Está en la página 1de 11

INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,

GRADO 11-1

Filosofía latinoamericana

La filosofía latinoamericana, como la ciencia, no es regionalista, y uno de los rasgos que


distinguen al auténtico filósofo del simple moralista, hacedor de máximas o pensador
reflexivo, es precisamente su ubicación en el marco filosófico que le toca vivir. Debe
asimilar las doctrinas prevalecientes en su época y reaccionar ante estas tendencias, pero
sin desatenderse de la herencia filosófica que le corresponde recibir. Entablar un diálogo
con el pasado plenamente consciente de los problemas inherentes a su realidad
presente.

Definición

La filosofía latinoamericana se caracterizó por su subordinación a intereses religiosos y


políticos y por su profundo significado social, sin embargo, lejos está el día en que todos
tengan igualdad de oportunidades y desarrollo personal.

Es difícil para los pensadores latinoamericanos independizarse tanto de la influencia


colonial como del pasado indígena y emerger con un pensamiento propio fruto de una
identidad firme y auténtica.

La filosofía latinoamericana necesita descubrir su verdadero Ser, sin dejar de lado su


historia ni sus antepasados, porque sería como renegar de los propios padres, teniendo
en cuenta especialmente su realidad cotidiana, su ambiente natural, la aceptación del
potencial humano y sus condiciones y la elaboración de un proyecto participativo
auténtico.

Identidad y cultura

Cultura e identidad latinoamericana desde la visión de José Martí

José Martí y su reflexión sobre la identidad cultural y sobre todo, la cuestión de lo


indígena y lo étnico como fundamento de lo latinoamericano, resultan esenciales para el
conocimiento de la historia cultural, social y política, de las formaciones sociales de
América Latina y a la vez, un marco de referencia fundamental para interpretar el
significado del resurgimiento de los movimientos indígenas latinoamericanos en el inicio
del siglo XXI.

José Martí no elaboró una teoría implícita de la cultura, pero los conceptos y reflexiones
sobre cultura e identidad si están a través de toda su obra y constituyen elementos
esenciales de ella. Es importante destacar que el pensamiento martiano sobre América
Latina constituye un obligado referente para el análisis de lo que nos identifica y diferencia
del resto del mundo. Para ello tiene en cuenta tres niveles de percepción “el que emana
del conocimiento de la situación del indio y de las formas de gobierno en aquellas
repúblicas latinoamericanas que han preservado algunas de las viejas instituciones
coloniales o su espíritu; el que imita críticamente formas de ser procedentes de países
con una historia, una cultura y una composición social diferente de las del orbe

1
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

latinoamericano y el que se relaciona con la esfera de la cultura, vista por Martí como el
gran instrumento que permitiría reducir las enormes disparidades del desarrollo cultural y
educativo entre las naciones latinoamericanas y el nivel cultural alcanzado en los países
dominantes ”.

En palabras del propio Martí: “A conflictos propios, soluciones propias. A propia historia,
soluciones propias. A vida nuestra, leyes nuestras”. En efecto, el fundamento teórico que
permite explicar el pensamiento de José Martí es su concepto de identidad
latinoamericana, notable para su época por su originalidad, sentido de autoctonía y
proyección hacia el futuro.

El pensamiento Martiano puede ser analizado a través de los diferentes momentos de su


vida, lo que no implica que” su ideario deje de ser fiel a sí mismo desde sus primeros
escritos de adolescente hasta su caída en combate. Sus ideas se sientan, en su toma de
partido desde muy joven con “los pobres de la tierra” y, en su palpable voluntad de
autoctonía intelectual y de proyecciones sociales.”

Para América Latina, Martí fue quien, en su notable ensayo de finales del siglo XlX,
“Nuestra América”, convocó a construir un saber desde lo latinoamericano y para
latinoamericanos, que les permitiera a los pueblos de la región, conocer mejor aquellos
aspectos que habían sido ocultados por las versiones europeas de nuestra historia y por
las explicaciones anticientíficas de la condición de una América Latina atrasada y salvaje;
por preservar los valores de la autoctonía y de la identidad latinoamericana, como modos
esenciales del devenir del hombre concreto en su naturaleza social.

El pensamiento martiano siempre giró en torno a la necesidad imperiosa de conocer y


resolver los conflictos y problemas latinoamericano por los habitantes de nuestras tierras,
que las soluciones tenían que emerger de adentro y no desde otras potencias foráneas.

Para Martí, los valores que identifican una nación constituían los elementos integradores
de la unidad de las diversidades culturales latinoamericanas, pero “fundamentadas en el
rechazo a un mundo dividido entre civilización y barbarie y la preservación de las
tradiciones y elementos de la autoctonía de los originales de Nuestra América”. En efecto,
repudió radicalmente la concepción europea y colonialista de un mundo dividido en
civilizados y bárbaros, visión racista y excluyente, basada en la negación de las
diferencias y de las identidades culturales de todos aquellos que no fuesen europeos.

Martí advertía que en la identidad latinoamericana debían permanecer las tradiciones, los
elementos, las costumbres y la idiosincrasia que caracterizan las formas y modos de vida
espiritual y existencial de los pueblos autóctonos, originarios de nuestras tierras de
América.: “¡El espíritu de los hombres flota sobre la tierra que vivieron y que se le respira.
¡Se viene de padres de Valencia y madres de Canarias y se siente correr por las venas la
sangre enardecida de Temanaco y Paracamoni y se ve como propia la que vertieron por
las breñas del cerro del Calvario, pecho a pecho con los Gonzalos de férrea armadura, los
desnudos y heroicos caracas¡”.

2
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

El pensamiento de José Martí, se caracteriza por la racionalidad del ideario humanista,


por su compromiso con los pobres de la tierra, por la defensa de la identidad de los
pueblos del nuevo mundo, por su perspectiva del devenir histórico latinoamericano en su
proceso de resistencia y de lucha de liberación, que se ha establecido entre las dos
América: la sajona conquistadora y la latina conquistada. Pero el análisis de la identidad
cultural en el pensamiento martiano se inicia, a partir de la percepción que nuestro héroe
nacional cubano tiene sobre la identidad latinoamericana.

José Martí describió, un concepto de identidad latinoamericana verdaderamente


avanzado y crítico para su tiempo y su época.

“Interrumpida por la conquista, la obra natural y majestuosa de la civilización americana,


se creó con el advenimiento de los europeos un pueblo extraño, no español, porque la
savia nueva rechaza el cuerpo viejo; no indígena, porque se ha sufrido la injerencia de
una civilización devastadora, dos palabras que, siendo un antagonismo, constituyen un
proceso; se creó un pueblo mestizo en la forma, que con la reconquista de su libertad
desenvuelve y restaura su alma propia [...] nuestra América robusta [...] Toda obra
nuestra, de nuestra América robusta, tendrá, pues, inevitablemente el sello de la
civilización conquistadora; pero la mejorará, adelantará y asombrará con la energía y
creador empuje de un pueblo en esencia distinto, superior en nobles ambiciones”.

Martí entendía la especificidad y el concepto de identidad latinoamericana y refleja el


papel de la brutal conquista sobre los pueblos originarios del continente americano, donde
exterminaron razas, culturas y rasgos propios de estas civilizaciones. Además explica que
de esa fusión nace el ser latinoamericano con rasgos semejantes a su conquistador, pero
con una nueva expresión e intereses.

Martí también contrapone el concepto de identidad latinoamericana con la del viejo


mundo. .

“Yo conozco a Europa, y he estudiado su espíritu; conozco a América y sé el suyo.


Tenemos más elementos naturales, en estas nuestras tierras, desde donde corre el Bravo
fiero hasta donde acaba el digno Chile, que en tierra alguna del Universo; pero tenemos
muchos elementos civilizadores; porque somos mucho más jóvenes en historia, no
contamos seculares precedentes y hemos sido, nosotros los latinoamericanos, menos
afortunados en educación que pueblo alguno”.

El pensamiento martiano va a la búsqueda de los cimientos de nuestra cultura latina y a la


esencia del desarrollo. Ya en sus viajes por los países del continente se percata de la
realidad, de la importancia de defender lo autóctono y de buscar nuevos caminos.
Constata la necesidad y la carencia instructiva de los pueblos. Advertía también sobre la
necesidad de la unión latinoamericana ante la amenaza imperialista de Norteamérica.

“Vemos colosales peligros; vemos una manera fácil y brillante de evitarlos; adivinamos, en
la nueva acomodación de las fuerzas nacionales del mundo, siempre en movimiento, y
ahora aceleradas, el agrupamiento necesario y majestuoso de todos los miembros de la
3
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

familia nacional americana. Pensar es prever. Es necesario ir acercando lo que ha de


acabar de estar junto. Si no, crecerán odios; se estará sin defensa apropiada para los
colosales peligros, y se vivirá en perpetua e infame batalla entre hermanos por apetito de
tierras.”

Martí tenía claro el significado de la unión Latinoamericana. La historia del continente le


daría la razón, pues el siglo XX es un vivo ejemplo de lo que anunciaba el apóstol,
invasiones, ocupaciones militares, golpes de estado, establecimiento de dictaduras y una
marcada explotación económica a los países subdesarrollados, por las potencias
hegemónicas.

En la época de Martí, Estados Unidos ya había alcanzado un desarrollo del capitalismo


que le permitía alcanzar la fase superior de este sistema, el imperialismo. Por ello, uno de
los rasgos más característicos del pensamiento martiano es su consecuente y justificado
antiimperialismo.

“Jamás hubo en América, de la independencia acá, asunto que requiera más sensatez, ni
obligue a más vigilancia, ni pida examen más claro y minucioso, que el convite que los
Estados Unidos potentes, repletos de productos invendibles y determinados a extender
sus dominios en América, hacen a las naciones americanas de menos poder [...] De la
tiranía de España supo salvarse la América española; y ahora, después de ver con ojos
judiciales los antecedentes, causas y factores del convite, urge decir, porque es la verdad,
que ha llegado para la América española la hora de declarar su segunda independencia.

[… Los Estados Unidos creen en la necesidad, en el derecho bárbaro, como único


derecho: “esto será nuestro porque lo necesitamos”. Creen en la superioridad
incontrastable de “la raza anglosajona contra la raza latina”. Creen en la bajeza de la raza
negra, que esclavizaron ayer y vejan hoy y de la india, que exterminan. Creen que los
pueblos de Hispanoamérica están formados principalmente de indios y de negros.

Mientras no sepan más de Hispanoamérica los Estados Unidos y la respeten más,


¿podrán convidar a Hispanoamérica a una unión sincera y útil para Hispanoamérica?
¿Conviene la unión política y económica con los Estados Unidos? El pueblo que compra
manda. El pueblo que vende sirve […] Lo primero que hace un pueblo para llegar a
dominar a otro, es separarlo de los demás pueblos. El pueblo que quiera ser libre, sea
libre en negocios.”

Para Martí la identidad también es defensa del legado ancestral de los pueblos de este
continente, estar dispuestos a luchar por la independencia, no confiar en el poderoso
amo del norte, pues se cree superior a las repúblicas Latinoamericanas y no aceptar
ningún tipo de alianza con el norte. Aboga por la defensa de la autoctonía como única
forma de defender lo nuestro.

Martí sugiere el camino de la liberación nacional como vía para lograr la verdadera
identidad latinoamericana:”Estos hijos de nuestra América, que ha de salvarse con sus
indios. ¿En qué patria puede tener un hombre más orgullo que en nuestras repúblicas
4
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

dolorosas de América, levantadas entre las masas mudas de indios? El gobierno ha de


nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser el del país. La forma de gobierno ha de
avenirse a la constitución propia del país. El gobierno no es más que el equilibrio de los
elementos naturales del país [...] Los hombres naturales han vencido a los letrados
artificiales. El mestizo autóctono ha vencido al criollo exótico. No hay batalla entre la
civilización y la barbarie, sino entre la falsa erudición y la naturaleza... Las repúblicas han
purgado en las tiranías su incapacidad para conocer los elementos verdaderos del país,
derivar de ellos la forma de gobierno y gobernar con ellos [...] Conocer es resolver:
conocer el país y gobernarlo conforme al conocimiento es el único modo de liberarlo de
tiranías”.

Para el apóstol, el tema de la identidad latinoamericana adquirió nuevas connotaciones,


pues constituyó el eje y fundamento de una visión universal sobre el hombre en sus
relaciones concretas de transformación, de cambio con la sociedad. Esta visión
percibía además, la conquista y defensa de la libertad de los pueblos americanos y de la
soberanía de los hombres que habitan en ellos. Martí consideró que esto era un derecho
esencial para las repúblicas Latinoamericanas.

Abogó por la protección de la identidad autóctona propia de estas tierras, identidad que
era esencial para la reconstrucción de nuestros países, injertar lo foráneo pero
manteniendo nuestra esencia “El espíritu ha de ser del país”; “La forma de gobierno ha de
avenirse a la Constitución del país”; “El gobierno no es más que el equilibrio de los
elementos naturales del país.”

Identidad y cultura en los pueblos indígenas

El pensamiento martiano se convierte en un marco referencial para abordar el tema de la


identidad cultural en América Latina y entender algunos de los movimientos emancipa
torios de la región, específicamente los que luchan por defender el problema del indio en
un mundo totalmente globalizado y hegemónico .

La verdadera liberación del indio está en que se le reconozca como ser humano, en que
se le permita ejercer la libertad como la ejercen los demás, en el reconocimiento a la
verdadera autoctonía, en el respeto a sus formas de vida, en la diversidad de su cultura.

La difícil situación de las culturas de los pueblos originarios en el continente, sigue siendo
uno de los grandes problemas. Las realidades de estas sociedades, la extrema pobreza,
la exclusión a que son sometidos, la marginalidad, la falta de instrucción crece en pleno
siglo XXl. Sin embargo, cabe decir, que no son solo los pueblos originarios los que
enfrentan esta situación, sino que es una realidad palpable, común a casi todas las
sociedades y pueblos latinoamericanos.

“Por estas razones, es casi imposible todavía concebir en América Latina la construcción
de proyectos nacionales democráticos y alternativos o hablar siquiera de Estados

5
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

nacionales democráticos sin antes considerar y dar solución a la histórica situación de


oprobio, desigualad, exclusión y represión de las condiciones de vida de las comunidades,
pueblos y culturas indígenas. En este sentido, los movimientos indígenas
latinoamericanos como sujetos, actores y factores de una nueva dimensión socio-política
y una nueva construcción de la identidad y la cultura de sociedad latinoamericana
alternativa al neoliberalismo son los hacedores del nuevo pensamiento social
latinoamericano basado en los viejos y nuevos saberes culturales y que hoy están
transformando la realidad socio-política y geo cultural de América Latina y, afirmando a
la vez, su identidad y su cosmovisión en el sistema mundial.”

Si bien es cierto que en América Latina ha habido un resurgir de los movimientos de


izquierda, todavía las nuevas y viejas oligarquías nacionales defensoras de las élites
minoritarias tratan de aplastarlos. Muchos de ellos piensan que desean el poder que ellos
ostentan y cuando en realidad de lo que se trata, es de luchar por el florecimiento de sus
identidades. Los humildes, los más desposeídos, son los que tratan de que se le
reconozcan sus derechos y esto ha llevado al poder a figuras representativas de estos
sectores que luchan contra la explotación.

”En la actualidad, lo que ocurre es una reafirmación, como forma de resistencia, de las
culturas y de los saberes en las que están sustentadas, gracias en buena medida a los
medios de difusión y al proyecto de dominación hegemónica abierto o implícito de norte
americanización, como prolongación del de la occidentalidad europea […] Si bien muchos
especialistas coinciden en que hay un riesgo de homogeneización cultural a favor de un
solo mundo y una sola economía, también es cierto que han surgido fenómenos no sólo
de resistencia sino aún de revaloración de las culturas y saberes particulares
paralelamente al rechazo de las formas actuales de control y dominación económica y de
hegemonía política[…] Estos saberes son aquellos que podríamos llamar culturales, en
términos generales, y que se han originado y desarrollado en las diferentes sociedades
humanas”.

En el mundo actual donde predomina el desarrollo tecnológico y la globalización, muchos


de estos conocimientos y saberes emergen con mucha severidad como formas de
resistencia a la degradación del ser humano y las riquezas materiales del mundo,
vendidas como el elemento más importante para la vida de los hombres.

“Por tanto la cuestión de la identidad es un proceso histórico que no solo es la


acumulación de ideas, costumbres, tradiciones, lenguas, formas de comer y vestirse,
cosmovisión de la existencia y el ser que es transmitido de generación en generación,
sino un proceso de construcción en el que individuos y grupos sociales se van definiendo
a sí mismos en estrecha vinculación de interacción con sus diferentes y semejantes y en
un contexto social de relaciones de dominación internacionales. Se trata, en suma, de un
proceso dialéctico, contradictorio y complejo que implica concebirlo y explicarlo como la
unidad de la diversidad, como de construcción y recreación, como continuidad y ruptura y,
sobre todo, como liberación en un mundo cada vez más global y cada vez más desigual.

6
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

Ante este panorama mundial, el pensamiento del héroe nacional cubano nos aclara el
camino a seguir, pues es creador de un paradigma de emancipación humana que va más
allá, a preparar conciencia para la soberanía nacional como en el caso cubano y la de
Hispanoamérica en general. Martí conceptualiza los criterios de identidad cultural yendo a
la esencia de lo latinoamericano, como el medio y lugar idóneo para trazar los caminos,
”Identidad y naciones culpieron su talante; libertad e independencia su carácter;
educación y fraternidad su ideario”.

Características de la Filosofía Latinoamericana.


Victoria de Cartula Brú clasificó las características:

1-Proyección vital: a la vida.

2-Producto social.

3-Valoración de lo telúrico, de lo terrígeno.

4-Sentido de la historia.

5-Proceso de independencia: querer ser propio.

6-Inseguridad juvenil: como es Filosofía joven es insegura, inventa términos.

7-Sentido optimista del tiempo: se mira lo futuro, se ve no lo que se hizo sino lo que se
puede hacer.

8-Valoración de los aportes éticos.

9-Preocupación por lo social-político.

10-Connotación revolucionaria.

El tema de la filosofía latinoamericana presenta una duda inicial, José Gaos se ha


preguntado “¿Hay razón de ser hombres de lengua española o de América para no
satisfacerse con la filosofía, por ejemplo, de lengua inglesa o con la filosofía Europea sino,
Asiática?”. Sabemos que la humanidad ha desarrollado una rica tradición filosófica. Las
problemáticas que han aquejado a cada época están prolijamente detalladas en una
multiplicidad de textos, hoy día, canónicos. Entonces, ¿existe alguna razón para que
nosotros, hombres de esta América, no nos contentemos con esta rica tradición? Parece
que si, porque la historia de las ideas en Latinoamérica está marcada por un deseo
constante de encontrar el camino de la propia filosofía. Si para los primeros filósofos
griegos la filosofía es afán de saber, ese afán, en Latinoamérica siempre se ha
presentado como la voluntad de dar respuesta nada más y nada menos, a nuestra
capacidad y posibilidad de pensar. Tal es el desafío lanzado desde los primeros escritos

7
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

surgidos en el continente; interrogación por una filosofía americana que se reconoce


como un planteamiento desde América y para americanos, problemática que contradice
histórica y temáticamente la intención de situar la filosofía como una reflexión referida a
problemas universales, eternos, y en tanto que tal, no sometida a determinaciones
temporales ni regionales. Cuando se pregunta por la existencia de una filosofía
americana, se hace partiendo del sentimiento de una diversidad, es la conciencia de la
distinción y la diferencia, lo que guía el ejercicio teórico desde el contexto regional al plano
de las ideas. Para el mexicano José Vasconcelos, subyace en esta preocupación un
deseo de reconocimiento e identidad: “Bien visto y hablando con toda verdad, casi no nos
reconoce el europeo ni nosotros nos reconocemos en él. Tampoco sería legítimo hablar
de un retorno a lo indígena (...) porque no nos reconocemos en el indígena ni el indio nos
reconoce a nosotros. La América española es de esta suerte lo nuevo por excelencia,
novedad no sólo de territorio, también de alma”.

Temas centrales

Emancipación: se denomina la liberación de cualquier clase de vínculo de subordinación o


dependencia de una cosa frente a otra. La palabra, como tal, proviene del latín
emancipatĭo, emancipatiōnis. En este sentido, la emancipación significa el paso de un
estado de dependencia a otro de autonomía en el cual todos los lazos de sujeción ceden
o se rompen, liberando al individuo. Así, la emancipación puede asociarse a la
recuperación de la libertad, la potestad o la soberanía para tomar decisiones, actuar, y
determinar el destino propio.

De este deriva la teoría del eurocentrismo (Considera que Europa y su cultura han sido el
centro y motor de la civilización.) Desde este punto Latinoamérica ha buscado el ser
autónoma de Europa y Norteamérica.

Dependencia: Otro tema en la filosofía latinoamericana es el problema de la dependencia


epistemológica, conceptual, económica y política de Latinoamérica respecto a Europa y
Norteamérica. Así, la economía mundial quedaría estructurada en un Centro (Fuerte
políticamente, centro de la dominación) y en una Periferia (Débil, en subdesarrollo).

La Liberación: Partiendo de la teoría de la dependencia (según la cual el otro es objeto de


sometimiento y explotación por parte de la mismidad del yo eurocéntrico).

El eje de la filosofía de liberación consiste en el reconocimiento del lenguaje y el


pensamiento dominantes, que afirman la universalidad de la racionalidad europea como
verdad absoluta.

De la libertada a la Liberación: La filosofía latinoamericana propone la liberación como


proceso propio de los pueblos latinoamericanos desde el mismo momento en que se
estableció su opresión.

8
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

La liberación es propia de la periferia, que busca superar la situación de dependencia,


opresión y marginalidad; busca su propia identidad, la defensa de su cultura y su ser en la
historia.

El Colonialismo: El colonialismo según la filosofía habla sobre el abuso del Centro de la


Periferia, algunos discursos filosóficos han tratado de justificar el colonialismo como la
imposición natural del más fuerte sobre el más débil, así como se ha tratado de justificar
el genocidio y la esclavitud de pueblos enteros mediante discursos sostenidos en una
supuesta superioridad racial.

Referentes

1-Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695)

Pensadora mexicana, representante de la corriente humanista y primera filósofa en


cuestionar la condición de la mujer dentro de la sociedad latinoamericana.

2- Andrés Bello (1781-1865)

Filósofo y político venezolano, considerado uno de los humanistas más importantes de


América Latina. Fue maestro de Simón Bolívar y tomó parte del proceso que culminaría
en la independencia venezolana.

3- Juan Bautista Alberdi (1810-1884)

Fue un intelectual, artista y filósofo argentino. Se le considera el autor intelectual de la


Constitución Argentina de 1853. Fundador de la Generación del ’37, corriente intelectual
adherida a la democracia liberal.

4- Justo Sierra (1848-1912)

Intelectual mexicano, artífice de la fundación de la Universidad Nacional de México (actual


Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM).

Llamado el “Maestro de América”, título otorgado por varias universidades


latinoamericanas. Uno de los pensadores más influyentes en la historia moderna de
México.

5- José Martí (1854-1895)

Escritor, pensador y filósofo cubano que lideró la Guerra de Independencia de Cuba. Su


influencia fueron corrientes modernistas y liberales.

6- Francisco Romero (1891-1962)

Inició la “generación de fundadores”, que reunió a filósofos activos alrededor de 1910 y


que fueron formados en el positivismo, al que finalmente se rebelaron. Nació en Sevilla
pero emigró a Argentina a temprana edad y fue ahí que realizó su obra filosófica.

9
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

Propuso en 1940 el término “normalidad filosófica” al nombrar el “ejercicio de la filosofía


como función ordinaria de la cultura” en América Latina.

7- Alejandro Korn (1860-1936)

Médico, político y filósofo argentino. Considerado el iniciador del pensamiento filosófico en


Argentina y uno de los “cinco sabios” de la ciudad de La Plata. Sus reflexiones se
orientaron al estudio de los valores y la libertad. Autor de “La libertad creadora” en 1922.

8- José Vasconcelos (1882-1959)

Abogado, político y filósofo mexicano. Fungió como el primer Secretario de Educación


Pública de su país. Condecorado como Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional
de México, Chile y Guatemala. Su filosofía abarca los campos de la metafísica, la estética
y la filosofía de lo mexicano.

9- Antonio Caso (1883-1946)

Filósofo mexicano cristiano, fundador junto con Vasconcelos del Ateneo de la Juventud,
grupo humanista en oposición al positivismo bajo el cual se formó. Autor de “El problema
de México y la ideología nacional” en 1924.

10- Carlos Astrada (1894-1970)

Filósofo argentino, académico de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de


Buenos Aires. Miembro del movimiento peronista, se exilió durante la dictadura de Pedro
Eugenio Aramburu.

11- Samuel Ramos (1897-1959)

Filósofo y académico mexicano, miembro del Colegio Nacional. Sus textos sobre la
identidad y psicología del mexicano son referentes en la filosofía de aquel país.

12- Alberto Wagner de Reyna (1915-2006)

Nacido en Perú, dedicó su vida al servicio de la cultura y la política exterior peruanas. Es


uno de los principales representantes del existencialismo cristiano en América Latina. Fue
embajador peruano en Grecia, Alemania, Yugoslavia, Colombia y Francia.

13- Eduardo Nicol (1907-1990)

Filósofo mexicano de origen catalán, doctor en filosofía por la Universidad Nacional


Autónoma de México. Funda el Instituto de Investigaciones Filosóficas.

14- Francisco Miró Quesada (1918)

Es un filósofo y periodista peruano contemporáneo. En su obra discute la creencia en la


“naturaleza humana” advirtiendo que cualquier suposición colectiva sobre la misma será

10
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019
INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFIA LATINOAMERICANA, ENRÍQUEZ BURBANO JUAN SEBASTIÁN,
GRADO 11-1

frustrante y con resultados públicos negativos. Se ha inclinado siempre por las “lógicas no
ortodoxas” y acuñó el término “lógica paraconsistente”.

15- Luis Villoro (1922-2014)

Filósofo mexicano contemporáneo que exploró la comprensión metafísica de la alteridad,


los límites y alcances de la razón así como el vínculo entre el conocimiento y el poder.

Realizó un importante estudio sobre el indigenismo en México, al que llamó “la revolución
de Independencia”, a partir del levantamiento del EZLN en 1994.

16- Fernando Salmerón (1925-1997)

Filósofo e investigador mexicano, especializado en la ética y la filosofía del a educación


así como la historia de la filosofía. Miembro del Colegio Nacional.

17- Alejandro Rossi (1932-2009)

Filósofo de origen italiano, de nacionalidad mexicana. Fue un estrecho colaborador de


Octavio Paz en sus empresas culturales.

18- Leopoldo Zea (1912-2004)

Filósofo nacido en México que perteneció al grupo de los propulsores de la identidad


latinoamericana. Impulsó la integración de América, sobre las bases planteadas por los
libertadores, pero asignándole sentido propio al alejarse del imperialismo norteamericano
y el nuevo colonialismo.

19- Octavio Paz (1914-1998)

Pensador, poeta y diplomático mexicano, Premio Nobel de Literatura en 1990. Uno de los
escritores más influyentes del siglo XX y entre los más grandes poetas hispanos de la
historia.

20- Enrique Dussel (1934)

Académico, historiador y filósofo argentino. Es reconocido internacionalmente por su


trabajo en el campo de la ética, filosofía política y filosofía latinoamericana. Es
considerado uno de los más prestigiados pensadores filosóficos del siglo XX. Ha
defendido la postura filosófica llamada “giro descolonizador”

11
INSTITUCIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL SAN JOSE BETHLEMITAS, 18 DE FREBRERO 2019