Está en la página 1de 9

Fundamentación teórica de los planes de tratamiento para adultos.

Los planes de tratamiento centralizados en el adulto son una herramienta fundamental

al momento de diseñar una metodología interventora con el objeto de disminuir y aniquilar

la manifestación de un síndrome junto a sus signos y síntomas, máxime si una psicopatología

o bien una problemática expresa marcados signos de prevalencia y/o resistencia a prácticas

psicoterapéuticas poco adecuadas y efectivas al cuadro sindromito (American Psychological

Association, 2009, p. 91); en tal caso es indispensable que todo psicoterapeuta elabore un

plan de tratamiento con el objetivo de intervenir de manera completamente asertiva, logrando

un alto estándar de eficacia y controlando mediante escalas de valuación los resultados que

verifiquen su eficacia.

Básicamente un plan de tratamiento no es más que un constructo cuya finalidad es

servir de guía o herramienta mediante la cual el psicólogo que en dicho momento labora en

procedimientos terapéuticos, utiliza como base de sentamiento de los recursos

procedimentales de los que ha de echar mano con el propósito de solventar gradualmente las

necesidades y/o prioridades más necesarias del trastorno o problemática por la cual acude el

paciente, para dicho motivo el terapeuta ha de valerse de los modelos teóricos existentes y

validados dentro del marco de las ciencias psicológicas, pues depende de la cientificidad del

planteamiento teórico del modelo y de la aplicabilidad practica de sus técnicas la efectividad

de un plan interventivo.

Cabe destacar que un plan de tratamiento no solo puede ser aplicado netamente dentro

del área clínica, sino como postulan muchos teóricos contemporáneos estos deben ser

realizados aun cuando la forma interventora se desarrolle dentro del marco educativo, laboral,

industrial, jurídico, comunitario y/o en compañía de modelos médicos (American


Psychological Association, 2009, p. 128); pues es una forma ordenada y sistemática de

programar la operatividad o labor terapéutica en base a apreciaciones cuantitativas y

cualitativas (Métodos investigativos teóricos y empíricos) que el psicólogo realiza mediante

el establecimiento de un diagnostico subsecuente a un proceso de exploración, investigación

y entrevista.

Por lo que hemos de afirmar que el plan de tratamiento es en su conjunto la estrategia

más adecuada para la intervención de un proceso psicopatológico o problemático que esté

haciendo un desbalance en la homeostasis habitual de un individuo, buscando como meta

global que este aprenda a autorregularse mediante el buen uso de sus recursos cognitivos y

emocionales, y la implantación mediante descubrimientos novedosos para el paciente de

nuevas formas de autorregulación.

Por tanto, la mera existencia de una patología psicológica o una problemática justifica

la creación de un plan para tratar, válgase decir para dar solución a la misma y por

consiguiente recuperar la funcionalidad individual y social de la persona que acude por la

ayuda profesional (American Psychological Association, 2009, p. 94).

Es además necesaria la implementación de una serie de estrategias científicamente

recomendadas que posean un grado de eficacia experimentalmente comprobado, ya que estas

permitirán enfocarse en varios o dentro un mismo modelo de atención psicoterapéutica, y son

estos los que aportan las tecnificaciones procedimentales “técnicas”, cuyo marco de

intervención se torna específico para cierto tipo de trastornos en base a su nivel de

especificidad comprobada en la disminución de los signos y síntomas de un trastorno

determinado.
Los modelos teóricos existentes en las ciencias de la psicología evidencian

inclinaciones notables hacia el tratamiento y resolución de psicopatologías o problemáticas

específicas (Wade E. Pickren, Alexandra Rutherford, 2017. P. 211), sean de un mismo tronco

nominal común o combinaciones de varias raíces intervinientes; algunos de estos modelos

además plantean mayor eficacia en problemáticas y crisis evolutivas o circunstanciales, y

otros meramente en trastornos psicopatológicos que por su nivel de complejidad son más

difíciles de tratar pues muchos parten en su origen de una problemática inicial.

Las técnicas pertinentes a cada modelo teórico de psicoterapia también varían en su

accionar según la forma o expresión del factor sindromico al que están orientadas a disminuir

o erradicar, ya que si bien existe un marco teórico general para el modelo, así igual existe un

marco paraca cada una de las técnicas que este posea, ya que intervendrán de manera más

centralizada y/o especializada sobre diversos signos, síntomas o problemáticas presentes

dentro del esquema general del trastorno o situación de crisis particular por la que este

transitando el individuo en dicho momento.

Se vuelve entonces necesario el reconocer que cada técnica plantea un objeto de

operatividad como objetivo, y por consiguiente una metodología particular y hasta cierto

punto diferenciada de la de otras técnicas pertinentes aun mismo modelo teórico; entendiendo

por consiguiente que estas pueden combinarse y permutarse según convenga como miraje a

la evolución positiva del paciente (Gregorio Bermann, 1964, p. 46).

Podemos entonces sobre los planes de tratamiento afirmar que son estos la

herramienta que le permite al psicoterapeuta administra de manera ordenada y metódica la

forma o modelo teórico interventivo que ha de utilizar para el tratamiento de u diagnostico

previamente determinado, y que además dicho plan hará uso necesariamente de un bagaje de
técnicas que por cuya especificidad para el tratamiento de un determinado síndrome

psicopatológico y/o sus partes correspondientes así como también a lo que una problemática

refiere desde el punto de vista psicológico, siendo entonces que el constructo total echa mano

directamente de un modelo tratamental (plan de tratamiento) especifico orientado en este

caso a una población adulta/adulta mayor y estratificado en sectores sociales como la

educación, el modelo medico clínico, el judicial, el industrial y el comunitario u otro que

requiera de una mayor especificidad en sus modelos interventores basando su enfoque en una

individualidad, una familia, una comunidad culturalmente identificada o una colectividad

indiferenciada.

•Plan de
tratamiento •Aplicación de
•Entrevista
Fase Fase de •Estudio de Fase técnicas
Diagnostica •Observación Planificación Terapéutica
casos •Seguimiento
•Exploración
•Exploración •Reajustes
teórica

• Forma teórica cuyas


• Niños características y técnicas
• Adolescentes se acoplan con más
• Signos • Adultos afectividad alas
Rasgos
Población • Adultos Mayores
Modelo exigencias tratamentales
Sindromicos • Síntomas del diagnostico

• Escolar
• Teórico • Industrial • Procedimiento
estructurado para tratar
• Comunitaria
• Empírico • Judicial
una psicopatología o

Método Área • Clínica Técnica problemática

• Individual • Grado de eficacia de un


• Individual plan de tratamiento en
• Familiar • Familiar base a una reducción

Diagnostico Enfoque
• Colectivo Efectividad sindromica
• Colectivo
Bibliografía

1- American Psychological Association, 2009, APA. Diccionario conciso de


psicología, Editorial El Manual Moderno, México.

2- E. Pickren/Rutherford , W.E /A, 2017, 125 Years of the American Psychological


Association, American Psychological Association, Estados Unidos.

3- Bermann, G., 1964, Las psicoterapias y el psicoterapeuta, Editorial Paidós,


Argentina.
Conclusiones

En conclusión, se infiere que existe una relación proporcional entre los planes de

tratamiento psicoterapéuticos y los modelos teóricos actualmente existentes y

científicamente validados dentro de la ciencia psicológica, pues se torna indispensable que

el psicoterapeuta conozco los diversos enfoques a considerar para el diseño de un adecuado

y preciso plan, basando su miraje al tipo población a la cual va dirigido, el área específica de

su intervención y el enfoque humano al que intervendrá, valga decir si es a un individuo o

alguna especie de colectividad socialmente delimitada y/o estratificada.

Siendo por supuesto dentro de dichos enfoques que el terapeuta considerara en base

a las teorías psicoterapéuticas cuál de estas se ajusta más a las exigencias propias de las

particularidades manifiestas en el trastorno o problemática y a los registros sindromicos,

valga decir a los signos y síntomas expresos en su diagnóstico; son los modelos teóricos

además, los que están constituidos por un marco teórico referencia, y en base al mismo se

han generado una serie de procedimientos técnicos capaces de lograr una reducción en la

expresión del síndrome y por consiguiente de dar una metódica solución a la psicopatología

o problemática presente.

Además se concluye que cada procedimiento técnico (técnica psicoterapéutica) está

conformado por una serie de pasos cuya motivación se encuentra regida por el objetivo

primordial que a cada una corresponde, pues si bien existen multitud de técnicas dentro de

cada modelo teórico y que en base a los ejes multiaxiales determinados por la Asociación de

Psicología Americana, este se orienta a tratar más específicamente una serie de problemáticas

o trastornos, las técnicas varían su modalidad interventora, pues como bien algunas se
inclinan mas a dar tratamiento aun síndrome en específico otras se orientan hacia otros que

no necesariamente son tocados por otra técnica de su modelo teórico.

Por tanto, es completamente necesario que el psicólogo como terapeuta domine una

cuanto menos una modesta cantidad de modelos teóricos y que de estos conozca y pueda

ejecutar una considerable cantidad de técnicas, comprendiendo su fundamento teórico y las

propiedades que le hacen más factible al momento de intervenir trastornos o problemáticas

especificas pertinentes a cada eje (suponiendo que esté utilizando las metodologías oficiales

de la APA).

Pero además se concluye que la barrera que franquea el éxito o el fracaso dentro de

la implementación practica de un plan de tratamiento es la pericias y perspicacia desarrollada

por el terapeuta, ya que sin estas el trabajo se le tornaría mas extenuante y posiblemente

incurra en confusiones que le llevaran al error. Un bueno entendimiento sobre los diferentes

modelos teóricos, sus reseñas básicas y sus inclinaciones tratamentales le conducirán

estratégicamente a la realización de un plan asertivo y con alto grado de eficacia.

La implementación de una técnica conlleva por consiguiente a un conocimiento

exacto de su metodología, ejecución de pasos y por supuesto a su estratificación dentro del

modelo de tratamiento y plan, teniendo en consideración las atenciones subsecuentes y el

resultado u objetivo final al que se pretende llegar, considerando de manera jerárquica cuales

signos y/o síntomas le están limitando en mayor proporción el desarrollo normal de su vida

cotidiana.
Introducción

Este trabajo presenta de manera metódica y ordenada la fundamentación teórica de

los planes de tratamiento orientados a adultos, de acuerdo a los criterios comprendidos por

sus autores en base y fundamento a la extensa investigación bibliográfica realizada, al

conocimiento empíricamente obtenido y a las reseñas diseñadas por la American

Psychological Association, todo con el fin de definir y delimitar los rasgos y componentes

que integran a los planes tratamentales y a los enfoques en base a los cuales se han de realizar

modelos de tratamiento más pertinentes para el objetivo que se pretende alcanzar.

Se exponen mediante el uso de organizadores gráficos las estructuras delimitantes que

trazan su recorrido desde el modelo psicoterapéutico en general, hasta la especificación de

su accionar como técnicas separadas cuyos enfoques se encuentran dirigíos a dar tratamiento

a una serie de psicopatologías o problemáticas más centralizadas al propósito en si del

modelo al cual pertenecen.

Cada técnica posee un objetivo que es más afín y pertinente a dar resolución a

trastornos o problemáticas metódicamente identificadas en los ejes multiaxiales del DSM en

sus versiones n°4 y n°5; por lo cual y para la creación de dicha estratificación se han utilizado

los requerimientos específicos de la APA, haciendo uso además del buen ojo clínico hasta

ahora desarrollado por los autores de este texto, todo en base a grados de objetividad y

cientificidad previamente planteados por instituciones con alta validez académica.


Objetivos

Objetivo general: Fundamentar de forma teórica la relación existente entre los planes

de tratamiento psicológico para adulto y sus enfoques interventicos, con la utilización de los

diversos modelos psicoterapéuticos y sus apartados técnicos en la disminución de la

estructura sindromica del diagnóstico de un paciente.

Objetivos Específicos:

1- Definir los tipos de planes tratamentales existentes en base a sus enfoques de

aplicabilidad.

2- Delimitar las propiedades pertinentes a los planes de tratamiento cuyo

fundamento es participar en el proceso psicoterapéutico de personas adultas.

3- Exponer la relación existente entre las técnicas psicoterapéuticas y los ejes de

acción muliaxial que delimitan los trastornos y problemáticas pertinentes al área

psicológica.

4- Desglosar los apartados técnicos mas significativos, propios a los modelos más

reputados en la intervención psicoterapéutica.