Está en la página 1de 2

Popper

La investigación científica que Popper defendía se fundaba en la idea que contradecía a la lógica de
investigación de los inductivistas lógicos del circulo de Viena, para lograr el tan ansiado
conocimiento científico se necesitaba partir de una premisa que no debería ser deducido de manera
previa, sino que deberá tener la capacidad de deducir nuevas proposiciones sujeto a las reglas de
inferencia lógica; algo así como primer principio, la primera causa o motor inmóvil al que Aristóteles
hacía mención para explicar el universo. Popper entendía que la realidad está sujeta a ciertos
principios inobservables, tal como creía Kunt, que era posible entenderla; pues suponía que era
cognoscible pero no a través del sentido común sino por medio de una teoría científica. Es por medio
de una teoría científica que podemos conocer los fundamentos que determinan el devenir de la
realidad, y que a diferencia de los lógicos inductivistas una teoría necesitaba de un criterio objetivo
para delimitarla de lo no científico: El llamado criterio de demarcación científica, conocida
mundialmente como la falsación. Entonces una teoría necesitaba ser empíricamente refutable para
que pueda competir con las demás teorías, la falsación se volvió así la manera en cómo se podría
aceptar o rechazar teorías sin el uso de argumentos lógicos tramposos (estratagemas) que impidan
se refutación.

Demostró que no existía ruta u opción científicamente lógico para afirmar que se podría ir de las
proposiciones particulares hacia la declaración de proposiciones lógicas de ámbito más general, que
la justificación (el justificacionismo) por medio de datos que no contradigan las hipótesis de la teoría
no demostraba más que solo ser un simple hecho descriptivo; es decir, que un dato corrobore lo
que la proposición particular manifiesta no demostraba la valides de la proposición, solo representa
un dato más dentro de un campo finito de observaciones, una característica que describe la realidad
en sí misma y no tenía la rigidez lógica que si implicaba el uso de un criterio. Entonces, Popper al
utilizar un criterio de demarcación, cosa que nadie había establecido hasta ese entonces, establecía
también los límites del conocimiento científico. Una teoría es científica siempre y cuando esta pueda
ser falsa, ello implicaba contar con proposiciones que sistemáticamente se establezcan con el
objetivo de ser falsables, por tanto, una proposición que pertenecía al núcleo de esa teoría debería
ser por si misma falsa. La falsación consiste en demostrar por medio de la contrastación empírica de
los datos, si esa proposición es precisamente falsa; entonces, una teoría es buena si y solo si
habiendo pasado por el proceso de contrastación frente a una buena data ésta no logra ser
contradicha por dicha data. La teoría se considerará aceptada hasta que aparezca nueva data o surja
una nueva teoría.
Georgescu

El símil, de Popper, es Georgescu, pero para las ciencias sociales. El trabajo de Popper normalmente
se entiende dentro de los trabajos teóricos y empíricos de las ciencias fácticas tales como la física y
la biología (las ciencias naturales) pero Georgescu se encargó de establecer una teoría del
conocimiento científico para las ciencias sociales. Ello implica darse cuenta que el tratamiento de la
física y la economía, por ejemplo, no son los mismos. Ambos requieren de metodologías
(epistemologías) diferentes. Georgescu marca una gran diferencia entre las ciencias naturales y las
ciencias sociales, comprendía que su naturaleza era completamente diferente; que los hechos
sociales no compartían los mismos principios lógicos que los hechos físicos, es decir, Georgescu al
igual que Popper suponía que la realidad era cognoscible, pero con la diferencia que para entender
la realidad social de la realidad física debemos de hacer abstracción frente al objeto de estudio. Esta
diferencia es que los objetos de estudio de las ciencias sociales no eran homogéneos y abundantes,
eran por lo tanto complejos. Este primer gran supuesto producto del tipo de razonamiento que
utilizaba Georgescu (Abstracción), luego introdujo un segundo concepto; la idea de proceso. La
definición de proceso económico, hacía referencia a la idea que todo proceso abstracto que
implicaba el dinamismo entre los objetos complejos tenía propiedades innatas tales como duración,
mecanismo y variables endógenas-exógenas que interactúan en un equilibrio ya establecido-.
Georgescu también utiliza la falsación como criterio de contrastación, pero detalla la presencia de
un equilibrio ya sea estático, dinámico o evolutivo para el posible tipo de equilibrio.