Está en la página 1de 5

Maltrato infantil en Colombia

2016 a 2018.

Paola Herrera
Diego León
Valentina
Alejandra Ariza

Fundamento Ciencias Políticas


19 de Febrero de 2018
Bogotá, D.c.
Esta elección sobre el tema del maltrato infantil se decidió hacer ya que es una de
las problemáticas políticas más grandes del mundo se entiende que este es un
delito muy común en nuestro país, buscamos crear conciencia a nivel personal y
social con esto es una problemática que afecta en la infancia, el crecimiento
personal y hasta la mismo cuestionamiento de los niños de querer vivir en un
mundo donde no existe protección satisfactoria para ellos ante este tipo de cosas
o circunstancias.
Los casos de violencia contra los niños van desde maltrato verbal y psicológico,
pasando por la negligencia de los padres o cuidadores, hasta abuso sexual,
explotación sexual comercial y trata de personas. Realmente creemos que esto en
verdad es grave en una sociedad donde se espera que la prioridad sean los niños
y su bienestar en todo el sentido de la palabra. En el 2016 se reportaron 10.141
casos, en el 2017 aumentó hasta los 11.320 casos y para el primer trimestre del
2018 alcanza los 2.855 casos algo realmente preocupante. La segunda causa de
violencia contra la niñez está relacionada con el maltrato, tanto físico como
psicológico y por negligencia, que durante el primer trimestre del 2018 llegó a los
2.574 casos, que en promedio diario (29 casos) se mantiene similar a lo reportado
durante todo 2017 y 2016, cuando se registró un total de 10.869 y 10.674 casos,
respectivamente.
La directora del ICBF, Karen Abudinen, expresó: “El maltrato y la violencia
nunca serán una opción para nuestros niños. Ellos necesitan ser cuidados,
amados y protegidos. Por eso, desde el ICBF trabajamos para sensibilizar al
país frente a todas las violencias que afectan a nuestra niñez”. Con esto solo
muestra que necesitamos más interés del gobierno y de las personas frente a este
tema.
Una de las situaciones más deprimentes, tristes que puede vivir un niño es el
maltrato infantil este es un hecho que ha venido aumentado en Colombia cada año
más ahora parece ser tan común que la gente, la sociedad no ven como algo
común, como el diario vivir y este no es solo un problema de salud pública. Es un
problema social mucho más grande, es problema de todo un país incluyendo al
estado por no darle una solución efectiva, dale la importancia adecuada,
prevención y prestarle más atención a las familias más propensas a vivir esta
situación.
Estos problemas también tienen mucho que ver con la vida que les dan sus
padres por los lugares donde dejan a sus hijos, es alarmante las miles de
situaciones que suceden como estas entre otras que se ven cada día es un
fenómeno que aún afecta, desgraciadamente, a un cierto número de niños y niñas
en nuestra región. Prevenir y tratar esta situación constituye una tarea, que
requiere una gran cantidad de esfuerzo y una labor coordinada que implique a las
administraciones públicas, a la población general y a los profesionales en contacto
con el mundo de la infancia y la adolescencia.
Esto realmente es un problema de nuestro país en este caso. Todos nosotros
somos responsables del bienestar de nuestros niños y de garantizarles un
bienestar. El maltrato emocional se enmarca en el contexto de la evolución
social. En muy pocos años se ha pasado de una sociedad en la que los
adultos consideraban a los niños de su propiedad a otra en la que cada vez
más se valoran sus derechos y su autonomía. Por tanto, en la medida en
que una sociedad cambia, la consideración de maltrato emocional tiene más
importancia y lo que, por ejemplo, para unas culturas se considera una
corrección educativa, para otras es una exageración, y para otras es motivo
de denuncia ha hecho que perdamos el verdadero valor por nuestros niños,
solo nos preocupamos por el bienestar personal explotamos maltratando así
a los niños de nuestro país ojala fuéramos un país que valorara a los niños
y lo que ellos son para nuestra sociedad.
A diferencia de otros tipos de maltrato, como el físico o el sexual, en el
psicológico, los maltratadores emocionales no tienen en la mayor parte de
los casos intención de maltratar ni son conscientes del daño que están
infringiendo al niño. Justifican su actuación por el mal comportamiento del
niño e incluso son ellos los que se ven como maltratados que triste es ver
que en esta sociedad vivimos justificando cada acción mal que hacemos
que implementamos dañando la vida de un niño o hasta la nuestra.

El maltrato psicológico las marcas no pueden observarse a simple vista pero las
heridas provocadas por los insultos, el rechazo y la humillación son profundas y
pueden generar problemas de autoestima o inseguridad y esto también es
realmente grave para el futuro de los niños en Colombia. Y esta es solo una
mínima parte de todo lo que les pasa a nuestros niños en esta sociedad.
Lo que vulnera sus derechos fundamentales consagrados en la Convención sobre
los Derechos del Niño y causa un deterioro social esto lo veremos más
detalladamente ben nuestra propuesta.