Está en la página 1de 731

O F IC IO

Dt¡ LA

SEMANA SANTA.
O FIC IO
DR LA

SEMANA SANTA
\
PASCUA DE RESURRECCION
U LATID T CMTIIUIB.

N U E V A T R A D U C C IO N
CON ‘MOTAS ACLARATORIAS, Y MRD1TAC10NB9
V B J8 B C IC I0 3 PIADOSOS
POR

D . J O S É M A R IA . Q U A D R A D O -
----- -«»•-----
OOST L IO B M B lA t

BARCELONA.
I.IURERÍ.\ DE LA V. É II. DE J. SUBIRANA,
ÜAU.E BF. U PUERTA FEARISA , NÍM. 1G.

1B74
ÍNDICE.

PU.
C a n o n . . ................................................................................... S
Aprobación* 6
¿ «i Editores. — Prólogo, ............................... 7
D o u r c o d i r a jo » . — t i b i a r l a evangtflca*.....................................47
— BodleíiM i d e palmas y m o l ............................................... 40
— M i».. , ........................... ......................................................
—Ptskm Ngun S . Maleo» » .................................................... 4ü
—» Notas ai Don logo ■hltamm...................................................7»
Unís S a k to .— HMarim mngjUa....................................gj
-Mi*»............................................ ... *
Haati» Simo.—Historia «raoctto. ........................... 400
- m u .................................................................. , . * . . Mg
—P**too 5Cpin a . U^rcoi.. 114
—Nota* ti Lu n j Mari** S a n ta .............................................. 190
UiáncoLts Sajito— Hnloria m u g tf k a ...................................<34
-M la a ...........................................................................................m
— Piulan MgnD 9. L a » * ........................................................... ] 63
—UliÜQCI....................................................lí|
— L im ln..................................................................... J47
— Nolu al UUrcolea gasto.........................................................198
J u r e i Saktí.— Histeria r a n g í l l t a . ............................... .... ' »W
—Prima.............................................................................tlfi
—Tercia......................................................................... . . . tSI
PU.
— S e r i a . ................................................................................... 307
— N nuu........................................... » * ...............................Í74
.. ...........................................................MO
—PnwMdon............................................................................SM
— Himno fafife ftnffHa» W-
— VUperts........................................... Wfc
— Uvilorlo da lo» plAfl 6 Mindito............................................. 305
— CoapU lu................................................................................. 311
— MaiUaefrt t * 317
—t « kUi , 3^)1
— Mxfiladoo «otara la d«spedída del cm iailo ..........................970
— O n d o s a pt«i U ti da id m u im im ................................ 381
— N ota i] J w n t Santo. .......................................... ... • • 991
ViHiMafiAUro.—UUu>fU «YiufAUca, . . . . . . . 403
— fjiiitinmrinft da la* oraclonas para la «bita d« ■nnmantn». 408
— MU*..........................................................................................4 »
— Pañoa M f u 9. Juaa............................... 417
~,0rackNMs.............................................. ...................................441
— Adorad on de la C n u .........................................................4411
—HimnoOrtMffrUÜ*.........................................453
— Hünuo Ycsitla Jleft#.......................... W)
'- V b p a - m s ........................... ..........................................405
— Flcflaxlona u fa n la» «tote palabra d a N .S . «o la eraz. . 4G0
— M atüm .................................................................................... 481
— l<avd«*...................................................................................... W5
^ Nolai al Vtonea Sanio* ^ . 514
Bíj u d o Bajito . — tfiUurta avaoféllca. .................................... M I
— BeoJteUw <UJ fkiafo j drio pucaal..................................... Mfc
—Profacl»...................... ................................................ MS
— Dondldon del agua b e l l m i l . . . f ............................... U d
_ Lalaolaa...................................................................................507
— U ta y Vlcpora»....................................................................... COI
— Camplatai.................................................................. 011
— MaULra......................................................................... 010
_L u d e s , ............................................................... G3¿
— Nolaa al Sábado Sanio.............................................................0W
N o.
D oraos d i P ascua. -. HUlorti m u i f i l i a ............................... 64-4
—P ñ a u .........................................................................................848
—H iu ......................................................................... « I
—W i f t n t , .................................................................................................. SS7
- H i í Iío m .................................................................................... MS
—Ija d H . i ................................. . • , . 013
—NoCu il Domingo de Paw ui....................................................113
LVKIU D I P iK C A __ ü i u ........................................................................ (7 8
—Vbporu................................................... .... ©B
—lUllLnM...................................................................................... U '
—Líwlffl........................................................................................(90
IfAltTt* 61 P a u Va .—H i n ..............................................................093
—Vttperai................................................... <¡C8
—Mallín»..................................................................................... Id.
— Laudé*........................................................................................................709
N ita c o L M d i P a k v a . —T l t p a m . . . ................................ 704
—Maillnea. . ......................................... .... Id.
—Laudes. . .............................................................. 700
J itv e s s e P a k o a . - VbpWU....................................................710
—M a illa e a ........................................................... « . . . Id.
—I j a d a .......................................................................................7IS
V iB L in m P ascua . —Vtapam a............................................................71S
—Maillota................................. ....................................................id.
- L u f a a ................................... ................................................... 7M
O m in a* pan radbir n v tM d la j lotSacnmanta*. . . . 7 H

n x DEL (ndicc .
M uy I l t d e . S u .

En virtud del decreto d a V. S . lie leído to n atención


el libro titulado O fic io o b l a Sum an a S a n t a y P a s ­
cua db R e s u r r e c c ió n eü la t í n y c a s t e lla n o . —
Nueva in d u cció n con notas a c la rato ria s, j m editaciones
y ejercicios piadosos por D. Josá María Q u a d rjd o .— Y
delio decir i V. S. que esU edición de la & j m m 5 a » lo
en cnanto al texto latino nada deja que d esear, por estar
completam ente conforme con los L ibros s a g ra d o s ; y en
m anto i la traducción, notas, m editaciones y ejercicio!,
debo rep etir lo que lleva dicho en otra censura u b r e la
m ism a, publicada separadam ente dal texto latino, esto es,
que no se trata de u na de tan tas reproducciones m uchas
veces m alas, de im p e rfe c ta 6 ineom píelos o rig in a l» , sino
de una edición esm erada y c o m p ila , digna en u n ta d o de|
nombra del piadoso y esclarecido A utor que h a tom ado á
u cargo publicarla é ilustrarla con gran n úm ero de notas,
apéndiets v com entarios.
Son a n a s y otros tan propios y adecuados p a n b i « r
comprender lo contenido en este libro p recio so ; par» e s ­
citar sentim ientos de fe , de arrepentim iento y am o r ;
la traducción de los L ibros santos y en general su Icn-
(tuajf, tan puro, tan p re c is a } * arnm ndadn al parerer de
los sanios P adres ile [a Ig lesia, q u e 110 dudo q u e iu lec ­
tu ra contribuirá m ucho ¿ dar gloria i Dios, y a traer las
ntmas á J esucr isto , y por lo mismo que V. S. permi­
tiendo l i impresión contribuirá no m in o s á fm tt lan
laudables.
Barrilería 21 (fe Noviembre de iS 73.
J u ( ■ • f ( U l e i y G U I , Pbro.

Barcelona ?7 N oviem bre de 18T3.


E n vista de la favorable cen su ra qu e an tece­
de, dam os nuestro perm iso p ara q u e se p u b li­
q u e la obra Oficio de ia Sem ana Sarita y Pascua
de Resurrección en laíin y castellano. — Nueva
traducción con ñolas aclaratorias, y m editacio­
n es y ejercicios piadosos poT D. José María
y u a d ra d o .— T recom endam os d ic a z m e n te su
lectu ra.
J uan de Pa u l y S olkh ( i. K.
LOS EDITORES.
---M---

Lo bien recibido que he sido el O/icio


de la Semana Santa y Pascua de Resurrec­
ción. — Nueva traducción al castellano con
notas neUiralorins, y meditaciones v ejer­
cicios piadosos por I). José María Qua-
drado, que hemos dado ú luz, y los fun­
dados elogios que mereció al digno censor
á que fué sometido por disposición de la
autoridad eclesiástica , nos movieron desde
luego á publicarlo de uuevo, añadiéndole
el texlo latino, con el doble objeto de que
las personas compelen les puedan admirar
la fidelidad de la Niieva traducción y ser­
virse de él con ventaja los eclesiásticos v
las rli'uiHP personas que en lns sulemiiidn-
8 IO S EMTOIIFS.

«les do la Semunu Santa desean seguir paso


á paso á lo Iglesia en todas sus cere­
monias. *
Salvo, pues, el texto latino, el com­
plemento de la Semana de Pascua de R o
surrección y alguna otra insignificante
adición,y variación , como la de poner las
interesantes notas aclaratorias al íin del
oficio de cada dia, al objeto de que de
esta manera, destacándose mas el texto
y la traducción, haya mayor claridad y se
mejore notablemente la edición ; en lo de­
más el libro que publicamos hoy es idén­
tico al que tenemos ya publicado y que
tanta aceptación ha tenido; por cuya razón
no nos oreemos dispensados de continuar
aquí el precioso prólogo que el autor de la
Nueva traducción, escribió para la misma
y que es el medio mas á propósito para
que el lector se haga cargo de su con teni­
do y valor.
« En ningunas funciones religiosas, co­
mo en las de esta Semana, se establece tan
Intima relación entre el rezo y ceremonias
eclesiásticas y las oraciones de los líeles.
LOS EDITORES. !l

Lo majestuoso y Lúgubre tlel upunilo, lo


patético del cauto, lo solemne del rilo ,
Kjau de tal modo la atención de la concur­
rencia Tmas asidua y numerosa que nunca
cu semejantes dias, que suspendiendo hasta
los mas rutinarios las prácticas é inspi­
raciones de su devocion particular, se aso­
cian y en cierto modo se identifican con
las misteriosas palabras que se levantan
del altar ó del coro, y con los actos que
las acompañan, tratando de inquirir su
sentido y su representación. I)e aquí el
figurar en primer térmiuo la SemonaSanta
en la mayor parle de devocionarios, de
aquí la multiplicación asombrosa de sus
ediciones por separado, de aquí la necesi­
dad inexhausta de su Teproduccion.
« Y como es libro de poner en las ma­
nos de todos, debe acomodarse, y muy
principalmente en la versión de los divi­
nos oficios, á las condiciones diferentes y
satisfacer los diversos gustos de los lecto­
res. Debe ser sobrio, preciso, bien medi­
tado para el inteligente, claro é ilustrado
con alguna advertencia para el menos ins-
10 LOS EÜITOHtS.
Iruido, elegante para el literato, lleno (le
unción y ternura para el devota. Alabanza
merecen bajo distintos conceptos las tra­
ducciones dele Biblia por Scio, por Araat
y por Villanueva, que son las adoptadas
mas á menudo en tales libros; pero desde
luego que su comparación acredita que
en ciertos pasages lia estado mas feliz la
una, en otros la otra, y cu algunos pocos
ninguna, surge la idea de hacer una nue­
va, aprovechándose de todas. En los tex­
tos difíciles y oscuros be consultado los
nías seguros guias; y aun asi, siu la garan­
tía que presta, ¿ mí primero que ¿ mis lec­
tores, la revisión de la autoridad eclesiás­
tica *, no me hubiera atrevido á ofrecer
este trabajo. Hecho para leer en el templo,
siguiendo las preces y ceremonias ecle­
siásticas , he tenido que andar parco en
las notas aclaratorias, ao tomando de la
interpretación ‘mística, de la historia y de
la liturgia sino lo indispensable para es-

• S e h« som etico el miauseriU> i la sabia é ilus­


trada censura del M. 1. Dr. D. Jos¿ H o r a d e s j C ili,
canónigo penitencia rio.
LOS EDITORES. ti

plicer el concepto, y prescindiendo de toda


estéril erudición. En la traducción de los
himnos versificada he procurado imitar, si
no el metro, por lo menos el rilmo, de
suerte que puedan «miarse como en el
idioma original.
«Como en el corto tiempo trascurrido
desde la triunfal en Irada de Jesús en Je -
rusalen hasta la noche de su última cena,
ocurrieron grandes sucesos y emitió el
Salvador mucha y preciosa doctrina, se
pondrán al frente de cada dia con el Ululo
de H htoiia erangiHca los hechos y pala­
bras que á él se refieren , para ens<?fian¡ía
y contemplación de los fieles, que si bien
los conocen, ignoren los mas la época y
orden con que pasaron, y que sabiéndolo,
podrán recordarlos con mas interés y efi­
cacia , siquiera sean breves y sencillas las
indicaciones que este opúsculo permite.
«Pero hay un pasage en el Evangelio,
cuya memoria mas amplia y completa
siempre he echado de menos asi en las
iglesias como en los devocionarios: que
por mas que liirtru b tienin despedid» y
I¿ 1.05 FMTOIU'á.
sublimo testamento que legú el lledenlor
á sus discípulos y en ellos á los cristianos
lodos, pues ocupa cuatro capítulos del
evangelio de S. Juan , es de tal natura­
leza, que debiéramos todos tenerlo en la
boca. Y no solo no lo está, sino que ni
siquiera e9 conocido hasta de muchísimas
almas piadosas siempre hambrientas de
la divina palabra, y que al dárselo á leer,
como me ha sucedido mas de una Tez,
se asombran y estaslan cual si fuera ante
1111 imprevisto hallazgo. A su meditación
ó mas bien reproducción literal dedicaré
para la noche del Jueves san lo unas lectu­
ras, no menos provechosas ni menos con­
movedoras por su objeto que las de cual­
quier escena de la Pasión, ejercicio que
en una ú otra forma desearía ver adoptado
en algún pulpito ¿ aquellas horas.
<rEn las poblaciones crecidas la visita
de monumentos, si ha de extenderseá to­
das las iglesias, produce confusion y fati­
ga por el monótono rezo de unas mismas
oraciones vocales, mientras no se aplique
la consideración á variados y sucesivos oh-
LOS KUITOHBÉ. I ¡I

jotos. Para evitar este tropiezo he pensado


en distribuir por séries los pasos mas no­
tables de la cena y de la pasión del Se­
ñor *v recordarlos eu breves oraciones ’, una
para cada estación, de modo que la hora en
que sucedieron coincida lo mus aproxi­
madamente posible con la hora de las res­
pectivas visitas, según se hacen al medio­
día, por la tarde 6 por la noche del Jueves
ó por la mañana del Viernes ¿ üu de co­
municar asi mas viveza á la memoria y
nías émocion á los afectos.
« Generalizada ó poco menos ln costum­
bre de dar cabida en las Semanas Santas ul
ejercicio de las Siete Palabras para so­
lemnizar las Ircs horas de agonía del Re­
dentor , pongo breves consideraciones so­
bre el asunto, ya que los limites de esta
obra me impiden dar cabida en ella, co­
mo deseaban algunos , á las que escribí
con la debida estension en 1849 tde las cua­
les ya van hechas algunas ediciones'.

1 Ui úllinui es la queacaban de tirartos editores áe


etla Semana Sania, cujas rjetnpiares se vciulcn encua­
dernados separadamente.
11 LO!) EDITOIlEü.
También el ejemplo de oli'us lift hecho
desear algunas oraciones para lu confe­
sión y comunion, que para mayor opor­
tunidad he procurado enlazar con los
grandes misterios de estos días , en que
apenas hay fiel que 110 se acerque á la sa­
grada mesu.
« Con rígidos ayunos, penitencias y li­
mosnas celebraban los antiguos cristianos
la y mu Semana; suspendiause los place­
res y los negocios; y desde el emperador
hasta el último siervo, iodos acudían á do­
blar la cabeza ante la cruz del supremo
Juez y d e l s u p T e m o Libertador. Y despues
de tantos siglos y tantas vicisitudes los ri­
tos permanecen , la solemnidad se repro­
duce anualmente por todo el orbe: la so­
ciedad, á pesar de tamaños esfuerzos para
divorciarla de su único y verdadero Civili­
zador, recuerda todavía en este aniversa­
rio que es cristiana; y hoy como ayer,
y mañana como boy, todo hombre pensa­
dor, en medio de tantas ruinas de sistemas
é instituciones, de poderes y de monu­
mentos humanos , podrá decir del cato]i-
IOS EDITORES. I.'i

cismo, nada mas quo en visla ile semr-


junLe perpetuidad, lo que el príncipe do
la Vida es sueño al darse cuenta de lo pa­
sado.
« Que fué T e r d a d creo yo,
Porque todo se acabó,
Y e slo so lo üo se a c a b a . »
DOMINGO DE RAMOS.

H IS T O R IA E V A N G É L IC A .

ls d k lk la n ia , pequeña poblacion d ista n te (le


D Jcru salen ccrca.d e do» m illa s , q u e había
sido teatro de la solem ne resurrección d e L á­
zaro, y ¿ los dos dias de la cen a allí tenida en
casa d e Sim an el Leproso en q u e M aría Mag­
dalena ungió con precioso arom a la cabeza del
R e d e n to r, dirigióse Jesú s i la ciudad sagrada
en la maiiiiDa sig u ien te al sábado, es d ecir en
la del dom ingo, q ue algunos creen cayó aq u el
ano en 9 del m es de Nisan ó e n 10 de abril
\ l llcgur á vista de Bctfagé al riié del m onte
de los O livos, fué cuando envió d e la n te á su s
discípulos para traer la hum ilde cabalgadura.
En las circunstancias de su e n tra d a triunfal
convienen ad m irablem ente los cu atro ev an g e­
listas. ¡M at. c. xm , v. 1 á 9 .— M am . c. xi, v . 1
i 10.— L ic. c. x ix , v. 99 A 3 8 .— Jiupí c. xii,
v. 12 á IB ).
S. Lucas refiere adem ás v. 41 á 41) q u e al
Mercarse Cristo i la ciudad lloró por e l l a , di-
18 POMi.MiO m: libios,
rie n d o : « ¡M i! ¡si conocieses, en es.li; día que
se 1c lia dado, lo q ue puede procurarle la paz!
m as ahora lodo cstn encubierto á lu s ojos. P o r­
q u e dia vendrá solirc li cu q u e tu s enem igos
le circunvalarán y ivlrecliaran por todas p a r­
les, y le arrasaran con los lujos q u e lle v a s e n
tu s e n o , y no dejarán de li piedra sobre pie­
d ra, porque desconoces el tiem po en q u e le lia
visitado Dios.»
E ntrado en Jcru saleu , no se d e tu v o Jesús
h asta lleg ar al te m p lo , donde se le acercaron
ciegos y cojos, y los sanó (M at. s s i , li ) . Estos
m ilagros no m enos que las aclam aciones de la
m uchedum bre que le s e p u ia , irritaron la e n ­
vidia de los fariseos. «¿N o les oyesV » d ijero n ;
v Jesú s lee re s p o n d ió : «Si por c ie rto ; ¿ n o h a ­
béis leído a u e de la boca de los inlanLes y oí­
dos d e pecho recoge el Señor la m as perfecta
a lab a n za? Si estos callaran t las piedras g rita -
n a o .» (M a t. x x i , I B , 16. — Lee. xix, 31), 401-
Y observándolo todo en d erredor, á la pues­
ta del sol salió de la ciudad , y volvió áH elania
c o n 'su s doce apóstoles, i Mat . vvi . 17.— Marc.
x i. II .

De ramo*, de palm as, d e olivos, de flores, se


lia titulado en todos tiem pos y lugares e ste Do­
m ingo , en que recuerda la ig lesia desde lo?
m as rem otos siglos el triunfo , por decirlo asi,
h u m ano y m aterial d el S e ñ o r, preludio de su
triunfo e s p iritu a l, divin o y etern o . C ousta su
iiis to iim r w \ n iu i: \ . 19
celebración cu las d a lia s y e n K$p»ñ;i a n tes de
lili del siglo v i i ; y la dem uestra muy a n te rio r
el nom bre qu e tam bieu llevaba de* dominica
mnijielenlium por Los catecúm enos q u e se re u ­
nían á p ed ir ju n to s el bautism o al prelado p a ra
la próxima I‘a s e n a , -do capitilarium porque se
les lavaba la cabeza., y <l¿ la inihilffmcia por las
m ercedes que so lía n 'o to rg a r en sem ejan te día
em peradores y patriarcas. In stitu y ó la p ro ce­
sión el papa S. (¡regorio el M agno; y e n ella
según A leui no, llevaban á veces e n andas dos
diáconos el libro de los evangelios re p re se n ­
tando la ovacion del Salvador. C réese q u e a n ­
tig u am ente hubo misa propia p ara la b endi­
ción de ra m o s , como declara lo que de e lla
queda basta el m isino prefacio a n te s de la p ro­
cesión. Kn alg u n as poblaciones em pezaba el
¡telo en u n a iglesia ex tram u ro s; y h e d ía la pro­
cesión, en la q ue se llam aba á las p u ertas de la
ciudad, iba á co n tin u ar en la cate d ral d o n d e so
d e c ía la m isa, coinose practicaba en Ávila prin ­
cipiando la ccrcm ouia en la basílica de S. Vi­
cente.
BENDICION DE PALMAS Y RAM08,

Acoluda T e rc ii y licttia la aspersión del a g u a beiidj-


u según costum bre, sale el sacerdote con u p a pluvial
m orada * j lo» m in istro s con casullas dobladas d placetas
del m ism o calor, A cón a lb ín , j puestas en medio del
a lia r i en el lado de la epfítala la* palma» y los ram os
d e olivo ú otros árboles, c a n ta el coro ta a n tilo n a;

osanka al Hijo de
H
Filio David,
o s a > n .v
b e n ed ic tas qui ve- H
Darid! ¡ bendito el
nit in nom ine D om ini.ue viene en nombre
3
O Hex Is r a e l: hosanna el Señor! ¡ Oh rey de
in excelais. Israel! ¡hosannaen las
alturas1!
El sacerdote i la parte de la epístola y s in volverse al
pueblo d ic e :

i . Do ni iñ u s vobis- f El Señor sea con


c u n i. vosotros.
fu. Kt cum sp iritu ^ Y con tu esp íritu .
luo.
ohkm ls . OREMOS.

D cus, quent dilige- Olí Dios, á q u ien es


re e l a m a re , ju slilia justicia q u e re r y am ar,
« t ; ineflabilis g r a tis m u ltip lica en nosotros
I»:\DICI0.\ DE PALMAS V HAMOS. 21
lu ii'in nobis dona m ul­ I09 dones de lu inefa­
tiplica : e l qui Iccisti ble g r a c ia , y puesto
nos in m orte F i Ii i luí q ue p o r la m n erle de
sp erarc qua? credim us, tu Hijo nos hicisle e s­
fue nos coilcin r e s u r ­ p erar lo q u e oreem os,
gen le p erv en ire quo íiaz q u e m edíanle su
ten d im os. Q ui tecum resurrección lleguem os
vi vil e l reg n at in uni- al p u n to 4 donde nos
tn te Spiriíus S ancli dirigim o s. El cual co n ­
Ucus |>er omiiiii s ú ­ tigo vive y re in a e n u n i­
cula s m ilo r u iu . dad con el E spíritu Sun-
to Dios por todos los si­
glos d e Job siglos,
i<. A m en. fl. A m en.

En lona de epístola lee c suldiicono la siguiente

Ltctio libri Jixodi. Lección .del libro del


CAP. XV ET XVI, É xodo.

Inriiiil
dielius illis: V en c- n aq u ello s d ia s: lle­
lilii Israel in E garon los hijos de
Klim, ulii e ra n l d u o d e - Israel á E lim , donde
ciin Cuntes uquarum .eL liabia doce fu en lcs y
sep tuaginla p a lm a ': el selcii la palm as, y a ta Hi­
« islram elali su n l ju .\- páronse ju n to á las
líi aquas. Profectique ag u as. Y p a rtie ro n de
sunl de Klim, ct venil Klim, v en tró toda la
omnis n iu llilu d o lilio- m uched u m b re d e loe
ru n iIsrael in d e s e rtu rn liijos de Israel en el d e ­
S in , quod est in lcr sierto de S in , que está
Klim el Sinai , qu in to e n tre Klim y Sinai, el
décimo die mensm s e - día décim o qtlin lo «IrI
a» DOUIKUO d i : RAMOS.

cn n ili, po^lquam cgrcs- segundo m es de h a b er


si su n l de: té rra ,E<;\ j»- sulidod elp ais de E gip­
li. El n iu rm u rav il 0111- to. Y m urm uró en la.
n is congrcgalio lilio- soledad co ntra Moisés
rum Israel contra Moy- v Aiiron toda la asam ­
?en el Aaron ia so lilií- blea de los hijos de
d in e. D iverunU iuc lilii ¡I s ra e l, y les dije—
Israel ad e o s: V linani 'r o a : ¡O jalá b u b ié s e -
m orlui essem us per i mos m u erto por niauo
m annm Doraini in Ier­ dol S eñ o r en tie rra de
ra yEgypli, qnando se- i E g ip to , cuan d o nos
deham us su p er ollas sentábam os al rededor
C iim ium , e l co m ed e- j de ollas d e carn e y co­
h am u sp an em ¡n saturi- m íam os pan hasta s a ­
lale : eur d uxistis nos ciarnos! ¿ P o r q u é nos
in d eserlu m ¡a lu d , ul sacaste á ese d esierto
o eciderelisom aem nm l- ara m atar de ham bre
tilu d in eip fa m e ? D ixit toda la m ultitud? Dijo
au lem D om inas ad em pero el Sefior:i Moi­
M oysen : Ecce, ego s é s Mira, yo lloverá pa-
ploam vohis. panes de | nes desde el cielo p ara
coelo: eg re d ia lu r p o - vosotros: salga «I p u e­
p n lu s , ul eolligat (¡iin> bla y recoja los q u e
su fliciunl per singulos basten p ara cada dia á
d i e s : u l ten lcn i cuín lin de probarlo si c a ­
u iru n i am bulet in le g e m ina 6 no seg ú n mi ley
m ea, aii non. Dic a n - Mas al dia sex to p r e ­
icm scxlo parí!ni qtiod vengan lo q u e lian de
in f e ra n t: el sit duplum u ardar, y sea el doble
quam colli«xere sole­ e lo q u e so lia n recocer
ta n L per singnlos dies. los dem ás dias. Y dije­
l)i'\pruiiU[(ii>M oyscsct ron Moisés y Varón :i
Aiiron ad om nes lilios lodos los hijos de Israel:
BENDICION D E FA LU A S Y RAM QS.

Israel: Ycspere scielis A la larde conoceréis


quod D om in u scd u serit com o el Señor os lia
vos de Ierra .E ^ v p ti: sacado de la tie rra de
e l m ane videbilis’g lo - Chipio, y m añana v e ­
riain Doniini. réis la gloria del Señor.
GRADUALE. , GRADUAL \
C ollcgem nt Pon- í». T uvieron ju n ta
lüices e t Pliarisa*i con- los pontífices y fari­
cilium , e l d ix e ru n t: seos *, y d ije ro n : ¿Q ué
Quid lacim u s, q uia liic harem os? p o rq u e este
homo m ulla sig n a fá­ hom bre obra m uchos
cil ? Si d ira illim u se u in m ilagros. Si le dejam os
sii-, om nes cre d e n l in a s i , todos c reerán en
e u m : ’ E l v e n ien t ro - él. * Y Tendrán los ro­
m ani, e t to llen t nos- m anos y se ap oderarán
Iram locuni el g cn ten i. d e n u estra tie rra y de
n u estra nación.
f . L nus n utem ex i . Mas uno de ellos
¡Mis,. Caiplias nom ine, llam ado Caifas , q u e
enm cssel P onlifexanni e ra pontífice aq u el ano*
illius, p ro p h clav il, d i­ profetizó dicien d o : Os
cen * : E xpedil vohis, conviene q u e por bien
ul u n u s m oriaU ir h o ­ del pueblo m u era u n
mo pro populo, et'iio n homl>re solo, y no p e ­
tota pena p ercal. Ah rezca asi loda lá n ac io n .
illo ergo die cogilave- Desde aq u el dia pu es
runt intcrticcrc eum , pensaron en hacerle
d ic e n les: ‘ E l venienl m orir diciendo: "Y v en ­
romani etc. drán los rom anos e tc .
t> Lien serai este o t r o :
Ti. In m onle O liveti ic. En el m onte de
H DOUliNGO DE DAMOS.

or&vil ad Paire n i : Ca­ los Oli vos oró al Padre:


ler, si lieri p olest, Irán* P adre, si puede ser, pa­
se a l a rae calix isle. ' se á lo largo esle cáliz
S p irilusquidcm prom p- sin yo beberlo. * El es­
lu s est, c a ro a u te m in- píritu en verdad está
lirn ia : Mal voluntas pronto, pero la carne
lúa. y. V igilóte e l orate es flaca; llágase lu vo­
u l non in lre lis in le n - luntad . Velad y orad
la lio n e m .' S pirilu s ele. para q u e no en treis en
te n ta c ió n .' E l esp íri­
tu etc.
En seguida el diácono, h ibiéndose tjnilado la planeta
v p u n to el esto Ion « despu ¡s de recibida del celebrante
la bendición en la form a <m im aría, canta el siguiente
E v a n g e lio :
Segvenlia satieti E r m - Lo que sigue es del santo
gelii sftun dum M al- E ta n g etio ste u n san
Ih m m . Cap. xjci. Malea.

nquassel J e - Íll
¡|k aq u el tiem po.: ha­
I nappropi
¡lio te m p o re : Cum
bíéndosc acercado
su s Je ro so ly m a m , el Jesús á Jeru salcn y lle ­
v en isset B etbpbage ad gado 4 R ellané al pié
nionLem O liv cti, lunc del m o n led e los Olivos,
m isil dúos discípulos envió dos de su s discí­
suos. dicens eis: íle in pulos dictán d o les: Id á
castoUuiii quod contra esa aldea q u e e slá e n ­
vos esl, e l slalim inve- frente de v o so tro s, y
n ie tis asinam a llig a - desde luego h allareis
lam , e l pulí uní cum ea: u n a burra a la d a y con
so lv itc, c ta d d u c ite m i- ella un p ollino: d esa­
hi r e l si q u is vohis tadla y traéd m elo s, y
a liq u id di v e r il, di cite si alg u ien os dijere a l-
r í ; n i >'C i o > de p u m a s v m v o s .

quia Dominus liia opus go, repHcad que el S e­


lia b e t: e l conlcstim d i­ ñor los lia m en ester, y
m i ti d eos. Hoi- autcm luego os los d ejará. To­
loLiim aclum e s t , ul do esto sucedió para
a d iniplerclur quod dic- q u e se cum pliese lo
tum est p e r V ro p h c- anunciado por el profe­
lam , d ic e n lc in : Dicite ta en aq u ellas pala­
lilia? Sion : Kcce Mes bras Decid á la liija
luus v en il libi m ansue- Sion ’; lié aquí ¿ t u Rey
lus scdcns su p e r asi­ q ue viene a li m anso,
na ni, e l p u llu in , lilium sentado so b re una
subjugalis. E u n lcs a u - burra y u n pollino hijo
tcni discipuli, lece ru u l de anim al d e yugo.
sicul p rx c e p il illia J e ­ Yendo p u e s los discí­
sús. E l a d d u x c ru n la si-’ pulos h iciero n lo que
nam, e l pullum , e l im- les m andó Jesú s, y tra ­
p osuerunt su p e r eos je ro n la b u rra y el p o ­
v eslim eula sua, e l eum llino, y pusieron sobre
d esuper sed ere fcce- ellos sus v estid u ras, <¡
r u n l . Plurim a autem biciéronle se n ta r e n c i­
turba slrav eru n t vcsli- ma. Kn seg u id a u n a
m en tasu ain via: alii au- gran m u ch ed u m b re
tcm m l c b a n t ram os de tendió sns vestidos por
arl)o ril)us,elsterncbanl el suelo, y oíros co rla­
in via.-. turba? a u le m - ban ram as d e los á rb o ­
qu;i> prccccdebanl, el les y las esparcían p o r
seq u c b a n lu r cla- el cam ino, y las g e n te s
m ahant d ic e n te s: Ho­ qu e iban d elan te y las
sanna Filio D avid: Be- q u e seg u ían clam aban
nediclus qui y en il in d ic ie n d o : H osanna al
nom ine llora ¡ni. liijo d e D avid I Bendi­
to el q u e v ie n e en el
nom bre d e l S e ñ o r!
2u DOaiMiO DE HAMOS.
Concluido «I Evangelio &e presunta al c í leí) raí) le el libro
CQIQO de ordinario, vi diicono vuelva á lom ar la plnnela
y en seguida se hoce la belldiciotl de ldd ram os, dicicnJo
el sacerdote desde el lodo de la epístola :
i . D om inus vobis- El Señor sea con
cum . vosotros.
fy E L cu m sp iriiu lu o . i í .Y con lu esp íritu .

OBEMCS. OHKMUS.

Auge lidem ¡u te A crecienta la fe de


sp eranliuin Deus , el los que en li esp eran ,
supplicum preces c le - olí iJios, y oye be Dig­
m en ler e x a u d í: veniat na me nlc los ruegos de
s t p c r nos m nltiplex los su p lic a n te s; ven fin
m isericordia Lúa, b e - sobre nosotros lu n u il-
ne d ic a n to r e t Iti tip le m isericordia ;
p alm ites palm arum , ben |3& decidos sean
eeu o liv a ru m : e ts ic u t tam b ién eslos re n u e ­
in figura Ecclesia* muí- vos d e palm as ó de
tiplicasli Noe redien­ o l i v o s y asi com o en
te m de a rc a , e t Sloy- ügura de la Iglesia m u l­
sen exeunlem tic yp: lí plicasle ¿ Noó al sa­
lo cuín liliis I s r a e l; i la lir del a r ta y á Moi­
nos p o rtan tes palm as sés al e m ig ra rd e E g ip ­
el ram os o liv a ru m , to con los hijos de
lionis a c lib u s occurra- I s r a e l, asi n o so tro s.
m us oliviam C liristo; llevando palm as y ra ­
e l p er ipsum in .g au - mos de olivo, salgam os
diu m introeam us íeler- con b u en as obras al
n u n i. y u i le m n i vivit en cu en tro de C risto y
e l re in a l in n n ila te en Irem os en el etern o
S p iritiisS an cli lleits. pozo por 01. (]ne cotili-
DEMUCION DE PALMAS V RAMOS. ■ 27
go vive y rein a u u solo
Dio? con el E sp íritu
Sanio.

Desile alii loma ( I lona <lc prelacia.

r. P er om nia sav u la i . Por lodos los si­


secu lo ru m . g lo s de los siglos.
i't A m en. i^. A m en.
v. D oniinus^vobis- V. El S eñor sea con
cn n i. vosotros.
i'ii. E l eum sp iritu ñ¡. Y con lu esp íritu .
luo.
t . Sursuin corda, p. A rríb a lo s corazo­
llah cm u s ad Do- ne?. b ). Los tenem os
m inum . en el Señor.
i . f.ra tia s ngam us ?. G racias Iri Iluta­
Domino Deo n osl.ro. mos. al Señor Dios,
Dignum c t ju s - n n estro . Digno 7
lum est. ju sto es.
Ycrc dignum e t ju s - Digno y ju sto es, d e ­
lu in e st, a>quum, e l sa- bido y saludable ver­
lu tarc. nos tilii sem per, d a d e ra m e n te , re n d ir­
ct ubique grnlins o pe­ te siem pre y d onde
re, Domine sánele, P a - Hotcm las g ra c ia s, olí
te r o ra n ip o tc n s, ad o r­ í>cñor santo, l’ad rc om ­
ne Dcus. Qui gloriaris nipotente, etern o Dios,
in concilio saneloriini q u e eres glorificado e n
luonm i. Tibi enim ser- la reunión de tu s san­
\lu n t m a l u r a s lu ¡e: to s ; á lí p u e s sirven
i|iiia le solum A ueto- lu s criatu ras, po rq u e á
rvni el Dciim eognos- ti solo reconocen por
n in l : c t om nis r¡iclurti sil Ita c u d u r y tu Dios. \
28 IW M IM ¡0 DK B A JIO S.

lú a te collaudat, e l be- loda liecliuni lu y a le


n ed icu n l le sancli lu i. alaba, y tu s sanios le
(^uia illud ‘ m agnura b e n d ic e n ; por eslo con
L nigenili lu i nom cn libre voz conlicsan a li­
coram rcgíbus e t p o - le los rey es y po testa­
le sta lib u s b u ju s s íc c li­ d es de este siglo aquel,
l i , libera voce conli- gran nom bre de lu l n i -
le n la r. Cui assislunt ' génilo, á q uien asisleu
A ngelí e l A rcliangeli, ¡ los Angeles y los Ar­
T lironi e l D om inalio- cángeles, los T ronos y
n e s : enroque om ni aii- las D om inaciones, y
lilia ca>leglisexercttus, con loda la m ilicia del
liym uum gloria? lúa* ejército c clrslial can­
co n ciiiu n l, sine (ine di- tan á coro el liim ao de
ccn le s: lu gloria r diciendo sin
tin :

C in ta el c o r o :
S a n c lu s , S ánelos, Santo, S an to , Sanio,
S an ctus, Dom i nus De us Señor Dios de los e jé r­
Snbaolh. P le n isu n l coe- citos, llenos están de tu
li e t t e n a g lo ria lúa. gloria los ciclos y la
Hosanna in excelsis. tie rra . H osanna cu las
B en ed iclu sq u i ven iI in a ltu ras! B endito el que
nom ine U om m i. Hosan­ viene en el n om bre del
na in excelsis. Señor! hosanna en las
a ltu r a s !

El sacerdote eanlimia;
v. Üominus v o b is- p. El Señor sea con
curn. vosotros.
ií . E tc u iu s p irilu lu o . V con lu esp íritu .
Ht.XDIClOA l í t FALUAS t BAJIOS.

OntMLS. oremos.

P e lim u s , Domine P edim os, oh Señor


sán e le, Pütcr oom ipo- sanio, P a d re ' om nipo­
lens, x t u r u c D cüb , ut te n te , ete rn o Dios, que
lia u c c r c a l u r a i u o l i v n \ esta h ech u ra d e olivo,
quam ex ligni m ateria q ue m andaste salir de
prodire ¡ussisli, qua ro­ la m ateria del leño, y
que colum ba rediens q u e la palom a llevó en
ad arcam p ro p rio p erlu - su pico volviendo a la r­
lit ore, bene liccre, es, le dig n es lien d e­
et sancti (¡{jj licare dig- cirla y sanli © lic a rk ,
ncris: ul q uicum qne ex
e a re c c p m u t.a c c ip ia n l qu ien e s se d istrib u y a
sil>¡ protcctionem a n i- reciban p rotección en
n u rel corporis, liatque, el alm a y en el cu ern o ,
Domine, n o sln r salutis y se co n v ierta, oh S e­
re m ed iu m , Iuíc gratía" ñ o r, en rem edio de
sacram eutum . P e r D o n u estra salud el sím ­
m inuni noslrum Jcsum bolo d e tu g racia. Por
C bristum ele. i nu estro Señor J e s u -
Amen. I cristo ele. i i A m en.

ORKMLS. OREMOS.

D eu s, qui dispersa Oh Dios, q u e reú n es


congregas, e t congré­ lo disperso y conservas
gala conservas: q u i po- lo reun id o , que b e n d i­
pulis obviam Je su ra ­ jiste á los pueblos q u e
mos p o rtan tib u s beue- llevando ram os salie­
dixi&li: beue dic ron al en cu en tro d e J e ­
eliaro Iioü ram os polmse sús, beo figdiee lam bien
iio u im ío i>c in w o s.
e l oliva1, quos tui ía - estos m inos de palm a
iii lili ad lionorem n o - y olivo, q u e en honor
uiinis lui fidelitcr su*- ¿le lu nom bre reciben
c ip i u n l: u l in q u ero - con fe tu s siervos, pa­
c u m quc locum m lro - ra que donde quiera
d u c ti fu e rin l, luam q ue fueren introduci­
lienediclionem habita— do», consigan in ben­
lores loe i illiu sc o n se - dición los h ab itan tes
q u a n t u r ; c t om ni a d - de aquel lugar, V a h u ­
v ersilaleeffu g ala, (tuv­ yentad a luda desagra­
ie ra lila pro lcg al quos cia, am pare til diestra
rcd einil Jesú s C hrislus á los redim idos por Je­
F iliu s tu u s Doniinus sucristo tu Hijo, Señor
n o ste r.Q u i lecum vivít nu estro , q u e contigo
e l re g n a i ele. vive y reina etc.
h¡, iViuen. ít. A m cu.

OBESOS. OREMOS.

D eu s, q u i m iro d is - Olí Dios, q u e p o r el


positionisordine, ex re ­ orden adm irable de tus
bus eliam io se o sib i- disposiciones has que­
lib u s Ü ispensationem rido m anifestarnos « as­
noslirt. sa lu lis osteode- ía e n las cosas insen­
re v o lu is ti: da q u r e u - sibles la m anera de dis­
m u s . u l devola lu o - pensarnos la salud,
n im corda fidelium c o n c e d e , te pedim os,
lu b rile r io lellig aD l: q u e los devotos cora­
i|uid m ystice designe! zones de lus lid es
in fació, quod bodie com prendan provecho-
ca'lesti lum inc afílala, sám enle el sentido mis-
R edem ptori ohviam tico encerrado e n el
p ro c ed eu s, palm arum acto de aq uella m uche-
B E NDICIO N UK P ii . v a s y h a m o s . :t 1
atque ülivam in Tomos dum bre, que ultim bra­
vestigiis cjus turíiu da por luz celestial hoy
suhstravit. l'alinnrum salió a | c u eu en lro del
igilur rain i de m orlis R edentor, esparciendo
príncipe trium plios ex- an te sus h u ellas r a -
p c d a n t : sn iru li vero m osde palm as y olivos.
olivara n i , spiritualcm Los ram os d e palm a
unctionem advenisse anuncian pues triunfos
quodammodo c b m a iit. solí re el principe de la
I niel le vil cnim jai» m u e rte , m ien tras los
tune illa lioininuin b e a ­ pim pollos de olivo p u ­
ta m u ltitu d o preligura- blican en c ierto modo
r i : q u ia R edem plor h ab er ya licuado la
noslcr hum auis condo­ unción e s p iritu a l; pues
leos m iseriis, pro lo - ya en to n ce s en ten d ió
lius m undi v ila cum aq u el dichoso p ueblo
m orlis principe esset ser aqu ella anticipada
pugn aturus, ac m oricn- figura de n u estro Re­
uo Irium pliaturus. E l d e n to r, q u e condolido
¡(Ico tulia obsequens d e las m iserias h u m a­
ad n iin istrav il, qu;c in nas, hahia d e pelear,
illo e l trium phos vic­ para d a r vida al m u n ­
toria!, e l misericordia; do, con el principe de
pinguedinem declara­ la m u e rte y triu n far
ren u Quod nos quoque m u rien d o ; y por esto
plena lide ct facturo, le presen tó obsequio­
el signilicalum retín en ­ so objetos q u e á la vez
le s , le Domine sa n e - declarasen en él lo glo­
te, P ater om nipotens, rioso de su triunfo y jo
■cierne Deus, p e r eum - pingüe d e su m iseri­
dem Dora i 11 um nos- cordia. ¥ conservando
trum Jcsuni Clirisium nosotros con cu m p lid a
su p p lirite r exoram iw ; fe et hecho y lo q u e
32 DOXI>VO v e KAM OS.

u l in ipso atq u e p e r l1sig n ifica. le su p lica­


ipsum , cuju6 dos raem - mos ren d id am en te, Se­
bra lieri v o lu isti, de ñor S anto, l’adrc o m n i­
m o n is im perio v ic to - p o te n te , ete rn o Dios,
riam reporta a le s , ip- p o r el mismo nuestro
siú5 g lo rio sa re su rre c - Soilor Jesu cristo , que
lionis p articip es esse cu él y por é l, puesto
m eream ur. Q ui lecupi qu e au isiste hacernos
vivil c t r e i n a l in u n i- m iem bros suyos, alca n ­
talc S p in tu s Sancli zada victo ria del im ­
P e u s , p e r otnnia sae- perio d e la m u erte,
cu la sx cu lo ru m . m erezcam os p articip ar
d e la gloriosa resurrec­
ción d eIq u e contigo vi­
ve y re in a e tc .
Amen. b¡. Am en.
%
OREHL'S. OBRAOS.

D eus, q u i p e r o liv s O h D ios, q u e por


ram u m pacem lerris m edio de un ram o de
colnm baninanli& rejus- olivo m andaste á la
s i s l i : p r i s t a , qu& su- loma an u n c ia r la paz
invs, u l bo s o liv e , c e - la tie r r a , d íg an te,
tera ru m q u e arborum te pedim os, santificar
ram os coelesli to n e ® con la celestial ben ®
d ictio n e sancli tic e s ; u t dicion es los ram os de
cunclo populo too pro- olivo y de otros á rb o ­
liciant ad saln lem . Per les, á fin d e q u e á to­
L lirislum Dorninum do tn pueblo a p ro v e ­
no&trum. c h en para su sa lv a ­
ción. Por C rislo Señor
ti. A m en. nuestro. i^, Am en.
BE.\DICIO> DE FALM.AS V RAMOS. 33

OKEMUS. ORESIO&.

Bene dic, quaren- D en jU d iee, le ro g a ­


inus, Domine, lius pal- mos, ofi S eñor, esto s
n ia ru m , seu olivarum . ramo&de palm a ú olivo,
ram os. e l [ ir a n ia , ut y haz q u e lo q u e en es^
11uo-d populus. tu u s in le din p ractica co rp o -
lu í v eneralíonem ho­ ralm en lc tu pueblo en
dierna dic corporaliter veneració n t u y a , lo
a g ít, hoc sp iritu aliter cum pla e sp iritu a lm e n -
sunim a devotione per- tc con sum a devocion,
lie ial , d e lioste vi clo­ obteniendo v ictoria d el
n ara re p o rta n d o , e t enem igo y estim ando
0|ju s m isericordia1 sobre m anera las obras
sum m opere diligcndo. de m isericordia. P o r
I’c r D om inum n o s- nuestro Señor etc.
Iruin ele.

Aquí el celebrante rocía por tic a veces los ram o s con


agua bendita j por (resveces los in cien sa, diciendo en voz
luja la siguiente antífona: '

A sperges m e li vsso- Me rociarás con el


o, e l m u n d ab o r; la \a - hisopo, y seré purifi­
Eis me, e t su p e r nivem cado ; m e la v a rá s , y
dealbabor. quedaré m as blanco
que la nieve.

Enseguida continua eanlando:

v\ D om inus v o b is- y . Kl Señor sea con


cnm. ñ . E t enm sp iritu vosotros. Y con tu
tu o . esp irita.
3
34 DOVtffiO DF. HUIOS.

0MCM19. O IIE U O S .

Ucus , qui l'¡liuni Oh D ios, q u e para


luum Jesum C hrislum salvación nueslru e n ­
Dominum iiostrum pro vinóle á esle m undo á
salu le noslra ¡n luinc lu Hijo Jcsu crislo íre-
n iundum m isisli, u l s c fior nuestro para h u m i­
lium iliarel ad n o s , el llarse liasla nosotros y
líos rev o earet ad l e : re conducirnos á l i , a n ­
cu i eliam , dam J e r u - te q uien cuando vino á
salcm v cn ircl r u t ad- J e r u s a lc n , una m u lti­
im p lerel Sen p ia ra s , tu d de c re y e n te s, ú fin
creilcnlium populorum de qufi se cum pliesen
lu rh a Jidrlissiinu dcvo- las h sc ritu ra s., alfom ­
lionc v estim en ta í u ;i braba con fidelísim a d e ­
cum ram is palm arum voción el cam ino con
in via s lc r n c lia n l: su s vestidos y con ra ­
p re s ta (juíT sum ui; ul mos de palm a; le p edi­
lili lidei viam p n e p a - mos nos concedas p rc -
re m u s, d e q n a , rem oto tararle el cam ino ue la
lapide ofíensionis, et Íé ,d e l cual ap artad a lu­
p e tra sc a n d a li, fro n - da piedra de Iropiezo y
d ean l apud le opera ocasion d e escánda­
n o slra justitiffl ra m is: lo, bro ten d e la n te de li
u l e ju s vesligia seqoi n u e slra s o bras re n u e ­
m eream ur. Q ui lecam vos de ju stic ia , pañi que
vi vil e l re g n a t etc. m erezcam os se g u ir las
huellas del q u e contigo
vive y rein a e tc.

_ .\rnli;nb In bendición el :t-lflimnte , deípues ile rcri■


liir mi rimo bendito del sai «nlole de n » caugorfa (in
airodillaríe, putalo da delante d<i aliar y de cura
BENDICIOft r r . PALMAS V RAMOS. 35

al pueblo, d istp lm je Los ram os , primer© al que se In


lia ilado, luego al d ik o n o y subdiácono , i los d ir i g e s
por su Arden, y p or ú ltim o 1 los srglures, arrodillándote
Indos y befando el ram o y la m ano it«l c e le b ra rlo ,
r a i c i t a s cania el cero las siguientes íiiiitfonas;

A n t, lJucri hebrceo- jln f. \ Los niños di!


t u iii porliintcs ram os los hebreos llevando
olivarum ohviaverunt ram o? de oIíto salie­
Domino, clam antes, e l ron á recib ir al S eñor,
d ic e n tc s: hosanna in clam ando y d ic ie n d o :
excelsis. hosanna en las al td ra s !
A nl. P u eri lieb ríro - A n l. I.os niños de los
rum v estim en ta pros- hebreos lendian sus
te rn c h a n tin vía, etcla- vestid u ras p o r el ca­
n iab anl d ic c u le s : h o - m ino diciendo e n a lta
sanna Filio David: hc- voz: hosanna al hijo de
ncdicLus qui v enil in David ! bendito oí q u e
nom ine D om ini. v ien e en el nom bre del
Señor 1
■\ te repiten la s an tífo n a s h a s ta q u e c o n d u je la re­
p a rtición de ram os,
L u e g u d ic e el celeb ran te:

f. D om inus vohis- y . £1 Señor sea con


cum . r¡. E l eum spiritu vosotros, ft. Y con lu
luo. e sp íritu .
OREMIS. ORF-VOg.
O m nipoten s se n ip i-! O nin in o leale y sem -
lerne D eu s, q u i D o -'p ilc rn o Uios, q ue d i?-
luiüum n o ttru n i;Jc s u m ; uusiste q u e nuestro Se-
Christum s o p f r p u llu m ¡ñ o r Jesu cristo m ontase
36 D O M IM ÍO D E H U IO S .

as iii .ti sed ere f e c is ti, ! cu un ju m c n lillo , c


e l tu rb a s populorum ! inspiraste á las g e n te s
v e s tim e n ta , vcl ram os •le los pueblos alfom ­
arlíorum ¡a via s te r- brar e l cam ino coa bus
n c rc , e l hosanna d e ­ ¡ vestidos ó con ram as
c a n ta re in lauderu ip - de árbol y c an ta rle
sius d o c a is li: d a q u x - hosanna c u alabanza
suniiis, u l illoruni in - s u y a , c o n c éd e n o s, te
n o cenliam im itari pos- pedim os, que podam os
sim u s , e l eoriim me- im itarles en la inocen­
rilu n i consequi m e- cia y co nseg u ir su m e ­
rcam u r. P e r eum dcm recim iento, por el m is­
C hrislum Dom inum mo Jesucristo Señor
n u slru m . i i A ni un. n u estro . A m en.
lllc e s e despues la procesión , precediendo el i|ue lle ­
va el in te n sa rlo , luego el subdiácono llevando lo cruz en
m edio de dos acólitos con ciriale s, en « espida «I elero
por BU érd e n , J ni fin el celebrante con el diácono i su
iz q u ie rd a , todos con ram os e n las m anos. Al a b rir la
m arch a el d iico n o dice :
P rocedam os in pace. | Procedam os c a p a z .
Y el coro responde :
In nom ine C hristi. | E n nombre de Cris-
Amen |to . A m en.
M ientra» d u ra la procesioo se c a n ta n en todo <5 en
parle las siguientes antífonas:
A n t. Cum appropin- A n t. Como e l S cüot
q u a rel IJom inus J e r o - se acercase á Jc ru sa -
so ly n iam , m isil dúos len, envió dos de su?
ex d iscipulis suis d i- d iscip u lo sd icicn d o les:
c e n s: lie in castellum , id á la aldea, q u e está
BENDICIO N B E PALMAS Y B A U O S . .1 /

quod co n tra vos c s l : en fren te d e vosotros,


c t invenielis pullum y lia Mariis un pollino
asin.i' allig alu m , super atado, sobre el cual na­
queni nulTus hom inum die se lia sen tad o au n ;
s c d i l : solvite , fL ad- desaladlo y traédm elo.
d u citc m ilii. Si quis Si alguno os p re g u n ta ­
vos interroga veril, u i- re, d e c id : el S eñ o río
citc : O pus Domino n ecesita. Y soltándolo
c sl. Solventes a d d u \e - lo trajero n á J e s ú s , y
ru n t ad Jesum : et im- pusieron sobre ¿I sus
p o su eru n t illi v e sti­ v e s tid u r a s , y Jesú s
m enta s u a , e t sedit m ontó en é l: lo s unos
su p er eum : a liíe v p n n - esten d ian por el cam i­
dcu ant vestim enta sua no sus vestidos , los
in via, alii ram os de otros esparcían ram as
arlioribus s te rn e b a n t: de árboles, y d e lo s q u e
e t q ui se q u e b a n tu r, ¡lian en pús clam ab an :
c la m a b a u t: h o s a n n a . h osann a! bendito el
b c n e d ic tu sq u i v en it in q ue viene en el nom­
nom ine D o m in i: be- bre del S e ñ o r! b e n d i­
nedictum regnum pa- to el reino de n u estro
Iris nostri David : ho­ padre David! hosanna
sanna in escelsis : m i­ en las a lt u r a s ! ap iád a­
serere uoliis, Fili D a­ le d e nosotros, hijo de
vid. David.
./iní.C uroaudisgclpo- jtn (.H abiendo sabido
'ulus. q u ia Jesú s v en it el pueblo q u e Je sa s
Ícr&solyrnam, a c tc p e - ven ia á J c r u s a le n , to­
ru ni ram os palm ar uní, maron ram os de palm a,
el e x ie n in t ei obviam , y le salieron á recib ir,’
e tc la m a b a n t p u e r i.d i- y g ritab a n los niños d i­
c en tes: Hic e st sala s ciendo : lis te e s el que
n o slra . e l redem ptio ha d e v en ir A sa lv a r el
38 d o m im o DK RAMOS.
Israel. Q u an lu s c sl is- p u c h lo ; este es nu es­
le , cui T hroni e l Do- tro salud y la redención
mi naliones o ccn rru n t? d e Israel .'C uán grande
Noli ti m ere filia Sion: es este á cuyo e n c u en ­
cccc rex lu u s vciiit li- tro salen los T ronos y
b¡ sedens su per pullum D om inaciones! D ese­
asina», sicu l srrip lu m ch a el lem or , ti ¡ja de
est. S alre rex fab rica- Sion; aquí viene á li
la r muocti, qu i venisli lu rey m ontado en un
redi m ere nos. p o llin o , seg ú n cslá
prediclio. S a lv e , oh
rey fa bricador del mu n-
do, q u e h as venido »
redim irnos.
A nt. A nte sex dies A n L Seis dias a i tes
solem nis P a s c b s ,g u a n ­ de la solem nidad de la
do v e n it D orainus in c i- Pascua, al acercarse el
v itatem Jeru saiem oc- Señor á la c iu d a d d e Je-
c u rre ra n t ei p u e ri:e lin rusalcn. salieron á re ­
m an ibus portaban! r a ­ cibirle los m ui'hachos,
m os palm ara m , e t cla ­ y llevaban en las ma­
m ab an! ro c e m a g n a , nos ram os d e palm as,
dicen le s : hosanna in daban g ran d es voces
e x c e lsis: b e n e d ic ta s , Í ic ien d o : hosanna cu
ui venisli in m u ltitu - las a ltu ra s! b endito lii
3 inc m ise ric o rd ia luae: q u e llegaste en la ple­
hosanna in excelsis. nitud de lu m iserico r­
d ia ! hosanna en las al­
iareis!
A n(. O ccurru utturbjP jln i.S a le n las gentes
cum IW ih u s c t pal mis con llores y palm as al
R edeni p lo ri obviam ; el en cuen tro del Fleden-
victori iri uniplianti d¡g- lor, y al vencedor triun-
BENDICION BK PALMAS V RAMOS. 39
fanie iribú U n dignos
na da a l o b s e q u ia : F ¡-
lium Dci ore g en tes obsequios; Hijo de Dios
p ran Jican l, e l ¡11 la u -le publican & voces los
iJem (IIirisLi voces lo- pueblos , y en a la b a n ­
naiit p e rn u b ita: hosan­ za de C risto re tru e n a n
na in e x e d sis. los cía in ores pur las nu-
b e s : hosanna en las a l­
tu ras !
A n t. Cnm A ngelis el Ant.A los Angeles y á
pucris lideles iu v en ia- 1losniñosagreguém onos
111 ur, trium plialnri m or- con feviva, cantando al
lis c la m a n te s: hosanna triu u la d o r de la in u c r-
i n cxcelsis. ! te: hosanna en las altu -
ras!
A hí . T urba m ulla, | A n í.L a gran m uelle-
qiur eonvencraí ad jd u n ih rc , reu n id a para
ilicm festum , d a m a h a l lafesliv id ad .clan u fiaal
Domino: b cn cd ic lu sq u i S e ñ o r: b endito el que
venit in nom ine D om i- vien e en el nom bre del
lii: hosanna in e^celsis. Señor! hosanna en las
altura;:!
Al reg resar la procesión, se adelantan i e n tra r en t i
iglcfia dos ¿ cuatro c a n to re s , y cerrada la p uerU , can-
lan desdo dentro el siguiente liiinnu de dos en dus v e r­
sos , á los cuntes responden el telpliran le y el clero desde
a h e n repitiendo rierrpre los dos prim eros.
nvuivüs. H1MN0
i . G loria, laus, e l h o ­ f . G loria ¿ lí y enco­
n o r , tibí sil Res. m ios, Jesu cris lo , m o­
C bristc R e d eaip lo r: narca su p rem o ,
Cui p u erilcd ecu s prom - A q u ie a graciosos n i-
«0 DOMTTÍGO DE RAMOS.
p sit hosanna pium . iios hosanna g ritan .
ii|. G loria, etc. ií. (¡loria ele.
Israel es tu re s , Da- llc y d e Jn d á tú eres,
vidis e tin c ly la pro­ de David cvrelsn re-
les : linio;
Nom ine qui in Domi- Q ue de Uins en nom lire
n iR ex ueueilicle ve- vien es h u m ild e y
n is . pió.
í<|. G loria, ele. G loria ele.
í . Ccetus in excelsis le En las a ltu ra s lodo
la u d an t « r lic u s o m - coro celeste le alalia.
nis,
Et m ortalÍ9 h o m o , e t T abajo ti hom bre y
c u n tía c ré a la siniul. cuan to cu el orbe
crias,
G lo ria, etc. i^. G loria e tc.
f . P lcbs b e b n ra tibí Con palm as la g en te
cum p& lm is obvia ve- lieb rea al c n e u c n tro
n il: le s a l e :
C u m p rece, voto, liym- Con preces y can to s
n is, ad sa m a s ecce h én o saq u i a tu s o jo s.
tib i.
^ .G lo r ia , etc. G loria e tc.
t . Hi tib i passura so l- f . Cuando á s u f rir iba?,
v e b a n t m u n ialau d is: ellos te ofrecían h o ­
n o re s ;
Nos til>i reg n an li p a n - H o ra á tí re in a n te el
gim us ccce melos. cántico n u e slro su lie.
fi. G lo ria, etc, i^, G loria ti c .
h). Ili placucre lilii.p la - y. T e ag rad aro n ellos,
c e a t devotio nostra, agrádotc n u e stro tri­
buto,
Rex h o n e , rc\- c lc - Q nc á Li re y bueno,
VISA. 41
m e n s.cu i bo n acu n c- Lodo lo bueno p iare,
la placent.
(iloriu e tc. h|. G loría etc.

A cabado el him no, el suhdiácono con el haslil de h


e n u da un g o lp e á la p u trla que se alire al m om ento " ,
y en Ira l:i procesión en Li iglesia, can lan d o :
íí). In g red ien te Do­ i<. E n tran d o el Señor
mino in sancljiin civi- en la ciu d ad sa n ia , lo»
talem , liehra*orum puc- niños de los hebreos,
r¡ resurrectionem vitó' anunciando la re su rre c ­
p ro n u n lia n te s , * Cum ción de la v id a , * Con
ram is palm arum ho­ ram osd e palma9 clam a­
sanna clam abant in ex- ban: h o san n a en las a l­
celsis. i . Cum audisset tu ras ! í . H abiendo sa­
p o p u lu s , quod Jesús bido el p ueblo q u e J e ­
v enirel J c r n s n h m a m , sús ven ia á Jc ru sa le n ,
e x ie ru a t obviaih c i . ‘ salió á r e c ib ir le .' Con
Cum ram is ele. ram os etc.
No se dice Gloria Patri, y luego empieza la m isa.

HISSA. MISA.
1NTHOITLS. 1MHÓITO " .

, n o a le jc s de mi
Do cías
h ix f, De longe fa­ e ñ o ii
auxilium toum S In ausilio, a tien d e á
A m e , nd defensionem mi d e fe n sa ; lib ra m e d e
meam a s p ic c : libera las fauces del león, y mi
me de ore Icouis, e t & hum ildad de ja» asía s
comí bus u n iro rn iu m de los unicornios.
liuiuililalem m eam .
ii DOMtfGO DE RAMOS.

Deus, Dcus nicus , Olí Dios , Dios mió,


rcspice in me: quare vuelve á mi los ojos;
me dcrcliquisti? lonpc .i l p r qué me abando­
salule mcaverbn'delic- nóle? de mi salvación
loruni mcorum. Ps. xxi. me alejan los clamores
— li Domine , nc Ion-j rie mis delitos.— n). Se­
pe lacias ele. ñor, no aléjesete.
ORATIO. ORACION.
Omñipolcns sem p i­ Omnipotente y sem­
terno Deus, qui lin- piterno Dios, que á lin
mano gencri ad imi- ele que el humano lina­
tandum Itunii Iitniis je imitase este ejemplo
exemplum , Salvalo- de humildad,dispusis­
reni nostrum carnem te que nuestro Salva­
su m ere, e l crucem s u ­ dor tomara carne y pa­
biré fe c ís li: concede deciese muerte de
p ro p llin s, a t « i palíen­ cruz, concédenos pro­
la ipsitia babere d o cn - picio que merezcamos
m e n ta , et resurrectio- á la vez recibir las lec­
n is cúosorlm m erca - ciones de su paciencia
m q r. Per QQmdenu O o- y tomar parle en su re­
m innm n o a lm m c tc . surrección. Por el mis­
mo Señor nuestro etc.

h ftwEjmlolae B . Pau- Lección (le la Epístola


li Apoatoli ad Ptiilip- de S . Pablo Apóstol a
penses, Cap. u. los Filipenses.
ralres:Hocenim sen­
Fin Cliristo.lcsu,qui ebmaj,os:sentid pues
tí le involiisquodet H en vosotros lo que
cum observáis en Jesucris­
iu Forma Dei esset, non to. el cual teniendo na-
M IS » . 43
r.ipinam arb ilra tu s eal lu ra le z a d c Dios y a tri­
es.se se fcqualeni Ueo: buyéndose sin u surpa­
fcd sem etipsum cxina- ción alg u n a u n a p er­
nivil farm ani servi acci fecta 1gu.1 l lad con
piens , iii sim ililu d i- Dios , no o lisia a le se
ueni bom iiium fu c lu s , anonadó á sí m ism o,
el liuliitu invenlus ul recibiendo la forma de
liomo. Ilu m iliav it s e - siervo, mudelüdo á se­
m elipsum , laclu s o b e- m ejanza de los h o m ­
diens usque ad m or­ bres, y reconocido co­
tero , m urtera aulcm mo hom bre por su c v -
crucia, P ro p lcr quod e l lerio r. Hum illóse á si
Deus ex allav il illu m : m ism o, hecti o obedien­
ct d on avit illi nom cn, te h asta la m u e rte , y
quod csl su p er onine m u erte no m enos que
nomen : ul in nom ine de mi*/. Por lo cual
Jesu (hic. genujlnlituT ) Dios tam bién le e \a lló .
ortine genu fle c la lu r. v led ió un n o m lireq u e
c ii'lc s iiu in , lerrcs- é sso b re todo nom bre,
tr iu m , e l infernorum , ara q u e al nom bre de
e l «m ilis linguti confi- J esus se doble toda ro­
IciLlu r, q u ia Bom inus d illa (genuflexión) cu
Jesús Clirislus in gloria los ciclos, en la tierra
egl |jei I’a lris. y en los infiernos, y lo-
d a le n g u a ro n lic w q u e
n uestro Señor Je su cris­
to reside en la glo ria
de Dios P adre.
gra dvalb. cn.vni'AL.
enlisti
T m anual dex- poG isTE mi m ano d e -
leram m eam : c t in O recha, y m e g u ia s-
v olu nlale lú a d e d n - te á tu v o lu n tad , y con
14 DOMINGO DE IUMOS.

x is lim c : c t cum gloria gloria m e recibiste,


a s s um p s is l i m e. i . C uán bueno es el
t . Qiiitui bonus Israel Dios d e Israel p ara los
Deus roctis cordc! mei recios de corazon! Sin
a u tem pene, molí sunl em barg o , por poco no
pedes, pene cffusi su n l resbalaron m is putey se
g re ssiisra e iiq u ia z e la v i d escarriaro n nnspasos.
m pcccaloribus. paccm porqu e s c a li envidia
peccalorum videns. ac los pecad o res con­
tem plando su sosiego.
TIUCTCS. TIIACTO '*.
ii
D e is , Deus m eus. res-
piee in m e : q uare
m e d crcliq u isti Y
O Dios. Dios mió,
vuelv e á mi los
o jo s ; ¿ p o r q u é me
Longe ¡i salu le mea aban d o n aste ? f . De
v e rb a delietorum meo- mi salvación m e alejan
ro m . f . D eus raeos cla- los clam ores d e mis
m abo p e r d ie m , nec delitos., t . Dios mi10 !
ex au dies : in n o cte , e t g ritaré d e d ía, y no me
non ad insipientiam e s c u c h a rá s; g rita ré de
m ilii. } . T u au tem in noche, y no me será
sánelo h a b ita s , laus im putado á locura, j .
h ra e l. f . Id te sp e ra - Tú em pero h a b ita se n
v e ru n t paires n o s t r i: el lu g a r santo, oh glo­
s p e r a v e ru n l, e l lih e - ria d e Israel. >T. En ti
rasti eos. f . Ad le cla- confiaron n u estro s pa­
m a v e ru n t, c ls a lv ífa e - dres, confiaron, y los
l i s u u t : i n le sp e rav e- libraste, i . Clamaron ¡i
r u n t , c t non s u n lc o n - ti, y fueron salv ad o s;
fusi. v. higo autem sum esperaro n en ti, y no
v e r m is , c t non hom o: quedaron confundidos,
opprohrium liom inum . t . Mas yo soy gusano
JUS.U io

el abjcclio plebis. no h om bre, oprobio


y. Orones qui v ia e b a n t Í e los hom bre» y esco­
me, a sp c rn a b a n tu r me: ria de la plebe. ? . T o­
loculi sn n t la b íis , dos los que m e veian
el m overunl capul, me d e sp re c ia b a n ; mo­
y. S p erav it in Doitii— vieron los labios y m e­
no, crip iat eum ': sal- nearon la cabeza.. j> .
vum facial cuín , quo- a E speró en el Señor,
niam •vult eum . t . Ipsi pues que él le saque
vero c o n sid e ra v e ru n l, a cl apu ro , sálvele ya
el co u sp cx cru n l m e : qu e lan ío le q u iere!»
diviscrunt síbi v e sti­ i . Ellos m e co n tem p la­
m enta n ic a , e l su p er ron é inspeccionaron
vestem m caiu m iscru n t de a rrib a a b a jo ; re ­
fúrlcm . y . Libera me partiéro n se e n tre sí mis
de o releo n is: e lá c o rn i- ropas, y ech aro n su e r­
bus unicorniuni liu m i- tes sob re mis v e stid u ­
lilalem m eam . )►. Qui ras. >\ U brnm e de las
lim etis D ominuin, laú­ fauces del Icón, y mi
dale e u m : univercum hum ildad de las astas
semen Jacob m agnili- d e los unicornios, f .
cate cum . y. A d d u u - Alabad al Seño r, los auc
tialiitur Domino g en e- le le n ie is ; e n g ran d e­
ralio v e n tu r a : e l an- cedle , loda la raza de
auiiliabunt caeli ju s li- Jacob. Será a n u n ­
liam e j u s . i-. Populo ciada to m o p e rte n e ­
qui nasceLur, queni fe- cien te al Señor la g e ­
til Dominus. neración v e n id e r a , y
los ciclos rev elarán la
justicia de é l. v. Al p u e ­
blo q u e lia de nacer,
formado por el Señor.
Poco an tes de concluir el Tracto salen do la sacristía
DOMIMj'O d e d a m o s .
lo i sacerdotes ú diáconos aue lian de can tar la Pation,
y se dirigen a l a lta r, delante de cuyas gradas hocen
em u tli'xinn ; y después de lialier omdo de rudillaj un
ralo , hecha nueva genulh-xion v unn inclinación al cele­
b ran te w il<ri|>eii 6 su s respectivos púlpiln* ó facistoles,
i|ue üeln-n chtnr desnudos. Term inado el Tracto el s a ­
cerdote A diácono quo hace de Crvuisl i ciilonn Im Paxinn,
c|tieá su v e ilc e el celelininle desdi! el bulo ilc la E|tíslciU.
Del t>ro|>io motlo se practica eii los dem ás días en <ju# la
Pasiva se cantil.

PASSIO PASION
D am im noslrtJesuChris- de nuestro Señor Jesu­
ti setundían M allhttum cristo según S.
C#p 3XYI ti 1X\1|. Mateo , l .

I íss iillioJetem p o re : Di­


s ú s disci pulís E¡s
los'.
aq u el tiem po: dija
Jesú s &su s discípu­
Sabéis q u e «le
s n is : S cilís quia.
aquí a dos dias se ce­
p o st biduuni Pasclia lebrará la Pascua, y se­
t i e t , e l F ilius liom inis rá en treg ad o el Hijo del
Ira d e ltir u l crucílíga- hom bre p a ra se r cruci-
lu r .C , T c u c c o n g re g a - licado. G. E ntonces se
ti su n t p rin cip es s a - ju n ta ro n [os ge Tes de
r e r d o lu m , c t sénio­ los sacerd o tes y los an­
res p o p u li, in a lria m cianos del pueblo “ en
p rim ip is sa e e rd o tn n i, el a trio del sum o pon­
tífice que se llaniuLa
qui d ic e h a lu rC a ip lia s :
Caifas, y tuvieron con­
c t eonsiliuni fecerunl sejo par» p ren d er con
u l Jesum dolo Ic n e - engano ¡i .li’Mts y qu i­
r c n l , e l uccidcrent. tarle lu v id a ; pero de­
D icehanl a u l e m : S. cían : S. No cu d ia fes-
S IIS .I.

.\on ¡n dio Testo, ne Iíto , p a ra q u e no se


forte lu m u llu s lie re t in m ueva en el pueblo al-
populo. C, Cum antcm sii 11 tu m u lto . C. 11a-
Jesús esset in Elvllta- liándose p u es Jesús e n
Betuiiia en casa de Si­
nia in domo Sim onis
man leproso, acercóse-
Il‘[) ru s i, arcess.it ad Ic una m ujer con uii
cum m u lic rh a b c n sa la - vaso de alabastro de
Lastruin u n g u en ti p rc - precioso u n g ü en to , y
t i o s i . c l eltudil euper lo derram ó sobre su
capul ipsiusrecum ben- cabezacsU m doá la m e­
tis. V identes autem dis- sa reclinado ‘V Y eu
c ip u li, indignali su n t, viéndolo los discípulos
se indignaron, d ic ie n ­
d ic e n le s: S. l ’l quid
do : S. i Á q u é viene
perdilio Lícc ? ro li.it esc d esp erd icio ? h u -
cnim islud vcnm ulari bieni podido esto ven­
m ullo, e l d a n pauperi- derse muy caro y d is­
bus. C. Sciens autem trib u irse el p roducto
Jesús, a it illis: IjgQ uid en tre los pobres. C.
Mas enten d ién d o lo J e ­
n o lc s ti eslis liuic m u -
sús les d ijo : Igg ¿ P o r
licri? O pus cnim ho- q u é m olestáis á e sta
n u m o p eratq est in rae. m u jer? sabed q u e lia
N'ani siiinpcr pau peres iicclio conm igo una
liabctis Y ohiscurti: me buena obra, pues á los
autem non scn ip er h a- pobres los ten d réis
be lis. J ü u e n s cnim siem pre con vosotros,
pero ú mi no siem pre
Iiípc u ngueulum lioc in
me ten d réis. Kl v e rte r
corpusm cum , ad scpc-
esle bálsam o sobre mi
licn d um m efecil. Amen cuerpo, ha sido u n ­
tlico vohis, uiiicuniquc g irm e p ara la se p u ltu -
48 DONIKGO DE HAMOS.
pnrdic.nlunt fu cril lioc ra. Kn verdad os digo
E vangclium in tolo que donde q u io ra so
ircdicarc csle Evange-
m undo, d icetu r e l quod
hrre fccit in m em oriatn
Í ¡o por lodo ci m undo,
se publicará tam bién
ejus. C. T u n e ab iit e a m em oria de esta
u n u s d e duodecim , qui m ujer lo q u e ella hizo.
d iceb a tu r lu d a s Isca­ (I. Uno de los doce, lla­
rio tes, ad príncipes sa- mado Ju d as Iscariote,
cerdotuiu , e l a il illis: fuese en to n ce s á los
S. Q uid v u llis mili! da- gefes de los sacerdotes
rc, e l ego vobis eum y le» d ijo : S. ¿ Q u é
q u eréis d arm e, V os lo
Irudam'M!. Al illi cons-
en tre g a ré ? C. V ellos
titu c n in l ci (rin g in la le prom etieron tre in ta
¡iró n ic o s . Kl exinde m onedas d e p lata ” , y
quasrebat o p p o rtu n ita - desde aq u el m om ento
lera u l eum irad eret. buscaba co y u n tu ra pa­
P rim a a u tem die Azy- ra e n treg arle . E n tre ­
m orum accesserun l d is- tan to en el p rim er dia
de los Ácimos '* llegá­
cipuli ad Jesu m , d i -
ro n le los discípulos á
c e n lc s: S . Ubi vis p a ­ Jesú s p re g u n tá n d o le :
re m us libi com edcrc S. /.Q u é sitio q u ieres
P a sch a? C. At Jesú s te dispongam os p a n
di vi t lie in c iv ita - co m er la Pascua ? (!.
tcni ad q ucm dam , c t A lo cual respondió
d icilc e i : M ngislcr d i- Jesú s : l$( Id á la ciu ­
dad á tal p e rso n a , v
c i t : T cm pus incum decidle : El m aestro
prope í s l , apud te fa­ dice « mi t'c m p o se
ció P ascba cum d isci- acerca, voy á celebrar
pulis raéis, C. E l fe- la Pascua con m is dis-
MISA. 19
c c ru n l discipuli sic u t cipulos e n la casa »
consLituit illis Jcsn s , C. Y lo hicieron los
ct p nraverm il Pascha. discípulos com o se lo
Y espere autem f a c to , lialiia encargado Jesü8,
r prepararon la Pascua,
difcum hchat cum dno-
ilceiiu diseipulis suis,
Í -legrado pues el an o ­
checer, estalla á la m e­
E t e d en lilm s i l l i s , d i­ sa con su s doce discí­
sil : Amen clico vo- pulos , y m ientras c o -
l)is, q uia un u s ves- m ian le s d ij o : £ Eli
trura m e tra d itu ru s csl. verdad os dicto que uno
C. Kl conlri&lati v a l- de vosotros lia d e en­
treg arm e. C. V con In s ­
il c , ccrp cru n t singuli tados en g ran m anera,
d ic c r c : S. N um quid empeyft á p re g u n tarle
ego s u n i , Domine .' C. cada « n o : S. ¿Soy yo
Al ipse respondeos ail: acaso, S eñor? (’.. Mas
08 Q ui in tin g it m e- él por resp u esta dijo :
cum m anum in parop- 05l l!l q u e moja conm i­
go o.l pan en la rúen­
s id e , liic m e Iradcl. te este m e c n tr e -
Filius quidem lioniiiiis (KuA. Fl Hijo del h o m ­
vndit, sicu t scriptum bre en efecto va á la
est de 111a: v.t aiitcm m u erte,co n fo rm e acer­
(laiiiíni illi p e r qncm ca d e él está e sc rito ;
Filius hom inis tr.ide- mns ; ay de aquel p or
lu r; boninii c n il «i, si quién será entreg ad o
el llijo del lio m n re !
nalus non Fuissrt lio-
mejor le lu cra al tal
nto ¡lie. C. Tlespondens hom lirc no haber naci­
autem J u d a s , qui Ira- do. C. Y Ju d as, el m is­
didil cum , d m t : S. mo q u e le en treg ó , re­
Numquid e fo s u in Rab- puso diciendo: 8 . ¿Aca-
l
DOMI.’VGO BE HAMOS.

b i? C. A il lili: © T u l I so soy yo m aestro ? C.


d ivisti. C. Ccenantihus Y le" c o n te s tó : © Tú
autem o ís , accepit Je ­ lo lins dicho. O. V cu
sús p a n e m , e l bencdi- lauto que c en ab an , lo­
x i t , ac fregit, deditque mó Jesú s el p an , y lo
bendijo y lo rom pió ” ,
d iscipulis sois , e l ait: v repartiéndolo A sus
3¡| A ccipite , e t come- discípulos, .lijo : © T o ­
d ile : Hoc est eorpus mad y com ed . esie es
m eu m . C. E la c c ip ic n s mi cuerpo. U. Y cogien­
c a lic e m , g ratias eg it. do el cáliz, dio gracias
c t d ed il i l li s , d ic e n s : v se lo enlregó» d icien ­
do : © Bebed de él lo­
© Bilíitc e \ lioc oro­
dos ; porque e sla es mi
nes. Ilic e st cnim s a n - sangre de la nueva
guis m eu s novi T esla- Alianza, q u e será d e r­
m e n l i, qui pro m ullís ram ada en p ro d e mu­
elTundetnr ¡n remisaio- chos p ara rem isión de
nerti p eccalorum . üico los pecados. A hora os
autem r o b is : non b i- digo q u e ya no beberé
bam a modo de hoc gc- m a s d e c sle fruto devid
basta el di a en que lo
n itníne v i t i s , usque in
beberé nuevo con vos;
díem illu m , cum illud otros en el reino de mi
bibam vobiscum n o - Padre. C. Y recitado el
vuni in regno P atris him no M, salieron hacia
m e i. C. E l h y m n o dic­ el m onte délo s Olivos,
to . cm c m n i in m on­ y entonces les dijo Je­
sús : © T o d o sre sp e c to
t ó n O liveti. T une dicil
de mi padeceréis tro-
illis Jesús : © O m nes I! piezo esla n o c h e ; por-
\
t o s scandaluiu p a lie - j q ue escrito e s l á « heri-
m in i ia m e , in isla | r¿ al p a s to r, y disper-
MISA.

n o rlc. S criplüin osl saránsc las ovejas del


c ni i» : Pcrculinm p a s- re baño ’’ » Mas des­
torcm , e l d isp c rg e n iu r p u és q u e h ay a resu ci­
tado, os p reced eré á
oves gregis, Poslquam
G alilea. C. A oslo Pe­
aiilem resu rrex ero , dro replican d o d ijo : S.
pr.rccdam vos ¡n (lali- Aun cuando lodos le
IcTani. C. R espondens fallaren, yo nunca te
aulem P eí rus. aiL ¡lli¡ fallar»1. C. Dijolc J e ­
S. E tsi om ites scan ila- sús : l’ucs yo te ase­
guro en verdad q u e en
lizali fu crin t in 1c ,
esta m ism a noche, a n ­
ego n um quani sc an d a- tes que ca n te el gallo ,
lizalior. C. A il ¡lli Je ­ m e u c e a rá s tre s veces.
sús: g g Ame» dico lilii: C. Insistió P e d r o : S.
(|uia m liac r o c í e , a ii- A unque me fuere p re ­
tcquani g allu s c a n le l, ciso m o rir con ligo, j a ­
lor me negahi?-. C. A il más te n eg aré. C. De la
illi P e tru s : S. E liam si mism a m an era p ro te s­
taron lodos los discí­
o p o rtucrit rae m orí tc- pulos. E n to n ces Ileg6
euni, non te negabo. con ellos Jesú s á una
C. S im ililer e l oro­ granja ([tic se llam a
nes discipuli d ix cru n l. iietseu ia n í " , y dijo á
i n n r v en il Je sú s cum SilsdifCipuIftS: jjg S en­
illis in villain , qu¡i’ taos :iqui, m ien tras voy
úiciliir (ic lltse m a n i, el m as a d ela n te y liago
oración, Y lom ando
dixil üiscipulis suis:
consigo ¡i Pedro v á los
© Sede le l ú e , doncc dos lujos del Ce&edeo,
vadam i l l u e , e l orem . com enzó á e n lr is tc c e r-
C. Kl assum plo Petro. | se y a n g u s tia rs e ; en-
e l d uobus íiliis Z elie- | tonces lesdijo: T ris-
DOMINGO DE RAMOS.

d«p¡, coepit co n trista n lé está mi alm a Jiasla


« t mnestus esse. T une la m u e rte ; aguardad
ait illis : T ris uqui y velad conm igo.
lis est anim a m ea us- C. Y ad ela n tán d o se un
poco , p ostróle con el
q u e ad m or le m : sus-
rostro h u ndido en el
tin e te liic , e l vigilale su elo , orando y d ic ie n ­
m ecam . C. E l progres- do : l3jl P adre 'm ió , si
sus pasillum , procidit es p o sib le , pase ¿ lo
in Tnciera snam , oraus, largo est% cáliz sin yo
e t d ic e n s : ¡¡g P a le rm i, bebe rio; no obslauíe,
no sen así com o yo
si possibile c s l , Im ns- q u ie r o . si no como
c al á me calis, iele. Yc- quieres lú . (;. Y acer­
ru n iU m cn non s in il cóse á sus discípulos y
ego v o lo , sed sicu l tu. los encontró d o rm id o s.
C. E t v e n it ad d isc ip a - y dijo 4 P e d ro : jjg ¡ Ni
los sao s, e l inven il eos una hora pues Habéis
do rm ienles, e t dicil Pe- podido v e la r co n m ig o !
tro : © Sic non polois- vetad y orad p ara que
n o e n lre is e n tentación.
tis u n a h o ra -vigilare El esp íritu en verdad
n ie c n m ? V ig ila le , et está pronto, pero In car­
o rate n t non in lre lis in n e e s flaca. L . I'o r se­
ten ta tio n en t. S piritos g u n d a vez se ap artó y
q uidem p r o m p tu s e s t, oró diciendo : EPadre
caro autem infirm a. C. m ió, si 110 puede pasar
este cáliz sin q u e yo lo
Iteru m secu n d o a b iit,
beba, liábase lu vo­
c t o r a v il, ü ic e n s : ffi lu n tad . C. Y volvió
P a ler m i, si non potesl olra vez y los bailó dur­
lúe ealix tran siré nisi m iendo porque sus
bibam illu n i, lint vo­ ojos estab an cargados.
MISA. 53

lunlas tu a . C. Kt v e n it Y dejándolos, se alejó


ite ru m t e l in v co it eos de nuevo \ oró p o r te r­
dorm ¡entes: c ra n lc n im cera vez rep itien d o las
m ism as p a la b ra s ; lu e ­
«culi eorum g rav ati. Et
go volvió ¡i sus discí—
lelietis illis , iteruni
p ulosy les d ijo :g g Dor­
a b i i l , c l oravil tertio, mid aliom y descansad;
cumdero serm onen! d¡- lié aquí q u e llegó el
céqs. T une \e n i la d dis­ m om ento, y el Hijo del
cípulos su o s , e l dicil hom bre vá á ser e n tre ­
iHis : gg Dormite jam , gado eu m anos de los
el requiescile : eece pecadores. L evantaos,
¡ipiiropinquavil lio ra , v á m o n o s; v ed q u e se
acerca el q u e m e h a de
el Filius liorninis tr a -
en treg a r. C. Aun h ab la­
detur in m anus p cc- ba, y hé aquí q u e llegó
ra lo :u n i. S u rg ile, e a - Ju d a s uno d e los doce,
m u s : eccc ap propin- y con él un tropel de
qnavil qui me Iradel. fíenle, arm ad* d e e spa­
G .A dhuc eo loque a t e , das v g arrotes, enviada
tccc Judas u n n s .d e por fo íg e le s d e los s a ­
cerdotes y ancianos del
daodccini v e n i l , el
pueblo. lilas el traid o r
cum co turba m ulta les liabia dado e&lase­
cum p la d iis c l fustibus, ña: S. A quel ¿ q uien yo
niissi á principibus sa- besare , él es , p ren ­
cerd olum , e l seniori- ded le. C. Y en seguida
lius populi. Qui su le m acercándose á Jesús
d ijo : S. Dios te salve,
IraJi Ji i cum , d e d il illis
Maestro, C. Y le b isó ,
sig n u n i, d ic c n s : S. v d ijo le Jesú s: ® A m i-
Qoemcumque o&eula- o / á r u é h as ve n id o ?
lns fuero , ipse e sl p . .Entonces se arri-
ai DOMINGO DE HAMOS.

U n ele cum . C. E t con- inaron y echaron mano


fcstim acccdcns ad Je - Je s u sy le p rendieron.
s u m , dix.il: S- Ave Y lié aquí que uno de
R abbi. C. Kl osculalus los qu e con Je sú s e sta ­
llan, esl elidiendo la
est cum . D ixitquc illi
m a n o , tiró de la espa­
J e s ú s : g g A m ice, ad da , é hirien d o ü un
q u id veu isli ? C. T u ac criado del sum o p o n li-
a c c e sB cru n t, e l m anus licc le corló una o re ­
in jeceru n l in Jesu m , el ja en to n ces le dijo
te n u e ru n t cuín. E l cc- Jesú s: V uelve tu
t e n au s cv liis , qui espada ¡i su s itio ; p o r­
q ue todos los q u e co­
c ra n l cum Jc s u , ex-
gen e s p a d a , á espada
tenden» n ia n u m , exe- m orirán. ¿ P ie n s a sq u e
in it gladium s u u m , el no p u d iera ro g ar á mi
p erc u lien s servuin P adre, y e n un m om en­
principia sacerdotura , to p an a ría ¿ m i d isp o ­
am pQ lavil au ricu lam sición m as de doce le­
e ju s. T u n e a it illi Je ­ giones de Angeles? ¿Có­
mo se cum p lirían de
s ú s : 2jl CoQverte gla~
este modo las E sc ritu ­
d iu m lu u m io locnnt ras, seg ú n las cuales
su u m . O m aes en ¡ n i , convien e q u e asi su ­
qu i acc e p e rin t g la - c e d a ? C. E n aqu ella
d iu i n , g la d io p e rib u n l. ocasion dijo Je sú s á las
An p u la s , q u ia non tu rb a s : i j l ¡C óm o á
possum rogare Pairen) ladrón halieis salido
con espadas y palos ú
nieum , e l ex h ib eb it
p ren d e rm e! ¡ Todos los
in i li i, modo plus quam d ias estaba sentado en ­
duodccini legiones An- tre vosotros enseñando
g c lo ru m ? Q uoinodo c r ­ ¡en el tem plo, y no me
MISA.

p ) im p le b u n tu r S crip- p ren d iste is! C. Todo


tu r.r, quia sic o p o rte t esto pasó p ara q u e se
lie n ? C. In illa liora verificasen las E scritu ­
dixit Jesú s l u r b i s : ras d e los Profetas
E ntonces todos los dis­
Tam quara ad lalroncm cípulos ab andonándo­
exislis t u ni gladiis e l le huy ero n , m ien tras
fuslihus e o m p rc h e n - e ll o s , apoderados de
dere me: q u o tid ie a p u d J e s ú s , le llevaron á
vos sedebam docena in C aifis sum o pon lili -
te m p lo , e t non m e le- ce en cu va casa se
habian rcunído los es­
nuistis. C. Hoc autem
cribas y los ancianos. Y
tolum laetum c st ui
Pedro leseg u ia d e lejos
ad im p le re n tu rS c rip lu - h asta el a trio del sum o
nc P ro plielarum . T une sacerdote, y entrando
discipuli o m n e s , relíe­ en él e sta b a sentado
lo co, fiigcrunt. At i lli con los sirv ie n te s de
tenen les- Jesura , d u - e s le p a ra v e r el parad e­
x eru n l ad Caíphara ro. B uscaban pues los
principe m sacerdo lum , gefes de los sacerdotes
v todo el consejo p ru e ­
ubi sc rib ir, e l se n io -
ba, siq u ie ra falsa, con­
res co u v en eran l. P e­ tra Jesú s p ara e n tre ­
lm a au tem sequ eIw - garle á m u e rte , y no
lu r cum á longe , u s- la bailaron á pesar de
que in alriu m principis h aberse p resen tad o
saceTdotura. til ingres- m uchos falsos te s ti­
gos ; pero ú ltim am en te
sus intrú, sedcljal cum
parecieron dos de es­
m ioislrís , u t videret tos y d e c la ra ro n : S.
liüem. P rincipes autem Este dijo]: p uedo d e s­
sa cc rd o lu m , e l om ne tru ir el tem plo de Dios
c o n c iliu m , qu.Trcbüut y después do Ires dias
falsuni testinionium rcedilicarlo. C. V lc-
conten J e s u m , u l cum vaiilátidose el sumo
niorli trad cren l : e l sacerdote le d ij o : S.
¿ Nada respondes ú lo
jion in v e n c r u n l, cum
que estos a testig u an
m ullí falsi lestes a c - coiLlnt li ? C. Jesús uo
ecssisscul. ¡Vovissitiic o b stan te callaba **, y
a u tem v e u c ru n l dúo clsuitio saccrd o lc insis­
falsi te s te s , el d ix e - tió : S- l'o r [>ios vivo le
r m i l : S. II¡c d i v i l : conjuro q u e nos digas
Possum d est rucre tein- si crus lú C risto Hijo
de Llios. C. Ilijóle Je ­
|)lum Dei , el post tr i-
s ú s : © T ú lo lias d i­
duuni rcíed ifiiareillu d . c h o ; sin em bargo os
C. El su rg en s princeps nlirino que d e n tro de
sacerdoturu ait i l l i : S. poco veréis al Hijo del
M liil respondes ad ear hom bre sen tad o á la
([US ¡st¡ údversum le d iestra d e la m ajestad
Ic slilican lu r V C. Jesú s de Dios y llevado so ­
bre las n ú liesd el cielo.
au lem laccbtil. E l prin­
C. Millonees el sumo
ceps saccrdotuni ait poulilicc rasyó sus ves­
illi: S . A djuro le p er tiduras ” , d ic ie n d o :
De um, vívura , u l di­ S. B lasfem ó; ¿ p a ra
cas nobis si tu es qué necesitam os toda­
(ü irislu s Filius l)ci. C. vía de testig o s ? ¿uo
líicit illi Je sú s : 5 Tu a ta b a is de o ír la blas­
femia ? ; qué os p are­
d ivisli. V crum taincii
ce VC. Y üllus contes­
dico vobis , a modo vi- tando d ije ro n : S. Reo
d e b ilis Filium Jiomi- es de m u erte. C. Lue­
n is scdcnlcm á d e x - go le escupieron cu el
MISA. 57

Iris v irlu lis Dci. e l ve- ro s lro , y le diero n d e


n icn teni in tiubihus puñadas, y otros con la
f<EÍi. C. T u n e princeps palm a de la m ano le
lierian en las m ejillas
píicordolum sc'tilil v e ­
d ic ie n d o : S. A divina ,
stim en ta sua dicen s: ('.l isio , quién de n o s-
S. llla s p lie m a v il: quid olros le ha herido. C.
ndliuc egem us Icsli- IVdK) e n tre ta n to e s ­
liu sí cccc n u n c au d istis taba sen tad o fu era en
blaspliem iam : q u id v o - el atrio , \ a e c r c t e e á r l
liis v id e tu r? C. At ¡lli u n a c ria d a d ic ie n d o : S.
resp o n d en lcs, dixe- T am bién tú estab as
con Je sú s el (¡alileo.
ru n l: S. R cus c?l mor-
(1 .1'ero 61 lo negó d e ­
lis. C, T u n e e x p n e - lante d e lodos c o n te s ­
ru n t in faciera c j u s , ta n d o : S. No sé d e q u e
c lc o la p liis cum ca’ci- hablas. (!. Y saliendo
deru n l: alii uulem pal­ por la pu crln , viole
mas ¡11 facicm cjus ilc- o tra criad a y d ijo á
d erm il dicenles : S. los que alli e sta lla n :
S. h á le iba tam b ién
P roplicliza nobisCliris-
ron Je sú s de \a z a r e t.
l« , quis es), qui 1c (1. Y o tra v ez n firm ó ro n
pcrcussit ? C. I’etru s ju ra m e n to q u e no c o ­
vero sed eb at foris in nocía á tal h a m b r e ; y
a t r i o : ct accessil ad al cabo de u n ralo
(lum u n a ancilla , d ¡- acercáronse ltts c ir­
c u n d a m o s y dijero n á
cüiis: S. E l lu cum Je-
P e d ro : S. E lectiv a-
su G a lillo eras. C. AL
racDtc tamiiicst iú crea
illc uegavil corani ó m ­ de ellos, p o rq u e lu
nibus , diccn s: S. N cs- m ism a habla te descu­
cio q uid dicis. C. E x - bre *°- C. E nto n ces cm -
DODIFiCO D E H U IO S .

c u n te autem ¡lio ja - pezó á echarse im pre­


n u a m , v id it eum alia caciones y i ju ra r q u e
ancilla . e l a i l liis , qui jam ás habia conocido
e ra n t ¡lii: S. Et h it á aquel hom bre , y en
seguida c a rió el g a llo ;
e ra l cuín Jcsu N azare­
y acordóse Pedro de la
n o . C. E tile r u m n e - palabra que h ab ia d i­
g av il cum ju r a m e n lo : cho J e s ú s , « a n le s de
S. Q uia n o a navi lio- q ue can te el gallo me
roinem . C. E l pos i pu- negarás Ires v e c e s ,»
sillum accesscru nt qui y saliendo a fu era lloró
sla b a n t r e t d ix e ru n l am arg am en te. L legada
P elro : S. Ycre tu c \ Ia m a ñ a n a . tuvieron
consejo c o n tra Jesús
illis es , nam ul loqlíe­
lodos los gefes d e los
la lú a m an i les tura le sacerdotes y ancianos
facit. C. T une ccrpiL del pueblo p a ra hacer­
d e te s ta n , el ju ra re le m orir “ ; y se lo lle­
q a ia non uovisset h o - varon a la d o , y e n lr e -
m in em . E l continuo garónle i Poncio Pílalo
g allu s c a n ta v il. E l rc - presid en te. E ntonces
Ju d as el que le vendió,
cord atu& esiP ciru s ver- rien d o com o le liabian
b iJ e s u .q u o d d iv e ra t: sen te n c ia d o , m ovido
Priusquarn g allu s c an ­ d e a rre pentim ienlo res­
te t , le r m e negabis. tituyó las tre in ta mo­
Et egressus Toras, H e- nedas de p iala á los
gefes de los sacerdoles
vil am are. Mane a u ­
y a n c ia n o s, d ic ie n d o :
lem facto , consil i um S. lie pecado v e n d ie n ­
inicruH t o m iles p rin ci­ do la san g re ¡nocente.
pes sacerdolum , c t sé­ C. Mas ellos dijero n :
niores populi adversus S. ¿Q u ó nos im porta
M ISA.

Jesum , u t eum inorti á noso tro s? lo h u ­


Irad cren l. E l vinclum bieses lú v m irado. C.
ad d u x cru n l cum , el Y arrojado el dinero en
el te m p lo , fuése , y
Ira d id eru n t Pontio P í­
ccháudose u n lazo al
lalo prírsidi. T u n e vi- cuello se ahorcó. P e­
den s J u d a s , qui cum ro los g efesd e los sacer­
IradidiL, quod d a m n a - d o tes , recociendo las
lu s c s s e l; |xx*nU(*iilia m onedas, d ije r o n : S.
d u c lu s , reluliL irig in - No es licito m eterlas
en el sagrado tesoro
l& arg én teo s p rincipi-
porque son p recio d e
bus sacerdotuin , ct se- sangre. C. Y lom ando
n io r ih u s , dicens : $■ a c u e r d o , com praron
P ec c av i, tradens s a n - con ellas el cam po d e
g uinem ju s lu n i. ('. Al uu alfarero p a ra se p u l­
i lli d i t e r ü n l : S. Quid tu ra de c x lra n g e ro s ,
ad n o s? Tu videris. C. por lo cual n q u e lia m p o
El projcclis a rg en téis h asta el dia p resen te
in tem plo re c o s s il, ct se lia llam ado llaccld a-
ma, es d ecir, campo de
ubieus, laqueo se sus­
sangre, cu m pliéndose
p en d ió P ríncipes a u - entonces lo anunciado
lem sa c e rd o lu n i, a c- por el profeta Jerem ía s
ceptis u rg ciH eís, dixe- con aquellas palab ras:
ru n l: S. Non liccl to s «Y tom aron las ire in la
m itte re ia carhonam : m onedas de p lata,
q uia preliuiu sangui- precio del q u e fué va­
luado conform e á la la ­
nis e sl. C. Cousilio au- sa que le pusiero n los
icni inflo, e n ie m n l ex hijos de Is ra e l, y d ié -
illis agrum liguli , ¡n ronlas cu pago del cam ­
sep u lluram p ereg rin o - po del a lf a re ro , según
(¡O DOUINGO DE 1HMOS.
ru m . J’ro p tcr lioc v o - iuc lo reveló el S e­
c alu s e st agí+ ilie, lia- ñor Je sú s pues
celdam a, lioc e st, a g e r com parce ¡ó an te e I p rc-
s a n g u in is, usque in sid en ie , que le inter-
liodierum u dic,ai.T une rogódiciciido: S.;. Kres
im plelum « s i , quod tu rey de los ju d ío s ?
(licluiu c s l p er J e r c - C. Ik'spondi<ile Je sus :
niiam ptopljclam , d t- © T ú to d-ice&- C. Y
r c n t e iu : JJl nccepe- com o le acusaran los
ru n l trig in la arg én teo s g eíes de los sacerdoles
p rcliu m H jjp rctiali, y los a n c ia n o s nada rc-
quem appreliaveruD l á ílic ó ; entonces le dijo
liliis Israel : el d ed e- fM a lo : S. / No oyes
ru n t eos ¡n agrum (igu- cuántas acusaciones
l i , s-icut lo iis lilu ii nn- h a c e r co n tra tí ? C. V
li¡ lkiiiim us. Jesús a n ­ nada le coote> tóá n in ­
tera s le lil a n te pr;esi- g una p a la b ra >k, de m o­
dem , el m lerrogavil do q u e el p resid en te
eum p re s e s , d ic e n s : quedó cu eslrem o
S. Tu es llex Jud-co- asom brado. A costum ­
rtim ? C. Dicil illi J e ­ braba el p resid en te por
s ú s ; ® T u dicis. C. E l la solem nidad del día
(-um accu sarettirá prin- soltar un preso, el que
cipibus sacerdoturo el el pueblo quisiese , y
a 'u io r iliu s , n iü il re s- ealo n e cs ten ia uo presó
loiiílil. T une dicil lili m uy Tamoso llam ado
‘ilalus: S. X oii audis Barrabás ” ; oslando
(|u au la adversuui le di- iucs reunidos, dijoles
ru n l te stim o n ia? (I. El ÍMalo : S. ¡ k q uién
non respondí! e¡ ad quereis q u e os iionga
ullu m v e r b u n i. ila ul en lib e rta d , ¡i B arra­
n iirare lu r p re s e s velie- bás 6 á Je sú s q u e lla ­
m en ler. I’e r diem o u - m an Crislo? C. Conocía
ist. VI

tcm solem nem consue- pucs que-por p u ra e n ­


v eral pr.Tses populo di­ vidia se lo h ao ian e n ­
m itiere rnium v in c - tregado ; p orque , es-
lu m , (|ucm voluissenl: la mío sen tad o en el
habelxil aiH em luiit; tr ib u n a l, le euvió á
vinclum insipnem , qui d e c ir sil m u je r: S. No
diec b a lu r liara L>Lkis. le m ezcles c u el proceso
C o n g re g á is ergo il li s , de ese ju sto , que m u ­
d¡\iL Pilalus: S. Q uein cho lie sufrido hoy á
vullis. dim itlam v o liis: causa de él en visio­
Hnraúhaiti , au Jcsum , nes C. Mas los ge fes
qui d ic itu r ClirislusV de los sacerd o tes y los
(j. Scicb&l en ini quod ancianos persuadieron
per invidiam ira d id is- á las g e n te s q u e pidie­
scnl eum . S edente au ­ sen la lib ertad d e Bar­
tem ¡lio pro trib u n ali, rabás y la perdición
m isil ad cum uxor cjus. d e Je sú s, de m anera
dicens: S. Niliil tibí, el q u e iiiíislicu d o el p re ­
jas-to i l l i : m ulta euim sid en te les d ij o : S. ¿A
passa sum hodie per q u ién d e los do» q u e ­
visum p ro p ter cum . ('. réis q u e ns su e lte ? C.
PriniipcB au tem s ic e r- V respondieron e ll o s :
dolum , e t sén io res per- S. A Barrabás. C. Dijo-
su a seru n t populis u l Ies l'i la l o : S. i Q né
p elerenlllarablK im , J c ­ liaré p u es d e Joí-us ti­
sum vero p e rd eren t. tulado C risto?C. tirita n
Hospoíidcns auleni to d o s : S. Sea crucili-
rivscs, a il illis: S. cado. C. R esponde el
S uem v u llis vobis d e p re s id e n te : .s. /.P u es
duobiis dim itli ? C. A l qué mal liizo? C. .Mas
illi d íx c r u u t: S. lía - ellos levantaban m as el
rabbam . C. P icil illis g rito d ic ie n d o : S. .Sea
P iU lu s : S. Q uid ig i- crucificado. C. Viendo
1)2 nOMIMffDF. RAMOS.

tu r laciam d c J e s u , qui Í>ucs I'ilato q u e nada


d ic ilu r C hr¡slus?C . I)i- o b ra b a , si no q u e cre ­
L'unl om nes : S. Cruei- cía el tu m u lto , tom an­
lig alur. (1. Ail illis do ag u a se lavó las m a­
p r e s e s : S. Q uid enim nos en presencia del
malí fe c it? C. Al illi p u e b lo , diciendo : S.
m agis clam aban!, d i­ in o ccn lc estoy d e la
cen les: S .C ru cilig atu r. sangre de ese ju s to ;
Videos au lem Pila- avenios vosotros. C. Á
ta s q u ia nihil prolicc- lo cual respondiendo
r e t , sed m agis in m u l- lodo e lp u d ilo d ijo : S.
lu s licrcl : accepta (!aifí:t su san are sobre
aq u a lav it m anus eoram nosotros y pobre n u e s­
populo, dicens : S. In- tros liijos. C. Luego les
noccns ego surtí á san- puso en libertad á B ar­
g u in e jusLi liujus : vos rabás; m asá Je sú s se lo
v id e ritis. C. £ l respon­ entregó azotado ya ” ,
de ns u n iv e rso s popu- para se r crucificado.
l u s , d i s i l : S . S angois E ntonces los soldados
e ja s su p e r nos, c t su­ del p resid en te , m e tie n ­
p e r til ios noslros. C. do á Jesús en el p re to ­
T une d im isit illis B a- rio, reu n iero n al re d e ­
r a b b a n i: Jesurn aulcm dor de él la roliorlc
flagellattini tra d id ilc is en tera , y desnudándole
u l cru cilig eretu r. T une le envolvieron un man-
m ilites n rrs id is susci- to d e g ra n a, y tegiendo
p ie n le s Jesum in p n r- un a corona de espinas
torium , co n g reg av e- se la pusieron sobre la
r u n la d eum 11 ni versara cabeza y en su mano
colioitem : e t ex u en tes derecha una c a n a ; y
eum . cilla ni ydcni coc- doblando a n te ó! la ro­
cin ca m circu m d cd c- dilla , le escarnecían
r u a l c i , e t p lacientes d icien d o : S. ¡S alv e,
MISA.

coronan) de s p in is .p o - rey d e los ju d io ? ! C. Y


su e ru n l su p e r cap u l escupiéndole , cogian
c ju s , c t ariiiidincm in la caña y le h erian en
d e x le ra cjus. E tg e n u la cabeza. Y desp u és de
lle x o a n te cum . illude- hacerle bu ría , despo­
b an l ei , d ic c n te s: S. já ro n le del m anto y le
Ave Rcx Ju da'orum . 'volvieron á p o n er sus
C. EL ex p u cu tc s in v estid u ra s, y le sacaron
cu m , a c c e p e ru n la ru u - á crucificar. A lasalid a
d in c m , e l p e rc u lie - encontraro n á un hom ­
lianl cap u l cju s. E l bre de C irene llam ado
p o stq u a m iJlu se ru n le i, Sim ón , al cual obliga­
e x u e ru n l eum clilam y- ron á q u e llevase su
dc , c t ¡ndueriinl eum cruz ” ; y llegaron: al
v eslin ien lis e j u s , el sitio q u e se ap ellid a
duxcm iiL cuín ul cru- (¡úlpoln. esto es, tunar
cilig ereni. E.xcniUcs ile ¡a caiarna ” , y dié-
aulem in v en cru n l lio- ronle á b eber vino mez­
m inem Cyrcnacum, no­ clado con h iel, y h a­
m ine S ím onem : Imuc biéndolo probado no
a n g a ria v e ru n l n i lolle- quiso belierlo. Luego
re l crucem ejus. Kl pues d e haberle c ru ­
Y cncrunt ¡n lo e u m , cificado, se rep artiero n
qui d ic ilu r G o lp o llia. sus vestid u ras o d ia n d o
quod e s t , C&lvaria* lo- su ertes, para q u e se
cus. E l d cd cru n l tí i verificase lo q u e anun-
vinniti liilierc cum cio c l pro fe la con a q u e ­
fellc m ixturo. Et curo llas palabras: R ep u n tá­
g u s la s s c l, noluit bibe- ronse m is ropas v e c h a ­
rc . I'oslquara autem ron su e rte s sobre mi
cru c ílix eru n t cum , di­ vestido *". Y le g u a rd a ­
vise ru n t v e stim e n ta ban se n ta d o s; y p u sie­
e j u s , sorleni m ille n - ron escrita sobre su ca­
61 DOMINGO DE IM JIOS.

le s : u l ¡m plerctur | beza la causa de sa su -


quod d iclu n i e st p er | plicio: E s tk e s Je slsR e v
iiroplietam dicentera : ¡ he iü s Junios. E ntonces
lliv iseru u l sibi v esti­ ju n to ciin él lucron cru ­
m enta m ea , e l su p e r cificados dos ladrones,
veslcm m eam m ise- u n o á su d e rech a y otro
ru til so rtein . Kt se­ á la izquierda. Blnsfc-
d e n te s serv ab an t eum . inábanle los q u e pasa-
JSt im postiorutil sn(>cr Imn, m enean Jo tu e a -
c a p u l ejus causam ip - lieza y diciendo: S. ¡Iva!
sius scripUim : IIic i:st tú o u e d estru y es el
J esis R kx J ld -kohlm. tem plo de Dios y e n Ircs
T u n e crucilixi sunt dias lo reedificas , sá l­
ciiiii ro tino I¡lirones: vale á ti m ism o ; si
uniis á d c v lr is , ,e t eres hijo de Dios, baja
u n u s a sin istris. Ppe- de la cruz. C. P or ese
le re u n le s a u le m lilas- estilo dccian la ni bien
p liem abani c u m , nio- in sultán d o le los gefes
v e u les capí (a s u a , e t de los sacerdotes con
cliceiiifis: S. Vult qui los escribas y ancianos:
d e slru ts lenipliiin l'.ci, S. A oíros lia salvado,
e l in triduo tllud re;r- á si mismo no se p u e ­
d ilic a s : salva Icinclip- de s a lv a r ; si e s rey de
suin : si Filius Peí es, Is ra e l, que baje ahora
dcscende de cru ce. C. de la cruz, y en él cree­
Si m ilitar e t principes, ré mos. Confia en Dios;
sacerdotnm ¡lludenles líbrele Dios ah o ra, ya
cum scribis e l seniori— q u e tan lo le q u ie re ,
bus, dicebnnt: S. Alios puesto ([ue lia dicho:
salvos f e c i l , scipsum yo soy lujo de Dios. (!.
iioü potcst Kilvtnn ra­ Iguales im properios te
ce re: si rcx Israel est. (■challan asi mism o los
d esceu d al n unc de eru- ladrones q u e con él es-
v is a . GS
ce, clcredíiuusÉ¡:cOD- (aban crucificados
lidil in l ) e o : liberel C airelan lo desde la bo-
u u n c , si v u ll cuín; di- ra se x ta del dia se c s -
xil c n i n i : Quia Filius lendiero n la tin ieb las
De¡ su in. C. Idipsum sobre la tierra liasta la
aulom el lalrones, <|u¡ liara nona “ , y hacia
crucilixi c ra n t cum co. esta iiora clam ó Jesús
tmpropcrabaiH ci. A con una g ran voz di­
sexta aulcm hora le* ciendo : j j l E li, E li,
u e b r a IíiiíUü suiil su­ lamina sabuclham " f C.
pe r universani lerram Es d e c ir: Dios mió,
usque ad horam n o - Dios mió, ¡. porqué m e
uam. Et circa lioram lias abandonado ? C.
iionam clam avil Jesús O yendo eslo a lg u n o s d e
voce imigiiu , d ic e n s : los circu n sta n te s d e ­
00 EH, E li, lamina cían: S. \ Elias llam a
snbacihaiii ? C, Une e s t : e&Wi (1. Y en se g u i­
© Deus m eus , Heus d a co rriendo uno de
m e u s , u t quid d ere- ellos lom ó una espon­
liquisli iuc i C. Q u í­ ja em papada d e vina­
dam áutem ¡lite s i s a ­ g re. y poniéndola en la
les , e ta u d ie n le s , d i­ extrem idad de una ca­
ce Im iil: S. Eliain vo­ ña. se la dalia á c h u ­
cal isle. C. l't continuo par. m ien tras los oíros
1 tirrcns un us c.v c i s , decian: S. Deja, á v e r
acceplamspongiam im- si viene Elias á lib rar­
|»levil aceto , el inino- le. C. Je sú s en to n ces
suit nrundini, e ld a l ia l levantando de n uevo
ei biberc. C alcri vero la voz fu ertem en te, ex­
d ic c b a n l: S. S in e , yi- haló su vida (yeniÁjle-
deumus an venial Elias xion ij breve pausa ). Y
liberaos í u n i . C. Jesús lié aqui q u e el velo del
aulem íteruin clamans tem plo se rasgó en dos
H<! D O M IN G O D E R A ÍIO S .

vocc m agna em isilsp i- | p arles de a rrib a abajo,


ritiim . { qenuflfctilur el y la tierra tem bló, v
pausatur aiiquantu- rajáronse las piedras
h r n .) Et ecce vclura y se abrieron los sep u l­
lem pli scissum c sl in cros, y m uchos cuer-

K
d oas parles a sum m o os de santos q u e lia-
usq u e d e o rs a m , el ian cerrado ios ojos
té rra m ota e s t , e t p e­ resucitaro n , y saliendo
ino scissa* s u n t , et de las lu m b as después
m onum ento a p erla de la resu rrecció n de
s u n t, e l m ulla corpo- Jesús, v inieron á lacíu-
r a s a n c to r u n i, qui dor- dad san ta y se ap are­
m icran t, su rrex cru n t. cieron á muclios. E n ­
El exeulites de m onu- tonces el cen tu rió n y
m en tís p o sl resn rrec- los q u e con él eslaban
tionem eju s v e n e ru n t guardando á J e s ú s ,
in sanctam civitatem , viendo el terrem oto y
e l a p p a ru e ru n t m u l­ los prodigios q u e su c e ­
lís. Ce a t urio au lem , e l d ían, concib iero n gran
qn¡ com eo era n t, c u s­ tem or, diciendo: S. Ver­
to d íen les Jesu m , viso d ad eram en te q u e este
te r r a m o tn , e l bisqase era Ilijo d e Dios. C.
tieb an l .tim u e ro o t val- E slaban tam bién algo
d e , dieentCB: S. V íre apartad as m uchas m u­
F iliu s Dei e ra l isle. C. je re s que habían se g u i­
£ ra n t aulem ibi m olie­ do á Je s ú s desde Ga­
res m ulue á lo n g e , lilea asistién d o le, e n ­
qua* seeuuc e ran t J e - tre las cuales había
su n i ;i G a lih p a , m inis- María M agdalena y
Ira n íe s c i : in te r qoa& María m adre de San­
e ra l M aria M agdalene, tiago y de José " y
e l JHaria Jacobi, e l J o - la m adre de lo» hijos
s c p h r a a l e r , «t m ater del Cebedeo. Y h abién-
MISA. 07

liliorum ZcbedíL'i. Cum dose hecho j a larde,


aulcm sero faelum es- llegó cierto hom bre ri­
s e t, v enil quídam Lo­ co d e A rím alea r de
mo dives ab A rim a- nom bre José , q u e era
lli.ra, nom ine Josepli. tam bién discípulo de
qui eL ipse discipulus J e s ú s : este se presen ­
eral Jcsu. Ilic accessit tó á Pílalo y pidió el
ad I'ilatum , e l p etiii cuerpo de J e s ú s , que
corpas Jesu . T une P i- Pílalo m a n d ó le le res­
latus ju s sit reddi c o r- t i t u i r á . E n to n ces re ­
pus. Et acccplo c o r- cibido el cuerpo, José
p o r c , Joscpli involvit lo envolvió en unti sá­
illud in sindone n m n - bana lim pia, y lo colo­
da. E l posuil íllud in có e n un sepulcro su ­
m onum ento su o novo, yo nuevo q u e h ab ia h e­
quod exciderat in pe- cho esc av a re n la peña,
tra. E l advolvit saxum y arrim ó u n a gran p ie ­
m agnum ad oslium d ra á la en tra d a del
m o n u n ien ti, c t ab iil. m onum en to , y se « t i ­
E ral aulem ibi María ró. E stab an em pero
lla g d a le n e , e l atiera allí María M agdalena y
María, sed en tes co n tra la o tra Maria sen ta d a s
scp u ld iru m . e n fre n te del sepulcro.
Pedida at|u¡ la bendición, lo siguiente s« canta por el
diácono en tono de Evangelio.

A
aulem d ic , l otro d ía ,q u e es el
A
l tera
q u te c s l post Paras- p o s te rio ra la Pa­
ceyen, convcncriint rasceve * ', los gefes de
principes sacerdotum los s a c c rd o te sy los fa­
et P liarissi ad Pilatuno, riseos acudieron ju n to s
d icentes: D om ine, re - á Pílalo diciéndole: S e ­
«ordati su m u s quia ñ o r, acordém onos de
68 MMINflO 1»E RAMOS.

sed ucloril 1c di x¡ tadh uc que aq u el im postor d i­


v iv e n s : Posl Ires dies jo cuando vivía, al cabo
re su rja n ). J a b c ergo de tres dias resucitaré;
cuslodiri sepulclirum manda p u es g u a rd a r su
usque ia d ie m tertium ; sepulcro h a sta el dia
nc forte v en ian l d isci- tereero , no sea q u e va­
piiIi e ju s , e t fu re n tu r yan allisu s discípulos y
eum , et dicant p le b i: lo roben y digan i la
S u rrex il á tu o rlu is . e l p le b e : ha resucitado de
c ril novissim us erro r entre ios murrios, y se­
ejo r priorc. Ail illis rá el últim o engaño

B
ila tu s : llab clis cu sto ­ eor q u e el prim ero,
dian], ile, cu slodile si- ijole P íla lo : guardia
cu l scitis. lili autem t e n a s , id y g uardadle
a he un tes , m u n ieru n t según bien os parez­
sepulclirum .s ig n a n te s ca .C on e slo se fueron
la p id e m , cum cu sto d i- y aseg u raro n bien el
b u s. sep u lcro , sellando la
piedra y pouicudo
g uardas.
A continuación el celeb ante entona el Credo.

C (
PFnoinuütiiii Deum, >reo en un solo Dios,
Pjlren» om nipoteu- ) P adre todopodero­
tcm , faclorem t f f l i c t so, criador del cielo y
t e r r p , visibilium om- de la tierra, d e Indas
n iu m , el invisibilium . las cosas visibles é in ­
E l in unum Dominum visibles. Y en un solo
Jesu in C h rislu m , F i- Señor Jesu cristo , Hijo
lium De i u n ig en itu u i: único d e Uios. Y naci­
E l e i Paire iiHlum ante do del P adre a n te s de
oitinia s é c u la : Deum lodos los siglos. Dios
d e Oeo : lum en de lu - de Dios , luz de luz.
MISA. fiO
m ine, Ücuui verura de Dios verdadero d e Dios
Deo v e r o : GeniLum verdadero. E n g en d ra­
non facturo, consub- do, do lieclio, consus­
staalialem P a lri: per tancial al P a d re , por
quera oinnia Tac la su ni. quien lian sido liccbas
Qui p ro p te ru o s bo in i- lodas las cosas. Q u ien
ccs, el propter nostram o r nosotros los lioiu—
saluteni d escerní it de rrts, y por n u estra sal­
r a lis { genuflectilur). vación bajó de los c ic ­
E lin c a n ia tu se std c S p i- los fgenvjlexiün ]. Y se
ritu Sánelo ex María encarnó por o b ra del
V irg ine: E l liomo Tae- E spíritu S anio de M a­
lu se sl. Cruciti j u seliam ría V irgen ; y se hizo

[
iro n o liis: su b Pon lio hom bre. Y fué crucifi­
‘¡lato passus, e l sepul- cado p o r n o so tro s: p a­
tus c s l: E l re su rre sil deció bajo el poder d e
lerlia ü íe , seruiidum Poncio Pilato , y fué
S c rip lu ra s: E l ascen - sepultado. R esucitó el
dit in ciclum : sciiel tercer d ia s e g u n las E s­
ad deU crain P a tris: El c rito ra s. Y subió al c ie­
ilcrum re n lu ru s est lo : está sentado á la
cum gloria jtid icare vi­ d ie s lra del P adre. Y
vos c i in o rlu o s: cujus volverá con gloria á
regni non e ril finís. Et ju z g a r á los vivos y á
in Spirilum S anclum , lo s m u erlo s : cuvo rei­
Dominum e l vivilican- no no tendrá lin. Y creo
lem : quh ex Paire Fi- en el E spíritu S anio.
lioque procedit. Qui Señor y vivificador: el
cum P aire el F ilio s i- cual procede del P adre
roul ad o ratu r, e lc o n - y del Hijo. Y q u e con
glorilicatur: qui lo cu - él P ad re y el Bijjo e s
lus esl p er Prop líelas, adorado y conglorilica-
vnam sanclam Ca- d o : e l cnal habló p o r
70 DO»1>GO DE BAÑOS.

tholicam e t A poslolí— los Profetas. Y creo en


cam Ecclesiam . ConK- una santa. Iglesia c a tó ­
le o ru n u m baplism a in lica y apostólica. Con­
rem issionem peccalo- fieso un solo bautism o
rum . E l expeclo re s u r- en rem isión de los p e ­
recliauem m ortuoruin. cados. V espero la re­
E t v ilam vealurisjpcu- surrección de los m u er­
li. Am en. tos. Y la vida d e los si­
glos venidero». Amen.
O rFE B T O llU M . OFERTORIO.
pnoBiosy desdicha es
T
siproperilm expccta-
vil cor mcum » et
miseriam : el suslinui
O lodo lo q u e aguarda
mi corazon : y espere
qui simul mccum coii- que alg u ien se condo­
Irislarclur, e l non fult: liese co n m ig o , y nadie
consolanLem me qHícsi- h u b o , busqué q uien
v i , et nou i n v e n í : et me c o n so la se , no le
ded eru n t in escam e n c o n tré ; y m e dieron
lucum f c l , et in siti liicl p o r a lim e n to , y
mea polaverunl me apagaron mi sed con
aceto. [P s a l m . lw ii i) . vinagre.
SECBETA. ORACION SECnETJt.

C
oncede q u x su m u s,
C
concédenos, le pedi—
D om ine, u t oculis I mos» olí S eñ o r, que
lúas m ajeslatis tnuiiuí la ofrenda presentad!»»
oblatuni, e lg ra lia n i no- los ojos de lu m ajeslad,
bis- dcvotinn is otili neal, asi ñus o hlcnga la gra­
e t elTccluni healíc u e - cia de ladevolucion, co­
re n n ita tisa c q u ira l. P er ito nos a d q u iera el g o ­
Dominum noslrum J e - ce de una dichosa e te r­
sum C hrislum etc. nidad. I’or n u estro ele.
MISA. 71

ra.tF A T io . I raerAcio.

Py.EBomaiasiFcula sa;-
culorum.i'v Ameu. P
Doniiiiu» vobis-
ob lodos los sig las de
los siglos A. A m eu.
J. El Señor sea con
cura. i^. £l cum spirilu vosotros. í). Y c o a tu
1ua. esp íritu .
y. S ursum corda. t . A rriba los corazo­
Habemus ad Llomi- nes. fi. Loa leñem os e n
nuro. el Señor.
fr. Gratias agamus f . G racias trib u te »
Domino Deo nostro. raos al Señor Dios nues­
í¡. Dignum el juslum tro. Digno y ju sto es.
€&l.
Vere dignum et jus- Digno y insto e s, de­
tum est, ¡pquum, el bido y salu d ab le v e rd a ­
salulare, dos libi sein- d eram en te , re n d irte
per et ubique gr&lias siem pre y donde q u ie ­
agere Domine sánete, ra las g racias , ob Se­
l'aler oni ai poleos ^ter­ ñor sanio, Padre om ni-
ne Deus. Qui saiulem p o ten te r e te rn o Dios,
liumani generis in lig- que co n stitu iste la s a l­
uo Crucis constituían, vación del hum ano 1¡-
ul unde mors orieba- nage en el m adero de
tur, ioJe vil# resurge- la cruz ” , para q u e de
rcl.etquiinlingnovm- allí de donde había b ro ­
cebal, in ligua qnoque tado la m u erte reto ñ a­
vincerelur per Chris- se la vida r y q u e con
lum Dominum hos- un m adero lu ese v e n ­
trum. Per quera ma- cido el (iuc con un m a­
jeslatcm luam laudanl dero h an ia salido v e n ­
Angelí, adoranl Domi- cedor **, por C rislo se­
nalioncs, Ircniunl l'o- ñor n u e stro , p o rq u ic n
7i DOMINGO DE DAMOS.

te sta le s. Ccel i ccclorum- alaban lu m ajestad los


q u e v ir tu te s , ac beata A ngeles, la adoran las
S e ra p lin n , sacia e x u l- Dom inaciones , tie m ­
tatio n c concclchrant. blan Ias P o testad es, y
Cum quib u s e l nostras tos cielos y las v irtudes
voces, u la d m ittiju b e a s de loscielos y los biena­
d e p re c a m u r, supplici v e n tu ra d o s ' Serafines
confcssione dicen te s ; la cele b ran ju n to s con
com ún re g o c ijo ; con
cu y as v o ces, le su p li­
cam os m andes que
sean ad m i li das lam bien
Las n u e s tr a s , con q u e
hum ild em en te le con­
fesam os d ic ien d o :
Sane t u s , S anclus, S a n io , s a n to , santo,
S án elas, D om inas Ueus S eñor Dios de los e jé r­
S abaoth. Plen isunlea*- citos, llenos están de
li e t Ierra gloria tua. tu gloria los cielos y la
Hosan na in exee Isis. Bc- tierra. H osanna en las
n e d iclu sq u i ye ni l i n no­ a ltu r a s ! DendiLo el que
m ine Domini. Hosanna viene en n om bre del
in excelsis. Señor! H osanna en las
a lt u r a s !
En lo que sigua h u ta lli j¡ar i la Communin la ftlifn
es romo en tos días ordinal ios.
C.OMHUNIO. COMCMON,

ateu, si non polesl ad re,


si no puede po­
P liic cali v tran siré,
P
sar este cáliz sin
nisi bibam illu m , liat qu e yo lo b e b a , hádase
v o lu ntas tu a. tu volu n tad .
MISA. T-t

Hk&T-COUMl.MO. POST-COMlMOíi.

liu ju s , Domine, on o ltrad c este m is­


P
eii
opera lioneni niyslo- P terio , olí S eñor,
rii, e t vllia nostra pnr- sean á la vez purifica­
getiiur, et ju s ta de&ide- dos nu estro s vicios y
ria c o m p lean lu r. P er cum plidos n u estro s
Dominutn uostrum Je- ju sto s deseos. Por
som C hristum etc. n u estro S eñor e tc .

Por último Evangelio se lee en la Misa m ajor el de


Sao Juan: In principia é n t vtrbum; en las Miaaa priva­
das (I de líl bendición de lis palmas: Cum appnpM jW t-
m pig. 2 1 .
NOTAS
A L DOMINGO DE RXM 08.

1 Da esta opinion *s r\ moderno ascrilor francés


Mr. Darras en su <wi iraable vida de Jetuciiito. Mu­
chos, haciendo coincindir r] aniversario de au muerte
con el de su enraniHcion rn 25 di*, marzo, fijan en SO
del mismo su gnlrmn* entrada enJirusalen; otros en 29,
pcri^ndo su CfUfilijiion en 3 de abril. Es inconcebible
como después de lautas cnniroviTri.is no se ba esclare­
cido roa* esle inleresanlMino punto.
1 Omiiprada y« la Misa del día al recuerdo déla Pa-
sion próxima de Jesús, mas que al d« Su breva triunfo,
natural es que en lo» ornamentos domine el cnlor de tris-
le u . La capa, derivada de capul pues con ella se cubría
también b <ub«n, lleva el epíteto de pluvial, porque la
vestían los sacerdotes pan ejercer su ministerio en tiem­
pos frío s; lluvioso*.
* Híimnna es palabra hebrea , compuesta de hutía
{salud) y d« anna («s ruego), aclamación correspondien­
te al anívt latino <í á nuestro Pira. El gran Hoianna lla­
maban Eos judíos i uno de los dias de su fiesta de los Ta­
bernáculos en que llevaban palmas en las roano*, no so­
lo recordándola libertad que les había dado Moisés, sino
esperando la queh.ibia de traerles el Mesías.
k Díse este nombre á los versículos cantados entre
la Epístola y el Evangelio, sea porgue llenan los momen­
tos en que el diícono buja Ins groiat detallar y sube lai
del pulpito, sea por la gradación ó escala musical con
que se modulan. Uno de los rcsponsorios de este gradual
se refiere é la inicua asamblea da loa fariseos, resultado
del despecho concebido por la triunfante entrada de Cris­
to, j el otro í la oraciou dal huerto cuya situación j cu-
POTAS. 78
jos olivos m e n la a n o» fin patética conlrnsla cod el
recuerdo de la alegre jum ada.
* Pnr pouiifii M se entienden los jefes de las veinte
m i t r o f-miilMí siceHot-ilns en quedtviiliA Dt^id la nu­
merosa desíenlr-nria rin Aarnn. que también se llaman
. principts 6 ra l)'iis He ¡ni taeenlote* p u e s en rigor no
iialii.-i mas qup un pnutifica qu^ ••jTi t«s« el supremo sa­
cerdocio. dignidad qu* no era vitalicia ni tnmiioco re no­
table cada niin. ta s /lirüenj, que tomnon nombre de la
m hebrea pharas, es decir separación, porque afectaba
separarle dul común del pueblo i título de superiores en
virtud y doclrina fi>rra;ib«n í Ia sazón la seíln mas po­
derosa del judiii^mo, pirándose mucho de rígidos obser­
vantes de la ley y de aferrados! sus minimas Indiciunes.
A dicha secta pertenecían « s i todo» los w e rd 'U 6 doc­
tores de la ley, cuyo ministerio era copiar y ap licar las
libros santos.
* Zacarías c. ts, v. 9. No tan literalmente, lo dice
Isaíasc. i.xit. v. I I ,
7 Hebraísmo m u; usual el de llamar hijas i las ciu­
dades, y de Sion por sor esta una y la mas célebre de
las colinas en que estaba fondada Jerusalen.
' No deben m udarse eslos ttumbres, aunque los r a ­
mos sean de otro árbol.
' Anliftma, es decir, canto alternado entre dos coros.
,a Data este himno del siglo IX, y alribíive&e i T w -
dtilfo abad de Florac y despuca obispo de Orlcans, que»
iriso en Angers como cómplice en la conjunción de los
I
lijos de Luis ti Pió contra so padre, Id compuso en la
drcel, v lo cantó al tiempo que el emperador pawba por
debajo de .la torre siguiendo la procesión de ramos; y do
solo obtu*o la libertad, sino la declaración de su i nocen-
cu En la traducción ha procurado seguir el corle de los
dísticos de que se compone, lo cual en castellano es
harto difícil especialmente en los penUmeLrui, consul­
tando mas al oído y á la acentuación que i la prosodia
de las silab:is.
76 DOMIXQO DE BASTOS.

" Las puertas « n u d a s del templo, que se abren á


un golpe de la cruz, re presentan lis del cielo que por la
redención se nos hirieron; los cantores de dentro figu­
ran i Iíis ándeles, los de fuen i los patriarais y justos
introducido* por Cristo en su gloria.
11 Llámase asi esla parte de la Misa, porque mien­
tras u cauta, en tra el sacerdote en el altar. Suele re­
tinan* ni primer versículo de ulgunsalmo, qne antes se
Cantaba entero, y á su respectiva antífona que se repite.
" Tracto es un cantar trille que después de la Epís­
tola sustituye ó sigue al gradual, y que se cree derivado
del verbo traho porgue « prolonga Ir to í al cantarlo i
manera de lamentación Su introducción ee remonta á los
irimeros siglos de la Iglesia. Suele decirse en lodos los
f unes, miércoles y viernes de cuaresma, porque eran an­
tiguamente los. dias destinados ¿ las penitencias públicas.
El de esle día abarca casi una mitad del salmo x si. que
es un» de las mas claras profecías de los padecimientos
del Salvador.
“ Entre esla domingo, y el martes, miércoles y vier­
nes santo, sallando et jueves en memoria déla institución
eucaristía , ha distribuido la Iglesia los relatos de la pa­
lien de noesiro Señor hecho» por los cuatro evangelistas,
empelando lio; por el del ap.iítcl S. Maleo que ee el mas
antiguo, pues se cree lu escribió seis ú ocho años dev
pues del sran suceto, eu Judea y en el idioma M iriico
6 siríaco de aquel ti+mno A u n a d a p a itk suple en es­
tos días al Evangelio de la Misa , se omita en ella por
razón del lulo y o el recuerdo de la muerta del Señor el
pedirla bendición, el llevar ciriales, el incensar, el Do-
minué vobitam y el GUtria titi Domwe; lu único que
o» el pres«?iil" quedo ya de I» alearla del reciente triunfo
son las palmas y ramos en manos del celtlitanl*. mi­
nistro? y clero, que no se holnn ya en los demis
día*. Desde remotas edades se canta i tres voces,
i m anen de diálogo, por tres sacerdotes ¿ diáconos,
cada cual en su pupilo 6 en el presbiterio, desemjw-
NOTAS. 77
Dando el uno U p arla de J e s ú s , el o tro la d d h isto riad o r
i Cnnüta, y e l tercero el de la Sianjúja í d em ás
interlocutores, tu y o s liarles s e m arenn en el libro r e s ­
pectivam ente con la » • la C. y la S : la p a rte d e Je s ú s
i bir-n de la Sinnguga v.i ¡icoinp^ii ida i v eces de o r­
questa , y I» ejecutan desde el cero (i In trib u n a algunos
cantores. El can to llano ap licad o 4 la paxsia es g n v e y
de un efecto in d e sc rip tib le en su s m elancólicas d e sin e n ­
cias
11 L levaban esto n o m b re to s m ag istrad o s á funciona­
rios civiles en m em oria del régim en p a tria rc a l; ¿tninres
dice el te x ln , de donde se b a form ado la palabra se florea.
’* S u debe olvidarse q u e los a n tig u o s com inn re c li­
nados en su Iriclinio * no te m a d o s, q u e esto s ig n ific a
rtntmbm, diicvmbmx. De esta cena 6 B e ta n ia , a u n ­
que ¡in tm u r de dos d ia s i la enLr:idd en J e ru s n lrn . lo ­
man el hilu de 1h pm ion lo* e v an g elista» por In en Im ada
que v i con la ira iriu n <!»■ Ju d a s y con ta predicción de
Jesu ;» c rriM de í u p tó x im s itiu-rli-, aludiendo i lu c o s­
tum bre nrifliilal d e cmbil&iHMr lo » cad áv eres. L o » tv .m -
íd is l.is callan el m im bre d e l.i m u je r, A e sc e p d o n de
S. J u a n que declara fué M:irla M agdalena.
,r T rein ta s i d o s . t^ g u n Varios in té rp r e te s , los m is­
m o; en que se U sab a conform e h la a n tip u a lev la indem ­
nización por u n esclavo ( É x o u o c j t u . .’ii) P e sab a
d irh i u n lid n d p n to m a s de trece onziis de plata. H a ;
quien cre e que c ita s m onedas no fu rro n m as q u e un
anticipo, h a llá n d o se le prom etido m u jo r s u m a , bien q u e
im lnterininada.
" C om íanse lo s ánnu», e s d e cir, lo s panes ein leva­
dura, d u ra n te los siete d ias de la A rala de P a scu a y la
víspera ó preparación de e lla , llam ada en griego t’nras-
uvt, que em pozaba a la n o rh e c v r del ju e v e s, p u es los dias
entre los h ebreo s u contaban de u n a i « Ira p u esta de
sol.
" De este t n l o parece d ed u cirse q u e en aten ció n 3
su próxim a y prev ista m u ir le a n ticip d J e s ú s un d ia sin
78 noM iftG O dc Ha m o s .

infracción d« t» lev su tena pascual, asi como el da s u


Juan {x viu, 28) dá á entender que Ins judíos no la
celebraron hasla el anochecer del viernes d la salida
del 14 de Nísan y á la entrada del 15. A grandes y ano
no dirimida* controversias entre los expositores ba dido
lugar est* punió.
" Esto significa el paropsis de S. Moteo y el cali­
m a de S. Marcos, pialo liñudo y grande puesto en el
centro do la mesa, ove contenta la snba 6 charnsetk,
compuesta de almenares cocidas eú 'vino con otros in­
gredientes, en que mojaban el pan los convidados. Asi
las señas que did Jmus para designar al traidor no fue­
ron mas que generales; antes bien miistrá (singular cui­
dado en no descubrirle, menos al Discípulo anuido que
reclinaba l.i calirza solire su pedio , pues i este , dice
8. Juan, se lo reveló por un acto especial: aquel á
quien ditrt el pan mojado.
11 Frrnit, dice el texto ; siendo fuerte como galleta
el pan usado entre los hebreos, se rompía y no se partía
con cuchillo ni de otra m anen.
" Este himno de gracias después déla tena pascual
se componía del salmo exv Crcdidi y del u tv in Beati
immaculali, no sabemos si completo, pues es larguí­
simo.
" ZaCíirias Xiltj 7.
** Valliipingüísima la interpreta S. Jerónimo, otros
• lagar de olivas; • distaba de la ciudad como mil pasos
á In parte oriental
“ S. Juan es el único evangelista que Irae el nom­
bre del herido y del que le liind, i saber. Maleo aquel
y el miuno S IV dn este; y $. Lucas el quo espresa
que el S<i)or n< ó la iritis ? o lo con tocarla.
** Ergo ne com rdent mulitres frurtum twm... ti
oeeidi u r in sanltuirio Domini titeado» el propheía*
J ehem . thkn . ii , 20. Ckrúlut Dominus rapltis etl in
peccalisnottrii. IuEM . IV, SO.
17 Los tres primeros evangelistas omiten la presen-
SO TA S. 70

lición de J e s ú s í A u la su eg ro y anleccsoc d e Cailua en


el p o rlifirad o .
“ Ni para invocar la s leyes de M oisés in frin g id a s
respecta del t i i a ; h o ra de su proceso, ni p a ra re c u sa r i
sus acu sad o res co n v en id o s en ju eces „ ni para esp liear
el verdadero sentido de la frase acrim inndii, lom a la pa­
labra el S e ñ o r; pero req u e rid o de parle de D ios, co n tes­
ta i la interpelació n de la a u to rid a d , a u n q u e in tru sa y
sim oolaca.
" D em ostración u sad a en el O riente p a ra e sp re s a r
un grao M olim ien to , y en el presen te easo afectación da
horror por Ib su p u e sta blasfem ia < A h o ra , dice un e lo ­
cuente e x p o s ito r, p uede ya C n ifij d e s g a rra r su tú n ic a
de gran sacerdote , p u es n u n c a volverá á s e r cosida
Con ella b a desaparecido i g irones el sacerdocio da
Aaron.»
* La de los G alileos. seg ú n C alm et, e ra u n dialec­
to bronco 6 iugTato, d iferen te del que se h ab lab a en J e -
rusalen.
*' Bale gran consejo de lo» s íte n la y tíos i S a n h o -
drin debia confirm ar la íe n te n rid del colegio d e sac e r­
dotes ó consejo de los veinte y tre s , leuido an te s en casa
de Cnifüs. En el in lero ied iv J e arabas re u n io n e s, e s d e -
■tir, desde m edia noche h a sta la m ad ru g a d a , p a sá ro n la s
burlas y m a ltra ta m ie n to s h ech o s i Je s u s p o r la c h u sm a
de esb irros y serv id u m b re del ponliñee.
" Cprionitm d iie el tex to , la tin iiu n d o la p a la b ra
hebrea Cnrbnn. don ni íy íio r.
11 E l rmi agrum ai ítananeel... et úppendi t i ar-
¡tnium ,, jE p t.u . x x x ii, 3 — El appenderunt mer-
ftdem meam tiiginta <rrgenteot El oi-ril Unmmus ad
*He: piojírt ¡llitd ad ¡tatunrium , decorvm prrtium
<fuo ap/,nti«lvs tnm ob e s . K a la h I a s x t, 12, 1-i. E s­
te campo se halla al s u r de Jt-nisalón en la confluencia
tres valles, en u n a a ltu ra cu b ierta todavía da s e p u l­
t o s , y s u arcilla b la n q u e cin a sirv e a u n p a ra fa b ric a r
picheros.
80 DOJfIRdO UE IIAMOS.
“ E sdneir, to an te i las acusaciones, pues (lor
lo detmís S. lui'm nos irasmite m is de una w p v e sij
del Salvador al presidente romano.
” Burniba* , sejun gu etimología hebriiea hijo
tlei pudre; S. Mareo; ; S l.uois ilicvn que esLn b.i pre­
so pur sedición y homicidio, S. Juan añude que era la­
tí ni 11.
14 CUndia Prúcula se llimaba. según tradición, la et*
m de Piloto; «I emperador Tiberio babia derogado la
ley que prohibía á los gobernadores llevar Mti digo á sus
mujeres. Algunos «utilizan que « l e sur fin fu i obrn del
diablo pura impedir la rodeueion; el comiui diclAinen ec
que fué disposición divina p«ra que rindiera letliruomu
la inocencia de Jrsus el mismo qup le condenaba.
” No se rutniirciiiliera eM.i crueldad en P ililo , tan
ili-pui'cln n i f.ivor ile J r s u s , «i S J u i n no indicara que
fui- una riitic ttm n h e d ía al encono de su s enem igos enn
la esfH'ruma ili* m overlos ri lis liin a . Pqt<i s e r ¡nutrido el
Si-fti»r fu i sacad o dH pretorio , ro m o s r a io s lu m b rib a ,
} i|rta el lado 0|iUi*sIq á I» «üi'alero d n h n le d* la cual se
silu ,ib a U n tu lltlu d . T iidíviii s u b -is te n dus cuIuiOUbí
llam ada* de U fUr/el ación . la una rq Jeru sa le n en la
Iglesia riel Sin. Si-pulcro, la o lra en R om a en la b.'tslli-
ca de Sl.i P ráxed es.
•* Natural do la ciudad ó provincia de este nombre
en la costa de Africa, igndra-* cual fuese la condicíon
ite Simón que pudiera s«r obligadu ( no alquilado co­
mo «prienden equivoeadameule algunos) á servicio tan
bnjo como vi de llevar la cniz i un reo. S. Juan dice
que Cristo la llevó por si mismo, iiajuitiiis sibi crucera,
lexlo nue sa conrilia ron ol de los rien>4s evangelistas,
diciendo que eslo lué liasla la Ealitta de la ciudad, J
que de alli en adelante carg4 con ella Simón, ounou*
la opinion mas recibida es que solamente le ajudo i
llevarla.
** Gclgoiha, cráneo, palabra que S. Jerónimo cr«
Le fué aplicada por ser el osario de los malliecliores qut
M JTAS. $1

e n aa lli ajusticiados, desechando la tradición do haber­


se encontrado en aquel cerro la calavera de Adán. Pudo
también llamarse asi por su forma y por laárido del suelo.
40 S alm o , x x i , 19.
*l S. Lucas es el único «vanjeluto que refiere la
coofe&ion del buen ladrón; u l vez al principio se man­
tenía [interno como su compañero.
11 Subido es que contadas antiguamente las horas
desde la salida del sol, la hora sexln era la de medio
dia, y la nona correspondía 4 las tres da la Urde. Esta
oscuridad extraordinaria no podía ser efecto de un eclip­
se natural de sol en los dias de plenilunio.
u Palabras tomadas del principio del salmo x n ,
pronunciadas las primeras en hebreo-fias últimas en
siriaco.
u Estrsngeros, griegos 6 rom anos, debían ser {os
que no comprendieran la» palabras de Cristo en el idio­
ma del país: pero no tan ignorantes de las tradiciones
hebreas que no tuvieren noticia del profeta Ellas, 1 quien
los judíos invocaban á menudo en los supremos trances,
contando maravillas de suausilio.
’* Del prodigioso eclipse deponen Flegón, ApolAfa-
ri*8 y hasta los ¡males chinos; del terremoto Plioio,
Tácito y S u e lo tio ; y distinguidos sedlogos modernos
deducen del eximen de las quebraduras del Calvario
que el sacudimiento no se verificó por las leyes físicas
ordinarias.
*• llrrmana d« la mndre de Jesús, que según el es-
tilo hebraico puede ser prima ó parieuta, llama S. Juan
1 dirln alario que apellida de Clcof.is, no sobemos si
padre i marido de ella , pues nombrándose en otros pa­
sajes á AIleo como padre de uno de sns hijos, si Alfico
J l'l«ofa& no son nombres distintos de una misma per­
sona, pu«de aquel referirle al padre y este si esposo de
la seguidora de Jesús. Tuvo eslu cuatro hijos, atados
lados ellos en el Evangelio entre los principales parientes
del Salvador, i saber, Santiago, José, Simón j Judas ;
6
82 DOMINO O DE RAIMOS.

apóstolas a< primero y el último, uno con el distintivo


de t i Mtñ-'v y el olra « n el de T aito; Simón no fué el
apóstol, piro suoedid á su hermano Santiago en el obis­
pado de Jerusalen ; y en cuanto i José deliió ser muy
conorido en su tiempo, según la repelida memoria que
hac«n do él loe evangelista}; mas no Jebe confundírse­
le con Jnsé t i Justo que entró en suerte con Matías, ni
con Jo&ó Bar-n»ba* A Bernabé.
M EL dia siguiente al de la Parasceve i prepara­
ción, como queda dicho, era el del ¡/raí» Sábado, según
lo llama S. Juan, por ser el que coincidía con la solem­
nidad <!<■ r.'sniB .
“ Habla de la cuardia del templo de que sp sir­
vieron jn fin autorización soya pora prenderá Jesús, j
mi desentiende can enojo y tedio de tantas exigencias,
llius dispuso que fuesen dependientes del pontltlce judio
y no del i»«bidente romano Jus toldados quo guardaran
el sepulcro, parn que no pudieran loa sacerdotes sos-
perb.tr soborno alguno por parle de Loa discípulos deL
Svlvndor.
'* Llama s í de la crut este prefací >usado eii el pre­
senta dia y en los cuatro siguiente», y atribuyese ol papa
Grlusio I, que lo fué desde el año 4ÓÜ al 4Sfi, y ordenó
en su m.ivor parte las oraciones del santo Sacrificio y el
ritiiiil pura la administración de sacramentos.
a 14 Satinés, venct-dor por el árbol del paraíso, ven-
cido por el de la cruz.
LUNES SANTO.

H IS T O R IA E V A N G É L IC A .

I
jlrs la m añana de este dia, al salir de B etania
J p ara Je ru sa le n , sintió ap elilo el S eñor, y
viendo á lo lejos una higuera, a c e rró s e á ella
v no encontró sino hojas, a p esar de que el in­
vierno, m enos riguroso en aquel clim a, perm i­
tía m uy á m enudo m ad u rar en el Arbol los h i­
gos de otoño, u N unca jam as nazca d e li fruto !»
esclamó Jesú s, y los discípulos le escuchaban
Í M \ t . x x i , 1 8 , 1 9 .— M a k ü . x i , á l i ) . Si
nos atu v iéram o s solo al tevlo de San M ateo,
pureceria q ue la h ip u c ra s e secó en el m om en­
to ; pero del de S. Marcos se deduce claram en ­
te que h asta el otro dia do am aneció seca. San
Lucas rcliere un hecho an álo g o , pero á m ane­
ra de parábola en boca del Salvador, aludiendo
eou ella m anifiestam ente á la reprobación del
pueblo judio ( x in , G ü 9 ) .
S. Marcos tam bién es el que lija en e ste dia
la expulsión de loa vendedores del tem plo
( h , 1!5 i 1 7 ). q u e $ , M aleo y San Lucas p onen
84 LINES SAM O.
á c o n lin u acio u de la triun fal en trad a de la ciu ­
dad el dia precedente. (M at x m , 12, 13. L ucas
xjx, 18, iG ), y q u e S. Ju an reliere al año p ri­
m ero d e la prcaicacion de Jesú s, inm ediata­
m ente despues d e las bodas de C an i I n , 13
¡i. 17). Esta notable discrepancia en el tiem po
pudiera d a r m&rgen á creer si el h echo se
verificó dos veces. Dicho m ercado, tolerado por
la costum bre en el atrio del tem plo titu lad o de
los gentiles, tenia por objeto pro v eer de victi­
mas para los holocaustos, d e corderos p ara el
festín de la P a s c u a . y de palom as para el res­
ca te d élo s prim ogénitos, al lado de cuyos pues­
tos los había de plateros y cam b iad o res, esp e­
culando sobre el pago del m edio s id o con que
cada israelita debía co n trib u ir en a q u ella tiesta
á la conservación del tem plo. G ran resp eto im­
plica á la misión so brenatural de Jesu cristo la
aq u iescencia d e los m ercaderes y de la m uche­
du m bre ii tales actos de soberanía.
Pero los sacerdotes y escribas lom an ocasion
para p re g u n tarle: « ¿ c o u q u e au toridad obras ?
¿ d e q u ió n la has recibido.'» Y Je sú s les d ice:
« C ontestadm e á una p reg u n ta, y yo luego con­
testaré á la v u estra. El liautism o de Ju a n /.de
dónde procedía? del cielo ó d e los hom bres!1 »
V acilaban ellos en re sp o n d e r: porque si reco­
nocían en el P recursor un título celestial, se les
nodia reconvenir por no haber c re id o e u é l; y si
lo calificaban de m eram ente hum ano, tem ían
al pueblo t^ue consideraba al B autista como un
profeta. Dijeron pues: « no lo s a b e m o s ;» y Je­
sús rep licó : «p u es vo tam poco os d aré razón
HISTORIA F.VANGtLICA. SI»

del origen d e mi autoridad.» [M at. xxi, 2 3 á 2".


— M a u c . xi, 27 á 33.— Lirc. xx, 1 & 7.)
Y contin uó con esta p a rá b o la : >un hom bre
tenia dos hilos, y dijo al prim ero, rete hoy á tra­
bajar á mi aña; el hijo co n testó »o quiero; m as
luego arrep en tid o se rué allá. Lo mism o encargó
el padre al segundo, q ue le respondió voy, Seiior;
pero no lué. ¿C u ál d e los dos cum plió la vo­
luntad de su padre ?— El prim ero, co n testaro n .
— En verdad os lo digo, prosiguió Jesú s, q u e los
publícanos y las ram eras os p asarán d e lan te
en el reinó de l)io s ; pues vino ¿ vosotros
Juan p o r las sendas de la ju stic ia , y no le creis­
teis ; pero crey ero n en él los pu b lícan o s y las
ram eras, y vo&olrosni c o m e r esto, os m ovisteis
después á penitencia para reco n o cerle.»
M u. x u , 2 8 á 3 2 .)
«E scuchad olra p a rá b o la , añadió. Hubo un
padre de Familias q u e plantó u n a v iñ a , y la
cercó de vallado, y cavó en ella u n lag ar, y ed i­
ficó una to r r e , y arren d án d o la d e s p u e s á c ie r­
to» la b ra d o re s , se ausentó á u n paiB lejano.
Llegada \ n la sazón de los Frutos, p a ra recogerlos
envió sus criados á los co lo n o s, q u ien es & uno
hirieron, á otro dieron m u e r te ,¿ o tro ap ed rea­
ron. Mandóles otros m uclioscriados, y todos tu ­
vieron igual su e rte . U ltim am en te les envió á
¡‘U hijo, d iciendo, u esíe le Tesprlcirtm ; pero al
verle los arren d ad o res confabularon e n lre s i :
este es el heredero, venid y m atém o sle, y p o -
teerém os su heredad- Y cogiéndole le sacaron
de la vifia y le m ataron. C uando vuelva p u es el
dueño, i q u é h a r i con aquellos labradores?» —
86 LUNES SAM O.

C astigará de m ala m anera á esos m a lv a d o s, le


re s p o n d ie ro n , y arren d ará la viña á otros que
je paguen los frutos á su Liem po.— S i , vendrá,
dijo J e s ú s , v d estru irá á esos ru ló n o s, y dará
á otros la v in a .» ¥ com prendiendo por el tono
la aplicación de la terri ble sentencia., exclam aron
loe a lu d id o s: » No lo perm ita D io s!» Y Jesús
m irándoles fijam ente, co n tin u ó : «{.Qué sig aili-
can pu es aq u ellas palabras d e la E s c ritu ra : La
púdra qxie desecharon los fabricantes , esta ha
tenida a ser t i fundamento angular ? Todo el que
cay ere sobre ella . se hará p e d a z o s; poro aquel
sobre q uien ella se desplom are, á polvo se rá re ­
ducido.» Bien en ten dían los sacerd o tes y Tari-
seo s q u e por ellos hablaba, y ansiaban p ren d er­
le ; p ero no se atrev ían p o rle m o ra l pueblo que
le v en erab a com o á pro feta. — Mabc, xii, 1
á 12. — Luc. i x , 9 4 1 9 .)
Aquí introduce tam bién S. Mateo la parábola
del b an q u ete preparado por un re y p ara so­
lem nizar las bodas de su hijo, que reliere an tes
San Luca9 con propósito al parecer de m ani­
festar la preferencia q ue m erecen al Señor los
pobres respecto de los ricos absortos e n las
g an ancias tem porales y desdeñosos de la ete r­
na. IVro en este pasaje tom a la alegoría un
sen tido m uy m arcado de reprobación c o n tra los
ja d io s . cu y a reb eld ía se m anifiesta en la d e los
convidados que u ltrajan y m atan á los siervos
del q ue les convida, así com o el llam am iento
d e los g en tiles en la im provisada reu n ió n de los
tra n se ú n te s p o r calles y cam inos al rededor de
las m esas del festín. Sin em bargo, e n m edio de
HISTORIA BVAKdÉUCA. 87
libertad al p arecer tan om ním oda , el q u e no
'viste el traje nupcial es arrojado de la sala & las
tinieblas de afuera, (jara indicar q u e sin la tú ­
nica de honor con q ue solían los re y e sd e O rien ­
te acom pañar b u » in v itacio n e s, e s decir, sin
recibir el don d e la g racia y sin apro v ech arlo y
vestirse de él, no se concede la en tra d a al ban­
quete eterno. Y concluye el S ilb ad o r con a q u e­
lla sentencia terrib le : m uchos son los llam ados
por la gracia, pocos son por falla de correspon­
dencia los escogidos. ( M a t e o x x i i , 1 ú 1 4 . )
De todos estos hechos y discursos no hace
memoria el evan g elista San J u a n , p ero e n
cambio trae otros im portantísim os, que debieron
pasar este dia cuan do no en el in m ed iatam en te
an terior ó p o ste rio r, porque el co n tex to no
perm ite precisarlo. D eseaban conocer á Jesú s
algunos g en tiles, q u e habían acudido á J e r u -
tfle n mezclados con la m uchedum bre a traíd a
al tem plo por la solem nidad de la Pascua ; y
como el Salvador enseñase en et a trio de los
judias, en donde ellos no podían p e n e tr a r, pi­
dieron con instancia p o r verle á F elipe, q u ien
se lo nianifesió i A ndrés, y am bos apóstoles
á su M aestro. Millonees je s u s e s c la m ó : » Llegó
la hora en q ue el Hijo del hom bre sea glorifica­
do. Kn v e rd a d , en verdad os d ig o , q u e si la
semilla cayendo en tie rra no m uere ( disolvién­
dose), perm anecerá sola, e s t é r i l ; pero si m uere,
dá copioso fruto. El que estim a su persona, la
p e rd e rá ; v el q u e la pospone y la aborrece en
esle m undo, la conserva y aseg u ra para la vida
eterna. Sígam e el q u e me s irv a , y donde esté
X 8 L L 3ÍE 5 S A M O .

y o , allí estará ni¡ siervo ; y si a lg u n a m e sir­


v iere , mi P adre le honrará. A hora, continuó
ten iendo á la v ista el próximo sacrificio, ahora
m i alm a está conturbada, ¿ y q u é diré ? P a d re ,
sálvam e de esta hora ? pero esta h o ra es la
causa d em i venida. Padre, glorifica tu nom bre. »
Y lu jó una voz del cielo diciendo : Lo he g lo ri­
ficado, y lo glorificaré de nuevo. El auditorio
se conm ovió, y unos decían que liahia estallado
u n tr u e n o , y oíros q u e le habia hablado uu
á n g e l. Jesú s les dijo: « No po r m í , siuo por
vosotros lia sonado esla voz. A hora se decide la
s u e rte del m uudo , ahora el p rin cip e de este
m undo será vencido y arrojado. Y cuando vo
m e halle levantado sobre la tierra ( aludiendo
á la clase de m uerte q ue habia de s u f r ir ) , lodo
lo Iracró hacia m i.» fcnlre el pueblo habia p re­
tendidos sabios que repusieron: Por la ley sa b e ­
m os qu e C risto perm anece p o r e te rn id a d e s;
¿ q u ié n es pues ese Hijo del hom bre q u e afir­
mas ha de se r lev an tad o ? » Pero J e s ú s , p c n c -
iran d o cu áii volu n taría era su c e g u e d a d , se li-
m iló á decirles :« Poco tiem po os resta de v er
la. luz e n tre v o so tro s; cam inad m ien tras tenéis
luz, para q ue no os envuelvan las tin ie b la s;
une q uien anda e n tre tinieblas; no s a b e á don­
de va. M ientras ten eis luz, creed en la luz, para,
q u e s-cais hijos s u y o s .» Esto dijo, y au sen tó se,
y se les ocultó (Jl.*n xii, 20 á -í(¡.)
(¡loria del Hijo de Dios en conLrasle con las
agonías del Hijo del hom bre, fecundidad del sa­
crificio y condenación del egoísm o , anuncio
d el reino universal de O ís lo sobre las nació-
IIIS T O K U EV A N G É L IC A . 89

iics y postrcT llam am iento á la in g ra ta , a n te s


escogida, todo se m auitiesta á la vez en este
paso, uno de los itias im ponentes del Evangelio;
pero conviene no o m itir lo q ue añade á co n ti­
nuación el Discípulo am ado : « P ues con h ab er
hecho tan lo s m ilagros en presencia de e llo s , no
creian en él to d a v ía , cum pliéndose asi aq u e­
llas palabras de Is a ía s : ¿ q u ié n lia. crcido , S e­
ñor, lo q ue ovó de nosotros, y q u ién reconoció
el poder de tu brazo ? Por esto no podían creer,
y su obstinación realizaba esta o tra profecía:
él Señor cegó su s ojos y endureció su corazon,
para que ni con los ojos vean ni con el corazon
entiendan de modo qu e se co n v iertan Y yo los
sane. Esto dijo Isaías cuando h abló de é l , y
vio an ticip ad am en te su gloria. Sin e m b a rg o ,
muchos creyeron en £1, aun de los p rincipales;
pero no lo confesaban por tem o r á los fariseos,
por no ser cebados de la. sinagoga ; es q u e e sti­
maron en m as la gloria de los hom bres q u e la
gloria de Dios. Jesú s pues lev an tó la voz ( no
espresa el evan g elista s ie n la a n te rio ro c asio n ó
en o tra], y dijo: Q uien cree en mi, no es en mi
propiam ente, sino en el que m e e n v ió ; y q uien
h mi me ve, ve al que me envió . Yo h e venido
como luz al m undo, para que no perm anezca en
tinieblas todo aquel qu e en mí cre e . Y si alguno
ove mis palabras y no las observa, no le ju zg o
yo. que 110 he venido á ju zg ar el m u n d o , sino
a salvar el m undo. El que me d esp recia y no
recibe m is palabras, tiene ya quien le ju z g u e :
la doctrina que lie predicado , ella le ju z g a rá
en el últim o d ia. Pues yo no h e hablado de p ro -
90 LUNES SA1ST0 .

pió , sino q u e el m ism o P adre que m e envió me


n a ordenado lo que h e de d e c ir y cóm o lie de
h a b la r; y sé q u e lo q ue o rd e n a 'e s vida e te r­
na. Lo q ue digo es (a) como me lo dijo á mi mi
P a d re .» (Ju.v\ xn, 37 4 5 0 .)
Las alm as d evotas , q u e en esto s prim eros
dias de la Sum ana S anta deplo ran un vacio de
preces, ejercicios ó funciones con q u e alim en­
ta r su piedad, en co n trarán en la sen cilla indi­
cación de los referidos hechos y palabras de
n u e stro divino R edentor pábulo abundantísim o
para la m editación propia del dia r a p arte del
q u e les su m in istra la proxim idad d e la Pasión.
SISA . 91

MISSA. MISA.
IK TItO ITl'S. i n t b 6i t <
>.

u d ioDomine uocen- i z g a , oh S eñor, á los

J le sm e , exp ugna im ­
T
que me dañ an , cóm ­
pugnan le s m e : a p p re - bale á lo s q n e m e co m ­
licndc a rm a e l sculuni: b a ten , lom a las anim e
elex u rg e in ad ju lo riu m y el escudo, y le v án tale
ineum . Dom ine, virios en ay u d a m ía, olí S e­
salulism eic.(Ps. xxxiv.) ñor , eficacia d e mi
sa lu d .
EITunde Iram eani. V ibra la espada al
vi concludc ad versus rededo r, y c ierra con
eos, qui p ersc q u u n lu r los q u e m e p e rs ig u e n ;
rae: dic anim.T m e¡c: di á m i a l m a : Yo soy
Salns lú a ego sum . lu salvación. i5j. J u z ­
rt. Ju d ica Domine etc. g a , oh S eñ o r, e le .

dUTlO. ÓftACION.

Da. quafsum us, om- Concede, te pedim os


nipoicns ü eu s: ul, qui o m n ip o te n te D1 0 9 , q u e
in lot adversis ex. nos- los q u e por n u e stra
ira iuliriuitalc dc- flaqueza desm ayam os
licimus; in lcrced en le en tan tas a d v ersid a­
unigeniti Filii ta i pas- des, 1105 alentem os m e­
síodb resprrem us. Qui diante la pasión de lu
lecum v iv iU lr e g n a lin u n ig én ito H ijo , q n e
unilate S p iritu s Sancli contigo vive v re in a e tc .
Uens ele.
!lí I.C M S SANTO.

OTRA. ORACION POR LAS PERSECUCIONES I*E


LA. IQLüSlA.
Ecelesia* luffi, q a a t- A dm ite, benigno. te
sum us. D om ine, preces lo ped irnos, oliSeñor, las
placatus a d m itle : u l, súplicas de lu Ig lesia,
d e slru c lis a d v e rs ila ti- para que d e stru id as las
bus e l erro rih u s udi- co n traried ad es y los er­
versís., secu ra Libi s e r - ro res lo d o s, te sirva
v ia t lib értale. P e r Do­ co n seg u ra lib ertad . Por
m inara ele. nu estro Señor e tc.
o PAPA. POR EL
Daos omniuii) lid e- Olí Dios, pastor y di­
lium pastar el rector, recto r de todos los líe­
lam u luni tu u m N. queni les, a tien d e propicio
p asloreni Ecclesia; l u í á lu siervo N. a quien
p ra e s s e v o lu isli, p ro - le plugo c o n stitu ir pas­
p itia s resp ice: da e i , to r de lu Iglesia ; otór­
quE raum us, verbo et gale, (e p e d ím o s , que
e te m p lo , q uibus p n re s t su palabra y su ejem ­
profice re; u l ad v itara, plo ap ro v ech en á sus
u n a cum g reg e sibi cré­ g o b e rn a d o s, p ara que
d ito p erv en iat se m p i- ju n ta m e n te con la grey
te rn a m . P er D om inum conliada á su solicitud
Iiostrum Jesiint C liris- llegue á la vida sem pi­
tu m Filium lu u m , qui tern a. P or n u estro Se­
le cum e tc . ñor etc.
Lrclio JsaitE propkcfa. Lección de Isaías pro­
Cap l , feta.
li aq u ello sd ias Isaías

E
r* d iebus illis: Dixit
I Isaías: D om inus Deus d ijo : el Señor Dios
a p e rn it m ihi a a re m ,me ab rió el oido, mas
M ISA. 93

cflo au tem duu contra- yo no contradije ni me


d ic o : retrorsum non eché h íc ia a trá s. E n­
abii. C orpus m cum de- tregué mi cuerpo ¿ lor
dip ercutienti lius, «i gc- que m e h erian , y mis
nas meas v e lle n tib u s : m ejillas á los que m e
facicni meam n o n a v e r- arran cab an el vello; no
ti ab increpan tí bus., el a p a rté mi rostro de los
conspuentibus in m e. q ue m e in ju riab an y
Donnnus D e u sa u x ilia - escupían £1 Señor
to rracus, ideo non sum Dios es mi ausiliador:
coiifusus: ideo posuit p o r esto no lie quedado
fací eni mea (ti u l petram confuso; por esto opuse
d u r i s s i m a n i , e l scio mi cara como durísim a
uoniam non contorn­ pied ra, y sé q u e no lie
a ar. JuM a e s lq u iju s li- d e q u e d a r con Tundido.
lical m e , quis con Ira- A mi lado e stá q u ien
dicet raiiii? slem u ssi- me ju stific a ; ¿ q u ié n
mul, quis est adversa­ me hará fren te V lisie­
rias me u s'/a c c c d a t ad mos j u i l l a s : ¿ q u ié n es
me. Ecce Dominus mi adversario í A cer­
Deus auxiliato r m eu s: q ú ese á mi. Hé aquí
quis est qui co ndem net q ue el S eñor Dios es
ntV Ecce otnnes quasi mi au x ilia d o r; ¿ q uién
veslinienlum conleren- hay q u e m e condene ?
tur. linea com edel eos. lié aquí que lodos se
Quis ex vohis linicns consum irán como un
liom inum . au d ic n sv o - v a l i d o ; los com erá Ja
cem servi su i? Q ui am - polilla. ¿ Q u ié n h ay de
iiulavit in te n e b r is , c t vosotros q u e lem a al
oco ta l lum en e i, s p e - Señor, q u e oiga la voz
rct in nom ine D oium i, de 9u siervo? El que ca ­
c lin n ila tu rsu p c rlíe u m m inó en las tin ieb las
snum. y para q uien no liay
III LO ES SAM O.

luz Lodaria., esp ere en


el nom bre del Señor y
apóyese en su Dios.

GKADDALE. GIIADI'AL.

Domine, e l in— e v a p í t a t b , o 1i Señor, y


m 'üge

E leude judicio meo: L a tie a d e .o liü io s m io ,


D eus m cus ct Domiuus y S eñor mió, al fallo de
m e us io causam m eara. tui cau sa, f . Vibra la
J . EfTunde fram eam , e l espada en d erred o r, y
coni'lude udversus eos fie rra con los q u e me
qui m e p ersu q u u n lu r. j p ersig u en .

TIIACTLS. TRACTO.

D n
om ine, non s e c u n - u S eñor, n o n o s dés
dum peccala n o s- el pago según los
ir a , quas fecim q j n o s, pecados q u e liemos co­
ñ eq u e secu n d u m i ni— m etid o ni según nues­
q u íta le s noslras r e t r í - tras in iq u id ad es f . No
buas noliis (P s. CII.I recuerde», olí Señor,
j . D om ine nc m em i- nuestras maldades
n e ris in iq u itatu m ilu s­ a n tig u a s ; p rev én g an ­
tra rum an liq u aru rn : ci­ nos tem prano tus
to a n lic ip e u l nos m ise­ m isericordias, porque
ricordia? lu a \ quia pau- hem os venido á ser
p ercsfu ctisu m usnim is. pobres en dem asía. *.
{ H i c g e n u f l e c i H u r .) ¿ Aquí se dobla ia r odi-
y. A d ju v an o s D eussa- /to.¡A yúdanos,oh Dios,
lu U ris nosler: e l prop- salud n u estra, y por la
ler glorian) u o m in m tu i gloria d e lu nombre
D om ine lib é r a n o s : e t líbranos olí S eñor, y sé
m is a . 9$

propitius esto pcccalis clem en te con n u estro s


nostris, p ropler Domen pecados en co ntem pla­
lU U m (1 * 8 . LXXVIll). ción de tu no m b re.

Sequen fia sancti Erange- Lo qite signe es del sanio


(iiseaindum Jounnem. Ec-angrlio según
Cap. Jll. San Juan.

A S
NTKsexdies faseba: eis dias a n te s de la
v enil Jesús itetlia- Pascua fué Jesú s á
niani, ubi L azarus fu e- B c la n ia , d onde liabia
ral m nrluus, quero sus- m uerto L ázaroá q u ie n
c ilav it Jesú s. Fccerunl Jesú s resu citó . R iéron­
aulem ei ca'uam i b i : le allí u n a cena, y M ar-
e l lla rlb a m ioislrabat, la s e r v ia , y Lázaro era
Lazarus vero u n u s c ra l an o de los q ue con él
exdiscum lienlibuscuin estab an á la m esa. En
eo. Alaria ergo acccp il esto .María tom ó u n a li­
libran) u n g u en li nardi bra de bálsam o d e nar­
pislici, pretios-i, e l u n - do puro y de g ran valor,
xil pedes Je sú s, c t ex y ungió los p ié s d e Je ­
tersit pcd eseju scap illis sús, y eriu g ó sc lo s con
su is: et dorous im p id a sus c a b e llo s; y llenóse
est ex odore un g u en li. i la ra sa del o lo rd c l per­
Dixilergo unusexdisei- fum e. Dijo entonces
p u lise ju s, Judas Isca­ uno de su s discípulos,
riotes, qu i e ra l eum tra- Ju d as Iscariote, el q u e
d ilurus: Q uare lioc un- le hab ia de e n tr e g a r :
gucnlum non v e n iitlrc - « ¿por q u é no se ha
centis denariis, e l d a - v endido esle bálsamo
tum est e g e n is? Dixil por trescientos dineros
auleru hoc, uon quia ara dárselos á los p o -
de egenis p e rtin e b a l ad res?» Mas eslo lo d i-
SO Lunes SANTO.

e u m , sed q u ia Tur eral, jo , no porque se in te ­


e l loculos b aben s, ear resase por los pobres,
qu¡c ro itteb an tu r, por­ sino a u e era ladrón, y
taba!. Dixit crgo Jesús: guardan d o la bolsa
S in ite illa m , u l in d iem sisaba lo q u e e n ella se
s e p u ltu ra mea: serv el depositaba. Respondió
illud. P au p eres enim luego J e s ú s : « dejadla

3
sem per hab eiis vobis- ue lo g u a rd e para el
cu rn : me a u tem non ia d e m i se p u ltu ra ;
se m p er habeiis, Cog no- pues ¿ los pobres los
vi t crgo tu rb a m ulla ex ten d réis siem p re con
Juda?is q uia illic e s t ; vosotros, pero á mí no
e l v en eru n t, non prop- siem pre m e te n d r é is .»
ler Jcsum la u lu m , sed E n tre U n to num erosas
u l Lazarum viderenl, tu rb as d e judíos supie­
quera su scilav il á mor- ron que allí e s ta b a , V
lu is. acudieron, no solam en­
te para v er á Jesú s,
sino lam bieo i Lázaro á
u ien había resucitado
e e n tre los m uertos.
OFFERTOKUM. OFERTORIO.

T
TlmPE m e de ininiicis íb r a m e de m is e n e -
'j meis D om ine, ad
le c o n lu g i: doce mei me i
F
J m igos,oh Señor; A ti
lie acogido : c n sc -
lacere v o l ú n t a l e ui iiame á h a ce r lu volun­
tuftir , quia Deus m eus tad, porque lú e res mi
es tu P s a l u . cx.l i i ). Dios.
StCKLTA. 0BAC10.\ SECRETA.

H
.ec sacrilicía nos, sacrificios, oh
E
sto s
om nipotcns Deus, Dios om nipotente,
m is a .

polenli v irtu te m ún­ d esp u es de lim piam os


ja lo s, ad suum faciaat con su eficaz v irtu d ,
puriores ve ni re princi- uos hagan lleg ar m as
piuai. P er Dominum puros i su principio.
noslrum ele. Por n u estro Señor etc.
OTBA POR L IS mSKClfCIOM ES PE LA IGLESIA.

Pro le ge nos. Domi­ P ro té g e n o s , S e ñ o r ,


ne, lu is raysteriis s e r­ á los q u e celebram os
vientes : u l divinis re­ tu s m isterios, p a ra q u e
huí in h e re n te s , e l cor- en treg a d o s á las cosas
pore libi lainulem iir, e l d iv in a s , le sirvam os
m ente. P er Dominum con el cu erp o y con e l
noslrum Jesum C hria- alm a. P o r n u e stro Se­
lum ele. ñor ele.
o POR EL FAF.l.
O U a tis, quaesum us A pl acate,olí Señ or, te
D om ine, placare m u - rogam os, con las p re­
n e rib u s: e t faiDulum sen tad as o fre n d a s; y á
luum N ., quem pasto­ tu siervo N., á q u ie n
reo! E cclesi* tu » p ric- qu isiste colocar por

Í
esse v o lu is li, assidua iastor al fren te de lu
protectioiic g u b ern a. glesia, g o b iérn alo bajo
Ver Dominum noslrum tu in cesan te p ro tec­
■Icsum C hrislum Filiuin ción. Por n u e stro S e­
luum etc. ñor e tc .
f refació. Como en el dia anterior.

COMVUMO. COHDMIOTf.
, e l reve- i VEIGUKKCENSE V l e -
E
m u esca mt
re a a tu r si m ui, qui n . m an á ta vez los que
íls lunes sa n to .

g ra tu la n tu rm a lis meis: se co n g ratu la n p o r mis


in d u an tu r pudore e l re- m ales; cú branse <le
v e r c u tia , qui m aligna sonrojo y de lem o r los
lo q u u n lu rau v crsu srn c. q u e hablan c o n tra mi
PSAI.M. XSXIV. nialiguanicD le.

COSTCOMUI MO - P09T-C0MUSI0N.

ulebeaki nobis, Do­


P
en noso­
P
rodizcan
m ine, di vi n u ib lúa tro s, oh S eñor, lus
sa n c U fervoren): quo santos m isterios un fer­
corum p a rilc r e l aclu vor d iv in o , p a ra d e ­
«Iclcctem ur, cL fru clii. leitarn o s j unía m ente
P e r Dominum no s- en su operacion y en su
Irum ele. fruto. Por n u estro ele.

OTBA ron LAS PERSECUCIONES DE U I0LESU.

Q u a su m u s Domine R o g á rn o sle , Señor


D eu su o stcr; u tq u o s d i­ Dios n u estro , q u e ya
vi na trib u ís participa- n u e nos concedes gozar
lione pandero, liuinnnis ue la participación d i­
non si ñas su b jaccrcp c- v in a , no p erm itas q u e ­
riculi». P er Dominum demos- expuestos á los
n o slram Jcsum C hris- p elig w s h um anos. Por
lum etc. n u estro S eñor e tc.

o POR EL PAPA.

Ila'c n o s, q n ^ sa m u s R ogárnosle,oliSeñor,
D o m in e , divini sacra- nos pro teja la percep­
meikti p erceplio p ro le - ción de esle divino sa ­
g a l; e t fainulum tuuni cram en to , ysalyesiem -
MISA. Oí»
V , qucm pastorcm E t- pre y fortalezca á lu
clcsiir tu.T prrrcssc vo- s i e m N ., á q u ien le
luisti, u nacum com m is- plugo c o n stitu ir p a sto r
eo si hL gregc salvct de tu Iglesia , ju n ta ­
sem per. ct m uu ial. Per m ente con la g re y que
Dominum noslrum Je* le ha sido cuco m cri­
sum C hnstum Filiura dada, PorD uestro Señor
luum ele. Jesu cristo ele.

Olí ACION SOBRE EL FLEBLO

OBEMIS. OSEMOS.

Ilu m iliatecap ita ves- Humillad, á Dios


ira l)eo. v u estras rahezas.
Adjuva nos Deus ?a- A yúdanos , oh Dios
liila ris iio s tc r:e la d l)c - S alvad o r n u estro , y
nclicia recolenda, qui - concédenos a c u d ir go­
Ims nos in stau rare dig- zosos á recordar los b e-
nalus e s , trih u e ve- nelicios con que le dig­
nire g audenles. PerDo- n aste reelau rarn o s. Por
ramiini noslrum Jesum nuestro S eñor Je s u ­
Chrislum etc. cristo e tc.
MARTES SANTO.

H IS T O R IA E V A N G É L IC A .

a s a d a . otra vez en Betania la n o c h e , volvía


P por la m añana Je sú s con su s discípulos á Je-
rusa le o , y al d escu b rir s e ta ya hasta las raíces
la h ig u era en el dia aD lerior tan fro n d o sa , Pe*
dro no supo c o n ten e r su adm iración, n Tened
fe en Dios, dijo el M aestro c e le s tia l, q u e si la
ten éis y no Y acilais, no solo h aréis lo q u e yo
coa csle árbol, sino q u e con d ecir á a q u e l colla­
do marcha y húndele en el mar, asi lo liará sumi­
so. Por esto os r e p ilo , que lodo cu an to en I»
oracion pidiereis , linlieis de c re e r firmemente
q u e os será otorgada y q u e se c u m p lir ! Ma*
p ara o b ten er gracia por vuestros p ecad o s, si
aleo ten cís co n tra vuestro prójim o, perdonád­
selo an tes, p ara qu e os perdone v u estro Padre
q u e está en los ciclos; que el q u e aquí Iwjí
no p erd o n a, no será allá arrib a perd o n ad o .’
( M a t . x \ i , 2 0 á 2 2 . — M abc. m , 2 0 á 2 6 . )
Por tercera vez desde su solem ne entrad»
v uelve el Salvador al tem plor donde le aguarda
niS T O H U EYAMflCLICA. 101

La m uchedum bre con m as ansia y entusiasm o


que n u n ca po r su d o c trin a , con m as encono y
malicia que nunca los sabios é in térp re te s de la
ley. Irritados p o r las enérgicas p arábolas lan­
zadas en la víspera con Ira su pro terv ia, desp u es
de h aber em pleado la noche p ara concertarse,
preséntense los fariseos en unión con los h c -
rodianos, oficiales ó em pleados del tetra rea lie*
rodes, que si algún color tenian como sccta r e ­
ligiosa o partido politico, deb ía ser el de co n ­
tem porización con el paganism o y el de su m i­
sión absoluta al poder de R o m a , del cual era
un sim ple funcionario aquel reyezuelo. D espues
de trib u ta r á Jesú s u n estudiad o elogio por su
veracidad y firmeza su p erio r á todo resp eto hu­
mano , proponcnlc esta insidiosa c o n su lta :
¿es licito ó no ¿ los judíos pagar al César el
im puesto? Doble lazo en qu e habia de caer, ó
m ostrándose sedicioso y p ertu rb ad o r a n te los
emisarios de la a u to r id a d , ó desprestig ián d o se
ante el p ueblo que tascaba el freno d e la se r­
vidumbre cstraiigcra y q u e e s p é ra la h allar en
el Cristo su lib e rta d o r.» ¿J'o r a u é m e te n tá is,
hipócritas? les dijo J e s ú s , y pidiendo una mo~
nedade aquellas ron que se pagaba el trib u to ,
preguntó: De q uién es este busto y este letre-
ro?— Del C ésar, contestaron. — Dad, pues, les
replicó, al C ésar lo qu e es del César, y á Dios
lo que es de D io s.» i esta resp u e sta , q u e des­
concertó á ¡os espías cun rapa (Ir justos, com o
los llam a S. Lucas, y le? obligó á retirarse con­
fundidos, es la que la Iglesia, am aestrada por su
divino fundador, re p ite diez y nueve siglos hace
102 MARTES SANTO.

á las potestades de la ti e r r a , siem pre o b ediente


Y siem pre lib re, nunca rebelde ni a a n contra
los tiranos, nunca dependiente ni aun respec­
to de los protectores. ( S h r . x x ii , l o á 2¿. —
M a h c . x i i . 13 á 17. — Lee. xx. 20 á 26.)
Como s ie n los últim os in stan tes se hubiesen
dado cita las v ariassectas p ara so m e te r á prueba
la verdad q u e liabia de asentarse sobre su s ru i­
nas, acercáronse en seguida al Señor los se d ú ­
ceos, que diam etralm ente opuestos á la rigidez
Tarisaica por su vida m uelle y por su moral
ep icúrea, negaban la inm ortalidad d e la s a lin a s
y la resurrección de los cuerpos. V hó aquí la
ó b je cio n q u e p resen taro n : una m uger, q u e no
teniendo hijos de su prim er m arid o , casa su ­
cesiv am ente, conform e á la lev de Moisés, con
seis cuñados suyos, ¿ de cuál d e los sie te lia de
se r cuando resucite"? R espondióles J e s ú s ; « Ni
conocéis las E scrituras ni el poder de Dios. En
la otra vida no bay casam ientos, ni se contraen
e n la c e s : serán como ángeles en el cielo los
b ienaventurados. Y en cuanto á la rcsurrecciou
d e los q u e m u e re n ,/, no la confirm a Dios mismo
titu lán d o se Dios de A b ro h am , de Isaac y de Ja ­
cob ? Es qu e no es Dios de m uertos sino de vi-
v o s , y tas pasadas generaciones com o las p re ­
se n te s todas viven para él.o (Mat . xxii, 23 á .13.
— M a b c . x i i , 18 á 27. — l,cc. xx , 27 á 39.)
A plaudieron los fariseos viendo reducidos al
silencio á sus adversarios, y uno de los escribas
se ad elantó á p reg u n tar al Señor cuál e ra el
m andam iento capital. <c A m arás, dijo J e s ú s , A
tu Dios y Señor con todo tu corazon, con toda
U I9T0BIA EVANGÉLICA. 103
tu alm a, con toda lu in te lig e n c ia ; e ste es el
prim ero y el m ayor de los m and am ien to s, y el
segundo y parcci’d o al otro es a m a r al prójim o
como á si mismo : en eslos dos se cifran loda
la ley y los p ro fe ta s.» Acaso em pezó el escrib a
con Fa intención de probar al S a lv a d o r; pero
la adhesión ilim itada q ue m ostró luego a su
doctrina, reconociendo que uno es Dios \ q u e
el am arle y el am ar al prójim o es preferible á
lodo holocausto, m erecióle qu e el divino Mues­
tro le dijese, aprobando su sabia re sp u e sta : no
andas lejos del reino de Dios. (M a te o x xu, 34
á Í0 . — M * r c . x i i , 28 á 31. ■>
E ntonces Jesn s, para q u e este testim o n io de
la unidad de Dios no sirviese de arm a contra su
propia divinidad , se dirigió al g ru p o d e loa fa­
riseos y les p reg u n tó á s u vez: «¿Cuál es v u e s­
tra opinion acerca del Cristo ó M e s ía s ? ¿ d e
quién es liijo ? — De David, le respondieron. —
l’u es¿cóm o David inspirado le llam a Señor en
aquel pasaje: Dijo el Señor á mi S eñor, siéntate
ií mi derecha hasta que ponga tus enemigos por
tsatbtl á ttu plantas? Si David le llam a Señor,
¿cómo y por dónde es su liijo?» O íale con g u s ­
to gran parte del p u e b lo , y ninguno d e su s
enem igos se atrev ió ya m asá proponerle n u ev as
cuestiones. ( M at. x s i t , I I a 4 o .— M.abc. m i,
35 á 37. — L ie. xx, 10 á 1 4 .)
Volvióse luego el S alvadorn l p ueblo, y_p a ra
prevenirle p o r úllim a vez acerca d e los cieg o s
guias q u e le arrastrab an á su perd ició n , fulm inó
contra los vicios de ellos, no sin dej a r ft. salvo su
a u to rid a d , es los terrib les an a te m a s : « Sobre la
104 VAHTRS SANTO.

cáte d ra d e Moisés se lian sentado los escribas y


fariseos; observad pues y haced cuan to os diga»,
pero no arregleis Vuestras obras por las suyas,
porque lo dicen y no lo hacen. Lian é im ponen
a los dem ás cargas pesadas ó in so p o rtab les, y
ellos ni un dedoaplican para levantarlas.T odos
sus actos son con el objeto de ser vistos d e los
h o m b res; ensanchan su s tilaclerioa y m u ltip li­
can las o rla sd e su m a n t o C o m plácense en los
prim eros puestos de los banquetes, en las p ri­
m eras sillas de las sin a g o g as; g u stan d e an d ar
con ropas la r g a s , y de ser saludados en las
plazas con dictado (fe m aestros. No q u eráis vos­
otros, dijo m irando ¿ s u s d iscíp u lo s, ser llama­
dos m a estro s, que ud solo m aestro te n é is , á
sab er el C risto ; y ¿ nadie llam éis padre sobre
la tierra, q u e uno solo es vuestro padre, el que
e stá en los c ie lo s : sea criado de los d em ás el
m ay or de vosotros, porque el q u e se ensalce será
h um illado, y al q u e se hum illare se le e n sal­
zará. »
■ Mae a y ! continuó, ay d e vosotros, escribas
y fariseos h ip ó critas, qu e cerráis á los hom bres
él reino de los cielos, pues ni e n trá is ni dejais
e n tra r á tos que lo desean ! A y de vosotros, que
d evoráis las casas d e las viudas vendiéndoles
largas o raciones! por esto llev aréis un juicio
m as riguroso. Ay de v o so tro s, q u e recorreis la
tie rra y los m pres p ara g an ar un prosélito, y
cuando lo hahcie e n c o n tra d o , hacéis de él un
hijo del iu tiem o d o b lem en te peor q u e vosotros!
Ay d e vosotros, g u ias c ie g o s , q u e d e c is : ju ra r
por el tem plo no obliga á nada, pero el q u e ju -
u is t o h ia E V A N G É L IC A . K l . 'i

ia por el oro del tem plo queda ligado p o r su


juram ento! Insensatos! ¿ q u é será p u es lo m as
sagrado, el oro ó el tem plo q u e santilica. el oro?
También d e c is : ju ra r p o r c iz a lla rá Dada obliga,
pero q u ed a si obligado el q u e iu re p o r la v ic li-
ma p uesta en el a liar. C iegos f ¿ q u é es m as sa­
grado, la ofrenda ó til a lta r q u e la sa n tilic a?
Él <jue ju ra por el altar, ju ra 'p o r lo q u e encim a
di ul se p o n e ; el q ue ju ra por el lem plo, ju ra
por el O m nipotente q ue lo h a b ita ; el q u e ju ra
por el cielo ju ra p o r el trono d e Dios y por el
que sobre <¡f e stá sentado. Ay de vosotros, es­
cribas y fariseos hipócritas, q u e recogeis el
diezmo de la yerba buena, del eneldo y del co­
m ino, y habéis descuidado lo mas im p o rtan te
üe la ley, la fe, la ju slicia y la m isericordia! esto
es lo qu e dehiais practicar sin o m itir lo p rim e­
ro, guias ciegos, que coluis uu m osquito y tra-
gais un c a m e llo ! Ay de vosotros, escrib as y fa­
riseos hipócritas, que lim piáis el e ste rio r de la
copa y del plato , y por d en tro vais llenos de
lolios é inm undicia! lim pia a n te s , ciego fari­
seo, el in terio r del plato y de la copa p a ra q u e
limpio quede lo de fuera. Ay d e v o so tro s,
escribas y fariseos h ip ó critas, q u e os parecéis
« los sepulcros blanqueados, p o r fuera vistosos
a los. ojos de los hom bres, por d en tro llenos de
osamenta y de p o d re d u m b re ! Asi vosotros apa­
r t é is ju s to s , y no abrigais sino ficción ó in i­
quidad. Ay d e vosotros, q ue labrais panteo n es
a los-profe tas y adornais los m onum entos d e los
justos, d iciendo: « si hubiéram os vivido en
tiempo de n u estro s padrea, no seríam os ro m -
106 MAJtTES SANTO.
plices suyos en el d erram am ien to de esta
san gre in o c e n te ; » y sin em b arg o , bien m os­
tráis se r hijos de sus m atadores, y colm áis la
m edida d e (as im piedades p a te r n a s ! S erp ien ­
te s , raza de v jv o ra s,/.c ó m o escaparéis del ju i­
cio de la reprobación t lié aquí q u e os envió
p ro fetas, sabios, d o cto res; y ¿ unos m atareis
y c ru cificaréis, á oíros azotaréis en vuestras
sinagogas y los pereeguiréis de ciudad en ciu­
dad, para q ue recaiga sobre vosotros toda la
san g re ju s ta v ertid a sobre la t i e r r a , desde la
san g re de Abel hasta la de Zacarías hijo de
R arachias á quien m atasteis e n tre el tem plo y
el a l t a r '. Y e n verdad os digo q u e tono se
cu m plirá sobre e sla generación. Jc ru sa le n , Je-
ru sa le u , que apedreas á los que se te c a v ia r \
m alas á los profetas 1 cu án ta s veces au ise reunir
& ta s bijoB, como la g a llin a reúne a so s (tollos
d ebajo de las alas , y lií no q u is is te ! Desierta
v a á q uedaros v u e stra casa, p u es ya no m e ve­
ré is h asla el d ia e u que d ig á is: bendiLo el que
v ie n e en el nom bre del Señor.» Llena todo el
capítulo xxin del E vangelio de S. Maleo esla
increpación tre m e n d a , q u e locan m uy de nasí
S. Marcos ( x i i , 38 4 10) v S. Lucas ( i s , í'j á
4 7 ) , no o b stan te q ue este la tra e ya a n tes co­
mo pronunciada en otra ocasion, si bien con las
m ism as palabras (x j, 39 á 52, y x in , 34. 36.)
En m edio d e tan graves pláticas como se su­
cedieron sin interrupción apen as e n este día,
sen tado el R edentor en Trente del gasofitaeio '
ó arca d e ofrendas para el culto , no le pasó de­
sapercibido el don de u na pobre viuda , que
niSTOBU EVANGÉLICA. 107
enlre las m onedas de p ia la de los ricos echó dos
pequeñas piezas del valor de un c u a d ra n te . Así
que, llam ando la a tención de sus d iscíp u lo s,
les d ijo : n Mas lia hecho esla q u e todos , pues
los dem ás han dado de lo que les so b ra b a , y
ella en medio de su indigencia dió lodo lo q u e
tenia para su a lim e n to .» ( Marc. x ii, 41 á 14.
— Luc. xxi, 1 á 1 .)
Llegó la hora d e salir del tem plo q u e ya no
habia d e volver á pisar el Hijo del h o m b re ; y
fin duda se fijaban con intensidad en aquella
magnificencia sus m iradas de d esp ed id a, c u a n ­
do Tos ap ó sto les, au n q u e tan acostum brados á
verla, em pezaron A ponderarle su s silla re s y su
estructura. « ¿V eis esta gran m ole? les co n tes­
tó ; p u cf.d e lodo ello no q u e d a rá piedra sobre
piedra sin ser d estru id a» (Mat . x s iy , 2 . —
SUhc. x ii, 2. — L ic. x xi, a, 6). Por en to n ces al
|» re c e r no se esp licó m as, dejando suspensa la
ansiedad d e sus d isc íp u lo s: pues las re v ela ­
ciones q u e á sus rep elid as in stan cias otorgó
acerca de la persecución q u e s u f rir ía n , de la
ruina de Jcru salen y del (in del m u n d o , las
hizo sentado en el m onte d e los O liv o s, y son
demasiado este usas para suponerlas hechas to ­
das aquella tarde á hora tan a v a n z a d a , siendo
m asnalurat referirlas al dia sig u ien te.
108 utnrEs sa m o .

MISSA- MISA.
INTBOITUS. IlNTBÓirO.

N
os au tem gloriari osotros em pero d e ­

N
o p o rlet in cruce Do- bem os glo riarn o s
tnini nosiri Jcsu Cíiris- en la cruz d e n u eslro
t i : in quo esl salus Señor J e s n c r ilo , en
v ita e l resurrectio nos- quien e stá la salud y
t r a , p er q uem salvali, la vida y la resurrección
e l libe rali so m us. (s. n u e s tra , p or q u ien fui­
P aul, ad galat. t i . m os salvados y lib erta ­
1 4 ). dos.
Deus m ise re a la r nos­ Dios se ap iad e de
iri, e t beuedicat nobis: nosotros y nos bendi­
illu m inel v u liu m su u m g a ; haga brillar sobre
s u p e r n a s e t m iserea- nosotros su cara» y se
la r n o siri, ( ps. lxvi ). apiade d e nosotros,
ií|. Nos aulem ele. l i N osotros e tc.

OIUTIO. ORACION.

O m nipotens se m p i- O m n ip o ten te sem p i­


te rn e D e u s, da nobjs tern o Dios, concédenos
ila Dominica» passionis el celebrar losm islcrios
sacram en ta p crag erc, de la pasión del Señor,
n i in dulgenliam perci- de lal su e rte que m e­
pere m eream nr. P er rezcam os recib ir el
A. 1011
eum dera Dominum perdón. P o r el mismo
noslrum Jesu in C hris­ n u estro Señor Je su c ris­
lum ele. to e le .

La segunda por las pera alciones de la Iglesia ú por


el Papa como eo la pdg. 92

Lee lío Jeremía prophe- Letcion de Jeremías


ta . Cap. xi. profeta.

1
k d ieb u s il l i s : Dixil n aq u ello s dias: S e ­
Je re m ía s: D om ine, E ñor, dijo Jerem ía s,
dentouslrasti mili i e l m e lo ha& h ech o v e r, y
rog o ovi: lunc o sle n - lo h t conocido ¡ a h o ra
disti niihi slu d ía e o -, m e h as m anifestado su s
rum . E l ego quasi ag- in ten to s. Y y o , com o
iiu& m ansuelus , qui manso cordero llevado
p o rla tu ra d viclim am : al sacrificio, no sabia
e l non coguovi quia ue h u b ie se n co n cerla-
3
co gitaverunl su per me o tram as co n tra m í ,
cousilia, d ic e n le s: .Mil- d ic ie n d o : m etam os le­
tam us lignum in p a - ño en su pan *, y b o rré­
n e m e ju s , el eradam us m osle d e la tie rra de
eum de Ierra v iv e n - los v iv o s, y no se a de
tiu n i, e l nnm eu cjus hoy m as recordado su
non m em o relu r am - nom bre. T ú je m p e ro .o h
plius. T u auleiu Dom i­ Señor de los ejército » ,
ne S abaoth, qui ju d i- que re ctam en te ju z g a s
cas ju s te , e t probas y sondeas las en tre n a s
renes el corda, videaro y lo&corazones, liazq u e
ultioncm 1uara ex eis : vea la venganza q u e de
libi enim re v e la ri cau- ellos to m as, pu es 4 ti.
110 VASTES¡ SANTO.

sam m e a m , Domine JS
I eñ o r Dios m ió , Le
Deus mcu9. J confiado mi causa.
GRADUALE. QHADUAL.

a u le m , duni m i­ as yo , e n tre ta n to

E
go
li i m olcsli e s s e n t, q u e m e m olesta­
indqebain me cilicio, ban, vestíam e de cili­
e t hum ilialiam in jeju - cio y h um illaba mi
nio anim an) m eam : el alm a cou el a y u n o , y
oratio mea in siuu meo se m e co ncen trab a en
c o n v e rlc tu r. i . Ju d ica el seno mi oracion.
Do 111 iiie D ocentes m e. í . Ju z g a, oii S eñ o r,á los
ex p u g n a im p u g n an tes qu e nte d añ an , com ba­
m e : a p p re h e n d e a rm a te á los que m e com ba­
e l sculum , e l e x u rg e te n , lom a las arm as y
in ad ju to riu m m ilii. el escudo , y le v án ta­
( rs. x x x iv ). te en a y u d a m ia.

PASSIO PASION
Domim nostri Jesu De Muestro Seíior Jesu­
Chrisli secundam cristo, según San
JVorcvm. Marcos
Cip. xiv at xv.

I
s illa te m p o re : E ral n aqnel tiem po,fal­
Pascha ct Azyma E
taban dos dias para
p o st biduiim ; e t qua>- la Pascua y los Ácimos,
le lia n t sum m i sacer­ y los sum os sacerd o tes
d o te s , e l acriba*, quo- y escribas buscaban
MISA. 11t

modo Jesum dolo t e - m an era como p ren d e r


nereDt, e l occidereDl. á J e s ú s con engaño y
Dicebanl aulem : S. u ilarle la v id a ; pero
Non in die fe s lo , ne ecian : S. Q u e no sea
forte lu n u illiislie re l in en el dia de la l ic s ta ,
para que no se am oti­
populo. C. E t cum es-
ne el pueblo. C. V ha­
sel Jesú s Belliauiic in llándose Je sú s en lie—
domo Sim onis leprosi. Cania en casa d e Sim ón
et roe uní he re t, ve ait el leproso, y estando á
m ulier liabens alabas­ la m esa, llegó una m u­
trino u n g u en li nardi je r con un vaso de a la­
spicati pretiosi, e t fráe­ bastro lleno de p erfu ­
me de nardo espigado
lo ¡ilal>aslro, efTudil su ­
de g ran precio, y q u e ­
per capilt eju s. E rant brando el vaso lo vertió
aulem quídam indigne sobre su cabeza. Algu­
ferentes in tra scmcLip- no» hubo em pero q u e
sos, e ld ic e n le s : S. Ll en su in terio r lo lleva­
quid perdilio isla un- ron á m a l , y. e n tre si
decían : S. ¿Á q u é lia
güenli facía e st? Po- venido ese despilfarro
lerat enim un gu en tu m del p e rfu m e , cuando
isiud venundari plus podia h aberse vendido
quam irecentis d e n a - en m as d e trescientos
r is.el dari pauperibus. dineros ’ y darlos á los
C. Et frem eliaut in pobres? C. Y enojában­
eam. Jesús a u lem d i- se con ella; mas Jesú s
dijo: © Ociadla, por
'iL : S initc eam qué la m o lestáis? Ha
quid illi molesti e stis? hcclio conm igo u n a
Bonum opus opérala buena obra; p u es siem ­
ésI in m e.S en ip cren iin pre ten d réis á los p o -
lli MARTES SA M O .

pau p eres habelis v o - bres con vosotros, y


hiscum : e t cum volue- cada vez q u e quisiereis
ritis, po teslis illis lic­ podréis Favorecerles;
u e fa c e n :: m e autem pero á mi no siem pre
me ten d réis. E sla ba
non sem per liabclis.
hcclio lo q u e estaba á
Quod h a b u il h * c , fecil: su a lc a n c e ; se lia a n ti­
p ra v e n it unge re c o r- cipado á un g ir mi cu er­
p u s m euiu in se p u ltu - po para la sep u ltu ra.
ram . A m en dico vobis: Kn verdad os digo que
L'bicum quc praxlica- donde q u iere ee predi­
ta m fu e r it K vangclium que por todo el mundo
iilu d in universo este E v a n g e lio , se re­
latará en m em oria de
m undo, e t quod fecil
ella lo que hizo. C. Y
hscc, n a rra b ilu r in m e- Ju d as Iscariote uno de
m oriam e ju s. C. E l J a ­ los doce fuése á los su­
das Iscariote» u a u s de mos sacerd o tes para
duodecím ab iit ad en treg árselo , y ellos al
sum raos sacerd o tes, u l oirio se alegraron en
^ m n m an era y prom e­
p ro d e re t eum illis.
tieron d arle d in e r o ; y
Q ui a u d ie n tc s gavisi ¿I b u scab a ocasion
s u n l : e t prom iserunt opo rtu n a de h a ce r la
ei p ecuniam se d a tu ­ en treg a . Y el prim er
ras. E l q n x re b a lq u o - , cuan­
niodo illum opportu- do inm olaban el corde­
m> Irad erel. E l prim o ro pascual, dice ni e los
d is c íp u lo s: S. ¿D ónde
dic A zyroorum , q uan
q u ieres ijue vayam os y
do PascJia im m ola- te aparejem os sitio pa­
b a n t, d icn n l ei d isci- ra com er la P ascua ?C.
p u li: S. Q uo vis c a ­ Y envia A do» de
« IS A .

mus c t parem us lilii discípulos y les dice :


ul m anduces P ascha? ® Id i la ciudad, y tro­
C. El m illil dúos ex pezaréis con u n nom ­
discipulis suis, e l dicit bre q u e lleva un cánta-
ro de a g u a ; seguidle,
e ia : © lie ¡n c iv ita -
v allí donde e n tra re ,
tcm : e t o ceu rret v o - decid al am o de Ja ca­
bis hom o lagcnam sa 10 q u e et M aestro
aqurc h a ju lan s, sequi- p re g u n ta : ¿ d ó n d e e s tá
mini euro : e l quocum - la sala en q u e he d e c e ­
que in tro ie ril, dicite leb rar la Pascua con
m is discípulos? y él os
domino dom us q u ia
m ostrará un cenáculo
M agistcr d i c i l : Ubi est
g rande, a lfo m b ra d o , y
rcleclio m ea, ubi Pas- allí preparadnos la ce­
elia cura disci pu lis na. C- I fuéronse sus
meis mand urcin ? El discípulos, y en lleg an ­
ipsc vobis dem onstra- do á la ciudad . lo en ­
bit « u n acu lu m g ra n ­ contraron todo al tenor
de, stratum : e l illic pa­ de lo q u e les liabiu
anunciado, y d isp u sie­
rale nobis. C. El ahi-
ron la Pascua. Llegado
erunl discipuli ejus, el pu es el anochecer, se
v cn em nl in c m ta te m : presen tó ie s u s con los
et inv en eru n l sicul di- doce, y estando á la
xcrat illis , e l p a ra v e - m esa \ com iendo „ les
runt Pase lia. Vespere dijo : ¡Jl Kn verdad os
aulem fue lo. venit cum aseguro q ue m e e n tre ­
gará uno d e vosotros
duodcciin. E t discum -
ue com e conm igo. C.
benlibus e is , e l man- on lo cu al em pezaron
d u c a n lib u s, a it Jesús: ellos á afligirse y i p re­
S Amen dico vobis, g u n ta r ano p o r uno: S.
114 HARTES SAKTO.

q u ia u n u s ex robie ; Seré acaso \ o ? C. Y


tra d e l m e, <{u¡ m a n d a - él les dijo : ÜS l'n o de
cal m ecum . C. Al illi los doce q u e conmigo
moja el pnn cu la fílen­
« p p e ru n t c o n iris la ri.
le. V en realidad el Hi­
e l dicere ei sin g u la- jo del hom bre se vá,
lim : S. N um quid epu'? según está anu n ciad o ;
C. Q ui ait illis: Qgl m as i ay del lionilire
l n as ex d u o d e e im , que le e n tr e g a rá !» esc
q u i in tin g il mecum hom bre m ejor le fuera
no haber nacido. C. Y
m anum in calino. Et
m ientras com ian, cogii
F ilius quideni liom i- Jesús el pan, y lo rom­
uis vadit. s in il scrip - pió be in jirié n d o lo ; y
lum c^l de e o : Y.t a u ­ Í1lóselo, y d ij o : © To­
tem liomíni i l l i , p er m ad, cele es mi cu er­
q uem F ilius hom inis po. C. Y cogiendo el
Ir a d c lu rl bonum eral, cáliz y dando gracias
ei si non esse t n alu s se lo dió, y bebieron de
hom o i lie. C. E l m an ­ él lodos, v les dijo : j j
Es la os nn san g re de la
ducan lib iu illis, ucce-
nueva Alianza, que se­
p it Je s ú sp a n c m : e l be- rá derram ad a e n bien
n ed iccns f r e p il. el de­ de m uchos, bn verdad
d il eis, e l 8 ii:© S u m i- os digo que ya no be­
le , hoc í s l corpus beré mas de esle frulo
nieum . C. E t aere pío de vid b asta el dia en
q ue lo lielm nuevo en
c a lic c , gratias agens
el reino de Dios. C. Y
d ed il e is : e t hiherunl pronunciado el himno,
ex illn orones. E l ail salieron hacia el mon­
illis: Hic esl sa n - te de los O liv o s, y les
g u is nieus novi T e s- dijo JesQ s: 3¡E lo d o s
MISA, 115
lA nienli, qui pro m ul­ respecto de mi tro p e ­
lís eflundctiir. Amen zaréis esta noche, p o r­
dii'o vohis , q u ia jam q u e escrito e s t á : h e ri­
non bibam de lioc ge- rá al pastor, y d isp a r—
saránse las ovejas. Mas
nim ine v itis , usque in
después de h ab er yo
diem illum , cum illud resucitado, me adelan ­
liiliam nuvum in re^no taré á vosotros en G a­
Uf¡. C. Et 11viiino dic­ lilea. C. Mas Pedro le
to. c x ic ru n tin montero d ijo : S. A un cuan d o
O livarum . Et a lté is J e ­ todos te Tallaren, no lo
sús: © Q m nes scanda- liaré yo. C. Y Je sú s le
resp o n d ió : © En v er-
lizabiminí in m e in
dad te digo q u e hoy
nocle i s t a : q u ia scrip- m isino en esta noch e,
lum e s t : l'erculiam an tes q u e el gallo su el­
liastorem , e l disper­ te dos veces la v o s , m e
sen tu r oves. Sed post- hns de n eg ar tre s v e -
quani resurrexero, pra>- ves. C. Pero él se alir-
cediím vos in Galila>am. malia con m as fuerza:
C. l'e tru s au tem ait S. Aun cuando m e im ­
portare m orir contigo,
illi: S. E t si om nes
no lie de n eg arle. C.
scandalizali Tuerinl in Lo mism o aseg u rab an
le, sed non ego, C, El tam bién los o tro s; y en
ait illi Jesú s : © A m e n eslo llegan al predio
•lico tib í, quia lu h o - que tiene p o r nom bre
die in noele liac prius- liclsem a m , y d ice J e -
s h s á su s discípulos:
i|uam gallus vocem bis
© Sentaos a q u í, m ien­
dtderit, ter m e es n c- tras hago oracion. C.
galunis. C. A t ¡lie am- Y lomó consigo á P e ­
plius loq u eb atu r: S. Et d ro , á Santiago y i
118 MABTE i SA M O .

si oporLuerit me simul J u a n , y com enzó á


com m ori t i b i , n oa te s e n tir te rro r y a n g u s­
negabo. C. S im iliter t i a ^ les dijo ¡ © T r i s ­
au tem e l orones d ic e - te está mi alm a hasta
la m u e r te ; aguardad
banL. £ t v e n iu n t in
aquí y velad . C. Y h a ­
p ra?diuin, cui nom eu biéndose adelantado
G eth sem ani. E l a itd is - un poco, proslernfci!
cip u lis s a is : © S e d e te en el s u e lo , y oraba
hic doncc orem . Et para q u e , si "pudiera
assu niil P e lru m , e tJ a - s e r , se le escusase
aquella h o ra , y dijo:
cobum , e l Joam icni
i¿ A b b (i, P a d re , lodo
s e c u m : e t ctrp it pave- te es p osib le, aparta
r c , e t Is d e re . El «til de mí este cáliz ; pero
il l i s : gg T rís lis' e st ani­ no se lia^a lo q u e yo
m a m ea tasque ad n»or- au ie ro . sino lo q u e tú.
t e m : so stin e te b i c , et L . Y v o lv ió , y encon­
v ig ilaie.C . E i cum pro- trándolos dorm idos,
dijo á P e d ro :© i Duer­
cessisaet p a u lu lu m ,
m e s , Simón ? no pu­
procidil su p e r terram : diste v etar u n a hora?
e t o r a b a t, u l si tíeri Velad y o rad , para no
p o sse t, i n i u i r e l a b «o e n tr a r e n tentación. El ;
h o r a : e t d i s i t : 0 0 A b- e sp irita en verdad está
ba P aler, om nia tibi p ro n to , pero la carne ¡
possibilia sn n t, transfer es flaca. C. Y a p a rta n -
calii'cm Iiumc i m e, sed dose o tra v e z , oró di­
ciendo las m ism as pa­
non quod ego volo,sed lab ras; y v uelto al c a - ,
quod lu . C. E l v e u it, bo d e un r a to , los ha­
e l i aveni l eos dor­ ll^ d o rm id o s, pu es te-
na iéntee. E t a it Pclro: nian u n peso en lo*
a. 117
gg S im ó n , dorm ¡8?noa ojos y no sabían qué
poluisli un a liora vigi­ resp o n d erle. ¥ á k 'le r -
lare? Vigila le, e l órale cera vez que s$ acercó
les d ijo :® D o r m id al
ul non in tre lis in tc n -
lin y d e sc a n s a d ; basta,
lationem . S p iritu sq u i- llegó la hora , lié aquí
tlem prom ptus e s l. ca­ q u e el ltijo del h o m ­
ro vero infirm a. C. E l bre será e n treg ad o en
iterum ab ien s o ra v il, manos d e los. pecado­
eum dem serm onem di- res. L e v a n ta o s, m ar­
cens. El r e v e r s u s , de- c h e m o s ; lié aq u í q u e
nuo in v en it eos d o r- el q u e lia de e n tre g a r­
m ic n lcs, (e ra n l enim
me cerca eslá. Y m ien­
tras au n h a b la b a , llegó
oculi corum g rav atí) Ju d as Iscario te, uno 3e
el ig n o rab an tq u id re s­ los d o c e , y con él u n a
ponde re a l ei. El ve­ gran m u ch ed u m b re a r­
nit terlio, el a il illis: m ada d e espadas y g a r­
Dormite jam , e l re - ro te s , en v iad a por los
sum os sa c e rd o te s , es-
quiescile. S u ñ ic it: v e -
cri lias y a n c ia n o s; y el
nil h o ra : eccc Filius
traid o r les habia da­
liominis ira d e lu rin ma- do un a seña d icien ­
nus pcccalorum . S u r­ do : S. A quel á q u ien
gí le, cam us. Eccc qui yo besare', ¿1 es, p re n ­
me I r a d c t, prope est. dedle , y llevadle con
C. El adhuc eo loquen- cau tela. C. Y en llegan­
do , desde luego a ce r­
te . venil Ju d as Isca­
cándose á él le dijo: S.
riotes unus de duode- Dios le g u ard e, Maes­
e in i. e l cum eo tu rb a tro . C. Y le besó; mas
mulla eum g la d iis , el ellos pusieron en Jesú s
lignis, i gum m is sacer- las m anos V le prendió-
118 M ARTbS SANTO.

d o lib n s , e t s c rib is , el ¡ro a . En e s lo u n o de los


sep ioribus. D ederat a u ­ ¡circun stan tes desenvai-
tem tradilor cjus sig - 'r a n d o la espada hirió
num e is , d ic e n s : S. á un criado del sumo
sacerdote y le cortó una
Q ucm cum que oscu la­
oreja. Y Je sú s di rigién­
ta s fu e ro , ipse c s t, te- dose á ello? les dijo: >J¡|
n ete e u m , e l duuile Como á. ladrón habéis
c u a te . € . E l cum venis- salido con espadas y pa­
s e t , stalim accedens los á p re n d e rm e ! Cada
a d e u m , ait . S. Ave dia m e h allaba enlre
R abbi. C. E to sc u la tu s vosotros enseñando en
e s t cum . Al illi roanus el lem plo, y no m e ar­
restaste is ; mas asi de­
in je ccru n l ¡a e u m , el
bía ser para cum pli­
te n u e ru n t c u m . U nus m iento de las E sc ritu ­
a u te m q uídam de c ir- ras. C. E ntonces sus
c u m sU clib u s educen? discípulos ahandonán
g lad iu ra, p ercu ssit ser­ dolé fluyeron to d o s : y
v a ra snrom i sacerdotis: cierto m ancebo le se­
e l a m p u ta v it illi au ri- guía, e n v u e lto su des­
nudo cuerno en un»
culnm . E t responden»
| sábana, y le cogieron;
J e s ú s , a it illis : jy 61 soltando la sáb a-
T aniquam ad latroneni I na, se les escapó d es-
existís cum g la d iis , et ¡ nudo " , Y llevaron i
lig n is com prehendere | Jesú s al sum o sacerdo-
m e ? Q uolidic cram : le , y reu n iéro n se todos
i los sacerdotes y escri­
a p u d vos in tem plo
bas y ancianos. I’cdro
d o c c n s, ct non m e te-
I en tre ta n to le seg u ía de
n u islis. Sed u t im - j lejos h asta den tro del
p le a u lu r S crip tu n v , C, atrio del sum o sacerdo-
« IS A , 110

Tune discipuli ejus re- te , y sen lado al fuego


linqitcnlcs e u m , om - con los depen d ien tes
nes fugerunt. A doles- se calcn lah a. Y los su­
cens. au tem quídam se- mos sacerdotes y todo
q u eb alur eum am ic- el consejo buscaban
tus síndonc su p e r m i­ algún testim onio con­
d o : ct len u eru n t cum . tra Jesú s para conde­
At illc rejecla sindone, n arle á m u e rte , y no
nudus profugil nli eís. lo •encontraban ; pues
Et ad d u x eru n t Jesuiri m uchos deponían falsa­
ad sum m um sacerdo- m ente c o n tra él, y no
le n i: c t eon v en eru n t andaban acordes sus
onmes sa c e rd o te s , ct declaraciones. V alg u ­
scribiT , c t séniores, nos levantándose lan­
l'elru s aulem 1 Ion ge zaban c o n tra él una
secutus esl eum usque acusación calum niosa
intro in atriu m su m - diciendo: S. Q ue liem os
m¡ sacerdotisa e l se d e - oído de su boca: «
hal cum m inistria ad d estru iré el tem plo de
ig n e iu , et calefacicbal obra hu m an a, y dentro
se. Sum m i vero sacer­ de tre s días fabricaré
dotes , ul om ne coiicí- olro no hecho de mano
líum nu.Trebant ad ver­ a lg u n a .» C. Y no con­
sus Jesum tcsti mo­ cordab an eu su testi­
ni ui» , u t eum m orti m o n io ; entonces el su ­
traderent, nec inTenic- mo sace rd o te , puesto
banl. Mullí cnim tesli- de pié en medio d e la
monium falsum dicc- a sam b le a, interrogó á
hanl adversus e u m : el Je s u s d ic ie n d o : S. ¿ N a ­
convenientia testim o ­ da respondes á los c a r­
nia non e ran l. Kl qui- gos qu e te hacen estos ?
ilani s ú r c a l e s , falsum (i. Ll callaba em pero,
lesiim oiiiuai fereb au t y nada resp o n d ió ; y
120 X *B T E S SA PitO .

ad v ersas e u m , d ic c u - volviendo á inlerrogar-


(c s: S. Q uoniam nos le dijo el sum o sacerdo­
au d ivim us eum diccn- te Ere» lú Crislo hijo
tcm : ego dissolvain de Dios h c n d ilo ? C. Y
tem plum liocm anufac- Je sú s le c o n te s tó :
l u i n , e l per Lriduuni ; Lo soy, y veréis al H i j o
atiud do a m annfaclum del hom bre sentado á
x diticabo. C. E l non la diestra de la m ajes-
e ra l conveniens le s li- liad de Dios y llevad*
monium illorum . El solire las c u b e s del cie­
e x u rgens sum m us sa - lo. C. E ntonces el sumo
ccrdos in m édium , iu- j sacerdo te rasgando sus
terro gavil Jesum , di­ v estidu ras e sc la m ó : S.
cens: S. Non respondes ¿ P ara q u é querem os
quidquam ad e a , qua* mas tesLigos / ¿ habéis
lib io b jic iu n lu ra b b is? oído tal blasfem ia i qué
C. lile au lem tace b at, os p a re c e '! C. Y' to d o sá
e t nihil respondit. Rur- u na voz le declararon
sum sum m us sacerdos reo d e m u erte. Y a lg u ­
in lerro g a b al e u m , el nos em pezaron á escu­
dis.il ci: S .T u es Cliris- pirle , y á cu b rirle el
lu s Filius Dei b euedic- rostro, y h erirle con los
li? C. Jesú s nulcni di puños , ’d ic ié u d o lc : S.
Ait i l l i : Ego su ni: A divina. C. Y’ los sir­
el videbilis Filium lio- v ien tes le daban de bo­
m inis scdenlem ii dev- fetadas. Y estando P e ­
tris v irlutie L)ei, el dro abajo en el atrio,
v eu ien iem cum nubi- llegó una de las criadas
bus civli. C. Sum m us del sum o sacerdote, y
au lem sacerdos scin- habiéndole visto que se
d eu s vestim enta, s u a , c a le n ta b a , m irándole
a il: S, Q uid adliuc de- aten tam en te d ijo : S.
sid eram us le s te s? A u- T am bién ibas tú con
USA. 131
dislis b lasp b em iam : Je sú s de N azaret. C.
quid vobis v id e lu r? C. Mas él lo negó d icien ­
Qui om ues coadcm na- do : S. Ni lo conozco,
v crunt cum essc reuní ni só q u e q u ieres decir.
morlis. E t cm perunt C. V s a l iv e fuera de­
q u íd a m c o n s p u e r e lante del a lrio , y cantó
eum , e l velare faciem el gallo ; y liabiüudolc
ejus, e l colapliís eum visto de nuevo la cria­
e s d e re , e l dicere c i: d a, em pezó á d e c i r á los
S. P roplieliza. C. El c ircu n sta n tes q u e esle
minislri alap iseu m ca~- e ra de ellos U m b íe u ;
debanl. El cum esset y él volvió á negarlo.
Pclrus in a lrio d e o r- Y al cabo de un ralo
sum , v en il una ex an- o tra vez los que a llí'
cíllis su mui i sacerdo- eslab an decían k P e ­
tis: e l cura v id isse lP e - d r o : S. De ellos e re s
Irum caleracienlem se, sin d ud a, porque m ani­
aspiciens illum , a il: S. fiestas ser Gal ¡leo. C.
t i lu cum Jesu N aza­ Él en to n ce s em pezó á
reno eras. C. A l ¡lie echarse m aldiciones y
negavil, diceo s: S. Ñe­ á ju r a r q u e no conocia
que ecio, ocq n e novi á ese hom bre d e q u ien
quid dieas. C. E l exiit hablaban, y en seguida
loras a ule a tr iu m , el d gallo can 16 n u e v a ­
gallus ean lav it. R u r- m ente, y Pedro recordó
sus aulem cuín vídís- las palabras que le h a ­
sel ¡llmn aucilla , c o j- bía dicho J e s ú s : « a n ­
|iit dicere e ircu m slan - tes que el ¿alio canto
lib u s : Q uia liic ex illis p o reeg u n d a ve* me n c -
fsl. Al ¡lie iterum n e - g a rá s lre s v eces;» y pú­
g iv ii, E l posl pusil- sose ú llo rar Y lu e ­
I udi rursus qui a sta - go por la m a ñ a n a , t e -
bant, dicebanl P etro : n ic n d o ju n la los sum os
122 MAKTES SA7IT0.
S. Ve re ex illis es: nam sacerdotes con los a n ­
e t Gal ilnp'iis e9. (’ . lile cianos y los escrib as;y
au lem ca>pil n n a th e - lodo e lc o n s e jo , a la n ­
m atizare , c t ju ra re : do a Je sú s le c o n d u je ­
Q uia nescio hominem ron y e n treg aro n á P¡-
¡slum , q u e m d ic itis. El ta lo , q uien le p re g u n ­
statim gallus ilerum tó : S. ¿ Eres lu líe y de
can tavít. E l recordalus los ju d ío s? Y él le
«si P élru s v c rb i, quod dio por r e s p u e s ta : flg
d ix e ra l ei Je s ú s: l'riu s- Tú lo dices. C. Y le
quam g a llu sc a n lc th is, acusaban de m uchos
tur me ñ eca bis. Et delitos los sum os sa­
w p i l flírc. Et confes- cerdotes , con lo cual
li m . m ane consilium Pilato volvió á p regun­
fa n i'iilcs sum m i sacer­ tarle d ic ie n d o : S. /N a ­
d o tes cum senioribus, da resp o n d es? mira
e t sc rib is, e l universo cuánto s cargos te ha­
concilio, v in cien tes Je- cen ! C. Jesús em pero
9u ni, d u x e ru n t, e l tra- nada m as conlestú , de
d id e ru n t rila to . £ t in (llanera que se admiró
lerro g av it eum l'ila - Pílalo. Solia este con
lu s : S. T u es Rex j u - ocasion de la liestasol­
dfforuni? C. Al ille res- ta r á in stancia de ello»
poudeus, ail U li:g g Tu un preso, cu alq u ie ra le
üicis. f!. Et accusalianl pidiesen ; y liahia uno
eum sum m i sacerdotes llam ado ltarralȇs que
in m ullís. P ilalus a u ­ estaba d etenido con los
lem n irsu m in lerro g a- sed icio so s, el cual en
v il e u m , d icen s: S. cierto m olin había co­
N on respondes quid- m etido un asesinato.
qu am ? vide in quanlis Y habiendo suhido al
accusanl. i.. Jesús pretorio la m u ltitu d ,
a u le m am plius oihil com enzó ¿ p e d ir U
MISA. 1*3
respondíl, ¡la ut mira- gracia que siempre
relur Pílatus. Perdiera acostumbraba hacer­
aulem feslum solcbal les; mas Pílalo por res­
dimitiere illis unum ex puesta les dijo : S.
vi aclis, quemcumquc i.Quercis que os ponga
petissent. Eral aulem en libertad al Rey de
qui dicchatur Barnb- los judíos? (!. Conocía
l>as, qui cum seditio pues que por pura cu
sis eral vinctus, qui vidía se lo habian en­
in sedilionc feceral lio tregado los sumos sa­
micidíum. Et cum as cerdotes; mas los pon—
cendisset turba, caepit lílices incitaron á la
rogare, sicut semper muchedumbre á soli­
facieb&t illis. Pijatus citar mas bien la liber­
aalem respondít eis, el tad de Barrabás. Píla­
dixit: S. Vultis dímil- lo empero insistiendo
lam vobis Regem iu- nuevamente les dijo:
díorum ? C. Sciebal S. ¿.Qué quereis pues
«nim quod per invi- que haga del Rey de
diam tradidissent eum los judíos? (!. Y ellos
summi sacerdotes. Pon­ otra vez clamaron : S-
tífices autem concita- Crucifícalo. C. Pílalo
verunt lurbam, ulma- no obstante les decía:
gis Baralilism dimi He­ S. Pero ¿ qué nial lia
rí t eis. Pílatus aulem hcclio ! C. Mas ellos
ilerum respondeos, ait clamaban siempre con
¡(lis: S. Quid cr^oTul­ mas fuerza: S. Cruci­
lís lacia ni Regí jud.TO- fícalo. (!. Al lin Pílalo,
ram V C. Al illi ilerum queriendo complacer
claniaverunl: S. Ouei- al pueblo, les puso en
lige eum. (1 Pilalus libertad á Barrabás y
▼ero di cebal illis: S. entregó á Jesús, he­
Quid cnim ruali fet il? rido ya de azotes, para
lií NARTKS SA M O .

C. Al ¡lli magis clama- que fuese crucificado.


iraní: S, Cruciligc eum. Luego los soldados le
C. Pilalus aulcm vo- conducen al atrio del
lens populo satisface- pretorio y convocan
re, di misil illis Barab- la cohorte toda, y le
ham, ettradiditJesum visten de púrpura, y
flageílis ca'sum, ul le ponen una corona de
cruciCigerelur. Milites espinas entretejidas. Y
aulem duxerunt eum empezaroná saludarle:
in atrium prsclorii, salte, Rey de Jos judíos.
et convocan l tolam co- y ¿ herir con una caña
liorlem , el induunl su cabeza y á escupir'
cum purpura, el tm- le, v doblando la rodi­
ponunt ei plectenles lla fe adoraban; y des­
spineam coronam. til pues de haberle escar­
cceperunlsalularc eum: necido , le quitaron la
Ave Res judseorum.El púrpura y le pusieron
perculiebaul capul cjus otra vez sus veslidos, y
arundine: el conspue- le sacaron para crucili-
banl eum. el ponentes carle. Y á uno que pa­
genua, adorabanlcum. saba viniendo ele una
E l postquam illuserunl granja, á cierto Simón
ei, exuerunl illum pur­ de (jrenepadrede Ale­
pura , el indueruni jandro y de Rufo ", k
cum vestimenlis suis, obligaron áque llevase
ei educuni illum ul su cruz. Y le conduje­
ciuciligerent eum. Et ron al sitio llamado
angariaverunt pnrle- Migóla, que significa
reunlem quempiam . lui/nr de la calarera ; y
Sinioncm Cyrenipum, dáhanle á beber vino
venienlein de villa, pa- mezclado con mirra y
treni Alexaudri elKuli, no lo lomó. Y después
ul lolleret crucern cjus. de crucificarle, se re-
MISA. 12o

El pcrducunl íllam in partieron sus vestidos,


liolgotha locam: quod echando suertes sobre
esl inlerpretatum Cal­ los que Labia de llevar
vará locus. E l dabanl cada uno. Era ya la ho­
ei bibcre myrrhalum ra tercia cuando le cru­
vinum, et non accepil. cificaron ; y estaba
El cruciligenlca eum, escrita la cansa de 9a
diviserunl vestimenta semencia en este letre­
ejus, millentes sorlem ro: II kv de los J udíos ; y
fuper eis, quis quid con él crucificaron a
Uillercl. Eral aulem dos ladrones, uno á su
hora le rlia : el crucili- derecha y otro á su iz­
xerunt eum. E l eral quierda, cumpliéndose
titulus causa1 ejus- ins- asi la Escritura <rue
rríplu* : Rtx J ld.bo- dice : y fué conside­
MH. Et cura co cruci- rad o en el número
ligunl dúos lalroues : de los malhechores
unum ¡i dexteris, el Y blasfema lian de él
alíum ii sinislris ejus. los transeúntes, me­
El impleta esl Scriplu- neando sus cabezas y
ra, quiP dicil: el curo diciendo: S. Ea! tú que
iniquis repulalus est. destruyes el templo de
Et prxlereunles blas— Dios y en tres días lo
phemabanl cum , mo­ vuelves ¿ fabricar, sál­
verles capila sua, et vate á. ti mismo bajan­
dicenles: S. Valí qui do de la cruz. C. De
destruís templum Dei, igual man era decían los
el in Iribus diehus sumos sacerdotes, mo­
reedificas: salvum fac fándose caire si coa los
teroelípsum descen- escribas: S. A otros ha
dcnB de cruce. C. Si- salvado, á si mismo no
miliier et summi sa­ puede salvarse; baje
cerdotes ¡Dúdenles, ad de la erot. ahora Cristo
126 VARTES SANTO.

allerutrum ctimscribis el Rey de Israel, para


dicel>ant:S. A líos sal­ que lo veamos nosotros
vos fecil, scipsum non y le creamos. (¡. V los
polesl salvum faccre. que con él «suban cru-
Clirictus llex Israel des- cilicados Lamhien le de-
cendal nunc de cruce nostahan, V llegada la
ul videumus, el cre- liorasexLa, las liuieUlas
daraus. C. Et qui cum seestendieron por toda
eo crucilm eranl, con- la lierra hasta la hora
vilialnotur ei. E l riela nona; y ó la hora nona
hora sexta, teuebra? esclamó Jesús en alta
facUr sunt per loiam voz. diciendo; *£< üí,
terrani usque in lioram filoi. fommasnbnellianií
nonain. Jil liora nona C. Que significa: gB
exclamavíi Jesus voce Dios mió, Dios m ió ,
magna, diccns: Ijl Eloi, I por qué me lias des-
£lm, lamma sabaclltn- aro parado? C. Y oyén­
ni7 S. Quod esl inlcr- dolo algunos de los
prclalum : © l^ us circunstantes, decían:
mcus, Ucus nieus, ut Ved como llama ¿ Elias.
qui dercliqoísti nic'?C. C. Y uno de ellos cor­
E l quidani de circums- riendo empapó en vi­
tanlibus audienlcs, di- nagre una esponja, y
celianl: S. Ecce Klíam poniéndola al estremo
vocal. C. Cúrreos au- de una caña se la daba
tein unus el implens a helier, diciendo : S.
ppongiam aceto , cir- Dejad, veamos si viene
cu in ponensque cala Elias á descolgarle. C.
mo » poliim dalul e i, Entonces Jesús dando
dicens : S. Si ni le, vi- una gran voz espiró
deamus si venial Elias ( (¡cnufltTion y brere
ad deponendum cuín. pausa). Y el velo del
C. Jesús aulem emissa templo se rasgó en dos
MISA. 127
\oce majgna expira vi t partes de arriba abajo.
if/mufleclitiir el pan— Viendo pues el Cen­
saiuraliqunnlulim ). E l turión,. que estaba en
\c liim Lenipli scissum frcnle de la cruz, cómo
est in dúo, ;i Mínimo había espirado claman­
usque deorsum. Yiúens do de esla suerte, dijo:
autem Cenlurio, qui ex S. Verdaderamente esle
adverso stalial, quia hombre era Hijo de
sie clamaus expirasset, Dios. C. Había laminen
ail: S. Ycrc luc homo varias mujeres mirán­
Filius Dei eral. C. dole de lejos, entre las
Eranl auleiu el mulle­ cuales estulwn María
res de looge aspi- Magdalena, y María
cientes: inter quas eral madre de Santiago el
María Magdalena, el Menor y de José, y Sa­
María Jacobi Minoris, lomé , quienes cuan­
clJoscph Maler, el Sa­ do él andaba por Galilea
lome: et cum esscl in le seguían y le cuida­
(jaldía > sequelianlur ban, y oirás muchas
eum, el ministraba nL que con él habían su­
c i, et alio; mulla1qua* bido á Jcrusalen.
si mul eum eo ascen­
derán! Je rosoI ymam.

Lo siguiente se canta i manen de Evangelio.

cum jam sero es- habiéndose hecho


E
t
sel faclum (quia
eral Parasceve , quod
Y va tarde ( por ser
aquel dia la Parasceve
esl ante Sablialuni J ve- que precede al Sábado)
bit Josepli ab Arima- llegó José de Arimalea
iliva nobilis deeuno. noble decurión, que
qui et ipse eral ex­ también esperaba en
1¿8 MARTES SAJiTO.
pectans regnaiti De i , el reino de Dios; y te
et «udacteriniroiviiad presentó intrepidaraeD-
Pilatum , et petiit cor- le á Pílalo y pidióle el
pus Jesu. Pilalus au­ cuerpo de Jesu». Mas
lem mirabalur si jam Pílalo se admiraba de
ohiisset. Et accersilo que hubiese ya muer­
Cenlurione, inlerroga- to, y llamando al Cen­
Tit eum si jam mor- turión le preguntó si
tuusessel. Eltmmcog- había dejado de exis­
novisset i Centurione, tir; y sabido por el
dona-vil corpus Joseph. Centurión que asi era,
Joscpli nulem inerca- drió el cuerpo á ioaé.
tussindoncm, el de- Rajóle de la cruz José,
poncus (Mini, irvolvil y envolviéndole en un»
sindone, ct posuil eum súbaoa que habia com­
in monumenio, quod prado , le colocó en un
eral cxcisum de petra, sepulcro abierto eD la
etadvolvit lapidem ad roca, y arrimó una
ostium aonumenti. gran piedra á la entra­
da del sepulcro.
OFPEHTORIIM. Ot'EIITORIO.
Ilsto u i iiic Domine riiAHDAMK, oh Señor,
( j de rnanu pcccato- de las manos di’!
ris, et ab hominibus pecador, y líbrame de
iuiquis eripe me. los hombres perversos.

SECBETA. ORACION SECBETA.

v nos, qu.-n-
a c r if ic i es ta uh estíos, Señor,
S sumus Domine,
R
le rogamos, mas
propensius isla r«stau- elimínente estos sacri­
rent: qn* medicinali- ficios, acompañados en
MISA. 12!)
bus suiil instituía je- su institución de sa­
juaiis. Per Dorniauni ludable» ayuuos. Por
noslrnm ctc. ■ nuestro Señor ele.

Las otras Secretas como ¡n la pd({. 'JT, y el Prefacio


como en la pjg. 71

COMMUNIO. COMLMOIV.

dversum rae excr- mi empleá­


A
ontra
ce liantur qui se-
debanl iu porta, ct
C banse los que se
i o sentaban en el tribunal,
me psallcbanlr qui bi- y contra mi cantaban
hebanl vinum. Ego los bebedores de vino.
vero oralioacm meam Yo empero, oh Señor,
ad te Domine: tem- dirigía á ti lui súplica :
pus heneplaciti Deus in venga el tiempo de tu
mnllitudme misericor­ beneplácito,oliJJios,se­
dia! tu*. [ p s a l m . l w i i i .] gún la abundancia de
lu misericordia.

POSTCOMHUMO. POST-COMUNIOn.

ANCT IF1CA TIOMBÜ8 o> tus santificacio­


S lu is, oranipotens C nes, ó Dios omni­
Deus, ct vi tía riostra potente, asi se curen
m enlur, ct remedia nuestros vicios, como
nobis sempiterna pro­ dimanen para nosotros
venían!;. Per Domiuum remedios perdurables.
nosirum ele. Por uueslro Señor etc.

Las oirás de la l’osl-comunión como olí la |i;ig. ÜH.


!)
130 HARTES S A M O .

ORACION SOBRE EL PGEBLO.

OHEMIS. OREMOS.

Humiliatecapila ves- Humillad á Dios


Cra Deo. vuestras cabezas.
Toa nos misericor­ Tu misericordia, olí
dia, Deas, el ah omni Dios, extirpe en noso­
sutíreptionc velustalis tros toda reliquia del
cxpurget, et capaces viejo sér, y nos liaga
sanclic novilalis eíli- capaces de una sarna
c¡al. Per Dominum nos- | renovación. Por nucs-
Irum ele. ¡ tro ¡Señor etc.

NOTAS
AL LUNE8 Y HARTES SANTOS.

1 Habla aquí manifiestamente el Hijo del hombre


par boen de taifas.
' En las Miías do rilo ferial durante la Cuaresma,
recuenta esta omrion la que se rlrcia por los |*enitenlesJ
caieclímenos, subiendo «mies el diácono á alguna Iribú-
tía ii lugsr clevjdo para advertir al pueblo que orase en
ueliluil com|>ungida.
1 Los li Inri « t í o s eran liras de pergiirinn en que se
escribían los principales textos de la ley, alándolas d h
frente yá la muña izquierda, y se ajustaban tambicoálai
franjas rio los manlos.
MOTAS. 131
1 De Baraeliías era liijo el profeta Zacarías, una de
los doce menores; pero de este no se sabe que fuese
asesinado, sí bien tampoco hay prueba en contrario : ase­
sinado fué por el re; Joás el sacerdote Zacarías; pero el
paire de esle no era Barachlas sino Joyndu, aunque
S. Jerónimo cree que llevaba los dos nombres é indica que
con el segundo le designa el texto según un códice de
tos Nazarenos. Ambas opinionesaaa preferibles á lasque
aplican esta refrenda i Zacarías, padre del Bautista, ó
íu t Zacarías, liijo de Baruch, murrio por los judíos du­
rante el último sitio de Jcrusalen, suponiendo que de él
hilo mención profélica el Salvador.
* Palabra compuesta de la voz pérsicagnu¡ ó Tíque­
ts, y del verbo griego philakie que es guardar.
1 Lefio venenoso , entienden signaos, de los que h
crian en Judea c inficionan la comida; i démotle leño,
es decir, muerte (5 patíbulo en lujar de pan; i metamoi
rl bailón en el agujero hecho en medio ¡te tupan, como
se liar i,i con los que «alian desterrados.
T Hopa ¿spern de pelo de cabra ¿ camello, que em-
pezA á usarse en Cilicia, empleada mas larde como tra­
je de lulo y de penitencia.
' S. Marcos discípulo de S. Pedro, qusle llama hi­
jo suyo eu una He sus cartas, fue quien del afto 44 al
18 de la era cristiana escribió en Roma este Evangelio
á la vista y con aprobación del Príncipe de loa apóstoles.
Utd del idioma griego según autoridad de S. Jerónimo
V de S. Agustín, y no del latino como opinan algunos,
sin (jue alcance 1 dirimir la cuestión el niallraladn éin­
descifrable códice oue se da tn Yrnrria por autógrafo
soya. Créese que el Santo fué natural de la Cirenaica,
aunque de origen judio, y que estableció la silla en Ale­
jandría, donde hái'in el año 68 sufrid martirio. No drte
confuudiríelí con Juan, por sobrenombre Mareos, primo
de Bernabé, de quien hablan varias veces lo» Hacbo» de
los apóstoles.
' Habia decanos de mas 6 menos valor, desde el út
192 LLINLS V MARTES SANTOS.
■eco mas de un real hasta el da In» reales y un quinto
de nuestra actual moneda. Era costumbre en los festines
'udaicos romper un vaso precioso, luí tez para recordar
{ i humana fragilidad.
'• Seria esteuno de sos discípulos Multo» i decla­
rados, y d o falla quien le haya lomado porcJ mismo san
Marcos, atraque lo mas probable es que no fui sino con­
vertido por S. Pedro despues de la ascensión del Señor.
Sobre el modo da preparar el alojamiento dice un his­
toriador: • Todas las moradas de Jerusalen estaban i
disposición de los peregrinos durante los dias de la so­
lemnidad pascual.,. Cada grupo pedia, establecerse per
M qniera que había lugar; loa habitantes d« la ciudad
suministraban la sala del festiu, sin que el hu¿sped pu­
diera recibir en indemnización mas que la piel del cor­
dero.*
" Sin duita salló de su lecho despertando con ti
ruido, ora fuese discípulo del Señor, ora criado 6 traba­
jador del huerto. Caneen de fundamento las opiniones
acerca de si m S. Juan evtu»l»ta ó el mismoS. Mar­
cas este mancebo. El hecho indica qne la drden de pren­
der i Jesús se estendia á los apóstoles, prueba de que
do en infundado sn temor.
” Aunque los cuatro evangelistas refieren circuns­
tanciadamente la negación de S. Pedro, ninguno con
tantos detalles como S. Marcos, eual si por boca de su
discípulo quisiera el Príncipe de los apóstoles perpetuar
la memoria de su pecado.
” Había sido sacado del pretorio para recibir los
atoles Los baldones y tormentos infligí los á Jesús por
In soldadesca, y el coronamiento do espinos, no consta
jue fuesen por órden espresa de Pílalo, aunque este luego
intentó aprovecharlos para esdtar la compasioa de los
judíos.
'* Véasela nota 38de la pág.íO. Alejandro y Rufo M-
rian personas conocidas entre Tos ñeles cuando escribía
S. Mareos, paisano suyo como Ciren&ieoque también era,;
NOTAS, 133
Rufo estaba coa él en Roma, si es que 1 él se refieren, las
amistosísimas frases de S. Pablo en eo carta i los Roma­
nos (xvi, i3y.talutateRufumdeelumin Dimino,el «na­
fro» e/ui et meam. De Simón su padre opinan algunos
si es el mismo Simón el Negro da quien hablan los He­
chosde lug apásteles (xm, I ), que con Lucio, también Ci-
reneo, y otros se distinguían en I* iglesia de Antioquta,
" Era Ttiuy común no contar las horas intermedias
mire la tercia v la sexta, y entender por tercia lodoel
tiempo que va ¿n á t las nueve de la mañana hasta el
medio día , conciliándose asi perfectamente el texto de
S. Marcos con el de S.Juan, que pono la condenación de
Jesús hacia la hora text», pues terminaba la una y no
habia entrado aun la olra.
'* Et ctm tttlentií repuítliu «MIsaus un, 13).
11 Era SalomA la esposa deCeliedco j madre do los
apóstoles Santiago el mayor y S. Juan el evangelista.
ue solicitaba pera el ob las primeras sillas en el reino
3 4 Cristo. Antiquísimo» historiadores la dan por bija do
la olra María y de su esposo Cleofds, y á este por her­
mano de S. José, en cuyo caso seria Salomé pnrna pu­
tativa del Salvador.
MIÉRCOLES SANTO.

H ISTO R IA EVANGÉLICA.

olocada Belania en la falda oriental del nion-


C Ic de lo» Olivos , cruzaba por su ladera el
camino aJerusaleo; y om pernoctase Jesusea
dicha aldea, según indica S. .Marcos ( xi, 11
y 19); opa en el mismo monte, como pudiera
desprenderse del texto de S. Lucas (xxi, 37 );
parece que este dia anterior á la cena , ó gran
iarle de ¿I al menos, lo paso con susdiscipu-
Íos en aquella altura, privando ya de su presen­
cia á la reproba ciudad. Tres dias completos de
predicación le liabia concedido, eu recompen­
sa tal vez del momentáneo homenage que Il<
tributó ; tres dias en que á todos liabia hablado
é instruido, á judíos y á gentiles, & fariseos y
á saduceos , al pueblo y á los doctores ; había
anunciado á la nación escogida, con parábolas,
con amorosas exhortaciones y hasta con prodi­
gios, el inminente castigo ae su infidelidad.
reservando lo mas severo de sus anatemas con­
tra los sabios y los gefe* que la estraviuban.
msrORIA. EVANGÉLICA. 133

Ixs apóstoles, hasta entonces persuadidos de


que la ciudad y el templo santo habían de
constituir la base del reino inmortal del Mesías,
al oír con estremecimiento el anuncio de tamaña
catástrofe, confundiendo la ruinado Jerusalen
con la del mundo que juzgaban inseparables >
se preguntan asombrados cuáudo lia de ser esto,
qu¿ señales han de preceder, y si lia de ser to-
uo uno el advenimiento del Mesías y el lin del
tiempo.
Sculado estaba e) Scüor en el motile de los
Olivos á vista del templo que enfrente se des­
cubría , cuando so le acercaron á hacerle di­
chas preguntas Pedro, Santiago, Juan y An­
drés, apartados de los demás para obtener mejor
la confianza de su Maestro ( ÍWarc. m u , 3 y í . )
A todas estas dudas contestó con copiosos
raudales de luz ; y la impresión profunda que
sintieron entonces, parece grabada aun en las
vivas imágenes, en las rápidas transiciones , en
la aparente confusion de épocas y asuntos que
la revelación abarca y que sin detenido estudio
no se deslindan.
• Oiréis guerras, les dice el Salvador, y tu­
multo de sediciones y estrépito de batallas...
naos turbéis, porque conviene que esto suce­
da, pero todavía no es el lin. Levautaráse na­
ción contra uacion , y reino contra reino ; ha­
brá pestes , hambres, terremotos, espantosos
prodigios y señales en el ciclo; lodo esio no
será mas que el principio de loy-dolores. Guar­
daos á vosotros mismos, continua, previniendo
¿sus discípulos y en ellos á todos los fieles
UNÍ \I1KRC0LES SAM O.

contraía violencia y la seducción. Anlcs ya o?


habrán perseguido y preso y acusado ante las
sinagogas y presentado ¡i los gobernadores y á
los reyes para darles testimonio de m í; y seréis
aborrecidos de lodos por mi nombre, y os entre­
garán vuestros propios amigos y parientes, y
no habrá hermano para el he'rmaao, ni liijo
para el padre , ni padre para el hijo; y á ma­
chos de vosotros harán morir. Mas al compare­
cer no premeditéis lo que habéis de haular,
sino decid lo que se os inspire, que yo os darí
boca y saber á que no puedan resistir vuestros
adversarios; el Espíritu Santo hablará y no vos­
otros. Lo que ante lodo está arriba decretado
es que no naya nación ni extremidad del orbe
donde no sea predicado el Evangelio ; que sin
permisión de Dios ni un cabello caerá de vues­
tra cabeza, y con la paciencia poseeréis eter­
namente vuestras almas.» (M a t. xxiv, G á 1i.
— M a b c . x i i i , 7 á 13 .— Lic. x xi, 9 á 19.)
Con mas ahinco, si cabe, los pone en guarda
contra el engaño, diciéndoles: a Atended á que
nadie os seduzca, porque aparecerán muchos
en mi nombre titulándose Mesías, y llevarán
en pos de si la muchedumbre; y se levantarán
muchos íalsos profetas engañando á las gentes,
y daran señales tan estupendas y obrarán tales
prodigios, que inducirán en error, si puede ser,
hasta á los escogidos. Con la raultiphcacionde
la iniquidad se enfriará la caridad de muchos:
solo el que perseverare hasta el fin será salvo.
Recordad á vista de los sucesos que lodo os lo
lie predicho. Cuando os digan por aqvi Qfor
HISTORIA UV.4NQÉLICA. 137
allá ha aparecido el Mesías no queniÍ9 creerlo ;
v si os dicen en el iesúrlo anda, no salgais; y
si os afirman en lo interior de eslacasa se oculta,
no enlreis á averiguarlo.» (Mat. x x i v , i, 5 y
23 ¿28. — Mabc, xiii, 5, 6, 21, Ü y 23.— Le­
us xxi, 8.) ¡ Pues cómo, se dirá, lanía cautela
encomendada á sus apóstoles para no ser vic­
timas de la impostura! Los seguidores del ver­
dadero Cristo, ya perfeccionados en su doctri­
na, formados con sus ejemplos, testigos de sus
milagros, ¡. podrán equivocarle con ningún fal­
so Cristo mientras vivan? ¡ A h! que mientras
se vive , no hay gradode ciencia, de virtud ni
de dignidad que dispense de semejante cautela
y del temor de la caidn ; y nos lo confirman los
cismas y errores nacidos dentro de la Iglesia
desde su primer siglo. Edad de impostores fué
aquella, no solo entre los crédulos y sediciosos
judíos impacientes por emanciparse , sino aun
entre los primitivos cristianos; ¿yacaso no
fueron discípulos inmediatos de los apóstoles,
no fué uno de los siete primeros diáconos, los
que hicieron brotar la he repía en el suelo em­
papado con la sangre del martirio ? La lección
dada á los apóstoles se trasmitía por medio del
Evangelio á los líeles todos,sirviéndoles de eli-
cazaviso para precaverse de escisiones y nove­
dades ; y aun cuaudo pueda también referirse,
como lo entienden algunos Padre9, á la época
del AnticrisLo y al lin de los tiempos, tenia
aplicación desde Inego á la generación cae-
línea.
Tanto como á la segunda T en id a del Reden-
138 MIKHCOLES S I M O .

lor para jiugar el mundo, puede aludir asimis­


mo a su reino espiritual sonre la tierra por me­
dio de la difusión del catolicismo el símil » del
relámpago que saliendo de una estreinidad del
liorizoute resplandece instantáneamente en la
opuesta;» y este es el carácter de verdad lumi­
nosa á la vez que de universalidad inherente á
911 misión divina, y que no permite confun­
dirla con la usurpada por mentidos redentores,
a Como al olor del cadáver se reúnen donde
quiera las águilas,» asi atraídas por su auto­
ridad irrefragable acudirán de todas partes á
reconocerle las naciones « Mas antes ( de
fundar este imperio , añadió Jesús, es menes­
ter que el Uijo del hombre padezca inuclio y
que sea reprobado por esta generación. Cuando
empiece á cumplirse lo que os anuncio, mirad
y levantad la cabeza r porque vuestra reden­
ción cerca está. Ved la higuera que con lo
tierno de sus ramas y el renuevo de sus hojas
nos indica á su sazón que se aproxima ya el
verano; asi cuando veáis realizarse todo esto,
sabed que está á las puertas el reino de Dios.
En verdad os digo que do desaparecerá esla
generación ‘ sin que todoseverilique puntual­
mente. Pasarán el cielo y la tierra, pero mis
palabras no pasarán.» í M at. x\iv , 32 á 3a.—
AIarc. x iii, 28 á 31.— Lic. xvn, ! í , 35, 31,
y xxi, ¿8 «33. )
« Una vei difundido por todo el mundo el
Evangelio, entonces vendrá la consumación.
Cuando veáis invadido el lugar santo por la
abominación de la desolación de que habla el
HISTORIA EVANGÉLICA. 139
profeta Daniel j , entienda todo el que lea;
mando veáis estrechada por ejércitos áJerusa-
leo, sabed que está próxima su ruina. Huyan
entonces á las montañas los habitantes de Ja ­
dea, v sálganse los que viven dentro' déla
ciudad, y no entren en ella los moradores de
la comarca ; y el que se halle en el campo no
vuelva alrás para recoger su túnica , y el que
estuviere en el terrado no baje ni entre en su
casa á salvar cosa alguna * ¡ Ay de las mujeres
tiue esién en cinta ó criando en aquellos días!
llorad á Dios que la huida no haya de ser en
invierno ó en sábado, ea que poco se puede
andarTribulación tan grande no la ha habido
ni la habrá'desde el principio hasta el tin del
mundo; dias serán de la venganza del Señor
para que se cumpla todo lo escrito en las Pro-
recias , y si en gracia de algunos escogidos nu
sí abreviaran , no quedaría cuerpo con vida.
Parte caerán al filo de la espada, parle serán
llevados cautivos y dispersas por lodos los pai­
res , y Jerusalen será hollada por razas eslran-
gerss hasta que terminen su existencia las na­
ciones. u ( Mat. x \ i v , 1a i 22. — M a b c . \iii,
114 20. — Luc. xxi, 20 á i i . )
Distinguiendo luego esta catástrofe tan cer­
rada de la otra deliniliva y general precursora
(leí gran juicio , dice terminantemente: n En
orden á aquel dia y liora nadie lo sabe , ni los
Ángeles del cielo,‘niel mismo liijo {en cuanto
i hombre) ninguno sino el Padre, n Y no obs­
tante , se trasmite de siglo en siglo la curiosi­
dad , reprendida cu los apóstoles, á espíritus
140 MIÉRCOLES SAMO.
inquietos y cavilosos , que se abandonan sobre
este punto á predicciones temerarias ó por lo
menos á vagas conjeturas. Que vendrá el Hijo
del hombre en el tiempo menos pensado, lo
declara el descuido en que cogerá á los vivien­
tes. « En los dias de Noé Los hombres tomaban
mujeres y las mugeres maridos, y comían y
bebían , y nada entendieron hasta aue vino el
diluvio y acabó con lodos; y en los dias de
Lotcom iany bebían los de bodoma, compra­
ban y vendían . plantaban y edilicaban , y de
repente llovió del cielo fue^o y axuíre y á to­
do* los m alo: así será la manifestación del
Hijo del hombre. Eu verdad que habrá señales
en el cielo, y consternación en la tierra por la
perturbación del mar y estruendo de las olas;
secará use de espanto (os hombres en especta-
cion de lo que vá á sobrevenir al universo, y
tas mismas fuerzas celestes se conmoverán.
Nadie entonces vuelva ulrás ° , ni piense sino
en salvarse ; acordaos de Ib mujer de Lol. El
ue solo atienda á conservar la vida, la per-
3 erá; y el que <en Dios y por Dios) la perdie­
re la reanimará. En aquella noche se encon­
traran dos hombres en un mismo lecho, uno
será tomado y el otro dejado; dos en medio
del campo, uno será tomado y dejado el olru;
dos mugeres moliendo juntas, una será loma­
da y la otra dejada T. Y despues de aquella
tribulación el sol se oscurecerá, la luna do
despedirá luz, las estrellas caerán del firma­
mento ; y entonces aparecerá en el cielo la se­
ñal del iTijo del hombre, y todas las tribus de
HISTORIA EVAMÍKLIC\. 141

la tierra, plañiendo y sollozando, le verán


venir sobre las nubes con gran poder y majes­
tad. Y luego enviará á gas ángeles, que ¿bou
de trómpela y con voz Formidable congregarán
de los cuatro vientos á sus escogidos desde la
superficie de la tierra liaata lo mas alio del
cielo. » (Mat. x j i v , Í9 á 31, 30 á 41.—
M arc . xiii , 2i á 27, 33. — Lic. xvn , 26 á 33
,y xsi 25 á 27.
\qui termina en los Evangelios de S. Marcos
y S. Lucas la espantosa escena; S. Mateóla
continua hasta el lin: « Entonces acompañado
dft todos sus ángeles, se sentará el Hijo del
hombre en el trono de su gloria, y parecerán
ante él las gentes todas, y asi como el pastor
separa á las ovejas de los cabritos, asi serán
separadas aquellas á su derecha y estos ¿ su
izquierda. — Venid, beuditos de mi Padre,
dirá á los de su derecha, poseed el reino que
os está preparado desde la fundación del mun­
do; porque hambriento rae alimentasteis, y
sediento me disteis de beber, y peregrino me
hospedasteis, y desnudo me vestísteis, y
enfermo me visitasteis, y preso me consolas^
leis.— ¿Y cuándo fué eslo, oh Señor'?— le
dirán los justos admirados.— Siempre que
con uno de estos pequeños hermanos míos
lo liicisLeis, conmigo lo hicisteis. — Vos­
otros, malditos, dirá el Supremo Rey á los
de la izquierda, ¿parlaos de mi; id ai) fuego
eterno aparejado |tara el diablo y sos ánge­
les; porque hambriento y sediento y peregrino
y desnudo y enfermo y preso, ninguna piedad
112 MIÉRCOLES SAKTO.

hallé en vosotre 9. — Vos, Señor! esciamaríin.


— S i , yo en la persona de eslos pequeíiuelos.
— É irán los malos al cierno suplicio, y los jus­
tos á la vida eterna. » ( M a t , x x v , 31 á 46.)
Mas bicu que aterrar con lo formidable del
juicio, se propoue Jesucristo recomendar la vi­
gilancia por lo incierto de la hora de £1, apli­
cando la idea de su advenimiento al juicio par­
ticular que sigue á la muerle de cada u d o y.
que decide de su cierno destino, * Velad, dice
á sus apóstoles, como velaría elque no supiese
el momento en que lian de asaltarle la casa.
Velad y orad , porque no sabéis á que hora lia
de llrpar \ueslro Señor, si al anochecer ó á
media noche ó al cauto del gallo o á la madru­
gada, no sea que viniendo de repente os en­
cuentre dormidos. Estad sobre vosotros mis­
mos , para que no se aletarguen vuestros cora­
zones con la fula y la embriagues y los cuida­
dos. de esta vida, y no os sobrecoja de impro­
viso aquel dia, tendido como un lazo á lodos loa
vivientes. Velad orando en Lodo liempo, á liu
de que merezcáis evitar los males venideros v
comparecer conliadamenle ante el Hijo del
hombre. ¥ lo que á vosotros disto, añade gene­
ralizando su enseñanza ,ú lodos lo digo: velad.*
(M at.xxiv, 42 á 41.— Marg. xiii, 33 ¿ 37.—
Lic. xxi. 34 á 3G.)
A es le propósito reliere la lan conocida pa­
rábola de las diez virgen «q u e aguardan al es­
poso para incorporarse á la comitiva nupcial,
cinco de ellas con las lámparas prevenidas,
mientras las oims , saliendo á deshora á pro-
IIISTOIIIA EVANGELICA. i í :i

vccrsc <le aceite, se encuenlran á su regre­


so con la puerla cerrada (M at. xxv, 1 á 13).
Al aprovechamiento del tiempo que se nos
concede para atesorar buenas obras, aplica lue­
go la parábola del caudal repartido por el due­
ño cnlrc los criados en mayores ó menores can­
tidades, á lin de que en ausencia suya lo ne­
gocien, alabando á su vacila la actividad de
los que lo duplican, y condenando por pere-
malo, no ya al que lo malgasta, sino al
conserva enterrado (Mat. x x v . 1i á
«¿Cómo obrará, pregunta., el siervo
constituido por su amo al frente de la familia
para sustentarla'/ Bienaventurado, si cuando
vuelva este, le halla portándose con fidelidad
V prudencia! cierto que le encomendará sus
bienes todos. Pero si se pervierte, diciendo en
sus adentros mi amo laraa, y empieza á mal­
tratar á sus compañeros ó á entregarse con
ellos A la embriaguez, vendrá en el momento
menos pensado su señor, y le echará de si co­
locándole con los hipócritas y demás réprobos,
y allí será el llanto y el crujir de dientes.»
(Mat. xxiv, li) á Í¡1. — Lic. xu, í2 á íf i.)
Acabados lodos estos razonamientos, fué
cuando Jesús dijo á sus discípulos: «Sabéis
que de aquí á dos dias será la Pascua, y será
entregado el Hijo del hombre para ser crucifi­
cado. (M at. x x v i , 1 y i ) . » Entonces efectiva­
mente , en aquellos momentos mismos, se in­
troducía en el consejo de los sacerdotes y
magistrados el Apóstol traidor.agitado de malas
paciones desde la cena de Betauia, é inspirado
LU MIÉBCOLHS SAPÍTO.

por Satanás; \ la rencorosa asamblea acogía


con alborozo la ocasion de satisfacer su encono
sin echarse encima al pueblo, prendiendo á
Jesús secretamente medíanle las indicaciones
del que sabia el lugar de su retiro y les daba
la contraseña. Cerróse aquel dia el sacrilego
trato, quedando en aprovechar la primera opor­
tunidad para cumplirlo; y á esla memoria se
atribuyela práctica de ayunar los miércoles
establecida en la antigua Iglesia.
MISSA. MISA.
INTKOITUS. IMRÓITO.

tí nomine Jesu omi­ I nombre de Jesús


I ne genu flectalur,
coBlesti um,lerreslri um,
l
dóblese loda rodi­
lla en loa cielos, en la
el inrurnorum : quin lierra y en los infier­
llominus faclus esl nos: porque el Señor
obediensusque adraor- se hizo obediente basta
t e m , mortem aulem la muerte, y muerte
crucis: ideo Dominue no menos que de cruz:
Jesus Christus in gloria por esto nuestro Señor
cs-t 1)€¡ Patris. (s. p a ú l . Jesucristo reside en la
AD PHILIP. II. ) gloria de Dios Padre.
Domine exaudí ora- Oye, oh SeBor, la
lionem meam: el cla­ oracion m ía, y llegue
mor measad te venial. á ti mi clamor.
(balm cí-) In nomi­ Al nombre de Je ­
ne Jesu etc. sús etc.
Despues de tos Kyriu el celebrante dio :
OR BM is. | OREMOS.

El diáíono eñad« ;
Fleclamus genua. I Doblemos la rodilla.
CI subdiácono responde:

Lévale. I Levantaos.

116 MIERCOLES SAM O.

Y continúa el celebrante diciendo la siguiente :

ORjkTIO. ORACION.

Pnpsta, qua-sumus Hazte pedimos,om­


omnipotens Deus: ut nipotente Dios, que
qui nostris eveessi- pueslo que abrumados
bus ince&santer affli - incesantemente por
giraur, per unigeniti nuestras culpas, sea­
Filii tui passiouem mos liberladospor la pa­
liberemur. Qui tecura sión de tu unigénito Hi­
vivit el regnat etc. jo,quecoatigo vive etc.

Leclio Isaia propheta. Lección de Isaías pro­


Cap. LUI <1 LXIU. feta.

psio dice et Señor


H sc dicil Dominas
Üeufi: Dicite Klix
Sion : Ecce Sal valor
Í 'j Dios: Decid ¿ la
hija de Sion: mira có­
I dos venil: ecce aler­ mo viene lu Salvador!
ces ejus cum eo. Quis mira cómo trae con­
esl isie, qui venit de sigo su recompensa ’ !
Edom, ti uclis Testibas ¿Qniéo es este que vie­
de Boira/ Iste fonno- ne de Edom 1 de Bosra,
sus in stola sua, «¡ra­ teñidas las vestiduras?
dien» in matliludine Hermoso es este en su
lorliludinis suae? Ego ropage, descubriendo
qui loquor justiliam, eD su andar la exube­
el propuanator sum rancia de su fortaleza.
ad salvanaum. Qaare — Yo soy el que pro­
ergo rubrum esl in- clamo la justicia, el
ilumentum luum, el campeón esforzado pa-
MISA. 147
vestimenta lúa sicut ra salvar. — ¿Porqué
caJcantium in lorcula- pues, es rojo lu vestido,
riV Toreular calcavi so- y te pareces en lus ro­
lus, el de gentibus pas á los que pisan la
iiod esl vir mee um : vendimia en el lagar?
ralcavi eos in Turare —El lagar lo lie pisado
meo, et conculcavi eos solo, y de entre las
in ira. mea: el aspereas gentes no ha habido un
esl sanguis eorum su­ liomhre conmigo. Ho-
per vestimenta mea, et llélosenmi furor, y los
omnia ¡ndumenta mea aplasté con la fuerza
inquinavi.Dieeenimul- de mi enojo; la sangre
lionis in corde meo, an- de ellos salpicó mi ro­
nus redemptiouis mea1 pa , y manché (odas
veaii. Circumspexi, el mis vestiduras. Porque
non eral ausiliator: el dia de la venganza
quM ívi, el non fuit eslA cu mi corazon , y
qui adjuvarel: el sal- el año de mi redención
'Jivit míhi brachium ha llegado. Miré al re­
ineum, el indignalio dedor, y no aparecía
mea ipsa auxilíala esl socorro; basqué, y no
mi In. £i conculcavi po- hubo quien ayudase: y
pulos in furore meo, et me salvó mi brazo, y
inebria vi eos in indig- auxilióme mi propia
itólione mea, et detra- indignación. Y hollé en
\i in terram virlutem mi luror los pueblos y
eorum. Miseralionum en mi indignación los
homini recordabor, embriagué, y derribé
laude in Uoniini su per por el suelo su fuerza.
ómnibus qua; retid idil — Acordaréme de las
nobis Uooiinus Deus misericordias del Se­
no&u>r. ñor; alabaré al Señor
por lodo lo que nos ha
118 MIERCOLES SANTO.

otorgado el Señor Dios


oueslro.
ghaduAl b . GRADUAL.
averias faciem o apartes el ro6lro
N
e
loara & puero luo,
quoniam tribulor: ve-
N de lu siervo, pues
estoy atribulado; óye­
lociler exaudí me. me con premura. ?.
Salvum rae Tac, Deus, Sálvame, olí Dios, por­
quoniam intraverunl que las aguas han pe­
aqua* usque ad ani- netrado hasta mi alma;
mam meam : inlixus atollado estoy en el
sum in limo profun- cieno de lo profundo,
di, el non est subslan- y no hay donde hincar
lia. (rs. lx v iii . ) el pié.
Luego e dico:
t. Domiaus vobis- i. El Señor sea coa
cura. vosotros.
$. E l eam spirita Y con tu esp
tuo. ritu.
OftATIO. ORACION.
Dens, qui pro nobis Oh Dios, que para
Filiumtuain crucis pa- sacudir de nosotros el
tibulum subiré voluis- poder del enemigo,
t i,n t inimici k nobis quisiste que tu Hijo
expelieres pnleslalem: por nosotros padeciese
concede nobis famulis suplicio de cruz, con­
tais, ut resurreetionis cédenos ú tus siervos
raliam consequamur. que obtengamos la (gra­
ereumdem Dominum cia de la resurrección.
nostnim etc. Por el mismo Señor etc.
MISA. 149

La ugund* por las pentcucioae* de la Iglesia i por


el Papa como en la pág. 9 i.

Ltclio h aia propheUt. Lección de Isaías


C * p . L ili. profeta.

k aquellos dias di­


I n diebus illis : Uíxit
Isaías: Domine, quis
credidil audilui nos-
E jo Isaías: Señor,
¿quién ha creído loque
tio ? el brachium Do- oímos nosotros? o á
nini cui reveíalo m uién &e ha manifesta-
o el brazo del Señor?
ealT E l ascendet sicut Porque crecerá en pre­
vil-gullura coram eo, sencia de él como des­
el sieul radix de Ierra nuda vara, 6 como raíz
sitienti: non esl ape­ en tierra sedienta. No
nes e i, ñeque decor: hav hermosura en él
el -vidimus eum , el ni luslre; víraosle, y
non erat aspeclus, el no tenia agpecto, y
echamos de menos lo
desideravinius eum. ue de él esperábamos.
Dcspeclum, el novisst- onlemplAmosle abati­
mum vivorum, virum do y el último de los
dolorum, el scienlem hombres, varón de do­
inlirmilateni: el quoai lores y conocedor de
abscondilusvullusejus loda miseria; su rostro
como oculto y afrenta­
ei despectus, unde uec
do, por lo cual en nada
reputavimus eum. Vere le tuvimos. Verdadera­
languores nostros ipse mente sobrellevó ducs -
fulil, el dolores nostros iras Fatigas y careó so­
’pse portavit: el nos bre si nuestros dolores;
palaviaiUB eum quasi y nosotros le conside-
150 WERC0 LK8 SANTO.
leprosu m,el peroussum ramos como leprosa y
h Dco el humiliatum. herido de Dios y humi­
Ipse aulem vulneritus llado. Él no obstante
esl propler iniquitates Tné herido ¿ causa de
nuestros crímenes,
costras , nllrilus esl
quebrantado hajo el
propler «celera nostra: peso de nuestras mal­
disciplina pacis noslra? dades; sobre 61 cayó
super eum, et livore lapenaqoe nos vanó
ejus sanali snmus. Oru­ nuestra.paz, y con sus
ñes nos quasi oves er- cardenales fuimos sa­
ravimus, unusquisque nados. Todos nosotros
iu viam sunru dcclina- nos descarriamos como
ovejas, cada cual se
v il: el posuil Domiaus eslravió por su cami­
in eo iniquilalera om- no; y en él reunió el
nium norlrum. Obla- Señor la iniquidad de
lus est quia ipse vo- lodos nosotros. Ofre­
luil, el non apcruil os cióse porque quiso, y
suum: sicutovisad oc- no abrió sus labios;
como oveja será lleva­
cisionem durelur, et
do á la muerte, f¡ en­
qoasi agnus coram Ion- mudecerá como corde-
denle 6í obmulesret. roen presencia del que
et non aperiel os suum. le trasquila , y no abri­
De angustia, el de ju- rá su boca. De la tribu­
dicio sublatus e sl: ge- lación y de la condena
neratioiiem ejus quis ha sido levantado": su
ederación /.quién po­
enarrabirPquia abscis-
susest de ierra viven-
f ra relatarla/ Porque
fuá arrancado de la
lio n i: propter scelu6 tierra de los vivientes;
popali rae i percussi por el crimen de mi
■ISA. 151
eum. E l dabii impíos pueblo le castigué1' . Y
pro sepultura, et divi- et Señor le someterá los
lem pro niorle sua: eo impios á trueciue de su
quod iniquiUtero non sepultura y los ricos
en cambiode su muer­
fecerit, Deque dolus
te , porque nunca obró
fverit ¡n ore ejua. E l maldad, ni en su boca
Domíous voluil conle- liubo engaño. Quiso el
rere eum in infirniita- Señor quebrantarle con
t«: si posuerit pro pec- la dolencia; mas luego
catoanimam suam, ri- que ofreciere su vida
dehít semen lo n g . T - en espiacion del peca­
do, verá una larga des­
vum, el voluntas Domi-
cendencia, y dirigirá
ni in manueju&dirige- por su mano la volun­
tor. Pro eo quod laho- tad del Señor. Porque
ravit anima ejusvidebil filé trabajada su alma,
et saturabilur: in verá el fruto y se har­
scientía 9na juslítícahil tará. A muchos justifi­
ipse justusservus raeus cará con su sabiduría
estejuslo mi siervo, y
mullos, et iniquitates llevará sobre sí lascuf-
eorunt ipse portó bit. iasde ellos. Por lo cual
Ideo disperliam ei plu-
rimos, et íorlium divi-
Íedaré posesion de nu­
merosas gente» y re-
iartirá los despojos de
del spolia, pro eo quod
tradidil in morlem ani-
itiani suam, et cum sce-
Íos Tuertes, porque en­
tregó á la muerte su
vida, y fue conTundido
Icratis reputalusest: et
con los facinerosos, y
ipse peccata mulloruni cargó con los pecados
talit, el pro Iransgres- de muchos " , y rogó
soribus rogavít. por los delincuentes.
152 MIÉRCOLES SANTO.

THAGTU6. | TU CTO.

o m in k exaudí ora lio­ y e , oh Señor, la ora-

D nera meara, el cla­


O cion mía, y llegue
mor meus ad le ve­ á li mi clamor, i. No
nial. y. Ne averias fa- apartes de mi lu ros­
ciem luam á me: in tro; en cualquier dia
quacumgue <lie Iriba- ue me halle alribula-
3
lor, inclina ad me au- o, inclina á mi tu oí­
rem luam. y. De qua- do. f. En cualquier dia
cu ñique die invoca vero en que le invocare,
le, velociterexaudí rae. escúchame prontamen­
y. Quia defeccrunl si- te. Porque se des­
cul fumus dies m eí: vanecieron como humo
el ossa mea sícul in mis días, y como en
frixorio confrixa sunl. garlen fueron freídos
f . l'ercussus sum sicul mis huesos, f. Segado
fa-num, ct aruit cor fi)j como el heno, y se-
roeum : quia oblilus cAseme mi corazon:
sum manducare panera pues hasta de comer
meuiü. v. Tu exurgens mi pan me be olvida­
Domine mise reherís do. )•. T ú , oh Señor,
Sion: quia venit lem- levantándote tendrás
pus míserendí ejus. piedad de Sion, por­
[ p s . c i. ) que llegó el tiempo de
apiadarte de ella.
PASSIO ! PASION
Dm ini nostri Jesu ;De Nuestro Señor Jesu-
ChrisU secundum cri&lo según san
Ltuam. Lucas
(C*|i. M i l »l KXtlI )

n illo tempore : Ap- nriaquel lieuipo: apro-


I propinquabat dies Tj simábase el dia fes­
festus Azymorum, qui tivo de los Ácimos in­
dicilur Pasclia: etqu®- titulado Pascua, y los
rebanl principes sacer- gefes de los sacerdotes
y los escribas busca­
dotum , et scrihap, qao- ban modo de deshacer­
modo Jesum interlice- se de Jesús, pero te-
rent: limebanl vero miau la plebe. Entró
plebem. Inlravil aulem pues Satanás en UuO
Salanas in Judam, qui de los doce, en Judas
cognominabatur Isca­ por sobrenombre Isca­
riotes , unom de duo- riote el cual se fué
y arregló con los gefes
decim. E l ab iil, etlo- de los sacerdotes y los
cnlus esl cum princi- magistrados la manera
pibos sacerdotum, el de entregárselo; y es­
magisLratibus , que- tos se alegraron y con­
iQadmoduni illum ira- vinieron en darle di­
derei eis. Et gavisi nero, y Judas se com­
sum, el pacli suut pe- prometió , y buscaba
oportunidad para en­
cuniam illi daré. E l tregarle sin alboroto.
spopondil. E l quierebal Llegó entretanto el dia
opportunitalem ul tra- de los Ácimos, en que
154 H IÉ R C O U SS A M TO .

deret ¡llura sineturbis. era preciso malar el


Venil amcm dies Azy- cordero pascual, y en­
morum , in qua necea­ vió Jesús á Pedro y 1
Ju an , diciendo: ® Id,
se eral occidi pascha.
y preparadnos la cena
E l misil PetrumclJoan- para celebrar la Pas­
ncm , dicens: £ Eun- cua. C. Y ellos pregun­
les parale nobis Pas­ taron : S. ¿ Dónde quie­
cha , ul manducemus. res la preparemos? C.
C. At illi dixertinl: S. Y él les contestó:®
Ubi vis paremus¡?C. Et Apenas entreis en la
ciudad, os «ildrá al en­
d¡Mt ad eos: Ijjl Ecce cuentro un hombre
introcunlibus \oliis in coa uu cántaro de
civitatem, occurret vo- agua; seguidle á la
bis homo quídam am- casa en que entrare,
phoram aquir porlans: y decid al gefe de
sequimini eum in do- aquella fam ilia: el
raum, in quara intrat, Maestro te pregunta
« ¿dónde telá la posad¡L
et dicelis palrilamilias
cu que lie de comer la
domus: Dicil libi Ma- Pascua con misdiscípu-
gister: Ubi «si diver- lo s?» Y él 09 mostrará
soriura.ubi Pascba cum un cenáculo grande,
discipulis raéis man- alfombrado, y allí ha­
ducem? Et ipse oslen- ced lospreparalivos.C.
del voltis cd'raeulmu Yéndose pues, hallaron
lodo lo que les había
magnum stralum , et
dicho, y prepararon la
ibi parale. C. Euntes Pascua. Y llegada la
autem iuveneruntsicul hora, sentóse á la me­
disil lilis, et pard7e~ sa y con él los doce
mnl PaecliA. Et cum Apóstoles , á quienes
MISA.

facía, css«l hora, diaca- dijo: jjg Con gran de­


buil , el- duodecim seo lie deseado comer
Aposloli cum eo. E l ait esla pascua con vos­
illis: |$l Desiderio desi- otros antes de mi pa­
sión ; pues os aseguro
deravi hoc pascha man­
que ya no be de volver
ducare vobiscum, antc- á comerla hasta que
quam paliar. Dito cnim lenga su cumplimiento
vobis, quia ex lioc non en el reino de Dios. G.
roanducabo illud, doñee Y lomando el cáliz dio
implealurin regno Dei. gracias, y dijo: © T o ­
C. Et acceplo cálice madlo y repartid lu en­
gratias egitf, et dixit: tre vosotros; porque
os aseguro que no be­
gg Accipile, el dividí— beré mas del engendro
1c ínter vos. Dico enim de la vid hasta que lle­
vobis, quod non to­ gue el reinado de Dios.
bara de generatione vi C. Y cogiendo el pan ,
lis, doñee regnuni Dei dió gracias, y lo rom-
vernal. C. Et acceplo ió y se lo distribuyó,
S
pane gratias egit, el iciendo: gg Este es
mi cuerpo, que por vos­
Fregit, el dedil eis, di-
otros se entrega; ha­
cens: gg Hoc est corpus ced eslo en memoria
meum, quod pro vobis mía. C. Igualmente ,
dalur: hoc iacite in despues que hubo ce­
meam conimcmora lio nado, tomó el cáliz di­
nem. C. Simililer ct ciendo: gg Esle cáliz
calicem, poslquaiii ca*- es la nuevaalianza, se­
llada con mi sangre
aavii, dícens : ® Uic
ne por vosotros será
esl calis Dovum lesla- erramada.Sio embar-
roenlum in sangnine bargo , hé aquí que
134> MI£HGOLES SARTO.

meo, qui pro vobis lun- conruigoesláen la me­


delur. Yerumtamen sa la mano del que ha
eccc man us tradentis de venderme. V en
m e, mecum esl in verdad que el Hijo del
hombre se v á , según
mensa. Et quidem Fi­ está decretado; mas
lius homiuis, secuu- ¡ ay de aquel hombre
dum quod defimtum por quien será vendi­
esl, va d il: verumta- do ! C. Y empezaron á
men va; horaini illi, per preguntar entre si
quera Iradelur. C. E l quién de ellos seria que
ipsi cccpcrunt quacrcre tal hiciese. Suscitóse
además entre los ^sis­
inter se, quis esscl ex mos otra contienda so­
c is , qui lioc faclurus bre cuál de ellos pare­
cssel. Facía esl aulem cía obtener la prima­
el coulcnlio ¡oler eos, cía, y Jeeusle d ijo:©
qui» eorum víderelur Los reyes de las nacio­
esse major. Dixit au­ nes las dominan, y los
tem eis: gp Reges gen- que ejercen poder so­
bre ellas se titulan
tium dominanlur eo­ bienhechores 1J. Mas
rum : et qui potesla- no procedáis asi vos­
tern habenl supereos, otros, sino que el ma­
henelici votanlur. Vos yor liaga como si fuese
aulcm non sic: sed el menor, y el aue vá
qui major esl in vo­ delante como el que
bis, lial sicut minor: vá á la zaga; porque
¿ quién es mayor ? el
el qui pra'cessor esl,
que se sienta o el qne
sicul minislrator. Nam girve á la mesa i no es
quis major est, qui re- el que se sienta ? Pues
cumbit, an qui minis- hé aquí que yo estoy
MIBA. 10/

irat? Nonne qui re- en medio de vosotras


cambit ? Ego aulem in como el que sirve. Es
medio vestrum sum, que vosotros sois los
sicul quiminislrat: vos que habéis permane­
cido conmigo en lo mas
aulem esli&, qui per duro de mis pruebas ;
mansislis mecum in y yo os dispongo el
tenlalionibus meis. E l reino, como á mi me
ego dispono vobÍB si­ lo ha dispuesto mi Pa­
cut disposuit mihi Iya- dre , para que comáis
ler mcus regnu m , ul y bebáis á mi mesa en
edalis ct bibalis super mi reino, y os senleis
en los tronos desde los
mensam meam ¡n reg-
cuales habéis de juz­
no meo: el sedealis gar á las doce tribus de
super thronos judicau- Israel C. Añadió
tesduodecim tribus Is­ luego el Señor: |J| Si­
rael. C. Ail aulem Do­ món, Simón, mira que
minas: £ Simón, Si­ Satanás ha pedido fa­
cultad " (tara acriba­
món , ecce Satanas ex- ros como trigo: mas yo
petivit vos ul cribra- he rogado por ti para
ret sicut Lriticum : ego que no desmaye lu fe;
autem rogavi pro le, y tú, vuelto ai camino
ul non deliciftt lides nigua d ia, conlirma á
toa: el lu aliquando lus hermanos. C. El
conversusconlirma fra- cual le replicó : S. Dis­
puesto estoy, Señor, á
Ircs luos. C. Qui dm i
ir contigo á la cárcel y
ei: S. Domíne , lecum aun al patíbulo. C. Mas
paralus sum ct in car- Jesús le dijo: © Te
cerem el ¡n niortem aseguro, Rearo, que no
iré. G. Al ¡lie dixil: Qjl cantará hoy el gallo
138 UIEflCOI.ES SANTO.

L)ico til)i Pctre, non sin que hayas negado


or tres veces el ba-
cantabil hodie gallus,
doñee ler abneges R erme conocido. C. Y
les dijo i. ellos: ©
nosse me, C. E l dixil ('□ando os envié sin
eis: J$l Quando iiiisi talego y sin alforja y
vos gine sacculo, et sin calzado ¿os falló
pera, el calceamentis acaso alguna cosa? (i.
nnmquid aliquid defuil Alo cual respondieron:
vobis? C. At illi dixe- S. Nada. C. Y él con­
tinuó: Mas ahora,
runl: S. Nihil. C. Di­
el que tiene talego co­
xit crgo eis; © Sed ja también la alforja,
nunc qui babel saocu- y el que no lo tiene
lum , lollut simililcr et venda su túnica y
peram: el qui non ha- compre una espada;
b e l, vendat tunicam pues os afirmo que en
s u b i d , el emat gladium.
mi han de cumplirse
liasla aquellas palabras
Dico en ira vobis, quo-
que anuan escritas : «y
niara adliue lioc, quod raé confundido con los
Ecrjpiuin c s l, oportct malvados,» pues to­
implen in me: Kl cum das las que versau so­
iniquis depulatus esl. bre mí llegan á tener
Etenim ea, qua* bu al cumplimiento C.
de me, finem liaheut. Ellos entonces dijeron:
('. Al illi dixerunl: S. á. Aquí hay dos espa­
das. Y él les contes­
Domine, eccc dúo gla- tó : ® Bastante liav,
dii hic. C. At illc dixit C. Y saliendo , se diri­
c is : fig Satis est. ü. E l gía según costumbre
egressus ibat secuu- al monte de las Olivas.
dani consuetudinero in Siguiéronle sus disci-
MISA. 159

monleni Olivarum. Se- polos, á quienes, ha­


cdli sant autem illam biendo llegado al pues-
et díscipali. E l cum lo, les (lijo : Orad
pervenissel ad locum, pan do entrar eo ten­
tación. C. Y apartóte
dixil illis : 08 Orale ue de ellos como á distan­
intretis in lenULioocra. cia de un tiro de pie­
C. Lt ipse avulsus est dra, y dobladas las ro­
nb ei» quantum jacius dillas oraba diciendo:
esl lapidis: et posilis Ijjl Padre si quieres,
genibus orabat, di­ aparta de mi este cáliz;
sin embargo, no se ha­
cens: m Pater si v is ,
ga mi voluntad, eino la
Iransfer calicem istum luya. C. En esto vino
a me: veruratamen non del cielo na ángel A
mea voluntas, sed lúa fortalecerle; y entrado
lial.C. Apparuit autem en agonía, oraba mas
illi Angelus de cutio, largamente; y llegó á
confortaos eum. Kt fac­ ser su sudor como go­
tos íq agonía, proli- tas de sangre que cor­
riese por el suelo " T
xius orabat. Et faclus habiéndose levantado
est sudor ejus, sicut de la oracion y vuelto
güila' sanguinis decur- á sus discípulos, los en­
renlis iü lerrtun. El contró dormidosde tris­
cura surrexissetab ora- teza v les dijo: SB¿Por
tione, et veuissel ad qué dormís? Levantaos
discípulos suos r invu- y orad, no sea que en­
nit eosdormientes pr<p tréis en icnlacion. ('.
Todavía hablaba, y lié
Irislilia. Et ail illis aquí un tropel prece­
Quid doruiitis? surgi- dido del que se llama­
le , orate ne inlrelis ba Judas, uno de los
160 MIERCOLES S A M O .

in lenlalioncm. C. Ad- doce, el cual se arrimó


huc eo loquente, ecce á Jesús para besarle.
lurba el qui vocabatur Pero Jesús le dijo:
Judas, nnus de duode- Judas, con ud beso
cim, antecedebal eos: vendes al liijo del hom­
el appropinquavil Jc- bre ! C. Tiendo enton­
su,ul oscularelur eum. ces los que mas cerca
Jesns aulem dixit illi: de él estaban lo que
A Juda, osculo F i­ iba á suceder, le dije­
lm m hominis iradis? ron : S. Señor, ¿heri­
C. Videntes autem ti i, remos con la espada?
qui cirea ipsum iraní, C. É hirió uno de ellos
quod fulurum eral, di- á un criado del sumo
xeruiil c i: S. Domine, sacerdote, y le corló la
si perculimus in gla- oreja derecha; mas Je­
dio? C. E t percussit sús respondiendo dijo:
unos es illis servura gg Dejad, hasta aquí
principia saccrdoLum, no mas " C. Y habien­
et amputavilauricnlam do locado su oreja se
ejusdexleram. flespon- la curó; y á los que ha-
dens anlem Jesús, a il: biau venido á prender­
Si ni te usque huc. C. le, gefes de los saeer-
f cum tetigissel auri-
culam ejus, sanavjt
dolesy magistrados del
templo y ancianos, les
eum. Dinit aulem Je ­ dijo Jesús: Como
sús ad eos, quii vene- al encuentro de un la­
rant ad se, principes drón habéis salido con
saccrdolnm, el magis- espadas y bastones!
Iralus lempli, ct sénio­ Cuando cada dia esta­
res : ® Qnasi ad lalro- ba con vosotros en el
nem existí» cuín gla- templo, 110 pusisteis en
diis el fuslibus? Cum mi las manos; mas esta
quQtidie vobiscum íue- es vaeslra hora y este
MliA. IG!
rim in lemplo, non ex- cl poder de tas tinie­
lendislis manus in me: blas. C. Entonces pren­
sed liirc cst liora ves­ diéndole le llevaron á
tía , el poteslas tene- casa del sumo sacer­
ltrarum. C. Compre- dote. Pedro seguia de
htndenlcs aulcm eum, lejos, y se mezcló con
duxerunt ad donium los qué estaban senta­
principia saccrdotum: dos al rededor de unu
Pelrus. vero scqucbalur hoguera encendida en
i longe. Accenso au- medio del atrio ; mas
Icdi igue ín medio atril, habiéndole visto arri­
el circumsedentibus il­ mado á la lumbre cier­
lis, eral Pelrus in me­ ta criada y mirándole
dio eorum. Quem cum bien , dijo : S. Y este
vidi?set ancilla qu¡P- andaba con él. C. En ­
dam seden tcni ,nl lu ­ tonces neao á su Maes­
men , et eum fuisset tro diciendo: S.Muf’cr,
inmiia, dixil: S. E l liic no le conozco. <J. V al
cum illo eral. ('. Al i lie cabo de un ralo otro
ntgavil eum dicens: S. viéndole dijo : S. Tam­
Mtflier, non novi illum. bién tú eres de ellos.
C. Kl post pusijlum C. Mas Pedro respon­
alinsvidenseunt, dixit: dió : S. Hombre, no
S. El lu de illis es. t!. lo soy. C. Y pasado
Pelrus vero a il: S. O el inérvalo como
¡ionio, non sum. C. Kt de una linru, otro tal
inlervallo fado q u a si lo afirmaba diciendo:
hora> unius. alias qni- S. De veras que este
dampltirniabat, diccns: iba con él, pues tam­
S. Vere et liic cum ilto bién es de (íalilea. C.
eral: nnm et galilírus Y replicó Pedro: S.
est. (]. Et ail Petrus: S. Hombre, no sé de que
Homo, nescio quid di- liablas. II. Y en se*rui-
11
ir>¿ MlKRCOLiS SA>TO.

cis, C, Kt continuo ad- da, mientras esto de-


huc i lio loqucnLe cania' da , cantó el gallo: y
yitgallus. E l con versus volviéndose el Señor
Dominus respevil Pe miró á Pedro " , y re­
truno. Etrecordatus esl cordó Pedro aquellas
Pelrus verbi Uoniini, si- palabras que liabia di­
culdixerat: Quia prius cho el Señor,« alican­
quara gallus can tul ler tes que toante el gallo
ine negabis. Kl egres me uegarás tres ve­
sus loras Petrus Jlevit ces, » y saliendo lloró
amare. Kt virí , qui te- amargamente. Y los
nebanl illum , illude- lioinbrcs que guardaban
liant c ¡, cadentes. Kt ¡i Jesús le mofaban hi­
velaverunl cum, el riéndole, y le cubrieron
pcrculichanl laciem el rostro, "y golpeaban
ejus: el inlcrrogabanl su cara, y íc |jregunta-
eum, dicenles: S. Pro- baji: S. Profetiza, quién
plicliza, <juis est, qui es el que le ha herido ?
le percussil'ÍC. E l alia C. Y soltaban contra él
mulla lilasphemanlcs otras muchas injurias
dicebanl in eum. Kl ul blasfemando. Y luego
laclus est dics, convc- que se hizo de dia, jun­
neruni sen iores piel»», táronse los ancianos del
el principes sacerdo- tuelilo y los gefes de
Í
lu n i, el Fcribii1, ct du- os saccrüoles y los es­
xcninl illum in conci- cribas T y lleváronlo a
lium suum, duenles: su asamblea diciendo:
S. Si tu es Christus, S. Dinos si eres lii el
dio nobis. (!. Kl ait il­ Mesías. (!. Respondió­
lis : gg Si voliis di\ero, les : 08 Si os lo dijere,
non credelis m iiii: si 110 rae creeréis; si por
aulem el interroga ve­ otro lado os pregu ata­
ro, non responde bilis re, no me contestaréis
UléA. 163
mihi. ñeque diinillctis. ni me soltaréis. Desde
Ex Ijoc aulem eril Fi­ hoy empero eelará el
lias liomiuis sedens ¡i Hijo del hombre genia­
devlris virtulis Dei. C. do á la diestra del po­
Dixerunl aulem amues: der de Dios.C. Dijeron
S. Tu ergo es Filius entonces todos: S.
Dei ?(]. Qui a i l : ® Vos ¿Luego lú eres el Hijo
dicilis , quia ego sum. de Dios? C. V él repli­
C. Al illi divcrunl; S. có : 03 Vosotros lo uc-
Quid adhuc dcsulera- cis que lo 6oy. C. Mas
raus testimouium? ipsi ellos csdaiuaron: S.
enim audivimus de ore ¿ Para qué buscamos
i'juB. C. Kl surge as oai- mas testimonio, pues
ois mulliludo eorum, acabamos <lc oírlo de
duxerunt illuni ad Pi- su misma boca? C.
lalum. CuipcrunL au- Y levantándose lodo
lem illum accusare, di- aquel consistorio, lo lle­
cenles: S. 11une inve- varon á l'ilato, y em­
nimus subvertentem pezaron á acusarle di­
gen le ni noslram , el ciendo: S. A este le
roltibenlem tributa liemos encontrado albo­
ari O s a ri, et dicen- rotando á nuestra na­
tem se Chrislum redera ción , prohibiendo pa­
esse. C. Pilalus aulcm gar al César los tribu­
iaierroeavil eum , di­ to», y proclamándose el
cens : S. Tu es Rcx ju- Mesías rey. C. Pílalo
dawuraVC. Al ille res­ entonces le interrogó
pondeos, a it: © Tu diciendo: S. ¿ Eres lú
dícis. C. Ail aulcm l*i- Rey de los judíos? C. Y
latus ad principes sa- él le dio por respuesta:
cerdotum, el turbas: S. |ji| Tú lo dices* Dirigió­
Niliil invenio causu? in se pues Pilato á los ge-
lioc liomine. C. At ¡lli fes de 106 sacerdotes y
m HILKCOLtS SAM O.

iuvalesicliunl, dicen- á las turbas diciendo:


tes: S. Commovct po- S. Nada de culpa en­
ptilum, doren» peruni- cuentro co este hom­
versam Jiid;i>am. inci— bre. C. Mas ellas em­
piensa Galilíra usque bravecían diciendo: S.
tiuc. C. I'ilalus autem Pone cu conmocion al
audieas Galiliram, in- pueblo, predicando por
terrogavit si liomo ga- toda la Judea, áprinci­
lilscus esset. E l ut: piar desde Galilea has­
cosnovit quod de tlc- ta aquí. C. Pílalo, lue­
rodis polestate essel, go que oyó Galilea,
remisil eum ad llero- preguntó si era galilea
dem . qui et ipse Joro- aquel hombre, v tan
solyiuis eral illis die- pronto como supo que
hus. Horados autem era de la juris-uiccion
viso .Icsu , gavisus csl de llcrodcs, se lo remi­
valdc. Eral enira cu- tid i este, que por
piens ex mullo tempore aquellos dias se hallaba
videre eum , co quod asimismo en Jcrusalen.
audierat mulla de eo, Alebróse mucho Here­
el spernbat signum ali- des ” , al ver á Jesús,
quod videre ah co lie- pues gran Licmpo hacia
ri. Inierro^abaL aulem que lo deseaba por ha­
cum mullís sermoni- ber oido de él muchas
bus. At ipse nihil illi maravillas, vesperal»
respondebat. Slabaut verle obrar algún mila­
aulem principes sacer- gro. Interrogábate pues
doluin ct 9cribrc cons- por muchos lados, pero
tantcraccusantes cum. él nada le respondía,
Sprcvit aulem illum mientras persistíanlos
Herodes cum exercilu gofos de los sacerdotes
suo: el illusit indulum V los escribas acusán­
ve&le alba, el remisil dole tenazmente. Con
MISA. I15¡>

¡ul Pilalum. Kl l'acti «slo le nieno&itrctió


sunt amiri llerodes el llerodes y loda su co­
Pilalus in ipsa d ic: mitiva, y vistiéndole
nam aulea iaimici crant por burla una ropa
ad inviccm. Pilalus au- manca, lo envió de
lem convoralis prínci— nuevo á Pílalo ; y des­
pibus sacerdotum, ct de aquel dia se reconci­
magistralibus, el ple­ liaron llerodes y Píla­
be, dixil ad illos: S. lo, porque anles eran
Obiulislis mihi liunc reciprocamente enemi­
liominem, quasi aver­ gos. Entonces Pílalo,
íente m populum, ct convocando á los ge fes
crcc ego coram vobis de los sacerdotes, á loa
inlcrrogans, nullam magistrados y al pue­
rausam invení in lío- blo, les d ijo: S. Me
mine ¡tío ex bis, in habéis presentado esle
quílius ciiui accusalís. hombre como alborota­
.Sed ñeque llerodes: dor del pueblo, y lió
nam remisi t o s ad il- aquí que habiéndole
lum, el ecce niliil dig­ interrogado yo en pre­
nan» morle aelum est sencia vuestra, ningún
ei. Emendaluin ergo delito he hallado en
itlum dimiLlam. C. Nc- este hombre en los va­
ccsse aulem habebal rios punios de que le
dimitiere eis per diera acusa¡s ; ni tampoco
festuinr unum. Excla- llerodes, pues á él os
mavilaulcra simul uni­ rem ití, y nada se le
versa lurba, dicens: prueba que merezca la
S. Tolle liunc, el di- muerte. Por lo lanío,
raiiie nobis Barabbaro, con alguna corrección
C. Qui eral proplersc- le pondré en libertad.
(liiianem quaindam fac­ C. Dcbia en aquella
íam ¡n civilale el lio— festividad darles líbre
1GG W EH C 0LIS S I M O .
mícidium , raissus ia ; Y «se
carcercm. Ilerum aa- ana voz toda la muche­
tem l’ilalus loculns es dumbre gritando: S.
ad eos, volcas dimi Ite­ Quita á esle, y suélta­
re Jesum. Al illi suc- nos ft Barrabás. C- El
cl amaba n i, diccnt es : cual estaba en prisión
S. Crucilige, crocitige por cierto tumulto y
euro. C. lile aulem ter- homicidio cometido en
tio dixit ad i líos: S. la ciudad. Otra vez les
Quid enim mal i fecit habló Pilato empeñado
isl«? nullam causam en libertará Jesús; mas
morlis. invenio in eo : ellos respondían á gri­
rnrripictm ergo illum. tos diciendo: S. Cruci­
el (liiniiLam. C. Al illi fícalo, crucifícalo. C.
insUbant vocibus mag- Él sin embargo por ter­
nis, postulantes ul cru- cera vez les dijo: S-
ciligeretur: el invales- Mas esle ¿ qué mal ha
ceba.nl voces eornm. Et hecho? nada encuen­
Pilalus adjudicavit lieri tro en él que merezca
petitionciu corum. Di- muerte; le corregiré
misil aulem illis eum, puesv le soltaré. C. Pe­
qui propler homicidium ro ellos instaban con
et sedilionem missus gran vocería, pidiendo
fucral in carcerem, quefuese crucificado, y
quem pclebanl; Jcsum subían depunto suscla-
vero Iradidit volunta ti mores; y Pílalo at tin
eorum. Kt cum duce- determinó acceder ¿su
renteum, apprelicnde- demanda. Dióles pues
runl Siniouem quem- libre al que pedían, al
dam Cyrcnensem ve- que había sido encar­
nienlcm de v illa : el celado por delito de
imposueruul illi cru­ molin y homicidio,
ce ni portare post Je- mientras á Jesús le
MI6A. 167
sam. Sequebatur au- abandonóal arbitrio de
tem illum multa turba ellos. Y al llevarle al
populi, el mulierum: suplicio, echaron mano
de un lal Simón de Ci-
qu® plangebant, el
rene que venia de una
lamentabanlur eum. pranja, y le impusieron
Conversos autem ad la carga de llevar la
illas Jesús, dixit: (¡jí cruz detrás de Jesús.
Fili.r Jerusak'in, nolite Seguíale mucho tropel
flerc super me, sed su­ de pueblo y de muge-
per vos ipsas Hete, et res que le plañían y se
super lilios veslros. lamentaban, á las cua­
les volviéndose Jesús
Quoniara eccc venient les dijo: © Hijas de
dios, in quibus dicent: Jerusaicn , no lloréis
Beata* slcriles, etven- por m i; llorad por vos­
Ires, qui non genue- otras mismas y por
nint, et ubera, qu;r vuestros hijos. Porque
ved que llegarán días
non lacl&verunt. Tune en que se dirá: Bien­
ineipient diccre monti- aventuradas las estéri­
bus: Cadite supernos; les, y los vientres que
et collibus: Opcrite no concibieron , y los
nos. Quia si in viridi pechos que no criaron!
ligno hsne fiiciunl, in Eutonccs comenzarán
árido quid iiel ? C. J)u- á. decir á los montes:
Caed sobre nosotros;)' á
cebántur aulem et alii los collados: Sepultad-
dúo noquam cunt eo, non. Porque si en el ár­
ul intcrliccrentur. Et bol verde esto hacen,
posiquam venerunt in ¿en el seco qué se ha­
locum. qui vocalur rá.4"? C. En n condu­
Calvaría*, ibi crucilixc- cidos con el al suplicio
MUS u iu u m i :> M.vro.
runl cuín : el hurones, olroídos liomhreí, mu-
unum íi üc\tr¡s, ct al- líos malhechores; y
lerum ;i sinislris. Jesús I llegados al lugar lla­
mado Je la altarera,
aulem diccbal: © l>n~ fueron alli crucificados
Icr, di mi tle illis : non él y los ladrones, uno
eninn sciunt quid fa- ú su derecha y otro á
ciunl. C. Divklecles su izquierda. Mas Je ­
vero veslimenla ejus, sús decía: ® Padre,
niiscrunl sorlcs. Rl sla­ perdónales, pues no sa­
ben lo que hacen. C.
bal populus spectans,
Repartiendo luego sus
et deridehanl cum vestidos, ec liaron suer­
principes cuín cis, di- tes; y el pueblo lo es-
rentes: S. Míos salvos taha mirando t y los
fecit, se salvum facial, trinci palcscon los oíros
Í
si liic csl Qiristus Dei e escarnecían dicien­
electus. C. i Ilude liant do : S. A otros salvó,
sálvese á si mismo si
aulem ei el milites ac­
este es Oíslo el elegido
cedentes, et acetuni oT- de Dios. C. Burlábanse
ferentcs circt dicenles: de ¿I lamhicn los solda­
S. Si lu e9 Rcx jinlaco- dos, acercándose y ofre­
ruro, salvum le fac. C. ciéndole vinagre', con
Eral aulem el super- estas palabras: S. Sál­
scriptio scripla super vale, si eres Rey de los
eum lilleris lircwis, el judíos. C. Ilalna pues
sobre su cabeza-un ró­
Lalinis, ct llchraicis:
tulo, escrito en carac­
Hic e s t ittx Jt D .to - teres griegos, latinos-y
niM. l'nus aulem de hebraicos, que d^cia:
liis, qui pendehant la - E ste es e l H e i de los
Ironibus, hlasplicma- J i dios. Y uno de los la-
Ml~\. lü !)

tal eum ilicciis: S. Si tirones inu-stos en cruz


lu es Christus, salvum le blasfemaba dicien­
faclcinclipsum, clitos. do : S. Si eres Cristo,
C. Responden» ¡miera sálvate á li mismo y á
nosotros. C. Mas el olro
alter increpabal cum,
conleslando á su com­
dicens: S. Noque lu li­ pañero le reprendía asi:
mes Deum, quod in ea- S. Ni aun á ])ios temes,
dem damnalione es. E l con sufrir una misma
nos quidem juste, nam condena. Nosotros en
digna facLis reiipimus: verdad la padecemos
liic vero nilnlmali ges- justamente, pues reci­
bimos lo que merecen
sit. C. E l dicehat ad
nuestras obras; pero
Jesum: S. Domine, este ningún mal hizo.
memento mei cum vc- C. Y decía & Jesús: S.
noris in reguuQi luum. Señor, acuérdale de mi
C. Kt dixit illi Jesús : cuando llegares á tu
© Amen dico tib í: lia­ reino. C. Y Jesús le res­
pondió : © En verdad
dle mecum cris íd pa-
te digo que hoy esta­
radi&o. c. Erat antem rás conmigo en el pa­
íere hora sexta, el le- raíso. C. Era cnlonres
nebra* faot;c sunt in casi la liora sejita, y
miversam icrram us- toda la tierra se cubrió
qoe in lioram nonam, de tinieblas hasta la
Et obscuralus eslso l: hora nona, y oscureció­
se el sol, y se rasgó en
ti velum templi scis-
dos mitades el velo del
sam e s l médium. E l
templo. Y Jesús escla-
tlamans voce magna mando cot voz fuerte
Jesús a il: Paler, in dijo: 3¡¡l Padre, en tus
rianus lúas commendo manos encomiendo mi
170 MIÉRCOLES S A M O .

spirilum meum. C. E l espíritu. C. Y con es­


ha*c dicens, expiravit. tas palabras espiró .{Gt ■
{ Genufíecíitur ■et patt- nuflcxwn y ¿ríce pau­
saluraliquantulum.) Vi* sa J. Viendo pues ul
dens aulem Cenlu- Centurión Jo que habia
rio quod laclum fue- sucedido, glorificó á
rat, gloriticavit Deum, Dios diciendo: S. Ver­
dicens: S. Yere liic daderamente este hom­
homo justus crat. C. bre era justo. C. Y to­
Et omnis turba eo- da la muchedumbre de
rura, qui si muí aderaut los que asistían á este
ad spectacnlum islud, espectáculo, testigos
el videhant qu;c lie- de lo que pasaba, vol­
banl, percutientes pec- vían golpeándose los
tora sua reverlebanlur. pechos. Estaban tam­
Stabanl aulem orones bién alo lejos todos süs
noli ejus i longe, et conocidos y las muge-
molieres qua; secuta res que le habían se­
eum eranl á GaliUra guido desde Galilea,
Lee videntes. presenciándolo todo.

1.0 que sigue se canta á modo de Evangelio:

ecce v ir , nomine i.\o á la sazón un


E t
Josepli, qui eral
dccurio, vir bonus el
V hombre llamado
José, que era decurión
justus: hic non conscn- de Arimatca,ciudad de
serat consilioetactíbus Judea, el cual no ha­
eorum, ab Arimalha'a bía consentido en las
civitaLe Judavu, qui ex­ determinaciones ni en
pectabal ct ipse re^- los actos de ellos, y es­
num Dei: hic accessit peraba también por su
ad Pilalum , el pctiil parte el reino de Dios’*;
■ IS A . 171

corpus Jesu: cldcpo- presentóse esle á Píla­


silum involvil sindone, lo y pidió el cuerpo de
et posuit eum in mo­ Jesús. T bajado de la
numento exciso, ín quo cruz, lo envolvió en
nondom quisquam po- una sábana, y lo depo­
silus fuera l. sitó en un sepulcro ca­
vado en piedra, en el
cual nadie auu liabia
sido colocado.
OPKÍHTOftlLS. OFERTORIO.
om^e exaudí ora- y e , oh Señor, la ora­
D tionem rneam, el O
ción mia, y llegue á
clamor meus ad le ve­ li mi clamor; no apar­
nial : ne averias faciem tes de mi lu roslro.
tudm á me.
SfiCIIETA. ORACION 6EC1IETA.
qu¡rsumus e rogamos,oh Señor,
S
is c ip e
Domine,
,
munus Taceptes el don ofre­
oblalum , ct dignanlercido , y te dignes ha­
operare : ul quod pas- cer que consigamos con
sionis Filii lui Doniini piadosos afectos lo que
nosiri misterio geri- celebramos con el mis*
ni03, pus a(Tect¡l>us lerio de la pasión de lu
consequam ur. Per e um- Hijo Señor nueslro. Por
dera Dominum nos- el mismo Señor nues­
trum ele. tro etc.

La segunda Secrela por la! persecuciones de h Iglesia


4 p>r el Papa cono en la pág. 97 y ti Prefacio como
en la pig. 71.
172 MIKI1C0 I.KS S \M O .

COMMLMO. COMIMOS.
u uic.uin cu m con llaiil»
e u p i .aba

P T
o ti f lc -
tu tempcrabam: mi bebida, porque
quia elevaos allisisli levantándome me es­
rae. E l ego sicu l fu1- trellaste. Marchíteme
nurn a ru i; lu aulcm como el heno ; mas liir
Domine in íclcrnum olí Señor, permaneces
perraanes: lu e*urgens eternamente: lú levan­
misercberis Sion, quia tándole tendrás piedad
\enit tempus miscrcn- üe Sion, porque llega
di ejus. el tiempo de apiadarse
de ella.
rOSTCOMMl'MO. rOST-COMlMOJi.
ARUiBcsensihus nos- íi nuestros
L iris , oninipOtens
Deus, ul per lempora-
tosca
0 ’ «cutidos, omnipo­
tente Dios, que me­
lem Filii lui mortem, diante la muerte lem­
quam mysleria vene­ poral de lu liijo que
randa testan tur, vitam nos representan estos
le nohisdcdis5c perpe­ venerables misterios,
túan) conlidamus. Per con liemos que nos ha­
enmdem Dominum nos- brás concedido la vida
truui Jesuiu Chrislum perdurable. Por el mis­
t’ílium ele. mo Señor ele.
La otra Post-comuoion por la» persecuciones de la
Iglesia 6 por el Papa como en la pág. £)8.
c iucio n ron el flem o .
0BEMC5. OREMOS.
Humiliatecapitaves- Humillada Dios vues­
tra Deo. tras cabezas.
M A ITIV tS . 17 J
Réspice, qujpsuinus Echa, oh Señor. uua
Domine , super hanc mirada, 1c rosamos,
familiam luam, pro sobre esta tu familia,
qaa Dominus noster por la cual no vaciló
Xesiis Cliristus non dn- nuestro Señor Jesu­
l>itavit manibns tradi cristo en ser entregado
nocenlium r el crucis á manos de malhecho­
subiré tornientum. Qui res y sufrir el tormen­
iccum ele. to de cruz. El cual etc.

AD M ATUTIM M .* Á MAITINES
I.N PRIMO NOCTURNO. PRIMER .>0CTUn»0.

Antiphona. Antífona.
eus domus tuw eo-
Z medit me.et oppro-
l*ia exprobranlium tibí
l cclo d e tu casa me

E
devoró, y caveron
sobre mí los baldones
ceciderunl super me. d e los q u e te ultrajan.
rSAL«l3 L\V|II. sa lm o ' 68.
me fac Deus:* á i.v a m e .o I ) Dios,‘ por­

S
a iy u m
s quoniam inlrave- que las aguas pe­
runt aqua> usque ad netra ronliasta mi alma.
animam meara.
Infixus sum in limo Atollado' esloy en el
prorundi: * ct non csl cieno de lo profundo,*y
subslantia. no hay donde hincar el
pié.
Ve ni in alliludincm Kngolfémc en alta
1 fin In nnU 25 el autor esplica porqud |ioii -’ á conti-
nujcion dsl Oficio del miércoles les Alailiues y .'Laudes
del jueves j así suc«ivam«nl< en los demás dias.
171 MIÉRCOLES S A M O .

maris: * el tempestas mar, * y me sumergió


demersil me. la. tormenta.
Liilioravi clamaos, .Me esforcé en cla­
rauco; facUrsunl fauces mar, y lu garganta w
raen*: * defecerunl ocu- me enronqueció; “ mis
li me i , dum spero in ojos desfallecieron de
Deum raeum. lanío aguardar al Dios
mió.
Mulliplicati sunt su­ Ilánse multiplicado
pe r capillos capilis mas que los cabellos
mei, * qui oderunl me de mi cabeza, * los que
gratis. me odian sin motivo.
Conforlati sunt qui Se lian hecho fuertes
pcrscculi sunt me ini- los enemigos que in­
mici mei iojuslc: * qurp justamente roe persi-
no11 rapui, tune exsol- guenr*pgado lié loque
vebaui. yo no liabia robado.
Deus lu seis iosi- Tú conoces,oliDios,raí
pientiam meara:*el de­ ignorancia,* y no te es­
licia mea a te non sunt tán ocultos mis deli­
abscondita. tos
Non erubesr.ant in No se vean en mí aver­
me, qui expectanl te gonzados los que espe­
Domine, * Domine vir- ran en ti, olí Señor,*oh
lutum. Señor de los poderíos.
Non confundaalur No queden en mi
super me , * qui qua*- burlados, * los que le
ruul te, Deus Israel. buscan, oh Dios de Is­
i rael *\
Qtioniani proplcr te i Pueblo que por li lie
sustinui opprobriuni :* sufrido oprobios,*porti
operuil roniusio faciem la confusion ha cubier­
memo. to mi semblante.
HAITI,M3 . 175
Ex trane us factus sum Entraño lie venido ¿
fratribus meis, * et pe­ ser para mis herma­
regrinas liliis matris nos, * y peregrino para,
mea1. los hijos de mi madre.
Quoniam zelus. do- Porque el celo de tu
mus lux comedil me: * casa me devoró y
eiopprobriacxprobran- recayeron sobre mí Jos
tium libi ceciderunt baldones de los que (c
super me. ultrajan.
Kt operui ¡n jejunio Guarecí mi alma ron
animan» meam: *ctfac- el ayuno, * y se me
tum est in opprohrium echaba en cara por
milii. afrenta.
El posni vestimen- Tomé por vestidura
luiti mcum cilicium : * el cilicio , y me hice
et factus sum illis in para c IIqb onjelo de
parabolam. mofa.
Adversara me loque- Hablaban contra mí
bantur qui sedehanl in los que se sentaban en
porta: * el ¡n me psa- el tribunal “ / y contra
llcbant qui bíbebant mi cantaban los bebe­
'•inum. dores de vino.
Ego vero orationem Yo empero á tí , 0J1
meam ad le Domine: * Señor, dirigía mi sú­
tempus bcneplaciti plica: * venga oh Dios,
Deus. el tiempo de tu bene­
I plácito .
In mullitudine mise­ Oyeme según la
ricordia1 tu.r exaudí abundancia de lu mi­
nie,*in verilate salulís sericordia, * según la
tux. verdad de lu salvadora
promesa.
Erípe me de lulo, ul Sácame del lodo pa-
I/ti MtRCOUS SANTO.
non inligar: * libera me ra no nerinanccer un ¿I
ab iis qui oderunl me, clavaao:*lihramedc tos
et de profundis aqua- ue me aborrece a y
rum. el profundo de lú
aguas.
Non rae demergal No me sumerja la
tempestas aqus, ncqac tempestad del mar, ni
absorbeat me profun­ me traguen sus abis­
dan!:* ñeque urgeatsu­ mos,* ni sobre mi cier­
per me puleus os re el pozo su boca
suum.
Exaudí me Domine, Atiéndeme,0 I1 S eiior,
qiioniam benigna esl ya que tan benigna es
misericordia lú a : * se- lu misericordia: * vuel­
runduni mullilndinem ve á mi los ojos confor­
miscrationum tuarum me al sin número de
respice ¡n me. lus piedades.
Kl nc averias faciera Y no apartes el ros-
lúa m a puero luo: * Lro de lu siervo: * pues
quoniam Irihulor, vclo- estoy atribulado, óye­
ciler exaudí me. me win premura.
Inlendeaniin.cmea', Cuida de mi almay lí­
el libera cam: * prop- brala : * sálvame para
ter ininiicos meos eripe confusion de mis ene­
inc. migos.
Tu scisimproperium Sabes los imprope­
mcum. el confusionem rios v la humillación
nieani: *et rcvercnliam que sufro, * y la reve­
meam. rencia con que de ti la
acepto
Ineonspeclu lito sunt Anle tus ojos licué-
0111 dcs qui Iribulaut1á lodos losquc me atri­
me:* iniproperium cx- bulan: * oprobios y des-
M.MTJ.MS.

pectavit cor nieum, eL dicha es todo lo que


miscrianh aguarda mi corazon.
El suslinui qui si mu) Esperé que alguien
contrislarelur, ct non se condoliese conmigo,
ruil: * el qui consqlare- y nadie Jiubo; * quien
lur, e l non inveni. me consolase, y no lo
encontré.
Etdederuntinéscam Riéronme hiel por
meara fc l: * ct in siti alimento, * y apagaron
mea potaverunt me mi sed con vinagre,k.
aceto.
Fiat mensa eorum Delanle de ellos con­
coramipsisinlaqucum, viértaseles su mesa en
'e l iu retribuciones, ct lazo, * y en castigo y
¡11 scandalum. en tropiezo.
Oliscurcntur oculi Oscurézcanse sus
eorum nc videant: *et ojos hasta no re r, * y
dorsum eorum semper sgovia sin cesar sus es­
uicurva. paldas.
EITunde super eos Derrama sobre ellos
iram tqam : * et furor lu cólera,* y envuélva­
ira tufr comprehcndat los el torbellino de tu
eos. ira.
Fiat habilalio eorum Truéqucse en de­
descría:* ct in labcrna; sierto su morada,* y no
calis eorum non sit qui haya quien habite en
inhabite!. sus' tiendas.
Quoniam quem tu Porque persiguieron
percusisti, pereectili al que tú probaste ,* y
sual:* etsuperdolorero enconaron el dolor de
Tul nerum meo ruui ad- mis heridas.
•iiderunl.
Appone iniqiiitnlcin Anade maldad ¡i su
»2
178 H itm jo u s S.líiTO.
super iniquitalem eo- maldad,* y no penetren
rum: * el non intrent lu justicia " .
in iustiliam luam.
Dcleantur de libro Borrados sean del
viventium : * el cum libro de los vivientes,*
justis non scribanlur. y no queden escritos
enlrc los justos.
Ego sum pauper el Pobre soy y dolien­
dolen9:*9aluslua, Deus te: * tu poder, oh Dios,
susccpit me. me ha salvado.
Laudaho nomen Dei Enzalzaré el nombre
enm canlico : 'c t mag- de Dios con cánticos, *
uilíen lio cum in laude. y lo engrandeceré con
mis alabanzas.
E l place bil De©super Y serán á Dios, mas
vi tulu m novelfatn , * gratas que el becerro
cornuaproducenlem el recenta!, * que eclia
ungulas. cuernos y pezuñas.
Yideant pau peres el Véanlo y alégrense
Isétentur: * qna'íite los pobres ; * buscad á
Deuin, el vivel anima Dios, y vuestra alma
ves Ira: vivirá.
Quoniam e\audmt Porque á los pobres
pauperes Dominus:* et los oyó el Señor, *y
vinclos saos nondes- nunca despreció á los
pexit. que por él están pre­
sos.
Laudenl illum cieli Alábenle los cielos y
et terra, * mare, etom- la tierra, * el mar y to­
nia replilia in eis. do lo que en ellos se
mueve.
Quoniam [)cus sal- Porque Dios salvara
vam faciet Sion: * ct á S íod, * y serán reedi-
JIA IT IM S . 1<!•
rditicabuD lur civilates Meadas las ciudades de
Juda. luda.
Kl inhabitabunt i bi ,* Y habitarán allí, * y
el h<?red¡ tale acquirenl lo adquirirán en heren­
cam. cia.
E l semen servoruro Y la poseerá l¡f des­
«juspossidebil cam ,* cendencia de sus sier­
ti qui diligunt noinen vos,* y morarán eii ella
«jus, babilabunt in ca. los que aman el nom­
bre del Señor.
An(. Zelus domus Ant. El celo de tu
lúa* etc. casa ele.
■Ia í. Averlantur re- Ant. Sean vueltos
trorsum, elerubescanl. atrás y avergonzados
qui cogitantrnihi mala. los que urden malea
conlra mi.

s a u iu s LMV- S.ALMO 69.

in adjutoriam n Dios, acude á mi


D
e is
meum intende. * O
socorro,* apresúra­
le.oh Señor, á ayudar­
Domine ad adj uvand oni
rae festina. me.
Confundantur, ct rc- Confúndanse y te­
vereantur, * qui quaj- man * los que me persi­
ninl animan» meam. guen de muerle.
Averlantur relror- Sean vueltos atrás y
sum , el enihescant, * avergonzados * los que
qui volunt milii mala. desvao males contra
mi.
Avcrlaiitur statim Retrocedan luego
erubescentes, * qui di- con sonrojo* los que me
cont milii: Ruge, cuge. dicen; Vaya!taya!
IS O m iu ic o l e s san to .

Exullent el Ifclcnlur (¡¿cense y alégrense


in te omnes qui quo­ en ti todos ios que le
rum le , * el dicanl huscan,* y ¡ engrande­
pcmpcr : Majrnilicelur cido sea el Scñorldigan
Dominus: qui diligunl de continuo los ama­
sululare tuuni. doresdelque en tunom-
bre dála salud.
Ego Tero e^enus el Mas yo soy menes­
pauper sum : * Deus teroso y pobre: * ayú­
adjuva m e. dame, olí Dios.
Adjutor iticus el l¡- Ausilio mió y liber­
lieralor meus esl tu : * tador mío eres lú: * Se­
Domine nc morcris. ñor. uo lardes.
Ant. Averlantur rc- An(. Sean vueltos
IroTsum ele. atrás ele.
Ant. Deus mcus eri- A ni. Líbrame, Dios
pe me de manu pecca- mió, de manos del pe­
laris. cador.

PSA LÍI15 L X S . SAt.110 70.

le Domine speravi, jlN li lie esperado, oh


I
n
Í
non confnnaar in J Señor; no sea para
a-ternum: * in jusliliasiempre confundido: *
lun libera me, el eripe líbrame según lu justi­
me. cia, y sácame del peli­
gro.
Inclina ¡id me aurcm Inclina» mí tu oído,*
tuam, * ct salva rae. y sálvame.
Eslo milii in Heum Sé para mi Dios pro­
proleclorem . el in lo- tector y lugar fortaleci­
cum munitum: * ul sal- do, * para ponerme en
vum rae facías. salvo.
m a it in e s . 181
Quoniam lirmamen- Porque mi lirmeza *
lum meam, * et refu- y mi refugio eres tú.
gium meuro es lu.
Deus meus eripe me Líbrame, Dios uiio,
dcinanupeccatons,* el de niiitio? del pecador,*
de manu contra legem de Díanos del transgre-
agentis, el iniqui. sor de la ley y del ini­
cuo
Qaoniaoi la es pn- Pues tú eres, olí Se­
tíentia mea Domine : ' ñor, la especlacion mia;
Domine spes mea a ju- * lú mi esperanza, oh
venlutc mea. Señor, desde mi juven­
tud.
lu le conlirinalus En ti fui confirmado
sum ex ulero: * de ven- antes de nacer; * desde
tro matris ruca* tu es el vientre de mi madre
protector meus. eres tú mi protector.
In te cantatio mea En tí se lun emplea­
semper: * laniquain do siempre m is canta­
prodigium factus sum res; " prodigio lie pare­
mullís: el lu adjulor cido á muchos y es
forlis. que lú crea un fuerte
nyudador.
Replealur os ni eum Llénese mi hoca de
laude, ul cantern glo- alabanza, para cauta r
riam tuam ; * Iota die tu gloria * y lu gran­
inagniludiuetu tuum. deza ludo el'día.
Nc projicias me in No me deseches en
lempore senecLutis: * el tiempo de la vejez;
cum defeccrit virtus * ,cuando desmaye mi
mea nc dereltnquasme. fuer/a no me abando­
ne».
Quia dixerunt inimi- Porque mi? cneini-
IN ¡! M ltH C Ü I.I S S \.\T 0 .

c¡ mci mihi: * el qui pos lian hablado de mi,


custodiebanl animani * y los que ponían
meam, consilium lece- asechanzas contra mi
runi in unum, vida se lian juntado en
consejo,
Dicenles: Deus dere- Diciendo : Dios le
liquil eum, persequi- desamparó; perseguid­
mini, et comprclieudi- le y prendedle; * pues
iccunt:*quia non csl ya no liay quien le
qui cripinl. libre.
non? nc elongeris a Oh Dios,no te ap«T-
me:* Deus meiis in au- Icsdenii; *oh mi Dios,
Mlium mcuin respice. acude á mi socorro.
(!<)nfund :intii r. el de­ Confúndanse y des­
licia nt (lctrahcnlcs ani­ mayen los que depri­
ma* ni ex : *operianlur men mi alma;* sean cu­
coofnsione el pudorc, biertos de turliacion y
qui quorum mala milii. vengúenza los que pro­
curan mi daño.
Ego aulem semper Por mi parle siem­
speralio: * el adjiciam pre esperaré, * y enca­
super omnem lauden) receré sobre lodos tus
tuam. alabanzas.
Os meum annunlia- Mis labios anuncia­
Hii justitiam luam;* Io­ rán lodo el dia lu jus­
ta dic ilu ta re tuum. ticia * y la salud que de
ti viene.
Quoniam non cogno- I'ueslo que no en­
vi lilleralum , introi­ tiendo de letras " , me
to in polen lias Donii- internaré en el cono­
ni: * Domine nicmora- cimiento de la omni­
lw r justilio* lúa.1solius. potencia del Señor;* de
lu justicia, oh Señor,
MAITIMES. 183
liaré memoria sola­
mente.
Deus docuisli me a Tú,olí Dios,me ense­
juvenluie mea: * ci us- ñaste desde mi moce­
i[uc nunc pronunliabo dad;* y hasta quealien-
mirabilia lúa. le publicaré lus .mara­
villas.
Kl usqueinscncclam Y lú basta mi vcjv,K
et senium: * Deus ne y decrepitud * no me
derclinquas. desampares, oh Dios._
Doñe e annunliem A lin de que anuncie
liracliium tuum gene- el poder de lu brazo &
fnt¡oniomn¡,*qu«T ven­ loda la generación *
tura esl. venidera.
I'olenliara tuam, ct V lu poder y tu jus­
justiliam tuam Ucusus- ticia oh Dios, basta las
que ia allissima , qu:i' mas alias obras que
fecisli magnalia:* Deus hiciste grandemente: *
quis sirtiilis tibi? ¿quién, olí Dios, seme­
jante á ti?
Quintas oslendisli 1 Cuántas tribulacio­
milii tribulationes mul­ nes me lias mostrado,
tas, el malas: el con- muchas y graves! y
versus vivilicasli rae: * vuelto á mi, me vivili-
el de abyssis terne ite- casle * y de los abismos
rum rcduxisli me. de la tierra me sacaste
otra re/, á la superficie.
Multíplicasli magni- M n l l i p l i castc la
licentiam luam: * el grandeza;*y vueltoá
conversus consolalus mi me consolaste.
es me.
ftam el ego conlile- Por lo que jo tam­
Iwr tibí in vasis psal- bién proclamaré lu ve-
184 MIKRCOLES SANTO.

iu¡ v e riu te m t u a m : * raridad con m lisiec i


D eus psailam tiUi in n i- in slru m e n lo s;* á li can­
th a r a , san ctu s Israel. taré con la-cítara, olí
Dios santo d e Israel.
K x ultabunl labia mea R eg o cijarán seal can­
cum c a n ta re ro tibi : * ta rte m is labios * y mi
e l a n im a m e a , quam alm a por li redim ida.
redemiBli.
Sed e l lio g u a m ea io ­ Y tam b ié n m i len­
ta d ie m ed ilah itu r ju s - g u a lodo el d ia se ocu­
titiam tuam : *cnracon- pará de tu justicio. *
fusi e l rev eriti fu erin l cuando confusos y te­
qui quacrunt m ala m i- m erosos qued en lasq u e
hi. procuran mi daño.
Ant. D eus m eu s.eri- A nt. L íbram e, Dios
pe m e ele. mió, e tc .
t - A v erian lu r re- f . S ean v u elto s atrás
tro rsu n i,e t eru bascan l. y avergonzados. S Los
fl. Q ui co g itan t m ili i que u rd en m ales con­
m ala. tra mí.
Padre nuestro eo vos baja:
Incipit Lamenta lio Je- Comimza la Lamenta-
rem iaprophtta. don de Jeremías
Cl|>. l. profeta 11.

LECTIO I. LECCION 1 .*

A ltph. Q uom odo se ­ Aleph. Cómo eslá


d e t sola C irilas plena sen tad a en soledad la
populo: facía esl q u a - ciudad a n te s henchida
b¡ v id n a dom ina g e n - de pu eb lo ! lia quedado
liu m : p rin cep s provin- como v iuda la señora
U A ITIN ES. 183

ciaru ni facía e sl su h ile las naciones; la c a -


tributo. b e z a d e las provincias
ha sido som etida á t r i ­
buto.
Btlh. Plorans plora- Beth. Lloró á todo
vit in noctc, c t iacrv- llo ra rd u ra n le la noch e,
m<e e ju s in m axilfís y las lágrim as co rren
ejus: non e s l q u i con- poT sus m ejillas: no hay
soletur eam e s óm ni­ q u ien la consuele en­
bus cliaris eju s om nes tre todos su s a d ic to s ;
spreverunt eam , e tfa c ti sus am igos la d e sp re­
sant ei inim ici. ciaron to d o s , y se le
han trocado en e n em i­
gos.
Glúrntl. M igravit J u ­ G hmel. E m igró Ja d A
das p ro p le r aflliclio- oprim ida d e ]a aflicción
n e m , e l m u llitu d iu cm y d e m u ch as m aneras
s e m tu lís: h a b ita v it ín­ de serv id u m b re; h ab i­
ter g en tes, nec irw cn it tó e n tre g e n te s e s tre ­
requiero: om nes perse­ nas, v no halló reposo.
cutores eju s n p p reh en - C ogiéronla e n tre a p re ­
derunt eam ín te r a n ­ tu ra s lodos sus p e rse ­
gustias. guidores.
Dalelh. Via» Sion lu- DalelK. Lloran las ca­
gent , eo quod oon sin l lles de Sion, p orque no
qoi v en ian l a d solem - hay q u ien acu d a ¿ las
nilalem : om nes p o rto so le m n id a d e s; todas
íjus d estruc t® : sacer­ sus p u e rta s están d e s­
dotes ejus g e m e n le s: tru id as, su s sacerd o tes
virgines ejus sq u a lid x , g im ie n d o , p á lid a s sus
ti ip 9aoppressa am ari- v írg e n e s , y ella a b ro ­
ludme. m ada d e am a rg u ra .
He. F acti su n l hos- lie . S u s ém ulos se
181) MIKRCOLES S A M O .

te s ejus in cap ite, ini- lian hecho señores su-

Í
mici ejus locuplelali o s , su s enem igos se
s u n l: q u ia D om inas lo- an en riq u ecid o con
m iu s e sl su p e r eam sus despojos, porque el
p ro p le r m u ltilnd inem Señor falló coulra. ella
in iq u itatu in ejus: p a r- á causa de la muche­
vu li e ju s d ueli s u n t in du m bre de fue malda­
c a p liv ilalem a u le fa- d es : sus pequefinelo»
cicm trib u ían lis. han sido llevados al
cau tiv erio p or delante
del dev astad o r.
J c ru s a lc m , J e n isa - Jeru salen , Jerusalen,
Icm , con v erlere ad Do- c o n v iértete al Señor lu
m inu in De ara tu u m . Dios.
hí- ln m onlem O li­ h). E n e l m onle OI i-

vo li ora v il ad P a tr e m : \ e t e oró al P a d re : Pa­


P a le r, si lieri potesl, d re, si p uede ser, apár­
tr a n s ta i i m e calix ia- tese d e mi este c á l i z : *
(e: ' S p irilu s quidem £1 esp íritu á la venlad
p ro m p tu s esl, caro au- e stá p r o n to , pero la
lem inlirm a. Y igi- carn e es flaca. h Ve­
latc e l o rate, u t non lad y Arad, p ara q u e no
in lrc lis in te n la lio n e m . caisais en lu tentación.
‘ S p irilu s etc . ' El esp íritu ele.
t

LECTIO I I . LECCION 2 . "

l'rtu. Et egressus esl Vau. H a abandonado


i lilia Sion om nis d e - á la hija de Sion loda
cor e j u s : faeli sunt su herm osura; sus prin­
principes e ju s velut cipes lian venido á ser
arie te s non inv en ien tes com o carn ero s q u e no
pascua, e l ab ie ru n ta b s- hallan p a s t o , y liau
MAITINES. iN i
que C o rlitu d in c a n tc la ­ m archado sin vigor an*
dero bu Iw eq u cn tis, te la Taz d e l q u e lo s p c r
signe.
Z a in . Record a la est Zain. lia recordado
Jerusal e ni d i c r u m Jeru sa len los días de sn
aJDictionis sn¡r, etprav- adicción y sus apoeta­
n ricatio n is oninium sías. y lodas las cosas
desiderabilium suorum deseab les q u e en días
qun> h a h u e ra t íi diebus rem otos liabia poseído,
antiquis, cum caderel al tiem po de c a er su
populus «jus in mano pueblo en m ano e n e ­
lioslili. e l non csscl m iga, sin h a b er q u ien
Jiu ilia to r: v id eru n l la ao9ilia8e. V iéronla
eim lio ste s, e t d e rise - su s con trario s, y m orá­
ru n lsa b b a la e ju s. ronse d e su s liestas.
H ttJt. I’eccatum pec- JJeth. G rav em en te
f i r il Jeru salem , p ro p - pecó Je ru sa le n , p or es­
Iciea in slab ilis facía to lia venido á tal m u ­
Kl: orones q u i glorili- danza: todos los q u e la
ralianlenm, sp rev eru n t ensalzaban a n t e s , la
illara, efuía v id eru n t ig- han despreciado al v e r
wminiam c ju s : ipsa su ig n o m in ia ; m as ella
ialcm gem ens co n v e r­ gim iendo lia v u elto
sa est retrarsu m , atrás el sem b lan te,
Ttlh. Sordes eju s in Ttih. M anchó sus
pedibus e j u s , n e c r e - piós con sus in m u n d i­
rordiU e s l linis sui: cias, y no se acordó de
deposita e st re lie m e n - su fin: y a re e n el m as
Itr, non h abeos conso- hondo a b a tim ie n to , no
tatorcm: v ide Domine hallando consolador.
afilicliouem meam, M ira,oh S eñor,m i ad ic­
quortiam ercctu s est ción , p o rq u e ergnido
inimirus. se há el enem igo.
188 MIL ACOLES S A M O .

J e r u s a le m , J c r u s a - Jerusalcn.Jcrusaleiii
len i, c o n v erterc ad J)o- co n v ié rtele al Señorío
m inum D eum lu u m . Dios.
r . i r i s t i s e s t an im a ti. T riste e stá mi al­
m e a u sq u e ad m oriem : m a h a sta la m uerte:
su s tiu e le h i c , e l v ig i- aguard ad aquí y velad
la te m eca ni: n u n c vi- c o u m ig o ; luego veréis
d e b ilís lu rb am , a u x una tu rb a q u e me cer­
c ircum dabit m e: ‘ Vos cara. ' Vosotros loma­
‘ugam cap ie lis , e t ego reis la h uid a , y yo iré
vadam i inm olan pro á se r inm olado por vo­
vobis. i-. E cce ap p ro - sotros. r. lié anuí que
p in q u a l hora, e l Filius se aproxim a la íiora, y
hoininis Irad elu r in ma- el Hijo del hom bre se­
ñ u s peccatorum . * Vos rá en treg ad o en mano>
etc. de los pecadores. 1 Vo­
sotros e tc.
LECT10 III. l k c c i o .n 3 .‘
Jad. M anum suam Jod. Puso mano el
m isil hoslis ad orno ¡a enem igo sobre todas
d esid erab ilia ejus: quia sus preciosidades: y vio
v id il g e n te s m gressas ella a llan ar su santua­
sa n d u ariu en s u u m , de rio á g e n te s estrenas,
q u ih u s p ríccep cras, ne á q u ie n e s h ab ia man­
in tr a r e a t in ecclcsiam dado que no se deja»
tu a m . p e n e tra r en lu templo.
Capk. O m nis p o p u - Capk. Su pueblo lo­
lu s ejus g e m e n s , e l do an d a gimiendoybus-
quacrens panem : d e d e - caudo pan ; dieron sis
ru n l preliosa q u e q u e m ejores jo y a s i trueque
pro cilio ad refocillan- de su ste n to para relu­
oam anim an). Vi de Do- cí lar su s Tuerzas. M>nr
M AITINES. 189

m i n e , e l considera, lo, S e ñ o r , y considera


qoo niam factasum vilis á q u é e x trem o d e ab­
yección lie llegado.
Lamed. O ro s om nes Lamed. O vosotros
qui tran silis p e r via ai, cuantos pasais p or el
allendite c t v idele si cam in o , aten d ed y mi­
esl dolor sic u t dolor rad si liay dolor como
meo»: quoniam vinde- el dolo r mió, p u es m e
miavit m e , u l locnlus lia vendim iado el S e­
est Dominus in die ira* ñor, seg ú n lo a n u n ció ,
furorís sai. en el oía. d e l trasp o rte
de su ira.
Mem. De excelso m i­ Mem. D esde arrib a
sil ignora in ossibus lanzó fuego d e n tro de
meis , e l c ru d iv it m e: mis h u o s o s , y m e ha
txpaiulil rete pedibus escarm en tad o ; ten d ió á
meis, co n v ertit me rc- mis piés u n a red , li izó­
Irorsum: posuil m e ile- m e volver d e espaldas.
solatam . tola die n u r- Me ha dejado desolada,
wrc conlcctam . lodo el d ía consum ida
de tri&leza.
/Vun. V jgilavit j u - Mvn. O bservó el y u ­
gom in iq u itatu m m ea­ go de m is iniquidades,
ran): in m anu cjus con- y arrollándolas en sus
vohila? s u n t , c t im p o - m anos, las im puso so­
silaí eolio m eo: intir- bre mi cu ello . D ebilita­
maia est v irtu s m ea: do se liá mi T uerza: el
dedit m e D om inus in S eñor m e lia entregado
manu, de q u a non po- en m anos de q u e no
lero su rg ere. podré d esasirm e.
J e ru s a lc m , Je ru sa- Je ru sa le n , Jc ru sale u ,
lem, co n v erlere ad Do- c o n v iérte te al S eñor tu
minum D cum luum . Dios»
l'JO M lEK CO LtS S A M O .

ñ|. E cce vidim us cum ki. lie aguí le vimos


n on babentem specicn i qu e no le m a herm osu­
ncquc decorem : aspec- ra ni e sp le n d o r; nada
lu s ejus iii eo non est: conserva d e su aspecto:
lúe peccala noslra por- llevó n u estro s pecados,
lav it, e l pro n o b is do­ y p o r nosotros su fre ;
lé l: ipsc aulem v u ln é­ fue herido p o r nuestras
ra la s e sl p ro p le r ini- iniquidades. * Con sus
q u ila te s nos tra s. * C.u- carden ales liem os sido
ju s liv o re sanali sum us. curados, y. V erdadera­
f . Y erc langu ores nos- m ente llevé sobre si
iro s ipsc lu lit, e l dolo­ n u estra s flaquezas y so­
res « o stro s ipsc p o rla- portó n u estro s dolores.
vil. * C ujus livorc sa- •C on su scard en alesetc.
n a lis u m u s . E cce ele. i^. H é aquí e le.

IN SKCLMDO NOr.tlR.VO. SEBUM IO XOCTLMXO.

A nt. L ib c ra v il D o- ¿ n f . Kl S eñor libró


m in u sp au p erc m a p o - del poderoso al pobre y
le u te , e l in o p em , cu i al in d ig en te q u e care­
no n e ra l a d ju lo r. cía de ayu d a.

PSALHDS L \X I. s a lm o 71

judicium tuum lí D io s, com unica al

D
eis
regí d a : * e l ja s li-
tiani filio regis.
O rey lu ju icio *** y
al hijo del rey lu ju s ­
ticia.
Ju d icarc populum Para ju z g a r e n ju sti­
tu u m in j u s l i l i a : * ct cia á lu p u eb lo , * v en
p au p eres tu o s in judi- juicio á tu s pobre»'
cio.
MAITINES. 1ÍM

Suscipiant m onles A traigan los m o n tes


pacem populo, * e t co­ paz para el p u e b lo , * y
tíes ju stiliam . ju s tic ia los collados
Ju d icabit paupcres Ju zg a rá re c tam en te
po p u li, e l salvos laciel á los pobres de su p u e ­
lili os p au p eru m : * e l blo y salvará á los hijos
tiumiliabi l calu m n íalo - de los p o b re s , * y h u ­
rem. m illará al calum niador.
E l perm an eb il cum Y p erm an ecerá con
solé, e t an te lu n a n i, * el sol y a n le Ja lu n a * de
¡n g e n e ra tio n e , e l ge- generación e n g e n e ra ­
nerationem . ción.
U escendel sicu t plu­ D cscendcrácom o llu­
via in v e ll u s : * e t sicu l via sobre el vellocino “
stillicidia slillan lia s u - y como canal q u e d es­
per terram . tila so b re la tie rra .
O rie tu rin d ie b u se ju s N acerá e n su s dias la
ju slilia , e l ab u n d an lia ju sticia y la a b u n d a n ­
pacia : * doñee a u fera- cia de p az,* su b sistien ­
lur lu n a. do m ien tras subsista la
luna.
E td o m in a b ilu rá m a - Y do m in ará d e m ar
t¡ usque ad m are r * el á m a r , * y desde el rio
á Qumine usque ad té r­ hasta los confines del
minos orbis le rra ru m . orbe te rre stre .
(jOrttíii .lio p ro cid en l A nte ill se p o stra rá n
• tlliio p e s : * e l intm ici [ los E tio p es , * y sus
ejus lerm m lin g en l. enem igos lam erán la
tierra.
Reges T ila rsis e l in ­ Los rey es de T arsis
sulso m uñera o fe re n t: * ¡ y las islas le ofrecerán
reges Arabum e t Salía presen tes; * los reyes
dona addíicenl. de los Á rabes y de Saba
íí>2 MIF.RCOLtí SAMO.
traerán donativos
E t ad o ra b n n l cum Y le adorarán todos
om n es reges t e r n e : * los rey es de la tierra ; *
om nes g entes se rv ic n t todas las naciones Ic
ei. servirán .
Q u ia liberabiL p au - Porque libró del po­
p e re m , ¿ p o t e n t e : * c tderoso al p o b re ,* al po­
p anp erem r cui non bre que carecia de ay u ­
e ra la d ju lo r. da.
P a rc e l p auperi c t Usará de piedad con
in o p i:* e l anim as pau- el pobre y el indigen­
p eru m salvas faciet. te, * y salv arán las al­
m as efe los p obres.
Ex usuris ct in iq u i- R ed im irá sus. almas
la tc red im ct anim as de la usura y d e la ini­
e o ru m : * c t lio n o rab i- quidad, * v sera precio­
Ic nom en eorum corara so el nom bre de ellos á
i lio. s n s o j o s ’7.
E l v iv c l, e t d a b ¡lu ri Y viv irá, y se le dará
ci de a u ra A ra b ia ;, ct del oro d e A rabia, é
ad o rab u n t d e ipso sem ­ in cesan tem en te se le
p er : * to la die h enedi- trib u ta rá n adoracio­
c e n t el. nes * ird o el d ia le
bendecirán.
E l « rit firraaii.u ito n i Y m ostrará su fecun­
in té rra in sutnm is didad la tie rra hasta en
m o n tiu ru , superexto- las cim as de los m on­
llc lu r su p e r L ibanum te s " , y descollará so­
fru d u ? e j u s : * e t flore- bre el Líbano sti fru to ,*
b u n t de civ ilate sicul y florecerán y se m ul­
ftrnum Icritc!. tip licaran en la ciudad
las g e n te s com o el h e ­
no de los cam pos.
HAITI NES. 193

S it nom en ejus bc- B endito se a por los


nediclum in s é c u l a : * siglos su nom bre: * su
ante sotaní p erm an et nom bre q u e p erm an ece
nom en cjus. desde a n lcs q u e el sol.
E t b en cd ic en lu r in Y e n él será n b en d i­
ipso om nes trib u s Ier­ tas todas las trib u s d e
r a : * orones g en tes la tie rra : * todas las na­
m agnilicabunt eum . ciones le e n g ra n d e c e ­
rán.
B enediclus D om inus B endito el S eñor,
Deus Is ra e l, * qui facit Dios de Israel, * el ú n i­
m iraliilia solus. co q u e obra m arav illas.
E t b en ed ic tam ñ a ­ Y bendito por e te r­
m en m ajeslalis ejn s in nid ad es el no m b re d e
fP lcn iuiti: * e t replebi- s u m ajcstad ;* d e su m a­
lu r m ajostate eju s ora- je s ta d se llen ará la tie r­
his t é r r a : li a t, liat. ra l o d a : asi sea , así
sea.
Anl. L iberavil Do­ ylní. El Señor libró
m inus e tc. etc.
A nt. CogiLaveranl Ant. C avilaron y ha­
in ip ii, e l locuti su n t blaron con m alicia los
n e q u ilia m : in iq u ila - im píos: in iq u id ad h a ­
tein iu excelso locuti blaron desde s u a ltu ra .
sunt.

PSAUICS ucxir. salm o 74

Itonu» Israel UÁN b u en o e s e l Dios


C
uam

O D e u s, * b is , qui
recio su n i c o rd e !
de Israel * p ara los
rectos de corazon!
M ciautcm p e u e m o li Sin em b a rg o , por
Il ü^
lili MIERCOLES SANTO.

su n l pedes: * pcncefTu- poco no resb alaro n mis


s¡ s u n t gressus m ei. i é s ; * por poco no se
escarriaron m is pasos.
Q uia zclnvi super P orque se m i envidia
in iq u o » , * p acem p e e - de los m alos, * co n ten í'
calorum viacn s. piando el sosiego de los
pecadores.
Q uia non esl respec­ P u es ni se preocupan
ta s m orli eorum , * e l de su m u erlc, * ni dan
lirm am cntum in plaga im porlancia á los cas­
eorum . tigos.
In labore hom iuuro Del trabajo de los
non s u n l , * e l cum hom bres no p a rtic i­
hom inibu s non (lagel- pan , * ni con los hom ­
la b u n lu r. bres son azotados.
Ideo te n iiit eos s u - Por eslo se apoderó
p e rh ia , * operli su n l de ellos la soberbia, *
in iq u itale , e l in ip ic - cubriéro n se de in ju sti­
ta le sua. cia y de im piedad.
P rodiil quasi e \ a d i— Brotó en ellos como
pe in iq u ilas e o ru m : * de su gord u ra la m al­
ira n sie n in i inuT eclum dad; * en treg áro n se á las
cordis. p asio n esd e su corazon.
C o g ila v c ru n t, e l lo- C avilaron y h a b la ro n
cu ti s u n ln e q u itia in : ‘ con m alicia: ^iniq u id ad
¡n iq uitatcm in excelso hablaron en alto s pu es­
lo ru li su n t. tos.
I'o su c ru n t in caelum Pusieron en el ciclo
o s saum : * e l lin gu a sn boca, * y eu lengua
eorum Iran siv it in se derram ó por la tierra.
Ierra.
td eo co D v ertcliirp o - Por lan ío mi pueblo
p ulus m cits hic : * e l parará a q u ila a le n c io n ,’
M AITINES.

dies pleni iriT enientnr


ia e is .
Ífos sem alvados
e n co n trarán en
dias lle ­
nos..
E t d ix e r u n l: Q n o - Y asi d ije r o n :
modo sc it D e u s , * e l si ciencia es la d e D ios,*
esl scicn lia in ex cel­ y acaso hay pro v id en ­
so? cia en las a ltu ra s?
E c ceip si pcccalorcs, Ved com o los mismos
el a b u n d a n te s i n s a c u ­ p e c a d o re s , abnudando
lo, * o b tin u e ru n l d iv i— de bienes en el sig lo ,*
lias. obtuviero n las riq u e­
zas.
E l d i x i : Ergo sine Y dije y o : L uego en
causa juslilicavi cor vano ju stifiq u é mi co­
meum , * e t lavi ¡n - razón, * y lavé e n tre los
ic r innocentes m anus inocentes mis manos!
meas.
E t fui llagellalus Io­ Y sufrí azotes todo el
ta dic , * c t casligalio dia , * y m ortificación
ra c a in m a tu tin is. desde e la m a n e c e r!
Si d ic e b a ra : N a rra - Y si m e decía: «A silo
b o s i c t * cccc n a lio - publicaré, » * lie aqui
ncm liliorum tuoruiu q u e co n d en arla la n a ­
repro bavi. ción de tu s hijos " .
E xistim aban) u ic o g - Ju zgab a p e n d rá r o s lo
HOsccrem lio c : * labor á fondo : * a n le mí está
esl a n te ruc. la dificultad.
Doñee in lre m in H asta que e n tre en
sanctuarium D e i : * e l el san tu ario de Dios,* y
iniclligani in novissi- conozca qué Hnal les
n iia c o ru m , está reservado.
VerunitamcD p ro p - C ierto q u e les pusis
ter dolos posuisti cis: * te cerc a engañosos la -
196 X1EDC0LES S A M O .

dejecisti eos dum allc- zos, *que lo sd crrib a ste


v a rc n lu r. cuando se en cu m b ra­
ban.
Q u o modo facti su n l Cómo lian sido red u ­
in desolationem r s u - cidos á desolación! d es­
liilo d cT cccru n t: * p e - m ayaron de re p e n te :*
rie ru D t p ro p le r in iq u i— p erecieron p o r su m a­
late m suara. licia.
Y elut som nium su r- Como sueño dei que
g e n tiu m D oraine , * i n d e sp ie rta , o h Señor, *
c¡ vi tale tu a im aginero reducirás á la nada su
ipsorum ad niliiI uní som bra en lu ciudad.
red ig es,
Q uia inflam m aluni A lodo eslo “ se in ­
csl cor m c u in , e l re ­ flamó nii corazon y se
lies mei com m utali revolvieron m is e n tra­
su n l: * « t ego ad n ih i- ñas, * y q uedé an iq u ila­
lum red actu s s u m , e t do, y no lo e n te n d í.
n escivi.
U tju m e n tu m faclus Fui considerado ante
su m a p u d te : * e l ego tico n io b esliad ecarg a;*
se m p er lecura. y sin em bargo, ye siem ­
p re contigo.
T cn u isli m anum dex- C ogiste m i m ano de­
leram m eam : e t in vo­ re c h a , y m e g u iaste á
lú n ta le tu a dcduxisli tu -voluntad, * y m e re­
m e : * e l cum gloria cibiste con glo ria.
su seepisti rae.
Q uid cnim inilii est ¿Q ué hay p or lanío
in ccclo ? * e l á le quid q u e m e in terese ya en
Yolui s u p e r i c r r a m '( el c ie lo ? '1y fuera de i¡
q u é he deseado sobre
la tierra ?
nes . 197
Defecit caro m ea, e t D esfalleció mi carn e
cor m eum : * Deus cor- y mi c o ra z o n : * tú , olí
dis m e i, c t pars mea Dios , de mi corazon;
Deus in (Fternum . lú r olí Dios , h e re n ­
cia m ia p ara siem p re.
Q uia cccc, q n i elon- P o rq u e de seguro los
g a n ls c á le, p c r ib u n l: * q u e se alejan de li pe­

Í
ierdidisti o m u e s , qui recerán: * p e rd iste á lo ­
o rn icantur aba le. dos los q u e p rev arican
abando n an d o le.
Mihi a u tem adh<rrerc J li bien em p ero está
Dco honum e s l : * p o - en ad h erirm e i D ios,*
nere in Domino Dco en poner en e l Señor
spem nieam . Dios m i esp eran za.
U l a n n u n tie m om nes A fiu de a n u n c ia r tu s
p w d iealio n es tu a s :* in alabanzas to d a s* en las
porlis liliffi Sion. p u ertas d e la h ija de
Sion.
A hí. C og itav eru n t A nt. C avilaron e le .
ele.
A nt. E x urg e Dom i­ A nl. L e v á n ta te , oh
n e , e t ju d ic a causara S e ñ o r, y ju z g a m i
m eim . causa.

PS.ILUUS LXVIII. s u s to 73

P
q u id D eus repults- on q n é , ó Dios nos
U
t
in linem 'í* iratus
ti rech azaste lia sla el
est furor lu u s super i-slrem o, * y se ha em ­
oves pascua1 lu x . bravecido tu furor co n ­
tra las ovejos d e tu de­
hesa'?
Jlcn io r eslo co n g rc- A cu é rd a te de tu con
198 UIKftCOLES SANTO.

g atio n is tua?, * quam greg acio n , * que desde


possedisli ab inilío. el principio poseiste,
Iledciuisti virgam lia?- Itecupcraste la e s-
re d ila lis lu<c, * mons Lcnsion de tu heredad,*
S io u , íd quo h ab ilasli el m onte Sion donde
i a eo. m oraste.
Leva nian u s lúas in L ev an ta al (in tu s
su p erb ias eorum in li­ m anos c o n tra sus inso­
n eal : * q u an ta m alig­ lencias: * ¡cu án to mal
na tu s est inim icu s in □o lia p erp etrad o el
s á n e lo ! enem igo en el sa n tu a ­
rio!
E t gloriati s u n l qui Y se han jactad o los
o d cru n l le , * in m edio que te ab o rrecen , * en
so len initatis lú a '. m edio d e lu solem ni­
dad.
P o su e n in lsig n a sua, Sus b an d eras e n a r-
s ig n a : * e l non cogno- bolaron, su s banderas,*
v e ru n t sicu l in exilu sin aten d er á nada, asi
su p e r sum m um . á la salida com o en lu
nía» alio
Q uasi in silva ligno- Como si fueran árbo­
rum sccu rih u s ex cid e- les del bosque rom pie­
ru n l jan u as c ja s in idip- ron á h a c ín a o sla s puer­
su m : * in securi e t &s- tas del tem plo * coo
cia d e jrc c ru n l eara. la se g u r y la azuela las
derribaro n .
I n c e n d e r u n l igni Pegaron fuego ¿ lu
san clu ariu m tu u m , * in sa n tu a rio ,* m ancharon
Ierra p o llu eru n t ta b e r- por el suelo el taberna-
naculum nóm inis tui. culodedicado á lu nom ­
bre.
D ix c n in tia c o rd c su o Dijeron en su coro-
MAITIKES. 190
co^natio eorum sim ul :* zon y ju n ta m e n te con
quiesccrc facía m iisom - ellos sos secuaces: * h a­
nes dies Cestos* Dei á gam os cesar sobre la
ierra. tie rra todos los dias
festivos de Dios.
Signa n o slra non v i- No vim os las se ñ a le s
dimtis, jam non esl pro- acostum bradas en tre
p h e la: * e t nos non cog- n o so tro s: * ya no h a y
noscel am plius. p rofeta, y no nos cono­
cerá en a d e la n te " .
Usquetjuo, Deus, im ­ ¿ H asta cuándo , oh
p ro p erab a in ira ic u s? * D ios, in su ltará el e n e ­
irriia l adverearius n o - m igo? * ¿pro v o cará el
men lau ra in linem ? ad versario tu nom bre
liasla el fia ?
L'l quid a v ertis m a - ¿ Por qufi retira s lu
m im tu a m .é td e x lc ra m m an o , * y m an tien es
tu a m ,* d e m edio sinu JiastacI lin escondida lu
tuo in finem ? d iestra en el s e n o ?
Deus au tem Rex nos- D ioss¡nem bargo,R ey
ter a n te saecula, * o p c - n u estro a n te s de los si­
rat iiB K t salutein in m e­ glos, * ha obrado la sal­
dio te rn e . vación en m edio d e la
tierra .
Tu coníirm asti in v ir- Tu d iste consistencia
tute tila niare: *conlri- al m ar con tu p oder; *
bulasti capitadraeom iro oprim iste las cabezas
in aquis. d e los d ragones d en tro
las agu as
Tu confregisti capita T ú q u e b ran taste tas
draconls: "d e d ísti eum cabezas del d ra g ó n ; *
escam popiilis J J lliio - d iste por com ida su s
pura. despojos á los p u c -
200 MIÉRCOLES S A M O .

blos d e los E tio p es '*•


T u d iru p isli íontcs, Tú hiciste orolar
e t to rren te s: * tu siccaa- fuentes y a rr o y o s , * Lú
ti fluvios E lb au . secaste los ríos de
E than »’.
T u us est dies, e l tua T uyo es el d ia y la ­
e st nox: * tu fabricatus va e s l a noche, * lu fa­
es au roram e l solero. bricaste la au ro ra y el
sol.
Tu fecisti om nes te r­ T ú lijaste los confi­
m ines i e r r a : *;rslalem nes todos d é la tierra : *
e l ver lu plasm asli ea. el eslió y la prim av era
lú los form aste.
M cmor esto hujus, A cuérdale d e esto,
inim icus im properavit q u e el enem igo insultó
D o m ino: * e l populus al Señor,* y q u e el p u e­
¡nsipiens in citav it Do­ blo insensato desalió lu
m en lo u m . nom bre.
Nc Iradas b estiis a n i­ No e n tre g u e s á las
m as confitentes t i b í , * lieras las alm a s q u e te
e l an im as p a u p e n i m conliesan,* y uo te olvi­
lu o ru ni nc obliviscaris d es b asla el liu d e las
in linem . alm as de lu s pobres.
R espicc í d teslam en- A tiende á tu testa ­
tu 111 tuum : * quia reple- m ento , * p o rq u e llenos
ti s u n t, qui obscurali e stá n en su s casas de
s u n t i e r r a d o m ib u sin i- m aldad lo so scu reccd o -
q u ita lu iu . res de la tie rra ° .
N c a v c rta lu r hum ilis No retro ced a el hu­
fa c lu s c o n fu s u s : * pau- m ilde cayendo e n co n ­
p e r e t inops lau d ab u n l fu sió n ;* el pobre y el
nonien tuum . m enesteroso alab arán
tu nom bre.
M AITINES. SOL
E x urge D eus, ju d ica L ev án tate, oh Dios, y
cansam tu am : * raeoior ju z g a tu cau sa; * a c u é r­
esto im properiorurn d a le de lu s u U n g e s, d e
tuonim , eorum quae ab los q u e el insen sato le
insipiente su n l tola liace lodo el dia.
die.
N eobliviscaris voces No olv id es la vocería
inimicorum lu o r u tu : * de lu s enem igos: * la so­
superhia eorum , q u i le berbia d e los q u e te
oderant, a sc e a d il sciu- aborrecen vá siem p re
per. en au m en to .
Ant. E x n rg e , Domi­ A nt. L e v á n ta te , olí
ne, e tc. Señor, ele.
i . Deus m eas erip e t . L íbram e, Dios mió,
me de m n u p e rc a lo - de m anos del pecador.
ris. líj. E t de m anu con­ n|. De m anos del tran a ­
tra legcm a g e n tis , e l g reso r d e la ley y del
iniqui. inicuo.

Padre nuulr ) en voz bnjn.

LECT10 IV. LimoiN 4."


E x trocíala sancli A u - Del h alado de S. Affus
yuslini episevpi super lin obispo sobre ios
Psalmos. Salmos.
PS 'LJILS L1V. fskLM O 81.
xaudí D eus ora lio­ scccca , o h Dios, mi

E nero m cam r e l n e
E oracion y no desde­
despcxeris d e p re c a tio - ñes mi s ú p lic a ; a tié n ­
nero m e a m : ín ten d e dem e y escúcham e.»
railii e l exaudí m e. Sa- P ajabnw son esta? de
202 MIÉRCOLES S A M O .

ta g e n lis , s o llic ili, in uno q u e está cuidado­


(rib u lalione positi, ver­ so, so lic ito , p u esto en
ba su n l isla. O ral m ul­ tribulació n . O r a s u ­
la p a tie n s, de m alo li­ friendo m ucho, d esean ­
b e ra n d esideran s. Su­ do se r librado de mal.
peres! u l videam us in F alta v e r d e q u e mal se

3
uo m alo s i l ; e l cum ir a ta ; y desde luego
icere c o íp í r i l, a ^ u o s- q n c em pieza «i decirlo,
camus. ibi nos e s s e : reconozcám onos e u el
u l c o ra m u n iaila trib u — mism o caso, p a ra que
la lio n c , conjungam us particip an d o a c la tri­
om lione in. Cont n sta tu s bulación , ju n te m o s
su i», in q u it, in excrci- tam bién n u e stra ora­
talione m ea, e l contur- ción á la su y a . « Con­
b a tu s s u m . í'b i conlris- tristad o m e siento en
la lu s? u b ¡ co n lu rb atu s? mi p ru eb a, dicc, y tu r­
In e sc rcitatio n c m ea, bado estoy. » i 'i en qué
in q u il. H om ines malos, co n trista d o ? ¿ e n qué
q u o s p a tilu r, c o m m c- lurltado? en m í prueba,
m o ralus e s l ; eaindeiu- añade, lface m em oria
q u e passionem m alo- de los hom bres m alos á
ruin bom inum , excrci- quienes, s u f r e ; y esle
ta tio n c m s u a m d m t.N e su frir á los hom bres
p u le lis g ra tis esse m a­ m alos lo llam a prueba
los in lioc m undo, e l su y a. No penseis que
niliit boni de illisa g e re los m alos e sté n d e bal­
Dcuni. Ü m nis m alus, d e e n e ste m undo y
a u l ideo vi v i l , u l cor- q u e Dios no los em plee
rig a lu r, a u l ideo v iv it, en algo d e bueno. Io d o
u l p c rillu m b o n u s excr- malo ó v í y c p a ra que
cealu r. se c o r r ija , <J vive para
qu e por su m edio sea
probado el ju sto .
miTLMS. 203
i's. A rn icas m e u s o s- h). Mi am igo m e ven­
culi m e t r a d i J i t s i g n a : d ió con u n beso por se­
JJucm o s c u l a l u s fu e ro , lla: o A quel á quien yo
ipse e s t t e n e l e c u m : besare, él es, p ren d ed ­
liúe m alum Fecil sig - le.» E sta in icu a señ a
i i u m , q ui p e r o s c u - dio el q u e por medio
lu m a d i in plcvíL liomici- de un beso c o n id io un
d iu m , * Jnfelix p n r t e r - hom icidio. * El infeliz
misil p r e t i u m s a n g u i - arro jó el p recio d e la
dís, el in fine laqueo se san g re, y al lin se ah o r­
s u s p e n d it. i . Uonum có. í . B ien le h u b iera
e rat c i , si n a tu s non estado á aq u el hom bre
fui&sel h o m o ille. * ln - no h a b er nacid o . * El
fclis p r i f tc r m i s it « le. infeliz arrojó ele.

LECTIO Y. le c c io » 5.a

U
tinam ergo qui nos ja lá ,los q u e ahora
modo cxcrcciU, con-
v ertantur, e l nobiscum
O nos p o n en p ru e ­
ba, se co n v iertan y sean
e x c rc c a n tu r: lam en con nosotros probados!
quamdiu i la su u l u l Sin em b a rg o , m ien tras
cxerrcanL, non eoaoile- son tales que nos p ru e­
rim u s; quia in co quod ben. no los aborrezca­
m al us e sl q u is eorum . m os; porque en lo q u e
uiruiii usque in iinem cada uuo d e ellos es
pcrsevcralurus sil, ig­ malo, ignoram os si per­
noran) us. E l p lm im q u e sev erará ha&ta el lia.
cum tibi videris odisse Y las m as yeces, c u an ­
iiiiiiiicura, fralrem odis- do erees ab o rrecer á un
li, e l ncscis. B iaholus, enem ig o , ab o rreces á
el angelí cjus in Scrip- u n herm ano y no |o sa­
lu rissan ctisn ian ifeslali bes. Las santas E sc ri-
201 MIEHCOLES S A M O .

sn n l nobis, quod ad i li­


tu ras nos m anifiestan
n eal aH cm um si a l des-que el diablo y su s án ­
lin a ti. Ipsorum tantum geles fueron destinados
d csp cranda e s t co rree-
al fuego e te rn o ; y asi
lio, c o n tra quos h a b e -
únicam en te de la en ­
m u so ccu ltan i lu c la r a :
m ienda de ellos d eb e­
ad q u am luctam n o s a T -
mos desconfiar, y solo
ra a t AposlolU9r d ic e n s :
contra ellos tenem os se­
N on e sl nobis co llu e la -
cre ta lu c h a , p a ra lo
lio ad v ersu s carnem el cual no6 a rm a el Após­
sao g uin em : id e st, non
tol diciendo : « No es­
ad v ersu s h om ines,quostam os en g u e rra con la
v id e lis , sed adversus carne y s a n g r e , es de­
cir, con lo sh o m b resq u e
p rin c ip es, c t p o le s la -
t e s . c t re d o r e s m undi
veis, sino con los p rín ­
te n eb raru m liaruni. Necipes y po testad es y re­
gidores del m undo de
forte cu m d ix issel m un­
di , in lellig eres dsem o-
estas tin ieb las.» Y pa­
n es esse recto res co'li,ra q u e al d ec ir mundo
no en ten d iera s que los
e l te r r» . Jlu n d i di vi t,
ten eb raru m harum :
dem onios reg ian el cic­
m undi divtl am alorum lo y In tie rra , habló del
m u n d i: m undi dixit, m undo de estas tinieblas,
¡m p io m ra , e l in iq u o -
del m undo habló d e los
rum : m undi d ix it, de am adores del m undo,
uo d ie il K v a n g e liu m :
del m undo habló de los
1 m uudus cuín non im píos y de los m alva­
cognovit. dos, del m undo b&hló
del cual dice el E v an ­
gelio : «Y el m undo no
le conoció.»
i). Ju d as m ercator íi. J u d a s , pésim a
pessim us osculo p e liil m e rc a d e a se acercó con
M AITINES. SOS
D o m inum : illc u l a g - u n ósculo al S eñ o rr y
ii us inuocens non ncga- ¿1 como ign o cen te cor­
v it J uda' osculu m . * De- dero no negó el ósculo
nariorum num eroC liris- á Judas. ‘ Por u n a can­
I uqi juda>is trad idil. tidad de d ineros e n tre ­
t . M elius illi e r a l , si gó á C risto á los judíos,
ualus uon íu issel. * y. M ejor le Tuera uo ha­
D enariorum num ero ber nacido. * P or u n a
Chrislum etc. cantidad d e d in e ro se le .

LECTI0 VI. LECCION G.‘

P
onooe e n la ciudad
O
iOnMM vidi iniqui—
u t e m , e l c o u lra - vi la in iq u id ad y la
dictionem in civ itale. contradicción.» Con­
A llende gloriam crucis tem pla la glo ria de su
ipsius. Jam in Fronte cruz; ya e stá en g astad a
regura crux illa (iva esl, en la Frente de los re ­
cui inim ici in su lta v e - yes aq u ella cruz q u e
ra n l. KHeclus pro b av it m aullaron los en em i­
v ir lu te m : dom uit o r- gos. £1 éx ito probó su
bem non Ferro, sed lig- eficacia; dom ó al uni­
no. Lifjnum crucis con- verso , no con y erro ,
tam eliisd ig n u m visura sino con m adera. £1 le­
est iniiuicis, e i a n i e i p - ño de la cru z pareció
sum lifnium stan tes ca­ em blem a d e oprobio á
pu l a g ita b a n l, e l d ic e - los e n e m ig o s , q u ien es
Etant: Si Filius Dci esl, a n te él parados m en ea­
d eseead ald c cruce. Ex- ban la cabeza y decían:
ten d ebat illc inanus Si es liijo de Dios, q u e
suas ad populum non baje de la cruz. E sle n -
c re d e n tc m , e l c o n tra - d ia el R ed en to r sus
dicenlcm . Si enim ju s - brazos al pueblo in cré-
206 MI ¿«COLES SAMO.

tu s esl qui ex lidc v ¡- dulo y co ntradictor. Si


v it, in iq u u s e s tq u i d o d
es ju sto p u es el q u e v i­
liah cllid em . Quod crgo ve de la té, inicuo es el
liic a i l : IniquíU ilcríi, que no la tie n e . í)c
pcrlidiam in lelli^ e. Vi- consiguiente lo que
dcbul erijo üorainus íd aquí se llam a iniquidad
c iv ita te jn iq u ilatem et en tién d ase v e r ¡i d i a.
coD lradicliouem , e tc x - Yeia pues el Señor in i­
ten d eb a t m a n u ssu a sa d quidad y contradicción
p o pulum non c rc d e n - en la ciudad , y c sle n -
teni r e l co n trad icen - diu sus m anos ni pueblo
lem : e l lam en e lip s o s q u e no crc ia y contra­
c x p cclan s d ic e h a t: P a­decía, y sin em bargo,
lor, ignosce illis , qu ia aguardándolos a u n , ex­
n cscilint q u id faciunt. clam aba: P adre, perdó­
nales, p orque no saben
lo q u e hacen.
U nus ex discip a— Uno de m is d is­
lie m eis Im d e i m e no— cípulos liov m e e n tr e ­
d ie : víp illi p e r quciu g ará: ¡ay ele aq u e l por
tra d a re g o . * M clius illi q uien seré e n tre g a d o !
e ra t, si n alu s non ruis- * Mejor le fu era no b a-
se l. f . Q ni in lin g it rae- b e r nacido. T. Kl que
cu ru m anuin in p aro p si- m ete conm igo la mano
d e , liic m e tradtU irus en el p lato , e sle m e lia
ust in m anus (veccalo- de e n tre g a r en manos
r u i ii .’ M elius illi crat de los pecadores. * Me­
utc. ft .l'im s cv discipu- jo r le fuera c t c .f y lino
lis m eis e le. de mis discípulos etc.

IS TFUTIO >OCILHAO. TURCER XOCTIBMO.

.1 ni. Dixi ¡n iq u is: Anl. Dije á los malos:


MUI i s e s . 207
Nolile loqni ad versus Cesad de liab larm ald a-
Dcum in iq aitalem . d e8 co n tra Dios.

HALHUS LYXIY. salvo 74 , l .

0 N T I T K B 1 5 I H R tib i e co nfesaróm os , olí


C D e u s , * co nfitebi- T Dios,* leconFcsaril-
n iu r, e t invocabim us mos é invocarem os tu
nomen tu u m . nom bre.
N arrabim us m irab i- P ublicarém os lu s m a­
lia lúa: *Cum accepero ravillas. * Cuando lle­
lem pus ego ja s litia s g are mi liempOj yo ju z­
judicalio. g aré las ju stic ia s .
Liquefacta est Ierra, D erretido se Ira la
et omnes qui h a b ita n t tierra y lodos los q u e la
¡a ca: * ego c o n íirn u - h a b ita n : * yo fortalecí
vi colum nas ejus. sus. colum nas.
Di xi i ni q u is : N olile A los m alos d i j e : No
ijiique a g e r e : * e t d e ­ q u crais'o b ra r mal; * y á
linquen lilbus : N olile los pecad o res: No os
exaltare eoruu. en g ría vuestro poder.
Nolile cxlollerc innl- No lev an téis c o n tra
iiini coruu v e s lr u m : * el ciclo v u estro poder;*
nolile loqui ad v ersu s no habléis m aldades
Dcum in iq u itatem . c o n tra Dios.
Q u ia n e q u e a b O rien ­ Porque ni de O rien te
te , ñ eque al) O cciden­ ni d e O ccidente ni de
te r ñeque á deccrtis» los desierto s m ontes re ­
iDOtilibus: * quoniam cibiréis a u silio :* q u c e l
Deus ju d ex e s l. únioo ju e z es Dios.
liu nc bu ni i lia t, el A e ste a b a le y á aquel
Ijuut cx allal, * q u ia ca­ e n salza , * porque en la
lis in m anu Domini vi- mano del Señor hay un
SOn IdlKRCOLÍS S JN T O .

ni raerL p len u s m isto. cáliz de vino p u ro lleno


de acerb a m ixtura.
E t in clin av it ex lioc De u d o en otro lo va­
¡n lio c : verum lam en ció y sin em bargo no se
fccx ejus non e s te x in a - lian agotado suslicces;*
n ita : * biljenL om nes de él beb erán todos los
p eccalorcs Ie r ra . pecadores d e la tierra .
Ego ao tem an n u n lia- Mas yo anunciaré
ho in siu cu lu m : * c a n - p erp d tu a m e n le * y can­
Laho Deo Jacob. tare al Dios de Jaco b .—
E t o m u ia c o m u a p e c - Y ab a tiré todas las
calorum confringam : * Trentes de los pecado­
c t e x ak alm n lu r t'ornua r e s , * y le van tarase la
ju s ti. fren te del ju sto .
A nt. Di.vi ¡niquis: No- A nl. Dije á los m a­
lile ele. los: Cesad etc.
jln f. T e rra tre m u il A nl. T em bló la tier­
e t q u i e T i t , d u m exur- ra y se paró al levan­
g e re t íd judicio D eus. tarse Dios á ju icio .

K A LH trS LXXV. SALMO 7 5 " .

N
O t u s in J u d íc a onocido es Dios en
D eus: * in Israel,
C J u d e a , ‘ g ran d e en
m a jp u m nom en ejus. Israel.su nom bre.
t i l&clus csl in pace E n la p az hizo su
locus ejus: * e l habita* asiento “ * y su morada
lio ejus in Sion. en Sion.
Ibi confregit p o te u - A lli'q n c b ra n tó e l po­
tias a r c u u n i, * scutum , der d é lo s arcos, * el es­
g lad iu m e l bellura. cudo, la espada y la
gu erra.
Jliu n iin an s tu m ira - Al a la m b ra r tú m a -
MAITINES. 2IK I

b ililc rá m o n lib u sa'ter- « v in o s a m e n te desde


nis, * tu rb ali s n n to in - los m ontes elern o s, *
nes insipientes corde. perturb áro n se todos los
desalen tad o s d e c o ra -
io n .
D orm ierunt som nuro D n rm iero n su s u e ñ o /
suum: * e t n iliilinvene- y nada Jiallaron e n tre
runl orones viri diyi- m anos todos los posee­
liarum in m an ih u ssu is. dores de riquezas.
Ab increpalione lúa Al s o n d e lu s am en a­
Deus J a c o b , * dorroita- zas, olí Dios, de Jacob,*
v e ru n lq u i ascen d eru n t aletarg áro n se los q u e
equos. m ontaban caballos.
Tu lerrib ilis e s , Cl T errib le crea l ü , ¿ y

tune ira lúa. 3


quis rcsistet tibi? * Ex nifin te resistirá?*D es-
e entonces se m a n i­
festó tu ira.
De c id o audilum fe- Desde el ciclo h iciste
cisti judicium : * Ierra o ir tu ju ic io ;* te m b ló La
Ircm uil e t q u iev il. tie rra y se paró.
Cum ex u rg e ret in ju - Al lev a n ta rse Dios á
dicium D e u s , * u t sal­ ju z g a r, * á fin d e h ac e r
vos facereto m n es m an­ salvos á todos los m a n ­
suetos ierran, sos de la tierra.
Q uoniam cogitalio Así que cl hom bre
hominis co n liteb ilu r li- q ue m edite te confesa­
hi:* e l reliquia; cofti- rá, * y los resu ltad o s d e
i&lionis diera festu/n la m edilacion h a rá n q u e
agenl tibi. se te co n sag ren lies-
tas
V o v c te , c l red d ile O freced y cum plid
Domino Deo ■vcslro , * votos al S eñor Dios
omues qui in circu ito v u e s tro ,4 todos los q u e
H
i 10 sutncoLE SAKTO.

e ju s a ü erlis n u m era. en rededor suyo Iraeis


donativos.
T crribili e t e¡ qui Al Dio» te r r ib le , al
aul'ert sp irilu n i p rin ci­ que q u ila el aliento á
po m , * lerribilí apud los p rin c ip e s , * terrible
reg es terra1. p ara los rey es de la
tierra.
A ní. T e rra ire m u il A nt. T em bló la tier­
etc. ra etc.
A n l. I n d i c trib u ía— A ul. Eo el d ia de mi
(ionis mea* Deum e x - tribulación busqué i
q u isivi m anibus m eis. Dios alzando á él mis
m anos.

PSILMCS LXXVI. salmo 7G “ .

\ C
Joa- m ea ad Domi­ on mi voz clam é al
num clam avi: * vo- Señor, * con mi roz
ce m ea ad Deum , e t á D ios, y escuchóm e.
in te n d it m ilii,
In dic trib u latio n is E n el d ia de mi t r i ­
m e s Deum exquisivi, bulación busqué á Dios,
raanibus m eis nocte alzando á él mis m anos
c o n tra eum : * c t non de noche; no fui en ­
sum d eceptus. gañado.
lle n u it con&oliri a n i­ H abia rehusado mi
m a m ea: * m enior fui alm a lodo c o n su e lo : *
Dei. e l d elec lalu s sum» acordóm e de Dios, y me
d e le ité ; y fui p u esto á
e l e x e ie ila tu s suiu : el
defecit sp iritu s nieus. p ru e b a , y desm ayó mi
esp íritu .
A n licip av ero n t vigi­ Mis ojos a b ierto s an ­
lias ocult m ei: * turna- ticiparon las h oras d«
MAITINES. 211
tus s u m , e t non sum la vela; * lu rb é in e y no
loe u lus. hablé p alab ra.
Cogilavi dics a n li- R ecapacité los dias
quos: * c t annos a d e r­ a n tig u o s , * y tra je al
aos i a in cale liabui. pensam iento los años
eternos.
E t m ed ita tu s sum Y m ed ité d e noche
□octe cum co rdem eo,* en el fondo d e mi cora­
et ex ereilab ar, c l sco- zon , * y era ejercitad o ,
pebam sp irilu m m cu m . y acrisolaba mi e sp í­
ritu .
N um quid in seler- ¿Acaso m e rec h a z a rá
oum p ro jiciet D e u s : * Dios para siem pre? *;,ó
aul non ap p o n e t u l no h a rá d e m odo de
coniplacitior sita d h u c ? m ostrarse en a d e la n te
m as propicio ?
\ u t in finem m iscri- ¡, U acab ará por com ­
cordiam suam abscin- p leto c o n su c le m e n c ia *
dcl, * á g en eratio n e in íle generación en ge a e ­
generationem ? ración 7
A ut o b liv iscelu r m i- ¿ S e olvidará Dios d e
sereri D eus?* a u l con- apiadarse, * ó e n m edio
linebit in ira su a m ise­ d e su enojo c o n te n d rá
ricordias suas? sus m isericordias V
E td ix i, duuc coepi: * Y e sc la m é : desde
lin-c m u talio d ex teríe ahora em piezo : * esta
ExceUi. m udan za es o b ra d e la
d iestra del A ltísim o.
Memor fui operura A cordóme d e las
D om ini: * q u ia m em or obras del Señor; * y asi
ero a h initío m irab i- en lo sucesivo iré re ­
liurn tuorum . cordando desde el prin­
cipio lu s m arav illas.
81 2 MIÉRCOLES S A M O .

E tm e d i labor in óm ­ Y m ed itaré sobre ca­


nibus. o peribus l u i s : * da u na d e tu s obras,* y
c t in adinveutionibus m e ocuparé d e tu s d is ­
lu is e serceb o r. posiciones.
Deus in sánelo via Oh Dios, lu cam ino es
tu a ; qu is D eus ruagnus de santidad : ¿ q u e Dios
s ic a l D eus n o sle r? * h ay grande como n u e»
T u es Deus qui facis tro D iosV T úeres el Dios
m irabilia. q u e obras p o rten to s.
N otam fecisli in p o - H iciste noto rio k las
p n lis v irlu len i luam : * naciones tu poderío : *
redum isti in bracbio con lu brazo redim iste
luo poptilum lu u m , li­ á lu pueblo, á los hijos
tios Jacob e l Josepli. d e Jacob y de José.
Y iderunt te a tp i» : ViéTonle las aguas,
Deus., v id c ru n tle aquíc: oh D io s , viéronlc las
* e l lim u c ru n t, e t tú r­ ag u as, * y tem ieron, y
b a te su a l abyssi. asustáro n se I09 ab is­
mos
M ullitudo sonitus Sonaron en m uche­
a q u aru m : * 'vocera d e - dum bre las ag u as, * sol­
d e ru n l nubes. taron su voz las nubes.
K teaim sagiltae lúa; Porque tu s saetas van
tra n se u n l: * vox lo n i- l e j o s , " el fragor de tu
tm i tu i in rola. tru en o im ita al d e una
rueda.
Illu x e ru n t corusca- B rillaron tu s relám ­
tio n e s toa; orbi tern e: * pagos p or todo el orbe,”
com m oiá est, e t con- conm ovióse y se estre­
Ire m n it té rra . m eció La lierra .
In m ari via tu a , el Tu cam ino es por el
semita* tua* in aquis m ar, y tu s senderos al
m u l l í s : * e l vestigial través de ag u as copio-
HAITI > K S. 213

lúa non cognoscetilur. sas;* y no d ejan h uellas


lu s pisadas.
Deduxisti sicu t oves G uiaste com o ovejas
populo na luum ,* i a raa- á la pueblo * p or mano
nu M oysi, eL Aaron. de Moisés y d e A aron.
Anl. In dic trib u ia - j I ii J. E u el d ia de mi
tionis raeuí e tc . tribulación e tc .
y. E x u rg e, Dom ine, ?. L evántate, S eñor.
í . E t ju d ic a causam A. Y ju z g a mi cau sa.
meam.

Padre muestre eo voz baja.

LECTtO T il. LECCION 7 .*


De Epístola prima beati De la Epístola i de san
Pauli apostüli ad Co- Pablo apóstol á los
nn tkio í. Corintios
Cap. xi.

Í
í^sto p u es o rd en o , 110
H
oc autem prirclpio:
uou laudaos quod li aprobando q u e os
non in m elius. sed in reunáis, no d iré para
d elerius convcnitis. m ejorar sino p ara em ­
Prinium q uidem c o n - peorar. Desde luego al
venienlibus vobis in rcuniros en la Iglesia,
Jxclesiam .audioscissu- oigo d ecir q u e hay e n ­
ras csse in te rn o s, e t ex tre vosotros escisiones,
parte credo. N am opor- y en parte lo c r e o : por­
it l c t liícrcses esse, u l que conviene lam bían
et qui proba ti su n t, que liaya herejías, para
manifesti lian! in vobis. que se m anilieslen e n ­
C onvenientihus ergo tre vosotros los q u e son
vobis i□ u n u m ,ja m n o n á loda p ru eb a. Cuando
S il IT1EHC0LES SANTO.
e st Dominicam cocnam o s ju n tá is p u es, ya no
m an d u care. U nusquis- os cuidáis ae com er la
q a c c n im e u a m ctrnam cena del Señor, sino
p n e su m il ad m a n d u - qu e c a d a c u a l lleva con­
candum . E l aliu s q u i- sigo- s u cena p a ra co­
dem esu ril, aliu sa u le m m erla ; y uno tiene
ebriu s esl. N um quid h a m b r e , m ie n tra s oír#
dom os non h a b e lis ad está, abito. ¿N o leneis
m an docandum e l b i- p o r v e n tu ra vuestras
b e n d u m ? A ul E cclc- casas p ara com er y be­
siara l)ci c o n le m n ilis , b e r? ; . 0 es q u e d e s­
te c o n fu n d áis co sq u i preciáis la Iglesia de
no n Im bcnt ? Q uid b to s , y avergonzáis á
dicam vobis? Laudo los q u e no tien en ?
v os ? In lioc non lando. ¿ O ué os diré ? ¿ q u é os
alnbo ? En esto no os
alab o .
i* Erarti quasi agnus i í . E ra y o com o ha
¡nnocens: a u c tu s sura cordero in o c e n te ; fui
ad im m olandum e l ne- llevado al sacrificio co­
sciebam : cousilium l'c- m o sin sab erlo ; mis
c e ru n l inim ici m ei ad- enem ig o s hicieron liga
v ersum m e, d icen les:* c o n tra mi d ic ie n d o :*
V ea ite , m ittam u s lig— V e n id , m elam os leño
num in p a n e m e ju s , e l e n su p a n , y borrém osle
erada m us eum de térra d e la tie rra de los v i­
vi ven liii m . i . O m nes vos. T odos m is en e­
inim ici m ei adversum m igos tram ab an m ales
íiie cogitaban! m ala mi- co n tra m i : espidieron
lii: verbuni iniquum co n tra mí sen ten cia ini­
m a n d av e ru n t a d v e r- c u a, d icien d o : * Venid,
eum m e ,d ic e n le s * Vc- ele.
n ilc , e tc .
MAITINES. 21 3

LECCION T1II. LECCION 8 .*

P
cnim accépi ¡i onQUEVO aprendí del
E
ro
Domino quod cl Señor lo q u e U tn -
tradidi vohis: quoniambien os he enseñado:
Dominus Jes-us, in qua q ue Jesú s n u estro S c -
noclc Iradchalur, a c - ñoTcn In noclic en que
cepit pancm , c l gralias liabia d e ser entreg ad o
agens, frefííl, c l d i \ i t : cogió cl p a n , y dando
A ccipite.ctnianducA lc: gracias lo rom pió y d i­
lioc e sl co rp as m eum , j o : o T om ad y com ed,
quod pro voltis trad c- este es mi cuerpo q u e
tor: lioc íacíte in meam será en treg ad o p o r vo­
fom m em oralioncm . Si- s o tro s ; haced esto en
m i l i t e r e l caliccm , conm em oración m ia.»
poslquam crenayil, d i­ Ig u a lm e n te , despues
cens; Hic c alis novum ue cenó, lom ó el cáliz
leslam enlum e s l in ic icn d o : « E slc cáliz
meo sanguino. H o c ía - es cl nuevo lestam en lo
cile qu oliescum que bi- lim a d o con mi sa n a re ;
belis, in mc&mcommc- cu an ta s veces d e cl lic-
m oralionem . Q uolics- b iércis, hacedlo en me*
cum que enim m a n d u ­ (noria oiia.v P ues cada
ca bilis pancm liuncr c l vez q u e com eréis este
caliccm b ib e lis , m o r- ian y beberéis e ste cá-

bilis doncc v en ial.


f
tem Domini an n u n lia- iz , an u n c ia ré is ” la
m uerte del Señor liasla
su v u elta.

fi|. Una hora non po­ ¿ Ni u n a hora h a­


lo islis vigilare m ecum , béis podido v e la r con­
p i exhorta bam ini mo- m igo, vosotros que inú-
MIÉKCOLKS SV Y rO .

r¡ p ro m e ? * Vcl J u - tu am en lc os ex h o rta ­
ilairi non videtis. quo- bais ¡i m orir por mi?
modo non d o rm il, sed I No veis com o no
feslinal iradere ine ju - duerm e Ju d as, sino que
üii'is ? y. Q uid dorm í- se ap re su ra á e n tre g a r­
lí e ? S u rg íte , e t orate, me á loa ju d ío s?
ne in tre tis in len la- y. ¿ P orqué dorm ís?L e­
tio n cn i. * Vcl J u - vantaos y orad p ara no
dara ele. c a e r e n ten lacio n . * ¿No
v eis ele.
I.ECTIO IV . lecc io m 9 .*

I
iAQiE q u i c u m q u e or lan ío , cualquiera
m anducavcrilp anem
h u n c , vcl b ib e n l eali-
P q u e com iere esle
pan o bebiere el c&liz
cem Dominí in d ig n e, del Señor in d ig n am en ­
rc u s crit corp oris e t te , reo se rá del cuerpo
san g u in isD o n u n i. Pro- san g re del Señor,
Itel au lem scipsum ho­ xam inese p u e s á sí
mo, e l sic d e pane illo m ism o el ho m b re, y asi
e d a t, e l de cálice l>i- d ispu cslo co m ad e aquel
b a t. Qui cnim m andu- pan y beba del c á liz ;
c a lc l h ib it indigne, ju - po rq u e el q u e come y
riicium sibi m anducat liebe in d ig n am en te, co­
el b ib il, n o n d iju d ican s m e y bebe su ju icio , no
co rp us D om ini. Ideo reconociendo el cuerpo
in te r ro s m ullí iulirmi del Señor. Por esto hay
e l i m l i m i t e s , c t d o r- c n lrc vosotros m uebos
m íu n l m u l lí. Quod si enferm os y flacos d e
nosm elípsos d iju d iea- fuerzas, y se aleta rg a n
rciiius, non utique diju- m uchos. Si entrásem os
carcm u r. E)uni iu d ica- pues en cu en ta s con
m u r a u le n i, á ('om ino nosotros m ism o s, de
l.\LÜtS í |7
rorripim ur, u l noncum ¡ seguro que no seriam os
lioc m undo dam neinur. juzgad o s; b ien q u e
1laque fnL lrcsm ei,cuin cuando somos juzgados
ven ni s ad n ian d u ca n - | a q u í , es q u e cl Señor
dum , invicem expecla- i n os co rrig e p a ra no ser
le. Si q u is e su rit, dorni ! condenados con e ste
m anducet: u l non in ju ­ j m undo. Y así, h e rm a ­
d i e i u m conveniatis. nos m io s, cuando os
Celera a u lc m , cum reunís p ara com er,
v e n e ro , dispouam . aguardaos reciproca­
m en te. Si alguno tien e
ham b re com a en su ca­
sa , p a ra q u e v u estras
reunio n es n o os conde*
n eo en el ju ic io . R e s-
pee lo d e lo d e m is , en vi­
niendo lo disp o n d ré.
¿í- S éniores populi W. Lo» ancianos del
consiliuai í c c e r u n i. pueblo tu v iero n conse­
* l 't Jesu m dolo te n e - jo * P ara p ren d e r con
renl, c l o c c id e re n l: engaño ¿ Jesú s y darle
cuco gladiis c l fu slibus m u e rte ; con espadas y
exierunl lam quam ad garrotes salieron cual
lalrouem . y. C ollege- si fuese c o n tra u n l a ­
ru n t poní ¡(ices e t pfia- drón. ? . R eunieron con­
risíci concilium . * l ’t sejo los pontífices y fa­
Jesum dolo e le. Sé­ riseos * P a ra p re u d e r
niores etc. ele. i^. Los ancianos etc.

AD LAUDES. A LAUDES

An(. J u s t i l i c e r i s , A nt. R econózcanle,


Domine in strm o n ib u » S eñor, por ju sto en lus
213 MIÉRCOLES S A M O .

lu is, e l vincas cnm ju - palabras, y d é n le por


d icaris. vencedor los juicio » d e
lí form ados.

FSALMES L. salmo 50 u .

M
iskiieue mei D eu s;
A
p i á d a t e d e m i, oh
* secundum mag Dios ; * se p u n tu
n&m m isericordiani- gran m isericordia.
tu a m .
E t secnndum m ulti- Y seg ú n la m u ch e­
liidiitem mise ral ionum dum b re de lu» pieda­
lu aru m , * dele iniqui- des * b orra mi in iq u i-
talem m eam , dad.
A m plius lava m e ab Lávam e de mi ini­
i ni q u ítale m e a : * e t iq u id ad u n a vez y otra,*
peccalo m eo m unda y lim píam e d e m i pe­
m e. cado.
Q uoniam in iq u ita - Porque mi iniquidad
tem m eam ego cognos- bien la reconozco,*y mi
co :* e t pcccalnm m eum pecado clam a siem pre
c o n tra m e e st sem ­ co n tra mi.
per. A nte ti solo p eq u é, y
obré el mal en tu pre­
T ibí soli p e c c a v i, et
m alum coram te fcci ; s e n c ia , * para que seas
* u l ju stiliceris in se r­ reconocido p o r ju sto en
món ihus tu is, e l vincas tu s palabras y por v en ­
cum ju d icaris. cedor en los ju icio s de
ti form ados .
Ecce en ini in in iq u i- M ira pues q u e fui
la lib a s conceptus sum : en g en d ra d o en iniqui­
* e t in peccatis conce- dades, * y q u e en pecado
p it me m alcr m ea. me concibió mi m adre.
L Al' DES. 219
Eccc enim veritalcm M ira pu es q u e am as­
d ile x is ti; * incerla e l te siem pre la v e rd a d ; *
occulla sapicnliiT lu«e lo m as desconocido y
raanifestasti uiilii. recóndito de tu sab id u ­
ría m e lo has m anifes­
tado.
A sperges m e h y s- R oeiarásm e con cl
sopo , e l m u n d a h o r: * hisopo, y seré p u rili-
lava bis m e . e l su p er c a ilo : * m e la v a rá s , y
nivem dcalliador. quedaró m as blaacó que
la nieve.
A ndilui m eo dabis E n mi oidn h a rá s p e­
gaudiuni c t ln>titiain.‘ * n e tr a re ] gozo y la a le­
el c x iilta b u a l ossa liu- g ría, * y se alborozarán
m iliata. m is huesos q u eb ra n ­
f
tados.
A verie facicm tu a m ' A parta de m is p eca­
ii p eecatis m e is, * c l dos tu rostro, * y horra
om nes in i q u i l a t e s todas m is iniquidades.
m eas dele.
Cor m undum crea im Crea en mí, oh Dios,
me D eis : * e ls p ir ilu m j ud corazon lim p io , * y
rcctuni innova in visee-, ren u e v a el esp íritu de
rib as m eis. rectitu d e n mis e n tra ­
rías.
Nc projicias m e á fa-1 No m e arro jes d e lu
cié to a, * e t S p iritu m j presen cia,* } tu E sp íri­
sanclum lu u m qc a u - tu divino no lo retire s
feras á m e. d e mi.
R edde m ihi lrctitiam V uélvem e la aleg ría
sulutaris t u i : * c t sp U d e tu g raciasan ad o ra,*
rito principali confirm a y fortalécem e con lu
me. esp íritu soberano.
220 MIKBCOLES S A M O .

Docelio iuiquos vins To eu señaré á los


t u a s : * e l ini[)ii ad te m alos tu9 c a m in o s ,* y
c o q v e rte p iu r los im píos se co n v erti­
rán ¡i ti.
Libera m e de s a n - L íbram e de las man­
g u in ih u s , D eu s, Deus chas d e san g re 7* , oh
salu lis m eas: * e lc x u l- Dios, olí Dios de oii sal­
ta b ít lin g u a m ea ju sli- vación,* y ensalzará mi
tiam luam . lengua tu ju sticia.
D om ine;, labia m ea 1 ú a b rirás mis labios
a p e r i e s , * e l os meuiti oh S e ñ o r, * y mi boca
a n a u n lia b il laudem pregon ará tu s ala­
lu am . banzas.
Q uoniam si voluis- Porq u e si quisieras
ses sacrilictum d ed is- sacrilicios, le los h abría
sem uliq u e: * holocaus- ofrecido en verdad; *
lis non delectaberis. m as lú n o le com pla­
cerás en holocaustos.
Sacrilicium Deo sp i­ El sacrificio grato á
rilu s contri b u ln tu s : * Dios e s u n e s p iritu com ­
cor conlriiuiu e l liumi- pungido ; * u n corason
lialu ra Deus non d e s­ contrito y hum illado
p id e s . lú, oh Dios, no lo d es­
preciarás.
B enigne f a c , Domi­ M uestra,olí Sciior, en
n e, in ro ñ a v olúntate vez de Sion tu benigna
tu a Sion: " u l .Tdilleeu- voluntad, * p ara q u e se
tu r m uri Jen isalem . edifiquen los m uros d e
Jeru salen ,k.
T une acccptabis sa - EnLonces acep tarás
crilicium juslilia-, olila- el sacrificio de ju sticia,
lio n es. e l holocausto: * las ofrendas y los ho­
tañ e ím ponenl su p er locaustos; * en to n ces se
LAl des. 22 I
a liare lu u m vítulos. p ondrán becerros sobre
lu s aras.
vlnf. Jusli liccris, Do­ A nt. R econózcanle,
m ine ele. Señor etc.
^ n ( . Dominus. lu m - Á nl. Como oveja fué
uam o visad viclim arti llevado el Señor al sa ­
uclus esl, e ln o n a p e - crificio, y no abrió su
ru it os suum . boca.
PSALMllS 1AXXIX. sa l m o 8!)

D
ohixe , refugium eñor , refugio has
fn ctu ses nobis, * á
g en eratio n e in g en era-
S sido para nosotros *
d e g e n e ra c ió n en g en e ­
lionem . ración.
Priusquam m ontes A nles que se h icie­
lierenl, a u l form arelur ran los m ontes ó q u e
Ierra, e l orbis: * á s á ­ se form ase la tie rra y
culo e l usque ¡n síecii- el orbe,* desde eJ p rin ­
lunt tu es Deus. cipio de los siglos basta
el lin d e los e jg lo s , lú
eres Dios.
Ne a v e ria s hom inem No reduzcas el hom ­
in hu rniliialem : * e t di- bre al a b a tim ie n to , *
x is ti: (Jon.verlim.ini filii puesto q u e h as dicho:
lionrínum. «C o n v e rtio s, hijos d e
los h o m b res.»
Q uoniam m ilis anni P o rq u e mil años an ­
a n le oculos luos,* lam- le lu s ojos * son com o
quani di es h estern a el dia d e a y e r q u e aca­
(|UiT p n p l e r i i t . ba de pasar.
E t custodia in nocle, Y como una de las
* qu;e pro n iliilo habeu- vigilias de la noclte, *
tu r, eorum anni e ru n t. reputad o s por nadu se-
222 MIERCOLES S A M O .

rán los años del m o rtal.


Mane sicu t lierba Pasa cd u n a m añana
transe al, inane llorcal, como la y e r b a : por la
c t Ir a n s e a t, * vespere m añana ílorcce y pasa,*
d e c id a t, in d u r e t, el pur la ta rd e se m archi­
arcscul. ta., e n d u re c e y seca.
Q uia defecim us i n ira P o r esto desm aya­
tu a , * e l iü furorc tuo mos a n te lu ira , * y lu
lu rb a ti su m u s. enojo nos ha puesto
en conrusion.
Posuisli ia iq u ita lc s Colocaste n u estras
nos tras in conspcclu iniquid ad es en tu p re ­
t u o : * steculum D09- sencia,* y n uestro siglo
tru n i in illum inalione al resp lan d o r d e tu
v u llu s lu í. cara.
Q uoniam orones dies V asi lodos nuestros
no stri d e fe c e ru D t: * e t dias se lian d esv a n e­
in ira tu a defccim us. c i d o / y liem os d esm a­
yado a n te tu ira.
A on i nostri sicu t ara- V uestros años será a
n ea m e d ila b u n tu r : * ejercitad o s sin treg u a
d ie s aunorum nostro- com o la ara ñ a * los
rum io ipsis, septuagi o- dias e n ellos incluidos
ta a n n i. no com ponen m a s d e
se le nLa años. '
Si au lem ia pol«nta- Ó ¿ lo m as ochen tu
tiliu s. o c lo g in ta a n n i: * e n los m uy ro b u sto s; *
e t am plius eorum labor m as allá no h a y sino
e l dolor. trabajo y dolencia.
Q uoniam su p e rv e n it I’cro sobrevino la
m a n su elu d o : * e l corrí- clem encia, * y serem os
piemur. corregidos 7T.
Q uíb n o rit potesta- ¿ Quién conoce el
la u d es. 22U

leni i r a t u s : * pite ti- poder de lu e n o jo , * y


inore tuo irara Luani por cl le iu o r q u e ins­
dinum erarcV p iras sab e e v a lo ra r tu
indignación?
D esteram luam sic Danos asi á conocer
DoUun fac: * c t e ru d ito s lu diestra, * ú in stru y e
corde in sap ien tia. en la sab id u ría n u es­
tros corazones.
C onvertcre Domine V uélvete á nosotros,
usquequo ? * e t d e p re­ S e ñ o r; ¿ hasta cuando
c a b a s esto su per ser- no lo lia rá s? * y m u é s­
vos luos. tra te ex o rab le con lu s
siervos.
R eplcti su m a s m ane Colmados liem os si­
m isericordia lú a : * cl do de lu m isericordia
e x u lla v in rjs, c l dclec- b ien tem p ran o , * y nos
latisu ro u so m n ib u sd ie- regocijam os y fuim os
bus nosiri s. recreados todos n u e s­
tros dias.
Ltelali s u n i u s , pro ■A legrém onos por los
diclius, q u ib u s nos liu- dias en q u e nos h u m i­
m iliasti;*annis, q uibus llaste; * p o r los años e n
vidim us m ala. que vim os m ales ” .
Réspice in &ervos Ikon los ojos c u tus
luos, c l in o p era lúa: * siervos y en lu s obras,*
el dirige lilios eorum . y d irig e lú á los hijos
de ellos.
E l sil splcndor D o- Y b rille el resp lan ­
miiii Dei uoslri su p e r d o r del Señor Dio*
nos, c t o pera nianuum nuestro sobre nosotros,
noslrarum dirige su per y endereza, en bien
nos: ‘ c to p u s m an u u m nuestro las obras de
Dosiraruw dirige. n u estra s m anos, * y d i -
2áí MléllLOLES S.V.MO.

I rige n u eslrasem p resas.


A n l. Dora ¡ñus Uun- A nl. Como oveja futí
quam ovis etc. | llevado e tc .
A n t. C ontrilum esl A nl. Q uebrantado
cor m eum in m edio está d en tro del seno
in c i: c o n lrem u eru n t mi co razo n ; se lian
o m n ia ossa m ea. estrem e cid a todos mis
huesos.
PSALMUS I.XII. salmo G2
Deus m cu s *
0
11 D io s, Dios mió, *
D
e ls ,

a d lc d c lu c c vigilo. á ti velo desde el


am an ecer.
S itivit in te anim a Sed de lí lia tenido
m e a ;* q n a m m ultipli- mi a lm a ; * de cuántas
c itc r libi caro m ea. m aneras a n h e la p o r (i
mi carn e!
In Ierra d e se rta , e l E n tie rra d e sierta y
in v ia, ctin a q u o sa : * sic árida é in tran sitab le* á
in sánelo app aru i libi, lí m e p resen té como si
u l vidercm v irlutcm fuese en lu santuario,
lu am , el g lo riam lu am . para co n tem p lar tu po­
d er y lu glo ria.
Quoniam ineLior est P o rq u e tu m iseri­
m isericordia Ina su p er cordia es m as estim able
v ita s : * labia m ea lau- q u e to d as las vidas, *
d ü b u nl le . mis labios le e n sa l­
zarán .
S ic benedieam te in Así m ien tras v iv a le
v ila n ica: * c l in nom i­ bendeciré , * y en lu
ne tuo levabo m anus nom bre alzaré mis mu­
m eas. ño».
S ic u t adipe. ct p in - Llénese m i alm a c o -
guedine rep lcalu r a n i­ nio de su sta n cia y gor­
ma m ea: * cllabiis. ex- d u ra, * y con labios de
ultationis la u d ab it os júbilo te alabará mi
meura. boca.
Si m em or fui tui su ­ Si me he acordado
per stralurn m eu m , in de tí eo mi lecho , en
m&lulinis m ed ilah o rin ti m ed itaré desde la
le: * q u iafu isli ad ju to r m a d ru g a d a , * porque
meus. h as sido mi ausiliador.
E l id velare ento ala- ¥ á la som bra de tu s
rum luaruni ex u ltab a, alas m e recrearé : ad ­
adliHísilauima m eap o sl hirióse á t í mi a lm a ;*
te: * m e su scep il de* le­ lom óm e bajo sn am ­
ra tua. paro lu diestra.
Ipsi vero in vanum Mas ellos en vano
qusesierunt a n i m a r a han buscado mi vida:
m e a m , ¡n lro ih u n l in hundirá use en las en ­
inferiora t e r r » ; * tra - trañ as de la tierra,* se­
donlur in raaous g la - rán enlreg ad o s al lilo '
dii , portes vulpium de la e sp a d a , p resa
eru n l. serán de las raposas.
R e í vero U rlabilur El rey em pero se
in Dea , lau d ab u n lu r alegrará en D ios; se­
omnes qui ju ra n t in rán aplaudidos lodos
e o : * quia ofrslructum los q u e le g u ard an su
esl os loquenlium in i- ju ram e n to , ‘ p o rq u e se
qua. lia cerrado la b o c a á
los qu e hablan m al­
dades
F9AL3I US LXV1. SALMO 6 6 . *'

D D
kur m ieoreatur nos­ ios se apiade de no­
ir i, c l benedieal sotros v nos ljen-
15
236 MIERCOLES SANTO.

n o b is: * ¡Ilum ine! vol­ diga; * haga b rillar so­


tura suum su p e r nos, bre nosotros su cara,
e t m ise re a lu r nostri. y se ap iad e d e noso­
tros.
L'l cognoscam us in P ara q u e conozca­
térra viam lu a m : * ¡n mos en la tie rra lu ca­
o m n ib u sg e n lib u s salu- m ino , * y en todas las
la rc tuum . naciones sea conocida
tu salvación.
C oofíleanlur libi po- C onfiésenle los pue­
pul i D e u s : * confitean- blos, oh Dios, * confié­
lu r libi populi om­ sen te los pueblos lo­
nes. dos.
b p le n liir e t ex u lleiu A légrense y sal le a
e n te s : * m ioniam ju ­ de gozo las naciones,*
icas popnlos in a q u i­ porque ju z g a s á los
la te , e l g en tes ¡n Ierra pueblos con rectitud y
dirig ís. d iriges á las unciones
sohre la tierra .
C o n lite a n tu rtib i po- C onfiésenle los pue­
p a li D eus, conlileanlur blos, oh Dios, confié­
tib í panoli o m n es: * senle los pueblos to­
ie rra . d ed il lYuctum dos : * la tie rra ha. bro­
su u m . tado su fruto.
B enedicat nos Deus, Dios nos b endiga, el
Deus noster, benedicat Dios n u e s tr o , Dios nos
nos D e u s : * e t m e - b e n d ig a , * y tém anle
tu a n l eam om nes lines lodos los confines dé
lerni*. la tierra .
Anl. C ontrilum est Ani. Q uebrantado
ele. está etc.
A nl. E x h o rta tu s es A ni. A len taste, olí
in r ir to le t u a , e l in S e ñ o r , con tu p o d e r y
LAUDES. 22/

refeciione san cta tu a con tn san io alim ento.


Domine.
Canlicum Moysis. Cántico de Moisés

C
atstemi s D om ino: ANTEMOS al Señor,
C glorioso en ¡ni mag-
nilicatus est: * equum
porque gloriosa­
m en te se li» e n g ra n d e ­
et asccnsorcm dcjecil cido ; * precipitó en cl
in ruare. m ar el caballo y al que
lo m ontaba.
Fortiludo m ea , et Mi fortaleza y el olí*
laus m ea Dominus, * el je to de mi alabanza es
faclus e st m ihi in s a - el S e ñ o r , * y se rae lia
lulera. convertido en salva­
ción.
Iste D eus m e u s , ct Este es mi D io s. y
glpriticabo eum : * Deus le g lo rilic a re : ' e l Dios
palris m ei, e l exallubo de mi p a d re , y le en­
eum. salzaré.
D om inus quasi v ir El S e iio re sc o m o un
p u g n a lo r, om nipclcos varón g u e r r e r o , oaini-
«ornen ejus. * tu r r u s iotente essu nom bre: *
Í
t'liaraonis «t exercilum os carros de Faraón y
ejus projccit in m are. su ejército hundiólos
cu cl m ar.
Elecli principes cju s Sus {refes escogidos
subm etsi s u n t in mari sum ergiéronse en el
Rubro: * abyssi operue- m ar R o jo ;'tra g á ro n lo s
ru n t eos. d eseen d eru n l los ab ism o s; bajaron
in proíuDdum quesi la- al fondo com o u n a
pis. piedra.
Dexiera lúa,D om ine, T u diestra.oli Señor,
magnifícala esl in forli- ha desplegado su loria-
228 MIERCOLES S A M O .

In d in e : duxlera lú a, ¡ leza; lu d ieslra , olí S e ­


Domine, p ercu ssil in i— ñor, hirió al enemigo;*
raicura. * Kl in m u lii- y e n la p len itu d de tu
lu d in e gloriicluiudepo- ¿loria d errib aste á tu s
suisli adversarios luos. contrario s.
M isisli iram luam , E nviaste tu cólera
qaic devora vil eos sicu t q u e los devoró como
slip u lum . * E l in spiri- arista P * y al soplo de
lu fu ro ris luí congréga­ lu furor se acumirla­
t e su n l a q u x . ron las Aguas.
S tc lit unda (lucns: * Paróse la ola liqui­
congrégala? su n l abys- da; * congregáronse en
si in m edio raari. m edio del mar los abis­
mos.
D ixit io in iiru s: P e r - Dijo el e n e m ig o :
s e q u a r e l co n ip re h e n - «P e rs e g u id lo s y los
dam : * dividam spolia. p re n d e ré ^ re p a rtiré los
im p leb itu r an im a m ea. despojos, y mi alm a se
h artará.
E vaginabo gladium n D esenvainaré mi
m eu m , * interliciel eos espada,* y los pasara á
m an u s m ea. degüello mi m ano.»
F lav il sp irilu s tuus, iiopló lu aliento, y
e t operuit eos raare: * cubriólos el m ar ^ s u ­
suhm crsi su n t quasi m ergiéronse com o plo­

Í
ilum bum in aquis v e - mo en las ag u as im pe­
icm cDlilius. tuosas.
Q uissim ilis lu iin fo r- ¿ Q u ié n sem ejante á
tib u s Domine ? * Q nis tí en tre los fu ertes, olí
si m ilis t a i , m agnilicus Señor? 'q u ié n sem ejan­
in sa n c lila íe . lerrib ilis te á tí por lo mapmlico
a lq u e laudibi lis, faciens en san tid ad , por lo ter­
m irabilia. rible y digno d e ala-
LAUDES. 229
b a n z a , por obrador de
m aravillas?
E x tcndisti m a n u n í E sten d iste lu m ano,
tu a m , e l devoravit eos y los devoró la tierra : *
le |ra : * Dux fuisti in te co n stitu iste p o r t a
m isericordia Lúa popu­ m isericordia cau d illo
lo quem redcm isti. del pueblo q u e red i­
m iste.
E l porlasli cum in Y lo llevaste con tu
fo rtiluaine (ya , * ad fortaleza* á tu sa n ia ha-
h abilaculum snnclum bilacion.
luum .
¿ s re n d e ru n l po p u li, S ub iero n 4 las a ltu ­
ct irali s u n t : * dolores ras los pueb lo s, y se
o b lin u eru n t ha b i f l o ­ irrilaro D ; sobrecogie­
res P hilisthiim . ron dolores á los h a b i­
ta n te s de F ilisliim M.
T une c o n tu rb a d su n l E nto n ces se tu rb a ­
principes E dom , robus­ ron los prin cip es de
tos Moab o b lin u il tre ­ E dom , y se apoderó cl
mor: * o b lig u e ru n t oro­ tem b lo r d e los robustos
nes h a b ilato res Cha­ d e M oab; * qu ed áro n se
ngan. y erto s los m o rad o res
lodos de C anaan.
Irru a l su p er eos for- Invádalos el m iedo
mido e l pavor, *inm ag- y el p a v o r* an te la
Diludinc brachii lui. grandeza de tu brazo.
F ian lim ro o b ilesq u a- T órnense inm óviles
si lapis,doñee p erlran s- com o p ie d ra , m ien tras
eai populus lu n s Do­ pase lu pueblo, oh S e­
mine: * d iin ccp erlran s- ñor,*m ¡entras pase e sle
eai populus lu u s iste, tu pueblo de q u e lias
quem po&sedisli. lom ado posesion.
230 ju e b c o u » sa nto .

In troduces e o s , c t Los in tro d u cirás y


p la n la h is in m onte li¡e- plantarás e n el m o n le
re d ita tis lu » , * lirm is- de lu- h e re d a d ,* e n e s a
simo habitáculo tuo firmísima, h abitación
quod o p eralu s es Do— luya q u e le h as fabri­
m in e. cado, oh Señor.
S aocluarium l u u m S antuario lu y o , olí
D om ine, quod lirm ave- Señor, q u e lia u cim en­
ruQt roanus tua?; * Do- tado tu s m anos:*el Se­
rain u s regm ibil inícler- ñor reinará p or e te rn i­
nu m e t ultra. dades y m as allá.
In gressus est enira Entró Faraón á ca ­
cqucá IMiarao cuín cur- ballo con sus carros y
rilm s e t cquiLihus ejus su c a b a lle ría e n e l m ar,"
iu m are : * e t reduxit y $1 Señor volvió á
su p e r e o s Ü o m i n u s Letider so b re ellos las
a q u as tnaris. aguas del mar.
Filii au lem Israel Los hijos d e Israel
a m b u la v e ru n l p e r s ic - em p ero an d u v iero n por
cu m * ia m edio ejus, m edio d e ¿ I " á p ic c u -
ju lo .
A nl. E x h o rlatu s ele. A nl. A len taste ele.
Anl. O blalus csl quia A nl. O frecióse por­
ipse voluil, e t peccala q u e quiso, y cargó so­
n o slra ipse p o rlav it. bre si n u estro s peca­
dos.

PSALMU9 CXLYlll. sa lm o 1 Í8

lvhad al Señor des­


L
a ú d a te Dominum de
ca^lis: *1audalecum \
de los ciclos: ^íO»-
in ev celsis. badle e n tas altu ras?
L aúdale eum om nes A lab ad le, todos sus
LAUDES. 231

ángel i ejus'laúdale cum ángeles;* alabadle, to ­


ornaos v irtu lcs ejus. das sos m ilicias.
L aúdate cum so l.el A labadle , sol y lu ­
lana : * laúdale tu ra n a ; * a la b a d le , las es­
orones s le llx e l lum en. trellas lodas. y la luz.
L aúdate cum creí i A la b a d le , ciclos d e
ccelorum : * c t aquaj los cielos, * y todas las
orones, qua; su per coi­ aguas q u e están sobre
las s u n t , lau d cn t u o - los ciclos alab ea cl
roen Domini. nom bre del Señor.
Q uia ipse dixiL , c t Porque (¡I habló, y
facía s u n t: * ip se m a n - fueron hechos;* mandó
d a v it, c t cré a la su n t. y fueron creados.
S latuit ea in ¡elernum Estableciólos p a ra
c lin s itc u lu m sasculi:* u na e te r n id a d , p or s i­
p r*eeplum u o ss u it, el glos de siglos;*irapú&o-
no a pra*terÍDÍt. Ics p re c ep to s,,y no los
tran sg re d irá n .
L aúdale Dominuui Alubad al Señor d e s­
de Ierra, * dracones cl d e la tie rra ,‘ m onstruos
omnes a b y s s i; d el m ar, y los abism os
lodos M;
l g n i s , g ra n d o , nix, F uego, granizo, n ie­
glacies, sp irilu s nroccl- ve, yeío, soplos d e las
íaruiu , * qua* Faciunt torm entas, * q u e cum ­
verbum ejus; plen sus ó rd en es;
Montes , et om nes Los m ontes y los
colles: * ligaafru ctífera collados lo d o s, * todos
el om ncs cedri; los árboles fructíferos
y los c e d ro s ;
Bestia: r c l universa Todas las lleras y
p é c o ra : * serp en les c t g an ad o s, * reptiles y
volucrcs ponnatic ; aves a la d o s:
¿32 Sil ESCOLES S A M O .

R eges Ierra:, el om­ R eyes de la tie rra y


n es populi: * principes pueblas todos,* prin c i­
e l om nes ju ü ices Ie rra ; pes y ju ece s todos de
la tie rra ;
Ju v en es e t virgines: .Mancebos y v írg e­
Bencs cum jnn io rih u s nes , viejos y niño?,
la n d en l Domen D om i- alalien el nom bre del
ni: * q u ia eT altotum est S eñ o r, ‘ porque única­
nom en eju s solius. m ente su nom bre es el
engrandecido.
Confessio ejus super Su m anifestación se
ccelum e t lern im : * e l d ilata sobre cielo y
ex alta vil cornu populi tierra , * y ha levantada
sui. el poder d e su pueblo.
H ym nus ó m n i b u s ¿ s t e e s e l him no que
san ctis ejus: * liliis Is­ le deb en todos su s es­
ra e l, populo appropin- cogidos : * los hijos de
q u a n u sibi. Israel, el pueblo que
acerca 1 sí.

PSALNU9 CXLIX. SALMO 149.

f
antate Domino c a n - lAMAD al Señor un
C ticum novum : * laus
ejus in E cclesia s a n cne
) cántico nuevo:^sue­
- su alabanza en la
lorum . reunió n de sus escogi­
dos ■*.
L x te lu r Israel in co A légrese Israel en el
ui feciL cum : * e t filii que lo formó,* y reg o ­
ion CKullent iit rege cíjense en su rey los
suo. hijos de Sion.
L au d en t nom en ejus A lab en e n coro su
in c h o ro :4 in tym pano nom bre, * ta n te a en su
LAUDES 333

el psallerio psallant ei. loor con alaba! y sal­


terio.
Q u i a beneplacitum I'o rq u e el Señor se lia
esl Domino in populo com placido eu su pue­
sao: * e t e x a llab il m an­ blo y e val la rÁ á los m an­
suetos in salulem . sos para su salvación.
E x u ltab u n t sancli in G ozaránse Jos esco­
gloria: * la'lab u n liir in gidos en la gloria; * se
cubil ibus suis. aleg rarán en sus ino­
radas.
Exal laliooes De i in En su g a rg a n ta tie ­
g u llu re eorum :* e t gla.- nen encom ios á Uios,*y
dii ancip ites in m a n i- en su s m anos espadas
bus eorum . de dos tilos,
Ad faciendam v in - Para eje c u ta r la v en ­
dictam in n a tio n ib u s : ganza divina en las na­
* in crepaliones in p o- ciones ‘ y c a stig o sen los
putis. pueblos,
Ad alligandos reges P ara su jetar con g ri­
eorum in com pedibus: llos á sus reyes,* y con
* et nobiles eorum in esposas d e h ierro á sus
uiauicis ferréis. m agnates,
Ul faciant in eis ju ­ A lin de c u m p lir en
dicial» c o n sc rip lu m : * ellos el ju icio d e creta ­
gloria I i .t c esl óm nibus do *’ :* esta es la gloria
sanctis ej us. - reservada á lodos su»
escogidos.
FSALULS CL. salm o 154.
a v d a teDom inum in l a b a d al Señor en

L sa n c lis ejus: * laú­


Asus sanio; * a la b a d -
dale eum in iirniam en- el en el tirm am enlo de
lo v irtu lise ju s. su poder.
231 MIÉRCOU s bak to.

L aúdale eum ¡a vir- A labadle en sus vir­


m tib n s ejus: * laúdate t u d e s " ; ‘ alab ad le se­
eum secundum m u lti- gún la infinidad de su
ludineui m agniludinis grandeza.
ejus.
L aúdale cum in s o - A labadle á son de
no tu b a1:* la u d a d cum lrorapcU ;*alal)adle con
in p sallerio, c t eilliara. el salterio y la cllara.
L aúdale cum ¡a tím ­ A labadle con el a la -
pano , e l choro: * laú­ bal y á c o ro ; * alabadle
d ate eum in c h o rd is, c t con in stru m en to s de
organo. cuerda y v ien lo .
L aúdate cum ¡neym - A labadle con cím ba­
balis licnc sonanlibus: los arm oniosos; alabad­
laú d ale eum in c y m - le con cím balos de iú-
b alisju b ilatio n is: *om - bilo:*lodo e sp íritu ala­
n is sp irilu s laudel Do- be al S eñor.
m in u m .
A ni. O blalus etc. Anl. Ofrecióse etc.
y. Homo pacisraea:, t . El hom bre con
io q u o speravi. ¡V Q ui q u ien vivia e n paz. y
e d e b at panes m eos, e n q u ien confié. $ . i
am p liav ilad v eisu m me q u e com ia de mi pan,
stip p lan talio aem . extrem ó c o n tra m i el
engaño.

ad benedictas . AL BETiEDICriS.

A nl, T rad ilo r autem A nt. £1 traid p r les


d ed il eis signum d i- (lió un a seña, diciendo:
cens: Q uem osculalus aquel ;'i q u ien vo besa­
fuero, ipse c s l , Icncle re, él e s , pren d ed le.
eum .
LAUDES, 235

Cantieum Zaeharút. Cántico de Zacarías. ""

enedictos Dominus endito el Señor Dios


B Deus Israel: * q uia Bde Isra e l, * porque
visilayit e l fecil r e - lia visitado y redim ido
dem ptionom p 1 e b i s á su pueblo.
BUS.
£ l orcxil co m u salu- Y h a levantado para
tis n o h is , * in domo nosotros el poder ele la
David pueri sai. sftlvacion*en la casa de
David su siervo.
Sicut lo c u ln s e s tp e r Como lo a n u n ció d e s­
os s&nctorum , * qui á de el p rincipio de los
sxculo su n t p ro p h e ta - siglos * p o r noca de sus
rum ejus: santo» profetas.
Salutcm ex iniraicis Q ue salvación nos
nosiris, * e t de m anu traería de nuestros
orunium , qui o d eru n l enemÍK 0 s*y de mano de
nos. lodos los q u e nos a b o r­
Ad facieadam m ise - recieron.
ricordiam cum p atrib u s Para usar de m iseri­
n o s i r i * e l m em oran cordia con nuestros pa­
tfcslauicuti sui saucli. d res *y acordarse de su
san ta alianza.
Ju sjurandum quod Conforme a l j u r a -
jurlvíi ad A brabam pa- m cuto que liiío a A b r a -
treiu noslrum , * d a tu - liam nuestro p a d re * d e
rum se nobis. darse á nosotros.
Ul sine lim ore d e A lin de q u e sin te ­
mana inim icoruai nos- m or, lib ertad o s ya del
trorum lib e ra ti, * ser­ p oder de n u estro s ene-
víamos illi. m ig o s / te sirvam os.
236 MIEÜCOLES SANTO.

In san ctitate e t ju s - Con san tid ad y ju sti­


litia coram ipso, * ora- cia en su acatam iento*
ni bus dicb u s noslris. lodos los dias de nues­
tra vida.
E t lu p u er, P rophe- Y tu , oh niño, serás
ta A ltissim i v o c a b e ris: llam ado profeta del Al­
* pra?ibis cnim an te fa- tísim o,* pues p reccd e-
ciem Domini parare r&9 la ven id a del-Sciior
tías ejus. A íin de p re p a ra r sus
cam inos.
Ad dandant scieu - P ara co m unicar la
tiam salu lis plebi ejus: ciencia de ia salvación
* in rem issionem p e c - i su pueblo , *con que
c ato ru m co ru u i.. o b ten e r la rem isión de
sus pecados.
P er viscera m iseri­ Por las e n tra ñ as de
cordia? Dei n o s tr i: * in la m isericordia del Dios
q u ib u s visitayit nos, n u estro , *con q u e s o s
O rien s ex alto. visitó am aneciendo en
las altu ra s
lllum iD are l i i s , qui A ilu m in a rá los que
in ten eb ris, e l in tim­ están sentados en las
b ra m ortis sedent: * a d tinieblas y en lu som ­
d irig eados pedes nos- bra d é la m u erte,* á fin
tro s in v¡am pacis. de d irig ir n u estro s pa­
sos por la sen d a de la
paz.
jl/ií. T rad ilo r etc. A nl. El traid o r etc.

Al lltgar á esta A ntífona, se quita y se escando d e ­


bajo del altar t i lado de la epístola l i veis superior del
lenebrario, cujas tuces se habrán ido a p e a n d o , una al
fin de cada istm o " , asi como durante el Bencdicim los
LAUDES. ¿37

sdis tirio s del aliar v las lámparas j demás luces de


la igle&ia. Despues de li antífona, se dice de rodillas;

Í - C hristus faclos y. C risto se hizo p o r


est pro nobis obediens nosotros obed ien te h a s­
usque ad oiorLem. ta la m u erle.

En la segunda noche se aflade:

Morlem autem Y m u erte de cruz.


crucis.

Y en la tercera ;

lu o d e tD e u s P o r lo cual Dios tam ­


eialtaV it illu m , c t d e ­ bién le exaltó y le dió
dil illi aom en quod e st un nom bre su p e rio r á
su p er oniuc nom en. lodo nom bre.

Y lo mismo que en lo sM a ilú m se practica en las de-


m is lloras del rezo.
En acabando el f Crñto te A lio, se dice el Padre
Nuestro iodo en voz baja, despues el salmo Miserere
(qae ra li en la pag. '¿18.) un poco mas alio , y al fln
del miim o modo y sin Orenuu la i ¡guíenle oracioo.

Réspice , quapsuinus Vuelve los ojos, Se­


Domine, su p e r hanc fa- ñor, le rogam os, á es­
miliam tu am , pro qua ta tu fam ilia, por la
Dominus noster Jesús cual n u estro . Señor J e ­
C hristus non d u b ita v it sucristo no vaciló en
m anibus tradi n o cen - s e r en treg ad o á m a n o s
tiu m ', c t crucis subiré de los pecadores y su frir
lorraentum . j el torm ento de la cruz.
238 M1ÉBC0LE8 SANTO.
Y mi voz b a ja :

Q ui tccum v ir il o lí El cual contigo vive


re g n al e le. [y rein a ele.

Acabada la o ración k lt a « n i d o y «strfnito por nn


ralo, hasta que se sata de debajo del altar la veta en­
cendida, y todos se retiran.

NOTAS
AL MIÉRCOLES SANTO.

1 M jit . x x iv , 28. El contesto favorere allí esla


interprelacio u ; pero en el cap j m i de S . Lucas íjue
Irae dichas palnbras y u n a buena parle de la profecía
de C rido corno «milicias j n oeasion diver&a , parece re­
ferirse la comparación a) lugar del juicio uuiversil por
el cual preguntaban los apóstoles,, significando con ella
Jesús que donde esté el Supremo Ju e i allí se juntarán
los cuerpos m u tila d o s . Olios aplican el leslo al estra­
do de las águila? rom anas en el caddver de la nación
U (iú ; pero e sta in telig en cia g u a rd a poca Telacion con

]
a s ideas q ue preceden v sig u en .
1 Los que Aplican esle pasaje á la última venida de
C ris to , entienden por enIti genrraann la reza de le?
judíos que se perpetuará haslfl el ftn del mundo.
* Daniel iv, 27. Por abominación te enlieode la
profanación del tem plo, ocupado j fortalecido por los
NOTAS. 239
saldados rom anos, y luego & la postre saqueado y des­
truido.
* Los lechos de las casas eran c o le a s cercadas de
InlaiKtres , y tenían escaleras « te n o r e s practicable*
sin entrar en las habitaciones.
" Solo dos mil ro d o s, que era el espacio interpnss-
I» enlre el aren y el campamento israelita durante su
peregrinación por el desierto, ted ian andar en dia de
síbario los ju d ío s: tan escrupulosos eren en guardarlo
aun i riesgo de su vida.
a S. L u c a s ( x v i i , 3 1 ) i t » can relación al fin del
mondo de las m ism as aprem iantes p a lib n s que em ­
plea S . Mateo respecto de los que quieran librarse del
desastre de Jerusalen.
’ Esta diferencia de suertes a| lado do la identidad
de condiciones , que puede tam bién aplicarse á la pre­
servación ó á la m uerte corporal en medio da tan súbito
estrago, alude según la interpretación m as com ún4 la
separación de los justos y de los reprobos de nn mismo
estado ó fitmilin, unos levantados al ciclo, otros retenidos
por su prupio peso en la tierra para Biimirse luego eo el
abismo. •
* S. Lucas la pone ante» de la triunfal entrada del
Seflor en Jenisalrn <j ix , H á 8 7 ) .
* Este principio pertenece al cap. LXit, ▼. I I ; lo
siguiente ni lx iii, v. I al 7. E s un didlopo enlre el pro­
feta y el libertador de Israel 6 Meelas, á quien se repre­
senta volviendo del rnmlialc espresivomente comparado
i una vendimia, culncrlo de sanare propia y agena,
despues de abatir y castigar por si seto i la r u s Momea,
siempre aliada con los enemigos del pneblo de Dios, y
de rendir i B o sra. una de sus plazas fuertes, contra la
cual vaticinaron el mismo Isaías y Jerem ías. Lbs proe­
zas y los Sentimientos belicosos no so n aquí sino imágenes,
del esfuerzo y sacrificio, que en el que Maniaca ienlo del
imperio del mal delria em plear aquel para quien con­
quistar los pueblos es redimirlas.
f io MIÉRCOLES S A M O .

" L evantada cu la cruz, entienden algunos; otros


m as bien, levantado á La mayor g lo ria ; y lo confirma el
énfasis con que sigue el profeta hablando de su s id e ra ­
ción, ora se refiera i su genealogía, ora i su descen­
dencia, es decir, i la prodigiosa fecundidad de la Iglesia.
P or es Le p a u je lan espítalo sobre las humillaciones J
holocausto de Cristo, hi merecido principalmente Is s lu
ser calificado de Evangelista mas bien que ds profeta.
11 Pone ol profeta en boca del mismo Dios estas
palabras, lo mismo que las dos últimas cláusulas del a -
píiulo. L as siguientes Grases et d a tit impito pro teput-
tura el dioitem pro marte aun las aplican algunos con
harta violencia á la m uerte del Redentor entre malhecho­
res y i su entierro en el sepulcro del rico José de Ari-
m atca, otros ¿ la vindicta que de los impíos y poderosos
tom aría por ella el S e ñ o r; mejor parece, supliendo las
palabras D dtnúuu ti, referir el texto á la «onversioa de
ios infieles y ai reinado universal de Cristo.
11 Por mitchos fe entiende todos aoul y en otros
pasajes de la E scritura, como esplican los teólogos del
texto sanguis m cug... qui pro mullí* tffundrtur.
11 Hebreo ó gentil m ojó S . Lacas en Aulioquia, y
fué discípulo de i>. Pablo, que habla de él amenudo eo
su s cartas con alecto y le llama medico carísimo,
refiriéndose i cu Evangelio con preferencia en los testos
Q uecila. Escribidlo S . Lucas en Ata va hAcia el año 53
ne la era cristiana, y m as larde los Bechot de loi apót-
to lu , en griego mas puro que los demás evangelistas,
entre los cuales se distingue por su earieter mas his­
tórico y por la abunda acia de noticias. Nada h a ; cierto
acerca de sus predicaciones y de su muerte posteriormen­
te ú la del apostol de las geoLes aunque S . Jerónimo
afirola que vivid en Ataya hasta edad muy provecta; y
la opinion do quo fnese pintor es j a desechada por la
crítica.
1k Este sobrenombra , con que se le distinguía del
otro apóstol Judas T a ie o hermano de Santiago el Menor,
h o t As . 241
indica el lugar de so n aturaleza, Carioth i orillas del
mar Maerto , lo cual dispensa de ¡r en braca de otras
etimologías m as ó m enos signiflciitivas. Hijo de Simón
l« Dana S. J u a n ; pero M o l o que se euenia de m s ¡ a r a ­
ñiles aventuras no le Funda tino en legendas t o ttta m a l
parecer del Irániro suceso de Edipo.
" Esta contienda, promovida faáda el fin ile la ce­
na, parece haber dado motivo al lavatorio de los p ié s ; y
las palabras de Jesús eo esta o u sio n son casi las mis*
mas que le sugerid según el Evangelio de S. Mateo
( x x , 5 5 ) lu aspiración de los hijos del Cebedeo á tas
r iro m s sillas Alude i loa tftokis pomposos prodiga­
S os á los principes de aquellos tiempos , como el de
bnu/iroi ( «n gnego e v n g e t u ) á algunos Tolomeoe de
Egipto y el de cltm enitt y pindoiiu i loa Césares de
Roma, tan eo contradicen* coa íttJ o b f t t, que solo
podía conferirlos la m as servil lisonja 6 arrogártelos la
mas ntroz tiranía.
'* Ign^l promesa lea hahia h ech o , al recordar­
le S. Pedro que todo lo babian dejado [a ra seguirle
( H a t. x ix , i s V
17 Como á Dios se la pidió para poner á prueba la
virtud de Job.
'* Es como si dijera : «vienen tiempos de estrechez
y abandono en que habréis «le p r tie e r i vuestras mas
perentorias necesidades y basta i vueslra defensa p e r-
sonnl, pues ot declararán foera de la le y , os M a r í n
como i fieras, y vais & s t r uhjeto de violenrias inaudi­
tas , que empezarán luego por r a í , tratándom e como á
nn malhechor ■ Quiso l.nl vez consignar simplemente d
derecho de resistencia contra una agresión ilegal J arbi­
traria ; y poreslo ., al presentarle solo dos espadas, vie­
jas y mohosas como debieron de ser y acaso destinadas
i usos domésticos, dice Jesús ; tnuianti k n g , esto e t,
para protestar m aterialm ente contra la fu e rz a ; • pero
no os empeñeis con ella en lucha , viene á Inculcarles
-luego en el huerto ( M ít. x x v i, 5 1 ) , p a n perturbar loa
16
242 m É ncoL E S sa m o .
decretos de Dios y establecer mi reino, que lodo lo qne
u n í a u p ad a se ‘funda, con la espada se derriba.! Mu­
chos intérpretes creen que la frase bailante hay Tu¿ ni
modo de corlar la conversación , que los apóstoles no
comprendían , v que alguno condesa m odestamente no
acabar de comprender.
" S. Lucas es el único que TeCere la aparición del
Sngel y el sudor de sangre de J e s ú s , fenómeno de
ue contra el fallo de ciertos fisiólogos se lmn visto la ­
3 udables ejemplos en a n g u s tia supremas.
“ E stas palabras sim ts usque hut, , natu raímenle
se corresponden con el tatis u l que dijo en Ja cena,
y sirven para explicarlo. Los que preguntaron: ¿beriré-
mos con la espada ?» no aguardaron la respuesta de so
Muestro, J merecieron ser reprendidos.
11 rio espiritualm em e, como entienden algunos, si­
no cod los «jos corporales; puesto que Jesús, al sacarle
de la asamblea y al cruzar al palio doodo lautos insul­
tos recibió, pudo m u; bien descubrir £ su cobarde se­
guidor.
" llerodes Antipas tetrorca de Galilea, hijo del otm
Herodes degollador de los Inocentes; fu palacio se ba­
ilaba i pequeña distancia del pretorio en la colina de
Acra, donde h a ; una iglesia arruinada. Este principe , i
quien el Salvador calibcó de sorra , atónito <00 Im fa­
ma de los prodigios de J e s ú s , y temeroso de que en ¿I
hubiese resucitado el Bautista inmolado por su bnitil
(pasión , trataba de verle , y aun de deshacerse de Ü
Ltic. i x , 7 i D y x iu , 31 y 3 2 / ; pero al mirarle preso
y abatido, no reconociendo en ¿I ninguna de Jas faccio­
nes de su victima, del temor pastó i la curiosidad, y de
la curiosidad al desprecio desde luego que le esperi-
menld avaro de prodigios y aun de palabras, no sabiendo
a trib u ir lo primero sino á impotencia y lo segundo á es­
tupidez.
“ E stas muge res de Je ru salen , m o v iiis por m en
cora pasión n alu ral, no deben equivocarse con l u que lu-
M m s. 243
b¡¡in seguido al Salvador desde Galilea j que acompaña­
ban i su Madre santísim a. Del oacuenlro de esla con su
Hijo, del liento de la Verónica y de las Irts caídas de!
Hedenlor, no bactn mención alguna los Evangelios.
*• Rico le llama S. Maleo, noble S . Múreos , discí­
pulo deJesud S. Juan , aunque oculto por temar i los
ludios. El título ile decuriúa no espresa aquí grado mi­
litar. siuo cargo de consejero , derivando de la palabra
curia. Y efectivamente el texto de S. Lucas dá apoyo
á la tradición (le que José asistid al codujo de Caafis
votando en favor de la inocencia de Jesús. Arimatea caía
al norueste de Jerusalen, no lejos de la costa del Me­
diterráneo, cerca de Jope.
u Los Maitines [h o ra matutina ) fo ran o la parte
del oficio can&nico que cu la primitiva Iglosia, y aun
muclio d ts p u e s , se cantaba o rezaba por la noche , 4
cuyas tres prim eras subdivisiones A vigilias , A s a b e r,
'I s p t r a , media uoche y « a t o del « a lio , correspondían
los tret nocturnas , asi como 1 la cuarta, esto es, á la
alborada, los L audes, despues de los cuales se cele­
braba el sanio Sacrificio. Mas adelante , como el día
cclesiíatico empieza lo mismo que entre los hebreos i b
caída del sol. se introdujo anticipar los Maitines en la
noche 6 tarde del dia anterior; de suerte que los que se
cantan el miércoles santo pertenecen ul ju ev es, los del
jueves al viernes etc. Sin em b argo, como esle libro
está destinado al común de los fieles , seguirem os las
divisiones del día natural.
De tinieblas se apellidan desde antiguos, tiem pos y
por todas partes los Miiilines de estos Ires d ia s , sin
duda por la oscuridad y por el ruido con que term inan,
en memoria del terremoto y eclipse que señalaron la
muerte del Salvador. Llámase tatebrariú el candelera
triangular en que se colocan quince velas , de las cua­
les se apaga una al fin de cada uno de lo& quince sa l­
mos que componen los Maitines y L au d es; se ha creído
ver en ellas simbolizados A los doce apóstoles y i da*
241 MIÉRCOLES SA M O .
do las Hartas qu« sucesivam ente abandonaron i Jesús,
u l uom oen la últim a, que se esco n d e? no se apaga,
unos consideran í la constante Virgen n a d a y o tr o s í
Cristo. Dejamos i un lado estas y otra» interprelacionM
y m a logias, con que se trata de esplioar cada una de
las supresiones v muda ñ u s que en estos Mallines s«
d o U d respecto de los o rd in ario s, diciendo en general
que lodss son seilsles de luto y desamparo.
** Aplicada este salmo i Cristo, de quien fué ame-
ando figura David en su s num erosas tribulaciones, debe
entenderse por mi» delito» ■ los delitos que en mi hu­
biere, que tú sabes que no los h ajf, ó los delitos ágenos
que sobre mi he lom ado.i
n No sea mi m uerte tnoiivo de confusion para mil
discípulos.
" E stclexto lo aplica S. J u a n ( n , 1 7 ) á Cristo en
ocasion de echar del templo á los mercaderes.
*• La carne pasible y m ortal entiende aquí por cili­
cio S . Agustín.
•* Qui udebant in porta , dice el texto, porque i
las puertas de la ciudad adm inistraban justicia los mn-
a ta d o s . ■ Desde las personas de autoridad basta los
S «ios y bebedoras de vino me im properan, • es d e d r.d e
lo m as alio hasta lo m as abyecto.
P a n abreviar la prueba,
n El sepulcro.
u Giros por reverenda entienden vergüenza 6 ig­
nominia.
H Es una de las profecías cuyo cumplimiento ha­
cen notar maB los evangelistas.
*■ Son profecías m as bien que im precaciones, anun­
cios m as que deseos, según modismos propios de la lengua
hebrea. « Dios ordena, dice S. Agustín, qu« un pecado
sea castigo de olro pecado; nn hieren , pero no sana. •
“ Opinan muchos que computo David este salmo en
ocasion d e sublevársele su hijo ¿ b u le n , pues habla de
vastas conjuraciones y de su edad ya avanzada.
NOTAS.

3 Milagro de tu providencia.
** No conocí negocio*, según la versión de los Se­
tenta; <5 no tu p t núm ero*, según el original hebreo, h
decir, «no s í la cuenta de las veces quem o has salvaos,*
" Las lam entaciones, eo jn e g o threnüs , en q n t
llora Jerem ías la devastación de su pairia ñor los a s i­
rlos. forman un libro , aparta de su s profecías; y de él
lana la Iglesia las lecciones de 1m primeros nocluroos
eo los tres dias de Semana Sania , ya para com parar su
propio luto con la desola d o n de Jerusalen , ya para re­
cordar la ruina harto roas terrible U ntas veces anunciada
par el Salvador á la an d ad d eicid a, ya p a n llam ar 4
penitencia á los pecadores , a í r a ingratitud con el R e­
dentor no cede a la de los judíos , y i quienes de no
arrepentirse, aguarda castigo no m enos dura.
*• Encabezan por su Ardea los verileu lw da e s t u
lamentaciones las letras del abecedario hebreo form an­
do una especie de acrósticos; y el nombre de la letra se
introdujo desde el principio en la versión lalina.
*' Compuso David «ate satino, como espresa su lí­
talo in ¿Mt/omonem. al designar á su bija p:ira suceder­
ía en el trono; paro son tales las grandezas que vatici­
no, que m as bien que á Salotnou tan ilustre j poderoso
u n o fu¿, convienen literalm ente al Mesías por confe­
sión de los propios rabinus.
“ T u potestad de juzgar d tu sabiduría en juzgar.
u Asi como loa montes atraen del cielo la lluvia,
asi Ea paz y justicia los buenos gobernantes.
u Alusión al vellocino deGedeon mojado por el rodo,
J en semillo frgurado A la encarnación del Hijo de Dios.
Üia embargo, la vox hebrea lo mismo que i la lana que
se esquila se aplica á la yerba que ae corla , ¿ igual-,
mente que al canal que destila i la menuda lluvia que
golea.
“ Por Etiope» e s ti traducida la palabra Zitm del
lenta hebreo, que se estiende á los pueblos de allende el
■aar y dados i la navegación y com ercio.
246 MIKRCOLES SANTO.

** Se lian aplicado generalm ente estas frases i la


ad o rad o r de Cristo por los magos, aunque el evange­
lista no te refiera A ellas espresa mente.
*7 La tanqre <ie < //« , dice el origibal hebreo, cui­
dando que no se a im punem ente vertida.
u Por adoraciones también se enrienden los salu­
dos r homenajes respetuosas Puede nsí mismo inter­
pretarse araran por il, y Aplicado i Cristo ararán por
medio tfe él.
' • E rit firmamenlum in Ierra : sin necesidad de
corregir friim m lum como quieren algunos, firmirmen-
lum signiflca vigor, abundancia, sustento, y en esLi
acepción se toma en el salmo l i v , 1 6 : firmanitnlutn
pañis.
" Asunto de vi son las tentaciones y lucha* de una
alma creyente á vista de la prosperidad de los malos eo
este mundo.
11 Es d e c ir, de los fieles y justos declarándolos
abandonados por ti, 6 eacandulizAndolos « r la m ani­
festación de m is graves dadas.
14 El sentido aquí reclam a mejor el no obtlanti que
«I porgue, como pona la versión la tin a ; el texto hebreo
dice cuando ■'
" En medio de alguna gran calamidad pnrece com­
puesto este salmo; y dándosele u n sentido proffilico, así
puede referirse i la invasión de Nnbucodanngor d A la de
Antioto en Jerusalen. como á sil destrucción por los ro­
m anos. La d erro tad et pueblo de Dios, y la toma del ar­
ca en Silo por los filisteos, no solo fué anterior il reina­
do (le David, sino al de Saúl, con cuya é p o u no convie­
ne In mención que_ en el salmo so hace de Sion; y
m ientras reind David no fuá su capital ocupada sino por
bu rebelde hijo A b u lo n , cuyos partidarios rindiendo
cuito al mismo Dios no es regular que profanaran el
templo. Figuradam ente se aplica á las terribles persecu­
ciones y am argaras que en todo tiempo ha padecido la
Iglesia de Cristo.
NOTAS. 2Í7
w O sc u ro es esto p asa je «n la w s i o n la tin a ; la de
S. Jerónimo es m ía clara y man- acomodarla ni texto be-
braicn: Pnsivrunt signa tua in trop/uBum, m oni f u ta
in intrmtu damper.
“ Eo vez d« puerta» traduce S . Jerónimo escul­
tura».
** Es decir, do nos conocerá Dios en adelante por
pueblo suyo. Et original habré» se interpreta m ejor; r <¡
a o h a j con nosotros quien sepa h asta cuáudo.a
*' Aluaiou ni paso del m ar Rojo ; al esterm inio de
Faraón y su s egipcios, i quienes la Escritura designa
amenudo ha¡4 el emblema de dragonee 4 cocodrilos.
“ Ltviathan 6 ballena pone por dragón el hebreo
aplicándolo á Faraón, r Ziim llam a i los pueblos que
la Vulgaia Iraiiuee por Cifupas, como eran dominados
les qu« habilabaa en una y otra orilla del m ar Rojo, y
que pudieron aprovecharse de los despojos del potente
ejdralo arrojados por las olas i sus playas.
H La versión de los Setenta y la Vutgnta toman por
nombre propio la voz Etham , que en hebreo sigitiftea.
foriaiesa y que puede indicar ríos fuertet ¿ im peluo-
sos. Refiérese según unos al rio Jordán, y según otros
al mismo m ar Rojo próximo al desierto de E ibem .
* Son Union los sentidos que á esle versículo pue­
den darse, que la dificultad esta en esroger. El del texto
hebreo parece ser: • se han henchido de guaridas de ro­
bos lis oscuridades de la tierra,» v S. Jerónim o tradu­
ce : repleta atuií tenel/ris terrat íabUalianet imqum.
Las pilabras de la Vulgata aui obscurati sunt terne,
reSríéndolas al cautiverio de Babilonia, las aplican unos
i los ostu rtu y bárbaros caldeos, y otros á los oicureei-
dot y humillados judíos
11 Versa sobre la rectitud y severidad del Jaez Su­
premo, en boca de quien pone David el segundo y torcer
versículo y el últim o, y se refiere í Cristo delegado de
su Padre en el poder de juzgar.
*' ■ Juzgari las ju sticias 6 potestades de La tierra,
248 m ié r c o l e s s a n t o .

& jiq g aré i loa mismos justos, j E stas palabras y la s d«l


te n íc u lo siguiente tolo puedtu atribuirse á Dios y re­
ferirse al juicio universal.
** Alguna espléndida victoria diá ocasion i « t e sal­
mo, y los que api Dan que no ludas ellos s«an obra de
David, aplican «1 presente i la milagrosa matanza del
ejército de Senaqutuil), a o já n d o s e en «I tlculo que lle­
va ad Auffrios, y eo la distinción deJudea é Israel que
« observa en cl prim er versículo correspondiendo i la
d i« isto n ed lre ambos, reinos, Sin erab an o, no fallaron
en el reinado de David triunfos in signes* que poder re ­
ferir esta himno de gracias.
“ SaUm, nombre primitivo de Je ru M e n , equirale
i p a t.
“ Siendo en hebreo fáciles de confundir la voi de
petua míenlo con la de ira, traduce S. Jerónimo : quin
ira ¡urmart tanfiltbitvr libi, rtliquiú irartun úccingt-
rit. Ej>decir: icederi en gloría luya la ira dej enerai-
lP, j le rodearás como de trofeos le su s despojos, 6 de
f o í testos de tu pueblo escap»dw á su fu ro r*
" Humilde confianza en Dios durante la tribulación,
recordando so s prodigios en favor del pueblo escogido,
es lo tuia esjn tsa este calmo.
n Describe de aguí en adelante coa sublim es rasgos
el n a o do k n israelitas por el m ar Rojo.
“ C ono k » presentes Maitines partenecen j a al
jueves Basto, l a escogido la Iglesia eslas lecciones lo­
cantes 1 la i u t i l n d M da la Eucaristía. En ellas repren­
de el Apóstol á loe Goles do C o tillo el abuso introducido
de llevar cada cual su s m anjares al templo p a n conur
despues de la com tuiion, m ian d o á la humildad y i la
u n d a d recíproca, y descuidando las disposiciones nece­
sarias para acercarse á la sagrada Mesa.
*’ Es d e c ir: representaréis.
,0 Las Lauda, asi llamadas por com ponenode sal­
mos m as especialmente dedicados á las alabanzas del Se­
ñ o r , pueden considerarse como parte integrante de los
NOTAS. 319
U úlioes, puesto que sa cantaban, s e p ia dijim os, en la
cuarta vigilia, i la m adrugada.
’ 1 Por al titulo da e&le salm o. « p re sió n la ñ u s pe­
netran la de compunción y arrepentimiento qua el ham ­
bre puede elevar i Dios, M bem ni indudablemente 41» 'lo
campuso David, cuando i la voz del profeta Natan re to -
so tií lo enorme de tu delito en tom ar por esposa h Bet-
síbé j desHacerse de Urlas. ¿A qoé pecador no se adap­
tarán pues oslas frases para uedir misericordia da cual­
quier pecado que sea f Con el M uertre empiezan j con
el acallan las Laudes de es los Ires d i » .
" Cual si dijese: los hombres qua pretenden juzgar
lúa miras j disposiciones, b alirin do racooocai le por ju s­
t i c i o , por graves que sean los castigo&con qu em e afli­
jas, y mi pe o a contarm e á la opinión general cederi en
triunfo y en gloria da lu rectitud.
11 Alusión i la sangro de C rias i quien habia procu*
rado la m uerta.
'* Opinan algunos que estos dos últim os versículos
fw o n añadidos dura ole el cautiverio de Babilonia por loa
desterrados judíos que al cantar dicho salmo lo a p ro p ia ­
ban i su iilu a c io D , clamando i Dios poela restauración
de su patria. Pero, recordando que l u muros de Je n u a -
Iíd no fueron edifica dos sino por Salomon, puedo eutaoder-
se que David, sino d i £ su s palabras u n sentido esniri-
lu iH p ro fd tiu , pide p u y vida & Dios para llevar á ca­
bo la empresa que Ul v e t habia ya preparado j que exi­
gía el ensanche de su capital.
" Trata este salmo de lo vano y deleznable de la vi-
da h u m a n a , acal/jodo por im p lo rará favor de) pueblo
acogido la misericordia de Dios. Aunque lleva por enea-
beujniento o ral io Moysi A osunú D e i , muchos son
las que explicando de varios. m odos este epígrafe no
«Imiten el salmo enmo obra d d libertador de los is ­
raelitas. fundándose en tre otras cosas en que no eiao
tan raeos eo tiempo de este todavía Loe ta sa s de longe­
vidad.
250 m iércoles sa n to .

II M editobuntvr, dice el texto , (ja? en la Biblia es


■menudo ejtrcit«rst, ocuparse u n ahinco.
n S Jerónimo Irailuce Je muy diverso modo: m¡o~
niam transivimus cito el nvo/avimus. leyenda rapidez y
prisa en vez de mansedumbre ó clemencia.
™ .V este y al auterior versículo contiene mejor el
modo optativo como cslá en el h eb reo , esto , « am o r
coima ( ta i, alegrémonos.
1( Compuso David este m im o , según cl U lulo, en
el desierto de Iduiuea , ó en el de Judea, como escriben
otros ródices , controvirtiéndose asimismo si fu¿ en su
juventud cuando huia de S a ú l, A m as lardea! tener que
retirarse aale su propio hijo Absalon.
III ¿ S e npliui D.tvid el dictado de rey a ules de la
m uerte de S aú l, i pesar del constan lo respeto que en
vida le prolesd ? ¿ ó espera que el mismo rey S a ú l, cer­
rando 1a boca á sus inicuos consejeros, pueda volver á
alegrarse en el S ellar? Dudas son que ocurren en el
sentido histórico , porque «n el m ístico caben diversas
interpretaciones.
*' Este salmo en el rezo en continuación del ante­
rio r . pues no media en lre ellos antífona. Pnrece se hizo
i propósito para cantarse al ofrecer en el templo las
primicias de los (rutas i despues de la cosecha. Apli­
case á la venida del Mesías y al llamamiento de les
ge otile*
” Del cap. x v . del Exodo es lomado esle sublime
cántico que entonó Moisés al frente de su pueblo despues
de atravesar A pié enjuto el mar R ojo, cuyo prodigio re­
cuerda la Iglesia i propósito d é la redención de la huma­
nidad sacada por Cri&to de la servidum bre del pecado.
u Habla ael país de los F ilisteos, c u ja región ba
conservado con leve mudanza el nombre de Palestina.
Idumeos , M oabitas, Cananeos y cuantos habitaban la
tierra prometida, tem blaron, según el prorético arranque
de Moisés, desde luego que vieron al pueblo de Israel,
salvada la formidable barrera del m ar Rojo, m archar i
NOTAS. S31

la reconquista de la herencia de sus padres, guiado por


lama.no <le Dios.
M Himno» de gratitud al Criador son esla salmo y
l»i dos Dibújenles, qu« en el oficio <la Laudes form an
con ¿l uno solo, y se hicieron sin duda para c a n ta re n
d antiguo templo del Señor sus alabanzas, invitando en
el primero i todas las criaturas del universo, e ir e l se ­
gundo al pueblo de Israel, en el Lercera ¿ los sacerdotes
y levitas.
M Por draeonea se entiende las m as veces ballenas
4 «táceos; por abismos las profundidades del m ar.
" E cclota « tu d o m in e s a qui la reunión de los es­
cogidos , es decir, del pueblo israelita , aunque m ística­
mente pueda representar la da los bienaventurados. Las
g n sd e ia s que en esta salmo se le reconocen y m le pro­
meten, convienen mejor en verdad i la gloriosa ¿poca
de David q u eá la del regreso del cautiverio babilónico,
de la cual lo hacen datar algunos,
*’ Muchos aplican estas iflijiontnlea imágenes ¿ la
participación de los santos en el juicio final al sentarse á
juzjrar con Cristo.
“ Virtwics « sinónimo de poderiot, obras de su
poderri pnrlcnloi, instrum entos de su poder 6 m ilicias.
° En el cap i de su Evangelio pono S Lucas este
himno en que prorumpiA el padre del Bautista ante el
hijo recién nacido, recobrando mil&gro£im*nt« la pala­
bra. El Benedictas, lo mismo que el MagnificaI de la
Virgen y el Nunc drm ittú de Simeón , como procedentes
del Evangelio, se cantan y se oyen de pié con el misino
respeto que i este se tributa.
n Oricns ea alto. Murlios_ expositores tom an el
Oríent porsustanlivo,com o si dijese el n á d e n le Mesías,
el naciente s o l ; pues el otro profeta Zacarías ( c. m y
VI] dé al Mesías el nombre de Orienle.
" Víase la nota 25 de la Jiig. S13.
JUEVES SANTO.

HISTORIA EVANGÉLICA.

B elania ó en el m onle de los O livos p er­


E
n
m anecía Je sú s e sle dia p o r la mañana,
cuando preguntado por sus discípulos acerca
d el silio donde se proponía celeb rar la Pascua,
envió i Jeru salen a dos de ellos, Pedro y Juan,
dándoles las señas é instruccio n es para prepa­
ra r el local, lla sla la raíd a d e la lard e d o entró
en la ciudad con sus dem ás ap ó sto les; y loque
en el cenáculo p a s ó , la cena . los anuncios de
la próxim a traición . las pro testas de los discí­
pulos, el lavatorio de los piés, k in stilació n de
la E ucaristía, el p o slrcr discurso para el cual
g uardó en c ie n o modo lo m as sublim e de sus
revelaciones y to m as en trañ ab le de su tern u ­
ra, todo esto es liarlo conocido de los fieles y
forma p arle m uy principal de los Evangelios
de estos dias para com m eniorarlo en el p resen ­
te resum en. Al encam inarse el Señor con los
suyos, d e sp u e s d e tan largos coloquios, al h u er­
to de f.etsem a n í, como acostum braba en aque-
H ISTOIIA EYAN6ELICA. 253

líos últim os d ia s , iba & e n tra r ó liabia en trad o


ya la noche en sa segunda vigilia q u e p rin c i­
piaba á. las n u e v e ; y tran scu rrid as eo o n c io n
mas de dos horas l, poco debia. fallar p a ra la
tercera vigilia al vertlicarse su prisión. D e G e l-
senianí á ía casa de A nás m ediaba una m illa, y
algo distab a de esta la de C a ifis ; d e su e rte que
al reunirse en la últim a el consejo donde se
presentaron los falsos testigos, era ya la m edia
□oclie. Asi pues, en la división actu al del tiem ­
po, las negaciones de P edro, las in ju rias y gol­
pes y bofetadas de q oe hicieron ol>ielo al R e­
dentor los m inistros d e l ponlilice, la seg u n d a
y m as num erosa asam blea reunida al am an ecer
que le declaró reo de m u erte y le condujo al
pretorio, p e rten ecen al sig u ien te dia.

Aun despues de in stitu id a en el siglo xm la


folenw idna del Corpus p ara trib u ta r al divino
Sacram ento la pom pa triunfal y los him nos d e
jubilo y g ratitu d q u e se le deben , sin m ez c lar-
s recuerdos de la pa­
en v u elta sn m em o -
ria, conserva todavía este Ju ev e s a u g u sto de la
cena señales indelebles de liesla y regocijo por
dádiva tan inefable. Blanco es el frontal del a l­
tar, blancos los ornam entos del c e le b ran te y de
los m inistros; c in ta n se en la m isa escepcional-
m ente-el angélico Gloría in excelsis y el Credo,
viva profesión de f é ; la F.pislola se consagra á
la E ucaristía, el E vangelio al lavatorio de los
piés, y e n e ! O fertorio se indica y a la resu frec­
234 JUEVES SAMO.
cion de C risto. En osle dia. an tig u a m en te solían
con frecuencia celebrarse tres m isas: u n a para
reconciliar con la Iglesia á. los p e n iten tes p ú ­
blicos v á otros q u e espontáneam en te se some­
tían á esta hum illación, los cuales lucios, vesti­
dos de saco y salpicada de ceniza la cabeza,
d esde el p rim er m iércoles de cuaresm a a g u a r­
d aban & la e n tra d a del tem plo la absolución,
cu y as preces y rilos subsisten aiin en la prero-
g aliv a q u e ejercieron después cu cie rta s lieslas
los obispos y prelados r e c u la re s ; la o lra misa
é r a l a destin ad a á recordar la in stilació n del
Sacram ento . que el celeb ran te d istrib u ía ge­
n eralm en te al clero y á los seglares, ab sten ién ­
dose de decirla los sacerdotes para r e c i l i i r c omo
los apóstoles el cuerpo sanio d e un sacrilicador
ú n ic o ; d u ran te la tercera se bendecían en las
cate d rales los óleos, á sab er el de los rnfrrmoS,
el santo crisma , y el de los catecúmenos, como
a u n se practica a n te s de la com union con n u ­
m erosas oraciones y cerem onias, asistiendo á
ellas doce presbíteros, siete diáconos y oíros
ta n to s subdiáconos. de los cu ales se componía
en o tro tiem po el clero catedral. Para renovar
la m ateria q u e e n tra en tos sacram entos del
b autism o, de la coulirniacion r d e la extrem a­
unción y de la ordenación sagrada, ningún dia
mas á propósito q ue el de la in sliluciun del
m as augusto de los sacram entos.
El m onum ento, al cual se lleva en precesión
d espues de la Misa la H ostia san ta co n ten id a en
el cáliz, y co el cu al perm anece jjor espacio d«
v e in te y cu atro horas h asta la m añ an a del vier-
h is t o r ia k V a tíg é lic a . 255
oes, á, pesar del nom bre y de la form a q u e lle­
va de sepulcro, representa m ejor el periodo de
los u ltrajes y torm entos sufridos por cl Reden­
tor, d u ra n te los cuales pareció su frir eclipse su
divinidad, q u e cl d e su encierro en la s e p u lta ­
ra, á cuya m em oria dedica propiam ente la Igle­
sia el tiem po interm edio e n tre la lard e del
viernes y la m isa del sábado, q u e a n te s no se
celebraba b asta cl am anecer del dom ingo. Por
esto las v isitas á los m onum entos se llam an es­
taciones, recordando las d e la pasión y las fati­
gas del Señor, llevado de trib u n al en trib b n a l.
Del ejem plo q ue nos dió Jesú s recom endán­
donos su im itación, d eriv a la cerem onia del la­
vatorio de los piés, qu e en la tarde d e este dia
practican con doce sacerdotes ó con doce po­
bres los obispos»en sus c a te d ra le s , en otras
iglesias los q u e las p residen, y en las co m u n i­
dades religiosas sus respectiv o s su p erio res;
costum bre hum ilde y piad osa, q u e e ste n d ié n -
dosc e n tre los seglares llegó á p e n e tra r e n los
palacios d e los rey es.
AD PRTMATH. | A PRIMA’.
Rezados en voz baja el P aire niKttra. Ave liaría y
Credo, se empieza absolutamente por los salmos que se
ponen i continuación y que lo; de las fiesun. L«
propio se hace en T ercia, Sexta y Nona despues deha-
m t re n d o d Padre nuetlro y Ave María.

PSALH11S Lili. SALMO {¡3 '.

e is in nom ine tuo nD io s.sálv am ecn ta


D salvum m e fac: *
c t ia v irlu te lú a ju d ica
O nom bre, * y júzga­
me co a lu poder.
m e.
Deus exaudí o ra lio - E scach a mi oracion,
nem m eam : * auribua oh D ios; presta oído á
p e rc ip e v erba oris m ei. las palabras de mi boca.
Q uoniam alieni i n - P orque se levanta­
s u r r e x e r u D l adversum ron co n tra mi los es-
m e, c t fortes qu«w ie- tran g ero s *, y atentaron
ru n t anim am m e a m : * á mi v id a los fuertes,*y
e l non proposuerunt no se propusieron á
Deum a n le c o n s p e c t u i u Dios d elan te ta vista.
su u m .
E cce enim Deus a d - Mas lié a q u iq u e Dios
ju v a l me : * c t Domi­ me socorre,*y el Señor
n a s su sc c p la r esl a n i­ tom a á su cargo mi de­
ma* raerr. fensa .
A verie m ala inimici?. V uelve los m ates
m e is : * e l in veri late co n tra m is enem igos, *
lú a disperde ¡líos. y d estru y elo s según la
verdad.
PHIMA. 2 j 7

V oluntario sa c rilica - E sp o n tán ea m en te le


bo tib i, * e l CQoliiebor ofreccró sa crilicio s, * y
nomini tuo D om ine, p ro clam a ré, olí Señor,
quoniam bouum est. cuán bueno es tu nom ­
bre.
Q uoniam ex Omni P orque m e libraste
tr ib u la lio D C eripui&ti de loda trib u la c ió n , * y
m e : * e l su per iuia) icos por encim a de m is e n e ­
meos despevit oculus m igos tendióse mi m i­
mcus. rada.

PSALMUS C X V Ill. sa u io 118

im m aculati in ienaventubados los


B B
lati
v ía : * q u ia ra b u la n l q u e n o se m anchan
íd lege D om ini. en cl cam ino, * q u e a n ­
d an seg ú n la ley del
S o ñ o r!
Ueali qui s c r u ta n lu r B ienaventurados los
icsliraouia e ju s : ‘ in qu e escudriñan sus tes­
lolo corde c x q u iru n l tim onios,* y de lodo co­
cum. razon le buscan I
Non CD¡m qui o p e - Porque no anduvieron
ra n iu rin iq u iU le m ,* in por sus cam inos * los
v iise ju sam b u lav en in l. q u e obran la iniquidad.
Tu m andasli * m án­ Tú m andaste * que
dala lúa cu&lodiri ni- lus preceptos fuesen
mis. guardados escru p u lo sa­
m ente,
l’linam d irig a n lu r O jalá que m is pasos se
vi® mea*, * ad cu slo - enderecen * & g u ard ar
diendas justlticationcs tu s leyes justificantes.
lúas.
17
238 jie v k s SAM O.

T u ne non co n fu n d ir, E nlonces no seré con­


* cum ¡)ersp e\« ro in óm­ fundido , * cuando p u ­
n ib u s m andatis lu is. siere Ja aten ció n en to­
dos tu s m andam ientos.
C oalilcbor lib i in di- T e confesaré con rec­
rectionc c o rd is: * in co titu d d e c o ra z o n , * por
quod didici ju d icia jus- h aber aprendido las
lll¡«í tufe. disposiciones de lu ju s­
ticia.
Ju stilicalioncs lúas G uardaré tu s justifica­
cuslodiam : *nonm e de- dores preceptos;* no me
relin q u a usquequaque. alüindüuesun punió.
I ii quo c o rn g il ado- ¿Cómo corrige el
le sc e n tiu rv ia in su a m í* jóven su cam in o ? *
in cuslodiendo serm o­ guardando lu s ensciiau-
n es tuos. zas.
In lolocorde m eoex- Con lodo mi corazon
q u is m le :* n e repellas le lie buscado; * n o me
m e & m andatis tuis. dejes a p a rta r de lus
m andarm e uLos.
In c o rd c m eoabscon- En mi corazon escon­
di eloquia Lúa: * u tn u n dí lus p h ilira s * p a ra no
peccem libi. pecar c o n tra ti.
B cnediclus es Domi­ B endito e re s , olí Se­
ne : * doce me juslifi- ñor!* enséñam e lusrna-
calio ncs lúas. ncras de ju stilicar.
lo labiis m eis * p ro - (Ion mis labios*lio
n u n liav i oniaia juuicia pronunciado lodos lo s
oris lui. oráculos de tu boca.
in v ia testim oniorum En el cam ino de lus
lu o ru m d elcclalu ssü iii, revelaciones me lie
* sicut io óm nibus divi- deleitado * mas que eo
liií. todas las riquezas.
pni h a . 969
Jo m a n d ato luisexer- Me e jercitaré en lus
c c b o r: * e t considerabo ni and a m íen los,* y pa­
Mas lúas. raré m íenles e n lu s c a ­
minos.
la juslilicalionibus E n lu s justificacio­
lni6 m ed itah o r: * non nes ‘ m editaré; * no ol­
oliliviscnr s e r m o n e s vidará ninguna d e lus
luos. palabras.
R elribue servo Ino, Concede es la gracia
vivifica m e : * c l custo­ á lu siervo, * vivifíca­
diara serm ones luos. me para que guarde lu
doctrina.
R evela oeulos raeos: Q u ila ¿ m is ojo&el ve­
*cl considerabo m irabi- lo , * y contem plaré las
lia de legc lúa. m aravillas d e lu ley.
Incola ego sum in V iajera soy sobre la
Ierra : * non abscondns lierra : * no nic ocultes
á me m ándala lúa. lus preceptos.
Concupivit anim a mea Ardió eu lodo tie m ­
desiderare ju slilicalio - po mi a lm a 11 en deseo
n e slu a s,* in orani tcm- de lu s justificaciones.
pore.
ln c re p isti superbos: C astigaste ¿ lo s solier-
* m alcdicli q u i d e d i- bios: * m alditos aq u e ­
uanl i m anda lis luis. llos qu e de tu s m anda­
m ientos se d e s v ia n !
Aufer á me oppro- A parta de mi el opro­
lirium c lc o n lc m p lu in : bio y cl m enosprecio, *
’ q uia Icslinionia tua porque h e investigado
evquieivi. lu s testim onios.
tlen ín ised eru D lp rin - Pues lom aron asien to
tipes. e l adversum me los príncipes y delibe­
lo q u eb an lu r: * servus raban e n t r a m í , * ma»
JUEYES 8 .4 M O .

a u lc m lu u scx e rcebal o r lu siervo en lu s ju s ta s


inju slifieationibus luis. leyes se ocupaba.
Nam e l testim onia P orq u e lus te stim o ­
tu a ro ed iu tio nica « si: nios fon el a su n to de
* e l consilium meum mi m editación , * y tus
ju stilicatio n es luw. ju sía s disposicioucs mi
consejo.
A dhireit p avim ento Peg ad a al suelo está
a n im a m e a : * vivifica mi alm a : * vivifícam e
m e sccuudum verbum seg n a tu prom esa.
lu u m .
V iasjneas eniintiavi, T e m anifestó mis ca­
c l exaudisli r a e : * doce m inos, y m e a te n d is­
me jusliiicalioDCS lúas. te: * ensénam e lu s ju s­
tificadores preceptos-
Y iam justilicalionum M uéstram e la m ar­
tu a ru m in stru c m e : * cha d e tu s justificacio ­
c l c x c rc e b o rin ni ini bi­ nes * y m e ocuparé de
lí bDS tuis. lus m aravillad.
Dormita vil a n i m a A letargóse de tedio
m ea pra; U rdió: * con­ mi a lm a: * confórtam e
firma me in verbis luis. con lu s palabras.
V iam iniquilalisanio - A parta de mi la sen­
ve ñ me ; * c l d e legc da de la m a ld a d ; * y
tu a m iserere inei. atrayéndom e á lu lev
apiád a le de ini.
Viam v erilalis e le g í: lie escogido el cam i­
* ju d iria lúa uou sum no di' la verdad ; * no
ob lilus. lie olvidado lusjuicios.
Adliii'si teslinioniis Me lie afirm ado «Ji
tu is Domine : * noli me lus te s tim o n io s, oh Se­
confundere. ñor : * no pe rm ilas qtic
me vea confundido.
TERCIA.

Yiam m andatorum C orrí p o r el cam ino


tuoruni cucurri: * cum de lu s m andam ientos,*
dilalasli cor m eum . al en san ch ar lú mi co­
razon.
f . C hristus facías esl jr. Cristo se hizo por
pro nobis obedicns us- nosotro so h ed ien te has­
que ad m ortem . . ta la m u erte.

V S4 termina con el Padre nneslro, salmo M úerert


( página 2 ( 8 ) v la O w d o n Vuelve lot ojo* Srñvr,
( pi£. 2 3 1 ) como en los Laudes d«l día anterior.

AD T E R ÍU M . | Á TERCIA.

CONTINUACION DEL SALVO ANTERIOR.

pone mili! n o ­ a m e ' por re g la , olí

L
iu e m
m ine, viam jTislí—
D Señor, el cam ino
ficationum lu a r u m : * d e 'lu s justificaciones,
el exquiram eam sem ­ *y lo se g u iré co n stan ­
per. tem ente-
D am ilii iutelleclum , Infúndem e in tc li-
et scrutabor l e g e m peneia , y estu d iaré tu
luam , * e l cuslodiam Ley, * y la ¡¡uanlaré con
illam in lotocordc m eo. todo mi corazon.
D ed n cm ein sen iílaiu G uíam e p o r la sen d a
m amlatoriim tu o r u m : de lu s p recep to s, * q u c
* au ia ipsam volui. esa es la q u e deseo.
In d in a cor m eum in Inclina mi corazón
testim onia lú a : " e t non hacia tus testim onios,''
ib a v a rilia m . y no á la codicia.
A verte oculos meos A parta ruis ojo? para
2G 2 J DEYES SANTO.

3
n e vi d i a n t van i Lalera: * ue no m iren la \a n ¡ -
¡□ v ia lúa vivifica m e. a d ;* b a jo lu dirección
vivifícam e.
S tatue serv o tuo elo- Funda para la sierro
qu iu m lu u m , * in lim o- tu doctrina* en lu san­
re luo. io tem or.
A m puta opprobrium A rranca de m í cl
m e uní, q u o d su sp ic a lu s oprobio que he recela­
sum : * qu ia ju d icia lú a do, * pues q u e tu s ju i­
ju c u n d a. cios son su av es
K cic co n c u p in nian- Mira c o m o m e
d a ta l ú a : * in a?quilale enam oré d e lu s m an­
tu a vi vi lica me. dami entos : * I u i i i i c
vivir seg ú n lu ju s ti­
cia.
Et venial su p e r me Y venga sobre m i, olí
m isericordia tua Domi­ S e iio r, tu m isericor­
n e : * salu lare tuum d ia , * 7 tu salvación
secundum eloquium conforme á lu p ro m e­
lu u m . sa.
El respondelio e x - Y á los que me z a ­
p ro b ran lib u s milii v er- h ieren daré por res­
bum : * q u ia speravi in p u e s ta , * q u c en lus
serm onibus tu is. palabras lie colocado
m i esperanza.
E l ne auferas de ore Y no a p a rte s d e mi
m eo verbum v e r iu tis boca en n ingún tiem po
iisq u cquaque: * q u ia in la palabra d e verdad, *
ju a ic iis lu is su p e rsp e - porque e n tu s juicios
ravi. sobre lodo he esp e­
rado.
E l cuslodiam legem Y observará para
tu am sem per. * in s c - siem pre lu ley,* porun
TERCIA. 263

culurn e l ia sa'culum siglo y por 6¡gios de


W!CU|Í. siglos.
E l arobulabam in la- Y «isí caminal)» con
lilu d in c: * qu ia m an - desal logo, * porque a n ­
dala lú a e x q u is m . duve en busca de li)9
preceptos.
E t loquebar in lesli- Y esponia lu s te s ti­
raoniis lu is in eonspec- monios en prese ncia
lu regum : * el non con­ de los re y e s , * y no me
fu ndebar. . sonrojaba.
E lm ed italia r in m a n - Y m editaba acerca
d a lislu is, *qu.T dilexi. de lu s m andam ientos,*
objeto de mi cariño.
Et levavi m anus Y levanté m is m anos
mea» ad nian dala lú a , á lu s m anda m íenlos
qua* d ile x i: * e l e x er- siem pre q u erid o s, * y
cebar in ju sliliealio n i- consideraba in s m a n e­
lius luis. ras de justificar.
Mcinor eslu verbi luí A cuérdale de la p a ­
s e n o tu o : * in quo rai- labra em peñada á til
lii spem d ed isti. siervo, " p o r la cual me
diste esperanza.
Ilirc m c c o n so la ta e st Eli a m e consoló e n
in lium ilitale nica: * mi hum illación , * por­
quiacloquium luunivi- q u e lu habla roe dio la
vilicavil me. vida.
Superbi inique a g e - Los soberbios o b ra ­
lianl u sq u eq u aq u e: r á ban conm igo in ie u a -
lepe aulem lúa non dc- m enlc á cada paso; * yo
clinavi. em pero no m e desvié
de tu ley.
Mentor fui ju d icio - Me acordé de lu s
m m lu o n ira i s;rculo ju icio s; olí Scüor, desde
¿1)4 Jl'FVES SANTO.

Dom ine, * e lc o n so la tu s cl principio del iicra •


sum . po, *y m e sentí conso­
lado.
Uefectio te n u it me. Di6mc d esm ay o * en
* p ro peccatoribus d e - vista de los pecadores
re lin q u e n tib u s legem q u e d e s e r ta n d e tu
lu am . ley.
C a n ta b ile sm ih ie ra n t O bjeto eran d e mi
ju stitic a tio n e s i o s , * canto tu s reglas ju s ti­
in loco p eregrinalionis ficadoras * en el lu g ar
mea>. de m i peregrinación.
M emor Tai nocte no- Recordé de noche lu
m inis ta i D om ine: ' n o m b r e , oh Señor, * y
el custodivi legem observi! lu ley.
tu a m .
IIa*c facía e sl m ihi: * E sta en mi se c u m ­
q u ia ju stilicatio n es tu as plió , * p o rq u e anduve
ex q u isivi. estudiando lu s ju stas
disposiciones.
P ortio m ea Domine, Mi destin o , d i j e r e s
* d ix i, cuslodirc legem g u a rd a r, oh Señor, lu
tu am . ley.
D epreca lu s sum fa- Solicité d e todo mi
ciem tuam in (oto corde corazon q u e volvieras
m eo : * m iserere mei á mi la c a r a : * ten m i­
secundun» e l o q u i u m sericordia de mí scgtin
lu u m . lu prom esa.
Cogilavi via» m e a s : lie pensado acerca
*et convertí pedesraeos de m is cam inos, * y l>e
in leslinionia tua. enderezado m is piés
liada, tu s e n se ñ a n ­
zas.
P a ra tu s snm , e l non R esuello estoy y do
TEHCIA. 2GS

snm lu rb a lu s: * u tc u s - e s p e r i m e n t o tu rb a ­
todiam m anda la loa. ción, * á g u ard ar lus
m andam ientos.
Fuñe» peccatorum Los lazos d e los p e ­
circnm plexi su n t m e: * cadores m e han e n ­
etleg em luam non sum vuelto en d e r r e d o r ,' y
oblítus. con todo no lie olvida­
do lu ley.
M edia noctc s u rg e - L evantábam e á m e ­
Inm ad cqnlileudum d ia noche p a ra ren d ir­
Lilii, * su p e r ju d ic ia ju s- le hom enaje * por lu s
tilicalionis lu * . ju icio s llenos de ju s ti­
cia.
P articep s ego som E ntro á la p a rte con
omnium tim entiom le : lodos los q u e le te ­
•tílcustodientium m an­ m en * y observan tu s
dato lú a. preceptos.
M isericordia lúa Do­ I)c lu m isericordia,
mine plena est ie rra : * olí Señor, llen a e&lá la
juatilicaliones tu as do­ tie rra ; * en séñ am e tu s
ce rae. justificaciones.
Bonita lem Pccislicum U saste de bondad con
servo tuo Domine, * s e - la siervo, olí S eñ o r, *
cundum verbuin m ura. conform e A lu palabra.
B o n ita te m . e l d isci- Bondad é in stru c ­
lin a m , e l scientiain ción y ciencia en séñ a­
oce m e : * q u ia m a n - m elas tú , * pues en
datis luis crcdidi. tu s m andam ienlos lie
creído.
P riusquam h u m itia- A ntes d e ser h u m i­
rer, ego deliq ui: * prop- llado d e lin q u í; * por
lerea eloquium tuum haberlo sido, lie g u a r­
cuslodivi. dado tu s preceptos.
266 JL'EVES SANTO.

Bonus es la: * e t in Bueno e re s , * y por


b o n ila le lúa. doce m e la bondad am aéstram e
justilicalioD C S lú as. en tu s justificaciones.
Mulli plica ta est s u - Se ha m ultiplicado,

1
>er me iniquitas su p e r­ Lomándome por blan­
ior um : 4 ego aulem in co, la maldad de los so­
loto corde meo sc ru la ­ berbios;* mas yo con lo­
bo r oiandata tua. do mi corazon estu d ia­
ré lu s m andam ientos.
C oagulalum esl sicn l Duro está com o le­
lac cor eorum : * ego che cuajada su cora­
vero legera tuam m e­ zón ; * mas yo h e m e­
dí ta lu s sum . ditado tu ley.
U o n u m m ih iq u ia h u - R ica lia sido para rai
m iliasli me :* uldiscam el haberm e lú hum illa­
ju sliticationes tu as. do, * para a p ren d e r lus
m aneras de justificar.
Bonum milii lex oris Bien lia sido para
tu i, " s u p e r m illia a u ri mi la ley salida de lu
e ta r g c n li. boca, * m as q u e miles
de oro y p lata.
M anus lu x fcccrunl T us m anos m e hi­
m e, e l plasm averunl cieron y me formaron:
m e : * da m ilii inlellec- * dám e in telig en cia, y
tu m , el disc&m m anda- aprend eré lu s m anda­
la tu a. m ientos.
Qui tim e n l le . v id e- Verán me y alcgra-
b u n i me, c l la*labun- ránse los q u e le le-
lu r : * q u ia in verba meu , * sabiendo que
lu a su persperavi. esperé sobre lodo en
lu s palabras.
C ogoovi, Domine lie conocido, olí S e­
q a ia sequilas ju d ic ia l ñor, q u e lu s ju ic io s son
r.\. 267
toa:* c t ¡n v critale lúa la m ism a r e c titu d , * y
liumiliasti me. qu e por tu verdad me
liurui liaste.
Fial m isericordia tua C úm plase lu m ise­
ni consoletur m e,* sc- ricordia consolándo­
cnndum eloquium m e, * seg ú n la prom esa
lu uní servo tuo. hecha á lu siervo.
V eiiiant mi hi m ise- V engan á mi lus
raliones lu ® , e t v i- p ie d a d e s, y viv iré, *
vam: * quia les lua m e­ p ues tu ley es el objeto
dí latió m ea est. ile mi m editación.
Conf u n d an tu r su p er- Sean confundidoslos
bi, quia in ju ste in iq u i- soberb io s, porque in ­
Uiem feccrunt tu me: ju s ta m e n te com etieron
* ego autem e se rceb o r m al co n tra m i; * y o en­
in m andalis lu is. tretan to m e ocuparé
en tu s m andam ientos.
C o n v erlan tu rm ilii.li- A cérqucnsc á mi los
menles le: * e l qui rio- q u e tem en * y q u e co­
verunl testim onia tu a. nocen tu s testim onios.
Fiat cor m eum im - C onsérvese in m acu ­
m aculatuin in ju stifica- lado mi corazon en lu s
lionibus luis, * u t non j usti ficaciones * para no
lODfundar. se r con Tundido.
v. C hristus lactus y. C risto se hizo ele.
csl ele.
Lo demáj como al (In de 1rim a , pág. 361.
AD SKXTAM. | k SEXTA.
COJITINCACION B X MISMO SALMO.

ia salu lare esm ayó mi alm a


D
e f e c it

D tuum a a in ia mea,* su spirando por la


203 J I. EVE8 M S T O ,

e t in verbum luum su­ salud q u e de ti proce­


p ersp erav i. de , * x en tu palabra
sobre lodo lie espe­
rado.
D efecerunt oeuli mei D esfallecieron mis
in eloquium tuum ,* di- ojos en espectacion de
eentcs: Q uando c o d b q - lu prom esa, diciendo:*
lab eris m e ? ¿G u iad o m e consola­
nte?
Q nia factus sum s i- P orque he venido á
c u l u le r in p r u ín a : * s e r com o nn o d re que
ju stilio ilío n e s lúas non se arru g a espueslo a la
9Um oblitns. escarch a; *de tus. ju s ti­
ficantes p ru eb as n o me
h e olvidado.
Q uot s u n t dies s e rri ¿C uántos dias tienes
lu i? * Q u a n d o facies de señalados á lu siervo?*
p e rseq u eu lib u s m e ju - ¿C uándo h arás justicia
ílicium ? de los q u e m e persi­
guen 7
N arraveru n t m ihi in i- C ontáronm e fábulas
qui fa b u la lio n e s: * sed los ím pios; 'm a s no co­
non n i lex tu a. mo tu lev.
O m nia m andata tua V erdad son todos lus
v e rila g : * inique p e r- preceptos: ‘ me han per­
^ccuti su n t m e :íu iju - seguido los malos ¡ayú­
va me. dam e-
Paulo m inu sco nsum - Por poco no acabaron
m a v eru n t me íd i e r r a : conm igo derribándom e
* ego aulem non d e re - en tie rra ; * m as yo no
liq u i m andata lua. abandoné lu? m anda­
m ientos.
S econdum m iscricor- Vivifícame e rp n n lu
SEM A. 209

diant team vivifica me: m iseric o rd ia,* y g u ar­


* el custodiara testim o­ d aré los testim onios de
nia cris tu i. lu s labios.
lu.T lerjium Dooiine, l'o r e te rn id a d e s, olí
'v e r 1)Um tuum perrna- S eñor, * perm anece en
nel in coelo. el ciclo lu palabra.
I d g en erationem et De generación en
generationem v e n ta s ge aeración se trasm ite
tua: *fundasli terram et In verd ad : * fundaste la
pern iaacl. tierra , y su b siste.
O rdinatione lú a p e r- Por tu disposición

Í
sé vercl di es: * quoniam icrsevera el curso de
omnia se rv iu n l libi. osdias," pues to d as la»
cosas te sirv e a .
N isiq u o d lex lú a me- A no h a b er sido lu
ditalio m ea esl: * tu n e ley el asunto de mi m e­
forte periissem in h u - d itación, * h u b iera q u i­
m ilitalc m ea. zá perecido cu mi a b a ti­
m iento .
In irlcrn u n i non obli- Jam ás olvidaré las

Í
viscar ju slilicalio n es iruebas con q u e ju sli-
l ú a s :4 q u ia ia ip s is vi­ icas, * p u e s con ellas
ví licasli m e. m e vivificaste.
T u u s sum ego, sa l- T uyo so y ,sá lv a m e ,*
vnm m e fac: * quoniam p uesto q u e tu s ju stifi­
ju slilicaliones lúas c x - caciones he deseado.
i|uisivi.
Me e \p e c la v c ru n t A cecháronm e los p e­
peccatores u l p erd ereu t cadores p a ra perderm e;
mu: * testim onia lúa iu- * com prendí lu s testi­
tellevi. m onios.
O niD isconsum nialio- A lo d a perfección vi
nis vidi lin e m : * laluni su té rm in o ; * ancho es
¿70 ju e v e s SANTO.
luaudatum luum ni- lu m andam iento sin
m is. m edida.
Q uom odo dilexi le­ ¡Cuánto lie am ado lu
gem loam D om ine?* ley, oh Señor! M odo cl
io ta die m edilalio m ea dia es o bjeto de m im e-
e st. dilación.
S u p e r m ím icos meos Sup erio r en p ru d en ­
pru d en tem m e Tecislí cia á m is enem igos me
m an dato liio: * q uia in h iciste con lu regla , *
selernum m ihi es. p orque p a ra siem pre la
poseo.
S o por om ncs docen­ He penetrad o mas
te s me in tc lle x i: * q u ia q u e cuantos m e en se -
l eslim o nía lua mea ila­ ñ a ta n ,* p o rq u e lu s tes­
tió mea esL. tim onios son mi medi­
tación incesan te.
S u p e rse n e s inlellcxi: lie com prendido mas
*quia m andata tuaqu¡c- q ue los ancianos, * por­
sivi. q ue inv estig u é tu s p re­
ceptos.
A bom ni via m ala pro- R etraje m is piés de
liibui pedes m eos: * todo cam ino m a lo » '
u l cuslodiam verba para o b ed ecer lu s pala-
lu a . liras.
A ju d ic iislu isiio n d c - No m e desvié de lus
c lin a v i: *quia lu legem juicios, ‘ porque lú nic
po su isli m ihi. lo pusiste p or ley.
Q uhni dulcía fauci- j Cuán d ulces á mi
bus m eis cloquia lu a, * p alada r son tu s p láti­
su p e r roel orí meo ! cas! * m a s q u e la iniel á
mi boca.
A iw w datis lu is in - P or lu s m andam ien­
lellexi: *propterea odi- tos h e enten d id o m u -
GEXTAr 271
vi onm em viam iniqni- cito; * por esto lie ab o r­
IMÜS. recido to d a vered a de
iniquidad,
Lucerna pedibus Farol p ara mis piés
meis vcrbum luum : * es lu palabra,* y luz p a­
ct lum en se m ilisn ie is. ra m is sendas.
Ju ro v i, e l sla tu i: * Ju ré y rae n ro p u se*
ru slodirc judicia ju s li— g u ard ar los fallos de lu
lia* tua;. ju stic ia .
H um ilialus sum u s - H um illado tic sido
quequaque D o m in e: * por lodos lados, olí S e ­
v i v i f i c a m e secundum ñor:* vivifícame según
vcrbum luum . lu prom esa.
V oluntaria oris mei S éan le g rato s, olí Se­
beneplácito Tac Domi­ ñor, los v o lu n tario s ho-
ne : * e l judicia l na do­ m e n a je sd e m i b o c a ,* y
re m e. ensáñam e lu s juicios.
Anima m ea ia m an i- T ra ig o nii vida siem ­
bus m eis sem per : * e l pre en peligro, * y sin
legem m am non &um em bargo no lie olvida­
oblitu s. do tu ley.
P osnerunl p e « a l o ­ T en diéro n m e lazos
res laqueum milti : * c l los pecadores, * y no
de n iandalis lu is non m e' sal i de lu s p re ce p ­
erravi. tos.
Ha-redilaLe acquisivi A dquirí en heren cia
testim onia lúa in a*lcr- tu s testim onios para
num : * quia evultalio s ie m p re , * porque son
rordig mei su n l. el jú b ilo d e mi cora­
zon.
In c lin av i cor m eum Incliné mi corazon á
ad faciendas ju s tilic a - o b rar p e rp etu am en te
liones lu a s in .T le rttn m , conforme a lus leyes
272 JUEVES

* p ro p ter re lrib u lio - justilicadoras * c i i v ista


Otíin. de la recom pensa.
lo iq u o s odio habui: T uve odio á los mal­
* c l legem luara d ile u . vados * y am o rá tu ley.
A djulor e l susccplor Socorro y am paro
m eus es tu : * c l in ver- m ió eres t ú , * y en lu
bum lu u m su p e re p e - palabra sobre todas Jas
rav i. cosas he confiado.
D eclínate S rae in a - A partaos de m i, ma­
l i g n i : * e t scru lab o r lignos, * y estu d ia ré los
m aDdala Dei m ei. m andam ientos de mi
Dios.
Suscipe m e secun*- Acógeme seg ú n la
dum eloquium lu u m , prom esa, v v iv ir é ; * y
e lv iv a m : * e tn o n c o u - no m e confundas en mi
lu n d as m e a b e x p c c ia -, esp eran za.
lio a c m ea.
A djuva roe, e l sal ru s A yúdam e, y serti sal­
ero : * e l m edilabor in vado , * y ineditaró de
ju slilicalio n ib u s luis continuo e u tu s ju s ti­
sem per. ficaciones.
S p rev isli orones dis- D espreciaste A lodos
ced en les á ju d iciis tuis: los q u e se ap artan de
* q u ia in ju sta cogilalio tu s ju ic io s, * porque
eorum . in ju sla es su cavila­
ción.
l*r;r vari can tes rep u - P or prevaricadores
tavi onm es peccatorcs lie repulado á lodos los
Ie rra ): * ideo dilexi les- pecadores d é la tie rra ;1*
lin io n ia tu a . por eslo puse mi amor
en tu s testim onios.
Conlige ti m ore tuo T raspasa con tu te ­
c arn es m e a s : * á ju d i— m or m is carnes, * pues
SE!LTA. 273

ciis cnim lu is tim ui. | m e han esp an tad o tus


JUICIOS.
F e c iju d ic iu m e l jus- Juzg u é y con ju s ti­
tiliam : * n o n iradas me cia * no m e e n tre g u e s á
calum nianlibus rae. m is calum niadores.
S u scip eserv u n ilu u m Sál por liador en be­
in bonum:* n o n c a lu m - neficio de tu s ie r v o ,*
n ie n tu rm c su p c rb i. para q u e lo& soberbios
uo me calu m n ien .
, O cu lim eid efeccru n t Mis ojos desfallecie­
ia salqiare lu u m : * e l ro n , ag u ard an d o de ti
in eloquium juslilia* la salvación * y lam an i-
hw . reslaciou de tu ju stic ia .
Fac cum servo luo O bra con lu siervo
secundum m iserico r- conform e á tu m iseri­
diam luam : * e l ju s li- cordia*, y en sé ñ a m e lo s
ficalioncsluasdoce me. vias? de justilicacion.
Sorvus tu u s sum ego: Siervo luyos-oy:* da­
' d a milii intellcctum , me intelig en cia p ara
utsciam testim onia lúa. com prender tu s te s ti­
m onios.
T ciupus faciendi Do­ T iem po es de o b rar,
mine : * d issip av eru n l olí Señor : * han echado
legem tu am . por tie rra lu ley.
Ideo di le vi m andata Por lo mism o lie
tila, " s u p e r aurum ct am ado lus m andam ien­
lopazion. tos * m as q u e el oro y el
lu pació.
Proplerca ad om nia Por esto á todos los
n ia n d alatu a di rigebar: m andam ientos se d iri­
'oniDcm viam ÍD iquam gía mi atención, * y co­
odio liabui. b ré odio á lodo cam ino
d e iniq u id ad .
18
474 JCKVES SANTO.
f. C lirislus la c lu sl y. Críalo se hizo etc.
e=t etc. |

Lo d em ls como al fia do P rim a, pág. 2 6 1 .

A.D NONAM. | k NONA.

CONCLIJSIOK DEL MISMO SALMO.

son lus
M
mÁPiiiA testim onia d u ir a b i. e s

lu a : * id c o s c ru la la
e sl e a an im a mea.
A te s tim o n io s; * por
esto los lia estudiado
m i alm a.
D cclaralio s e r m o - L aesp licacio a de tus
num tuorum ¡llum iiiat: palabras ilum ina * y da
* c l in tclleclu m dal intelig en cia á lo s 'p e -
p arv u lis. queiiuelos.
O? m eum a p e rn i, e l Abri m is labios y to­
a lln u is p ir i lu n i :* q-uia mé alíen lo , ‘ porque en
m nndalu lu a d e sid e ra - pos de lu s m andam ien­
bam. tos an h elab a.
A spice in m e, el m i­ Vuelve á mí los ojos
se re re m ei,* sccunduiu y apiád a te de m i, * se­
ju d ic iu m diligcntium gún tu disposición res-
n o n ic n U iu m . p e d a de los que aman
lu nom bre:
C.ressus m eas dirige Dirige m is pasos con
secundiini c lo q u i u m arreglo á lu s máxim as,
l u u m : * e t non dorni- * j no dom ine cu mi
p e ln r m e io m u ísin ju s- iujuslicia a lg u n a.
litia .
Redime meicalom- Líbrame de las ca­
mxA. 27 S
n ¡islio m in n n i:* u tc u s- lum nias d e los hom ­
lodiam ruaudata tu a. bres, * para q u e cum pla
lu s preceptos.
Faciera laam ¡Ilum i­ Haz brillar lu rostro
na su p e r servum l u ­ sobre tu siervo, * y en­
u m : * e t doce m e ju s- sáñam e tus via&dc ju s -
Lilicaliones lúas. lilicacion.
E x iins aquarura d c - T orren tes de lág ri­
duxerunl oculi m ei: * mas han vertido mi»
quia non cu sto d ieru u t ojos * por no h a b e r o b ­
legem tuam . servado tu ley.
Ju stu s es D om ine: * Jiislo e rc s, S eñor, * y
el reciu ra ju d iciu m recio es lu ju icio .
luum .
M audasli ju&lilimn P rescrib iste tu s te s­
testim onia l u a : * c l v e ­ tim onios como norm a
ri latera luam nim is. de ju s tic ia * y como re­
velación coni])lcta d e
tu verdad.
Taliescere m e fecil Hizome mi celo con­
zelus m c u s : * q a ia «bli- sum ir, * v ie n d o q u c m is
ti sunl v erb a lu a ipi— enem igos ech ab an c u
mici mei. olvido lu s palabras.
lg nilum eloquium De luego p o r su
toiim re lie m e n te r: * c l v ehem encia es lu é s -
tu u s di le vi l tresion; * por esto la
sor m is
illud. Í ta apetecido tu sier­
vo.
A dolcgcenlulus sum M ancebo soy y d e s­
980 . cl c o n te m p la s : * preciad o : * no lie e c h a­
jnstilicaliones lú as non do tu s justificaciones
sum ohlilus. en olvido.
Ju siiiia l u a , ju slilia Tu justicia es elcr-
27 C j f e v e s SAJiTO.
in tetern u m : * e l lc \ nam en le ju s tic ia ,* y lu
tu a v e r i la s . ley es la v erd ad .
T rib u lalio e l an g u s­ I.» trib u lació n y la
tia in v e n e m n l m e : * an g u stia me so rp ren ­
m an data tu a m editado dieron ; * tu s m anda­
m ea esl. m ientos constituyen
mi m editación.
jE q u itas testim onia Ju sticia p o r toda la
tu a in fM ernum : * ¡n - eternid ad son lu s tes­
tcllc-clum da m i h i , e l tim onios: * d á m c in te­
vivam . ligencia de ellos y -vi­
viré.
Clam avi in tolo c o r- Clamé de lodo mi co-
do m eo, exaudí m e Do­ ra z o n : a tié n d e m e , olí
m ine : * juslificaliones Señor, * é iré en pos de
lú as req u iram . lu s ju slilicad o ras dis­
posiciones.
Clamavi ad le , s a l- A li clam é, sálvame,
vum rae Tac: * u l cus­ * p ara que g u ard e tu*
todia m m andata lu». preceptos.
P r a m o i in m a lu ri- A nticipóm e fuera de
t a t e , e t cla m a v i: * sagony clam é,* porque
q u ia in v erba tu a s u - en tus palabras conlié
p ersp erav i. em in en tem en te.
P ra'v en cru n t oculi A nticipáronse mis
m ei ad te d ilu c u lo : * u l ojos á la al horada,* acu­
m ed ilnrer cloquia luu. ri ie n d o á li p a ra m edi­
ta r lus mA\iinas,
Yocem m eam audi Oye mi voz, oh Señor,
Bccunduiu ui iscriro r— según lu piedad, * y \i-
diam luam D o m in e: * vificam e seg ú n lu ju i­
e l secu n d u m ju d icin m cio.
lu u m vivifica m e. I
.\Q i\A . 277
A ppropinquaverunl A rrim áronse á l a in i­
pcrscquenlcs m e iui— quidad m is perseguido*
q u ila li: * á leg e au lem r e s / y alejáronse d e lu
lua longe facli sn n t. ley.
Pro pe es lu D om ine: Cerca e stá s, olí Se­
* e l om ncsvia1lua: veri- ñor, * y v erdad son lo­
las. . , dos lu sc a m in o s.
Inilio cognovi de D esdeel principio co­
te s lim o n iis m is : 'q u i a nocí lo can te á lu s te s ti­
id íi'lenium fundasli monios* que para la eler*
ea. nidad los estab leciste.
V i d e lium ililalem Mira, mi hum illación
meam . e t e rip e me : * líb ra m e ,« p o rq u e n o
Í
quia legem luam uon e p uesto lu lev e n ol­
su n io lililu s. vido.
Judica j u d i c i u m Ju zg a m i c a u sa y a b -
me u n í , e l redim e m e : s u c lv e m e ; * vivifícam e
* p ropler cloquiuoi en aten c ió n á lu pro­
luum vivilica m e. m esa.
L o n g eáp eccato rib u s Lejos d e los pecado­
sa lu s: * q u ia ju stifica— res eslá la galvacion, *
(iones lúas non e x q u i- porque n o andu vieron
sicru ni. en busca d e lu s ju stifi­
caciones.
M isericordia. I u ;i> M uchas son lu s mi­
niulUr Domine : * s e - sericordias, olí Señor;'*
cunduni ju d íciu m luum vivifícam e se g ú n tu
vivilica m e. juicio.
Mullí qui persequun- A ludios son los que
tu r m e , ul tribulani me persig u en y a tr ib u ­
m e :* á lestinioniis lu is lan ; * yo em pero no me
uon decliuavi. lie desviado d e tu s te s­
tim onios.
278 ju k v e s BAATO.

Vid i p rev arican l e s , Vi á los p rev aricad o ­


e l labescebam : * q u ia res y rae consum ía,, *
eloqiiiH lúa non custo- porque no liacian caso
d ie ru n t. de tu s preceptos.
Yide quoniam m an- M ira , oh S eñor, có­
d ala tu a d ile x i Domino: mo he am ado lu s m an­
* in m isericordia Lúa vi- dam ien to s : *d;ím e vida
vilic* m e. Begun tu m isericordia.
P rincipium verbo- til principio de lus
runi luoruin v e n to s : * palabras es la v e rd a d ; *
in ffilernuinom niajucli- tie rn o s lodos los fallos
c ía juslilia? tua1. de la ju stic ia .
P rincipes persecuti l.o& p rin cip es me
su n l m e g r a t i s : * e t á
p ersiguieron sin mo­
verbis lu is iorm idavil tivo. * y de lu s palabras
cor n ieuni. lem liló mi corazon.
L itlab o r ego su p er A lcgraréiue con lu?

f
eloquia l ú a : * sicu t qui iroraceas, ‘ com oquien
id v enit spolia m ulla. inlla a b u n d a n te s d es­
pojos.
In iq u itatem odio lia- A borrecí y d e te sté la
bu i , e l ahom inalus ¡«justicia; *pcro am é lu
sum : * legern aulem ley .
tuam diloxi.
Heplies in d ie lau­ S iete veces al d ia le
de ni díxi l i b i : * Buper trib u té alab an zas * por
ju d iciaju slitíae tua?. las disposiciones de tu
ju sticia .
Pax m ulta d ilig en ti- Paz copiosa espera á
b u s legem luam ': * et los q u e am an tu l e y , *
n o n e s l illisseandalum . y no h ay para ellos
tropiezo.
l'Ápeclabamsalutare I A gu ard ab a & lu d a -
hom. 279
inútil D o m in e : * el dor d e salu d , ob S eñor,*
m andala lu a d ile x i. y eslim é lu s m an d a­
m ientos.
C ustodiviianim a mea G uardó mi alm a lu s
testim onia tuu : *eL tli- testim onios* y los amó
lüxil ea v clicm cnter. con v eh em en cia,
Servaví m andala lúa O bservé lu s m an d a­
«t testim onia tu a : * m ientos y lus te stim o ­
quia om nes via* m ea1 n io s ,* porque a n te lus
in conspcclu tuo. ojos están lodos m is
cam inos.
A ppropinquet d e p re ­ L legue mi sú p lic a á
ca lio mea in conspcclu lu presencia, olí S e ñ o r;
tuo D om ine: * ju x la *■conform e a lu palabra
eloquium tu u m d a milii concédem e e n te n d i­
inlellectum . m iento.
lu lrc l p o stulado mea P e n d re en presencia
in conspeclu tu o : * s<i- luya mi petición:* líbra­
cundum eloquium tu ­ me seg ú n tu p ro m e­
um erípe m e. sa.
KriicUibunt l a b i a m e a P rorum uirán mis la ­
liynm um : * cum do- bios e n h im n o s, 'c u a n ­
c u e r i s nie ju slilicalio - do me habrás enseñado
ues lú as. lus juslilicacio n es.
P ro n u u liab il lingua Mi len g u a an u n cia rá
mea eloquium tuum : * lu palabra, " p o rq u e lo ­
quia om nia m andata dos lu s preceptos son
lúa ¡(“q u ilas. la m ism a e q u id ad .
Fiat m anus tua , u l H aga tu m ano d e sal­
salvet o t e : * quoniam v arm e, * p orque elegí
m andata lúa elegi. lus m andam ientos.
C oncupm salutare A nlielé, o li S eñor, por
luum D om ine: * e l lev la salud que d e ti p ro -
380 J LEVES 9AKT0.
tu a raed ¡latió m e a cede t * y de tu ley e s
CSl. mi contem plación.
Vivcl anim a m ea, el V iv irá mi alm a y te
laud&bit t e : * c l ju d i- :i|ab ará,* y ayudarán me
cia tu a a d ju v a b u n t m e. tu s ju icio s.
E rra v i, sicn l ovis A nduve e rra n te co­
qna> p e r iit: * quiere mo oveja perdida; ‘ bus­
serv am t o u m , qu ia ca á tu sie rv o , porque
m án dala toa non sum no he ech ad o tu s man­
ob iitus. dam ien to s e n olvido.
ji, C liristus factus J.C Iirislo se hizo ele.
est etc.

L« dem ás como al fin de Prima, púg. 261.

MISSA, MISA.
IM H O IT L S . IMRÓITO.

N
o s a u le m glo rian as nosotros debemos
opOrLet in cruce
M gloriarnos en I»
Domini nosiri Jesu cru z de n u estro Señor
C l ir i s t i : in q u o e s t.s a - Jcsn crislo , e n q u ien es­
Iu í, vita e t resu rreclio tá la salud y la vida y
noslra : per q u e m sa i- la resurrección n uestra,
v alí c l liberati su m us. por q u ien hem os sido
(S. P a u l, a i » < í a i .. v t . v i salvados y libertado*.
Deus m iserealu r nos­ Dios se ap iad e de
iri, e l benedical nobis: nosotros y nos bendiga:
illu m in e tv u ltu m su u m haga b rillar sobre noso­
su p er n o s, e l m iscrea- tros su c a ra y se apiade
u is a . 281

lur n osiri. ( Ps. l v v i . ) ¡ de nosotros. .Mas


tV Nos aulcm g lo ria r nosotros debem os
oportel in crucc e le. Jelc.
AL entonarse el Gloría se locan las camparín?, i|iiu ya
no vuelven ¿ tocar hasta que se entona el del SJIinÜo
santo.

GLORIA. OLODIA.

¡n evcelsis i . o h i a á Dios en las

G
l o r ia

G Dco. El in Ierra a ltu ra s, y paz eti


pax hom inibus bon¡r la tie rra á los hom bres
v olunlatís. L audam os de buena v o lu n ta d !
le. B enediciraus te. A labárnoste, bendecí­
Adoramus te . (Jloriíi- rnoste , adorárnoste ,
camus te. Ciratias a g i- glorificárnosle, gracias
nius lihi p ro p lcr mag- le rendim os por lu in­
n a m g lo m m tuam . Uo- m ensa g lo r ia , Keiior
tnine Deus Rex c cries- Dios, rey cele stial, Dios
lis, Deus P ater o iu o i- P adre o m n ip o ten te!
polens. Domine Fili S e ñ o r, liijo u n ig én ito
naigcnite Jesu C hriste. Jesucristo . S eüorD ios,
Domine D eus, ag n u s cordero de D ios, Mijo
Uei, Filius P atris. Qui del l’a d re . t ú a u e q u i­
tojlis p ercala nium li. las los pecados del m un­
miserere n o lis . Qui do . apiád a le de noso­
loIlis poccata m undi, tro s! l ú q u e q u itas los
suscipe deprccalionem pecados ilel m u n d o , re ­
nostram. Q ui sedes ad cib e n u e stra p leg aria !
dexteram l’a tris. mise­ T ú q ue te sie u ta s a la
rere nobis. Q uoniam derech a d e l P a d r e ,
lu solus sa n c tu s, tu apiádale d e n o so tro s!
solus D om inus, tu so - Porque t ú solo e re s el
Í8 8 H E V E S 8A>TO.
la s a ltis s im u s , Jesu sa n io , lú solo el SefioT,
C liris le , c j i i i Sánelo lú solo el a ltís im o , olí
S p irilu in gloria Dei J e s u c ris to , con el Espí­
P alris. A m en. ritu Sanio e a la gloria
de Dios P ad re. Amen.

ORATIO. o iu c io n .
11 Dios, d e q uien re­
D
k ls ii quo e t Judas
realus sui ptrnam
c t confessionis suae la -
0 cibió Ju d as e1 cas­
tigo de su crim en y el
tro p rv n iiu m sunipsit, ladrón la recom pensa
concede nobis U it pro- de su confesion , con­
piliiitíonis cITecluni : cadeno» el resultado de
u l sicut in passione lu a p la c a m ie n to , para
su a Je sú s C hrislus D o- q ue así como Jesucristo
m inus n o ster diversa Señor nuestro en su pa­
ulrisqne in tu lit slipen- sión les dió seg ú n los
dia m erilorum ; ita no­ m éritos de entram bos
b is , ablalo v e lu sta tis d istin ta p a g a , á noso­
errare , rcsurreclionis tro s, d estru id o el error
su.e praLiam largialur. del hom bre viejo , nos
Qui leeum v iv ite t reg- conceda la g racia de
n at in uniliilu S pirilus su resu rrecció n . El
sancti etc. cual contigo vive e tc .

Lfclio Epislokt Beali Lección de la ¿'pistola


P auti Apo*toii ad Co- de San Pablo Apóstol
niitltios. á lus Corintios.
I Cor. XI.

BA T B ts: Conven ie n - eüvanob t : cuando


P tibUB v o b i s in H os ju n t á is , no os
S IS A .

ununi, jam non est Do- cuidáis y a d e com er la


niinicam ctrnaiii m an­ cena del S e ñ o r, sino
ducare.- l'n u sq u isq u e que cada cual lleva
consigo su ccn a p ara
eoim suam c a n a m
com erla, y uno tie n e
prsrsum il ad m an d u - bam brc m ien tras o tro
eandum . E t alius q u i- esiá a h ilo . ¿ No le u c is
d ein esu ril.aliu s aulcm por v e n tu ra v u estras
elirius est. N um quid casas p ara com er y be­
domos non liabelis ad b er? ¿ Ó es que d es­
m aoducandum c l lii- preciáis la Ig lesia d e
licndum ? A ut E c c lo Dios y avergonzáis á
los q u e 110 tie n e n ?
siam Dci con te u ni lis,
¿Q uú os d iré ? ¿ Q u e o s
cl confundí lis e o s, q u i alnlio? e n eslo no os
non liahenlV Q uid d i- alabo. Porque y o ap ren -
cam vobis? la u d o vosV di del S eñor lo q u e
i a lioc non laudo. Kgo lam bicn os lie e n se ñ a ­
1‘nim accepi á Domino do , y q u e Jesús n u e s­
quod e l Iradidi vobis, tro Señor cu la noche
en q u e liabia d e s e r e n ­
quoniam D om inus J e ­
tregado cogió el p a n ,
sús in qua nocle Irade- y dando gracias lo rom­
h a tu r, accep il pauem , pió y d ij o : « T om ad y
el g ra tia sa g e n s freg it, ro m e d , este es mi c u e r­
el d i x i l : A ciip ilu , et po q u e será en treg ad o
m an d ú cale: lioc est por v o s o tro s ; haced es­
corpus nicum , quod lo en conm em oracion
m ía,» Ig u alm en te d es­
pro vobis ira d e tu r: hoc
pués q u e cenó lomó el
facile in m eam coiniue- c á liz , diciendo : « Esle
m orationem . S im ililcr cáliz es el nuevo te g u ­
el caliceni, poslquam m ento firmado cou nti
¿M J lb V E S S A M O .

cflL'navit, d ic e n s: Ilic s a n g r e . C u an tas veces


c ilix dovdiii leslaraen- de él b e b ie re is, haced­
luni c sl in meo san g u i­ lo en m em oria iu ia .»
no. lioc lacíte, quolics- P ues cada v ez que co­
curuque b ib e tis ' in m eréis e sle pan y lie-
m eam com m em oratio- heréis esle cáliz a n u n ­
n e m . Q uotiescum que ciaréis la m u erte del
enim m an d u ca b ais pa- S e ñ o r, haslu su vuelta.
nem hunc, c t calicem Por t a n t o , cu alquiera
bib elis, m or le ni Domi- q ue com iere este pan
ni ;mnunli'dl>¡t¡s> doñee ó be hiere el cáliz del
v e n ia l. !taq u e qui­ Señor in d ig n a m e n te ,
en ñique m anduca veril reo será del cuerpo y
pauem liunc, vel b ib e- sangre del Señor, lixa-
r it calicem ítom ini in­ niinese pues á si mis­
d ig n e, rcu» erit corpo- mo el lio iu b re , y así
ris e l sanguini* Uomi- d ispuesto com a de
ni. P rohct autem scip- aquel pan y beba del
sum h o m o : e l sic de c á liz ; porque el que
pane i lio e d a t, e l de come y bebe indigna­
cálice biliat. Q ui en i ni m ente’, com e y bebe
m an d u cal c t bibil in­ su ju icio , no recono­
d ig n e , ju d iciu m sibi ciendo el cuerpo del
m anduca! e l bibit, non Señor. P or e sto h ay cu­
díju d icans Corpus U o- tre nosotros muchos
nnni. Ideo in lc r vos enferm os y l k c o s de
m u llí in lin iii, e l inilu- fuerzas, y se aletargan
c illcs. el dorm í uní m u l­ m uchos. Si entrásem os
lí. Q uod si nosm clípsos pues en cu e n ta s cou
d iju d icarem u s , non nosotros mismos r de
u tiq u e ju d icarcm u r. seguro q u e no sería­
Duni ju d icam u r aulem , mos juzgados; bien que
á Domino corripim ur, cuando Bomoe juzgados
ut non cum lioc m undo a q u í , es q u c c l Sciior
d ainneiuur. nos corrige p a ra no ser
condenados con esle
m undo.
GHADIALK. GBAIILAL.

C
iiRisris factus est se hizo por
C
d is to
pro nobis obcdicns nosotros o b ediente
a sq u e a d m ortcm , tuor- b asla la m u e r te , y
lem au lem cru cis. fr. m u erte d e cru z. ^ PoV
Propter quod e l Deus lo cual Dios le exaltó
cxaltavil íllu m , e l d e ­ y le dio un nom bre que
dil illi n o m e n , quod es sup erio r á lodo nom ­
esl su p e ro m n e nonicn. bre.

Sni unida saneli K tan- Lo que sigue es del sanio


grlii secvndum J w n - Evangelio según San
nem. Juan,
Cap. Xin.

diem festum :\tks. de la liesla de


A
ktk
PascluT, sciens Je ­
sús quia ▼cnil hora cjus
A P a s c u a , sabiendo
Je sú s q u e se a cerrab a
ul tran scal ex lioc la liora d e p asar él de
e ste m undo al Padre ,
mundo ad l’a tie m : cum
h abiendo am ado lan ío
diIcsissct su o t , qui
ú los suyos q u e e n el
crant in m undo, iu li-
m undo esta b a n , h a sta
□cni (tilcx.it eos. El
cl Fin m ostró su am or.
cirna ta c l a , cum d ia - Y acallada la c e n a , r o ­
bolus jam m isissel in mo el diablo hubiese
cor u t tra d e re le u m Ju -j ya m etido e n el cora­
das Sim onis Iscariote; :; zon d e Ju d a s, hijo de
28C jtTvtó SANTO.

scicn s qu ia om nia dedil Sim ón iscario le , el


ci P a tc r in m a n a s , el prfiposilo d e en (regar­
le , Jesú s sabiendo que
q u ia á Deo e x iv il, et
lodo se lo balita p u es­
ad Deum r a d i t : surgil to el P adre cu sus ma­
á cu-na, e l p o n il vesti- nos y q u e procedía de
ro iü la sua: c t cum a c - Dios y á Dios volvía ,
e e p isse l linlcum , p r« - levántase de la cen a y
ein x it se. D ein d em ittil depone sus v e stid o s, y
aquam in pclvim , el tom ando una toalla se
la ciiu'. E n seguida
cpppit lavare pedes dis-
echa agua en un barre­
lip u lo ru m , e l exlergc- ñ o , y em pieza á lavar
re linlco, quo eral p ra - los piés de los discípu­
cin ctu s. Ae n it erg o ad los y á en ju garlo s cou
Sim onem P elruro. Et la toalla que se había
dicil ci P elru s: Domine, ceñido \ L lega p u es á
tu milii lavas p e d e s? Sim ón l’cd ro , y esle le
d ic e : Tú S eñ o r, lavar­
Ilespoudit Jesú s, ct d i­
me á mí los piés ! Res­
xit. ei: Q uod ego fació,
pondió Jesús díciéndo-
lu nescis m odo, scics l e : Lo q u e yo hago na
au lem poslea. Dicil ei lo com prendes afio ra;
P e lr u s : N on lavabis m as ad clan lc lo com ­
mi hi pedes in íP lem u m . p renderás. Dícele P e­
« esp ó n d il ei J e s ú s : Si dro : no m e lavarás á
nnn lavero le, non lia - mí los p ié s , jam ás.
beliis parlcm inecum , R espondióle Je sú s: sí
yo no te lavare , no
D icil ei Sim ón P etrus: tendrás p arte conmigo.
D o m in e , non tanLum Dicele Sim ón P e d ro :
pedes m e o s , sed m a­ entonces , S e ñ o r, no
taos, e t c a p u l. D icil ci solam ente los p ié s , ai
MISA. 387
Jesús: Qui lolus esl, que tam bién ¡nanos y
non indiget nisi n t p e ­ cabeza. R eplícale Je ­
de» luvel, sed est raun- sús : el q u e e stá recien
dus lolus. Kl vos muo- lavado 110 necesita sino
lavar los piés , p orque
di eslis, sed non om nes.
todo lo dem ás está lim ­
Sciebat enim quisnam p io ; y lim pios estáis
fcssel qui Iradcrel eum : vosotros, m as no todos.
proplcrea d ix it: Non Sabia p u es q uien era. el
eslis m undi om nes. q ue habia de venderle;
l*ostquani crgo lavil por esto d ijo : no estáis
pedes eorum , e t acce- limpios todos. Despues
pil vestim enla su a : en lia q u e les hubo In­
vado los p i e s , y p u e s­
cum recu b u issel i le-
tos o tra vez su s v esti­
rum. dixit e i s : Scilis
dos , habiéndose vuelto
quid fcícrim voI)íb? Vos á reclin ar en la m esa ,
vocatis m e M agisler, les d ijo : ¿com prendéis
el Domine: c l bene di- lo qu e acabo de hacer
c ilis : sum elcn im . Si con vosotros'? M aestro
ergo ego la vi pedes y Señor me M aníais, y
vestios, D om inus, cl decis bien, pu es lo soy*;
•Magister: e l vos dulie- por tanto, si lie lavado
lis a lle ra ltc riu s lavare vuestro s p iés yo q u e
pedes. E nem plum enini soy el Señor y M aestro,
debéis lam b icn voso­
iledi vobis, u t quem ad-
tros lavaros los piés
■nodum ego leci vobis, m u tu am e n te . Ejem plo
ila et vos facialís. os lie dado p u e s , p ara
q u e asi como lo lie h e ­
cho yo cod v o so tros,
tam bién vosotros lo
hagais.
Í8 8 JUEYES SANTO.
C r id o '. C o n o to la pág. 6 8 .

OFFERTORllM. OFERTORIO.

extera Domini fecit a d iestra del Seüor


Ü v ir lu te m , d extera L ohró p ro d ig io s, la
D om iui ex altav it m e : die stra del Señor me
non n io r ia r , sed vi­ e x a ltó : no m o riré, sino
vara , e l narrab o opera que v iv iré, v publicaré
Domini. las obras d e f Señor.

SECRETA. ORACION SECRETA.

PSI-: l il>i, quirsum u* ogámostk , olí Señor


1 Domine s á n e le , Pa- B 6anto, P ad re omni-
te ro m n ip o te u s, a-terne p o lcn lc, e te rn o Dios,
D eus, sacrilicium nos- le haga acepto nucslro
Irum red d a ta c e e p lu n i; sacriiicio el m ism o que
qui discipulis suis io m o stró á sus discípulos
su¡ coiiim cm oralionem á celebrarlo en mem o­
lioc lieri hodierna ira- ria suya con la ense­
d itio n e m unstravit Je ­ ñanza de esle dia, Je ­
sús C hristus Filius luus sucristo lu Hijo y Se­
Dominus n o s te r; Qui ñor n u e stro . El cual
lecuro ■vi'vit e le. contigo v iv e ele.

Frefació. Como en la p i g . " 1.

Antes de Ea tousagración ¿ice el celebrante :

C o m n iu n ic a n te s, e tj Com unicando y ce-


diem sacratissim uiil ce-; lebrando el dia e ü que
le b ran tes, quo Dominus i N ucslro Señor Jesucris-
i. 289

no&ler Je sú s C lirislus lo fue entregado p or


pro nobis e st Iraditus: nosotros; y venerando
sed c l mccnorisra v en e­ lam inen la m em oria e u
ran les, ¡n p rin iisg lo rio - p rim er lugar de la glo­
«p sem per V irginia Ma­ riosa siem p re Y irpcn
ría;, (jen ilricis cjusdem M aría M adre del mim o
D eietD o m in in o stri J e ­ Jeáucrislo Dios y S e­
su Chriet i : sed c l hea- ñor n u e s tro ; y de los
lorum apuslolorum , ac santos apóstoles y m á r­
m artyruni tuorum , Pc- tires Pedro y P a b lo ,
Iri e l Pauli, A n d rea, A n d ré s, J a im e , J u a n ,
J a c o b i, Joannis, Tilo­ T o m ás, S a n tia g o , F e­
ma-, Jacobi, Philippi, lip e , B arto lo m é, M a­
Bartholomwi, MaUhipj, le o , Sim ou Y T a d e o ,
Si monis e l Thaddici, L ino, C ielo, C lem ente,
Lini, C leti, C lem enlis, Sixto, C om e lio, C ipria­
X yslí,C ornclii, C ypria- no , L o ren zo , Crisógo-
ni‘, L a u re n tii, C liryso- n o , Ju a n y P a b lo , Cos­
e o n i, Joannis c l Pauli, m e y D am ian , y de
Cosma* e l D am iani, e l lodos tu s S antos ;
omnium SanctorUm suplicárnoste q u e por
tuorum : quorum nieri- sus m éritos é in te rc e ­
lis p recibusqoe conce­ sión nos fortalezcas en
das, u tin óm nibus pro- lodo con cl au x ilio d e
im io n is lu a ' m u n ia - tu protección. Por el
mur auxilio. Per e u m - m ism o C rislo Señor
dem C hrislum D om i- n u estro . Amen.
nom nostrum . A m en.
El celebrante poniendo Lis m anos sobre la oblata
co-aliaüa dicLeado
llanc ig itu j o b la tio - P ot esto te rogam os.
oeni se rv ilu tis nostra*, S e ñ o r, q u e recitias bc-
19
290 JUEVES S A M O .

sed e l cunrlan fam ilia1Inig n am en te esla ofen­


tuip . r]iiani libi o llcri- da de n u e stra serv i­
nius ob dicni, in qua d u m b r e , q u e lo e*
Dominus Dosier Jesús | ig u alm en te de toda lu
C h ristu s tra d id it disci- ¡fam ilia, q u e te o fre ce -
p ulis suis Corporis el 1mos en honor d e l dia
S anguinis s o i n m l e r i a en que N uestro Señor
cclebranda:qua*suraus, Jesucristo m andó á sus
D om ine,ul p lncatusae- discípulos que celebra­
rip iu s, diesque nostros sen los m islerios de
in tu a pace dippona? : su C uerpo y S angre, y
a tq u e ¡io ¡eterna dañi­ que gocem os de tu paz
na tío nc nos e rip í, ct d u ran te toda la vida: y
in clectorum tuorum que libres de la eterna
Iul) cas prego nunierari. condenación s e a m o s
V er cum dcm C hrislum enum erados en laclase
D om inum noslrum . de tu s escogidos. Por
A m en. el m ism o Cristo Señor
nuestro. A m en.
Q uam ohlationeni lu Cuya ofrenda te ro­
Deus in óm nibus, qu;r- gam os. oh Dios te dig­
aum us, b e n e g g d ic la n , nes hacerla en todo
adscripgguim , rsiQjltani benfiftdi la, ded i(¡grada,
ratio nabilcm , actL-pla- r a t i f i c a d a , razonable
bilem que facere d ig - y agradable : d e modo
n e ris : ul nobis C o r® - que se co nv ierta para
pus, c t S»n® guÍE Mal nosotros en C ucrggpo y
ililcctissim i Filii tui S anljfg re de tu am an -
Domini nostri Jesu tisim o Hijo N uestro .Se­
C hristi. ñor Jesu cristo.
Q ui pridie , quam Kl cual el dia antes
pro n ostra om nium que de pad ecer p or nuestra
« á la te p a te r e tu r , lioc salvación y por Ja de
M IS A . 291
esl, liodie, accepit p a-¡ to d o s , e s t o e s , h o y ,
ncin in sanctas ac v e - tom ó cl pan con sus
ncrabiles nianus suas ; | sanias y v en erab les
cl elcvatis oculta in m ano?, y levantando
ctrlura ad le Deum Pa­ los ojos al cielo liácia
iren) suutu oiuuipolco- ti Dios su P adre om ni­
leni, ti lii g ra lia sa g e n s, p o tente V dándole g ra­
benejfjldm l, freg itr de- cias lo ücnQ gdijo, lo
ditquu diseipulis suis, partió v lo (lió á sus
d ic e n s: A ccipile , e l discípulos, dicié ndoles:
m andúcate ex hoc Tornad y com ed d e es­
omncs. to todo».

El celebrante consagra las dos hostias, y pone a l lado


del Evangelio la que debe reservarse en al monumento,
y so lí eleva la olra. Lo demfls se dice como en las Misas
ordinarias, 1 e s ítp c io u d e <]Ue ea el Agnua Dei ao se
lia la paz.

COIIMUMO. COML'MOK.
o m im s J e s ú s , p o st- 'VToestbo Señor Jesús,
D quam crenavilcum l l d esp u es d e cenar
distipulis s a i s , lavitcon sqs discípulos, les
pedes e o ru m , e l ail lavó los piós y les dijo:
iIIíb : S citis quid fecc- ¿C om prendéis lo que
rim vobis ego Dominus acabo de liacer con v o s­
elM agislerrE xem pluiti otros yo Señor y Maes ■
dedi vobis, u l e l vos tro ? E jem plo os’ lie d a ­
ila facial ¡s. do p ara q u e tam bién lo
hagais asi vosotros.
F08TC0M 1IU N I0. POST-COilCMON.
epecti v ilalibus ali- OBTALECIDOS COn V¡-
R mentis,quxsumus, P tales alimentos, ro-
292 JUEVES SAISTO.
D om ine Deus n o s lc r ; g im o sle , S eñor Dios
u l q ii od te in porc noslra* u ucslro , q u e lo q u e so­
nía rta lita lís e x e q u i- lem nizam os en el tie m ­
m u r, im m ortaiilatis po de n u estra m ortal
tua> m uñera conseq u a- carrera, por g racia de
m u r. P e r Dominum lu inm ortalidad lo a l­
n o stru m Jesu m C h ris- cancem o s. Por nuestro
tn m ele. Señor ele.

Acabada la Misa se lleva en procesión la Hostia san­


ia para encerrarla ea el monumento, cantando el si­
guiente

H rM JÍd S . m sin o . "*

P
a is o e l i n g u a g lo -
rio si. E n n isle rio ,o h lengua,
can ta
C orporis m p lc riu m , Del cuerpo del Salva­
dor,
S an g uinisqne p retio si, De la S angre sacrosanta
Q uera in m undi p re - Q ue del m undo en re­
tia m , dención,
F ru c lu s v e n tr is g é n e ­ F ru to de escogida plan­
ro s ¡ ta
R es elTudit gentium . £1 R ey d e l orbe vertió.

N obis d a ta s , n o b isn a - De in tacta Y írgcn na­


tu s ciendo,
Ex in tacta V irg in e , Á nosotros dado en don,
E t in m undo conversa- E ntre los hom bres vi­
tn s, viendo,
Sparso v erb i sem ine, Sem brando verdad su
voz,
PROCESION. 293

Su i m oras incolalus Con el íi a m as eglnpe udo


Miro c la u s ilo rd in e . Su larg a estancia cerró.

In suprem a: nocle Me­ Sentad o con su s h e r­


na* m anos
Recum bens cum fralri- E n la ú ltim a noche
bus, cru el,
O bsérvala lege plenc Con la cena e n su s a r­
canos
Cibis in legalibus, C um plida la a n tig u a
„ '«y. .
Cibum tu r b s duodena: P o r m an jar y con sus
m anos
Se d a t suis m anibus. Se e n tre g a ¿ su cara
g re y .

Vcrbom c a ro , panem La p alab ra del divino


verum
Verbo carncrn eflicit: V erbo en carn e Irueca
cl pan ,
Filque san g u is C hrisli l e n su propia san g re
m erura, el v in o ;
Et si sensus delicit, £1 s e n tid o q u e d a
atrás,
\ d lirm andum cor sin - Mas la fé p o r buen ca­
ccrnm m ino
Sola lides sufficil. La alm a liel alcanza á
g u ia r.

Tanlum ergo S acra­ A tan a lio Sacram ento


m enta m
V eucrem ar cernoi: R indam os p u es la cer­
viz,
204 JOFVES SANTO.
E ta n liq u u m docum en­ í «1 a n tig u o testa­
ta ra m ento
Novo cedat riloi: C edaal n uevo ri lo enfin:
P rx s te t lides su p p le - P reste la f¿ suplem ento
rnenluiu
S cnsunm defectui. Al sen tid o baladí.

G e n ilo ri, Geni toque A labanza, regocijo,


U u s e t ju bilatio, G loria, honor y b endi­
ción
S a lu s . h o n o r, T irio s Al e te rn o ' P ad re , al
quoque H ijo,
S il e l hcnediclio: A E n g e n d ra d o , á E n-
g en tirador,
P ro ccdenti ab ulroq uc Y al vinculo e n tre ellos
lijo
Com par sil laudado. Q ue procede d e los
A m en. dos. Am en.
Colocada la Hostia dentro del «¿li?. sobre el aliar del
monum ento, y tres veces incensada, la pone el diácono
dentro do la orna qtie cierta cun liare, la cual cuelga
con una einU del cuello del celebrante. La procesion se
deshace, v empiezan Vísperas eo e l coro, anticipando la
hora como d u d e el principio de Id c u sre sn u .

AD VESPERAS. | Á VÍSPERAS. 11
R ezados en to z ta j a el Padre nuestro y Ave María
se dice:

A nl. C alicem sa lu - A nl. T om aré el cá­


ta ris accipiam , e t no­ liz d e la sa lu d , 6 invo­
m en Domini invocabo. caré el nom bre dei Se-
! ñor.
V ÍS F E U S . 295

WALML'S C \ T . sa lm o 115- "

r i bebí d i, p r o p l c r q u o d , y por eslo h e


beí
V loculus sum : * ego
autem h u m iliulus sum
C
hablado , "au n q u e,
fui hum illado en d e ­
nimis. masía.
Ego dixi in cxcessu En mi tran sp o rte
m e o : * ornáis hom o d i j e : * lodo h om bre es
m en d at. engañoso.
Quid rctrib uam Do­ ¿ Q u é he de re trib u ir
mino , * pro óm nibus , al Señor * por ludas las
qu® re trib u it mili i? gracias que rae ha h e ­
cho?
Calicem salu taris ac- T om aré el cáliz de
cipijtm : * c t nom cnD o- la s a lu d L>, * é invocaré
rami invociibo. el nom bre del Señor.
Vota m ea Domino C um plirá al Señor
rcdda.ni coram omni m is votos en presencia
populo ej u s : * pretio - de lodo su pueblo: * de
sa i a conspeclu Domi- grande eslim a es á los
ni m ors sanctorum ojos del Señor la m u er-'
ejus. te de su s san io s ,lr.
O Domine qu ia ego Oh S e ñ o r, m ira que
servus l u u s . * ego ser- soy tu siervo, * siervo
vus luu& el filius ancil- luyo c liijo d e esclava
1® tua;, luya.
D i r u p i s l i vincula Rom piste m is c ad e­
m ea: * Libi sacriticabo nas: * yo le ofrecerá sa-
liostiam la u d is , e l n o - crílicio de alabanza, é
men C am iní invoca- invocaré el nom bre del
bo. Señor.
Vota nica Domino Cum pliré ai Señor
¿96 JIE V E S SANTO.

reddam in conspeclu mis votos á vista de


om nis populi e j u s : * lodo su pueblo, * *n los
¡u a lriis do m us Domi- atrio s de la casa del
ni in m edio lui Jeruaa- S eñor, en m edio de li,
lera. ob Jeru salen .
A nl. Calicem sa lu - Anl. Toiiiaré el cá ­
taris accipiam «le. liz de la salud e le.
A n l. Cum bis qui A nt. Con los que
o d eru n t p a c e rn , eram aborrecían la paz era
c iíic u s : dum lo q u e- vo pacífico: ap en as les
r illis , im pugnaban! hablaba, m e com batiau
me gralis. sin m otivo.
psalmus cxix. salmo 119, ’*

E
d D om inara enm n mi tribulación cla­
A trib u la re r c lam a-
vi : * e t ex au d iv il m e.
m é al S eñor, * y
escuchóm e.
Domine lib era.-an i­ L ibra, ob S e ñ o r, mi
mara mc&m ¿ labiis ini- alm a de labios injustos
q u i s , * e l i liogoa do­ * y de len g u a engaña­
losa. dora.
Q uid d e lu r l i b i , a u t ¿ Q ué te d ará á tí ó
quid ap p o n a tu r l i b i : * q ué le añadirá * una
ad linguam dolosam ? lengua en gañadora?
Sagill«e p o ten lisacu - lis com o las saetas
U v, * cum carbouibus ag u d as del fu erte * con
d esolaloriis. ascuas voraces
Ile u m i h i , quia in - Ay de m i, q u e se lia
co la lu s m eus pro lo o- prolongado nn destier­
g a tu s C sl: llab iU v i ro ! H ab ité e n lre los
cum h ab ilan lib u s C e- m oradores de Cédar
d a r : * m uíluní Íncola * largo lienípo h a pe­
Ju it a n im a m ea. regrinado m i alm a.
VÍSPERAS. 297
Cum Jiis , qui o d e - Con los q u e ab o rre­
ruut p a c c m , eram p a - cían la paz e ra yo pa­
cilicus : * dum lo q u e - cífico ; * en c u a D t o les
bar il li s , im pug nabant hablab a m e com batían
me g ratis. sin m o tiv o .
j4»(. Cum liis qui A nt. Con los q u e
o d erunt pacem etc. aborrecían la paz e tc.
Anl. Ab liom inibus A ni. De los hom bres
m iquis lib era me Do­ injustos líbram e , oh
mine. Señor.

fSALMUS C M S IX . s a lm o 1 3 9 . "

E
niPEm e D om ine ah , oh Señor,
L
ím a m e
Ilumine m alo : * á del hom bre m alo, *
viro iniquo cripe roe. del h om bre in ju sto lí­
bram e.
Qui c o g i t a v e r u n t Los q u e tram aban
ioiquitates in corde : * iniquid ad es en su co ­
tota die co n stilu cb ao l razón, * todo cl d ia a r­
pra>lia. m aban contiendas.
A cueruul linguas A guzaron sus le n ­
suas sicu t s e r p e n tis : * guas com o de se rp ien ­
Ycnenum a sp id n m su b te: * veneno d e áspides
labiis eorum . hay á la som bra d e s ú s
labios.
Custodi me Domine Oh S eñor, g u árd am e
de m anu peccaloris : * de la r a a n o d e í pecador,
et ab liom inibus ini— * y líbram e de los hom ­
qui» e ríp e me. bres injustos.
Qui c o g i t a v e r u n t Los q u e in te n taro n
snpplanlare g r e s s u s d ar conm igo en tie rra ,
398 J IB V E S 9A1NT0.

m eo *: * absconderunt * los soberbios, m e e s ­


sn p crbi laqueura m ilii. condieron u a lazo.
r'l Tu lies extenderun t Y p ara a rm arlo es­
in la a u e u m :* ju \ta iler tendiero n c u e rd a s , *
scandaluni p osueruul ju n to al cam ino p u sié ­
raihi. ronm e u a tro p iezo .
Dixi D om ino: Deus Dije al Señor: tú eres
m eu s es tu : * exaudí mi Dios: * o y e , ob S e­
Dom ine vocera d e p re - ñor , la voz de mi ple­
calio nís mc<r. garía.
D o m in e, D o m i n e Señor, S e ñ o r, forta­
v irlu s salu lis m e.T : * leza de mi s a lu d , * cu­
olium brnsli su p crcap u t b riste con lu sombra
incum in díe belli. mi cabeza en el d ia de
la batalla.
\ e iradas m e Domine No me en treg u es, oh
á desiderio m eo pecca- S e ñ o r, al pecador des­
tori : * co g ilav eru n l pués d e ta n lo afan : *
co n lra m e, ne d e rc lin - contra mí m aquinaron,
q u a s me, n e forte exal- no m e abandones para
te n lu r. que no se ensoberbez­
can.
C ap u l circu ilu s co~ (íira rá n encerrados
r o m : * labor labiorum al rededor de los desig­
ipsorum o p eriet eos. nios de su cabeza ” , *U
obra de sus mismos
labios los a b ru m ará.
C a d e n tsu p ereo scax - C aerán sobre ellos
h o n e s, in ignem d eji— ascu as, lanzaráslos al
c íe s e o s : * íii im seriis fuego ; * oprim idos de
non su b sisten t. calam idades no podrán
subsistí r.
V irlinguosus n o n d i- £1 hom bre deslcn-
VISPERAS. ¿99

rigelUT in t é r r a : * vi­ guado no irá bien d iri­


ra iu injusto ni m a la c a - gido sobre la tie rra ; * al
pient in inlcriLu. varón injuslo sobreco­
gerán las d esdichas en
sn m uerte
Cogaovi q u ia fariet Reconocí que cl Se­
Dominus judicium ino- ñor liará sen ten cia en
p is :* e t vindictam pau- favor del in d ig e n te , * y
perum. tom ará la v indicta d e
los pobres.
Yerum lam en ju s ti Los ju sto s em pero
conlitebuntur nom ini glorificarán tu nom bre,
lu o : * c t hab itab u n t 4 y h ab itarán contigo
recli cum v u ltu luo. los rectos gozandode tu
presencia.
Ant. Ab liom inibus Aut. De los hom bres
iniffuis e tc. injustos ele.
Anl. Custodi m e á Ant. P resérvam edcl
laqueo, guetu s ta tu e - lazo q u e m e h an a rm a­
runt m ihi, e l á acanda- do y de las em b o stad as
lis operan ti um in iq u i- de los q u e obran la
lalem. m aldad.

PSALMUS CXL. s a lm o 1 4 0 . "

D
omine clam avi ad ti he clam ado, S e ­
te, exaudí m e :* in -
lende voci in e;u , cum
A ñ o r , escúcham e; *
atien d e á m i voz cuan­
clim avero ad te. do á ti la levanto.
D irigalur oralio mea Suba como el incien­
sicut ¡ucensum in con- so mi oración a n te tu
spectu tuo : * e le valí o presencia; * sea la e le -
300 Jl'É V E S SAKTO.

raanuum m earum s a - vacion d e m is manos


c rilic iu m v e sp e rti- com o el sacrificio ves­
iium . pertin o .
Pone Domine cu sto ­ Pon, oh Señor, un
diara orí meo : * e l o s - candado á m i boca * y
ti i i u c ire u m sta n ti* la- u n a p u e rta de circuns­
biís m eis. pección á m is labios.
Non d eclin es cor No dejes deslizar mi
uieum in v erb a ra a li- corazon en pal abras de
tiic : * ad excusandas m alicia * p a ra buscar
ex cu satio n cs in pecca- escusas en I06 peca­
tis. dos.
Cum hom inibns ope­ Con los ho m b res que
ra n ti bus in iq u ita le m : * obran la m aldad * y coa
e t non com m unicabo sus elegidos ja m á s co­
cum eleclis eorum . m unicaré.
C orripiel m e ju s lu s Me co rreg irá con m i­
in m ise ric o rd ia , e l in - sericordia el ju sto y
crep ab it m e : * oleum me rep ren d erá ; * pero
a g te m peccatoris non el aceite del pecador no
im p in g u e l c a p u l eng rasará mi cabeza.
raeum .
Q uoniam ad huc el Porque m i oracion
oyatio m ea in bcnepla- está en desacuerdo
cilis e o ru m : * ahsorpli siem pre con los a p e ti­
s u n lju n c li petn> ju d i- tos d e ellos:* sus jueces
ces eorum . ó caudillos desde la pe­
ña se rá n p reci pitados
A u d ien t verha m ea O irán com o lian sido
quoniam p o tu e r u n l: * dulces y poderosas mis
sic u t crassiludo tern e palabras: * ta l como re­
e ru p ta e s l su p e r Ler- vuelv e el labrador la
ram: capa su p erio r de la lier-
VISPERAS. 301

ra y q u e b ra n ta su s te r­
rones.
D issipala s u n t ossa D ispersados h an sido
ros Ira secus in fe rn u m : asi nuestro s h u e so s á la
’ q u ia ad le Dom ine, orilla del s e p u lc ro : *
Domine oculi m e i : in por esto en l i , S eñor,
le sperav i, non auroras ¡señor, están lijos m is
imimam m eam . ojos; en li esperé; no rué
arran q u es el alm a.
Cuslodi m e á laqueo, Presérvam e del lazo

3
quem s ta tu e ru n l rn ilii: ue m e han arm ado * y
* e l á sc a n d a lis operan- e las em boscadas d e
lium in iq u itatem . loa que obran la m al­
dad.
Ciidcnt in retiaculo C aerán en sus red es
ejus p e c c a lo re s: * s in - los pecadores; * yo for­
p l a r i l e r sum ego do­ m aré u n a escepcion
ñee trauseam . pasando ileso.
Ant. Custodi m e ¿ 4 b I. P resérv am e del
laqueo ele. lazo etc.
>inl. Consideraban) A nl. Volvíam e á la
ad d e x le r a m , e t v id e- d erech a y m iraba, y no
b am , c l non e ra l qui liabia q u ie n rae reco­
atg n oscerel me. nociese.

ísa lm u s cxi.r. salmo 141. "

\ j w x m ea ad D om i- on mi voz clam é al
V num c la in a v i: * C
Señor; * cou mi voz
roce mea ad Dom inum dirigí al S eñor m i sú­
d eprecalus sum . plica.
M u n d o in conspeclu ■presencia su y a
H02 JIK V E S SANTO.

eju s orationcra m eam , derram o m io ra c io n ,‘ y


* et t r i liu l a l i o n e m a n te él declaro la tri­
m eam an le ipsum p ro - bulación m ia.
nu litio.
Jn defiriendo ex me Está p a ra desfallecer
sp irílum m euni. * c l lu mi e sp irilu , * y tu co­
cognovisli s e m i t a s nociste mis senderos.
m eas,
In v ia hac, q u a am - E n este cam ino por
h u lu liam , * aliscoüde- donde a n d a b a * escon­
ru n t laqucum milii. diéronm e un lazo.
C onsideraban] ad Volvíam e á la dere­
< le \te ra m , et videham , cha y m iraba, * y no ha­
* *1 non eral qui co g - bía q u ien m e recono­
nosccrel m e. ciese.
P c riit fuga á m e , * C erróscm ela huida,*
el non esU qni re qui ral y no liay q u ie n s e inte­
an iin am m eam . rese p o r mi alm a.
Cía ra a vi ad le Domi­ A tí clam éi Señor, *
ne , * d i x i : Tu es spe9 d icien d o : Tú eres mi
m ea, po rlio m ea in Ier­ e sp e ra n z a , mi heredad
ra. v iventium . en la tie rra de los vi­
vientes.
In tende ad d e p re c a - A tiende á mi plega­
lionem m eam : * q u ia ria ,‘ porque lie sido nu-
liu m iliaiu s sum niniis. m illadoen dem asia.
L ibera m e á p e rs e - Líbram e d e mis per­
q u c n lib u s m e : * quia seguidores , * ponnic
conforlati su n l su p er lian prevalecido sobre
m e. m í.
Educ de custodia Saca d e esla cárcel á
am m am m eam ad coa- m i alm a p a ra confesar
lite ndnm nom ini l u o : * | tu nom bre: * aguardan
V ís p e ra s . 303

me c x p eclan l ju s li do- en mi los ju sto s cl m o­


nee retrib u a s m ih i. trienio en q u e m e g a -
lardoncs.
A n i .Considera hahi ad Anl. Volvíame & la
dexteram ele. d erech a ele.

A » JU G M FIC.V T. al magníficat.
A nl. C irn an lib u s A nl. Y estando ellos
anleni illis, accepil J e ­ cenando, lom ó Jesu» cl
sús panem , e l lie uedixil, pan, y lo hendijo y lo
ac freg it, d e d itq u e d is- rom pió y lo dio á 's n s
cipulis suis. discípulos.
Canlicum B . Marím Cántico de la B . Virqm
Virginis. M a ría .14
M;nA\tiKr.£*al Stüor
M
agníficat *
m ea Dominum :
anim a

Kl tjNullavii spirilus
E
mi alm a.
Y salla de gozo m i
nieus * in Dco salulari esp íritu * en Dios mi
meo. salvador.
Quia resp ex it liuirii- Porque p ú so lo s ojos
en la pequenez d e su
lilalem ancilla? s u s : *
ccce enim ex lioc liea- s ie rra ; * y lié aquí q u e
lam m e dicen l om ncs por esto e n lo sucesivo
generaliones. me llam arán bienaven­
turada lasg en eracio n es
todos.
Quia fecil mihi m ag­ P orque ha lieclio en
na qui potens est, * e t mi cosas g ran d es el
satclu m noinen ejus. que es poderoso, * y su
nom bre e s san io . '
E t m isericordia cjus Y su m isericordia se
9 progenie in p ro g e- perpetuará de estirpe
304 JLEVCS S A M O .

ni es* tim en tib u s eam . e n e slirp e * p a ra lo s q u c


le lem eu.
F ecit p o ten tiam in M anifestó el poderío
bracliio s u o : * d isp e r- de su b ra z o ; * d esb a­
sil superbos m en te cor- rató á los soberbios en
d is s u i. jas m iras de su corazon.
D eposnit p o ten tes de Depuso d e la silla á
sede, * e l e sa lta v it hu- los poderosos,* y exaltó
m iles. á los h um ildes.
E su ric o te s im plevit Colmó d e b ienes á
b o n is : * e l d iv iles d i- los h am brientos. * y á
m isil in an es. los ricos despidió va­
cíos.
S usccpil Israel n u e - Acogió á Israel su
ru ni su u m , * rcconlalus siervo, * recordando su
m iserico rd ia suac. m isericordia.
S icut locutus e s l ad S eg ú n prom etió i
ires noslros, * Abra- n uestro s p a d re s , * á
G >m e t sem ini eju s in A brahani y á su des­
sé c u la . cendencia p o r los si­
glos.
A nt. C aanantibas a u ­ A ni. Y estan d o ellos
lem illis etc. cenan d o etc.
Y luego sa dice de rodillas el p. Ckristus factiu u l
y lo d em is como al fin da Laudes pip. 337
Eo seguida el a tú r d e te j loa m inistros pasan á des­
nudar el alLar mayor en memoria de Cristo despojado
de sus vestidos , diciendo:

A nt. D iviserunt sibi A nl. Repartiéronse


v e stim e n te m ea : e l e n tre si m is ro p a s , y
su p er vestem meam ec liaron su e rte s sobre
m iseru n t surtem . m is vestiduras.
I.AVATOBIO PE LOS PIES. 30 j
V i continuación , m ientras quitan maníale:) y frontal
dejando solo l i cruz, culiiorla con un velo m orado,} los
candileros sin v e la s, rezan alltrn ad n m cn le, acompa­
ñados del coro , lodn el salmo x x i Dctis , Deiu , r « i '
pice in me, que se h allar! mas adelante en la pág. 319.

LAVATORIO DE L08 PIÉS Ó MANDATO


Hecha la. seilal con In ca rra ra i la hora competente,
sn junta el clero p r a celebrar el Mandato , saliendo el
presta coa capa pluvial morad* enlre al diácono y sub-
oiáconn, y cantando desde luego el rlidcono el Evangelio
■le la Misa del d i a : Ante ditm festum etc. pág. Í 8 5 .
Lupgo el preste se quita la c a p a , ciñiéndose un
Ikozo , y asistido del aiJcono y del subdiícono , em~
pina 4 lavar los piés 1 los inferiores , sean ddrigos <1
pobres, enjugándoselos y besándoselos sucesivam ente.
Enlre tanto se cantan Us siguientes antífonas y salmos,
de los cuales se dice solo el priúter veno:

,'lnl. M aiidaltim no- A n t. Un m andala


vuni do Yohis : u l dili- d u c v o o s d o y , q u e os
gatis inviccm sicu t am éis m ú lu an ieu ie co­
ailexi v o s, dicit Do­ mo yo os lie am ado,
minus. dice el Señor.

rSALMLS e x V IH . SALMO 1 1 8 .

Beali im m aculati in B icnave ni lirados los


via : * qui am b u lan l in qu e no se m anchan en
legc Dom ini. el cam ino / que andan
según la ley del Señor.
20
JTEVES ¡U.ISTO.

Ant. Manda lum no- Ant. Un m andato


v n m e le . nuevo e tc .
A nt. Poslquam s u r - Ant. Luego q u e el
r e s it D om inus á c<rna, Señor se lev an tó de la
m isil aquam in p elv im , c e n a , echó ag u a en un
e t « 1‘p it layare pedes b a rre ñ o , y em pezó á
d iscipulorum suorum : lavar los piés de sus
lioc exeniplum reí i- d isc íp u lo s: este ejem ­
q u it eis, plo les dejó,

PSALSIIS XLVII. SALMO 4 7 .

M agnus D om iniu, G rande es el S eñor y


c t laudabilis n im is* in loable en g ran m anera*
civ itatc Dei n o s t r i, in e n la ciudad d e nuestro
i n o n lc s a D d o e jus. Dios, en su monte
santo.
A nt. Poslquam su rre - Ant. Luego q u e el
xit e le. Señor e tc.
A nl. D om inus Jesú s, A ni. NucsLro Señor
p oslquam ctv navitcum J e s u c ris to . después de
a iscip u lis s u is , lavit ce n a r con su s discípu­
pedes e o ru m , e t ait lo s , les lavó los piés
il l i s : S citis quid fece- Y les d ijo : ¿C om pren­
rim vobis ego Dominus déis lo q u e acabo de
c t .Magister ? E x em - liacer con vosotros yo
plum dedi v o b is, u l c l Señor y M aestro? Ejem­
vos ila fa d a tis. plo os lie dado para
que tam b ién lo liagais
asi vosotros.
PSA LSLS L \ S M V . sa lm o 84.

itenedixfeli Domine B endijiste, o h S e-


LAVATORIO IE LOS PIÉS. 307
Icrraili luam :* avertísl i ñor, tu tierra ; *aparta&-
rap liv iiatem Jacob. te d c Ja c o h c Ic a u tiv e rio .
A n t. D om inus JeBus A nl „ N ucslro Señor
ele. e le.
Ant. D o m in e. tu Anl. T ú , S e ñ o r, la ­
m ilii lava» pedes! varm e & mí los piés!
U espondil J e s ú s , cL R espondió Je sú s d ici¿n-
d ix it e i : Si non lavero d o le : Si no te la v a ie
libi p edes , non halie­ los p i é s , no ten d rás
tos p artem m ecum . p arte conm igo.
t . Y enit ergo ad Si­ y. Llegó pues ¿ S i­
mo nem P e tr u m , e t di- m eón Pedro , y este le
xil ei P elrus : i}. Domi­ dijo : k|. Tú , S e b o r,
ne, lu m ihi lavas etc. lavarm e etc.
y. Quod efio fació, f . ¡jo q u e vo hago
lu nescis modo : scies no lo com prendes ah o ­
au lem postea. Fj. Do­ r a ; m as ad e la n te lo
m ine , lu m ilii lavas com pren d erás. Ñ- T ú,
ele. S eñor, lavarm e e le .
y. Si ego D ominus jt. Si y o , v u estro
et M agister v ester lavi Señor y M aestro, os h e
vuliis p e d e s : quanto lavado los p iés, cu án to
ma^'is dehetis a lle r a l­ m as vosotros d eb eis
te n us lavare pedes i lavaros los p iés el uno
al otro!

rSALMIS XLVIII. salmo 48.

Audite h.TC omnes E scu c h a d lo , nacio­


g e n te s : * au rih u s per- nes to d as;‘ p restad o id o
l ipite om nes qui habi­ los que h ab itais el
ta t is orliem . orhe.
A nt. Jn hoc cognos- Ant. E n esto r e c o -
308 JL'EVCS 9AKTO.

c e n t om ncs q u ia d is c i- noeeráu todos que sois


puli mei c s t i s , si discípulos m io s, si os
dilectionem liabuerilis profesareis am or reci­
ad invicem . i . D ixil procam ente. f. Dijo Je^
Jcsiis dis-cipulis suis, sus á sus discípulos.
r|. In lioc cognoscenl i*<. En esto reconocerán
om nes e tc . lodos etc.
Anl. M an ean lin v o - Anl. B esidan en vo­
bis. fid e s , s p e s , c h a - sotros la fe , la esp e­
rilas ; tria lia?»': m ajor ranza , la caridad , to­
au lem lioruni est ch a- das Ire 9 ; pero la m ayor
rila s. Niinc aulcm de ellas es la caridad.
m an enl lid e s , spes, ♦ . Mas ah o ra residen
c h a n t a s ; tria 1 i,tc : la fé , la e s p e ra n z a , la
m ajor lioruni e st c h a - caridad , todas lr c 9 ; la
rilas. m ayor d e ellas es la
can d ad .
A nl. B enedicta sil ylní. B endita sea la
sancln T rin ila s , atq u e san ta T rinidad e indi­
indivisa l'n ita s : con li­ visible l'n id a d ; trib u -
l i b im ur e i , quia Fecil taréniosle hom enage ,
nohiscum m iscricor- porque ha usado con
d ia m su a ru . f . B enedi- nosotros de su miseri­
cam us Palrem , e l F i- cordia. f . Bendigamos
liu n i, eum Sánelo al Padre y al H ijo con
S p íritu . el l ’spíritu_Sanlo.

re a m es ia w iii. SALMO 8 3 .

Q uam dilecta ta b e r- ¡ Cuán am ables son


nacula t u a , D o m in e:lu s m o n d a s , oh Señor
v irtu lu m ! * c o n c a p is -,d e las v irtu d es'.* arde
LAVATORIO DE LOS ÍJ tX . 309

eit , e l déficit Anima en deseos y desfallore


m ea in a lria Domini. mi alm a por los atrio s
del Señor.
A n t. Ubi c h a n ta s Cl Anl. Donde hay ca­
a m o r , D eus íbi esl. ridad y am or, allí está
Dios.
y. C ongre^avit nos ? . El a m o r d e J e s u ­
in un um Chi'sti am or, cristo nos congrega " ,
E x u llem n s e l io A legrém onos en él
¡psum ju c u n d c m u r ; con santo g o z o ;
T im eam us c l a m e - Al Dios vivo am em os
m us Deum vivum , todos y tem am os,
E l ex corde d ili- Un sin cero corazon
gam us n o s sincere. nos una ¡i todos.
-A nl.U bicliarilaselc. Anl. Donde h a j ca­
ridad e tc.

Sim ul crgo cum f . Cuando pues aqui


in unum co ñ g reg a- se ju n ta n n u estro s
m u r, cuerpos,
Ne nos m cn le d iv i- No divida n u estro s
d am u r, c a v e a n iu s ; ánim os el o d io ;
C essent ju rg ia m a­ C esen h ab las y re n ­
ligna , cesscn t lite s ; cillas , cesen p le ito s:
lül in m edio nosiri C rislo Dios resida en
sil C lirislus D eus. m edio de nosotros.
.A n í.U b ich aritasctc. Anl. Donde hay c a ri­
dad etc.

y. Sim ul quoqnc f . Asi ju n to s en la


cum h e a tis vitfeam us gloria con los sanios
G loriantes v u l l u m C ontem plem os,C risto
tunm , C hrisle D eus, f)ins,tu aug u sto ro s tro ,
310 ju e v e s SANTO.

G audi uro quod estiru- Y por siglos infini­


m ensum a tq u e probu m tos disfrutem os
& rcula p er infinita De inefable, de pu-
Bfficulorum. A m en. risím oalborozo. A m en.
Despues del la\aloriu , el que ha hecho In ceremonia,
lavadas las manos y revestida la capa p lu v ia l , d* pié y
descubierta lu « b e ta , dice en voz baja el Padre
nuaitro:
? . E l ne nos inducas y. T no nos dejes
in Iculationem . á|. Sed caer en la te n ta c ió n ,
libera nús á m alo. ¿ i Mas líbranos de nial.
y. Tu m andasti oían- f. T ú m andaste que
d a ta tu a , Domine , lu s precep lo s.o h S eñ o r.
m¡. C ustodiri ním is. 3. F u esen guardados
escrupulosam ente.
f . T u lavasti pedes fr. T ú lavaste los
discipulorum tuorum . piés de lu s discípulos.
ti. O pera nm nuuiu 3. No desdeñes las
tu aru m n e d esp id a s. obras d e lu s m anos.
jr. D o m in e , exaudí y. Señor , escucha
oralionem m eam . A. E l mi oracion. $ . Y llegue
clam or m eus ad te á li mi clam or.
v e n ia l.
y. D om inus vobia- y , £1 SeQor sea con
cum . «. E l cum sp i- vosotros, iv Y con lu
ritu tuo. esp íritu .

o HAT 10. O IUCIO K .

A d e s to , Dom ine, A s is te , ob S e ñ o r,
q i m u m u s , o ficio ser- le su p lic a m o s, á este
v itu tis noslnc: e t q u ia acto ele n u e stra se rv í-
COMPLETAS. 311
tu discipnlis luis pedes d o m b r e , y pn es tú le
lavare d ig a a lu s , ne dig n aste lavar los piús
d esp id as opera m an u - á Lus discípulos r no
um tu a r u m , quaj n o - deseches Us obras de
b isreliaen d a m andasti: lu s m anos q u e nos
ul sicu t hic n o b is , c l m andaste im it a r ; y así
¿ nobis ex terio ra a b - como aquí nosotros y
lu u nlur ¡nquinainenta; en nosotros lavam os las
s ic a le om niu 111 nos­ m anchas esterto res, asi
lrum in terio ra laven lu r sean por tí lavadas las
peccala. Quod ipse culpas in terio res de to ­
p re sta re d ig o eris , qui dos nosotros. D ígnate
v i m e t regnas ele. hacerlo t ú , q u e vives
Amen. y rein a s ele.
$ . A m en.

AD COM PLETORIUM.i A COMPLETAS. "

Omitido el JuLa Dnmnc y la_ lección , j diebo sola­


mente el Confíteor y la absolución , em piezan sin an tí­
fona los 9&IID09.

PSALHLS IV . SALMO i . "

i v invocarem , exau­ ^ÓMiial invocarte el


O dí v it m e D e u sju s - O
Dios de mi justicia;*
lilix m e » ; * in trib u - en la tribulación m e
lalione dilalasti m ihi. diste desahogo.
M iserere m e i , * e l A piádale de m i,* y
exaudí o r a t i o n e m atien d e á m i oracion.
meam .
Filií lio rain u m , u s- H asta cuándo seréis
31 i JIE Y E S SANTO.

u u cquo g rav i corde ? * de pesado co razo n , olí


Ul q u id a ilig ilisv a n ita - hijos d e los hom bres?*
tc m , e l q u x rilis m e n - P ara qué am ais la va­
d acium ? nidad y buscáis la men­
tira ?
E l scilote quoniam Sabed p u es q u e el
id i r i fie a v i l D om inus Señor lia hecho m ara­
sanclum suum : * Do- villas con su escoci­
m iuus ex au d ie t m e, do " , *cl Señor m e oiré
c u m clam averoad e u m . cuando á é l clam are.
Ira sc im in i, e l nolite D eclarad v u e s t r o
peccare : * qua* dicilis enojo, pero q u e s e a sin
in cordibus ves t r i s , íd pecar * de lo q u e de­
tu b ililiu s vesLris co m - cís en el fondo de vues-
pungim ini. troco razón,com pungios
en vu estro s re tre tes.
Sacrifica te sacrifi- O freced el sacrificio
ciuon ju s liliip , e ls p c ra - de ju s ti c ia , y esperad
tc in D om ino. * Mullí en el S eñor. * Muchos
d ic u n l: Q uis o slendit dicen : ¿ Q u ié n nos lia­
n obis hona.'? rá ver eslos b ie n e s?
S ignatura c sl super 'Sellada está sobre
nos lu m e n vullus luí nosotro s, olí Señor, la
D om ine : * dcdisli ln-ti- luz de tu sem blante : *
liam in corde meo. infu nd iste a leg ría á mi
corazón.
A fruclu frum enli, Con la cosecha de sil
vini t d o l e i s u i ,* m a l - trig o , de su vino y de
lip licaii su n t. su aceite * ellos m ulti­
plicaron 11.
lu pace in idipsum : lo en Él dorm iré en
* dorm iam , e t requies- paz * y descansaré.
cain.
COMN.ETAB. 313

Q uoniam tu Domine P o rq u e lú , oh Señor,


singulariter in spe : * lú solam enlc m e a s e -
consliluisíi me. g urasle *cn la esp eran ­
za. .

HALMUS XXX. SALMO 3 0 . 11

n
v i , non co n fu n d a rin E no sea p ara siem pre
n le Domine sp e ra - li e sp eré , oh Señor;
I¡ulernum : * in ju stilia confundido : * li bram e
tua libera m e. conform e á lu ju sticia.
Inclina ad rae aurem Jn c lin a á m í lu oido;*
luam : * a c c e l e r a u l a p resú rale á sacarm e á
eruas mu. salvo.
Esto milii in Deum Se p ara mi u n Dios
protectorero , e l in do- tu te la r y casa d e refu­
mum rc f u g ii , * u t sal­ gio * para, salvarm e.
villa m e facías
Quoniam forli tudo Porque m í fortaleza
m e a , cl r e f u g i uní y mi refugio eres lú ,* y
mcum e s lu : * e l prop- or ho n ra de tu n o m -
ter nom en lu o m d ed u ­ re m e g u iarás y su s­
ces m e , e l en u lries ten tará s.
me.
Educes me de laqueo Sacarás me de este
lioc, quem abscondc- lazo q u e me ten d iero n
runt m ilii: * quoniam oculto, * p o rq u e lú e re a
lu es protector m eus. p ro tecto r mió.

In m anus Inas co m - En lu s m anos enco­


mendo apiri tu m m eum : m iendo mi esp íritu
' redem isli m e Domine lú me redim iste oh Se­
Deus T eritatis. ñor, Dios de v erd ad .
314 JUEVES SAM O .

PSALM19 XC. SALMO 9 0 . **

ui h ab itat ia a d ju - l q u e h ab ita bajo el


O
pTotectione Dei coeli
E
^ tori o Al tiesimi ,* i a am paro del Altísi­
mo ,* perm anecerá en la
co úim orabitur. protección d e Dios del
cielo.
D icet D o m in o : Su&- Dirá al S e ñ o r : Tú
c ep lo r m eu s es lu , e t eres- mi asilo y mi re­
refugium m eu ro , * fugio, * el Dios mió en
Deus m e u s , sperabo q u ien e sp eraré.
iu eum .
Q uoniam ipse libera- Porque él m e libró
v il rae d e laqueo v c - del lazo d e los cazado­
n a ú tiu m , * e l á verbo res * y d e palabra d u ­
ásp ero. ra
S capulis su is obutn- Con su s hom bros te
b ra b il libi : * e l su b cubrirá,* y bajo sus alas
pen n is eju s sp erab is. estarás conliado.
S c u lo circu rn d ab ii le Su verdad te cercará
v e rila s ejus : * oon ti- con u n e s c u d o : * no te
roebis á tim ore n o c­ esp an ta rá n nocturnos
tu rn o . terro res.
A sa g in a v o lante in Ni la saeta q u e vue:
d i e , á negotio p e ra m - la á la luz del d i a , oi
bulante in le n e b r is , * el trato q u e m archa en
a b in c u r s u , e t <La>mo- las tin ie b la s ,* ni el ata­
n io m eridian o. q ue d¡ el enem igo in­
fernal al descubierto
C adeut á la tere luo Mil caerán de u n la­
m ille , e t decera oiillia do, y diez mil á tu de-
GOH FLETA . 315

i d exlris lu is : * ad te recita * p e r o ¿ li no se
aulem non appropin- aproxim ará.
quabil.
V erum lam eii oculis M ientras lan ío lo
luis c o n sid erab is: * et
contem plarás con tu s
relribulionem peccato- ojos, " y verás el pago
rnm videbis. dado á los pecadores.
Q uoniam Lu es Do­ « P u e s lú e r e s , has
mine spes m e a : * A l- diebn, olí S eñ o r, la es­
lissimum posuisti refu- p eranza mia;» * yasi en
gium tu a m . el Altísimo lias coloca­
do lu r e ta lio .
Non accedet ad 1c No lle g a rá s ti el m a l /
m aliiiu: * e l flagellum ni el azole se acercará
non a p p ropinquabit ta­ á lu m orada.
bernáculo luo.
Quoniam angelis P orque á su s án geles
sois m andavil de le ; * teco c o m en d ó * p a ra q u c
uL custodiara Le in óm ­ te g u ard en en lodos tu s
nibus viis luis. cam inos.
In m anibus porla- Con sus manos le lle­
liuol l e : * nc forte v arán en alio * pa ra q ue
ofrendas ad lapidem no se lastim e tu pío
pedem luum . con alg u n a p iedra.
Super aspiüein e l C am inarás sobre el
basiliscum am bulabis: áspid y cl basilisco, * y
* elconculcabis leonem pisarás al Icón y al
eld raconem . dragón .
Quoniam in m e spe- P uesto q u e en mi
ravil, lib e ra l» eum : * conliá, le lib e r ta r é ;*
protegam eum , quo- prole^eróle, pu esto q u e
niam cogBDvit nom en conoció mi nom bre.
mcum.
316 JUEVES S A M O .

C la m a b iia d m e , e l Clam ará á mí, y yo le


ego exaudían) eum : * escucha ré;*con él estoy
cum ipso sum ¡n trib u - e a Ia trib u lació n , yo lé
la lio n e : eripiara eum , sacaré de ella y le glo­
e l glorificabo eum . rificaré.
L o ngitudin e dierum C oliuaréle de largos
replebo eum : * e l o s- d ía s ,* y le m ostraré al
tendam illi salu tare salvador por mi en­
m cum . viado.

PSA LSILS C .W M I L salm o 133. **

cce nnnc b ened icite a , bendecid al Señor

E D o m in u m , * om ­
n es serví Domini.
E a h o ra , * todos los
siervos d el Señor.
Q ui statis in domo Los o u é m oráis en la
D o m in i, * in a tr iis d o - casa del Señor, * cn los
m u s Dei n o stri. atrios d e la casa de
n u estro Dios.
In n oclibus extoliile I’o r tas noches le­
m anus veslr&s in sane­ vantad liácia el santua­
t a : * et b en ed icile Do- rio vuestras m anos, * y
m inum . bendecid al Señor.
B en ed icat te D om i- B endígate desdcSion
nus ex Sion , * q u if c c it el S íñ o r* q u e hizo ciclo
ctrlu m e t te rrera. y tierra.

Canlicum Simeona. Cántico de Simeón. "

ukc d im itlis servnm hora despides eo


N tu u m D o m in e, * A
paz á tu siervo, ob
s e c u n d u m v e r b n m Señor, * se g ú n lu pro­
tu n m in p a c e : mesa ;
HA IT M * . 317

Q uia v id c ru n t oculi Puesto q u e mis ojos


mei * salu tare tu u m . lian visto al « tira d o r
q u e nos en v ía s,
Q uod parasli * a n te Q ue lias m anifestado
facicm om nium popu­ ú la vista d e todos los
lorum. pueblos,
Lumen ad rev elatio - Como luz. de revela­
ncm g e n tiu m , * e t glo- ción p a ra la» naciones,
riam plcbis lua* Israel. ' gloria de tu p le b e 'd e

fr. C risins Tactus etc.


Í
sracl.
f . C risto se liizo etc.

Lo demás como al Su do Lnuitt pig. 237.

AD MATÜTINUM. A M AITINES.
IN PRIMO SOCTIRNO. PhlMEh TiOCTCBKO.

A nlipkonn. A n tífona.
reg es ter­
s t it b r iík t u m á r o n s e los reyes

A n e , e t principes
J de la t i e r r a , y p u ­
convenerunl in unum , siéronse d e acuerdo los
adversus D om inum , e t príncip es c o n tra el Se­
adversos C h r i s l u m ñor y co n tra su Me­
(jus. sías.
PSALSIL’S 11. SALVO 2. **

oaub fremaerunl on q u é &e han e m ­


O gentes. * e t pupuli P
bravecido las n a ­
mcditali su n l inania? ciones , * y los pueblos
revuelv en proyectos
vanos?
■M 8 HEVES SAM O .

A stiterunl reges tér­ S e lian juntado Ioí


ra?, el principes conve- reyes de la tierra, y se
ncruni in un u n í: * ad­ han puesto de acuerdo
versas Dominum, el los principes* con Ira el
adversus C h r i s l u m Señor y contra su Me­
ejns. sías.
Dirumpamus vincula «Quebrántenlos, han
eorum : * el projicia- dicho, las cadenas que
mus-á nobis jugum ip- nos imponen / sacuda­
sorum. mos de nosotros su yu­
go®
Qui habitat in c<rlis El q u r en los cielo*
irridebit e o s : * el Do- h ab ita se reirá de ellos,*
m inussu bsannabíteos. y el Señor los escarne­
cerá.
Tune loque tu ra d eos Entonces les hablará
in ira sua, * e t in Taro- en la fnerza de su ira,"
re suo conturbabil eos. y con su furor los des­
concertará.
E go autem constitu­ Mas yo he sido porél
tus sum r e í ab eo su ­ conslitúidoreY sobresu
p e r Sion montem sanc- santo m onte J e Sion,’
tum e ju s , * praedicans predicando sus precep­
pni'ccptum ejas. tos.
Dominas dixit ad me: Dijome el Señor: *Tó
* Filias meus es lu, eres mi hijo , hoy te
ego hodie genui te. be engendrado.
P óstala á me, et da­ Pídeme , y te dan ;
t a libi gentes heredi- por heredad luya la~
tateiu tuam : * et pos- naciones, por confi­
sessionem luam térm i­ nes de tu aoniinio lo»
nos terrrt\ de la tierra.
Heges eos in virga Con vara de li ierro
MAITINES. U l!)

férrea, * ct tam guam los regirá», *y losque-


vas liguli confringes bran lárás como vara de
eos. alfarero.
Et nnne re^ es inlel- V ahora entendedlo,
ligile: * erudim ini qui oh reyes:*aprcndc<l, los
judicalis Icrm in. que juzgáis la tierra.
Servid ai Señor con
S e r v ite D o m in o i n t i -
reverencia,* y alegraos
r a o rc : * e l c x u l l a l e ei
ru in I r c m o r c . en ¿I, mas no sin tem­
blor.
Appreliendile disci­ Recibid su enseñan­
plinan), nequando iras- za, no sea que el Señor
calur D ominus, * el] se enoje , * y perezcáis
percatis de via justa. fuera ¿el camino recto.
(lu m ex arseril in bre- ! Cuando se in llamare
M ira cjus, * beali om ­ !dentro de breve tiem ­
nes , qui conlidunt in po su ira,*bienaventu­
eo. rados serán lodos aque­
llos que en él contian.
,4ni. A slilc ru n l r e ­ A n t. Juntáronse los
ges etc. reyes etc.
A n l. O iviserunl silii A n l. Repartiéronse
vestim enta m e a : * ct entre si mis ropas, y
super vestem meam echaron suertes sobre
n iítr u n l sortera. mi vestidura.
PSALMl'S XXI. salm o 21. "
eis Deus irieus, res- n D io s, Dios mió,
D pice in m e: q uare O
vuelve ám ilos ojos;
me d e reliq u isli? * lon- ¿ p o rq u é me abando­
pc ¿ sa lu le m ea verba naste'? * de mi salvación
Jeliciorum m eorum . me alejan lea clamores
de mis delitos
320 JUEVES SAÍSTO.

Deus m eus clam abo ¡ Dios mió! g ritaré


p e r dicm , et non ex au ­ de dia, y no rae escu ­
d io s : * e l nocle, e l non charás ; * y g rita ré de
a d insipientiaiti mílii. noche , y no m e s c ri
achacado á locura.
T u autem in sánelo Tú em pero habitas
hab itas, * laus Israel. en el lu g ar s a n to * olí
gloria de Israel.
[n le sfveraterunt pa­ En ti confiaron nues­
ire s n o s tri: * sperave- tros p a d re s ; * conliaron
ru n l, e t liberasti eos. y los libraste.
Ad le clam a v ern al, Clam aron á ti, y fue­
e t salvi facti s u n t : * in ron salvados R e s p e ta ­
te sp e ra v e ru n t, el non ron en li, y no queda­
su n l confusi. ron confundidos.
Ego autem sum ver- Mas yo gusano y na
m is e l non homo: * op- hom bre:*oprobio de lus
probrium hom inum , e l hom bres y escoria de
abjeclio plebis. la plebe.
O m nes v id en tes m e, T odos los q u e me
d e rise rn n t m e: * locu- velan hicieron mofa de
ti su n l labiis, e l move- mi;*mo vieron los labios
r u n t c a p u l. , y m enearon la calieza.
S p crav it in Domino, «E speró en el Señor
e rip ia l e u m : * salvum pues q u e él le saq ue del
v u lte u m . a p u ro ;‘ sálvele, y aque
tanto le q u ie r e .»
Q uoniam lu es, qui Si, q u e tú eres quien
ex trax isti m e de v e n - m e es trajiste d e las en­
Ire: * spes mua ab ube- trañas m aternas:*cspe-
rib u s m atris mea1. In ranza m ia desde que
te p ro je d u s sum ex me am am antaba mi
ulero. m adre. E li tu s brazos
MAITINES. 321

ru i cebado d esd e » u
v ien tre.
De v e n tre n ía I r i s Desde q u e estab a e n
m e » Deus n icu scs tji:* el seno efe mi m adre,
nc disccsseris á rae. eres lú mi D ios;*no te
separes d e mi.
Q uoniam tri huí alio P orq u e la tribulación
p ro x im aesl: * quoniam está ce rc a n a , * porque
non esl qui a d ju v el. no h a y q u ien m e so ­
corra.
C ircum dederunt m e Rodeáronm e n u m e­
viluli m u l li: * tauri rosos b e c e rro s: * toros
pin g ues obsederunt bravos m e sitiaro n .
m e.
A peruerunl super A brieron co n tra mi
tu co s suum : * sicu t Ico sa boca,‘ como león ra ­
rapiuas e t rugiens. pante y rugiendo.
S icut ag u a cll'nsus D erram émc c o m o
sum : * c l dispersa su u t a g u a /v lodos m is h u e ­
omitía ossa mea. sos se d escoyuntaron.
F a c tu in estco rn ieu m D erritióse com o cera
tam quam cera liques- mi c o r a z o n * e n medio
cens : * in m edio v e n - de mis entrañas.
tris mei.
A ruil tam quam te s­ Secóse com o cascajo
ta v irlus utea , c l lin— mi v ig o r, y negósente
fina mea a d h a s it fau- al paladar la lengua;*y
cibus meis: * e l in pul- me sum iste en el polvo
verem niorlis deduxis- de la m u erte.
li me.
Q uoniam circu m d e- P orq u e m e cogió e n
d e iiin t m e canes m u l­ medio una m u ltitu d de
lí: * cODcilium m ulig- alanos ; * sitióm e una
21
JUEVES SAM O.

nau lium o bscdil m e. asam blea de maligno».


Fodcrunt m a n u s T aladraron mis m a­
m eas e t pedes m eos: * nos y mis p iés,"co n ta­
d in u m erav eru n l om nia ron uno p o r uno lodos
ossa m ea. m is huesos.
Ipsi vero considera- Ellos me co ntem pla­
v e ru n t el inapexerunl ron 6 inspeccionaron
m e : * d iv iseru n t s i lii d e arrib a abajo; ‘ re p a r­
v estim enta m ea, e l su- tiéronse c n lre si mis
pi-r v e siem m eam mi- ropas, y echaron su e r­
s e r u n l so rle m . tes sobre mi vestidura.
Tu aulem Domine Mas lú ,o liS e ñ o r, no
m e elongaveris au x i- m e d ilates tu socorro;
liuiu luum á m e: * ad * a tien d e á m i d efen­
defensionem m eam sa.
conspice.
Krue á fram ea Deus A rranca, oh Dios, mi
aniiuaui m eam : * e l de vida de la espada,*y de
m anu canis unicam las garras del perro mi
m eam . ex isten cia q u e es úni­
c a '*.
S alva m e ex ore leo- Sálvam e de las fau­
n i s : * e l á cornibus ces del león,* y mi hu­
unicornium lium ilila- m ildad de las asías de
ten» m eam . los unicornios.
N arraho nom en tu uní A nunciaré tu nom ­
fra lrib u s meis: * in m e­ bre á mis herm anos;*
dio Kcclesiiv lau d a- te ensalzaré en medio
bo le . de la Iglesia.
Q ui tim e lis. D om i- Alabad al Señor los
num laú d ale e u m : * que le tem eis;* glorifi­
u n iv ersu m sem en Ja- cadle, toda la raza de
col) glorilicate eum . Jacob.
MAITINES. 323
T im eat eum onine Tém ale lodo el lin a-
sem en Israel: * quo­ ge d c lsra c l,^ p o rq u e no
niam non sprevit, ñ e ­ despreció ni d esaten ­
que desp cx il depreca- dió jam ás la súplica del
linnem pauperjs. pobre.
Nec avcrliL laciem Ni apartó de mi su
suam ¡i me : * e t cum cara," y al invocarle me
clam aren) ad eum ex au ­ escuchó.
dí vi t me.
A pud le laus m ea ¡u Á ti se d irig irán mis
e c d e sia m agna: * vola alabanzas en la reunión
mea reddam in con- m as solem ne * cu m ­
frpcctu tim eu tiu m eu m pliré mi» votos en p re­
sencia d e los que le te ­
m en.
E dent p a u p e r e s , el C om erán los pobres
salu rah u n tu r: e t lauda- y serán saciados, y ala­
liunL Dominum qui re- barán al Señor los que
q u iru n t cu m : * v ivcnt le b u scan :4 vivirán sus
corda eorum in sa>cu- corazones p or siglos de
hini sa-culi. siglos.
R em iniscentur e t V o l v e r á n en su
c o n v crten lu r ad Uomi acuerdo y eo n v crlirán -
num univcrsi tiñes té r ­ se al Señor de u n ex­
ra* , * e l adorabuiil íji trem o á otro de la tie r­
conspcctu ejus u n iv e r­ ra,* y se postrarán an te
sa1 familia! g en tiu m . su acatam ien to las fa­
m ilias todas d e las g e n ­
tes.
Q uoniam Domini esl P orque del Señor es
regnum : ' el ipse do­ cl reino,*y él dom inará
ral n ab ilu r gentium . sobre las naciones.
A iaoducaverunt e t Comieron y le ad o -
JIEVES SAKTO.

adorav« ru u l o m n e s raron todos los o p ulen­


p in g u es lerr.c: * in con* tos de la tie rra , * an -
sp eetu ejus cad en t om- le su presencia caerán
n es qui d cscen d u n l in de rodillas lodos los
lerram . que bajan al polvo.
Et anim a m ea illi vi- Y mi alm a viv irá pa­
v c l : * e t sem en nieum ra él,*y mi descen d en ­
s e r v id ipsi cia le serv irá.
A nnunliabiturD om i- S eráan u n ciad aco m o
n o g e n c ra tio v e n tu ra : p erten ecien te al Señor
* e l a n n u n tia b u n l c o b I i la generación venidera;
ju stilia m ejus populo * y los^cielos revelarán
qui u ascetur,quem lecil la ju stic ia de ¿1 al p u e ­
D om inus. blo q u e lia de nacer,
formado por el Se­
ñor.
Ant. D iviserunt s i - Anl. R epartiéronse
bi etc. e n tre 6i e le .
Ant. ln s u rre x e ru n t A nl. Levantáronse
in m e lestes in iq u i, e t contra mí testigos fal­
m e n lila est iniquitas sos, y la iniquidad min-
sib i. lió c n daño suyo.

PSALMllS x w i. s a lm o 2 6 . "

omi.ms illuminatio l Señor es mi luz y


Ü m ea, ct sal us m ea,
* que 111 li nicho ?
E
mi salvación; * ¿ i
q u ién tem eré ?
D om inus protector Jíl Señor es el p ro ­
vita; niea‘,*á quo Irepi- tector de m i vida; * ;.dc
dabo? q uién he d e tem blar ?
Dum appropianl s u - M ientras se ecliaa
MAITINES.

per me n o cen te s, * u l sobre m i g en te sd a iiin a s


ed an t carn es m eas: * para devorar mis c a r -
nes;
Q ui trib u lan t m e in i- E so s enem igos m íos
raici m e i , * ipsi in íir- q u e m e atrib u lan ,* cllo s
maLi s u n l , e l cec id e - lian [laqueado y han
ru n l. caido.
Si co n sislan t a d v e r- Si acam pan h u estes
9um m e c a s l r a , * non co n tra m i, * do tem erá
lim ebil cor m eum . m i corazon.
Si ex u rg al adversum Si c o n tra m í se arm a
m e praclium , * in lioc co m b ate ,* en él confia­
ego sperabo. ré.
Unani p elii á Domi­ l 'n a sola cosa pedí al
no , hanc r e q u ír a m , * Señor{ u n a n o m as soli­
u t inhabilem in dom o citaré,* q u e es el h a b ita r
Uomini oninibusdielm s en la casa del Señor lo­
vila> nie.T; dos lo s d ia s d c mi vida:
Ul videam v o lu p la- Para co n tem p lar las
lem Dom ini, * c l v isi- delicias del Seiior*y vi­
tem lem plum cjus. s ita r su tem plo.
Q uoniam abscondit Porque m e tu v o es­
m e in l a b e r n a c u l o s u o : condido en su tab ern á­
* in dic maloTum p r o - culo;* en lo m as secreto
lex il m e ¡n a b s c o n d ito de su tab ern ácu lo m e
tabcrn¡iculi sui. am paró en cl día de la
desgracia
In p clra exaltavil Sobre u n a roca m e
m e : * e t nunc e x a lla - e x a ltó ,* y ahora lia le­
yit cap u l ni eum su p er v antad o mi cabeza so ­
inim icos meos. bre m is enem igos.
Circuí vi cl i m m ola- lie dado la v u elta é
vi in tabernáculo eju s inm olado en su ta b e r-
3!G jueyes S iN T O .
hostiam vocifer&tionis: náculo victim as á voz
* cantabo, e t psalnium en g rito * * ;''c a n ta ré v
dicam Domino. enton aré un him no al
Sefiur.
Exaudí Domine vo­ O ye,oh Señor,m i voz,
cean m eam q u a clam a- porque á ti h e clamado;
vi ad te: * m iserere mei 1 Leri piedad d e mi y e s­
e t exaudí m e. cúcham e.
Tibí d ix ilc o r raeum : A. li h a hablado mi
ex q u isiv it te f a c í e s corazon, á tí lia busca­
m e a : ’ faciem luam do mi rostro;* lu rostro,
Domine requiram . olí Señor, es por el que
suspiro.
Ne averias faciem No lo ap artes de mi ;*
luam á m e: * ne d ecli­ no te retire s con enojo
nes. in ira á servo Luo. de lu siervo.
A djutor m eus esto; * S é mi am paro;*no me
n e d e re lin q u a s m e, ñ e ­ abandones ni me d e se ­
q u e despicias m e Deus ches, oh Dios Salvador
sa lu tarís m eus. mió.
Q uoniam p ate rm c u s Porque mi padre y
e t m ater m ea d e re lin - mi m adre m e desam pa­
q u e ru n t me: * Dom i­ raron *’;* pero el Scnor
n a s a u lem assuinpsit m e recogió.
m e.
Legem pone 1 mili i Fíjam e la ley. oh Se­
Domine in via tua: * e l ñor, en mí cam ino, * y
d irig e m e in seniilam dirígem e por la senda
reclara 'propler in im i- recta á causa de mis
uos raeos. enem igos.
Ne Iradideris m e in No m e e n treg u es á
anim as tríh u lan liu m la voluntad d e los que
me : * quoniam in s u r- me a tr ib u la n , * porque
m a it in e s . 327
re x eru n t in m e testes se han levantado co n ­
i n i q a i, e l m en tila est tra mi testigos Talgos, y
iniquitas sibi. la iaiquidau h a m e n ti­
do co n tra si m ism a w.
Credo vid ere bona Creo ver los bienes
Domini: * in té rra v i- del S e ñ o r e e n la tie rra
ventiuni. de los v iv ien tes.
E x p e rta D om inara, A guarda al Señor,
v iriliter age : * e l con- o bra varo n ilm en te, * y
Porlelnr cor lu u m , e l confórtese lu corazon,
susline Dom inum . y agu an ta liasla q u e el
Señor venga.
Ant. In su rre x e ru n l Ant. L evantáronse
in m e etc. contra mi e tc.
j. D iviserual sibi f . R epartiéronse e n ­
vestim enta m ea. ti. E l tre si m is ropas. A. ¥
super vcslem meam echaron su e rte s sobre
m isernnt sorlem . mi vestid u ra.
Padre nuetlroen voz buja.

De lamentatione Jere­ Lamenlaciondé Jeremías


m ía prophela. profeta.
Cap. n.

LECTIO I. LECCION 1.*

Heth. C o^itavit llo - Heth. Pensó el S e­


m inus dissipare rou- ñor en d erro car el m u­
rum (¡lia; Sion: le le n - ro de la h ija d e S io n ;
d itlu n icu lu ra suuni, et tiró su cordel y no le ­
non a v e rtil m a n u m vantó m ano n a sla la
suam , á p erdilione: In- com pleta r u i n a ; y lloró
x itq u e a n tc m u ra lc , et la barbacana, y ju n ta -
318 JUEVES SAPiTO.

m iirus p a rite r dissifta— m en te con ella el mnro


lll? est. fue destru id o .
T&(h. D efiix sn n l in Teífi. E stam páronse
Ierra porUc c^ns: p e r- en el sucio sus p u ertas:
d id it, e t c o n tn v il v cc- arrancó y q u eb ran to
les ejus: regem eju s el sus c e rro jo s : su Tey y
p rin cipes ejus in gen- sus prin cip es arrojados
tib u s : n o n e s t l c x , el á las n a c io n e s; y a no
propbet® ejus non in - hay ley, y su9 prorutas
v e n e ru n t visionem i no obtuvieron del .Se­
D omino. ñor Ja v ista de lo fu ­
turo.
Jod. S ed eru n t in té r­ Jod. S en táro n se en
ra, eo n licu eru n t senes tie rra y callaron los an ­
liliíP S io n ; conspcrse- cianos de la hija de
ru n t cincro capila su», Sion, cu b ricroo de ce ­
accincli su n l c ilic iis : niza su s cabczns y se
alijeceru n l in lerrara vistieron de cilic io s:
c a p ila sua virgines Je- hundieron en el polvo
rusalem . sus frentes las vírgenes
de Jc n isa lc n .
Capk, D e f e c e m n l Capft. D esfallecieron
pr.T lacrym is oculi mei, de tan to llorar mis ojos,
con tú rb ala su n t visce­ conm oviéronse m is e n ­
ra nica: eflusnm esl in trañas. vertiósem e por
ie rra jc c u rm c u m super el suelo la hiel en vista
contrilionu íili.T populi del queb ran to de la h i­
m ei, cum deticcrcl par- ja d e mi puelilo, cu an ­
v n lu s e t lactens in pis­ do el p equeñuclo v el
té is oppidi. niño de te la caian d e s­
mayados p o r las pinzas
de (a ciudad.
J e ru s a le m , J e ru s a - Jc rn salen, Jeru salen ,
MAITINES. .l2 9

lem, convertere ad IHi- conviértete al S eñor tu


m in u m De u n í lu u m . Dios.
ii. O m ncs nroici mei ñj. T odos mis am igos
dercliqucruiH m e . e l m cnbiindonaron, y p re­
pricvalucrunt insidian­ valecieron los que me
tes m ilii: Irad id il me ac e c h a b a n : vendióm e
quem diligebam : * E l aquel á q u ien am aba
terribilibus ocalis p la­ yo. * Y m irándom e con
ga crudeli percutientes, ojos lie ros, y descargan­
¡iccto p otabant me. y. do en uii cru ele s golpes
In ter inicuos p ro je- m e daban á b eb er v i­
c e n io l m e, e t non pe­ n agre. í . A rrojáronm e
pe rceru n l anim a: me<T. en tre los m alvados y
* E l te rrib ilib u s oculis no perdonaron á mi al­
e tc. ma. * Y m irauilom eron
ojos lieros, etc.

LECTIO II LECCION 2."

Lamed. M a trib u s su is Lamed. A sus m adres


d ix erunt: Ubi e sl t r i t i - dijeron *¿d ó i> d eestáel
cum c t vinum V cum trigo y el vino?» al d es­
d e lic e rc n l q u a si vulne- m ayar como trasp a sa­
ml¡ i n p ia lé is e iv ita lis : dos por las plazas de la
cum C A lialarent a n im a s ciudad, al exhalar su s
suas in sinu ra a tru m alm as en el regazo d e
su a ru m . sus m adres.
M tm . Cu i com p ara- j lem. ¡,\ q u ién le
lío le, vel cui assin ii- com pararé, ó con q u ien
labo t e , tilia Je ru sa - le hallaré sem ejan za,
lem ? cui eü¡rquabo le, bija de Jerusalen'? ¿.Con
et consol tibor te , virgo quién le igualará y pre­
tilia Sion ? Magna esl tenderé consolarte, vjr-
330 JGCVKS SAM O.

enim v elu t m are con­ gen bija de Sion? por­


tritio lú a : Q uis ra e d e - q ue grande es lu trib u ­
b ilu r tu i? lación como el m ar.
/ Q uién te dará rem e­
d io ?
A'iíb . P r o b e t a : lui A un. T us profetas se
v id e rn n l libi falsa e l forjaron respecto de Li
s lu lta , nec ap eriebanl falsas y necias ilusiones
im q u ilaiem luam , ut n o d e scu b ría n lu mal-
te ad pcenitenliam pro- Í ad para e scitarle a pe*
v oearenl: v íd e n m t au- o ite n c ia ; sinp que para
tern tibi assum pliones li veían m entidos triu n ­
falsas, e t cjecliones. fos y espulsion de tus
enem igos.
Samech. P lauscrunl Samech. A plaudieron
su p e r le m anibu s otn- lu ruin a coa palmadas
nes tran seú n te s p e r lodos los g u e pasaban
v ia m : sib ilav eru n t, e l p o re l c a m in o ; silvaron
m overuQ l ca p u l suum y m enearon su cabeza
su p e r filiam Je ru sa le m : sobre la h ija d e Je ru sa ­
H<eccine e s l orbs, di­ len. «¿E s e sla, decían,
cen te s , perfecti d eco- la ciudad de perfecta
ris, g au aiu m universa; herm o su ra, encanto del
Ie rra í u n iv e r s o ? »
Jeriisalem , Je ra sa­ Jeru salen ,Jeru salen ,
le m c o n v e rtiré ad Do­ co n v iértete al Señor tu
ra iDum Deum Luum. Dios.
í(. V clura l e m p l i Ñ. Rasgóse el vhIo
scissum esl, * E to m n is del tem plo. * Y tem bló
té rra trem u il: la tro de toda la tie rra ; el ladrón
cruce clam abal, d icens: desde l;t cruz clam aba
M em eulo mei Domine d ic ie n d o : « A cuérdate
dum veneris in regnum d« m i , S e ñ o r, cuando
M A IT irSE S. 331
tu n m . f . P etra1 sc issx llegarcs á la reino.*
su n l, e l moDDmeala $. R om piéronse las p ie ­
a p e n a s u n t , e t m ulla d ras y abriéronse los
corpora san clo ru m , qui s e p u lc ro s , y m uchos
d o rm ie ra n l, su rre x e - cuerpos d e sanios q u e
ru n t. " E l om nis Ier­ habiap cerrado losoios
ra tre m u it: ele. re s u c ita rla . * Y tem bló
loda la tie rra ; ele.

LECHO III. LECCION 3 .*

Alep A. E go v ir vi­ Aleph. Yo soy el va­


rón qu e reconozco la
deos p a u p e r l a l e m
m iseria mía bajo la v a ­
m e a m , in virga indig-
nalionis ejus. ra de su indignación.
Aleph. Me m inavil, Aleph. A m enazóm e,
y roe llevó á las tin ie ­
et a d au x il in len eb ras,
el non in lucem . blas y no ¿ la luz.
Aleph. T u n lu m ia raeAleph. No hizo sino
p asar y rep asar sobre
v ertil, e t co n v erlit ma-
num suara lo la d ie. mi su roano lodo cl dia.
Beth. V etuslam fecil Beth. Hizo en v ejecer
pcilcm m eara , e l caT-mi piel Y mi carn e,
nem m eam , co n triv itdesm enuzo m is h u e ­
ossa m ea. sos.
Beth. jE dilicavil in Beth. Edificó a lre d e ­
dor mió. y m e cercó de
gj'ro m eo, c t c ircu m de-
am arg u ra y d e congoja.
dit m e Tulle, e l labore.
Beth. In tenebrosis Beth. Colocóme en
lugares tenebrosos, co­
col lo c a vil m e , q u a s i
m ortuos sem pilejnos. mo á los q u e han m uer­
to para siem p re.
Ghmel. C ircurascdi- Ghimel. Me circuí)-
332 JlEV ES SA?iTO.

licavit advcrsnni me, való Iioslilm entc para


u l non eg re d ia r: a g - q ue no p u d iera esca­
grav avii c o m p e d e m par ; au m en tó el peso
m cum . ae m is grillos.
G h m tl. Sed e l cum Ghimel. Y au n q u e yo
(¿larnavero, e t ro g a v e - clam e y ru eg u e , se lia
ro, exclusit orationem cerrado á mis plega­
m eam . rias.
Ghimtl. Conclusil Ghimel. Corló m is
vi as mea» lapidibus cam inos con piedras
q u a d r is , sem itas m eas cuadradas, y desbarató
s u lm rtit. mis senderos.
Jerusalem , J e r u sa­ Jc ru sale n ,Je ru sa le n ,
le iu, con v erteré ad L)o- con viértete al Señor lu
m inum Deum luum . Dio».
V inca m ea electa, A. Viña raia e sco si­
ego te p la n ta v i: * Q uo- da, yo le p lan té. * ¿Lo­
raodo conversa es in mo le has convertido
a ro a rítu d in e m , u l me en am argura h asta c ru -
crucifigeres, e l B arab- ciiicarm e y s o lta rá Bar­
bam d im itieres. i \ S e - rab ás? y. T e puse cer­
pivi te , e t lapides ele­ ca, y saque de li las
gí en te , e l wdilicavi p ie d ra s , y le edifiqué
tu rrim . * Q aoraodo, una torre. * ¿ Cómo Le
conversa e9 ele. í$. Vi­ has convertido etc.
n ca m ea etc. b}. Viña m ia e tc.

IN StCL_NttO ¡SOCTÜBSO. SEGUNDO KOCTLHPiO.

Ant. Vim faciebant» Ant. V iolencia b a-


qui q u x re b a n t anim an) cian los q u e á mi vida
m eam . aten tab an .
MAITINES. 333

PSALWUS XXXVII. s a lm o 37. "

o m in e ne í q fnrore e ñ o r , n o m e rep ren -

n S
lu o a rg u a sm e , ‘ ñe­ dus en tu cuojo,*ni
que i o ira lua corripias rae c astig u es con tu
me. ira.
Q uoniam sagi lia* lu * P orque se m e lian
inli^T e u n l n ii li i: * ct clavado;tus saetas, * y
conlirm asli su p e r m e dejaste c a e r sobre mi
m anum luam . tu m ano.
Non cs-t san ilas in Nada h ay sano en
carne m ea ñ facie ir* mi ca rn e an le lu c ó lc -
tua1: * non e sl pax os- ra;*no hay 6osiego p ara
sibus m eis á facie p e o mis huesos i v ista de
catoruni m eorum . mis pecados.
Quoniam iniqu¡tales Porque m is in iq u id a­
m e s su p e rg re ss* su n t des su b en p a r ciuia de
cap u l m e u m : * et sicut mi cabeza,*y como p e ­
onus grave g ra v á is sada carga me tie n en
su n t super m e. agoviado.
P u lru e ru n l e t cor­ P ud riéro n se y cor­
rupta; su n t cicatrices rom piéronse m is llagas
mea:, * facie insipien- *por efeclo d c m i i nse n-
i í í p mea?. satez.
Miser faclus sum , e l E stoy hecho u n a m i­
cu rv alu s su m usque iu seria y encorvado h asta
fincm : * to la die c o n - cl suelo;* á lodas horas
tris-taliis ingrediebar. en tra b a contristad o .
Q uoniam lum bi mei P orq u e mis lomos se
in iplcli su til ill ubíodí- han llenado d e a rd o ­
li u s : * e l non e sl sa n i- res " , * y no hay e n mi
las in caruc tuca. carne s a n id a d .'
331 JCEVES SANTO.

A fllictus sum , e t Ira­ Afligido fui y h u m i­


ní iliatus sum nim ís : * llado en d e m a sía ,'ru g ia
rugicba m á gem ilu cor- con «I gem ido d e mi
dis m ei. corazon.
Domine, an te te om- Señor, m anifiestos le
ne dcsidcrium m e a m : son lodos mis deseos,"y
* e t g em ilu s m eus á le no se te o cu ltan m is
non e st absconditus. gem idos.
Cor m euni conlurba- Mi corazon e stá tu r­
lu ra esl, d e re liq u it me bado, abandonóm e mi
v irtu s m e a : * e t lum en esfuerzo , * y h asta la
oculorum m corunt, et m ism a luz de m is ojos
ipsum non est mee uní. no está conm igo.
Amici mc¡, c t proxi- Mis am igos y mis
mi mei * adversum roe deudos * se acercaron
a p p ro p in q u av cru n t, et contra mi, y apostáron­
s te le ru n t. se.
E t qui ju x ta rae Y los q u e m e eran
e ra n t, de longe s te te - allegado» se pararon á
r u n t : * e t vim faciebant lo lejos,* y hacían vio­
qni q a a r e b a n t anim am lencia los que á mi v i­
m eam . da alen tab a n .
E t qui in quirebant Y los que me p ro cu ­
m ala m ih i, loculi sunt raban daños hablaban
v a n ita te s: * e l dolos to­ vaciedades, * y lodo el
ta dic m editahantur. dia m aquinaban en g a­
ños.
Ego au tem tam quam Mas yo como sordo
su rd u s non au diebam : no oia,*y estáb am e co-
* e t sicu t m utus non mo mudo que n o abre
ap e rien s os suum . su boca.
E l laclu s sum sicut Y m e hice como
Lomo n onaudiens: 4 et hom bre q u e no oye na-
M AITINES. 335

non h ab eo s i a ore suo da, * y q u e no tien e ré­


redargutiones. plicas en sus labios.
Quoniam in le ü o - I’orq u e e n ti, oh S e­
m in esp era v h M u exau- ñor, lie conliad o ; * tú
dies m e Domine Deus m e escucharás, Señor
mcus. Dios mío.
Q u ia d i x i : N e q u a n - Por esto d ije : No sea
J o s u p e T j a u d e a n l m ihi q u e triu n fen sobre mi
inim ici m e i : * e t du m m is enem igos , * pues
c o n tm o v e n tu r pedes m ien tras iu is piés v a ­
mei, s u p e r m e m a g n a cilan, han hablado con­
locuti suoL. tra mi soberb iam en te.
Q uoniam ego in fla- A unque vo p rep ara­
ella p aratu ssn m : * e l do estoy para lo s azo­
olor m eus in conspec- te s, * y idi do lo r m e e s­
Lu meo sem per. tá siem p re d e la n te .
Q uoniam in iq o ila - A unque yo mism o
tcm m eam annuntiabo: publicaré mi m ald ad ,*
* e t cogitabo pro p c c - y reflexionare sobre mi
calo m eo. pecado.
Inim ici au tem mei E n tre u n to m is e n e ­
v iv u n t, e l conlirm ali m igos v iven y han pre­
sunt su p e r me : * et valecido sobre m i,* yse
m ulü plicali su n t qui han m ultiplicado los
o d eru n l m e inique. q u e m e abo rrecen in -
ju p lam en l e.
Qui re trib u u n t mala Los que devuelven
pro bonis, d e tra h e b a n t mal po r b ien, m e d e­
m i h i : * quoniam s e - prim ían * por seg uir vo
quéfoar bonitatem . la v irtu d .
Ne d erclin q u as me No roe abandones,
Domine L eus m c u s : * Señor Dios mió; * no te
n e discesseris á m e. alejes d e mí.
330 JIK V E S S A M O .

In ten d c in a d ju lo - A tiende á mi socor­


ríu m nieum , * Domine ro, * Señor Dios de mi
Deus salu lís m e s . salvacioo.
A nl. Virti faciebant Anl. V iolencia ha­
\.W > cían e le.
A«(. C onfim danlur Anl. Q ueden con­
e l re v e r e a n lu r , qui fundidos y le me rosos
quteru a t a n i m n in los q u e an d an e n mi
m e a m , u l au fe ra a l busca para q u itarm e
eam . La vida.

psalu us \ x x i\. SALMO 3 9 . "

vrECTASS expcctavi lOM viv& evpectacion


D om inum , * e l in -
le n d it 111 ilii.
fj ag u ard é al Señor, *
y aten d ió m e.
El ex au d iv il preces Y escuchó mis ru c ­
m eas: * e l cduxil me os ,* y m e sacó del la^o
de lacu m iseria1, e t d« e la m iseria y del cie­
lu lo fecis. no d e la in m undicia.
E t s la tu it su p e r p e - Y ásenlo m is piés
tram pedes ni e o s : * e l sobre lirm e p ie d r a , * y
d ire x il gressus ateos. dirigió mis pasos.
E l iaim isit in os Y puso en mis labios
m euin canlicuni n o - u n cántico nuevo, * un
v u m , * carm en [Deo him no á nuestro Dios.
n o p lr o .
Y id eb u n lm u lti el ti- Y eranlo m u c h o s , y
m e b u iil: * e l sp era- tem erán * y esperarán
liunt in Domino. en el S eñor, *
B eatus vir, cu ju s esl B ienaventurado el
oom eo Domini spes hom bre q u e eu el nom­
e j u s : * c t n o a respexit bre del Señor lia to lo -
MAITINES. 337
in van ¡tales e t insanias c a ío s u esperanza, na
falsas. puso los oj os e n van id a­
des v falaces locuras !
M ulla fccisli lu Do­ Muchas son las m a­
m ine Deus m eus raira- ravillas que o b ra ste ,
hilia lua : * c l cogila- Señor Dios m iot * y en
lionibus lu is non esl tu s pensam ientos no
qui si m ilis sit tibi. kay q u ien se te p a ­
rezca.
A nnuntiavi e t locu- Plise m e á an u n cia r
lu s s u m : * m ultiplicali y referir lu s prodigios,*
sunt su p e r num erum . y se h an m ultiplicado
innum erablem ente^ .
Sacrilicium eloblatio- No qu isiste sacrificio
neni n o lu is ti: * au res ni o fre n d a , * sino m íe
autem perfecisti m ihi. perfeccionaste m ioido.
Ilolocauslum e t pro Ni aun p o r la cu lp a
pcccato n o u p o stu lasli: exigiste h o lo cau sto ; *
* tu n e d i x i : Eccc ve­ entonces d i j e : H éme
nia. aquí " .
In capile libri sc rip - Al frente del libro "
lum est de m e, u t face­ escrito está de m í que
ré m voluntatem tuam : liaría yo tu v o lu n tad : *
* Deus meu& volui, el lo lie q u e rid o , Dios
legem tuam in medio mió, y lie p u esto tu
cordis m ei. ley en el ceDtro d e mi
corazon.
A n n u n lin riju slitiu m P ubliqué tu ju s tic ia
tu a n iin ecclcsia m agna en la m as solem ne con­
* cccc labia mea non cu rren cia, * y hé aquí
proliibebo: Domine tu q u e jam á s com prim iré
scisti. m is labios: tú lo sabes,
oh Señor.
21
J F E ÍE S SANTO.

Jn slitiam luam non No lie lenido escon­


abscondi in corde meo: dida en mi corazon tu
* v erilatem lu a m e ts a - ju sticia ; * lie manifes-
lu lare Luum dixi. ' lado la verdad y la sal­
vación q u e de li em a­
nan.
Noo abscondi m ise- No lie len id o escon­
ricordiam lu am , eL v e ­ didas lu m isericordia y
ri tale m tuam , * á con­ lu verdad * en la con -
cilio m ulto. gregacion m as n u m e­
rosa.
■Tu au lem Domine Mas lú, olt S eñor, no
nc longo facías m ise ra­ alejes de mi lus pie­
llones tuas á m e: * mi- dades; 4 lu clem encia y
sc ric o rilia lu a c t veri Las lu veracidad m e han
tu a sem p er suscepe- am parado siem p re.
ru n l m e.
Q uoniam circu m d e- Porque m e cercaron
d e ru n l m e m ala, quo­ m ales que no tienen
rum non est num erus: núm ero;* aprisionáron­
•c o m jire h e u d e ru n l me m e mis in iq u id ad es, y
iniquitalesm ea>, etn o n no pude discernirlas.
polui u l viderem .
M ultiplicata; su n l su­ M ultiplicáronse mas
p e r capilloscapilis mei: que los cabellos d e mi
* e l cor m euw dereli- cab eza, * y elco razo u
cjuil m e. me Talló.
C om plaeeal libi Do­ I’legue á li,o h Señor,
m ine ul eru asm e:* Do­ el librarm e; ‘ vuelve la
m ine, ad adjuvundum cara para socorrerm e,
m e rcspicc. oh Señor.
C úurundaulur e l re- Q ueden confundidos
v e re a n lu r 6 im u l, qui y tem erosos á la vez
MAITINES. 339
q u irru n lan im ain meam los q ue a n d a n e n mi
* ii t au feran t cam . busca * p a ra q u itarm e
la vid».
C o nvcrtantur retror- R etrocedan y a v e r­
sum , e t re v e re a n lu r, * g ü éncen se " los q u e m e
qui yo IuqI m ihi mala. desean m ales.
F c ran t confcEtim Sufran d e sd e lu e g o el
confusionem su a m , * ieso de su confusion *

euge.
Í
qui d icunl m ilii: E uge, os qu e m e d ic e n :
¡ V aya! ¡ v a y a !
E x u lle n l e llíe te n lu r S alten d e jú b ilo y
su p e r le om nes qu.T- alégren se en li lodos
ren tes t e : * e t dicant los q u e te b u E can , * y
s e m p e r: M agnilicetur d igan siem pre los q u e
D om inus, qui d ilig u n l anhela n p o r lu prom e­
salu tare lu u m . tido re m e d io : (ilorili-
cado sea el S e ñ o r !
Ego aulcm m endicus Yo p or mi p arte soy
>tnn, c t p a u p e r: * Do- m endigo y p o h r c : * el
111 i ñus sollicilus esl Scfior es q u ien cu id a
rtici. de m i.
A djuior m e u s , et Mi am paro y mi va­
p rotector m eus tu es: * ledor eres lú ; * Dios
Deus m eus ne tardave- mió, no lard es.
ris.
A nl. C onfundantur, A nl. Q ueden co n ­
ele. fundidos ele.
Anl. A lie ni insurre- A nl. S e lev an taro n
xerunt in m e, e l fortes contra mi los e s lra n je -
qua‘sieru n t anim an) r o s , y a te n ta ro n & mi
meam. vida los fu ertes.

Si l u o 53, t k u i in nomine luo, p ig 266.


3<0 JUEVES SANTO.

Anl. Alieni in s u rre - Anl. S e levantaron


\ e r u n t e le. e tc.
i . I n s u r r e x c r u n l in t . L e v a n tá r o n s e c o n ­
r a e l e s t e s in i q n i . E t t r a m i t e s tig o s fa lso s ,
m e n t i t a e s t i n i q u i l a s i?. ¥ la i n iq u id a d m i n ­
s ib i. tió e n d añ o s a y o .

Padre n u a lro en voz lu ja.

LKtTIO IV. IJKCCIOiN 4.*

E x traclalu sancti Au~ Del tratado de S . Aqas-


gwtini tpiscopi super fin obispo sobre los
Psalmos. Salmos.

SALHUS LXIII. salmo G3.

hotexisti
P
m e D eus r m e p r o t e g i s t e , olí
á c o n v c n l u m a lig -
n a n l i u m , ú m u ItiLud in e
T D io s, c o n t r a í a r e u ­
n ió n d e lo s m a lig n o s y
o p e ra n liu n t in iq u ila - c o n t r a la m u c h e d u m ­
le in . J a m ip s u rn c a p u l b r e d e lo s q u e o b r a n
n u s lr u m m tu c a in u r. la i n i q u i d a d . » F ij é ­
M ulti m a r t y r e s talia m o n o s y a e n tiu e s lra
p a s si s u n t : s e d iiiliil m is m a c a b e z a ; m u c h o s
s ic c l u c c l , q u o n io d o m á r tir e s p a d e c ie r o n
c a p u l m a r t y r u m : ib i o tr o t a l, p e r o n a d a b r i ­
m e liu B i n l u e m u r , <juod lla t a n t o c o m o e l g e le
illi e x p e r l i s u n l . I’ro - d e lo s m á r t i r e s ; e n é l
ic c t i i s c s U m u l t i t u d i n e v e m o s m e jo r lo q u e
i i i a l ig n a n l i u m , p ro le - p a s a ro n e s to s . P r o t e ­
g e n t e s í D e o .p r o l c g c n - g id o f u e c o n t r a la
i i .m i n s s , 311
le c a rn em suam i pso Fi­ m uchedurabre de los
lio, e l li om ine q ue id ge- malignos, p rotegiéndo­
re b a t:q u ia filiuslioiui- lo Dio» y protegiendo
nis e s le í Filius Dei esl. su carn e'el m ism o Dijo
Filius Dei, p ro p ter for- y la h u m anidad que
niam D e i: filius honii- re v e s tía ; porque hiio
n i s , p ro p ter formam e s del h o m b r e é Hijo
serv i, habens in potes- d e Dios á la vez, Hijo
ta le poneré anim ara d e Dios por la n a tu ra ­
suam , e tre c ip e re eam . leza de Dios, ¿ liijo del
Q uid ci p o lu eru n l fa­ hom bre p or la n a tu ra ­
ceré inim ici ? O ccide- leza d e siervo, te n ie n ­
ru o l c o rp u s , anim am do en su poder el p e r­
non occiderunt. In lc n - d e r la vida y el reco ­
clíle: Parum ergo e ral, brarla. ¿ Q u é daño p o ­
Dominum horlari m ai- d ían hacerle p u es los
ly res verbo, nisi lirma- enem igos? m ataron el
re l exem plo. cuerpo , no m ataron cl
alm a. E n ten d ed lo : Po­
co hubiera sido p ara el
Señor e x h o rta r d e pa­
lab ra á los m ártires,
sino los fo rtaleciera
cou su ejem plo.
Ü T am quam ad la - iV Como á u n la­
Ironem existiscum gla- drón , con esp ad as y
diis e l fustibuscom prc- palos salisteis ¿ p re n ­
licndere m e : * Q u o t i - d erm e . * Cada d ia es­
díe apud vos eram in taba e n tre vosotros
lem plo docens, e l non enseñando en el le m ­
rae tc n u is tis : el eccc plo, y no m e d e tu v is­
(lagellalum ducilis ad teis, y a h o ra azotado
cru ciH geudum .f.C um - me lleváis á c ru c ilica r.
348 j u e v e s 8ANTÚ.

q u e in jccis se n lm a n u s f. Y habiendo ellos


in Jcsu m , eltenuis& ent echado mano y d e te n i­
e u m ,d ix ita d e o s:* Q u o do & Jesús, les dijo es­
lid ie ele. te : * Cada d ia etc.

lec t io v. LECCION B.*

v-ostis qui convenios abéis y a q u é re u ­


J i e ra l m alignanlium
ju d x o ru m , e l qu® m ul­
S nión era eela de los
m alignos ju d ío s y cual
lí ludo e ra l operanlvum e sla m u ch ed u m b re de
iniqu ¡talero. Q uam ¡ni- losobradores de iniq u i­
q u itatem ? Q uia volue- dad. ¿ Q u é in iq u id ad ?
ru n lo ccid ere Dominum La de h a b er q uerido
Jesu ro C h ristu m . Tan la m atar á n u estro S eñor
o p era bona, in q u íl os- Jesucristo. « T añías
lendi v o b is : propler obras buenas, les dijo,
quod horum me vullis os he m a n ife sta d o :
o c cid ere? P e rtu lit om - ¿ Por cuál de ellas me
n e s infirm es eorum , cu- a u e re is m a ta r? » Con­
rav ii om nes lánguidos llevó á lodos sus e n ­
eorum , p w d ic a v it reg- ferm os, cu r6 á todos
nu n i cirio ruin, non ta ­ su s dolien tes, predicó
cú il vi liaieorum :u tip e a el reino de los ciclos,
polius eis displicerent no pasó en silencio sus
non m edicus, á quo sa- vicios, d e m anera que
n a b a n lu r. His óm nibus se disgustasen mas bien
c u ralio n ib u s ejus in - d e estos q u e del m édi­
jrati, tam quam m ulta co que les sanaba- in ­
Íebre p h ren etici in sa-
n ie n le s io m edicum ,
g rato s á todas estas
curaciones del R eden­
qui v e n e ra l curare eos, to r , fren ético s como
ex íflg ilav eru n l consi- por un acceso de ca-
MAITINES. 343
lium perdendi « u n í: len tu ra, delirando cou-
tam quam ¡bi volenles tr a c l médico q u e á r e ­
probare utrum ye re ho­ m ediarles h ab ía v e n i­
mo sil qui morí pos9¡l, do , deliberaron el m e­
an aliquid su p er bomi- dio de p e rd e r le , como
nes ait, e l mori se non queriendo asi probar
p e rm ilta t. Yerbum ip- si e ra v erd ad eram en te
sorum agnoscim us in hom bre q u e pudiese
Sapientia S a lo m o n is: m orir, ó si era algo de
M orte lurpissim a, in - superior á los hom bres
q u it, condem nem us que no le p erm itie ra
eum. Inlerrogem us ser m u erto . La e sp re -
eum : e ril enim respee- sion de ellos la cono­
lus in serm onibus il- cem os por et libro de
lius. Si enim v e re Filius la Sabiduría d e S a lo -
Dei esl, lib erel eu m . m oa: * Condeném osle,'
dicen , k m u e rte la ma»
in fa m e : in te rro g u é ­
mosle, pu es en sus pa­
labras hallarem os la
esplicacion ; si es v e r­
daderam en te Hijo de
D io s, q u e Dios le li­
berte **. »
n). T e a e b r a facUi' Densas tinieblas
s u n t , dum crucilixis- so b rev in ie ro n , lue^o
sen i Jesum j uda*i: et que hubieron crn cili-
circa liorarn non&m e x - cado á Jesú s los judíos,
clam avit Jesú s voce y hacia Ia h o ra nona
m a g u a : Deus m eus, ul cselam ó Je sú s en a lta
quid m e dcreliquisti? * voz: Dios m ió , ¿ p o r
El inclinato capileem i- q u é me lias desam pa­
sit spiritum y. E ic la - rado? * É inclin ad a la
3 ÍÍ JILVLS 5AAT0.
m an s Je s ú s voce mag­ raheza, exhaló el espí­
n a, s i l : l'a le r, i n raa- ritu . f . Kxclaroando
n u s lú a s com m endo Je sú s en voz a lia dijo;
spiriturn m eum . * Et Padre, en lu s m anos
inclínalo capite etc. encom iendo m i e sp íri­
tu . * É inclin ad a la c a ­
beza e tc .

lecho v i. lección 6.*

um qu& m
x a c u e b ijM T p i l a r o n s u s lenguas

B gladíum linguas
A
como espada. Que
suas. N o n dicanl ju d x i: no d igan los j u d ío s «nu
Non oceidím us C h ris- m atam os á C ris to ; •
tu m . E lenim proplerea pues por esto le e n ­
eum d e d c ru n t judici treg aro n al ju e z Pílalo,
Pílalo, u l quasi ipsi á como por no parecer
m orie eju s vídercnU ir responsables de su
im rounes. Nam cum m u erte. Porque h a ­
dixissel eis P ílalas:V os biéndoles dichiJ Pílalo,
eum occidile, respoD- « q uitad le la vida v o s­
ü e r u n l: Nobis non li- o tro s , » respondieron:
c c l occidere q u e m - o á nosotros no es p e r­
* q u am . In iq a ita te m fa- m itido q u itá rse la a na­
cm oris su i in judiccm die. b La iniquidad de
hom ínem re fu n d e rc \o - su delito q u erían h a ­
le l ia n l: sed num quid cerla recaer en el ju ez
Ücuni judiccm falle- hom bre; m as ¿por ven­
b a n l? Q uod fecil Pila- tu ra engañaban al ju e z
lu s, in eo ipso quod Dios ? Lo q u e hizo Pí­
fccit, aliq u ao lu m p ar lalo, en lo m ism o que
liceps fu it:se d in com- hizo, fué m ostrarse al-
1IA1T1KES. -M .)

paratione illorum raul gun tan to c ó m p lic e ;


lo ipse innocentior. Ins- pero com parado con
litil enim q uantum po- ellos fué m ucho m as
lu ii, u t illuni ex eorum inocente. Insistió pues
m an ib u slib erarel; nam cuanlo pudo para li­
p ro p lerea flagellatuiu brarle d e m auos de
p ro a u s it ad eo». Non ellos, y por esto se lo
persequendo Dominum presen tó azulado. No
ilagellavil, sed eorum azoló al Señor para
furori satisface re vo­ a lo rm en tarlc, sino qne-
leas: u t v e ls ic jam mi- ríendo satisfacer la sa ­
tescerent, e ld e sin c re n t ña d e su s en em ig o s,
velle oeeidere, cum (1a- p ara q u e asi se ab la n ­
gellatum viderenL. F e ­ daran por lia y dejasen
cil cl hoc. At ubi p e r- de q u e re r la m u erte
se v e ra v e ru n t, noslis del q u e veían llagado
illum lavissc m anus, d e azotes ; sin c am ar­
et d ix isse , quod ipse go lo hizo. P ero obs­
non fecissel, m unduni tinándose e llo s , sabéis
se esse ¿ m orle íllíus. qu e se lavó las m anos,
Fecil lam en. Sed si y dijo q u e él no lo ha­
reus, quia fecit vel in - bía hech o , q u e eslab a
v itu s : illi innocentes, lim pio de la m u erte de
qui coegerunl u tf a c e - aquel j u s to ; de todas
relV N ullo modo. Sed m aneras lo hizo. Mas
¡He dixil in eum sen - si reo es p orque lo h i­
lentiani, c l ju ssil eum zo a u n q u e violentado,
cruciligi, c l quasi ipse ¿ serán in o cen tes los
o ccid il: e l vos A judeci que le obligaron á h a­
occidislis. I n d e occi- c e rlo ? de n in g ú n mo­
dislisV (iladio lingua?: do. Mas ¿I p ronunció
acuislis enim linguas contra Je sú s l a sem e n ­
vestras. Kl quando per* cia, y le m andó c ru c í-
3 ÍG JUEVES SANTO,

cussistis, nísi quando fic a r.y e o m o que él le


c la m a s tis : CruciHge, mató; c ierto , pero ros*
crucilrge? otros,oh judíos, fuisteis
los m atadores. ¿ Y có ­
mo le m atasteis? Con la
espada d e la lengua,
pues afilasteis vuestras
lenguas. ¿Y cuán d o le
h eristeis sino al cla­
mar: Cntct/tcale, cruci-
fic a ie ?
A nimara meam tí. E n treg u é mi al­
dilcctain tradidi in raa- m a q u erid a en manos
n u s in iq u o ru m .e l facía de los perversos, y «I
csl tnilu liíL'reditas mea pueblo de ini heredad
sic u t Ico in silva: dedil em braveció contra mi
co n tra m e voces adver- como león e a la selva;
sariu s, dicens: C ongre- dió voces contra mi
g a m in i, e l properate el enem igo diciendo:
ad d evorindn m illum : « Ju n ta o s y daos prisa
p o su eru n l m e in deser­ á devorarle ;» pusié­
to solitudinia, c t lu s it ronm e en desierto de
su p e r m eo m n is Ierra:* soledad, y lloró sobre
Q uia non est inventus mí toda la tie rra . *
qui me agnoscerel, e l Porque no se encontró
facercl bene. j . ln s u r- q uien me reconociere
re x eru n t in m e viri é hiciese b ien . i . Le­
afosque m isericordia, e l v an táro n se contra m i
non pe pert’cru n t anira® hom bres desapiadados,
mea;. * Q uia non esl y no perdonaron i mi
in v en to s e tc . A ni­ vida. * Porque no se
m ara m eam e tc . encontró etc. í^. E n­
treg u é mi alm a etc.
MAITINES. 317

IN TEMIO KOCTUlL'iO. TEKCKM XOCÍtlBlSO.

Ant. Ab in su rg en li- Anl. De los q u e se


bus in m e libera m e levantan co n tra mi lí­
Domine, q u ia o ccu p a- bram e, oh Señor, porg­
verunt anim ara m e a n . ú e s e han posesionado
c mi vida.

PSALMC6 LVIir. BALSO 5 8 . '*

^ripe m e de inim icis d e mis e n e ­


T j m eis Dea» m eu s : *
ab in su rg en lib u s in me S
á lvam e

m igos, oh Dios mió,


* y líbram e de los q u e
libera m e. contra mi se le v a n ta n .
Kripe me d e o p e ra n - Sálvam e d e los q u e
tíbus iniquilatem : * e t obran la m aldad,* y sá­
de v irtssan g u in u m sal­ cam e del poder d e los
va m e. hom bres sanguinarios.
Quia ecce cep eru n t Porque ya ves cóm o
anim ara m eam : * ir - se h an apoderado d e
ru eru n t in rae fortes. mi vida; * se h a n la n z a -
do‘sobro mi los fuertes.
Ñ eque iniquilas m ea, No es mi iniquidad,
neqoe peccat iim m eum oh Señor, no es mi p e ­
Dom ine: * sin c in iq u i- cado;* sin in iquidad lie
late cu cu rri, e t direxi. recorrido y dirigido mi
ru ta.
E xurge in occursum L eván tale en mi so­
raeum, et v id e : * e t tu corro y m ira ; * q u e tú ,
Domine Deus v ir tu - oh Señor, e re s el Dios
tum , Deus Israel. de los ejército s, el Dios
de Israel.
348 J i t v E S ¡ SANTO.

In len d c ad v is ila n - A lien d e á residenciar


das om nes g e n t e s : *' las naciones todas; * no
non m iserearis óm ni­ le com padezcas d e nin­
bus qui operanLur in i- guno d e los q u e obran
q u ilatem . in icuam en te.
C o n v e rle n lu ra d res* Volverán d e noche,
p e r a n i, el fam eui p a- y padecerán ham bre co­
lie n tu r u l c a n e s: * e l mo perros, * y andarán
c ircu ib n n l crvitalcin. rondando la ciu d ad .
E cce lo q u en lu r in lié aq u í q u e hablan
o r e s u o , c t gladiis in aho ra e n tre sí, y sus
labiis eorum : * quo­ labios son una espada
niam q u is a u d iv it? c o r ta n te , * diciendo:
¿ quién nos oye ?
Kl lu Domine d e ri- Y lú, S eñor, le b u r­
debis e o s : * ad nilii- larás d e ellos; *i la na­
lum deduces om nes d a red u cirás todas las
g en tes. naciones.
F o rtiludincm meam l e confiaré la custo­
ad te custodiara , q uia d ia de mi fo rta le z a ,
Deus susceptor m eus porque eres, oh Dios,mi
e s : * I k u s m e u s , m i- ,
guardador; * Dios mío.'
sericordia ejus p n e v c - lu m isericordia se me
n ie l m e. ianticip ará.
Deus oslendel mihi Dios m e m oslrarásus
su p e r m ím icos m eos, designios
i sobre mis
n e occidas eos : * n e - ienem igos: * no los ma­
q u an do ohliviscaolur Iles, para que no se des­
p o p u li nici. icuid en m is pueblos ".
D isperge illo sín vir- D ispérsalos con tu
tu le lua : * el depone pi oder * y abáLclos, oh
eos pro lecto r m eus iS eñor, p ro tecto r mió.
D om ine.
M A m iS E S . 341)
D cliclam oris c o - P ru eb en t i d elito de
rum , serm onen) liibio- su boca las palab ras de
runi ipsorum : * el com - sus m ism os la b io s, * y
p r e h e n d a n lu r in b u - sean cogidos en su pro­
pcrbii» sua. pia soberbia.
El d e execratione e l Y de execración y
m endatio a n n n n lia - de falsedad serán p r e ­
buDlur ¡n consum m a- gonados reo s en e l ú l­
lionc; * in iraco n su m - timo dia, * en la ira del
roalionis, el non eru n l. últim o d ia, y d ejarán
de c.Mstir.
Kt scien t q uia Deus Y sabrán ciue Dios
dom inabitur J a c o b : * reinará sobre Jacob * y
el linium ierra1. sobre las estrem idodes
d e la tierra.
C o n v erten to rad v es- V olverán al an o ch e­
peram , c t lam cm p a - cer, y padecerán h a m ­
lieu tu r u l canes : 1 el bre como perros, * y
circuibunt c m ia lc n i. an d ará n rondando la
ciudad.
Ipsi d isp erg en lu r ad D ispersaránsc en bus­
m andurandum : *si ve­ ca de s u s te n to ; * pero
ro non fu crin t sa tu ra - si no lograren h artarse,
li, ct m urrnurabunl. lu eg o n iu rm u ra rá n .
Ego autem cantabo E n tre ta n to yo can ta­
forlitudincm tu a m : * ré tu fortaleza, * y m a­
et cxultabo m ane m i­ d ru g aré ensalzando tu
sericordia ni tuam . m isericordia.
Q uia lUctus es su s- P o rq u e le hiciste
ccplor m eu s, * e l refu- am paro * y refugio mió
Rium m eum , in die en el dia de mi trib u la ­
Irihulationis mea*. ción.
A djntor m eus libi A yuda m ía, yo te
330 JIE V E S S A M O .

p s a lla n i, 'q u ia Deus c a n ta r é , porque eres


su a :e p lo r m eus es: * mi Dios Amparador. *
Deus m eus m isericor­ Dios m ió ! m isericordia
dia m ea. m ía !
A ní. Al) in s u rg e n li- Anl. De los que se
bus in Jiie ele. levantan contra mí ele.
Ant. Longe fecisti Ant. A lejaste de mi
notos raeos .i m e : Ira - á mis conocidos; vendi­
d il u s s u m ,e l n o n e g re - do fui y do hallaba sa­
d ieb ar. lida.
PSAJJIL9 LXXXVIl. s v liio 8 7 . "
o n in k Deus salutis n F.Son. Dios de m i sa-
D mea1, * in dic cla­
ma vi , c l nocle co -
O lud, * d ia y noche
he clam ado en tu pre­
ram le. sencia.
In lrc t iü conspectu E nlre mi «ración de­
luo oralio m e a : * in* lante de lu acatam ien ­
c lin a au rem tuam ad to ; * inclina lu oido á
precem muani : mi súplica.
Q uia repleta esl m a- Porque b aria de ma­
lis anim a m ea:* e l vita les esta mi alm a, "■y mi
m ea inferno appropin- vida se aproxim a & li
q u a v il, lunilla.
¿Estim atus sum cum C ontado he sido con
d cscen d cn lib u s in la- los q u e bajan á la (me­
c u in , * iaclus sum si- sa, * be venido á s e r co­
t u l liomo sinc adju- mo hom bre sin auxilio,
lo rio , in te r m orluos libre e n lre los muer-
líb er. ios *J.
S icut v u ln erati d o r- Como los acuchilla­
m ien tes ¡n sepulcliris, dos que d u erm en en los
qu o ru m non es m em or sepulcros, de quienes
MAITINES. ubi

a m p liu s: * ct ipsi de ya no le a c u e rd a s , * y
maDU tua repulsi su n t. q u e son desechados por
lu mano
I'osuerunl me in la - M etiéronm e en la b o ­
cu infcriori: * in le n e - y a m as profunda, * en
b ro sis, e l in unibra fugares tenebrosos y
m urlis. e n som bra de m u e rte .
S u per m e conlirm a- E n m i se h a fijado
lus esl furor tuus: * c t tu indignación, * y so ­
om nes lluclus lu o s in - bre mi has acum ulado
d u \isti su p e r m e. todas tu s olas.
I.on^c fecisli notos A lejaste de mi ¿ m is
meos a m e: * posue- conocidos; * to m áro n ­
ru a l me abom inado* m e p o r objeto de su
ncm sibi. abom inación.
T raditus sum , e l non V endido f u i , y no
egrediebar: * oculi mei bailaba sa lid a ; * m is
lan g u eru n l pra> inopia. ojos desfallecieron de
m iseria.
Clama vi ad le Do­ A ti clam é, oh Señor,
mine lula die:* expan­ todo el d ia, * hacia ti
dí ad te m anuE m eas. alargué m is m anos.
¡Sum quid niorlnis ¿ Acaso o brarás m i-
íacies m irab ilia: ' a u l ravilias con los m u e r­
niedici s u s c ila b u n l, e t to s? los resu citarán
ro n lileb u n ttirlib i? los médicos “ para q u e
publiquen tu s alab an ­
zas?
N um quid narrab il ¿A caso alguno pro­
aliquis in sep u lch ro m i- clam ará en el sepulcro
sencordiam luam , * e l lu m isericordia, * y tu
Yerilatem luam in per- verdad e n cl seno d e
ditione ? la d estru cció n ?
i‘ 'á t J l£ V E S SANTO.

N um quid cognoscen- ¿Acaso se rá n conoci­


tu r in le n e b risn iira b i- dos en las tin ieblas tus
lia t u a , * e t ju stilia p o rte n to s ,‘ y tu ju s tic ía
tu a in Ierra oblivionis? en la región del olv i­
do “ .
E t ego ad te Domine Y yo b e clam ado i
c la m a v i: * e l m ane ti, olí Señor; * y mi ora­
oralio nica prfcvenict ción se le Anticipará
te. bien de m añana.
Ul q u id Dom ine r e - ¿ P o t q u é la recha­
Ilclliso^atioI)emnlea^l., zas, oh S e ñ o r / y apartas
1 a v e rtis faciem luam de mi tu ro stro ?
á me ?
P au p er sum ego , e t Pobre soy y e jercita­
in la b o rib u sá ju v e n tn - do en trabajos desde
te m ea * ex allatu s a u - mi m ocedad; * apenas
tem , h u m ilia tu s snra exaltado, m e vi abati­
e l c o n tu rb a tu s. do v confuso
In m e tra n sic ru n l Pesaron sobre m í tus
ira; tu;t> : * el te rro ­ ira s ,* y conturbáronm e
res tu i co n tu rh av e- lus terro res.
ru n t m e.
C ircum dederunl me C ercáronm e como
sicut aq u a Iota d ie : * to rre n te s d e ag ua cada
circu m d ed eru n t m e si- d ia;*cercáron m e de uua
m ui. vez.
Elongasti á rae am i- A lejaste de mi al
nuni e l proxiroum : * am igo y al deudo, * y á
el notos m eos íi m iseria. m is conocidos d e mi
desgracia.
Anl. Lonpe fecisti Ant. A lejaste d e mi
tolos m eos á me etc. á m is conocidos etc.
Anl. C ap lab u n i in Ant. T en d erán redes
MAITINES. 3 i> 3

anim am jn s li, c l sau- á la v ida del ju sto , y


g uinem innocentem condenarán la san g re
eo n d em nabunt. inocente.

TSALMUS XCIIL SA L110 9 3 11.

eu s ultionum Do- ios d e las venganzas


D luinus: * D eus u i-
tionum libere egit.
D es el Señor,* e l Dios
de la» ven g an zas lia
obrado á su alb ed río .
K vallare qui ¡udicas M uestra lu poder lú
lorram : * reddc r c lr i- uc juzg as la tie rra ;*
butioncm su p erb is. a su m erecido á los
soberbios.
llsquequo p eeealo - ¿ Has la. cuándo los
res D om ine : * usque- ecadorcs, olí S eñ o r, *
quo pecealores g lo ria - asía cuándo los peca­
h u n lu r ? dores lian d e gloriarse '!
E IT atiunlur, e l lo- ¿ 11a sía cuándo pla­
q u c u lu r in iq u ilalem : * ticarán y h ab larán in i­
lo q u entur o ro n e s, qui c u a m e n te , * y soltarán
o p e r a u l u r i n j u s t i - la len g u a lodos los q u e
liam ? obran 1¡l injusticia?
l’opulum lu u m Do­ H um illaron á tu pue­
m ine b u m iliav eru u l: * blo, oh S c fto r/ y veja­
ul lieredilalein luam ron lu h eredad.
v ex av eru n t.
Yiduam e l advenara A sesinaron á la v iu ­
iu lcrfcceru n t: * e l pu- da > al eslraü g ero , y á
pillos occidcrutil. los "huérfanos q u itaro n
la vida.
Kl d ix eru u t : Non Y d ije ro n ; No lo ve­
vídebit Dom inus, * nec rá el Señor, * ni llegará
:j :¡{ ju e y e s SAM O.

in tc llig e t D eas J a ­ á noticia del Dios de Ja ­


co h. cob.
Iiilelligite in sip ie n - E nten d ed lo , olí los
ti?s in populo; * c t «tul­ mas insensatos del pue­
lí aliq u an d o sapitc. blo; * tened cordura al­
g u n a vez, oh m en te­
Q ai p lan lav it a u - catos.
rcm , non a u d ic l, * au l ¿ El q u e p lantó la ore­
qui linxit oculum , non ja , no o ir á ? * y el que
co n sid era! ? formó el ojo, no obser­
Qui co rrip it gen tes, va?
n o n a rg u e t, * q u id o - ¿N o lla m a rá á juicio
c el liom inem st'icli­ el q ue castiga á las na­
li,im ? ciones,* el q u e enseña
al hom bre ta ciencia ?
D om inus sc il co g i- El S eñor conoce los
latio n cs horoinum : * pensam ientos d e los
quoniam vana; sunt. hom bres, * lodo lo v a­
nos que so n .
B ealus hom o, quem B ienaventurado el
ln e ro d ieris Domine; * hom bre á q uien lú ins­
e t d e lege tu a docueris tru y e s, olí S eñor,* y ¿
eum . q u ie n am aestras en tu

l 't m itig es ei á die- r& m itig arle los


b u s m alis: * doñee fo- dias aciagos,* m ientras
d iu lu r pcccalori foven. se cava al pecador la
hoya.
Q uia non repellel Porque no rechazará
Dominu s plehem suam , el Señor á su p u eb lo , *
* e l lia;reditalein suam ni abandonará su h e re ­
n o n d m l in q u e l . dad.
Q uoadnsqne ju stitia H asta q u e la ju sticia
MAITINES. 365

c o n v crlalu r in ju ili- se «rija ea ju ic io , *


cium : ' c t qui juxla puestos al rededor d e
illam om nes qui recio ella Indos los hom brea
su n t corde. d e recio corazon.
Q uis consu rg et m i- ¿ Q u ié n se lev an tará
hi a d v ersu s m aliguan- eo mi favor con ira los
l e s '! * a u t q uis slab it malignos? q u ién es­
m ecuni adv ersu s ope­ tará conm igo co n tra los
rantes in iq u ilatem . q nc obran la iniquidad?
Nisi quia D om inus Si no fuera p orque el
adju viL m e: * paulo mi- S eñ o r me ayudó, * p or
s u s Iiabita6set in in­ poco no h u b ie ra h a b i­
ferno an im a m ea. tado mi alm a la región
d e los m uertos.
Si d ic e b a m : Motas A penas decía: a Mi
esl pes m e u s : * m ise­ pié resb ala,» * lu m ise­
ricordia lú a Domine ricordia, ob S eñor, a c u ­
adju vabal m e. día ¿ s o s te n e rm e .
S ccundum m ullí lu - A proporción de la
dinem dolorum m eo­ m uchedum bre de los
rum in eorde meo, * dolores q u e se n tía en
consolaliones lúa; la'— mi coxazon, * lu s con­
tilicavcrunt anim am suelos aleg raro n mi
m eam . alm a.
N um quid adltit'rcl ¡. Acaso le a sien tas
libi sed es in iq u ilalis: * en alg ú n trib u n al d e
qui lingis laboren) in in ju stic ia ,* cuando im ­
p ra'e ep to '? pones trabajo con el
precep to “ ?
C a p iab u n tin anim am T en d erán re d e s á la
justi : * e t sanguinem vida del ju sto , * y co n ­
ínooceatem condem na- d en ará n la sangre ino­
b u n l. ce n te .
y.'ilj JUEVES SA M O .

E lla c lu se s t m iliiD o- Mas el Señor se m e


m inus in ruTugim n: * el lia convertido en refu­
Deus m eus iu a d ju to - gio,* y mi Dios en apo­
rium spei mero, yo de mi esperanza.
E tre d d c l illis.iniqui- Y hará recaer sobre
lalcm ipsorum : e l in ellos su propia iniq u i­
m aliliaeorum disperdulj dad, y los d estru irá por
eus : * d isp erd el ¡líos su m alicia; ‘ destru irlo s
D om inus D eus D osier liá el S eñor Dios nues­
tro.
Ant. C aplabunl in Ant. T en d erán redes
anim am ele. etc.
t . L o c u lisu n U d v c r- t . H ablaron contra
sum m e Ii ligua dolosa. mi con len g u a eng añ o ­
üj. E lb ern iü ü iliu s odii sa. lü. Y c a n palabras
circu m dederunl m e , e l de odio m e rodearon y
e x p u g n av eru u t m e g ra­ com batieron sin m o ti­
tis. vo.

De Epístola beati Pauli De la ¿'pistola de san


aposloli ad Htbraos. Pablo apóstol tí los
C ap. iv. el y. . Hebreos.

LtCTIO VII. l c c c io n 7 .?

E sm E Jiis iugredi in á en­


F i llam rc q u ie m :
nc in idipsum qu is in­
A
ut
p u k s ib é h o n o s
tra r en aq u el des-
canso, á lin d e que na­
cida!, in cred u litatis e \- die caiga en sem ejante
em pluni . Vivus esl ejem plo de iu cred u li-
enim serm o D ei, c l efl'i- d&d . P orque lu pala­
cax , el p eu etrab ilio r b ra de Dios es viva y
omni gladio a n c ip ili: eficaz y m as p en etran -
x A in jíE S .

e l jierlingens usque ad le q ue cu alq u ie r esp a­


divisionem anim a1 nc da J e dos li los. y alcan­
sp irilu s , com pagum za b asta la división del
q uoque a c med ul laru m , alm a v del e s p irita ,
e l discrelor co g ilalio - hasta las médulaB y
nnm et intenlionum ju n ta r a s , y d iscierne
cordis. E l non e st olla los pensam ientos y las
crealu ra invisibilis in intencio n es del cora­
conspectu e j u s : om nia zón. Y no h ay criatu ra
aulem nuda e l apcrla alg u n a q u e en sn p re­
su n l oculis e ju s , ad sencia le sea invisible
qncm nobisserm o. lía- sino q u e todo e stá des­
líenles ergo Pontilicom nudo y p a te n te á los
m a g n u m , qui p e n etra- ojos de aq u e l á q u ien
v il c n -lo s, Jesum F i- se refieren n u estras pa­
lium Dei : ten eam u s labras. T eniendo p u es
confessionem . N on tan g ra n P onlilice q u e
cnim habem us l'o n li- penetró los ciclos , á
licem , qui non possil Jesú s Hijo de D io s ,
com pali inHrmílatil>ns m antengám onos firmes
nostris ; te n ta tu m a u - en confesarle. P orque
tcm per om nia pro si- no tenem os por P onli­
m ilitndinc ab sq u cp ec- lice á q uien no p u e d a
cato. co m p artir n u estras do­
lencias. sino q u e lo te ­
nem os puesto a p ru e b a
por todus vías á sem e­
jan za n u estra , é escep-
cion del pecado.
T ra d id e rn n t me ti. E n treg áro n m e en
in mnnus im piorum , m anos de los im píos, y
e l in ler iniquos p ro je - arrojáronm e e n tre loa
c eru n l m e , e t non pe­ m alvados, y n o perdo-
358 Jl'U V tS SANTO.

p c rc e rn n t anim ® m e » : naron á mi v id a ; re u ­
congrcgati su n i adver- niéronse contra mi los
su ra me fortes, * E l si- poderosos. * Y como
c u l gigantes sle le ru n t g ig an te s se me coloca­
c o n tra me. f . Alicui ron de frente, jfr, ¡Se le ­
in su rre x e ru n t a d v er­ vantaron c o n tra mi los
san! m e, e t fortes qusp- e s tra n g e ro s , y a te n ta ­
sie ru n t anim am roe- ron á mi vida los fuer­
ara . * E l sicu t g igan­ tes. * Y como gig an tes
te s etc. etc .

LKCTIO VIII. LEccion 8.*

deamls ergo cum cidamos p u es confia­


A fiduciaad Ihronum A dos al trono de la
¡*rati¡E, u t raisericor- gracia, á lin de alcan­
diam co n seq u am u r, e t zar m isericordia y de
g ratiam inveníanlas in b ailar m erced con cl
auxilio opporluno. Om- oportuno ausilio. P or­
n is nam que pontifex que todo pontilice to ­
ex liom inilm s assum p- mado de e n tre los hom ­
t u s , pro liom inibus bres se co n stitu y e en
constituí tu r in iis quaí lugar d e los hom bres,
su n t ad Deura, u t olíe- en las cosas q u e se re ­
ra t d ona e t sacrilicia fieren á Dios, para ofre­
pro p c c c a tis : q ai con­ c e r dones y sacrificios
doleré pussit iis , qui por los pecados; ha de
ig a o ra n t , e t e r r á t i l : ioder condolerse con
Í
quoniam e t ipse cir— os qu e ignoran y y er­
c u in d alus esl inli rm ita- ran, como q u ien se b a­
I c : e t p ro p te re a d e b e t, ila rodeado ig u alm ente
quem adm odum pro po­ de flaq u ezas; y por es­
pulo , ila ctiani el pro to de he h acer ofrendan
MAITINES, 31)9

scm clijw o ollerre pro en descu en to de los


peccalis. pecados, asi com o por
el p u e b lo , asi tam bién
por sí mismo.
i'v Jesum tradidit ii¡. Vendió ¿ J e s ú s un
irapius gum m is p rín- impío á los gefes de los
c ip ib u ssa c e rd o tu m , el sacerdotes v á losancia-
scaio ribus populi r * nos del p u d ilo . * Pedro
P e lru s autem seq u e b a - e n tr e u n to le seg u ía de
tu r c u m a longc u l v i- lejos para v er el lin.
d e re l linem . y, A ddu- ji. L leváronle i Caifas
x eru n t autem eum ad ge fe de los sacerdotes,
Caipham principela sa- cu i*uva c a sa se habían
ccruotum , ubi scribieel reunido los escribas y
>harisx¡ convenerant.* fariseos. * Pedro e n ­
1‘etrus autem etc. tretan to e tc .

LECTIO IX. LECCION 0.'

ec quisquaui sucnil i se ap ro p ia nadie


N sibi Jio u o rem , sed
q ai v ocatur i líco ,
N (al d ignidad, sino
el que p o r Dios es lla­
laroquam A aron. S icu t mado a v ila too) o A anin.
<:hristU5 non sem ctip - Asi tam bién Cristo no
suid d a rilic a v it u tP o n - se glorificó á sí propio
tifex lieret : sed qui haciéndose P o n lílic e ,
loculus est ad eum : sino q u e le glorificó el
Filius m eus es lu , ego que le d ijo : «Hijo mío
liodíe g enui Le. Q ue- eres lú , noy te b e e n ­
niadniodum e t in alio g endrad o .» Del m ism o
loco d ic i l: Tu es sacer- modo q u e en otro lu ­
dos in icternum secun- gar le d ic e : «T ú eres
dum ordíuem M clclii- sacerdote e tern am en te
J IE VES S A M O .

sedeeh. Q ui in diebus se^u o eló rd en de Mel-


cam is suíT , preces m iiscdcc.» Él en los
siipplicalioncsque ad (lias de su carn e m or­
cum , q u i possit illum tal, ofreciendo con lá­
salvum Hacere ¡i m an e, grim as y clam or v e h e ­
cum clam are valido e l m ente ruegos y sú p li­
lacrim is o d e re n s , ex­ cas A aquel q a e p udie­
a u d í tu s e sl pro su a re- ra salvarle de la m u er­
v c rc n lia. E l quident te, Tué escuchado por su
ru n i csset F ilius Dei reverencia. Y en efec­
did icil ex iis gu¡r pas- to, siendo Hijo de Dio?
sus e s l . obedienliffm : aprendió sum isión de
c t c o n su m m a tu s, fac- los padecim ientos que
in s esl óm nibus oblem - s u f ría ; y consum ado
peranLibus sibi . causa en ella, v in o á s e r c a u -
salu iis .T ierra1 , a p p e - sa. de salvación c iern a
Llalus \ Deo P a rtifc x para todos los o b ed ien ­
ju x la ordinem Alelclii- tes, llam ado Pontífice
sed ecb. seg u n cl urden de Mel-
uiscdec p or cl mism o
S ios.
A. Caligavertí n t oca- O scureciéronscdc
li mei A lleta m e o : q u ia puro llo rar m is ojos,
elongnlu? est á m e, qui porque se alejó de mi
c o n s o la b a is m e. Yiuc- el a u e m e consolaba.
Ic om nes populi * Si esl Ycd todos los pueblos.
dolor si milis, sieul do­ * Si hay do lo r sem ejan­
lor m eus. y. O vos om­ te ni dolor m ió. fr.Oh
n es qui Iransílis per vosotros todos los que
viam , a tle n d ile c t v i- pasais por cl cam ino,
d e lc . * Si est dolor ele. contem plad y v ed . *Si
íl. C aligaverunt oculi hay dolor e le . i^. Oscu­
ele reciéronse etc.
LAUDES.

AD LAUDES. Á. LAUDES.

Anl. P roprio Filio Anl. A su propio


suo non p ep ercit DóOS, H ijo no perdonó Dios,
sed pro nobis óm nibus sino qu e lo en tregó por
Cradidil illum . todos nosotros.

Salho 50, Witeren , pac. 218.

Ant. Proprio Filio Anl. A su propio


suo ele. Hijo etc.
Anl. A nsíalos est su A ní. En ansias por
per m e sp irilu s m eus, mi su e rte e stá mi espi-
in me lu rb alu m esl rilu , turbado den tro de
cor m eum . mi esuk mi corazon.

PSALUIS CXLII. salm o 1 4 2 T*.


o h in e, exaudí o ra - k S o k , escu ch a mi
D tioncm m eam :a u ri-
lius percipc obsccra-
S oración, presta oí­
dos á mi súplica co n ­
lioncm m eam in v e ri- forme ála v erd a d ,‘ óye­
tale lúa : * exaudí me m e seg ú n tu ju s ti­
in lu a ju s titia . cia.
Kt non intres- in judi- Y no e n tres en juicio
cíiim e am servo tu o : * con tu s ie rv o ,* porque
quia uon ju s lilicab ilu r ningún v iv ien te en lu
in c o n s p e d a lu o o m n is presencia q u ed ará ju s ­
vivens. tificado.
Q uia p crsccu tu s est P o rq u e el enem igo
in i m i c u s anim ara lia perseguido mi al­
n ieu m : * lium iliavit in m a, * lia hum illado en
ierra vilatu m eam . el polvo mi vida.
362 1LEVES 6AKT0.

Collocavil m e in obs- Me ha encerrado en


curis sicu t m ortuos s¡e- sitios oscuros , como á
c u l i : * c l a n \ia tu s est los m uertos de hace
su p er m e spi rilus m eus, un siglo;* y en zozobra
in m e tu r b a tu m e s lc o r por mi su e rle e slá mi
m eum . esp íritu , turbado d e n ­
tro de mi está mi co­
razon.
Memor fui dierum Acordé me de los dias
nnt ¡quorum , m editatus antigu o s; m editó sobre
sum in óm nibus operi- todas lus obras; * reca­
bus tu is: " in faclisiu a- pacitaba los hechos de
nu u m lu aru m m e d ita - tu d iestra.
bar.
Expandí m anas m eas M arg u é m is m anos
ad le : * anim a m ea si- hácia l i ; * mi nlmn en
c u t tu rra sine aqi^a vez de li es como l i c r
ti l)i. ra sin ag u a.
V elociter exaudí me Ó yem e luego,oh Se­
D om ine: * dcfecit spiri- ñor ; * mi esp íritu ha
tu s m eus. desfallecido.
Noit a v e ria s faciera No ap arte s de tuí lu
tuam ¡i me : * elsim ilis rostro,*sino sc r¿ se m e ­
ero d escen d en lib u s in ja n te i los q u e bajan á
lacum . la huesa.
Auditam fac m ihi Hazme perceptible
m a n e m iscricordiam bien tem prano la m i­
tuam : * q u ia in le spe- sericordia, * porque en
rav i. li lie conliado.
Nolam fac m ihi viam Hazme conocer el
in qua unihulcni : * cam ino por doude lie
quia ad le levavi a n i­ de an d a r,* p orque á ti
mal» m eam . lie levantado mi alm a.
M I BBS. 363
Eripc m e de inim icis I L íbram e de mis e n e­
meis D om ine, ad te con- m igos, oh Señor; á tí
f u g i: * doce me facere m e Le acogido;* en sé­
voluntatem tu a m , quia ñam e á h acer ta vo­
Deus m eus es lu. luntad , porque tú e res
mi Dios.
Spirilus tu u s bonus T u e sp íritu bueno
deducel me iu Icrram me g u iara á la tie rra
reclam : * propter u o - de rectitu d ; * p or tu
men tuum Dom ine v i- nom bre, olí S eñor, me
vilicabis me , in acqui- vivilicarás seg ú n tu
tate lú a. ju sticia.
E duces de trib u lalio - Sacarás de trib u la­
ne anim am m eam : * e l ción á mi alm a, * y por
in m isericordia tu a d is ­ lu m isericordia des­
pe rdes. ini micos m eos. tru irá s i m is en em i­
gos.
Ki perdes orones qui Y lierdcrás á lodos
I r i b u l a n l a n i m n u i lus q u e a trib u la n mi
m e a m : * quoniam ego alm a, * p orque siervo
servus tu u s sum . luyo soy.
Anl. A n m lu s esl Ant. E n ansias etc.
ele.
Anl. Ait lalro ad la - A nl. Dijo el ladrón
tronem : Ñ as quidem á su com pañero : Nos­
digna faclis recipim us, otros en verdad recib i­
lúe aulem quid fecil ? mos lo q u e m erecen
M em ento mei Domine, nuestras o b ras ; m as
dum veneris in reg n u iu esle ¿qué hizo? A cuér­
luum . dale de m í, olí Señor,
cuando llegues á lu
reiuo.
S a lm o 5 8 , Deus, Deuf/neun,
JUEVES S A M O .
Salmo 55, Drus mntrtairtr nostri, pág. 825.

Ant. A il lalro ad Anl. Dijo el ladrón


lalro nem : ele. á su c o m p a ñ e ro : etc.
Ant. Cum contúrba­ Ant. Cuando estu ­
la. fnerit an im a mea viere tn rb ad a, ó Scíior.
Domine, miscrieordiffi mi alm a, te acordarás
m em or eris. d e lu m isericordia.
Canticim llabaatc. Cántico de flabacuc. ’ 1
C«p. n i.

o v is f.n u d i r i ’a u d i- e S or
. oí tu revela­
D tionem luam !. * et
lim ui.
S ción * y tem í.

Domine opus lunm Señor, a q u ella obra


* in medio annorum vi­ lu y a * realízala en me­
ví lica illud. dio de los años.
In m edio annorum Eji m edio d e los
no tu m facics : * cum años la liarás conocer:*
iratu s fueris, m isericor- cuando m as irritado
di.T recordabcris. estés, te acordarás de
tu m isericordia.
D eus a b austro v c - Dios v en d rá del me­
n i c l , * c t sán e le s de diodía , * y del m onlc
m onte Pilaran. Paran el santo. "
O p eru it crrlos gloria lia cu b ie rto los cie­
o ju s : * e t laudis cjus los su gloria, y de sus
p le n a esl térra. alabanzas llena está la
tierra.
S plendor eju s u t lux Su resplandor será
c r i l : * cornua in m aui- como c ld e la luz; * en
bus ejus. sus m anos tendrá cl
sím bolo del poder.
LA C D ES. U ftj

Ibi abscondita e s t tíii él e stá o cu lta su


forlitudo e j u s : * a n ­ fortaleza, * a n te su faz
te faciem ejus ib it m archará la rau erle,
mors.
E l e g re d ie lu r diabo- Y el diablo h u irá d e­
lus a n te pedes eju s : * lante de sus pasos : *
frle tit, e t m easus est paróse y midió la tier­
lerram . ra.
A sp e x it, e l dissolvit Miró y disolvió las
g e n te s : * e l conlriti n acio n e s, * y fueron
su n l m ontes saículi. desm enuzados los mon­
tes sécula re».
In curvali s u a l colles E ncorváronse los co*
m u n d i, * a b itia e rib u s liados del m undo , *
x lc m ita tis e ju s . abriendo cam ino á su
etern id ad .
Pro in iq u itale vidi Vi en favor d e la
te ato ria A lh io p ia ! : * iniouidad las tiendas
lu rb ab u n lu r pelles té r­ del.lio p ia,* ser;ín pues­
ra; M adian. tos en d esorden los pa­
bellones de cuero de
M adian. "
.\u m q u id in duipini- Por v e n tu ra , olí Se­
bus iratu s es D om ine ? ñ o r , le irritas con los
* a u l in d um inibus Tu­ riosV* 6 e n los ríos des­
ra r tu u s ? vel in m ari carg a lu Furor, ó lu in­
indignalio tua? dignación en el m a r?
Q ui ascendes su p er T ú m ontarás sobre
cquos tu o s : * e l q u a - tu s caballos,*y lus t a r ­
drigaí tua; salva lio. ros serán nu estra sa l­
vación.
S uscilans suscitabis D espertando d es­
arcum tu u m : * u l ju ra - p ertará s tu arco; i re ­
•m JIE V IS SiX TO .

m e n ta tribu b u s , quic novarás los ju ram en to s


locu lus es, que i las triu u sliic isle ,
Fluvios scindes Ier­ R asgarás con arro­
ra1 : v id cru n l te , c t yos la tie rra : viéronte
d o lu c m n t m ontes : * y gim ieron los m ontes;
g u rg es aquarura tr a n - * derram óse et piélago
8Íit. d e las aguas.
D edit ab y ssu sv o eem Soltó su voz el abis­
suam :* n llilu d o inanus m o;‘ levantó la profun­
sn as leva-vil. didad sus m anos.
Sol et luna sle le ru n t El sol y la luna se
in habitáculo suo : * pararon en su esfera: *
in luec saíiiiU runi tua- cam inarán 6 la luz de
ru rn , ¡bim t in s p le n - lu s saetas, al resp lan ­
d o re fu lg u ran tis nasta; d o r de lu h a sU fulm i­
tUiT. n a n te.
In frcm ila conculca- Con estrem ecim ien ­
bis terrara : * e l in ta ­ to suyo pisarás la tier­
ra re obslupelacies gen ­ ra,*^ con tu fu ro r pas­
tes. m arás las naciones.
E gresaus es in sa lu - Salido has para sa l­
lem populi l u i , * in vación de lu pueblo, *
saln tcm cam CÍiristo para su salvación me­
to o . d iante tu ungido.
P ercussisti cap u l de H eriste al gefe de la
dom o inipii : * de nu­ casa del im pío'*; * d es­
il asli lundam enlum cubriste h asta la raíz
e ju s usque ad co llu m . de sus cim ientos.
M alcdixísli sccptris M aldijiste su cetro,
e j u s , capili bellatnrum m aldijiste ai caudillo
c ju s : * vcnienlibus ut d e sus guerreros,* que
lu rbo ad d ispergendum acudían como torbelli­
m e. no p ara d erro tarm e.
LU D E S. :ii ¡7
Exullalio eorum , E ra so alborozo*co­
sicu t ejus qui d evorat mo el de aquel q u e d e ­
pauperem in abscon- vora al pohre en lu g ar
dito. oculto.
Viam fccisti ¡n m ari A briste cam ino e n ei
eq u is t u i s : * in la to m ar á tu s caballos ' e n
aquarnm mulLarum. m edio del cieno de co­
piosas aguas.
A udivi, e lc o n tu rb a - Te oi, y se ag ita ro n
lus c sl v cn ler m e u s ; * mis entrañas;* i ta voz
i voee c o n tren iu cru n l estrem eciéro n se mis
labia m ea. Inbios.
la ^ re d ia ta r pntredo P en e tre c u m is h u e­
in ossibus m eis, e l sub- sos la p o d re d u m b re * y
ler m e scateat. rev ien te por fuera d e
mi piel.
l l requieseam in die Con tal que descan­
trihulationis : * e t a s - se en el dia de la tri­
ccndam ad populum bulación;* con tal que
accinctum nostrum . suba á re un irm e con
nuestro pueblo ya
apercibido. ’*
F icns en ira non (1o- Porque la h ig u era no
r e b i t : * e l non cril florecerá,* y no brotará
germ en in vineis. gérm en en las viñas.
M entiotur opus oli­ Knfiañará la m u estra
va» : * e l arv a non a lle - del olivo, * y los cam ­
rel cibnm . po» no producirán ali­
m ento.
A bscindetur de ovili Serán arreb atad as
p e c u s: * e l non eril del aprisco las ovejas;*
arm enlum in p ra s e p i- fallara el ganado en
bas. los pe&cbrcs.
JtiS H EV E S SAM O.

E go a u te m ¡d Dunti-I Yo em pero m e a le­


no g a u d e b o : * c l ex.ul-1 graré e n el Señor, * y
labo in Deo Jesu meo. v sallaré de jú b ilo en
Dios Je sn s mió. "
Deus D om inus forti— El Señor Dios es mi
ludo m ea : * el pouct fortaleza, * y rae dará
pedes raeos quasi c e r- piés como d e ciervo.
v o n im . I
Et su per excelsa m ea Y v en ced o r aie con­
d cd u cet m e victor * in d u cirá á m is alturas,
psalm is canciller». •c a n tá n d o le him nos.
vi ni. Cum co n tú rb a ­ A nt. Cuando e stu ­
la Pueril ele. viere tu rb a d a e le .
A nt. M em ento mei A hí . A cuérdale de
D om ine, duin vcncris m i, olí S e ñ o r, cuando
in regnum luum . llegues á lu reino.

S almo 148, Laúdate fhiminum dt cít/ is , |iig. 230.

S almo 149, C a n la fí Domino, pág. 332.

S a l v o 150, Lnudate Dominum in ¡anetis, pig. 233.

A hí . M em ento m ei A/i<. A cuérdale de


e le . mi ele.
f . Collocavit m e in y. Me lia encerrado
obscuris. S icu t mor­ en silios oscuros.
illos SÍCCUIt. h|. Como á los m uertos
de buce u n siglo.

Al) BEKEWCTlrS. AL BENEDICTAS.

A nt. Potsuerunl su ­ AnL P usieron sobre


p e r ca p u l ejus cansam su cabeza e s trila su
UCDEB. 369
ipsius s c r ip ta m : J e ­ acu sació n : Jesús N a­
sús ÍVazarenus Rex zareno Rey de loa Ju ­
Jnd^orap. díos.
C á n t ic o d e Z a c a r Ia s , Bmtdictu» , p ág . 3 3 5 .

Ant. P o su e ru n l s n - l A nt. Pusieron sobre


p e r ca p u l eju s ele. Jsu cabeza e le .

£1 versículo Ckrúttus facliu a l y lo demás como al


final de los Laudes del di« interior, pág. 437.

84
JCEVES SAM O.

SOBRE LA DE8PEDIDA DEL CENÁCULO.

Meditación, "

I. Sabiendo Jcsns q a e se acercaba la h o ra de


volver á su P adre, m ostró al lin su am or á los
que lanío habia am ado en esle m undo. P or un
extrem o de cari fio m as portentoso de concebir
q u e de ejecu tar, acallaba de legarles la co nti­
nua presencia y alim en to d e su Cuerpo y S an -
p rc , con el poder trasm isible á sus sucesores
de reproducirlo en todos líem pos y lugares
hasta la consum ación de los siglos. Acababa
de postrarse sucesivam ente an le cada uno de
ellos y de lavarles los piés destinados á ecan-
r/rJizar ta p a z, coronando con el ejem plo las
altas lecciones de hum ildad q u e les habia in­
culcado. Al anunciarles q ue uno de los doce
liahia de hacerle traición y los dem ás a b an d o ­
n a rle, veíales indignarse, afligirse, hacer p re ­
g u n tas y p ro te s ta s , engañándose á si propios
acerca de su constancia. E ntonces, p a ra conso­
lar á la vez el abatido corazon d e su s discípu­
los y confirm ar en la Té su en ten d im ien to , em ­
pezó á hablarles con la solicitud d e p ad re y
DESPEDIDA DEL CENÁCILO. 371
fon la autoridad d e un Dios . y rasgando por
lin cl velo de las para liólas, les franqueó de mi
(rolpe los m isterios de la divinidad y los a rc a ­
no? del am or. 1.a paz d e la noclie , lo aug u sto
de la so lem nidad, la tristeza de la despedida,
preparaban esta efusión in c o m p a ra b le ; y dió
para ella la señal I» brusca salida del h om bre
siniestro, qn e insensible á tan tas íinezas, m ar­
chaba á consum ar su delito. « A hora, esclamó
Jesús principiando desde aqu el monacato su
pasión, ahora glorilicado el Hijo del H om ­
bre, y Dios e n ¿I, y Dios le glorificará e a sí
mismo p erp élu am en te. H ijuelos m io s, corlo
tiem po m e queda de e sta r con v o so tro s: me
buscaréis; pero os digo In q ne dije n los jndios:
no podéis seguirm e al sitio a d o n d e voy. l ’n
mandato n uevo os recom iendo , q u e os am éis
unos á otros asi como os he a m ad o , y en este
reciproco am or os reconocerán lodos p or d is­
cípulos m io s.» Kl am or niiíluo, la caridad con
lodos sin cscepcion, sin reserva, sin d istinción
de personas ni c ircu n sta n cias, tal es el novísi­
mo y postrer encargo de O ís l o , tal la c o n tra ­
seña de los cristianos. A lodos nos com pren­
den, olí Salvador de los hom bres, v u estras pa­
labras. vos mism o lo d ijisteis, no m eoos que A
vuestros apóstoles, A los q ue por medio de ellos
372 JLETES SAM O.
Iiahían de c re e r en vos en la sucesión d e los
tiem pos. Las q ue pronunciasteis desde la cruz
en cierran en su b rev e frase un tesoro conmn,
de q ue cada dia sacam os avisos y consuelo?:
tesoro coinun p a n cuantos os confiesan esta m ­
ín e a esa am orosa d espedida, dada en el m o­
m ento de ir ¿ padecer p o r nosotros. A todos
am oneslásteis, ¿ todos nos asociásteis en una
m ism a lux y am or, á lodos fortalecisteis, á todos
nos cncom endásleis á v u estro P adre. Hablad,
olí .Señor, en esta noche so lem n e ; pero antes
alirid mi o id o , ablandad a n te s mi corazon.
II. « No se tu rb e v u estro corazon: creéis en
Dios, creed en mí tam bién . En la ra sa de roí
P adre hay m uchas m oradas : de o tra manera
¿ o s hu b iera yo dicho qu e iba á prep araro s el
asiento ? Os lo p rep aré, y v o lv e r é , y os reci­
birá en n i seno, p a ra q u e e sleís donde yo re­
sido. Yo soy el cam ino, la verdad y la vida.
Nadie llega al Padre sino por m edio m ió ; Ira-
hÍL-r,lisie ya conocido conociéndom e ¿ mí, y
desde ahora poT mi le conoceréis com o si le
v iérais. Q u ien m e vé á mi, vé á mi P adre; su­
yas son las palabras que digo , las obras que
hago. ¿ N o creeis qu e el P ad re reside en mi
y yo e n el Padre ? C reed p u es ¿ los hechos.
En verdad o s digo q u e «1 q u e cree e n mi obra-
DESPEDIDA ÜKL CKKÁCLLO. !í“ 3

r¿ los portentos q ue obro yo, y m ayores toda­


vía. Todo lo que al l'ad re pidiéreis en nom bre
mió, yo os lo otorgaré, p ara que eu el Hijo sea
glorificado el P adre ; y ai á mi m e lo p ed is, os
lo cum pliré asim ism o. Yo rogaré ¿ mi P adre,
y os en v ia jé oLro consolador para que p erm a­
nezca con vosotros p erp étu am e n te , ei E sp íritu
Je v erd ad , q u e el m undo no puede recib ir por­
que le d esc o n o c e , y que vosotros conoceréis
porque en v uestro in terio r h ab ita rá . No os d e­
jaré huérfanos, volveré á v o so tro s ; d e n tro de
poco el m undo carnal ya no m e v e r á ; vosotros
empero no d ejaréis d e v e rm e , p orque viviréis
en espíritu com o yo vivo. En aq u el d ia com ­
prenderéis com o yo resido e a mi P adre , vos­
otros e n mi y yo eu vosotros. Si m e am ais,
guardad mis m andam ientos: el que m e am a es
el que los couoce y lo* g u ard a , y á este yo me
uiauifestaré p or com pleto, y mi l'a d re y yo le
am arem os y liarem os e a él n u e stra m o rad a.
M ientras vivo con v o so tro s, esto os enseño : el
Espíritu consolador os lo enseñ ara lodo , y os
confirmará cu an to os dije. Mi paz os dejo, m i
paz os d o y , m uy d istin ta os la doy de la q u e
<la el m undo: no se tu rb e vuestro corazon ui
se a m ed ren te. ¿ .No os h e dicho q u e volvería ?
Si me am aseis, os alegraríais e n verdad de que
371 JlitV E S SANTO.

vu elv a á mi Padre. Poco hablaré ya con vos­


o tro s, pues ya se acerca el prin cip e d e este
m u n d o , aunque no lienc p o d er sobre r u i;
pero á él m e som eto, para q u e p or mi obedien­
c ia ai encargo de mi P adre se m u e stre com a
le am o. L evantáos, salgam os de 'a q u í . » A li!
y a os sigo, Je sú s m ió ! sois el cam ino y la v e r­
d ad, y no he d e perder u n a so la d e vuestras
palabras de vida. Pero do basta oirías y ap ren ­
d e rla s , sino conform ar á ellas mi¡s acciones:
solo os am a el q u e os i mí La. P or vos únicam en­
te , por v u estra d o ctrin a y ejem plo se puede
llegar al Padre , se puede ofrecer digno alb er­
g u e al E spíritu S anto. Llevadm e pu es e n pós
d e vuestras hu ellas i donde os plazca, á G el-
sem ani ó al Calvario ; que con la paz del cielu
que m e dejais y la asistencia q u e m e ofrecéis,
tam poco el m undo tendrá im perio sobre m i;
y si por am o r al P adre aceptáis vos los torm en­
tos , p o r am or v u estro abrazo yo desde hoy
c u alesquiera tribulaciones.
Ill. Ue pié á la p u e rta d el C en á cu lo , ó ca­
m inando h ácia el h u erto de las O livas, Jcsns
c o n tin u ó : « Yo soy vid v e rd a d e ra ; mi Padre
es el labrador, q u e corlará lodo sarm ien to es­
téril, y podará los fructíferos para q u e den mas
fruto. Yo soy la vid, vosotros los sarm iento»
DESPEDIDA DEL CENACLLO. 378
que do podéis dar Trato sino unidos á m í como
á v uestro tr o n c o ; el sarm iento q u e del tronco
se desprenda seca ráse y será ccliado al fuego.
M ediante esla uniun se os concederá cuan to
p id ié re is. El fruto q u e produzcáis será gloria
de mi P adre. Tal como rae am ó mi Padre, asi
os h e am ado y o ; perseverad en mi am or g u ar­
dando m is preceptos, como yo p ersevero en el
am or de mi P adre guardando los suyos. Y ini
precepto especial es q u e os am éis m u tu am en ­
te como yo os he am ado. El m ayor esceso de
am or ¿ q u e puede llegarse es el d a r la v id a por
sns a m ig o s; y vosotros lo sois mios m ientras
hagais lo q u e os m ando. No os llam o y a sier­
vos, porque el siervo ignora los secretos de su
se ñ o r; am igos os llamo* porque os lie revelado
cuanto sé de mi Padre. Ño m e eleg isteis voso­
tro s, yo soy el qu e os elegí p a ra env iaro s y
producir fruto q u e perm anezca. Eslo os digo,
á fin de q ue á vuestros corazones se trasm ita
mi gozo, y d e q ue vueslro gozo sea cum plido.
Amáos los unos á los otros. Si el m undo os
aborrece, sabed que me aborreció prim ero q u e
á vosotros. Si fuerais del m undo, os am aría e s­
le co m o á cosa su y a ; pero como no sois suyos,
sino q ue os e n tresaq u é de él, p o r eso el m u n ­
do os aborrece. Acordaos de que el siervo no
376 JUEVES SANTO,

es m ayor que su a m o : si me lian pereegnido i


m ir u n í bien os perseguirán á vosotros, y iodo
en odio de mi nom bre, porque no conocen al
q n e m e ha enviado. Si no les h u b iera yo apa­
recido y predicado, sino h u b iera obrado en su
p resencia cosas q u e nu n ca obrO m ortal alguno,
m enos culpa te n d ría n ; pero las h an visto, y me
aborrecen y aborrecen A mi P ad re. Dia vendrá
en q n e os arrojarán d e las sinagogas, y e n que
creerán hacer un holocausto ag radable á Dios
con v u estra m u e rte ; y o slo prevengo para que
al llegar esle dia os acordéis d e que os lo p re­
dije. » Mas yo, oh Señor, lo olvido, y al recor­
dársem e lal vez lo rech azo , q u e la cru z sea la
herencia y el d istin tiv o de v u estro s discípulos
y se g u id o res; y tem eroso de los desdenes,
cu an to m as de las persecuciones del m undo,
busco y codicio sus aplausos, haciéndom e todo
suyo, é im pregnándom e de aq u el e sp íritu de
soberbia y sensualidad, que ah ora como e n to n ­
ces y siem pre es el enem igo irreconciliable de
v u estro espíritu. ¿ P referiré la baja condicion
de siervo del m undo al dulce y escelso titulo
de am igo v u e stro ? ¿ Q u é im porta considerarm e
vastago del árbol de vida, sino recibo su savia
ni m e alim en to de su ju g o ? D esprendido de
vos ¿ d e q u é sirvo sino para el fuego? Solo vos
DESPEDIDA DEI, CERACCLO. H7“
vivificáis el corazon, solam en te de vos e m a ­
nan la caridad y las v irtu d es todas. A m ándoos
á vos, am aré de veras :i los h o m b re s; am ando
al m undo, no am are sino á mi mism o.
IV . « A hora vuelvo al q u e me envió, p ro si­
guió Jesú s, y ninguno de vosotros me p reg u n ­
ta ¿a dónde tas? Mas esta s palabras in u n d an
vuestros corazones de tristeza. C re e d m e , es
preciso s e p a ra rn o s, porque de otro modo no
bajaria sobre vosotros el consolador. M ucho
tu v ie ra a u n q u e d e c iro s , m as no pud ierais al
p resen te c o m p ren d erlo : cuando v iniere aquel
E spíritu de v erdad, os rev elará la verdad com ­
pleta, y ¿I m e d ará gloria, po rq u e d e mi p ro ­
cede, siendo mió todo lo que es d e mi P ad re.
Dentro d e un in stan te ya no m e veréis, y pa­
sará o tro in stan te, y volveréis á verm e. De se­
guro os pronostico qu e lloraréis y plañiréis
m ien tras el m undo se a le g r a ra ; o s c o n trista ­
réis, pero se co n v ertirá en jú b ilo v u e stra tris­
teza. Cuando u n a m adre em pieza á se n tir los
dolores del parto, se aflige p o rq u e la h o ra se
a p ro x im a; pero cuando el hijo sale á lu z, o lv i­
da sus padecim ientos con la satisfacción de q u e
haya nacido un b o m b re en el m undo. IrisL e s
estáis ahora, pero volveré á veros, y se gozará
■vuestro corazon, y este gozo uo lialiri q u ie n os
378 JOEVES SAKTO.

lo a rre b a le . Hasta aquí nada liabeis pedido en


m i n o m b re ; pedid, y recibiréis para que vu es­
tro gozo sea cum plido. E ntonces nada ya te n ­
d réis qu e pedirm e, ni yo ten d ré q u e p e d ir por
■vosotros á mi Padre, porque mi P adre os am a­
rá d ire c ta m e n te á causa d e q u e m e habéis
am ado y liabeis creído q u e yo &ali d e ' Dios. Si
sali de Dios y vine al m a n d o , ah o ra voy á de­
ja r el m undo, y m e vuelvo á Dios. Os lo digo
p ara que descanséis en m i : en el m undo os
a g u ardan trib u la c io n e s; pero tened confianza,
yo lie vencido al m u n d o .— A hora co m p ren d e­
m o s decian los ap ó sto le s; aho ra d o nos hablas
y a por parábolas ni enigm as, y no hay n ecesi­
dad de h acerte p reg u n tas ni d e p e d irte acla ra­
ciones. Con esto creem os q u e e res la m ism a
SabidariB y que saliste de Dios. — ¿A hora
c re e is? les repone el Salvador. Ya se acerca,
y a ha llegado la h o ra en q u e os d ispersaréis
cada cual por su cam ino, y m e d ejaréis s o lo :
solo no, porque conm igo está mi P adre.» T e ­
nían íé los apóstoles, pero incom pleta; am or,
pero te r re n o ; confesaban al Hijo de Dios, q u e ­
ría n e n trañ ab lem en te á su M aestro, y a n te la
p erspectiva d e u p a au sen cia, a u n q u e m om en­
tánea, sentían destrozárseles el c o razo n : sin
em bargo les Tallaba aquel don so bren atu ral de
DESPEUIIH DEL CEMÁüüLO. 370

la gracia, prom etido coa el E sp irita S an to , y


sin el cual no hay seguridad e n las creencias
ni lirntcza en los propósiL os. Y para en v iarles
el consolador, pone Je su c risto como ind isp en ­
sa b le su p a r tid a : p ara llegar al gozo cum plido
hay q u e p a s a r p ar la tristeza, á la unión ín ti­
m a debe preceder la separación. Y si cl com ­
p le m e n to d e la perfección y de la d ic h a ex ig e
d esprenderse tem poralm ente h asta d el m ism o
Je sú s, es decir de los goces de la d ev o c io o h a r­
to sensibles, ¿ q u é s e r á d e los b ie n e s todos y
deseos d e la tie rra , y au n de los efectos m as
puros y legítim os, q n e solo en Dios podem os
reco brar?
V. Al lleg ar aquí el S a lv a d o r, lev an tan d o
los ojos al cielo, » P adre , dijo, lia venido la
h o ra ; glorifica & ta Hijo, para q u e tu Hijo á su
vez le glorifique. Poder le has conferido sobre
todo m ortal para com unicar á. todos, del c a u ­
dal qu e le dislc , la vida etern a ; y esta vida
e te rn a es el conocerte á t i , único Dios verda­
dero, y á tu enviado Jesucristo . He consum ado
la obra q u e m e encargaste , le he dado gloria
sobre la tie r r a ; dám ela tú ahora e n li mism o
con aquella luz que e n lu seno ten ia a n tes de
ex istir cl universo. He m anifestado tu nom bre
á los q u e m e escogiste del m undo: tu y o s.eran .
3& 0 JlEVfcS EAATO.

y m e los e n tr e g a s te ; y lian recibido y g u ard a­


do m is palab ras reconociéndolas p o r la y a s, y
h an creído qu e de ti salí y q u e l ú m e enviaste.
Por estos ro eg o , no por el m undo, sino por es­
tos q u e tuyos son. Yo m e voy del m undo, y
ellos quedan a q u í... P adre san to , consérvalos
en tu nom bre, p ara q u e sean u n a m ism a cosa
como nosotros. M ientras estu v e con ellos yo
los p reservaba en tu nom bre ; g u ardé á los q u e
m e conliasle, y nin g u n o de ellos pereció sino
el hijo de perdición. A hora vuelvo ¿ lu seno,
y estas son las úllim as palabras q u e les hablo
para infundirles mi gozo cele stia l. Yo les e n ­
señé In doctrina, y el m undo los ab o rrece, por
que ni yo ni ellos pertenecem o s al m u n d o ;
mas no pido que les saques del m undo, sino
q u e los preserves del m al. Santifícalos con la
v e rd a d , santifícalos con lu d o c trin a : ellos son
enviados m ío s , como yo enviado tuyo. Y no
ru eg o por ellos únicam ente, sino por los q u e
li:in de c re e r en mi m ediante su predicación,
p ara q ue sean lodos una m ism a cosa e n noso­
tros , cual lo som os en tram b o s, p ara q u e c o ­
nozca el m undo q u e los en v ia ste y q u e los
am aste como me am as & m í m ism o. P udre, yo
q u ie ro qu e estén conm igo allí donde resido,
q u e vean la gloria q u e me diste y el a m o r que
DESPEDIDA DEL CENÁCULO. ¡181
m e profesas desde a n te s de la creación del
m undo. Padre ju sto , el m undo no te ha cono­
cido ; yo si le c o n o c í, y les hice conocer tu
nom bre, y se lo h aré conocer todavía, p ara q n e
se derram e en ellos cl am or con q u e me am as­
te y los u na conm igo etern am e n te .» ¿ Y q u é
añad irán n u estras len g u as de carne, olí P adre
celestial, á esta soberana oracion de v uestro
Mijo? P resen tes nos tuvo al daros c u e n ta d e su
m isión d iv in a : q u e no sea perdido en nosotros
el fruto de sus alanés y padecim ientos. A él
nos e n treg ásteis, y él nos d ev u elv e i vos, ilu­
m inados con su luz, fortalecidos con su g racia.
No, no pertenecem os, no querem os p e rte n e c e r
al m u n d o : súb d ito s som os del im perio de Cris­
to, ovejas de su rebaño, siervos redim idos de
la esclavitud con su Sangre. ¿ Quó digo sie r­
vo s? am igos, hijos suyos nos ha llam ado, y
como hijos os presentam os el testam en to que
nos otorga n u estro m oribundo P adre. C um plid
en nosotros, oh Dios de m isericordia, la e n tra ­
ñable plegaria de vuestro U nigénito, á lin de que
con vos y con él identificados, en vos y en él
absorbidos, os dem os gloria, en la tierra com ­
batiendo y en el cielo gozándoos. A m en.
JCEVKS SANTO.

O R A C IO N E S

PARA LA VI8ITA DE MONUMENTOS. 1

P R IM E R A S É R IE .

Para la larde de esle dia .

I. U ÚLTIMA CEJTV

« Con gran deseo h e deseado com er esla pas-


cu a'con vosotros a n tes de m i p a s ió n : ¿dónde
está el sitio e n q u e he de celebrarla con mis
d iscíp u lo s?» Kl Hijo de Dios no se dispensa,
ni aun en vísperas d e su m u erte, de cum plir
p u n tu alm en te los rito» y prescripciones d e la
a n tig u a ley, lisuras y anuncios de su inm enso
sacrificio con cuya consum ación d eb ían q u ed ar
alwtlidas; y som etiéndose púb licam en te á su
o b se rv a n c ia , reúne al rededor de la m esa á
los. apóstoles, sin esclusion del que h ab ia de
v enderle, y en practicarlo asi no m u estra re ­
pu g n ancia sino v eh em en te satisfacción. Oh J e ­
sús encerrado por mi am o r en esta urna ¡a p re n ­
da yo d e vos á g u a rd a r fielm ente y h a ce r guar-
VISITA DE MOMJMKRTOS. 383

Ja r en ru a n te esté de mi parle los p recep to s


de la Iglesia desde el prim ero lüista cl últim o,
sin respetos h u m a n o s , sin cobardes efugios,
sin tem erarias distinciones, y á no arro g arm e
privilegio al g ano que p u ed a al llagar mi como­
didad ó mi am or propio.

I I . EL LAYATÓBIO DE LOS PIÉS.

« E n m edio d e vosotros esto y como el que


sirv e ... Si he lavado vuestros piés yo q u e soy
el Señor y el M aestro, debeis tam b ién voso­
tros hacerlo ro ú iu am en ie.» De rodillas el Re­
d en tor a n te los redim idos, el C riador a n te las
criatu ras, depuestas la? v estidu ras csicrio res y
teñ id o con u n a toalla á m anera de sierv o , lava
y en juga las toscas plantas de los que tan pro n ­
to habian de abandonarle, y del mismo q u e iba
á hacerle tra ic ió n ; pero esta conm ovedora
im agen no alcanza aun á q u e b ra n ta r mi v an i­
dad ó mi altivez de ju zg arm e su p erio r á los d e­
más ó no inferior á uadie bajo uno ó roas con­
ceptos, 6 no produce sino aparien cias de h u ­
m ildad qu e no estin g u en y au n á veces fom en­
tan en mi in terio r la m iz del orgullo. Oh Jesú s
p o r am or mío en cerrad o en esta u r n a ! lavadm e
no ya los piés . sino las m anos, y la cabeza,
.1 8 1 JUEVES SAM O,

q u e yo no estoy lim pio de ellas como v u estro s


a p ó sto le s; y entonces reconoceré q u e nadie
h ay q u e no ten g a derecho á m is m as bajos ser­
vicio s, ni puesto tan Ínfimo q u e de ju sticia no
m e corresponda.

III. LA INSTITUCION DE LA EUCARISTIA.

n Tom ad y c o m e d ; este es mi C uerpo q u e


por vosotros se en treg a. Bebed del cáliz lo d o s;
esta es mi S angre v ertid a para se lla r la nueva
a lia n ia y cq rem isión de los pecados.» P róxi­
mo á d ejar la tie rra el Dios h u m anado para ir
a s e n ta r s e ú la d iestra de su Padre, quiso p e r­
p etu ar e n tre los hom bres bajo las especies del
m as com ún a lim e n to , y n u trir con su Cuerpo
el nuestro, de la m anera que n u tre con su g ra­
cia n u estro espíritu , á lin d e unirse m as in ti­
m am ente con nosotros. Con esta fineza p e re n ­
ne , repetida m iles de veces todos los d ias en
el orbe e n te r o , d o s pide que conm em orem os
aq u ella o lra tan inm ensa q u e va a consum ar,
el C u e rp o q u e por nosotros se derram a. Olí Je ­
sú s encerrado por am or mió en esta u rn a ! cómo
no m uero d e te rn u ra an te v u estra d iv in a pre­
sencia en el dia y hora en que os co n stilu isteis
á la vez mi red en to r y mi com pañía y m i sus-
■VISITA DE MONI'MEMOS. ¡185

ten l o ! Y u cslrascn cam bio sean desde hoy ta m ­


bién mi sangre y raí v id a ; purificadlas, S eñor,
p ara q u e m erezcan u n irse co a vos e te rn a m e n te .

IV. LA DESPEDI»A DE LOS APÓSTOLES.

« H ¡jacios m io s , am aos m u tu am en te com o


yo os lie am ad o ... P adre sa n to , consérvalos e n
tu n om bre, p ara qu e sean u na m ism a cosa co ­
mo n o s o tro s .» Rebosa en cariño iiácia los s u ­
yos, a u n q u e tan débiles é im p erfe cto s, el Co­
razon del M aestro divino , y no le co n sien te
dejarlos sin ab rirles los tesoros d e su sabiduría,
sin encom endarlos al Padre, sin pro m eterles el
E sp íritu S anto, sin m ostrarlos la tan grandiosa
y o m o san g rien ta misión qu e les d estin ab a. P e­
ro nada les encarga tan to á ellos, y en ellos á
n o so tro s, com o el am or re c ip ro c o , u n am or
conform e al q u e ól nos Licne , u n am or e n tre
todos indispensable p ara unirnos lodos ú 61 en
lazo tan estrech o com o el qu e le une con su
ete rn o P adre. Olí Je sú s en cerrad o por mi am or
e n esla u rn a ! infundid boy en mi alm a esta
caridad u n iv e rs a l, esta caridad in a lte ra b le ,
esta can d ad perfecta, que en vos licne su prin-
i cípio y en vos busca su tórm ino, y destru id ó
V i ule rezad todo afecto q ue hic desvie de lograr
ron vos la idenlilicacíon ap ete cid a.
386 JUEVES SANTO.

V . LA 0 1U C I0X EN EL H l'ERTO .

« T riste está mi alm a h asta la m u e rte ... P a ­


dre , si q u ieres , ap arta de mi e ste cáliz ; pero
no se hag a m i voluntad, sino la t u y a . » D eini-
p o u d erable arourgura us el cáliz q u e cu el s i­
lencio y oscuridad de la noche se p resen ta á
los ojos del H om bre D io s: iuju rias las m as v i­
les, torm entos los m as a tr o c e s , y en prem io la
tib ieza, la in g ra titu d , los pecados todos de la
h um anidad, cl desperdicio de tan preciosa san­
g re , el etern o infortunio de tantos red im id o s!
Su corazon d e s m a y a , trasp ira p o r su 9 venas
u n sudor d e sangre, y sin un m ilagro, si no
fuera m as q u e hom bre , e sp ira ría bajo el peso
de su dolor. O ra á su Padre h u m ild em en te,
como si no le bastase el a lie n to para a rro stra r
p or si solo tam aña p rueba; pero en el sacrifi­
cio de su h u m an a volu n tad á la del ciclo es
donde cobra fortaleza. Olí Jesús encerrado p or
m i a m o r en esta u rn a ! en cu a lq u ier tristeza,
en cu alq u ier aflicció n , q u e n unca podrá ser
u n a som bra de la q u e por mi se n tiste is, dadm e
fuerza p ara esclamar*: llágase, S eñor, v u e stra
v o lu n tad , y no la m ia.
VISITA DK MONDHEKTOfl. 387

SEGUNDA SÉRIE.
Para la noche de este dia.

VI. LA TRAICION DE JUDAS.

« A m ig o , ¿ 4 q ué lias v e n id o ? ... Con ua


beso, olí Ju d as, entrega* al liijo del b o m b re? ®
Im pasible liabia oido cl púrlido discípulo d u ­
ran te la cena cl anuncio de su traición de boca
de su M aestro, y asociádose á las p ro testas de
horror y fidelidad de los d em ás a p ó sto le s; ni
la delicada reserv a del Salvador en no nom ­
brarle, ni las dulces palabras y especiales ob­
sequios q u e le prodigó , ui el v erle ¿ sus piés
pnra lavárselos, ni el recib ir su C uerpo y S an ­
gre poT obra del amor mas estu p en d o, nada
bastó á a b lan d a r aquel pecho em p ed ern id o . Y
cl A utor de loda verdad y pureza acoge to d a­
vía b en év o la m en te al sacrilego é hipócrita, y
le d ispensa el titulo de am igo , y p resen ta á
sus odiosos labios la m e jilla ... Oh Je sú s p o r
am or m ió encerrado en esta u rn a ! ¿ y ¿ qué
a g ra v io , á q u é inju ria podré yo reh u sar el
p erd ó n d e sp u e s de tal ejem plo, yo q n e tato in ­
g ra ta m e n te lie correspondido i vuestros favo­
res, yo q u e tan tas veces p o r u n infam e precio
38 S Jl'EVES SAMO.
os lie vendido ? Si vos m e p e rd o n á is, ¿ á q u ién
podré yo no perdonar ?

v u . la phisio.n de jesús.

o ¿A quién buscáis? yo s o y : dejad pues ú


estos en lib e rta d ... E n v ain a la esp a d a : ¿ n o p u ­
d iera yo rogar á m i P ad re, q u ie n en v iaría Le­
g iones de án g eles e n mi d efen sa? » La m ajes­
tad inerm e de Cris lo es t a l , q u e al sonido de
su voz retroceden espantados y ruedan por el
suelo los desalm ados s a té lite s ; y se hace p re ­
ciso qu e la deponga h a sta cierto p u n to , para
q u e p uedan p o n er en él las m anos en cum pli­
m iento de los d ecreto s del \llis in io . E nfrena
la briosa resistencia de sus discípulos , m anda
á Pedro so ltar el arm a, é indica el ausilio so­
bren atural qu e á un sim ple ruego suyo p udie­
ra b ajar del cielo. Todo en ¿I es poder, y á to­
do p oder renuncia p ara ace p ta r el cáliz que le
reservó su P adre: únicam ente poT los sa y o s se
in teresa, cuidando con am orosa solicitud de sti
v ida m ortal, y ofreciéndose á la prisión con tal
de q u e les d ejen ir libres. Olí Je sú s encerrado
p or m i am or e n esla u rn a ! vos v eláis h asta
por mi cuerpo y por mi d ich a te m p o ra l, y yo
conio vuestros apóstoles huyo d e vos, b u scan -
VISITA HE HONCMINTOS. 38ÍI
Jo rem edio en m is propios recursos 6 e n vali­
m ientos hum anos, H ienes, rara i l í a , existencia,
todo lo pongo en ad ela n te bajo v u estra cu sto ­
d ia ; disponed de ello s según os plazca.

V III. CRISTO ANTE LOS PONTIFICES.

« P ú b licam en te lie hablado donde q u ie ra ;


p re g u n ta ¿ lo s qu e me han o id o ... Si h e dicho
m al, m u éstram e e n q u é ; m as si lie d icho bien,
¿ p o r q u é m e h ie r e s ? » Interro g ad o acerca
de su d o ctrin a por el pontífice, a p e l a d Reden*
to r a l testim onio del pueblo y d e los sacerdo­
te s m ism os q u e le oyerou co n sta n te m e n te en­
señ ar en el lem plo y en Ins s in a g o g a s, segnro
de q u e ni u n a d e sus palabras p odia d a r p ié ú
co ndenarle au n por ju e c e s tan prevenidos é
injuslos. Un m in is tro , culpando de a trev id a
e sla p ru d en te resp u esta, descarga en el santo
ro stro u n a bofetada; y cl Señor, q u e la n ía s in­
ju ria s sufre e n silencio, se ju zg a en el caso de
ju stificar su contestación , pidiendo se le diga
eu qué ha faltado. Oh Jesús encerrado por am or
mió en e sla u r n a ! cómo confunden el descuido
de mi len g u a la m esura y entereza de v u estras
palabras ! todas las que p ronu n ciasteis en tres
años de predicación las invocáis como irrep re o -
390 JUEVES SANTO,
sib lcs a n te los m as encarnizados e n e m ig o s, y
p a ra perdonarm e las mías ne se necesita m e­
nos q u e v u e stra inlinila m isericordia. OI) Señor,
poned u n caudado de circunspección e n m is
la b io s, p a ra q ue jam ás ofendan la caridad ni
ofendan la verdad.

IX. LA NEGACION DE PEDRO.

« No le conozco, ni sé de q u e h a b la s , dijo
P e d ro ... Y volviéndose el Señor le m¡r6, y Pe­
dro saliéndose lloró am arg am en te. ■ Aquel
Apóstol U n in trépido , disp u esto á s e g u ir k
Cristo ú la cárcel y a u n á. la m u erte , q u e e n
defensa de él esgrim ió la espada co n tra u n a
co h o rte d e soldados, tiem bla an te el te stim o ­
nio d e u n a c r ia d a , nieg a por Ires veces cono­
c e r á su M aestro , acum ula á la falsedad ju r a ­
m en tos é im precaciones, y todo p or h a b e r p re ­
sum ido de sus propias fuerzas. ¡ Q ué pena m as
aguda para el Señor q u e la caída de aq u el á
q u ien habia dado las llaves de su reino y esco­
gido para fun d am en ta de su Iglesia ! Al « razar
el a trio e n tre sayones, lija en él u n a p e n e tra n ­
te m ira d a ; no le dirigió m as reconvención,
p ero ella bastó para an onadarle d e do lo r y de
v erg üenza. Oh Jesú s por mi am or e n cerrad o en
esta u r n a ! de v uestra generosidad con tam aña
V ISITA S E M O N U M EN TO S. 391
ofensa ap ren d a yo á tolerar las in co n secu en cias
y d ebilidades de m is m as a lle g a d o s, y y a q n e
ta n ta s veces im ité á Vuestro discípulo en la
p re s u n c ió n , im ítele tam bién e n el a rre p e n ti­
m iento.

X. LOS ULTRAJES V BOFETADAS.

■ <>Los hom bres q u e gu ard ab an á Je sú s le


mofalian hiriéndole , y le cu b rie ro n el rostro,
y golpeaban su cara pregu n tán d o le : A divina
quién te lia h erid o . » G olpes, salivas , bofeta­
das, sarcasm os, b lasfem ias, cn an to cab e de
m as soez y b ru tal e n las mano9 y e n la len g u a
de u n a chusm a d esenfrenada, y q u e rep u g n a y
espanta mas á un corazon delicado q u e los
torm entos y q u e la m ism a m u e r te , lodo lo su ­
frió cl Hijo de Dios en casa del pontífice desde
la m edia noche hasta la au ro ra, m anso, sile n ­
cioso, sin ex h ala r un a q u eja. T rá ta se de im ­
postor á la verdad m ism a, se c u b re de in m u n ­
dicia á la m ism a g lo ria , se escarnece por débil
al onmi poten le, se velan los ojos al que sondea
las alm as y ve p resen te lo futu ro . Oh Jesú s e n ­
cerrado por mi am or e n e sla u rn a ! Iiéos aqui
p a c ie n te , m u d o , sufriendu la d isip ac ió n , las
irrev erencias , los sacrilegos u ltra je s de ta n ­
39S JUEVES SANTO-
tos com a vienen á doblar la rodilla a n te el al­
ia r, y m uchos tal vez e n esla solem ne noche.
P.n descuento de los q u e h arías veces lie co ­
m e tid o , yo que do tolero respecto de mi un
g e s to , u n d e sc a íd o , a n a sombra, d e in ju ria,
v u e stra gracia pido p ara sob rellev ar con vos
los m enosprecios é insultos q u e m erezco.

NOTAS

AL JUEVES 8ANT0.

' ■ Ni una lia n lialieis podido velar conmigo!* le


Hijo 4 Pedro la primera m í que sa lo aecred; y en 'la s
dos vcccs que repitió su oracion y i>u llamamiento & los
dormidos apóstoles es regular que p isase por lo menos
o lra hora.
1 Asi como los Maitines y Laudes correspondi.ni A
la» Cuatro vigilias de la n o ch e, asi se distribuían entre
las cuatro partes del dia las horas canónicas lilu U lai
P rim a, Tercia , Sexta y M ona, cantándose la prim en
luego de nacido el s o l, y las rc?lnriles por su drden S
las nueve de la mañana , al mrdiodin y á las tres ilc la
larde. Posteriormente se introdujo rezarlas seguidas en
el coro antes Je la Misa m ayar, 3 escepciun de Prima
que precodo, cuando lo hay, al Oficio m atutinal. Cud¡i
una de dicha* horas recuerda, y principalmente en estos
dias, un suceso do la pasión correspondiente 1 e lla s ; ta
de Prim a los ultrajes del Señor en casa del poniilke, la
NOTAS. SW3
de Tercia los m oles y coron.ic.ion de espinas, In d e S « t a
el cam ino al Calvario y la crucifixión, la d« Nona la
muerte del Salvador, cuyo místico significado jun tam en ­
te con el de Maitines, Vísperas y Completas abarcan los
siguientes v e rso s:
Ufatuíina lijj.il Cbri&lum qui Crimina sol vil.
Prima rrplet sputis, d at causara Terlia morlis
Sexta croci nectil, latu s «jus ¿Vom biperlil,
Vespera depanit, túmulo üom offfo reponit.
1 El título de esle salmo nos dice lo ocasion «n que
se hizo, cuando delatado David £ Saúl por los m orado­
res de Zif entre quienes se liabia refugiado, iba A caer
rti poder del iracundo m onarca, si no hubiese distraído
las fuerza» de este unn súbita invasión do Filisteos. En
breves palabras espone su peligro y d i gracias al Señor
por haberle preservado.
_* Aunque las Zifeoa eran paisanos de David y de la
misma tribu de iu d á, los llama estrangeros en la acep­
ción de síwtnijo*. nom bres que en el antiguo estado so­
cial «ran casi sinónim os.
1 Distínguese entre todos esle salmo por su eslen-
sion.pues consta de 176 versículos, ) íl sola basta pora
llenar el reglo de la presente hora ranónita y todas las
Ires restantes. Divídese en veinte y dos purtw, cada una
compuesta de ocho versos y encabezada con una letra
del alfabeto hebreo como las Lamaitaavneí de Je re ­
mías. Su asunln es encarecer la escelencía de la le; de
Dios j recomendar su observancia ; y la designa con
doce vorah'os d iferentes, ásu b n r. lex , m an data, ardi-
ttatío, vrrbmn , eluijuium , sermn, verites, lia , letli-
monium, jn/tina, jHstid'i y justifieittitmes, hahréndoso
observado que no hay niugim versículo, á eScepcion
del 122, en que no ocurra una al menos de dichas p a ­
labras. No se advierte en esle la oscuridad de otros sal­
mos : giuinta apertior tanto profundior ha dicho de él
S . A guslin, y otro esposilor tanto pritslantiar gaanto
proltiiar. Opinan algunos que lo compuso David para
391 JUEVES SANTO.
enseñanza da su bija Salomon , otras que cuando ¡dves
y perseguido de Saúl, oíros en fin lo atribuyen i alguna
¡le los cautivos de babilonia y muy particularm ente i
D aniel; y el texto sum inistra refereiiciasciingniasi eslas
distintas opiniones.
* Esla palabra, repelida, treinta veces en el texto, u
emplea en el sentido activo de jusliGcar, asi como la
de ¡titulare e a el de dar la sa lu d ; y en u t a concepto
la usamos de « « en m an d e, aunque las m as v « ¿ s la
parafraseam os para mayor exactitud.
' Esle pasaje de la Epístola de S Pablo es el mis*
mo que forma las tres lecciones del tercer nocturno de
los a a itrio re s Maitines. Véase la nota 68 de la pto. 213.
’ S. Juan es el única evangelista que refiere el
lavatorio de los piés.
* En ia Misa de este dia se dice Credo en memoria
da la institución de la Eucaristía , que es por excelencia
el mistoriu de la Té.
" Este celebre Limito,' igualm ente que «I Oficio c a ­
lero del C orpus,<* obra de Slo. Tomás de Aquino, he­
cha por encargo del papa Urbano IV. Sujetando la t r a ­
ducción al propio metro y 1 las propias rim as, he pro­
curado imprimirle la cadencia del original.
" Las Vfsperas.que toman nombre de tieiper, lacero
de la larde, se rezaban á puesta de s o l, recordando el
sacrificio vespertino de la ley antigua, y en la nueva la
iosliiuciou de la Eucaristía y el descendimiento de la
cruz. Mas adelante s« inlrudiija can Larías í media larde
para mus cómoda asistencia del pueblo, y ea la cuares­
ma después de la Misa mayor para suavizar la ley del
tiyuno que prescribía para d isp u ead e Vísperas la com i­
da finita.
11 Carece esle salmo de indicaciones históricas para
decidir i i lu de atribuirse a David ó al rey Ecequias, i
la ¿poca del cautiverio HabiLóuico 6 á la de los Mac¡ibeos;
es en general u n cántico de (ro cías por grandes peligros
evitados.
NOTAS. 39 J
'*■ El cáliz de acción de gracias qua en sus festivida­
des y banquetes salían usar las judíos, como lohizodes-
pues de la última cena el Salvador.
11 El texto hebreo indica mus bien que es preciosa
para el Seiior la vida de sus escopilos, oo taulu que rara
vez permitirá su muerte Asu daño.
'* Es este el primero de los quince salmos jrudua-
Ibt, sobre cuyo epíteto tanto se ha controvertido, deri­
vándolo Ade las gradas del Limpio de Jerusalen. 6 de
los grados y gerarqulas sacerdotales , d de la escala de
toaos con que debía elevar» la voz; mas la ocasion no
permite inaugar su etimología, ni averiguar la ¿poca y el
autor de estos salmos. Co el presenle predomina la idea
de destierro, que también sufrid David como los cautivos
de Babilonia, y se lí aplica mejor lo délas lenguas en­
gañosas que concitaron contra ¿1 áS aul.
11 Con ascuas aladas í las Hechas, como i veces se
lanzaban. Puede esia frase ser ua símil deldaüo causa­
do poruña maligna lengua, i uaa a raediza del castigo
que atraerá del cielo.
" El país de Cddar se eslendia ñor la Arabia Peina.
F.l texto hebreo dice antes ; • ¡ Ay de mi L que viví como
huésped en Mestch, ■ uue Cal met entiende de las mon­
tañas fronterizas enire Iberia, Cdlquide y Armenia.
’• Apenas hay quien no vea en este salmo las quejas
de David acosado por la injusta ira de Sanl y por ta ma­
lignidad do sus cortesanos: 6« aplica i la persecución de
los impíos contra Cristo y su Iglesia.
’* Difícil es este pasaje; simplifícase mucho inter­
pretando eu el texto veneno en lugar de cabcw, es de­
cir, «el veneno de los que me rodean y la obra d esú s
l.iUins los cubrirán.!
"* Cumplióse esle vaticinio con la desastrada muerte
de Saúl en (ielbofi.
11 El asunto de este salmo parece el mismo que el
del anterior y del siguiente.
” Unos interpretan aquí por posado lo que otros por
300 JUEVES SANTO.
futuro y otros por modo optativo i manera de impreca 1
cinn. Tal Tez no lia; cu h Vulgata lugnr tan oscuri 1
como esta versículo y los dos siguí en les, cuya divisioi
truncando el sentido « m en ta la dificultad; pero la o* '
curidad se disipa algún tamo con la versión que tm
Calmet calcada sobre el texto hebraico)’ mu}' cauformei
la d e S . Jerónimo. Por ella me lie guiado en mi in ­
ducción.
" En la cueva, dice el titulo de este salmo, dispu­
tando los esposilores si fué en la de Odollam 6 en la de
Engsddi que sa compuso, pues ea una y otra «tuvo Da­
vid mientras huía de Saúl: aplicase & la deaolacioad#
Cristo orando en Getsemanl.
** Las Vísperas tennim n siempre con esle precios)
cántico en que nrorom|iid Marín al oir Us bendiciones
de su prima Isabel, según el Evangelio deS. Lucas c.i. |
“ Toma esle nombre dicha ceremonia del principio
de la primera antífona Mandalum- norum, y por ser un
legado ¿ manda cuyo cumplimiento nos encargó <1
Seilor.
" Este y los siguientes versículos en número d«
d o « forman en el original latino una especie de s»-
coencia, que imita imperfectamente los versos caste­
llanos de doce silabas con acento en la tercera , séptima
¡ undécima , partidos en tres cortes, cuales he procu­
rado fuesen en la traducción , suprimiendo la jr puesta
al principio de cada linea.
” 1*13 Completas. que en un principio formaba!
parte de las Vísperas A Us completaban , empezaron i
separarse de ella& en algunos monasterios primitivos,
rezándose despues do cenar en la conferencia espiritual,
iriclka de que d i indicio la confesion \ absolución i|ue
Í as precede. Los salmos y las preces de que so cora-
ttnen, todo £e re lie re al próximo descanso de la noclu
t ajo la sigilante custodia de Dios.
M Críese que este salmo de David pertenece i la
fecha del alzpmionto de su hijo Absalon, i cuyos gefes
NOTAS. 397
i. ¡postro (a el soberano llamándolos blandamente á su
i obediencia.
a ™ Habla David de si mismo llamándose Mtogido 6
. ungido, en cuya acepción se loma también la pulubra
i miiIo de la Vulgata , que tiene en Cristo su perr«cla
j aplicación.
" Es decir, • si queja teneis. contra mi, mostradla,
pao no pequeis liasla el estremo de hacer armas contra
. vuestro Itey legitimo; examinad despacio j á solas lo
¡ que lwbcis resuelto en el calor de la pasión, * S. Pablo
(ad Epketioa IV, 2 0 ,) interpreta estas palabras en ie n -
liilo moral para que no sea duradero nuestro e oojo. La
palabra aue en el texto liebreo corresponde al iraicimi-
ni 'lela vulgala, es propiamente estremeceos, que asi
puede ser de cólera como de temor.
I “ Los impios; los hombres terrenales. Algunos lo
(nliendnn de los tropas de David proveídas en el desier­
to por Sobi el Amonita de copiosos mantenimientos.
11 En esto salmo Labia David del general abandono
tue sufría y de tas calumnias que le tomaban por Llan­
to, lo cual es aplicable especialmente al tiempo en que
«talló contra él la mala voluntad de Saúl. De los trein­
ta y mi versículos <|ue contiene no se rezan sino los seis
primeros.
" De aquí tomó el Redentor las palabras con que
«piró.
i H Con lanza en Dios contra cualesquiera peligros y
1 iMchnnm es lo que principalmente inculca esle salmo,
* y i nadie cuadra mejor que á David. Recomiéndala el
salmista al justo, i supone qua á ¿I se la recomienda
otra persona, y en los tres últimos versículos introduce
hablando al mismo Dios.
u O calumniosa. y según otra interpretación, de
mortífera peste.
u Muy diversas esplicariones se han dado de esla
(rase de la Vulgata á n ¿galio pernnM /ints ia ttntbrU
_*b incursu el demunio meri'lir,nu, que en ini concepto
398 J trc m s m o .
puede resumirse « de las asechanzas sai de noche tomo
de dia > El vocablo ntgetium. fjue Induzco por Iralo &
maquinación, en hebreo es equivoco con muertt 6 junte:
y á propósito del demonio de mediodía. Calmet a la va­
rias tradiciones hebraicas y supersticiones gentílicas que
atribuían en dicha hora í aquellos espíritus un poder
eslmordinario. lllros lo entienden del pernicioso ardor
del sol en aquellos países; otros del viento abrasador del
roediodln. S. Jnránimo traduce d marsu intidíanlis t i l
iatanitntis meridie.
17 D caerán tebre li. te acometerán.
* Es el último de los quince apellidados tjrndunkt
(véase la nota <5 , p3p. 395J y párete heehopara ser canta­
do en la dedicación del lemplo, 6 al separarte el pueble
al fin de tas grandes sole-mnidndcs, como si recomendara
la «ración perenne á los levitas que pasaban allí la no­
che, A cuyo encargo 'responden en el último versículo
sacerdotes y levitas bendiciendo i so vez al nmhlo.
_ ” Son las palabras en que prorrumpió el santo an­
ciano al tomar en sus brazos al Mesías, i quien suspira*
ba por ver antes de morir,temadas de] « p , u del Evange­
lio dc S. Lucas. No bar profecía que entuñe lúas CUWl
j anticipada idea del llamamiento de los gentiles.
u El senLirio místico y pro tilico en este salmo pre­
valece completamente sobre el histórico. Hirieseis i no
David cuando, reden establecida en Jerusalen la capital
del reino, se libaron con los filisteos todos los pueblos
de Siria y Fenicia para no dejarle consolidar en ella su
trono, palidece y se eclipsa esta figure ante la fundación
del imperio inmortal de Cristo contra las potestades de
la tierra conjuradas. No hay quien no lo h a n entendido
asi, principiando nnr los discípulos de Jesui(AcT. a p o s t .
iv. 25. 8 6 ). Toaos los siglos desde entonces lian podi­
do aplicarlo i sus rebeliones contra el Reparador, pero
ninguno mas exactamente que el nuestro.
41 Hé aquí el «aligo preféliw por excelencia, ton i
la letra referente á Cristo, qne Dnrid parece haberse el*
n o ta s . 399
Tillado de sí mismo para no fijarse sino en su augusto
modelo. Las humillaciones de Jesús, las befas y sarcas­
mos de que en la crul fui objeto , el Uladramienlo de
sus piés y manos, sus Testiduras repartidas y adjudica­
das por suerles, son inequívocos rasgos que los evange­
lista* señalan wmn vntieinios.
“ Las primara; palabras del salmo son exactamente
Ins mismas que pronunció Jesús desamparado del Pudre.
El respice in me no se baila en el texto hebreo; parece
aüadido por los setenta. Lw delitos propios de que so
acusa David, castigados con el levantamiento de Absa-
lon, son, aplicado al texto al Redentor, los delitos'de la
humanidad entera cuja expiación habia tomado sobre «1.
M £s decir, do lenco otra, todo vez perdida esla. Da-
jo la imágen de perros rabiosos, de loros, de leones, de
unicornios, designa David i sus enemigos, y con mas
propiedad Jesucristo i sos perseguidores y verdugos.
“ In eeeltsia iMgna dice la Vulgata," palabras que
refieren los esrtosilores i In Iglesia católica donde por la
mediación de Jesucristo será conocido y alabado el vnr-
dadero Dios. Puede también significar: de ti procede I»
alabanza que eu sus grandes reuniones los fieles me
tributan; tú en recompensa de mis humillaciones y tor­
mentos has glorifleado mi nombre.
“ Usase aqut el pretérito per el futuro: «se alimen-
taiin ile su doctrina y abrazarán su fé los poderosos y
los sabios. • En lodo este pasage hasta el fin del salmo
anuncia David la conversión de los gentiles y el reino
universal de Cristo.
“ Como en el titulo de esle salmo se espresa que lo
compuso David antes dé ser urgido, créese que fué an­
tes do la segunda unción verificada en Hebron después
de muerto Saúl, j el anhelo que muestra por Tolver al
templo del Señor es m u; propio de un proscrito entin­
te- l j seguridad que en este asilo pone se aplica espiri­
tualícenle í la Iglesia católica y 4 la ¿rada de Dios, y
ti deseo de ¿I al desao del paraíso.
100 Jl'EVES SANTO.
*' Alude probablemente al amparo que halló en el
tabernáculo de Nob, cuando el sacerdote Achimelec le
franqueó p^ra su alimento los pases de propoticúm y
para su defensa la espada de Gnlial.
u Mejor sentido haca ea fuluro, como lo traduce
S. Jerónimo,
k* Por padre y injdrc ¿atiende aqui sus parientes y
amigos, ó loma el desamparo por la inutilidad del vali­
miento. Para sus padres buscó David relngio en la corta
de los mo&bitas.
’• Tal t u se reitere i Doecidumeo, que denunció á
Saúl la protección dada por Achimelec i David, y ejecu-
16 la matanza decretada en ochenta y cinco sacerdotes.
Contra ¿1 misino va dirigido toda el u lm o li .
11 Empieza aquí «I cap. ni cuyos versos mas cortos
que los otros llevan de Ires en Ires la misma letra ini­
cial. A la hija de Sion reemplaza el pueblo de Ju d i re­
presentado en n a varos abatido.
" Es este uno de los siete salmos penilenciaUs, asi
llamados por ser los que mejor convienen A un pecador
arrepentido. Probablemente Jo compuso David aespues
de su doble delito de adulterio y homicidio, qua fué el
mas grave y el mas severamente castigado con la insur­
rección del hijo , con traiciones de súbditos y ligas de
rebeldes, y toda suerte de calamidades.
11 Asi puede significar ardores de enfermedad como
de concupiscencia, y i eslo último tiendo la palabra iíu -
m'oni’.t de la Vulgatn.
“ Es d ecir, no por mis malas obras, sino por mis
buenos sentimientos me censuraban precisamente.
** Vivas acciones de gracias por graves candidos
superadas expresa aqut David, sin eenir en olvidóla
coaÍBsion de las culpas quo tales castigos le mere­
cieron.
” S. Pablo ( a d llehr. e. k ) aplica este versículo
con el anterior y e! siguiente al misino Jesucristo, quien
con su holocausto vino é abolir los sacrificios de la an-
NOTAS. 101
ligua le). Todo laque se re Aere ñ u s adulauta á la ma­
nifestación de la divina verdad y justicia, es decir , del
dogma jr de la moral do puede esplicarse ni aun Uleral-
mcnle sino de Cristo.
" Dispútase entre los expositores si este enea hela­
miento es el del tiAoesis <J el del Evangelio de S. Juan;
poro el original expresa mas bien el volumen y conjuntó
4* Jas Escrito rae que tu principio.
14 Supieitf, c. ii. r . 18 A 20.
" Dice el titula de este salmo que lo hizo David,
cuando descolgándose por una ventana se salvó de los
guardas que cercaron ae noche su casa por drden de
Saúl; pero la mención de naciones estraüas r enemigas,
y el rondar al rededor de la ciudad, y las soberbias ame­
nazas y blasfemias propias de infieles, hicieron conje­
turar i CalmeL ai seria mas bien obra de Esdras d Ne-
hemías «n ocasion de reedificar los muros de Jerusa­
len, que con la fuena y acecha nías y con falsas acusa­
ciones ante elrey de P en iitrataban de estorbarlos pue­
blos Comarcanos.
“ Como si dijera: «entrénalos, humíllalos, pero no
los eslermioes, no sea que mi pueblo desembarazado de
ellos, en el seno de la prosperidad y del ocio, se enerve
y se olvide de la ley divina. • Los enemigos fronterizos
eran para los israelitas un estímulo perenne de fidelidad
al paso que un castigo de sus prevaricaciones. Otros
aplican este paaage A la reprobación de los judíos, dis­
persos mas no aniquilados para dar así testimonio déla
redención, y condenados por el mismo anatema que en­
cima se echaron.
" Es una humilde uración i Dios en algún inm i­
nente peligro de la vida producido al parecer por dolen­
cia y desamparo; pudiera Lomársele por un capitulo del
liliro Je Job, v tiene cierta semejanza con el cántico de
Exequias. Aplicase i la pasión de Cristo vendido y pre­
so v abandonado por loa apóstoles.
*’ Solo respecto del Salvador es esacla osla frase,
402 JUEVES SATTTO.
pues solo ¿ImuriA libremente y por sd voluntad. Oíros
iBlerprelan el hebreo lepando enire Uu muerUu, como
se enterraba á l u leprosw ; otros muerto p a n ( « liber­
tad como los cautivos.
M Fenecidos en derrota por haberles lú retirado la
ausUto. Haj avíen por venerad entiende los heridos de
lepra, señalado* por la mano de Dios.
** 0 lot giflantrs ra u fiía rd n ? como traducen oíros
entendiéndolo de las primitivas generaciones de homhres
esforzados, que calificó de héroes y sem idiós» la raito-
k)|da.
" Recuerda este pasage otros análogo» de los «al*
mo3 vi, xxix y c x iu : «En la muerte no hay quien se
acuerde de tí.— fcPof ventura te alabará ti polvo T— No
te «üakirin los muertos sino los que vmmosv* V aquel
olro del rejr Ezequfas: «No le ensalzará, el sepulcro ni
lo con Tesare la muerte.»
“ A David se ati lien a perfectamente estas palabras j
persuaden que es obra suya el presente salmo. Muchos
las refieren í Cristo, exaltado o levantado en la cruz.
17 O persona i pueblo oprimido dam a 4 Dios en
este salmo, que es una magnifica apología de la divina
Providencia. A pesar de i^ue lleva en el lllulo el nombre
de David, mucho» lo juzgan de la ¿poca del cautiverio
de Babilonia. Ko sin intención lo ha eswfido la Iglesia
para cerrar los Maitines de esle dia; á la repelida es po­
sición de las tribulaciones y padecimientos del Justo si­
gne el anuncio del inevitable castigo de los deicidas.
u Es decir, rsi la observancia de tus preceptos lle­
va consigo trabajos de tentaciones y persecuciones, no
se ta puede acusar de injusto, porqne das fortaleza para
resistirlos, y defiendes 6 vengas al guardador de tu ley,»
Otros traducen: ¿acaso tiene algo uue ver contigo una
silla d trono de iniquidad, imponiendo gravoso» j uráni­
cos preceptos?
" Comentando aquellas palabras del salmo xeiv ti
iMtroiiuni » nquitim meam, habla el Apóstol del si-
NOTAS. 403
Indo ó descanto espiritual en que entran los creyentes y
dp que carecen loa corazones endurecidas i la re.
’• Cuando le perwguia su hijo Alnalon, codo dice
el lítalo. hizo David este salmo, y nuda hay en todo sn
roniBXlo que nn convenga i semejante situación. Es una
de los siete panilonciales.
71 Forma rale cínlico el capitulo m y último de
la profecía de Habaruc uno de los doce menores, y
aunque en Al se pide la ansiada libertad del pueblo de
Dios cautivo en Liuliilonn, se ?plica sin «1 menor es­
fuerzo & la rcdencion del linagn humano por el Mesías.
La memoria de los portentos obrados por el Señor al
sacar de Egipto S los israelitas anima la confianza del
profeta, y A « d a linea n im ia el pasado con el porve­
nir en que ¡iguaria del cielo nuevos prodigios.
” Atendida la Indole del idioma hebreo en qne m
confunde el futuro con el pretérito , refieren varios es-
posilorcs esle pasagt i la salida d* Egipto, tn que Dios
constituido pete de su pueblo le condujo desde cl Sur y
atravesando la .Arabia Pairea, donde estaba Faran, 1 la
tierra prometida.
11 La» tiendat de Chusan pone el hebreo, nombra
ue en la Dililin equivale al de Etiopia. De Chusan triun-
J 3 Otoniel uno de los primeros jueces, nsl como de los
madianitas obtuve victoria Gedeen.
' u Alusión i Ib matanza de los primogfoilos de
Egipto.
, ’* Caigan sobre mi cualesquiera plagas, dice el Pro­
feta, COd tal que vea la libertad de mi pueblo.
’* Tim ase al nombre propio por el apelativo de
salvador, que esLo significa Jesús. El sentido e s: (a u n ­
que vea nHigidos los campos por toda suerte de ealami-
■ ................................................................. ')

llnbaeuc moraba dedicado al cultivo en la asolada Ju-


dea, que abandoné cl invasor despues de Devane pri­
sioneros d la major porrion de los habitantes, y paree®
104 JUEVES SANTO.
ue allt murió dos años antes de terminar «1 cautiverio
3 e su a paisanos.
11 Como queda adverlida en el prólogo, se destina
esta meditación para la noche del jueves. Cada uno de
sus puntos corresponde á uno de los capítulos m u , xtv,
xv, xvi y x r u del Evangelio de S. Juan, eo que está
repartida, lo divina plática, cuyas palabras puestas tex­
tualmente, ni por la estension del discurso admiten lar­
gos comentarios, ni por lo luminosas y tiernas los re­
quieren.
’* Van distribuidas ensenes 6 grupos de cinco, que
w el número de estaciones lijado para ganar las indul­
gencias, y aplicadas por su órden i los sucesos de la
pasión mas importantes y mas análogos, eu cuanto ca-
oe, i la hora de las visitas. En el número v en el tiem­
po sin embargo pueden estas acomodarse 1 la devocion
i ai plan de cada uno. Aconsejaría que la «slaeion se
rece, no antes, sino despues de la lectura.
VIERNES SANTO.

HISTORIA EVANGÉLICA.

Con m as razón au n que en el d ia a n te rio r,


p u ed e escusarse en esle el reíalo de los g r a n -
ueg hechos q u e en ¿I pasaron, corno q u e for­
man el o hielo y asu n to principal de e sta Scrna-
íiaSanU i. Tam poco ocu rren du d as q u e esplicar
acerca de su orden y tiem po sucesivo : asi q u e,
sin d eterm in ar dem asiado las horas y sin p re ­
tensiones de form ar lo q u e se llam a un reloj de
ia pasión, infiérese del c o lijo de los E vange-
JisU s qu e desde el am an e cer liasla tercia, es
d ec ir las nuev e de la m añana, ten d rían lugar
la reunión g e n eral de sacerdo tes y escribas, la
Í ircsentacion d e Jesú s á Pílalo , su rem isión á
lero des y su v u e lta al p re lo rio ; de tercia á
se x ta ó m ediodía , los a io le s, la coronacion d e
espinas, la se n ten cia de m u erte , laco u d u c cio u
al Calvario y la crucilixion ; d e se x ta á n ona
las ires horas de a g o n ía ; a n le s de ponerse el
sol la lanzada d el costado, y d esp u e s siendo ya
tarde la venida de Josú de A riuiatca, que o b -
106 VIERNES SANTO.

ten id a la licencia del p resid en te y ayudado d e


N icodem o, bajó de la cru z cl sanio cuerpo, lo
envolvió en lienzos perfum ados de arom as, y
lo depositó en cl sepulcro allí cerca e siav ad o ,
cerrando su a b e rtu ra con u na g ran p iedra. To­
das estas operaciones hacen pensar q n e cl e n ­
tie rro no se verificaría hasta m u y en tra d a la
noche, y q u e tal vez d uraron h a sta ray ar cl sá­
bado, en ten d ien d o & la letra, la frase d e S. L u­
cas : eí-Sabbatum illuceícebat.

E ste m em orable an iv ersario d e la m u e rte


del Salvador e ra celebrado en la a n tig u a Ig le ­
sia, y p rin cip alm en te e n la O rie n ta l, co n .u n
riguroso ayuno de q u e nad ie de siete años a r ­
rib a se escep lu ab a. L a noche del ju e v e s al
v iern es pasábase en vigilia, leyéndose to d a la
pasión se g ú n los cuatro E vang elistas d iv id id a
en doce lecciones. El Olicio del dia se co n tin u a­
ba e n las horas reg u lares , au n q u e sin o b la ­
ción ni sacrilicio. Las o racio n es, q ue sig u en
las dos profecías y á la pasión tom ada del E v an ­
gelio de S. Ju an en favor del papa y de las d i­
versas g e ra rq u ia s d e la Iglesia, del soberano,
de los catecúm enos y n ecesitad o s, d e los liere-
ges, cism áticos, ju d ío s é idólatras, a u n q u e m o­
dificadas p o sterio rm en te, datan por lo m enos
del siglo V' e n la Iglesia ro m an a. A n tig u a es
tam b ién la cerem onia de la adoracion d e la
cruz , q u e practicab an desde el O bispo 4 c e le ­
b ran te h asta el últim o asisten te del p ueblo. No
HI9T0UA EVANGÉLICA. 407
se decía Misa, porque el san g rien to holocausto
consum ado en lal dia escusaba su m ística re ­
presentación ; m as p ara m a n te n e r la devoción
ele los iie le s , se introdujo, lom ándolo d e los
priegos, q u e ul saperdole com ulgar» «in consa­
g rar, sum iendo la h o stia g u ard ad a desde la 'vís­
p era e n el m o n u m e n to , á lo cual se llam aba
Mi sa de prasaniificados. Á p esa r de la solem ni­
dad del dia, 110 parece q u e e n n in g ú n tiem po
se haya g uardado com o liesla, p u es term inado
el Olício de la m añana volvían los líeles á su
trabajo, do a traíd o s a l tem plo e n las horas res­
ta n te s á no ser por los M aitines d e li nieblas,
siendo de ¿poca m uv posterior las cerem onias
del descendim iento d e la cruz y del sa n to e n ­
tierro con las procesiones qu e lo re c u e rd a n ,
y m as recien tes todavía los ejercicio s consa­
grados i las siete palabras del R ed e n to r y á la
soledad de ta V irgen.
VICBNKS SAM O.

i m m r n de las oraciois

RAM LA VI8ITA DE MONUMENTOS.

T E R C E R A S É R IE .
Para la madrvgada de esle dia.

XI. JESUS ES EL PRETORIO.

« T ú lo diccs q u e soy R ey, pero m i reino no


es de este m ando. P ara esto v in e al m undo,
p ara d a r testim onio de la verdad ; todo am igo
de la verdad escucha mi voz. » Nada a le g a en
defensa propia el Salvador an te el p re sid e n te
ro m a n o ; pero en p u n to á la v erd ad nada calla.
O torga ser R ey; m as añade q u e su rein o no es
de este m u n d o , q u e no usa de arm as ni de
ejércitos para r e s is t ir á sus enem igos. E n tré ­
gase al alb ed río d e las potestad es d e la tierra;
pero les recuerda q u e la au to rid a d q u e ejercen ,
y de q u e tan tas veces a b u sa n , les viene c o n ­
ferida desde arrib a, y q u e de ella se les pedirá
estrech a c u e n ta . Q ué m odelo tan exacto nos
ofrece C risto d e su Ig lesia! Ella es la verdad
VISITA DE MOJiUMOTOS. 409

de que vino 4 dar te s tim o n io ; en ella v ien en &


ju n ta rse, oyendo su voz, todos los q u e am an y
buscan la verdad. Oh Je s ú s encerrado p o r am or
mió en esta u rn a ! ya que os debo el conoci­
m iento d e la verdad, dadm e Tuerza p ara confe­
sarla a n te los trib u n ales, a n te el pueblo, a n te
el m undo enLero q u e se levan te co n tra vos, y
para que liel y c o n stan te sú b d ito d e v u estro
reino e sp iritu al, asi como la proclam o con m is
palab ras, la p ractiq u e con m is obras.

X I I . JE S O S A M E H M IO D E S .

a E sp erab a Herodes. v e r obrar á Je s ú s a lg ú n


m ilagro; in te rro g á b a te ,y él nad a le resp o n d ía ...
Con esto le m en o sp reció , vistiéndole p o r burla
u n a ropa b la n c a .» E nm udece el Señor en p re ­
sencia d e l rey ezuelo de G alilea, cu y a v an a cu ­
riosidad no lleva por objeto conocer su do ctri­
n a ni siq u ie ra a v erig u ar su culpa 6 sn ino cen ­
cia, sino asistir por sim ple e n tre te n im ie n to íi
los prodigios q u e de él se referían. T iem po h ay
de callar como h ay tiem po de h a b la r; y cuan d o
se al haga á nuest.ro am or propio m as bien p a ra
ten tarn o s q u e para sacar provecho d e lo q ue
hacem os ó decim os, cuando se ofrecen ocasio­
n es d e lu cir nuestro s talen to s sin resu ltad o
para la glo ria d e D io s , vale m as eclipsarnos,
411) V1EHNES SASTO.
a u n q u e cl m undo nos desp recie r a u n q u e
nos c u b ra con la insignia d e estu p id ez con
q u e vistió el insensato rey á la increada
sab id uría. Oh Je su s por mi am or en cerrad o en
e sta u r n a ! infundidm e hum ilde y sa n ta d iscre­
ció n p a ra no confundir ja m á s v u e stra gloria
con la m ía. é intención p u ra de n o buscar e s­
tim ación y aplausos c d ta s o b ras de v u estro
serv icio.

x m . LOS AZOTES.

« E ntonces P ilato m andó azotar á Jesú s, y lo


en tre g ó á la v o lu n tad de las tu rb as. • El débil
ju e z , á pesar d e reconocer la inocencia del
acosado, tran sig e con los cario so s clam ores
de los judíos, y esperando m overlos á lástim a,
le so m ete á u na cruel cuanto ignom iniosa fla­
gelación. JSnsáiianse los ejecu to res d e la órden
en su cu m p lim ien to , y atándole ¿ u n a colum na
fuera del pretorio, d e sg arran con v aras y co r­
reas sus inm aculadas carn es, h in ch a n á golpes
sos m iem bros, y hacen correr p o r ellos arroyos
de sa n g re. Oh espectáculo a n te el cu al se c u ­
b re n de h o rro r los á n g e le s , y q u e no arran ca
a u gem ido a l paciente H ijo de D io s! Si algo
p u d iera arrancárselo, se ria n las ira s, los odios,
las venganzas de los q u e , co ntem plándola y
VISITA DE JIONUJÍE.NTOS. 111

m editándola, nada ap ren d en de (a n ta m a n se ­


dum bre. Olí Jesú s encerrado por m i a m o r e a
esta u r n a ! cad a impaciencia,, cada c ó le ra , c a d a
rencor mió lia sido un azote descargado so b re
v u estras e sp a ld a s: no p erm itáis q u e en a d e ­
lante los vea m ultiplicados c o a n u ev as c u lp as
de mi p arte , qu e pretiero m il v e ce s sen tirlo s
que causarlos.

X IV . LA C O BO RA C IO N DE ESPINAS.

Los soldados, llevando á Je sú s al a trio del


pretorio y d e sa n d á n d o le , le echaron e n c i­
ma nn m anió de p ú r p u r a , y tejiendo u n a c o ­
rona d e espinas se la p usieron en la cabeza , y
u na caña en la m ano, y doblab an por burla la
rodilla saludándole como á re y de I0 9 ju d í o s .»
A porfía cou estos co ncurren los g e n tile s á la
san g rien ta obra de la re d e n c ió n , y la co h o rte
rom ana con m as cru el refinam iento q u e los
m inistros del pontífice repro d u ce la h o rrib le
escena <le la noche pasada. R odea al H om bre
t>ios de las irrisorias insignias de la m a je s­
tad real, cáb rele con un harapo de g ra n a , h ín ­
cale en las sienes u na diadem a d e a g u d a s e s p i­
nas , y golpeándole la cabeza con la cañ a q u e
le sirve d e cetro , se las clava m as y m as. Sus
sarcásticos hom enajes v an acom pañados de s a ­
112 VIERNES SA M O ,

livas y bofetadas. \ l i ! s í , esle es v erd ad era­


m e n te n uestro R e y : nad a hay en su cuerpo y
en su alm a que no padezca dolores sin m edida;
¿ y d o son burtajy arrentas p ata n u estro R ey cl
regalo y la o stentación q ue en lodo procura­
mos 7 Oh Je sú s encerrado e n e sla u rn a por am or
m ío! y a no os ofenderé mas con mi lujo, y a no
os escu p iré con mi in m o d e stia , y no m e arro ­
dillaré á v u e stras plantas sino p ara tom aros
por ejem plo d e m ortificación.

XV. LA CONDENACION Á MUERTE.

« Ved ahí cl h o m b re ! dijo I’i l a to : os lo pre­


sento p ara q u e sepáis q u e no e n cu en tro e n él
d e lito a lg u n o : ¿ q u e ré is q u e os lo ponga en li­
bertad ? Crucifícalo, clam ó cl pueblo, y su é lta ­
nos á Barrahás.D Nada logra con su s inicuas
co ntem porizaciones el presid en te sino ato r­
m en tar in ú tilm en te ¿ la victim a, cuyo aspecto
lastim oso em bravece m as bien q u e d esarm a la
sañ a de su s enem igos. Á pesar de su s re ite ra ­
dos esfuerzos para salvarle , á p esar d e decla­
rarle p o r tre s veces in o cen te, á p esar de lav ar­
se las m anos pretendiéndose i D ocente tam bién
del d erram am ien to d e aquella s a n g r e , lodo lo
p ie rd e , dejando su nom bre vinculado á la se n ­
te n c ia del J u s to y á la execración de los siglos.
VISITA DE MONUMENTOS. 413
No condena p ropiam ente, pero e n tre g a , ab a n ­
dona; y eslo b asta para co n slilu irsc v iolador
de la ju stic ia por no h e rir resp eto s h u m an o s ó
do clioear con la opinion d el m u n d o. ¿ Y q u é
vale esa opinion del m undo q u e pide la m u e rte
de Crislo y la libertad de B a rra b á s? ¿ m e re c e
acaso se r codiciada y ad q u irid a á p recio d e la
ley de Dios ? Ob Jesú s encerrad o p o r m i am o r e a
esta u r n a ! no ya solam ente d e las vacilaciones
d e Pílalo, sino del sacrilego clam or de las tu r­
bas m e he lieclio cóm plice am en a d o , pospo­
niéndoos al d e le ite , al in te r é s , á la v en g an za.
Dadme lírraeza para confesaros e n ad e la n te a u n
á costa de mi vida.

CUARTA S É R IE .
Para la mañana de esle dia.

X V I. E L CAM INO DEL C A L V A R IO .

« Llevando su cru z acuestas, salió Jesús para


el lu gar del C alvario... S eg u íale u n a m ultitud
de pueblo y de m ujeres que le plañían, y v u e l­
to á ellas les d i j o : No lloréis por m i , sino por
vosotras y p o r vuestro s hijos.» P álido, c u b ie r­
to de heridas y c a rd en ales, en san g ren tad a con
11 í VIERNES SAKTQ.

p u n zan te s abrojo» la fren le y desg reñ ad a la


cabellera, cargando sobre los destro zad o s hom ­
bros el enorm e m adero de sn p atíbulo, a tra v ie ­
sa el R edentor Fas calles de Jeru sa le n e n tre los
im properios del vulgo y las tropelías de los
so ld a d o s, pasa la p u e rta del m urado recinto,
tre p a la cu esta del G ó lg o ta . y su desfalleci­
m iento llega á tal punto, que p ara prolongarle
con la v ida los to rm en to s buscan q u ien le a li­
vie del peso de la cruz. Una estéril com pasión
es lo diiico q u e d e sp ie rta su v ista en los mas
blandos corazones; y e s ta es ay ! todavía la
com pasion de m uchos cristian o s q u e no se
a c u erd an de qne e s un Dios q u ien padece y d e
q u e padece por n uestro s pecados. Olí Jesú s e n ­
cerrado p o r am o r mió en esta u rn a I dadm e
lág rim as de te rn u ra por vuestTa p a s ió n ; pero
dádm elas aun m as copiosas de com punción y
a rre p e n tim ie n to p o r m is in g ra titu d e s, y haced
q u e á la contem plación de vueslro s d olores va­
y a u nida siem pre la m em oria d e m is culpas
q u e lian sido de ellos causa.

XVII. LA CRUCIFIXION.

« C ru c ific á ro n le , y ju n ta m e n te con ¿I ¿ dos


lad ro nes, nno ¿ su derech a y otro á su izquier­
d a . •> Ta le despojan a rreb atad a m e n te de sn9
VISITA DE MOTtrHETiTOS. 415
v estid u ras, ya le presentan vino mezclado con
m irra q u e el S eñor p rueba p o r lo am argo y
rehúsa com o c o n fo rta n te , ya lev an tan eo alio
su desnudo y m agullado cuerpo, y a e stiran con
violencias sus m iem bros é hin can en las pal­
mas de su s m anos y luego en su s piés agudos
clavos, y a resu en an los duros golpes de m a r­
tillo, y se estrem e ce Ja cru z y el Crucificado, y
em piezan á d e stila r hilos de san g re . Infam e
sobre lodos es el g énero del suplicio, y & él
corresponde lo infam e de la c o m p a ñ ía : á un
lado y otro sufren igual su e rte dos lad ro n es, y
el S anio de los san to s es confundido con los
facinerosos. ¿ Y q u é liace el S eñ o r? en n o b lecer
para siem pre y cu todos tiem pos el in stru m e n ­
to de su m u erte, y c o n v ertir á uno de los reos
que le acom pañan en h a b ítan le del paraíso. ¿Y
todavía preg u n tarem o s q u é g lo ria p ara si ó q u é
fruto para nosotros re p o rta de los Lr&bajos y
lium illaciones con q ue nos p ru eb a ? Oh Jesú s
por mi am or en cerrad o en esla u r n a ! enclavad
con vos e n la cru z m is pasos y m is obras y mi
v o lu n ta d , q u e con la partícipaciou de v uestro
dolor y a fre n ta m e ennobleceís y m e a b rís las
p u e rtas de la b ien av e n tu ran za.
416 V1EBM 6 SANTO.

XVIII. I.A» TRES UOIU9 DE ASOMA.

n P a d re , p erd ó n alo s... M ujer, hé aq u í á lu


h ijo ... Dios m ío, ¿p o r q u é m e has desam para­
d o ? ... T e n g b s e d ... Consum ado e stá .» Desde
la hora sexta del dia h asta la n ona el Hijo de
Dios perm anece e n agonía y la tie rra en p ro ­
funda oscuridad. C um ple en aq u ello s i a sían les
la inefable obra q u e resum e loe tiem pos y que
decide de la e te r n id a d : y sin em bargo aun los
ap ro vecha p a ra dispensarnos su s ú ltim a s lec­
cio n es y sus ú ltim as m ercedes. Im p lo ra la c le ­
m encia del P adre sobre los q u e le escarn ecen ,
so b re los q u e le crncilican, sobre su s enem igos,
sobre lodos nosotros pecadores, aten u a n d o la
cu lp a con la ig n o ran cia; nos d á por m a d r e é
in tercesor* á su Madre purísim a colocada al pié
d e la cruz com o p ara recibir el le g a d o ; d escú ­
bren os en el desam paro d e su P ad re el ho rro r
d e los pecados y el peso d e la espiacion q n e ha
tom ado sobre s i ; espresa la sed q u e por nos­
otro s y de n u estro am or y felicidad p ad ece; nos
a n u n cia, nsi para esperar com o p ara tem e r san­
ta m e n te , la solem ne consum ación d e su holo­
cau sto. Oh Je sú s encerrado por mi am o r en esta
u r n a ! d irig id m is pasos p ara q u e enderezando
el tiem po al logro de la etern id a d y mi vida
VISITA DE MONCIIEKTOS. 417
cu lera á prep arar mi m u e r te , no llegue al té r­
mino sin h ab er cum plido (¡cim ente con el d es­
tino por vos señ alad o .

XIX. LA MUERTE DEL REDKNTOn.

« P a d re , clam ó J e s ú s , e a ta s m anos en co ­
m iendo mi e s p íritu ... É inclin an d o la cabeza,
e s p ir é .» M ientras vivió sobre la tie rra siem pre
lom ó por g u ia la vo lu n tad d e su P ad re, a u n q u e
igual á él com o Dios, concillando e n sa sacri­
ficio el m érito de la m as profunda obediencia
con í l d e 1% m as generosa e sp o n ta n e id a d ; y
ahora en el últim o tr a n c e , al d esp ren d érsele
del cuerpo el alm a, se la dev u e lv e y reco m ien ­
d a con hum ilde súplica de desvalido. Sin em ­
bargo, su voz e n te ra y fu erte indica q u e no
m ucre de postración y flaqueza, y b a sta p ara
convencer de su divinidad al C enturión. Murió
porque quiso, m urió p ara hacernos llevadera y
h asta du lce la m u erte, m urió p a ra en señ arn o s
m orir. Pero ¿cóm o h a de som eterse entonces
á la vo lu n tad divina quien no h a co n saltad o en
todo sino la suya p ro pia? cóm o ha d e e n tre g a r
á Dios su esp íritu q u ien pasa días y m as dias
sin tregua para consagrarle un p e n sa m ie n to ?
Olí Jesús encerrado p o ra m o r m io e n e sta u rn a !
con vuestro esp íritu encom endad tam b ién el
37
418 VIERNES SANTO.

mió desde ahora al P adre celestial pnra q n e lo


preserve y santifique, y en la h o ra de mí
m u erte estad ju n to á m i lecho p a ra recibírselo
y e n treg árselo , que solo de v u estras m anos p o ­
d rá serle acep tab le.

X X . LA. L A C A D A DEL CO STA DO.

« Al lleg ar á Je sú s, como le viesen y a d ifun­


to, uno d e lo& soldados abrió su costado con la
lanza, y e n seg u id a brotó san g re y a g u a.» Sea
p or la d u d a de q u e hub iese m u erto to d av ía el
R ed entor al ir á bajarle de la cruz, se a p o r
aq u e l in stin to de ferocidad q u e h asta con los
cad áveres se ensaña , sufre su C uerpo sacro­
santo u n a n u eva in ju ria ; pero de e lla n ace un
nuevo prodigio p ara consuelo y esperanza d e
los h om bres. Del Trio costado salla u n chorro
de líqu ida sangre q u e m ezclada con agua sim ­
boliza su v irtu d p u rilíc a d o ra ; la m u erte no la
lia coagulado, n o ; p eren n e roana 6 inagotable
para lavar los pecados d el m undo hasta la pos­
tre ra de las generaciones. Como si le vin ieran
estrechos para v erterla los taladros de su s pies
y m anos, dispone se le abra m as an ch a p u e rta ,
p o r donde adem ás podam os in tro d u cirn o s en
su seno y p e n e tra r h asta su corazon. Oh Jesú s
c e cerrado p o r m i am o r en esla u rn a ! reg en e -
VISITA DE MONUMENTOS. < 19

radtne cu este precioso baño, Irasíundiendo con


él en mi la v ida q u e p e r d é is , acogedm e e a el
amoroso nido de vuestro abierto costado p a ra
estab lecer alli m i albergue, de la m anera q u e
vos lo buscáis d en tro de mi d u ro p e d io hacién­
doos alim ento m ío.
124 VIEBSES SAM O,

MISSA. I MISA.
Rezadas P rim a, Tercia, Sexta y Nana cuma en el
dia anterior, salen sin ciriales ni incensario el satenía­
te y los ministros con ornamento? n e g ro s , y oran un
rato prosternados sobre almohada*. 1 Los acólitos e s-
tienden una toballa sobre el aliar, donde ha; cuatro 6
seis eandeleros con velas amurillas apagadas; en segui­
da se acerca ¿ ¿I el celebrante, r el lector empieza sin
Ktulo la siguiente probeta de Oseas (cap. vi. 1 que el
celebrante lee eo voz baja desde el lado de U Epístola.

dicit Dominus: dice el S eñ o r:


E
s to
In trib u latio n esu a M añana e n su tri­
m ane consurgent ad bu lac ion acudirán á uii.
m e. V enite, e t rev erta- « Venid y volvam os al
m u T ad Domino ni: quia Señor, p o rq u e él em ­
ipse c e p i t , e l sanabil pezó y acabará n u estra
nos: p ercu tiel, e l cura- c u ra c ió n , nos h erirá y
b it uos. Y ivilicabil nos nos san ará. Nos re s ti­
|io st dúos d i e s : iu dic tu irá la v id a despues
le rlia su seilab il aos, el de dos d ia s ; en el te r­
v ivem us in conspectu cero nos re s u c ita rá , y
e ju s. S c ie m u s , seque- viviréuios en su p re ­
m u rq u e , u l coguoscu- sencia. A dquirí réniosel
m u s D o m in u m ; quasi conocim iento del S e ­
dilu culura p ni'paralus ñor, y av anzarem os en
e sl egressus c ju s , vi é l; su aparició n osla
mu. iJ l
v e n id quasi im ber no­ preparada como la de
bis le m p o ra n c u s . e l la au ro ra, y T e n d rá pa­
scro linus Ie r ra . Q uid ra nosotros como la llu­
faciam libi EpliraimV via, o p o rtu n a y tard ía,
Q uid faciam libi JudaV para la tierra \ » ¡. Q ué
Misericordia v e slra q u a ' Jiaré contigo. Kfraim ?
si n u bes m atu tin a , e t ¿ Q u é h aré contigo olí
qua&i ros m ane p e r- Ju d á ? V uestra com ­
trausiens. P ropler lioc punción es como n u b e
dolavi in P ro p lie tis , ac la m a ñ a n a , y como
occiiii eos in verbis oris roció m atu tin o que se
m e i: e l ju d ic ia tua desvanece. Por esto los
quasi lux eg red ien tu r. desbasté por m edio d e
Q uia m isericordiain vo- los p ro fe ta s, los m até
l u i , e l non sacrilicium , con las palab ras de mi
c t scientiam Dei plus boca, y los juicio s so­
quam holocausto. bre li pronunciados se
m anifestarán com o la
m ism a luz. P orque la
com punción q u iero y
no el sacrificio, y la
cien cia d e Dios m as que
los holocaustos.

THACTl'B. TBACTO.

o m ise , audiri audi­ eñok, oí lu revela­


Luum, el li­ S
Dmatoim: considera ción y le m i, con­
vi ope­ tem plé lu í obras y me
ra tu a, et expavi. ¡t. In espanté ’• y- fin m edio
medio duorum anima- de dos anim ales te das
lium innotcscerisidum á c o n o c e r: cuando se
appT opinquaverint a n - aproxim en los años, se-
m TIEBNES SANTO.

n i , cognosceris: dum r i s reco n o cid o ; cuando


a d re n e rit te m p u s , o s- llegue el tiem p o , le
ten d eris. >. ln e o .d a m m anifestarás, y, E n to n ­
c o n tú rb a la fu erit ani­ c e s , si se co n tu rb a mi
m a m ea: in ir a , m ise­ a lm a , e a m edio d e t u
ricordia! raem o reris. f . ira te acordante d e tu
Deus k Líbano v en iet, m isericordia, f . V endrá
e l sá n e la s d e m onte Dios del Líbano, y de
um broso e t condenso. espeso y som brío m o n ­
f . O p eru it cáelos m a - te el santo, f . Cubrió
je s la s e ju s , e l laudis los cielos su m ajestad,
eju s plen a e st ierra. y d e su a la b a n » llena
e s t i la tierra .

Concluido «l Tracto el celebranta da&d* «I lado de la


Epístola dice :

OBEMLS. | OREMOS.

El diácono continúa:

F lectam us g en u a. | Doblemos la rodilla.

Y el eubdiikooo responde :

Le vate. | L evantaos.

En seguida el celebrante cania la siguiente:

ORATIO. ORACION.

D
e i s , & quo e l Ju d as
rca.1 us sai pa-nara, O
u D ios, de q u ien re ­
cibió Ju d a s el cas­
el confessionis suhj la - tigo de su crim en y el
UISA. 423
tro p rs m iiim su m p sit: ladrón la recom pensa
coucede nuliis lu aip ro - de su confesion, co n cé­
pitationis e d eclu m : u t, denos el resu ltad o d e
sicut ¡n passioue sua lu p ro p ic ia c ió n , p ara
J e s u sC h n slu s ü om iaus q u e asi como Je s u c ris­
no sler diversa utrisque to Señor uueslro c u su
in lu lil slipencJia m c ri- pasión d ió á e n tram b o s
lo r u m ; ila nobis, abla- según su s m érito s d is -
lo v elu slaiis errare , tin la paga, ¿ no so tro s,
rcsu rrcctioiiis s u * gra- d estru id o cl e rro r del
tiam larg ialu r. Q ui te - hom bre viejo, nos con*
cum v iv it c t re g n a t in ceda la gracia d e su
u ai tale S p irilu s Sancli resurrecció n . £1 cual
Dc(js e le. contigo vive e tc .

Cl subdilcono cania en U do de Epístola, pero » ia ll*


Lulo, la siguiente :

Leclio Exodi. Lecáoa del Éxodo *.


Cap. XII.

I NDominus
dieb u s illis : D ixit
ad Moysen E is aq u ello s dias
dijo el S eñor ¿ M o i­
c l A aroitin Ierra -£gyp- sés y Aaron en la tie r­
ti : Men&isjslc , vobis ra de E gipto : E sle m es,
priui'ipiuni m e n s iu m : principio de los dieses
irin iu i c rit in o ieu si- para vosotros, sera el
lu su n u i. L oquiniiai ad prim ero d e los m eses
universum ctvlum lilio- <ld año. H ablad á to d a
riiin I s r a e l, e l dicito la congregación d e los
eis : Décima, d iem en sis hijos d e Is r a e l, y d e ­
liujus lollal u n u sq u is- c id le s : El d ia décim o
(jueagnum per fam ilias d e este m es to m e un
424 VIERNES SAMO.
e t domos suas. S in a u - cordero cada cual por
ten i m inor csl n um e­ Familias y p o r casa?;
ra s u l sullicere possil m as si cj n úm ero de
ad v escendum agnum , sus individuos es m e­
assu m et vicinuiu s u - nor del que se n eccsila
u m , qui ju n c lu s csld o - para com erlo, a g re g ú e ­
m u i s u s , ju s ta num e- se ¿ s u vecino m as in -
rn m an im aru m quse m edialo á su casa, has­
snOiccre possn n t ad ta form ar el grupo de
esum a g n i. E ril an tera personas q u e p u ed a
ag n u s absque m a c u la , bastar para com er el
m a s c u lu s, a n n ie u lu s : cordero . E ste h a d e se r
jiu la n u e m rilum lolle- sin m ancha, m acho, de
tis e t li® dum . E t 6er- un año, en v ez del cual
v ab itis cum usq u e ad según rito idéntico po­
q u arlam decim ain diem d ré is lo m ar u n cab rito ;
DicDsis h u ju s : im m ola- v lo g u ard aréis hasta el
h itq n e eum u niversa d ia cato rcen o del mes,
m u ltita d o (iliorum Is­ en cuy a la rd e lo inm o­
ra e l ad v esp eram . E t lará la u n iv ersalid ad de
su n icn l d e sanguine los hijos d e Israel. Y
e j u s , ac p onenl su p er recogiendo su san g re,
u lru m q u e poslcm , e t untarán con «lia l»s dns
in su p erlim in arib u s jam b a s y el d in tel de
d o m o ru m , in quib u s las casas en que lo cu -
comed e n t illu m . Et m a n ; y a q u ella noche
e d e a t carnes nocle illa com erán la s c a ru e s a s a ­
assas igni, e t azym os das ai fuego y los pa­
p an es cum laclucis nes sin lev ad u ra con
a g reslib u s. Non co m e- lech u g as silvestres.
d e tis ex eo crudum Nada de él co m eréis
q u id , nec coctura aq u a, crudo ni cocido con
sed U n tm n a ffiu m ig n i; ag u a, sin o ú n ic a m en te
ia . 42B

caput cum p cd ib u sc ju s asado al fuego : la ca­


et in teslin is vorabitis: beza con los piés é in ­
Nec rcm ancliil q u id - testinos lo trag areis
quam ex eo usque ma­ tam b ién . Nada d e él
ne. Si guid rcsiduum lia de q u ed ar p ara la
f u e r it, igne com bure- m añana sig u ie n te . Si
lis. Sic a u tem convede- algo so b rare, lo qu em a­
tis illu n t: R enes v es- réis. Lo com eréis em ­
tros accinpctis , c t cal- pero de esla m an era:
ceam enta liabebitis in Llevaréis ceñidos vu es­
p e d ib u s , ten en les bá­ tros lom os, y puesto en
culos in m a n ib u s , e t los piés el calzado, y cl
com edelis re s tiu a n le r: bastón en la m ano, y
est enim F hase ( id com eréis de prisa, por­
est tr a n s itq s ) Domi- q u e es el Phase ( es de­
ni. c ir el p a s o ) d el S eñor.

TRACTLS. TRACTO.

E ripc m e Dom ine a b


hom ine m a lo : á vi­
ro iniquo lib era m e.
á lv a m e , olí S eñ o r,d el
S hom bre malo ; lí­
b ram e del h om bre in ­
T- U u i c o g ita v e m n t ju s to . V. Los q u e Ira -
m alillas ¡n cordc : lola innron m aldades en su
d tc c o n g lila e b a n l pra;- c o ra z o n , todo cl d ia
lia. i . A cu eru n l lin- arm abau co n tien d as. í
guas suiia sic u ls c rp c n - A guzaron su s lenguas
iíb : venenura áspid urn com o de s e r p ie n te ; ve­
& ub l a b i i s eo ru m , neno d e áspides hay á
v. Custodi me Domine la som bra de sus la­
de m anu p e c c a to ris : et bios, y. Oh Señor, g u á r­
ab hora i ni bus iniquis d am e d e la m ano del
libera, m e. Q ui cogi- pecador, y li bram e de
£26 vienpiE: HANTO.

ta v e ru n t su pplanlare los hom bres injustos.


g re ssu s m e o s: abscou- i \ Los que in te n ta r la
d c ru n l supcrhi la - dar conm igo en tierra ;
q ueum m ih i.t.E tfu n e s los soberbios m e escon­
e x te n d e ru n t in la - dieron u n lazo. jf. Y
q u eu m pedí bus m e i s : pura arm arlo esten d ie-
ju x la ite r scandalani ron cu erd as á mis piés;
p o su eru n t niihí. i.t) ix i ju n io al cam ino p u sié ­
Domino, D eus m eus es ronm e u n tropiezo, r.
lu : exaudí D o m in ev o - Dije al S e ñ o r: T ú eres
cem orationis me®, fr. mi Dios; o v e,o h Señor,
D om inc.D om ine virlu9 la voz de mí p leg aría,
suluti» ide<T, olm m bra v, Señor, S eñor, forta­
c a p u t m eum in dic leza de mi salu d , c u ­
lielli. V. Ne Iradas me bre con lu som bra mi
a desideriü meo pecca- cabeza en el dia de la
lo ri: co g itav cru n t a d ­ batalla, y. No m e e n ­
versus m e: n e derelin- treg u es , olí Señor, al
q u as m e , ne utnquam pecado r d esp u és de
ex a lte n lu r. t . C aput ta n to afan : c o n tra mí
c irc u ilu s e o ru m : lal>or m aq u in aro n ; no itie
Inbiorum ipsorum opc- a b a n d o n e s, p a ra que
ricl eos. i . Veru m la ­ n u n c a se en so berb ez­
m en ju s li confite b u o lu r can. y. G irarán en c e r­
n o n n ni t u o , c t habiLa- rados al red ed o r d e los
b u n t rccti cum v u llu d esig n iasd e su c a b e z a :
tuo. la obra de sus misinos
labios los ab ru m a rá, y.
Los ju s to s em pero glo­
rificarán lu n om bre, y
h ab itarán contigo ios
recios pozando de Lu
presencia.
Mis*. 427

passío PASION
Domini nosiri Jesu De Nuestro Señor Jesu­
Chrúti secundum J&an- cristo ser/un
nem. san Juan . “
Cap. i v w .

illa lem pore: Egrcs-


I sus
n
e sl Je sú s cum
E ndirig
aq u el tie m p o :‘
iese Jesú s con
discipulis suis Irans tor- sus discípulos á la o tra
reutem Cedrón, ubi eral parte del to rré a le Ce­
drón , donde había u u
lio rln s .in quera introi- h u erto , en el cual e n ­
vit ipse , e l discipali traron él jr su s d iscíp u ­
ejus. S ciebát autem c l los. Conocía tam bién cl
Judas , qui In id eb al lu g ar J u d a s , el q u e le
e u m , loe u n í; quia íre- v e n d ía , p o rq u era m e­
q u eo ter Jesú s convcne- nudo con sus discíp u ­
rat illue cum discipulis los acu d ía allí Je&us.
H abiendo pues aquel
suis. Ju d as crgo cum
tom ado um i coito ríe y
acc ep issetco h o rtcm , c l los m inistros que p u ­
á p o n lilic ib u s, e l pha- sieron á su disposición
risK*is m in istro s, v c u il los pontífices y fariseos,
illue cum la tc r n is , et fuese allá con lin tern as
Faeíbus, e ta rm is . Je sú s y anto rch as y arm as.
i taque sciens orauia , Sabiendo por la u to J e ­
sús Lodo lo que h ab ía
quiü v e n tu ra c ra n t su ­
de so b re v e n irle , ade­
per eum , processit , lantóse y les dijo : flg
c t dixit eis : Q uem ¿ A q u ién b u sc á is? (1.
u iu rrilis ? C. R csp o n - R espon d iéro n le: S . A
d e ru n l c i : S. Jesu ra Jesú s N azareno. C. !)¡-
1*8 V U TO ES S A M O .

N azarcnnm C . Dicil eis joles J c s u s : )J( Yo soy.


l e s a s : 9 E go sum . C. E stab a tam bién con
C. SUih.il au tem e l ellos Ju d as el q u e le
Ju d a s , qui trad eh at bacía tra ic ió n : y luego
q ue Jesús, les dijo: l o
eum , cum ipsi?. ll-erg o
s o y , retrocedieron y
d ix it eis : Ego s u m : cayeron p o r el s u e lo ; 1
a b ic ru n l rc tro rs u m , e t m as él olra vez les prc-
cccid eru n l in terram . u n tó : g g ¿ Á quién
Ileru m ergo interroga- uscais? u . Á ,1o cual
v il e o s: g g Q u e m quíu- rep licaro n : S. Á Jesús
rilis ? C. lili au lem d i- N azareno. C. Respon­
dió J e s ú s : © Us lie
\ e r u n l : S Jesu m N aza-
dic lio q u e yo s o y ; si á
ren u m . C. R espondit mi pues m e buscáis,
J e s ú s : © Dixi v o b is , dejad que esto s se va­
q u ia ego sum : si CTgo y a n . C. Para q u e asi se
m e quicritis, sinite hos cum pliesen aquellas
ab ire. C. IU im p leretu r palabras su y as: <i De los
s e r r u o , quem dixit: que m e confiaste n in ­
guno d e ellos perdí.»
Qui a quos dedisli m ilii.
Como Sim ón Pedro lle­
non perdidi ex eis vase pues u n a espada,
qu em quam . Sim ón c r - la desenvainó, 6 hirió
go I’c tru s liabens g la - á un criado d el pontí­
diu iu , e d u x it cum ; e t fice cortándole la oreja
p ereussit pontilicis ser- d e re c h a ; Maleo era el
Tum : c t abscidit a u r i- nom bre del criado. En­
tonces dijo Je sú s á P e -
culam ejus deM erara.
dro : |¡J3| Vuelve lu cs-
E ra l autem nom en ser­ Fiada á la vaina. ¿No
vo M alcbus. Dix.it crgo ic d e b eb er el cáliz que
Je sú s Pe t r o : g g M ilte rae lia dado m i Padre l
MISA. m
gladium luum ¡u va^i- C. P ren d iero n p u e s i
nam . Caliccni, quert) Je sú s la cohorte con cl
d edil niilii P aler, non tribuno al Ircn le y los
m inistro s d e los j u ­
bibam illiim ? C. C o-
díos y le a taro n , y le
liors ergo, c t trib u n o s, llevaron p rim era m en te
e t u uiiM ri jud.TOruru á A n ís , p u es era su e­
co m prehenderunt J e - gro de Caifas * que e ra
sum r e t líg av cru n t pontilice aq uel an o y
e u m : e l ad d d u x cru n t q u e había dado ¿ los
cum ad A nnam p ri- ju d io s cl consejo de
m um : erat enim socer q u e co n v en ía q u e m u ­
riese u n hom bre á tru e ­
Caipliír, qui e ra l ponli- que de salv ar al pue­
fex an ni illi us. E ra t au- blo. S eg u ían á Je sú s
tem C aiphas, qui consi- Sim ón Pedro y o tro
lium d oderal jud<Tis: discípulo el c u a l era.
Q uia e v p cd ú unum tio- conocido d e l poní ¡fi­
miueni inori pro popu­ c e , '• y e n tró e n el
atrio de'o sle con Je sú s;
la. S equcliatur autem
Pedro se q u ed ó fu e ra ¿
Jesu ni Sim ón l'e tru s,
¡a p u e rta. D irigióse
e la liu s discipulus. Dis- pues á la p o r te n aquel
cipulus a u teiu illc e ra l o tro discípulo conocido
nolus ponlilíci, c t in - del ponlílice, y con p e r­
troivit cum Jesu in miso de e lla introdujo
atrium pontilicis. I’c - á Pedro á q u ien dijo la
lrus au tem s ta h a t ad c r i a d a p o r te r a : S.
¿ Acaso no e res lú ta m ­
usiiuni foris. íixivit cr-
bién de los discípulos
go d iscipulus alius qui d e este h o m b re ? C.
e ra l nolus poutifici, e t R e sp o n d ió : S. \ o lo
divil o stiarix : e l inlro- soy. C. E stahau al re -
430 VIERNES SABTO.

d u x itP e tr u m . Dicil er- dedor del brasero cria­


go Pelro ancilla ostia- dos y d ep en d ie n tes,
ria: S. N um qaid e t tu porque hacia. Trio, y se
calculab an , y con ellos
ex discipulis es hom ¡-
eslalKi Sim ón l’cdrn,
nis i&liu&?C. D icil ille: calentándose tam bién.
S. Non sum . C .S lab an l El pontilice " e n tre ­
au lem se r vi e l m inistri tanto in terro g ó á Jcsu s
ad p runas, q u ia frigus acerca de sus discípulos
e r a l, e t calcfacichanl y de su d o c tr in a ; re s-
se: e ra l aulem cum eis
e l P c lr u s s la r s , e l cal e-
E ondióle J e s ú s : jBR Pú-
licam enlc lie hablado
en el m undo: siem pre
faciens se, Pontifex er-
lie enseñado en la sina-
go in lcrro g av il Jesum
oga y en el tem plo
de discipulis suis, e l de onde se reú n en lodos
d o ctrin a eju s. Ilespon- los ju d ío s , y nada lie
d il ei Jesús: gg| Ego hablado en secrelo.
palam loculus sum ¿ Q u é m e p re g u n ta s ?
m undo: ego sem per do- p re g u n ta á los u u e oye­
cu i in sin a g o g a , c t in ron lo q u e y o le s p re­
dicaba ; ellos saben lo­
len ip lo, quo om nes j u -
do lo que yo he dicho.
da*í co n v en iu n l: e l in C. Y luego q u e hubo
occulto loculus sum ni- pronunciado estas pa­
liil. Q uid m e interrogas? labras, uno d e los m i­
in te rro g a eos, qui a u - nistros q u e asistían d¡6
d ie ru n l quid locutus un bofctOD á Jesú s, d i­
ciendo : S. Asi resp o n ­
sim ipsis: ecce liisciunt
des al pontífice ! C. Y
q u x dixerim ego. C. Jesús le co n testó :
H ít c a u tem c u m d ix is - Si h e hablado m al, d e­
se l, im ns asgi&tens mi- m uéstram e e n q u é , y
M IS *. «31
nislrorom d ed il alapam si b ien ¿pO f qué me
J e s u , diccns : S. Sic b ie re s? C. Y envióle
respondes púrtlilici? C. A mis atado al pontífice
R espondit ci Je sú s: Caifas, K n trclan to e s­
tab a Sim ón P ed ro de
Si m alelo cu lu ssu m ,
pió v calentándose,
lestinioniuni p erh ib e cuando le dijeron : S.
de malo: si aulcm b e - ¿N o eres lii tam bién
nc, quid me a rd is ? C. del núm ero de sus dis­
E l m isil eum , Annas li- cíp u lo s'/ C. Y 61 n e ­
galum ad Caipham gándolo dijo : S. No lo
pontificem . E rat aulem soy. C. Díjolc en to n ces
uno de los criados del
Sim ón P e tra s stan s, el
p o n tífic e , co nsanguí­
ca lefaciensse. Di xerun l neo <le aq u e l cu y a ore­
CTgOci: S . N um quid e t ja corló P e d r o : S . ¿ No
tu ex discipulis eju s es? le he "visto yo en el
C. N egavil il le ,e l d i\ il : h u erto e n com pañía
S. Non sum . C. D icit s u y a ? C. Negó Pedro
ci unos e s servís ponli- o lra v e z , y en seguida
licis, cog n atu s ejus. cantó el gallo. L leva­
ron p u es k Jesús desde
cu ju s abscidit P elrus la casa d e Caitos al p re­
auriculam : S. Nonne torio ; era ya de m aña­
ego te v id i in horto n a, y ellos no e n traro n
cum illo? C. llc ru m er- en el pretorio p o r no
go n eg av it P elru s: el contam inarse, á lin d e
sialira g a llu s canlavii. poder com er la Pascua.
" Salió pues a fu era Pí­
A dducunt ergo Jesum
lalo á hablarles y d ijo :
& Caiplia in pra>torium. S. i Q ué acusación
E ral aulem m a n e : et traéis c o n tra esle hom­
ipsi non in tro ieru n t in bre tC. Reepondiéron*
433 v iernks S A M O .

p m o r iu m , u l Don con- le y d ije r o n : S. Si esle


ta m ín a r e n lu r , sed ul uo fuese m alhechor,
n ian d u ca rcn t Pasclia. uo te lo en lrcg ariu m o s.
E x iv il erg o P ílatu s ad C. Díjolcs p u es P ila lo :
S. Tom adlo vosotros y
eos Curas, e l d i.\il: S .
juzgad lo al ten o r de
Q uam accusaliouem
v u estra ley . C. Á esto
nlTcrlis adversus horoi- le replicaron los judíos:
n em liunc? C. Respon- S. N osotros no leñem os
d e ru n l, e t d ix eru n t ei: facultad p a ra m alar á
S. Si non esset hic nadie. C. Para q u e tu ­
m a le fa c to r, non libi viese asi cu m plim iento
trad ídissem us eum . C. la espresion d ich a por
J e s ú s , indicando de
D ixil ergo eis. Piialus: q u e m u erte habí? de
S. A c cip iteeu m vos, e l m orir. “ Volvió en to n ­
secundum legem v e s- ces Pilalo á e n tra r en
Iram ju d ic a le cu m . C. el preto rio , y llam ando
D ise ru ü t e rg o e i juda?i: á Je sú s le d ijo : S.
S. N obis non licei in - I tires lú Hcy de lus ju ­
dío s? C. Respondió J e ­
Icriicerc q uem quain. C.
sús : ffi ¿ Dices esto por
U tsc rm o Je s u im plere- im pulso propio, ó son
lu r, q uem d ix it. sigui- oíros los q u e d e mí le
licans q u a m orle esset lo lian d icho ? C. Res­
m o ríturus. ln lro iv il e r­ pondió P ila lo : ¿Acaso
go ilerum in p ra'lo n u n i soy yo ju d ío ? T u na­
P iia lu s , e l v o c a ril J e - ción y los. pontífices le
suru, et d ix it ei: S. Tu han puesto en m is m a­
nos ; “ ; q u é has he­
es Rcx jud<Forum? C. ch o ? C. R espondió J c ­
H cspondil J e s ú s : gg A s u s : © Al i reino no es
tem etipso lioc dicis, an d e este m u n d o ; si fue-
MISV. 433

allí d ix c ru u l Li bi de so d e e sle m undo mi


rae? C. R espondit Pila- reino c ie rtam en te q u e
tu s: S. N nniquid ego pelearían m is sú b d ito s
para q u e no fuese y o
jndw ns sum ?(iC D 8 toa,
en treg ad o á los ju d ío s;
el pontífices irad id e-
a h o rae m p e ro se vé q u e
ru n l te m ihi; quid fe- mi reino no es de aquí.
cisli? C. R espondit Je­ C. k. lo cual repuso Pí­
sús :® R c g n u n i meum lalo : S. Con q u é ! e re s
non esl de lioc m undo: R ey ? C: R espondió J e ­
si ex lioc m undo csset sú s : T ú lo dices que
regnum m eura, m in té- soy Rey. P ara calo nací
y para esto v io c al
tri mei u liq u e d e c e r- m undo, p a ra d a r te sti­
la rcn l u l non tra d e re r m onio d e la v e rd a d ;
judaíis; dudo a u lcm lodo el q u e ¿ la. v erd ad
regnum me uní non esl se a lilia , escu ch a mi
liinc. C. Dixit ilaqnc ci voz. C. Dijole P íta lo :
P ila lu s : S. Ergo Rex S. /.Q ué q u iere d ecir
v erdad ? C. Y Juego de
es tu ? f.. R espondil J e ­
beclia esta p re g u n ta ,
sús : © T u dicis quia.
se presen tó o lra vez á
Ilcx sum ego. Ego in los jud ío s y les d ij o : S.
lioc nalus sum , e t ad No en cu en tro cd 61 c u l­
hoc ven i in m uodum , pa alg u n a. '* P uesto
ut (eslintonium p crlii- q ue hay la costum bre
lieam v c r i la t i: o m n is , en este país d e q u e p o r
la Pascua os ponga u n
qui esl ex v e r i ta l n ,
preso en lib ertad , ¿que­
audil vocen» m eam . C. réis q u e os ponga e n
Dicit ci P il a lu s : S. lílierlad al R ey do los
Q uid esl veritas? C. E t ju d ío s? E ntonces cla­
cum lioc d ix isset, ile­ m aron n u ev am e n te to-
28
m Y1I1INES SA1NT0.

rum exivit ad ju d ío s , dos diciendo : S. Á este


e l dicil eis: S. Lgo nul- no, sino á Barrabás. C.
lam inven io in co c a u - Era B arrabás un ladrón.
sam . E st au leraco n su c- Con esto pues lom ó Pi­
lu d o vobis u l unum d i­ lalo á Jesús, y le a z o tó ;
m itían) vobis in Pancha: v los soldados, le g ie n -
v u ilis ergo dim iltam do con espinas u n a co­
vobis K egem Ju d ;c - rona, se la pusiero n en
orum ? C. C lam averunt la c a b e z a , y le e n v o l­
erg o rureum om nes, di- vieron con u n vestido
ccn les: S. Non li une, de p ú rp u ra , y se le
sed B arabbam . C. E ral acercaban y le d e c ía n :
a u le m B arabbas lalro. S. Salve, Rey d e los ju ­
’l'unc er^ o ap p rch en d il díos. C. Y le daban de
P iialu s Jesu m , « l lia— bofetones. Volvió lu e -
f
g e lla v it. E l m ilites o á salir P ilato y les
pie cíen les coronam de ijo : S. Ved q u e os lo
sp in is im posueruD l ca­ traigo aq u i fu era para
pí li ejus: e l ve9te p u r­ q u e sepáis q u e no en­
p u rea circu m d ad eru n l cu en tro en el d elilo a l­
eu m . E t v en ieb a n t ad guno. C. Salió en esto
eu m , e t d iceb a n l: S. Je sú s llevando la coro­
Ave R es Judii'orum : C. na de espinas y el v es­
E l d ab an t ci alapas. tido de p u r p u r a , y les
E xivil ergo ilerum P i- dijo l'ila to : S. V cd alii
lalu s furas, e l dicil eis: al bom b re. " C. Al v er­
S. Eccc adduco vobis lo pues ponlilices y m i­
eum Toras, ul cognos- nistro s g rita b an d icien ­
calis q u ia nullam in­ do : S. C rucifícalo, cru ­
vernó id eo cau sam . C. cifícalo. C. Díjoles Pila­
(Exivit ergo Jesú s por- to : S. T om adlo voso­
ta n s coronam spineam , tros y crucificadlo, pu es
e l p u rp u rea ai v esti­ yo eú él no encu en tro
m is a . 435
inentum ]: E l d ic il eis: delilo. C. R esp o n d ié-
S. Ecce liorao. C. Dum ro n le lo sju d io s: S. Nos­
ergo vidissent eum otros leñem os u n a ley ,
ponliliccs, c t m inistri, y segú n esta ley d eb e
d a m a h a n l, dicenles: S. m orir, porque se h a
C ru c i lig e , c r u c i f i g e
eum . C. l)icit eis l ’i- Íiroclam ado Hijo d e
)ios. ” C. O ídas oslas
lalus: S. A ccipite cum palabras, se acobardó
vos, e l c ru c itig itc : ego mas y mas P ílalo , y
enim non invenio in e n lra n d o o lra vez en el
eo causam . C. R espon- pretorio dijo ó J e s ú s :
d e ru n t ei ju d m : S. S. ¿ Lie dónde eres ? C.
Nos legem h a b e n iu s , Mas Je sú s no le dió
e ts e c u n d u m legem de- re s p u e sta : entonces le
bel m orí, quia lilium dijo P íla lo : S. ¿ N a d a
IJei se fecil. C Cum er- me c o n te s ta s? no sa ­
go aud isset P ilalus bes q u e lengo poder
íiu n cserm oneni, m agis para crucilicarte y p o ­
lim u il. E l ingressus esl d e r para p o n erle en li­
p rx to riu m ite ru m : ct b e rta d ? C. Respondió
divil ad Jesu m : S. Lin­ J e s ú s : © No ten d rías
de es lu? C. Jesú s a u - sobre mi poder alguno,
leni responsum non d e ­ si no se le h ubiese con­
dil ei. Dicil ergo ei ferido desde a r r ib a ; por
Pilalus: S. Milii non esto el q u e m e h a e n ­
loq u cris? nescis q uia tregado A li lleva en ci­
poiesialem babeo c ru - ma m ayor pecado. C. Y
ciligere l e , e l p o les- despues d e esto busca­
latem babeo d im itiere ba Pílalo como lib rarle;
le? C. E espondil Je pero los judíos c lam a­
s u s : gg N on haberes ban d ic ie n d o : S. Si le
potestatem ad ve reuní su e lta s, no eres am igo
m e ullam , nisi libi d a - del C ésar; p orque lodo
136 Y IÉ ÍN tB SANTO.

tu iu cssct dcsupcr. cl que se a lza rey , con­


P ro p terca q u i m e tra - traría al C ésar m ism o.
d id il lib i. ruajus pecca- C. Pilalo e n to n c e s, al
tu m h a b e t. C. E l exin- oir U le s ra zo n e s, sacó
de quserebal Piialus fuera á Jesú s, y se n tó ­
d im iu c re eum . Juda'i se en el trib u n al, en el
au tem clam aban!, di­ sitio llam ado L ithostro-
cen les: S. Si b u n c d i- loa y en hebreo (¿ab -
m illis. non es árnicas b a lh a ; &