Está en la página 1de 6

Las características de un docente asertivo:

1. Establece claramente sus expectativas, sin pasar sobre los alumnos.

2. Comunica clara y consistentemente sus deseos y necesidades, y está


preparado para respaldar lo que dice con sus acciones.

3. Acepta sus propios sentimientos y respeta los de los alumnos.

4. Piensa lo que dice teniendo cuidado de no lastimar ni ofender.

5. Planifica sus tareas de tal manera que el grupo trabaja en un ambiente


estructurado.

6. Escucha a sus estudiantes y es empático con sus sentimientos o


experiencias.

7. Enseña procesos y contenidos importantes para sus alumnos.

Algunas ideas a considerar para ser un Docente Asertivo

1. Planifique sus actividades con anticipación. Asegúrese de que sus


entiendan qué harán, y por qué.

2. Establezca desde un principio, los ejes disciplinarios que ayudarán a que el


trabajo sea más productivo.

3. Facilite las relaciones humanas.

4. Evite aquellas normas que no muestran una clara utilidad en el aula.


5. Organice el salón en forma que facilite la interacción entre los alumnos.

6. Seleccione actividades en las que los alumnos puedan tener éxito.

7. Es importante que estas actividades tengan un significado y respondan al


contexto del alumno.

10 Tip´s para el docente:

Jeffrey S.Turner1 propone 10 consejos para alcanzar una disciplina efectiva:

1. Comprenda que existen causas legítimas para un mal comportamiento.

2. Use las medidas disciplinarias con confianza

3. Relacione la disciplina con la situación del momento. No trate otros


asuntos que no tienen relación con la situación o hecho que se corrige.

4. Sea consistente y evite la confusión.

5. Procure que la aplicación de las consecuencias disciplinarias, no se


conviertan en un espectáculo público. Evite construir un clima de
linchamiento.

6. Evite los excesos emocionales. Recuerde que un docente asertivo “Dice lo


que piensa y piensa lo que dice.”

1
 Professor of Psychology at Mitchell College in New London, Connecticut .
7. Establezca límites claros, firmes y consistentes.

8. Haga que las medidas disciplinarias estén de acuerdo con la falta.

9. No deje para mañana la disciplina que debe ser aplicada hoy. Administre
la norma disciplinaria lo más pronto posible luego de que se cometa una
falta. La falta cometida y la
corrección deben estar unidas.

10. Hable con el adolescente después de que aplique una


medida disciplinaria.

Los Derechos y la Asertividad:

La asertividad nos indica la importancia de hacer valer nuestros derechos, que


sean respetados, entre algunos de ellos están:

• Derecho a experimentar y a expresar los propios sentimientos y emociones,


haciéndonos responsables de ellos.
• Derecho a cambiar de opinión, idea o línea de acción
• Derecho a protestar cuando se es tratado de una manera injusta.
• Derecho a cambiar lo que no nos es satisfactorio.
• Derecho a detenerse y pensar antes de actuar.
• Derecho a pedir lo que se quiere.
• Derecho a ser independiente.
• Derecho a superarse, aún superando a los demás.
• Derecho a que se le reconozca un trabajo bien hecho.
• Derecho a decidir qué hacer con el propio cuerpo, tiempo y propiedades.
• Derecho a hacer menos de lo que humanamente se es capaz de hacer.
• Derecho a ignorar los consejos de los demás.
• Derecho a rechazar peticiones sin sentirse culpable o egoísta.
• Derecho a estar solo aún cuando otras personas deseen nuestra compañía.
• Derecho a no justificarse ante los demás.
• Derecho a no estar pendiente de la buena voluntad de los demás.
• Derecho a elegir entre responder o no hacerlo.
• Derecho a sentir y expresar el dolor.
• Derecho a hablar sobre un problema con la persona implicada y en los casos
límites en los que los derechos de cada uno no están del todo claro, llegar a un
compromiso viable.
• Derecho a no comportarse de forma asertiva o socialmente hábil.
• Derecho a vulnerar, de forma ocasional, algunos de los derechos personales.
• Derecho a hacer cualquier cosa mientras no se violen los derechos de otra
persona.
• Derecho a tener derechos
• Derecho a renunciar o a hacer uso de estos derechos

Estilos docentes que favorecen la cultura del hostigamiento:

Existen conductas docentes que harían del aula un terreno fértil, en donde las
semillas de este tipo de comportamiento violento puedan germinar.

Algunos de los perfiles docentes que podrían contribuir a que en el aula y/o en la
Institución pudieran generarse situaciones de hostigamiento serían (Sullivan y cols,
2005):

El estilo docente autoritario


El estilo docente narcisista
El estilo docente intimidador activo
El estilo docente desinteresado
El estilo docente permisivo
El docente autoritario

Se caracteriza por ser sumamente dominante, autosuficiente y distante,


estableciéndose como “modelo” del comportamiento intimidador. En su vínculo
pedagógico utiliza estrategias intimidatorias, amenazando, desafiando y
ridiculizando a los jóvenes. Suele marcar una distancia emocional con sus alumnos
y no variar su enfoque pedagógico.

El docente narcisista

En este caso, el docente presenta dentro de su perfil psicológico, la necesidad de


gustar a otros, es exhibicionista, egocéntrico, pretendiendo ganar popularidad
manipulando la dinámica social de la clase. Generalmente suele establecer vínculos
más estrechos con los estudiantes “populares”. Con
sutileza, en ocasiones puede elegir una víctima dentro del grupo, aislándola, y
confabulándose (de forma consciente o inconsciente) con alumnos que presentan
un perfil posiblemente hostigador. Sin embargo, su personalidad
egocéntrica y su autoconvicción de excelencia docente, no le permiten considerar
su “lado” hostigador.

El docente intimidador activo

Es el modelo por excelencia de un hostigador. Busca entre el alumnado


deliberadamente a una víctima, ridiculizándola, insultándola, dejándola enevidencia
frente a sus pares. Es despótico y hace un uso indebido de su poder, generando
en el aula conductas imitativas.

El docente desinteresado
En este caso el vínculo pedagógico establecido es superficial, el docente ejerce su
tarea con desgano, sin compromiso y con responsabilidad muy limitada. Su
mecanismo de control de aula, esta signado por el cinismo y la despreocupación,
no estableciendo casi nunca relaciones de tipo empáticas con sus alumnos.
Considera que los niños y jóvenes deben resolver sus conflictos por sí mismos, sin
la intervención de los adultos.

El docente permisivo

Este tipo de docente, es promotor de un ambiente en el que todo vale, dando


mensajes poco claros y sin acordar, establecer y hacer valer límites dentro del
aula. No suele observar a su grupo, ni el tipo de relaciones vinculares
entre los pares, así como tampoco atiende los comentarios que sus alumnos
pudieran llegar a hacerle.