Está en la página 1de 27

1 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo.

1º Bachillerato

Modelo Demográfico Antiguo. Higiene 2

Natalidad y mortalidad infantil 4

Sociedad estamental 5

Absolutismo monárquico 6

Despotismo ilustrado 7

Fisiocracia y liberalismo económico 8

Ilustración. Separación de poderes 9

Ilustración. Soberanía nacional 10

Revolución Industrial en Inglaterra 11

Revolución de los transportes. Ferrocarril 12

Condiciones de trabajo 13

Ludismo 14

Declaración de Independencia de EEUU 15

La Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano 16

Revolución Francesa. El Terror 17

Constitución de la Santa Alianza 18

Revolución de 1820. Grecia 19

Revolución de 1848 20

Nacionalismo alemán 21

Nacionalismo italiano 22

Justificación del imperialismo 23

Reparto colonial. Conferencia de Berlín 24

Contra el imperialismo 25

Consecuencias del colonialismo 26

Realpolitik y westpolitik 27
2 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Modelo Demográfico Antiguo. Higiene

"En la época que nos ocupa reinaba en las ciudades un hedor apenas concebible para el
hombre moderno. Las calles apestaban a estiércol, los patios interiores apestaban a
orina, los huecos de las escaleras apestaban a madera podrida y excrementos de rata; las
cocinas, a col podrida y grasa de carnero; los aposentos sin ventilación apestaban a
polvo enmohecido; los dormitoiros, a sábanas grasientas, a edredones húmedos y al
penetrante olor dulzón de los orinales. Las chimeneas apestaban a azufre; las
curtidurías, a lejías cáusticas; los mataderos, a sangre coagulada. Hombres y mujeres
apestaban a sudor y a ropa sucia; en sus bocas apestaban los dientes infectados, los
alientos olían a cebolla y los cuerpos, cuando ya no eran jóvenes, a queso rancio, a leche
agria y a tumores malignos. Apestaban los ríos, apestaban las plazas, apestaban las
iglesias y el hedor se respiraba por igual bajo los puentes y en los palacios. El
campesino apestaba como el clérigo; el oficial de artesano, como la esposa del maestro;
apestaba la nobleza entera y, sí, incluso el rey apestaba como un animal carnicero y la
reina como una cabra vieja, tanto en verano como en invierno, porque en el siglo XVIII
aún no se había atajado la actividad corrosiva de las bacterias y por consiguiente no
había ninguna acción humana, ni creadora ni destructora, ninguna manifestación de la
vida incipiente o en decadencia que no fuera acompañada de algún hedor.

Y, como es natural, el hedor alcanzaba sus máximas proporciones en París, porque


París era la mayor ciudad de Francia. Y dentro de París habia un lugar donde el hedor se
convertía en infernal, entre la Rue aux Fers y la Rue de la Ferronnerie, o sea, el
Cimetière des Innocents. Durante ochocientos años se había llevado allí a los muertos
del hospital Hôtel-Dieu y de las parroquias vecinas; durante ochocientos años, carretas
con docenas de cadáveres habían vaciado su carga día tras día en largas fosas y durante
ochocientos años se habían ido acumulando los huesos en osarios y sepulturas. Hasta
que llegó un día, en vísperas de la Revolución Francesa, cuando algunas fosas
rebosantes de cadáveres se hundieron y el olor pútrido del atestado cementerio incitó a
los habitantes no sólo a protestar, sino a organizar verdaderos tumultos, en que fue por
fin cerrado y abandonado despues de amontonar los millones de esqueletos y calaveras
en las catacumbas de Montmarttre. Una vez hecho esto, en el lugar del antiguo
cementerio se erigió un mercado de víveres.

Fue aquí, en el lugar más maloliente de todo el reino, donde nació el 17 de julio de
1738 Jean-Batiste Grenouille. Era uno de los días más calurosos del año. El calor se
abatía como plomo derretido sobre el cementerio y se extendía hacia las calles
adyacentes como un vaho putrefacto que olía a una mezcla de melones podridos y
cuerno quemado. Cuando se iniciaron los dolores del parto, la madre de Grenouille se
encontraba en un puesto de pescado de la Rue aux Fers escamando albures que había
destripado previamente. Los pescados, seguramente sacados del Sena aquella misma
mañana, apestaban ya hasta el punto de superar el hedor de los cadáveres. Sin embargo,
la madre de Grenouille no percibía el olor a pescado podrido o a cadáver porque su
sentido del olfato estaba totalmente embotado y además le dolía todo el cuerpo y el
dolor disminuía su sensibilidad a cualquier percepción sensorial y externa. Sólo quería
que los dolores cesaran, acabar lo más rápidamente posible con el repugnante parto. Era
el quinto. Todos los había tenido en el puesto de pescado y las cinco criaturas habían
nacido muertas o medio muertas, porque su carne sanguinolenta se distinguía apenas de
las tripas de pescado que cubrían el suelo y no sobrevivían mucho rato entre ellas y por
la noche todo era recogido con una pala y llevado en carreta al cementerio o al río. Lo
3 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

mismo ocurriría hoy y la madre de Grenouille, que aún era una mujer joven, de unos
veinticinco años, muy bonita y que todavía conservaba casi todos los dientes y algo de
cabello en la cabeza y, aparte de la gota y la sífilis y una tisis incipiente, no padecía
ninguna enfermedad grave, que aún esperaba vivir mucho tiempo, quizá cinco o diez
años más y tal vez incluso casarse y tener hijos de verdad como la esposa respetable de
una artesano viudo, por ejemplo... la madre de Grenouille deseaba que todo pasara
cuanto antes. Y cuando empezaron los dolores del parto, se acurrucó bajo el mostrador y
parió allí, como hiciera ya cinco veces, y cortó con el cuchillo el cordón umbilical del
recién nacido. En aquel momento, sin embargo, a causa del calor y el hedor, que ella no
percibía como tales, sino como algo insoportable y enervante -como un campo de lirios
o un reducido aposento demasiado lleno de narcisos-, cayó desvanecida debajo de la
mesa y fue rodando hasta el centro del arroyo, donde quedó inmóvil, con el cuchillo en
la mano.

Patrick Süskind. “El perfume”


4 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Natalidad y mortalidad infantil.

La pequeña crónica de Ana Magdalena Bach.

“Nuestra familia no cesaba de aumentar y la cuna estaba constantemente ocupada,


aunque, ¡ay¡, la mano estranguladora de la muerte nos había arrancado de ella a alguno
de sus pequeños ocupantes. Hubo tiempos, tengo que confesarlo, en que me parecía
cruel llevar hijos en el vientre para perderlos luego y tener que enterrar amor y
esperanzas en sus pequeñas tumbas (...). La mayor de mis hijas, Cristina Sofía, no vivió
mas que hasta la edad de tres años, y también mi segundo hijo, Christian Gottlieb,
murió a la más tierna edad. Ernesto Andrés no vivió más que unos pocos días más, y la
niña que le siguió, Regina Juana, tampoco había llegado a su quinto cumpleaños cuando
dejó este mundo. Cristina Benedicta, que vio la luz un día después que el del Niño de
Belén, no pudo resistir el crudo invierno y nos dejó antes de que el nuevo año llegase a
su cuarto día (...) Cristina Dorotea no vivió más que un año y un verano, y Juan Augusto
no vio la luz más que durante tres días. Así perdimos siete de nuestros trece hijos, (...)
bondadosas mujeres de la vecindad trataban de consolarme diciendome que el destino
de todas las madres es traer hijos a este mundo para perderlos luego, y que podía
considerarme feliz si llegaba a criar la mitad de los que hubiese dado a luz.”
5 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Sociedad estamental.

“El orden eclesiástico no compone sino un solo cuerpo. En cambio la sociedad está
dividida en tres ordenes. Aparte del ya citado, la ley reconoce otras dos condiciones: el
noble y el siervo, que no se rigen por la misma ley.
Los nobles son los guerreros, los protectores de las iglesias. Defienden a todo el pueblo,
a los grandes lo mismo que a los pequeños y al mismo tiempo se protegen a ellos
mismos. La otra clase es la de los siervos. Esta raza de desgraciados no posee nada sin
sufrimiento. Provisiones y vestidos son suministrados a todos por ellos, pues los
hombres libres no pueden valerse sin ellos. Así pues, la ciudad de Dios, que es tenida
como una, en realidad es triple. Unos rezan, otros luchan y otros trabajan. Los tres
ordenes viven juntos y no sufrirían una separación. Los servicios de cada uno de estos
ordenes permiten los trabajos de los otros dos. Y cada uno a su vez presta apoyo a los
demás. Mientras esta ley ha estado en vigor el mundo ha estado en paz”.

Del monje Adalberón en su obra Carmen ad Robertum regem francorum, año 998.
6 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Absolutismo monárquico

"Es sólo en mi persona donde reside el poder soberano, cuyo carácter propio es el
espíritu de consejo, de justicia y de razón; es a mí a quien deben mis cortesanos su
existencia y su autoridad; la plenitud de su autoridad que ellos no ejercen más que en mi
nombre reside siempre en mí y no puede volverse nunca contra mí; sólo a mí pertenece
el poder legislativo sin dependencia y sin división; es por mi autoridad que los oficiales
de mi Corte proceden no a la formación, sino al registro, a la publicación y a la
ejecución de la ley; el orden público emana de mí, y los derechos y los intereses de la
Nación, de los que se suele hacer un cuerpo separado del Monarca, están unidos
necesariamente al mío y no descansan más que en mis manos."

Discurso de Luis XV al Parlamento de París el 3 de marzo de 1766.


7 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Despotismo ilustrado.

“Hay que estar loco para creer que los hombres han dicho a otro hombre, su semejante:
te elevamos por encima de nosotros porque nos gusta ser esclavos. Por el contrario,
ellos han dicho: Tenemos necesidad de vos para mantener las leyes a las que nos
queremos someter, para que nos gobiern es sabiamente, para que nos defiendas.
Exigiremos de vos que respetéis nuestra libertad.”

Federico II de Prusia. 1871.


8 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Fisiocracia y liberalismo económico

“Que el soberano y la nación nunca pierdan de vista que la tierra es la única fuente de
riqueza, y que es la agricultura quien las multiplica. De la misma manera, el aumento de
las riquezas asegura el de la población; los hombres y las riquezas hacen prosperar la
agricultura, extienden el comercio, estimulan la industria, acrecientan y perpetúan las
riquezas (...).
Que se asegure a sus legítimos poseedores la propiedad de los bienes muebles e
inmuebles, ya que la seguridad de la propiedad es el fundamento esencial de orden
económico de la sociedad. Sin la certeza de la propiedad, el territorio permanecería sin
cultivar.”

F. Quesnay. Máximas generales. 1767.

“Cada individuo en particular pone todo su cuidado en buscar el medio más oportuno de
emplear con mayor ventaja el capital de que puede disponer. Lo que desde luego se
propone es su propio interés, no el de la sociedad en común; pero esos mismos
esfuerzos hacia su propia ventaja le inclinan a preferir, sin premeditación suya, el
empleo más útil a la sociedad como tal. (...)
Ninguno por lo general se propone primariamente promover el interés público, y acaso
ni aún conoce cómo lo fomenta cuando no lo piensa fomentar. Cando prefiere la
industria doméstica a la extranjera sólo medita su propia seguridad; y cuando dirige la
primera de modo que su producto sea del mayor valor que pueda, sólo piensa en su
ganancia propia; pero en éste y en otros muchos casos es conducido como por una mano
invisible a promover un fin que nunca tuvo parte en su intención.”

Adam Smith. La riqueza de las naciones. 1776.


9 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Ilustración. Separación de poderes

“En cada Estado hay tres clases de poderes: el legislativo, el ejecutivo de las cosas
pertenecientes al derecho de gentes, y el ejecutivo de las que pertenecen al civil.
Por el primero, el príncipe o el magistrado hace las leyes para cierto tiempo o para
siempre, y corrige o deroga las que están hechas. Por el segundo, hace la paz o la
guerra, envía o recibe embajadores, establece la seguridad y previene las invasiones; y
por el tercero, castiga los crímenes o decide las contiendas de los particulares. Este
último se llamará poder judicial; y el otro, simplemente, poder ejecutivo del Estado (...).
Cuando los poderes legislativo y ejecutivo se hallan reunidos en una misma persona o
corporación, entonces no hay libertad, porque es de temer que el monarca o el senado
hagan leyes tiránicas para ejecutarlas del mismo modo.
Así sucede también cuando el poder judicial no está separado del poder legislativo y del
ejecutivo. Estando unido al primero, el imperio sobre la vida y la libertad de los
ciudadanos sería arbitrario, por ser uno mismo el juez y el legislador y, estando unido al
segundo, sería tiránico, por cuanto gozaría el juez de la fuerza misma que un agresor.
En el Estado en que un hombre solo, o una sola corporación de próceres, o de nobles, o
del pueblo administrase los tres poderes, y tuviese la facultad de hacer las leyes, de
ejecutar las resoluciones públicas y de juzgar los crímenes y contiendas de los
particulares, todo se perdería enteramente.”

Montesquieu. El espíritu de las leyes. 1748.


10 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Ilustración. Soberanía nacional

“Por tanto, si se aparta del pacto social lo que no pertenece a su esencia, encontraremos
que se reduce a los términos siguientes: cada uno de nosotros pone en común su persona
y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general; y nosotros recibimos
corporativamente a cada miembro como parte indivisible del todo (...).
No siendo la soberanía más que el ejercicio de la voluntad general, jamás puede
enajenarse, y el Soberano, que no es más que un ser colectivo, no puede ser
representado más que por sí mismo (...).
¿Qué es, pues, el gobierno? Un cuerpo intermediario establecido entre los súbditos y el
Soberano para su mutua correspondencia (...) De suerte que en el instante en que el
gobierno usurpa la soberanía, el pacto social queda roto, y todos los simples ciudadanos,
vueltos de derecho a su libertad natural, son forzados, pero no obligados, a obedecer.
(...)
La soberanía no puede estar representada, por la misma razón por la que no puede ser
enajenada; consiste esencialmente en la voluntad general, y la voluntad no se
representa; es la misma o es otra; no hay término medio. Los diputados del pueblo no
son, pues, ni pueden ser sus representantes, no son más que sus mandatarios; no pueden
concluir nada definitivamente. Toda ley no ratificada por el pueblo en persona es nula;
no es una ley. El pueblo inglés cree ser libre, y se engaña mucho; no lo es sino durante
la elección de los miembros del Parlamento; desde el momento en que éstos son
elegidos, el pueblo ya es esclavo, no es nada.”

Jean-Jacques Rousseau. El contrato social. 1762.


11 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

La revolución industrial en Inglaterra.

“La Revolución industrial inglesa fue precedida, por lo menos, por doscientos años de
constante desarrollo económico (...).
Las principales condiciones previas para la industrialización ya estaban presentes en la
Inglaterra del siglo XVIII o bien podían lograrse con facilidad (...).
Hacia 1750 es dudoso que se pudiera hablar con propiedad de un campesino propietario
de la tierra en extensas zonas de Inglaterra y es cierto que ya no se podía hablar de
agricultura de subsistencia (...). El país había acumulado y estaba acumulando un
excedente lo bastante amplio como para permitir la necesaria inversión en un equipo no
muy costoso, antes de los ferrocarriles, para la transformación económica. Buena parte
de este excedente se concentraba en manos de quienes deseaban invertir en el progreso
económico (...). Además Inglaterra poseía un extenso sector manufacturero altamente
desarrollado y un aparato comercial todavía más desarrollado (...).
El transporte y las comunicaciones eran relativamente fáciles y baratos, ya que ningún
punto del país dista mucho más de los 100 km. del mar, y aún menos de algunos canales
navegables (...).
Esto no quiere decir que no surgieran obstáculos en el camino de la industrialización
británica, sino sólo que fueron fáciles de superar a causa de que ya existían las
condicione sociales y económicas fundamentales, porque el tipo de industrialización del
siglo XVIII era comparativamente barato y sencillo, y porque el país era lo
suficientemente rico y floreciente para que le afectaran ineficiencias que podían haber
dado al traste con economías menos dispuestas.”

E. Hobsbawm. Industria e Imperio.


12 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Revolución de los transportes. Ferrocarril

“Los vagones eran arrastrados inicialmente por tiros de caballos y, posteriormente, se


les sumaron máquinas, pero esos motores eran tan pesados y tan poco perfeccionados
que apenas si producían el vapor suficiente para proporcionar una velocidad de 4 a 5
millas por hora. De haber sido inevitable, semejante lentitud hubiese limitado de forma
considerable a la utilidad del ferrocarril. (...) Fue en 1830, con la inauguración del tramo
de ferrocarril de Manchester a Liverpool, cuando se adaptaron por primera vez las
nuevas calderas a las locomotoras. Desde el primer momento alcanzaron una velocidad
que rebasaba con creces todo lo que anteriormente había sido considerado posible.
(...) A partir de ese momento, el servicio cobró un auge maravilloso: ya no fueron
utilizados únicamente para el transporte de mercancías. El nuevo sistema de propulsión
duplicaba su utilidad, y la rapidez del desplazamiento pronto atrajo un número de
viajeros que superaba considerablemente todos los cálculos que se habían tratado de
establecer acerca del incremento probable que experimentaría el tráfico.”

Marc Seguin. De l’influence des chemins de fer et de l’art de les tracer et de les
construire. 1839.

* Ingeniero e inventor francés. Constructor del primer ferrocarril francés (Saint-


Étienne/Lyon).
13 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Condiciones de trabajo

“En esta fábrica trabajan mil quinientas personas, y más de la mitad tienen menos de
quince años. La mayoría de los niños están descalzos. El trabajo comienza a las cinco y
media de la mañana y termina a las siete de las tarde, con altos de media hora para el
desayuno y una hora para la comida. Los mecánicos tienen media hora para la merienda,
pero no los niños ni los otros obreros (...).
Cuando estuve en Oxford Road, Manchester, observé la salida de los trabajadores
cuando abandonaban la fábrica a las doce de la mañana. Los niños, en su casi totalidad,
tenían aspecto enfermizo; eran pequeños, enclenques e iban descalzos. Muchos parecían
no tener más de siete años. Los hombres en su mayoría de dieciséis a veinticuatro años,
estaban casi tan pálidos y delgados como los niños. Las mujeres eran las de apariencia
más saludable, aunque no vi ninguna de aspecto lozano (...). Aquí vi, o creí ver, una
raza degenerada, seres humanos achaparrados, debilitados y depravados, hombres y
mujeres que no llegarán a ancianos, niños que nunca serán adultos sanos. Era un
espectáculo lúgubre (...)”

Charles Turner Thackrah. Los efectos de los oficios, trabajos y profesiones, y de


las situaciones civiles y formas de vida, sobre la salud y la longevidad. 1832.
14 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Ludismo

"En la tarde del viernes, alrededor de las cuatro, un numeroso grupo de revoltosos atacó
la fábrica de tejidos pertenecientes a los señores Wroe y Duncroft, en West Houghton
(...), y, encontrándola desprotegida, pronto se apoderaron de ella. Inmediatamente la
incendiaron y todo el edificio con su valiosa maquinaria, tejidos, etc., fue
completamente destruido. Los daños ocasionados son inmensos, habiendo costado la
fábrica sola 6.000 libras. La razón aducida para justificar este acto horrible es, como en
Middleton, el "tejido a vapor". A causa de este espantoso suceso, dos respetables
familias han sufrido un daño grave e irreparable y un gran número de pobres han
quedado sin empleo. Los revoltosos parecen dirigir su venganza contra toda clase de
adelantos en las maquinarias". ¡Cuán errados están! ¿Qué habría sido de este país sin
tales adelantos?"

Annual Register, 26 de abril de 1812.


15 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Declaración de independencia de los EEUU

“Consideramos evidentes por sí mismas las siguientes verdades: todos los hombres han
sido creados iguales; el creador les ha concedido ciertos derechos inalienables; entre
esos derechos se cuentan: la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Los
gobiernos son establecidos entre los hombres para garantizar esos derechos y su justo
poder emana del consentimiento de los gobernados. Cada vez que una forma de
gobierno se convierte en destructora de ese fin, el pueblo tiene derecho a cambiarla o
suprimirla, y a elegir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios, y organizar
sus poderes en la forma que a su juicio sea la más adecuada para alcanzar la seguridad y
la felicidad. (...).
Cuando una larga serie de abusos y usurpaciones , dirigida invariablemente al mismo
objetivo, demuestra el designio de someter al pueblo a un despotismo absoluto, tiene el
pueblo el derecho, tiene el deber de derrocar ese gobierno y establecer nuevas garantías
para su futura seguridad (...).
Nosotros, los representantes de los Estados Unidos de América, reunidos en Congreso
general (...) en el nombre y por autoridad del pueblo, solemnemente publicamos y
declaramos que estas colonias son y de derecho deben ser Estados Libres e
Independientes; que se consideran libres de toda unión con la Corona británica.”

Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América. Jefferson, 1776.


16 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

La Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano

"Los representantes del pueblo francés, constituidos en Asamblea Nacional,


considerando que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos del hombre son
las únicas causas de las desgracias públicas y de la corrupción de los gobiernos, han
resuelto exponer, en una declaración solemne, los derechos naturales, inalienables y
sagradas del hombre (...).
Artículo 1. Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos, las
distinciones sociales no pueden fundarse más que sobre la utilidad común.
Artículo 2. El objeto de toda asociación política es la conservación de los derechos
naturales e imprescriptibles del hombre. Estos derechos son la libertad, la propiedad, la
seguridad y la resistencia a la opresión.
Artículo 3. El principio de toda soberanía reside esencialmente en la Nación. Ningún
cuerpo ni individuo puede ejercer autoridad que no emane expresamente de ella."

La Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano. Agosto de 1789.


17 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Revolución francesa. El terror

“El tribunal revolucionario se instituye para castigar a los enemigos del pueblo.
La pena por los delitos, cuyo conocimiento pertenece al tribunal revolucionario, es la
muerte.
El acusado será interrogado en audiencia pública: se suprime, por superflua, la
formalidad que precede del interrogatorio secreto.
Si existieran pruebas materiales o morales, con independencia de la prueba testimonial,
no se oirá a los testigos, a menos que esta formalidad parezca necesaria, bien para
descubrir a los cómplices, bien por otras consideraciones mayores de interés público.
A los patriotas calumniados la ley les concede para su defensa jurados de patriotas: no
se los concede a los conspiradores.”

El Terror. Ley de junio de 1794.


18 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Constitución de la Santa Alianza

“En nombre de la muy Santa e indivisible Trinidad.


SS.MM. El Emperador de Austria, el Rey de Prusia, y el Emperador de Rusia, como
consecuencia de los grandes acontecimientos que han señalado Europa en el curso de
los tres últimos años (...).
En consecuencia, Sus Majestades han convenido los artículos siguientes:
Art. I. Conforme a las palabras de las Santas Escrituras, que ordenan a todos los
hombres mirarse como hermanos, los tres monarcas contratantes permanecerán unidos
por los lazos de una verdadera e indisoluble fraternidad y se considerarán como
patriotas, se prestarán en toda ocasión y en todo lugar asistencia, ayuda y socorro...
Art. II. En consecuencia, el único principio en vigor, ya sea entre dichos gobernantes, ya
sea entre los súbditos, será el de prestarse recíprocamente servicio.
Hecho, triplicado y firmado en París el año de gracia de 1815, el 26 de septiembre.
Francisco, Federico-Guillermo y Alejandro."
19 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Revolución de 1820. Grecia

“Nosotros, descendientes de los sabios y nobles pueblos de la Hélade, nosotros que


somos los contemporáneos de las esclarecidas y civilizadas naciones de Europa (...) no
encontramos ya posible sufrir sin cobardía y autodesprecio el yugo cruel del poder
otomano que nos ha sometido por más de cuatro siglos (...). Después de esta prolongada
esclavitud, hemos decidido recurrir a las armas para vengarnos y vengar nuestra patria
contra una terrible tiranía.
La guerra contra los turcos (...) no está destinada a la obtención de ventajas para una
parte aislada del pueblo griego; es una guerra nacional, una guerra sagrada, una guerra
cuyo objeto es reconquistar los derechos de la libertad individual, de la propiedad y del
honor, derechos que los pueblos civilizados de Europa, nuestros vecinos, gozan hoy”.

Asamblea Nacional Griega, 27 de enero de 1822. Proclamación de la independencia


de Grecia.
20 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Revolución de 1848

“La revolución de 1848 debe considerase como la continuación de la de 1789, con


elementos de desorden de menos y elementos de progreso de más.
Luis Felipe no había comprendido toda la democracia en sus pensamientos (...) Hizo de
un censo de dinero el signo y título material de la soberanía (...) En una palabra, él y sus
imprudentes ministros habían colocado su fe en una oligarquía, en vez de fundarla sobre
una unanimidad. No existían esclavos, pero existía un pueblo entero condenado a verse
gobernar por un puñado de dignatarios electorales (...).”

Lamartine, A. Historia de la revolución de 1848.


21 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Nacionalismo alemán

“Todos los que hablan un mismo idioma (...) hállanse unidos entre sí desde el principio
por un cúmulo de lazos invisibles (...) de modo que los hombres no forman una nación
porque viven en este o el otro lado de una cordillera de montañas o un río, sino que
viven juntos (...) porque primitivamente, y en virtud de leyes naturales de orden
superior, formaban ya un pueblo.
Así la nación alemana, gracias a poseer un idioma y una manera de pensar comunes,
hallábase suficientemente unida y se distinguía con claridad de los demás pueblos de la
vieja Europa...”

Fichte. “Discursos a la nación alemana, 1807".


22 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Nacionalismo italiano

“Una nación es la asociación de todos los hombres que, agrupados por la lengua, por
ciertas condiciones geográficas o por el papel desempeñado en la historia, reconocen un
mismo principio y marchan, bajo el impulso de un derecho unificado, a la conquista de
un mismo objetivo definido. (...) La patria es, ante todo, la conciencia de la patria.”

Mazzini. ¿Qué es una nación?


23 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Justificación del imperialismo

"La política colonial se impone en primer lugar en las nociones que deben recurrir o la
emigración, ya por ser pobre su población, ya por ser excesiva. Pero también se impone
en las que tienen o bien superabundancia de capitales o bien excedente de productos
ésta es la forma moderno actual más extendida y más fecunda (...).

Desde este punto de vista, lo repito, la fundación de una colonia es la creación de un


mercado (...). En el tiempo en que estamos y con la crisis que pasan todas las industrias
europeas, la fundación de una colonia es la creación de una salida. Allí donde
permanezca el nudo colonial entre la madre-patria que produce y las colonias que ella
fundó, se tendrá el predominio de los productos: económico, y también político (...)

Hay un segundo punto que debo igualmente abordar: es el lado humanitario y


civilizador de la cuestión. Es preciso decir abiertamente que, en efecto, las razas
superiores tienen un derecho con respecto a las razas inferiores porque existe un deber
para con ellas. Las razas superiores tienen el deber de civilizar a las razas.

Sr. Maigne: ¿Se atreve usted a decir eso en el país donde se han proclamado los
derechos del hombre?

Sr. Guilloutet: Es la justificación de la esclavitud y de la trata de negros.

Jules Ferry: Si el honorable Sr. Maigne tiene razón, si la Declaración de los Derechos
del Hombre ha sido escrita para los negros de África ecuatorial, entonces, ¿con qué
derecho van ustedes a imponerles los intercambios, el tráfico? Ellos no los han
llamado...

Las razas superiores tienen el deber de civilizar a las razas inferiores. ¿Y existe alguien
que pueda negar que hay más justicia, más orden material y moral en el África del Norte
desde que Francia ha hecho su conquista?"

Discurso de Jules Ferry ante la Cámara, París. 1885.


24 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Reparto colonial. Conferencia de Berlín

En nombre de Dios todopoderoso.

Su majestad el Rey de España; S.M. el Emperador de Alemania, Rey de Prusia; S.M. el


Emperador de Austria, Rey de Bohemia, etc. (...)

Deseando establecer en un espíritu de entendimiento mutuo, las condiciones más


favorables al desarrollo del comercio y de la civilización en determinadas regiones de
África, y asegurar a todos los pueblos las ventajas de la libre navegación por los
principales ríos africanos que desembocan en el océano Atlántico; deseosos, por otra
parte, de prevenir los malentendidos y las disputas que pudieran suscitar en el futuro las
nuevas tomas de posesión efectuadas en las costas de África y preocupados, al mismo
tiempo por los medios de aumentar el bienestar moral y material de las poblaciones
indígenas, han resuelto (...):

1º Declaración relativa a la libertd de comercio en la cuenca del Congo, sus


desembocaduras y países circunvecinos, con disposiciones relativas a la protección de
los indígenas, de los misioneros y de los viajeros, y a la libertad religiosa.
2º Declaración referente a la trata de esclavos y las operaciones que por tierra o por mar
proporcionan esclavos para la trata.
3º Declaración relativa a la neutralidad de los territorios comprendidos en la cuenca
convencional del Congo.
4º Acta de navegación del Congo.
5º Acta de navegación del Niger.
6º Declaración que establece en las relaciones internacionales reglas unformes respecto
a las ocupaciones que en adelante puedan verificarse en las costas del continente
africano.

Artículo 34. Toda potencia que en lo sucesivo tome posesión de un territorio situado en
la costa del continente africano, pero fuera de sus posesiones actuales, o que no
poseyendo ninguno hasta entonces, llegase a adquirirlo, así como toda potencia que se
haga cargo en aquélla de un protectorado, acompañará el Acta respectiva de una
notificación dirigida a las restantes potencias firmantes de la presente Acta, con objeto
de ponerlas en condiciones de hace valer sus reclamaciones, si hubiese lugar a ellas.

Artículo 35. Las potencias firmantes de la presente Acta reconocen la obligación de


asegurar, en los territorios ocupados por ellas en la costa del continente africano, la
existencia de una autoridad suficiente para hacer respetar los derechos adquiridos y,
llegado el caso, la libertad de comercio y de tránsito en las condiciones en que fuese
estipulada.”

Conferencia de Berlín. Acta General. Febrero de 1885.


25 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Contra el imperialismo

"¡Razas superiores!, ¡Razas inferiores!. Es fácil decirdo. Por mí parte, yo me aparto de


tal opinión, especialmente después de haber visto a sabios alemanes demostrar
científicamente que la francesa es una raza inferior a la alemana. No, no existe el
derecho de las llamadas naciones superiores sobre las naciones llamadas inferiores. La
conquista que Ud. [J. Ferry] preconiza es el abuso, liso y llano, de la fuerza que da la
civilización científica sobre las civilizaciones primitivas, para apropiarse del hombre,
torturarlo y exprimirle toda la fuerza que tiene, en beneficio de un pretendido
civilizador."

G. Clemenceau. Discurso en la Cámara. Francia, julio de 1885.


26 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Consecuencias del colonialismo

"La colonización tiene su faceta positiva y su faceta negativa. Por una parte, es evidente
que ha favorecido el desarrollo de un proceso natural de totalización del mundo. En ese
sentido, gracias a la colonización se ha ido creando, siglo tras siglo, la civilización
entendida como universal. Sin embargo, por otra parte, la explotación que implica el
hecho colonial, hace de un fenómeno nefasto.

En realidad, en cualquier época, la colonización ha comportado aspectos muy negativos.


Basta con analizar, como ejemplo, la historia de África. (... ) Hasta mediados del siglo
XIX, los árabes y europeos organizaron el comercio humano llamado «trata de negros».
(... ) Se calcula que ese genocidio provocó cien millones de muertos. Yo creo que
fueron doscientos millones. Se trata del genocidio más brutal de la historia. El mal
causado al África negra es el terrible que jamás se haya causado a una etnia.

Y, sin embargo, insisto en el hecho de que la colonización ha comportado algo positivo


en sentido de que a los pueblos africanos nos ha permitido entrar en el mundo moderno.
El proceso colonizador nos ha aportado aspectos culturales que, a pesar de ser
extranjeros, cabe considerar como fecundos."

Leopoldo Sédar Senghor. (Presidente de Senegal de 1960 a 1980)


27 Textos. Historia del Mundo Contemporáneo. 1º Bachillerato

Realpolitik y westpolitik

Realpolitik:

“Debemos atenuar el descontento provocado por el hecho de que nos hemos convertido
en una gran potencia, haciendo sentir al mundo el peso de estas fuerzas, lealmente y con
un espíritu pacífico bien entendido. Debemos convencerle de esta forma de que una
hegemonía alemana en Europa es más útil, más desinteresada y menos perjudicial para
la libertad ajena que una hegemonía francesa, rusa o inglesa. El respeto a los derechos
inherentes a otros países, que Francia en especial no admitió durante el tiempo de su
preponderancia y que Inglaterra sólo reconoce según sus intereses, será más fácilmente
observado por Alemania por dos razones: por un lado, a causa del carácter alemán,
esencialmente objetivo; por otro lado, y ello sin mérito alguno de nuestra parte, porque
no tenemos ninguna necesidad perentoria de ampliar nuestro territorio. (...) La política
alemana (...) sólo tiene un deseo: mostrarse justa y pacífica.”

Testamento político de Bismarck.

Westpolitik:

"El Imperio Alemán se ha convertido en un Imperio mundial. Por todas partes, en las
regiones más remotas del globo, viven millones de compatriotas nuestros. Los
productos alemanes, la ciencia alemana, el espíritu de empresa alemán atraviesan los
océanos. Las riquezas que Alemania transporta a través de los mares se cifran en miles
de millones. A vosotros os incumbe, señores, el deber de ayudarme a sujetar
sólidamente esta gran Alemania a nuestra patria."

Discurso de Guillermo II. 1896, 25° aniversario del imperio.