Está en la página 1de 10

 

El amor romántico ¿nuevos modelos?.


 
Ianire  Estébanez.  2015  
 

  Creadora  de  minoviomecontrola.com  


IX. Berdintasun – Jardunaldiak
  IX Jornadas de Igualdad Acción Social
Unidad de Igualdad Dep. de Acción Social
  de Diputación Foral de Bizkaia
 
 
 
El amor romántico en la actualidad. ¿En Desde esta perspectiva, el amor
crisis? ¿En cambio? ¿Nuevos modelos?
romántico o pasional, tanto por su
El amor romántico supone teorías y conceptualización como por la educación
perspectivas diversas en la actual y experiencias amorosas que promueve,
sociedad posmoderna, desde aquellas es parte intrínseca de la subordinación
que sostienen que es el último refugio social de las mujeres. Así, se entiende que
para la autenticidad y la calidez que nos la construcción social de las mujeres
ha robado esta época cada vez más como seres emocionales, hace que se
tecnocrática y legalista a aquellas que relegue a éstas a posiciones
consideran que representa una ideología subordinadas, centradas en la maternidad
que esclaviza a las mujeres, un síntoma de o la atención a los otros. 3
la muerte de la esfera pública o un modo
La socialización diferenciada que potencia
de evadirse de la responsabilidad social. 1
rasgos, y roles diferenciados entre
Desde una perspectiva social, se entiende hombres y mujeres está presente desde la
que en las vivencias en torno al amor infancia, en los cuentos y juegos que
influye nuestra identidad de género, la niños y niñas reproducen. Los chicos no
masculinidad, la feminidad, las relaciones lloran, y siempre han de ganar las
de poder y desigualdad entre hombres y batallas, y las princesas rosas esperan ser
mujeres y los mitos del amor romántico, rescatadas, se transformaría así, de un
convirtiéndose por tanto no sólo en una mensaje aparentemente inofensivo e
experiencia personal, sino sobre todo infantil, en un mensaje simbólico con una
2
socialmente construida fuerte carga sexista: competir y ganar,

                                                                                                                                                 
                                                                                                                Fundamentos.    
1  Eva  Illouz.  2009.  El  consumo  de  la  utopía  
romántica.  El  amor  y  las  contradicciones   3  Mari  Luz  Esteban  y  Ana  Távora,  2008.  El  
culturales  del  capitalismo.  Madrid:  Katz   amor  romántico  y  la  subordinación  social  de  
las  mujeres:  Revisiones  y  propuestas.  Anuario  
2  Coral  Herrera,  2010.  La  construcción   1  
de  Psicología.  Vol  39,  nº  1,  59-­73.    
sociocultural  del  amor  romántico.  Madrid:  

 
 

como objetivo fundamental en el caso de La individualidad posmoderna nos exige


los hombres; esperar (desesperar) y mantenernos en un estado de análisis de
centrar la vida en el gusto al otro, en el actualización constante. Algunas
caso de las mujeres. personas hablan de la crisis de la pareja
como tal. Del gran número de
Sin embargo, en una sociedad
separaciones, divorcios y rupturas, de la
posmoderna como la que vivimos, con
infidelidad y el daño de la exclusividad en
experiencias que van más allá de un
las relaciones de amor y de la
modelo heterosexual de las relaciones, el
perpetuación de un ideal de amor
análisis se complejiza.
exclusivo e infinito que tratamos de
conseguir en un tiempo finito, con
fecha de caducidad y pocos
“parasiempres”. La idealidad frente a la
realidad que se impone.

Dentro de los cambios que suponen las


nuevas formas de amor posmoderno,
algunas personas piden o buscan nuevos
modelos de amor, alternativos al
tradicional en los que poder vernos y
reflejarnos. Si la hetenormatividad hace
daño, construir un modelo de amor no
heteronormativo es la clave. Si la
exclusividad hace daño, construyamos un
4  Nuevas  representaciones  de  amores  
modelo de amor no exclusivo que
Amor y desamor conviven en una podemos llamar poliamor o relación
sociedad posmoderna que Zygmunt abierta.6
Bauman denomina “líquida” donde el
No es mi intención establecer modelos de
descompromiso conecta y desconecta las
amor, por cuanto el establecimiento de un
relaciones como si fueran una red. En una
“modelo” siempre implica la mirada a la
red, las conexiones se establecen a
teoría y a la construcción social, a la
demanda y pueden cortarse a voluntad. 5
comparación de nuestras vivencias
personales con el ejemplo. Lejos de
                                                                                                                establecer modelos que nos sigan
4  Ilustraciones  de  Alfonso  Casas  Moreno  
http://www.facebook.com/alfonso.casas.mor permitiendo etiquetar y “normalizar” una
eno  http://instagram.com/alfonsocasas/   forma de relación, me pregunto si
5  Zygmunt  Bauman.  2005.  Amor  líquido:                                                                                                                  
Acerca  de  la  fragilidad  de  los  vínculos   6  Dossie  Eaton  y  Janet  W.  Hardy.  2013.  Ética  
2  
humanos   promiscua.  Melusina.    

 
 

podemos vivir en la inestabilidad de no Relaciones sin nombre que prefieren no


tener modelo. De no necesitar la tenerlo y vivir su amor lo que dure.
respuesta a “¿esto es normal?”, o las
En una sociedad que aceptara la
claves sobre qué es e implica el amor en
individualidad y elección personal,
abstracto, sino en pensar constantemente
cualquier experiencia de amor podría ser
qué es y qué implica para mí mi vivencia
válida, siempre que en ellas encajaran
del amor.
deseos y necesidades de todas las partes
Relaciones que duran un tiempo. Y implicadas.
acaban. Y se vivieron como verdaderas
Sin embargo ¿está la sociedad realmente
experiencias de amor.
preparada para aceptar (y respetar) todo
Relaciones intermitentes que comienzan, tipo de relaciones? ¿O sigue
acaban, vuelven, continúan y acaban de conceptualizando el amor, la normalidad y
nuevo. el “como debe ser”?

En mi experiencia como psicóloga


acompañando en consulta al amor joven,
el criterio social, el criterio externo, es
una presión constante en las vivencias
sobre el amor. Chicas polisexuales y
poliamorosas convencidas de su decisión
y de qué tipo de relaciones quieren,
enfrentan conflictos por parte del entorno
cercano que presionan por “llevarlas al
buen camino”. Chicos y chicas que
deciden probar el poliamor como
Personas heterosexuales que pasan a
respuesta de rechazo a la monogamia
tener una relación homosexual, se definen
tradicional, admiten problemas por que no
bisexuales, después pansexuales y
les encaja del todo, porque siguen
después quieren dejar de definirse.
viviendo celos o dudas, o porque no
Relaciones consideradas comprometidas consiguen vivirlo tal como la teoría dicta.
que deciden hacerse abiertas en Chicas monógamas que han vivido
sexualidad pero no en afectividad. infidelidades, deciden probar a abrir la
relación y no consiguen compensar el
Relaciones que se construyen desde un
daño. Chicos que mantienen dos
modelo de no-monogamia pactada.
relaciones simultáneas, se plantean qué

Relaciones que se establecen desde la están haciendo mientras deciden dejar

monogamia falsa, en las que existen una o ambas. Una chica enganchada en
una relación en la que la otra parte no
3  
infidelidades que no ocasionan ruptura.

 
 

quiere compromiso, y que espera, patologizadas, etiquetadas o necesitar


paciente, un cambio. Chicas “tratamiento”, pero sí pueden precisar un
enganchadas a una relación de acercamiento consciente, cercano a la
“follamigos” en la que quien transita de emoción y conexión con los deseos
una relación a otra es la otra parte, propios y ajenos que permita vivenciar las
aguantan sabiendo que un día no relaciones de una manera acorde con
aguantarán más. Chicas que no quieren necesidades y búsquedas, empatizando,
definir su relación, escuchan constantes comunicando y respetando a las demás
críticas e intentos de definición por parte partes implicadas. Un amor que no
del entorno. Relaciones a distancia que se implique subordinación y que se
mantienen con dificultades, enganchadas construya entre partes que deciden,
a una conexión virtual que a veces puede estar en constante movimiento.
angustia y desconecta, que a veces no Y así creo que son los nuevos amores
permite la vivencia piel a piel o cuya posmodernos. Fluctuantes, no
comunicación pende de una última categorizables, cambiables de hoy a
conexión, un doble check. mañana, en constante construcción y con
versiones y actualizaciones añadidas.

Estas son algunas de las experiencias que A pesar de ello, aunque cada vez existen
he podido conocer y acompañar en los más ejemplos y experiencias que divergen
últimos años, y que lejos de ser una de un amor romántico tradicional, los
investigación exhaustiva con la que hacer mitos se siguen perpetuando en muchas
teoría o generalización, no dejan de ser de las relaciones modernas actuales, y así
algunas formas jóvenes de vivir en el mismo la construcción del género, sigue
amor posmoderno. reproduciendo desigualdades en cómo
vivimos el amor, o en cómo creemos que
Experiencias, que, con mayor o menor 4  
deberíamos vivirlo.
sufrimiento, no tienen por qué ser

 
 

Así, las niñas siguen jugando a que se


casan. Las mujeres adultas se sienten
incompletas porque están solteras, o
infelices porque están casadas con un
7
príncipe azul que les salió rana. Dice
Coral Herrera que el bombardeo
romántico que sufren las mujeres se
parece a la tiranía de la belleza, y que si a
ella le hubieran contado el cuento tal que
así: “Cenicienta estaba harta de limpiar la
chimenea y de los malos tratos de su
madrastra y hermanastras. Un buen día se
Entender que no hay nadie en el mundo
puso a estudiar, salió de casa, buscó
que pueda colmarnos definitiva y
trabajo, alquiló una casa con tres amigas,
eternamente, que los afectos son
salía y entraba libremente, y estaba muy
múltiples, de diferente pelaje y
feliz con su nueva vida”… entonces no
complejidad, que el amor no puede
hubiera pensado de pequeñita que hacía
basarse en renuncias y sacrificios y que
falta un príncipe azul.
nunca deberíamos abandonar nuestra

La autonomía y crecimiento personal y individualidad, nuestros proyectos

las relaciones de interdependencia, son personales, nuestro espacio propio en

elementos a potenciar para una aras del amor, es una forma de entender

construcción sana de relaciones los vínculos amorosos de

amorosas. interdependencia.

8
Así lo entiende Fina Sanz, quien
pretende un análisis crítico del modelo
¿Sexualidad libre? ¿Doble moral?
amoroso con planteamientos más
realistas que el tradicional sobre la Estudios recientes realizados con jóvenes,
arbitrariedad de la elección amorosa. confirman que el mito del amor romántico
se mantiene con pocos cambios, y que la
idea de la sexualidad libre, asociada a las
mujeres, aún tiene mucho por conseguir.

En el estudio realizado con 1.911


                                                                                                                participantes jóvenes para el
7  Coral  Herrera.  2013.  Bodas  diversas  y  
Departamento de Salud de Gobierno
amores  Queer  
Vasco en 2013, Sexualidad en
8  Fina  Sanz.  Los  vínculos  amorosos.  Amar  
adolescentes de la Comunidad Autónoma
desde  la  identidad  en  la  terapia  de  
5  
reencuentro.  Ed.  Kairós.     Vasca, se confirma una presencia de

 
 

experimentación del placer erótico como modelo de chico atractivo y líder sexual,
expresión del amor en las mujeres. Las la expectativa de encuentro del “bueno
chicas, tienden a mantener relaciones que se encuentra detrás del agresivo”, y
sexuales en el ámbito de las relaciones de la no aparición de elementos pasionales
pareja, y un 63,6% de las chicas cree que se unan al buen trato, están
que es necesario estar enamorada para presentes con demasiada frecuencia en
tener relaciones sexuales (frente a un las chicas heterosexuales. Mientras que el
35,6% de los chicos): mientras que el modelo de atracción femenino centrado
57,2% de los chicos piensa que es en el físico se une con la idea de que las
suficiente con que te atraiga eróticamente mujeres “sexualmente activas” son vistas
la otra persona (frente al 33,1% de las como válidas sólo para relaciones de usar
mujeres). y tirar, y no para relaciones “de verdad”
en los chicos heterosexuales. 9
No sólo debemos enfatizar en cómo se
reproduce aún un modelo sexual La libertad sexual, nos dicen, ha permitido
tradicional que reproduce la idea de para las mujeres comportamientos que
masculinidad asociada a la antes sólo realizaban los hombres. La
incontrolabilidad sexual y la feminidad promiscuidad, el rollo, el ligoteo, la
asociada a la pasividad y el relación sexual y sólo sexual. Sin
sentimentalismo, sino en la presión social embargo ¿acepta la sociedad estos
y el sexismo que se esconde detrás de comportamientos? ¿O en cada etiquetado
estos comportamientos entendidos como de “son unas guarras que se acuestan
sociales. Así, tanto los chicos que con cualquiera”… va implícita la idea de
diferencian a las chicas “fáciles” de las que ellas deberían hacerlo sólo por
“chicas de verdad para una relación”, amor?.
como las chicas que intentan insultar y
Dependencia, libertad, soledad y
diferenciarse con frases del tipo “nací presión social sobre las mujeres
princesa porque putas sobraban”, o “las
En el proceso de socialización
niñas de hoy en día saben demasiado, no
diferenciada, Emilce Dio Bleichmar10 dice
como nosotras (que tenemos 3 años
más)” no son ideas creadas e
                                                                                                               
9  Injuve  2005.  Jóvenes  y  sexo.  El  estereotipo  
individuales, sino reproducciones de una que  obliga  y  el  rito  que  identifica.    
moviola sobre la sexualidad tradicional
Amurrio,  Larrinaga,  Usategi,  del  Valle,  2008.  
que se sigue repitiendo con apariencia Violencia  de  género  en  las  relaciones  de  
pareja  de  adolescentes  y  jóvenes  de  Bilbao.    
moderna.
Flecha,  Puigvert  y  Redondo.  Socialización  
Son, de hecho, numerosos, los estudios preventiva  de  la  violencia  de  género.    
que confirman aún una presencia de 10  Dio  Bleichmar,  2000.  Incidencia  de  la  

modelos sexistas en las relaciones violencia  sexual  sobre  la  construcción  de  la  
6  
subjetividad  femenina.    
afectivas y sexuales jóvenes. Así, el

 
 

que la feminidad adquiere una favorecen la formación de vínculos de


significación especial durante la época de dependencia emocional en las parejas
la pubertad, mediante el hecho de que la que vienen a sustituir las antiguas formas
aparición del deseo sexual va unida a la institucionalizadas de dependencia
mirada de un hombre (“del exterior”) y no económica y social.
de un estímulo interno.
Estas formas de dependencia afectiva
Así, Esteban y Távora sostienen que la pueden ser altamente destructivas, al
necesidad de ser querida, la angustia por requerir todo el empleo de la energía
no serlo y la dificultad para aceptarlo van a psicológica en el mantenimiento de la
estar presentes a lo largo de las distintas relación, que cada vez se vuelve más
relaciones que las mujeres establecen, exigente hasta la entrega o el
con el sometimiento como una manera de sometimiento completo y total. 11
asegurar el amor del otro.
La complementariedad deficitaria, nos
El amor entendido como libertad no haría, así, a hombres y mujeres,
supondría sometimiento. El amor establecer relaciones de dependencia en
entendido como dependencia, como dos la construcción de una relación que
piezas que se necesitan la una a la otra, “compense” lo que yo no tengo, no
cuyos roles son diferenciados y puedo, o no soy. O añadiría yo, lo que
necesariamente complementarios creo que no tengo, no puedo o no soy en
(protección vs. Sumisión, fuerza vs. comparación, según mi identidad de
sensibilidad, racionalidad vs. género.
emocionalidad), construye relaciones en
La búsqueda de la pareja que me
las cuales se genera una dinámica
complete y cuide para siempre. La
tóxicamente dependiente.
búsqueda de la persona que proteja mis
debilidades.

Algunos aspectos sociales favorecen que


la dependencia emocional en las
mujeres sea tóxica, mediante la
centralidad del amor en los mensajes
sociales que se dirigen a ellas, y el miedo
a la soledad que se reproduce
culturalmente.

                                                                                                               
11  Manuel  Villegas.  Amor  y  dependencia  en  

Según Villegas las condiciones de una las  relaciones  de  pareja.  Revista  de  
7  
Psicoterapia,  Vol  XVII,  nº  68  
sociedad de emparejamiento libre

 
 

¿No tienes ya novio? Te vas a convertir en hacia la diversidad.


la solterona de los gatos.
Si aquellos hombres que se muestran
¿Mesa para una? ¿Esperas a alguien? sensibles no fueran valorados
Cuando entras en un restaurante o viajas negativamente por sus iguales, si no
sola. O el mítico Se te va a pasar al arroz, existiera ya nadie que intentara insultar a
un hombre llamándole “maricón”, si la
son algunos de los ejemplos de una
apariencia y la competitividad de trofeos
sociedad que considera que una mujer ha
de ligue no fueran necesarias para
de llevar de la mano una pareja
demostrar ninguna hombría.
(masculina) que la complete. Mensajes
que se envían desde muy pequeñas a las Si realmente la libertad individual se
mujeres, a través de series de televisión, respetara, la diferencia se tolerara bajo
películas, novelas, revistas y programas mismos derechos, y los estereotipos no
de realities donde mujeres se pelean con supusieran un prejuicio en el que nos
otras mujeres por conseguir el objetivo miramos hombres y mujeres, podríamos
final: ÉL. Tu valía estará en encontrar el comunicarnos, entendernos y vernos
amor verdadero. El príncipe azul. En como personas individuales y
esforzar tu vida en ello. Construir una características.
familia y ser feliz como perdiz.

Buscar una pareja hombre no sería malo


si es decidido, querido, buscado, si no
supera lo que una está dispuesta a hacer
por ello, o no quiebra en cenizas la
autoestima propia. Pero sí se convierte en
intolerancia y rechazo a la libertad cuando
mujeres que deciden no tener pareja, que
no quieren tener familia, que quieren estar
con otra mujer, que quieren mantener
relaciones diferentes a la tradicional, que
no mueren en lágrimas por casarse, son
Ni príncipes ni Greys. Amores que no
etiquetadas y diferenciadas como raras, o
supongan ejercicios de poder.
problemáticas.
Uno de los primeros mitos que transmiten
Nada en las generalizaciones y los medios de comunicación sobre
estereotipos sería negativo si no hombres y mujeres (y viceversa) es

conllevaran en nuestro imaginario precisamente la diferencia de objetivos

social la descalificación de quienes se vitales, la guerra de sexos como

diferencian. Si no hubiera intolerancia generalidad en el romanticismo. Ellos no 8  


se enamoran (qué es eso?), son duros, no

 
 

lloran, su prioridad es el sexo, y acumular necesidades de amistad, complicidad,


trofeos, y sólo cuando una chica se comprensión, emocionalidad, empatía y
esfuerza mucho mucho mucho, se deja la comunicación que tienen las partes en
piel y media vida olvidándose de sus una relación, sean hombres o mujeres.
necesidades (¿qué es eso?) el príncipe Del conocimiento de una misma o uno
que hay dentro sale. Ellas se enamoran mismo sobre lo que es, quiere, espera y
siempre, lo dejan todo por amor, son desea del amor.
pasivas, quieren ser protegidas y
De la desigualdad que se vive en
rescatadas y mantenidas, no tienen deseo
relaciones en las que un supuesto malo
sexual propio (¿qué es eso?) sino que son
de peli se convierte en un apuesto
objeto para ojos ajenos y su valía está en
príncipe moderno. Crepúsculo. A tres
su amor incondicional, y su apariencia,
metros sobre el cielo. Cincuenta sombras.
viviendo joven con culo-prieto para
After. Todos los amores protagonistas de
siempre jamás.
alto éxito nos venden el sacrificio y la falta
El adjetivo “romántico” aparece en el siglo de escucha propia por la consecución de
XVII, aplicado a cosas que suceden sólo un amor que se supone infinito.
en las novelas, fuera de la realidad. La
Desde el mito de Aristófanes en que la
palabra deriva del francés “roman” que
sociedad piensa que somos una media
significa novela o fábula y hace referencia
naranja en búsqueda de la otra mitad
a su carácter fantástico o imposible.
(heterosexual, of course), hemos
Y eso es lo que nos han vendido en el transformado los mitos del amor en
romanticismo, muchas historias verdades que queremos forzar en
fantásticas o imposibles, edulcoradas y nuestras vidas.
adornadas con corazones y estrellas
fugaces ante las que pedimos deseos
que no podemos contar porque si no,
no se cumplen. Y la falta de
comunicación con la otra persona, así, se
convierte de nuevo en fuente de
búsqueda de mensajes del “cómo será, o
cómo debería ser” en los mitos, las
claves del amor y los consejos
externos.

Ese romanticismo, también nos ha


alejado, a hombres y mujeres, del En claves de complementariedad,
conocimiento de qué queremos realmente exclusividad, no ser posible amar a varias
9  
en nuestras relaciones, de las personas a la vez, o no entender más

 
 

situaciones como “amor” que el amor de desmarcando de estereotipos y etiquetas,


pareja, entender los celos como una quieren cambiar las identidades de
muestra de amor, querer controlar a género, quieren vivir y elegir con libertad,
nuestra pareja y sus relaciones, vivir con es imprescindible que también
miedo a que nos dejen pues eso se cambiemos nuestros mensajes colectivos
entiende como frustración personal, tener y sociales, que podamos mostrar la
el sueño de un amor ideal que ha de diversidad de elecciones, relaciones,
parecer en todo a cómo lo imaginábamos, personas, que están construyéndose en
o no es el verdadero. esta actualización constante. Pero
también que podamos permitir que estas
Mucho nos queda por deconstruir. Mucho
nuevas formas de amor se construyan
por construir en una sociedad en
desde sí mismas, sin la presión que el
constante cambio, pero en la cual los
“debería porque así fue siempre” filtra aún
mensajes del amor romántico siguen
las experiencias de aquellas personas que
retrotrayéndonos al pasado, en una
están intentando cambiar.
sociedad en la que ya no encajan por ley
las piezas del matrimonio heterosexual
para toda la vida, y la repulsa social de
quienes no establecen relaciones “como
X manda”.

Pero si algo creo es que aborrecer el


amor no es la respuesta. Porque es el
modelo de un amor escrito en el que
tenemos que encajar a la fuerza, el que
hace daño, no el amor en sí. Son los
comportamientos de posesividad, no-
respeto, violencia, engaño, los que hacen En actualización constante.

daño en nombre de un mal amor, pero no


En deconstrucción constante.
el amor. Y es, quizá hora, de que
construyamos nuevas formas de amar El camino no escrito me da miedo.

que no nos hagan daño, amores que no


No saber qué paso vendrá después.
aten con candados, sino con libertad y
cuidado mutuo constante. Amores que no Mañana podría querer cambiar y volver.
se convierten en centros de vida, sino en
Perderme en idas y vueltas.
una raíz, como otras tantas importantes
podamos tener, de nuestras vidas. Y equivocarme .

En esta sociedad, en que algunas Pero esta vez, sí que quiero escribirlo yo.
personas jóvenes ya se están
10