Está en la página 1de 5

Fase Introductoria

Demanda

El proceso de ejecución empieza desde la “fase introductoria” con la demanda, hasta la

fase “realizativo-satisfactoria” con el pago del título al ejecutante.

La fase introductoria inicia con la demanda el cual es el acto procesal que da inicio con el

proceso, si la demanda es admitida el juez dará tramite expidiendo el mandato ejecutivo,

Sobre la demanda el Código procesal civil en su artículo 690 – A señala:

“A la demanda se acompaña el titulo ejecutivo, además de los requisitos y

anexos previstos en los artículos 424 y 425, y los que se especifiquen en las

disposiciones especiales.”

Los procesos de ejecución no buscan ninguna definición, sino una satisfacción, pues las

pretensiones ya han sido definidas anteladamente, sea a través de la declaración judicial de

condena o por acuerdo de partes, el titulo es vital para la ejecución, pues sin título no hay

ejecución.

La demanda debe cumplir todos los requisitos formales y de fondo señalados en la Ley para

esta expresión de la acción, estableciendo la legitimidad procesal activa del demandante como

titular de la acreencia que se va a ejecutar y, determinando que el demandado es el que aparece

como deudor en el Titulo.

El petitorio debe ser expresado de forma clara y concreta, con el monto concreto de la

pretensión, la petición del ejecutante no es libre, esta determinada por los límites de su

petición.
La demanda debe presentarse según sea su cuantía, si la pretensión es una obligación de dar

suma de dinero ante un Juzgado de Paz Letrado, si no excede de 50 Unidades de Referencia

Procesal (URP) o, ante un Juzgado Especializado si sobrepasa dicha cantidad.

Mandato Ejecutivo

A la demanda se acompaña el titulo ejecutivo, la demanda es calificada por el juez la cual

puede ser denegada o admitida, emitiendo el mandato ejecutivo, sobre este el Código

Para que pueda admitir su ejecución, el juez tiene los siguientes pronunciamientos:

Inadmisibilidad. No reviste la formalidad requerida por ley y se otorga un plazo para la

procesal civil en su artículo 690 - C menciona:

“El mandato ejecutivo, dispondrá el cumplimiento de la obligación contenida

en el titulo, bajo apercibimiento de iniciarse la ejecución forzada, con las

particularidades señaladas en las disposiciones especiales. (…)”

1. El juez califica el titulo ejecutivo, verificando que se cumplan con los requisitos

formales previstos por la ley.subsanación del vicio procesal.

2. Rechaza. Por falta de competencia, jurisdicción, caducidad de la acción, cuando no se

subsanan los vicios procesales.

3. Deniega la ejecución. Si el título ejecutivo no reúne los requisitos formales,


El contenido del mandato ejecutivo es la intimación u orden dar, hacer o no hacer y la

autorización para la intervención de la fuerza pública en caso de resistencia.

El mandato de ejecución debe contener los siguientes elementos:

1. Orden de cumplimiento: Disposición coercitiva del Juez dirigida al ejecutado, de

carácter intimatoria, señalándole el ineludible camino de cumplir con la obligación que

contiene el título.

2. Obligación identificada: El mandato tiene que describir la obligación de manera clara,

si es una obligación económica deberá estar liquidada en forma pormenorizada antes

de expedirse el mandato, por lo que si se trata de un derecho liquidable deberá hacerse

previamente las operaciones necesarias para cuantificarlo.

3. Apercibimiento: La consecuencia que se genera en caso de incumplimiento del

mandato, la advertencia que se hace al ejecutado si no cumple voluntariamente con la

obligación ejecutada.

Cuando se trate de una obligación dineraria, el mandato ejecutivo contendrá una orden de

pago de lo adeudado, incluyendo intereses y gastos demandados, bajo apercibimiento de

iniciarse la ejecución forzada, esto permite al juez advertir de la futura actuación a realizar

en caso de resistencia del ejecutado, aunque la norma no lo precisa el juez debe indicarle un

plazo al ejecutado para que cumpla. Si el ejecutado cumple íntegramente su obligación la

ejecución y el proceso concluirán, de otra forma se procede con la ejecución forzada.

El ejecutado puede contradecir la ejecución, ofreciendo únicamente como medios probatorios

pertinentes como la declaración de parte, documentos y pericia.


La contradicción solo puede fundarse en inexigibilidad e iliquidez de la obligación contenida

en el título; nulidad formal del título; falsedad del título; cuando un título valor incompleto se

haya completado de forma contraria a los acuerdos adoptados; o, extinción de la obligación.

Puede también el ejecutado deducir excepciones y/o proponer defensas previas.

El juez debe declarar la improcedencia de la contradicción si esta se funda en supuestos

distintos a los mencionados, el artículo 690 - E del Código procesal civil establece que:

“(…) Si nos e formula contradicción, el juez expedirá un auto sin más trámite,

ordenando llevar adelante la ejecución”

El Juez debe emitir un pronunciamiento sobre la procedencia y eficacia de dicha contradicción,

de modo que, si la declara fundada, dejara sin efecto el mandato de ejecución y por ende, la

procedencia de la propia ejecución o el título que la origina.

Si, por el contrario, se declara la contradicción infundada o improcedente, el Juez ordenara

llevar adelante la ejecución, mandato que también se cursara en el caso que no se haya

formulado contradicción, el juez procede a dictar sentencia de remate simplemente con el

reexamen de los presupuestos procesales. En la cual no se busca condenar al ejecutado, sino se

ordena seguir adelante con la ejecución, como señala Montero Aroca, con el que se dará por

agotado el trámite para pasar a la fase ejecutiva que caracteriza a este proceso.

Montero, Aroca. J (1995). La naturaleza jurídica del juicio ejecutivo. Valencia. Tirant Lo

Blanch