Está en la página 1de 3

El elfo cantor

3 Minutos de Lectura
Descripción: Santa y sus ayudantes tendrán que lidiar con un elfo muy desafinado, si quieren salvar la
Navidad.

Personajes: Santa Claus, Bruno, Anita, Elías, Horacio

ACTO ÚNICO

En el taller de Santa todos están preparando los juguetes para Nochebuena, pero hay un pequeño detalle que
impide que los elfos puedan trabajar como de costumbre. Bruno, el más alegre de los elfos, se ha puesto a
cantar un desafinado villancico. Tres de sus compañeros lo observan cubriéndose los oídos.
Anita: ¡Ya lleva casi una hora cantando! Así no podemos concentrarnos.
Elías: Pues alguien tiene que decirle que pare.
Horacio: ¡Yo lo haré! Será un placer decirle que se calle de una vez por todas.
Anita: ¡No, Horacio! Podrías herir sus sentimientos, ya sabes que Bruno es muy sensible.
Elías: Sí, la última vez que alguien le dijo que tocaba mal el ukelele, se la pasó llorando tres días.
Santa Claus entra en escena, consternado al ver que nadie trabaja.
Santa Claus: ¿Pero qué sucede, pequeños? ¿Por qué no están terminando de ensamblar los juguetes? Ya
mañana es Nochebuena.
Anita: Ay Santa, es que no podemos concentrarnos con las canciones de Bruno. Canta muy mal, pero nadie se
atreve a decírselo porque ya sabes lo especial que es.
Santa Claus: ¡Santos osos polares! Pues la verdad es que no es muy afinado… tendré que arreglar esto.
Elías: Cuidado, Santa. Si Bruno se pone a llorar, ahora sí nadie va a poder trabajar en la fábrica.
Santa Claus se acerca a Bruno, con una sonrisa nerviosa.
Santa Claus: Es muy linda esa canción que cantas Bruno, pero ¿no estás un poco cansado de cantar villancicos?
Bruno: Para nada Santa, ¡podría cantar todo el día!
Santa Claus: Ah… ¿y qué te parece si cantas algo… distinto?
Bruno: Puedo cantar una canción navideña de rock.
Saca su guitarra eléctrica y toca desafinadamente, para horror de todo el taller.
Santa Claus: ¡No, no! ¡eso no!
Bruno: ¿Un rap, tal vez?
Bruno comienza a bailar hip hop mientras canta una absurda canción navideña.
Bruno: Feliz Navidad… Feliz Navidad… época de dar… ¡época de amar!
Santa Claus: Eh… no, no amiguito…
Bruno: Entonces, ¿qué tal algo de ópera?
Haciendo como si fuera un tenor, Bruno entona otro villancico con resultados desastrosos, mientras Santa se
rasca la cabeza. Horacio pierde la paciencia.
Horacio: ¡Solo cállate! ¡Nadie quiere que cantes nada! ¡No podemos trabajar con tus berridos!
Bruno lo mira con sorpresa, mientras Elías y Anita parecen apenados.
Bruno (desilusionado): Oh, así que era eso… perdón, no sabía que molestaba.
Santa Claus: No es que molestes, Bruno. Es que tus amigos no se pueden concentrar y ya mañana es
Nochebuena, ¿comprendes?
Anita: Anímate, Bruno. ¿Qué dices si nos ayudas para terminar temprano y organizar la fiesta de Navidad?
Elías: Sí, la música estará tan fuerte que podrás cantar sin molestar a nadie.
Anita le da un codazo, pero Bruno sonríe.
Bruno: ¡Una fiesta! ¡Sí! ¿Por qué no lo dijeron antes? ¡Venga, todos a trabajar, rápido!
Horacio: ¿Quién diría que la solución era tan sencilla como mencionar la palabra “fiesta”?
Los elfos se ponen a arreglar y pintar los juguetes mientras Santa Claus sonríe satisfecho.

FIN
Descubre los usos de la Energía Solar
Transportes impulsados por energía solar
Una práctica innovadora para hacer un uso eficaz y conveniente de la energía solar es el transporte que es alimentado
por energía fotovoltaica. Los ejemplos más comunes incluyen a los autobuses, los ferrocarriles, los coches e incluso
en la actualidad las carreteras pueden ser accionadas con luz solar. De hecho los coches impulsados con energía
solar están jugando un papel clave en las competiciones de carreras alrededor del mundo, lo que habla también de
que se puede generar mucho impulso.
Iluminación solar
Es probablemente uno de los usos de la energía solar más comunes y además es también una de las formas más
fáciles de mejorar la eficiencia en el consumo de energía en los hogares. A diferencia de lo que sucede con las luces
exteriores tradicionales, la iluminación solar en realidad no requiere de ningún tipo de configuración, toda vez que las
luces son inalámbricas y aprovechan la energía del sol durante el día para evitar la necesidad de suministrar energía
durante la noche.

Fuentes de carbohidratos saludables

Antes de la actividad física: deben ser alimentos ligeros. Son ideales frutas como el banao y
el mango, queso o yogurt y los cereales (maíz, arroz integral, avena, pastas).

Durante el día y después de la actividad física: ensalada de verduras y legumbres como


las lentejas, arvejas, soya, garbanzos y fríjoles. Proteínas como pollo y pescado.

el fuego como fuente de energía calorífica para calentar y asar los alimentos, con los siglos se crearon molinos
de viento para moler trigo, aprovechando la fuente de energía renovable e ilimitada que era el viento, pasando al
final en la era moderna la energía eléctrica usando el poder del átomo.