantean un alto al "avasallamiento", que se lo asimila a la inseguridad ciudadana, al
incremento de la delincuencia callejera y a la proliferación de sistemas de seguridad privados,
que dejan en evidencia la debilidad de los sistemas públicos, incrementan la sensación de
abandono y vulnerabilidad.
Se necesita repensar la ciudad y adoptar medidas de fondo que impongan nuevos rumbos al
desarrollo urbano, ya que las distorsiones urbanas que presenta Santa Cruz de la Sierra, al
igual que muchas otras ciudades de Latinoamérica, están íntimamente ligadas a las
contradicciones sociales que devienen del sistema económico vigente que, entre otras cosas,
desintegra a las sociedades rurales, produciendo las migraciones campo-ciudad,
desintegrando, también, a las sociedades urbanas, produciendo migraciones a otros países y
acentuando la inestabilidad en los niveles afectivos dentro de las familias y, de esta, en relación
con la comunidad.
Territorio del Municipio de Santa Cruz de la Sierra y sus ejes de circulación primarios y
troncales.- El posicionamiento de Santa Cruz de la Sierra, como única ciudad de más de un
millón de habitantes, en una extensa zona del cono sur, con un área de influencia potencial de
más de 1000 Km. de radio, es un tema esencial para su futuro, pues el mercado nacional es
muy pequeño. Santa Cruz debe conectarse en red con los centros urbanos del norte de
Argentina, con el Paraguay y las regiones del sur de Brasil, con las cuales puede competir por
la lejanía de éstas respecto a sus grandes centros, como son Sao Paulo o Buenos Aires.
Obviamente, para que Santa Cruz se integre en esa red debe, primero, consolidar importantes
proyectos de infraestructura que están en proceso. Además, debe “reconstruir” su territorio en
términos de área metropolitana, superando la fragmentación, la segregación y el mal manejo
ambiental y, por último, debe contar con una gestión más moderna y eficiente.
La región metropolitana de Santa Cruz se amplía y consolida como un importante nodo que,
en pleno proceso de globalización, conecta y enlaza a la región con el resto del país y con los
mercados externos.
Sin embargo, hay que tener mucho cuidado, ya que se puede caer en que el proceso se
convierta en un desarrollo globalizado sin desarrollo local, es decir, sin equidad ni desarrollo
humano.
Santa Cruz, es indudable la preeminencia de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra tanto
demográfica como económicamente. Por su configuración geográfica, la ciudad se ha ido
expandiendo de forma radial en círculos concéntricos, alcanzando la conurbación a centros
urbanos que se han ido desarrollando también con una dinámica propia, como Warnes o
Montero. Podemos considerar esta concentración urbana más que como una metrópoli, como
un conjunto de ciudades interconectadas donde la capital tiene una preeminencia indudable.
Se trata de centros urbanos periféricos a la capital que se han desarrollado en relación al
centro urbano principal pero también gracias a una dinámica económica propia. Santa Cruz,
la migración se da de las ciudades pequeñas a las grandes, pero las razones para que este
fenómeno suceda aún no son muy conocidas. "Ahora se sabe mucho las razones por las
cuales las personas que viven en el campo migran a la ciudad, entonces a lo que deben
enfocarse los nuevos estudios es por qué la gente migra de las pequeñas ciudades a las
grandes capitales"otra de las características de este crecimiento es que no solamente se lo
realiza a nivel urbano, sino que se lo hace en clave metropolitana, es decir que el crecimiento
urbano es también metropolitano y favorece en políticas públicas exitosas.
"Además, en esta población metropolitana se concentra el bono demográfico o población
joven, entonces tomando como ejemplo a Santa Cruz de la Sierra y los municipios aledaños,
que cuentan ahora con esta población joven, pueden hacer una gran fuerza con empleo y
educación, además de que están en condiciones de aprovechar el proceso metropolitano y el
bono demográfico"
La reordenación territorial.- Históricamente, la explotación de la plata primero y del estaño
después, fueron actividades que dieron lugar a la concentración poblacional en la zona Andina.
La zona de los Valles poseía población ocupada principalmente en abastecer de productos
agropecuarios, especialmente al Altiplano.
A partir de los años 50 y paralelamente a una progresiva declinación de la actividad minera
del estaño, se inicia la ocupación de los Llanos del oriente. La población se concentró sobre
todo del departamento de Santa Cruz, debido al desarrollo de la agricultura empresarial de
productos no tradicionales.
Este proceso significó también una reordenación del territorio nacional. La dinámica de la
economía y la población se mueve hacia el oriente. Zonas como el norte de Potosí y regiones
de Cochabamba y Chuquisaca presentan una situación de estancamiento, o incluso de
declinación.
El proceso de urbanización.- El fenómeno de urbanización ha acompañado al proceso de
ocupación del territorio. A principios de siglo la población urbana no llegaba al 20 por ciento.
Entre 1976 y 1992 las ciudades crecieron a una tasa promedio de 4%, debido en parte al
aporte migratorio. En algunos casos este crecimiento ha sido muy acelerado; como la ciudad
de El Alto, ubicada en el Departamento de La Paz.
Importantes contingentes de población rural han abandonado el campo para establecerse en
las ciudades. Algunos de los factores que han motivado la migración son: la descomposición
de las estructuras agrarias tradicionales, los bajos niveles de productividad e ingreso, el
atractivo que ha ido cobrando el medio urbano…etcétera.
La población urbana ha aumentado del 58 por ciento en 1992 al 62,43 por ciento en 2001 (INE
2001). El problema es que las zonas urbanas han ido creciendo sin haber sido capaces de
generar una dinámica económica que absorbiese productivamente a esa población. Como
consecuencia, han aparecido cinturones urbanos de miseria.
El eje central.- El crecimiento urbano en Bolivia presenta una característica especial. No se
observa el crecimiento descomunal de una sola ciudad, como por ejemplo, en Argentina con
Buenos Aires. En el país, el crecimiento urbano se concentra en torno a un eje central formado
por tres ciudades: La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. No sólo la pobreza es una realidad en
el interior estas ciudades, sino que en torno a cada una de ellas se han ido creando cinturones
de pequeñas ciudades de extrema pobreza.
Por otra parte, el proceso de urbanización ha traído consigo nuevas problemáticas que afectan
a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes bolivianos: las drogas, las pandillas, la delincuencia,
la prostitución, etc.
BIBLIOGRAFIA
1. Héroes del civismo
Autor: Nino Gandarillas
2. Historia del desarrollo socioeconómico de Santa Cruz de la Sierra 1952
Autor: Rosendo Ardaya Jiménez
3. SANTA CRUZ 1950-2015
Reseña histórica de su desarrollo
Autor: Miguel Ángel Velasco
Edición: Idearía, Gabriela Ichaso
4. HISTORIA DE BOLIVIA
Autor: Carlos Meza Gisbert
Editorial: Gisbert
5. SANTA CRUZ DE LA SIERRA EN EL SIGLO XX
www.soysantacruz.com.bo
6. *http://www.flacsoandes.edu.ec/web/imagesFTP/6638.Migracion_interna_e_intraregio
nal_en_Bolivia_Victor_Vacaflores.pdf
7. *https://ddd.uab.cat/pub/caplli/2014/129432/migbolencint_a2014p9.pdf
8. *https://www.inesad.edu.bo/pdf/iisec-dt-2002-12.pdf
9. *http://www.revistasbolivianas.org.bo/pdf/rccepies/v1n1/v1n1_a12.pdf
10. *http://www.lapatriaenlinea.com/?t=migracion-del-campo-a-la-ciudad&nota=93454
11. *http://www.opinion.com.bo/opinion/escenario_politico/2015/0621/suplementos.php?id
=6473
12. *libro (análisis crítico de la realidad)
13. https://www.google.com/search?q=fenomeno+urbano+en+santa+cruz+bolivia&source
=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjY-
4WMkKPeAhXLx4MKHdaOBrQQ_AUIDigB&biw=1366&bih=577#imgrc=v22EtM4V9Y
MBTM:
14. RODRÍGUEZ ALPUCHE, Adrián.- El Urbanismo Prehispánico e Hispanoamericano
en México, Madrid: Instituto de Estudios de Administración Local, 1986.
15. AGUILERA ROJAS, Javier.- “La Cuadrícula, un modelo urbano para las ciudades
americanas”, Madrid: Revista Ciudad y Territorio.
16. PALM, E. W. .- Los orígenes del urbanismo imperial en América, México, 1951.
ANEXOS
LA MIGRACION DEL SIGLO XIX
La migración generada por el Estado de Pobreza fue un proceso largo que se inició con la
perspectiva de criar ganado bovino en las pampas naturales de Moxos, va fortalecido por
dos hechos significativos: La secularización de las Misiones Jesuíticas y el impacto de la
demanda Europea de la cascarilla del árbol de la quina (Este era el remedio oficial y muy
efectivo contra el paludismo, fiebre amarilla, etc.
Esta migración hacia Moxos contemplo el traslado de potenciales empresarios y además
de todo el personal de las haciendas agrícolas: esto incluía a los patrones y peones, todos
con sus familias para asentarse en los pastizales naturales de Moxos.
La corriente de emigrantes se orientó hacia el pie del monte andino, habitad del árbol de
la quina, fortaleciendo a los pueblos aledaños, como Reyes, Santa Rosadle Yacuma,
Rurrenabaque, sin embargo para 1870 l producción de la plantaciones inglesas de quina,
sembradas en el África ecuatorial, entro en producción, con visibles ventajas comparativas
a la producción extractiva de nuestro país, lo que ocasiono la caída de la demanda de este
producto.
Hacia mediados del siglo XIX surge la demanda de la goma, tras el descubrimiento de
Goodyear, en 1880, fabrico el primer neumático y el uso de la goma se convirtió en una
materia importante para la industria. Esta nueva etapa ocasiona un proceso migratorio
muy formidable, ya que los cruceños poblaron y lograron el dominio sobre la Ilea boliviana,
definida según el Uti Possidetis de 1810, siguiendo las aguas del rio de Maderas hasta
una línea recta que unía , la desembocadura del rio Yabari en el Marañón y el propio rio
maderas.
La corriente de emigrantes por esta fecha son muy altas, según los censos de 1854 y 1882,
pues se verificaba si una fuerza de 26 mil personas, esto indicaba que prácticamente
1000 personas por años abandonarían Santa Cruz.
La conquista de los gomales, primero en la cuenca del rio Maderas fue tan intensa que
la goma paso a ser el segundo rubro de las exportaciones nacionales, donde la
producción subió desde 350 hasta los 5000 por año, con un valor de 1261533 bolivianos,
los cuales representaban el 35% de la economía Boliviana. Este auge tuvo un doble efecto
en la economía cruceña:
• Significo la apertura de un importante mercado cautivo para la producción de Santa
cruz y las misiones de Moxo la venta de azúcar morena , alcohol, café, tabaco, charque y
otros productos artesanales, alentó al desarrollo agrícola, particularmente el cultivo de
caña de azúcar y las instalaciones de los rústicos ingenio azucareros con los que se
extraía el caldo de caña. Este comercio genero ingresos a Santa cruz en el sector del
transporte, comercio y abastecimiento de productos del ultramar que podía adquirirse en
Manaus-Brasil
• El segundo efecto de este proceso de expansión del área económica conquistada por
los cruceños, fue la generación de importantes ganancias por la extracción y venta de la
goma producida en la Ilea Boliviana. Parte significativa del excedente generado por estas
operaciones se quedó en la zona dominada. Se consolidaron pueblos, sistemas modernos
de transporte, se crearon servicios para atender las necesidades del siringuero, se
introdujeron lanchas a vapor, usinas eléctricas, hospitales. Etc.
Parte importante de este excedente fue remitido a Santa Cruz por empresarios cruceños
asentados en la Ilea. Los excedentes recibidos generaron un auge en el sector de la
construcción, dando origen a un cordón de señoriales mansiones que circundan la plaza
24 de septiembre de la ciudad de Santa Cruz, denominadas como: “La arquitectura de la
goma” preservación del patrimonio histórico de la ciudad.
ACONTECIMIENTOS QUE DEBILITARON LA ECONOMÍA CRUCEÑA A FINES DEL
SIGLO XIX
A fines del siglo XIX Se produjeron dos acontecimientos que afectaron a la economía
cruceña:
• El agotamiento del yacimiento de la Plata, pues significo la clausura de los mercados
conquistados por los haciendas cruceñas.
• El proceso de Integración ferroviaria del país, que hizo que la producción industrial
introducida por el pacifico desplazara a la producción artesanal
CONSTRUCCION DE LA RED FERROVIARIA NACIONAL
AÑO PAIS RAMAL
En
1874 Perú Mollendo Puno
1889 Chile - Bolivia Antofagasta – Uyuni
1892 Bolivia Uyuni – Oruro
1905 Chile -Bolivia Arica – L Paz
1908 Bolivia Oruro - Viacha
1912 Bolivia Madera- Mamore
1913 Bolivia Guaqui- La Paz
1913 Bolivia Uyuni – Atocha
1917 Bolivia Viacha – La Paz
1917 Bolivia Oruro – Cochabamba
1912 Brasil, concluyo el ferrocarril Madera – Mamore que unía Porto Velho, sobre el rio de
maderas, con Guayaramerin sobre el rio Madera, Afluente del rio Amazonas, fue la puerta
de entrada de la producción brasilera y ultramar y la puerta de salida de producción de
con y castaña producida por Bolivia,
Fue con la producción brasilera que se abasteció Beni y Pando, mientras tanto Santa Cruz,
no podía competir contra los productos industriales, pues se introdujo competencia de
productos tropicales extranjeros (Arroz de China, azúcar de Cuba, manteca de Holanda,
café y cachana de Brasil.
Esto ocasionó una fuerte crisis económica a Santa Cruz que lo llevo a que plantearan en
1904 su MEMORANDUM, dirigido al Honorable Congreso y la salida de la nación
Dicho documento era un llamamiento dramático a la necesidad de vincular el oriente con
el resto del país y con el exterior, para iniciar un proceso de desarrollo más equilibrado
para ido el país. Para ello se hacía claro aprovechar todas las potencialidades del Oriente
y el occidente de Bolivia, mediante una estrategia menos dependiente y más protegida de
la amenazas de los países
Por otro laso hacia reverencia al potencial productivo descrito en el memorándum: Hierro,
petróleo, granito y mármoles; Café, caña de azúcar, arroz, maíz, maní; ganado: Bovino,
cerdos, ovino, caprino, equino, son partes sustanciales de la producción cruceña del siglo
XXI
Tal vez la historia nacional, hubiera sido distinta, si hubieran atendido el glamuroso
Memorándum de 1904
REVOLUCION NACIONAL DE 1952 Y LA ESPIRAL INFLACIONARIA
Mediadas que favorecen a Santa Cruz:
LA revolución Nacional de 1952 vino acompañada de varios problemas que ahondaron la
difícil situación del abastecimiento nacional.
• El precio del Estaño cayo bruscamente, y al ser este el producto principal de
exportación fue el PIB el que se vio significativamente afectado.
• La Nacionalización de las minas genero obligaciones de indemnización que Bolivia no
pudo pagar
• La disminución de la producción agropecuaria, como consecuencia de la reforma
agraria.
• El embargo de exportación nacional por falta de pago de más indemnizaciones.
La Nacionalización de las minas en 1952 y el no pago de las indemnizaciones
correspondientes, originaron el embargo de las exportaciones nacionales que generó un
estado de iliquidez y falta de divisas para sostener las importaciones nacionales, ello
ocasiono un proceso inflacionario que fue controlado con una fuerte cooperación financiera
norteamericana. La tasa de la inflación alcanzo al 2500 % anal en 1956
El Gobierno Nacional del MNR en 1955 elaboro el PLAN INMEDIATO – 1955. Destinado
a diversificar la economía para abastecer al país. El Plan Contemplaba:
• Producir 10 productos esenciales.
• Apertura de la Carretera Cochabamba – Santa Cruz
• Generar corrientes migratorias hacia el Oriente Boliviano
• Industrialización de la producción agrícola
• Sustituir la Importación de la gasolina
Creación de los servicios propios
El crecimiento de la producción, observado en la década de los 60 tenía importantes
limitaciones de servicios en varias áreas, en particular: Servicios de abastecimiento de
energía eléctrica, de comunicación, de pavimentación y alcantarillado, lo cual motivo a los
cruceños a buscar sus propias soluciones
En 1958 se creó la Corporativa de teléfonos Automáticos (COTAS)
En 1962 se crea la Corporación Rural de Electrificación (CRE), con el impulso de la cámara
de industria y Comercio del Comité Pro Santa Cruz. Desde ese año CRE asumió la
responsabilidad de dotar energía eléctrica a toda la ciudad de Santa cruz y el área
integrada, actualmente CRE tiene una cobertura departamental.
En 1975 se creó SAGUAPAC, creada como Corporativa de Servicios Públicos Santa Cruz
Ltda., Asumió la responsabilidad de dotar de agua potable y alcantarillado sanitario a un
área concesional de la ciudad de Santa Cruz. INTEGRACIÓN CRICEÑA

Una pintura donde refleja la protesta de los cruceños, tras enterarse que el gobierno habia
utilizado sus recursos que con tanto esfuerzo ahorraron desde 1917 a 1921 para la
construcción de su mas anhelado vía ferroviaria, Santa Cruz-Cochabamba.

El carretón como medio de transporte en la ciudad de Santa Cruz


Crecimiento urbano antes de la revolución del 52

Comparación entre dos Departamentos que al pasar los años se convertiría en

Los departamentos que generan los más altos ingresos a la bolsa económica boliviana
Medios de transporte
Marwi Bohan, jefe de la comisión económica que
Estados Unidos había mandado para Bolivia. A cambio de la venta
estaño para la fabricación de sus armas
Antiguo plano de Santa Cruz de la Sierra

También podría gustarte