Está en la página 1de 2

Martínez López Juan Raúl Máquinas Eléctricas Grupo 4 1

Reacción de armadura
En la máquina de corriente directa, la armadura es parte del rotor en donde se inducen las
fuerzas electromotrices cuando trabaja como generador y donde se inducen las fuerzas con-
traelectromotices cuando trabaja como motor.
Independientemente de como trabaja la máquina (generador o motor) existe un problema que
se genera en la armadura y es la reacción de armadura.

La reacción de armadura se da cuando las bobinas de armadura al estar en movimiento dentro


del campo magnético generado por el electroimán genera una fuerza electromotriz y la corriente
de esta fuerza electromotriz genera una nuevo campo magnético que distorsionan las líneas de
flujo del campo magnético del campo original (figura 1). Como consecuencia de esta distorsión
la posición del plano neutro se modifica lo cual a su vez provoca que se originen chispas en
la región de contacto de las escobillas con el conmutador.

Figura 1: Campo normal(izquierda) y campo deformado (derecha)

Para poder corregir este problema tenemos tres opciones:

1. Mover o ajustar las escobillas. Como se menciono anteriormente con la deformación del
flujo de campo viene un cambio en la posición del eje neutro lo cual hace que se generen
chispas en las escobillas; la solución más inmediata es cambiar la posición de las esco-
billas hasta que desaparezcan las chispas, es entonces que hemos encontrado la nueva
posición del plano neutro. Aunque es una solución muy rápida se tiene un problema y
es que con cada cambio de carga en la máquina se tendría un cambio en la posición del
plano neutro con lo cual se tendría que estar cambiando constantemente la posición de
las escobillas, lo cual resulta muy poco práctico si el motor opera a cargas variables.

2. Agregar interpolos. Para evitar el constante cambio de posición del plano neutro cuando
cambiamos la carga de la máquina se puede agregar un par de interpolos (o los que sean
necesarios) en la máquina. Estos interpolos son también electroimánes que van colocados
en el estator pero son pequeños en comparación con los polos principales. Los interpolos
provocarán una nueva deformación en el flujo de campo que corregirá la reacción de
armadura.
La ventaja de poner estos interpolos es que cuando la carga aumente también aumenta
la intensidad del campo de los interpolos corrigiendo automáticamente el nuevo cambio
de posición del plano neutro. (figura 2). El único inconveniente es que si está solución
Martínez López Juan Raúl Máquinas Eléctricas Grupo 4 2

afecta al campo principal, es decir, lo debilita aunque esto sólo es visible cuando la carga
de trabajo es pesada.

Figura 2: Esquema máquina D.C con interpolos

3. Agregar devanados adicionales. Cuando el ciclo de trabajo es pesada la solución de poner


interpolos no es útil; para corregir por completo este problema se usa otra técnica que
consiste en agregar devanados adicionales colocados en las caras de los polos paralelos
a los conductores del rotor para así cancelar la distorsión de la reacción de armadura
(figura 3). Estos devanados están conectados en serie con los de la armadura para que
al momento de que se modifica la carga se modifique la corriente en los devanados
de compensación para que así se corrija automaticamente la distorsión de reacción de
armadura. Aún así se deben de colocar interpolos para también ayudar a corregir los
efectos de deformación en el campo. La desventaja de hacer esto es que es costoso ya
que las ranuras donde se colocan los devanados de compensación se deben de maquinar;
el gasto se justifica colo cuando la carga de trabajo de la máquina es alta.

Figura 3: Esquema máquina D.C con devanados de compensación