Está en la página 1de 2

PARADIGMAS Y MODELOS DE REHABILITACIÓN

NEUROPSICOLÓGICA
REHABILITACIÓN NEUROPSICOLÓGICA

OBJETIVO DE LA RN
Para convertirse en un evaluador clínico hábil, debe contar con antecedentes en
pruebas y medición, estadística, desarrollo infantil, teoría de la personalidad, psicopatología
infantil y en intervenciones clínicas y educativas.
El conocimiento en cada una de estas áreas lo ayudará a aplicar e interpretar pruebas,
a llegar a conclusiones precisas y a formular recomendaciones apropiadas.
Si se encuentra evaluado a niños con discapacidad.

Es importante que entre las habilidades técnicas y clínicas necesarias para convertirse en
un evaluador clínico competente se encuentras las capacidades para hacer lo siguiente:
1. Seleccionar una batería de evaluación apropiada.
2. Valorar las propiedades psicométricas de las pruebas.
3. Establecer y mantener un rapport con los niños, sus padres y maestros.
4. Observar, registrar y valorar la conducta.
5. Llevar a cabo evaluaciones informales.
6. Entrevistar a los padres, niños, maestros y a personas significativas.
7. Aplicar y calificar pruebas y otras herramientas de evaluación siguiendo los
procedimientos estandarizados.
8. Interpretar los resultados de la evaluación y formular hipótesis.
9. Tomar en cuanto las variables étnicas y culturales relevantes en el proceso de
evaluación e interpretación.
10. Utilizar los hallazgos de la evaluación para ayudar a desarrollar intervenciones.
11. Comunicar los hallazgos de evaluación tanto de manera oral como escrita.
12. Colaborar con otros profesionales de manera eficaz.
13. Acatar estándares éticos.
14. Mantenerse actualizado en cuanto a la literatura actual en evaluación e intervención
clínica y psicoeducativa.
15. Mantenerse al tanto de las leyes y reglamentos federales y estatales relacionados con
la evaluación y colocación de niños de necesidades especiales.
Tipos de evaluación

o Evaluación exploratoria; evaluación breve que tiene el objetivo de identificar aquellos


niños que se encuentran en riesgo de desarrollar ciertos trastornos o discapacidades,
que son candidatos para programas o que requieren de una evaluación más general.
o Evaluación focalizada: es la valoración detallada de un área específica del
funcionamiento. La evaluación puede referirse a una pregunta diagnóstica, una
pregunta acerca de habilidades o una pregunta que exhiba un déficit
o Evaluación diagnostica: es una valoración detallada de las fortalezas y debilidades del
niño en diversas áreas, como el funcionamiento cognitivo, académico, lingüístico,
conductual, emociona y social.
o Valoración de progreso: se enfoca en el progreso del niño a lo largo de tiempo. Se utiliza
para valorar os cambios en el desarrollo, habilidades o capacidades del niño y la
efectividad de los procedimientos de intervención.
o Solución de problemas: se enfoca en problemas específicos, en una serie de pasos que
van de la identificación del problema al análisis del mismo, la intervención y la
evaluación de resultados.
Cuatro pilares de la evaluación:
 Medidas con referencia a la norma
 Entrevistas
 Observaciones conductuales
o Cuándo y dónde es que el niño exhibe las conductas blanco.
o Frecuencia, duración e incidencia de las conductas blanco.
o Manera en que la conducta del niño se compara con la de un niño no
canalizado dentro del mismo entorno.
o La reacción de niños se comporta en situaciones que requieres de funciones
cognitivas (resolver problemas), factores de estrés social e interpersonales.
o Reacción del niño a factores de estrés ambientales.
o Forma en que la conducta del niño varia a lo largo del día.
o Forma en que los demás respondes a las conductas del niño.
o Forma en que el niño se comporta en una variedad de entornos, con
diferentes proveedores de cuidados en diferentes momentos del día.
 Procedimientos informales de evaluación
o Pruebas con referencia al criterio
Evaluación multimétodo

También podría gustarte