Está en la página 1de 8

ONDAS SONORAS

Frecuencias
A cada pareja presión-depresión se le llama ciclo. La frecuencia se mide
en Hercios (Hz). Los Hercios son ciclos/segundo. Los ciclos no tienen unidades de
medida, a diferencia del tiempo, que se mide en segundos .El movimiento de
cualquier objeto material en un medio (aire, agua, etc.) puede ser considerado como
u na fuente de ondas. Al moverse perturba el medio que lo rodea y esta
perturbación, al propagarse, puede originar un pulso o un tren de ondas. Un impulso
único, una vibración única en el extremo de una cuerda, al propagarse por ella
origina un tipo de onda llamada pulso. Las partículas oscilan una sola vez al paso
del pulso, transmiten la energía y se quedan como estaban inicialmente. El pulso
sólo está un tiempo en cada lugar del espacio. El sonido de un disparo es un pulso
de onda sonora. Si las vibraciones que aplicamos al extremo de la cuerda se
suceden de forma continuada se forma un tren de ondas que se desplazará a lo
largo de la cuerda, esto viene a ser una onda viajera.

Amplitud
La amplitud es un coeficiente que marca el volumen sonoro de la onda a esto se le
conoce como amplitud de la onda. Una mayor amplitud variación de presión da un
mayor "volumen". En la gráfica se muestra cómo son las ondas de una misma
frecuencia y diferente amplitud La amplificación consiste en aumentar ese
coeficiente, ya sea presión sonora, una señal eléctrica en voltaje intensidad o
potencia.
Aplicación
La distancia puede calcularse de una forma sencilla conociendo la velocidad de
transmisión de este tipo de ondas en el agua del mar, que aproximadamente tiene
un valor Vonda ≈ 1500 m/s, según la fórmula:

En el caso de pesqueros permite localizar los bancos de peces ya que un solo pez
refleja una parte inapreciable de la onda emitida por el sonar, mientras que un banco
formado por varios miles de peces forma una barrera que refleja las ondas y el eco
que producen es percibido por el receptor del sonar.
El sonido está formado por ondas mecánicas elásticas longitudinales u ondas de
compresión en un medio. Eso significa que: Para propagarse necesita acceder a un
material (aire, agua, cuerpo sólido) que transmita la perturbación (viaja más rápido
en los sólidos, luego en los líquidos va lento, y aún más lento en el aire, y en el vacío
no se propaga). Es el propio medio el que produce y propicia la propagación de
estas ondas con su compresión y expansión. Para que pueda comprimirse y
expandirse es imprescindible que este sea un medio elástico, ya que un cuerpo
totalmente rígido no permite que las vibraciones se transmitan. Así pues, sin medio
elástico no habría sonido, ya que las ondas sonoras no se propagan en el vacío.
Además, los fluidos solo pueden transmitir movimientos ondulatorios en que la
vibración de las partículas se da en dirección paralela a la velocidad de propagación
a lo largo de la dirección de propagación. Así los gradientes de presión que
acompañan a la propagación de una onda sonora se producen en la misma
dirección de propagación de la onda, siendo por tanto estas un tipo de ondas
longitudinales (en todos los sólidos también pueden propagarse ondas elásticas
transversales).

ONDAS ESTACIONARIAS
Una onda estacionaria es el resultado de la superposición de dos movimientos
ondulatorios armónicos de igual amplitud y frecuencia que se propagan en sentidos
opuestos a través de un medio. Pero la onda estacionaria NO ES una onda viajera,
puesto que su ecuación no contiene ningún término de la forma kx-ωt. Por sencillez,
tomaremos como ejemplo para ilustrar la formación de ondas estacionarias el caso
de una onda transversal que se propaga en una cuerda sujeta por sus extremos en
el sentido de izquierda a derecha (→). Llamamos onda estacionaria a un caso
particular de interferencia que se produce cuando se superponen dos ondas de la
misma dirección, amplitud y frecuencia, pero sentido contrario. En una onda
estacionaria los distintos puntos que la conforman oscilan en torno a su posición de
equilibrio a medida que transcurre el tiempo pero el patrón de la onda no se mueve,
de ahí su nombre.
En una onda viajera determinado valor del campo se propaga indefinidamente en
una dirección. Por ejemplo, una ola de un metro (ξ = 1 m) de altura que recorra el
mar, dentro de nuestra idealización de las ondas, pasó o pasará por cualquier punto
en la superficie del mar. Cuando hay una frontera en un medio la situación no es
así, pues hay puntos donde en todo instante ξ = 0. 1.11.1
Ondas Estacionarias en una Cuerda Semiinfinita Las ondas estacionarias se
producen por la interferencia de dos ondas viajeras de igual frecuencia pero con
sentido opuesto de propagación. En la Fig. 1.51 una onda en una cuerda semiinfinita
incide en un extremo fijo en una pared, donde se refleja e interfiere con la onda
incidente. Figura 1.51 Ondas incidente y reflejada. Extremo fijo en el origen quiere
decir ξ(0, t) = 0, lo que es una idealización, puesto que en la realidad el material
donde termina la cuerda no es indeformable, por rígido que sea experimenta una
pequeña deformación bajo la acción de la fuerza que le ejerce la cuerda; la cuerda
hace trabajo sobre la pared, le cede parte de su energía. Estrictamente, no existe
una cuerda con extremo fijo. Por la ley de acción-reacción, la pared le ejerce una
fuerza a la cuerda haciendo que en la interfaz la onda reflejada tenga un campo de
signo opuesto a la onda incidente, esto es, que estén en contrafase. La expresión
para la onda incidente es ξi = ξ0i sen(ωt + kx); (1.85) para la onda reflejada es ξr =
ξ0r sen(ωt − kx).

Ondas estacionarias en líneas de transmisión de ondas de radio.


En transmisión de ondas de radio, las ondas estacionarias en las líneas de
transmisión son sumamente peligrosas para la integridad física de los componentes.
En un aparato, el ROE-metro, mide el porcentaje de la onda incidente que es
reflejada. En el caso ideal en que se estableciera una onda estacionaria en la línea
de transmisión, el transmisor terminaría por destruirse. Una relación de onda
estacionaria (ROE) de 1,5 equivale a una reflexión de 4 % de la onda incidente, y
se admite que es el máximo que un transmisor de 100 W a transistores puede
soportar sin sufrir daños. En cambio, los transmisores a válvulas son menos
sensibles a las ondas estacionarias.
Ondas sonoras estacionarias
Es un fenómeno relacionado con la reflexión del sonido. Dependiendo de cómo
coincidan las fases de la onda incidente y de la reflejada, se producirán
modificaciones del sonido (aumenta la amplitud o disminuye), por lo que el sonido
resultante puede resultar desagradable. Cuando la longitud de la onda estacionaria
es igual a una de las dimensiones de una sala (largo, alto o ancho), se dice que la
sala está en resonancia. El efecto es aún más desagradable si cabe. Hay puntos
donde no llega ningún sonido (interferencia destructiva) y otros donde la amplitud
se dobla (interferencia constructiva). Gráficamente, si se viese la onda se vería que
la sinusoide ha desaparecido y la onda ha adquirido forma de dientes de sierra. La
ondas estacionarias también se llaman eigentonos o modos de la sala.

Medios abiertos y cerrados


Si se produce un sonido en el interior de una habitación, tendremos que el techo,
las paredes y el suelo reflejan parte de las ondas emitidas y las devuelven hacia el
foco. El aire de la habitación, por tanto, es un medio cerrado para la onda sonora, y
se podrían producir ondas estacionarias. Observa, sin embargo, que si recubrimos
las paredes, techo y suelo con material absorbente, no se producirían las reflexiones
y en ese caso el aire de la habitación si se consideraría medio abierto, haciendo
imposible la aparición de ondas estacionarias.
Ecuación de la onda estacionaria
Como dijimos, nos centraremos en el caso de que las ondas incidente y reflejada
cuentan con igual amplitud, frecuencia y longitud de onda, pero sentido contrario.
La amplitud de cada punto de la onda estacionaria es función de la posición del
mismo. Su frecuencia es la misma que tienen las ondas que interfieren. La ecuación
de la onda estacionaria queda:

y=2⋅A⋅sin(k⋅x)⋅cos(ω⋅t)=AT⋅cos(ω⋅t)

Existen muchas formas distintas de expresar una onda estacionaria, pero todas se
caracterizan porque:
Hay un factor que depende exclusivamente de la posición x, ya sea en seno o en
coseno, y que marca la amplitud de cada punto de la onda, es decir, su elongación
máxima. Hay un factor que depende exclusivamente del tiempo t, ya sea en seno o
en coseno, y que marca la vibración de cada punto en torno a la posición de
equilibrio entre su elongación máxima y su elongación mínima.

Nodos y vientres
Como hemos apuntado, la elongación y de la ecuación de la onda estacionaria
depende, entre otras, de la variable x, la posición, y esta se encuentra en el interior
de un seno (o de un coseno). Esto implica que: Habrá puntos cuya elongación
sea mínima (0). Llamaremos a estos puntos nodos. En ellos se cumplirá que:
sin(k⋅x)=sin(2⋅πλ⋅x)=0⇒2⋅πλ⋅x=n⋅π⇒x=n⋅λ2
Habrá puntos de elongación máxima (2·A). Los llamaremos vientres o antinodos.
En ellos se cumplirá que:
sin(k⋅x)=sin(2⋅πλ⋅x)=±1⇒2⋅πλ⋅x=(2⋅n+1)⋅π2⇒x=(2⋅n+1)⋅λ4

Distancias entre nodos y vientres


Podemos calcular la distancia entre dos nodos restando las posiciones de dos
consecutivos:
x2−x1=2⋅λ2−1⋅λ2=λ2
A su vez, podemos calcular la distancia entre dos vientres restando las posiciones
de dos consecutivos:
x2−x1=(2⋅2+1)⋅λ4−(2⋅1+1)⋅λ4=λ2
Consideraciones energéticas
En una onda estacionaria la energía queda confinada entre los nodos. A los vientres
le corresponden máximos de energía mientras que esta se anula en los nodos. La
energía total será la suma de las energías de las ondas que dan lugar a ella.
Aplicación

Ondas transversales en una cuerda


La onda se propaga con una velocidad constante a lo largo de la cuerda. Si
pinchamos una cuerda de guitarra y soltamos, se forma una onda que se propaga
por la cuerda y rebota en los puntos de sujeción. Se propaga con una velocidad que
depende de la tensión del pellizco y de la masa por unidad de longitud de la cuerda.
A igualdad de pellizco la velocidad de la onda en una "prima"-la cuerda inferior de
la guitarra y más delgada- no es igual a aquella con que se propaga en un "bordón".
Los elementos materiales de la cuerda se mueven perpendicularmente a ella, arriba
y abajo, con velocidad variable dada por la ecuación de un movimiento vibratorio
armónico simple, pero no se desplazan a lo largo de ella. La onda se propaga por
la cuerda con una velocidad constante que depende del impulso que se le aplica y
del grosor de la cuerda.
Las componentes horizontales se anulan al estar dirigidos en sentidos opuestos y
neutralizados por la sujeción de la cuerda. La componente vertical de la tensión
acelera la masa de un pequeño trozo de la cuerda por donde se propagó la onda en
un tiempo "t".

La densidad lineal, m, es la masa total de la cuerda dividida por su longitud.


Suponiendo una densidad lineal m, de la cuerda representa una masa de cuerda a
la que se propagó de m=m·v·t.
La onda se propaga con velocidad "v" y en el tiempo "t" recorre una distancia "v·t"
La velocidad de vibración vertical es variable como corresponde a un M.A.S. y es
u=A w sen wt. La fuerza vertical comunica en ese tiempo un impulso hacia arriba
al elemento de cuerda, trozo de masa mvt. , va a incrementar su cantidad de
movimiento:
Fy t=m u
T (sen a )· t=m vt· u
Tal como vemos en la figura podemos deducir de lo que avanza la onda mientras
transcurre el tiempo "t" y la distancia que bajo que: sen a=tg a =v·t / u·t
Por lo tanto:
T .(u/v)= m v u
T / v= m v
Velocidad de propagación
Consideremos una cuerda cuya tensión es T. En el equilibrio, la cuerda está en línea
recta. Vamos a ver lo que ocurre cuando se desplaza un elemento de longitud dx,
situado en la posición x de la cuerda, una cantidad y respecto de la posición de
equilibrio.
La fuerza que ejerce la parte izquierda de la cuerda sobre el extremo izquierdo del
elemento, es igual a la tensión T, y la dirección es tangente a la cuerda en dicho
punto, formando un ángulo a con la horizontal. La fuerza que ejerce la parte derecha
de la cuerda sobre el extremo derecho del elemento, es igual a la tensión T, y la
dirección es tangente a la cuerda en dicho punto, formando un ángulo a’ con la
horizontal. Como el elemento se desplaza en la dirección vertical, hallamos las
componentes de las dos fuerzas en esta dirección y la resultante.
dFy=T(sena’-sena )
Si la curvatura de la cuerda no es muy grande, los ángulos a’ y a son pequeños y
sus senos se pueden reemplazar por tangentes.

dFy=T(tga’-tga )=T·d(tg a )=
La segunda ley de Newton nos dice que la fuerza dFy sobre el elemento es igual al
producto de su masa por la aceleración (derivada segunda del desplazamiento).

Simplificando el término dx llegamos a la ecuación diferencial del Movimiento


Ondulatorio, a partir de la cual, obtenemos la fórmula de la velocidad de
propagación de las ondas transversales en la cuerda.

T = es la tensión de la cuerda en N
m =es la densidad lineal en kg/m