Está en la página 1de 1

LA VENTA DE ISAGÉN

¿Qué es Isagén?

Isagén es una empresa de generación y comercialización de energía que nació el primero de mayo de 1995. La
compañía es la tercera más grande en generación energética en el país y el 57,6 por ciento de sus acciones pertenecía
a la Nación, porcentaje que fue vendido a Brookfield. Las centrales hidroeléctricas que hacen parte de esta empresa
son la de Sogamoso, del Río Amoyá, Miel I, Termocentro, Calderas, Jaguas y San Carlos

¿Quién y por qué decidió venderla?

La venta de Isagén fue un tema presente en los gobiernos de los últimos años. En 1999, en el mandato de Andrés
Pastrana, salió un decreto en el que se aprobaba la venta del 79,2 por ciento de las acciones de la empresa de energía.
El 14 de septiembre del 2000, la Corte Constitucional suspendió la subasta. Para el 2007, el gobierno de Álvaro Uribe
vendió el 19,2 por ciento de la empresa. En el 2013, el mandato del presidente Juan Manuel Santos empezó a hablar
de la privatización de la compañía para invertir en proyectos de infraestructura en el país.

¿Cómo definieron el precio de la compañía?

El precio de venta varió en los últimos años por la valorización que ha tenido la empresa. En el 2013, el gobierno de
Juan Manuel Santos determinó la venta del 57,6 por ciento de las acciones en 4,5 billones de pesos, pero el precio de
la venta se ajustó a 6,48 billones, debido a un cálculo en el valor de la acción y al incremento en el precio del dólar.

¿Cómo fue el proceso de la subasta?

En septiembre de 2015, el Gobierno Nacional empezó nuevamente el proceso para la venta de Isagén. En un primer
momento eran tres los consorcios interesados en la subasta: la compañía francesa Engie, la empresa de energía chilena
Colbún y BRE Colombia Investments L.P., del fondo de inversión canadiense Brookfield Asset Management.

A menos de 10 días de que comenzara la venta, que es este 13 de enero, la empresa francesa se retiró de la puja por
no presentar garantías en la seriedad de la oferta. Por otro lado, este lunes 11 de enero, el consorcio chileno decidió
no presentar una oferta, por lo que a la subasta solo llega el fondo BRE Colombia Investments L.P. Finalmente,
Brookfield se quedó con el 57 por ciento de la empresa.

Rechazo a la venta

En el Congreso de la República se han presentado opiniones divididas por la venta de la empresa energética. El Centro
Democrático ha indicado que la subasta de Isagén es un grave error porque la compañía es la tercera generadora de
energía, esa misma razón la han dado algunos congresistas del partido Liberal y Conservador, quienes también han
indicado que la subasta con un solo oferente no era beneficiosa. Así mismo, el procurador Alejandro Ordóñez ha
señalado que la privatización es un mal negocio y que podría generar un detrimento patrimonial por más de 2 billones
de pesos. La firma canadiense Brookfield se quedó con el 57,6 por ciento de la generadora de energía.

Intereses relacionados