Está en la página 1de 2

FUERZA

 ESPECÍFICA  
Entrenamos fuerza específica cuando realizamos
el gesto de competición algo dificultado por una
resistencia adicional (freno o carga). Pero si el número
de repeticiones realizado sobrepasa las 10-12 también
estaremos estimulando la resistencia a la fuerza específica.

Cuando el gesto específico se realiza contra una


resistencia algo mayor que la que tendremos que superar
en competición, estamos estimulando la fuerza con unos
ángulos articulares, posiciones y estructura dinámica muy
semejante o idéntica a la competición. Las posibilidades
de aplicación (transferencia) de la fuerza – y la resistencia
a la fuerza – adquirida con este entrenamiento serán
siempre mayores que con cualquier otro.

Para que realmente sea un entrenamiento de fuerza y


de resistencia a la fuerza adecuado, sin perjudicar la
técnica, se deberían cumplir estos requisitos:

- La carga no será tan alta que cambie


sustancialmente la estructura de la técnica
FUERZA ESPECÍFICA (EXPLOSIVA): CONCEPTOS GENERALES 1
Prof. Dr. Jesús Rivilla Gª. Email: jesus.rivilla@upm.es
- La intensidad (velocidad) en estos casos ha de ser
siempre alta

- El número de repeticiones no debe ser alto (no más


de 15-20 repeticiones del gesto o no más de 30-40”
en total)

- Las pausas de recuperación han de ser lo


suficientemente largas como para permitir que cada
serie o repetición se haga con una intensidad
(velocidad) semejante, sin grandes pérdidas de
velocidad, y la producción de lactato al final de una
serie no debe estar muy por encima de 6-7 mm/l.

Algunas referencias que respaldan estos conceptos: Gonzalez-Badillo (2006, 2008), Lorenzo (2002),
Navarro (2004) y Rivilla (2010).

FUERZA ESPECÍFICA (EXPLOSIVA): CONCEPTOS GENERALES 2


Prof. Dr. Jesús Rivilla Gª. Email: jesus.rivilla@upm.es