Está en la página 1de 10

En febrero de 2017 se aprobó el Real Decreto 115/2017 por el que se

regulaba la compra, venta y manipulación de gases fluorados y


de sistemas de climatización doméstica (aire acondicionado) que los
utilizan.
Es una normativa que afecta a la compra, venta y manipulación de
aire acondicionado y bombas de calor. También afecta a la
certificación de los profesionales que los utilizan y el establecimiento de
los requisitos para las instalaciones que desarrollen actividades que los
emitan, con la finalidad de evitar las emisiones a la atmósfera de los
gases fluorados de efecto invernadero.

Este Real Decreto tiene dos objetivos: por una parte, regular la
comercialización de gases fluorados con efecto invernadero y la
correcta manipulación profesional de equipos que los contengan y,
por otra, regular los requisitos de control de las plantas industriales que
desarrollen actividades que emitan gases fluorados.

Esta nueva norma contribuirá a evitar las emisiones a la atmósfera de


los gases fluorados de efecto invernadero, que poseen un alto
potencial de calentamiento, en el ejercicio de su uso, fabricación y
gestión de residuos y se asegurará también la eliminación de las
emisiones de los gases fluorados que afectan a la capa de ozono.

Además, se actualizan las disposiciones de la normativa vigente para


incorporar aspectos como la constatación de la experiencia
profesional a la hora de solicitar un certificado para la manipulación
de gases fluorados y se regula la debida formación teórico-práctica, lo
cual supone a la vez una renovación y una ampliación del acceso al
mercado de trabajo.

Esta normativa afecta tanto a profesionales que trabajen y


comercialicen equipos precargados de gas fluorado de efecto
invernadero y no sellados herméticamente como son, las bombas de
calor y los equipos para aire acondicionado. Además, ha introducido
importantes cambios en la compra-venta de equipos
1. ¿Qué tengo que hacer si soy una empresa o un autónomo que
instala equipos de climatización?
Para poder seguir desarrollando tu trabajo sin restricciones, la
normativa te obliga a disponer de una certificación de empresa que
te habilite para manipular gases fluorados (por ejemplo, el gas r32) y
para instalar aparatos que no estén herméticamente sellados y que
estén cargados con este tipo de gases: aire acondicionado split,
equipos climatización portátiles, bombas de calor...).
2.¿Qué pasa si mi empresa no está habilitada para la manipulación de
gases fluorados?
Si tu empresa no está habilitada, ningún distribuidor puede venderte
cargas de gas. Y para poder venderte equipos de aire acondicionado,
en el momento de la compra deberás firmar un documento (parte A)
en el que declaras haber sido informado de que la instalación debe ser
realizada por una empresa que sí esté habilitada. Además, tras la
instalación del equipo, deberás remitir al distribuidor otro documento
(parte B) en el que notificas qué empresa habilitada ha realizado la
instalación.
3.¿Qué ocurre si adquiero un equipo de climatización sin ser empresa
habilitada?
Estarás obligado a rellenar tanto el parte A como el parte B. Si no
entregas este último, indicando qué empresa habilitada ha realizado
la instalación, estarás incumpliendo la normativa y puede que tengas
problemas, ya que la Administración obliga a los distribuidores a
reportar anualmente todas aquellas ventas que no hayan devuelto
rellenado y firmado el Parte B.
4. ¿Qué requisitos debo cumplir para ser empresa habilitada y poder
instalar equipos de climatización?

 Personal certificado. Todas las personas que manipulen gases


fluorados o instalen equipos deben tener la titulación
correspondiente.
 Contrato de gestión de residuos en vigor. Saltoki, por ejemplo,
facilita el acuerdo entre sus clientes y una empresa
especializada.
 Inscripción como pequeño productor de residuos. Al firmar el
contrato de gestión de residuos, en Saltoki te facilitamos toda la
documentación que debes presentar en el Departamento de
Medio Ambiente de tu Comunidad.
 Herramientas necesarias como empresa frigorista (ver
herramientas que recoge el Real Decreto)
 Seguro de Responsabilidad Civil. De 300.000 € para las
instalaciones de hasta 30 kW de potencia eléctrica; y de 900.000
€ en el caso de instalaciones de potencias superiores.
 Declaración responsable ante la delegación de Industria en la
que manifiestas cumplir con los requisitos necesarios para el
desempeño de la actividad.

5. ¿De qué maneras se obtiene la certificación personal?


La certificación personal, imprescindible para ser empresa habilitada,
se obtiene automáticamente de varias maneras:
-Si dispones del carné ITE (Instalaciones Térmicas en Edificios)
-Si dispones de alguna titulación universitaria o de formación
profesional o de algún certificado profesional cuyos contenidos cubran
las materias del ITE.
-Si pasas por un proceso formativo de entre 30 y 320 horas, cuya
duración exacta dependerá de los años de experiencia que puedas
acreditar.
La otra opción es sacarte el carné ITE (450 horas de formación y un
examen teórico-práctico), que también te permitirá trabajar en
instalaciones térmicas de calefacción, climatización, ventilación y
energía solar térmica.
6. ¿Es lo mismo certificado de empresa habilitada y personal
certificado?
No, no es lo mismo, aunque para que una empresa esté habilitada
para manipular gases fluorados necesita contar con personal
certificado, que es el que podrá realizar las instalaciones. El personal no
certificado, aunque trabaje para una empresa habilitada, no puede
realizar instalaciones. Y el personal certificado, si no trabaja para una
empresa habilitada, tampoco puede realizar instalaciones ni adquirir
gases fluorados.
7. ¿Qué tengo que hacer si cuento con personal certificado pero no
soy empresa habilitada?
Para poder adquirir e instalar equipos de aire acondicionado sin
ninguna restricción, debes cumplir los demás requisitos y presentar la
declaración responsable para obtener la habilitación como empresa.
8. Si soy un autónomo, ¿también necesito el certificado de empresa
habilitada?
Por supuesto. Un autónomo es el propietario de una empresa en la que
también es la persona que se encarga de desarrollar el trabajo. Por lo
tanto, también deberá contar con la condición de empresa habilitada
para la manipulación de gases fluorados ya que es la única forma de
demostrar que cumple todos los requisitos que la norma exige, incluido
el de tener certificación personal.
9. ¿Una empresa eléctrica puede estar habilitada?
Sí, siempre y cuando, además de cumplir con todos los requisitos, esté
inscrita en el Registro Integrado de Industria como instaladora o
mantenedora de sistemas de climatización (empresa RITE) o dada de
alta, en el IAE con el epígrafe de “instalaciones de frío y calor”. Si
cumple todos los requisitos anteriores pero este no lo cumple, no estará
habilitada.
10. ¿La habilitación exige estar dado de alta en el Código de Actividad
de Gases Fluorados (CAF)?
No, para obtener la habilitación como empresa no es necesario tener
el CAF, que te exime de pagar el impuesto de gases fluorados. Ahora
bien, para tener el CAF sí que es necesario estar habilitado como
empresa.
Gases fluorados

¿Qué son?
Los gases fluorados o hidrocarburos halogenados comenzaron a usarse a
principios de los 90 para sustituir a las sustancias que agotan la capa de ozono y se
utilizan en numerosos sectores como: refrigerantes, agentes extintores de incendios,
disolventes y para la fabricación de espumas aislantes.
A efectos de la normativa nacional, se entiende por gases fluorados las sustancias
enumerada en los grupos I, II, III, VII y VIII del anexo Idel Reglamento (CE)
1005/2009, así como las sustancias enumeradas en el anexo I del Reglamento (UE)
517/2014, esto es:

 Clorofluorocarburos (CFC)
 Halones,
 Hidrobromofluorocarburos (HBFC)
 Hidroclorofluorocarburos(HCFC)
 Hidrofluorocarburos (HFC)
 Perfluorocarburos (PFC)
 Hexafluoruro de azufre (SF6)

¿Para qué se utilizan?


Los gases fluorados son empleados en varios tipos de actividades y equipos, entre
los que destacan los siguientes:

 Sectores y equipamientos de frío, empleados como sustancias refrigerantes.


Principalmente podemos encontrar estos gases en sistemas de refrigeración y
aire acondicionado, bombas de calor, como agentes espumantes,
en extintores de incendios, como propelentes en aerosoles y en disolventes.
 Sector electrónico (por ejemplo, para la limpieza mediante plasma de láminas
de silicio), así como en la industria cosmética y farmacéutica (por ejemplo
para la extracción de productos naturales como las esencias de origen natural).
En menor medida, también se emplean en refrigeración en combinación con
otros gases.
 Sector eléctrico, empleado principalmente como gas aislante, para el
enfriamiento del arco voltaico en equipos de conmutación de alta tensión.
Entre las características de estas sustancias, hay que destacar su contribución al
calentamiento de la atmósfera, así como el alto poder destructivo del ozono
estratosférico de aquellos compuestos que contienen cloro y/o bromo, lo que ha
obligado a que gran parte de estas sustancias hayan sido reguladas por el Protocolo
de Kioto sobre gases de efecto invernadero y por el Protocolo de
Montreal sobre sustancias que agotan la capa de ozono.
Normativa
La regulación en materia de gases fluorados tiene la finalidad de controlar la
contribución de sus emisiones al cambio climático por un lado, dado su potencial
de calentamiento atmosférico (PCA o GWP por sus siglas en inglés), y al potencial
de agotamiento de la capa de ozono estratosférico por otro (PAO u ODP por sus
siglas en inglés), incluyendo en este último caso a hidrocarburos clorados o
bromados.
En el ámbito del Derecho comunitario, las dos principales normas actualmente
aplicables en esta materia son, por un lado, el Reglamento (UE) nº 517/2014, del
Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de abril de 2014, sobre los gases fluorados
de efecto invernadero y por el que se deroga el Reglamento (CE) n.º 842/2006 del
Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de mayo, y, por otro, el Reglamento (CE)
nº 1005/2009, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de septiembre de 2009,
sobre las sustancias que agotan la capa de ozono.
Para dar cumplimiento a las obligaciones impuestas en los reglamentos
mencionados y evitar las emisiones a la amósfera de estos gases, el Estado
español, promulgó el Real Decreto 115/2017, de 17 de febrero, por el que se regula
la comercialización y manipulación de gases fluorados y equipos basados en los
mismos, así como la certificación de los profesionales que los utilizan y por el que se
establecen los requisitos técnicos para las instalaciones que desarrollen actividades
que emitan gases fluorados.
Este real decreto tiene por objeto regular la distribución y puesta en el mercado
de gases fluorados, así como su manipulación y la de los equipos basados en su
empleo a efectos del control de fugas o emisiones y de su desmontaje y recuperación
de los gases. Establece asimismo los procedimientos de certificación del
personal que realiza determinadas actividades.
Asimismo, tiene por objeto el establecimiento de requisitos técnicos para las
instalaciones que desarrollen actividades potencialmente contaminadoras de
la atmósfera, con el fin de evitar la emisión de gases fluorados.
El cumplimiento de las obligaciones impuestas en este real decreto
es responsabilidad de los departamentos de industria y medio ambiente.
Obligaciones de comercializadores y compradores de aparatos o
equipos precargados de refrigeración, aire acondicionado y
bombas de calor que no estén herméticamente sellados y que estén
cargados con gases fluorados
Conforme al artículo 9.8 del Real Decreto 115/2017, de 17 de febrero, por el que se
regula la comercialización y manipulación de gases fluorados y equipos basados en
los mismos, así como la certificación de los profesionales que los utilizan y por el que
se establecen los requisitos técnicos para las instalaciones que desarrollen
actividades que emitan gases fluorados.

El comercializador deberá informar, anualmente, a partir del


1 de enero de 2018 al órgano competente de la comunidad
autónoma correspondiente (Dirección General de Calidad
Ambiental y Agua), de los compradores que no hayan
remitido el documento que consta en la parte B del anexo VI,
adjuntando copia del documento de la parte A del anexo VI.
El comercializador deberá conservar a disposición de las
autoridades para su posible inspección, durante un periodo
de cinco años, tanto el modelo de la parte A del anexo VI
firmado, como el ejemplar para el comercializador del
modelo de la parte B del anexo VI.

El incumplimiento de las obligaciones establecidas en este apartado tanto por parte


del comprador como del comercializador de estos aparatos estará sujeto al régimen
sancionador previsto en el capítulo VII de la Ley 34/2007, de 15 de noviembre de
calidad del aire y de protección de la atmósfera.
De manera específica, aun cuando la instalación la hubiera llevado a cabo
una empresa habilitada, el incumplimiento, por parte del comprador, de las
obligaciones de entregar la Parte B del anexo VI que acredita la instalación o
entregarla más allá del plazo establecido, serán sancionados de conformidad con lo
dispuesto en el artículo 31.1.c) de la citada Ley 34/2007, de 15 de noviembre.
Aspectos más relevantes
Los aspectos más relevantes del presente RD 115/2017 con respecto al anterior
RD 795/2010, serían los siguientes:

Artículo 3. Actividades restringidas a personal en


posesión de la certificación exigida
 Apartados 1 a 6. Estos apartados recogen las actividades que puede realizar el

personal, dependiendo del tipo de certificación que posea. Respecto a los

apartados 1, 2 y 4 hay que destacar que, en este nuevo Real Decreto, en relación

con el personal habilitado para la manipulación de cualquier carga, así como a los

de carga inferior a 3 kg de gases fluorados y a los de sistemas de protección contra

incendios que empleen gases fluorados, les permite, además de la instalación, el

mantenimiento y la manipulación de contenedores, el desmontaje.

 Apartado 8. En relación con la certificación exigida a los profesionales, amplía a

todo tipo de actividades recogidas en los apartados 1 a 6 del citado artículo 3, la

exigencia de que los certificados no habilitan por sí solos para la realización de

dichas actividades, sino que éstas deben ser ejercidas en el seno de una empresa

habilitada.

 Apartado 10. Los centros formativos pondrán a disposición del personal ya

certificado que desee actualizar sus conocimientos, cursos adaptados de

formación.

Artículo 5. Procedimiento para la expedición de


certificaciones
Este nuevo R.D. incorpora en el apartado 6 de este artículo la Disposición
Transitoria Tercera del anterior R.D., relativa a que en los casos en los que se
necesite acreditar experiencia laboral se exigirá demostrar fehacientemente la
experiencia declarada, mediante la presentación de documentación que refleje que
el trabajador realizaba las funciones con gases fluorados objeto de la certificación
(contratos de trabajo, certificados de empresa…).

Artículo 7. Registro y Acceso Único


 Además de para el Registro de Certificados Expedidos ya existente, las

Comunidades Autónomas designarán un órgano competente para dos registros

más:

 Registro de Centros formativos y evaluadores.

 Registro de Cesiones y ventas entre distribuidores y empresas habilitadas.

Artículo 9. Obligaciones específicas relativas a la


distribución, comercialización y titularidad de los fluidos
y equipos basados en ellos.
El apartado 8 de este artículo desarrolla lo establecido en el Reglamento 517/2014,
sobre la obligatoriedad de que los aparatos o equipos precargados de refrigeración,
aire acondicionado y bombas de calor que no estén herméticamente sellados y que
estén cargados con gases fluorados de efecto invernadero (GFEI), solo podrán
venderse al usuario final cuando se aporten pruebas de que la instalación será
realizada por una empresa habilitada.

Para ello el comercializador del aparato deberá informar de esta obligación legal al
comprador a través del documento que figura en el Anexo VI, parte A y podrá
facilitar un listado de empresas habilitadas o bien registros electrónicos o bases de
datos existentes que recojan las empresas habilitadas.

Además, el comercializador entregará al comprador dos ejemplares del documento


que aparece en el Anexo VI, parte B del nuevo R.D. 115/2017. En el plazo máximo
de 1 año, el comprador del equipo deberá remitir al comercializador un ejemplar del
citado documento (parte B), en el que se acredite la instalación por parte de una
empresa habilitada con personal certificado para ese tipo de instalación.

El comprador conservará su ejemplar de la parte B durante 5 años.

El comercializador deberá informar anualmente, a partir de enero de 2018, al


órgano competente de la Comunidad Autónoma sobre aquellos compradores que
no hayan remitido el oportuno documento. El comercializador deberá conservar a
disposición de las autoridades competentes tanto el modelo de la parte A firmado,
como el ejemplar para el comercializador de la parte B.
El incumplimiento de estas obligaciones será sancionado, en base a lo previsto en
el capítulo VII de la Ley 34/2007 de calidad del aire y de protección de la atmósfera.

Disposición Adicional Décima. Modificación de los


títulos y certificados de profesionalidad
Los profesionales que dispongan del certificado de manipulación de equipos con
cualquier carga, así como los que dispongan del certificado de manipulación de
equipos con sistemas frigoríficos de carga inferior a 3 kg de gases fluorados
deberán, en un plazo de 4 años, realizar formación complementaria sobre
tecnologías alternativas para sustituir o reducir el uso de GFEI y la manera segura
de manipularlos.

Disposición Transitoria Única. Validez de certificados


existentes
Todos los certificados de empresas y de formación existentes expedidos al amparo
del Real Decreto 795/2010 mantendrán su validez, sin perjuicio de lo establecido
en el Real Decreto 115/2017 respecto a la formación complementaria sobre
tecnologías alternativas para sustituir o reducir el uso de GFEI y la manera segura
de manipularlos.

Disposición Final Primera.


Modificación del Real Decreto 138/2011 por el que se aprueba el Reglamento de
seguridad para instalaciones frigoríficas y sus instrucciones técnicas
complementarias.

Se modifica la IF-06 en relación con que las instalaciones que empleen


refrigerantes fluorados deben contar con sistemas de detección de fugas en cada
sistema frigorífico que contenga GFEI en cantidad de 500 toneladas equivalentes
de CO2 o más.

Se modifica la IF-17, en relación con las cantidades a partir de las cuales es


obligatorio contar con sistemas de detección de fugas y en relación con la
periodicidad de las revisiones.

También podría gustarte