Está en la página 1de 9

HECHA. COMPLICADILLA.

1. Senda Verde del Valle de Turón (FIGAREDO)


MUCHO CRUCE DE CARRETERA

Dejamos el coche en las cercanías del polideportivo de la localidad de Fiagredo. Esta senda trascurre a orillas del Río
Turón. Caminamos y nos encontramos en primer lugar con el Pozo de Figaredo. Poco después unas Tolvas de
decantación y restos de maquinaria. En Veguina un par de máquinas de tren
y a la salida de esta localidad, en las inmediaciones del cementerio podemos
observar el Pozo de San José. Ganamos algo de altura y podemos
contemplar el paisaje minero de este valle. Cruzamos los pueblos de San
Pedro y Enverniego y del otro lado del río está el abandonado Pozo de Santa
Bárbara. Después del Puente Villandio encontramos más restos de
maquinaria minera y un monumento conmemorativo en Fortuna. En el Pozo
Fortuna volvemos a cruzar la AS-337 y tras un repecho llegamos a la Casa de
Máquinas. Tras los túneles de Biesca y Los Pisones, y cruzar los puentes en
los arroyos del Alto Colladiella y La Felguerosa llegamos a la Molinera donde
tomaremos el camino de la derecha que asciende directamente hasta El
Mosquil donde tenemos ruinas de los edificios principales y una exposición
maquinaria variada repartida por la zona. Un sendero estrecho nos lleva a
Huería de Urbiés. Y cómo cambiaron los horarios de los buses, el que
queríamos coger ya había marchado, así que decidimos seguir andando
porque con este día frío y lluvioso esperar aquí no apetecía. Por la carretera
hacia El Pedrero, Las Matielles, Santa Eulalia y por fin Sta Mª de Urbiés
donde nos tomamos algo hasta que llegó otro bus y nos llevó de vuelta al
coche.
2. Ruta del Alba (SOBRESCOBIO)

El Parque Natural de Redes se encuentra en el sector Sur-Este de Asturias, queda por tanto al Oeste de los parques
de Covadonga y Picos de Europa. Su eje central es la cuenca del Nalón, incluyendo los
embalses de Tanes y Rioseco. En la página del parque
http://www.parquenaturalderedes.es/ hay muy buena información sobre todas las rutas,
además en casi todos los hoteles disponen de mapas de la zona (así se hacen las
cosas). Por alguna extraña razón no es demasiado conocido, quizás se deba a que
competir con Picos de Europa es muy difícil, pero es uno de esos lugares que te hace
preguntarte aquello de ¿cómo es posible que no haya conocido esto mucho antes? Tanto
sus masas boscosas, como sus desfiladeros, sus cascadas y muchos de los pequeños
pueblos todavía sin invadir por el turismo masivo, le convierten en algo que ningún amante
de la montaña debe perderse. La ruta del Alba, también llamada Foces del Llaimo, sigue,
como es fácil adivinar el curso del río Alba; junto con la cueva Deboyu y el Tabayón del
Mongayu es uno de los tres monumentos naturales del parque. Es un continuo
espectáculo de cascadas, de pequeños rincones que continuamente tientan al caminante
para hacer un alto y disfrutar un ratito de la calma que se respira a lo largo de todo el
recorrido. Se trata de una ruta muy bien marcada, no tiene pérdida, que incluso en
invierno, no tiene la más mínima dificultad técnica. Nuestro recorrido arranca del pueblo
de Soto de Agues, al que se llega tomando un desvío (SC2)de la As-117, muy cerca de
Rioseco y del embalse del mismo nombre. Llegados a Soto (o Sotu) podemos dejar el
coche en un amplio aparcamiento que alguien, con muy buen criterio, ha decidido
construir a la entrada del pueblo, ¡así da gusto, sí señor! Desde allí nos dirigiremos al
Lavadero, antigua construcción que se utilizaba antiguamente, pues eso, para lavar la
ropa. Allí arranca una amplia senda, antiguo camino de pastores, hoy reacondicionado, un
cartel muestra el recorrido con los principales hitos que vamos a encontrar. A los pocos
minutos veremos una extraña construcción, similar a una sucesión de piscinas que, la verdad sea dicha, desentona
un tanto con el entorno, pero bueno. Se trata de una piscifactoría, que dejaremos a nuestra izquierda para empezar
inmediatamente a recorrer el desfiladero que ha trazado el río Alba. El paraje del Campurru nos recuerda que
estamos en una zona de gran riqueza minera (aunque los términos riqueza y minería chirrían un poco juntos), allí
estuvieron los cargaderos de la mina Cármen, que Durofelguera utilizó hasta el 67 para extraer hierro. Poco después
se alcanza la zona de Brañas de Vega y el Retortoriu, donde podríamos tomar un desvío a la izquierda para hacer
una ruta circular que discurre por el Collao Isornu, yendo con tiempo no es una mala idea. A partir de ese punto la
senda pasa a ser un camino mucho más estrecho que se adentra entre unos enormes paredones, con una sucesión
de cascadas y pozas de obligada parada para el fotógrafo. Pasados un par de puentes, llegamos a la Cruz de los
Ríos, donde el desfiladero se abre un poco y nos permite ver con comodidad las alturas que lo circundan.
Encontraremos allí una casa que utilizan los empleados del parque y unos bancos donde podremos sentarnos a
comer en plan picnic. Se regresa por el mismo recorrido que hemos hecho.
3. Senda verde Lloreo - Mieres – Ujo (MIERES)

Ruta muy fácil y muy bonita. Partiendo de Ujo, pasando por Mieres
hasta llegar a Loredo, ahí empieza lo bonito: La ruta la empece desde
Ujo. Tomamos direccion Ablaña y despues en La Pereda tomamos otra
desviacion hacia Loredo donde comenzamos la ruta con una pendiente
corta pero muy pronunciada. Escenarios naturales muy bonitos y túneles
por toda la senda.
4. Senda Verde Trubia – Fuso de la Reina (TRUBIA)

Ruta practicamente llana y que se desarrolla por la ribera del rio Nalon desde el primer puente en Soto de
abajo en Trubia hasta la antigua estacion de tren de Fuso de la Reina.
Parte del recorrido es por carretera poco transitada por coches pero si por
ciclistas que normalmente hacen la ruta desde el parque de invierno en
Oviedo hasta conectar con la senda del Oso en Tuñon.
En Caces hay una pasarela colgante para atravesar el rio Nalon, luego se
llega a las Caldas famoso lugar por su balneario y por fin se acaba la ruta
en la estacion antigua de Fuso de la Reina
Al ser una ruta lineal y tener que volver al punto de partida, se hace la
vuelta algo pesada y la ruta ya queda en unos 16 kilometros entre ida y
vuelta
Esta ruta suele estar concurrida por peatones y bicicleteros, a lo que hay
que añadir partes de la senda es por carretera transitada por coches.
5. Soto de Rey - Olloniego (OVIEDO)

Paseo fluvial por la orilla del Río Nalón que parte de la localidad de Olloniego (Oviedo)y nos conduce hasta
Soto de Rey (Ribera de Arriba)-Asturias-España
6. Senda del Oso (TRUBIA)

La Senda del Oso es una pista peatonal y cicloturista habilitada sobre la antigua caja de un ferrocarril
minero que circuló por los valles de la Cuenca del río Trubia a
comienzos del siglo XX.Presenta una pendiente de 1.5% lo que la
convierte en una ruta apta para familias y discurre por el fonde del valle
entre una exhuberante vegetación atlántica, atravesando parajes de
extraordinaria belleza. La Senda del Oso pasa frente al famoso cercado
osero de Paca y Tola, hasta arribar a Caranga en donde tomaremos la
bifurcación en dirección a Teverga por el impresionante desfiladero de
Valdecerezales.

En 2011 se inauguró un nuevo tramo desde Entrago al monumento


natural de Cueva Huerta con un acceso directo al Parque de la
Prehistoria
7. Soto de Dueñas - Covadonga (CANGAS DE ONIS)
8. Senda Fluvial Rio Nora (SIERO)

Fácil ruta que transcurre paralela al río Nora muy sencilla y prácticamente asfaltada en su totalidad se
puede realizar tanto en bicicleta como andando solo queda ligeramente
deslucida por el ruido de los coches ya que transcurre paralela a la
autovía
9. FEVE Pola de Siero - P.R. AS-216 El Camín de Careses (POLA SIERO)

El inicio de la ruta está situado en la Estación de FEVE de Pola de Siero desde donde se
llega hasta El Rebollal, punto de inicio y final del P.R. AS-216 Camín de Careses. Se
realiza entonces el recorrido del P.R. finalizando en el mismo sitio, en El Rebollal,
regresando entonces de nuevo a la Estación de FEVE de Pola de Siero.

Notas: - Se recorren tres tipos de terreno: Tierra, en la mayor parte del recorrido con
algunos tramos de hormigón y también algún tramo asfaltado. - El tráfico es escaso
excepto en la zona urbana de Pola de Siero. En el recorrido del P.R. solamente me
encontré un coche por los senderos de tierra. A lo largo del recorrido se cruza dos veces la
carretera AS-248 Pola de Siero - Gijón. ¡¡Precaución!! - La ruta está bien señalizada, en
general. Me encontré con postes y pequeñas estacas señalizadoras en prácticamente
todos los desvíos. También hay pequeñas placas blanca y amarilla de P.R. sobre algunos
muros, paredes y piedras. En el punto de inicio/final de la ruta hay un panel con el
esquema de la ruta y otro al lado del Túnel de Careses. - En el panel de la ruta se incluyen
dos alternativas a parte del propio recorrido. La primera bifurcación alternativa está situada
antes de llegar a Careses y permite cruzar el Arroyo de Villanueva por dos puntos distintos.
El tramo más corto (que no hice), según el libro por el que me guié para diseñar la ruta
(Asturias 36 Pequeños Recorridos - Tomo III Ed. Prames), está más embarrado. Sobre el
tramo más largo, (el que hice), no se indica nada en el libro pero me encontré también algo
de barro, lo suficiente como para manchar las dos ruedas y el cuadro de la bici.
Desconozco el estado del tramo corto alternativo que no hice. La segunda bifurcación
alternativa está situada en El Villar y permite llegar a Pola de Siero (al entorno de la Plaza
de Les Campes) más directamente. En este caso utilicé el otro trazado, acabando el P.R.
en El Rebollal completando un recorrido circular. - Me encontré un par de perros sueltos
pero no demasiado problemáticos (eran bastante asustadizos y sólo se dedicaron a ladrar). Uno lo encontré en la
Casa de Aldea Peña Careses. El otro después de pasar El Villar y antes de cruzar la AS-248. (Están señalizados en
el track aunque en el segundo caso no llegué a hacerle foto). - Encontré sólo un par de zonas embarradas. La más
complicada y en la que acabé manchando el cuadro y ruedas de la bici está en la zona conocida como El Arenal
(cerca del cruce del Arroyo de Villanueva). De todas formas conseguí pasar sin demasiadas dificultades, dejando
aparte el problema de manchar la bici. - Después de pasar el entorno de entrada al Túnel de Careses se inicia una
subida de unos 650 m. con bastante pendiente, mucha piedra en algunos momentos resbaladiza al mezclarse con
hojas mojadas y algo de barro, y un paso estrecho en parte de ese recorrido. En toda esa zona tuve que portear o
empujar la bici con algo de dificultad. En esos 650 m. empleé alrededor de 27 minutos (sin exagerar). (En el blog está
explicada una posible alternativa ciclable que evita el peor tramo de esa subida).
- La única fuente aparentemente potable (aunque sin garantía sanitaria) es la de Les Xanes, en el entorno de la
entrada al Túnel de Careses. Hay que descender unos metros por un camino hasta una carretera y después de unos
metros volver a descender de nuevo. En el mapa está señalizada la fuente pero no el camino ya que bajé andando y
dejé el GPS en la bicicleta.